P. 1
Solicitud de Revocación o Sustitución de la Privación Judicial Preventiva de Libertad por Vía de Revisión

Solicitud de Revocación o Sustitución de la Privación Judicial Preventiva de Libertad por Vía de Revisión

|Views: 3.974|Likes:
Publicado porDIOGENES CASTELLIN

More info:

Categories:Types, Business/Law
Published by: DIOGENES CASTELLIN on Jun 22, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/19/2013

pdf

text

original

Solicitud de Revocación o Sustitución de la Privación Judicial Preventiva de Libertad por Vía de Revisión (Formulario tomado textualmente de la obra ³Medidas

de aseguramiento Preventivo según el COPP y la LOPNA; del autor Carlos Eduardo Saca Miranda, editado por Vadell Hermanos Editores)

Ciudadano Juez««««««. de Control del Primer Circuito Judicial del Estado«««.., con sede en la ciudad de««««. Su Despacho Yo,««««««««.. Abogado en ejercicio, inscrito en el IPSA bajo el No. ««.. con domicilio procesal en «««««« de esta ciudad, actuando en este acto en mi carácter de Apoderado-Defensor del ciudadano ««««« , titular de la Cédula de Identidad No. «««««.. , imputado del delito««««««. ante Usted y con el debido respeto acudo para exponer: CAPÍTULO I DE LOS ANTECEDENTES DEL PRESENTE CASO En fecha ««««««««., este Tribunal ««. de Control, dictó auto mediante el cual impuso la privación judicial preventiva de libertad a mi defendido, por considerar que se encontraban llenos los requisitos de procedencia de la medida asegurativa establecidos en el artículo 250 del Código Orgánico Procesal Penal, fundamentado específicamente en que ³se está en presencia de un hecho punible que merece pena privativa de libertad cuya acción penal no se encuentra evidentemente prescrita´, además que ³existen fundados elementos de convicción para estimar que el ciudadano imputado fue autor del hecho que se le imputa y ello se evidencia y se desprende suficientemente de las actuaciones cursantes a los folios«««««. , las cuales son: el acta policial, el acta de denuncia, las actas contentivas de declaraciones testimoniales, («)´ y que ³existe una presunción legal de peligro de fuga por la pena aplicable al caso concreto, la cual excede de diez años en su límite máximo´.

El auto de privación preventiva de libertad a que se ha hecho referencia, tuvo lugar una vez que se celebrare la audiencia oral de presentación, donde en virtud de la precalificación del delito que hiciere el Ministerio Público como Homicidio Intencional, previsto y sancionado en el artículo 407 del Código Penal, la pena aplicable al caso sería de doce a dieciocho años de prisión.

CAPITULO II DE LA REVISIÓN DE LA MEDIDA DE ASEGURAMIENTO PREVENTIVO IMPUESTA Pero es el caso que tal como se ha venido denunciando por esta representación a través del presente procedimiento, según escrito presentado en fecha ««««mediante el cual se solicitó que se declarase la improcedencia de la medida solicitada por la representación fiscal; el Ministerio Público, procurando una medida privativa de libertad, ya que no tenía indicios suficientes que acreditaren el peligro de fuga conforme a las circunstancias de estudio establecidas en el artículo 251 del COPP, precalificó el delito de manera equivocada como Homicidio Intencional, lo que como consecuencia daría lugar a la presunción legal del peligro de fuga, de conformidad con el artículo 251 parágrafo primero del Código Orgánico Procesal Penal, porque la pena aplicable sería mayor a los diez años; pero posteriormente, al presentar acusación formal, califica el hecho punible como Homicidio Preterintencional previsto y sancionado en el artículo 412 del Código Penal, con pena aplicable de seis a ocho años de prisión. CAPITULO III DE LA DESAPARICIÓN DE LAS CIRCUNSTANCIAS QUE DIERON ORIGEN A LA MEDIDA CAUTELAR IMPUESTA Así las cosas, como puede observarse, la pena aplicable para el delito por el cual se ha acusado a mi defendido, no excede de diez años en su límite máximo y la representación de la vindicta pública, pese a la presentación de la acusación y haber solicitado que la medida continúe impuesta, no ha acreditado elementos serios en contra de mi defendido que evidencien el peligro de fuga o de obstaculización, y por ende, comprueben la necesidad de la imposición de la medida; Ello significa, que si la necesidad de la imposición de la medida privativa de libertad nació de la presunción legal del peligro de fuga, el cual, a su vez, se aplicó en razón de que la pena aplicable excedía a los diez años en su límite máximo, y si de la acusación presentada por el fiscal, se observa que al calificar el delito la pena aplicable no iguala ni excede a los diez años en su límite máximo, significa que no existe tal presunción legal en contra de mi defendido, y si en virtud de tal inversión de la carga de la prueba, el Ministerio Público no ha logrado probar o acreditar la necesidad del mantenimiento de la medida impuesta, cuestión que le corresponde con bases en el principio de presunción de inocencia y todo lo que se deriva de éste, respecto a las medidas de aseguramiento preventivo; ello quiere decir, que los motivos que dieron origen a la imposición de la privación judicial preventiva de libertad no solo han cambiado hasta el punto de su desaparición, sino que no han

aparecido otros que hagan nacer nuevamente la necesidad de la imposición de la medida, por lo que la medida impuesta ha perdido vigencia, y en consecuencia, debe ser revocada. CAPITULO IV DE LOS MEDIOS PROBATORIOS Y DEL OBJETO DE LOS MISMOS Pero aunque no existen en actas los elementos suficientes para acreditar el peligro de fuga, y por ende, se descarta la posibilidad de que sea aplicable la privación judicial preventiva de libertad, para que no haya lugar a dudas sobre la intención de mi defendido de colaborar con el proceso, procedo en este acto a presentar la siguiente documentación: Cartas de buena conducta y de residencia emitidas por la Prefectura Civil de la Parroquia«««.. Municipio ««« del Estado ««, signadas bajo los números ³1´ y ³2´; Carta de ofrecimiento de trabajo dirigida a este Tribunal, la cual presento en este acto bajo el número ³3´, emitida por la Empresa ««. debidamente inscrita ante el Registro Mercantil de esta ciudad de ««., cuyo documento de inscripción reproduzco en este acto bajo el número ³4´; y para su debida comprobación solicito a este Tribunal que oficie a la referida Empresa «««. ubicada en«««.. de esta ciudad de««« para que le informe a este Honorable Tribunal, si en fecha«««.. emitió un Informe dirigido a este Tribunal, de donde se evidencia que ofrece trabajo al ciudadano «« para cumplir el cargo de «««. recibiendo una remuneración de«««. bolívares mensuales; Carta de Residencia de la cónyuge de mi defendido, la cual reproduzco en este acto identificada bajo el número ³5´, de donde se evidencia que la misma permanece viviendo en el domicilio donde residió por última vez mi defendido, y de donde, por cierto, fue aprehendido el mismo, según se desprende del folio «. de las actas del presente expediente; Acta de matrimonio No.«, emitida por««., la cual anexo al presente escrito bajo el número ³6´; Acta de nacimiento No««, emitida por««. de donde se evidencia el nacimiento del hijo de mi defendido procreado junto a su cónyuge, signada bajo el número ³7´; Todos los medios documentales en este acto presentados, tienen por objeto acreditar el arraigo al país, asiento familiar y de los negocios o intereses de mi defendido; Es por lo antes expuesto que solicito nuevamente que se ordene la excarcelación de mi defendido y en consecuencia que el mismo quede en libertad.

CAPÍTULO V DE LA LIBERTAD Y LAS MEDIDAS CAUTELARES MENOS GRAVOSAS O SUSTITUTIVAS Honorable Juzgador, de considerar que pueda existir algún elemento que pueda representar algún peligro de que el imputado obstaculice la justicia; ese negado peligro puede

ser suficientemente satisfecho con la aplicación de una medida cautelar menos gravosa para el imputado; ello debido a todos los medios probatorios en este acto presentados, y en razón de la consideración especial del principio de juzgamiento en libertad y de la excepcionabilidad de las medidas cautelares, principios de los cuales se desprende, que la privación se aplicará como medida de última instancia y necesidad, y que el orden para la aplicación de las medidas restrictivas es el siguiente: 1. La libertad libre de restricción; 2. Las Medidas Cautelares Menos Gravosas o Sustitutivas, y 3. La Privación Judicial Preventiva de Libertad; reconociendo que la libertad libre de restricción es un estado del ser humano inquebrantable, salvo cuando se está en presencia de las necesidades extremas establecidas en la Ley, conforme al artículo 44 ordinal 1ero de la Constitución Nacional. Es todo, y es justicia que se espera en«««.. a la fecha de su presentación.-

(Formulario tomado textualmente de la obra ³Medidas de aseguramiento Preventivo según el COPP y la LOPNA; del autor Carlos Eduardo Saca Miranda, editado por Vadell Hermanos Editores)

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->