P. 1
Del paradigma de enseñanza al paradigma de aprendizaje

Del paradigma de enseñanza al paradigma de aprendizaje

|Views: 4.124|Likes:
Publicado porcamame
breve ensayo que trata sobre la diferencia entre el paradigma de enseñanza (tradicional) y el de aprendizaje
breve ensayo que trata sobre la diferencia entre el paradigma de enseñanza (tradicional) y el de aprendizaje

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: camame on Jun 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/19/2013

pdf

text

original

Del paradigma de enseñanza al paradigma de aprendizaje.

Los entornos educativos siempre se hallan inmersos dentro de paradigmas y pero entender estos como objetos no es algo factible, es decir, cuando se habla de paradigmas estamos hablando de personas, y en este caso particular del docente y el alumno. Es necesario comprender que son los sujetos quienes portan los paradigmas y a partir de ellos no sólo explican su realidad, sino que actúan conforme a sus creencias, por lo que, esta visión conlleva el conjunto de acciones que se establecen en la vida cotidiana y que dan sentido a lo que se está viviendo. El presente documento pretende realizar un análisis sobre dos paradigmas del entorno educativo, donde más allá de explicar sus características se realiza un acercamiento con lo que actualmente sucede en el Sistema Educativo Mexicano. Robert B. Barr y John Tagg en su documento: De la enseñanza al aprendizaje. Un nuevo paradigma para la educación de pregrado, explica que existen dos paradigmas, uno tradicional que es el de enseñanza y uno nuevo que poco a poco comienza a incorporarse en el medio educativo que es el de aprendizaje. El paradigma de enseñanza, es tal vez el más difundido en el medio educativo, es aquel que principalmente se preocupa por la enseñanza misma, donde su misión y sus propósitos no se encuentran en el aprendizaje, ni en los alumnos. Para este la misión de un centro escolar es la instrucción, enseñar, donde los medios son la finalidad última, debido a su interés en la enseñanza. Sobre esta base es comprensible que su propósito sea el de generar cursos. De igual modo, sus criterios de éxito se vuelcan sobre los docentes, es decir, que se evalúa al docente en términos de instrucción, en su nivel de grado académico, en la expansión del currículum, la matrícula y sus ingresos. Su estructura tiende a ser atomista , en el sentido que átomo es a la lección y molécula es curso, siendo la base de la estructura que influye en todo el proceso. Es por ello que si existen deficiencias en los alumnos únicamente agregan un curso más. Es por lo anterior que la finalidad del docente es cubrir el programa, en el tiempo asignado, preocupándose poco por el aprendizaje de los alumnos, se trata de una cuestión cuantitativa y no cualitativa. Su teoría del aprendizaje se centra por lo mismo en la instrucción, es por ello que frente al grupo se pone a un experto a impartir un curso y los alumnos únicamente tienen que obtener de esa fuente el conocimiento, lo cual lleva a una situación memorística e irreflexiva, se trata únicamente de retener la información que considera el experto. Sobre esta base el alumno es clasificado, se le incita a competir y a aprender individualmente.

Es por ello que la planta académica la conforma un conjunto de expertos de su área que juegan el papel principal dentro de sus aulas. El otro paradigma, el del aprendizaje a diferencia del anterior se centra en el aprendizaje a todos los niveles, desde la institución hasta el alumno. Este paradigma es flexible y utiliza todos los recursos de la institución y del docente en pro del aprendizaje del alumno. La misión de este paradigma es que el alumno se vuelva a sí mismo en un actor de su aprendizaje, es decir, que sean coproductores de su aprendizaje siendo responsables de ello. Los centros educativos proveen de ambientes de aprendizaje adecuados favoreciendo que el alumno se integre colaborativamente para la creación de conocimientos. Los criterios de éxito a su vez van encaminados a los productos de aprendizaje, lo cual va en el sentido que anteriormente se mencionaba, de esta forma la evaluación pasa de ser cuantitativa a cualitativa, donde lo que se evalúa es el aprendizaje de los alumnos. Por tanto muestra una estructura holística, en la cual la prioridad está en el aprendizaje y en las interrelaciones, donde su preocupación gira en torno al desarrollo de habilidades mismas que serán los propósitos y los criterios que se evaluarán dentro del perfil de egreso. Su teoría del aprendizaje va en relación a la misma línea, se espera que el alumno a través del trabajo académico logre asimilar conocimientos y desarrolle habilidades que le permitan resolver problemas en distintas situaciones favoreciendo los entornos de aprendizaje colaborativo. En este paradigma, el docente cumple una función muy específica, debe diseñar ambientes de aprendizaje que interactúa con el alumno, donde el maestro no es el único que tiene un papel activo, sino que funciona como actor más en el terreno de la creación de aprendizajes. Ahora bien, pasar de un paradigma a otro es una tarea ardua, debido a que las instituciones y los docentes se encuentran muy influidos por el paradigma tradicional, desprenderse de ello implica un cambio significativo que no todos están dispuestos a dar. Sin embargo, los beneficios de la adquisición de este nuevo paradigma son muy amplios y favorecen que el trabajo del docente sea más interesante y se llene de nuevas experiencias. Por otra parte, pensar en los cambios que se han dado en el entorno del Sistema Educativo Mexicano, es darse cuenta que por lo menos en educación básica se pretende que se alcance este nuevo paradigma, sólo basta hojear los programas y planes de estudio vigentes para darse cuenta que pretende un trabajo en relación con el paradigma de aprendizaje. Sin embargo, no por ello ya es algo prometedor, porque también sólo es necesario dar una mirada a lo que se realiza en las aulas para darse cuenta que esta no es exactamente la dirección que se está llevando a cabo. Actualmente la educación básica acaba de dar el ultimo paso administrativamente al establecer la nueva Reforma en educación primaria, que se ensambla con los planes de preescolar y secundaria, siendo todos orientados hacia el desarrollo de habilidades y competencias y a través del trabajo

por proyectos y fomentando el aprendizaje colaborativo, sin embargo, un cambio de paradigma por parte de los docentes de estas dimensiones es una tarea descomunal. Es probable que poco a poco se vaya adquiriendo el nuevo paradigma, pero lo que puede observarse en las aulas no refleja lo que se propone en los planes y programas, siendo que aún con las reformas se sigue trabajando de manera tradicional, en parte porque no todos comprenden el sentido que lleva el enfoque y en otros porque existe renuencia a llevarlo a la práctica. Finalmente, no se puede predecir que pueda pasar en un futuro, porque existen docentes que si han logrado dar ese cambio, pero tal vez son una mínima parte de todos, pero es probable que así como ellos algunos más logren cambiar. No es pesimismo pero pueden pasar muchos años para que se vaya adquiriendo este nuevo paradigma, porque trasladarse de un paradigma a otro sólo porque lo exigen, no es exactamente la forma en cómo se logra el cambio, después de todo dentro de las aulas es el docente quien se encuentra sólo, por lo que la adquisición de un paradigma nuevo va a depender más de la conciencia que logre establecer el docente.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->