P. 1
El Barroco Severo Sarduy 1

El Barroco Severo Sarduy 1

5.0

|Views: 6.433|Likes:
Publicado porirato1982
Libro de Severo Sarduy, imprescindible para entender el fenómeno del neobarroco.
Libro de Severo Sarduy, imprescindible para entender el fenómeno del neobarroco.

More info:

Published by: irato1982 on Jun 20, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/11/2015

pdf

text

original

SEVERO SARDUY

ENSAYOS GENERALES
SOBRE EL

BARROCOgen

TIE

217374000002

FONDO DI] CTJLTUITA HCONÓM ICA
Mrixrco BtitiNos Attuis

Primera edicion. 1987.

Escrito sobre un cuerpo

L

Editorial Sudamericana. Buenos Aires, 1969

Barroco

oEditorial

Sudamericana, Buenos Aires, 1974

La simulación
oMonte

Avila Editores, Caracas, 1982

Nueya inestabilidad
oFondo

de Cultura Económica, Buenos Aires, l9g7

Ensa,t'os generales sobre el Barroco
cFondo

de Cultura Económica, Suipacha 617. l00g Buenos Aires.
Queda hecho el depósito que previene laley 11 .723.

ISBN: 950-557-015-5

Impreso en Argentina

NUEVA INESTABILIDAD

A Ocrnvro Plz

I. NOTA

Es posrsln que ante la Ciencia un escritor no seá siernpre más
que un aspirante. FIay, sin embargo, cierta lógica en el hecho dc
que su atención se focalice particularmente err el modo de conven-
cer y en lo ímaginario de la ciencia. No es que el escritor, como lo
postula el pensamiento común, sea más imaginativo <¡ue los clernás;
sino que las formas de lo imaginario se errcuelltran entre los ani-
versales

-o axiomas intuitivos- de una época, y pertenecen sin
duda a su episteme. Los encontramos, con todas las transicioncs
que se imponen, tanto en la ciencia y en la ficción como en la mi¡-
sica y la pintura, en la cosmología y, al rnismo tiernpo, err la a¡.
quitectura.

Eso es Io que trataba de demostrar Barroco.
Formas de lo imaginario: podíamos decir vertientes o facct¿rs
de lo imaginario que ya pertenecen a lo simbólico y en las cualcs
Io simbólico se confunde con la representación que de él pucclc
darse en el espacio-tiempo. Surgen así los distintos esquen)as ()
maquetas del universo.

¿Cuáles son las maquetas con que opera, según las distintas
versiones del universo, la cosmología contemporánea? Si esta curio-
sidad se presenta, a veces obsesiva, es porque se trata de imágencs
tan fuertes, y de una tal diversidad, que las significaciones opucst¿rs
de que son portadoras se nos hacen eviclentes. Y es esa evidencia lt¡
que la práctica de las formas literarias

-otras de las vertientcs o

de las facetas de lo imaginario- puede llegar a revelar.
No se trata, por supuesto, de presuponer

-al menos quc no
sea para encararlo como una posibilidad entre otras- el rcflc.i<>
o la retombée que una cierta cosmología puede suscitar cn cl cam-
po artístico, o viceversa. Si hay una relación, dc o¡rosició¡r o dc
analogía, ésta no funciona más quc clcscifra¡rck), Lulo con rcs¡rccto
al otrc.¡, ciertr-¡ tipo dc figuración y c:icr-to rnodclo cosmoltigico.
l)ilnr't'rirtro ittta¿1irr:rs t'l ttrt¡n y('s, :r r¡tttl sr'ttlitlo ¡rt t lt'r¡t't'r's.

()

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->