P. 1
La Sanidad Del Alma y La Vida Victoriosa

La Sanidad Del Alma y La Vida Victoriosa

|Views: 2.076|Likes:
Publicado porCarlos Rincon
La vida victoriosa solamente es posible cuando dejamos que Dios sane de una manera completa todas las cosas que hay en nuestra alma, solamente con la ayuda del Espiritu Santo es posible recibir una verdadera sanidad.
La vida victoriosa solamente es posible cuando dejamos que Dios sane de una manera completa todas las cosas que hay en nuestra alma, solamente con la ayuda del Espiritu Santo es posible recibir una verdadera sanidad.

More info:

Published by: Carlos Rincon on Jun 18, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/06/2013

pdf

text

original

Notas de Conferencias Maestro, Carlos Rincón

Tema: LA SANIDAD DEL ALMA Y LA VIDA VICTORIOSA
Texto: Colosenses 3: 5-11 Propósito:  Enseñar en qué consiste la sanidad del alma  Porque es necesaria la sanidad del alma. Introducción: Una mujer sólo sentía hostilidad hacia su madre, ira constante, resentimiento, amargura... La hija se sentía frustrada, desesperada y sin esperanza de cambio... Comenzó a orar junto a un consejero, pidiéndole a Dios que revelara lo que estaba detrás de esa actitud de la hija hacia la madre... Después de una primera sesión, el Espíritu Santo les mostró un gancho de ropa, y continuó revelándoles que se trataba del instrumento usado por la madre para practicarse un aborto.... La mujer reaccionaba contra la madre como resultado del rechazo que había sufrido aun siendo un feto en el vientre (Smelzer, 1990) Lisa es una estudiante de medicina de 22 años. Se trata de una lesbiana, suicida y drogadicta, la raíz de su problema data a sus tempranos tres añitos... A esa edad su propio padre la forzaba sexualmente. En ese momento su madre entra al cuarto y en su histeria, en lugar de tratar directamente con el hombre, toma a la niña y la lanza contra la pared...pero son la palabras del padre hacia la madre las que resuenan una y otra vez en su cabeza: “Ah! ella nunca va a recordarlo” (Payne, 1981) I. ¿Qué es la Sanidad el Alma? 1. Es el proceso a través del cual le permitimos al Espíritu Santo nos ayude a entender, y sanar las causas de los problemas del presente. a. Muchos de los problemas que enfrentamos en el presente tienen su raíz en la vida que hemos vivido. Las experiencias nos han formado en lo que somos en el presente. b. Solamente con la ayuda del Espíritu podemos descubrir cuales áreas de nuestra vida necesitan ser completamente restauradas, o sanadas. 1. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. (1Cor. 2:10 RV60)

Notas de Conferencias Maestro, Carlos Rincón

2. Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso;

¿quién lo

conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. (Jer. 17:9-10 RV60) 3. Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios. (1Cor. 4:5 RV60) 2. Es Permitirle al Espíritu Santo que trate con ciertas áreas de nuestras vidas que no hemos podido vencer de nuestra vieja naturaleza. a. El apóstol Pablo exhorta a los creyentes a hacer morir la vieja naturaleza. El énfasis que quiero hacer de este pasaje es que estas palabras están dirigidas a los creyentes. Esto es muy importante porque algunos enseñan la idea de que una vez que te conviertes ya no tienes necesidad de cambiar, de madurar y de arrepentirse, o de ser sano del alma. Al igual que la lucha en contra el alma es un proceso continuo en el cual el Espíritu Santo nos está perfeccionando a la imagen de Cristo. La sanidad del alma es una parte importante de la obra que el Espíritu hace en nuestras vidas.  Colosenses 3:5-11. Col 3:5-9 NVI Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría. (6) Por estas cosas viene el castigo de Dios. (7) Ustedes las practicaron en otro tiempo, cuando vivían en ellas. (8) Pero ahora abandonen también todo esto: enojo, ira, malicia, calumnia y lenguaje obsceno. (9) Dejen de mentirse unos a otros, ahora que se han quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios, b. La vieja naturaleza no se da por vencida. Al nacer de nuevo la vieja naturaleza de la persona es declarada muerta, pero en la Biblia también somos exhortados a hacerla morir porque esta tiende a querer “revivir” o volver a temar control de nuestras vidas.

Notas de Conferencias Maestro, Carlos Rincón

i. La razón porque la vieja puede volver a tomar control de nuestras vidas, es porque en nuestra vida hay “causas” o argumentos que la vieja naturaleza tiene para pode tomar control de nuestras vidas. ii. La sanidad del alma trata con las “causas” o las “raíces” que le están permitiendo querer tomar control de nuestras vidas. 3. La Sanidad es parte de la obra del Espíritu. La Sanidad del alma es una forma de “quitar” o hacer morir las obras de la carne para que esta promesa de vida nueva se convierta de una promesa, o de algo que se conquisto a nivel “espiritual” a una realidad de la vida diaria. 4. La sanidad del alma es la muerte de la “carne”. La sanidad del alma no debería de ser llamada “Sanidad interna, o del alma, porque en realidad Dios no está interesado en sanar nuestra alma, el está interesado en formar en nosotros el fruto del Espíritu, pero para que esto sea una realidad debemos de morir a todo lo malo que hay en nosotros. a. El está interesado en que nuestra alma muera, para que se pueda manifestar el carácter de Cristo en nosotros. Esto no es la sanidad de lo antiguo, sino la muerte para que andemos en novedad de vida y vivamos en la voluntad de Dios. Pablo declara la siguiente: 
5

Colosenses 3: 5-11 Por lo tanto, haced morir lo terrenal en vuestros miembros: fornicación,
6

impureza, bajas pasiones, malos deseos y la avaricia, que es idolatría. estas cosas viene la ira de Dios sobre los rebeldes. vosotros en otro tiempo cuando vivíais entre ellos. vuestra boca.
9 7 8

A causa de

En ellas anduvisteis también Pero ahora, dejad también

vosotros todas estas cosas: ira, enojo, malicia, blasfemia y palabras groseras de No mintáis los unos a los otros; porque os habéis despojado del
10

viejo hombre con sus prácticas,

y os habéis vestido del nuevo, el cual se renueva
11

para un pleno conocimiento, conforme a la imagen de aquel que lo creó.

Aquí no

Notas de Conferencias Maestro, Carlos Rincón

hay griego ni judío, circuncisión ni incircuncisión, bárbaro ni escita, esclavo ni libre; sino que Cristo es todo y en todos Veamos también Hebreos 3: 12-19
12

Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros un corazón malo de
13

incredulidad que os aparte del Dios vivo. el engaño del pecado.
14

Más bien, exhortaos los unos a los otros

cada día, mientras aún se dice: "Hoy", para que ninguno de vosotros se endurezca por Porque hemos llegado a ser participantes de Cristo, si de
15

veras retenemos el principio de nuestra confianza hasta el fin,

entre tanto se dice:
16

Si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones como en la provocación. los que salieron de Egipto con Moisés? desierto?
18 17

Porque ¿quiénes fueron aquellos que habiendo oído le provocaron? ¿No fueron todos ¿Y con quiénes se disgustó durante cuarenta años? ¿No fue precisamente con los que pecaron, cuyos cuerpos cayeron en el ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que no
19

obedecieron?

Y vemos que ellos no pudieron entrar debido a su incredulidad.

5. Este verso habla de la incredulidad que trae como resultado que lo aparta del Dios vivo. ¿Qué cosas te apartan del Dios vivo? (12) También esas áreas en las que no hemos permitido que Dios cambie nos hacen endurezcamos, o que cerremos la puerta a la obra del Espíritu en nuestras vidas. (13) 6. Ahora examinemos este pasaje, Hebreos 12:14, 15. y la santidad sin la cual nadie verá al Señor. que por ella muchos sean contaminados; Este verso habla de las “raíces de amargura” Estas raíces de amargura, puede que sean “heridas del alma” con las cuales no hemos tratado, ya sea por ignorancia, o porque no queremos hacerlo, o no entendemos que eso nos “contamina” (detiene, estorba) la obra regeneradora del Espíritu por medio de la palabra.
15 14

Procurad la paz con todos,

Mirad bien que ninguno deje de

alcanzar la gracia de Dios; que ninguna raíz de amargura brote y cause estorbo, y

Notas de Conferencias Maestro, Carlos Rincón

II. PORQUE ES NECESARIA LA SANIDAD DEL ALMA:

A. Porque detiene o limita la obra de Dios en nuestras vidas. La sanidad del
alma es necesario porque la mayoría de los creyentes no hacen varias cosas que se supone deben hacer como una parte normal de sus vidas: 1. Son oidores pero no hacedores de la palabra. Escuchan, pero no obedecen 2. No meditan en la palabra de Dios. 3. No se rinden a la obra del Espíritu en sus vidas. 4. Permiten ciertas actitudes negativas en sus vidas, y lo ven como algo “normal” en la vida de los creyentes, y lo justifican en su vida misma por declaraciones tales como: “Todos tenemos áreas débiles”, “Nadie es perfecto” etc.

B. Porque no te permite vivir una vida en Cristo.
1. Por último no “practican el “vivir crucificados en la cruz juntamente con Cristo” Su mentalidad es más “carnal”, lógica, o mental que espiritual. Pablo declaraba,
20

Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino

que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí (Gálatas 2:20) a. Pablo entendía y practicaba la vida crucificada. Esto no algo que ocurre de una forma automática, sino que es una determinación voluntaria nuestra de hacer morir las obras de nuestra antigua naturaleza, nuevamente Pablo dijo, porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Ahora que vivimos en el Espíritu, andemos en el Espíritu. III. ¿Quieres ser Sano?

A. Esta es la pregunta clave de la sanidad del Alma.

Notas de Conferencias Maestro, Carlos Rincón

1. La pregunta de Jesús no indicaba su ignorancia de la condición del paralitico, sino mas bien él quería saber el deseo del paralitico. Jesús quería que confrontara la verdadera razón de su condición. 2. Esta era una pregunta que confrontaba al paralitico. Era como si le dijere las siguientes preguntas: a. ¿Quieres realmente ser sanado o simplemente quieres hablar de tu problema? b. ¿Quieres usar tu problema para dar lastima a demás? c. ¿Estás usando tu problema como una muleta para andar cojeando? (excusa) d. ¿Estoy haciendo frente a mi responsabilidad en este asunto o le estoy echando la culpa a los demás?

B. Estas son preguntas duras, pero son claramente necesarias para evitar que se estorbe la
obra del Espíritu en tu corazón. 1. Jesús no solamente quiere darte la salvación con la promesa de vida eterna, el quiere darte una vida abundante en el presente.

Aplicación:    Pidamos al Espíritu que nos ayude a entender la condición de nuestro corazón. Tomemos tiempo durante la semana para entender que cosas todavía tengo necesidad que Dios obre, ¿Cuáles son mis excusas? ¿quiero ser sano en verdad?

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->