P. 1
Qué es el drama

Qué es el drama

3.0

|Views: 23.675|Likes:
Publicado porMarco Carlos Avalos
Breve descripción sobre qué es el drama, en apoyo de la escritura creativa...
Breve descripción sobre qué es el drama, en apoyo de la escritura creativa...

More info:

Published by: Marco Carlos Avalos on Jun 17, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/28/2013

pdf

text

original

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

¿Qué es el drama? Exposición escénica basada en un conflicto entre personajes, manifestado a través del diálogo de los personajes que en ella intervienen y sin que el autor hable o aparezca. Se sitúa a medio camino entre la tragedia y la comedia. Su clasificación según el asunto puede originar una gran variedad: sacro, teológico, histórico, filosófico, político, simbólico, psicológico, etc. Género dramático. Situación real capaz de conmover o interesar vivamente. Antecedentes del drama Literatura En el drama, por su carácter expositivo de un conflicto humano, se da tan gran variedad de posibilidades para la escena (aparte la complejidad progresiva que el teatro ofrece desde el romanticismo y, en primer lugar, la confusión de géneros) que, por su diversidad, no pueden reducirse a la sola acepción de drama. Surgen, en consecuencia, una larga lista de géneros o subgéneros teatrales para mejor precisar el carácter de cada composición. El drama en la Antigüedad Ya en la Antigüedad, en Grecia, se conocía el drama satírico, que cada poeta debía presentar a concurso junto con una trilogía trágica. Posiblemente deriva de ahí la clásica división entre tragedia, drama y comedia, división que ha podido bastarse a sí misma en lo que a tragedia y comedia se refiere, pero no en el drama, dando lugar a una variada serie de géneros, muchas veces opuestos entre sí, como drama sacro, teológico, trágico, histórico, filosófico, político, simbólico, lírico, psicológico y muchos otros. En consecuencia, la dificultad para definir con precisión el término drama, por su ambigüedad, es manifiesta. Ganando en extensión y por su supuesta procedencia del verbo griego drao (poner en acción, representar), se puede afirmar que drama es toda acción desarrollada en un escenario y, ante todo, cualquier forma teatral; admitida dicha acepción, la tragedia y la comedia pueden considerarse derivaciones muy precisas y claramente regulares de drama. Edad Media Hasta bien entrada la Edad Media no se conoce una forma teatral ajena tanto a la tragedia como a la comedia, y que pueda ser conocida como drama. Una excepción serían las manifestaciones escénicas que en los primeros siglos de nuestra era tenían lugar en la India y China, manifestaciones de carácter patriótico y ejemplar que cabe considerar dramas de costumbres y que en la India recibieron el nombre de natakas, siendo el Sakuntala, del poeta Kalidasa, uno de los más conocidos. En la cultura occidental la Iglesia católica prologó el renacimiento del arte escénico con la representación de misterios y autos sacramentales, que a su vez dieron lugar a los dramas religiosos, ilustrativos de vidas de santos y mártires. Con el tiempo estos dramas pasarían de los atrios a las plazas públicas con la inclusión de elementos profanos en torno al tema central religioso, y la paulatina pérdida del latín como lengua única. De esta manera, en los albores del Renacimiento, la Edad Media había conocido ya un buen número de dramas sacros, pastoriles y de costumbres que preludiaban las grandes obras dramáticas del Renacimiento.
Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado 1 Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

El drama shakespeariano Inglaterra, con el teatro elisabetiano, conocería durante los ss. XVI y XVII un período de gran esplendor dramático, iluminado por la figura de Shakespeare. La dramática shakespeariana, por el tratamiento lógico, real y libre de abstracciones de los conflictos puestos en juego, es considerada el más claro exponente del drama. Una larga serie de autores anteriores y posteriores a Shakespeare completan la brillante lista del teatro elisabetiano. El drama renacentista en el resto de Europa España será, con Inglaterra, la nación que mayor esplendor dramático presente. Apoyados en una rica tradición que había dado nombres como Juan del Encina, autor de estampas líricas y pastoriles de signo prerrenacentista, y una gran tragicomedia, La Celestina, surgirán Lope de Vega y Calderón de la Barca, las dos grandes figuras de la llamada comedia española. Más tarde, en Alemania, Goethe, con su Fausto, y F. von Schiller, con Los bandidos, presagian ya una nueva era dramática que surgirá de los principios de la Revolución francesa. El s. XIX: del romanticismo al drama urbano La primera parte del s. XIX, con el romanticismo, marca un nuevo resurgimiento del arte dramático, que acentuará el proceso de humanización, proceso que supone la muerte casi definitiva de la tragedia y llevará a la eliminación progresiva del verso, hasta entonces mantenido, para encontrar en la prosa un lenguaje más real y verosímil. Victor Hugo será el dramaturgo que, en 1830 y con su obra Hernani, dé el triunfo definitivo al drama romántico y ocasione uno de los escándalos más grandes de la historia del arte dramático. El ímpetu romántico, espoleado por el ardor popular, desembocará en fáciles efectismos y truculencias. La actividad dramática que se proyecta hasta el s. XX supondrá ingredientes de diversión y espectáculo cuyo resultado será el melodrama, el vodevil y el drama burgués o urbano. Junto a esta constante, dentro de la cual se producen títulos de interés -si no artístico estrictamente, de valor sociológico nunca desdeñable-, los últimos años del s. XIX y primeros del XX dieron dramaturgos de gran talla. El noruego H. Ibsen y el sueco A. Strindberg cultivaron una dramática realista y psicológica, con tintes poéticos, que tuvo en los rusos A. Chéjov y M. Gorki una variante de acentuada preocupación social. El siglo XX: innovaciones escénicas El alemán G. Hauptmann puede ser considerado antecesor o iniciador del drama social y político, de importante carrera en todo el s. XX y que con una dramática de signo neoconvencional o surrealista, que tuvo su antecedente en otro gran escándalo (el Ubu roi de Alfred Jarry), polariza toda la moderna dramaturgia, de difícil clasificación incluso en la actualidad, y que rompe visiblemente con cualquier convención establecida para el drama, dando lugar a una mezcla de estilos en buena parte posibilitada por los avances de la técnica escénica y de las innovaciones formales. ¿Qué es lo melodramático? Melodrama m. 1 Drama puesto en música.
Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado 2 Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

2 Obra teatral en que se exageran los trozos sentimentales y patéticos con del buen gusto. 3 Escena, acción, suceso, etc., lleno de tensión y emociones lacrimógenas. El drama en el Guión (Radio, T.V.. Cine. Etc.)

menoscabo

En su “Poética” Aristóteles deifinió al drama como una relación de hechos y acontecimientos, entre causa y efecto, encadenados según un orden creado por el autor. Aristóteles definió al drama en seis partes esenciales: Alma. El más importante de los elementos de la tragedia, es la composición de hechos que forman la historia, es el cómo vamos a desarrollar la acción dramática. El cómo es lo más importante porque todas las historias ya han sido contadas. Pensamiento. El motivo por el que escribimos y vamos a contar algo. Dicción. El diálogo, lo que dicen los personajes. Música. No sólo como integrante del código audiovisual, sino también la cadencia, el ritmo dramático. Espectáculo. Corresponde con la realización, según el medio. Personaje. El carácter definido de la persona que aparece en una narración. Según Henry James, un personaje es la determinación de un incidente y un incidente es la ilustración de un personaje. Características del personaje: Cuando el personaje piensa, habla. El habla es la única forma que tiene el personaje de expresar lo que piensa; el sentir del personaje se expresa a través de sus reacciones y sus comportamientos ante la acción; el personaje tiene un forma de hablar muy concreta que corresponde a su personalidad; el personaje tiene un nombre, su nombre puede revelar la clase social, el carácter y su tipología1 ; existen dos tipos de personajes: los redondos (que presentan aspectos diferentes en su personalidad, pueden ser malos pero tener algunos rasgos de bondad en determinadas situaciones) y los planos (son los que un solo aspecto en su personalidad. Son los estereotipos de las telenovelas o las películas de Hollywood); el personaje siempre tiene un antagonista, que es un personaje opuesto, con valores distintos, reacciones distintas, etc. Componentes dramáticos

1

tipología f. 1 Ciencia que estudia los distintos tipos raciales de la especie humana. 2 Ciencia que estudia los varios tipos psicosomáticos humanos.

Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado

3

Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

Personajes secundarios o colaboradores. El colaborador es quien aparece al lado del protagonista. La muchacha inocente que colabora con James Bond en sus películas, etc. E personaje secundario es, por ejemplo, quien crea las armas de James Bond, su jefe, la secretaria, su espía amigo, etc. Por último están los elementos explicativos (son personajes estereotipados que sirven de conexión) como un cartero, un taxista, etc. ¿Cómo se crea un drama básico? Se pasa por tres etapas básicas: Primer acto: Presentación del problema. El personaje entrará en conflicto gracias a éste. Segundo acto: Elección y desarrollo de la acción; el personaje tendrá más conflictos ante el problema. Tercer acto: Solución del problema. Desenlace. El personaje llegará al final por medio del conflicto. El conflicto es el elemento de unión de las tres etapas. ¿qué es el conflicto? Para el guión de cine, el conflicto2 es la correspondencia y motivación que existen en una historia para sentirnos atraídos y atraer también al lector y al público, para que éste reaccione ante ellas emocionalmente. Correspondencia del conflicto: El conflicto debe surgir del espectador, que éste sea cómplice, en correspondencia con él. El espectador debe sentir la misma angustia, como si estuviese en la misma situación que el personaje. A punto de caer a un abismo, por ejemplo. Se debe buscar un “yo también” del público. Motivación del conflicto: Para establecer una correspondencia con el público es necesario que el conflicto tenga su razón de ser. No puede surgir de la nada: son las situaciones con las que se encuentra el personaje las que generan los conflictos. Así, la razón o motivación establecerá esta complicidad. Debe tener una razón fuerte para generar un conflicto, y permitir que la complicidad con el espectador quede establecida. De ahí que las motivaciones deban ser convincentes. ¿Cómo se genera un conflicto?

2

conflicto m. 1 Momento más violento o indeciso de un combate. 2 Apuro, situación de difícil salida en que no se sabe qué hacer. 3 Situación de desacuerdo o lucha entre individuos o grupos que puede llegar a la aniquilación del contrario. 4 Colisión de derechos, pretensiones u oposición de intereses.

Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado

4

Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

Podemos formular cuatro preguntas básicas para describir el tipo de problema y/o conflicto que debe afectar al personaje y a la historia. ¿Qué tipo de problema tiene nuestro protagonista? ¿Qué tipo de conflicto lo afecta? ¿Cuándo se presentará el conflicto principal? ¿Cuál es la importancia del conflicto? ¿Qué tipos de conflictos existen? El personaje genera conflictos exteriores e interiores, en base a sus necesidades de carácter, y éstos, a su vez, dan lugar a otros. Como vemos, el conflicto depende del personaje, de su manera de presentarse y de su voluntad, que puede ser directa o indirecta. Voluntad directa o conciente: Es la que se expresa en el texto y se refiere a una cosa concreta. Por ejemplo: “La mataré porque me golpeó”. Voluntad indirecta o inconsciente: Es el subtexto, el impulso interior. Por ejemplo: un hombre mata a una mujer impulsado por el odio que siente hacia su propia madre. Tales comportamientos son difíciles de expresar y encuentran su aclaración o explicación en el desarrollo de la historia. ¿Qué es una acción dramática? La acción dramática es algo similar a una operación aritmética, una suma: Voluntad directa o indirecta del personaje + decisión conflictiva del personaje + cambios = acción dramática. Clasificación genérica del cine mexicano Por Moisés Viñas Junto con el cinematógrafo nació un lenguaje que pronto se llamaría cinematográfico, y en él se aglutinaron experiencias y aportaciones muy diversas. Así como el mismo invento de los hermanos Lumière fue una síntesis de conocimientos y técnicas de varios órdenes y épocas, que van del principio de la persistencia retiniana a la fijación de imágenes y hasta la reproducción del movimiento, el lenguaje del nuevo medio tomó para sí, entre otros, elementos de la tradición dramática y narrativa, de la ciencia y la técnica modernas y del entretenimiento popular. La incipiente industria creada por Edison y Dickson en su kinetoscopio, la del espectáculo de imágenes en movimiento, ingenuo y hasta insulso, aportó toda una forma de expresión: el cine de ficción.
Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado 5 Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

Con las primeras vistas de los Lumière nació el documental, un género basado en la realidad que, como su nombre indica, aspira a convertirse en documento o testimonio de su tiempo. Luego los agentes de los Lumière, encargados de difundir el cinematógrafo por todo el mundo, comenzaron a crear los subgéneros narrativos y expositivos del documental, como la actualidad y el reportaje, de los que luego se derivarían la revista, el noticiero y el ensayo cinematográficos. Muy pronto nacería también la fantasía cinematográfica, a través de los recursos del teatro y de la magia que añadió al cine Georges Méliès, y poco después Edwin S. Porter descubrió la aventura, que luego David W. Griffith convertiría en una épica individual y Serguei M. Eisenstein en epopeya social. Entretanto, el cine francés y el italiano aportaban al nuevo medio todas las fases del drama, desde la tragedia de sublimación con sus pasiones hasta los melodramas cotidianos. La gente del teatro popular, ganada rápidamente por el cine, contribuyó con la comedia, y sus intérpretes se convertirían rápidamente en destacadas figuras del nuevo arte. Desde antes, Emile Reynaud había inventado la animación en su teatro óptico, y pronto el cine la adoptó. Con esto, el cine estableció sus propios géneros formales y adaptó los de la dramaturgia y la narrativa. No obstante, por mucho tiempo se le acusó de vulgar y simple, pero las profundidades del alma y del sentimiento también se manifestarían prontamente en su seno, con la escuela expresionista, y casi inmediatamente la vanguardia francesa lo liberaría de las rigideces de la dramática clásica para concederle la libertad lírica mediante la poesía y la libre asociación del surrealismo. Así, en menos de treinta años, el invento de los Lumière y su lenguaje propiciaron una gran industria, alcanzaron la dignidad del arte y se convirtieron en los más poderosos medios de comunicación, pero no pasó lo mismo con la teoría cinematográfica, que se desarrolló mucho más lentamente. En su lugar floreció el periodismo frívolo y escandaloso, que si bien ayudó a popularizar el cine y sus figuras, no contribuyó al análisis de sus formas y sus contenidos. Salvo raras excepciones, los intelectuales de todo el mundo desdeñaron al cine como materia de sus estudios. Lo consideraban un híbrido de las artes clásicas, como si eso fuera un pecado, y lo veían en peligrosa sociedad con el entretenimiento de las masas incultas, lo que para fortuna del cine era cierto, y esa popularidad les hacía restarle importancia y capacidad expresiva. El surgimiento de una crítica cinematográfica ilustrada, como la que se ocupa de la literatura y el teatro, tuvo una existencia casi invisible hasta los años cincuenta, cuando los críticos de la Nueva Ola francesa lograron influir en los cinéfilos cultos de todo el mundo, aunque no así en las masas que consumen la mayor parte de la producción cinematográfica. De este modo, la teoría y crítica cinematográfica serias han tenido que enfrentar siempre conceptos muy arraigados sobre el cine que han partido de consideraciones fundamentadas
Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado 6 Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

muy ligeramente, con criterios de etiquetación inmediata de productos, que las más de las veces no obedecen a otros principios que los de la mercadotecnia, y que a final de cuentas sólo causan confusión cuando se tratan de aplicar lógicamente, aun a las películas para las que se supone que fueron creadas. Se llega al caso, así, de llamar comedias musicales a películas que son auténticas tragedias, y se acepta sin chistar que western es un género, cuando evidentemente no es más que un concepto de ubicación geográfica y ambiental, en el que se acogen géneros tan dispares como el melodrama o la comedia. El predominio del cine hollywoodense en el mundo ha inhibido el estudio de las cinematografías nacionales, y su clasificación, poco rigurosa y más bien inexacta cuando no completamente equivocada, ha logrado imponerse sobre producciones que difícilmente se adaptan a sus criterios, y cuya índole, considerada con principios que le son ajenos, llega a ser incomprendida por sus propios coterráneos, a causa de la falta de teorías y conceptos adecuados para su entendimiento. Abundan estudios verdaderamente ridículos de clasificación genérica del cine, pero me referiré a uno que es particularmente sintomático porque ejemplifica muy claramente las equivocaciones generalizadas a este respecto. Se trata de la clasificación que hace The American Film Institute Catalog, Feature Films, 1911-1920 (AFIC), editado por Patricia King Handson y Alan Gevinson, que es por otra parte una de las más serias y útiles recopilaciones de datos sobre el cine estadounidense. Los "géneros" de este catálogo son nada menos que veintisiete: aventura, alegoría, biográfico, comedia, comedia-dramática, compilación, crimen, detective, documental, drama, espionaje, fantasía, histórico, horror, instructivo, melodrama, misterio, drama del noroeste, rural, ciencia ficción, social, drama de sociedad, drama de guerra, preparativos de guerra, oeste o western, animales salvajes y Primera Guerra Mundial. Es evidente que el periodo histórico del que se ocupa el AFIC impone varios de estos conceptos, a los que es una exageración llamar géneros, pues si algo entraña esta palabra es ¡Oh, Perogrullo!, lo genérico, no lo particular, determinado por una época o un acontecimiento. Sin embargo, esta bárbara mezcolanza de temas, ambientes y verdaderos géneros nos sirve para deslindar nuestra materia. Por principio de cuentas habría que distinguir el documental de la ficción, que son géneros referidos a modos de representación o no representación, en el sentido de puesta en escena. Son géneros que corresponden al desarrollo histórico del cine, como se apuntó al principio, y por lo tanto los únicos verdaderamente cinematográficos, pues no tienen otra tradición. Antes del cine no existían, si bien había documentos y ficciones, pero eran libros, monumentos, pinturas o cualquier cosa, excepto cine documental y ficción cinematográfica. Conviene por ello llamarlos géneros formales del cine, para distinguirlos de los géneros dramáticos, narrativos y expositivos, que por supuesto tienen que ver con formas, pero de tratamiento de contenidos, no de su captura en imágenes, y que nacieron cuando menos
Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado 7 Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

unos veinte siglos antes del cine, aunque éste se apropió de ellos al nacer para crear sus propios subgéneros. El documental parte de una realidad ajena al cine. Este simplemente la captura, la sintetiza o la edita para exponerla con cualquier propósito y sentido. La ficción cinematográfica parte de una realidad especialmente creada para ser capturada por él, es una puesta en escena para ser puesta en cámara y puede imitar una realidad ajena al cine, pero nunca es esa realidad. Cada uno de estos géneros formales es empleado para tratar narrativa o dramáticamente su contenido. Pero antes de mencionar estos tratamientos hay que apuntar que existen dos tipos de documental, el simple o directo, que filma lo que desea exhibir, y el de montaje, que reúne materiales de archivo (stock shots), para darles una nueva edición, generalmente combinada con tomas directas. Por su parte, la ficción puede ser de tres tipos, la simple o realista, que captura una representación de esta naturaleza; la musical que parte de una representación con elementos musicales y/o coreográficos; y la animación, que filma una representación plástica destinada a la cámara. Así, el documental directo o de montaje tiene sus géneros narrativos o de exposición, y excepcionalmente dramáticos, en el reportaje, el noticiero, la actualidad, la propaganda, la revista y en lo que se puede llamar relación, estudio y ensayo. También pertenece a esta parcela lo que ahora se llama docudrama, o sea un documental dramatizado. La ficción cinematográfica acepta por su parte todos los géneros de la tradición dramática (tragedia, pieza, melodrama, comedia, tragicomedia, obra didáctica y farsa), los de la narrativa (épica, historia, etcétera) y aún los de la lírica visual. En este punto es necesario apuntar que el documental, en tanto que prescinde de la representación, ofrece menos complicaciones para su comprensión. En cambio, la ficción participa de las complejidades de la dramática y la narrativa, amén de que es el campo preferido de las clasificaciones poco sistemáticas que conducen a las confusiones, y merece un poco más de atención. Al conjuntar campos originalmente separados, como lo dramático y lo narrativo, el cine creó una dificultad que obliga a una simplificación. Así, tenemos que resumir en conceptos flexibles, para que no pierdan su generalidad los principios y estamentos de ambas disciplinas y aun añadirles el de la lírica. El objeto es abrir un campo lo suficientemente extenso para que quepan en él todos los usos de la dramática y la narrativa que hace el cine, pero donde no se mezclen cuestiones ajenas a estos métodos, como ambientes, épocas y temas, que sólo son algunos de sus elementos. En este campo deslindado, con los principios claros y generales de expresión que queden en él, se pueden clasificar las corrientes y tendencias de cada cinematografía, y se pueden valorar en sus propios términos sus características particulares, que quizás conformen especies.
Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

8

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

En el esquema simplificado y general que proponemos queda entonces un primer agrupamiento tal vez grosero, pero práctico, que reúne los fundamentos de la épica, la gesta, el folletín, la novela, la crónica, la relación y otros géneros narrativos. El concepto menos elegante, pero más amplio que los sintetiza es el de aventura, pues en él no rige otra cosa que la sucesión de peripecias, entre las cuales cabe un gran número de películas de muy diversos temas, personajes y ambientes, pero que tienen en común la extensión y suma de acciones más que la intensidad dramática de alguna de ellas. Desde luego y como señalaba Aristóteles para la épica, las aventuras dramatizan cada peripecia, de modo que también hay una sucesión de momentos climáticos. Aquí se concentran, entre sus ejemplos más abundantes, las aventuras heroicas, policiales, criminales y las de enigma o thriller, en las que el develamiento de un misterio, que puede concentrarse en un objeto o una conducta, es el pretexto para el desbordamiento de ciertas acciones, ya físicas o de la inteligencia. En el concepto clásico la comedia trata vicios o equivocaciones, y con tal motivo como principio la adoptó el cine para alivio de nuestra tarea, pero la necesaria simplificación nos obliga a reunir con ella la tragicomedia, que también causa risa, pero cuyo motor dramático es la obtención de una meta cuando se persigue otra. Bajo la idea de drama mezclamos géneros clásicos emparentados por abordar siempre, aunque con distintas soluciones y para bien o para mal, los valores éticos y morales. Así, la tragedia y sus pasiones, la pieza y su inadecuación al valor de realidad, la obra didáctica y su lucha entre dos valores opuestos, y el melodrama con sus tratamientos de la virtud entran en este rubro. Por farsa entendemos todas las películas que abordan los antivalores, y así son fantásticas las que parten de un principio de irrealidad, en tres vertientes: maravillosas (el cuento de hadas, toda la animación), de anticipación (la ciencia ficción) y el terror (u horror), que tienen en común sus ambientes o sus personajes irreales o sobrehumanos, lo que las distingue de la aventura realista, aunque participen de sus peripecias. Asimismo son farsas las películas de humor negro, por basarse en cualquier antivalor (el crimen, la amoralidad, el pecado) y por supuesto el absurdo, que es en sí un antivalor. Finalmente, el cine lírico agrupa a las películas poéticas y no narrativas ni dramáticas, por ejemplo, La fórmula secreta o Barroco . Son, pues, cinco géneros dramático-narrativos y el lírico que, con todo lo grosero que pueda parecer su simplificación, son prácticos y resultan aplicables a todo el cine, por lo que sirven para hacer una clasificación más específica de cada cinematografía nacional sin forzar sus obras a encajonarse en un modelo ajeno, y así lo hemos intentado en este trabajo. Esquema de los géneros cinematográficos
FORMALES Y TIPOS EXPOSITIVO-DRAMATICO-NARRATIVO

* DOCUMENTAL (directo/montaje)
Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado 9 Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

Estética y apreciación del Cine Maestro: Marco Carlos Avalos

-

REPORTAJE ENSAYO ENTREVISTA NOTICIERO PROPAGANDA REVISTA DOCUDRAMA

* FICCION (realista/musical/animación) AVENTURA COMEDIA O TRAGICOMEDIA DRAMA TRAGEDIA PIEZA OBRA DIDACTICA MELODRAMA FARSA FANTASIA MARAVILLOSA ANTICIPACION TERROR HUMOR NEGRO ABSURDO LIRICO

Maestro: Marco Carlos Avalos Rosado

10

Correo electrónico: marcocarlosavalos@gmail.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->