P. 1
Las Venas Abiertas de America Latina

Las Venas Abiertas de America Latina

4.67

|Views: 68.564|Likes:
Publicado porRafael Reyna
“Las Venas abiertas de América Latina”

RESUMEN:
La esclavización de los indios fue formalmente prohibida al nacer el siglo XVI.
La población de las islas del Caribe dejó de pagar tributos, porque desapareció: los indígenas fueron completamente exterminados en los lavaderos de oro.
Los metales arrebatados a los nuevos dominios coloniales estimularon el desarrollo económico europeo y hasta puede decirse que lo hicieron posible.
Las colonias Americanas habían sido descubiertas, conquistadas y colonizadas dentro del proceso de la expansión del capital comercial. Europa necesitaba oro y plata.
Los empresarios mineros convirtieron a los indígenas y a los esclavos negros en un numerosísimo proletariado externo de la economía europea.
Cuando los españoles irrumpieron en América, estaba en su apogeo el imperio teocrático de los incas.
La explosión del oro no sólo incrementó la importación de esclavos, sino que además absorbió buena parte de la mano de obra negra ocupada en las plantaciones de azúcar y tabaco de otras regiones de Brasil, que quedaron sin brazos.
Inglaterra y Holanda, campeonas del contrabando del oro y los esclavos, que amasaron grandes fortunas en el tráfico ilegal de carne negra.
El largo ciclo del azúcar dio origen, en América Latina, a prosperidades tan mortales como las que engendraron, en Potosí, Ouro Preto, Zacatecas y Guanajuato, los furores de la plata y el oro; al mismo tiempo, impulsó con fuerza decisiva, directa e indirectamente, el desarrollo industrial de Francia, Estados Unidos, Inglaterra y Holanda.
En la década de 1950, la industrialización en auge incrementó el consumo del azúcar en Brasil. Barbados fue la primera isla del Caribe donde se cultivó el azúcar para la exportación. En la asegunda mitad del siglo, el mejor azúcar del mundo brotaba del suelo esponjoso de las llanuras de la costa de Haití, una colonia francesa que por entonces se llamaba Saint Domingue. Recién en 1825 Francia reconoció la Independencia de su antigua colonia, pero a cambio de una gigantesca indemnización en efectivo.
Cuando la Revolución conquistó el poder, según Fidel Castro la mayoría de los cubanos no era ni siquiera antiimperialista.
El Che Guevara decía que el subdesarrollo es un enano de cabeza enorme y panza hinchada: sus piernas débiles y sus brazos cortos no armonizan con el resto del cuerpo.
El capital acumulado en el comercio triangular – manufacturas, esclavos, azúcar – hizo posible la invención de la máquina de vapor.
A principios del siglo XIX, Gran Bretaña se convirtió en el principal impulsora de la campaña antiesclavista.
En 1888 se abolió la esclavitud en Brasil. Pero no se abolió el latifundio. El boom del caucho y el auge del café implicaron grandes levas de trabajadores nordestinos.
La CEPAL informa que, por increíble que parezca, el café arroja más riqueza en las arcas estatales de los países europeos, que la riqueza que deja en manos de los países productores.
La reforma agraria se proponía desarrollar la economía capitalista campesina y la economía capitalista de la agricultura en general.
América Latina tuvo pronto sus constituciones burguesas, muy barnizadas de liberalismo, pero no tuvo, en cambio, una burguesía creadora, al estilo europeo o norteamericano, que propusiera como misión histórica el desarrollo del capitalismo nacional pujante. Las burguesías de esas tierras habían nacido como simples instrumentos del capitalismo internacional, prósperas piezas del engranaje mundial que sangraba a las colonias y a las semicolonias.
Frustración económica, frustración social: una historia de traiciones sucedió a la independencia y América Latina, desgarrada por sus nuevas fronteras, continuó condenada al monocultivo y a la dependencia.
En 1910 llegó la hora del desquite. México se alzó en armas contra Porfirio Díaz. Un caudillo agrararista encabezó desde entonces la insurrección en el sur: Emiliano Zapata, el más puro de los líderes de la revolución, el más leal a la causa
“Las Venas abiertas de América Latina”

RESUMEN:
La esclavización de los indios fue formalmente prohibida al nacer el siglo XVI.
La población de las islas del Caribe dejó de pagar tributos, porque desapareció: los indígenas fueron completamente exterminados en los lavaderos de oro.
Los metales arrebatados a los nuevos dominios coloniales estimularon el desarrollo económico europeo y hasta puede decirse que lo hicieron posible.
Las colonias Americanas habían sido descubiertas, conquistadas y colonizadas dentro del proceso de la expansión del capital comercial. Europa necesitaba oro y plata.
Los empresarios mineros convirtieron a los indígenas y a los esclavos negros en un numerosísimo proletariado externo de la economía europea.
Cuando los españoles irrumpieron en América, estaba en su apogeo el imperio teocrático de los incas.
La explosión del oro no sólo incrementó la importación de esclavos, sino que además absorbió buena parte de la mano de obra negra ocupada en las plantaciones de azúcar y tabaco de otras regiones de Brasil, que quedaron sin brazos.
Inglaterra y Holanda, campeonas del contrabando del oro y los esclavos, que amasaron grandes fortunas en el tráfico ilegal de carne negra.
El largo ciclo del azúcar dio origen, en América Latina, a prosperidades tan mortales como las que engendraron, en Potosí, Ouro Preto, Zacatecas y Guanajuato, los furores de la plata y el oro; al mismo tiempo, impulsó con fuerza decisiva, directa e indirectamente, el desarrollo industrial de Francia, Estados Unidos, Inglaterra y Holanda.
En la década de 1950, la industrialización en auge incrementó el consumo del azúcar en Brasil. Barbados fue la primera isla del Caribe donde se cultivó el azúcar para la exportación. En la asegunda mitad del siglo, el mejor azúcar del mundo brotaba del suelo esponjoso de las llanuras de la costa de Haití, una colonia francesa que por entonces se llamaba Saint Domingue. Recién en 1825 Francia reconoció la Independencia de su antigua colonia, pero a cambio de una gigantesca indemnización en efectivo.
Cuando la Revolución conquistó el poder, según Fidel Castro la mayoría de los cubanos no era ni siquiera antiimperialista.
El Che Guevara decía que el subdesarrollo es un enano de cabeza enorme y panza hinchada: sus piernas débiles y sus brazos cortos no armonizan con el resto del cuerpo.
El capital acumulado en el comercio triangular – manufacturas, esclavos, azúcar – hizo posible la invención de la máquina de vapor.
A principios del siglo XIX, Gran Bretaña se convirtió en el principal impulsora de la campaña antiesclavista.
En 1888 se abolió la esclavitud en Brasil. Pero no se abolió el latifundio. El boom del caucho y el auge del café implicaron grandes levas de trabajadores nordestinos.
La CEPAL informa que, por increíble que parezca, el café arroja más riqueza en las arcas estatales de los países europeos, que la riqueza que deja en manos de los países productores.
La reforma agraria se proponía desarrollar la economía capitalista campesina y la economía capitalista de la agricultura en general.
América Latina tuvo pronto sus constituciones burguesas, muy barnizadas de liberalismo, pero no tuvo, en cambio, una burguesía creadora, al estilo europeo o norteamericano, que propusiera como misión histórica el desarrollo del capitalismo nacional pujante. Las burguesías de esas tierras habían nacido como simples instrumentos del capitalismo internacional, prósperas piezas del engranaje mundial que sangraba a las colonias y a las semicolonias.
Frustración económica, frustración social: una historia de traiciones sucedió a la independencia y América Latina, desgarrada por sus nuevas fronteras, continuó condenada al monocultivo y a la dependencia.
En 1910 llegó la hora del desquite. México se alzó en armas contra Porfirio Díaz. Un caudillo agrararista encabezó desde entonces la insurrección en el sur: Emiliano Zapata, el más puro de los líderes de la revolución, el más leal a la causa

More info:

Published by: Rafael Reyna on Jun 10, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/04/2013

pdf

text

original

“Las Venas abiertas de América Latina”

RESUMEN:
La esclavización de los indios fue formalmente prohibida al nacer el siglo XVI.

La población de las islas del Caribe dejó de pagar tributos, porque desapareció: los indígenas fueron completamente exterminados en los lavaderos de oro.

Los metales arrebatados a los nuevos dominios coloniales estimularon el desarrollo económico europeo y hasta puede decirse que lo hicieron posible.

Las colonias Americanas habían sido descubiertas, conquistadas y colonizadas dentro del proceso de la expansión del capital comercial. Europa necesitaba oro y plata.

Los empresarios mineros convirtieron a los indígenas y a los esclavos negros en un numerosísimo proletariado externo de la economía europea.

Cuando los españoles irrumpieron en América, estaba en su apogeo el imperio teocrático de los incas.

La explosión del oro no sólo incrementó la importación de esclavos, sino que además absorbió buena parte de la mano de obra negra ocupada en las plantaciones de azúcar y tabaco de otras regiones de Brasil, que quedaron sin brazos.

Inglaterra y Holanda, campeonas del contrabando del oro y los esclavos, que amasaron grandes fortunas en el tráfico ilegal de carne negra.

El largo ciclo del azúcar dio origen, en América Latina, a prosperidades tan mortales como las que engendraron, en Potosí, Ouro Preto, Zacatecas y Guanajuato, los furores de la plata y el oro; al mismo tiempo, impulsó con fuerza decisiva, directa e indirectamente, el desarrollo industrial de Francia, Estados Unidos, Inglaterra y Holanda.

En la década de 1950, la industrialización en auge incrementó el consumo del azúcar en Brasil. Barbados fue la primera isla del Caribe donde se cultivó el azúcar para la exportación. En la asegunda mitad del siglo, el mejor azúcar del mundo brotaba del suelo esponjoso de las llanuras de la costa de Haití, una colonia francesa que por entonces se llamaba Saint Domingue. Recién en 1825 Francia reconoció la Independencia de su antigua colonia, pero a cambio de una gigantesca indemnización en efectivo.

Cuando la Revolución conquistó el poder, según Fidel Castro la mayoría de los cubanos no era ni siquiera antiimperialista.

El Che Guevara decía que el subdesarrollo es un enano de cabeza enorme y panza hinchada: sus piernas débiles y sus brazos cortos no armonizan con el resto del cuerpo.

El capital acumulado en el comercio triangular – manufacturas, esclavos, azúcar – hizo posible la invención de la máquina de vapor.

A principios del siglo XIX, Gran Bretaña se convirtió en el principal impulsora de la campaña antiesclavista.

En 1888 se abolió la esclavitud en Brasil. Pero no se abolió el latifundio. El boom del caucho y el auge del café implicaron grandes levas de trabajadores nordestinos.

La CEPAL informa que, por increíble que parezca, el café arroja más riqueza en las arcas estatales de los países europeos, que la riqueza que deja en manos de los países productores.

La reforma agraria se proponía desarrollar la economía capitalista campesina y la economía capitalista de la agricultura en general.

América Latina tuvo pronto sus constituciones burguesas, muy barnizadas de liberalismo, pero no tuvo, en cambio, una burguesía creadora, al estilo europeo o norteamericano, que propusiera como misión histórica el desarrollo del capitalismo nacional pujante. Las burguesías de esas tierras habían nacido como simples instrumentos del capitalismo internacional, prósperas piezas del engranaje mundial que sangraba a las colonias y a las semicolonias.

Frustración económica, frustración social: una historia de traiciones sucedió a la independencia y América Latina, desgarrada por sus nuevas fronteras, continuó condenada al monocultivo y a la dependencia.

En 1910 llegó la hora del desquite. México se alzó en armas contra Porfirio Díaz. Un caudillo agrararista encabezó desde entonces la insurrección en el sur: Emiliano Zapata, el más puro de los líderes de la revolución, el más leal a la causa de los pobres, el más fervoroso en su voluntad de redención social.

Después de la caída del régimen de Huerta, Emiliano Zapata y Pancho Villa, el “Atila del Sur” y el “Centauro del Norte”, entr5aron el Ciudad de México a paso de vencedores y fugazmente compartieron el poder. En 1919 una estratagema y una traición terminaron con la vida de Emiliano Zapata. Mil

hombres emboscados descargaron los fusiles sobre su cuerpo. Murió a la misma edad que el che Guevara.

El latifundio y sus pariente pobre, el minifundio, constituyen, en casi todos los países latinoamericanos, el cuello de botella que estrangula agropecuario y el desarrollo de la economía toda. el crecimiento

Juan Domingo Perón había desafiado los intereses cumplimiento del salario mínimo rural.

de la oligarquía

terrateniente de la Argentina, cuando impuso el estatuto del peón y el

La colonización resulta una simple extensión del área latifundista.

Históricamente, una de las razones principales de los Estados Unidos para invertir en el exterior es el desarrollo de recursos naturales, particularmente minerales y, más especialmente, petróleo.

Perú creía que era independiente, pero Inglaterra había ocupado el lugar de España. El país se sintió rico – escribía Mariátegui.

El cobre no demoró mucho en ocupar el lugar del salitre como viga maestra de la economía chilena, al tiempo que la hegemonía británica cedía paso al dominio de los Estados Unidos.

El petróleo es la riqueza más monopolizada en todo el sistema capitalista.

Son las empresas quienes deciden, con un lápiz sobre el mapa del mundo, cuáles han de ser las zonas de explotación y cuáles de las de reserva, y son ellas quienes fijan los precios que han de cobrar los productores y pagar los consumidores.

América Latina es una caja de sorpresas; no se agota nunca la capacidad de asombro de esta región torturada del mundo. En los Andes, el nacionalismo militar ha resurgido con ímpetu, como un río subterráneo largamente escondido.

Ningún país ha producido tanto al capitalismo mundial en tan poco tiempo: Venezuela ha drenado una riqueza que, según Rangel, excede a la que los españoles usurparon a Potosí o los ingleses a la India.

3.- ANÁLISIS Y/O COMENTARIOS:
La historia del subdesarrollo de América Latina integra, como se ha dicho, la historia del desarrollo del capitalismo mundial. Los países de América Latina siempre han estado subyugados a los países ricos. Estos países siempre han sido saqueados. Siempre han vivido de sus recursos naturales, sin una verdadera fiscalización, siempre han sido víctimas. Han tenido la mala suerte de tener autoridades corruptas, que sólo velaban por sus intereses personales más no por el pueblo, que siempre ha sido el más perjudicado en todo estos tiempos.

Nos comenta el autor en este libro la esclavitud que sufrían los negros, eran tratados como mercaderías, el abuso que recibían de sus patrones.

El capitalismo central puede darse el lujo de crear y creer sus propios mitos de opulencia, pero los mitos no se comen, y bien lo saben los países pobres que constituyen el vasto capitalismo periférico.

Nos comenta el autor como los Estados Unidos siempre ha subvencionado a sus productos agrícolas, y este el principal motivo por los que los países del tercer mundo no pueden competir en la agricultura con este país antes mencionado.

El principal motivo de los Estados Unidos de invertir en suelos de otros países, es poseer mayor facilidad para extraer sus recursos naturales, muy importante para su desarrollada industria. Y como los países del tercer mundo solo han vivido y viven de la explotación de sus recursos naturales, sólo viven de la estabilidad del mercado, y en donde sus autoridades no han tenido la capacidad de poder llevar adelante sus industrias aprovechando el buen precio en el mercado de sus productos naturales.

4.- FORMULACIÓN DE INTERROGANTES:
• ¿Cuál puede ser el principal factor para que los países del tercer mundo se desarrollen económicamente?

¿Por qué los países de América Latina viven sumido en la pobreza y dependientes de sus recursos naturales?

¿Cuáles son los mecanismos para que los Estados Unidos domine la economía mundial?

¿Cuál es el principal recurso natural que gira y domina la industria mundial?

¿Qué actuación tuvo la iglesia frente a la colonización española?

5.- DEFINICIÓN DE TÉRMINOS BÁSICOS
• Capitalismo: régimen económico fundado en predominio del capital

como elementos de producción

Imperialismo: doctrina que extiende su dominación de un estado sobre otro por medio de la fuerza.

• • • •

Extracción: sacar una cosa de su lugar de origen. Recursos: bienes y medios de vida. Esclavitud: sujeción excesiva de una persona a otra hacia una obligación. Revolución: cambio violento de las instituciones públicas.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->