Está en la página 1de 5

este

a

este a O rgi De orte En el bosque de Orgi persisten los viejos robles de
este a O rgi De orte En el bosque de Orgi persisten los viejos robles de

Orgi

este a O rgi De orte En el bosque de Orgi persisten los viejos robles de

De

este a O rgi De orte En el bosque de Orgi persisten los viejos robles de

orte

En el bosque de Orgi persisten los viejos robles de grueso tronco y gran copa, de más de trescientos años de antigüedad, que superan los 25 metros de altura.

a

años de antigüedad, que superan los 25 metros de altura. a ur De ste T e

ur

De ste
De
ste

Texto: Oscar Guindano

Fotos: Oscar Guindano Fernando Zamora (Picus viridis)

El Robledal de Orgi conforma una superficie de bosque de Roble de 80 Hectáreas y

El Robledal de Orgi conforma una superficie de bosque de Roble de 80 Hectáreas y está situado a 25 Km. de Pamplona, al sur del Valle de la Ultzama, en el Concejo de Lizaso entre el río Ultzama y la regata Arkil. Se trata de un bosque de robles

Ultzama y la regata Arkil. Se trata de un bosque de robles Fue declarado centenarios que
Ultzama y la regata Arkil. Se trata de un bosque de robles Fue declarado centenarios que
Ultzama y la regata Arkil. Se trata de un bosque de robles Fue declarado centenarios que
Fue declarado

Fue declarado

centenarios que conviven con otras especies de árboles menores como acebos, arces y olmos y cuenta con un rico sotobosque de

herbazales, helechos, enebros, brezos, ruscos, zarzas y otras especies. Sin duda el Roble pedunculado Quercus robur, que puede vivir en estos suelos encharcados de fondo de valle, es el protagonista teniendo ejemplares que alcanzan los 225 años de antigüedad.

Área Natural Recreativa por

el Gobierno de Navarra según Decreto Foral 251/1996 de 24 de junio.

de Navarra según Decreto Foral 251/1996 de 24 de junio. La Revista Del Disgiscopin g Nº3
de Navarra según Decreto Foral 251/1996 de 24 de junio. La Revista Del Disgiscopin g Nº3
de Navarra según Decreto Foral 251/1996 de 24 de junio. La Revista Del Disgiscopin g Nº3
de Navarra según Decreto Foral 251/1996 de 24 de junio. La Revista Del Disgiscopin g Nº3
de Navarra según Decreto Foral 251/1996 de 24 de junio. La Revista Del Disgiscopin g Nº3
de Navarra según Decreto Foral 251/1996 de 24 de junio. La Revista Del Disgiscopin g Nº3

La Revista

Del Disgiscopin g

Nº3
Nº3

Junio 2009

Aún es temprano cuando llego a la zona del aparcamiento

(zona de acogida de Arigarzeta). Ya desde aquí puede sentirse el incesante

canto de las aves que, con las primeras luces, comienzan a desperezarse. Esta zona fue una plantación de roble americano hecha en 1933 y parcialmente destruida en 1996. El rumor va in crescendo hasta convertirse en sinfonía

al tiempo que mis pasos me encaminan

hacia la entrada del bosque. Llego a la zona de los merenderos donde unos bancos y unas mesas de madera hacen

la delicia de los excursionistas y donde,

además, se puede encender un fuego

sin peligro a un incendio. Esta primera área ocupa 1,5 hectáreas de extensión

y dispone de varios servicios, leñeras,

baños, contenedores de basura y las ya mencionadas zonas de fogones. A primera hora no hay excursionistas pero los Arrendajos hacen acto de presencia, como siempre, buscando restos de comida; “Les encanta el pan seco” me comenta una de las guardas del parque. Ante mi presencia optan por

huir alertando a todo ser viviente de la presencia de un humano en su territorio. Tras una breve charla con el guarda en

el punto de información me dirijo hacia

la primera zona del bosque, dentro de la zona de paseos de Tomaszelaieta, llamada “El Laberinto”.

Dentro de esta zona que ocupa unos 300 metros de recorrido los sentidos

comienzan a explorar los cientos de sonidos y leves movimientos que se producen en la espesura del sotobosque. La vida recorre el lugar por todos los estratos y todas las capas. Poco a poco

el bosque te envuelve en su manto.

las capas. Poco a poco el bosque te envuelve en su manto. Arrendajo Garrulus glandarius Zona

Arrendajo

Garrulus glandarius

Zona de acceso El Laberinto La Revista Del Disgiscopin g
Zona de acceso
El Laberinto
La Revista
Del Disgiscopin g
en su manto. Arrendajo Garrulus glandarius Zona de acceso El Laberinto La Revista Del Disgiscopin g
en su manto. Arrendajo Garrulus glandarius Zona de acceso El Laberinto La Revista Del Disgiscopin g
Nº3
Nº3
en su manto. Arrendajo Garrulus glandarius Zona de acceso El Laberinto La Revista Del Disgiscopin g

Junio 2009

Es

en

esta

zona

donde

“reinan”

los

Petirrojos

(Erithacus rubecula). Aquí es donde

construyen sus nidos, aprovechando

la espesura. También son residentes

habituales de la zona los Carboneros

y Herrerillos y, por supuesto, los

Chochines (Troglodytes troglodytes),

Carbonero palustre (Parus palustris),

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs), Gorrión común (Passer domesticus) y Camachuelos (Pyrrhula pyrrhula),

también suelen estar presentes en esta zona del Laberinto. No es difícil observar en época de cría nidos de Milano real (Milvus milvus) entre la espesura de los árboles. Más complicado es ver a los pequeños anfibios, mustélidos y a los rápidos murciélagos que pueblan esta parte del bosque.

Saliendo ya de la espesura del Laberinto llegamos al llamado “Camino”, un espacio abierto por el cual transcurre una senda acondicionada y que se sucede durante 1400m de robledal natural

donde podremos caminar observando

la majestuosidad del bosque.

Este es el reino de los Arrendajos, Cucos, Agateadores y Trepador azul. Su observación es muy sencilla y satisfactoria estando algunos nidos a pocos metros del camino.

El paseo se puede acortar por el atajo señalizado pero no es aconsejable en las primeras visitas, pues Orgi nos depara sorpresas más adelante.

Cabe señalar que siguiendo en la zona del camino encontraremos lugares acondicionados con bancos de madera, recientemente restaurados. Estos lugares nos permiten un descanso y son buenos sitios para la observación de aves. En la senda encontramos la llamada “Charca de Los Lirios”.

Hay que decir que Orgi cuenta con más de una docena de estas charcas repartidas por sus alrededores. Son lugar interesante para contemplar especies de libélulas y caballitos del diablo así como la Ranita de San

Antonio (Hyla arbórea) y la Rana

dalmatina Bonaparte o Rana Ágil de

la que hablaremos más adelante.

Petirrojo

Erithacus rubecula

Charca

Los Lírios

adelante. Petirrojo Erithacus rubecula Charca Los Lírios Del Disgiscopin g Nº3 Junio 2009 La Revista Oscar
adelante. Petirrojo Erithacus rubecula Charca Los Lírios Del Disgiscopin g Nº3 Junio 2009 La Revista Oscar
adelante. Petirrojo Erithacus rubecula Charca Los Lírios Del Disgiscopin g Nº3 Junio 2009 La Revista Oscar

Del Disgiscopin g

Nº3
Nº3

Junio 2009

Charca Los Lírios Del Disgiscopin g Nº3 Junio 2009 La Revista Oscar Guindano© Trepador azul Sitta

La Revista

Oscar Guindano©

Trepador azul

Sitta europaea

La Revista Oscar Guindano© Trepador azul Sitta europaea Milano real Milvus milvus Oscar Guindano© La Revista

Milano real

Milvus milvus

Oscar Guindano©
Oscar Guindano©
Sitta europaea Milano real Milvus milvus Oscar Guindano© La Revista Chochín Troglodytes troglodytes Del Disgiscopin
Sitta europaea Milano real Milvus milvus Oscar Guindano© La Revista Chochín Troglodytes troglodytes Del Disgiscopin
Sitta europaea Milano real Milvus milvus Oscar Guindano© La Revista Chochín Troglodytes troglodytes Del Disgiscopin

La Revista

Chochín

Troglodytes troglodytes

Milano real Milvus milvus Oscar Guindano© La Revista Chochín Troglodytes troglodytes Del Disgiscopin g Nº3 Junio

Del Disgiscopin g

Nº3
Nº3

Junio 2009

De jando atrás el camino, pasamos a una

Al

caer la tarde esta charca se llena

       

tercera zona llamada La Senda.

del incesante canto de la Rana Ágil,

       

Este es el rincón más “salvaje” del bosque de Orgi.

major), Pico menor (Dendrocopos minor), Pito

Rana dalmatina Bonaparte, la cual

       

La senda constituye un recorrido de 700 m. Es una zona menos accesible por sus suelos encharcados

cuenta en Orgi con un proyecto para su conservación y desarrollo debido

       

a

que, según su

ficha

en

el

Libro

       

pero es, sin duda, la más rica en cuanto a fauna

Rojo, (EN B1 +2c,d), su categoría en

       

se refiere. Aquí los pájaros carpinteros que han

España es de Especie En Peligro.

         

estado acompañándonos durante todo el recorrido con sus incesantes repiqueteos son fácilmente observables. El Pico picapinos (Dendrocopos

Estas ranas acuden a la charca para poner sus puestas. El espectáculo de sonido es indescriptible.

       

real (Picus viridis) y ocasionalmente el Pito negro (Dryocopus martius) y el siempre abundante Arrendajo (Garrulus glandarius), conforman una compañía embaucadora durante dicho recorrido.

Otros animales se acercan también a esta zona del bosque, es fácil observar arrendajos, herrerillos, carboneros, mosquiteros… y de vez en cuando

(Alcedo atthis).

       

Existe aquí una charca salina que persiste como vestigio del mar que ocupó este lugar hace

suelo aparecer algún Martín pescador

       

más de 200 millones de años. Más adelante,

Seguimos la senda para adentrarnos

       

siguiendo el camino marcado, llegamos a un

de nuevo en “el Camino” hasta llegar

Rana Ágil

     

lugar acondicionado con una especie de hide en

a

la “Charca de los Lirios” donde

Rana dalmatina Bonaparte

     

la llamada “Charca de Tomaszelaieta”.

estos florecen en abundancia. Más adelante llegamos a un punto de interés geológico donde se produce un fenómeno llamado diapiro.

       

Ardilla roja

En mitad de la llanura sobre la que

fenómeno del diapiro consiste en que

       

Sciurus vulgaris

se asienta el bosque de Orgi emana

       
 

de la tierra una pequeña colina. El

Pito real

     
 

rocas de capas profundas, debido a

Picus viridis

     
 

su

menor densidad, emergen hacia la

       
 

superficie. Este lento proceso ocurrió coincidiendo con la formación de los Pirineos hace entre 60 y 30 millones de años. El diapiro está formado por una piedra gris verdosa llamada ofita y aquí fue aprovechada para

       
 

obras locales convirtiéndose en una pequeña cantera.

       

Pico picapinos

Si seguimos la ruta, ésta nos conducirá suavemente hasta nuestro punto de partida, con lo que daremos por terminado nuestro paseo por el mágico mundo de Orgi.

Existe una tercera zona la cual se

bosque y como refugio tranquilo para

       

Dendrocopos major

Carbonero común

     
 

encuentra restringida al uso público

Parus major

     
 

por ser zona de conservación. Es la denominada zona de conservación de Muñagorri. Su uso está reservado al proceso de regeneración natural del

       
 

la

vida silvestre.

               
 

En cualquier caso no hay que dejar de acercarse a este maravilloso lugar.

       
 

En

la

caseta

de información

       
 

encontraremos personas muy

       
 

agradables dispuestas a ayudarnos

       
 

facilitarnos la visita con aporte de información.

y

       
       

Oscar Guindano

       
               

La Revista

Del Disgiscopin g

Nº3

Junio 2009

Herrerillo común Parus caeruleus Equipo: Telescopio: Swarovski ATS 80 HD Cámara: Olympus SP-310 Adaptador: DCA

Herrerillo común

Parus caeruleus

Herrerillo común Parus caeruleus Equipo: Telescopio: Swarovski ATS 80 HD Cámara: Olympus SP-310 Adaptador: DCA de

Equipo:

Telescopio: Swarovski ATS 80 HD

Cámara: Olympus SP-310

Adaptador: DCA de Swarovski + portafiltros de Olympus (artesanal)

Disparador: Mecánico artesanal

Trípode: 055 NAT de Manfrotto

Rótula: 501 de Manfrotto

Curruca capirrotada

Sylvia atricapilla

501 de Manfrotto Curruca capirrotada Sylvia atricapilla Ranita de San Antonio Hyla arborea Revista Del Disgiscopin
501 de Manfrotto Curruca capirrotada Sylvia atricapilla Ranita de San Antonio Hyla arborea Revista Del Disgiscopin

Ranita de San Antonio

Hyla arborea

Sylvia atricapilla Ranita de San Antonio Hyla arborea Revista Del Disgiscopin g Nº3 Junio 2009 La
Sylvia atricapilla Ranita de San Antonio Hyla arborea Revista Del Disgiscopin g Nº3 Junio 2009 La
Sylvia atricapilla Ranita de San Antonio Hyla arborea Revista Del Disgiscopin g Nº3 Junio 2009 La

Revista

Del Disgiscopin g

Nº3
Nº3

Junio 2009

La
La
Orgi posee una biodiversidad y una riqueza natural envidiable. Más de 330 especies de plantas
Orgi posee una biodiversidad y una riqueza natural envidiable.
Más de 330 especies de plantas herbáceas, 28 especies de
arbustos y 18 de árboles, 15 especies de anfibios y rep�les, 97
especies de aves y 45 especies de mamíferos, (entre ellos 15
especies de murciélagos), dan fe de la riqueza de estos parajes.
En Orgi se han registrado hasta 100 especies diferentes de
aves en un periodo de 10 años (1996-2006) lo que nos da
una idea de su elevada diversidad. En época de cría se dan
densidades de más de 120 aves por cada 10 Ha, siendo una
de las más elevadas de los bosques de la Península Ibérica.
Abundancia de especies en un ciclo anual completo:

Herrerillo común 25%, Pe�rrojo 9 % Mirlo común 8% Curruca capirotada 8% Chochín 8% Trepador azul 6% Agateador común 5% Mito 4% Carbonero común 4% Mosquiteros 3% Pinzón vulgar 3% Estorninos 3% Zorzal común 2% Otros 12%

Datos obtenidos según desplegable temático nº2 el cual se puede adquirir en la caseta de información del bosque de Orgi.

adquirir en la caseta de información del bosque de Orgi. Caja nido para Murciélagos Nº3 Del

Caja nido para Murciélagos

Nº3
Nº3

Del Disgiscopin g

Junio 2009

Caja nido para Murciélagos Nº3 Del Disgiscopin g Junio 2009 ¡¡Pincha Aquí y Déjanos tu comentario!
Caja nido para Murciélagos Nº3 Del Disgiscopin g Junio 2009 ¡¡Pincha Aquí y Déjanos tu comentario!
Caja nido para Murciélagos Nº3 Del Disgiscopin g Junio 2009 ¡¡Pincha Aquí y Déjanos tu comentario!
Caja nido para Murciélagos Nº3 Del Disgiscopin g Junio 2009 ¡¡Pincha Aquí y Déjanos tu comentario!
Caja nido para Murciélagos Nº3 Del Disgiscopin g Junio 2009 ¡¡Pincha Aquí y Déjanos tu comentario!

La Revista