Está en la página 1de 3

Memoria según Luria

La memoria según Luria es un sistema funcional complejo y activo, determinado


por el tiempo que tiene distintos niveles en su organización (sucesos, experiencias,
retención y producción de hechos/huellas mnésicas). Según Luria, la memoria
constituye una actividad compleja cuyo resultado está determinado por factores tales
como motivación, formación y retención de un propósito, con la elección de un plan
adecuado y del conjunto de las operaciones necesarias para realizarlo.
Estas son funciones de orden superior que necesitan un soporte biológico primario
para la conservación de las huellas mnésicas.El sustrato cerebral que sirve de base, y
es necesario para mantener y asegurar la actividad mnésica, está compuesto por tres
sistemas cerebrales:
a. El tono de la corteza cerebral y la regulación de los estados generales de
excitabilidad
b. Los procesos de percepción, codificación y conservación de la información
c. El hipocampo y sistemas relacionados con él, que regulan y controlan el
comportamiento

La memoria humana posee un carácter selectivo y voluntario, que se va acentuando


según avanza el desarrollo madurativo de la persona y de sus procesos cognoscitivos,
y posee diversas formas de incorporar la experiencia en función del aparato sensorial
implicado (visual, auditivo, táctil etc.).

• Clasificación:
Luria realiza una clasificación de los distintos tipos de memoria sensorial en
función de su creciente complejidad y que tienen una gran importancian en los
diversos procesos cognoscitivos.

1. Imágenes sucesivas: es el tipo de memoria sensorial más elemental y


sencillo, se manifiesta como respuesta a al excitación sensorial originada. Es
una memoria de carácter involuntario, de tiempo limitado y que no se prolonga
en el tiempo voluntariamente.
2. Imágenes gráficas o eidéticas: consiste en la evocación de huellas nítidas y
precisas de objetos percibidos anteriormente. Se pueden conservar y suscitar
voluntariamente el tiempo deseado por el sujeto. Intervienen mecanismoa
centrales que implican la modificación selectiva y voluntaria de las huellas
mnésicas por parte de la persona.
3. Imágenes de representación: se trata de la memoria sensorial más esencial
en la actividad humana. Este tipo de huellas mnésicas está formado por más de
un componente sensorial, es un complejo fenómeno psicológico, por la
codificación, generalización y abstracción. Esta memoria está relacionada con
una elaboración profunda de la imagen almacenada. La permanencia se
prolonga voluntariamente en el tiempo.
4. Memoria discursiva: es el tipo de m. más complejo. La característica ppal
consiste en que la retención selectiva se dirige hacia las ideas de la información
discursiva y no a las palabras en si. (Hola??) Implicado en el proceso de
recodificación.

El planteamiento que hace Luria sobre la tipología y clasificación de la memoria


es distinto a otras clasificaciones académicas, que tienden a clasificarlo de corto
plazo, largo, inmediata.. Según él estos tipos de memoria corresponderían a dos
estadios de formación y consolidación de huellas, y con mecanismos fisiológicos
distintos.
- En la MCP las huellas mnésicas están formadas, pero aún no están
consolidadas, por lo que permanecen en un tiempo corto y limitado. Produce
excitación de las neuronas y aumento del ARN.
- En el estadio de la MLP, las huellas mnésicas, están formadas y consolidadas.
Esto permite que permanezcan durante un largo tiempo, para ser recordadas
tras intervalos temporales. Los mecanismos Implicados son: modificaciones
morfológicas sinápticas.

• Diferencias entre m. Infantil y la del adulto:


Existen diferencias en el tipo de procesamiento mnemónico. En la infancia la memoria
es una continuación de la percepción que va relacionándose con los procesos del
pensamiento. Hay mayor capacidad para fijar y conservar las huellas mnésicas, es la
memoria gráfica la que está más desarrollada y usada. La memoria de él no está
totalmente organizada y no es totalmente selectiva ni voluntaria. Los adultos a
diferecia hacen uso voluntario de la memoria, que suele ser representacional y
discursiva.
El cambio o proceso madurativo de la memoria no se va a caracterizar por el aumento
de edad, sino por la capacidad funcional, en el hay un aumento de la generalidad de
los procesos mnésicos, el paso de forrmas directas y naturales a las formas
mediatizadas y lógico-verbales de la memorización (por el uso de habilidades
cognitivas y verbales). La m mecánica se transforma a m. Lógica.

• Alteraciones:
Pueden estar asociadas tanto a alteraciones de la estructura de primer orden
(capacidad bilógica del cerebro), como de segundo orden (motivación,
formación y retención).
Para Luria existe una relación entre la localización de la lesión cerebral y el
carácter de las alteraciones de la memoria voluntaria. Las alteraciones de las
modalidades sensoriales de la memoria son de dos tipos: específicas e
inespecíficas.
A. Específicas: en las alteraciones en estas modalidades hay lesiones focales de
corteza cerebral del hemisferio izquierdo, están limitadas a una sola modalidad
sensorial. Por ej. En alteraciones de la m. Audioverbal, la localización focal está
en la zona temporal izquierda. El suj toma conciencia de su defecto y trata de
comprenderlo.
B. Inespecíficas: se relacionan con lesiones del sistema límbico (circuito papez)
y se suelen manifestar en la alteración al memorizar el material de cualquier
modalidad sensorial, con perturbaciones de la consciencia.
Estas dos formas de alteraciones pueden estar determinadas por tres tipos de
modificaciones de las condiciones neurodinámicas de la actividad cerebral:
- La debilidad de las huellas a causa de la extinción
- La alteración de la selectividad en las huellas
- La influencia patológica de las interferencias sobre las huellas. Este tipo es el
más importante.

• En conclusión:

La memoria como proceso psicológico superior es un sistema funcional


complejo donde hay implicadas estructuras corticales y subcorticales. La
formación de tal sistema funcional es un proceso que tiene lugar en el tiempo
en el que interviene con fuerza la educación y el aprendizaje social. La memoria
del adulto difiere sensiblemente de la del niño, gracias al tiempo y la educación.
Se destaca la importancia de los sectores internos de la zona temporal
(hipocampo), cuerpos mamilares, hipotálamo y núcleos talámicos en la
memoria inmediata. Se concibe la memoria como un proceso que no está ligado
por igual a todas las zonas cerebrales y por lo tanto es posible distinguir las
funciones que juegan las distintas estructuras cerebrales en tales procesos;
- El hipocampo y giro hipocampal son necesarios para el registro y
almaceamiento de nuevas memorias.
- El talamo (nucleo dorsolateral) es fundamental para la codificación e
integración de nueva información.
- Lóbulos frontales son importantes para la recuperación de la secuenciación
teporal de la información de la memoria.