P. 1
manualdeproyectos

manualdeproyectos

4.2

|Views: 44.439|Likes:

More info:

Categories:Types, School Work
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/22/2015

pdf

text

original

En el caso de la mano de obra, las situaciones a tratar son numerosas: empezando con el
pleno empleo y siguiendo con el tratamiento del desempleo friccional, del estructural, de los
mercados protegidos, del efecto de los sindicatos, etc. Esto, sin contar las diferencias salariales
debidas al tipo y lugar de trabajo, que pueden afectar nuestro cálculo si el proyecto capta
trabajadores que estaban en un lugar muy favorable y en otro muy desfavorable.

Sin embargo, y para simplificar y mantenernos dentro de los límites del trabajo, mostraremos
sólo el caso general de pleno empleo, con una oferta homogénea de trabajadores, y el de desempleo
prolongado.

i) El costo social de la mano de obra con pleno empleo

En una situación de pleno empleo, y donde tanto el trabajador como el empleador hacen
aportes a la seguridad social, el mercado se verá como muestra el siguiente gráfico:82

80

En el caso del ejemplo, y en otros, esto es válido para un corto o mediano plazo, pues a largo plazo el aumento del precio hará
atractivo a los oferentes del recurso acercarse a ese mercado, y ofrecer sus servicios, con lo cual la oferta, aunque siga siendo
inelástica, puede “saltar” a una nueva – mayor – cantidad ofrecida a cada precio.

81

La valoración de estos recursos no es tan sencilla como aparece en este capítulo, o, mejor, posee suficientes sutilezas y puntos a
profundizar como para merecer un tratamiento más elaborado. Como eso excedería los alcances de este manual, y para no duplicar
trabajo ya hecho por gente más capacitada, referimos al lector a la bibliografía, en especial Fontaine (1996) [1981], capítulos XI y
siguientes, y Harberger (1997), páginas 29 y siguientes.

82

Para ser precisos, el gráfico 19 representaría una situación donde el mercado está “cerca” del pleno empleo. En efecto, la curva de
oferta de trabajo es creciente, lo que muestra que para atraer a nuevos trabajadores las empresas necesitan aumentar el salario, pero
no es completamente inelástica en un nivel N* de trabajadores – situación que mostraría el pleno empleo, donde todos los
trabajadores disponibles están empleados, y que no aparece en el gráfico. Alternativamente, podríamos suponer que N* no llega
nunca, pues a medida que nos acercamos, agotando la mano de obra local, aparece más mano de obra, de otras regiones.

s

d

social

p

f

p

f

p

2

1

+

=

Donde,
f1 = -η/(ε – η) y f2 = ε/(ε – η)
η = elasticidad precio de la demanda
ε = elasticidad precio de la oferta
pd = precio de demanda del bien o recurso
ps = precio de oferta del bien o recurso

CEPAL - SERIE manuales

N° 39

145

Gráfico 22

COSTO SOCIAL MANO DE OBRA CON PLENO EMPLEO

Fuente: elaboración propia.

Como apreciamos, no hay “un” salario. En efecto,

• wmercado es el salario que regiría si el mercado no tuviera ningún tipo de distorsión (en este
caso generada por los aportes patronales y laborales);

• wbase es el salario base que se paga por esa actividad, determinado por ley o por acuerdo
de las partes;

• wpagado es el salario que debe pagar el empleador, wpagado = wbase (1+a%), donde a% es el
porcentaje de aporte del empleador;

• wcobrado es el salario de bolsillo del trabajador, wcobrado = wbase (1 – b%), donde b% es el
porcentaje de aporte del trabajador, y

• wreal es el salario total que recibe el trabajador, donde se computa el salario efectivamente
cobrado, wcobrado más (o menos) el valor que el trabajador asigna a los servicios sociales
que recibe:

− Si el trabajador valorara esos servicios en 0%, wreal = wcobrado;

− Si los valorara en 100%, wreal = wbase

− En el caso mostrado, la valoración es intermedia, cercana al 50%.

Es obvio que el costo financiero del trabajo es el salario que paga el empleador, wpagado.
¿Cuál es el costo social? Si no agregamos otras sofisticaciones, el salario social debería ser un
ponderado del salario efectivamente pagado por el empleador, wpagado, y el efectivamente cobrado
(o valorado) por el trabajador, wcobrado (o wreal, si es posible estimarlo):

Fórmula 42

Salarios

Dde trabajo

Sde trabajo

wpagado

wmercado

wbásico
wreal
wcobrado

N1

N0

Trabajo

wsocial = f1 wpagado + f2 wcobrado

donde
f1 = fracción de los trabajadores del proyecto
que se obtiene desplazando demanda existente
= -ηL/(εL – ηL)
f2 = fracción de los trabajadores del proyecto
que se obtiene generando nueva oferta = εL/(εL
– ηL)

Metodología general de identificación, preparación y evaluación de proyectos de inversión pública

146

En el gráfico siguiente se aprecia la situación de un proyecto que demanda trabajo en el

mercado respectivo.

Gráfico 23

DEMANDA DE TRABAJO

Salarios

wpagado1

Sde trabajo

wpagado0

wmercado0

Dde trabajo + Dproyecto

wreal1
wreal0

Dde trabajo

N0

Nmercado

Trabajo

N

Nd’1

Ns1

Fuente: elaboración propia.

El gráfico muestra cómo el proyecto, que demanda N trabajadores, los consigue desplazando
demanda (N0 – Nd’1) y atrayendo nuevos oferentes (Ns1 – N0). El salario pagado por el proyecto
aumenta el vigente en el mercado, y sube también el recibido por los trabajadores.

El costo social de emplear a estos trabajadores está dado por las áreas sombreadas, y su
precio social se obtiene por la Fórmula 23. Tal como está expresada, la misma utiliza los precios
finales del mercado (con proyecto), en cuyo caso estaría sobreestimando el “verdadero” costo
social por los triangulitos. Podrían usarse también los precios iniciales (sin proyecto), o un
promedio de los dos.

ii) El costo social de la mano de obra con desempleo prolongado

Si el mercado de trabajo estuviera en un equilibrio con desempleo, la situación sería
diferente a la planteada antes. En primer lugar, la curva de oferta de trabajo tendría una forma
diferente: todo el tramo previo a la cantidad de trabajadores que, de alcanzarse, mostraría que el
mercado está empezando a “agotarse”, tiene una elasticidad infinita, o casi. En consecuencia, el
salario no se modificaría, y el proyecto captaría su gente sólo de los desempleados.83

83

Obviamente, esta es una situación extrema. En la práctica, aún con desempleo el proyecto sigue captando gente del “pool” de
empleados y de aquellos transitoria y voluntariamente alejados de la oferta, además de los desempleados. Para una descripción más
compleja véase Harberger, 1997: 48.

CEPAL - SERIE manuales

N° 39

147

Gráfico 24

COSTO SOCIAL DE LA MANO DE OBRA CON DESEMPLEO

Fuente: elaboración propia.

En la situación sin proyecto, el mercado demandaba N0 trabajadores, cuando el pleno empleo
se alcanzaba en N*. Por lo tanto, el desempleo era de N*-N0, y la curva de oferta era infinitamente
elástica hasta N’. El salario debería haber sido wmín, pero por regulaciones del mercado era de
wpagado para los empleadores, y wcobrado para quienes conseguían trabajo.

Al aparecer el proyecto en el mercado, la demanda “salta” hasta N1, donde N es el total de
trabajadores que demanda el proyecto. El salario no se modifica, y el desempleo desciende en N
trabajadores.

El costo social del trabajo es wmín, que representa el ingreso de oportunidad del trabajador
desempleado para dejar su situación actual y emplearse. Este ingreso mínimo es lo que el
desempleado recibe en concepto de subsidio de desempleo y otros ingresos ocasionales. El costo
privado es, obviamente, wpagado.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->