Está en la página 1de 7

VIETNAM

EL BALCÓN DE INDOCHINA
Joan R. Lladós

108 EL FARMACÉUTICO n.º 372 • 15 marzo 2007

110372-REPORvietnam.indd 108 16/3/07 12:17:23


Intenté evitarlo. Durante meses. No era el tipo de viaje que me apetecía. Un país arrasado
hace apenas tres décadas por las bombas, el napalm y numerosas armas químicas
(agente naranja, dioxinas, etc.) no parecía un destino adecuado para unas vacaciones.
Pero al fin... descarto la estancia en las montañas del Norte, el paso a Camboya, una
escala en Tailandia y el vuelo a la isla de Phu Quoc para no convertir en una mera anécdota
el paso por un determinado lugar y acabar confundiendo unos sitios con otros después
de 20 días de viaje. La ruta debe trazarse con cierta meticulosidad, ya que el balcón de
Indochina se extiende de Norte a Sur a lo largo de 2.000 km

Vista de Ha Noi

El impacto de Ha Noi Esta inercia no supone, necesariamente, el nos a nivel del pecho al tiempo que inclina-
Aterrizar en el aeropuerto de Noi Bai y encon- abandono de las más elementales normas de mos ligeramente la cabeza diciendo «xín
trarse en Ha Noi supone entrar de lleno en un precaución, de manera especial en las gran- chào» («hola», pronunciando «sin jòw»). No ol-
caos organizado: miles de motocicletas cir- des ciudades. En realidad, el país resulta se- vidar: hay que seguir sonriendo, hasta que al
culan separadas por escasos centímetros, a guro para el viajero: ni en los callejones más final acabaremos descubriendo nuestra pro-
velocidad relativamente lenta ciertamente, y oscuros por la noche ni en los innumerables pia sonrisa.
en los sentidos más dispares. Coches, ca- contactos callejeros hemos tenido proble- Capital de Tonkin (Norte), Ha Noi ha sido
miones, carros, bicicletas, triciclos y toda mas. Basta tener presente que procedemos siempre la verdadera capital de Vietnam, a
suerte de vehículos circulan con las cargas del lugar que inventó la novela picaresca. pesar de que la dinastía Nguyen estableciera
más inverosímiles, cuyo transporte, en un Aunque es imposible entender la lengua su corte, y la capital, en Hué en el territorio
aparente equilibrio inestable, parece desafiar vietnamita (ni siquiera su caligrafía occidental de Annam (centro). La capital de Cochinchi-
las más elementales leyes físicas. No se pro- permite la comprensión de cualquier texto na, Sai Gòn, solamente mantuvo la capitali-
ducen cambios bruscos de trayectoria: los escrito), la comunicación no resulta tan difícil dad estatal de Vietnam del Sur cuando el
vehículos practican una especie de tai chi cir- como podría parecer. Es suficiente con país se dividió en dos estados a partir de la
culatorio en el que basta el claxon como códi- aprender a sonreír igual que ellos. Muchos independencia de los franceses de Vietnam
go. Multitud de bocinas sonando a la vez se vocablos son de origen chino, aunque, en del Norte, después de la Segunda Guerra
antoja excesivo para el viajero occidental aun- realidad, se trata de una lengua de carácter Mundial (1945).
que, en realidad, su empleo no reviste el ca- silábico como la nuestra, aunque habría que La mejor forma de adentrarse en esta ciu-
rácter de conducción agresiva que tiene entre destacar su carácter monosilábico (todas las dad a orillas del Río Rojo (Song Hon) es a tra-
nosotros. Parece imposible, pero hay pocos palabras son monosílabos). La existencia de vés del Barrio Antiguo. Un recorrido que pue-
accidentes urbanos, leves en su mayoría. 6 tonalidades vocales, además de requerir de hacerse en pocos minutos, pero que
Lo mejor es dejarse arrastrar por el ritmo una pronunciación musicalmente exquisita, puede durar varias horas si uno se toma el
de los vietnamitas, para quienes levantarse supone una acentuación gráfica absolutamen- tiempo suficiente para apreciar los detalles
más tarde de las seis o las siete de la maña- te imposible para nosotros. La mejor fórmula de esta bulliciosa zona milenaria, en la que
na solamente es aceptable en personas en- para iniciar cualquier diálogo consiste en utili- pueden encontrarse toda clase de artículos
fermas. zar el saludo más habitual, juntando las ma- artesanales, artísticos, industriales o alimen-

Ha Long Bay 15 marzo 2007 • EL FARMACÉUTICO n.º 372 109

110372-REPORvietnam.indd 109 16/3/07 12:17:28


Vietnam

ticios (mercado de Dong Xuan). vista mientras se da lectura a la


En todo el ambiente se respira «leyenda de la espada recupe-
un olor especial, característico rada», según la cual, a media-
de la cocina vietnamita, el dos del siglo XV, el cielo envió
«nuoc mam». Se trata de una al rey Ly Thai To (Le Loi) una es-
salsa muy salada, elaborada pada que le permitió expulsar a
con pescado fermentando en los chinos. Al visitar el lago tras
grandes cubas durante doce la victoria, emergió de sus
meses y que se usa como sal aguas una enorme tortuga do-
de mesa o para mojar. Existen rada que tomó la espada y vol-
muchas variedades, pero las vió a sumergirse en las profun-
más refinadas tienen un aroma didades. Hay que visitar
mucho más sutil de lo que pue- entonces el pequeño templo
da imaginarse por el olor de las existente en el lago, al que se
más baratas. Existe una gran accede a través de un puente
cantidad de lugares para comer de madera, e informarse previa-
o tomar algo, desde los cafés mente sobre los horarios del
más occidentales (con servi- teatro de marionetas acuáticas
cios de internet y agencia de que se encuentra enfrente para
viajes) a los más auténticos, en organizar este paseo por el
los que se come en la calle centro de Ha Noi. Aunque exis-
acuclillado en taburetes mi- te una gran cantidad de lugares
núsculos (solamente para intes- para visitar entre museos y pa-
tinos a prueba de bomba), pa- godas, una visita profunda a Ha
Sobre estas líneas: Pagoda de las Montañas de Mármol. Da Nang.
sando por los restaurantes Noi debe pasar por el Templo
Debajo: Una de las puertas de la Ciudadela Imperial de Hué
vietnamitas propiamente di- de la Literatura (Van Mieu), la
chos. La oferta gastronómica Pagoda del Pilar Único (recons-
real es múltiple en su variedad y se adapta a cualquier presupues- truida en 1954, tras ser destruida la original del año 1050 por los
to. Se puede comer por dos dólares, pero por treinta, si se elige franceses antes de abandonar el país) y el Mausoleo de Ho Chi
adecuadamente, se asiste a una verdadera sinfonía de placeres vi- Min, personaje absolutamente clave en los últimos 80 años de la
suales, olfativos y gustativos. historia de Vietnam y sobre el que vale la pena profundizar para
Para retomar fuerzas y refrescarse un rato puede subirse a una darnos cuenta de hasta qué punto nuestras ideas previas pueden
cervecería a orillas del céntrico lago Hoan Kiem y recrearse con la ser erróneas. El culto existente a la personalidad de Ho Chi Min, sin

110 EL FARMACÉUTICO n.º 372 • 15 marzo 2007

110372-REPORvietnam.indd 110 16/3/07 12:17:30


reportaje
embargo, puede parecernos excesivo, habida cuenta de que prácti-
camente en todas las ciudades tiene un museo dedicado y de que
su retrato es aún más omnipresente. Hay que tener en cuenta que
su embalsamamiento y exposición (verdadero lugar de peregrina-
ción para los vietnamitas) se realizaron contra sus deseos, que no
eran otros que ser incinerado junto a objetos procedentes de todo
Vietnam.

Golfo de Tonkin
Puede aprovecharse el paseo por el Barrio Antiguo de Ha Noi para
contratar, en alguna de sus agencias (en cafés o no), un viaje a la
Bahía de Ha Long, situada algo más al norte, pudiendo pasar la no-
che, si así se desea, a bordo de un sampán en una zona única,
protegida por la Unesco, en la que más tres mil islas forman un la-
berinto de una belleza muy sugestiva. Es un paisaje kárstico, de
brumas inquietantes, un laberinto de islas en un mar que parece un
lago. Un universo sin historia, de tan lejana, donde el pasado se
pierde en épocas arcaicas. Islas que parecen sombras de otras is-
las, una cordillera fantasma. Islas negras, grises de lejos, que Río del Perfume. Hué
muestran su ropaje verde al acercarnos. Islas con una vida interior
oculta en cuevas jamás exploradas. Tal vez su carácter inhóspito
les ha obligado a replegarse sobre sí mismas, excavando galerías
y cavernas en las que sus lamentos puedan encontrar eco. Sólo al-
gunas brumas imprecisas, de vez en cuando, parecen apiadarse
de ellas y acariciarlas suavemente. Pero la aparente placidez de
las aguas verdosas y la belleza sublime de las rocas esconden se-
cretos legendarios de batallas ancestrales que los pescadores más
viejos alojan en un rincón olvidado de la memoria. Acontecimientos
mitológicos en los que un dragón de dimensiones enormes, proce-
dente de las montañas, vino a sumergirse en el mar. La furia incal-
culable de sus coletazos hizo que las aguas del mar inundaran esta
zona, dejando a la vista las cimas más altas que ahora vemos co-
mo islas. Donde el dragón se sumerge en el mar, Ha Long, es el
vestigio que ha quedado en el nombre de la bahía, del puerto y de
la ciudad. Mito o leyenda, entre los marineros aún circulan historias
extraordinarias de avistamientos de una extraña criatura de enor-
mes dimensiones a la que denominan «taraske».
Puede aprovecharse la excursión marítima (3 o 4 horas de nave-
gación, con visita a una cueva incluida) para llegar a la isla de Cat
Ba, que alberga pequeños pueblecitos de pescadores y un enorme Ceremonia religiosa. Templo de Cao Dai. Tay Ninh

Antigua sede del mando militar


norteamericano en Hué

15 marzo 2007 • EL FARMACÉUTICO n.º 372 111

110372-REPORvietnam.indd 111 16/3/07 12:17:34


Vietnam

Parque Natural. En caso de querer visitar las ciudades de Ha Long puede hacer incluso que nos sintamos transportados a la antigua
y Hai Phong, deberían ser incluidas a la ida o la vuelta de esta ex- Corte Imperial que desde esta ciudad gobernaba la zona central de
cursión, que finalizará de nuevo en Ha Noi. Vietnam.
Hué Da Nang
Para los desplazamientos largos de norte a sur puede confiarse Desde la antigua ciudad imperial de la dinastía Nguyen se puede
plenamente en los servicios de Vietnam Airlines, cuya puntualidad, tomar un tren con destino a Da Nang. El tren, que atraviesa prácti-
en nuestro caso, ha rayado en la plena exactitud, con una entrega camente todo el país, desde Ha Noi hasta HCM City, es un verda-
de equipajes casi inmediata. Para desplazamientos inferiores a los dero espectáculo, tanto por la vida que se desarrolla en su interior,
200 km, puede tomarse un taxi a precios muy asequibles, aunque como por su lento discurrir por una serpenteante vía única que bor-
debe calcularse una velocidad real de 50 km/h (puede incluso con- dea un paisaje delicioso junto al mar.
tratarse un guía local de habla inglesa o francesa). En las excursio- Da Nang, la liberada, fue ocupada al final de la Guerra America-
nes que duran hasta la tarde suele incluirse la comida, pero no las na (Guerra del Vietnam para nosotros) por dos camiones de guerri-
entradas a los lugares de visita. lleros comunistas, más de la mitad de los cuales eran mujeres, sin
Aunque el nombre actual de la ciudad, Hué, deriva de su antigua disparar un solo tiro. Los únicos enfrentamientos se produjeron en-
denominación, Than Hoa, que significa Paz o Armonía, siempre ha tre los soldados survietnamitas y la población civil, en la lucha por
sido una ciudad de intrigas políticas. Una ciudadela rodeada por ocupar los escasos aviones y barcos disponibles para la huida. Fue
una gruesa muralla de 10 km, a la que sólo puede accederse a tra- una verdadera batalla, con centenares de muertos. Actualmente,
vés de alguno de los 10 puentes sobre el foso que llevan a 10 es la cuarta ciudad del país por su importancia económica, pero
puertas diferentes (conjunto declarado Patrimonio de la Humanidad sus puntos de interés se centran en sus alrededores:
por la Unesco en 1993. La entrada principal, la Puerta de Ngo • Las Montañas de Mármol, desde cuyas cimas se contempla una

Diamond Superbowl. Sai Gòn


Mon, con su paso central reservado exclusivamente al emperador, fantástica vista de las islas Cham. Son grandes montañas de már-
ha sido testigo de numerosos acontecimientos históricos, siendo el mol con numerosas cuevas que alojan santuarios, talleres que tra-
más reciente la proclamación de la independencia de Vietnam. El bajan el mármol (ahora procedente de China) y varios templos bu-
intenso bombardeo que los norteamericanos realizaron sobre la distas. Las diversas montañas representan distintos elementos
ciudad en 1968 ha destruido gran parte de esta ciudadela erigida como agua, madera, fuego, metal (oro) y tierra. Su carácter sagra-
a semejanza de la Ciudad Prohibida de Pekín, dejando huellas que do las convierte en lugar de peregrinación, especialmente durante
aún son visibles en algunas zonas. «Bomb, bomb…», suelen decir los días de luna llena y luna de plata.
los vietnamitas señalando hacia un determinado lugar. Es recomen- • Aunque la mayor parte de la Montaña del Mono (Nui Son Tra) está
dable tomar un ciclo-taxi, ya que las distancias son excesivas para ocupada por una base militar inaccesible, existe una serpentean-
ir a pie. La circunstancia de hallarse a orillas del Río del Perfume te carretera rural a lo largo de la costa que conduce a una playa
(Song Huong) hace que solamente pueda accederse a ciertas zo- muy tranquila.
nas a través del río. Nada mejor que contratar una pequeña barca • Playa de Nam O y playa de China, verdadero destino nacional e
que nos lleve a través del río durante varias horas parando para vi- internacional de descanso, con más de 30 km de playas (de ma-
sitar tumbas reales (Minh Mang, Tu Duc), pagodas como las de yo a julio), que se convierte en destino para surferos experimen-
Thien Mu o templos como el de Nam Giao. tados de septiembre a diciembre.
Reponer fuerzas es fácil en Hué: la cocina vietnamita adquiere Fundado en la propia ciudad de Da Nang por la École Française
en esta ciudad y sus alrededores un elevado grado de sofistica- d’Extrème Orient (EFEO) en 1915, el Museo de Escultura Cham al-
ción, tanto en la elaboración de texturas y sabores como en la pro- berga la colección de esculturas cham más completa del mundo,
pia presentación de los platos. Algunos restaurantes se encuentran con piezas de los siglos VII al XV. Aunque esta cultura de origen
en jardines y acompañan la cena con música tradicional. En estas hindú desapareció totalmente en el siglo XV, mantuvo una época
condiciones, un menú de más de 10 platos, a cual más exquisito, floreciente, y belicosa, de más diez siglos de duración. Quienes ha-

112 EL FARMACÉUTICO n.º 372 • 15 marzo 2007

110372-REPORvietnam.indd 112 16/3/07 12:17:40


reportaje
yan quedado con un buen sabor de boca tras contemplar las escul-
turas cham podrán darse un estupendo banquete si anotan en su
hoja de ruta un nuevo destino: My Son. Se trata de un conjunto de
monumentos de ladrillo, declarado Patrimonio Mundial de la Unes-
co, al estilo de los famosos templos de Angkor (Camboya), y situa-
do en un hermoso valle al que puede accederse mejor desde la ve-
cina Hoi An. Por supuesto, existen excursiones organizadas. Pero
el verdadero «viaje» a My Son requiere levantarse de madrugada
para ver amanecer allí: con un poco de suerte y una buena dosis
de concentración, tendremos oportunidad de comunicarnos direc-
tamente con Shiva, a quien está dedicado uno de los templos (Bha-
dresvara). Y todo por el prosaico precio de unos 20 dólares (en
taxi desde Hoi An). El tráfico rodado en Sai Gòn
A partir de aquí, ya no olvidaremos que la población de Vietnam
pertenece a 52 etnias raciales distintas, aunque en realidad mu-
chas de ellas son bastante minoritarias. Algunos de estos grupos mer. Tampoco debería despreciarse la «rosa blanca», gamba al va-
nunca se han llevado demasiado bien con el poder político a lo lar- por envuelta en papel de arroz. En los mejores restaurantes pue-
go de su historia. Aunque actualmente las cosas están cambiando, den encontrarse caldos aceptables en la carta, aunque la opción
no dejan de ser vistos con cierto recelo por parte del poder actual. enólica más habitual es la cerveza, ya que se tolera mejor en el
ambiente caluroso de todo el país.
Hoi An Ho Chi Min City, de día (HCMC)
Puede llegarse en taxi desde Da Nang a esta encantadora ciudad
en la que puede irse a todas partes a pie o en bicicleta. Fue un flo- En 1859, la antigua Sai Gòn se convirtió en capital de Vietnam al
reciente puerto comercial entre los siglos XVII y XIX y conserva to- establecerse allí los franceses tras derrocar a la dinastía Nguyen.
davía un viejo encanto. Cursos de cocina vietnamita, actividades Tras la independencia de Vietnam del Norte (República Democráti-
artesanales, pagodas, templos, casas antiguas, un mercado e in- ca de Vietnam del Norte, RDVN) en 1945, mantuvo la capitalidad
cluso una playa pueden ocupar nuestro tiempo. Pero la aparente de Vietnam del Sur hasta que volvió a reunificarse todo el país en
tranquilidad del lugar esconde una actividad frenética, ya que Hoi 1975, tras la guerra con los americanos. Ciudad caótica, hasta en
An es un verdadero paraíso de todo tipo de compras. La confec- los numerosos nombres por los que ha sido designada. Bulliciosa,
ción a medida de un vestido de señora o un traje de caballero pue- rebosante, con grandes contrastes entre las actividades más tradi-
de realizarse en apenas 24 horas: primera visita para elegir el teji- cionales y la más lujosa modernidad. Vale la pena escoger un hotel
do y el modelo, segunda visita para probar y tercera para volver a céntrico, cerca del Hotel de Ville, el Teatro Municipal, varios merca-
probar y recoger. Los más comodones pueden optar porque lo en- dos y las tiendas más exclusivas, limitando al sur con el río Sai
víen al hotel. Gòn. Algunas calles del centro (zona de Dong Khoi) pueden hacer-
Pero no debe abandonarse la ciudad sin haber probado el plato nos sentir como en cualquier ciudad europea mientras que, en ba-
típico que esta zona aporta a la cocina vietnamita: «cao lau». Se- rrios como Cho Lon, la influencia china lo domina todo. Los edifi-
gún los expertos, el verdadero «cao lau» solamente puede comer- cios históricos y los museos, las pagodas, los diferentes barrios y
se en Hoi An. Se trata de fideos finos planos mezclados con pica- las excursiones al templo de Cao Dai en Tay Ninh, a los túneles de
tostes, brotes de soja y verdura, y cubiertos con finas lonchas de Cu Chi o al delta del Mekong pueden requerir, para completarse a
cerdo. Se mezcla con papel de arroz crujiente justo antes de co- conciencia, una estancia de 5 o 6 días. Con más tiempo, puede in-
tercalarse una estancia de varios días en alguna de las playas del
Mar de China meridional (Mui Ne, Phan Thiet).
Entrada a los túneles del Viet Cong. Cu Chi Aunque una buena visita diurna incluye los lugares citados en el
cuadro adjunto, el viajero podrá constatar, por sí mismo, que el
verdadero pulso de la ciudad se encuentra en la calle. Todo es po-
sible. La ciudad bulle de deseos de prosperidad. Revistas gratuitas
como Guide y Time Out pueden ayudarnos a conocer los eventos
más importantes de la ciudad y a irnos preparando para la noche.
Sai Gòn, de noche
Contemplar la puesta de sol desde la terraza del Saigon Saigon
Bar en la décima planta del lujoso Hotel Caravelle es una buena
manera de empezar la noche. La cena, en cualquiera de los innu-
merables restaurantes de las diversas orientaciones y precios,
puede resultar francamente buena y barata por 10 dólares. La
cuenta puede triplicarse en restaurantes de verdadero lujo como el
Mandarine o el Indochine, pero el viajero gastrónomo no quedará
defraudado. La oferta vietnamita se ve ampliada por una nutrida
variedad de buenos restaurantes de las más diversas cocinas (in-
dia, tailandesa, japonesa, china y francesa). Es importante preparar
bien el estómago, ya que la noche puede ser larga en Sai Gòn, cu-
yo nombre perdura en el lenguaje habitual a pesar de que el único
nombre admitido en los documentos oficiales sea el de HCM City.

15 marzo 2007 • EL FARMACÉUTICO n.º 372 113

110372-REPORvietnam.indd 113 16/3/07 12:17:41


Puesto de arroz.
Mercado de Phan Thiet

Vietnam

Desde la zona más selecta del Dong Khoi: la luminosa terraza


del Rex Hotel (antigua sede del mando norteamericano durante la
guerra), el bar del Hotel Continental (baluarte de los corresponsales
de guerra), el exclusivo Q Bar (frente al Hotel Caravelle) o los clu-
bes nocturnos como Underground y, sobre todo, el Apocalypse
Now, reservados para verdaderos noctámbulos.
Hasta la zona más desenfadada de Pham Ngu Lao: en ella, se
concentra animadamente una nutrida colonia de viajeros occidenta-
les que acude a locales como Lost in Saigon, Long Phi Bar, Allez
Boo Bar y Guns & Roses Bar.
Desde HCM City
Los alrededores se hallan, tanto en la costa como en el interior, re-
pletos de pequeños lugares en los que perderse, aunque las excur-
siones más habituales nos llevarán, en el mismo día, a los túneles
de Cu Chi y el templo Cao Dai en Tay Ninh y, en uno o dos días, al
delta del Mekong. Para aprovechar el viaje al templo de Cao Dai
hay que llegar a tiempo para asistir a la ceremonia en la cual la po-
licromía arquitectónica se mezcla con los distintos colores de los
vestidos de los oficiantes principales que representan a las diver-
sas orientaciones religiosas más importantes del mundo (budismo,
confucionismo, taoísmo, cristianismo, islamismo), algunos de cu-
yos principios se entremezclan con las creencias vietnamitas. El
caodaísmo, práctica religiosa exclusivamente vietnamita, constitu-
ye una amalgama un tanto especial, que encandiló a Victor Hugo.
En realidad, los caodaístas forman un grupo que, desde su crea-
ción en 1926, ha desempeñado un importante papel político y mili-
tar en la historia del país.
La visita a los túneles de Cu Chi pone en evidencia la tenacidad
de la lucha del pueblo vietnamita desde la guerra con los franceses
hasta la que mantuvieron con los americanos. La meticulosa inge-
niería de 250 km de túneles excavados a tres niveles distintos bajo
tierra (3, 6 y 9 metros) con medios puramente artesanales es muy
reveladora de esa voluntad que llevó a muchos vietnamitas a vivir
bajo tierra durante muchos años.
Una visita «completa» al delta del Mekong resulta mucho más
Información general
práctica si se pasa una noche en la zona. Uno de los activos de es- Cómo llegar: Con Air France se puede llegar
te fabuloso río que llega a tener hasta 4 o 5 km de anchura son a Ha Noi o Ho Chi Min City desde París
sus islas (Isla del Dragón, Isla del Unicornio, Isla de la Tortuga, en- a un precio razonable.
tre otras) y sus millares de canales navegables con algún importan- Duración: 15 horas a la ida Ha Noi
te mercado flotante. El verdadero valor actual de la zona del delta y 13 a la vuelta. w
del Mekong, prácticamente despoblada hasta el siglo XVII, reside Cuándo ir: de abril a septiembre. j
en la fertilidad de los aluviones de sus tierras, que las convierten No es época de lluvias y en las zonas Halong Bay
en una privilegiada zona de producción de arroz (más de la mitad calurosas no hace «demasiado» calor.
de la producción total del país). Las actividades se reparten entre Visado: obligatorio. Embajada de Vietnam
la visita fluvial al mercado de la misma naturaleza y las excursiones en Madrid (65 €)
a las distintas islas. En la del Unicornio, por ejemplo, puede verse Moneda: dong vietnamita (VND).
el proceso de producción artesanal de dulces derivados del coco y 1 euro = 20.000 VND; 1 dólar USA = 16.000 VND.
Aunque se puede pagar en euros o dólares en muchos
probarlos, acompañados de un delicioso té de jazmín. Aunque el lugares, el cambio de divisas puede realizarse en bancos,
nombre resulte un tanto extraño, debe probarse el pez al que deno- hoteles o agencias sin presentar documento alguno.
j Hue

minan «oreja de elefante». Trocitos de pescado con hojas de menta Precios: de risa. Peligrosos para los compradores compulsivos. Hoi An j
fresca, envueltos en papel de arroz, mojados en una salsa espe- Salud: para un viaje convencional, puede ser suficiente la vacuna
cial: sublime. La sencillez del lugar, apenas una choza con techo antitetánica y la antitifoidea. Es recomendable vacunarse contra la
de ramas secas, confiere al placer gustativo una magnitud exquisi- gripe. Viajes con estancias en la selva pueden requerir antipalúdicos.
ta de refinamiento. Consultar con los Servicios de Medicina Tropical. No hay vacunas
obligatorias. Nha Trang j
De vuelta del regreso Guías: la de Lonely Planet, sin duda. On line: www.lonelyplanet.es
La inapetencia inicial por el viaje, esfumada desde el primer instan- Información en la red: j Da Lat
te en Vietnam, se ha convertido prácticamente, al regreso, en una www.vietnam-travel.com www.viajevietnam.com
verdadera obsesión por conocer cada día más cosas sobre un país www.vietnamtourism.gov.vn www.vietnamonlinecom j
Ho Chi Min City
que no puedo apartar de mi pensamiento ni de mis sueños. Nada www.vnanet.com www.vneconomy.com.vn j Phan Thiet
será igual después de Vietnam. j www.vwam.com www.vietnamnews.vnagency.com.vn j Vang Tan

El país
Superficie: 331.653 km2
Población: 83 millones
Salario medio: 50-60 €/mes
114 EL FARMACÉUTICO n.º 372 • 15 marzo 2007

110372-REPORvietnam.indd 114 16/3/07 12:17:45