P. 1
Feria Nacional de La Pirotecnia en Tultepec - UAEM Zumpango

Feria Nacional de La Pirotecnia en Tultepec - UAEM Zumpango

|Views: 1.063|Likes:
Publicado porrey_18duff

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: rey_18duff on Jun 02, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/25/2013

pdf

text

original

SS UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE MÉXICO CENTRO UNIVERSITARIO UAEM ZUMPANGO

LICENCIATURA EN TURISMO 6° SEMESTRE
GESTIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL

JORGE LUÍS GÓMEZ ZERTUCHE

INVESTIGACIÓN: FERIA NACIONAL DE LA PIROTECNIA

NOMBRES: MARYCARMEN BARRERA RODRÍGUEZ BEATRIZ CÁRDENAS BOHÓRQUEZ LEZLI F. VERA CAMARGO

INTRODUCCIÓN

E

n el panorama de la cultura popular mexicana existen elementos imprescindibles que forman parte de una celebración de carácter civil o religioso: La música, la comida y desde luego los cohetes como se llama genéricamente a los castillos, toritos, bombas y una infinidad de accesorios de colorido fuego, que se presentan en toda su diversidad o aislados de acuerdo a

~1~

la importancia del evento. Con su presencia contribuyen al ambiente festivo provocando la admiración para unos y la diversión para otros. Al interior de los grupos populares el consumo de la pirotecnia se convierte en una afición desde la infancia. Todos alguna vez hemos disfrutado de las espectaculares luces de artificio que se producen al incendiar los juegos pirotécnicos; sin embargo, poco se conoce sobre su fabricación, las personas y los lugares en que se producen; como es el caso del municipio de Tultepec, en el estado de México. El presente trabajo tiene por objeto dar a conocer algunos aspectos del proceso de su producción, pero concretándonos a estudiar principalmente a la expresión viva de este para lograr así su difusión y conservación: La Feria Nacional e Internacional de la Pirotecnia, en donde se unen dos etapas muy importantes de la cultura popular: la Feria y la Fiesta, además de dar difusión a otras costumbres y tradiciones menores pero no menos importantes de dicho municipio con tal riqueza cultural, que sin embargo se mantiene al margen del desarrollo turístico. Aquí se hablará del municipio de Tultepec, su historia, sus tradiciones, su actividad económica y datos generales sobre este sin embargo, encaminado a la feria más importante: la de la pirotecnia y todo lo relacionado con ella.

MARCO TEÓRICO Para cumplir con nuestro propósito de difundir dicha feria se ha de hacer hincapié en algunos términos utilizados implícitamente a lo largo del desarrollo de este trabajo que será necesario revisar para la mejor comprensión y análisis de tal trabajo. Lo que se pretende lograr con la investigación realizada es difundir y conservar el patrimonio cultural compuesto por el conjunto de exponentes naturales o ~2~

productos de la actividad humana que nos documenta sobre la cultura material, espiritual, científica, histórica y artística de épocas distintas que nos precedieron y del presente, la cual todos estamos obligados a conservar. Precisamente es de igual importancia mencionar que el patrimonio es la síntesis simbólica de los valores identitarios de una sociedad que los reconoce como propios, en caso de Tultepec, el patrimonio mas relevante con el que se cuenta es el arte de la pirotecnia, que se ha difundido a través de los años, de generación en generación. De tal manera se llega al concepto de cultura, que se comprende como el conjunto total de prácticas humanas económicas, políticas, científicas, jurídicas, comunicativas, sociales y religiosas, aquí en esta ultima es donde ubicamos el tipo de cultura expuesto, se puede notar que las fiestas religiosas de Tultepec forman parte de la vida diaria, por lo que se establece que es parte de su identidad y trae como consecuencia la elaboración de la Feria de la pirotecnia, que a su vez forma parte de su cultura. Dicho esto, se dice que esta feria pertenece a la clasificación de patrimonio cultural intangible, puesto que se habla de las fiestas antes de la feria, la tradición. Pero de esta manera también se habla de un patrimonio cultural material, puesto que se establece en base a la elaboración de cohetes, que son el principal motivo de investigación, su confección y el arte de su elaboración que culmina en el producto tangible. Para esto es preciso mencionar la Gestión del Patrimonio Cultural, que se entiende como el conjunto de acciones programadas que tienen como objetivo conseguir la optima conservación de los bienes culturales y un uso adecuado de los mismos, que se ajuste a las exigencias sociales y a la eficiente administración de los recursos culturales, que es el principal objetivo de este trabajo y sobre este término esta desarrollado y que sin duda dejara enseñanzas valiosas a quienes interesados en la cultura popular de nuestro país, quieran entender como un producto asimilado por nuestra cultura, además de ser una importante fuente de empleos, forma parte de la vida y de la identidad de un pueblo que se engalana año tras año, lleno de tradiciones y costumbres que muy pocos conocen.

FERIA DE LA PIROTECNIA TULTEPEC, ESTADO DE MÉXICO Tultepec Es un municipio del Estado de México, ubicado al norte de la zona metropolitana de la Ciudad de México. El municipio se localiza en la parte norte del estado, sus coordenadas de latitud norte 19º41’ y ~3~

99º08’; de longitud oeste; se encuentra a una altura de 2,280 msnm. Limita al norte con Nextlalpan y Melchor Ocampo, al sur con Tultitlán y Coacalco, al oriente con Nextlalpan y Tultitlán, y al poniente con Cuautitlán. Se caracteriza por las actividades pirotécnicas, por lo cual se autonombra "La capital nacional de la pirotecnia". Como lo indica la imagen, el significado náhuatl del vocablo "Tultepec" se deriva de Tollin: Tule, Tepetl: Cerro Co: En que significa En el Cerro del Tule. El nombre representa una característica local, puesto que el pueblo original, estuvo en la cima del gran islote de Xaltocán, donde crecía en abundancia la planta del tule, no sólo en las orillas del islote, sino en todo el lomerío. Contaba en el año 2000 con 93,277 habitantes (la mayoría mujeres). El nivel de alfabetización es superior al 95%, a pesar de tratarse de que la mayoría de sus localidades son de índole rural y agrícola. Anualmente en el mes de marzo, se lleva a cabo en el municipio la Feria Nacional de la Pirotecnia, con participaciones de pueblos y empresas dedicadas a este negocio. Junto con la Pirotecnia, las actividades agropecuarias ocupan a la mayor parte de la población, cuya industria y servicios son aún incipientes. No obstante, el enorme crecimiento de la Ciudad de México ha traído una enorme cantidad de personas al municipio, cuya fisonomía comienza a cambiar. Historia Los primeros pobladores de Tultepec fueron los Chichimecas. Además de los Otomíes, que tuvieron su apogeo en el siglo XIII. Después de la conquista Tultepec perteneció a la Encomienda de Cuautitlán a cargo de Alonso Ávila. Esta Encomienda comprendía los actuales municipios de Zumpango, Xaltocán, Huehuetoca, Coyotepec, Teoloyucan y otras comunidades. Los últimos encomenderos fueron Alonso de Ávila Alvarado y su hermano Gil González de Benavides el joven, ambos ejecutados por conspiración el 3 de agosto de 1566, día en que los pueblos de la Encomienda fueron devueltos a la Corona. En 1610 se congregó a la población de Tultepec, en el valle situado entre el gran islote y el pequeño montículo de San Martín. Los misioneros franciscanos trazaron el nuevo pueblo de Tultepec, quienes lo dedicaron a la Natividad de Santa María. Solicitaron a don Luis de Velasco II, un terreno para construir su templo y se los concedió el 16 de marzo de 1618. En las postrimerías de la guerra de Independencia, don Pedro Pánfilo Urbán, con apoyo del pueblo solicita a las autoridades españolas, que sea reconocido el pueblo de Tultepec como ayuntamiento. El reconocimiento fue hecho el 3 de mayo de 1821, bajo las leyes de Cádiz. Para 1894, el municipio pierde territorio al crearse la municipalidad de Ocampo. En 1899, se suprime esta municipalidad y se agrega nuevamente a Tultepec. En ~4~

1915, el entonces gobernador Gustavo Baz crea el municipio de Melchor Ocampo. Sin embargo, es hasta el 1 de enero de 1918, cuando empieza la gestión del nuevo municipio. Principales Sectores, Productos y Servicios Se destinan 1,557 hectáreas a la actividad agrícola. Su producción es: avena forrajera, cebada, frijol, maíz, trigo y alfalfa. La superficie agrícola se ha visto disminuida, entre otros factores, por el aumento de la mancha urbana. Ganadería La producción ganadera es de bovinos, porcinos, ovinos, caprinos, equinos, aves de corral, conejos y colmenas. La producción de leche en un 50% es destinada al consumo local y el resto a la industria. Industria La actividad industrial en el municipio se da en 79 establecimientos de manufactura. Las principales empresas son Eurocar de México, Asfalto Industria y la Nacional Constructora. Comercio En 1993, había 660 establecimientos comerciales y 225 de servicios. Los miércoles de cada semana se realiza el tianguis municipal. También se cuenta con seis lecherías de Liconsa. Servicios Se cuenta con tres restaurantes, que proporcionan servicios de calidad. Cada año mejora el servicio para los visitantes.

Turismo En las ferias patronales se pone de manifiesto el arte de la pirotecnia y representan una atracción turística, aunque muy poco desarrollada y considerada por el municipio. Monumentos Históricos Se encuentra el Santuario de Nuestra Señora de Loreto que data del siglo XVI y el palacio municipal. En arqueología están las zonas de Totola, Emiquía y Cantera. También podemos encontrar el Único Mercado de Artesanías Pirotécnicas de Latinoamérica o mercado de San Pablito en una extensión de casi 10 hectáreas a las afueras de la cabecera municipal, supervisado por las autoridades ~5~

federales en materia de explosivos y que cuenta con 300 puestos donde se expende juguetería pirotécnica. Se cuenta con una casa de cultura, tres bibliotecas. Grupos de danza que han realizado giras por Europa y Estados Unidos. Además del archivo municipal. El comercio en la localidad fue importante; entre los productos destacan el pulque, la alfarería, la sal y el tequezquite, para lo cual eran trasladados a la ciudad de México; además, se llevaban pollo, guajolote, conejo, chichicuillote, granos y forrajes. Música Tultepec es por tradición una comunidad que ha dado grandes músicos desde el siglo pasado. Hoy la escuela de música funciona espléndidamente en la Escuela de Bellas Artes Además, se tiene la Asociación de Intérpretes y Amigos del Bolero, A.C., presidida por el profesor Antonio Vázquez Urbán. Recientemente fue publicado por el H. Ayuntamiento un libro y un CD de música de autores tultepequenses elaborado por la cronista del lugar Juana Antonieta Zúñiga Urbán. En ésta obra se narran pasajes de la historia musical de Tultepec entre los que destacan la historia de la Sociedad Filarmónica de Santa Cecilia, el desfile tradicional "del Vitor" (que es una celebración propia de los músicos) y su participación con destacados revolucionarios entre otras anécdotas. Artesanías La producción de juegos pirotécnicos es la más bella de las artesanías, proviene de más de dos siglos atrás y ha dado ocupación a varias generaciones. Esta artesanía toma auge a partir de la Feria Nacional e Internacional de Pirotecnia. Desde hace 120 años han destacado innumerables tultepequenses en la creación de juegos pirotécnicos. Gastronomía Tultepec cuenta con una gastronomía muy variada y típica entre ella encontramos los Tlapiques, que son un envoltorio en una hoja de tamal de tamaño grande el cual está preparado con tripas de pollo y menudencia además con tomate y cebolla, otro muy famoso es el Miximole, es un guiso preparado con chile verde, cilantro, cebolla, ajos, pescado blanco o acociles; así como otros más conocidos como el Revoltijo, los Tamales de Frijoles, el Mole y los Nopales en sus diferentes guisos

~6~

Fiestas, Danzas, Costumbres y Tradiciones En el municipio aun se conserva la tradición de preparar las ofrendas para recibir a los muertos que, según la creencia, regresan a convivir con sus familiares. Otra de las costumbres es que los días de fiesta, los habitantes realizan figuras de papel picado para adornar las calles, decorar los arcos y diseñar tapetes de aserrín de colores para cubrir las calles. En algunas comunidades la semana santa es silenciosa, no se escucha la radio y debe visitarse a los enfermos. Tultepec es católico y mariano. Tiene cerca de 60 mayordomías, 20 sociedades religiosas. Las fiestas más significativas son: la fiesta patronal del 8 de septiembre, “La natividad de María” junto con “Nuestra Señora de Loreto”; el 8 de marzo, muerte de “San Juan de Dios”, patrono del gremio pirotécnico. Ambas fiestas están llenas de colorido, música, pirotecnia multicolor, repiques a vuelo, juegos mecánicos, espectáculos al aire libre, chasquido de vasos y copas. Hay una tradición similar en el barrio de la Piedad en Tultepec. A partir de 1992. Se han realizado ferias nacionales e internacionales de juegos pirotécnicos, a la par del Simposio Internacional de Escultura en Acero Inoxidable. Durante las fiestas del Corpus Christi y del santo jubileo se realizan coloquios y se recitan fragmentos literarios. Ambas fiestas están llenas de colorido, música, estruendo de cohetes, repique a vuelo, pirotecnia multicolor, vendimias, juegos mecánicos, espectáculos al aire libre, grandiosos bailes con orquestas y grupos de moda. Románticas noches de luna “… De las noches de octubre, las mas hermosas…”, “…brilla la noche serena, riza alegre el agua azul…” Así cantan los trovadores en las noches apacibles y serenas de Tultepec, este pueblo esta lleno de canciones de duetos, tríos, cuartetos que cantan a pie de la ventana de donde escucha la amada. Algunas de estas obras poéticas y corridos más famosos: Bulliciosas y alegres fiestas en la colonia de San Antonio Xahuento A la fiesta de Xahuento Se hace extensa invitación Con regocijo y contento Sin ninguna distinción La colonia esta que prende Por su fiesta principal en el año este ~7~ Presente, en el veinte del actual. En la mañana ocurrimos A la misa y a rezar Con San Antonio cumplimos Y después a retozar Se alborota la mollera,

Da cosquillas de pensar Que con todo y pipiolera Se vendrán a parrandear. Vísperas, salva y cuelga Romerías en procesión Y en torna fiesta se espera Una selecta audición Habrá dos bandas, repiques, Globos, cohetes de tronar Y otros muy cohetes y toros De beber y de torear. Gallos, distintas carreras De caballitos violentos Bicicletas y tortugas De muchachos y jumentos; Bailes, rifas divertidas Para viudas o casadas, Gorros, confeti, medidas Para niñas y alisadas Flores, jarritos, juguetes Y trompadas de panocha, Les arrastrara la piocha Las gorditas en paquetes Juegos, frutas, nieve, pasas Y quemitas de pomada, Elotes y calabazas Mole de trompa y patada. ¡Ah que almuerzo tan sabroso, Se saborea en campo razo! Nadie será melindroso Ni quedara sin retazo.

Al olor del pulque y nejas Saliva se hará el bocado, Harán de las agua frescas Y buen chico preparado. Guacamole, barbacoa, Totomorros, quesadillas, Enchiladas con cebolla Las de harina, tortillas. Buen apetito y al rato Aunque sin ser tan glotones Nos quedaremos panzones Y faltara el carbonato.

Tacos, tortas, chicharrones Y, a… Pachuca de pasada Si les gana, en los camiones, Podrán hacer su llegada. ¡A la fiesta de Xahuento, Diecisiete de corriente, No lo olvide ni un momento Y prepare bien el diente!. Nadie quede huerfanito Y con el gran sentimiento De no venir a Xahuento A gozar de lo bonito.

~8~

La comisión Corrido de Tultepec Vengo a cantarles, señores las coplas de mi canción; lo que sucedió en mi pueblo, recuerda mi corazón. Una tragedia espantosa, en Tultepec sucedió: era el ocho de febrero cuando el desastre ocurrió. Muchos de nuestros paisanos del trabajo regresaban, sin pensar que en el crucero la muerte los acechaba. Era el tren que iba pa’l norte el que un carro arrastrara, sembrando dolor y muerte, y los hogares enlutara Año del sesenta y cinco recuerdo con gran dolor: a las ocho de la noche la muerte los sorprendió. Padres, madres y hermanos llorando su soledad, por todos sus familiares que nunca mas volverán. Señores ya me despido, Ya que me voy a retirar, dejando aquí este corrido que siempre recordaran

Epigmenia Sánchez de Ramírez

FERIA DE LA PIROTECNIA Orígenes Etimológicamente, "pirotecnia" tiene sus raíces en las palabras griegas piros, fuego, y techné, arte o técnica, y significa "el arte que trata de todo género de invenciones de fuego". Desde sus orígenes la pirotecnia se divide en dos: la militar y la civil, aunque los ~9~

mismos artificios que se empleaban para los menesteres de la guerra servían para animar las fiestas y regocijos de la paz. Chinos, indios y egipcios fueron buenos aficionados de este arte; transmitieron sus conocimientos a los griegos y posteriormente a los romanos, quienes dejaron en sus escritos descripciones de sus fiestas nocturnas, en las que el arte del fuego jugaba el papel principal. Sin embargo, a la caída del Imperio Romano (siglo IV d. de J. C.) la pirotecnia sufrió una gran decadencia, volviendo a renacer en los siglos XI y XII con nuevas composiciones y mezclas que tuvieron gran aceptación en los festejos públicos. Por su parte, el árabe Nedjen Eddin Hassan Alzammab escribió en el siglo XIII algunas recetas para producir fuegos artificiales; entre las que cita, se encuentran las estrellas, los vapores de colores, las guirnaldas, los centros de colores, las ruedas y los cohetes volantes. En España los árabes hicieron renacer los fuegos artificiales en todas las fiestas, fabricando cohetes, bombas, tracas y luces de colores; no había festejo popular donde no se corriera la pólvora.. En las crónicas de los reyes de Aragón y Condes de Barcelona se leen frecuentes descripciones de artefactos que hacían las delicias del pueblo; aragoneses y catalanes llevaron a otros países el gusto por estas fiestas, encontrando en Italia gran entusiasmo por la pirotecnia. De igual manera, en Francia despertó mucha afición, principalmente durante los siglos XV y XVIII, pues, en este último, Luis XV gustaba mucho de los fuegos artificiales. En esta época se reconocían dos escuelas dedicadas a cultivar dicho arte; la primera de ellas, al norte del continente, cuyo centro de desarrollo se localizó en la ciudad de Nüremberg; la otra, en Italia, representada por los hermanos Ruggieri, que en Boloña tenían sus actividades. Aunque la primera participaba activamente en los progresos de la pirotecnia, los Ruggieri mostraban marcadas ventajas sobre ella, pues su creatividad y efectos artísticos producían mayor impacto visual sobre su público.

~ 10 ~

Fue hasta el primer cuarto del siglo XIX cuando se inició la etapa moderna de la pirotecnia, gracias al francés Chertier, quien inició el empleo de dos nuevos agentes químicos en las composiciones de los fuegos artificiales: el clorato de potasa y el nitrato de estronciana. El público empezó a apasionarse por las magníficas estrellas de púrpura que salían de los cohetes y las bombas, resplandeciendo en el espacio como meteoros luminosos. Cabe mencionar que, hasta el siglo XVIII, los maestros pirotécnicos vivían aislados y transmitían la experiencia adquirida a sus aprendices bajo secreto y sin dejarlos escribir sus extrañas recetas, con el fin de que éstas no cayeran en otras manos que las de sus discípulos. Fue hacia la mitad del siglo XIX cuando los estudiosos de la pirotecnia publicaron, en el Boletín de la Sociedad Química de París, las combinaciones para producir los fuegos artificiales. Además, se pudieron conocer, ya no empíricamente, sino por medio de fórmulas, los efectos que producían determinados elementos. Con esto, el arte pirotécnico se enriqueció y se difundió aún más. Lograr colores como el rojo, rosa, lila, azul, amarillo, verde y blanco en diversas tonalidades se volvió común para los artesanos; asimismo, la variedad de formas se acrecentó, dando como resultado que casi cualquier figura fuera reproducida y apreciada en sus diversos colores; en la actualidad se pueden apreciar estrellas, abanicos, soles, palmeras, nombres, figuras humanas, glorietas, pabellones, cohetes, coronas, castillos o los tradicionales toritos mexicanos. La pirotecnia es un sueño vestido de fuego de colores y de fiesta, no existe sin algo qué festejar; con ella, en la celebración sucede la magia de ver iluminado el cielo con grandes figuras de colores que se encienden, giran y silban al viento. Pero para conocer la pirotecnia actual, es necesario referirnos a los orígenes que tuvo en México: durante los primeros años de la Colonia, los españoles realizaron justas, torneos y pasos de armas de carácter medieval para amedrentar a los señores indígenas; se exhibían ante ellos en complicados ejercicios ecuestres, acompañados a veces del estruendo de cañones y arcabuces; posteriormente, los torneos se efectuaron para celebrar a la nobleza, acompañados por fuegos pirotécnicos. Se tiene memoria de que, en 1640, se realizó uno de los últimos combates en la ~ 11 ~

ciudad de México, presenciado por el virrey duque de Escalona, y culminó, nos dice Luis Weckman en La herencia medieval de México, "cuando los combatientes unieron sus fuerzas para luchar contra un monstruo pirotécnico, una sierpe de notable grandeza despidiendo de sí mucha artillería". Ese mismo año, pero en Puebla, el obispo Juan de Palafox y Mendoza organizó, con motivo del paso del virrey Escalona por esta ciudad, una justa con doce hombres armados con corazas que pelearon entre cohetes y tiros Con el arribo de los primeros conquistadores, llega a América la pólvora, usada principalmente en cañones y pistolas. Posteriormente y una vez establecidas las colonias de los españoles, concretamente la Nueva España, comienza con el desarrollo de la industria

familiar conservando los patrones de organización gremial como en Europa. Con el establecimiento gremial se obligaba al aspirante a artesano o maestro, a aprender bien el oficio que pretendía ejercer, por lo que en caso de los coheteros, solamente podían ser reconocidos como maestros fabricantes de pólvora después de “estudiar” seis años y ser examinados. Otras de las exigencias era que el establecimiento de los talleres fuera a las orillas de la ciudad, para evitar accidentes, aspecto que no se ha modificado hasta la fecha. Al ser suprimidos los gremios con la ley del 8 de junio de 1813 que autoriza “…a todos los hombres avecinados en las ciudades del reino, a establecer libremente las fabricas y oficios que estimaran convenientes sin necesidad de licencia o de ingresar a algún gremio…” es posible que se instalaran

~ 12 ~

fabricantes de pólvora en territorios mas alejados de la ciudad de México. Orígenes de la pirotecnia en Tultepec Por anterior dice que durante este periodo cuando lo se es

se

establecieron los primeros productores de cohetes en Tultepec, que para entonces con una población mestiza dedicada principalmente a la producción del pulque y al trabajo agrícola. Respecto al Estado de México, la frase "la pirotecnia vive en Tultepec" engloba la trascendencia que este arte tiene para los habitantes del municipio, pues ha estado ahí como elemento diario y como parte importante de la cultura del lugar. Es difícil determinar quien fue el primer productor, puesto que cada uno de los productores aseguran que fue su antepasado quien inicio el oficio en Tultepec Los orígenes de la pirotecnia en Tultepec se remontan a más de dos siglos, cuando la pólvora se fabricaba con carbón de jara y tequesquite, que se extraía del lago de Texcoco y de los volcanes. Al inicio, los artesanos tultepequenses trabajaron el carrizo, después la piel y por último el papel, que es uno de sus principales elementos que en la actualidad se usan.

~ 13 ~

Durante el desarrollo de esta investigación se observo, en primer término, que el proceso productivo es una industria familiar de tipo “artesanal”, aunque actualmente existen talleres que emplean maquinaria para elaborar algunos productos como la pólvora; y segundo, que existen tres grandes especialidades pirotécnicas que pueden agruparse en: Castillos, Juguetería y Luz de Bengala; siendo los dos primeros de mas antigua manufactura.

Los primeros pirotécnicos del municipio eran fabricantes empíricos que no tenían conocimientos químicos; sin embargo, el moderno artesano conoce los equivalentes químicos de los cuerpos que emplea, sus cualidades y propiedades, los compuestos que los forman y su naturaleza, con lo que logra las mejores creaciones y la mayor ~ 14 ~

seguridad posible. Algunos de los elementos que emplean y efectos que producen son: antimonio (produce el color blanco azulado), bicarbonato de sodio (produce el color amarillo), cloruro de mercurio (aumenta el color), sulfato de cobre (produce el color azul), sulfato de estroncio (produce el color blanco), azufre (presente en la mayoría de las mezclas) y clorato de potasio (actúa como explosivo).

Para que los artesanos preparen un kilogramo de pólvora, requieren 730 gramos de nitrato de potasio (salitre al 73%), 150 gramos de carbón (15%) y 120 gramos de azufre (12%); pulverizan los elementos, uno por uno, los reúnen y agregan 250 mililitros de agua destilada, mezclan todo hasta formar una pasta dura que se espolvorea manualmente, después se pulveriza y se cierne. De los habitantes del municipio, 60 % están involucrados directa o indirectamente en la elaboración y puesta del espectáculo pirotécnico, o en la fabricación de castillos y juguetería. Otras creaciones que manifiestan la imaginación y habilidad de los artesanos son los personajes históricos, religiosos y de leyendas, así como los objetos de especial significado para las localidades. En la entidad mexiquense, además de Tultepec, existen otros municipios dedicados a este arte como Almoloya de Juárez, Capulhuac, Coyotepec, Tecámac, Tenango, Texcoco y Toluca; de este último destaca la comunidad llamada San Mateo Otzacatipan.

~ 15 ~

La pirotecnia en Tultepec ha sido un modo honesto de vida, el sostén económico de numerosas familias y un vehiculo de expresión de los sentimientos, costumbres y de una cosmovisión de la vida, existiendo una estrecha relación con la vida religiosa de los artesanos pirotécnicos en particular y con la población de Tultepec en general. La fiesta titular del santo patrono de los pirotécnicos se celebra el 8 de marzo que connota la fecha en que falleció Juan de Dios en el año de 1550, religioso portugués que se dedico al cuidado de los enfermos y estableció una serie de hospitales fundando así la orden de los Hermanos Hospitalarios que lleva su nombre.

Los pirotécnicos de Tultepec lo adoptan como su santo patrono e intercesor pues de acuerdo a la tradición, se refiere que en una ocasión, un hospital se estaba incendiando y Juan de Dios entro a este ~ 16 ~

cuando estaba en llamas para salvar a los enfermos y logro salir ileso del edificio, esta asociación con la exposición al fuego y resultar sin ninguna quemadura alentó a los pirotécnicos tultepequenses para nombrarlo su protector.

Qué mejor ocasión para observar el arte pirotécnico que la feria dedicada a esta rama artesanal “la pirotecnia”; la festividad es organizada por la Asociación Pirotécnica de San Juan de Dios, en ella se conjugan las celebraciones religiosas y eventos populares en honor a su santo, entre las primeras se encuentra el novenario previo a la fiesta, celebraciones litúrgicas y procesiones en los días de víspera, fiesta y torna fiesta, que se transfieren al fin de semana mas próximo al 8 de marzo, en ellos se ofrenda la salva de cohetes, quema de castillos de día y de noche, lanzamiento de globos de Cantolla además se disfruta de las interpretaciones musicales de las bandas de viento y de la comida tradicional de los días de fiesta. Desde hace 21 años (1988) en el municipio de Tultepec se realiza la Feria Nacional de la Pirotecnia. Evento que persigue expresión artística y cultural de la pirotecnia. Esta se lleva a cabo en la plaza de Hidalgo, el principal atractivo lo representan los concursos pirotécnicos (quema de toritos). Dicha feria surgió con el objeto de aumentar las posibilidades comerciales y, más aún, para atraer turismo a la región. En años anteriores han asistido artesanos de Canadá, Estados Unidos y Japón, así como de poblaciones del estado, por ejemplo: Chimalhuacán, Toluca y Zumpango. Esta celebración, con la que los tultepequenses celebran a San Juan de Dios abarca actividades como juegos mecánicos, bandas de música, comida típica y exposiciones de diversos productos de los países que asisten a ella. La feria se cierra con la quema de los castillos, durante la cual los jueces califican creatividad, imaginación, colorido, continuidad, duración y movimiento, entre otros aspectos.

~ 17 ~

Pero si hay algo en su fiesta es precisamente el fuego convertido en arte por las manos artesanales de los devotos de san Juan de Dios. La fiesta de la pirotecnia es el centro de las fiestas de la comunidad, que con sus características peculiares se van a extender a todas las demás festividades del ciclo anual en la

comunidad. El pueblo “…encuentra en la fiesta un medio para reafirmar lo que en su identidad procede del pasado y en los cambios, la forma de actualizar la representación de sus carencias, sus desigualdades, pero también su cohesión histórica…” Es precisamente la fiesta el lazo visible de la cohesión de la comunidad. El pueblo no solo esta junto a las fiestas, si no que se siente la fiesta como en una manifestación colectiva de la población. Se siente orgulloso de sus fiestas y que en estas a su vez proyectan la imagen de lo que la población es en si misma. Por eso a las visitas orgullosamente se les cuentan las tradiciones de la comunidad y se les invita a presenciar la quema de los fuegos artificiales como parte que viene a ser culmen en la fiesta. De tal manera que “…las fiestas campesinas, de raíz indígena, colonial y aun las religiosas de origen reciente, son movimientos de unificación comunitaria para celebrar acontecimientos o creencias surgidas de ~ 18 ~

la experiencia cotidiana con la naturaleza y con otros hombres…” Así conjugamos el trinomio fiesta, vida comunitaria y pirotecnia, puesto que la esencia de la fiesta lo constituye la pirotecnia, sin la cual no hay fiesta y no solo la pirotecnia en cuanto a consumo, si no propiamente en cuanto a su producción y en cuanto a que ella misma genera la principal fiesta de la población. La población de Tultepec, con plena justicia, año con año defiende lo valioso que tiene. Una cultura propia, manifestada simbólicamente en la construcción de enormes castillos que unen la tierra con el cosmos para proporcionar unos momentos de elevado estético comunitario La amplia gama de creaciones ha sido clasificada en dos grupos: uno comprende los fuegos artificiales, espectáculo aéreo que contempla castillos, canastillas, bombas, cometas, cohetones bomba, abanicos de luz y trueno, efigies, cascadas, lluvia de brillantes, bombas lentejuela, bombas araña y crisantemos. El otro grupo abarca la juguetería y en ella se encuentran: el pino, el volcán, la multibomba, las bombas con centro de color, el gusano, los chifladores de vara y trueno, los cohetes bomba-luz, los buscapiés, la luz mediana, la luz de cigarro, la mini cascada espacial, la candela, el misil, la abeja, la minibomba, el relámpago, el cañón, el avión, el torbellino, la paloma y el mini cohete, entre muchos otros. Respecto a los castillos, éstos se forman con varios cuerpos, cada uno consta de dos ruedas laterales, dos posteriores y una frontal que contiene la figura;

~ 19 ~

posteriormente se elaboran los tubos con pólvora y se colocan en los cuerpos; se ensamblan y se dejan las mechas. Por tradición, el encendido del castillo siempre ha sido manual; sin embargo, el pirotécnico de Tultepec Manuel Reyes Arias, haciendo uso de la tecnología, creó un dispositivo electrónico que reduce riesgos para los artesanos; su innovación emplea la computadora: acciona el encendido mediante un programa que emite impulsos electrónicos acordes a los tiempos y notas de cierta canción, permitiendo que el castillo se vaya activando según el diseño. Este programa lo puso en marcha en ciudades de Estados Unidos de Norteamérica. La celebración más popular es la “quema de toritos” en honor a San Juan de Dios. Los toritos se fabrican con una armazón de carrizo e hilo; se forra la estructura con periódico y cartón, después se adorna con papel de colores y se fija sobre dos ruedas; al momento de encenderlo y torearlo, lanza buscapiés.

Sin embargo, los concursos de “bombas”, la quema de castillos y los piro musicales son los espectáculos en los que los artesanos muestran su creatividad: a veces dibujando en el cielo figuras de héroes patrios y santos, a veces al ritmo de música. Además de los espectáculos pirotécnicos, la organización de la feria prepara un programa que incluye música en vivo de diferentes géneros como jazz, rock y música popular; show de payasos, y la presencia del Ballet de Danza Folklórica del Instituto Nacional de Bellas Artes.

~ 20 ~

Otra creación menos conocida es la mojiganga: una muñeca de cartón que baila de manera burlona e irónica; al igual que el torito, logra la diversión de quienes observan, gracias a la alegría y ritmo de quien la conduce. Muy populares son las palomas, que se elaboran con tiras de periódico, se rellenan de pólvora, se cierran mediante dobleces, se sellan con pegol y se les incrusta la mecha; en tanto que el buscapiés es un tubo de periódico que lleva pólvora, tierra con dextrina y otra mezcla que se fija con una gota de cerilla.

Otra gran celebración en Tultepec es la que se conmemora cada 8 de septiembre para festejar la natividad de María, conocida como Virgen de Loreto; este día es el más importante para los habitantes del municipio. Vuelven los juegos mecánicos y se disfrutan la comida, la música y, por supuesto, las creaciones e innovaciones pirotécnicas. Todo ello envuelto por el culto religioso, que hace de esta celebración un día de fiesta sin igual en Tultepec Pirotécnicos destacados por sus experimentos y creaciones (1880-1990) Agustín, Miguel y Gregorio Fiesco (1900-1920) José Solano Urbán revolucionó juguetería, castillos y fuegos pirotécnicos (1920) Felipe Reyes obtiene la luz fina roja y amarilla (1920) Ángel Guadalupe Flores inventores de la luz de estrella y la luz de bengala, del cohete bomba y de éste, resulta el cohete morado y la bomba de tres tiempos la

~ 21 ~

(1920) Cirilo Sánchez saca los globos aerostáticos de siete metros de altura que jamás se volvieron a ver después de su muerte (1930) Tomás movimiento Romero inventa los fuegos de

(1933) Felipe Fiesco y Ángel Urbán Rivero inventan el blanco eléctrico (1933)Marcos Romero y Felipe Fiesco inventan la bomba araña (1934) Julián Romero inventa la rueda con dos figuras Marco Romero perfecciona la rueda con dos figuras

CONCLUSIONES Como podemos notar, México esta lleno de tradiciones y manifestaciones culturales que se han preservado por si mismas a través del paso de los años y que no notamos su presencia por la cotidianidad de las mismas. ~ 22 ~

Un ejemplo claro de esta situación es el municipio de Tultepec, que cuenta con una gran riqueza cultural y que sin embargo, ¿Quién conoce Tultepec?, ¿Quién sabe cuales son sus tradiciones, sus fiestas?, que estás bien podrían hacerse saber por si mismas, como lo han hecho hasta ahora, pero no es suficiente para lograr una preservación mas seria, solo sus pobladores son quienes están consientes de la importancia que estas actividades tienen y sobre todo de su conservación y preservación. Con este trabajo se trato de cubrir algunos de estos aspectos del patrimonio que no son considerados como tal o tomados en cuenta y que sin embargo son parte crucial en la identidad de nuestro país, como lo son las artesanías y la feria pirotécnica de un pueblo culturalmente rico y lleno de tradiciones propias dignas de conservación y preservación.

~ 23 ~

BIBLIOGRAFÍA Estudios Regionales del Norte del Estado de México LA PIROTECNIA EN TULTEPEC 1ª edición H. Ayuntamiento Constitucional de Tultepec 1997-2000 Academia de Historia del Norte del estado de México
• •

Oficina de Desarrollo y Gestión de la Pirotecnia Presidencia Municipal
• •

Archivo Municipal de Tultepec Wikipedia, la enciclopedia libre

Monografía del Municipio de Tultepec

www.feriadelapirotecnia.com

~ 24 ~

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->