P. 1
Contaminacion Atmosferica por Agroquimicos INSECTICIDAS

Contaminacion Atmosferica por Agroquimicos INSECTICIDAS

|Views: 7.049|Likes:

More info:

Categories:Types, Research
Published by: Jose Carlos Chacaltana Mendoza on May 30, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PPTX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/31/2013

pdf

text

original

CONTAMINACIóN AMBIENTAL

Contaminación por Agroquímicos e Insecticidas

Blgo . José Carlos Chacaltana Mendoza C . B . P . 6812

Introducción
El mundo actual depende, sin excepción, de productos químicos, ya sea para aumentar la producción de alimentos, proteger la salud y facilitar la vida diaria. Muchos de esos productos químicos son peligrosos y es necesario evaluar los riesgos para la salud, directos ó indirectos, al utilizarlos, almacenarlos o evacuarlos. Su descarga al medio ambiente, intencional o no, puede causar serias consecuencias. Cuando se generan y no existían en la especial cuando no conocidos que puedan manejan grandes cantidades de estos químicos que naturaleza se plantean grandes problemas, en se cuenta con procesos físicos y biológicos degradarlos hasta convertirlos en formas inocuas.

Existen instituciones con infraestructura adecuada y suficientes recursos humanos para absorber, aplicar y adaptar las tecnologías en esta área y difundirlas mediante la operación de una red cooperante. Esta red recibe orientación y cooperación técnica a través de un agente catalítico, el CEPIS, con el respaldo de: "Manhattan College", "Vanderbilt University" (ambos de los Estados Unidos) y el "Bureau of Chemical Hazards, Health and Welfare of Canada"; todas ellas instituciones de reconocido prestigio y experiencia en este campo. Asimismo, aporte de la "Japan International Cooperation Agency (JICA)", y la contribución de especialistas alemanes, colaboración de la "Deutsche Gesellschaft Für Technische Zusammenarbeit (GTZ)" de la República Federal de Alemania. La meta es aumentar el número de los países de América Latina con proyectos específicos de manejo de sustancias tóxicas como componentes de programas nacionales de control de la contaminación del agua. Además, como producto final del esfuerzo cooperativo, se pretende lograr la autosuficiencia de dichos países para evaluar adecuadamente el destino de sustancias tóxicas en aguas superficiales y los riesgos relacionados con ellas; y asignar descargas permisibles de sustancias químicas que protejan la salud pública y reducir los impactos ecológicos adversos.

EL PROBLEMA DE LOS PLAGUICIDAS Ciertos contaminantes se concentran en los organismos hasta alcanzar niveles superiores a los que se dan en el medio; esta contaminación merece un interés especial. El hecho de sus consecuencias menos espectaculares ha ocultado durante bastante tiempo la gravedad del problema de las aguas negras y el envenenamiento masivo de peces, entre otros casos. Un ejemplo conocido de estas formas de contaminación es la producida al utilizar plaguicidas, entre los que se encuentra el DDT. Estos son contaminantes tanto del aire como de las aguas y de los alimentos. Todos los alimentos plaguicidas. que consumimos contienen cierta cantidad de

La gran afinidad que todos los organoclorados tienen con las grasas hace que lleguen a alcanzar concentraciones considerables.

Los Insecticidas La falta de controles facilita la aparición de plagas, pero hay casos en que puede atribuirse a los insecticidas la responsabilidad de que especies no peligrosas se hayan convertido en autenticas pesadillas para los campesinos. Por otra parte, las especies depredadoras que ejercen un control sobre las plagas, al ser mas especializadas suelen tener una tasa de renovación más baja. Y las plagas, libres del control biológico y cada vez más resistentes a los insecticidas, se hacen más y más peligrosas. El uso de los herbicidas (para combatir las malas hierbas) se ha generalizado con notable rapidez. Estos productos son, quizás, más peligrosos que los insecticidas, especialmente los herbicidas que actúan bloqueando la fotosíntesis. También los herbicidas afectan a los ecosistemas acuáticos: la estructura de las comunidades del fitoplancton es modificada por la selección impuesta por tales sustancias. En los peces, la concentración de sustancias toxicas pueden ser muy elevadas. En aves marinas que se alimentan de peces esta llega a ser un millón de veces superior a la del medio. Algo similar sucede en el ecosistema terrestre; las concentraciones son cada vez más elevadas a lo largo de la cadena de alimentación. Las aves rapaces parecen ser la más afectadas; aumenta el número de huevos estériles, la cáscara se hace más delgada y se observan alteraciones en los órganos sexuales. Fenómenos similares ocurren en otras especies .

Efectos de la Contaminación
Los efectos de la contaminación ambiental ocasionan graves daños a la salud del hombre, a los demás seres vivos y los ecosistemas. En el hombre, se ha comprobado que la contaminación ambiental le afecta de manera más profunda y duradera durante la fase embrionaria. Los efectos del aire contaminado sobre la salud humana han despertado la conciencia de que es necesario un gran esfuerzo en la búsqueda de soluciones. A consecuencia de que la elevada contaminación atmosférica, aumentan las enfermedades respiratorias (bronquitis, esfisesma), los trastornos cardiovasculares, en especial las enfermedades de las arterias, y ciertas formas de retraso en el crecimiento y la osificación de los niños.

Contaminación del Aire
Entre los contaminantes del aire tenemos gases, polvos, hollín, cenizas, plaguicidas, partículas de las gomas y asbestos de los frenos de vehículos, residuos radiactivos, olores, etc. Los gases provienen principalmente del escape de los vehículos; emisiones de las fabricas, de los quemadores de basura, de la descomposición de sustancias en las cloacas y basureros, de las instalaciones petroleras, etc.

Contaminación del agua
Los tratamientos depuradores destinados a suministrar agua potable a los centros urbanos resultan cada vez más costosos; y algunos tipos de virus patógenos, favorecidos por las altas concentraciones de materia orgánica, parecen capaces resistirlos.

Situación del comercio y uso de plaguicidas químicos en el Perú.
En el 2001, se registraron en el SENASA 937 productos entre plaguicidas y sustancias afines. En general, el número de registros es cada vez mayor, lo que demuestra que existe una mayor oferta de estos insumos o que va en aumento el numero de productos autorizados para ser comercializados en el mercado nacional. Los registros comprenden insecticidas (376), fungicidas (219), herbicidas (193), acaricidas (23), rodenticidas (12), nematicidas (7), entre otros. El registro también comprende plaguicidas de origen biológico, que en los últimos años se han incrementado de manera considerable; lo cual demuestra que también las empresas están entrando al proceso de reconversión tecnológica. 2001 se registran en Perú aproximadamente 24 empresas como fabricante –importador de agroquímicos. La empresa con mayor cantidad de registros es Aventis Cropscience (106), seguido de Tecnología Química (104), BASF (69), Bayer (64), Farmex (63), Serfi (57), Farmagro (41), Novartis (39), entre otros.

De los 937 plaguicidas registrados en el SENASA, según la clasificación por peligrosidad de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se encuentra en el reglamento para el registro y control de plaguicidas químicos de uso agrícolas (D.S. Nº 016-2000-AG), el 2% (19 plaguicidas) pertenecen a la categoría de extremadamente peligrosos , 10,5% (98 plaguicidas) son considerados plaguicidas altamente peligrosos, 25,2% son moderadamente peligrosos y 62,3% son clasificados como ligeramente peligrosos. Es importante indicar que la mayoría son productos insecticidas (14), rodenticidas (5) y nematicidas (2), entre otros. Por la peligrosidad de estos productos , su uso representa un grave riesgo para la salud y el ambiente . Del año 1997 al 2001 la importación de plaguicidas fue de aproximadamente 4, 172 t, registrándose la menor importación en el 2000 (2,014 t) y la más alta importación en el 2001 (5,396 t), sin considerar la importación de las sustancias afines. Es importante destacar el aumento significativo de la importación de herbicidas, de 827 t en 1997 a 1,877 t en el 2001 (incrementándose en 126%), siendo el glifosato el herbicida más utilizado. También se aprecia que los nematicidas han mostrado un incremento significativo en su importación, siendo los productos más comercializados el aldicarb y el carbofuran, los mismo que están entre los diez productos más comercializados en el país.

Impactos del uso de plaguicidas en el ambiente
El uso de plaguicidas para el control de plagas generan diversos impactos en los ecosistemas agrícolas. Cisneros (1992) sostiene que los mayores problemas ambientales en los agroecosistemas, como en el cultivo de papa se deben al incremento del uso de plaguicidas. Existe un “circulo vicioso” donde el mayor uso propicia más resistencia, resurgencia y aparición de nuevas plagas, bajo estas condiciones los impactos económicos y ambientales son lamentables. La contaminación se produce por la permanencia del plaguicida en el suelo, la dispersión por el aire a las áreas vecinas, su introducción a los cursos de aguas (acequias, ríos y lagunas); amenazando, así la salud del ser humano, los animales domésticos y silvestres, a los insectos polinizadores y otros seres benéficos.

Efecto de los plaguicidas sobre el suelo
Los plaguicidas pueden depositarse en los suelos en forma directa o indirecta. Una vez que se introducen al subsuelo, pueden resultar tóxicos para la flora y fauna que comúnmente habita en los suelos. Los organismos que viven en estos ecosistemas edáficos, participan en procesos estructurales y funcionales de los suelos y permiten el reciclaje de los nutrientes dentro del sistema suelo. Los hongos y las bacterias son los directamente responsables de la mayor parte de degradación de la materia orgánica, pero una diversa actividad colectiva de protozoarios, nemátodos, anélidos y artrópodos influyen en la descomposición de la flora. Del mismo modo, se ha comprobado que los plaguicidas reducen la diversidad de las especies en el suelo, así como también la biomasa total de esta biota y tal como lo explica, es difícil atribuirle un valor monetario al daño que ocasionan los plaguicidas sobre estos organismos. Si su papel es esencial para la estructura y función de los ecosistemas, este cálculo es imposible.

Efectos de los plaguicidas sobre la flora
El mayor efecto de los plaguicidas sobre la flora (especialmente en los cultivos), es cuando se aplican sobredosis o mezcla de productos. En estas condiciones las plantas reaccionan mostrando quemaduras de diferente grado y deformaciones de las hojas. El uso de herbicidas es la que mayor impacto genera a la flora en general, especialmente cuando los productos usados son de amplio espectro. Sin embargo el uso de herbicidas es limitado en el cultivo de papa, solo se ha encontrado que algunos productores hacen uso del herbicida paraquat en Chaglla y en el valle del Mantaro el Sencor.

Efectos de los plaguicidas sobre la fauna
En todos los ecosistemas naturales o modificados existen numerosos enemigos naturales, como los predadores y parásitos de insectos fitófagos, que ayudan en su regulación. La acción negativa de los plaguicidas sobre la fauna benéfica es diferencial. Por ejemplo, la aplicación de carbofuran sobre la araña predadora (Oxypes salticus) causa mortalidad en un 100%, en cambio la deltametrina y la cipermetrina causan mortandad de 90% y 86,6% respectivamente. En general establecieron que los predadores son menos susceptibles a los plaguicidas que los parasitoides, pero los impactos de los plaguicidas sobre los predadores son más variables. De igual manera, se determinó que los insecticidas son los más tóxicos, seguido de los herbicidas, acaricidas y fungicidas. Dentro de los insecticidas los piretroides sintéticos fueron los más tóxicos para los artrópodos benéficos.

Efecto de los plaguicidas sobre los polinizadores
La gran mayoría de los plaguicidas son tóxicos a las abejas y este es la causa de la desaparición o reducción drástica de la apicultura en muchas regiones. La mayoría de las muertes de las abejas se debe a la contaminación de las flores, por lo cual en la época de floración no se debe recomendar la aplicación de insecticidas. Johansen y Mayer (1990) citado por Vergara (1996) exponen que no hay especies, razas o líneas de abejas resistentes a todos los insecticidas y aunque hay algunos registros de una tolerancia moderada a algunos productos, debe extremarse los cuidados.

Niveles de resistencia a los plaguicidas
La resistencia de las plagas a los plaguicidas en general , es un indicador de mucha importancia para conocer los impactos negativos que genera el uso de agroquímicos dentro de los agroecosistemas . En el cultivo de papa la resistencia a los fungicidas constituye una grave amenaza para la agricultura debido a su gran capacidad de reproducción, lo cual destruye un cultivo en unos pocos días. Alrededor de 150 especies de hongos fitopatógenos se han tornado resistentes a diversos fungicidas bajo condiciones de campo y en 1980 se reportó resistencia de la Phytophtora al metalaxil (Ridomil) en el cultivo de papa. En la Costa, insectos como la mosca minadora, se convirtieron en un problema importante para los productores de papa en los 70, después que la aplicación de dosis masivas de insecticidas destruyó a los enemigos naturales de la mosca. El Centro Internacional de la Papa (CIP) a comienzos de los años 90, señalo que los agricultores aplicaban dosis muy elevadas de insecticidas,12 veces por temporada. Esta situación generó un grave desequilibrio en los agroecosistemas, propiciando las condiciones para que una plaga sin importancia económica (Prodiplosis longifilla) ahora tenga los mayores efectos en la pérdida de las cosechas.

Contaminación de plaguicidas en agua
La presencia de residuos de plaguicidas organofosforados se constató en aguas de regadío y consumo humano (pozo) en una investigación realizada en los Distritos de Imperial, Lunahuaná, Imperial, Nuevo Imperial, Quilmaná y San Vicente de Cañete12. En este estudio se detectaron residuos de plaguicidas como el diazinon, clorpirifos y malathion que por efectos de la infiltración, la escorrentía por el riego de los campos de cultivo, produce la contaminación de fuentes de agua. El valor más alto detectado es el de 2,38 ug/L, el cual supera los estándares permitidos internacionalmente, representando su consumo permanente un alto riesgo para los pobladores ya que estarían expuestos a sufrir una intoxicación crónica.

Residuos de plaguicidas en alimentos
Cuando una cosecha tiene residuos tóxicos que exceden a las tolerancias admitidas, ésta se inutiliza y no debe ser puesta en el mercado. Paralelo al sistema de "tolerancia" que se sigue en muchos países como España y Francia, está el método del "plazo de seguridad" o sea la imposición de prohibir las aplicaciones de un plaguicida determinado dentro de un cierto número de días antes de la cosecha. La Organización Mundial de la Salud (OMS), reveló que en cinco países de América Latina, del 3% al 100% de un variedad de muestras de alimentos (frutas, cereales, verduras, carne de vacuno, carne enlatada, alimentos elaborados y queso), contienen restos de plaguicidas. Asimismo, del 3% a más del 50% de los residuos detectados registran niveles superiores a los valores límites permisibles. En el Perú se han detectado residuos de plaguicidas en alimentos como papa y tomate , en valles donde el uso de productos organofosforados es bastante alto ( Cañete , Huaral , Trujillo , Huancayo , entre otros ).

En el valle de Cañete se determinó que el 32% de las muestras de papa analizadas dieron positivos a residuos de plaguicidas organofosforados y el 34,5% de las muestras de tomate dieron positivos a los análisis de residuos de plaguicidas. La cantidad de residuos encontrados estaban por encima de los límites máximos permisibles especificados en el CODEX alimentarius, encontrando en muestras de papa obtenidas del mercado residuos de hasta 17 ppm de metamidofos y en muestras obtenidas del campo hasta 99 ppm. En tomate se determinó residuos de plaguicidas hasta 85 ppm en muestras obtenidas del mercado, así como residuos de parathion de hasta 57 ppm y en muestras de campo se encontró residuos de hasta 154 ppm de metamidofos y de parathion hasta 49 ppm15. Asimismo, Cabrera (1998) realizó un estudio de residuos tóxicos de insecticidas organofosforados en cultivo de tomate en el valle de Moche, donde el 92,3% de los cultivos de tomate se encuentran contaminados con residuos tóxicos del insecticida profenofos, por encima de los límites de tolerancia de la FAO. El 100% de los cultivos de tomate emplean el metamidofos, como un insecticida básico, entrando residuos tóxicos de este insecticida, pero dentro de los límites de tolerancia que exige la FAO, comparados con los límites de tolerancia de residuos de la EPA, reportados en 1997, se sobrepasan estos límites en un 69%.

Impacto de los plaguicidas en la salud
La Organización Internacional de las Uniones de Consumidores refieren que cada cuatro horas muere un trabajador agrícola por intoxicación aguda (aproximadamente 10 000 defunciones por año), y que 375 000 individuos se intoxican anualmente. De igual manera, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que durante la primera mitad de la década del ochenta ocurrieron alrededor de 1 000 000 casos de intoxicación no intencionada con plaguicidas, de los cuales el 70% fueron originados en el ambiente laboral; durante el mismo periodo se estima que ocurrieron cerca de 2 000 000 de intoxicaciones con fines suicidas, y de todas las intoxicaciones el 7,3% fueron casos letales18. Por otra parte , los efectos nocivos de los plaguicidas sobre el desarrollo físico y mental de las personas expuestas , han sido reportados en la literatura médica , siendo el daño mayor en los niños , en las mujeres gestantes y las que dan de lactar .

La agroindustria, por su naturaleza, a pesar que no aparece como una actividad de riesgo en la legislación vigente, conlleva potenciales riesgos vinculados a la salud y seguridad ocupacional. De acuerdo a la investigación realizada por el Instituto Salud y trabajo (ISAT - 2005) con frecuencia las trabajadoras están expuestas a factores de riesgos físicos, químicos, biológicos, psicosociales y ergonómicos, presentes en las actividades laborales, cuyos síntomas más habituales son las enfermedades bronco pulmonares, la intoxicación por contacto con agroquímicos (fertilizantes y pesticidas), la radiación solar y el riesgo ergonómico, por desconocimiento y ausencia de políticas preventivas de salud y seguridad en el trabajo que diferencien las necesidades de salud y protección a hombres y mujeres.

Aproximadamente la mitad de las encuestadas manifestaron que sí existen medidas de seguridad cuando aplican las sustancias químicas en los campos de cultivo; en cambio, el resto manifestó lo contrario. Lo que significa que no le están explicando al momento de ingresar a laborar, durante la jornada, sobre los riesgos y enfermedades a que están expuestos; no existen señales, o etiquetas de agroquímicos que utilizan de manera visible, para saber la gravedad de lo que están utilizando, que les permita conocer el producto.

Efectos Agudos y SubAgudos
En un estudio realizado por Alcalá (1997) en el valle de Cañete, se señala que los casos registrados de intoxicaciones por plaguicidas del sexo masculino se dan en su mayoría, entre las edades de 11 a 41 años podría tratarse de accidentes de tipo laboral, es decir, cuando las personas están aplicando plaguicidas en el campo. En el caso de intoxicaciones en el sexo femenino, en casi todos se han registrado que han sido por causas voluntarias (suicidios) y en todos los años los casos se registran en las edades de 11 a 30 años. Rozas (1999) recoge casos de uso y efecto de los plaguicidas en la salud en diversos valles agrícolas del país. En Cascas, en las entrevistas realizadas al personal del centro de salud, se encontró que entre enero de 1996 y julio de 1997 se presentaron 2.44% de casos de mortalidad por organofosforados en la localidad de Cascas. Asímismo, en Cascas, durante el año de 1997, se atendieron, por consulta externa 14 casos de intoxicación, de los cuales 4 fallecieron y 5 necesitaron ser hospitalizados. En la Comunidad de Huasahuasi, principal zona productora de papa, el uso de agroquímicos es indiscriminado.

En el Alto y Bajo Piura se produce algodón con un alto consumo de plaguicidas, siendo el producto más usado es el Belmark®. Analizando los reportes de casos de intoxicaciones y envenenamiento por sustancias químicas, en 1996 se produjeron 59 casos, de los cuales el 74,6% de los casos correspondieron al sexo masculino. De ellos el 56,8% correspondió al caso de intoxicación con químicos por actividades agrícolas de fumigación. La mayor parte de casos de intoxicación es por suicidio. Entre los plaguicidas señalados causantes de las intoxicaciones están: el Carbodan ®, malathion, Tamaron ®, parathion, Baygon ®, Temik ® entre otros productos no agrícolas.

Conclusiones
Actualmente el uso indiscriminado de plaguicidas en el campo, las condiciones socio-económicas y climáticas de nuestro país, donde existe el uso de plaguicidas muy peligrosos (categorías toxicológicas altamente y extremadamente peligrosos) y una alta exposición a estos tóxicos. Estos factores ocasionan serios impactos en la salud de agricultores generando casos de intoxicaciones agudas y crónicas; así como efectos en los consumidores a través de la presencia de residuos de plaguicidas en los alimentos y contaminan los recursos naturales como el suelo, agua de riego y consumo humano, además de la fauna silvestre. El caso de las actividades de Saneamiento Ambiental se encuentran normados y regidos por el D.S. 022-2001 SA en donde se especifica y obliga el uso de instrumentos e indumentaria de protección en todas las actividades a realizarse.

GRACIAS

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->