Apariencia de Religión.

El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas

Apariencia de Religión. El problema de las sectas
• Termino como esta reflexión crítica:
• En Occidente tenemos una secta; sí, una secta más obsesionada con el Papa que la mayoría de los creyentes católicos. Sus militantes, devotos de la fobia antirreligiosa, afectos a toda la idolatría y al pensamiento único, abominan del Papa de Roma más que Enrique VIII. Ahora dicen que Ratzinger es especialmente reaccionario. Del Papa Wojtyla decían todo tipo de pestes. En todo caso le prestan más atención al Papa que «ĹOsservatore Romano». Y liderados por sus teólogos de cabecera, le dan muchísimos consejos al Pontífice sobre cómo modificar la Iglesia y sus reglas. Consejo de enemigo. Esta secta considera un fiasco cualquier intervención del Papa; la visita a África y sus palabras sobre el Sida, etc No nos chupemos el dedo: en el laicismo hay cálculos muy sutiles, como que alguno de sus miembros más reconocidos se declare cristiano y haga un uso torticero de su pertenencia a la Iglesia. En nuestro país tenemos casos bien significativos por su maquiavelismo. Utilizan su pertenencia a la Iglesia con un soniquete que recuerda a la caricatura de un mal beato: empastan la voz, arrebolan los ojos y se proclaman seguidores de Jesús de Nazaret para después comenzar a poner los puntos sobre las íes a la Iglesia en todos aquellos asuntos que denuncian el esqueleto de su programa ideológico. De esa forma justificación de lo injustificable, por ejemplo: defender el aborto como un derecho y a continuación, para que nadie se escandalice, decir que son católicos. (Tomado de una artículo de HERMANN TERTSCH 13-5-2009, ABC y de otros apuntes)

• •

Apariencia de Religión. El problema de las sectas
Esta presentación está basada en apuntes de la Universidad de Murcia. Facultad de educación.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful