Está en la página 1de 40

Maurizio Medo

INFLUENZA
[textos de anticipo]
INFLUENZA
Maurizio Medo
textos de anticipo
editorial FUGA! 2010

editada, diseñada y producida


en el taller de eperimentaciOn grAfica de Fuga!

equipo editorial: Ar.-L + A.B + C.G.O

se autoriza la transcripción, la fotocopia


y la digitalización siempre que no se comercialice; se mantenga la fuente;
y se respeten la autoría de los textos y los derechos de autor.

www.editorialfuga.blogspot.com
OBERTURA

1.

VOCES un orfeón fluye barítono y rompe en staccato


entre la manzana y el hambre todo el báratro canta en contralto
la voz del niño susurra –apenas- “árbol”,
ella, lánguida, escucha “triglicéridos” y
yo repito “azules”, como el manzano
hacia donde empina el niño para alcanzar
el fruto, entre el follaje en bruma
tacto espinos
-la poesía está un poco más alto.

3
2.
el niño bajo el manzano –si el manzano, cerezo
y a su orilla el estanque-
urgen a la manufactura de un hermético haiku
todo aquí en distopía,
el lenguaje en vorágine farfullea lodoso
(dios debe tener una oreja muy grande para oírlo todo)
del melindre –al balcón la golondrina- hasta el légamo hediondo
en miles de capas y superficies casi hasta la altura del manzano
soy el niño que empina susurrándole “árbol”
(hace cuarenta y pico años insisto en ello)
y, al mismo tiempo soy
quien lo imagina.

4
3.
en bruma el sol escura magro ahí
empino imaginado
-también yo- por el lenguaje
-uno azumbrado-
al cual un pito importan los trajines
o reducirse apenas al abrojo
–o rose thou art sick- prosigue céfiro
del ave huída
por la rama del árbol
a su sombra
levantamos castillos con el pasto.

5
4.

aquí transtierro construyendo torrecitas


con las hojas de un fresno
grava, escombros
antes otros
demiurgos –creímoslos-
pero cuando sus torrecitas se erguían ya
en altura humana, el gran derrumbe:

eran simplemente torrecitas.

6
5.

pobre poesía
arriba asola en azules fatuos

el resto es ornamento

ya no es más la flor de musarañas,


oír a darío
o tonta charada para dejar al ascua el corazón

es o no
–fuera de todo reloj y pentagrama- es
un do de sí, su sol
reverberante
mientras la urbe cháchara su ripio
como expirando en el último ay
apenas luego del auroral grito
-entre uno y otro do una eternidad-
como por una escala
en órfico descenso

7
6.

miserables torrecitas –sin quién vislumbre


arriba su fúlgido alboreo- que construyo
(calibán frente al espejo)
cuando no hipo exhausto en procura de frejol
- alguien viene de pronto y… -
poemas con la palabra alqabála

si ícaro, ¿en qué cielo?


otros en anacoluto con predio

si orfeo, ¿dónde infierno?


terrestre las torres, hasta el tuétano y
acrofóbicos los poetas
temiendo cumbres

pobre poesía:
los pixeles de un verso virtual de consumo masivo
-sus falsos exégetas-
pornografía teen en el desbunde del eros
reseñas laudatorias con profundo olor cebolla

something rots

mascarillas benetton gucci de la renta oh


pandemia azules esmeraldas blancas
o canjeables por vacunas
mascarillas en cobalto otras rúbeas en carmesí
y en cárdeno el prêt-à-porter enmascarado
bacterias

-alguien viene de pronto


y tala el árbol-

8
7.

ya no habrá un solo pájaro


en el poema

no habrá candor
(qué tiempo yerma apacible
para empinar al niño) hacia el cerezo
o manzano
vuelan frías yescas de polvo y por ende
no habrá tampoco
la hondura azul de epifánicos cielos

sí la bulla de las torres en derrumbe


apenas levantadas

si el niño se situara –en el poema- creería


a la poesía un mero juego de dados: uno sobre otro
superpuestos al azar, sin un álgebra y
si empinara –hacia su engañosa simetría
¿qué fruto?
melindres, en otra margen
el lenguaje
en vorágine farfullea lodoso

9
INFLUENZA

1.

basta de trepar a los aviones que emprenden vuelo en la deshora


basta de caer desde tu beso sobre los tremos de su honda turbulencia
basta de deshablar en trances celulares alelado ante mi ruido
basta enjundia de súbitas querellas por quítame estas pajas
basta de volver a marcar poseso digital tu código de acceso

basta de flyers posts emails…

basta de fingirse natural, meditando la vida conyugal desde una jaula


basta de ver por ahí al poema y susurrarle albur-azar por serendipia

arribo del transtierro- libre de alquilarme abyecto ganapán por unos


/óbolos

judas de mi cristo ábrome paso por el psicosocial temiendo


sorprender
en mi lugar a un doppeldanger -inquilino de mi tálamo
/-cortesano de ti

temo también que mis hábitos hayan olvidado fobias y adicciones

que mi ausencia del poema me constriña pájaro en jaula apenas


con albur-azar en la garganta

temo que al verme el perro ladre no a mí sino a esa ausencia

ábrome paso:

10
cincuentonas con máscaras antigases otras, cholas, esputan el
pañuelo

por el altavoces canta el locutor:

384, 485, 586,687…


y
rueda la bolilla de la súper A(H1N1)

nuestro guión: toser y toser a pura cepa y sin vacuna infestando


cerdos pollos reses (los diarios nos dirán cómo a los peces)
ilusionados con el rol de extras en algún report de la CNN
arribo del transtierro /desde otra órbita /fuera de mí/y lo único ahora es
el pavor por tener que descifrar las claves de mi propia partitura
en ella mi amor exponencial y cárdeno
la tierna parva de achiperres acechando el manzano
& la bravura de mi perro apiojada

por ello, señor- dije al chofer


- sí, probablemente esta gripe sea
una puta manipulación química
con qué distraer la veleidad musulmana
pero en mí la única aflicción que quepa ahora es dar la talla
y cuando llegué el viejo medo bramó:
¡aquí mi judas¡
mientras reías (y reías)

pavana

11
2.

de nariz va para encender la obscura luz de su secreto lupercal

va el zafio cabrón mientras estornudan


796 víctimas de A(H1N1)
-¿tío qué cosa es mu-sul-mán?

¡1000¡ otra vez oye la voz del chofer


puta manipulación
vibrando en la escarcha que hiela rúbea en su piel
pero ni el frío y su vapor neumonal
– mientras en la radio la A(H1N1) como un hit musical

volver implica siempre recomenzar


ya no como un diligente ganapán
sino, más bien, como ingente hacedor
donde sólo ácaros y dentritas de polvo,
fuera de toda descripción
objetivista y neutral

va sólo como un modo de comprender la realidad


con todos sus yoes y túes en la espalda
¿dónde me estoy mi amor?

lupercal desde el fondo del transtierro


cuando ya son 1001 víctimas
y la A(H1N1)
vibra alf layla wa-layla
con la voz de scheherazada

12
(o mejor como una puta manipulación
con qué cebar al cameramen)

no me corro yo, cabrón


(medo es otra puta manipulación)
para poder hablar
de cómo escarcha el ande

(lejos de la voz del locutor,


sin rating)

13
3.

pero de que he vuelto no quepan dudas: ve el beso


rabiar en los labios de mi amor
el resto es una puta manipulación
la voz del fercho me hace escribir aún contra mí

y vuelto ¿eh? es decir al principio - wu-wei


hasta calzar en el poema, ya exangüe, glosolálico
y por serendipia pura

aún dudo si escribir contra mí constituya una praxis política


o una estrategia musical
pero funciona, en cuanto nombra la realidad
con nuevos sustantivos
trovar clus

he vuelto de ver face to face lo que de ayer más temía:


otra puta manipulación:

la rutina: sus días repitiéndose pesados como los pasos de un waltz

de comprender que ayer es sólo otra más:

la de la idealización banal de lo que ya…


(lo cual convierte vida en un sema bisilábico, efímero y brutal)

¿qué comprendería el fercho por puta manipulación, eh?


tampoco lo sé.

14
fue proverbial.

hay algo sabio en la oralidad, algo que, es cierto, se tizna


con las nuevas posibilidades de escritura y subjetividad
(chats, MUDs, posts, flames, spams)
todas con ese matiz tan verne, que habría, y sólo
por un momento, considerar a toda voz
como la nota de un pentagrama panfónico,
y ya no escribir,
sólo callar
escuchando toda esa bulla atroz como a un poema.
sobre esto nada dice el locutor.
-¡ gripe pituca¡- exclamó al ver la bolilla de la A(H1N1) rodando
por la casilla 2008, casi a tiro de año,
siempre tan cool, tan tamiflu , tan made in isla caribeña,
que implicaba un status

nunca he visto- escribió aurora bravo- en nueva york, suiza o


ámsterdam
que la gente se muera por el friaje,
aunque los inviernos registren temperaturas más
bajas
hay una semejanza liminal entre helar el pulmón
a -18 grados centígrados
y escribir poesía

aunque esta sea cascajo para el orden social,

una utopía.

15
BALADA PARA NIÑOS ÍNDIGO

La tecnología no es ni buena ni mala, tampoco neutral. Es un


efecto, una fuerza, probablemente más que nunca bajo el paradigma
tecnológico actual, que penetra en el núcleo de la vida y la mente.
Pero su despliegue real en el ámbito de la acción social consciente y
la compleja matriz de interacción de fuerzas tecnológicas desatadas
por nuestra especie, y la misma especie, son una cuestión que ha de
investigarse, más que una fatalidad por cumplirse.
“The Information Age” , Kranzberg.

a) ¿viste cómo anoche los volcanes azulaban


con el viso de una alucinación?
(respuesta) & quot battlefield modern combat
b) ¿a toda su roca, ígnea, rutilando nimbada
y cómo en la nieve, las estrellas espejeaban,
como en otra constelación?
(respuesta) & quot battlefield modern combat

c) ¿viste?
(respuesta) & quot battlefield modern combat
NIVEL 2
el francotirador de la coalición de medio oriente &quot
dispara contra los marines del game spy &quot
y, cuando se vuelve para mirarme fosco con sus flashbangs &quot
observa fiero mi estúpida adultez &quot
muda de atónita por tanto queriendo hablarle &quot
fuera de esa realidad su mente bulla aún la sinfónica de tv
multiestelar
donde soy apenas un mudo comercial

&quot
-¿me oíste?
&quot street fighter flash
me grita mental y clinoforme
…&quot de tu madre… de tu madre

16
callo áptero, ametrallado por el &quot &quot , como si en
cóptico…
sin poder descifrar ese lenguaje.
-30 años anhelando descifrar qué…
30 sin poder salir del poema.

mírome niño mesozoico entre los índigo pagando los arbitrios


desde la inestabilidad social.

pero, ¿quién quiere salir, mamá, si lo que busco es volver?

el cuco dice crisis carestías desempleo sedición


estalla en krakatoa y chernobil
y no hay más fábulas garantes de sueño,
¿cómo se acuesta el pánico, madre?¿cómo?

óigome en monólogo.
alrededor compulsa febril la tos porcina,
el tic, la coprolalia
y los niños índigo bizcan:

133 / 333/ 400/ 533/ 667 mbps

&quot &quot &quot


al unísono, y sin ningún rito iniciático
como x ej.

volver al poema aún cuando el lenguaje ha sucumbido,


con el gesto autista de un viejo escriba egipcio.

17
ATAVISMO

¿ves borroso en los bordes?


y si destrozas la obra cromática aquélla de tus padres ¿reconocerías los
colores?
¿el dolor elegido en las piezas en los pedazos por decir? azul cielo
blanco piedra transparente
¿arrancarás la imprecisión la verdad que une ésta y aquélla intercesor
mediador de la defensa de los hombres?

Alejandro Tarrab

pero el escriba aquél sufre de autismo


ante las puertas, ¿un poema las tiene?,
susurra de paporreta: abracadabra

uno penetra al lugar según lo conceptúa

mi judas abomina la quimera urbana


del poema como casa (blanca y con jardines)
con una métrica antípoda de infancia

anhela, más bien, volver a él como a un estroma


y, si no estroma, como lengua a beso
o adjetivo a cosa:
una libre de arbitrios y tasas de interés

porque la crisis, mi amor, porque la crisis


(sin partituras y a ritmo de balada)
política/ comunicacional/ jurídica/ social…
(cantan los trotskos)
- ¿cómo se escribe caviar, viejo esturión del volga?-preguntó judas
eso es un prejuicio burgués, de derecha –replicó el coro
de poetas indigentes en manhattan
y cuando yo ya no sabía qué era ser andino o tropical

18
el judas dijo: ya no me jodas medo, occidente es otra mar
porque la crisis mi amor, porque la crisis
loncos y aimaras me miraron como a prosciutto di carpena
los paramédicos cual presunto portador de la porcina y
la dulce rita preguntó: ¿hello, bonjour,
‫?مكيلع مالسلا‬,
qillaysapa, ¿entender ud. el español?
yo sólo quería volver
pero entre el poema y esto -costa, yunga, duro altiplano
había más que simples soroches:

toda esa chamuchina, agre y felona


que incidía en el ser que pinche la puna

- qillaysapa, ¿entender ud. el español?

rita rió rata pícara de mi acento, occidental según los esturiones

repetí, volver como a un estroma, pues salvo en tu cuerpo

no tengo patria ni noción


occidente es apenas una excusa para malmirarnos, sombra de caín

volver al poema…

sin que el ADN genere todas esas cosas

19
ARRITMIA

Polvo. Detrás de la cortina, entre los equipajes,


tosió un Niño de diez años:
-Qué tos más desgarradora e incoercible- comentó acto
seguido con voz argentina.
Gerardo Deniz

A José Kozer

jódeme y tanto el corazón que arritmia fibrilante su coreografía


vascular
¿importa?

a quién verle de lila, congestivo, con las aurículas triando por la crisis

cada que oye su ritmo diablo, todo glauco ya… atina a escribir

poema
no le creas
no le creas nunca al corazón podría ser un ronrón,
dicho en alcohol
por la guillot
frase yerma
(y sin embargo es la única apuesta en donde vale
hacerle una muesca a la razón)
mas, no le creas…
p o e m a no farfulla resistencia u oposición,
delata ausencia
entonces cada vez son menos las opciones:

(A) hacerle un haendel al lenguaje y concebir un art poétique de la


crise
(B) arrojarme en bungy jumping sobre él
o (C) obviarlo y derivar, zen apacible

20
pero en lo común está cada vez más lo inconcebible e indigna
reducirse
de acuerdo a la opción múltiple y por puro automatismo

¿occidente u oxidante?¿accidente?,
¿hembra o hambre?
y mientras,
los niños preguntan cómo produjo aquel sauce

manzanas

pero, josé, ¿si la poesía antípoda de infancia qué bledo este oficio?
¿ mero pesapalabras?

¿desde qué estrella hacia nunca jamás?


¿qué pájaro trina en kensingston park?
¿cómo se escribe cheshire?
¿importa?
si creyera que esto, hoy, páginas blancas,
desaparecería:

el niño que las lee aún me sueña.

21
INSTANCIA

Somewhere someone is traveling furiously toward you,


At incredible speed, traveling day and night,
Through blizzards and desert heat,
Across torrents, through narrow passes.
But will he know where to find you,
Recognize you when he sees you,
Give you the thing he has for you?
John Ashbery

y mientras más en el borde, y más…


la crisis ya es algo entrañable en lo económico y lo social,
en lo político y paupérrimo… y tanto
que, en la vuelta, sus límites franquean los del poema
es la salida
la otra oscura en la trastienda
tábano en cieno
así quedan
los reports de la CNN
ácaros dentritas
las ahora 3000 víctimas
el fercho
un cuarto de hora en el reality
mi capisci, rita, mi capisci ? abracadabra
vuelvo solo e instintivo (tú siempre estás en el poema,
sus aguas preciosas te reflejan susurrando:
¿lo ves mi amor?)
ya cerca, arribo exangüe
pero no a morar ahí, el poema es una instancia:

lo vivo está en el viaje

22
SUITE DE LA NEUROSIS

23
EL GATO NEGRO

en mitad de la noche/la gente aborda vehículos


también yo camino hacia otro lugar
el poema no se puede terminar tus ojos
siguen (a) saltando en la página/mañana es jueves bebo
un poco de cerveza
te gustan los gatos negros y los niños
tus ojos son pardos y hermosos/hermosos
me gustan tus ojos pardos/tan pardos como la luna
Paco Benavides

en su desuso la vieja poesía


rima con tedio y todo
donde las jóvenes de otrora
enrojecen de pudor

une femme ayant sa raison


un chat passant parmi les livres

-mis amigas no leen estas cosas


– confesaste y estalló
una precuela azas en sordidez
(desde el cheque debió llegar ayer
hasta el crimen de hoy
cuando el café…)

pero son tan nuestro pan


sería traficar con el erario
tampoco lo utópico
es un tópico ideal
ni lo agraz

escribo mi descentro/y literal su devenir


entre mi espejo y toda tradición
de ésta hace mucho levé ya

25
-no, no me gusta viajar
salvo adonde vaya el viento

coup de hasard

neruda hacia rangoon, vallejo en parís,


paz por ceilán
son periplos obligados en el circuito
del mega tour cultural

la poesía en otra parte – escribió lowry


en la boca del volcán
mi exilio es interior

- ¿no irás al bar?

úlcera péptica es un trastorno esdrújulo


y sin embargo arde

además con tanto turco cocinando kebap


suvenires de catacaos y cumaná
sílfides sífilis símiles silos sinalefas
el kraken y las gárgolas/ lestrigones
yo no me corro de mi estar
¿dónde está el ande?

yo no sé si a las jóvenes podrían conmover


una asíndeton aquí
un circunloquio allá
y algo que afecte
su equilibrio vascular

-¿benedetti , tal vez? – pregunto

y tú a mí en qué estrato de conciencia


para perpetrar mi desliz

era el jardín y tus ojos, hermosos tus ojos

26
pescaron un geranio rojo y marginal
usurpando arisco
los céfiros espacios al jazmín
-exactamente ahí-
dije y reíste
con esto del estrés se cree poco
la única cárcel está en la convicción
y como con la necesidad epifánica
de un dios, nos fue mal y peor aún
con el opio de marx

ser demiurgos genera ansiedad tal


halazepan omnalio serendane
en lugar de ser un mantra
son paliativos que brillan revolantes
del velador a la realidad

dionisio crucificado - escribió frederic


y se fue…
salgari en turín, poco después
los profetas una sola vez de la cicuta
ya nadie los escucha
y a mí ¿quién?
-los dragones extasiados de xian jue

¿pero quién habla hoy a los dragones


sin problematizar la fe?

vallejo no creía en la lluvia


de ese jueves y ahora
llueve ¿ves?
no es jueves todavía
y tus ojos refulgen huraños
como la noche el poema
no se puede terminar tus ojos
siguen (a) saltando en la página

¿mañana lloverá? dije


con el estrés ya nadie cree

27
en la poesía
y a ti te gusta
mirarme tan así, profusamente
aún cuando acá la crisis
dice bolsa en lugar de flor

esterlicia esterlina o esternocleidomastoideo


son palabras que se traban como un clavo
en tu boca cholita y tropical
y tus ojos, aquí
huraños como deneb y alderabán
van por la noche y
tan hermosos tus ojos
en otra parte, dijo lowry
exactamente ahí

los dragones de xian jue


halazepan omnalio serendane
vallejo no creía y
tan tan breve la vida
cuando el café…
y tú

maurizio medo

28
TACET

El silencio es solamente el abandono de la intención de oír


John Cage

para qué partituras el becuadro de bulla liga grito y grito pausa


64 semifusas mientras la zzzzz fricativa
de una mosca zumba en el prana
meditaciones cartujas mantras bengalíes
… y todo lo que se emprenda contra el ruido
cedámosle la voz desaprehensivos hasta que hoce convulso en el sentido
eso hizo el viejo cage 4’33’’ (tacet tacet tacet) en lo absoluto
pretendo poblar con blancos lo ya blanco
preclaras cofradías de sopranos ni anteceder al eco,
primigenio

(ni sé bien cómo caí


de cara aquí)
salvo para situar el sonido de un motor – ford 93
como un grafema antepuesto a la palabra sor
el sonido de un motor de 250 HP ante ninguna garita de control y
contrapuesto a violín salvo, decía, para tildar
mística con el disparo de una colt y tronar los dedos
apurando toda vibración
tacet tacet tacet tacet tacet tacet tacet tacet tacet tacet tacet tacet tacet

contra la muerte

29
CONCIERTO PARA TOS Y PUERTA No 1

Un poco más de consideración,


y el mantillo líquido, seis de la tarde
DE LOS MÁS SOBERBIOS BEMOLES.

César Vallejo

1.

- ¿eso que tose cof cof cof es el poema?


- ¿toda su melopea reducida a la flema de un simple
constipado?

mascarillas/ pañuelos/ gasas


las bocas granas y carmín
bermejas bocas
las rufas y arrebol
embozadas por la haute couture
que encofra en cada quién su más íntima bacteria

NO BESES NO ROCES ABLUCE


incluso el tacto en un amén a la cruzada contraerótica

NO HABLES frente a frente o por asalto


Precisamente ahí, y en esa richa
de la que deshilacha, y
en ese soslayo de la que no conviene que se diga EL VIRUS
CONTAGIA
revelando la natura de la condición humana he vuelto ahí
/ acá había el poema caracol donde resuena…
-escribió paz- y no ese pérfido cof cof / la carraspera

30
o el roce autista en el deshable / habían
la errata agre y el casual bustrofedón en el ríspido lenguaje errando
nómade y feroz
por lo iNeStAbLe
ahora
cof cof y sólo
cof cof
donde iba en desbunde la palabra

31
2.

quo vadis?
donde el desbunde carnestolendas
repica y repica la tos
la puerta:

ahí un parco rotario -y si no - los evangélicos -


o heraldos de corire o cotahuasi
en busca del óbolo de acuerdo a la apariencia
ahorro perro cigarro carro
reducen al jeme el ya magro albedrío
mientras la tos, la
puerta
toda la función crítica a una simple onomatopeya - hey medo
¿me trajiste al poema o al turbión del ruido? y mi judas recuerda

- olvidé escribir a arteca: como un estrato de nubes la nieve ciela el


terreno

y a fabricio quién es arteca

y al poema quién es fabricio


grita la parva de achiperres en su habitual zaragata
tío tío tío

mentas y ambrosía para la más niña


origamis de nieve y confituras

hemos vuelto judas


no al poema

todo es ruido

32
3.

Y con tanta bulla ya no basta con besar


la placenta del lenguaje
mientras va de trance autista
O interrumpir su tesitura vascular
a punta de puro pleonasmo Hay que rabiar
dos veces victorioso en un ida y vuelta
por el oscuro Aqueronte Volar alas arriba
O pescar ventura maldecidos por el kraken

El escriba -viejo agre enclaustrado en la idea


del poema como casa- usura ante al azar
Mi Judas azora
y el fercho inquiere:

-¿Qué manda mi buen? ¿Es otra tetra?

Pero no basta con asar ideas al fuego de la estética


volver décadas para un prêt-à-porter
con las prendas vanguardistas (l’écriture automatique- fluxus
médiumnité- talk poetry- antipoesía)
o con aquellas donde deslumbra la ciencia

Ya no

hay que rabiar sin hamartía arrastrando a hierros la sintaxis


-y aún por serendipia – p. e. el pájaro de fuego de stravinsky
gritar eureka¡ y vislumbrar
nuevos cabos //ínsulas // estrechos//
toda una nueva geografía
-a la mierda con la casa, predios y aranceles-
donde poder reconstruir nuestro estadío

33
hay cadáveres
- ¡arde arde¡ ¡a estribor o naufragamos¡ - grita mi judas
los dramas del yo desequilibran el curso del vehículo:
prescindamos
el poema se construye con umbrales y resuelto
se entra y sale de ahí
-ya mismo, estoy afuera, y aquél transcurre libre del yo energúmeno
por diversos niveles de conciencia

-la mía ríspida rabiosa contra el ruido rezagada en lo inmediato

34
4.
(Fuga)

si vuelvo // rabio con hybris en el émbolo del poema


si vuelvo // petequia rúbea sobre una pálida dermis
si vuelvo// es para ser tu kraken oh ominosa
oh plúmbea
oh misérrima

canto assai vivace contra el ruido

el poema es furtivo
baladí cuando arde
luego es ceniza

e incluso aún contra el sentido LA REALIDAD POR AHÍ


- ENTRA EN ESCENA
donde cof cof compunge írrito el poema
donde cof desafina el hammerklavier
donde cf querella el telepronter
donde c o o f f f A(H1N1)

hay cadáveres

volvía aquí para asirme y mira tú


qué cosa
ahora - en margen plena
escribo hiriendo loquedelarealidad
contra la muerte

aún en cenizas
contra la muerte

Y SALGO
excedido

35
CONCIERTO EN MI MENOR, STACCATO

… manifestarme, de cualquier manera que sea, me parece una impostura,


por no decir una traición.

Emil Cioran

el otro cambia su escritura por ungüentos


madruga y trota- tal si la liebre
rauda huyera
de tan inexorable sino

letra a letra me ahorro la fatiga


de aguardar taciturno su venida
en cuclillas o tortura abdominal

la salud que prescribe el telepronter enferma:


anorexia fúnebre y asepsia extraterrena

-beso, no tu boca, a la máscara que la aparta de la mía


con el eros reducido a dos o tres bacterias
probables portadoras
(gracias a la industria japonesa)

- ¡qué tos la del escriba¡- alertaste compungida-


y el otro taciturno
pálido enclaustrado -en su idea del poema como casa-
todo rauco balbucía:

- el precio de la usura: propiedades vecinas a la muerte,


no es oneroso

mi judas erra contrito en la búsqueda de aquel de vida licenciosa


y poder traicionarlo torvo y fiel a su guión

la traición surge de la entraña del amor: promesas// pactos


la idea griega del symbolum
cobra siempre una víctima –pantocrátor

36
y ocurre también en la escritura
¿qué mímesis? – poiesis
si en cada letra la realidad proficua adulterada uno resiste
la autarquía de su voz felona sus dictados y luego
ella sola sobrevive
cor vaffanculo
quién y cuándo
YO ES EL INFIERNO – escribió medo consternado
por el crédito otorgado
a su rol involuntario de impostor
- aquí me salgo fóbico ante el drama
edípico abrazo filial mi tradición

soy todos los juanes y josés las alejandras


todos los pablos habidos por haber
las marías, los luises y raúles

respondo a cada nombre

soy una voz

no pierdo nada
FUGA
Me parece que el sueño concierne antes que nada, a los que no sueñan. El sueño de los que
sueñan les concierne a los que no sueñan... y ¿por qué? Porque desde que existe el sueño del
otro, existe peligro.

Giles Deleuze

“Árbol” escucho otra vez Entre “colesterol”


y “triglicéridos” No “palto” “abedul” “abeto” o “pinsapo”
Sólo “árbol” Empina una sombra susurrando
donde las ramas rotas Por el ave huída
Pienso en lémures Trasgos En una máquina siniestra
cuyas consolas mezclan ay con ayer Tala y árbol
Tierra muerta con tierra muerta

Oh torres sólo
Ya no hay un solo pájaro candor
¿Qué fruto entre las volutas de polvo?
Y sin embargo la voz “árbol Ayer azul
falo fanal alfil
Hoy mito apenas
Mientras la voz

Soy su nefasto escribano El que oye y no ve


Su traición inquina El Salieri de la sombra
–del niño que empina

De inmediato subrayo “niño”


Aquel sueña a un hombre
Casi a su ancestro Escribiendo sobre un árbol invisible
Una sombra Lémures Su casa como Ítaca

Del lar arráncalo de bruces al transtierro Líalo


en embrollos mil entre los hados y luego al óreo Déjalo
Mueve y mueve el tontito tren De la poesía por el riel
Es quien sueña oír una voz (“árbol”)
y se agita en una lóbrega oficina
contigua al purgatorio
En hora punta

Sueño soñado
Maurizio Medo (Lima, 1965)
Ha publicado los libros de poesía: “Travesía en la calle del
silencio”(1988) –el cual le valió el Premio Nacional de Poesía
“Martín Adán”-, “Cábalas” (1989), “En la edad de la memoria”
(1990), “Contemplación a través de los espejos” (1992), “Caos de
corazones” (1996), “Trance” (1998), “Limbo para Sofía” (2003) –
con el que obtuvo el Premio de Poesía José María Eguren 2006-,
“El hábito elemental” (2004), “Manicomio” (1era ed. 2005, 2da
ed.2007) –libro finalista en el I Festival de la Lira- “La Trovata”
(2006), “Contramano” (2007) –libro publicado junto al poeta
ecuatoriano Ernesto Carrión- y “Sparagmos” (2008) –libro finalista
en el II Festival de la Lira.
También tiene publicadas las antologías La letra en que nació
la pena: muestra de poesía peruana 1970-2004 (2004) -editada
junto al poeta chileno Raúl Zurita –Álbum de arena (2007):
antología binacional de la poesía Perú-Ecuador –editada junto al
poeta ecuatoriano Ernesto Carrión, y a prologado obras como las
del chileno Raúl Zurita, el cubano José Kozer, el peruano Carlos
Germán Belli,. Ha sido miembro del Comité consultor de la revista
hispanoamericana de poesía “Voz Otra”, editor de la revista virtual
“Rusticatio” y es colaborador de otras tales como “Crítica” (Puebla-
México) o “Guaraguao” (Barcelona-España).
Su obra poética, traducida al inglés, francés, checo, croata,
portugués e italiano, aparece en antologías tales como “Pulir
Huesos: Veintitrés poetas latinoamericanos (Galaxia gutenberg,
2007) o “La mitad del cuerpo sonríe. Antología de la poesía peruana
contemporánea” de Víctor Manuel Mendiola (FCE, México, 2005),
“Intersecciones. Doce poetas peruanos” (Calamus, México, 2010)
de Ernesto Lumbreras.

el presente trabajo, Influenza, es un adelanto del libro Transtierros


que será publicado en segundo semestre de 2010 en FUGA!