Está en la página 1de 1

gAceTA

Julio Bautista

El estacionamiento de los sueños, con el parquímetro más caro

D
ejar de usar tu reloj no impide que se siga el tiempo, y sin importar cuánto dure el estado del
enamoramiento, hay quien arriesgaría todo porque ese momento fuese cíclico e inagotable
y, como si se tratara de una maquinita del amor, apostarían hasta su último centavo antes de
llegar al “game over”.

Cuánto me amas
Combien tu m’aimes
Director : Bertrand Blier
País : Italia / Francia
Año : 2005

E
scondiendo las evidencias de su realidad, François le
propondrá a Daniela (una prostituta local), que sea su
mujer, todo por contrato y hasta donde le alcance la
cartera, pues se ha sacado el premio gordo de la lotería, el
único requisito que ha puesto, es que ella actúe como su
esposa, pues desde hace tiempo ha estado enamorado de
ella y ya no soporta mantenerse a distancia.
Para Daniela la situación se complicará demasiado, pues
aunque está acostumbrada a vender su cuerpo, nunca ha
visto limitada su libertad y prefiere mantenerse desapegada
a cualquier emoción que la exponga a salir lastimada.
Descubrir si la pasión es suficiente para iniciar una vida
nueva pondrá a prueba el compromiso de ambos, obligán-
dolos a perdonar de manera constante las fallas del otro y
provocando una relación dominada por la indecisión.

Enamórate de mí
Hors de prix
Director : Pierre Salvadori
País : Francia
Año : 2006

P
ara Jean, un empleado multiusos de un prestigiado
hotel, las mejores horas de la noche son aquellas que
le llevan a la reflexión, hasta el punto de quedarse
16 ... 30 de mayo / Número 18 ...

dormido con la seguridad de saber cuál es su siguiente paso


aunque todo parezca sólo un sueño, motivo por el que, en
el turno la de noche, encontrará la situación perfecta para
conquistar a quien podría ser el amor de su vida.
Sin más dinero que sus propinas en la bolsa, pero con la
conciencia de haber encontrado a la mujer ideal, empren-
derá su propia carrera contra el tiempo, agotando todos sus
recursos económicos, para alargar su estado de felicidad.
Diez segundos y un euro servirán a este joven para que
“Irène” comience a dudar sobre el camino que lleva su vida,
complicidad y cuestionamientos se batirán a duelo para lle-
var a estos amantes, a decidir si unen o no sus vidas.