P. 1
La Definicion Nocional Del Sustantivo y La Definitud e Indifinitud de La Frase Nominal (MA Thesis)

La Definicion Nocional Del Sustantivo y La Definitud e Indifinitud de La Frase Nominal (MA Thesis)

|Views: 2.229|Likes:
Publicado porCarlos Molina Vital
My M.A. thesis on nominal phrase grounding using Cognitive grammar and Functional Syntax.

Mi tesis de maestría sobre definitud de la frase nominal usando Gramática Cognitiva y Sintaxis Funcional.
My M.A. thesis on nominal phrase grounding using Cognitive grammar and Functional Syntax.

Mi tesis de maestría sobre definitud de la frase nominal usando Gramática Cognitiva y Sintaxis Funcional.

More info:

Categories:Types, Research, Science
Published by: Carlos Molina Vital on May 26, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/30/2013

pdf

text

original

Según se propuso en el capítulo 3, un artículo indefinido selecciona un individuo de modo no

exclusivo y permite al oyente llegar a un individuo partiendo de la clase en general (cf. supra 3.2.1.

y 3.2.2). Dicho en términos de contacto mental, puede decirse que la determinación mediante un

artículo indefinido da a entender que las construcciones nominales que encabeza son incapaces de

poner al oyente en contacto mental con una instancia única, aislada de las demás, de algún tipo

(Langacker 1991: 103). Esto significa que el hablante concibe una entidad solo en presencia de las

demás que forman parte de su tipo. Así, la indefinitud pasa también por un acercamiento múltiple

por parte del enunciante hacia un objeto nombrado (nunca se puede aislar el objeto instanciado de

su entorno en el dominio de instanciación).

¿Por qué la forma un, que claramente parece ser solo la forma clítica del numeral uno, es la que

cumple con esas funciones de determinante indefinido? De hecho, una frase como Vinieron unos

cuatro estudiantes a consultarte muestra que unos no puede ser un numeral, función que ya cumple

cuatro en la oración. Para Givón (citado por Heine 1997: 79) un numeral como uno es el medio

ideal para realizar dos tareas aparentemente conflictivas: introducir nuevos argumentos como

referenciales o existentes (“hay un X”) e identificarlo por sus propiedades de tipo o genéricas (“X es

uno de los miembros de la clase X). Si bien hay fascinantes cuestiones histórico-tipológicas acerca

del paso de un numeral como uno a un artículo indefinido como un, creo que bastará con sintetizar

las ideas de Heine (1997: 71-74) acerca del origen diacrónico de los indefinidos por considerarlas

194

de interés para su mejor caracterización. Este puede rastrearse en las lenguas, según dicho autor,

mediante una “secuencia evolutiva” que pasa de unidades léxicas a otras más gramaticales (i.e.

unidades de inventario abierto a otras de inventario cerrado):

a. Estado 1: Numeral

El numeral para la unidad es el único elemento que se posee para la modificación. El

sentido indefinido se obtiene mediante ese numeral (en ciertos contextos) o con la

ausencia de marca alguna.

b. Estado 2: Marca presentadora

Aquí el artículo introduce un participante que se supone es desconocido para el oyente;

de modo que, en adelante, se le tome como conocido dentro del discurso. Las lenguas

que poseen un artículo de este tipo lo utilizan únicamente para presentar a los

participantes al inicio de un enunciado o narración. Estos participantes poseen gran

importancia como tópico en el discurso, por lo que se presentan una sola vez.

c. Estado 3: Marcador específico (de no conocimiento del oyente)

Este caso es idéntico al estado anterior; pero la diferencia fundamental radica en que el

artículo se emplea para cualquier instancia que se asuma desconocida para el oyente sin

importar si es que se la va a considerar en el subsiguiente discurso. El hecho no es el de

presentar y luego dar por conocido; sino el marcar que el oyente no conoce a un

individuo particular. Por eso, por ejemplo, en hebreo vulgar, el artículo indefinido

pertenece a este estado, ya que no puede emplearse para FN genéricas y no

referenciales. La falta de artículo indefinido se aprecia en dicha lengua cuando se dice,

por ejemplo, aludiendo a la clase y no al individuo: Ba vino hena aquí ísh hombre etmol ayer, lo

195

no isha mujer, [Aquí vino ayer hombre, no mujer], que traducimos con artículo indefinido:

“Aquí vino un hombre no ref. indef. ayer y no una mujer”.

d. Estado 4: Marcador no específico

El artículo se emplea en este nivel para introducir un sustantivo cuyo referente no es

conocido ni por el hablante ni por el oyente. Este es el caso de oraciones como: Compra

un periódico o dibuja un perro. No se sabe cuál es la identidad del referente de la FN.

Esta forma de uso se restringe a las formas contables singulares, no se utiliza con

plurales o sustantivos no contables.

e. Estado 5: Artículo generalizado

Ya en este estado el artículo puede acompañar a cualquier clase de sustantivo. Las

excepciones son los sustantivos ya marcados para definición (los nombres propios de

personas o comunidades étnicas o laborales).23

Para Heine (1997: 73), el castellano.

portugués y catalán son ejemplos de este nivel, ya que puede extenderse a los

sustantivos no contables (con el consabido valor de variedad, como un vino [tinto]) y

los plurales (unos amigos vinieron).

De esta forma, en nuestra lengua, el artículo indefinido es una forma desgastada del numeral

uno que ha llegado a ser la contraparte exacta del artículo definido el. El desgaste al que nos

referimos va desde una forma de determinación relacionada con un aspecto concreto de la realidad

(la cuantificación mediante un número cardinal) hacia una forma de cuantificación en un plano

23

A excepción, claro está, de aquellos casos en los que un nombre propio se emplee con el valor de uno
común. Por ejemplo, si un individuo llamado Tomás va a visitarme para devolverme un libro, pero nadie en
mi casa lo conoce (no lo identifican por el nombre de Tomás) es perfectamente posible que se me informe de
que “Vino un Tomás a dejarte tu libro”. Ello quiere decir que el individuo en cuestión aparece categorizado
como “un hombre que responde al nombre de Tomás”, con lo cual el nombre propio abandona su función de
identificador singular para ser una característica de clase: “las personas que se llaman Tomás”.

196

distinto del concreto: el plano de las instancias que forman una clase o tipo de entidad. La

gramaticalización de un elemento puede considerarse la sofisticación de su significado; es decir, el

paso de un sentido concreto (más ligado a la realidad observable) hacia un sentido mucho más sutil,

el que codifica aspectos intrínsecos de la estructura de lo real según las posibilidades del mundo

mentalmente proyectado.24

El artículo indefinido posee las cinco propiedades que Heine ve en este

tipo de palabras (y que determinan sus etapas evolutivas); pero, principalmente, introducen la

determinación por indefinitud (o la existencia de un objeto en un contexto múltiple) antes que por

cuantificación o magnitud (como es el caso los otros indefinidos: muchos, pocos, varios,

bastantes, algún, ningún, etc.).

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->