Está en la página 1de 1

Alexander Contreras Deyá

El tablero del rey


El rey es aquella persona el cual obtiene el poder de como dirigir un país. Los
métodos y formas es él quien los elige y tiene el poder de acatar o firmar nuevas leyes
de lo que él quiera. Nos podríamos comparar, en parte a un rey. Porque tengamos
autoridad sobre pequeños y diminutos territorios por muy pocos asuntos. Por
ejemplo, en nuestro hogar somos Amos y Señores de lo que poseemos y del
pedazo que estemos habitando.
Así es el artísta. Tiene autoridad sobre un pequeño reino el cual esta bien determinado:
el tablero. Para asegurarse que su reino este libre de invasión, establece sus limites al
principio. Pueden ganar terreno con una buena protección. El poder de juzgar y reinar
con supremacía. Tiene las armas necesarias y las estrategias adecuadas para
reinar. La mayor parte del orden y las expresiones dependen en gran parte de él.
Podemos decir que la posición del artista es de las mas importantes en este
mundo. Se han preguntado, ¿que pasaria si no hubieran artistas? Cabe decir
que la libre expresión depende en gran parte de ser artista.
Es inconsistente y contradictorio, ama proponer leyes, solo para contradecirlos.
Pone trampas, en fin como todo un rey es el artista, propone lo que quiere,
contradice, porque, simplemente le dá la gana y todo eso es como un juego para
él. Se puede crear todo un mundo sobre el tablero utilizando lapiceros, papel y
colores. El artista decide que mensaje quiere llevar, mediante las ilustraciones.
Por eso se le hace llamar rey.
El artista es el rey, el tablero su reinado. El se entretiene persiguiendolos y
observa como se resisten, se organizan y llevan a cabo su decisión
independiente de volverse reales a si mismos, mas reales que el propio rey. El
rey y el reino, son uno, ambos son falsos o ambos son realmente verdaderos. En
fin el ser un artista, es tener todo un mundo en su poder y es tener el poder de
hacer lo que el quiera, como el quiera.

Ensayo: El Tablero del Rey


Libro: ENSAYOS sobre Diseño
Autor: Tullio Pericoli