Está en la página 1de 2

En una escuela de un pueblo del departamento del

atlántico existía un rector autoritario y mala gente que


no aceptaba, que los alumnos de la escuela hicieran
alguna sugerencia u opinión sobre algo, ya que este
imponía las reglas absolutas en la y nadie le podía decir
nada ni siquiera los profesores.

un día la comunidad de la escuela se canso de sus abusos


y gracias a un estudiante del grado once, quien se atrevió
a proponer una democracia en la escuela que debía
existir ya que el y el resto de la escuela se encontraban
cansados de los contantes atropellos que se cometían
contra sus derechos. Los estudiantes impulsados y
motivados por el estudiante de once llamado Johnny
organizaron una protesta para que el recto dejara que la
democracia entrara en la escuela o sino los alumnos se
iban de la escuela para siempre y como consecuencia de
esto el no podía ejercer su labor como rector.

El rector ante las protestas que realizaban


constantemente los alumnos respondió: “no dejare que
jóvenes inmaduros como ustedes hagan lo que quieran o
se someten a mis reglas o los suspenderé a todos.” El
rector hizo lo que dijo y hasta los profesores no
pudieron entrar a la escuela.

El joven Johnny le cometo el problema al alcalde del


pueblo y le planteo lo que sucedía en la escuela; y este se
unió a la causa y apoyo no solo al joven sino a toda la
comunidad de la escuela termino destituyendo al rector
y lo reemplazo por otro. A la semana los surgieron
muchos lideres que se encontraban escondidos, por el
régimen dictador que tenia la escuela y realizaron
propuestas y todos los estudiantes por medio de una
jornada democrática la cual era un poco desconocida
para la escuela, entonces la escuela pudo tener un
gobierno escolar bien organizado y el joven Johnny
realizo un buen papel como personero y todos en la
escuela pudieron ser felices y opinar sobre todo los
problemas que se formaban en la esuela.