Está en la página 1de 128
Formas logicas realidad ¥ significado Thomas Moro Simpson en o EDITORIAL UNIVERSITARIA DE BUENOS AIRES Sequnda edi, correida y aumentada: Abs! 1975 Pedloge de Gregorio Kiimowky Derechos reservados © 1958 EDITORIAL UNIVERSITARIA DE BUENOS AIRES Sociedad de Economia Mixta Rivadavia 1871/73 Hecho st depssito de ley IMPREEO EN LA AVIGENTINA - PRINTED IN ARGENTINA A Clara OTRAS OBRAS DEL AUTOR: Sersdatiea Fitosfces Probe [XX Editors, 1978), Diss ef Mumboretdy ba Mosca - Tavestigsiones de am hombre ceroro (Buenos ‘Aizu “La Pye, 1978). was y Dicasiones (Buencs Alsea - Mads, Siglo INDICE PREFACIO A LA SEGUNDA EDICION pet PROLOGO A LA PRIMERS EDICION «...000 PALADRAS PRELIMINARES 1 , Ww. SUJETOS, PROFIEDADES ¥ RELACIONES -....0-.00 S:1) Paabias y cosa: primera eprosiuacion, 1; §'30 Andis Eratctonl Tat ses fundiones de In caput, 738, La poradoja dels preieaién, 12; 8.4 Una ampliacion del campo de la ima!” genralieictin dal’ consepto de, predcada, 16; § 5 {Tiene Agua ailidad la dition entre propoaionessea- Ghnalsy atcbulsy, 193 96. Inlerencae velaconales, ¢Exsto tna inten de at free Mopicae?, 22; 87. Monadinss y 0. soo, 275 A, Pasera tens munaditiea: Ia cation de fx pres dicados couplejn, 20; Segunda tes monaditca, Des re lnciones privlegiads:deotdad y dvenidad, 29) C. La teas onic, 3 DE LAS FORKIAS RELACIONALES A LOS HECHOS ATOMIGOS. veces. § 8 Trinsito a lw Nestea atic, Loe roqlitoe dun Fenuafe pertocts, 38, §', Que cum hecho? 337 § 10. Lae ecko stuicr 9 le eta conversa (cotinusisn), 375 8 Uh rade conten a telaciouess ef argunento den seerecin al Infinit, 41; 812, Helaciones y palabras de reach, 47; § 13 TS lle adleal de Watgentin Algo mas sobre "lenguaje erocta', #9) 91h El concepto de Wentidad de cructsa, 58. EL PROBLEMA ONTOLOGICO: MEINONG Y RUSSELL 5.15. EL “problema otlégico”, $75 § 16. La sluciba de Recine ten’ cia 6,1 Oblate «ee Rinwl, G4;°§ 10. Casesiones con lx tora del conceimienta Tora ligien de a cecarin, 68; § 20. Las desrpclones com Sibeles fncuplete, 73; § 2,” Nembree propia contentes cute props seatide tga, Des acepetoues del verb ientar”, 78; § 22. Cuatro problemas Jara una toes del significado, 42; 8 25. (Lay descrpelonea we carateiaay por Tova? Alguaon casar a, UNA TEORIA AUSTRACTA DSL SIGNIFICADO: FRE. GECHURCH a 24, Denctucda y endo, Lea nombre propice com categoria Tudameats, 91; § 25, Signicado dete e indict Tae xu xv Ps a a Ix vi vir van oracones atverativae como neees prop, 95; 8 26, Lot Bag oF, te ino de Frece-Choreh pura: pres 05; S28, Deorspenney « infeonci, 108; § 29. Objecions, die Ealinde y snip, 1107 Ac Malpteacn iin de more, 110; Le fanaa de io sntaos ndieetn, 111j 6. 28: sao te babe got an termina tans desotacisn inaecta?, 119 1. Vina objerdn al penripin Stel aniadn, 114 fi Oract es y membres sel Ienpiaje eosin, 115, Valver tatves hecho y pares def evacigny 117; (Sento mins eon gomiee propio, 1203 8 30 hn pomhincion ae emia strates 121 LA PARADOJA DEL ANALISIS § 31, Devivaién de ta paraojn, 127; § 52, Solucin de Ia Fredoja tn ls doctina fe FregeChureh, 23; 8,38. Reapa Fie dein paradoja en la doetina. de Frege-Chuschy 131; 5°34 Oae fas de devvar i paradojn, 194, LA ORITICA DE STRAWSON A RUSSELL 5.35, Examen de lat formas aritotficar, 197; § 36. Sienifi- Endo y lores verinven, 141; § 37, Oraciée, enancialo.y fetigo, 12)°§ 40. Prerspoacién y aperen. Reistepreac elle reson arinotlies, 144; 8138, “El caro particular de ax Clueripeones 116: 8 40. Prtsupncién y auton em Frege EGusl es Ia nestcifn de up enunciade?, 187; 8 41. Un peo item fn tesla de Sicawwon: las afirmaciones de esisten ns. Tron! LOGIC § 42, FL principio de densidad y Ios jue apalios, 151 B.'4i, Et principio. ee Montded enn teovin de Ruse, 1521" 48"HI principio de idontdad en In trein de Frege: Ghrich, EL metido de Ins degmnconrs nero, 84; 813 El principio ‘Ge teesro exit Ta tora. de Riel” Apa: $8781 Principio de teeten exchido on ta tenis de Frege Hea, $147" Bl principio de contadiccén, 162, 8 48. Cons: ‘icin ititen y eontadicton formal, 163) § 49. Una emparacn Afsttees y Rasa Coneriones om ta sien eaten Van 630 “Uh tenet de Rue ily eetplor Liiesinente Nerdueroe del inept deste Sided, 17 De LAS DESCRIRGIONES Y PRINCIFIOS LA BUSQUEDA DE UN CRITERIO DE “COMFROMISO. ONTOLOGICO : B51 La ropuenta de Quine: “Ser ex we el valor dew Sorinhie", 175; 8-92. 2H wniteio de Quine we apliea dre tmente& lor eoioiader?, 176; A. Varies lgndae yen a an v3 cinos evaniaon, 1765 B, Variables igadat »_enancindes Unieeraloy 172 458. Gira frmalscidn del eter de "come Ufecursn, 1795 8.84. Doble npesta de ie taialee! concept (dswomihani domino de valves, 18ty § 35. Un tere pa SI'S Gesignstive doles tan’. Define sintdeten de Spombe" 189. § 36: Elminscien elu nombyes y upremacta de fe pronombres "Lenguaje reli, 186)" §.37. Toes Gierse 2 Ghine 1g0) AL 3#1 usgtiendor "exinenciat™ et Gahecncni? 186; BAe: flecicn'yformelinesin del Tergeaje ceyiets, 190: C. El mode de esitiy de las prom pedades, 198 IX, ZACERCA DE QUE HARLAN LAS PROPOSICIONES? 458, Dow signifendoe de Ia expresin “arsren do", 197: 8 52. ire inerpctncton eis arabes Tigedass Son Sting ferme Quite, 198; § 50. Un. te epstemelésen. eh pro Priciones ements hablan de enidades bstractar®. 200 6n Rnvtetedad eclerenea Reto toe hohe ates, 302; § BP Les tems verbaleg yous inerporat de "ene Propecia Yarbye™ el pad 204; 8°65. Lae semper ve tales at diol evhatiencons tn peseiin de AN ce. 205; 8! Orationer singular deat aetact, 20; '§65: La reduced ronipatin y soe coins 210% § 66 Algw fon eempe de traduerin, On cate dil, 213 AntNDICE ORACIONES, NOMBRES FROPIOS Y VALORES. VERI- Avenpice 11 SOBRE TA RLIMINACION DE LOS CONTEXTOS OBL tos! APENDICE Mt ENUNCIADOS Y VALORES VERITATI. Vos ENA TEORIA DE STRAWSON APENDICE IV ALGUNOS ASPECTOS PRAGMATICOS Y PSICOLG- G1G08 Da RAZONAMIENTO DEDUCTIVO wr aw a1 XI PREFACIO A LA SEGUNDA EDICION La primera edicién de esta obra se publicd hace diez afos, euando el autor era mds joven. Apenas publicads, et autor concibib J comenas a ejecutar ef proyecto de una revisién total, con (a intencién Jenivecrta de convertir un mero libro en El Libro, axeado de todo terior astico 0 Ligico-teméntico expurgado de cualquier formlacién impugnable. BU tiempo lo curé a medias de esta inquietud desmedida, 5 ofrece ahora una siodesta versidn ‘corvegida y aumentada’, gue pre Serva cuencialmente la identidad del libro original. Esta adicin con lione tin embargo modificaciones y agregadas sustanciales; algunas pa- rigiajos (p. ef, los $§ 14, 15, 96, 87, 38) fueron modificados cast por completo, 9 se han inctuide ademés diverias notas aclasatorias 3 cualso pindicer, gue desarrolln temar apenat exboradoe en el texto. Me complace agradecer agul lar observaciones erticas de Ignacio Angell, Cerlas Alchourrén, Jorge Bosch, Alberto Coffa, Rail Orayen, Eugenio Bulyguin, Héctor Pozei y Eduardo Rabosi, cuyo diverso grado de virulencia no gusrda velacién con eb orden alfabltico de sus nombres. Twroxsas M. Snupsox Buenos Aires, enero de 1974, xu DEL PROLOGO A LA PRIMERA EDICION La publiceciin det presente trabajo de Thomas Moro Simprom onsttuse sie dala won qronercimionto de miucka importancia en [a Iisorin te In filoofia argentina, Diversas razones permiten fundamentar ‘ita ajvmaciin. Bn primer Inger, presenta wna refinada dicurién de fos puntos de tite mds importantes que se ofrecen en el campo de la légica y de ta semdntica contempordnent, St acansamos més allé de rues: fronteras, hallatemioe pocas obras que ofrescen wna vit tan compreheniva, a le par que profunde y orteinal, acerca de lot proble. ‘as ligicos que freocupan a te filsofia analitica, como la que encon- trans en ethno de Simpson. Sin dude, eta obya se convertird en un Auriliae indispensable de mertroe cunsos de légica » filozofia analitica: reo también que terd novo de los mejores stomenton de trabajo para nue tror seminarios y equiper de invesigarién filosfiea, Pero extoy con tenella asimiemn de que exte libro serd apreciadn y wtiliado em otror paises, 91278 contidesndo como una contribucién postiva a ta biblio- rnfia general de ta filasofia en En nuestro pai se tiene poco en cuenta of hecho de que la Iigica hha suftid miodificariones ‘may inoportanter a Io largo de se historia, y te persite en enserarla como si hubieva permanccido intacta desde log tiempos de Avistételes, Se reconoce a veces, ran benévola condes- concia, que eve alg larindo “ligica matemiticn” 0 Ibeien smmbsicn” pero so pienea que ella es to intererante para tor eultores de Tor cin fas exactar, sn que por ello potea impostancia alguna para la filoofia, Ewe er un punto de vista errineo, que se origina tanto en un dercono- fimiento de contenida de la. Ueicn contempordnea como en una Concepcién equivocada acerca de le hitoria de esta diciplina Alertiradamente, obras como la historia de ta léeica de William y Martha Kneale, o la de Bochenski, contribuyen a convencer @ nuestros fipecitstas de que ya en ef medioevo, y antes en el tiempo de los fevicon, conocion y diceutian tSpices que mo integraban la exposicion rritotdlien, y de que los mateméticor y ligicos del siglo XIX que ine Irodujeron las nuevas ideas estoban proriguiendo con Bavtante continu fad inveuigoviones antiguas. Eto no impide recnnocer la originalidad fe pensaover que, como Frege, Nirieron avansar decididamente esta xv PoRUAS LODICAS, REALIDAD ¥ StGHIEICADO Uiscipina, Es que ta continuidad en el desesrlfo de imma ciencia iinplica cievta constancia en cuanto a ta problemética fundamental, sin que esto sea incompatible con ef hecho de que nuevos descubrie nnizntes, nuovas puntos de vita, © nuevos mmélodos, modifiquen pro- Hundaniente su contenido Quienes 2 mucstran reacios a admitiy que se hun efectuado progratos en el campo de la Uigica peraiten en eseudarse dotrds dal prejuiio de que, 8 bion “hay otras ligica”, ta “verduderamente fBosifica” ex ta oristotdlica. Bx sna posicion dificil de admiti.” Bb objeto de la Ligica const en la detciminacion de les formas villas de vazonamiento. Pero, desde tos descubrimientos de Alonzo Church en 1996, sabernos que existen formas vilidas de raconar que Ro son Jilogiticas ui pueden seducisse a cadenas de silogizes, 9, por lo tanto, resulta ya imposible seguir encerrdndose dentro de los confines de ta "Wgica elisica”, como si ella fusra toda la Ugica. Si la filoroffa se interesa por el! fundamento del pensamiento exacto y riguroso, mo odd desentenderte del andliis de las formas vilidas no sllogltleas de razonar, mediante eb ingenuo expalicnte de declarar que estas format interesan al matemitico pero no a los Wgicos tiadicionates. Bl hecho de que estas formas de razonanmiento fusran deicubicrtas por Imatemiticos es bastante natural, ya que la matomdtica os fa discipina que més uso hace de la légica; pero, una vez efectuado ef descubri- Imiento, pasa a ser patsimonio de Tor igicos y los filisofor ya 10 podrdsi ignoraslo, 40 pena de Tiitar y parcializar sus estudios inpi- endo an ats exhouston de Tot fusdamuntos de Le valiee iigica, ePor gud insitir en este defecto de for extudios de légica on la Argentina?” Bs que ana filosofia que se base en supuestos ervbueos ‘riibard probablemente a conclusionss equivocadas. Como la lbgica se hulla presente en forma explicita e implica en gron paste de la discusign filossfica, x corre el poligro de que la mayor paite de nucstios trabajos 9 ensefancas sean défectusos. Es por ello que no podemos ejar de atender con sumo cuidado a lo que estd pasanilo actualmente en et campo de la ligica, De paso, recorderaos gue la flosofia anaitica se caracterica por las preceuciones que so han tomado contra tas eventualidades ya deteritas, pues en ella se da especial imporcancia a le ligica, tomada globalmente, y teniendo en cuenta que “algo sucedis (en la historia”. El libro de Simpron er valiona dentro el panorama Dibliogrdfico argentino porque nos ayuda a ver con nitilez cudl os fa miflucneia que tas nuevos descubrinientos Ugicos tienen en las dite cuslones jilossficas, A. primera vista ol tema de la “forma Uigica” parece drido, un pico pura especialistas, A poco que se lo examine podid vere que (s precibamente uno de los temas centrales de la filosofia de ta Uigica, Pues la idea de “forma ica” estd directamente vinculada con la de XVE DEL PROLOGO A LA PRIMERA EDICION “razonamiento vélide”. Si examinamos un razonamiento como “todos lop aigentines son anerivanus, todos lor cordobeter son argentinos, por wonighioute todos Tos cordobeses son amnericanos”, aditivemos que 1 wn rascuantento vilide; pero esto no es tan ficil da jusificar. Una folucidn al intorrogante de por qué et vilido es seRalar que si se reemplaca “argentino”, “aviricaad” y Scordebés” por otras tres pan labvas, por ejemplo, por “matenddize”, “cieulfico”, “gebmetra”, ab nuevo raonamicnte obtenido (on eb ejemplo: “todos los matemndticas son cleatificer, todos los gedretrar son matemdtices, por consiguionte todos lus yedmotras son cicatijicos") no tiene premnisas vsrduderas y concluisw'falsa. Tal punto de vlita Uzva ea seguida al problema uoseligice y episteruligico de la verdad, 9 de alia la propia médula de la floifie. Faia, cum reconacieudo que pusda estublecesse este tipo de vulides con bastante indopendeucia reopecto del problema de 1 verdad, tas dificullades se rultiplican rapidamente. Ea primar ugar, no puede proguntarse por qué en este cjemplo. puede Teemplacarse “argentine” “yo. pucde reemplacarsa “todos; [a respuesta eS que “todos” es sa “falabva ligica”, mientras que “argentino” no: tas palabras ligicas dan tu fora del sazonayiento. Si se reemplaa una falabra Wipica for otra, la “forma” del razonamiento. cambia; es la forma ls que determina ta validez Bato presupone una discwiién acerea de cules son tas palabras Tigicas y eudler no, De todos modos, ya se bw cémo af problema de la forma aparece al eomisnzo misme de la giea Para ef lenguaje ax egulooco en cuanto palabras distintas pueden expreser una misma forma Pur ejemplo, puede decirse que “todos tos fargentinos son americans”, “tudo argentino ex amevicanc”, “los ar- fentinas son asnericouss”, etc, tinen la misma forma légica. Esto muestea que para encontrar Ia forma ligica, ef Iigico debe i mds alld de ta forma gramatical 9 lteraria, De este modo se ve obligado a c[ectaar na reconstruccién del Tenguaje, cosa que, por tea parte, no es extrala, i se pienso que la ldgica tiene que ver cow fl pensomiento y que, sf bien of longue ex of veliculo inevitable me- dante al cual ol pensamiento se abjetiviea (y se hace comunicable ¢ Imternbjetive), ocuere que Lenguaje y pensamiento no son exactanente Wo mismo, 9 gue «! Kgico que va mds elld dal Lenguaje para seconocer 4a verdadera forma tigica estd en cierto modo acercéndose a la “forma del pensariento™ (esto explica, tea dicho de peso, el intards de los Ugicas contempordneos or ef simbolitmo, que se iulroduce, entre otros motioos, pura poner en evidencia ta forma liyica completamente des vestida de los ingredieutes gramaticales acasionales que la disfrazan w aicurecsn). Por otra pte es bueno hacer notar que les palabras no igicas no pueden reemnplasasce de cualquier modo; en nuestro ejem- Ho, “argentina” no puede veemplacarse por “emnpuja” 0 por “si”. Hay que conserear La categorts (ggramatical, zsiutdctica?, légica?), de XVI modo que si a “argentino” se le reconoce la categoria de “término ge- Merce, blo. podid veemplacarse por otro trmino genérico, Y esto Teva a te discusion acerca de categorias, una de las ms filvificas que tc ofiecen desde el campo de lor fundamentos de ta Wégica. Pero la Mtscustin sobre categorias, como le discusisn acerca de lo, que mera Inente et gramatical 0 no, leva en seguida al problema del significado Jal de ta funcién gnoseotigica del Lenguaje. Los problemas se malti- Dlican y entrecrusan. Presaponen las palabras covas o las que £¢ re feren? gas cosas tienen las misma eategorias que las expresionet Tingititicas? Como se verd, or problemas fundamentates de le «piste imelogia, de la onsologia, de 1a tgoria del conocimiento, se prerentan fn seguida ‘No worprenderd, fuer, que se asista a una diseusiin de fondo acerca de cieras tens seminticorilosficar que estén ligadas a los puntos de tite de Russell, Frege, Church, Quine, Strawson, entre otros, Simpron ho intenta ofadir una teoria propia a las de estos filsofos; desea, too sh contvastar los distintor puntos de vista y sefalar cudles som lor (problemar no seseltor 0 las difirultades principales que existen en fada uno de ello, En este sentido, aunque empleando wn estilo dife- Sende, el stabaja de Simpson recnerda libros como Semantics and Neee- sary Truth, de Arthur Pap. Y por ello ercemos que serd tit pore quienes emprendon tareas de investigacion Vale ta pena sefalar um hecho ringvlar ligado a la aparicisn de este obsas Fl libvo de Simpron e, creo, ol primer trabajo publicado ‘tr la Argentina dedicado integrariente ata filosofia de la Uigica, donde fe ducten.sstemiticomente temat de Ugica moderna y de floc ‘anaitica, y en el que encontromes verdadera seriedad ¢ idoneid Honica. BI hecho merece destacarce, pues ta literatura de este tito fscasea mucho en muertro pais y, for dexgracia, no siempre ha so Tedactada por perronar que hagan de fa honestidad cientfien y de te Buena fe la primera norma intelectual. Paso for alto algunos enrayes conton, ya6lo encuentra —en el mejor de fos eatos— obras redactaar por cipecialvta en otras dieiplinas que no tienen muy buena fortune tnando creen que su adietranirnto sive para ineursionar con éxito fpor el terreno de ta ligica 0 de tax serintica, Hay stro tipo de ercritor fue, desalentado sin dada por lar difeultades y complicariones que presenta la tégica actual, opta por no estudiarln. « pesar de Lo cual Femuelve oeuparie de todos modor de este tigo de vemat, A veces la hua se agrava cuando. a wn casi total desconocimiento de estas ener ones te une el tesco de erigine en censor y detractor de lor nutes Conocimientas, EL resultado e1 verdaderemente lamentable, vier Selraner orientales nor permiten ubicar exactamente a quienes, como Wn ta situacién mencionaa, "no saben, 9 x0 saben que no saben”. Por Jortuna ef rabajo de Simpeon nos muestra que en este sentido se pu de trabajar correctamente xvi 4 te publenton deed cha Dae hace tote aie cay ae nea, y de difundr fe ft anattica an muesro medion Hoy la fates dioerios especiales que la elvan’ 0 le conncen bin ‘y Dee el pe porinie heya ade eee te ea ee com prober pipe ois al we a mura teanona pane ese Capel valor efectico. Como tantas star veces, ve ateere que tat huccasgencreciones van superando en eonocimientos > projundided @ terres: pr ltl sn dba Semin, Sn que dee jomaie com so dato diane de los propion elfuerzan, Gnroonta Kessovsry xix PALABRAS PRELIMINARES. Lamento. haber dejado sin sesoleer tenor [roblenas "Siempre mateo obligado. « presntar a mitma: dcutps, povo al mundo #6 secdente astonettnte, 9 0 no Puede sere Besraaso Rosset Las cuestiones Iigicofilsdlicas enyo. examen erftico ofrezco al Jeetor son poco cultivadas en nuestio medio; pertenecen al Atmbito de Jn Hamada filesotia analitiea, euya problemética y métodee de inves tigacién no gozan ain de ciudadania plena entie los pensadores de Iiabla espafola, més sensiblet a ottas problemfticas y a otros estlos Ae pensamiente, Conviene advertir desde ya, sin embargo, que Ia expresién “lor sofla analitica” es vaga y puede suscitar equfvocos, pues To que suele gruparse bajo ella incluye una gran variedad de posiciones —a veces en Gspera polémica— que s6lo coinciden en Is importancia dada al anilisis logic y Tinglstico; Tas divergencias comfeasan bien tempeano, apenas se quiere precisar la maturaleza y alcance de este ands. Pero como ocurre también con la palabra “fllowofia”, la vaguedad o falta de univocidad de la denomingeign es algo secundasio: lo importante se halla en «] examen conereto de un vasto conjunto de problemas, iz- rors o descuidados por otras correntes filssticas, Algunos de estos problemas poseen en realidad una larga historia, y pueden encontrarse, por ejemplo, en Platén, a veces de manera nidimentaria; pero nusea Sleanzaron el relieve quc les dieron los pensadores de tendencia “ana- Tica, pasa quienes comstituyen una motivacién central La exposiion que sigue no implica, naturalmente, que el autor se hulle Kdentficady com una ota postalacién dogmética, como la ejemplifeada en el repudio glebal de la metafica, No me ha guiado ft10 propinito que el de ofrecer un anilisis sin prejuicts, en la me ida en que me fue posible. y el Hbro quedaea jusifcado ai logra interesar af lector en el estudio de los temas expustes. HI hecho de que este anilisis no ofrezea soluciones conclayentes atetiv de dessliento para quienes la flesofia conserva el sabor xT de una aventura intelectual: mucho habremot ganado si, al decir de Russell, Jogramos "veemplazar una certidumbre desarticulada por una Incertidumbre articulada”. En el camino que leva de In evidencia in- genua a la petplejdad filséfica, pueden reconocerse los otigenes del PPensamiento racional, que nacié setubrande la inquenad con insiiget pore. El uso del simboliamo Wigico moderno se debe exclusiamente a la indole de Tos temas tratadas, y no aspira a ecultar enonciaciones sme pes bajo una atmésfera de misterio, método freeuente que permite ser Puctil_con imponidad. Lee leetores fallin la explicacign de estos ‘mbolos en los primeras des capitlos de In obeas ys esta explicacion resulta en slg eso demasiado simarin, pueden recurrir 9 cuslqnier texto de légica elemental Salvo breves y oeasionales ohservaciones, no examino aqui el pro blema de hallar wna definicin precisa de “forma Vigica", cuestiin de cardeter ms téenico que abordaré en otro libro, dedicade al concept die inferencia formal; fo que nos interesa aqui es la conesién de ciertos Analisis formates con Ia ontologin, Ia metafisicay Ia teorin del significado, Finalmente, deseo dejar constancia demi inestimable denda de gratia con ef profesor Gregorio Klimorsey, sin cuso estilo gene Toeo exta obra no hubiera so ni siquiera comenvada, He hallado en 4, janto al rigor det pensamiento y Ia excepeional erudicién cientifca- filosfica, la desinteresada vocnciém de eneefiar que define al maestro, En Ia medida en que esta obra tenga fa fortuna de ser Gti, post considerarse un resuflada mis de Toe cursos y seminarios del profeene Klimovsly, que impulearon ta creacién de una atnnéefera intelectual propicia 2 Ta dicusién de est temas, TMS Buenos Aires, junio de 1964 cartreLo 1 SUJETOS, PROPIEDADES ¥ RELACIONES § 1. Paranmas y cosas: yauscena apmontiactén GE gu pete de mi. eurpo até mi nom: tre Decide, pore otro detnty se oa Sreacesreane La distinciin clara entre Jas palabras y las cosas es xin produto tondio del espisita humana, En Is eormosisiin de Ia homanidad pri ritiva, el nombre forma parte del ser de los objets, quid del alma, y silo una enidadosa proteccibn puede alejarlo del peligro acechante PI fetichisma de Ia palabra Iogré sobrevivir en In époea hietériea: "La eid i runicabe; yen ak faunas 208 de Grecia antigua, Tes nombres sgradne de Tos ote eran trabados en Kiminae de plomo que se arrnjaban al mar, con el fin de protegeros contra In profanactSn 2? Olsorea in utor que los Indios norteanerieanes “consideran sa nomibyp como ues parte definida de sy personalidad, a jgval titulo que sus ojee y sus dientes, » ereen que el manejo malintencionada de st nombre puede enesarles tanto dao como wna herida en cualquier sitio Hel curepo". Se debe a cela creencia que michoe salvajes er exfuercen por ccultar sus nombres, para evitar Tas operariones mAgient de 518 enemigos. Los enfres nos han legado yna iiustraciin pintoreea de esta toncepeiém somntica primitien, Crelan que el cardeter de un indi vidio es aodifieable mediante el uso magico de sa nombre. Para inotifcar el earécter de wn laden y converttio en tn hombre honest, Jn veeeta Ix siguionte: se grita su nombre sabre un puchero con agua hircendo y com “medicina”, se tapa el puchero y se deja el nombre Imacerindose durante siete dias (J. G. Fnazen, Le rama dorada) ovdiana de Roma tenia un nombre incon 1 C.K. Osden e 1A. Richards, The Meming of Meaning. Trad. ep: 1 sprificale del signified, Borner Aires, el. PaO, 195%, pe. 31 Es dilicil esis Ls tentaciSu de estableoer slguna auslogia entre Ja seusintica de lus cafees y ciertas concepciones ontoleyicns de Miso fos cviizados, yin los cuales toda oracion de la fonua “A no existe” (por ejemplo? “El rey de la Argentina uo existe”) es falsa o catente de fentido, por el wlo Lecho de que “A” figura como sujelo gramatial, Esta comcepeién® conficre al uso de simbolos lingiistiows un poder rmigico superior al admitido por los caltes, pues peruite “descubrie™ qué eutidades pueblan el univento mediante la simple prowunciaciéa de palabras, AX, el univeno estaria poblado por uma Launa curios de eatidades de’ todo tipo, como trigngules sedoudes, unicomias y parullepipedas esférices, Este resultado groterco uo debe augeris, si embargo, que su refutacién es fécil; Ios argumentos esgtiaidos +€ 1e- montana Platéa, y se ha dicho que dependen de un snlisis incerrecta de Ia estructura’ Iigica del lenguaje. La relaciéa enue las palabras Y bas cosas es simple a primera vista, pero resulta algo desconcertante ara una mirada més atenta; se ha probado, por ejemplo, que bay nds nGuneros reales que nombees posibles para ellos; ningin lenguaje puede contener nombres para todos los ndineros reales, aunque sea Tacuble coustruir en A una lista infinita de nombres? ‘La idea de que Ja confianza ingenua puesta en el lenguaje es responsuble de autos entores y parauojas acerca de la realidad y el Petsuuuiento, constituye un tema persistente en la Mistoria de Is fils ia. Basta recordar os idola fort, © “fantasmas" de las palabras, que Francis Bacon sefald entre los cuatro faciores que waban el progreo del couvcimiento, Ta importaneia conferida a este asunio varia desde J afirmaciSu de que el estudio del lenguaje & el camino prelininar de toda investigacién filosfiea, hasta la de que ta filesfla consiste enleramente ex el andlisis del lenguaje. Tie anil puede tenor 1a pretensién de ser una especie de "terapia” filosfica, previa a la eon truceiSn de un lenguaje riguroto que relleje con exactitud la "forma lgica” del pensamieato ofa extructura de los hechos, mostrando ash (por ejemplo) que el desconcertante problema de “El ey de ln Ar seating” se desvanece cuando inlerpictames de mancia covecta el 3 La Caplicsclda de este hecho eside en que no, pusds hal Doles lingtistie (ya ean simples, como "7", o eamplejhy cna" lime uaturlcy lo que se expen dicendo que el conjunte de sable fin Tenguaje cua by aww mumeraie, Hay, poy, enter unre poses Dlnuarc saturles a ly mee ininea 1 2,'3, ty my at Los Fe eb Init leds, Gage Cane (J011918) Mga ie hay sn Feros sales que naturale, y pot fo tao nits nuuetce reals que nombre Poses para eles, Est oo sii que esta algin nisneredeteroaado que Fer intchubable, soo que imposible consrae wou notaciéa completa con Domb pars tas ha ninco, auoque eta notion permits formar usa Ist Ende ‘de nombres" Pero, por worio, ca nitmeco en puscuar sme Brie 2 3) ave SUIBTOS, PROPIEDADES ¥ RELACIONES significado de oraciones como “El rey de Ia Argentina no existe”, ‘quo seyiin algunos flésofor debe ser neccrariamente falea.* Pero el fvilids pace conclu tauubiga con el reconociniento de que el Ten suije cf itvemediablemente doformador, y de que, por Io tanto, Ia Fealiad (la “verdaders™ realidad) es inexpresble, En la primera aetitud se ubican (al menos parcialuente) filgsofos comme Merteand Rusll; la segunda es tipica do ta tradiciin ideatista representada por Bradley, Este habla tratada de probar que ewalgui Tenguaje es fatalmente engafeso, porque erea diferencias y’separaciones antfciskes que deforman Ia realidad, Decimos: “El hipopitamo es gordo", y crvemos que mucsira frase refleja la realidad como un espejo plano: ay en el mumdo un hipopSiama, existe In propiedad de ser gordo, y el hipopStamo dene con la gordura esa relaciba que expre- sans al decir que el hipopdtao ex gordo. Pero muestra afirmacia wy eto er caracterfico de todo pemaniento discussivo— separa all hipopitame de la gordura, y al kacerlo divide una realidad que es finier (“hipopotamogordo™, podriamos decir para acercamos a esa realidad indivsa}, eon To que nos ofrece usa imagen falscada de los hiechion. ¥ una vee que hemos separado del sujto Tas cnalidades y Tas relaciones, es imposible que volvanios a unio. La palabra “ed” sue sieve wna velacién externa entre cosas sepatadae: al decir que el hipo- ptamo es gordo distinguimes al hipopstamo de su gordura, sin advertir Probablemente que este gracioso animal no es mada fuera de sus atributes y de las relaciones que guarda eon el rmunda. El eorolatio «8 fue ningna oraciéa sislada et completamente verdadera: en toda proposicién se efectia un andlisis (0 sea una doscomposicign de un lindo indivisible en partes), y per lo tanto es imposible que las palabras Mconespondsn” a ks bechos* Tales consideraciones som un eco de regel,y las voleremes a recordar dentro de poco, cuando examinemos Jas conexiones de su motafsica con Ta interpretacién tradicional de as jus Pero si hay oraciones vendaderas, étas deben “carrespondes” los heehos, 1o cual parece implicar (al menos prima facie) que el andlisiy no Taliea Ja realidad de mundo; pero no sélo no habrian de formacién, sino que en el andlisis correcto de la “forma Wégica” de Tas orcioncy etarfa Ta clave de la estructura de los hechos, como ine Sisi6: enfiticamente Russell al defender ste programa de. filoofia snaltica: “La clasificacién de 1a forma égica de los hechos es la 4 teria conte en carer al Elbofo de 10 perleidad, poniendo al ty In tata nastics em ge eayS. Sean una frre de Witeestlg “auiade por sn pregunta to un hombre viet dea "eal ‘ut sie a alabea "eras" en forms general, an scelarla con el “antl SMe” de Witunsten Pins el Adendun terniaolic, al inal dl presente captulo (pig. 31) primera tatea de la Wie, tarea en Ia cual Ia légica elésica ha sido tre deficente® Sucle decirse que si una oracién es vercadera, debe exist entre ella yet hecho al que ee tefiee una identidad de “estructura”. Esta den ha sido desarollada sstematicamente por Wittgenstein en st tcoria de las oraciones como imigenes pictériem (ietures) de las hncehes. Podviamon dae alguna preciiin a cata exigencin sefialande en forma provisional una condicion necesnrin (annqve no eificiente) pars aque exista ese "identidad de estrartnra”: In condicién ee que 2 cada Componente del hecho Te correspon tin componente (y solo uno) en Ta eracién, ya eada componente de In oraeién también un compo nte (y slo uno) en el hecho (ef. § 14) | ‘Supongemas ahora qe “Joancitn es gorda es yma oraciém ser dladeras donde “Juancite” ex cl nombre del hipapdtama al Ihemoe hecho vietima de nuestras disquisciones. sta orqeién consta dle tes componentes: el nombre cle 1m individu, rma_palabra. que tdesigna wna propiedad (“gordo”) y In tercera perzona det verbo “ser”, fgue estableee la relacién entre. propisdad e individin. Ee fécil snp her entonces que In oracién et una “imagen pictériea” de by rex Fidad en el memo sentido obvio en que lo es im cundens 9 enes ele inento del euadro le corresponde wn elementar en In ene representada Si simboligames a Tuancito con } dibnjo de In fequienda, = tn prow ledad de ser gorda con sin circulo, y a la relacién que los nme por tana fecha dofle, In dentidad le atrvetura entre Ia-oracién “Juin tito ex gordo” y el hecho de que Tuancita e¢ gordo pods mostrarse fe bs manera siguiente: Vemos que a cada componente 0 elemento de la oracién le “eo sresponde” mn elemento del hecho, en el sentido de que pede ag. nirsela como compariero sin que ni en el hecho wi en lx oracién fale fi ohre componente alguna, ‘Sin embargo, la analogia con ef cuadro, ' nertrnd Resell, Our Keowledge of Estersal World, Trad esp. Nuestra eonscimsnto det mundo externa, Boenor Aires, ed. Lasada, 1946, is. 85, 4 [SUIETOS, PROPIEDADES ¥ RELACIONES lal como In hemot pretentarlo nototras, es bastante inexaeta: i um infor decidiera inmertalizar a Juancito, no podréames distinguir en fl eundo los elementos que hemos ditingnide en Ia oraciény, ve mos un redondo hippatema, pero no a Junncite por vn lado, Ia gor dura por ef otro, gen ef medio In relacién que los une, y qe hace fqve Jancito sex garde, No tomaremor en ‘cuenta por’ ¢l momento fst complieneisn, ¥ tompnca eatemoe ahorn ina definickin rigurors Ge “identidad de estructura”, pues estamos dedicados a una divagaetin reramente rsploratoria. ‘Sea camo fuere, prdrfamos decir algo ‘aga mente que In estructsra er “In manera en que estin combinadoe tow elementes”: s este modo de combinackin se le da también el nombre tie “forma Wica”, y es, seein Wittgenstein, fo. que tienen de comin Tn omen vel hecho: “Fn In opaeisn debe haber esactamente tantae inguiles como ay en el hecho que represents. Ambos dchen Doster In oisiva maulipliciad Wien. (amatemsética)™® Si tedas les oraviones verdaderne tuviesen In. simplicidad de “Juancito © gordo”, seria_mncho menos compleja In relycién entre la realidad y el lenguaje, 1o que dejaria bastante tiempo libre a los {ilsofos. Consideremes. ahora, con fines comparativns, In orscién “DL actual rey de Ta Atgentina no existe”. Sin dienitir mucho la cccstin, pordemas convenie que ex verdadera, ;Pero cust ee el hecho al iywe conresponde?Pareceria que tenemer aqui una “imagen pict Fien” que no tepresenta mada, ‘No podemos decir que el hecho que Jn hace verdadera tiene también tres elementos: et actial rey dela Argentina, un elemento designade por Ia palabra “no”, y Ix “propie- lad” de existir. Porque si recorremos el niverso entero y lo. obser vamos cuidadosamente, no encomtrareimot en él al actual ey dela Argentina: si hacemos i inentarig de todo toque se alla en el uni oro, el preaimto nombre “BI rey de la Argentina” no fignrsrt en la Fst, al menos en el misma sentida en el que figurarin los nombres el presidente Kennedy y de Nikita Krnsches Es Gia una dlfcultad semejante a tn que plantea el siguiente islogs de Shakespare: ° [] . Huowrers No ve nsted nada gl? Lc Reta Munftamente nade es todo To que ve. ‘Siempre me intsigé —comenta Bertrand Russell c6ino podia saber la win que aquelle era todo. fo que vela”? Sin esabarge, Ia reina le shin, + como decin la verdad, hay que admitic que at ree puesta “cortespondia” (de alain modo!) aloe hechoe, Pero état 9 actus Login Phtrphiny, ripe Landes, Rotledgs and Kegan Paul Lid., 1960, proposicién 4.04. : : Pea Race hn Ingay into Meaning nd Treth, Lone, Allen and nn, inp 198, ne FORMAS LOCICAS, REALIDAD ¥ SIGNIFICADO ton oraciones del lenguaje coviente, que so ha desarvollado para sithfacer finalidades précticas etinables (como la rapide y bievedad de la couunicacién) y no para evitar a los fildsofos estos problemas Bizantinos, Quizi ia forma gramatical de estos enunciades os oculte Jas verdaderas 1elaciones estabecidas por el pensamiento; por lo tan fo el andlisis Wogico de las oraciones es una impostanie tarea filo- sifiea: “Podemos sonreit ante las ilusiones Ingiistias del hombee pmitivo, pero ges posble olvidar que la maquinaria verbal en ta que tan tpidamente confiamos, y mediante la cual se dedican toda ia nuesitos metatisioos a indagar la Naturalesa de la Bxistencia, fue Jnstituida por él, y puede ser responsible de olay ilusioncs No uen0s toscas ni mie ficiles de desarraigar?” > En mu forma elisica, el andliss logico se presenta como ua proce- so de traduccién: «fectuar al audliis Lgico de wna oraciSn coniente @ traducnla aun lenguaje mis preciio que ponga vn cvidencia sw “forma”. Al decic de Witigenstein, el Ienguaje ‘coiente “distaza el pensamiento”. Bertrand Rusell formuld en el simbolisno de Prin fipia Mathematica ol esquema de ua graudiiea univeasal que tenia la pretensisn de rellejar Ja estructura de los hechos, coulta tas bas forinas eugaioaas del lenguaje cotidiano; fue para ello necesasio supe- tar las limitaciones del andlisis Kigico tradicional, que comers du ante muleaios Ia impronta de Auist6teles, La realizicién de Rusell ‘constituyS una aproximacion al suefo de Leibniz, quis pousé en un ‘drs Combinatorie, un edleulo de conceptos que’ pertulticra “pets ‘con precsiSn, El drs Combinatoria hubiera sido el paraiso de los fli folee: dado un problema ietatsico cualquiera, bastaia “calcular” para resolverlo, asf como se caleula Ia taie cuadrada de un Gaver Pexo todo qued6 en un suciio: el pensamiento creador no se aust, y aun ait ao, iy gl pie dew ry Con "C.K. Osten © HA. Richards, I ciguficads del sip © BI Ave Conbinaoris de Leitnis opie Ia coustuccia de una sta tenvca ushers (mathe waiters), founda wan Tenguafe unter lpurcus (chsacivlica watociald) ua so de lldslus 7 bien ee ietguaje te podvianfufeie © “eakular™ tn las vedas wucsvias (ett Sernclls| apart de inas pocas vetdades Sokal wedianse La apace feglaaadecuaae pata “cobingt” compton Tal athens yates pie furs Is organisneighaniomatica de stoma de Ruse con su notion pci framicay nus sxitas leon, a parte de fn cues dsbeu ifeias lus restan Heer igs mating 6, )- gPuo pean eee Dost, autem eta cxcala reducida (0 sca idndunos a lus ovrat ler 4 caidetomatemiico solamente) le realuacion dal suo bdbtisana? ‘Bota preyurta at balla ler de er tiv Bu 193L at Lg. susaco 1K, Gadel ipod un Tecra que yarece pone Kas defines al sue de so, pis, 31 6 $2 Ankuisia TRADICIONAL: Las THES FUNCIONES Segis I docxiuatralconl, toda proposiciém cass en a ae baci do un predic aun auto. Enotes tems, cuakier afimacign e+ redacble «wn joiio ds iaherencia® Fortular na Propacdn 1 decir cue seta) e190 er de cena manners, fome 0 no cists propiedad, por comiguisme, no hsy proposcon Sve no contengn uh auto (pero no mie de uno}, un predic slgonn vatante del veo sort que eitablee Ja relaion eve smboe Dicho vagutent,pensar’eesablecr celaciones,y da aruerdo con sta dct, tot fe vatedady riqueza del penrfento oe agota fla atibuciu ‘de un predicado 2 un suey pon on linia a ela Blecer de diverse nasetue una sla selacn, gue Damareios celaci6n atebuiva. Ea forms general de una propoickin queda ilcada ene fences por el exqusnn “Ses P, que cure teres lay proposiones Poul Senalar ena preteiin de a Lgiea oadiional no constuye tna eiica, Como ae vers luego, el problema conse en saber forma general tine la lexiilag suiciate para responder a todas las exigencias de wna ia Iégica.™ . Tenia a sntesn, ot teorema de Gast prueba. que Is watenéica na ex oolciamenta ormtliale, i eatendemoe Por cictmlicecon complet” fa enutce de ta ssleustalomdliso en el gue seam daducibles for ia ver. ‘Eder ontensticy wodiants la teterda apscion de far regas de inferencts ‘lasts Segin singe del tcoceta de C8del, habia sens verdades ate fkvcis no deauatabls mediante el wo exchaiva de lar relat dada. Este Tesla exterior dene nculciSn directa ‘con un interogante de gran ieria ténicosientica: geo postle que las mdquinas cualan algin dla Totaly Santon del eevee Mpasae La rexpasia a esa pregunta feaiere bh aanca larg yeuidades, que debe coaensar por un aati del concepto de Iluina‘Siven tte concepio te snlayen, por deisicién, las isusn hace ‘es que calatedas las abtcune wnleidcca, en chic ge Ms sesame TBeltiaente negative El leior so epscalndo pos allan a clay fencia expustisn del tema an el Ho de E-Negel y J. R. Newoan Coders roo iow York Univesity Pus, 1998. Tred. esp. La fucka de Godel, MEsi- Genta de Hstudos Fssces, Univeidad Nacional Autinama de Mlbsico, 1359, 20 Bata concepea no e@ eleclamente asLtotdica, como sule erere i, Ancient Format Woibtfaland Pa € ‘i Wgenttin ha tablets ta Fractaus, lo que considers, dale su expecial punto de vita la Marna general de lode props 7 ed ‘onic tdray amdiant eur de waa notalan ead por Mt Sheufiaks, ave 7 1a concepeién que examinamos se atecin wadicionalmente con tuna metas de suttncig yeusldaess® metas airmacones co {Sten en atsbuir une cusidad ana sitanea, Es eet que In ee Ge. premunciamos no. poseen serpre In estructura gramaical simple de Janmeito e gordo"; no real obvia la prefenca. del sujet, Ie pula ye predicado en oraciones como "Hay fésofos tangucos “sta kana et redonda, entonces 2 mise igual a cinco” y “Crag: ra que sea tu deverminaci6n, siompre te seré Bel", Pero este hecho tno constitye por mismo una object contrat tora elfsea (Sew pre que se ofezca un ands de esa oraciones en que tales elemsentes te pongan de manifesta), ya que én ofece una inerpretseiin tet flea de la estructura lies del Lenguaje, Ia cual no Gene por qu “cincitir con las estrcturas gramaiale Las fmtaiones ef tea Uaticonal se deben fundamentalmente a razoes dstintssstampoco sl andi Vico mederno mucstt sinitudes cbvist con las ature twran gtamatieaies del Ienguaje corsiente y eta flla de. coincidencia Posténimputare en arbor cavr al hecho ee que rl lengunje ek Exlioen Bn rigor, bs simbotiracin de lms simples afimactones at butivas exge va un cleto nivel de abstract, “Juancta e7 bueno” nivern de mendo natal al equema,clasen, spe curr To mime fon "Jontcilo eva bueno"? Basta hacer 1x0 de lat ffleciones ten Tales de verbo arr para mostrar h diana ente cl equeme Haleo ¥ los oraciones del lenguaje corvente Este hecho se hace muy visble 4 repretntance con emo eaquemn, «Ses B, It formn de or Clon atribntias que slo diferen en Toe tiempos verbales Jom tatoo Joon ‘ra Bueno | fonmn comén: Se P {ele cpancado clans ot reucble a wn enuacado single. preiet. etsnete tl forma petites ee ny Heo de Ta spidad ds ee fem ci Se Las oraviones imple como “Jasncto goad” aiseen fine om pla tarsal” Become vrk tk soci i crenen lo deed de iss nebo tld teh ono me, (ie noge welded ee munca idole teansfiera al sujeta 0 al predicado," y en esa tendhecién se pone all escubierto Is verdadera forina de los pensnmientor. Asi, “Juan ra bueno” signifies “Juan ec um individua que era bueno", donde el pre- dicado se balla cénstitvide shorn por Ia expresiin “un individva que fra bueno": minima tracuelén puede efertniarse con Ine dems ora- ciones. Claro que si Juan mutié, In traduccién resutarh algo cho: ante a una perwona deprevenida, pues cqué signifien en este caso ‘que Juan ¢= un individuo qe ers bueno? ¥© La supresién de Ine inflee xion's vevhales en el esquema general “Ses P” ha sido juslfieada ddiversomento-en la historia de In Kigiea: alunos sostinen que ol “es” dle “S es PY esté en tiempo presente, y otms aque Ia ebpula inte: poral, 0 sea que carece de toda conmotarién de tiempo y se limita a ftablecer In relacign atsiutiva entre los dre términoe del juicioe a cu inicaria meramente In forma comin a todas las proporiciones, Inientras que Ins wfereneine temporales constituyen aspectos de st famtenide specific, que difiere com ends proporicign sta intomporafidad de a cépula en el erquema “Ses P” se rmurtraclaramente en las propesiciones ‘matemniticas: “4 ep el sucee for tle 3” no dice que To sea chore ni que In sea siempre, pues, al pareers, eoree de spntide enineine cieeunstancing de tiempo par Ahjetor que se consideran.intemporsles: gqnién dicia que mahana 2 nis 2 conf igual a 4. 0 que tal cosy ocurre hoy, que ayer 3 era 1 sucesor de 27” Por la misma rarén, no tendhén sentido decir que es siempre el suceear de 3, ya. que “siempre” sigifiea Yen todos Tos tiempos" Ys bien tiene sentido enunciar que Juan era o serd bueno, esta funeién temporal de la enna no serin In que interest al Wgico, pee to se relacinna con Ta forma de ta oraeiga sino con si enntenido” sperifen, con oa materia", » slo por nina impenfeeciin del lonaunfe Corrente una misma partcala Tnelitica (es, “esa”, "sera ete.) fs usoda porn indicar simulineamente la form y el contenido, El ea" del exquema general "S et P" inciea sinieamente Ta tela a butiva: es el mnie “ee” intemporat de "3 er el sucesor de 2°23" 1 Schee este punta mn exite vnanimidad, Dopp, por efemnlo, (Zegont de tcigee Tovmeties Longing, Paton te THe bupeeue ie Phos s0't"T, ae 39); senor e primar penta ge obta; ood gue thee bret ein nterpretado.aprximadsmente: juan (en un tmp anterior a Drevnte) 1 ben Mich § 62 1 "Para ona interantesntsis hire, fase el Hbro de A. N. Price Time and Mody, Oniody University Psy i987, Apéntice A: “Tiempe F verdad en Us historia de Tn We "W Fata coolant meres indeidamente con afiemaciones. me- talscay dren’ segin’ Dopp, “el erteter taprateporal de Te egal Fama ta atrslesn etinneamente materi el raiita Cy pede oe do paraprobsls)"" (Legon de Togique formate hs pba 87) Convione advertir que In docttina adicionsl, aente como el Guico andlsis posible, es slo wita doctiua posteselis. ties, y que los légicos anedievales incluian los tiempos del veabo en la forma de los ptopesciones, de modo que, en lo que al tiempo w reficre, dstingulan tres classe de cépulas, regin que'el juicio se reli lera al pasado, al presente 0 al futuro. Por otra parte, hay juicios auibutives singularss en ewya expre- sién verbal la cépuls no aparece: “Juan bebe". En eats c2s0 no hay ninguna particula gramatical que relacione sujeto y predicado, y para poner d= manifiesto la forma ligica del julcio debersinos exerbirs “Juan er una persona que bebo". Nucvaraonte, la ausencia de Ia cépula no seria en estos casos més que una imperfecciin del lenguaje, aque carga sobre un sélo término ("bebe") Ia doble funcion de esta Blccer la relacién atsbutiva y de indicar aquello que se atsibuye al sujeto. En tercer lugar, suele decine que Ta eépula cumple también una impottante funeiém ‘que Nauazemes fun In que nos ‘eferiemies brevemente, pues no intcreta efectaar aliora un «xan Getallado (§ 25). Esta fencién puede hacer visible comparaanlo les ffirmaciones con las proguntas. En la oracién intersogativa “gPedio 2s bueno?" aparecen Jos tres elementos del judo: el sujsto, Ia eSpula yy el predicados pero, como es cbvio, quien hace la preinta no afin tqae Pedio er bueno, & también en ell la efpula rh jona el eujeto con el predicado. Este hecho indizarla que La palabra a” no Glo cumple una funcién rellonante, sino «ue puede aise para “expresar” o poner de mauifiesto una actud de la p abla: fa de aficu 50 han scstenido aleuncs Lgl a de unie mentalments ts * ead Cbsérvese que en Ta precunta “Pedro ta funcidn expresiva es dejada en stspeaso, To que 9 indies mediante los signos de lutersovaciiu, sf se tiota del Teneuaje everito, 0 mediante un expecial tono de la vor at [a pregunta se form J en lenguaje habledo, Las consideracfones at prucban que, aun cuando s6lo tomen en cuenta Las feaee alributivas mi eleientales, Is forma gene ral "S e@ P* es el resultado de un doble proceso de alatracciSn y de laioracién tefrica, que comisie en introducie Ix eépula enando &t8 21 CL, Emmet A. Moody, Treth and Concequence tx Mice Loge wexden, Never oliand. Publ, Go, 1983 Te Ge BLN. Josey ln Tetodaction ty lace, eine, Osford Usk epty Pest 1957, nig. 172% es lsu del cto iota, songue fa Ua Tein que alge exite”. Guive el wo plcldgce de ls ylsbes "dea" vega A 10 po aparece, y en despojarla de contenidos temporales y_psiccliyices. Segin lo expuesto, en el uso corricnte Ta ebpla cummpliia. par to renes tres funciones a) Bstblecer Ia relaeién predicativas Db) Indicer e1 tiempo en que se efectéa Ia predicacion; «) Expicsie wna aclitud dela persona que formula el juicio, Por lo tanto, la siubolizaciSn tradicional no puede sostenerse como algo obvio, a pesar de su engafiosa sencille, Las oraciones 10 Jevan su forma Tigica en la feente, del mismo medo que los tomes que constiuyen los eucepos no se nos muestran en Ia sensaciéa, Ls ejemplos considerados hasta ahom inchuyen solamente propo Scionts singulares; pero el esquema general "S es P" eubre una varie Gad de ottas formas predicativas, que segin Ja légica tradicional se teducen cuatro, simboliadae respectivamente por las letras A, E, Lo To 5 ak icin $0 P(E) Sar) Alm’ 3 oP Algin SnoeP (0) Suele intxpretarse que en ls propesiciones de la forma A. se a buye ls propiedad P a cada uuo de los individuos S¢ en las de forma T, fe afima que la propiedad P es poseida por un individuo S$ 0 mis; E niega la propiedad P a cada individuo $, y O dice que por lo menos un $ no poste la propiedad P (ch. $35) "Tenemos aliora las cuatro formas psbles de toda propesiisn, y 1 ficl comprobar que las camsideraciones anteriores se aplican exac- tamente a estos casos: no sSlo se hace abstraccibn del aspecto expresivo y temporal de la eépula siuo también del nGmero y el género. Aun 1 algunas frases sencillas del lenguaje cotdiano Se ajustan grama- tialmente a esos esquemas (por ejemplo: “Ningsin hombre ex honet 1) sin vequerir niodificaciones, la mayor parte exige wna comscera- le transformaciin. Una frase simple come “Un mosquito enttd por J ventana” no coresponde gramaticalmente a ninguno de Tos cuatro fsquemas, pero desde el punto de visla tradicional 4a forma lbgica 22 pondiia de manifesto en esta versign poco feliz: “Alpin mosquito et lun ser que ent por la ventana”. Claro que si Inbiésemos dicho: "Tres mosquitos enteaton, por Ia ventana”, la cosa no seria tan flcile por el momento dejaracs que el Hector fuetce sw imaginacion.® 8 Las teeasproceden de lag palabras Intnas “AMI ¥ “nBsO”. 30 Ea Ligea inbulca se diupone de una fterpretaciSa epee para las expresicner mumérias. El renftndo tarspsco og bree legen, pero et pce: "Exit un chjeto a, ence un objeto y, cate un objeto’ tale que a

También podría gustarte