Está en la página 1de 1

La Perfección

I. La palabra "perfecto" se usa en dos sentidos.


A. En el sentido absoluto que significa:
1. Sin mancha - Lev. 22:21.
2. Sin error, sin pecado - Sant. 1:25; Heb. 5:9.
B. En el sentido relativo que significa:
1. Maduro - Heb. 5:14; 1 Cor. 14:20.
2. Sincero - Gén. 17:1.
3. Justo - Gén. 6:9.
4. Enteramente instruido - 2 Tim. 3:16, 17 (la palabra "enteramente
preparado" en el griego es "exertisménos" que significa perfecto).
5. Remendar - Mat. 4:21 (la palabra remendando viene del griego
"katartídzo" que significa perfeccionando).
6. Restaurar - Gál. 6:1 (la palabra "restaurad" viene del griego
"katartídzo" que significa perfeccionad.
II. En el sentido absoluto la palabra "perfecto" se aplica a Cristo y no a
los hombres en general - Hebreos 5:9.
III. En el sentido relativo la palabra perfecto se aplica a los hombres
maduros, sinceros, justos etc.
A. Véase los usos del término en los siguientes textos: Job 8: 20; Ef.
4:11-13; Fil. 3:15; 1 Cor. 2:6.
B. El cristiano más fiel no es perfecto en el sentido absoluto - es decir,
sin mancha, sin error, sin pecado - Rom. 3:23, 1 Juan 1:8-10.
C. En el sentido relativo los hombres pueden cumplir con Mat. 5:40.
IV. ¿Cómo podemos llegar a ser perfectos en el sentido relativo?
A. No por el sacerdocio levítico - Heb. 7:11.
B. No por la ley de Moisés - Heb. 10:1.
C. Por el sacrificio de Cristo - Heb. 10:14.
D. Por el sacrificio y la obediencia - Mat. 19:21.
E. Por el sufrimiento - Sant. 1:4.
F. Por gobernar la lengua - Sant. 3:2.
G. Por dejar la palabra del comienzo e ir adelante - Heb. 6:1.