Está en la página 1de 2

La Perseverancia

Introducción:
Después de llegar a ser un cristiano, cada hijo de Dios tiene que
permanecer en su profesión; es decir, tiene que estar firme en, continuar en,
ser fiel en, o perseverar en Cristo Jesús.
I. Es difícil hallar hombres fieles que perseveren en el camino de Dios -
Prov. 20:6.
A. Fue difícil en el tiempo de Noé - Génesis 6:5, 13.
B. Fue difícil en los días de Lot - Génesis 18:20-33.
C. Fue difícil en el tiempo de Elías - 1 Reyes 19:14, 18.
D. Es difícil hoy - Mat. 7:13, 14.
II. ¿En qué o en quién debemos permanecer o perseverar?
A. En Cristo - Juan 15:4-8; Hech. 11:23; Fil. 4:1.
B. En la fe - 1 Cor. 16:13; Col. 1:21-23; 2:7; Hech. 14:21, 22.
C. En la doctrina - Hech. 2:42; 2 Tes. 2:15; 2 Tim. 1:13; 2 Tim. 3:14; 2
Juan 9.
D. En el evangelio - 1 Cor. 15:1-2.
E. En la perfecta ley - Sant. 1:25.
F. En la gracia - Hech. 13:43.
G. En un mismo espíritu - Fil. 1:27.
H. En nuestra profesión - Heb. 4:14; 10:23.
I. En la libertad - Gál. 5:1.
J. En la confianza y en la gloria de la esperanza - Heb. 3:6.
K. En hacer bien - Gál. 6:9; Rom. 2:7; 2 Tes. 3:13.
III. ¿Para qué debemos perseverar en estas cosas?
A. Es mandamiento, como hemos notado en 1 Cor. 16:13; Gál. 5:1; Fil.
1:27; 4:1; 2 Tes. 2:15. Nótese especialmente 1 Cor. 15:58.
B. Siempre existe la posibilidad de apostasía.
1. La apostasía fue predicha - 2 Tes. 2:3; 1 Tim. 4:1, 2; 2 Tim. 3:1-8;
2 Tim. 4:3.
2. La Biblia contiene muchas advertencias contra la apostasía: Gál.
5:4; 1 Cor. 10:12; 9:27; 2 Ped. 3:17; 1:10; Judas 5-7.
3. El apóstata es peor que el inconverso - Heb. 6:4-6; 10:26-29; 2
Ped. 2:20-22; 2 Juan 9.
C. Para ser discípulos de Cristo - Juan 8:31.
D. Para tener a Cristo y a Dios - 2 Juan 9.
E. Para ser salvos - Mat. 10:22; Apoc. 2:10; 1 Cor. 15:1, 2.