P. 1
El teatro Burgués y de evasión

El teatro Burgués y de evasión

|Views: 4.000|Likes:
Publicado porluscofusco91

More info:

Published by: luscofusco91 on May 20, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

08/15/2013

EL TEATRO DE 1939 A 1975

1. El teatro Burgués y de evasión. En la Posguerra, el teatro que predomina en España es un teatro dirigido a un público que entiende la escena como evasión. Es un teatro en general bien construido, dentro de una concepción dramática burguesa. Sus obras son poco innovadoras y poco críticas con la realidad social e histórica que estaba viviendo España. Los temas tratados son: la infidelidad en el matrimonio, la rebeldía de los hijos… A veces, sin embargo, pueden plantearse problemas morales o sociales que suelen resolverse de acuerdo con la visión de la época. Lo cierto es que entonces la censura no permitía, tampoco, mucho más. Otras veces la ideología de los autores o su deseo de agradar al público evitan cualquier otra fórmula dramática. En la línea de este teatro aunque conviviendo a partir de los 50 con otro más nuevo y novedoso. a. Joaquín Calvo Sotelo: Autor de gran ingenio y buen conocedor de la técnica teatral (La muralla) b. Jaime Salom: pertenece a una generación que entrena solo tras la Guerra Civil con buenas dotes para el teatro den entretenimiento y para la intriga. (El baúl de los disfraces) c. Enrique Javier Poncela: Dramaturgo de humor inteligente e irónico, con el que muestra su concepción del mundo. Sus Obras: Cuatro corazones con freno y marcha atrás, Eloisa está debajo de un almendro. d. Miguel Mihura: El humor de Mihura, principalmente en su primera época, no busca solo entretener, sino también hacer reflexionar. Su obra más relevante de la primera época: Tres sobreros de copa, en donde Mihura enfrenta un mundo burgués y acomodado a otro rebelde y bohemio. Vence el primer y fracasa el amor. 2. El teatro del exilio (Alejandro Casona) Alejandro Casona, su verdadero nombre era Alejandro Rodríguez, sus mejores obras están escritas con un leguaje cuidado. Se aleja de la denuncia de la realidad. Acercan, no obstante, al espectador al encanto de un universo dramático cargado de sentimiento y poesía. (Prohibido suicidarse en primavera) 3. El teatro crítico El estreno de las obras de Antonio Buero Ballejo introduce un cambio y una renovación profunda en el teatro español. En los años 50 y 60, la llamada “generación realista” implanta un teatro crítico, que busca un compromiso ético-social con el individuo y con su realidad. a. Adolfo Sastre: Escribe obras de tono existencialista, Escuadra hacia la muerte; teatro realista de carácter crítico-social, Muerte en el barrio; piezas en las que adopta un distanciamiento épico o “tragedias complejas” como La taberna fantástica.
www.luscofusco91.blospot.com

b. Lauro Olmo: Sabe captar como pocos lo que sucede a su alrededor. De ahí los personajes, las situaciones y el popularismo en el lenguaje. Siempre dotado de realismo, verdad, denuncia social y gran fuerza dramática. Su gran éxito y ya un clásico el teatro realista de esta época, es el “drama popular” La camisa. c. Antonio Buero Vallejo: Es el autor dramático más importante de las segunda mitad del S.XX. Podríamos estructurar su producción como sigue:  Obra crítica y denuncia: Se presentan problemas de las sociedad y de las realidad española del momento: Historia de una escalera (estancamiento social) y El tragaluz (denuncia social, aparecen personas con taras físicas, como es habitual en A.B.Vallejo y es tremendamente simbólica).  Obra de corte simbólico: La fundación (crítica a la falta de libertad de expresión)  Obras de fondo histórico: Las meninas ( sobre Velázquez) Su teatro presenta un hondo sentido trágico, del que se sirve para llegar a escena su reflexión sobre el hombre y la sociedad española de su tiempo. En alguna obra puede adoptar una denuncia más directa y abierta en otras recurre a una expresión simbólica, o incluso, puede situar en el pasado la acción. Buero Vallejo domina la técnica teatral y sabe aprovechar todos los recursos escénicos: El lenguaje dramático (de gran claridad literaria), la ambientación y el espacio, efectos escenográficos (variados y de gran eficacia) y el manejo y caracterización de los personajes (representa física y psíquicamente con gran maestría; algunos aparecen con taras o limitaciones) 4. Hacia un nuevo teatro A mediados de los 60, aparecen nuevos nombres que intentan superar el realismo social mediante un teatro que en ocasiones busca fórmulas más vanguardistas y experimentales. a. Antonio Gala: Experto en el tratamiento del personaje femenino, utiliza un lenguaje exquisito y suele mostrar su preocupación por el hombre. (Los buenos días perdidos y Anillos para una dama) b. Fernando Arrabal: Es uno de los creadores del teatro “pánico”, alentado por el Surrealismo, el teatro del absurdo. (Cementerio de automóviles, Picnic) c. José Sanchis Sinisterra: Comprometido con la crítica social y política de la época con obras de temática actual. (¡Ay, Carmela!) d. José Luis Alonso de Santos: La estanquera de Vallecas, Bajarse al moro. 5. Teatro independiente Hacia mediados de los 60, como alternativa al teatro comercial, surgen diversos grupos del llamado “teatro independiente” (Els Joglars). Suele ser un teatro crítico y comprometido con la realidad con obras muy reivindicativas y denuncia.

www.luscofusco91.blospot.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->