Está en la página 1de 96
BIBLIOTECA DE PSIGOLOGIA PROFUNDA 1 - K Homay LA PERSONALIDAD 'NEUROTICA DE NUESTRO TIEMPO 2 = A. Panu EL YOY 10S MECANISMOS DE DEFENSA. 3 -c.G, June PSICOLOGIA Y RELIGION 4. CG, jure PSICOLOGIA ¥ EDUCACION 5 - J.C Faces PSICOANALISIS DE LA FAMILIA 6 CG. Jove LA PSICOLOGIA DE LA TRANSFERENCIA, 1 CG. June "TRANSFORMACIONES ¥ SIMBOLOS DE LA LIBIDO 8 GG, Juno ENERGPTICA PSIQUICA’ ¥"ESENCIA DEL SUESO 9 =. Kus PSICOANALISIS-¥ ARTE 10 = ©. G. Jono ~ R. Wane EL SECRETO DE TA FLOR DE ORO 11-0. RANK EL MITO DEL NACINIENTO DEL. HEROB 12- © G. Joo — W, Pave IA INTERPRETACION DE’LA NATURALEZA Y LA PSIQUE 13 - E, Neowann ORIGENES E HISTORIA DE LA CONCIENCIA M4 - C G, Jono 10S ARQUETIPOS Y 10 INCONSCIENTE COLECTIVO 15-0. Rane EL TRAUMA DEL NACIMIENTO 16 - CG. Jose FORMACIONES Dit 10) INCONSCIENTE 17 =H. Racka ESTUDIOS SOBRE TECNICA PSICOANALITICA 18 = A. Gana PSICOANALISIS DEL” ARTE ORNAMENTAL VOLUMEN 15 150.95 vu 2 ¢.8 OTTO RANK A 8 2 S . EL TRAUMA DEL 3 NACIMIENTO 3 ‘ EDITORIAL PAIDOS 2 BUENOS AIRES Verse ingest “ ‘THE TRAUMA OF BIRTH Pablionta por Rovrimace ax Keoan Pavt, Londres ‘ Verde frascese A SIGMUND FREUD LE TRAUMATISME DE LA NAISSANCE al explorador del inconsciente, al creador del psiconntlsis, std dedicado este trai. Pablicade por Payor, Patis Versibn catellana de Hi, F be Savr2qaNne (aa versidn easellana nt sida hecha sobre Ie versién ingles, Y coteada con a versién francest) Impreso en lx Repilien Argentina Queda echo el depésito que previene la ky NP 11.723 © vas las ediciones en castellano by orromal Pasoos Copyright de abil 2454 Buenos Aites "Segin Ia antigua leyenda, ol sey Mids persigué largo tiempo en el bosque al viejo Sileno, compare de Dignisos, sin pover aleinzatl, Cuando finalmente loge apoderase de cl rey le prepunté qué era lo que el hombre debia pre- feviesobce todo y estimar por encima de todo. Tamévil 7 obs tinado, el demonio qued® mado, hasta que al fia, cbigndo por au vencedor, etllé de vse y dé caper estas polabros: "Raza cfimera y miserable hija del ater y de la peoa, cpor qué me fuera a revear To que mejor valdsia para todos a0 onocer jams? Lo. que debes prefer a todo, es para of ime posible: er no haber macdo, no scx, ser nada. Pero, des pois de ello, lo mejor que puedes desear es morir pronto Neesete GBI ovigen de le tragedia) INDICE PRErAcio 1 La situacién analiticea IL, La angustia infantil IIL La satista TV. La reproduccién neurbtica sel V. La adaptacin simbéiea VE. La compensaci6n heroica VIL. La sublimaci6n religiosn ‘VIM, La idealizacin at TX, La especulaci6n filosbfica XX. El conocimiento psicoanalttico XI. La accién terapéutica "7 23 4 35 n 105 a4 13 153 166 181 PREFACIO “Las CONSIDERACIONES que siguen consttuyen un intento de utilizar Los datos proporcionados por el psicoanlisis, con miras a la explicacia de th evolucidn total de Ja bumsnidad, incluso de la bumanizicién en ge netal. Y, entindase bien, no se tata agut de una simple “aplicacion Gel psicoandiss a las ciencias del esprit”: lo que nos proponemos poner de relieve las modificciones que el pensamiento psioanalitico fs capaz de prodacis en toda nuestra concepcién del hombre y de Is historia humana, que no ef, en ltimo andlisis, otra cosa que Ia historia del desusrolo del espirita humano y de sus creaciones. Lo que nos anima en esta tentativa, ¢s el echo de que al hacernos accesibies las capas mis profundas del inconscente y asistir « algunas de sus manifestciones mis caactedisticas y fundamentales, el psicoané- lisis ha mostrado al mismo tiempo que Js conciencia, en el sentido gené- rico del vocablo, se extiende mucho mis alli de los limites que habi- tualmente se Je asignahan, Puesto que el saber cientfico es s6lo Is aprehensién consciente de lo que previamente estaba latent, resulta q toda ampliacién de la concincia, obtenida poc el psicoaoilisi, constitie ye un hecho cuya naturaleza conduc al enriguecimiento de mucstos «t- Focimientos cenificos. Ahora bien, en un punto dado de Ia invesigacién punto que peisaremos fe, se comprucba que. una a parte-de Ta evolucién orpinica, es ics, no. puede set ‘omprendida”, a si vez, is que Ja luz de lo “psiquico’, de es “priquico™ que contiens, con todos los restos de la. eyolucign, ueste> ism aparato del conocimiento, cayo poder y efiacia aumentan cor Taenbicbente contr popes de autos Conocimientos slats el ieee ‘liz pocs algunas experienc picoanalics, pra elvarme con sideaconds'y ships de un otden my gencal Y-dsco rept te et tears fa ene Ge comin con fs numerons “api SESE pono delay que tenemos ya tants ejemplos. Aad uw oro man tovlavin que, sin atrbwir a las “aplicaciones” terapéaticas de ta teocia Pricoanalitica del inconsciente més valor que el que les conviene, tengo Ja conviccin de no taspasar los limites de la manera de ver psico- analftica al contrarfo espero llevrlos mis Iejos en las dos diteciones apuntadss. No es por efedo de un simple azar que el dia en que el Psicoanilisis dej6 de ser Goicamente un procedimiento terapéatico, para fonvertire en tuna teorfa de la vida pslquca inconscente en general, thandonara también el terreno de Ja medicina que Je habia dado na- Cimiento y se extendiera a casi todas las ciencias mentales, hasta Megat a ser uno de fos mis poderosos movimiento intelecuals’ de ls tiem pos modcmnos. Sin dude, el hombre psiquicemente enfermo, que habla proporcionado al. pricoandlsis su punto de partida, no cesith de con- trbuie a su amplisién y a su profundiaciéa ulterotes; ello no quite que en el momento presente este origen primero, este punto de partida Se esfume ante las nuevas perspectives que se nos abren. ZQuién piense todavia en Ia ciudad. que proporcioné a Crstébal Col6n los medios pricticos para realizar su inmenso descubrimiento? Después de esbozar una parte de la historia de Ja evoluciin del pesicoanliss mismo, tal como ha ocutrido de resultas de la aplicacén Consecuente del mélodo creado por Freud, y de Ja teoria a la cual hia sezvido de base, nos delicaremos a most que la comprension di recta del inconsciente puede proporcionames datos de tn orden infi- ritamente mis amplio y general. Los que estin familiarizados con la manera de proceder peculiar de la investigacién_psicoanalitca hho verin con sorpeesa que esta investigacién que, en sus detalles y en su conjunto, comienat en la superficie psiquca, termine, a medida aque penctta cn las profundidades iis y més escondidas y cada ver ‘menos accesibles del alma, por detenerse ante un punto que cons- tituye, al mismo tiempo que el limite que le esté prohibido franquear, su base y su justificacién. Después de haber explorado el inconsciente en todos los sentidos y cn todas las direcciones, sus contenidos pst Gquicos y los mecanismos complicados que presden Ia transformacién ‘de inconsciente en consciente, uno. se encuentra en presencia, tanto a el hombre normal como en los sujetos anormales, de Ia fuente éltima det inconscente pstquico, y compracha que est situada ea Ia regién psicofisica y que puede set dofinida 0 descrta en téminos biol6gicos: es Io que Iamamos el tranma del nacimiento, fenémeno en apatiencia pparamente corporal que nuestras experiencias, no obstante, sutorizin a fencarir como una fuente de efectos psiquices de una importancia in TRAUMA DEL NACINTENTO 15 calculable para Ia evoluciéa de la humanidad y en el. cual_nos.hacen Yer ef Gltimo sustralo biologico concebible de Ia vida psiquica, el. nds {ep anism del inconscente. Es, como se sabe, a partir de este nicleo (que Freud ha podido edificar la. primera psicologia verdaderamente Comprensiva y centific; y las consideraciones que desutollamos en ‘ete trabajo se justifican y se hacen inteligibles s6lo en cuanto se tiene fen cuenta datos que el psicoaniiss ha proporcionado respecto de la tstruclara y ef foncionamiento de nuestto apart psiquico, Despus de haber mondo que cs ponible die wna bse bologna inconsciente, es decie a 10 psiquico propiamente dicho, desc txplorco or read ‘intentucnes presnar eo un cdo toda la evolucién psiquica de la humanidad, ponigndola precisimente cen relacién. con exe mecanismo biol6gico del inconscente que ¢s el trauma del nacimiento, Y cuando nos haya sido revelads toda su sig- nificacin, tal como a ha hecho surgi el psicoandlisi, y cuando har yamos asistdo a las tentativas sin cesar renovadas de superarlo, a las uals se enteega cl individuo en el carso de su existencia, nos sorpren- Aleemos al comprobat con qué facilidad los contenidos manifiestos mis clevados de la actividad espritual del hombre se pueden vincular con Jas eapas bioligicas més profundas del inconscente, Vesemos revelase tuna. concordancia yuna armonia perfectas entre la base y ta cumbre, cexplicindose y completindose reciprocamente, o, para servimos de ui fexpresién de Freud, veremos “lo que ha pertenecido a las capas mis pprofundas de Ja vida psfquica individual, devenir, gracias a una es horaciéa iden, una de las manifestaciones mis elevadas del alma", se ‘gin ausstios juicios de valor. ‘Al seguir las fases de "esa elaboraciba ideal”, en el desarrollo del hom bore, hasta sa bse biologie, veremos que a través y a peser de las transfor maciones complicadas del inconscente, que s6lo el psicoandlisis nos ha hecho conocee, el contenido biol6gico mis profundo, que Gnicamente hace desconorido la sepresin interna, e vuelve a encontrar tal cna bajo una forina manifesta, hasa en nuestas prodacciones intlectales mis eleva dis, Por primera vex, nos encontraremos aqui en presencia de una ley pst cobiolbgica normal y de alcance general; lamentablemente los limites e- luechos de este trabsjo no nos permitixin hacer surpic toda su si ficaciéa ni apreciat todos sus efectos. Pero nuestro objeto sera sleanzad, si logramos, por ua lado, tract Ia atencién sobre esta ley que, @ pesar 1 Bye yd allo (1923). 16 OTTO RANK, de su base bioldgien, determina el contenido de muedteas producciones ie de os problemas que promueve. Y’si hemos extado co condiciones dle plantearel problema principal y de dae por lo menos algunos pasos hacia su solucién, somos deudores de ello al instrumento de investi gacién y al modo de pensar d¢ que Feud nos ha dotado, gracias « su Sescobrimiento. del psioandliss cariruto LA SITUACION ANALITICA En rsa exploracién del inconsciente que me propongo emprender pot ri propia cuenta, utilizo, ademés de las expesiencias y observaiones Ja adquiidas, un principio de trabajo que, hasta el presente, habia pre- Sidido la invesigacin psicoanalitica en general. Teeud ya habia ateaido Jn atencién sobre el hecho de que el psioanilisis propiamente dicho fat {hhelames tena: por bate wna inalculable caneidad de datos relacionados com el Incimlcno de paiates, de petonss de su conocimiente, de personajes histérios, Jeno» datos te servfan como punto de pactida para tras asocaciones concrets Julelhucho propecta uns nueva luz sobeeel hecho fan problemiico que el slo Allis conoce con el nombre de "wens de nimetos”: estos, aimeros que 05 {jet cnanchin sin ninguna elecién parent, sia ninguna inne, tendein fe com cents de asociscion datte de necimiento, Vase Jo que deinos Init Toot propdsito del tama del siewBe, ey) orto RAN ico), y, haciendo esto, reproduce el acto del n. tal dectfo, un segundo_nacimiento ‘Ex-ast como” podemos resolver Ja cuestién, tan a menudo plantea- 4, de saber en qué momento-un-silisis. puede consideranse_ tex nado, Queda enfendido, no obstante, que el desarrollo de todos esos [procesos exige ciert duracién, a que se encuentra en telacién, en certs ‘medida, con el fin terapéatico que se persigue y est sometida, por Jo tanto, al control del analista®, Por supuesto, deicis de todas las resis tencias del enfermo, se disimula el deseo de’prolongar indefinidamente Ja situaci6n analitica, que le procura siempre una gran. satisfaccin ° ‘También cl anilisis de su tendencia a la fijacn debe tener en cuenta cste punto desde el comienzo y radia allt su principal esfuerzo, Se lo logee obando rigurosamente de acuerdo con la segla de Freud, que prescribe ver al enfermo todos los dias durente un lapso igual: tuna hora. Cada una de estas horas presenta para el inconsciente del cenfermo un aniliss in nace, con nueva fijcion y separecin progresiva, cosi que la mayor parte de los enfermos sopostan muy mal al princi. pio, Ya la separacién de Ia madze les parece como un “tratamiento emasiado activo", mientras que, por otra parte, sus veleidades de es capar al anilisis en general se revelan como una tendencia a ta repeti- ‘Gdn demasiado dicta del trsuma del nacimient, sepeticién a la que el anilisis-debe esforzarse-en-susttuir-por-una. separacién_ gradual imiento, reali, por ee Se ane alee bene eee con Feros Enlwicbingswege der Pryeoanapie, 1936 "Se sabe gue los enfemor se ixegian « menido de maner de baer dure cote stoacbn “arnte site a die meres (Qisaciin ce un embetsz0), 10 qe ose explica solamente por a “Tantasin del anbarao” ben comes ("ener ‘in hijo del padre), soo gee procnts relives ating: y profuniss con el opin nacnfeto. dl aijeto Dejerine ba bien coacioncstatendo sis {nor coma. prioneros: dlspats de faerie fend enceredos nina ost ick mebuane se ventas bord Ein pues, es devevis i iberta, que seca con Ia is Intena sepia 101 Muchos enfermos no quires esperar a que el anata ponga fin a la scsi, peo admten fpr ee isons ol tron y mira a Gade tetate 1p iors for xpern con inpaiena ol pueda de tos fl. Wer la descrip: tii ade por Fee ¥ ie wtigo que sobsevene al final ce wea senién de enliis™ (Zecry 1914) 51 ftuma piqeio, dtrminado por una race eeparacin el eofermo resco {nun pertufctn dst equine (enone bss) sennee ib, Crete LA ANGUSTIA INFANTIL 1 muna conctusow que se desprende de Jos hechos de expetier- «ia analitica expuestos en el capitulo precedente y de las consideraciones ehzmos cid poder formula a 5 respeco gic el inxoncet slel_paciente utiliza Ia sitwaci6n creada por el proceso carative ps Connally para septodupr el tame Wel mao No obante, 9 ee temos hacernos una idea sobre la manera como el trauma del nach Imignto. se manifiesta en tal o eval sintoma, debemos examiner ants tovlo cl papel que tiene en ef desarrollo del individwo normal, y iis pprticolazmente en el curso de Ja infancia, Ea este examen nos guiare- ‘mos por el principio freudiano que remite la sensacién de angustis fn general a la angustia fisildgica (respiratoria) que acompatia. al haciniento nos colocamos en este punto de mira para encatar el desarrollo Jiguico del nifio, no tardaremos en compeobar, de manera may gene ‘wh, que parece llevar al hombre muchos aos, toda su infancia espe wlmente, superar de una manera poco mis © menos normal este pri ft ttayina intenso.UFodo nie, inckaso el mis norenal, experiments ‘usin y de todo hombre adulto y sano se puede de ‘enido tna fase de neurosis normal, represeatada por su infancia, new ‘ons que no petsiste hasta Ja edad’ madura mis que en cettos indivi ‘{uos, que han permanccido infantiles © que calificamos de infantiles; fn los sndividaos neuréticos. Tisaminemos, en Iugar de un gran mimero delgjemplos que presen BM ese eens que ch ca cio tece ge edi kel-caoo tipica del study do angustin auc tuandlo 86-10 deja solo en una piesa oscurs, gene forio, en el momento en que se va-a dormit, Esta sitacign recver. ‘ie al nll, que esti todavia bajo Ia impresidn Cinconsciente) del que ha atre | | i wt Jae aniey- de gue o ttero crbt-reemplanada “i ” 2 g 26 OFTo RANE (trauma prinitvo, wu stvaiin interna, con ta diferecis de_que ae pencieg da take ey teieea, de qe vo Sioa ret por Ie EBON ose ¢ por el lecho- elds Eanes, nor ice FE, Haare Cnty cE to oe mclre de sore cxasiente els ex tenca (le In pron) de Ta pesona aad, por el conasto-o-pot oq oye sv van." f Tate ejemplo que « de los mis simplesnot musica que el mec fnisino que desesvadeoa-la angustia (y que se encuentra tal cual, sin xe en todos ee jcc sce oe abe: Greta, fea de ‘os tels se pu selaonar-con a tepmducin de engi ) que acompafa al sacinfento y nos proporciona una base real para e | eee tan eae ae slap ee sesenpes cso de a Sepa de Ia madre, af canoe aca MTempotes* de'ln wide posterior con lly unis so teh par ‘“simbélica". Eri Tas peopectivan que al se one alte, 92 penta a conldencones faa peat pac ecb eae | ita encase tet sinaclea o/s lal a aoe eats Wepre al rete mmida. Es la fobie « los animales, que sienten poco mis o menos todos Ie ie ee aertaa tee cet pee fl miedo" ativieo que la humanidad, én_sus_comienzos, habla_expe sientado ante 16s anituales de presa (carnivores, como el lobo)Ly at Wehatnn- Grsteeado e-unt'sccie de inicio berate. St ota SS ee Sai de loa cxpe Somedicrcin oe remoots a alse de uh 7 Sip clinker lnofenaho © lnalgalfcae fan polo comptes ton fmuabes genaconrs con l mesma ceridumbte con Ia ge etn per Bestaarald rss pepe de ed ene oe pss expos Pagkage tgp Sista tipien que se forma en el curso de nuestra evolucién individual, fhos remontiramos hasta. los_primeros antepasados de Ia humanidad_y Haar ton taenictey te Ind uimater omits de austen alet® Ta ata Ba oes Ge anna ce Fg se efcin pb ‘sates byl hy mension del anal (etal, vio, fc), eh 1 Desi Abhandlungen zur Sexsaliborie, 1905, pg. 72, no 2 “Fal como lo hacen Stanley Hall y oto, ‘TRAUMA DEL. NACIBIENTO 1 Allerminada por factores del todo diferentes, particularmente por fic: {ores psicoligies (simbdlicos”). Analisis de fobias infantis ban mas- lindo de manera indisewtible que el tama 0, més bien, cl prosor (el nen del cuerpo) de Jos animales objeto de fobias, despierta en el cl reoerdo de Ia gravides, que est Ijos de ser vago, micatras la fngustia que inspiran Tos animales de presa se sclaciona, para los’ pic logos sagices —con Ia idea de la posibilidad de ser devorado— la del retorno al everpo animal de In madee. EL papel de los animales como sustitutos del padre, cuya fmportancia para Ik comprensiéa. dl totemismo ha hecho resaltar Freud basindose en la psiologia de las ‘euosis, se conclia perfectamente con Ia concepcida que desattoll ios aqif. sta concepcién le confi ata ia_psials mucho mis profunda, puesto. que gracias al_desplazamiento de ss- inguin” sobre ol padte (anita totémico que uno devors, en ugar Aleser devorado por él) el nifo, cediendo a lr exigencias y a lat ae- ‘dates de La sida, termina por resignarce a Ya separacién,defiitiva de litmadic Poe exe padre temo pe c-romno «Ia made 7, on cllo, el descoeadenamiento de Ia angustia primtiva, mucho mis panos, {que se relacions primero coa Jos drgancs genitales maternos a los que Se vincula el nacimiento, y mis tarde con todos sus sustitatos FI sentimiento de angusta, tan frecuente y casi siempre mezclalo Ale horror que inspian los animales peqnefor, ceposa sobee la misma base y se revela por el sentimicnto de males que se siente al mismo tian. po, como si taviera el mismo origen. El anilisis de fobies 0 de suefos ios de esta categorfa, a que estén syjtos tanto los hombrs, Jas majeres (aunque éstas mis frecuentemente) muestra sin lugar ‘dada que el malestar producido por animalitos rasters, tales como folones, serpientes, pos, cucarachas, etc, <6 debe al hecho de que (= tlnales llevan una wide subterrinea y a la rapider con que desaps- tegen por wn orifice caalquea, sin der ras. los simbotizan por coosgsinte el deico de tetomo al. refugio ma {iy 7-n0-solamcnte-e- desea sina-sa-cealbatin, Pero ments qt Wr inst esperimentada en presencia de animals grandes proviene th que cl sjeto tome encontiase cl mismo en le skuacion cucopone Ante‘ vidu intrauterina despoes de se absorbido por ellos tlmales pequefior le horroran, al conto, a cause de Ia facldad {on que poislan penetra en au cuerpo y deaparce, como desipare Gin Wtrvls de una abevtaa cealquer desis de ua meco, bap le 23 orto RANK ‘madera del piso, en un troneo de drbol, ete.8. Bl psicoanilisis ha de- mostcado aden, denle hice largo tiempo, que todos Tes animales pequefios, como los insectos, ete, eben set considerados como una fe presentacién simbyilica de nifios, de embriones, etc, y esto no solamente 2 causa de su pequeiiez, sino también en razén de su prolificidad (sim- bolo de Ie fecundidad) 4 Pero Hegin a ser el “simbalo” o, mis bien, la representaci6n ideal del pene, a causa de su gran facilidad de peneiracién, mientras que su propiedad esencial, a saber, su pequefiez, evoca unt’ comparacién on Gspermatozoides uw Gvulos e implica por consiguiente su localizacién in- trauterina. Ast es como el animal grande representa un simbolo ma- terno, cargido de placer primero, de angustia Inego; mis tarde, Ia angustia se desplaza sobre el padre © su sustituto (totem) para con- 2 Unt iti de esas are meses de ead ue ta tno (sl oe) a fos perros pequton como a los grandes, tenia iguatment a lo inetos (0 fas, abejs, ee). A la pregunta de lt make sobee poe qué temit tonto estos Snialte' que sin embargo son incapaces de hacer cl meno tel, Ia pegueha Tesponde sin vaclacin: "Pero pueden togarme!” Ante la aprocimacion de fin penitoy toma. Iss mismas medidas de defema. que’ una mujer odulta en presencia de un ritén: so agaca, hasta que los boedes de su vestido Megan 2 {ocar el suelo, spretando for mislos uno contra ot camo pata. imp “Spenettcdn” Jl animal co su carpo. Tatauogsda otra vex por madre se Las cause de In angstia que Te inspiran Tas abejas, da dos fespestas con- tendictoris: dice a veces que queria penetar en cl vienze de le abeja, a veces ie teme esa perspetiv. iE Ver Breads Pricologl de lr mavar 3 anliss del 2, Obras compte, tomo 1X, Buenos Aires, Rueda, En To. que se sclera In Tobin baci las taiposs, xl hu mostao que Ta alterancia en el abit y cesar Tas alas es Jo que pede ser considerado como {a causa determinate de’ sts Tobia, por la evocseea Ect recuerdo de los Sganos genitates (allo se retire igualmente et mio tan AEtundido' de as, Simplegadas). 1 araa sopeseata muy afcamente e] scbolo dle Ta made ada que ha loge aprisionar al nifo en Tas malls de sured He agut fo que uao de los eafermos Je Ferenc! habla anotado en su diario, durante una crisis de angustias "La hipocondta eocive mi alia, como una ns: bis fins o mle bicn como na tes de area: Ta secubre como flotes enmohedidas fecubren in agua esaneade Tengo Ta sensacion de eter sumergido en el ao de estar obligado de tiempo en tiempo a endear cabeza para respira. Tot, cimo quent desgara esta tes de ata! Pero imposible! Ista text sd algun cont sera precio areacat lan exacas as gue et sujeta Si io Tograra, seria neceaio fatat de Horse poco = poco de Ia ed, pars tenet ty poco deste Exe npc seguramente cl destin del hombre ‘ag abajo, iit cecido por ura tela de aha, sofocrse con lla exter priado de ia helt (ote tnvjbion and Debrgen, “Jar, L139, 430-431, noe BL TRAUMA DEL NACIMEIENTO 29 cn una fobiainhiitoca; y finales, a continvsciin de Pascoe ds elciel Po gel ys tank thidas oc lo animales pequetoe en putcult, que sibolian eto Bl feb cono al pee, In Aaptn seine de nncro Ios cant del, Tibido mitra, Macias cendas poplaes se referen a lot hachos que sfaanos Ags Ast cs como dignified fico que tants pucles pinivos tidoyen la serpents tiene su oxgen, incontessbement, la fe Glial con que eo anal pense ySesparce talent jo er ‘Alon misnoy iethoe #8 retire in ceenca, do los anstalianes y de algunas tue de Asia Cental en Jos epi ani, son Ls Coa os niospenetracan en el cuerpo dela mde a través dl onli, bajo Informa de annals, Loe ingens del Cabo Bedford cen gus ior varones penetan en el coespo de la make bao la fooma de Su seiients as nfs ajo Ta forma de en chor ®. Esta asain com plstumenteprimitva, que se exablee ene el nfo el falo (el flo penctara Por completo en el cuerpo de Is madte y ll se anor: finia en nao) ae cle a cncmaita tabi en as orci y cots Populares bajo a forma del “sla corporat”, El ala del home dor Inkl amotio ee experi por su bea, bajo la forma de an anitol I como el até, Jt epi, para volver 4 enti al co de Geto tiempo, siete pot la bo, set en cl cocpo del miso onte {wucio), sa en el de sign otro hombre (Fcundacin, naciniento) © (st so Se inal tabi la antigus ceca popule que ha enttiado AV tery conn animal, creenda que ain noha encontrado una expl- {din ® pero que probablemente se refer a Tarepecsentcn den 3 Vor el uticuio “Superstiiéa” (“Abergaube") en, Handudrierbach dor Sewalwiivescbr, eitado por Max Marcuse, 1923, Pig. 3. WAT ilsnoceeulo de tepreentsesones se telieren, en mi opinib, tanto la Jopledad ye poscen le serpicntes de tegartoalmente as ple lo que produce Win tunefacen de so everpo, como [a mada (simbolo del segends nacimiento). Tn el cucoto malsyo "Hemany", In seepente de Ja mutete (del Este Afr fo) se teansfoxma ca un gusano que simboliza el alma que, sei x ocho dias thepuds ds In muerte, sale de a tum atravessnd wea cain de bambi planiada fi ln tec, (Sein FR Held: Sclsogenkulas, "Ata africanus", Ill, Munich, oan) "he pede suponer que se tata del sapo que se sfygis generlnente on piletos tncwos, inucesbles. Ver: Die Krom Bild dor Geblrmattor, por Wl ples (Mitra, I, Spec. 209 y sig 1914, NY 6). Ya en el antigua Egipto ih slow el alambiamjeno se la represeatabe con uaa cabeza de rana_(Jacby J lepulbig: Der Frost Syabel dor Anjercbung bet der Begyptor, “Sphinx” 30 Orro RANK tal que, introducido en el cuerpo de Ix madre, ha quedado alli, es Xecir, en ‘iltimo aniisis, al contenido de Ia matrie Fedundada, Asi es como en Brunschwig el rio recin-nacido no dcbe quedae junto a la madre duraate las primeras veintcaatro horas que sigieh al nacimicnto, [porie"de lo conteaio-ta-matie-noencteat a mui teen su inferior una picaztn, como si % La rath todavia pueds, durante ef sueRo de Ja madre, sale por hoa, tomar un bao y volver a entrar en el cuerpo por la misma via, "Esto €s lo que le pas6, agin una leyenda comunicada por Panzer, 4 una mujer en peregrinacién, cuando descansaba sobre la hietba (Be? ‘nige =n der Myibologie, 1, 195). Coando la rata no puede encontear el camino del rciome, Ia mujer se vuelve estéil Bus situaciones de angustia tipicas de los aifos y sus similes etno- ta angustia, sntimiento de anguitia. inhe- is siempre en supenio. ma maneta, por To_gen "reeuerda” este acto, es utiliza steno er Sums agdlada alee, wo TE CRPTALE (pevoresnocturnos), se consiente en tomae en serio y aceplar eeralmente la teogfa de Treud que hace remonias el otigen del sentimiento de angustia al pro ‘eso del nacimiento (y las experiencias y observaciones que hemos hlon, por ast dece, por ef trauma del nacimiento, EI traume foeuitlvo tla separacién de Ia made, es seguide por w2 No ily Inencia”, con sa cenuncia provisoria a Ja tendencia al {eh proverho Ue la adaptacién; pero con la pubertad ta zom, en pecdominio que podemasencat basindoos Eyulieraclones que preceden, como el retorno a ln apreciacién Wee ayn, genst mater, coyo predominio se habla setts Wrnjo. Ul predominio de 1a zona genital que significa bb Aillnlva, titolo de objeto oftecido a la madre, del cuerpo 4 jrato genital (masculino), no puede en efecto estable {ive tinndo el individvo ha Togeado volver a transformar les feeilvamente penosos que, primitivamente, se referfan al Jjellol maletno, én sensaciones © aatiipaciones de sensaciones ‘aproslnn, en tanto es posible, a fa voluptuosidad primitive de Tiinlrina Hate rctransformacién se sealize bajo los signos bi Hoe le Ie conmocidn extremadamente grave que conocemos con el le puerta, y alcanza su punto calminante en el acto amoroso, s yiuetublos fases preliminaees, aproximaciones y variaciones Wh Ws como objeto final el coniaco, Ia fusién més fntira co orto maxk Eee eae emia reac pee een Seto end ahet mallee at moins ea tnimilado a woa pequeSa crisis de bitte.” " 18 En francs on at text caprruto iv LA REPRODUCCION NEUROTICA Dispurs ne HABER seguido fa evolucién de 1a libido infantil hasta el Iioumatismo sexual que caracteriza al complejo de Edipo y que cons. liluye una fase intermediaria cuyo papel en Ia formacién de neurosis puede ser considerado como decisive, podemos volver a ta cusstia de ber en qué medida cada uno de los sintomas neuréticos que el proceso {le curacidn analitica aos revela y nos vuelve inteligibles, coszesponde al trauma del nacimiento, Ahora bien, Ia respuesta 4 esta cucstién admite wna femula exces vamente simple, En efecto, el anilisis nas ha revelado que el nicleo de (oda pertuchacién neutética esti formado por la angustia, y como Freud thos ha mostrado que el origen de la angustia primitiva se remonta al trauma del nacimiento, Ia zclacién de cada sintoma con este trauma ddeberia poder establecerse Ficilmente, como es el caso de las reaccic- hes afectivas de los nifos. Pero no se trata solamente de saber que dl sentimiento de angustia que, bajo formas diversas, esté ligado a ci ‘bjetos y contenidos, proviene de la fuente original que conocemos; a inilisis nos peemite mostaz, tanto en relaciGn con cada sintoma en pat» ticular, como con el conjunto de In neurosis, que uno se encuentra en presencia de reminiscencias evocadas en relacién con el nacimiento, « liecir, con la fase preliminas, voluptuosa, de éste, Si volvemos pues asi, Alespaés de un largo rodeo, a la antigua teoria “traumatica” de Ia nev tosis, tal como ha sido formulada por Freud, hace mis de un cuarto ile siglo en sus clisicos Estudias sobre la bisteria, pienso que no hay fn ello nada de humillante © de vergonz0so, sea para nosotros, sea para la teoria, Conviene decit que durante estos afios de investigacién hnalitca tan laboriosos y fecundos en resultados, a ninguno de nosotros se nos ha ocustide jams, cualquiera sea cl valor que hayamos podico neibuir a otsos factores, negar que el “trauma” tenia un papel mucto 56 orto rank. nis importante que el que consentiamos en acordtle, Pero debemos con Wenit eh que se estaba en ch derecho dle divdar de In fica de loo traumas aparentes, en los cules Freud no terd6 en reconocer simples repetitions de "Fantasias primitvas, cayo sustato picobiol6gico cree tos haber descubetto en cl xara’ del nacimiento, que es un hecho hhumano de absolutawoiversalidad, con todas sus consecuencas Podemos sorprender el surgimieno, 1 formacién de la neurosis, co- smo en on creito cerrado, por ast deci, obsereando la verdadera net tosis tumitca,equella de l que se han tenido que tar tantoscasoo dbrante la guetta ("acorsis de-guer"). En Iz neucouis traumatic, en efewo, el chogue movilira ditecamenie la angustinprimitiva, ya aque el peligro exterior de muerte provoca una miterilinacionafectiva del recuerdo det nacimiento (y de la sitwacién a Ie col se refiere) que hasta entonces habia sido eprodicdo sélo inconsientemente FL he. cho de que el choque sea susceptible de provacar Ins sintomas neur6- ticos més vatiados que vemos producise en ottos cos, independiente. mente de todo chogue, prucha justamente In importanca capital. del trauma del macimieno, como medio de expresién de toda sogustia new- r6tica. Lego, la neurosis truce, caracerizada por este encuentro de a forma y el contenido, constitye et panto de partida de una serie patogénica, en a extremidad puesta de fa cul encontamos las psi. ‘euros decaradas, que ticnen por contenido el trauma sexoal y cons titayen, también, um meio del que se sive el indivduo pare cxpeset su tendencia a la regresin hacia el estado primitivo, todas las veces que socumbe ante Ia resided. AAsi, Je una manca general y tl como lo rues el psioandlisis cl neurdco no frac mis que ea el dominio de ta sexulidad, en el sentido de que no se contents con la satisfac iin parcial gue puede procueile el retorno hacia In madre, en ln me- ida compatible con el valor del acto somal y con la infancia. Como continga poseyendo uo marcdo canicter "infantil, él quite rtornar, volver a entrar todo entero en Ia madre Es asi intpar de desembar, zatse del trauma del nacimiento por la vin normal que consiste en pre servarse de fa angustia por Ia stisfaccién sexual se encuetea remi- tido hacia a forma primiiva de la satisfaccén libidinal: eventualidad 1 Los sucios que ocurren en el cu1so de la neutoss traumiticn “repro- acen” de una manera tipie el tauina del natinicnto bajo la-miscart del secdee truco acta, pero con cvs dees ue rvelan sw ved EL TRAUMA DEL WACIBEIENTO 57 intcaizable y contea ta cual su 70 adulto tucha desatrollando intensa “in las procedentes consideracones sobre el desseollo de Ia. libido in: fanil, hemos tenido varias veces ocasion de seflar los fendmenos « rrespondientes que se observan en la neurosis, y més particularmente en todos los estados en los que Ia angustia se hace manifiests, asf como en ks pettrbaciones dizeclas de Ja fuacién sexual (“neurosis actuals"), Para Comprender mis ficilmente y mejor Jos extados neuréticos de angusta, comsideemes una ex mis un cio muy simple: Ia prodcién de cal ice angustia neurética. Consideremos pues la angustia que se apodeca ‘Cito cuando se encontn en lz ostriad, Ba stsacén crocs «0 l inconsciente del nifo el “recuerdo” —aunque esta caracterizacion 90 sea completamente adecuada, es difiil hacerlo de otea mancra—, de su cstada en el interior oscuro del cuerpo materno, que, cn csa época, ea ‘una faente de sensaciones voluptuosas, lo que explica ademis la tendenca ‘ revivirla, pero que ha tenido fin, como consccuencia de la separacisn die ln madre que, desde entonces, deja al nifo abandonado a sf mismo, Ts evidente gue en la angustia que el nifo siente al estar solo se cocunt evacado cl sentiment de anguta que habla sequido a i primera separacin del objeto de a libido, por el hecho de que el hifo la revive realmente, ya que su situacién actual le favorece su reproduccién y descarga. Bsta fuerza que empuja a la reproduccién éel intenso sentimiento penoso y de Ja cual tenemos que estudiar todasia modo de accién, es la mis apropiada para iustrar Ia autenticidud y Ia realidad de-este “recuerdo”. Se puede decir otro tanto de Ja produccién de cualquier forma de angustia neutica asf como de Ja pro- dluccién de las fobias, si se tiene en cuenta mecanismos descubiertos por l anilisis, Esto se aplica igualmente a la forma, Hamada “actual”, de Ji neurosis de angustia que, sin embargo, confina ya, igual que le rneurastenia, con Ia categoria’ de las perturbaciones direcas de Ia fon- cin sera en ef seta) de gue In angain provoada por cots interruptus ‘corresponde a la que sujelo siente ante los érganes.geni- thes satenon (Ccordacemo, 4 popoxto, Ia temible wigina deta) "Todas Ins formas de impotencia masculina (el pene que retrocede ante Ja perspectiva de Ja penetracién en la vagina), y de ancstesia femenina (iginismo), descansan sobre la misma fijacién primitiva a la macre y li misma modalidad de desarrollo infantil, En efecto, en la mujer, tuna de as funciones del érgano se muestra inoperante, en provecho de otra, que ¢s inconsciente. Dicho de otro modo, Ia necesidad de 58 OTTO RANK placer se borra ante la necesdad de maternidad, Lo que constituye una 4 Tas formas de la oposicisa eatee la especie (propagaciéa) y el ia dlvidoo (place) 2. ao Tstospronunciados sintomas de angustia nos muestran en el neu sético a un hombre que no ha superado el trauma del nacimiento mis que de una manera simameste insuficient. Pero los sintomas somiticos de In histeria se revelan, no solamente por sa forma manifiesta, sino también por su contenido incoascente mis profundo, como reproduc: ciones fisias diectas del acto del alumbramienta, con una proounciada tendencia a. Ia negacién de este acto, 3 deci al retomo hacia la situacin voluptuosi de antes, que era la de la vide jntrauterina. Mis Pauticularmente inteesanes, dese este punto de vista, son los feo6- ‘menos de In pacilisis histria, las pertubaciones de la matcha, por sjemplo, que 0 son otra cose que la representacin somitea de la angustia de expacio® (igorafobia), y que represetan, al mismo tiem po que 1a inmovilidad caracterista de a sitacién’ voluptuosa pri mitiva, el pavor iherente a le idea de ta pérdida de esta situacn, os fendmenos de parilisis tipica earacteriados por la contraction de Jas extremidades aplicdas contra el cuerpo, ast como Is perturbaciones de fs coordinacdn, dl yéneo de fos que se obsrean en bile de San Vito, reproducen de una manera todavis ifs fiel It situaciéa inteauterioa 4 a concepcién que ve en los sintomas histéricos reproduccones de Ia situaciin intauterina y del proceso del nacimiento, hace aparecer a una Juz igualmente nuova el problema de la conversién. Lo que se trata de cexplicar, no es 1a “conversiéa” de la excitacién.psiquica en manifes taciones carporales, sino la via que debe sesuit el medio de expresién, pparimente corporal en un comiento, para adquicit posibilidades de ex resin psfguie Asf, parece que cl mecanismo que preside esta con- 2 Ver sobre este tema mi trabuio: Pereersion and Netroee 4 Ver ‘al teabujo de ‘Bederns "Usher wei. typische Teaumeensationc’ (fabaS!, ‘V4, 1924), TL stor cita suchen los que los sajetor Senen a teouicibn ‘de estat paralizadne 0 de volar, ¥ slacks entre ets sensaioncs ¥ To siotomas neurdicos de la artis y el yéetigo. Todas eslas sensaciones se revelan como reproduccioaesineguvoeas. de cocrespondientes sesacioes. de facimiento, Ver lo que decimor sobre cl sveio ea el capitalo de ert libro Uiulador “Adapuacignsimbaiea "Teta manera de ver ee sproxima, coma puede advertise, con la de Bfey- net que teacionaba yu los tovimientor det baile de San Vito con los ceca tedos poe et Tscance. BL TRAUMA DEL NACIMIENTO 5 ie see e ele alee Oe re la que resulliz que en estos casos se trata de “‘conversiones psiquicas”, Seeger ole aes pi, (on) appeal ee ee ie ee eee 5 Cavendish Moxon describe (om “Mytial cstasy and hysterical dream ats", The Journal of Abnormal Psychology, 1920-21, pig. 230) las relacio- i entte estoy estados Yeh éxtasis, mieatae que’ Theodor Schroeder, eau jo imicho. mis profunde ("Prentalpeycham and mystical panthesm', Jonraat of Psychoarabjss, vol. VIM, 1922), insiste sobre todo en los elements: 4 ta vida prenatal 0 OTTO Rank circa", que carer I concncion muscular que acompta al gran stoque, es diametainente opuesta # a sieacibn de replcganiento del feta en el Gtero ser Bra cn sae hho, ol i lami ha rm socido el eqivaente dela posin correspondiente al cot ¥ una pro testa defenss contin te, Se planten un ceo admero de’ problemas tcatios al rneanismo dese utonis 0 I leecon de Ia ness. La tefensa conta ln sezuliad que se manfieta. tan telamente en el isterico, ts una consecutnca de la fjaiin a ls madre La eo- fora, stviendase de “lengua de los Srgenar" opone un no tato al tiseo sexual como al deseo de volver al cuerpo matemo, el éltimo de fov cules Te ‘pide peeciente experimentar un seniniclo sex noma, Ft, sxeaiaion police del aco del alumbeamieto cons tye ia cavcatura de la que es neces para ls selzacin del fin seven! nos, Por otra parte, Ia Ibido. saat que ett acumulada © Touma en el cso de desrololeron ex condscia, por aside Ge ale staneidn primitive infant, fo que impime al saghe el carter ‘oluptuoso que han selado en el todo los ebservadores. Se dsla que Con el alaghe de histeria la enferma quiere sigiicc an avers, haa los eganos genitals (maternos, y eso tant en el sentido sexual como én el sentido infant, Pero uno vuelve a encontar el mimo mecnis to en todos los ots "desplaamentos” cao sentido el aniss hao ‘geado descabse, de los cules Ia mayor peste son hacia Ia pate superioe Ext uerpo, Aste repecio convene recordar el hecho, que tal vez fo caece de importancl, de que es Ia cabera Ia que abandopa primero {apuato ental de in made, de qoe eta pate del cuerpo Ta que Sufte nef pad mix otnso del soma del tacnientoy le primers paar por eta proba 6 Esta manera de yer os aulocian a atibuir un sentido mucho mis pro- fundo que el que se di generamente a ln dencmimcién de enfermedad “ole- tin” dada a Ue teria, (Vense Esler! Uyricbe Enibeinangen am Urerts, Co tnuicaciin al Congres dle Belin, 1922.) Las pertrbaciones meostruales tiles Se pueden tambien iatespectar ala luz” de esta concepcin, Pues el alumbsa mien no cs-en e) fondo mis que uaa menstruaciéa masivae La mensruacién, five tenuera“peridicamente™ In existeneia del Ger, parece baber sido atras finda, por el Bombre clilzad, en la repreion que ha ineluldo al trauma. de facimisnt. Despus de haber silo primitvamente el fadice de Ta nds alte 9 4 in nly volupluom potencis de fecundacdn, se ha vuelto, bajo la influenca de in teptesion, um punto de encwento, por ast deci, de pestubuciones neuréucas fe ‘una vatiedadindetiad. [BL TRAUMA DEE, NACIMIENTO o Gettos andlisiy dejan la impresién muy neta de que Ia “eleccién” ul terior de la forma de neurosis esti determinada de una manera com plelamente decisiva por ef acto de nacimiento, por los puntos que har Suftide de una manera muy particular los golpes del trauma? y por In reaecién del individuo a estos ataques. Sin querer entrar aqui en detalle de las investigaciones, me contentaré con formulat mi impresién sal seg In calle despaaietos, ato ac la paste perio St cacy (globo histo, motetia respiztori) como aca so parte infeioe (pais, contatones miscasrs), cotesponden en tol Insets @'un movimiento cvergete a part del cento genital, a un Aejamiento de este centro, Este punto devise, que es de una gran ine Fottancy porque tented en cent todas Is fesconespsiabiol6g+ {Ey provctdaspor el tema del nacmiento, permite compender tant Cite y a eae pecalnes de cada nero, como elmo de fat Sn que eps. sto quire decir que lon snfras corprales bus Gn" fhnerimente, eviando. le angst retroceder deecamente a fine rematal de modo que In angus ast evtada se manifesta, se tieecrente sex ajo la forma den sentient de cilpbiidad sxc (ined de defen emplendo por el yo y que hemos descto ms at SS impemiendo a tolos los stomata citer sexual (Por empl: Tilden ubigander = erecion), En cuanto a los sntomes.stqucos tos foean prtend del miso punto, representa. por In enadh Ya) ea'el apunto. genital materno, akanzar cl mismo fi Tiguienda ef apart pacotisco en el sete oped (formuiones imc mas, intaverln,aluinacones y exadoscreosulres de exper J Caateaios, que pueden ser considetsdos como fay fases terminals Lite), La dos vias condacen el mismo 0bj20 final, que consis poner un oa la solic sexta: on sotomas somes de de- flaeunfemtoy de “conversion le permite, en sft a ufo remplzr (o"érgnos eniatesverdaderos por oth sustatos, menos cargadas Me inst, mizntiasqe Toesatomas.pfgucos saan desvandb inet al sod ola gue cep frien iMlmacionesy"acones que cacientan au cpr ms sebada Chelate, Ta ost ya tor i patents a ted clés, que nadie en nucos das pens isle de gecmeceey analiza en’ dale tod ets felacones ps es fomplcdas Lo gus en cambio, nos fla fodeva, cs una deme Vee to que decimos en el capitulo VI de las defectos corporat tpions hel bvoe vecén nacido e Orr RANK tracién que pruche Ia “signficacién” prignice de Jos sntomas somtics. ‘Ahora Bien; nos patece que nuesice cancepcién del trauma del nace Imiento y de su papel psicobioligico es cxpaz de lear esta laguna, pues to que fostula un estulo que, por primera vex, proporciona un sustato real a las relacones y asociaciones psicofisioldgicas. La manera de ver 4que Ferenczi habia bosquejado en sus estudios sobre la histria® y que Groddeck ha aplicado a las enfermedades orgiaicas®, s6lo puede, ami parecer, recibir una base biolégica seria siempre que se dé al trauma del nacimiento todo su valor y sigaificaién tebtica, De Ia seproduccién del_proceso del nacimiento y del estado itzasterino ea el curio del Ssuefo, no tenemos que dar aingia paso para llegar a las cepresentacio- res cortespondientes al cutso de Ia histeca, las que, a x4 ver, nos con- duce dirccamente a los sntomas mérbides orgnicos que parecen tenet Ja misma "significacin” y estar al servicio de las mismas tendencas Los limites que separan ets diverss categorias de fendmenos son a tal punto imprecisos que uno se encuentra a veces en Ia imposibilidad de hacer entre ellos una distinciéa fundada sobre el diagndstico dife- rencial. Mediante la referencin de todos estos fenémenos a un estado primario, donde ta separacin entre lo psiquico y 1 fisiolégico no exis te ain (Groddeck), se vuelvea inteligibles, no sblo el mecanismo de los tas somiticos dela neurosis, sino también su forma y su contenido. Esto es verdad tanto en Jos casos diagnosticadas como "psiquicos” como én los que se ealifican como nearologicas w orginicos, Dado el punto de vista‘en el que nos colocumos, importa poco, en efecto, saber si una lesiga.anatémica del cerebro, 0 una intexicacién, 0, en fin, un hecho paramente psicogénico Jo que fuerza al individuo a ceder a la cterna tendeaca del inconsciente ¥ a retroceder hacia Ia fuente preiti- va de Ja satisfaccién libidinal y de las influencias protecoras. La simi- Titud de Jos sintomes engendrados por estas diferentes eventualidades se vweelve entences completamente comprensible, todos los problemas arti Ficialmente introducidos desaparecen, dese que hemos logrado compe- netraoos de esta verdad: que el individuo no puede hacer ota cosa sino seguir, remonténdols, los trayectos de la evoluciéa psicofisica, y eto tan lejos como se lo permitan el grado de fijacién de la angustia y ol ‘prado de represiéa, que varian de ua individuo & otto. 8 Hysteric and Pasbonenvoren, 1919. © Papcnebe Bodingreit mod piyeBoanestzcbe Bebowilang orgentcher Lsi- den, 1917. Vesse igualmate €l taboo mis recente del missio aoc: Dat Bach won Bs, 1923. EL TRAUMA DEL NACIEIENTO eho contentarme agut con car algunos ejemplos derostativs + dejar ofr mis competent gue yo en materia de patologianerviot Cnteoa le boc de denolar css considraciones que encinto yienas de promesns, Aste coma las narcolepia tanto esencales come Rstriden ofrecen el exad tipo del suo embronari,y el sito tea paris sib de volutes como ls inbiones calles {con considerase que presentan ava claion bilgi psfectament r=: ional (pienso en la osicion de los miembros) con este svacién YC un hecho que no tarece de importa: fe eyjetor son. pres sibitameate de ana necesidad de sueho ine, y eto a menudo ea Imoments ea que se encuentran ch sitaconespligons (cece de Unt Cale, paaje un ten, e&), 1o-que reqsrde alos sondmbslos qos stant meters en starones tapas de inspira Ta mayor angus ea A GSndo normal En la encefalts, que constue la afecén org correspondiente los sntomas que se suceden sogin sea de-dia'0 de tela molsiarespistocia, los ley se eelaionandiecameate f ton ted evidenia con trauma del nacimieato, Para haere wna i {el Indo pritico de Tos rentados que deivan de exa manere de Yr, S suicizte recone Is experiencia nea bien conocida relativa ts oclded con In que eos esados yes andlogos sufi ir fhecocna pique Sige wee cormeacin veal que we. be hecho Mf Patt Schildes en una époct en que eta obla esta tceminada_ (1923), cto’ el cto. de une enferma yon ataques de Baile de San Vito desspaccan en cuanto ve In meta en ms cara (1). 1 Ini aioe me fa sada Ia facia con que las inflsencas ps ics aban ste ln assis sel Por ahs podemos se Gus Ido que el mismo sntoma pd ser peodacdo por Ia sere somitiy por alae polguia debe et aces os meiosterapéticos, api {hse uom aba ota En estos skins tempos, por cjemplo, se Ba inveaipdo sobec la posilidad de hacer desparcer lov acros de sms fon lo de naurlete piu, gracs 4 ita inlervencones Linge: lca Ahora bien, tal posiiéad yu 50 nos parece mis dadosa dates lo ttbajosrecots bye In presi de clio fendmenos cecrnss oh low inon (estas de angus, soefon angeantes, ete), por ppermeabilizacién operatoria de sus’ vias respiratorias superiozes *®, Por 1 Véase el arco del Dr, Stein en "Wiener Klin, Wochensehe(absit 1923) Ins comonicaciones hechas por Eppinger (de la clinica "Wenckebach, por Fotee (ela cfaea Hajek) "a la Sociedad Medica de Viena sobre el teat fileto ‘qurdrgico cel asma eons oa 970 RANK ‘tea parte, cuando se conocen los mecanismos psicofisicos que actéan en Sales cso, no. reulta en modo alguno sorprendente el tie dec que los estados' de angustia sobrevienen directamente y durante largo tiem- po en los nifios que han suftido la narcosis y que patectan detinitiva- mente a salvo de estos estados; o bien que fa tendencia a la angastia (eviedo de dormie en una pieza no iluminada, sueios horroroses, pavores octurnos, etc) se agrava considerablemente a continuackia de le nar- ‘esis 8, Todos estos hechos se explican ficilmente si se admite que cl sintoma somitico (por ejemplo, la molesia resptstorit) moviliza sutomticamente 1a angustia del nacimiento, con todo el complejo psi- {qvico a que esti ligada, o que el suefio naraitico restablece Ia situacion original. Segiin la naturaleza y la gravedad del caso, uno se decidird, sa por una intervencién orginica (operatoria), sea pot una intervencién siquica; esta tltima es todavia de uso aro, pero todo lleva a creet que después de haber sufrido una simplificacién conveniente, no tardaré en emplearse com mayor frecuencia ‘Antes de apartarnos de este tema, mencionaremos todavia un proble- ‘ma que parece tener una importancia general. Cuando practicamos en forma seguida el anilisis de una neurosis obscsiva, pot ejemplo, cons dderamos que hemos obtenido un primer éxito cuando logramos’ volver al paciente, de sus especulaciones puramente intelectuales, a sus estados fantiles y preliminares, a os actos obsesivos, acompafados eventual ‘mente de Ia sensacién voluptuosa original. Muy a menudo se observan catonces sfntomas de "conversin’” somitica. EL anilisis muestea que, en tua gran nimero de casos (mi experiencia personal no me permite afir- ‘mar que sea asi en todos, aungue haya observado casi siempre el hecho 1 seialo), Ja neurosis obsesiva constituye una irradiacién de un nicleo série" cya presencia encntros en el fondo de toda neuross ‘antl. ‘Asi como casi siempre es posible encontrar un nicleo histérico detris de 1a neurosis obsesiva, que se relaciona directamente con el trat- ‘ma del nacimiento, el anilisis de ccrtos casos de histera me ha mostce do que si bien existe, desde la muy temprana infancia (trauma grave del 11 Uos diectora de jatdines de infntes en Inglaterra me ha afirmado que los nos que han sufido ea la sztcsis Ia ablacin de las amigdlae presene luban todavia durante afos crisis de angustia aocturns, que los padres mismos (us cuos observadores)colocaben direcamente en la cuetta del "toume” pee rior. Tos mismos efectos se observan ademis frecentemente en tdultos que ‘eacionan, 2 Jas operaciones que ban sufrido con narcosis, con sucos(siao= mss) en los que tienen un sentimiento de rtorao la vide itraterina, EL TRAUMA DEL NACINIENTO 65 rcinienc), ema tendenca «los sntomas omic (“convesion”) Ge, par ran desaperacin del anata, vienen sempre calocase ch Iriner plane de manera que eomexcran Is nerosi no es menos ver deo que no ay histeris que no eté mis menor tfida de estos beefy estas tant om Seabee de lo niet Ss incomplete y a sntomas persistn. Ba ls cass de histeriaFerenina que he etna ocsion de esse por easy co recerdo he cone ‘cro, he comprobado, con evtlenda irefuable” que todos, 0 cast ‘cow tox sintmgs somftics lgedos al truma del cimientoy habian silo tlzads csi complctamente pata expres el complejo de Edipo heterosexual, Jo gue hs peta interpctarlos como expreion de la sfereacia de Ia bid stb el pac, como consents de la rae iin conta la decepién y el sentient de up, Los sintoras som tos de la nevonis ae sven as en ly eufomas como ua smte de setimento ‘de la ido, que ha sfcido wn despazamictopetleico cote el padre (identi con la made) Pero a cotinnacin de In decepcin experimeniada en esa ocsin, una parte de a libido de cas jovencias ge taslada hacia Ia madre, con fl fit de colina el vaio deed deypucs dele tnsferenia wobec dl pe Gre Dado que exe eco es todavia menos fac de obtener, por ene foto fs madre se he converide en on rl cn lx station’ Fiey Ie eacoes il chllgnly ere ge une romre eran ds he Ina, que se jsifin semis por nccesidades bilgi, recartit "un medio mis enfgico, Este medio conte en la teasformactn del timor en odio, decobeta pos el anf con la syuda de un mecanismo Carnceristica de Ia newts obssiva. Pro ete odio, que debe srvit pars hacer pole la scparacion dela madre, no representa mis que ot Ese aN el Ua ec etwas Tigada pore odo, Las tentativs de Mpecionsecndarn termina, sy sens, bajo In mpeesin tema canta pore nacnieto det hermano 9 de una feemana, con el desplaramiento de la Ibido, sea sobre ete aio recén nacio, sex sobre el pad, cosidecidos como Uobigas de eparcen ene Ia enferma y Ia madre. Agu! es donde se a ea eee ocak ceca fa desear la muerte de su madre, Gnico medio para ella de superar la fuerza que Ia arrastea hacia ésa, de vencer Ia nostalgia de Ja vida intea- tulerina, Ea cuanto a las reacciones contra estos “deseos de muerte” si- dics, en oposicién con el yo del sujeto, que van desde las inhibiciones ‘morales (supermoral, piedad) a las penitencias més graves (masoquis- 6 orto Rank ‘mo, depres), el a0 in Lis tentativas de enfrentar «se conflicto ambivalente mediante el re: curso del trabajo intclectsal, tentalivas que se expresan de na manera fotablemente hiperteoficn en la raconalzacion y el. peastniento ebsesi- vos, pertenccen al perfodo ulterior de 1a “eutiosidad sexual”. Demo- Tienda esta supracsttacture especulativa, a la que arrebatamos su rizén de set por Ia actualizacién de la angustia_y por el despertar de la libido, abligamos a 1a angestia primitiva, retzaida en el “sistema” (especulati vo) donde escapa a casi todas nuestra bésquedas, a adoptar sintomas sorniticos, Hecho esto, nada es mis facil que dejacia cocrer, tal como una corrienteelétrca que viene a moriten la tierta, por Ie via normal. ste proceso que se dessctolla siguiendo vias psicobioligicas teazadas, puede igualmente efectuarse en condiciones menos extremas, es deci, a un medio nottal: no pocas Iesiones puramente orginicas dejan, en efecto, Ia impresién de ahotrac, por asi deci, al individuo, el Injo de ‘una neurosis. Seria, no obstante, mis exacto dacie que ln neurosis cons- tituye la sotitucién mis dspendiosa de una afeccién orginica banal que tiene Ja misma causa,)Es a menado sorprendente comprobar que una neurosis, con ses sintomas somiticos "contrahechor", ex capaz de’ im- pedie toda afoccibn real de los Grganos que son el asiento de estos sin- tomas, y esto precisamente porque ella susituje a esta afecién. Freud, incidentalmente, ya habia Imad la atenciéa sobre el hecho cutioso de ‘que personas que sufren desde afos crisis de angustiaexttemadamente _raves, tienen un aspect soberbio, y que enfermos que suften de insom- nio desde ares, distan de hallatse ta fatigados como lo estarisn hom- bres normales que no hubieran "realmente" dormido ese smismo tem: po. Es evidente que al inconsciente recibe del sintoma bastante libido primitiva para poder Ilenar el dficit "neurstico” © Desde los fendnenos bistéricos que tienen sw asento en las extre mmidades y que estin Higados de wna manera tan caactriticn al com- plo del tratims del nacimnento, se Hega en linea recta a ceztas actitudes Ceremoniales que los sujetos adoptan cuando estén en su lecho, verda- dleras manfas que se cbscrvan ya en los nidos y en certos enfermeos con Ideas fijas que, antes de meter en Ja cama, pasaa un tiempo infinito ‘en atreglar eaidadosamente su ropa. Dado que este ceremonial no se observa més que en la cama 0 en el momento de meterse en ella esta- mos autorizados a considera el estado de suefio como un retoene pasa- jero a Ie sitvaciéa fetal sis las ha sefialado y estudiado desde hace largo 1 TRAUMA DEL NACIBEIENTO or Sin insstir sobre Jas formas intermediarias de los sfntomas histéricos ¥ lon actos cbsesivos (tics, ete.) 32, mencionasemos solamente Ja neuro: Ais obvesva clisica, a propésito de la cual el andlsis ha establecido de {ik manera ierefutable el modo en que el sintoma, puramente somiti Al principio (acto obsesivo), termina en una obscsién puramente ules, hasta intelectual. Si es verdad, por una parte, que Jo que hemes ilidho sobre Ia histeia se aplica punto por punto a los fenémenos so- Inilcs gue preseotan los enfermeos ebsesivos (tc), of ailiss ha mos liao, por otra parte, que la racionalizacién y el peasamiento obsesives Hlevan al problema infantil relativo a la procedencia de los nifios (" tinal"), vinculindose asf con los primeros intents infaatiles de superar el Trauma’ del nacimiento por medios inteletuales. Gracias a estas tenta- livas y a la “oennipotencia de las ideas", el enfermo termina por volve fs encontrarse en Ia situacién primitiva, tan deseada (Ferenczi) 8, 10 fig huber dejado de enteegarse, a su manera, a especulaciones filosifices fobre Ia muerte y Ja inmoralidad, ast como sobre el mis alld y los Casligos del inferno. Asf es como él también efectéa la proycecién en spac neviable de a vida prenatal ene porenit, en el tempo que vendeé. después de Ja muerte, proyeccién que durante miles de aiios Nin conducido @ la humanidad por fos senderos mis complicados. d= Jn supersticién ‘eligisa, cuyo panto culminante esti representado. por Wy dtnas.de Ia inmorlnd, y qu subst todavia hoy en di en ly masts bajo Ia forma de un intenso interés por lo suprasensible, poc Jo ocullo, con su mundo de expiring, Iiviste ‘una relaciéa, muy esteecha entre las variaciones afectivas del ‘enfermo obsesivo y los ciclotimicos, entre su tendencia a edificar sist hints especulativos y ciertas formas de psicosis declareda. La ciclotimia, ‘0 efoto, con sus bruseas sucesiones de melancolfa y de mania, se ligt Inu ditectamente a la seproduccién de los estados afectivos anteriores 1A sa categorta prtenecen igualmente las secionesHamadss “impulsves" (stekel), que 2 menudo son actos obsesivos ejcculados en el estado erepusc- Jar (Hstirco): manta smbulatria=aostlgia—seloro; pmanta=foego—calo. ‘ait, Wnwicklanecsufon der Wirkiebhesianes, “Zaische", 1, 1915. 44 No puedo resists al placer de reproduc ia manera caraceistca, com> war Mann, que habia aiid a una seria de ocultismo del profesor voa Sidhenck-Notzing, abla del medium (en una eonferenia que promoncié en Vise 129 de matzo de 1923): “a siteaign toma un eariter completamente ' causa de 1a respira jadeante dal médiam, cayo estado ae asin no de angustia ‘ca el que debe encontase el reciéa nacid> @ orto RANK ¥ postrors al trauma del naciniento, puesto que el enfermo revive Teamformactin dela yolupuosiad en Sufamieto que e habla oper doven él en el momento to que habia perdido el primer objet de su Ibid, es deci cando se cunpa a sepaacién ente ly el cexpo maz temo, También ets afecin es de ung inpocancia pattaar para el tadio eel problems “plaw:-dexpicr” AValianto tides de depee Sién profunda, se puede, por as dei, obtener In pectin cial Za le I ido ue al se encanta englobade se manifets « me: tudo ajo Ia fora de'una “exctacon sexual reparida sobre toda Ta fupenfice del cuerpo”, La fase melanci cya nsturslea ms profen- Gh express may ben el temino depres se chracteriae por sntomas somitlcos que recucréan la stacio ntonteina™, mientras que eS timlento de tisteeacoresponde a posnam ome anal tee. Ta fase maniaa que sce sla melancolic se diingoe, al contro, dex de cl punto de vate sono, por la vincidad y fs movlidad pos nates) mientras que el sentimicnty de dha y d bested corespon: de ia stisfacin penta de la Ibido. Nos vamos = ocupat, 2 Propssito del mecasno que preside el nacifeato del placer y dl Aeshlace, de To que regula ste dstibuignsingularmente ceva del ‘eile y de conten, Peo aqui, donde se tat de hacer resale de una mania esquemiticay elemental el nuevo punto de vista que Ponta, dcbemnos renuntiar a mestar cna el ands os pete Fentrar hasta en lo detalles mis finos de Ia focmaciin Je sntomas Y comprenderlos En a pictc, la cortespondenia que existe ente los otras que carne la sitaci6nprettal de la ido Tos gue e fonectaa con st siuaion postnatal, e compli todavia por el hecho de que el ato del nacimiento misno, cays fenéeenor concomitants pstguios nos excpan, implica, sdemis de las sensacones de origen Furmente traumatic”, seneacionsapradabls, 0 ratvamente 38 Athy, aca las cuales puede prodacieiguslment I regrtin Destcaremos tolivi el hetho de que, 4 diferenda de Tor sotomas poramente ntrlcos, la melancola presi aco Ta patclardadno- 1 Acid deprimida del cuorpo, seplegamiento en Ia poscin acosads, inmovilidad ca el leho, que puede durar clas caer, negatia a limentarse sin Ts ayuda de otta parsons, nepativa a hub, a cjcutar el menor movie 10 parece, sin embargo, que se tata, en ese as, de posibildades de so- resin normal que se pucden, por opesicin + la manta, caifiar simplemente fle "eufGriae". Se. pode, pora designar este sitaciia afcetva, tliat eb te Inino "voluptvosidad de angustia", popueste por Herteabers, [EL TRAUMA DEL. NACINTENTO o lable de que, para expres a sitacin prinitia, el enfermo no se sive lolinente de sx peopo capa (dest 70), sino oe también ulin con {ils fin los objets ystuscones det mundo exterior (por eemple Suutettendo totalmente Ia habtcion donde se enevetta) To qe cos fe el ekmento “pscica” de su extado. Al rere del mando filesior tan desfevonble «la libido ef melanciie disminuye cons Strabletemte sa adaptacén al aisme, pero procure reemplazaro, pet thio de Tos deiie station, cap contenido tenden tan i flotamente-a fs reconsttuion del Stacdn primitive, por el mej Ue Tos mundos, por el que coucsponde ala exenciaintteia, To ts ls veces ues time In gation de conocer la observacén clini Ue un cafeamo deste gener, y mis paticlarmente de nn enfemo je fou parte del vaso geapo Ue Tos dementesprecocrs, Se encucta html tie co rc Gon laine ce Spondon, en timo analy a repoduccones del ctido prenatal, que Eres, sede wo modo dite, pero enn lenges desprvizo ls olo clementoafectv, sea con I ayuda de simbolos ayo slic Ub el examen pkousalticn de los sts permite comprende, Debemos los primeros tebsjos de valor sobee el "contenido de a poles Ta penctante escola psig de Zurich, que, bajo le Wesiin de Jug y Bleuisy ba comprendide por primers ver Ta impor tania que pesetan parla pga lox dectbinientos del psi vtsicy he side la primera ch hacer de cellos tm empleo coreto A futur de Is época en que trend, para exper Gertas psioni alocne Ions, hubo invocido Ta intrvenciga de un mecnismo de defena (loi) y masa. por primers ver en 1896, que la “reprsion™ ere 17 Véase la revs general que Jung a publicado so tion a ese toa, em fabrbach fr prjeboana und psyohop Ilo, pigs. 336-388 (Abraham a telzado usa valoracion general de Tos ts fiw ilemanes y auscacos que se selacionan con esta custion en cl Jabrbac, is 316 y sige, WE, 1904, pigs 343 7 sige, y fimalmeate en Bericht air Wie Nonicvite der Prychoanalyte ix den Jabrox 19141919, ‘Viena y Leipz, HW, pos 138 7 sigs, Ver igualmeate el tabajo del mismo autor: Die fsycioe Jovuillen Diflrcusen der Hier and Dementia Praccox 1908). Batre los pi hein this, coaviene cat mis parculermente: Jung: Ueber die Prychologe lle Dewentte aceon, Halle, 1907, 9: Der lahat der Pryebose, Viena y Leip Thi Vienen ‘cn sogida lee teabjos especiales y slidos de Monegter, ten, IMucier, Netken, Spilieia.y ottossparecidos ‘on los diferentes lomos de Julvbnch, Mencioneros ca fin fa gran obta de Bleuler: Demeutia praccox odor Gninhe dor Schzopbrenien, 191%, que $© propane priacpalmente aplicar ls oe ‘Preul a la demencia precos. 7 orro RANK tun papel importante aun en los casos de paranoia, pasaron dice aos ties de gus la escosla de Zarich realisas l prec gran deleno en Gte dominio. Poco tiempo después, en 1911, Frend. publics su gran anilisis de un caso de paranoia (Schieber) cn el cual, refitiéndase 4 sus trabajos anteriores y uiliaando los prctogos resultados de la escuela de Zarich, os hizo comprender cabalmente el mectismo pstquico y la estrutira de la psiosis.. Most’ especialmente que la acttud “homo- sexual” y Ia defensa conta esta orentaién femenina de la libido for Imaban el elemento mis importante de este mecanismo, que, 4 80 ver, se puede subordinar a a tendencia mis general que aspra a superar el trauma del nacimiento, en el sentido de Ia identifiacdn con la ma- dre y de a absorcién en el acto del alembramieato (aifo "anal"). Gra. cas & estos trabajox de Freud, se hizo posible comprender teéricamente In psicosis, resultado al que toda una Serie de monografias publicadas por sus alumnos no tar en aportar una contibucién importnte®. Zs obvio que ha costado trabajo que estas concepciones revolucionacias se Smpusieran en la psiquatia general, pero desde hace algin tiempo pi- recen ejercer una influencia decisiva sobre Ia otientacién de los jévenes paiguatras*, Debemos este resultado ante todo al punto de visa evolucionista, que fue puesto en evidencia por mésito incontestable de Ia escuela de Zarich (Honegger, Jung), eunque Freud haya tenido raz6n al levantarse cotta el sbuso setodoligico de este punto de vila mostrando gue el anilisis individual nos ofrecia todavia recurs consi- derables que debemos utilizar y explotar 2 fondo, antes de ditigienos 4 os materiales provstos por Ia flogenia y de someter nuestra bisque das al punto de vsta evolcionista, Esta adverencia no ha secvid, turalmente, de gran cos, y vemos a psiquiatras eminentes, que profesen 38 Die Abwebrs, nearocbichosen y Weitere Bermerkuagen ier die Abweche earopsychoven (Rleine Sebrifien, 1) 19""Bn Ta parsnoia clisiea se pede skompre descubie,detss de los siatomas Iamativos,el'sintrs primitivo formedo por Is angustin (mania de perccuciéa), taplo como ts los Wabojos de defense de Is fobias © de lor diguer formados por has reacciones de la neurosis obsesiv, 20° Bibliogafia: Jabruch, VI, pigs. 343 y sigs: Bericht, pig, 158 28 Véagse mis pariculaeteate los interests tabsjon de Paul Sdhider (Vie- fa) y sa Gltima monogratis: Seele amd Leben ("Speingerschte Monogr” Be'= lin 1923). Fl tabajo de Alfred Storeh (Tubingen), aparecié casi al mismo er bo: Das archuehprinitine Eleben aad Denten det Sobisopbresen (Detin 1922), Aescansa ‘si por comple sobre la concepcion analtea, sin que el autor 10 Sign tan fancamente como Paul Sehildes. Los precios” uabajos de Neubess, spateidos ep Zeitche f Pryehoanal, son paramente analicon HL TRAUMA DEL NACIBAEENTO n ides avaneadss, ensayae comparaiones descriptivas entre la psicologia {el eaquizofidaico.y Ia dal hombre. primitive®. Coundo Storch, por tjemplo, esablece en su trabajo, certamente interesante, una compara Cin cate las actitadesafectivas aeaias,primitivas y las actitudes “mi {ficotabsis” e insite sobre Ia “unién mistica” y sobie la “identificacon tismica”, descarta el psicoaniliss, puesto que, en lagar de utilizar Is ‘manera como éte comprende la actitud priitiva, con el fin de ext una explicaciin de la atitud esquizofrénica, se contenta con yuxtspone: las don selitudes, sin percatase de que sustitaje un problema de psio- logia individual evidenterente muy Simple, por un problema enolégicn mucho més complicado, En muestra concepeisn nos proponemos, al contzatio, evar el andl sis psiolégico individval tan lejor como sea posible, con Ia esperanza le obtener nuevos datos que nos permitan zecolver mis fkcilmente ls enigmas de la psicologta coleciva. Y el punto de vist que defendemos aqui, el de Ia importncia fundamental del trauma del naciniento, nos pacece capaz de stisaccr csa exigencia. Tn las psicoss, a tendencia a |i regresiia es de tal modo pronunciads, que estamos en el derecho de esperar y encontrar al Ia mis grande aproxioacién a Ia situacién pe itive, Y, efectivamente, eb contenido de Ja psicosis se revels, sea de tuna manera diteeta, sea_a través de los sintomas de integeaién del pensamiento y del engusje, penetrado de un extrema al oto por vasas representaciones relacionadas con el nacimiento y la wide intcaterna Debemos estar reconocidos a los psiquattas que, por sus trabajos concienzudos, por Ia publiccién de cbservaciones cinicas detalladas, Cayos materiales habian sido uilizdos bajo la iaspiacién del punto dt vinta analtico, nos han permitido verifcarsobte la pscoss Ia valde d fos resultados obtenidos gracias al andisis de neurosis. Remito ata biblic- arafla meacionada mis arriba los que quiseran hacerse una idea de In Fiqueea de Tos materiales que se relatonon con eta enc, y me conte tot con algunas ctas tomadas de la ita publcacin de Storch de a que hie podido tener conocimiento, “Un enfermo, que se eacuzntra en un cotalo prdxima al estapor, ejecuta de manera’ continua movimientos d= rotaciin, describiendo con’ su enano citcolosalredcdor del ombligo. I~ Ierrogado sobre las razones de su gesto, responde que quiere abrie wa ‘gujeo, con el fin de poder eseapase y recobrar la libertad, Esto 82 Véase iquslmente cl trasjo. de Prinshora, may fateressote por Jos mat Hines que all etin reunio: Bildsor) der Geisesbrahen, 1922, i { \ 2 orto nan todo Jo que se puede obtener de é1". Por Jo tanto, es evidente que el tnfermo tiene la intencién inconsciene de volver al interior del cerpo, ya que de otro modo el “simbolo” seria. incomprensble. Alega’ el Inismo. motivo para explicr un acto que simbolizt en un alto grado Ja castracién: “Algin tiempo después del incidente que acabamos de relatar, el enfermo se moriié de tal manera un dedo que se artancé ‘una falange. Y solamente después de haber logrado vencer numerosas resistencias se obtiene la. motivacin siguiente de este ado: Arrancindo ‘me una falange he atraido hacia mi alas otras geates, con el fin de mom. tzarles que me fataba alguna cosa. Pero acosido’ a. preguntas cont tub: "Quetia recobrar la libectads me escuti a través del apajero, como tana cucaracha”” (pig. 7). Storch supone bien que no se trata solamente del desco del enfermo de evadirse de Ia clinica, sino también, en el sentido analio del ter ‘ino, de una representacén “aga” y “oscara” en telaién con la separ tacién del cuerpo materno (nacmiento umbilical); y desc,» propésilo de slo, que 4 muchos esguizofctnicos Ia idea del retoro cuerpo ‘aterno les parece tan natural como al prinitvo la de la tencarnacion, “Una joven esquizofrénca que, cuando cra todavia nia, habta sufrido un abuso de su padre y que se habia cxapado de la cas donde habla servido como doméstcs, presentaba, en estado catatnico, un delcio en relacin con el nacimiento, en el curso del cual se apaedia si misma 2 la vez como niffo Jesis y como la madre de Jesis” (pig, 61). Bata ‘misma enferma hublabs de una dizociacién completa entfe su juventd ¥ su persona actual. Teafa “la sensaciin de Ia presencia en st cor de dos personas, de las cinles una tenia un pasid odioso, mientras gee Ja otta tenia algo de sublime, de_supravexual” (pigs. 77-78), Oven enferma (pig. 63) ergi6 a la enfermern ala digaidad del “seRor Di y deca que en ella y en la enfermera todo extaba concentrado, “desde ‘el Crist, asta fo que habia de mis bajo” Tnterrogada sobre as re ones existentes ene ella y la enfermera” respondié: “No somos mis ‘que uno, somos una sola persona en dos; clla es el Seior Dios, yo 2 misma cosa que ella... Yo esloy en Ia enfermera, y l enfemners tien mi." Otra ver dice que "encerraba en ella el'mundo entero" ante la pregunta: “Qué quiere decir esio?”, respondié de una manera ompletamente caraerstica (ji. #0) Algunos enfermos manifestan la tendencia Ta regresin bajo la for ima de Ia pena por haber crecido, cn contrste con el deseo de erect Jo mis ripidamente posible que presentan a menudo les nifas. “Un BE TRAUMA DEL NACIMIENTO ™ coquizoidaico que habla pasido Ia tiintns, se lmentaba con tono lelado por bathe trcsfeansdo eo aller ao roy ote we hemben soy un nos cuando mi mujer vino a visitarme, no era el hombre, me Fido de st mujer, sino que extba sentado como un aldo al lado de 4 madie™ (pig. 54). Por opostciin con otros casos, dce Storch, en Is cuales “la tansformacign en tajero cn ni le aparece a enfero como sna diminui6n o una bumilacion, hemos ebsrvado en j6venes. uizfeicas que hablan pasado cf umbral de fe infancia.y exabaa Primos a entar en ef ptfodo aduto, un iedo muy pronancads Hicia I vidn y angusta ante la perspectiva de In edad adults que = abria ante ellos, yen algunos, eos sentimientos esaban en conflicts on wnt iotensa vitlided y una gran necesidad de amar, Para apar a este conflict, axpirabun a Fefugitse en la ifanca” (pg. 89). Creo qu cn esta tendeacia tenemos el nileo de lo que, un desde el punto de Wis pricldgio, es capa de jusifict el ombre de demenci precr Ge ht sido dado a ite cuadio mibido. Otosenfesmos raniten direct thant ala antigua teria de la clone, ex dc, la estnca en el cuerpo Imateme, com eia paiete (pig. 42) que "no cree certo que los nos nacan por el eto", pero prtende que eae lx "bol" que absga a nifo en el interior de ia nade y lt partes inferiores de intestino se neuelra un pasie, por el que € embién se desembarsca de 309 e rementes. Bl nif itd encerado on la bolsatapizada de excrocencas sue se aemejan a fas potas de los senos materns y cimplen el miso Oficio. Un canal liga Ia boa con el ano. "con el fin de que endo fea desembarazarse del alimento que abeorbe con a leche”. Ante det nacimiento, el canal se obstruye,desaparece, ya que “no est lit mis cue para Is Limpiens". Ota eaferma, aac de caatonin con copre: motives manera de cbrat por tzones por asf dei, erbrions te", diendo que "en los estads Picco se vente emptjada a bebe Sr ofina y a comer sus excements; dado qu antes, ciundo se sent languid, habla cetdo que tena newesided de ests suslanclas part remontare?, Ex caso de catstonia que Nanberg habia sometdo & un Snilisis oy profundo, Ie deplucién’ de. los excreménios.simbolizamn una autofeundaciGay una regeneraciia®, Bo el capatlo de’ su obry intial "Segundo taciniento", resume ax Ia siuaciGns "Nos eacom resecia de la idea de la ett y dela resteccon; el st. jet, después de haber atravestdo la muerte, suite un segundo nacimien- 2 "Usher den Katstonichen Anfll, Zeiuehr. f. Pseboanalytey Via 192, ua Orro RANK toy finalmente, una divinizacién; volvemos a encontrar igualmente los revestimicntor primitivos y sensible de la idea del renacimiento, a saber, la representacin de un segundo nacimiento verdadero, etc. En el ppensamiento complejo del enfetmo, parir y nacer, ser madve’y 107 nifio 4e enredan y se fursden a veces, hasta hacerse indiscernible: ¢ insepar rubles” (pig. 76) %, Pero no €s solamente éste el contenido de las formaciones delirantes que admiten, sin réplica posible, semejante interpretacién; aun estados psioticos excepcionales, tales como alucinaciones, estados crepusculates ¥ catatonia, pueden sex considerados como regresiones més © menos ppronuaciadas hacia el estado fetal. Debemos al malogrado Tausk Ia pri mera tentativa audaz de formolar semejante punto de vista, basiadose en Jos materiales proporcionados por el anilisis®S, Explica especialmente los hechos a que acabemos de hacer alusién, por Ia proyecci6n del propio cuetpo del enfermo 2 en el itero materno, "Esta proyeccién no seria ast ‘mas que un medio de defensa contra una posicién de la libido corzes ppondiente al final de Ia evolucién fetal y al comienzo de la evolucién extrauterina” (1. ¢. pig. 23). Partiendo de este punto de vista, Tausk habia intentado explicar los diversos sintomas esquizofrénicos: “a cata lepsia, la flesibilitay cerea, eno comresponderia a ta fase durante Ia cual el hombre tiene In sensacién de que sus drganos no le pertenecen y se cree obligado a abandonatlos a fa direccién de una voluntad exterior? Y el stupor catatdnico, que representa 1a negacién total del mundo exterior, no simbolizaria un retorno al dtero materno? Tengo la im presién de que estos s{ntomas cataténicos, de los que se puede decit {que estin entre los mis graves, representan el Gltimo refugio de una psique que renuncia hasta a las funciones mis peimitivas del yo y se refugia enteramente en el estado fetal primero, en el perfodo de Ia lac: tancia luego... Bl sintoma cataténico, la sigidex negativista del es ‘quizofrénico, 0 serian olra cosa que una renuncia al mundo exterior, expresada en el lenguaje de fos étganos.” Y el reflejo de succién de parilisis progeesiva, zo seria también una praca 1 petiodo de In'Iactancia? Muchos enfermos se dan cuenta perfectamente de esta regresién hacia el petiodo de la lac- tancia, y aun hacia el estado fetal (esta itima represién se alza sola- 2% Subnyado por mi. 35 “Usher die'Enstchong des Beciflussungsappatates in dee Schizopheene", Insenat. Zee. f. Poychornalye, V, 1919. "2° Tauak ‘efisla que cl temino “fantasia weting” se debe a Gaston Grin. EL TRAUMA DEL NACINEIENTO % mente como una amenaza que precipita Ja evolucién de la enferme: did), Uno de mls cafe a dees "tet qr eon a mis joven y mis y mis pequefio; ahora tengo 4 afios; pronto seré un niio de pafales y no tardaré en volver al vientre de mi madre” (pip. 25 y sig.). Tausk piensa, ea consccuencia, que la fantasia del retorno 4 Ja vida intrantesioa es una “realidad patolégica, sintomética de la re. acesién psiquica en la exquizofrenia” Si se admite en este punto Is realidad del trauma del nacimiento, ‘con todas sus graves consecuenciss, se puede, no solamente suscribit las hipétesis formuladss por Tausk, sino aon’ apoyarlas con argumer- los sélidos y obtener In explicacién de muchos otros sfntomas.psice- piticos que se selacionan directamente con el trauma del racimiento y sélo de manera indireca con Ia fase antecedente. Tal es el caso. de toda as ri nis patente dees cris amass pil sieas, que revelan, tanto por su contenido como por sa form, reminiseencias mis netas de los procesos del nacimiento, Tstas reset, no tant, coma In tii, une searacén en dot ts pos, pero sin Ia reversibilidad que caracteriza a la qe d fina Que precede al pra stague de eplepia, con su sentmiento. de heatitud tan magistrslmente descrto por Dostoievsky, responde a la satisfaccién prenatal de Ia libido, mientras que ls coavalsiones repro: dducea el proceso del nacimiento, Lo que es comiin a todos estos sintomas mérbidos de las pricoss, os que sepresentan, desde el punto de vista analitico, una segresiin’ de |i Iibido mucho més pronunciada que la que se observa en las new rosis. En efecto, por estos sintomas se vuelve pata los enfermos mis completa Ia pérdida del objeto primitiwo de la libido, retrayendo, fracas a una proyeccién que se puede califcar de césmica, su libido lel mando exterior, que era, ea un momento dado, sustiteide por le Imadte; pero incorporando, un momento después (introyeccién) los objetos en su yo, se vuclven a encontrar en Ia situacién pri tie © hijo). Gracias a este mecanismo esencialmente ps Imantiene dentro de cietios limites o trastornos que puede suf {ud en relacién con ef mundo exterior, Ja paranoia clisica, asf com> 21 a un tnbajo que proporcions wn apoyo de los mis sélidos 2 Ia core pin que defenemos agul y thulados “Bntwidklungstufen des Wid finnes” Cintsrmat Zeiticbr: f. Prpeboonal. 1, 1913), Fezeoal ya habla mostsdd fquee otaque de eplepis cen de notursiena pantcsimies, que representa un Ise ‘nay’ priitiva dl lenguaje de fos geston 0 orto naNk Jes formas peranoes de la picsis en general, producen na imagen del mundo que se aproxina mucho la snagen titolgica >. En ee te, lo que casctrza la puranoia ei el hecho de que en eta afer moiad el mundo exterior Gis cago de una bid cya itesidad super con mucho Ia que implica ia “adapaciga” ronal, pues el mun dp entero se encuentra, por asi decir, transfomnado en wn evo en el ne lena uti ins hn ore ey aera) 8, Gracia una inverién afecva (el od) respec al pe dhs el tro mato, scl del mundo cron olo dende' Puito devi so como a cami, se tnforma en Gio jet host, peo pgantesc, que persue al que ha tendo In and Gia de identifica con el pads (oF dec, el hee) y le impene sin Cette nuevos combats nesta tendency l stor a Ia madve, que el pscico intent 2 Véaae co, obea Midas som der Gebwrt der Helden (1909) a crate sien “parade” de"Tos products Se la imeginain misea (rig 75. 2° sig, 1922, fg. 123). 2 tmereatecotdat" que el. panoico, Stindberg two ta idea de" buscar oa iflucaias prensales In explcctn. dela. peineressacioncs erie imbre y mio" (vase su ob atbiogsafics Die Vergentenbeis tie Toren) aa manera de ver implich clas coclsiocs pric concenintes os Gidados de que eben ier rodeados Tat mujeres Bivian,conclisions en Tas aque no cos deteniomos ay. No isso sino iguncy pass de la, cas de Siiadberg que presenean. on inter particular porn nose ponto de ta (xg Seuch "1, 6" pig 46 y igs), Cuando. 1s mujer que él ama. lo es nbalala por ote “Yodo st Complejo palgulco seve conmovide's ya que wen pte de sf mimo gue pense dr ati una. Nee Se cnt on ln gue Se jue abort” (Eatatse.cnor Sele, pV), “ha el snor © finde con la mujer amada; lege despic que se ha perdido 4st mis imo. y se forma, su iasito de consreedin se tbsly,plowo ce angsta inte ch pentamiént de que puede perder su 30, Bejo la atcioo de le Poca Utformante del amor, buss Hata de, ste si, coo el fig de setmeonrrse (Goetdaew&t Svae® fal de eee Gyat com se mare muel, coo el gue vidios gt ve aed dl ud) OTe es mujeres que se pueden anlar darnte cl embarsza, basta It fon Al pt, se encentts que ls periodon de tempo, 9 sole todo los heros, se Felatonan con el embatszo jel nacininto (aes, aos, nies, hee erm, cern se cogs ences gu fn dn de eck fo fenen un papel parealaey, adem, que sobre ellos devcansan 1a mayer ede anise en fos. que Gino sive del proceliaentoconistnte et [vitae at suet 4 que dign los primes nimers que le pasen por in cabex. Ivor I see ios sure armors (meses de ebarzo), ue se enc Ii cove neon en fngar de eat en redaion con ato stems UUiulo solar eosesponde al Stems. uméico ‘del. “esendaro nator, de Inns sancia que wero, en la mioloia, lo mémerorsagreds oscar cote Indy 10, Ades por ciple, como for mjicints post 9 annoy sub Wado. on nenelandeses 10” (a capa inferon, met, o-c4pa lena dee ‘log a descomposicida, es el gar donde se acaba el proceso de ls traafor fy del cer en vias de decomponcion, enn gutino”- Danad, Meni i 22). Senin ls chino, ab diez segiones del inferno se encuentran et Noi profandidaes doa tera sllaman "pesiones de Taira ee 26 Orro RANK rmente hablando, en etado de represién, Esta tendencia sigue ademés tapers pais tezado, tales fom las que sg el desir pat cquco individual y que conducen de Ie ropesién del aun prinibwo Tie evoucin de las funcionslamacas superar Antes de trata, patiendo det simboizmo del suet, de hacrnos ona iea del smb en general y de Ia manera como se 1 alia en 4 sentido de le adoptaclon a a vida ciilzaa, tenemos que recordar tia vee mis, insistir pantcoarmente en ello, ue macs Concepcion telat Is inpotancs primordial del trum ‘2l nciminto ence Su apoyo mis Fme en la inerpeacion anaica de los sats, cuya descipciin dtlladsreervo part oto trabajo, que pblié mis tarde Me basta aga com dele que is expevenis aalitas gus he mencio nado al principio de eta bra nor ponen ea sitcon de dat'ana base real a fantasi Hamada “ntaterina que el sols haba deserts én buena hora y cua presencia y papel an sido confimaes por nue. ross obseracones gut, desde Fed han sid pablcadasen la Iierates Priconaltca, Las cencusiones que implican eas observations Son de tina enorme sigifcactn y por consiatnte es impottante que no quede Ie menor das en cuanto‘ susie del neko de got se tal Le cxistenia de toa fantasia del rfomo a fa via tauteiea tan ier 122 como fa de la tendencia on tna capa Posteroc del escola, volver al cuerpo paterno, tendencia revelada por Jos ejemplos de suefios Iamados “espermatozoicos”, citados por Silberer , Pero no pueden see sino fantasias en el sentido’ propio del tézmino, sugeridas por conceptos adquiridos por el sujeto de los procesos sexuales o por lecturas relaciona- Aas con esta cuestién. Pero el aniliss de suefios, hecho con un fin tera- putico, muestra irsefutablemente que existen en los suefos reminiscen ias 0 teptoducciones directss, totalmente inconscientes, de Ia situaciSn rauterina del sofiador 0 particularidades del proceso de su nacimiento, que de ninguna manera pueden ser consideradas como evocaciones cons: cientes o productos de Ia imaginacién coasciente, porque los hechos a que se refieren jamis han podido llegar a ser canocidos por nadie. Sin duds, al sofiador no le hace falta utilizar fuera de tiempo lo que ha ofdo 38 Encontramos Ja peimeta exposciin isin de una fantasia de este ‘ero en un libro publicdo bajo seudénino, de 179%, oa el titulo: "Meine Gese ‘hichte eli eboren worl, Hine aostindige Posse oan Maan inn graven Rode (Nexdricke thterrbisorschen Selienbetien, NP 2, Berlin, J. East Frensdort), 18 Silber, "Spermatoroentume” y "Zar Frage der” Spetinatorocntriume, Isbrby WW, 1922 EL TRAUMA DEL NACIMIERTO 87 Felnae acerea de su nacimiento, pero lo hace de una manera tan caracte Histien que uno fieweutemente se sicnte obligado 2 dar raza. a la Iinpresin (y# menudo se trata de una “impresiéa” en cl verdadero ido det temo) dococete de wader coin reer cone Uiente, No podsia afiemar que pueda set reproducida In estads, en tind de espematanie en carp del padre! me parece al conti ip asada eos suis “espero” + els de Ts pnts Te vista que preconizamos aqui, cs posible reducitlos a suefos “intraute- fines" que conecsentos adqutidos enn momento dado han peritide iraforinar en sacdos “expermatozoicos” ™, Aun muy 2 menudo, Joe tucios "espermatozoicos” se revelan como sucfios “intrauterinos™ disfa fnilos, dado que el solo medio de volver al sitero materno ‘consiste en Fetornar al estado de espermatozoide. Asi es c6mo los sueos en cxestin pueden ser més bien considerados como simbolos de 1a separscién del cen vista de una reuniGn duradees con Ia madre. Es que la stwacia Fetal, al menos dorante el Gltimo periodo del embarazo, y la situaciéa Correspondiente al. nacimiento, forman parte de La experiencia directs {el indvidao y son, con ete eo, cetamente susceptible dey Esto que afitmamos es, pots, ai mis ni menos, la reali fk "Yanasa intrauterine, tal como se manifesta en la vida infant, ci los sintomas nenéticos y en el dormir fisiolbgico (sueio) Fn el propésito de extraec de este hecho Ia primern consecuencia que 1 Pi pi est dc, wn core mt fextratdas defo que se llama la realidad, es decir, el mundo exterior {que opone a la faerea del inconsciente, tan grande como la supongamos tin limite natural. No llegaremos a negar la realidad cxterior, si bien pensadores de primer orden, que han desempefiado un papel capita fn la historia dt espista humano, entre otfos Schopenhauer ens filosotia idealist, se aptoximan considerablemente a esta manera de vet. "EL mundo como. representacién", es deci, como mi representacién wividual, como una representaciéa que tiene por sujeto a mi 72, 6 ha concepeiga que se apoya. sobre Ducnas razones psicoligias, cuy> Aescubrimiento y revisi6n, sin restringie en nada la realidad del mundo feterior, explican y sican a Iuz Ja fuerza de la “representacin’. Todo Jo que se opone al jo puede, en efecto, ser dividido en dos grupos, de Jos cuales uno comprende Jos objetos que forman parte de la naturale 7 Fis opinién ya babia sido expresada por Winterstein (nage, 1913, ). 28 rr nak com tl, y el ato Jos objets ceados por el hombre que forman lo ate llamo I clr hana, Aor lea ee fo yur ence cultura, después de sus primecos dexabriecrtos co el del foego 9 os les, asta as invencions tics mis compliaday, ofl ete gue 0 6 solamente una cién humana, seo también tna evita seqin el modelo humano ™ y que ce eta dima circumstance coe justifies Ia concepciin otropamérfica del mindo, No. potemes dese foo em a deooiradn dallada de ex anc de v2 lac ten a historia de la huranidadprimivay lade on paces ‘civ aos como los datos del aniliisapotan las proces terse Lo «que importa ate todo es tener una idea exicta del mecinismo pices Por cual se efecda toda invenciin, que no es en el fondo mise €l descubrimiento de lo que exists ya en estado lates; ders Sel ‘mecanismo al que debermos la acividad eradora gue se elle eee nilos, donde podemos sorrender al hombre rectetado el musio eg 1h’ manera en que fae cred ” 0 Aboles ados™, no ex Eleicas CinsinGvamente), su vex, sino por fo mismo que recordatn In 'iida'y protectors cavidad iateteina. No es otto a rcuerdo in Consent que gua tambien alos pljaros en construc des nos testinas 4 repli Ia clsan protectors del huere, a rep fim tenfa que acentusrse, determinando, « molica que tno se Ej del trauma. primitivo, foraciones ssittvas mis yond sl tli, Gm abn ts nme gs © nf tvs tal como fo prnca Ia angostia que embarg todavia a nifo mo deo cuando se cheunisa en tna pies oscars Ya se tre de le tna cab de folloje (nido) o Al prime “lta, de hogar al fuego sagiado (alr matero), o de primer exboo del ‘omplo" (lamplovcavems Ge Ix Tada) que representa el techo 0 ie casa deta a servic de proecién a te fsyo,o de ls tempos ovintles de dimensiones colotales que cocesponden'a. las proyetiores les ci de cnn fms (Or de Ba) Cn el temple greg, con ss colmoas en rcmplaso del tron de pvinidv, que representa ls pina barman yw apts eabeas) fin acadby, sparen como ie idazacién mis cube de ee ecg putamen humano del que encontunes una expresié tn ingencameste realita en el Canter ellos Cantare, ya se tte de tempos otcos de pan a, les: Ran od Ean (tn Joan. of Psycbomayty, I, 1924, pig. 170 ¥ sige) Roeim ha reuse, segin Lalas beetaah, suns ales Lisboa cane cried eet Fo cs feo irc ean dl ebajo "de W. Mathews (CMytis of Geststion and Pastriion' mee Aviroptly WV, 1902, pip. 37) aue_bapodido eater el sinbolons ‘kd nsciento cua gan ater mio 1A Meant la linen de les puntn de vss mitoligico de Jang y is conceprionss biolgiem de Ferenc, Foil Lorene bs initio. vveite soe Ste Signtcado sinbdlico (ver sa’ estudiar "Dee. politshe, Myth. Beicige ‘or Mrtologie der Kuli’ Tiago, Vil, 1920; e1 mismo trbaly he epareale sym, on on fom tal et) orga dee Sita de integral peguic” (pig 57 del volumen)’ para Gesigat “ln aap fin de Ln teldad @ aoeston dese 5 occas, bajo Ta fluent Inimate_y"deciva de lr selcones pvimordales que, por medica dea Imadreinago, se etublcen corel otal y el mundo exteriors 90, orro rank 4a Edad Media, con su retorno a las sombrias bévedas que se alzan hacia el cielo, y al mismo tiempo aplastan con su majestuesa pessder a los fieles reunidos en Ia plegaria; ya se trate, en fin, de los rascacielos ame- ricanos, con sus fachadas lias y sus hendiduras destinadas a abrigat los ascensores; en todas partes y siempre nos encontramos en presencia, de una reproduccién que sobrepasa ef simple “simbolismo” del suefio, {que sobrepasa aun al arte como tal, por lo mismo que todas estas creacio- nes aspiran a reemplazar, de una’ manera mis © menos comparable, la sitwacin primitiva, es decir, la situacign intrasterina, Este caso tan simple de adsptacién del simbolo a Ja realidad nos abre las perspectivas mis vastas sobre el conjuato de Ja evolucién humana, ‘os proporciona un hilo de Ariadna que nos peemite orientarnos en la rultiplicidad de sus manifestaciones, de relacionar las unas coo las oteas y de subordinarlas todas a un principio comin, Gracias a él compren- lems cémo la habitacién det nfo, ampliacién de la bolsa del can- ‘guto y del nido, es ampliada, a su tumo, después de haber reemplaza- do los pafisles y la cuna, para transformarse en la casa", imitacién ins: tintiva, del Geto materno, Ie ciudad protecore™, el “barge” fort ficado 2, y finalmente, gracias a una interpetaciéa mitica (proyeccién cen los clmientor de 311 seen ge cosble co eam ao wm, cit conn, sles at cya eer ten y diame mst Fata, ch far nets bjs, abla amido tein sche a Wonad coe cael a haat, pata fst 7 a Somrucdone ans poe, porta pare, dao aie i cao el fo ena que cl homes se deiss Came touch ye empl ts doe Scheel amit El oer lsd te Couespndia +I peal ag enc ques sumer sly tr lt paaens fir aiven prt deigast gue ex aceon ns rl iy mace ok ite elcid on iin de desea, de oni, plas Sl Sow usu {pea lat Gomes), ea), ase $3) qe 1a ples gemiie "WAC" (op) dBase” Cin), “Bee (Sse ee va en Suen), “Hols” (Seog on alenda) er® Mendes et is cama th homie nesta en leg Sar ats an deo ene He finer tua cian ft ena tele lade y Basle as cece AEC enbn‘a nado exstuas que tprsealtta Ino means el Tsp, ps meno unien ane: psias Sen emi se 10%. (Der Sohn Creston, Math 93; De Crabbe Noah 1993, ls Pema p87 So Sey gue concee «i Gad como sinbolo meen, vse mi bj: Um Sididie werben, 1911. oa Se En pla temas “Daeg” prea we pets con el temo “Bee [EL TRAUMA DEL NACIMIENTO a1 troyeccién) de la natualean (tierra, cosmos), en formaciones sus sas ch rodeos de despnsamieno de uric aba, ts fomo patsia, naciéa, Estado, que, como Io ha masteado Freud, se ree ‘onan con ta historia de Ia horda primitiva, y en ta comunidad social tnis tarda, con Te ecunca coleciva ala madre y a la posesin. colectira te gta, Sowiin Pread24, el padke peimitivo es asesinado por Ios hijos que syuicten volver a entrar en posesién de Ja made, es deci, volver hacia th madre, a To que el “macho foerte", el “padze”, en quien se encasnaba tu angusta", insprada por la mate, oponta’ un obsticulo exterior Pero una vez en. posesién de la madte, hin debido renunciar a éta porque, tal como Lo mvestran las Fiestas oriésticas en las que los prim {vos celebraban sus muertos, si todos pudieran poseer sexuslmente a la inate (promiseuidad), 0 podtian todos volver a su, seno, Tal es la tna palguic y real de la "mentica heroics, es decir, del hecho de que, Gn al mito y en la leyenda, es uno solo cl que puede wnirse con Ja toadre, el mis joven, quien no tene succor. Tste tema psicoliico puede ser considerado como Ja raxin decisiva de la formacion del Estado puramente mascalino, hecho que ha tenilo onseeueadias tan importantes en la historia de In humanidad, Desle {punto de vista soci, en elect, era necesario que uno solo se identifi- Cara con el padke y soictaen su gar, con el fin de deiba la berera ge, como Io india I ples "mtiarado, aca aces «Tmo ‘ie%, EL restablecimiento de la potestad palema se cfectia asi gracas ‘va tansferencia del miedo al nuevo usurpador del Inger del padre, Gs dest, al jefe, al rey, pero csta vex mezclado de Ia veneracin que, én otto tiempo, habia inspicado la madre. El que este jefe, ete rey se encienize ahora. protegido por "derechos" (contratos) conta Ia repel ion del erimen primitivo, es deci, contra la suerte que habia covrido su prodecesor, se debe al hecho de haber €1 sustituido a la madre, en sa Tacnifieacién con ésta, Jo que le confiere Ia mayor parte de los derectos, ‘que voluntatiamente Ie han sido zeconocides. Asi es como en el régimen Ilamado "pattiareal”, ef "derecho", es deci, la protectin (contractual) reciproca, el pretigio socal y el respeto de los otros, se vinculan con Ja fase natural de adbesién a Ia mailre, que descansa, por una pate, (ona); de donde “veges” (cond). Panta, ve dei “Fad (ier Cig") aves pap 6 “ES 9 Ta) Piel olin y nish day 30 Bact Dar Mvmt, 1061 (28 clan, 1897)- 92 ‘OTTO RANK sobre Ja protein que és oftee (protecén intautetina) y, por ot pie reser he a near tpererng eatin lence pecalt con ccna jefe se expen por e hecho de pee est aad, proteido, cidaos en una flab ott on ets que representa a la madee, es, por otra parte, odiado, torturado y ase- ‘indo’ como el repesenante et enemigo. pimitvo (pees) tena te ta'madte, Tas restcciones. (ceremonial) = le que eas amends pe, 4 menudo, parcenanigadas todos sus “derechos To remten sl shoe Sib primiia, pena de volupuosdad, al logar nde el key nase MNGi cacti 0 pe yc to aparece con una eidenia parculr en el “alto soli, cuya impotania no reside solamente nla Idotfeacibn conscete. Su pode todopodern sno en gue ofrece'uoa fuente Se vlupondad Poucho mis profundse inconschat, que Uene su nigen en In eprecer tain priv relia al nacimtni> sepia ln ao sl, ye oo levanla'y se pone todos lv das, sera‘ tmbolo del site jul eae 2 la'maana J race a a mae por la noche. Ba la vila de fos topes Pertanos eyo cercmonial conesponde le idatfcacén con el wee nests ans expen pariedennests cant de ata onsapsbee eA fnca no va jams pig sno que en levadosimpee ea un’ tte, Ne se alimenta nunca solo, sino que alimenado por aut mujer No lew un vestdo sino drante uh aly se lo tca en spells, 7 dc es vesidn Heros at artte un da son quemados al lo de soe nese inca no toma Jamis sa slimento dos veces on el miso telson; to utliza cada ott mis que uon sola eds Ast es camo el a tec todos ls das como unser ust, con dl ladante de las meen de lt ue rei todos ls culdady” El fea el ac de ek consinkemene et por as dec, fe slaw maeods park sein ae Ia excelente defnion de Fuinnaan, Pero tolo ele Gil caso menos semetido a vn ceremonial anloge, en tlacéa fon el nucsionts ot Sacerdoterey dela Noera Gaines to debe moveney hast ete domt Scolado (oto, segin parc, asegua el equine Is mses) €l Japa antigo, el emperidor estaba oblgado a pentane, oles tmatanas ducante tchas horas senado c6 el troeos ls neta ta tie Pal inn etcetera esi ce. ra se, pre om eae aver dee conlemso ne seakel atea Sean 35 ulman, Rech der Inks, Hoon 1922, pig. 32 (de In clea “Kul turen der Erde” Ltd. 1.), . Teen aan ‘TRAUMEA DEL NAcTuTENTO 99 Cobees (lo que reuerda Ia idea que todavia se hacen autos ais mnoernss el aco de pobemar: rer touo el poder sobre Ita), pero debia quedasevigido como una eitatua, I cers lov oom 1s Fao ylasperas amv, pan no corer el iigo de alrer desgr Cis pfs Gegén Kampfe: tory of fepan) : Heyes, pues, primitivamente, no el "padre, sino un hijo, y un bijo ty joven an infest menor, "Su Majeted el Ni", que fins po: I raca de laste Ya hemos meta mis acba emo te ba podido fon et ise, Ia mis eemental de Ta oganzacign soc, este Bxida infant. El gran valor que se atribulasntsiomente a Ia mujer (ase sputo geil) que, despues de haber encontrado au expres ex In angus culo, habia dejadoresgos en cl "mstrircado” ha dbiga Slsspusce en I organieacon soci lero, funda sobre epee Cao, que Feud bate drier de la hosts peimitvs. Jato 7 Severo sin Violen, l padre se erige en una suerte de bates conte el incest Cont Ios déseos de stoma 2 la mate; dicéndolo de oro moda relma st funcin bioldgca.pimitiva que conite ea sepatat los hijos de a made, La angusta exprimentsds ante ls nnd ce transforma ex ‘na venracién con respec al rey 7 las iahibiones que represents (Gees, Estado) contra las tendenin el yo Lon his (cudadanon, Sites) adoptan asa sespecto a doble acid conoid, en relacin Con el complejo Ubidinal de apo, y is disminucon sttenstica dt Color socal de la mujer, que sucede 4 a alta estima de a. que habla ozado primitivamente, aparece como una racciéa conta la dependencis. Infant que el hijo coovertido en pede se rehusa a soportar ins Inigo vmpo% 2 BL tay 0 el dios no esti selads como wa extaa, pero I estat pe peta ete ehado bensentcado de topo © inmoviiad (abe el eaptlo si), Us coro, la mis precins de le ofan, se vnc em Gio a0 © fs enia (snbolo de Ie tere) del sein acd soar que vo peels ‘u sombre significa ia tnminesla ea peign ck une pare de misc. 1 Gero capa sgniicaién Tlie indicate, tine su" ogc fa fest tvs pniive def matiarndo (mujer con pene) 7 cuando se conse Sno el jefe macho. que, come Tos secerte dea mis. alla antpied Igual -concepciéin en Ja mistica china, ? Bele 2 Fit Gis: 'Semalvorier be eifahcn Esintngen’ Imego. T1934. 4 Segin, las invesigaciones bowls, todavia ing, de. Ferenc. la tira svi camo sata de made punt de Todo lon sees iene teal agen dl mar (mar come sinter) [BL TRAUMA DEL NACIMENTO n que representa el primer efecto de la adaptacién a las exigencas de wha vida mis Cvilizada, parece que el hombre, decididamente por Imei puramente Hisics, se apactara de la ensjer, objeto de sus pr Imetos anhelos de dominaciin’ libidinal, Parece, en efecto, que’ el caderezamiento fisico del hombre, Ia elevaciéa de la parte superior de su cuerpo, que se ha vinculado Gltimamente a la invencién y al uso de las peimeras heramientas*, constituyen el primer paso decsivo hacia In “humanizacén” del hombee, la primera victoria de Ja cvilizacién sobre el teauma del nacimiemo y sus efectos pstquicos y bioldgics. Al Volverse bipedo e inventar stiles destinados a penetar en I materia, cl hombre deja de concentear su atencin en los éegunos genitals de In uj y se adapta, genralizindolos, al mundo exterior que, en dltimo anlisi, se le aparece come teniendo significado materno. ‘A In géoess de ls ities se vincula esteechamente la de las armas, que, al pincipio, quizés no se distingufan de ellos y podian servic a la vez pata el teabajo sobre Ia materia y para la cxza. Esta, a su turno, puede fer considerada como un medio destinado a seemplaae Ja alimentacién provista por la madre, y esto tanto mis diteclumente cuando uno se Temonta a las fases en que la madre era verdideramente la fuente tnica y aislada de la que se alimentaba el individuo. Cuando bebia Ia sangre Caliente del animal que acababa de mata, el hombre experimentaba una sensaciéa que recorlaba a su incoasciente 1a que habia sentido antes ssorbiendo los iquides notrcios intravterinos; cuando tragaba la cane ‘da seotia sin dda una senssciga sndloga, pucsto que ciertos mits, en los que se trata de la absorcién de care cruda, hablan del héroe que, eacetzado en el intetior del animal, se nutse con sus partes blandas, Seconsidera que la “incorporacin” de la carne animal, cuya significa. ‘ido materna ha sido recentemente destacada por Roheim , ¢3 apts, nn en I fase de uric tonic dl pe, par omnia a qin |i “iacorpora” Jas fueraas del animal o del horabre comido: interpreta- in ge sae ferent deltoid dels sus nue, As fs por ejemplo, como fa piel del loén en la que se envuelve Hérales ce be eases 6 cate set racing (etapa ae 10 Paul Abberg: Dat MenieBbeitriiel, Versch civer prizipiellew Lisang, [Ey ator vee Ix humaniacgn ct resultado del uso alas hertamienas 9, at, del ko de Is pledes lanza con Ta mano, Nach dom Tade des Uroarers (Comuaiacion al Congreso de Berlin, se- tiombee 1925, Image, IX, 1, 1923). 98 orro Rawk animal, sino también de ascgurar su invulnersbilidad, puesto que de ella, que 1o envuelve, extrae In misma seguridad protectora que la que ‘procura Ia vida intrauterina (lo que recuerda el cao del negro de Aftica partiendo pata Ia caza, se pone bajo la “proteccién” del cosdén umbi- ical). Conviene ademis recordar que todo medio de proteccién contza los peligros elementales 0 los ataques (armados) humanos, desde la ca- vyeia subterrines 0 el hueco de Aol, hasta el esendo mévil, el carro de guerra, el barco submarino y el tangue, no es en el fondo’ mis que tuna reproduccién, mis © menos simbilica, del Gaico refegio natural y seguro cuyo recuerdo inconsciente ha guardado el horabee: Ie cavidad intrauterina #, La piel todavia caliente del enimal, que es para el hombre cl primer medio de proteccién contra el ftio, constituye In réplica real de los relatos mitolégicos en los que vemos que el hombre, para secalentarse, se introduce en cl mismo cuespo del animal 4 La ambiva- lencia del stcificio animal del periodo ulterior, ambivalencia que implica ya la simple designacién “sacrificio", se explica en gran parte por este significado materno libidinal y exptesa Ja pena que produce el que 1a ealizacién parcial de Ja situacién primitiva no pueda ser obtenida sis que por el asesinato de Ia madre ("sadismo"), que es reemplazado sis tarde por el solemne sactificio totémico del padie primitivo, ast ‘como aguélla, en tanto objeto de la codicia libidinal, es reemplazada en un momento dedo por el ideal del yo paterno. ‘Teaemos un ejemplo muy bello de esta evoluciéa en Ia fiesta de Ja primavera mexicana (Ochpanitali = retorno), en el curso de la cual tuna mujer que representa la diosa Tlazolieot!sufte la decapitacién. “La ictima era en seguida despojada de su piel, con Ja que se revestia un 48 Recordaremos Ia tadicion cldsiea, sogia. Ia cual Ie anujenes persas hes Irian logrado detener Ia bude y el pinico de sts masides hjon ante los ‘melas, descbriendo sus partes genitals: roganter nan in mieot ‘matriem #0! ‘nsoram velit refugere (Phaatco! De vit, maliram, 3), 44 “Todavia en nuesitos das se considera como un medio curativo el ene volverse cl cucrpo con In pel caliente de un animal reign muerto, porgye te. Froduce la stuicion inrasterina, Empédoces ya habla dado dl nomine de "pel de earner a las envoturas del feto (Ver Schults: Dokumente der Guerin, 910, pgs. 22 y 128). Aun hoy, los vestidos preparados oa teidos de origen anil fon consierados como un medio de proteciia contra el flo. (que se sini por primera ver duraote el pacimiento) y consttuyen al mismo tiempo uo me dio de satisfaccién Iibidinal gracias-« le sensicién del setomo parcel el cli 4 Gtero-matesno, FL, TRAUMA DEL NACIMTENTO 9 fucorte que repeesentaba a 1a dioss on las coremonias ulteiores, Con In pict del musto de Ja victima se confeccionaba una méscara con ls que se revestia el hijo de la diosa el dios del mate Cinteot?”. (Danzel ‘México, 1, pig. 43.) Estas singolares costumbres servian ademis. pars fopresentar un nacimiento (el del dios del maiz), que se simbolizaba jor Ie actitud que se daba a la imagen de le diosa, quien mantenia las nas separtdas, se puede relacionar con esta actitud el aspecto del hijo, Ja cabeza cubierta con In miscara hecha de la piel del muslo de Jn diosa. Agut vemos también que el pasaje del sacrificio de la madce (1ioss) al ssctificio del padre (sacerdote) se efectéa por mediacién Wel hijo que, de resultas de este cambio, vuelve hacia Ja madre. Los fncrificios humanos primitives, de los que el calto mexicano nos ofrece Jos ejemplos més patos, nos muestran indudablemente que el sacrficado fe considetaba como remitido al seno de la madre, y el acto mismo del fasritiio estaba destinado a reproducie el procesd del nacimiento ©. "La idea del sactficio de los prisioneros dominaba hasta tal punto le tmentalidad de Los mexicanos que Hegaban a compatae el nacimiento de lw nifio com Ja captura de un prisionero. La mujer que ha dado a luz Un aos el guerrero que ha hecho un prsionezo; y In mujee que Ite drat pat el gure cdo en mance dew enmige) ‘masacrado sobre a picdra de los sactificios” (Danzel, México, 1, pi {0a 29) 9%, También en el curso de Ia fiesta Toxeall se sactifica ‘un Inuchachito que, durante ua aio, habia sido venerado como un dios; y sacificado como el representante de ese dios. Este ao correspond, {ul como lo hemos dicho mis arriba, al ao. gravidico de 260 dias, lutante el cual el muchachito habia sido constantemente escoltado pot ocho pajes, a los cuales se agregaba una jovencita durante los veinte llhimos dias (segin Fuhemana: Aféxieo, I, pig. 15). Cxcemos haber entrevisto en el “simbolismo” el mis importante medio de adaptacin a la realidad, en el sentido de que todo el “contort” que In civlizacién y la téeniea procuran aumentae sin cesar, tiende de Una manera continua a crear formas susttutives del fin primitivo, y 10 gue Hlamaros evolucién consstria en el alejamiento progresivo de exe fin, Esto es lo que explica el caricter tan singular del simbolo y ta 4° Tn Jos manuscritos figuetivos mejicnos el sacificado es representado a Inenudo como préximo a predpitrse desde una altura, los micclos flexion ‘hoy y pedximos ab euezpo, Ta eabeza hacia abajo (Dana, México, Bd, 1), 4 ‘nice Batint ds de ‘este manera de obrar una explicacion peioanaitica en: "Die mrexikanache Keiegshiroulyphe. Alachiall, (image, IX, 4, 1923) 100 OTTO RANK. reaccionan los hombres, que en ciestos «as0s To reconocen ficilmente, mientras que en oltos casos" chasqueados, se desvian de él. Es que ¢l mismo mundo real, creado por el hombre, se revela como una cadena ininterrumpida de formaciones simblicas sin cesar renovadas que, enteramente destinadas a servi como susttatos dle Ja realidad primitiva perdids, a 1a que imitan lo més fielmente posible, deben recordar lo mengs que puedan el trauma del eacimiento Jigado a ella. Bto es lo que explica, por ejemplo, por qué un iavento tan ‘moderno como el “Zepelin puede ser empleado a titulo de simbolo inconsciente: es que el “Zepelin” reproduce un modelo inconsciente Primitivo que se reconoce en él. Abordando el anilisis de la mania de Ja inyencién, Kietholz habia mostrado, ea ua hermoso trabajo, que todos los inventos pricticos apuntan, en iltimo anilisis, a disminuie los obs- téculos exteriores que se oponen a Ia satisfuccién de Ia libido, tanto ‘mayor cuanto mis préxima al estado primitivo #. Se ve en algunos de ‘sos casos que los enfermos que buscin descubrie el perpetnum mobile 0 feacontrat Ia cuadratura del ciculo, no aspiran, en el fondo, mis que a scot el problema que concieme a ls poi de a permanenca Jo més prolongada posible en In cavidad intrauterina, a pesar de las dificaltades derivadas de la desproporcién de los tamafios. En certos casos de invenciones eléctrieas (aparatos atravesados por cottientes cil das invisibles), un andlisis profundo del sistema delirante del enfermo ibs pevmitr ‘stablecer In presencia de una mers racién al trauma La “formacién de simbolos” consttuye ast el fendmeno esencial y primitivamente humano, que distingue al hombre del animal y Je per- mite adaplarse al mundo exterior, no por la modificacién de si propio ‘cuerpo (por autoplastia **, como’ lo hace, por ejemplo, la jirafa, que stir su cuello hasta In altura en que se encuentra ef alimento), sino ppor la moditicacién del mismo mondo exterior segin los modelos pro- Zur Genese und Dynanib des Brjinderwabas, Comesicocién al. Congreso de, Belin, 1922. 48 "Segin Tausk, las “eorientes elétrics", de que hablan los exguizoeéni- ns, cortesponverian quizis a las Scassciones ‘experimentadss por el ecient cdo de resultas de las peimeras manifestaciones funconales dé tu sistema neu rormuscular (1, pi. 27, nota) a Segin Ferenc Hjveriche Materiliztions Phono Patboneuroren, 1919, Ph eins capa la base 6 psiquial™ (pig. 29). (tysivie wed 24) este autor hace notar que en le histeria pox nics bre Ta que descania el sinbolismo de le vida FL TRAUMA DEL NACIBEIENTO tol vistos poe su inconscente aloplastia). Pero nos queda todavia por decir Dunas. palabeas sobre el medio de expresin esencalmente intelectu fue, con la posicén erguida, diferencia fundamentalmente al hombre ‘kt 'snimal: a lenguaje'y su evolucién, 11 simbolismo constituye uns fuerte de lengua muerta ®, universal, cuyos elementos estin repartidos for todas partes y no conocen fronterasTingisties; por otra parte, focuentran semejanas, analogs y correspondences fonétias y lings fs entre Tenguas habladas por pueblos distantes unos de otros, que for lo tanto no han podido jams ejercer la menor influenia entre s Fite hecho notable, revelado por el anilisis, se vuelve comprensible si, fn lugar de ver en el simbelismo un derivado de le lengua, se concibe tw como un producto del “‘simbolismo primitivo". Podemos igual tmente admiir que los suefos de animales que conocen una fase de In evolucin feta, reproducen Ia situacién fatrateroa; slo que estos ai insles son incapaces de dar a sus representaciones la expresin verbal que es tan carseterstca para ol hombre. El hecho de que el hombre haya adquirdo esta faaltad de expresié verbal se vincula naturalmente con la evoluciéa Filogendtica de los centros y funciones superiores; pera aun en Ia eyalucin individual, el sonido puramente animal poede se: Considerado como constitutivo de a fase incial del lenguaje asticulado 1 primera reaecign que sigue al nacimiento consis en gritos que, supt tniendo de tna manera violeata la molestia respirators, disminuyen la Cousiém afectiva de Ia angstia®. EL iio repite en segue los mismos fits, todas Tas wees que sient ia necesidad de estar cerca de la made, Yl acitud de los labios que adopta tomando el. pecho constituye I: huvtud ms favorable para la formacién de la silaba universalmente humana ma 8, Aqui podemos captar in sate narcendi la formacién de sonido-a pactie del simbolo'®, porgue los labios plegados en vista de Ba wn trabajo de juvenad, Schelling ya habia Becho aotar que “le fem oon eos antigua del rund no cancels sige designacions concreas”. Veas igual Iente el tabajo de Hans Appelbach: Fine Uweriachang ber dew emotiondles Uhintiee der Denkproseit, Wein, 1922 Det arto que te ecapa de results de la decomptsisn dle los pulmonss llegar dicectament, segin Te teria fogendtca de Peiffer, « Ie formacion {ic lave y al eanto (Comunkcacl6n al Congreso de Brli, set 1922). En io al mdsica, os andlisis han mostrdo que se vincla, "no al tenuma del ma- fo si I sitaciin laeautrina. 12 'Ver aohee ese tema’ S. Spicleia: “Die Enschung der Kindlichen Woste und Mama's Image, Villy de 1922 1S "Sein Ia csuela conducts torteamericana, es palabras comenzaian poe formatseven la litinge, de una manera completmente plist, 102 Orro RANK ta suc consitiyen Ia primera tenativa de sustitvciba de la made, cent In aya de an Upentivo por ast det auopasice, iyo esas provoca, 4 su titno, el primer grit de angustia penose que scala la Separnciia de la madre, Esta concepcion cuadaa may bin fon la teoeit ae la Hamada sexual quc, en a fae Corespoodiente, exprese el deseo de realizar de nuevo Jt uni fatima conf cbjto. Sets facil mostent gue el simbolino entra en buena parte en a formacin de palabras 1 de lengiaje, que sfcicia con el lempo uaa serualizacion cada ver Toayo,y que unten dexrapean wn papel impetus ca eco ea Su form Ins primtva, el dibujo (eit figurtivs), que pueden set Considerados como los primers sustos de la flab, Tait se apeera de eto simblos, los ceprodae de una manta pail y fos hace ai aptos para convesine cu objets de goce etic, mice gue en os ncologimos y en ls descompenii del lengua eos Cnfermes psiguces los sinbolosrcrograan hacia su fae pate, 7 Tyan a sr una fuente de angestiay de semaines penose Después de haber mosralo ast que ln mayor parte-de as erexciones humanss, desde el sochodeseo noctno hase Is manifestacons pot las que se express Ia adapacén a la realidad, ceprsentan elt taaas tenativa de raizaign dele sitiacion primis, cy dean, de epaimie @l tuna del acimiento a una distance iactedble que lo qee. 320 Hams el peogreso del cian seprseta una sere continu de ten tatias gle apuntan a esablecer un compromio ente ln teen Pulse al rctoro hacia ln adie y las necsdades que imponea el ejamiento de ella vos adedicar ganas palabas,surende el car de la evolucidn, una manifestacién que se vincua estechemente con fl recuerdo del tauina del nicimiete, y que se resume especialmente to el Harada la vocta 4 lx natuicca’ En efecto, al Cominar an poco mis de cerca I actitd del hombre on sespecto a i naturales forprendemos ali une asimilacin todavia ms antroponbefea, en el fcrido de que Ia perspectva en gue el incnsciente pecbe fe fe meno tanifestaconcscfomicas ola miste que aqua dvd la cual Dra teprodicilos en sn cviliacin, Es en'lk mitologln que, Uae 3 cbjto fos fendaenos dela natraeen donde vlvems a mconteat EES nis notables supervivencas de exe efwern de simcign ode Spetber: “Ueber den Einfluss sexuller Moment und Entwicklung dee Sprache’ sewuelen” Ursprungs. det "Ver Freud: Das Ui nf Enteechung Imago 1, 1912; ¥ Beray: "Zoe ypothese de Ibid I, 1913, ty 1913. (Kien Schr, IV, pg. 429 y sigs). HL TRAUMA DEL NacACENTO 103 aptacin filogentica y ontogencamente, EL aconato, on fet fobs, Sao evi eo. condiciones de sus a la made lor la poriga del mundo extesior que forma st ambien iamedito , hsetfivaments, por el mundo eseror en su tlaliad: las manos de ir'yarera‘o engin calcnte, mis tarde las mantls, 1a ina, la be inf pcamente conan pe tho en os mits en que le tetra tangible y palpsble pieranent, pus el Glo eas esa incresoidad misma, son coasiderades como [Sloe mateaaimente proteoces. Ante de a feta eo lags, por (i reucrdo que evora dla vida fntcaterin, fo que conse fa ache primitiea materoa, significado que se vuelve a encotza todavia cn. lov ‘inbalsmos” del fugo. Las montfs, con si gruss y sus caveroay sino sues (ali qe a oben sense ma ‘ts gigenteseas cay papel prolecor es paialarmente destacado pot Its miles A modign que uno sed cients dela insufcencia de tos Sas formacions sustalvas, se esfetea por crear tts mis rales 7 nis pevfecas,y coando as & si vez reilan insulates, se ga & his majeuosas construciones compensadoras de Ia imagiacion cree tla creofRiaingenua en el pacseo y en ia supervvenda cle; re procntacén realists de un pais de abundanda @ aspracién idealists Iicia un pis de suefio donde todo no « ais que orden y belle. ‘n tnto tata de cracioneshumanas dec de ceizacién en senda la ye mis estrecho yanis mplio del términ, nos enconte fos en presencia de adapacones i raidad, compleads por elt bjo de fr imaginacién, Pero estas adaptaciones, que comienzan por acts Que tienen su fuente Tos instiats biolbgios, pura egar a manifes UiSones didadas porn concienda soda, pueden ser consideradas, tno se colora en el punto de vist opuesoy que ex el de la adaptaciéa i a catlad al inonsinte, como el verdadero piacpio que presie Ih cwolciéahumana Tae incorporaiba de la natutalees a “or yuna impetigo" que extrae ts elementos de la larga fase “fetal” de ir Gotiién una, se efi mediante el mecnizmo de la pre ect mit, tnico medio de que el hombre dspone pars pec Mataraleat" tal como se oftece a ak obweraciba en el cuako de sis ionatas,primtivas. As c como se expican lodos Jos mits categ % ocanames ya eons bilgi de ta adapacén de totus ince eet ile ania. Verse ete tora Bron Skene wed itn roman tcl f.Pgcbossy TX, 2 198, Ver igalente Fe ran erick Msraiaonrphnomen, 1919" 3g. le