Está en la página 1de 4
Mision Permanente de la Reptiblica Bolivariana de Venezuela ante la OEA IL.2.E8.D-OEA.16-433 Washington D.C., 20 de junio de 2016 Sefior Presidente, ‘Me permito llamar su atencién sobre la convocatoria del Consejo Permanente de la Organizacién para celebrar una sesidn extraordinaria el proximo dia 23 de junio, cuyo tinico punto del dia concierne a la presentacién del informe del Secretario General sobre la situacién en Venezuela, tomando como base normativa el articulo 20 de 1a Carta Democratica Interamericana, Entiende el Gobierno de Ia Repiiblica Bolivariana de Venezuela que dicha convocatoria, solicitada por el Secretario General de la Organizacién, debe ser cancelada in limine por su manifiesta improcedencia, debido a que, en primer lugar, el Secretario General no esti legitimado para solicitar la convocatoria del Consejo Permanente con base en el articulo 20 de la Carta Democratica Interamericana (1); atin en el caso de que lo estuviera, Ia solicitud del Seeretario responde a un uso desviado de una facultad que el Gobierno de la Republica Bolivariana de Venezuela en todo caso rechaza (2); y, por iiltimo, la solicitud del Secretario General carece de objeto una vez adoptada por el mismo Consejo Permanente la Declaracién de 1° de junio sobre “la Situacién en la Repiblica Bolivariana de Venezuela” (3). 1. Sobre la legitimacién del Secretario General para solicitar la convocatoria de_una sesién extraordinaria del Consejo Permanente con base en el articulo 20 de la Carta Democratica Interamericana Dispone el pérrafo primero del articulo 20 de la Carta Democritica Interamericana que el Secretario General de la OEA esté facultado para solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente “en caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteracién del orden constitucional que afecte gravemente su orden democritico”. Su Excelencia Embajador Juan José Arcuri Presidente del Consejo Permanente Organizacién de los Estados Americanos Washington D.C.- Si consideramos esta disposicién en el contexto de lo que dispone la seccién IV de la Carta Democritica Interamericana (articulos 17 a 22), esta facultad esta vinculada al supuesto de que el Gobierno del Estado Miembro no esté en condiciones de solicitar por si mismo dicha convocatoria. Debe seftalarse a este respecto, que la Carta abre al Gobierno de un Estado Miembro en su articulo 17 la posibilidad de recurrir al Secretario General 0 al Consejo Permanente, a fin de solicitar asistencia para el fortalecimiento y preservacion de la institucionalidad democratica cuando considere que “esté en riesgo su proceso politico institucional democratico 0 su legitimo ejercicio del poder”. Y no cabe interpretar que los Estados Miembros, al adoptar la Carta Democrtica Interamericana tuvieron la voluntad de investir al Secretario General o a cualquier otro Gobierno con la facultad de someter al debate y apreciacién colectiva en el seno del Consejo Permanente los conflictos constitucionales entre sus distintos Poderes a menos que el Gobierno de ese Estado Miembro esté incapacitado para ejercer por si mismo el derecho referido en el articulo 17, o bien la Organizacién haya decidido retirarle el reconocimiento como representante del Estado. Ni lo uno ni lo otro sucede en este caso. EI Secretario General desnaturaliza su funcién al atribuirse competencias que los Estados Miembros no le han concedido. Entenderlo de otro modo quebrarfa la columna vertebral de una Organizacién que basa su actuacién en la cooperacién de los Estados Miembros a partir del apego més estricto a su soberania y la no injerencia en sus asuntos intemnos. La conclusién es, pues, que el supuesto del articulo 20 de la Carta Democrética Interamericana s6lo puede plantearse cuando el Gobierno de un Estado Miembro no puede de hecho solicitar la convocatoria del Consejo Permanente, o la Organizacién ha retirado a ese Gobierno la representacién del Estado en el que supuestamente se est produciendo “una alteracién del orden constitucional que afecte gravemente su orden democratico”. 2. Sobre el ejercicio por el Secretario General de Ja supuesta facultad a Ja que se refiere el articulo 20 de Ja Carta Democritica Interamericana Se ha querido construir toda una doctrina de la defensa preventiva de la democracia alrededor del articulo 20 de la Carta Demoerética Interamericana. Se actiia en caso de alteracién grave del orden constitucional para impedir o evitar, se dice, que se caiga en la ruptura del orden democratico. Ahora bien, gde qué se trata cuando el Secretario General esté decidido a imputar al Gobierno constitucional y reconocido de un Estado representado en esta Organizacién una “alteracién grave del orden constitucional”? No cabe transfigurar los inevitables conflictos de competencias entre Poderes del Estado en presuntas “alteraciones del orden constitucional que afectan gravemente al orden democritico”, manejadas arbitrariamente por el Secretario General para acosar a un Gobierno constitucional, reconocido y aqui representado. La defensa ‘preventiva’ de la democracia se construye con la ‘promocién de la democracia’, que cuenta con sus propias herramientas, no con interpretaciones abusivas y desviadas de la Carta Democritica Interamericana y, ahora, de su articulo 20. La inteligencia de una convocatoria urgida unilateralmente por el Secretario General de la Organizacién en relacién con un Estado Miembro, cuyo gobierno democritico y electo no la ha solicitado ni consentido, slo puede interpretarse como un intento de dicho funcionario por criminalizar su conducta, dafiar su reputaci6n ¢ imagen internacional, dentro y fuera de la Organizaci6n, y abrir el camino a la negacién de su condicién de representante del Estado en la Organizacién para, finalmente, dar paso a una intervencién, violando flagrantemente la soberania sagrada de Venezuela. La misma convocatoria de una sesién extraordinaria en estas condiciones es intrinsecamente punitiva, sancionadora, Si ef Consejo lo acepta estard sentando un precedente pernicioso para la supervivencia de esta Organizacién, En los términos en que la interpreta el Secretario General, la “alteracién del orden constitucional que afecta gravemente al orden democritico” es una puerta a la intervencién que los Estados Miembros han rechazado abrir. Esta observacién cobra mayor significacién cuando se advierte que, més alld de las gestiones diplomiticas o los buenos oficios que han de ser por su misma naturaleza discretos en su ejecucidn, el Secretario General pretende sentar cétedra de derecho constitucional venezolano y asume el discurso de quienes dentro y fuera del Estado combaten al Estado porque su modelo econémico y social no les gusta, criminalizando de esta manera el principio de autodeterminacién de los pueblos. En definitiva, el Secretario General se esta inmiscuyendo en un asunto interno de un Estado Miembro, tomando partido por uno de los Poderes en conflicto con los otros y tachando a priori de inconstitucionales y torticeras las conductas de todos los demas Poderes. 3, Sobre las competencias del Consejo Permanente convocado con base en el articulo 20 de Ia Carta Democritica Interamericana Segiin el parrafo segundo del articulo 20 de la Carta Democritica, si el Consejo Permanente admite la solicitud del Secretario General realizar una “apreciacién colectiva de la situacién” y adoptard “las decisiones que estime convenientes”, una expresién que, a pesar de su aparente generalidad, se concreta de seguido en “a realizacién de las gestiones diplométicas necesarias, incluidos Ios buenos oficios, para promover la normalizacién de 1a institucionalidad democritica”. Todo indica expresamente la intencién intervencionista del Secretario General en los asuntos internos de Venezuela, Aprobada la Declaracién del 1° de junio, la reiteracién del Secretario General en su solicitud carece de sentido constructivo y es hasta cierto punto escandaloso ¢ irrespetuoso con este Consejo que se haya atrevido a insistir en ella, a pesar de los juicios sobre su proceder que le dirigieron algunos distinguidos representantes de los Estados miembros en aquella fecha, o sin que haya prestado mayor consideracién a la decisién de la 46° Asamblea General, recién clausurada en Santo Domingo, en la que se acordé remitir el tema propuesto por Venezuela “Respeto a la institucionalidad y normativa de la OEA por parte del Secretario General” al Consejo Permanente para continuar su discusién. En definitiva, tras Ia Declaracién del 1° de junio la solicitud del Secretario General carece de objeto, a menos que el propésito del titular de la Secretaria, cuya sobreactuacién mediatica no ha podido pasar desapercibida, sca alimentar la crispacién y abrir paso a situaciones extremas ¢ impedir e] buen curso del diélogo nacional que acompaiia UNASUR y que tratan de facilitar los ex Presidentes José Luis Rodriguez Zapatero de Espaiia, Leonel Femnéndez de la Repiiblica Dominicana, y Omar Torrijos de Panama, Desde esta perspectiva, la celebracién de la sesién extraordinaria convocada para el préximo dia 23 de junio seria daitina para el proceso abierto, respaldado por el mismo Consejo Permanente en la mencionada Declaracién del 1° de junio de 2016. El Gobierno de la Repiiblica Bolivariana de Venezuela apuesta decididamente por el didlogo y asume de buena fe las gestiones que estén realizando los tres ex-Presidentes, una actuacién acompafiada por UNASUR y respaldada expresamente por el Consejo Permanente de la OBA en su Declaracién del 1° de junio. Seamos congruentes con estas decisiones. 4, Conclusiones Las conclusiones que se desprenden de las consideraciones hechas son: 1° El Secretario General de la Organizacién no esta facultado en las circunstancias del presente caso para solicitar la convocatoria del Consejo Permanente con base en el articulo 20 de la Carta Demoeratica Interamericana; 2° El Secretario General de la Organizacién pretende ejercer de manera abusiva y desviada la facultad del articulo 20 de la Carta Democritica al imputar al Gobiemo de la Repiblica Bolivariana de Venezuela “una alteracién del orden constitucional que afecta gravemente el ‘orden demoecrattico”; y 3° La solicitud del Secretario General carece de objeto tras la aprobacién de la Declaracién del 1° de junio de 2016 por el mismo Consejo Permanente. Por todo ello, el Presidente del Consejo Permanente debe desconvocar la sesién extraordinaria convocada para el dia 23 para tratar como nico punto del orden del dia la presentacién del informe del Seeretario General sobre la situacién en Venezuela. En su defecto, el Consejo Permanente debe pronuneiarse por | dad de dicha solicitud. Representante Permanente