Está en la página 1de 1

Bodas

Perdidos en la niebla
el colibr y su amante.
Dos piedras lanzadas por el deseo
se encuentran en el aire.
La retama est viva,
arde en la niebla,
habitada.
( dedicatoria)