P. 1
Reglas Procedimiento Civil de Puerto Rico (2009)

Reglas Procedimiento Civil de Puerto Rico (2009)

|Views: 15.895|Likes:
Reglas Procedimiento Civil de Puerto Rico

Adoptadas por el Tibunal Supremo de Puerto Rico el 4 de septiembre de 2009
Remitida a la Asamblea a la Legislativa el 17 de septiembre de 2009
Enmendadas por la Ley Núm. 220 de 29 de diciembre de 2009
En vigor a partir del 1 de julio de 2010


In re:
Aprobación de las Reglas de Procedimiento Civil de Puerto Rico

RESOLUCIÓN
San Juan, Puerto Rico, a 4 de septiembre de 2009.

Al amparo de la facultad inherente que nos confiere el Art. V, Sec. 6, de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, L.P.R.A., Tomo 1, este Tribunal adopta unas nuevas Reglas de Procedimiento Civil para el Tribunal General de Justicia.

En virtud de la Resolución EC-2005-01, In re:Comité Asesor Permanente de Reglas de Procedimiento Civil, 165 D.P.R. 536 (2005), designamos al Comité Asesor Permanente de Reglas de Procedimiento Civil con la encomienda de evaluar las Reglas de Procedimiento Civil de 1979 a la luz de la Ley de la Judicatura de Puerto Rico de 2003, Ley Núm. 201 de 22 de agosto de 2003, 4 L.P.R.A. sec. 24 et seq., según enmendada, y con el propósito principal de agilizar los procedimientos. El Comité fue constituido porlos y las juristas siguientes:
Lcdo. José A. Andréu García, Presidente
Lcda. Lady Alfonso de Cumpiano
Lcdo. Francisco G. Bruno Rovira
Hon. Héctor J. Conty Pérez
Lcdo. José A. Cuevas Segarra
Lcda. Waleska Delgado Marrero
Lcdo. Rafael Hernández Colón
Hon. Luis E. Maldonado Guzmán
Lcdo. Manuel Martínez Umpierre
Lcdo. José E. Otero Matos
Lcdo. Harold D. Vicente González
Lcda. Sylvia Vilanova Hernández

Desde su creación en el 2005, el Comité Asesor Permanente trabajó arduamente y con dedicación para el cumplimiento de la encomienda que le delegamos. El Comité enmarcó el intenso proceso de revisión y análisis en el estudio de la jurisprudencia alusiva a las Reglas; las recomendaciones propuestas en los Informes de Reglas de Procedimiento Civil de 1994 y 1996; las Reglas de Procedimiento Civil Federal; las reglas de procedimiento civil de algunos estados de los Estados Unidos; y las últimas tendencias en otras jurisdicciones. Además, tomó en consideración las recomendaciones sugeridas por la Comisión Futurista de los Tribunales en su Informe Visión en Ruta al Futuro; las investigaciones de las asesoras legales del Secretariado de la Conferencia Judicial y Notarial y el insumo recibido de distintos sectores de la
comunidad jurídica. Así, también, el Comité consideró los proyectos de ley para enmendar las Reglas vigentes presentados en la Cámara de Representantes y en el Senado de Puerto Rico.

Como parte del proceso de revisión, el Comité se enfocó en transformar el procedimiento ordinario civil tradicional en uno más dinámico y proactivo y de diseñar unas reglas que le permitirán al juez o jueza tomar el control del caso desde una etapa temprana. Además, se propuso establecer mecanismos que faciliten que los casos y las controversias se tramiten de una forma más ágil y eficiente, evitando así la dilación de los procedimientos de naturaleza civil y los altos costos que han caracterizado al ordenamiento procesal vigente.

Igualmente, el Comité tuvo como norte la creación de unas nuevas reglas que fomenten el más amplio acceso de la
ciudadanía a su sistema de justicia con el reconocimiento de la representación por derecho propio y una revisión
integrada de los procesos de descubrimiento de prueba, en especial, la intervención del tribunal cuando éstos se
convierten en opresivos y abusivos. Se concibió además insoslayable la adaptación de las reglas al Siglo XXI,
incorporando los avances tecnológicos en los medios de comunicación, indispensables para la agilización y flexibilización de algunos trámites procesales y, el desarrollo de la evidencia electrónica como parte de lo que se puede descubrir en la etapa del descubrimiento de prueba.

Concluida su encomienda, el 26 de diciembre de 2007, el Comité Asesor Permanente .......
Reglas Procedimiento Civil de Puerto Rico

Adoptadas por el Tibunal Supremo de Puerto Rico el 4 de septiembre de 2009
Remitida a la Asamblea a la Legislativa el 17 de septiembre de 2009
Enmendadas por la Ley Núm. 220 de 29 de diciembre de 2009
En vigor a partir del 1 de julio de 2010


In re:
Aprobación de las Reglas de Procedimiento Civil de Puerto Rico

RESOLUCIÓN
San Juan, Puerto Rico, a 4 de septiembre de 2009.

Al amparo de la facultad inherente que nos confiere el Art. V, Sec. 6, de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, L.P.R.A., Tomo 1, este Tribunal adopta unas nuevas Reglas de Procedimiento Civil para el Tribunal General de Justicia.

En virtud de la Resolución EC-2005-01, In re:Comité Asesor Permanente de Reglas de Procedimiento Civil, 165 D.P.R. 536 (2005), designamos al Comité Asesor Permanente de Reglas de Procedimiento Civil con la encomienda de evaluar las Reglas de Procedimiento Civil de 1979 a la luz de la Ley de la Judicatura de Puerto Rico de 2003, Ley Núm. 201 de 22 de agosto de 2003, 4 L.P.R.A. sec. 24 et seq., según enmendada, y con el propósito principal de agilizar los procedimientos. El Comité fue constituido porlos y las juristas siguientes:
Lcdo. José A. Andréu García, Presidente
Lcda. Lady Alfonso de Cumpiano
Lcdo. Francisco G. Bruno Rovira
Hon. Héctor J. Conty Pérez
Lcdo. José A. Cuevas Segarra
Lcda. Waleska Delgado Marrero
Lcdo. Rafael Hernández Colón
Hon. Luis E. Maldonado Guzmán
Lcdo. Manuel Martínez Umpierre
Lcdo. José E. Otero Matos
Lcdo. Harold D. Vicente González
Lcda. Sylvia Vilanova Hernández

Desde su creación en el 2005, el Comité Asesor Permanente trabajó arduamente y con dedicación para el cumplimiento de la encomienda que le delegamos. El Comité enmarcó el intenso proceso de revisión y análisis en el estudio de la jurisprudencia alusiva a las Reglas; las recomendaciones propuestas en los Informes de Reglas de Procedimiento Civil de 1994 y 1996; las Reglas de Procedimiento Civil Federal; las reglas de procedimiento civil de algunos estados de los Estados Unidos; y las últimas tendencias en otras jurisdicciones. Además, tomó en consideración las recomendaciones sugeridas por la Comisión Futurista de los Tribunales en su Informe Visión en Ruta al Futuro; las investigaciones de las asesoras legales del Secretariado de la Conferencia Judicial y Notarial y el insumo recibido de distintos sectores de la
comunidad jurídica. Así, también, el Comité consideró los proyectos de ley para enmendar las Reglas vigentes presentados en la Cámara de Representantes y en el Senado de Puerto Rico.

Como parte del proceso de revisión, el Comité se enfocó en transformar el procedimiento ordinario civil tradicional en uno más dinámico y proactivo y de diseñar unas reglas que le permitirán al juez o jueza tomar el control del caso desde una etapa temprana. Además, se propuso establecer mecanismos que faciliten que los casos y las controversias se tramiten de una forma más ágil y eficiente, evitando así la dilación de los procedimientos de naturaleza civil y los altos costos que han caracterizado al ordenamiento procesal vigente.

Igualmente, el Comité tuvo como norte la creación de unas nuevas reglas que fomenten el más amplio acceso de la
ciudadanía a su sistema de justicia con el reconocimiento de la representación por derecho propio y una revisión
integrada de los procesos de descubrimiento de prueba, en especial, la intervención del tribunal cuando éstos se
convierten en opresivos y abusivos. Se concibió además insoslayable la adaptación de las reglas al Siglo XXI,
incorporando los avances tecnológicos en los medios de comunicación, indispensables para la agilización y flexibilización de algunos trámites procesales y, el desarrollo de la evidencia electrónica como parte de lo que se puede descubrir en la etapa del descubrimiento de prueba.

Concluida su encomienda, el 26 de diciembre de 2007, el Comité Asesor Permanente .......

More info:

Published by: Giovanni Figueroa Rodriguez on May 19, 2010
Copyright:Public Domain

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/24/2015

pdf

text

original

El procedimiento para ejecutar una sentencia u orden para el
pago de una suma de dinero y para recobrar las costas
concedidas por el tribunal será mediante un mandamiento de
ejecución. El mandamiento de ejecución especificará los términos
de la sentencia y la cantidad pendiente de pago. Todo
mandamiento de ejecución será dirigido al alguacil o alguacila
para ser entregado a la parte interesada. En todo caso de
ejecución, incluso aquellos en los que se realice una venta
judicial, el alguacil o alguacila entregará al Secretario o Secretaria
el mandamiento debidamente diligenciado y cualquier sobrante
que tenga en su poder dentro del término de quince (15) días a
partir de la fecha en que se realice la ejecución. Se podrá expedir
un mandamiento de ejecución en virtud de una o más sentencias
y órdenes en el mismo pleito. El mandamiento de ejecución se

112

expedirá bajo la firma del Secretario o Secretaria y el sello del
tribunal.

En los casos en que el diligenciamiento del mandamiento de
ejecución no satisfaga completamente la sentencia o éste sea
infructuoso, no será necesario expedir un mandamiento adicional.
El alguacil o alguacila tomará inmediata constancia de cada
diligenciamiento al dorso de la copia fiel y exacta del mandamiento.
En los casos en que se satisfaga la totalidad de la sentencia
mediante un solo diligenciamiento o cuando se trate del último
diligenciamiento que satisfaga la sentencia, el alguacil o alguacila
tomará constancia del diligenciamiento en el documento original del
mandamiento de ejecución.

Regla 51.3. Procedimientos en casos de sentencias para realizar actos
específicos; ejecución de hipotecas y otros gravámenes

(a) Cuando una sentencia ordene a una parte transferir el
dominio de terrenos y otorgar escrituras y otros documentos, o
realizar cualquier otro acto específico, y dicha parte no cumpla tal
orden dentro del término especificado, el tribunal podrá ordenar
que otra persona por él designada realice el acto a expensas de
la parte que incumple. Cuando el acto haya sido realizado de
este modo, tendrá el mismo efecto que si se hubiese ejecutado
por la parte.

Si es necesario, a solicitud de la parte con derecho al
cumplimiento y previa orden del tribunal, el Secretario o
Secretaria expedirá, además, un mandamiento de embargo
contra los bienes de la parte que incumpla para obligarla al
cumplimiento de la sentencia.

El tribunal podrá, en casos apropiados, procesar a dicha parte
por desacato. Asimismo, en lugar de ordenar el traspaso de los
bienes, podrá dictar sentencia despojando del título a una parte y
transfiriéndolo a otra, y dicha sentencia tendrá el efecto de un
traspaso de dominio ejecutado de acuerdo con la ley.

Cuando una orden o una sentencia disponga el traspaso de la
posesión, la parte a cuyo favor se registre tendrá derecho a un
mandamiento de ejecución previa solicitud al Secretario o
Secretaria.

En todos los casos en que el tribunal ordene una venta
judicial de bienes muebles o inmuebles, dicha orden tendrá la
fuerza y efecto de un auto que dispone la entrega física de la

113

posesión, debiendo consignarse así en el fallo u orden para que
el(la) alguacil(a) u otro(a) funcionario(a) proceda a poner al(a la)
comprador(a) en posesión de la propiedad vendida dentro del
plazo de veinte (20) días desde la venta o la subasta, sin
perjuicio de los derechos de terceros que no hayan intervenido en
el procedimiento.

(b) Toda sentencia dictada en pleitos sobre ejecución de
hipoteca y otros gravámenes ordenará que la parte demandante
recupere su crédito, intereses y costas mediante la venta de la
finca sujeta al gravamen. Al efecto, se expedirá un mandamiento
al alguacil o alguacila, para que lo entregue a la parte interesada,
en el que se disponga que proceda a venderla para satisfacer la
sentencia en la forma prescrita por la ley para la venta de
propiedad bajo ejecución. Si no se encuentra la finca hipotecada
o si el resultado de su venta resulta insuficiente para satisfacer la
totalidad de la sentencia, el alguacil o alguacila procederá a
recuperar el resto del dinero o el remanente del importe de la
sentencia de cualquiera otra propiedad de la parte demandada,
como en el caso de cualquiera otra ejecución ordinaria.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->