alternativaovni.blogspot.com – alternativaovni@gmail.

com - AÑO IV – N° 7 Julio 2016

ENTREVISTA A
JACQUES VALLÉE
POSIBLE
AVISTAMIENTO OVNI
EN SAN JUAN
OVNIS Y MILITARES,
UNA FÁBRICA DE
LEYENDAS
UN ANÁLISIS SOBRE EL
CASO RUBEN MENESES
(1981)
INFORME:
RESOLUSIÓN
DE CASOS DEL
CEFAE

HISTORIAS CURIOSAS:
LA OTRA FILMACIÓN
DEL ALUNIZAJE

“Las cosas sólo dejan de existir cuando se deja de creer en ellas.”
GONZALO TORRENTE BALLESTER

Imagen de portada: La chica del platillo
volador. The Flying Saucer Girl – Tim
Walker

CONTENIDO:
Editorial // pág 3
Noticias de interés // pág 4
Posible avistamiento de
aeroforma no
identificada en
Pampa del Leoncito, San Juan // pág 6
Entrevista con Jacques Vallée // pág 12
Resolución de casos del CEFAE // pág 18
Elementos para el estudio comparado de la morfología del humanoide del caso Ruben Meneses (1981)
con criaturas del fondo mitológico de la cultura criolla del Litoral Argentino // pág 29
Ovnis y militares, una fábrica de leyendas // pág 38
Las “otras” fotos del alunizaje // pág 57
Ufotrash – el lado bizarro // pág 60

Director y editor:
Carlos Sainz

Editorial:
Año IV – N° 7 –
Julio 2016, Buenos Aires Argentina
Las opiniones expresadas en
los artículos de esta revista son
de exclusiva responsabilidad
de sus autores y no
necesariamente representan la
opinión del editor – director.

Se autoriza la reproducción
parcial o total y la difusión del
contenido de esta
revista sin fines de
lucro y sujeta a que se cite la
fuente.

“It is a small step for man , one giant
leap for mankind” Neil Armstrong

Luego de una largo pero necesario paréntesis, estamos de vuelta
con un nuevo número. Lo importante como dicen es no bajar los
brazos, pese a las distintas adversidades que a menudo puedan
presentarse.
No soy partidario de reproducir escritos o notas de otras
publicaciones, como se habrá notado en los números precedentes.
Pero hay casos en que vale la pena hacerlo (siempre citando la
fuente original), como la reciente entrevista por parte de
investigadores españoles al Dr. Jacques Vallée, en la cual aclara
conceptos y brinda su punto de vista sobre diversos hechos
ufológicos. Y creo no equivocarme al incluirla en la revista.
Lo mismo con el artículo de Ballester Olmos, quien me había
enviado vía mail el año pasado su artículo para publicar, pero
debido al retraso de la revista lo hacemos ahora.
En lo que respecta a nuevas ediciones de libros en nuestro país
referidos a la temática ovni y relacionados, vemos con entusiasmo
que en éstos últimos dos años varias obras fueron publicadas. A los
libros de Burgos, Golstern, Maidana Torres (del Paraguay) se suma
reciéntemente el de Rubén Morales. Un hecho que esperemos sirva
de motivación tanto para investigadores como casas editoras que
apuesten al material nacional, auque sin dudas en muchos casos los
propios investigadores corren con los gastos de los mismos. Como
sea, creo que es correcto no dar la espalda y valorar el esfuerzo
puesto en ésto.
Y los ovnis...como dice la canción “aunque no los veamos...siempre
están”... pero estarán realmente o la necesidad (de creer) o
conveniencias de algunos hace que “estén”?

3

EX OPERADORES DE RADAR EN RAF BENTWATERS:
«OVNI VIAJÓ 193 KM EN 8 SEGUNDOS

HILLARY CLINTON: «LOS EXTRATERRESTRES
PODRÍAN HABER VISITADO LA TIERRA»

DOS OPERADORES DE RADAR HAN PUESTO DE MANIFIESTO
CÓMO UN OVNI ATRAVESÓ 120 MILLAS (193 KM.) EN MENOS
DE OCHO SEGUNDOS DURANTE UNO DE LOS MÁS FAMOSOS
ENCUENTROS CERCANOS EN GRAN BRETAÑA, EL
AVISTAMIENTO DE RENDLESHAM FOREST. ELLOS SE
ENCONTRABAN DE GUARDIA EN LA TORRE DE CONTROL DE
TRÁFICO AÉREO CUANDO EL OBJETO NO IDENTIFICADO FUE
LOCALIZADO EN EL RADAR DURANTE UNA OLEADA DE
AVISTAMIENTOS EXTRAÑOS A FINES DE DICIEMBRE DE 1980.
EL EX OPERADOR DE RADAR, IKE BARKER, DECLARÓ LO
SIGUIENTE: «NO ERA COMO CUALQUIER CUALQUIER
OBJETIVO DE RADAR QUE YO HAYA VISTO. ESTE OBJETO
VIAJABA A UNA VELOCIDAD EXTREMADAMENTE ALTA. PASÓ
SOBRE LA TORRE DE CONTROL Y LUEGO SE DETUVO. NUNCA
HE VISTO NADA CON LA CAPACIDAD DE MANIOBRA QUE
POSEÍA ESTE OBJETO. ERA DE COLOR NARANJA Y SE ME VINO
A LA MENTE QUE ALGUIEN ESTABA VOLANDO UNA PELOTA
DE BALONCESTO AQUÍ. SE PODÍA VER COMO LAS LUCES DEL
INTERIOR SALÍAN. FLOTABA MOMENTÁNEAMENTE, REVIRTIÓ
SU CURSO Y VOLVIÓ A SALIR UNA ALTA VELOCIDAD.»

LA ASPIRANTE PRESIDENCIAL DEMÓCRATA HILLARY
CLINTON HA PROMETIDO INVESTIGAR SI EL FENÓMENO
OVNI ES REAL Y CONSIDERA QUE LOS EXTRATERRESTRES
PUEDEN HABER VISITADO YA LA TIERRA. «SÍ, VOY A LLEGAR
AL FONDO DE TODO ESTO» HA DECLARADO LA EX PRIMERA
DAMA Y EX SECRETARIA DE ESTADO DE ESTADOS UNIDOS
DURANTE UNA REUNIÓN CON LA JUNTA EDITORIAL DEL
PERIÓDICO «THE CONWAY DAILY SUN», DE NEW
HAMPSHIRE. «SÍ, VOY A LLEGAR AL FONDO DE ESTO»,
AFIRMÓ CLINTON CON ENTUSIASMO. EN 2007, CLINTON
SEÑALÓ QUE LOS OVNIS ERAN EL INTERÉS NÚMERO UNO EN
LAS PETICIONES DE DESCLASIFICACIÓN DE ASUNTOS
OFICIALES QUE RECIBÍA SU MARIDO, BILL CLITON, CUANDO
ERA PRESIDENTE.

LOS ASTRONAUTAS QUE VAYAN A MARTE
PERDERÁN INTELIGENCIA EN EL VIAJE
UNA INVESTIGACIÓN INDICA QUE LA EXPOSICIÓN
PROLONGADA A LA RADIACIÓN ESPACIAL AFECTARÁ EL
CEREBRO DE LOS VIAJEROS ESPACIALES. UNA DE LAS
DIFICULTADES DEL VIAJE ES QUE LOS ASTRONAUTAS QUE
VIAJEN AL PLANETA ROJO PERDERÁN INTELIGENCIA EN EL
CAMINO HACIA MARTE, DEBIDO A LOS EFECTOS A LA
EXPOSICIÓN A RADIACIÓN ESPACIAL POR MUCHO TIEMPO.
ASÍ LO SEÑALA UN TRABAJO LLEVADO A CABO POR
CIENTÍFICOS DE LA UNIVERSIDADES DE CALIFORNIA Y
NEVADA, ESTADOS UNIDOS.

EL INVESTIGADOR FRANCÉS GÉRARD LEBAT VISITA
LA ARGENTINA
EL INVESTIGADOR DE ORIGEN FRANCÉS RECORRIÓ DURANTE
EL MES DE ENERO DE 2016 VARIOS PUNTOS DE INTERÉS (ENTRE
ELLOS LOS PRINCIPALES PUNTOS DE REFERENCIA AL TEMA
OVNI EN NUESTRO PAÍS). SU RECORRIDO ABARCÓ LOS
DIVERSOS “CAFÉS UFOLÓGICOS” COMO LOS DE BUENOS
AIRES, MENDOZA, ROSARIO, CAPILLA DEL MONTE,
CORRIENTES, EL MUSEO OVNI DE VICTORIA, ETC. MIEMBRO DE
LA ACADEMIA DE UFOLOGÍA FRANCESA Y AUTOR DEL LIBRO
MUFON FRANCIA"LA HISTORIA DE LOS OVNIS EN MARRUECOS"

LA NASA CONFIRMÓ QUE EL ÁREA 51 EXISTE, PERO
NO HAY EXTRATERRESTRES
LO CONFIRMÓ EL ACTUAL ADMINISTRADOR DE LA AGENCIA
ESPACIAL. DIJO QUE ES UN CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y
DESARROLLO. EL ÁREA 51 EXISTE. EL MÍTICO LABORATORIO
SECRETO NORTEAMERICANO TIENE LUGAR EN NEVADA, PERO
EN SU INTERIOR NO HAY ESQUELETOS DE EXTRATERRESTRES
NI TECNOLOGÍA DESTINADA A LA INVESTIGACIÓN
ALIENÍGENA. AL MENOS, ASÍ LO ASEGURÓ EL DIRECTOR DE
LA NASA, CHARLES BOLDEN. “HAY UN ÁREA 51. PERO NO SE
DEDICA A LO QUE MUCHA GENTE PIENSA. HE IDO A UN LUGAR
QUE SE LLAMA ASÍ, PERO ES UN LUGAR NORMAL DE
INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO. NUNCA VI EN ÉL
EXTRATERRESTRES NI NAVES ESPACIALES. CREO QUE
LALEYENDA SE HA GENERADO DEBIDO A QUE EN SU INTERIOR
SE DESARROLLA INVESTIGACIÓN AERONÁUTICA Y HAY
BASTANTE SECRETISMO SOBRE ELLA”, AFIRMÓ BOLDEN, EN
UNA ENTREVISTA AL PROGRAMA HOTSEAT.

APROVECHANDO EL REGRESO DE “LOS
EXPEDIENTES SECRETOS X”, LA CIA SUBIÓ A LA
WEB DOCUMENTOS SOBRE OVNIS.
EL REGRESO DE LA SERIE “LOS EXPEDIENTES SECRETOS X”
FUE LA EXCUSA PERFECTA PARA QUE LA CIA VUELVA A
PONER EN CIRCULACIÓN UNA SERIE DE ARCHIVOS
DESCLASIFICADOS EN 1978 SOBRE OVNIS Y VIDA
EXTRATERRESTRE. LO HIZO A TRAVÉS DE LA CUENTA DE
TWITTER DE LA CENTRAL DE INTELIGENCIA (@CIA) Y DEL
BLOG DE NOTICIAS.

4

MISTERIOSA LUZ VERDE CRUZÓ
EL CIELO ARGENTINO
EL 30 DE JULIO DE 2015 VECINOS DE
DISTINTOS BARRIOS DE LA CIUDAD, EL
GRAN BUENOS AIRES, SANTA FE Y
ENTRE RÍOS OBSERVARON EL CURIOSO
FENOMENO. EXPERTOS EXPLICAN QUE
UN METEORITO SE DESINTEGRÓ EN LA
ATMÓSFERA. EL ASTRÓNOMO JORGE
COGHLAN, DEL CENTRO DE
OBSERVACIONES DEL ESPACIO DE SANTA
FE, CONFIRMÓ QUE EL FENÓMENO DE LA
"LUZ VERDE" FUE UN METEORO. "SU
COLOR SE DEBE A QUE SUS
COMPONENTES QUÍMICOS SON BARIO O
TALIO". SU PESO RONDARÍA LOS 3 KILOS
CUANTO ENTRÓ A LA ATMÓSFERA Y SE
DESPLAZÓ A UNA VELOCIDAD QUE IBA
ENTRE LOS 25 MIL Y 30 MIL KILÓMETROS
POR HORA.

SE CUMPLIERON 50 AÑOS DEL
FAMOSO AVISTAMIENTO EN LA
ANTARTIDA
EL 3 DE JULIO DE 1965, UN GRUPO
CONSTITUIDO POR 17 PERSONAS, 14
INTEGRANTES DEL DESTACAMENTO
ARGENTINO Y 3 MILITARES CHILENOS
QUE ESTABAN DE VISITA,
PROVENIENTES DE LA BASE AGUIRRE
CERDÁ, FUERON TESTIGOS DEL
AVISTAMIENTO DE LAS EVOLUCIONES
DE UN EXTRAÑO OBJETO LUMINOSO
SOBRE AQUELLOS CIELOS ANTÁRTICOS.
EL COMANDANTE DE LA UNIDAD ERA
EL TENIENTE DE FRAGATA DANIEL
ALBERTO PERISSÉ, QUIEN CON EL
TIEMPO SE CONVERTIRÍA EN UN
DESTACADO UFÓLOGO, INTEGRANTE
DE COMISIONES INVESTIGADORAS
MILITARES Y CIVILES ARGENTINAS,
ADEMÁS DE COLABORAR EN DIVERSAS
PUBLICACIONES COMO TAMBIÉN DE
PARTICIPAR DE DISTINTAS REUNIONES
Y ENCUENTROS EN EL PAÍS Y EN EL
EXTRANJERO. UNA LUZ CON
APARIENCIA SÓLIDA, DE FORMA
CIRCULAR O LENTICULAR, NO EMITÍA
SONIDO ALGUNO Y LA ALTURA DE
VUELO ESTIMADA ERA DE 15-20 KM.
PERISSÉ LLEGÓ A ESTIMAR UN TAMAÑO
APARENTE DEL OBJETO DE 75 A 90
METROS DE DIÁMETRO, MIENTRAS QUE
UNO DE LOS MIEMBROS CIVILES DEL
GRUPO, EL METEORÓLOGO JORGE
HUGO STANICH LLEGÓ A CIFRAR EN
CUATRO EL NÚMERO DE OBJETOS
OBSERVADOS, AUNQUE NO JUNTOS,
SINO EN DIFERENTES SITIOS.

SUPUESTA FOTO OVNI DESDE AVION EN SANTIAGO DEL ESTERO

LA IMAGEN FUE TOMADA POR UN SANTIAGUEÑO CUANDO VOLVÍA DE BUENOS
AIRES. MARCELO QUIROGA, ES UN SANTIAGUEÑO QUE VOLVÍA DE REALIZAR UN
VIAJE POR LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, Y ANTES DE LLEGAR A SANTIAGO,
SE VIO SORPRENDIDO POR UN EXTRAÑO OBJETO QUE MERODEABA POR EL
CIELO.

AVISTAJE OVNI EN BAHÍA BLANCA APARECE EN LOS ARCHIVOS DE LA
CIA
LA CENTRAL DE INTELIGENCIA DE LOS ESTADOS UNIDOS (CIA) DESCLASIFICÓ EL
PASADO MES DE ENERO UNA SERIE DE DOCUMENTOS DONDE APARECE UN CASO
QUE SE REGISTRÓ EN BAHÍA BLANCA EN MAYO DE 1962. EL AVISTAJE, DEL CUAL
EL FOTÓGRAFO MIGUEL THOMÉ, LOGRÓ DOS MUY BUENAS TOMAS, CONSISTIÓ EN
LA APARICIÓN EN EL CIELO DE LA CIUDAD DE UN OBJETO LUMINOSO, DE FORMA
OVAL QUE, TRAS PERMANECER SUSPENDIDO, DESAPARECIÓ A GRAN VELOCIDAD.

FALLECIÓ EL “COMANDANTE CLOMRO”

CLAUDIO OMAR RODRIGUEZ (RADICADO EN MEXICO HACE ALGUNOS AÑOS) DE
56 AÑOS DE EDAD FUE HALLADO SIN VIDA EN SU DOMICILIO A CAUSA DE LA
GRAVE ENFERMEDAD QUE PADECÍA. SEGURAMENTE MUCHOS LO RECORDARÁN
COMO AQUEL EXTRAÑO PERSONAJE CON LENTES OSCUROS Y PASAMONTAÑAS
PARTICIPANTE DE VARIOS PROGRAMAS DE TV, AFIRMANDO SER UN
EXTRATERRESTRE ENCARNADO EN EL PLANETA TIERRA. QEPD

*TEXTO LUIS ANNINO

5

Posible avistamiento de aeroforma no
identificada en Pampa del Leoncito, San
Juan
(15 de noviembre de 2014)
Por Luis Emilio Annino

(San Juan) y la ruta 153 que serpentea entre el
límite de ambas provincias, se realizó una
jornada
de
vigilia
aérea
nocturna
(denominada Operación Suricata 7) por parte
de algunos participantes habituales del Café
Ufológico de Mendoza, junto a otros
acompañantes ocasionales.

Durante la noche del 14 y madrugada
del siguiente día 15 de noviembre de 2014, en
distintos puntos situados a lo largo de la ruta
149 que une a Uspallata (Mendoza) con
Barreal (San Juan), entre ellos Estancia San
Alberto, Tambillos y Estancia Yalguaraz
(ambas en Mendoza), Pampa del Leoncito

Zona de observación general correspondiente a distintos puntos situados a lo largo de la ruta nacional
149 y 152.

6

del 2 de marzo de 2014, las inusuales
evoluciones de una esfera luminosa
anaranjada. Permanecimos en Tambillos
hasta las 23 hs, momento en que
continuamos la marcha hacia la Estancia
Yalguaraz, en inmediaciones del límite
interprovincial
Mendoza-San
Juan,
llegando cerca de la medianoche. Allí se
hicieron algunos comentarios acerca de
un supuesto encuentro cercano que habría
experimentado un soldado en ese lugar y
que le habría causado un temor extremo.
Seguidamente,
retomamos
nuestro
camino por la ruta 149, ya en la provincia
de San Juan, para acercarnos hasta el sitio
seleccionado para realizar nuestras
observaciones.

La elección del día para realizar
esta salida estuvo determinada en gran
parte por la posibilidad de no tener
presencia lunar durante parte de la vigilia
y por la factibilidad de poder apreciar un
atractivo espectáculo astronómico como
es la lluvia de estrellas "Leónidas"1 que
acontece en esta época del año. En cuanto
a la elección del sitio Pampa del
Leoncito2, estuvo determinado en buena
parte por la limpidez de su cielo nocturno,
lo que explica en gran medida la
presencia en la región del observatorio
astronómico Félix Aguilar3 y del
complejo astronómico El Leoncito4, pero
también por ser una zona que registra
testimonios de manifestaciones de
fenómenos aéreos inusuales, tal como se
desprende del documento "Calingasta XFile: reflexiones para una antropología de
lo extraordinario"5, del antropólogo Diego
Escolar.

Arribados a la Pampa del Leoncito
cerca de las 00,30 hs, nos detuvimos a la
vera del camino para ingerir alimentos y
abrigarnos bien, ya que la temperatura
había descendido bastante, corría un poco
de viento y el cielo estaba completamente
despejado y tachonado de estrellas. Entre
la 01,00 y las 03,00 hs estuvimos
haciendo vigilia en la zona, tanto fuera
como dentro de la pampa, realizándose
algunas
tomas
fotográficas
que
registraron algunas figuras luminosas, sin
que existieran fuentes de luz cercanas que
pudieran haberlas emitido, cuestión que
llamó la atención a Raúl Díaz, el
fotógrafo de la ocasión. Una vez que
disfrutamos del bello espectáculo del
"amanecer lunar", decidimos cambiar el
sitio de observación y procedimos a
dirigirnos hacia la ruta 153.

El grupo de participantes comenzó
a reunirse en horas de la tarde del viernes
14, para partir a las 19,30 hs con destino a
Uspallata, escala técnica obligada para
cargar combustible y así poder seguir
viaje. Desde allí nos dirigimos por la ruta
149 hasta la entrada al lugar que
corresponde a la Estancia San Alberto
para realizar las primeras observaciones
entre las 22 y 22.30 hs, pudiéndose
apreciar el paso de aeronaves comerciales
y algunas estrellas fugaces. Luego
avanzamos hacia Tambillos, lugar donde
algunos integrantes del Café Ufológico de
Mendoza pudimos atestiguar en la noche

7

Imágenes obtenidas al azar por Raúl Díaz al costado de la ruta 149, en Pampa del Leoncito, previas a la
salida de la Luna.

Imágenes obtenidas al azar por Raúl Díaz en el interior de la Pampa del Leoncito, que cubren la salida
de la Luna.

8

En plena Pampa del Leoncito y con bastante frío, (de izq. a der.): Luis Emilio Annino, Raúl Díaz, Ariel
Godoy, Alejandro Asalgado, Mariano y Ricardo Pasquale. (Fotografía gentileza Esteban Pieroni)

Sencilla representación gráfica de la aeroforma observada durante el viaje desde la ruta 149 hacia la
152.

distancia, con una secuencia de aparición
y desaparición que duraba algunos
segundos cada una de ellas, hasta
finalmente desaparecer. En un momento
se pudo apreciar una aparente estructura
rectangular que presentaba tonalidades
que iban desde el azul en el centro hasta
el violeta en un extremo. Este evento, de
muy breve manifestación, fue comentado
inmediatamente al arribar al punto de
observación situado en la ruta 153 con los
demás integrantes del grupo que viajaban
en otros vehículos que iban por delante
del nuestro, encontrándonos con la

Cuando salimos desde Pampa del
Leoncito, reingresando a la desolada ruta
149 con rumbo a nuestro siguiente
destino, cerca de las 03,20 hs se pudo
apreciar desde el vehículo en que
viajábamos el surgimiento de un súbito
destello correspondiente a una luz azulada
que realizó un movimiento de descenso
casi vertical y con repentina detención y
apagado, para luego reaparecer y
desplazarse a unos 70º de altura y en el
mismo sentido de avance de nuestro
automóvil, manteniendo la misma
9

sorpresa que habían visto también los
mismos destellos e incluso algunas
maniobras de zigzagueo adicionales en
ese objeto, causándonos a todos una gran
impresión. Permanecimos en este último
punto de observación sin mayores
novedades hasta las 04,00 hs, momentos
en que se inicia, con algunos
contratiempos ajenos a la experiencia, el
retorno hacia Estancia San Alberto para
hacer un descanso hasta dar inicio a la
fase diurna de esta Operación Suricata.

cerrado, pudimos conocer algo de la
historia de este lugar, su vinculación con
la cultura espiritual tibetana y la
perspectiva futura de constituirse en una
pequeña comunidad integrada por
personas que comparten estos valores y
creencias. Desde allí partimos con
dirección a otro de los lugares notables
existentes en Uspallata, como es el cerro
Tunduqueral7, situado en la ruta 52, y
caracterizado por la presencia de diversos
petroglifos que constituyen su mayor
atracción, además de ser un ámbito
elegido para la realización de prácticas de
meditación
por
algunas
de
las
comunidades alternativas que habitan en
la zona, como así también por visitantes
interesados en las mismas.

Esta tuvo lugar cerca del
mediodía, cuando iniciamos la visita al
templo Madre Divina6, situado próximo a
la ruta 149, en el valle de Uspallata (Las
Heras – Mendoza). Si bien se encontraba

Típicos petroglifos que se pueden contemplar en el cerro Tunduqueral. (Fotografía gentileza Esteban
Pieroni)

con el ánimo deseoso de repetir este tipo
de actividades, las que fueron objeto de
reflexión del último Café Ufológico de

Cerca de las 15.00 hs, se dio por
finalizada la salida y emprendimos el
regreso a nuestros respectivos hogares,
10

2014, planteándose futuros escenarios a
ser visitados en el año siguiente.
Para finalizar, cabe destacar que el
interés en realizar esto último se vio
reforzado
cuando
tomamos
conocimiento, a través de la ufóloga
Andrea Pérez Simondini, de la noticia8
de que un investigador sanjuanino de
nombre Héctor Sawiak fue testigo, en la
zona de Pie de Palo, del avistaje en el
cielo de "luces extrañas", lo que ocurrió
ese mismo sábado a la noche. Eran luces
intermitentes que aparecían cada 11
segundos, en el lapso de 20 minutos, y
1

descartó que se tratara de aviones o
satélites, ya que señaló que se trataban
de luces "estacionarias". Contó hasta 4
de ellas con otro testigo y eran de color
blanco, similar al que percibimos de las
estrellas. Todo eso ocurrió entre 22:30 a
22:50 hs. del mismo día de nuestra
experiencia.
El 2015 prometía la realización de
nuevas salidas al terreno, las llamadas
“operaciones suricatas”, por parte de los
integrantes del Café Ufológico de
Mendoza.
Y
así
sucedió.

Véase http://www.astrocantabria.org/astrocantabria.org/documentacion/leonidas.html

Se trata del sector conocido como Barreal Blanco de la Pampa del Leoncito. En
https://es.wikipedia.org/wiki/Barreal_Blanco
2

Observatorio Astronómico Félix Aguilar (OAFA). Véase http://www.oafa.fcefn.unsjcuim.edu.ar/OafaNew/Index.htm
3

4

Complejo astronómico El Leoncito (CASLEO). Véase http://www.casleo.gov.ar/

"Calingasta x-file": reflexiones para una antropología de lo extraordinario”.
http://www.scielo.org.ar/scielo.php?pid=S1850-373X2010000200006&script=sci_arttext
5

6

En

Templo Madre Divina. Véase http://www.valledeinmortalidad.com.ar/

El Cerro Tunduqueral, también reconocido como “Apus Tundunqueral”, está emplazado a 7 Km.
del paraje de Uspallata, y fue para los pueblo incaicos un lugar sagrado, elegido por las mujeres
durante las noches de luna llena para celebrar rituales femeninos. Véase
http://www.uspallata.com.ar/cerro_tunduqueral_1.html
7

8

http://www.diariodecuyo.com.ar/home/new_noticia.php?noticia_id=647525
----------------------------------------------------------------

Luis Emilio Annino: es autor del blog Orbita Cero Mendoza (orbitaceromendoza.blogspot.com/),
miembro de CEFORA (Comisión de Estudios del Fenómeno OVNI de la República Argentina), de
CEFAI-UAPSG (Centro de Estudios de Fenómenos Aéreos Inusuales), colaborador en carácter de
corresponsal investigador del Capítulo Argentina de MUFON (Mutual UFO Network) y
coordinador del Café Ufológico de Mendoza (integrante de la Red Argentina de Cafés Ufológicos).

11

Entrevista con Jacques
Vallée
Publicada en EL OJO CRÍTICO – N°79
- Diciembre 2015

La reciente visita de Jacques Vallée a España
nos ofreció una gran oportunidad para
adentrarnos con la máxima seriedad en el
desconcertante mundo de los OVNIs.
Entrevistamos a Jacques Vallée
enprofundidad y pusimos a prueba sus
amplios conocimientos planteándole los
interrogantes más difíciles. No correspondía
actuar de otro modo ante el que es
considerado, por muchos, el mejor ufólogo de
todos los tiempos.

habían reunido obras de arte y ensayo inspiradas
en el Universo, la carrera espacial y la ufología.
En sus salas pudimos contemplar, hasta Agosto,
pinturas que recreaban escenas de contactismo,
fotografías de ovnis, esculturas y retratos de
aliens.... Todo ello basado en experiencias reales
de testigos o sacadas de la imaginación de sus
autores. En definitiva, un repertorio múltiple y
diverso que permite acercarnos a las múltiples y
desconcertantes facetas que ofrece el fenómeno
OVNI y su conexión con el arte moderno. Pero,
además, de la dimensión estética, la muestra
ARSTRONOMY apostó por la reflexión y decidió
convocar a diferentes expertos nacionales e
internacionales para hablar sobre el concepto de
“lo extraterrestre” y su influencia en la Humanidad
a lo largo de la Historia. Entre los invitados de

El pasado 13 de Mayo, “La Casa Encendida” de
Madrid dentro de su amplio catálogo de
actividades artísticas, seminarios y exposiciones
de vanguardia inauguró “ARSTRONOMY.
Incursiones en el cosmos”. Se trató de un evento
absolutamente inédito donde se

12

excepción estuvo el célebre Jacques Vallée.
Astrofísico, informático, ufólogo y estudioso del
folklore que revolucionó el estudio de los OVNIS
en los años 60 gracias a sus osadas teorías e
investigaciones.

Internet es una herramienta.
Usted se refiere al trabajo realizado en el libro
“Wonders in the Sky” que ha escrito junto a
Chris Aubeck y donde recopilan numerosas
anomalías celestes desde tiempos
precristianos hasta el siglo XIX. Un trabajo en
el que han participado miembros del grupo de
eruditos e internautas “Magonia Exchange”,
expertos en consultar archivos, bibliotecas y
hemerotecas de todo el mundo en busca de
noticias sobre sucesos extraordinarios ¿Qué
aporta este libro frente a otras obras de
ufología?
Cuando haces este trabajo de recopilar todo lo
que las personas interpretaron como inusual
mientras contemplaban el cielo, se incluyen cosas
que entendemos como meteoritos, cometas,
auroras, tornados y fenómenos similares. Lo
llamativo es que, a pesar de que estas personas
no saben lo que estaban viendo, lo describieron
en términos tan exactos que podemos reconocer
que, en efecto, se trataba de un cometa, un
meteorito, etc. Y, de hecho, así la astronomía
supo que el cometa Halley pasaba cada 75 años.
Estas descripciones son muy importantes porque
muestran que los testigos son fiables, incluyendo
los testigos de OVNIs de hoy día.
No están mintiendo, no se están inventando las
cosas. No son unos locos que dicen ver luces en
el cielo. Son personas que describen algo que
estaba allí. Porque cuando se trata de un cometa
podemos reconocer una descripción exacta de un
cometa, aunque dijeran que vieron la mano de
Dios que viene por el cielo o una luz con forma de
sable doblado.
Pero, eso mismo se parece a un cometa. La
pregunta ahora es qué hacer con esta clase de
sucesos recogidos de los archivos y si nos dan
información acerca de los avistamientos que la
gente tiene hoy día.

Usted acaba de llegar a Madrid para participar
en unas jornadas tituladas “El Cielo Habitado”
coordinadas por el investigador Chris Aubeck.
En ellas se va hablar extensamente sobre el
fenómeno OVNI y todo lo que puede haber o
no Detrás de él. Pero, ¿de verdad, está el cielo
habitado por extraterrestres y seres de otras
dimensiones como aseguran muchos
investigadores o, más bien, serían solo
nuestras fantasías, miedos y esperanzas las
que pueblan el cielo como interpretan muchos
sociólogos y psicólogos?
Los testigos desde siempre han informado de la
presencia de objetos desconocidos en el cielo.
Pero no tenemos una teoría sobre si el fenómeno
OVNI es extraterrestre o no. Si me invitas a un
par de cervezas, te daría una interpretación
diferente – añade mientras se ríe con una leve
carcajada -.Nosotros intentamos aproximarnos a
lo que la gente en verdad describe. Durante
mucho tiempo, los ufólogos creían que el
fenómeno empezó en junio de 1947 con Kenneth
Arnold en Mount Ranier. Es cierto que el
fenómeno desde el punto mediático empezó ahí,
porque supuso una explosión en la prensa por
razones sociológicas y culturales propias de
América. La Segunda Guerra Mundial terminó y la
imaginación de la población se disparó. La gente
había sido preparada para esa interpretación por
la temprana Ciencia Ficción. Superman era un
extraterrestre que se estrelló en Kansas en los
años treinta. Esto fue lo que esas personas
conocieron durante los años 30, 40 y 50 y ellos
tenían la experiencia bajo control. Así que el mito
de los ovnis como platillos volantes surgió
entonces. Pero nosotros somos científicos, por lo
que en Ciencia tenemos que preguntarnos
cuándo realmente empezó y si, en verdad, es un
fenómeno al margen de la creencia aparecida en
los medios de comunicación.

Sin embargo, hay muchos estudiosos que
consideran la ufología como una forma
moderna de religión. Una creencia adaptada a
los tiempos tecnológicos e industriales
actuales donde es más fácil creer en
civilizaciones extraterrestres
que en un Dios anciano y canoso, rodeado de
querubines rubios tocando trompetas.
Hay dos razones por las cuáles existe un
sentimiento religioso ligado a los ovnis. Una es
que la ciencia académica se ha negado a estudiar
este fenómeno.
Así que, al negarse a estudiarlo, lo han situado en
el inconsciente. Grandes astrónomos afirman que
todos los individuos que ven ovnis son borrachos

Sáquenos entonces de dudas. ¿Cuándo
empezó verdaderamente el fenómeno?
Sabemos que hubo casos en los años 20, los
años 30. Sabemos que, también, hubo casos en
el siglo XIX, gracias a las crónicas de Charles
Fort, y sabemos que hubo incidentes incluso
mucho antes.
El trabajo que hemos hecho ha consistido en ir a
buscar esa información anterior en el tiempo. Y se
puede hacer esa recopilación gracias a Internet.

13

y chiflados; que no hay ningún informe OVNI
verdadero; que no merecen ninguna credibilidad.
Cuando actúan así, ellos están distanciándose del
público, cavando una brecha. Tal vez podamos
aclarar la mayoría de los casos, pero sabemos
que alrededor del 10 al 15 por ciento de los casos
no son explicables.
Así que se crea un enorme abismo en la creencia
y se considera un tema prohibido. Ya sabes, no
puedes hablar con tus compañeros de ello; no se
puede hablar en la Universidad de ello y dicen “él
cree en los platillos volantes”. Es
cierto que esto está cambiando ahora, pero no
demasiado rápido. Así que hay esta enorme
presión y consideran la creencia como algo
irracional. Esa gente realmente no necesita más
validación, simplemente lo creen.

Pero da la impresión de que, hoy día, el
fenómeno OVNI va siempre un paso por detrás
del conocimiento humano. No aporta ninguna
novedad científica. En el pasado algunos
creen que sí lo hizo cuando nos enseñaron la
agricultura, la escritura, la construcción de
grandes obras de ingeniería... Sin embargo, en
la actualidad los mensajes trasmitidos por los
contactados son banales. No nos descubren
nuevas fuentes de energía, innovaciones
tecnológicas o remedios para curar
enfermedades. Solo nos dan consejos y
recomendaciones morales.
Es una pregunta profunda porque es verdad. La
gente empezó a ver dirigibles en el cielo antes de
que comenzaran a volar a sí mismos. Pero hay
otro nivel. Me he pasado cierto tiempo an
alizando los diálogos entre los testigos ordinarios
y estas entidades. Hay un caso de un chico que
se fue a trabajar temprano por la mañana al
bosque, y se encontró con un hombre. Un
humano con traje de cuero, poco después de la
guerra, que podría haber sido un aviador,
británico o alemán. Este hombre estaba
sosteniendo algo, y preguntó qué hora es, y
el chico contestó que las cinco. El piloto replicó
“¡Mientes! Son 02:30”. Resulta absurdo. En
primer lugar le pregunta por la hora y luego le
dice“mientes”.
Después, el hombre entra en una pradera, se
mete en un platillo volante y desaparece.
Es absurdo. Eso es lo que yo llamo “metalógica”.

¿Y la segunda razón?
La otra razón es que la religión necesita ser
actualizada. No es que no se pueda creer en los
ángeles, pero, por ejemplo, el Papa, hace unos
meses, dijo que iba a bautizar a un extraterrestre.
¡Esto es increíble! Hay un libro escrito por dos
jesuitas del observatorio astronómico del Vaticano
que titularon "¿Bautizar a un extraterrestre?".
Esto significa que incluso el clero católico es
consciente de que necesitan actualizarse con un
poco de ciencia y que necesitan actualizar las
creencias de la gente.
Así que tienes estas dos corrientes convergentes.
En los EE.UU. converge en el sentido opuesto
porque los ministros Baptistas dicen que
cualquiera que cree en ovnis debe ser lapidado
hasta la muerte. Un predicador dijo en la
televisión de los EE.UU., que eran cosas del
diablo, por supuesto, debido a la capacidad del
demonio para manipular nuestras percepciones y
hacernos caer en la tentación. De todos modos, la
creencia en los ovnis está tomando una forma
nueva. Es muy interesante que Papa Francisco
dijera que iba a bautizar a un alien. ¡Usted
ahora puede citar al Papa!

La “metalógica” es un concepto que usted
formula en sus obras y que sería una manera
de intentar explicar lo inexplicable de estos
sucesos. ¿En qué consistiría ese nivel de
comunicación o contacto que está más allá de
nuestra lógica?
Es muy importante. La filosofía zen se basa en
detener el cerebro. El cerebro está ocupado todo
el tiempo y, si quieres subir un nivel deconciencia,
tienes que detenerlo antes. Aunque sólo podrás
hacerlo con algo que sea ilógico, algo que no se
pueda procesar. Eso mismo es lo que hacen los
diálogos y cuentos de hadas. El protagonista de
los cuentos de hadas se encuentra pequeñas
criaturas que bailan en un círculo en el bosque. El
hombre danza durante 10 minutos y vuelve a la
aldea. Pero han trascurrido 300 años. Es
absurdo, aunque también es la relatividad. Me
encantaría haber conocido a la niñera de Einstein
cuando él era un bebé para preguntarle qué
cuentos de hadas le contó. Así que muchos de
esos episodios de contacto ufológico son
superficialmente estúpidos.

Desde otro punto de vista, hay quien dice que
la ufología no es una forma de religión, sino
todo lo contrario. Es decir, que fueron los
ovnis quienes fundaron las religiones en el
pasado.
Yo no soy un teólogo. Me remito al Papa en
cuestiones de teología–Sonríe una vez más-.
Pero la Biblia dice que los ángeles de Dios
vinieron del cielo; los ángeles se unieron a las
hermosas hijas de los hombres y crearon
gigantes en la Tierra. Elohim es plural en hebreo
por lo que no era únicamente un
dios, sino que fueron “dioses”.

14

Los científicos dicen que no era una nave
espacial real o un piloto de Marte. Es más, dirían
que eso no sucedió, que tuvo una alucinación. Yo
no creo que haya sido una alucinación, creo que
sucedió en algún sentido y continúa pasando.

antes, que cambió su comportamiento... Mi
primera esposa era una psicóloga infantil por lo
que el testigo se dedicaba a hablar conmigo,
mientras ella estaba con los niños y les
preguntaba, “¿has visto lo que tu padre vio?
¿Qué dijo cuando regresó?” Así que ella iba a la
cocina con la esposa del testigo, y preguntaba
“¿te gustaría una taza de café?”. Por este camino,
llegaba al otro lado de la historia. La que tenía
que ver con los pensamientos, los sueños, los
poltergeist. Fuimos a la ONU en 1978 para
convencerlos de que estudiaran los ovnis a nivel
internacional. La propuesta no fue a ninguna
parte, porque esencialmente el Reino Unido y los
EE.UU. se opusieron. Pero uno de los testigos
que fueron allí, era un piloto de un helicóptero d
el ejército que casi se estrelló cuando vio un
objeto verde venir hacia él.
Trató de hacer una maniobra de evasión bajando
demasiado rápido y cuando estaba a punto de
estrellarse, se dio cuenta de que el objeto estaba
levantando al helicóptero. Pasamos mucho
tiempo juntos la noche anterior. Me dijo que cerró
los ojos se preparó para morir. Esa es la
respuesta de un soldado. No había nada que
pudiera hacer. Así que le pregunté si había
observado algo peculiar en los días o semanas
posteriores. Me habló sobre el hecho de que,- y
se trataba de un oficial del ejército-, empezó a
sentirse en comunión con los insectos, las
hormigas... Cuando veía las hormigas sentía que
podía comunicarse con ellas.

Pero si el fenómeno es tan absurdo. ¿Nos
quieren manipular con él, controlarnos o
enseñarnos algo?
Carl Jung decía que somos capaces de
Generar estas cosas, que existen arquetipos, que
los ordenamos nosotros para anticipar la catarsis.
No lo dijo de hecho, pero es como yo lo entiendo.
La conciencia humana crea los arquetipos para
prepararnos ante las cosas que ocurren. Así nos
obligan a pensar en cosas que racionalmente no
pensaríamos, como acerca de la relatividad del
tiempo, pero ahora sabemos que existen. Conocí
a la socióloga Margaret Mead y dijo que el
problema principal de la creencia en los antiguos
astronautas es que descredita el valor del
pensamiento humano.
Los humanos son capaces de inventar la
agricultura sin ayuda extraterrestre. Pero puede
haber una mezcla de ambas cosas. Este tipo de
absurdos aún ocurren. El creador de los efectos
especiales de la película “Encuentros en la
Tercera Fase”, Douglas Trumball y yo fuimos a un
lugar donde ocurrían muchos avistamientos y
empleamos un nuevo tipo de camera que era más
fáciles de controlar. Instalamos unas cámaras
dentro de una pequeña cabaña destinada para
cazar. La cabaña estaba cerrada, no había cristal
y se podía mirar el campo a través de ella. La
cámara estaba programada para grabar en
momentos determinados. Volvimos otro día, la
cámara seguía allí, pero estaba torcida 90
grados. Todo intacto, nadie entró... El fenómeno
siempre hace eso, le encanta la tecnología y
quiere que reaccionemos. Podría contar historias
de este tipo toda la noche. Así que el fenómeno
sigue haciendo eso, es absurdo. ¿Por qué no
quiere ser grabado? Es un juego en muchos
sentidos, algo que haría un animal.

Sin embargo, ¿no puede ser un peligro
explicar la parapsicología, lo sobrenatural, etc.
desde la ufología? ¿No estamos explicando
unos misterios con otro misterio? Cuando se
puso de moda el espiritismo a finales del siglo
XIX parecía que todas las anomalías las
causaban los espíritus. ¿No corremos ahora el
mismo riesgo?
Durante mucho tiempo la gente pensaba que las
enfermedades eran causadas por los seres
invisibles, entonces alguien inventó el
microscopio y se dio cuenta de que era verdad.
Los seres invisibles eran las bacterias y los virus.
Eso es lo que estamos tratando de hacer aquí,
dejar de lado la creencia.
Cuando la gente vio los cometas, ellos se sentían
mal, no porque hubieran visto un cometa, sino
porque pensaban que era un presagio de la
muerte de un rey o de guerra, etc. Tenemos
tantos casos del Imperio Romano porque los
cónsules hicieron una ley conforme a la cual tenía
que haber un registro anual de todo lo inusual que
fuera visto en el cielo.

Hablamos del fenómeno OVNI como algo
único, pero muchos autores como John Keel
decían que no podía desligarse de otros
fenómenos anómalos como los paranormales,
los poltergeist, las premoniciones, los
milagros, las apariciones marianas...
Cuando hablan con los testigos, los ufólogos
preguntan “¿dime en qué dirección venía la luz?,
¿de qué color era?”, y luego escriben un libro.
Nunca preguntan a los testigos acerca de sus
vidas, los sueños que tienen, qué pesadilla les
hizo despertar a las 5 de la mañana, que pasó

15

No por causa de los ovnis o de la religión, sino
por la astrología. Así que, sí que tienes razón,
pero ¿y qué?

borró. Eso es lo que me impactó porque, hasta
entonces, los astrónomos miraban al cielo y no
veían nada extraño. No estaban mintiendo al
público, pero cuando estás en el Observatorio de
París y estás siendo pagado por los
contribuyentes se supone que no puedes mentir.
En astronomía no debes destruir los datos porque
no se puedan repetir las observaciones. De todos
modos, me sorprendió que borráramos los datos
acerca de algo no identificado sin decirle nada a
la prensa o a otros astrónomos.
Podría haber sido una de las primeras pruebas de
un nuevo cohete americano utilizado para
desplegar satélites corona, ensayos secretos, los
cuales se supone que debían estar haciendo
estudios de clima, aunque eso no fuera cierto.
Uno de ellos ha sido desclasificado. Podría haber
sido una prueba temprana e indocumentada,
aunque no hay constancia de ello.

Hablemos de su experiencia como testigo
OVNI. Tengo entendido que usted mismo vio
un OVNI cuando era un chaval y que eso le
marcó a la hora de decidirse a estudiar
astrofísica.
Sí, yo tenía 15 años y estaba en mi casa, en el
ático de la casa de tres plantas donde mi padre
hacía carpintería los fines de semana. Yo le
estaba ayudando y mi madre permanecía en el
jardín cuando nos llamó. Corrí hacia abajo y vi
esencialmente un disco a media milla de
distancia, cerca del campanario de una iglesia y
me acuerdo muy claramente. No recuerdo cómo
se fue, pero le pregunté a un amigo al día
siguiente que vivía a media milla de distancia en
una colina. Él me dijo que lo vio y lo dibujó. Era
esencialmente brillante como un disco de
aluminio con una cúpula en la parte superior
y mi madre indicó que, cuando se fue, dejó
algunos filamentos de algodón y luego
desapareció. Yo no recuerdo haber visto esa
parte. No se lo contamos a nadie. Mi padre era un
juez y un juez no ve platillos volantes. Mi padre
me dijo que probablemente era un helicóptero o
algo por el estilo. Pero aún hoy en día no he
encontrado nada como aquello.

Hay un caso español particularmente famoso
a nivel mundial. Se trata de UMMO. Tuvo su
origen en los años 60 del siglo pasado y
posteriormente se descubrió que había sido
un fraude sociológico orquestado por José
Luis Jordán Peña, como él mismo se encargó
de reconocer.
Algunos investigadores consideran que había
algo de verdad en el asunto y que Jordán
Peña no pudo llevarlo a cabo solo. Usted
también recibió alguna de esas famosas
cartas ummitas.
¿Qué opinión le merece este turbio episodio
de la ufología española?
Conocí el caso Ummo por el libro de Antonio
Ribera titulado “Un caso perfecto”. Así que me
reuní con él cerca de Barcelona y nos fuimos a su
nuevo hogar donde almorzamos. Delante hab ía
un queso, y yo le dije a Antonio “Es un queso
perfecto”. Creo que eso nos hizo amigos, pero
nunca me tomé Ummo muy en serio. Sé
suficiente español como para hacer esa broma, y
hay que tener sentido del humor o no debes
estudiar los ovnis. Para nosotros, por supuesto, el
caso era muy claro. Claude Poher analizó las
imágenes y pudo ver que eran falsas. Si se
trataba de manipulación o no, eso era ya otro
asunto. Pero ninguno de los escritos de UMMO
eran muy innovadores, excepto para el público en
general tal vez. Pero toda la información estaba
extraída de conferencias y artículos.

Suele decirse que los astrónomos no ven
OVNIS porque ellos saben los que miran
cuando contemplan el espacio. Sin embargo,
usted es astrofísico y detectó objetos
inusuales cuando trabajaba en el Observatorio
Astronómico de París. ¿Cómo fueron esos
avistamientos?
Estábamos rastreando los primeros satélites
artificiales y había relativamente pocos. No
rastreábamos los satélites en sí mismos, sino
los propulsores de sus cohetes que permanecían
abandonados en órbita. La mayoría de ellos eran
de segunda o tercera magnitud, muy débiles, pero
teníamos registradas sus órbitas y sabíamos
dónde mirar. Pero, entonces, en un momento
dado, vimos un objeto muy brillante en una órbita
retrógrada, algo que no era muy normal porque
no había objetos en retrógrado. Pensamos que
esto podría ser un nuevo lanzamiento de cohetes
o tal vez un meteoro que, en lugar de estrellarse,
había sido atrapado dentro de una órbita estable
al menos durante un tiempo. Un suceso
interesante para seguirlo. Así que la siguiente
noche, sin decirle nada a mi jefe, los dos turnos
nos quedamos para realizar un seguimiento y
obtener datos. Pero el jefe confiscó la cinta y la

Usted ha colaborado con diferentes
administraciones gubernamentales y
organismos internacionales para estudiar
el fenómeno OVNI.
¿Saben los gobiernos más de lo que parece?

16

Porque su amigo, el también famoso
astrónomo y ufólogo, Dr. Hynek dijo sentirse
manipulado por ellos.
Otras personas han dicho lo mismo, incluyendo
los generales de la fuerza aérea. En los EE.UU.
se da una situación complicada. Podría
argumentar que tiene que haber una gran
cantidad de datos de alta calidad en alguna parte.
En Francia, sabemos que los científicos nunca los
han visto, probablemente porque ningún político
tiene nada que ganar con ello.
Esa es la razón principal por la que esta
documentación no es liberada. Desde luego, se
esconden asuntos relacionados con operaciones
secretas. En los EE.UU. hay mucho de eso, pero
a lo grande. En los últimos 30 años han tenido los
medios para controlar todo lo que ocurre en el
aire, en los océanos, en la tierra y en el espacio.
Pero esas diferentes agencias no se comunican
entre sí. Podría existir una docena de estudios y,
sin embargo, no sabemos nada. Conocemos uno
promovido por la CIA, que ahora ya es
información pública, pero fue cerrado porque no
llegó a ninguna conclusión.

Curiosidades de la
astronomía
El observatorio astronómico más
antiguo que aún se conserva
El observatorio de Cheomseongdae, en
Kyongju, Corea del Sur, fue construido entre
632-647 y se utilizó para observar las estrellas
y predecir el tiempo. Mide 9,17 m de altura X
5,35 m en la base.
Cuántas estrellas hay en el cielo
El número de estrellas que se pueden observar
a simple vista desde la Tierra es de algo más
de 8.000, la mitad para cada hemisferio.
La montaña más alta del Sistema
Solar
El monte Olimpus, en Marte, alcanza los 24
km de alto. La segunda son los montes
Maxwell, en Venus, que se elevan 11 km sobre
el nivel medio de la superficie del planeta. El
pico oficialmente más alto de la Tierra es el
monte Everest, que llega hasta los 8,8 km por
encima del nivel medio del mar. Sin embargo,
el Mauna Kea de Hawaii también puede
reclamar ser el más alto, ya que se eleva 9 km
sobre el fondo del océano sobre el que se
asienta.

Usted también es informático. Curiosamente,
siempre que ha habido un avance tecnológico
ha venido acompañado de una anomalía o
medio de expresión para supuestas entidades
desconocidas. La fotografía permitió capturar
la imagen de presuntos espíritus y orbes. La
radio trajo consigo las psicofonías y la
transcomunicación. La televisión, las
psicoimágenes. El teléfono, algunas llamadas
del más allá y de extraterrestres ummitas . Sin
embargo, Internet a pesar de su difusión
global, no ha generado ninguna anomalía
digna de mención. ¿Por qué?
Es una muy buena pregunta –Y Jacques Vallée
se toma una silenciosa pausa de 20 segundos
para reflexionar la respu
esta-. Creo que lo que sucede en
unos pocos casos es la sincronicidad. Sin
embargo, la gente realmente no busca eso,
aunque yo creo que, ocasionalmente, podría
obtenerse. Pero no hay allí un “cielo” para las
anomalías como nos gustaría.
Quizás los ángeles algún día tomen el control de
Internet.

El mayor satélite del Sistema
Solar
El satélite de Júpiter, Ganimedes, de 5268 km
de diámetro. Si orbitara alrededor del Sol en
vez de alrededor de Júpiter, se lo clasificaría
como planeta. Tiene mayor tamaño que
Mercurio y Plutón.
El objeto visible a simple vista
más lejano
La galaxia de Andrómeda (M31), que está a
2,9 millones de años luz. Cuando se mira a
esta galaxia, se está viendo la luz que salió de
ella cuando en la Tierra comenzaban las
últimas glaciaciones. La galaxia espiral M33,
en la constelación del Triángulo, está más
lejos y es más débil, aunque alguien con una
vista muy aguda quizá la vea.

Juan José Sánchez -Oro

17

La Comisión de Estudio de Fenómenos Aeroespaciales de Argentina (CEFAE) a cargo del ex piloto de la
Fuerza Aérea, Rubén Lianza, presentó en 2015 una resolución (después de 6 años de su creación) sobre
algunos casos (fotográficos principalmente) que habrían investigado.

COMISIÓN DE ESTUDIO DE FENÓMENOS AEROESPACIALES
INFORME DE RESOLUCIONES CASOS 2015
Los casos de avistamientos aquí presentados, comprenden la totalidad de aquellos
testimonios enviados a CEFAe a través de su página web, ocurridos a partir del año
2015, aunque por razones funcionales/administrativas, abarcan el período
Nov/2014 – Nov/2015.
La metodología de análisis empleada comprende una combinación de varias
técnicas, dependiendo del objeto fotografiado o filmado: desde la simple
observación, lectura de datos y comparación con todo lo conocido en el ámbito
aeroespacial, hasta el análisis integral (compositivo, cualitativo y técnico) de la
evidencia presentada. A efectos de no incurrir en extensas explicaciones sobre los
métodos empleados para cada caso y los detalles enviados por cada testigo,
solamente se han listado las Conclusiones arribadas, acompañadas por el
testimonio fotográfico o captura de video enviados por los mismos.
En algunos casos se ha recurrido a más de un especialista, a efectos de extrapolar
las resoluciones parciales de cada uno de ellos y arribar a las conclusiones más
certeras y precisas sobre la causa real del fenómeno. Se han utilizado, inclusive,
programas astronómicos y satelitales para descartar causas naturales o
tecnológicas.
Si bien la totalidad de los casos aquí analizados, han resultado compatibles con
causas de origen conocido, constituyen sin embargo testimonios muy valiosos
desde el punto de vista de la investigación OVNI, especialmente en la
corroboración de la existencia de un abrumador porcentaje de OVIs (Objetos
Identificables) que resultan de interpretaciones honestas pero erróneas, en las
que se han confundido objetos ordinarios con extraordinarios.
18

Las fotos y videos recibidos, aun habiendo sido resueltos como clásicos "OVIs",
tienen un gran valor didáctico para los estudiosos, sirviendo también como
ejemplos de ufología comparada a nivel internacional.
Los casos están agrupados por orden cronológico. La mayoría han sido titulados
con el nombre del testigo (quien previamente diera su consentimiento). Algunos
casos han sido caratulados sólo con localidad y fecha por no contarse con el
consentimiento del testigo para que su nombre sea publicado.
A efectos de mantener un máximo nivel de transparencia, si eventualmente
surgieran discrepancias con las conclusiones aquí expuestas, se invita a que las
mismas sean presentadas personalmente por quien aduzca oposición, en nuestra
Oficina, trayendo consigo pruebas contundentes que demuestren lo contrario. Si
bien todo el mundo tiene el derecho de expresarse libremente, cualquier
discrepancia vertida en redes sociales o foros de Internet sin haber confrontado
personalmente con nuestros resultados, no será considerada una oposición
científica válida.

RESOLUCIÓN CASO: PARQUE NACIONAL IGUAZÚ (26/Nov/2014)
CAPTURA DE VIDEO ENVIADO POR EL TESTIGO:

19

SIMULACIÓN STELLARIUM PARA LOS DATOS APORTADOS POR EL TESTIGO:

CONCLUSIÓN: El objeto filmado es compatible con la estrella “Rigel” (β Orionis)
en perfecta coincidencia con el cuadrante observado en: fecha, hora y ubicación
geográfica del testigo.

RESOLUCIÓN CASO: DANIEL GIUSIO (1/Ene/2015)
FOTO ENVIADA POR EL TESTIGO

20

CONCLUSIÓN: El objeto fotografiado es compatible con tres luces
reglamentarias de uso aeronáutico para vuelo nocturno. En este
caso la aeronave es vista de frente (está moviéndose hacia el testigo).
Si bien los trazos aparecen "alargados" debido al tiempo de
exposición de la foto (lo cual requeriría un trípode para no salir
movida), pueden verse claramente las luces de navegación de las
Punteras de Ala: de Estribor (verde), de Babor (roja) y la del centro
(blanca) que puede corresponder tanto al faro de nariz como a la luz
del tope del plano de Deriva.
Análisis: CEFAe, con la colaboración de Ariel Maderna.

RESOLUCIÓN CASO: CARLOS PAZ (1/Ene/2015)
FOTO ENVIADA POR EL TESTIGO:

21

SIMULACIÓN STELLARIUM PARA LOS DATOS ENVIADOS POR EL TESTIGO

CONCLUSIÓN: Los objetos fotografiados y observados durante el intervalo
de tiempo son compatibles con una combinación de paso del satélite
ENVISAT, la Estación Espacial Internacional (ISS Zarya) y la estrella
pulsante variable β Grulla, en simultánea coincidencia con el cuadrante
observado en fecha, hora y ubicación geográfica del testigo.

RESOLUCIÓN CASO: SERGIO CANTEROS (Ituzaingó, Ctes; 2 Ene 2015)
FOTO ENVIADA POR EL TESTIGO:

22

CONCLUSIÓN: El objeto fotografiado es compatible con una pelota de
reducidas dimensiones, lanzada al aire a poca distancia de la cámara.
En comunicación con el testigo, el mismo refiere que se dirigía a la playa con
sus hijos, que portaban solamente bicicletas y espontáneamente agregó que
“… no llevaban ninguna pelota con ellos”. Este avistamiento alcanza un
máximo nivel de extrañeza sólo si se considera lo relatado por el testigo
respecto a la forma en que el objeto apareció y desapareció (según él, en
forma súbita y sin moverse en ninguna dirección). El testigo refiere que al
llegar al lugar, “el objeto no estaba allí y que (luego de verlo y sacarle una foto)
cuando bajó la cámara el objeto ya había desaparecido”. Por extraño que
parezca, esta exigua parte del relato adolece del defecto de encajar también
con un escenario de pelota lanzada al aire.
Si bien la alta velocidad de obturación (1/909avo de segundo) ha podido
“congelar” al objeto en el cielo, no obstante… de la ampliación del mismo y
del análisis de pixelado surge que la esfera exhibe un casi imperceptible
movimiento vertical, compatible con la parte alta de una trayectoria
parabólica.
Análisis: CEFAe con la colaboración de Vicente-Juan Ballester Olmos y Ariel
Maderna.
RESOLUCIÓN CASO: VALERIA ZIVELONGHI (Sta. Clara del Mar –
3/Ene/2015)
FOTO ENVIADA POR LA TESTIGO:

23

SIMULACIÓN STELLARIUM PARA LOS DATOS ENVIADOS POR LA TESTIGO:

CONCLUSIÓN: El objeto fotografiado (descubierto por la testigo recién
después de ver la foto procesada) es compatible con el Planeta JÚPITER en
perfecta coincidencia con el cuadrante observado en fecha, hora y ubicación
geográfica de la testigo.

RESOLUCIÓN CASO: MARIANA RODRÍGUEZ (Capilla del Monte –
10/Ene/2015) FOTO ENVIADA POR LA TESTIGO:

24

CONCLUSIÓN: Si bien el objeto que motivó la foto es el Cerro Uritorco, el
pequeño objeto volador que fuera descubierto por la testigo recién después de
ver la foto procesada (aquí enmarcado por un círculo dorado en la parte
central izquierda de la foto), resulta compatible con un ave cruzando frente a
la cámara.
Análisis: CEFAe, con la colaboración de Ariel Maderna.

RESOLUCIÓN CASO JORGE DIB (Ruta 8 alt. Venado Tuerto 10/Ene/2015)
FOTO ENVIADA POR EL TESTIGO:

CONCLUSIÓN: El objeto fotografiado es compatible con un par de luces
rojas de tope de antena, fotografiado en zona rural, de noche y con un leve
movimiento involuntario de la cámara.
En comunicación con el testigo, el mismo refirió que mientras conducía su
vehículo, la foto fue tomada por su esposa, desde el asiento del acompañante, a
través del vidrio.
Varias fotos en idénticos escenarios fueron tomadas por nuestro colaborador
Ariel Maderna quien logró obtener trazos muy similares, permitiendo
reproducir la causa del avistamiento.
Análisis: CEFAe, con la colaboración de Ariel Maderna.
25

RESOLUCIÓN CASO: SATURNINO FERNANDEZ (Salta –
13/Ene/2015)
CAPTURA DE VIDEO ENVIADO POR EL TESTIGO:

SIMULACIÓN STELLARIUM PARA LOS DATOS ENVIADOS POR EL TESTIGO:

CONCLUSIÓN: El objeto filmado es compatible con LA LUNA, a través de
la bóveda celeste, en perfecta coincidencia con el cuadrante observado en:
fecha, hora y ubicación geográfica del testigo.
26

CASO: MARTIN MUÑIZ (Quilmes – 3/Mar./2015)
CONCLUSIÓN: Este caso, lamentablemente, no ha sido resuelto por no
haberse recibido del testigo ninguna foto o video que acompañe su
declaración. Nuestro método científico requiere el ingreso de dos elementos:
1°) el Testimonio (Formulario de Aporte de Datos) y 2°) la Prueba (foto, video
o evidencia material).
No obstante ello, las referencias testimoniales (luz de forma circular, de unos
50 cm. de diámetro, color rojo, con bordes bien definidos, giros abruptos, que
“cruzó la calle” y luego parecía “estar en la pared”) convergen hacia
compatibilidad con: “Punto Rojo” de Mira o Puntero LASER, proyectado
sobre la calle y luego sobre la pared exterior de su edificio, desde una
distancia superior a los 100 m.

RESOLUCIÓN CASO: ACCESO OESTE (28 Jul. 2015, Pcia de
BA)
FOTO ENVIADA POR EL TESTIGO:

CONCLUSIÓN: Las luces fotografiadas (de desplazamiento muy lento, según
refiere el testigo) corresponden a un único objeto volador y son compatibles
con tres luces reglamentarias de uso aeronáutico para vuelo nocturno
ubicadas en el centro y en la banda de babor de un helicóptero (ver ejemplo
en esquina inferior derecha).
27

El desplazamiento desde el cuadrante Norte hacia el Oeste, corrobora el hecho
de que la aeronave mostraba su costado izquierdo hacia el testigo. En estos
casos, la forma del “triángulo” suele ir cambiando conforme la aeronave se
mueve respecto del observador.
El sonido que el testigo refiere haber escuchado durante el avistamiento, es
compatible con el que producen los helicópteros propulsados por motores a
pistón.

Para acceder a los números anteriores de la revista sólo tenés que
visitar el blog “alternativaovni.blogspot.com”, allí tenés la opción de
descargar todos los números. También tenes la posibilidad de
encontrar la revista en distintas plataformas como: ISSUU, CALAMEO y
SCRIBD...Simplemente escribí “alternativa ovni” en el buscador...y
listo!

28

ELEMENTOS PARA EL ESTUDIO COMPARADO DE LA MORFOLOGÍA DEL
HUMANOIDE DEL CASO RUBEN MENESES (1981) CON CRIATURAS DEL
FONDO MITOLÓGICO DE LA CULTURA CRIOLLA DEL LITORAL
ARGENTINO
Por Andrés Salvador
Durante siglos, varias personas han creído poseer
pruebas fehacientes de que la Gente Pequeña existe.
Los denominan hadas, duendes, hadas de mal
agüero, rojos, la buena gente, o leprechauns, o los
personifican como Puck, Robin Goodfellow o Mab,
con una serie de cuentos y tradiciones urdidas en
torno a la Gente Pequeña (…) Es interesante
considerar que lo mismo que se dice de la Gente
Pequeña puede decirse de los casos en que los
ocupantes de los <<platillos volantes>> se han
interferido con los hombres.
Fritz Leinberg, Los Fantasmas

En este trabajo aportamos algunos elementos para el estudio comparado de la morfología del
humanoide que habría sido observado por el Sr. Rubén Meneses en cercanías de San Luis del
Palmar (Corrientes - Argentina) en diciembre de 1981, en el curso de lo que los investigadores del
fenómeno OVNI llaman encuentro cercano del tercer tipo (Hynek, 1979: 37-38, en adelante: EC3),
con criaturas del fondo mitológico de la cultura criolla del litoral argentino.
Hechos del Caso Rubén Meneses (1981). En la exposición de los hechos del Caso Rubén Meneses
(1981) nos servimos del artículo de Francisco Villagrán publicado originalmente en el diario El
Litoral de Corrientes, el lunes 28 de diciembre de 1981 en página 18 1.
1. Localización y circunstancias. Los hechos habrían ocurrido en cercanías de la ciudad de San
Luis del Palmar (Corrientes – Argentina) el martes 15 de diciembre de 1981
aproximadamente a las 15:30, cuando el Sr. Rubén Meneses, entonces de 40 años de
edad, que se desempeñaba como chofer de un camión volcador [dumper truck] de la
Dirección Provincial de Vialidad, patente W 013976, se dirigía en el mismo: “desde Paso de
la Patria a San Luis a buscar a un grupo de compañeros que estaban trabajando allí”
(Villagrán, 1981: 18).
2. Inicio del EC3: “eran las 15,30 más o menos, cuando estaba cerca de San Luis del Palmar,
veo una luz muy fuerte al costado de la ruta, pienso que es el sol, pero no puede estar tan
1

Este artículo es el segundo de una serie de dos notas firmadas por Villagrán tituladas de forma genérica
“Corrientes en la senda de los OVNIS”, la primera de las cuales “Un sugestivo fenómeno ocurrido en Derqui”
fue publicada en El Litoral, Corrientes, domingo 27 de diciembre de 1981, p. 18.

29

bajo a esa hora, entonces miré atrás y vi el sol. La luz se me vino encima y cuando quise
acordar la tenía sobre mí me encegueció, sentí como el camión volcador de Vialidad se
movía y veía pasar a autos y camiones a mucha velocidad en la ruta. Sentí en todo el
cuerpo como un hormigueo y vi la cabina y todo el camión envueltos en una luz blanca
muy potente, que atravesaba todo. Después me semidesvanecí, y aunque en ningún
momento perdí totalmente el conocimiento, me parecía que veía las cosas como con
somnolencia” (Villagrán, 1981: 18).
3. Desarrollo del EC3: “Durante el tiempo que duró esto, me ví en un lugar todo espejado,
como si fuera de acero inoxidable, yo estaba boca abajo, como suspendido en el aire, y
había un ser de no más de un metro de estatura, parado en una semipenumbra, y yo sentí
que me hacía preguntas y yo le contestaba, pero mentalmente (telepatía) es decir yo veía
como imágenes mentales. Tenía la frente con muchas arrugas y me llamó la atención el
brazo más largo de lo común” (Villagrán, 1981: 18).
4. Desenlace del EC3: “Cuando me di cuenta estaba a 6 km. de Berón de Astrada2. Tuve
mucho miedo, manejé como pude y llegué a Berón de Astrada y fui a la policía, de allí
avisaron a Vialidad en General Paz y me vinieron a buscar en un auto de la policía de allá”
(Villagrán, 1981: 18).
5. Hechos posteriores al EC3: Según el Dr. Alberto Vidal, médico que atendió primero al Sr.
Meneses “este hombre tuvo una tremenda experiencia, porque cuando me avisaron para
que lo vaya a ver a su casa, estaba con un ataque de nervios total, tenía mucho miedo por
lo que le había pasado y lloraba como un chico. Realmente yo nunca vi un hombre en ese
estado. Tiene que haber tenido una experiencia terrible que lo afectó profundamente, de
otra manera, la cosa no tiene explicación. Yo lo atendí unos días y luego le aconsejé que
fuera a Corrientes para que lo viera un especialista, pero al parecer no le fue muy bien. A
pesar de todo, ahora por lo menos habla algo y puede ver la luz, cosa que antes no
ocurría. Está tomando constantemente medicamentos, porque desde esa fecha casi ni
duerme ni come (…) Lo único que le quedó como marca es una franja rojiza en los ojos,
que ahora se le está disipando, y que prácticamente no lo dejó ver la luz durante varios
días. Todavía hoy anda con anteojos oscuros hasta dentro de la casa, porque le molesta
mucho la luz” (Villagrán, 1981: 18) el propio Meneses señaló respecto de su experiencia
que “En fin, no quiero acordarme de esto, cuando quiero dormir, se me presenta todo lo
que me pasó y tengo mucho miedo, no puedo dormir ni comer” (Villagrán, 1981: 18) y que
habría experimentado estreñimiento (Villagrán, 1981: 18). Señalemos que según el
entonces “Jefe de Vialidad Provincial en General Paz, Sr. Ramón Maldonado (…) [a]
Meneses (…) lo hicieron llamar de Gendarmería de Corrientes, para declarar” (Villagrán,
1981: 18).
2

Esto supone que Meneses habría sido “teletransportado por un Objeto Volador No Identificado, desde las
inmediaciones de San Luis del Palmar, hasta cerca de Berón de Astrada, casi 110 km” (Villagrán, 1981: 18)
“en menos de 40 minutos” (F. A.V., 1995).

30

Isomorfismo de la entidad del Caso Rubén Meneses (1981) con figuras míticas de la cultura
criolla del litoral Argentino. Examinamos aquí los elementos comunes que la morfología del
humanoide del Caso Rubén Meneses (1981) [en adelante: CRM] presente con criaturas del fondo
mitológico de la cultura criolla del litoral argentino con arreglo a una de las tricotomías del signo
propuestas por Charles S. Pierce (Blache,1982: 44):
1. Nivel Icónico = como se percibe sensorialmente a la figura mítica: En el CRM se describe
"un ser de no más de un metro de estatura” (Villagrán, 1981: 18) lo que nos remite a la
figura del Pombero del que “dicen que es pequeño” (Blache, 1982: 51), del Yasý Yateré,
que se presenta como “un ser pequeño” (Blache, 1982: 64), o el Curupí “un enano moreno
y fornido” (Morales, 1960: 75).
En tanto en el CRM el testigo afirma que le “llamó la atención el brazo más largo de lo
común” (Villagrán, 1981: 18) de la entidad, Girala Yampey escribe que el Pombéro “es de
estatura baja, brazos largos, y piernas cortas” (Yampey, 2006: 80).
En el CRM la entidad “Tenía la frente con muchas arrugas” (Villagrán, 1981: 18) detalle
este de las arrugas que encontramos en el Kurupí sobre el que Franklin Rúveda dice:
Su cuerpo es rugoso
Y sin coyunturas
Y al árbol añoso
Su piel se parece
(Rúveda, 1971: 29)3
La entidad del CRM estaba “parado en una semipenumbra” (Villagrán, 1981: 18) lo que
tiene interés en tanto (1) la nota de indefinición se ha señalado en relación al Pombero
(Blache, 1982: 59): “Escurridizo como es, no se deja ver (…) Lo mencionan como invisible,
aunque muchos afirman haberlo visto” (Yampey, 2006: 80), “lleva un sombrero de paja
grande, el que le cubre el rostro” (Lopéz Bréard, 2004: 283); (2) “la dificultad que tienen
los informantes para distinguir (…) [la] fisonomía” del Yasý Yateré (Blache, 1982: 65) cuyo:
“rostro (es) irreconocible” (Lopéz Bréard, 2004: 157); y del Kurupi se dice que su: “andar
se siente y se oye pero es muy difícil verlo” (Yampey, 2006: 73).
La “pobreza de datos con referencia a lo icónico” que Martha Blache observa en las
narraciones sobre la figura del Pombero (Blache, 1982: 59) se advierta en el relato del
CRM que examinamos.

3

La capacidad del Kurupi de tomar la apariencia “de un árbol de piel rugosa” o de corporeizarse “como un
indígena (…) de piel rugosa” es indicada por Yampey, 2006: 73.

31

2. Nivel indicial = como expresa su actuar: El CRM se produce a “las 15,30 más o menos”
[=siesta] de un mes de diciembre [=verano] (Villagrán, 1981: 18) lo que se corresponde
con actantes coadyuvantes del Yasy Yateré (Blache,1982: 65-66) que “es rubio, de tanto
andar bajo los implacables rayos solares de las ardientes siestas” (Yampey, 2006: 76);
escribe Blache: “la siesta y el verano, con su connotación de sol y calor. La siesta en un
clima tropical representa un riesgo. Es el momento del día en que se suspende la
actividad, se acallan los ruidos, la luz reverbera y enceguece, un calor sofocante y
agobiante emana de la bruma. Se asocia al Yasy Yateré con el verano, el momento
radiante del sol” (Blache, 1982: 66).
El sol tiene en el CRM un papel significativo: “veo una luz muy fuerte al costado de la ruta,
pienso que es el sol, pero no puede estar tan bajo a esa hora, entonces miré atrás y vi el
sol” (Villagrán, 1981: 18) 4. El testigo agrega que: “La luz se me vino encima y cuando quise
acordar la tenía sobre mí me encegueció (…) vi la cabina y todo el camión envueltos en
una luz blanca muy potente, que atravesaba todo” (Villagrán, 1981: 18), en tanto el
Pombero sostiene un bastoncito de oro que: “refulge al sol, atrayendo y encandilando
(Lopéz Bréard, 2004: 283).
Por fin, señalemos que también a la siesta actúan el Kuarajï Yara (Morales Segovia, 2005a:
9), el Kurupí (Morales Segovia, 2005a: 10), el Pombero (Morales Segovia, 2005a: 15) y el
Pomberito:
ese duende misterioso,
muy glotón y petisito,
que vive en los bananales
de la siesta campesina
(Rúveda, 1971: 36)
En el CRM el testigo es abducido [Morey Ripoll (Coord.), 1997: 14-25] y el Kuaraï yara
“suele llevarse a los niños recién nacidos” (González, 1966: 73-74) mientras que el Jasy
Jateré “persigu(e) a los niños traviesos, a quienes rapta para lamerlos y dejarlos luego
abandonados a su suerte” (Lopéz Bréard, 2013: 20) y el Curupí “suele vagar a la hora de la
siesta para raptar niños” (Morales, 1960: 75); escribe Enesto Morales: “El Curupí forma,
con el Yasî Yateré y el Pombero, una trinidad cuyo solo nombre lleva terror al corazón de
las madres indias” (Morales, 1960: 83).
El testigo es regresado pero no sin consecuencias que el Dr. Alberto Vidal describe en
estos términos: “este hombre tuvo una tremenda experiencia, (…) estaba con un ataque
de nervios total, tenía mucho miedo por lo que le había pasado y lloraba como un chico.
4

Sobre la asociación del Pombero con un mito solar ver Lopéz Bréard, 2004: 283 – 284 y también Lopéz
Bréard, 2013: 25.

32

Realmente yo nunca vi un hombre en ese estado” (Villagrán, 1981: 18); también quien
retorna tras haber sido llevado por el Pombero experimenta consecuencias: “se queda
tonto” (Blache, 1982: 50) o “con problemas mentales que lo llevaron a la locura” (Fabro et
al., 2001: 63).
En el CRM el testigo habría sido “teletransportado (…) casi 110 km” (Villagrán, 1981: 18)
“en menos de 40 minutos” (F.A.V., 1995) y el Pombero: “puede trasladarse de un lugar a
otro con increíble rapidez” (Yampey, 2006: 79).
El testigo del CRM dice “sentí que me hacía preguntas y yo le contestaba, pero
mentalmente (telepatía) es decir yo veía como imágenes mentales” (Villagrán, 1981: 18).
Tanto el Pombero (Morales Segovia, 2005b: 19-20) como el Curupí (Morales, 1960: 76-77)
hablan y se comunican con los humanos.
3. Nivel simbólico = como la valoriza el informante: No se registran en el relato del CRM
elementos sobre la valoración hecha por el testigo al momento del EC3 solo se indica que
al ser entrevistado afirma: “no quiero acordarme de esto, cuando quiero dormir, se me
presenta todo lo que me pasó y tengo mucho miedo, no puedo dormir ni comer”
(Villagrán, 1981: 18).
El CRM, la mitología OVNI y la experiencia religiosa. El CRM presenta elementos propios de la
mitología OVNI5 que aquí no examinamos pero indicamos con beneficio de inventario como la:
1. Abducción [Morey Ripoll (Coord.), 1997: 14-25]: “Durante el tiempo que duró esto, me ví en
un lugar todo espejado, como si fuera de acero inoxidable, yo estaba boca abajo, como
suspendido en el aire” (Villagrán, 1981: 18).
2. Teleportación [Morey Ripoll (Coord.), 1997: 359] 6: “cuando estaba cerca de San Luis del
Palmar (…) sentí como el camión volcador de Vialidad se movía (…) Cuando me di cuenta
estaba a 6 km. de Berón de Astrada” (Villagrán, 1981: 18).

5

Para el testigo su experiencia se presenta como una historia verdadera (Eliade, 1994: 13): “tenía mucho
miedo por lo que le había pasado” (Villagrán, 1981: 18), por ello en el estudio de la mitología OVNI es
atendible la observación hecha por Mircea Eliade cuando afirma que: “Para tener éxito en su tarea, el
historiador de las religiones no está obligado a pronunciarse sobre la autenticidad de tal o cual caso preciso
de levitación ni a limitar su examen al estudio de las condiciones en las cuales un tal caso puede realizarse;
toda creencia en el “vuelo mágico”, todo rito de ascensión, todo mito que comporta el motivo de una
comunicación posible entre la Tierra y el Cielo son igualmente preciosos para el historiador de las religiones;
cada uno representa un documento espiritual de gran valor, por cuanto esos mitos, esos ritos, esas
creencias expresan a la vez situaciones existenciales del hombre en el Cosmos y traicionan sus deseos
oscuros y sus nostalgias. En cierto sentido, todos esos hechos son reales, por cuanto cada uno de ellos
representa una experiencia espiritual auténtica donde el alma humana se ha encontrado profundamente
comprometida” (Eliade, 1961: 111).

33

3. Tiempo perdido [Morey Ripoll (Coord.), 1997: 362]: “Después me semidesvanecí, y aunque en
ningún momento perdí totalmente el conocimiento, me parecía que veía las cosas como con
somnolencia” (Villagrán, 1981: 18).
También se registran elementos de la experiencia religiosa como:
1. El vuelo mágico (Eliade, 1961: 123-136): “el camión volcador de Vialidad se movía y veía pasar
a autos y camiones a mucha velocidad en la ruta” (Villagrán, 1981: 18).
2. La luz mística (Eliade, 1984: 21-97): “veo una luz muy fuerte al costado de la ruta, pienso que
es el sol, pero no puede estar tan bajo a esa hora, entonces miré atrás y vi el sol. La luz se me
vino encima y cuando quise acordar la tenía sobre mí me encegueció (…) y vi la cabina y todo
el camión envueltos en una luz blanca muy potente” (Villagrán, 1981: 18)
El CRM y las creencias folklóricas vivas. Los elementos comunes de la morfología del humanoide
del CRM con criaturas del fondo mitológico de la cultura criolla del litoral argentino pueden
entenderse atendiendo al hecho, señalado por Susana Chertudi 7 (siguiendo a Linda Dégh 8), que la
leyenda de creencia (belief-legend) presente en la sociedad industrial moderna en “los relatos en
torno de los objetos voladores no identificados (OVNI)” (AAVV, 1978: 173) “está entretejida con
otras manifestaciones de creencias folklóricas vivas” (AAVV, 1978: 172) 9, y si ello se puede afirmar
de una sociedad industrial moderna con mayor razón de una sociedad como la de Corrientes que
presenta al momento del hecho rasgos propios de sociedades tradicionales (Espinola-Acosta
Rivellini, 1993: 190).
Papel de los periódicos en el entretejido de la mitología OVNI con creencias folklóricas vivas.
Señala Villagrán refiriéndose a la exposición que hace de los hechos del Caso Rubén Meneses
(1981) que: “El que sigue es el relato casi textual de lo que él nos contó” (Villagrán, 1981: 18),
expresión que visibiliza la función: 1) de intermediación del periodista “entre el fenómeno y su
evaluación final” (Banchs, 1994: 39)10, 2) de los periódicos en el entretejido de la mitología OVNI
con creencias folklóricas vivas, en este punto es orientadora la observación de Blache referida al
6

En la entrada se hace referencia a la teleportación del matrimonio Vidal y su automóvil desde Chascomús
(Argentina) hasta México, en lo que resultó ser un montaje publicitario detenidamente examinado por
Alejandro Agostinelli, 2009: Entre la neblina, pp. 131-167.
7
En su trabajo: La leyenda folklórica en la Argentina en AAVV, 1978: 165-173.
8
Chertudi remite a: Dégh, Linda: The “Belief Legend” in Modern Society: Form, Function, and Relationship to
Other Genres. (En: American Folk Legend. A Symposium, ed. Wayland D. Hand. University of California Press,
Berkeley-Los Angeles-London, 1971, p. 55-68) (AAVV, 1978: 173).
9
Sobre el carácter vivo de las creencias folklóricas de la cultura criolla del litoral argentino recomendamos el
artículo de Buenaventura R. D. Terán, Vigencia de la narrativa guaraní-jesuitizada en el folklore del litoral
fluvial: Aporte al conocimiento de la literatura oral de la región bañada por el rio Paraná, en Suplemento
Antropológico - Universidad Católica (Asunción - Paraguay), Vol. XVII, nº 1, junio 1982, pp.213-230, también
del mayor interés es el texto de Fabro et al., 2001.
10
Sobre esto véase Banchs, 1994: La información periodística, pp. 23-42.

34

Yasí Yateré: “También funcionan como elementos coadyuvantes las publicaciones en los
periódicos, que ocasionalmente, según algunos informantes, narran casos del Yasí Yateré. La
comunidad asigna calidad de cierto a lo expresado por la palabra escrita” (Blache,1982: 69).
Bibliografía
AAVV 1978:
Introducción al Folklore.
Buenos Aires, ed. Centro Editor de América Latina, 1978.
Agostinelli, Alejandro 2009:
Invasores - Historias reales de extraterrestres en la Argentina.
Buenos Aires, ed. Sudamericana, 2009.
Banchs, Roberto E. 1994:
Fenómenos aéreos inusuales.
Buenos Aires, ed. LEUKA - Librería Editorial Universitaria Kennedy Argentina, 1994.
Blache, Martha 1982:
Estructuras del miedo.
Buenos Aires, ed. Plus Ultra, 1982.
Eliade, Mircea 1994:
Mito y realidad.
[Colombia], ed. Labor, trad. cast. de Luis Gil, 1994.
Eliade, Mircea 1984:
Mefistófeles y el Andrógino.
Barcelona, ed. Labor, trad. cast. de Fabián García-Prieto, 1961.
Eliade, Mircea 1961:
Mitos, sueños y misterios.
Buenos Aires, ed. Compañía General Fabril, trad. cast. de Lysandro Z. D. Galtier, 1961.
Espinola, J. Cesar y Acosta Rivellini, Luis G. 1993:
Percepciones sobre la realidad política y social de Corrientes.
en Revista de Estudios Regionales, Segunda época, Nº 2, Octubre 1993, pp. 189-205.
Fabro, Maria Teresa et al. 2001:
Costumbres, mitos y creencias de Corrientes.
Corrientes, ed. del autor, 2001.

35

F. A.V. 1995:
Antecedentes en Corrientes.
en El Litoral, Corrientes, miércoles 1 de noviembre de 1995, p. 2.
González, Miguel H. 1966:
Creencias populares correntinas.
en Selecciones Folklóricas Codex, Año 1 – Nº 11, Julio de 1966, pp. 73-75.
Hynek, J. Allen 1979:
El informe Hynek.
Buenos Aires, ed. Javier Vergara, trad. cast. de Ariel Bignami, 1979.
Lopéz Bréard, Miguel Raúl 2013:
Mitos de la Región Guaraní.
Corrientes, ed. Moglia, 2013.

“OVNIS, UN DESAFÍO A LA
CIENCIA” ACCESIBLE ONLINE
La legendaria revista argentina “Ovnis, un
desafío a la ciencia” dirigida y editada por
el Dr. Oscar Galindez fue recientemente
digitalizada y subida a internet. Desde el
enlace compartido abajo pueden acceder a
sus diez números editados.
http://alternativaovni.blogspot.com.ar/20
16/03/revista-ovnis-un-desafio-laciencia.html

Lopéz Bréard, Miguel Raúl 2004:
Diccionario Folklórico Guaranítico.
Corrientes, ed. Moglia, 2004.
Morales, Ernesto 1960:
Leyendas Guaranies.
Buenos Aires, ed. Futuro, 1960.
Morales Segovia, Marily 2005a:
Devocionario correntino y santoral chamamecero.
Corrientes, ed Moglia, 2005.
Morales Segovia, Marily 2005b:
El libro del Pombero.
Corrientes, ed Moglia, 2005.
Morey Ripoll, Matías (Coord.) 1997:
Diccionario Temático de Ufología.
Santander (España), ed. Fundación Anomalía, 1997.
Ruveda, Franklin 1971:
Regreso a Corrientes.
Buenos Aires, ed. Galea, 1971.
Villagrán, Francisco 1981:
Estremecedor caso de teletransporte.
36

en El Litoral, Corrientes, lunes 28 de diciembre de 1981, p.18.
Yampey, Girala 2003:
Mitos y Leyendas Guaraníes.
Resistencia (Chaco), ed. Universidad Nacional del Nordeste, 2003.
ANDRÉS SALVADOR Es Abogado y Profesor de Ciencias Jurídicas. Se interesa en el Pensamiento simbólico y
en el contexto de su pérdida social y sus consecuencias; asimismo se ha dedicado al estudio de la
persistencia del pensamiento mitológico y su relación con el fenómeno OVNI. Es administrador del blog
OVNIS en Corrientes http://www.ovnisencorrientes.blogspot.com.ar/ que presenta notas e información
sobre el fenómeno y su manifestación en el ámbito de esa Provincia. Ha sido Coordinador del Café Ufológico
de Corrientes (2012-2015), miembro de la Acadèmie d'Ufologie de Francia y de la Comisión de Estudio del
Fenómeno Ovni de la República Argentina – CEFORA, así como Director Nacional del Capítulo de la Mutual
UFO Network – MUFON en Argentina. Está dedicado a la elaboración de un catálogo de los casos OVNI
registrados documentalmente en la Provincia de Corrientes entre 1947 y 2001.

NOVEDADES EDITORIALES:
Débora
Goldstern
debuta
editorialmente con
“Secretos
Subterráneos de los
Mundo Olvidados”
Un análisis a fondo
de de historias y
leyendas sobre la
mítica Cueva de los
Tayos.

Rubén Morales, nos
presenta su primer
libro “Los ovnis de la
Antártida”, un
trabajo de más de 10
años investigando y
recolectando casos y
testigos, sobre las
observaciones de
objetos no
identificados en
aquel enorme
continente.

El
joven
investigador
paraguayo, Ronald Maidana
Torres nos trae su primer
trabajo “Ovnis en el Paraguay”
primer libro sobre
este
fenómeno escrito en dicho
país. Más de 400 páginas en el
cual
hay
variedad
de
documentos y fotografías y un
largo recorrido investigativo
del autor para luego volcar en
las páginas de su obra.

El ufólogo Luis Burgos
nos presenta su
primer libro
“Expedientes ovnis”
donde nos relata
casos ocurridos en
nuestro país, teniendo
muchos de ellos como
principales testigos a
integrantes de las
Fuerzas Armadas

37

OVNIS Y MILITARES, UNA FÁBRICA DE LEYENDAS
Vicente-Juan Ballester Olmos
Ricardo Campo Pérez

INTRODUCCIÓN
Los autores llevamos décadas investigando el fenómeno ovni, esto es, el conjunto de informes de avistamientos de
“objetos volantes no identificados”. Nuestros estudios y las muchas encuestas e indagaciones de casos que hemos
realizado nos llevan a la conclusión de que no existe tal fenómeno, al menos no como una manifestación de tecnología
extraterrestre.
La investigación de informes ovni es poliédrica y tan diversa en enfoque, método y herramientas como los variados tipos
de estímulos, efectos, sucesos y episodios (naturales y artificiales, pero siempre convencionales) que los generan.
Pero este estudio está trufado de inconvenientes y dificultades. Unas son intrínsecas y otras extrínsecas a la naturaleza
del fenómeno u objeto observado. Las primeras tienen que ver con nuestra habilidad a la hora de hallar la causa de la
confusión o mala interpretación visual. Pero las segundas son más traicioneras porque tienen que ver con la
tergiversación de la información, la exageración o deformación de los datos, o incluso con la total invención de las
historias, desde la fuente original hasta que llega al investigador.
El presente ensayo cubre una muestra de informes en donde se dan dichas circunstancias. Y versa sobre un tipo
específico de observación ovni: aquélla en la que personal militar habría estado pretendidamente implicado en unos
sucesos que se han ocultado del conocimiento público. Los últimos años noventa fueron un periodo muy prolífico de
información y desinformación ovni en España. Aunque no se vivió ninguna “oleada” como las de los cincuenta, sesenta o
setenta, esta década trajo consigo el histórico proceso de la desclasificación de archivos ovni del Ejército del Aire (1-5).
Pero, además, supuso la aparición de muchos relatos sobre avistamientos y sucesos extraordinarios con el denominador
común de haberse desarrollado en un entorno castrense y haberse silenciado.
DISPAROS EN LA PLAYA
Una de las más esperpénticas historietas que circularon en el mundillo nacional de los ovnis en los años noventa tuvo
como protagonistas a un grupo de soldados de reemplazo en Gran Canaria. Los “hechos” ocurrieron en el mes de abril
de 1991 y se localizaron en la playa del Diablito, en el municipio de Mogán. El primero en cuchichear en la prensa sobre
el caso fue el periodista catalán Josep Guijarro, en una entrevista que publicó en noviembre de 1992 Karma-7, un
fanzine de lo misterioso.
Pero fue el novelista navarro Juan José Benítez quien lanzó al respecto dos tráileres de una película que nunca llegó a
estrenar. En septiembre de 1993 declara a la revista Más Allá, dedicada a lo paranormal: “Uno de los incidentes más
impresionantes ha sido el de una alerta militar en Canarias, con detección en radar de un objeto, y que lleva a una
patrulla hasta la costa. Estoy tras la confirmación de la salida de varios helicópteros Puma que emprendieron un violento
tiroteo contra unos seres que, según los testigos, parecían transparentes. Esta historia, desde luego, no creo que la
veamos desclasificada en la vida”.

38

El 3 de octubre siguiente, en una entrevista del articulista y “contactado” canario Francisco Padrón, publicada en el
Diario de Avisos de Santa Cruz de Tenerife, el novelista citado ofrece el segundo tráiler, ahora con más detalles:
Hubo una alerta porque se había detectado la presencia de un OVNI. Acudió al lugar una patrulla de policía militar con
perros y participaron –que yo sepa- dos helicópteros. Se produjo un tiroteo disparándose sobre unos seres que, según los
testimonios de los soldados allí presentes con los que he podido hablar, eran “como transparentes”. Las balas no les
afectaron. Lo que más le llamó la atención a estos muchachos, componentes de la patrulla, aparte del gran susto de ver
aquellos seres, fue la presencia de un oficial, concretamente un capitán, al que nunca habían visto y que, pistola en
mano, dirigió el tiroteo con una increíble frialdad, dándoles la impresión de que estaba especialmente adiestrado para
este tipo de acciones. Lógicamente, el suceso no transcendió. Los soldados fueron amenazados, seriamente, hasta el
punto que, transcurrido el tiempo, después de licenciarse, nos está costando muchísimo trabajo arrancarles las palabras
porque, aún, continúan aterrorizados. Les metieron, de manera brutal, el miedo en el cuerpo.
Tres años después, fue el periodista Bruño Cardeñosa quien resucitó el caso en la edición de febrero de la revista
esotérica Año Cero: una noche de abril de 1991, sobre la 1,30 o las 2 de la madrugada, un grupo de soldados de la Base
Aérea de Gando que estaban viendo la televisión fueron alertados por un capitán y un sargento que les ordenaron
levantarse a fin de cumplir una misión. Los radares del Escuadrón de Vigilancia Aérea nº 21 (estación ubicada en el Pico
de las Nieves, de nombre clave Papayo) habían detectado ecos no identificado al suroeste de la isla. Se trataba de una
“acción rápida, embarcando en un helicóptero Super-Puma del SAR (Servicio Aéreo de Rescate) que les llevó a una playa
del sur de la isla. Allí, alertados por la presencia de ecos no identificados sobre ese mismo lugar, comenzaron a ver
sombras por todos los lados, de dos metros de altura y completamente negras, saliendo de la orilla. A la orden del
capitán abrieron fuego, pero las balas no les hacían nada y las sombras, unas diez o quince, desaparecían y volvían a
aparecer en otro lado. Así durante 45 minutos”. Según el artículo, basado en un informador llamado José Andrés M.S.,
los hechos se repitieron dos semanas después.

Lugar de autos, la playa
de Taurito o del Diablito
(Mogán, Gran Canaria)
(Foto R. Campo, julio
2002)

Unos y otros han repetido esa “información” en distintos medios y no es nuestro propósito dar la retahíla de sitios
donde la han colocado de relleno en artículos alimenticios, excepto cuando se aporten nuevos antecedentes. Tampoco
nos haremos eco de las elucubraciones, conjeturas y especulaciones de unos y otros, que carecen de base como se verá
luego.
Otra revista del ramo, con el acertado título de Enigmas, vuelve a abordar la historieta de la mano de Ángel Briongos y
Bruno Cardeñosa, en un especial publicado en julio de 1997. La versión es prácticamente la misma de la nota de 1996,
con los añadidos y cambios siguientes:

39

• Los protagonistas ahora son “policía aérea”.
• Unas extrañas luces en el cielo rodeaban al helicóptero que esperaba estático después de que los “policías-soldados de
reemplazo” desembarcaran.
• Cuando se lanzaron bengalas luminosas las sombras desaparecían; llegaron a rodear a una de las sombras, pero no
podían disparar por miedo a herirse mutuamente; un perro adiestrado que los militares llevaban en el helicóptero huyó
despavorido…
José Andrés Masías Soler (en esta información aparece “identificado”) asegura que “todo aquello duró unos 45 minutos
y durante media hora estuvimos pegando tiros”.
La historia finaliza trucando los subfusiles Cetme para que no se descubriera que habían sido disparados y con la
amenaza de los oficiales de que guardaran silencio en relación con lo vivido, de lo contrario “argumentarían que
estábamos locos” (advertencia que parece no haber servido de mucho, porque este informante expuso el relato a todo
periodista que tuvo al alcance).
Todo esto le pareció muy extraño a Joan Plana, experto en las implicaciones militares de los asuntos ufológicos
nacionales.
Entre las cosas que no cuadran para Plana destacan:
- En muchas ocasiones el EVA-21 de Papayo ha detectado ecos desconocidos y no se hizo nada. ¿Por qué en esta ocasión
se desplazó al lugar una patrulla en helicóptero?
- ¿Por qué fue un helicóptero con soldados en vez de producirse un scramble normal por parte de un Mirage F-1?
- Este tipo de actuación por parte del Ejército del Aire es totalmente inhabitual. ¿Por qué no se dio aviso a la Guardia
Civil y que fuera ésta la encargada de desplazarse al lugar?
Habida cuenta de que los archivos de informes ovni del Ejército del Aire acaecidos entre 1962 y 1995 fueron totalmente
liberados a finales de los 90, sin que existiera la menor constancia de este caso, nuestra inmediata presunción es que a
los periodistas citados les han colado un gol. Quizá el lector piense que resulta una pérdida de tiempo intentar
comprobar si hay algo de verdad en estas asombrosas narraciones. Para nosotros, es cuestión de responsabilidad.
Seguidamente resumiremos las varias gestiones realizadas tratando de clarificar la verosimilitud de la historia y
aportaremos la documentación resultante. En el curso de diferentes visitas a la isla grancanaria mostramos las
informaciones publicadas a diversas autoridades militares del Aire. Todos y cada uno de los consultados
independientemente negaron los hechos. Pero no solo eso: incluso
asumiendo que éstos hubieran tenido lugar, la supuesta operación llevada a cabo no tenía ni pies ni cabeza desde el
punto de vista táctico y de procedimiento, era irracional y disparatada. Así no habría actuado nunca el Ejército del Aire
en una situación similar real.
Preguntamos primeramente a Pedro Arcas, jefe de la Oficina de Relaciones Públicas del Mando Aéreo de Canarias.
Después de sonreírse mientras leía la información publicada, nos espetó: “esto es un absurdo”. Y lo que es más
importante: confirmó lo que ya sabíamos de otra fuente, que el testigo citado “José Andrés Masías Soler” no realizó el
servicio militar en Gando en 1991. Muy similar fue la reacción del coronel Enrique Pina, jefe de la Base Aérea de Gando,
con quien nos entrevistamos en marzo de 1996.
Posteriormente realizamos otras consultas por escrito, entre ellas al 802 Escuadrón del Servicio Aéreo de Rescate, cuyo
comandante jefe, Ángel Valcárcel, escribió:
Respecto al testimonio relatado en su día por el joven que cumplía el servicio militar en la Base Aérea de Gando, no
procede ningún tipo de comentario por la irracionalidad e inverosimilitud, no del propio fenómeno en sí, que no se entra
a valorar, sino por la forma y medios con que se dice actuaron las unidades indicadas. (Ver facsímil).

40

41

Separadamente, también nos comunicamos con la jefatura del Escuadrón de Vigilancia Aérea nº 21, estación de radar
que habría registrado la presencia ovni, cuya respuesta no dejaba lugar a dudas: “…en esta Unidad no figuran
antecedentes sobre los sucesos que en la citada carta relataba”. (Ver facsímil).

Asimismo nos dirigimos, ya en la Península, a una
autoridad de mayor rango y en 1996 procedimos a
interpelar al militar que en 1991 era coronel jefe
de la Base Aérea de Gando, a la sazón teniente
general Alfredo Chamorro Chapinal. En su
respuesta, el distinguido general Chamorro (que
en su calidad de jefe del Mando Aéreo de
Combate llevó a cabo la desclasificación del
archivo ovni oficial) nos informaba en estos
términos:
Si alguna patrulla de seguridad hubiera acudido a
reconocer la zona, y de ello no se dio conocimiento
a la Autoridad Superior, es porque se consideraría
que se trataba de algo propio de la actividad
normal de vigilancia de las Unidades Aéreas, y sin
trascendencia para ser comunicada. Por lo que al
SAR respecta, los helicópteros de Canarias no
estaban autorizados para misiones reales
nocturnas. Resulta de todo ello que, o no existió tal
servicio, o tuvo carácter de una actuación sin
consecuencias excepcionales. En cualquier caso, parece evidente que no existiría el menor interés de los participantes en
ocultar esa supuesta actuación, que probablemente habría merecido una valoración favorable de sus mandos.

(Ver facsímil).

Realizamos la última gestión en una instancia distinta, el Cuartel
General del Ejército del Aire (Madrid). La respuesta del comandante
jefe de la Oficina de Relaciones Públicas, Luis M. Yagüe Herreros, a
quien enviamos copia de las informaciones publicadas, fue breve
pero muy significativa: “He leído con atención el artículo que
amablemente me remite, es muy ameno y tratado debidamente
podría constituir la base de un apasionante guion cinematográfico”.
(Ver facsímil).
Todas las consultas evacuadas han confirmado independientemente
la inexistencia de los hechos referidos. Y el personaje que los narra
no permaneció como soldado en la base aérea de referencia en este
abracadabrante episodio. ¿Alguna opción racional a la pura
invención? Apenas. ¿Puede haber en todo este cuento de terror una
base real consistente, por ejemplo, en una operación de
contrabando descubierta por la policía y convenientemente usada
como base para el relato? Es muy poco probable, ya que nada se
supo de esto en la prensa local, ni les constaba a algunos periodistas
de los diarios de Gran Canaria con quienes comentamos el asunto.
Aparte de los contundentes y repetidos desmentidos, usemos la
lógica. ¿Es acorde con el sentido común que unos soldados de
reemplazo se líen a tiros en una playa de madrugada contra unas sombras que aparecen y desaparecen durante media
hora? ¿Nadie oyó los disparos? Una playa pública, la pequeña cala de Taurito o Diablito, donde ya en 1991 había
campings durante todo el
año y donde abundan los barcos deportivos; en fin, una zona densamente poblada por multitud de turistas donde a la
voz de “¡abran fuego!” nuestros aguerridos soldados rasos vacían sus cargadores en todas direcciones, exponiéndose a
herir a alguien. ¿Tiene todo esto algún sentido? ¿Qué nos queda? El absurdo, el delirio y la razonable presunción de un
testimonio falso, aireado de forma sensacionalista.
TÉLEX APÓCRIFO
En julio de 1994, con el impactante título “OVNIS en España. ¿Qué información ocultan los militares?” y bajo las iniciales
M.C., el articulista gallego Manuel Carballal se hacía eco en Año Cero de una carta anónima recibida por Bruno
Cardeñosa, frecuente colaborador de las revistas que se ocupan de los ovnis. El misterioso sobre de desconocida
procedencia contenía un documento, de aparente factura oficial, un télex consignado confidencial y supuestamente
preparado a bordo de la fragata Extremadura (F-75) de la marina de guerra española. Este mensaje fue publicado por
Cardeñosa en el número de abril de 1997 de la revista Enigmas, algo recortado y descrito como una “filtración” al autor.
Fechado a las 3,15 horas del 20 de enero de 1991 y dirigido, entre otros, al almirante jefe del Estado Mayor de la
Armada, al almirante jefe de la Flota y al almirante jefe del Grupo Alfa (combate), el texto, al que hemos agregado las
debidas aclaraciones entre paréntesis y la información faltante, de ser colegida, entre corchetes, decía esto:
A las 0245Z (hora meridiano Greenwich), los vigías de guardia observan masa de luz roja G[ilegible]...a BV (babor,
izquierda del buque). Estimación distancia 4 millas (7,4 km). En radar SPS-52 (radar tridimensional de exploración aérea)
aparec[e con]tacto desconocido en rumbo 147 (sudeste) a 6 millas (11,1 km), moviéndose a 50 n[udos] (92,6 km por
hora) y a 300 metros altura con rumbo 110 (este-sudeste). No se puede identifica[r]. A las 0252Z (siete minutos más
tarde) luz visual y contacto radar desaparecen bruscamente. Situación navegación buque: rumbo 075 (este-nordeste), 12
nudos (22,2 km por hora), 32 millas (59,3 km) al sur de cabo Sacratif (cabo en la costa de la provincia de Granada).
Meteo: viento W (del oeste) 5 nudos (9,3 km por hora), mar rizada, visibilidad 8 millas (14,8 km)...st. (Estratos) cantidad
6 (seis octavos de cielo cubierto).

43

Navegando a zona asignada encuentro con NAVOCFORMED (fuerza naval de la OTAN en el Mediterráneo). Sin más
novedad.
(Ver facsímil).
En un sorprendente artículo (Enigmas, enero de 1997), Manuel Carballal asegura que el informe “incluye códigos
confidenciales de identificación militar para el lanzamiento de misiles”. Son cosas del mal asesoramiento, pues nada en
las siglas del encabezamiento del (supuestamente verdadero) télex tiene que ver con códigos relacionados con misiles
sino con el remitente y los (también supuestos) destinatarios. En el mismo artículo, Carballal relaciona al buque
directamente con la Guerra del Golfo. Lamentable error: la misión del buque fue escuetamente participar en la
operación Southern Guard de control y vigilancia del tráfico marítimo en el Mediterráneo Oriental, del 21 de enero al 25
de marzo de 1991, para regresar a España días después (6).

Inmediatamente después de conocer el primero de estos artículos, y lejos de aceptar ciegamente lo que leíamos,
iniciamos las indagaciones pertinentes. Comunicamos el artículo al Mando Operativo Aéreo (MOA), ya que entonces
estaba precisamente ocupado “por mandato del Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA)” en la desclasificación de los
archivos ovni del Ejército del Aire, proceso en el que uno de los autores tuvo un papel activo en su inicio y desarrollo (7).
La sección de Inteligencia del MOA cuenta con un miembro del ejército de Tierra y otro de la Marina, por lo que se hizo
cargo del tema el capitán de fragata Solinis. El 5 de julio de 1994 un telefax del MOA remitiendo fotocopia del artículo
citado es dirigido a la Extremadura, buque desde donde presuntamente se vio y detectó el ovni.
(Ver facsímil).
La respuesta verbal de los responsables del navío no dejaba lugar a dudas: negativo. Tales hechos, que teóricamente
apenas habían sucedido dos años antes, eran desconocidos por sus mandos y por su tripulación, no había ninguna
anotación ni de lejos semejante en el cuaderno de bitácora, ni existía parte alguno del presunto incidente. O como nos
dijo en román paladino un oficial del MOA, “eso se lo han inventado” (8).

44

Con la finalidad de aclarar
definitivamente el origen del
sospechoso teletipo, y disponer de
documentación por escrito que lo
avalara o refutara, el investigador
catalán y experto en temas de Defensa
Joan Plana dirigió en abril de 1997 una
carta al Jefe del Estado Mayor de la
Armada, almirante Juan Romero
Caramelo. El 31 de mayo, la respuesta
vino en forma de misiva firmada por el
jefe de su gabinete, el capitán de navío
José Antonio Martínez Sainz-Rozas. La
fehaciente respuesta, basada en el
estudio del documento publicado en el
número de la revista de abril de 1997,
ejemplar adquirido por la Armada al
efecto, es terminante: “... se ha
analizado detenidamente el documento
que se publica y se ha llegado a la
conclusión clara de que es falso”
(énfasis de los autores). Pero hay más.
Se aportan algunas claves que
demuestran el carácter espurio del
texto, cuando el oficial que escribe en
nombre del jefe supremo de la Armada
española, dice: “... la mayor parte de las siglas y números [se refiere a la parte superior del télex, antes del mensaje
propiamente dicho] están elegidos al azar y no tienen, por tanto, significado alguno. Como le decía, no existe duda
alguna de que el documento es falso”. (Ver facsímil).

45

Deseando profundizar todavía más, a las pocas semanas Plana llamó por teléfono al capitán de navío jefe del gabinete
del almirante, quien le comentó, en abierta conversación, que en el mensaje fraudulento habían hallado no menos de
diez errores, entre otros, cifras falsas que tienen que ver con la forma de expresión de la fecha y del año en curso,
trigramas equivocados (instrucciones para la transmisión de mensajes), términos marinos en desuso “como vigía, en
lugar del actual serviola”, sin olvidar que dos de los destinatarios del mensaje eran incorrectos (el COMANDES-41,
comandante del Mando de Escoltas/Escuadrilla 41 no es un mando orgánico de la fragata y el AJAL, almirante jefe de
Apoyo Logístico no tiene relación alguna con el tipo de asunto tratado).
Es de suponer que el autor de la falsificación estaría familiarizado con la redacción de mensajes de la Armada, ya que su
estructura era similar. Bastaría que fuese alguien que había hecho el servicio militar en ese buque, por ejemplo, que en
aquellas fechas se hallara aproximadamente en la zona indicada. Se trata, en resumidas cuentas, de un documento
rotundamente falso y el episodio que narra es del todo irreal.
Es patético que se dé pábulo a mensajes de ignorada procedencia sin una contrastación seria de los datos. Si se hubieran
hecho las comprobaciones que todo estudioso o periodista está obligado a hacer, se habría caído en la cuenta de la
falsedad del documento. Creemos que la ufología española está muy necesitada de control de calidad.
F-18 EN PERSECUCIÓN DE UNA QUIMERA
En mayo de 1997 la revista Año Cero sorprendía desde los quioscos al desprevenido lector con estos gruesos titulares:
“Un OVNI gigantesco pone en jaque a la defensa aérea española. El Ejército exige silencio a los testigos”. Si entonces
hubiera existido La Sexta y Twitter esto hubiera ascendido a trending topic. Resumiremos lo que se contaba en un
artículo firmado por Bruno Cardeñosa, aunque desde el principio la información puede ponerse en cuarentena porque,
en palabras del autor, “nos vemos obligados a modificar algunos datos para que nuestras fuentes no sean identificadas y
evitar posibles represalias” (sic). Precaución superflua, por cierto, puesto que en el artículo se ofrecen los suficientes
datos como para que los protagonistas fueran rápidamente identificados por la autoridad militar... si ésta tuviese el
menor interés en meter un paquete al originador de la patraña, perdón, de la narración. Por otro lado, los testigos
estaban ya identificados, puesto que, supuestamente, se les había exigido silencio. ¡Cómo les
gusta a algunos recrear situaciones dramáticas, propias de novela negra, para realzar lo infumable! A pesar de tan burda
contradicción, el responsable de propagar la historia opta por el escenario de unos testigos que siguen “amenazados”.
Siempre según el articulista, a las 2,30 de la madrugada del 30 de noviembre de 1996, los emplazamientos de radar
militar EVA-1 y EVA-2 (Escuadrones de Vigilancia Aérea) de Inogés (Zaragoza) y Villatobas (Toledo) detectaron tres ecos
anómalos de color rojizo que, unidos por una tenue línea amarilla, formaban un triángulo equilátero. Su posición
coincidía con la vertical de la población de Jaca (Huesca) y el tamaño del conjunto era cercano a los 4 kilómetros. En
Pegaso, el centro de operaciones del Ala de Alerta y Control que centraliza la información de todos los EVAS, ubicado en
la base aérea de Torrejón, se recibe la señal de los dos radares.

Vista parcial del complejo subterráneo de Pegaso
(centro de mando y control), Base Aérea de Torrejón.
En la imagen, uno de los autores (V.J. Ballester Olmos).
Quince minutos más tarde, desde la base aérea de
Zaragoza despegan dos cazabombarderos F-18 en
misión de interceptación (scramble) de los objetos
productores de los misteriosos ecos. Al poco, los
pilotos observan tres focos luminosos en el espacio
aéreo de Huesca. Los ovnis enfilan velozmente hacia
los cazas para desaparecer y, al instante, emerger

46

justamente en su cola. Tras la maniobra, el triple eco se sitúa sobre Bilbao, recorriendo los 180 km que separan Jaca de
Bilbao en dos o tres minutos.
Los pilotos, según el relato suscrito por Cardeñosa, recibieron órdenes de perseguir las esferas de luz, que continuaban
haciendo maniobras inverosímiles. Al llegar a la zona donde se encontraban, éstas volvieron a abalanzarse sobre los
aviones de combate para desaparecer en dirección a Jaca y quedar nuevamente estáticas sobre la localidad oscense.
Después de dos horas de vuelo, los cazas se replegaron a su base, desvaneciéndose entonces los ecos de las pantallas
del radar. Hasta aquí la historia que, portada aparte, se desplegó en cuatro páginas enteras de la citada revista.
El articulista revela que en marzo había escrito a la Oficina de Relaciones Públicas del Ejército del Aire. En efecto, en un
fax fechado el día 13 de marzo de 1997 Cardeñosa citaba un suceso ocurrido en noviembre de 1996 y preguntaba si se
desclasificarían los informes “cuando la investigación concluya”, asumiendo, naturalmente, la veracidad de los hechos.
Además solicitaba autorización para entrevistarse con el jefe del EVA-1. Se le respondió seis días después lo que es bien
sabido acerca de la responsabilidad de las Fuerzas Aéreas en esta materia, a saber, que “el Ejército del Aire no formula
declaraciones ni realiza valoraciones sobre los fenómenos OVNI”. No se estimó oportuno la pretendida entrevista al jefe
del Escuadrón de Vigilancia Aérea Nº 1, por ser una unidad que tiene asignadas funciones estrictamente técnicas y
siendo la ORP la encargada de las relaciones con la prensa.
Como ya es notorio, entre 1992 y 1999 toda la información ovni archivada en el Ejército del Aire dejó de estar clasificada
y pasó a estar en el dominio público. En la actualidad, la única responsabilidad del Ejército del Aire consiste en abrir una
investigación cuando se denuncie por vías reglamentarias un avistamiento y proceder a la desclasificación de la
información una vez finalizada ésta. Aunque la normativa oficial al respecto (IG-40-5) contempla la posibilidad de que la
información pueda no desclasificarse por razones de seguridad nacional, por ejemplo, cuantas veces se ha activado esta
Instrucción General desde su emisión en 1992 la encuesta oficial ha visto seguidamente la luz, desclasificándose
íntegramente.
El 10 de abril de 1997, la Oficina de Relaciones Públicas recibe un segundo fax, ahora del redactor jefe de Año Cero,
detallando los datos conocidos del suceso del 30 de noviembre de 1996. Dando su realidad por supuesta, solicita la
versión oficial, adelantando ya que “la premura de tiempo me obliga a publicar nuestro reportaje en muy pocos días”. La
ORP del EA sí hizo las averiguaciones oportunas antes de responder. La contestación fue explícita y no se anduvo por las
ramas. Esto fue lo que se replicó a la revista, bajo el compromiso que supone un membrete oficial:
Le comunico que el Ejército del Aire ha realizado un estudio para comprobar los hechos ya mencionados, con los
siguientes resultados: En esa fecha no se ordenó ninguna salida de aviones en scramble desde la Base Aérea de
Zaragoza. No consta en los libros de control de ningún Escuadrón de Vigilancia Aérea anotación alguna sobre fenómenos
extraños.
Por otra parte, aprovecho la ocasión para comunicarle que la información publicada en el último número de su revista,
no se corresponde con ningún dato que obre en poder del Ejército del Aire. (Énfasis de los autores).
Más claro, agua. Todo lo publicado era un embuste, de principio a fin. Una ficción contada a personas y medios con
grandes tragaderas. La revista pasó de puntillas sobre la respuesta oficial. Primero, no le dio una cobertura proporcional
a la ficticia narración original (grandes titulares, a todo color). Segundo, apostilló que la respuesta no era original y le
parecía una fórmula manida. Es digno de estudio el tipo de lógica que algunos usan cuando recurren a un organismo del
Estado.
Si éste no responde, es que oculta algún secreto. Pero si contesta y endereza las cosas, o sea, no les dice lo que les
interesa oír, entonces es que faltan a la verdad.
El fax de ORP/EA hace mención a un estudio. No es habitual que se use la palabra estudio a la hora de verificar si hay o
no conocimiento de un fenómeno ovni. Señal inequívoca de que en esta ocasión se investigó el tema a fondo. Por vez
primera vamos a mostrar completa la secuencia de consultas internas que llevaron a la tajante respuesta oficial.

47

16 de abril: el gabinete del Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA) manda un oficio al Mando Aéreo de Combate
(MACOM), sucesor del MOA y, por lo tanto, encargado también de los asuntos sobre ovnis, solicitando un informe al
respecto del fax de la revista.
21 de abril: el jefe de la 1ª Sección del MACOM, coronel Miguel Lens Astray, solicita al Grupo Central de Mando y Control
(GRUCEMAC) que informe.
28 de abril: respuesta del coronel jefe del GRUCEMAC (responsable de Pegaso) al MACOM: Se comunica a V.E. que el
pasado día 30 de noviembre de 1996 no se ordenó por parte de esta Unidad ningún SCRAMBLE desde la B.A. de
Zaragoza. Por otra parte, tampoco consta en los libros de Control ninguna anotación sobre fenómenos extraños
observados por ningún EVA del Sistema de Defensa Aérea.
8 de mayo: oficio del teniente general Jerónimo Domínguez Palacín, jefe del Mando Aéreo de Combate dirigido al Jefe
del Estado Mayor del Aire. De cuatro páginas de extensión, después de señalar las averiguaciones (negativas) del
GRUCEMAC, califica el artículo como “un cúmulo de imaginación novelesca que ataca directamente la imagen del
Ejército del Aire”. En el escrito se manifiesta diáfana una indignación no contenida. Nunca antes, que recordemos, un
escrito interno del Ejército del Aire aborda “la posibilidad de plantear algún tipo de querella para evitar que las revistas
que escriben sobre estos temas continúen vertiendo falsedades impunemente, provocando en el lector la sensación de
ocultismo que atenta contra los intereses de nuestro Ejército, provocando el divorcio entre Sociedad y Ejército”. (Ver
facsímiles).
Como es habitual, con el “No obstante, V.E. resolverá” finaliza el escrito del general jefe del MACOM. El JEMA resolvió
con el criterio general que impera en la Administración militar española, no entrar en situaciones que alimentan
polémicas estériles y que sólo engordan a quienes las provocan.
No pensamos los autores que la revista o sus reporteros hayan inventado nada pero sí que aceptaran, sin mediar filtro
crítico alguno, febriles narraciones que no se han verificado. Con el respeto que tenemos a los medios de comunicación,
éstos no pueden convertirse en dispensadores de basura informativa. Eso es propio de la prensa amarilla. Y no sirve
como excusa que fueron engatusados de buena fe. Las historias increíbles merecen pruebas sobresalientes y no se

puede publicar cualquier cosa que le cuentan a uno, especialmente si pone en entredicho a terceros (9).

Edificio del Cuartel General del Mando Aéreo de
Combate (MACOM). (Foto V.J. Ballester Olmos).

Acceso al Grupo Central de
Mando y Control
(GRUCEMAC), Base Aérea de
Torrejón de Ardoz.
En la foto, uno de los autores
(V.J. Ballester Olmos).

LA PATRAÑA NAVEGA POR INTERNET
“Joseba, director del Grupo UFO, Apartado 155, 26500 Calahorra, La Rioja, E-Mail: ufo@maptel.es”. Con estas señas de
identidad finalizaba una narración que pudimos leer en el verano de 1998 en uno de los innumerables enlaces que
pueblan internet con relación a los ovnis (10). La peripecia que se describía llamaba la atención.
Suponemos que de eso se trataba. Nos alertó que tuviera varios puntos en común con el fiasco de la fragata
Extremadura, al que antes nos referimos. Esto es lo que hallaba el navegante de la red:
Todo comenzó en 1991, yo por aquel entonces estaba haciendo el servicio militar en la marina, más concretamente en la
fragata Andalucía F-72. Recuerdo que estábamos navegando hacia el Golfo Pérsico para hacer el relevo a la fragata
Asturias, que había estado allí durante tres meses. En el barco íbamos unas 140 personas, entre oficiales y dotación, y yo
hacía los servicios en el C.I.C., que es prácticamente los ojos y los oídos del barco. Estando de guardia con tres
compañeros, sobre las tres de la madrugada, en mi pantalla surgió un eco a nivel del agua que no podía identificar
claramente, podría ser una ballena, una roca, una lancha o un trozo de madera por lo débil que surgía, pero lo curioso de
ello es que estaba apenas a 150 metros del barco, por lo que decidí informar del eco al oficial responsable. Una vez
informado, comprobamos en las pantallas de proximidad y seguía estático en el mismo punto, prácticamente rozaba el
agua porque no aparecía en los radares de altitud y sólo se le detectaba con los de proximidad acuática. Viendo esto el
oficial, dio parte al puente de mando para que un serviola barriese la zona donde estaba el objeto. Decir que hacía una
noche de agosto espléndida con luna llena que iluminaba todo el mar. El serviola informó que teníamos a apenas 150
metros un barco o un submarino, cosa totalmente imposible porque se hubiese detectado en los radares, así que
respondimos que se asegurara ya que eso no podía ser. A los escasos minutos, volvió a informar que lo que estaba viendo
no podía ser verdad y que subiésemos inmediatamente a cubierta. Picados por la curiosidad, el oficial y yo subimos y allí
estaban casi todos los oficiales del barco y la tripulación viendo lo que en un principio me pareció un submarino por la
forma y color, pero cuando me asomé por la banda de estribor y me dejaron unos prismáticos observé claramente la
forma del objeto y, lo más curioso, no tocaba el agua.

49

Viendo esto se empezó a especular de lo que podría ser y lo que más convencía era que quizás fuese un dirigible
deshinchado, de algún concurso, pero cuando estábamos diciendo esto, el objeto viró sobre nosotros, causando la
alarma y armando el barco para la defensa antiaérea, pero sus movimientos eran suaves y no mostraban ninguna
amenaza para nosotros en un principio. El objeto, una vez virado, se empezó a elevar suavemente y cuando estaba a
unos 200 metros de nuestras cabezas desapareció, simplemente se dejó de ver, cosa también muy extraña, ya que
teníamos muy buena visibilidad, pero desapareció. Sacamos evidentemente fotografías e incluso se filmó material que en
el momento de llegar a Turquía se requisó para enviarlo a España para su estudio y que por lo que se ve aún lo están
estudiando porque no se ha devuelto nada.
Tal como se leía, daba la impresión que el tal Joseba había sido el testigo ocular. O que alguien le suministró el caso y
éste lo circuló por el torrente de internet sin encomendarse ni a Dios ni al diablo. Se quisiera o no, lo cierto es que sirvió
como gancho para dar a conocer el grupo local.
Algunos detalles, como decimos, levantaban sospechas. Por ejemplo, la falta de datos espacio-temporales precisos y el
pretencioso toque literario que se apreciaba en la declaración. Otros, sin embargo, indicaban que el redactor, al menos,
había servido en la Marina. Calculamos enseguida que hubo luna llena el día 25 del mes del incidente, para contrastarlo
con la fecha exacta que nos diera el testigo, si llegábamos a saberla.
La verdad es que, como se verá, de no haber sido proactivos, este episodio se guardaría erróneamente en los archivos
de los estudiosos españoles como un ejemplo más del encubrimiento de los informes ovni por parte de los ejércitos de
nuestro país, uno de los mitos más falaces e injustamente cultivados por la prensa amarilla.
El último día de agosto de 1998 escribimos dos cartas. Una la dirigimos a Joseba Orraca Cadarso, nombre completo del
líder del “Grupo UFO”, y la otra al Cuartel General de la Armada. A finales de septiembre, el capitán de navío Juan Carlos
Muñoz-Delgado Díaz del Río, a la sazón jefe del gabinete del Almirante Jefe del Estado Mayor de la Armada, tuvo a bien
exponernos que, lejos de encontrarse en el mar entre España y Turquía, “todas las navegaciones de la fragata Andalucía
en agosto de 1991 se limitaron a unas salidas a la mar entre los días 27 y 31 de agosto para pruebas de equipos en aguas
próximas a El Ferrol, permaneciendo el resto del mes atracada en el Arsenal de la citada Base Naval”. El oficial de la
Armada, que califica el relato de “invención poco imaginativa”, acaba su misiva lamentando que informaciones como
esta hayan hecho perder nuestro tiempo y el suyo. Con toda la razón del mundo. (Ver facsímil).
En cuanto a Joseba, éste se comunicó con nosotros a la mayor brevedad, a través del correo electrónico de la
desaparecida Fundación Anomalía, pero por razones que no vienen al caso solo leímos su mensaje a primeros del mes
de octubre. Joseba se apresuró a aclararnos, de manera algo confusa, que el suceso no fue real. “Es un documento
ficticio que se generó -nos explicó- como prueba de que se pueden construir avistamientos y que los miembros del
Grupo UFO investigasen para demostrar si era verdad o mentira. No sé cómo ese documento habrá llegado a la red,
pero nos pondremos manos a la obra para descubrirlo y desmentirlo”. (11)
No sabemos si por fin hubo un desmentido en la red. Pero ello merece una amonestación. Distribuir vía internet
informaciones fantasiosas es una práctica que desaconsejamos, porque éstas pueden alcanzar una difusión enorme y es
difícil erradicarlas con posterioridad. Estamos seguros de que, dentro de unos años, algún catálogo internacional de
“casos ovni” consignará este asombroso encuentro cercano marino.

50

Con motivo de la redacción de este artículo,
volvimos a preguntar a J. Orraca. Además de
confirmar que “el avistamiento desde la fragata
Andalucía fue un ejercicio interno del grupo UFO
destinado a los nuevos miembros, con único fin
de inducirles a recopilar información que
desmintiese o confirmase esos datos” y que “tal
incidente se filtró durante la búsqueda de
información de los miembros y ya fue
desmentido en su día”, en lo tocante al télex de
la fragata Extremadura, Orraca afirma: “ni yo ni
mi asociación tiene relación alguna”. (12)
EL ARQUETIPO DE UN EXPEDIENTE X: CAZA
PERSIGUE OVNI
En junio de 1996, la revista Año Cero inserta una
noticia -sin firma- referida a otra intrépida
intervención de nuestra aeronáutica militar en
persecución de extraños objetos voladores. En
síntesis, a las 22,55 horas del 26 de marzo de
1996, cerca de Benazolve (León), el joven Julio
Villar observó una luz blanco-amarillenta que se
movía en el cielo. “El objeto pasaba del amarillo
al anaranjado y tan pronto permanecía
suspendido en el mismo sitio como se movía
rápidamente de un lado a otro”, declaró el
testigo. Veinte minutos después, la luz desapareció, aunque pocos segundos más tarde Villar divisó dos nuevas luces en
el cielo que esta vez “identificó como cazas... tanto por sus pilotos de posición como por su velocidad”. El hecho de que
el testigo hubiese sido dos años antes cabo primero mecánico “especializado en motores” durante su servicio militar en
el Ejército del Aire lo faculta, según el anónimo articulista, para identificar “sin lugar a dudas” lo que vio.
Para confirmar (sic) el avistamiento, la revista “consultó fuentes oficiales que prefieren guardar su anonimato” (situación
que parece norma habitual en las publicaciones dedicadas a los misterios). Supuestamente, éstas corroboraron el
despegue de dos cazas -preparados para contingencias de alarma radar a causa de la violación del espacio aéreo
nacional- desde la base aérea de Zaragoza.
Tras esa lectura, la gestión inmediata fue consultar al Mando Aéreo de Combate. Nuestros contactos en el MACOM
interrogaron a Pegaso y, según nos comunicaron vía telefónica, quedaron impuestos de que aquel día no había habido
ninguna salida de la defensa aérea activa en interceptación -scramble, cuando los cazas hacen de policía del aire- y que
no constaba registro de alarma extraña alguna.
Esto podría haber quedado así. La palabra -en el mejor de los casos- de un supuesto testigo contra la afirmación de los
oficiales responsables de los movimientos de la aviación militar española. Al fin y al cabo, no lo tenemos por escrito.
Pero, casualidades del destino, en octubre de aquel año un ciudadano preocupado porque “los cielos de España, al igual
que otros muchos países, son surcados por objetos volantes no identificados” escribe al presidente del Gobierno. “A.C.”
le pide a José María Aznar que “trabaje a favor del levantamiento del Top Secret” que afirma existe en el asunto de los
ovnis y le pone como ejemplo el caso de Benazolve, transcribiendo la información de Año Cero y añadiendo, por su
cuenta y riesgo, que “el Escuadrón de Vigilancia Aérea de Galicia ha vivido una anormal actividad (sic) en los últimos
meses”.

51

La carta fue trasladada al ministerio de Defensa y de allí fue a recalar -como es lógico- en el MACOM, en donde les tocó
la moral. Desde 1992, el Mando Operativo Aéreo (MOA), desde 1996 denominado MACOM, se había empeñado
arduamente en desclasificar en su integridad todos los informes ovni custodiados en el Ejército del Aire, a tal fin
centralizados en el MOA. Los gestores del MACOM estaban estupefactos de que, cuatro años después de iniciado el
proceso de desclasificación y tras haber liberado ya unos setenta expedientes, alguien se descolgara con el dichoso mito
del “alto secreto”.
Fueron seis páginas de texto riguroso que contienen una historia resumida de la involucración del EA español en la
cuestión ovni desde 1968. Seis folios que destilaban indignación. Ésta fue la respuesta que el 7 de enero de 1997
devuelve el MACOM al gabinete del Jefe del Estado Mayor del Aire, de donde a finales de noviembre se les había
solicitado informe que elevar al ministro. Se trataba de algo serio. El oficial responsable de la desclasificación, autor del
informe que llevaría la firma del teniente general Domínguez Palacín, volcó allí su malestar hacia la ignorancia del
ciudadano “que desconoce el proceso oficial y el rigor que el Ejército del Aire dedica al tema ovni, lo que le induce a
obtener conclusiones muy distintas de la realidad, e incluso a emitir juicios de valor que no se ajustan a la verdad”.
Este informe se inicia con los antecedentes históricos de la normativa oficial que se remontan a 1968, pasando por la
declaración de materia reservada de la Junta de Jefes de Estado Mayor (JUJEM) en 1979, la nota informativa del 22/5/91
que propició la desclasificación [y que, a su vez, fue motivada por la actuación previa de uno de los autores, VJBO], la
notificación del 15/1/92 de que el MOA pasaba a gestionar los asuntos ovni y la eliminación de la clasificación genérica
de la JUJEM del 14/3/92. “Es llamativo -sigue diciendo la nota del MACOM-que el señor C----- no conozca la
desclasificación de los expedientes, teniendo en cuenta que desde esa fecha han sido publicados infinidad de artículos
en prensa diaria, revistas, libros y programas de TV, con una gran polémica establecida entre los partidarios del proceso
de desclasificación en curso y personas contrarias al mismo”.
Tras dejar constancia de que desde septiembre de 1992 los expedientes desclasificados pueden ser consultados por los
ciudadanos en la biblioteca del Cuartel General del Ejército del Aire, el escrito puntualiza el incremento de expedientes
habidos desde que se recibió la documentación de Seguridad de Vuelo en enero de 1992 hasta la actualidad, “de 55 a
67" porque “hubo necesidad de reestructurar y desdoblar algún expediente en varios o por haberse desde entonces
incoado nuevos expedientes”.
El oficio reseña las gestiones hechas por el MOA “en la búsqueda de información a lo largo del proceso [que no nos
resistimos a puntualizar que se debió a la actuación del equipo de investigadores dirigido por V.J. Ballester Olmos], que
ha dado lugar a la aparición de documentos que no estaban incluidos en la documentación inicial y que también han
sido desclasificados.
Esta última particularidad ha vuelto a aumentar hasta un total de 73 el número inicial de expedientes”. (13)
Seguidamente, el informe se vuelca sobre la presunta observación ovni del 26 de marzo de 1996. Y es contundente
cuando establece que: Realizada la oportuna consulta al GRUCEMAC, se informa que el citado día 26 no se efectuó
ningún scramble a aviones del Sistema de Defensa Aérea. Además, los scrambles son dados al avión que está de alarma
en 5 minutos o en 15 minutos, por lo que no despegan nunca dos cazas. Asimismo, ningún avión sobrevoló ‘unos
segundos después’ de las 22:55 HL la población de Benazolve (León). (Ver facsímil).

52

En cuanto una supuesta actividad
anormal en Galicia, el oficio señala
seguidamente que la actividad del EVA10, ubicado en Noya (La Coruña) se
considera normal y el autor no puede
evitar cierto inevitable cinismo al
apuntar, “no siendo los avistamientos
ovni tema que haya alertado al Servicio
de Defensa Aérea”. Para terminar, el
MACOM exhibe su desconcierto porque
el remitente de la carta muestre tal
ignorancia en un tema sobre el que se
permite ejercer tan feroz crítica a
Defensa y apunta que “el Ejército del
Aire ha dado todos los pasos necesarios
para que los investigadores y
enamorados del tema puedan disponer
de los archivos ovni que hasta 1992 se
encontraban Clasificados”. Lo prolijo
del escrito se explica, no lo olvide el
lector, porque hablamos de un informe
preparado para conocimiento del
ministro de Defensa y, finalmente, del
mismísimo presidente del Gobierno
español.
Sabemos que cuando el redactor del
informe le puso el punto final, se sintió
desahogado. Y sabemos lo que pensó. Y
también lo que su comandante en jefe
le espetó al rubricar el oficio, pero eso debe quedar en el anecdotario reservado de la desclasificación.
Nuestra larga experiencia por los vericuetos de la organización militar, antes y durante el proceso de la desclasificación,
nos ha enseñado que las respuestas a los ciudadanos o a los cuerpos políticos van precedidas de detallados dictámenes,
análisis y explicaciones. A nuestro juicio, es una lástima que éstos se descafeínen y se rebajen a la hora de responder a
los solicitantes, normalmente reconvertidos a formas más políticamente correctas pero perdiendo mucha de la fuerza
que tiene originalmente la información interna procedente de las unidades expertas. A saber la diplomática respuesta
que recibió el señor “A.C.”
OVNIS EN UN CAMPO DE MANIOBRAS
El Diario de Las Palmas, en su edición de 19 de noviembre de 1996, publicó una caótica página sobre visiones de platillos
volantes y naves extraterrestres en las Islas Canarias. El caso central de la información está protagonizado por quince
soldados que se encontraban de maniobras en Fuerteventura unos diez días antes, y que vieron unas extrañas luces
mientras realizaban ejercicios nocturnos. Se trata de uno de esos relatos donde “luces” no significa solo un aséptico
“objeto volante no identificado” sino que, directamente, es sinónimo de “nave”, extraterrestre, por supuesto.
A la autora, Charo Orgaz, la información le llegó a través de Paco Padrón, contactado y creyente en la venida de
extraterrestres, lo que no es empezar con demasiado buen pie. Más concretamente, los detalles le fueron transmitidos,
a micrófono cerrado, por un locutor que trabajaba en la misma emisora que Padrón, en Tenerife. Ese locutor, por

53

supuesto anónimo, es familiar de uno de los testigos que estaban realizando el servicio militar y realizó las maniobras
nocturnas en la isla majorera. Este anónimo familiar de un locutor anónimo compañero de Padrón parece que contó
esto: Era de noche. Los quince hombres se encontraban al aire libre cuando, de repente, vieron aparecer, junto a la
montaña, una luz de color rojo muy fuerte. Todos se quedaron contemplando aquel fenómeno, a la vez que señalaban en
alta voz que era un ovni. El testimonio de todos ellos señalaba que aquel objeto extraño se mantuvo durante más de
quince minutos y comenzó a realizar una serie de movimientos extraños. Incluso hubo un momento en que les pareció
como si la nave se dividiera en dos partes. Unos se quedaron mirando de frente y otros volvieron la cabeza hacia atrás,
hacia donde se había desplazado la fracción. Al cuarto de hora más o menos se volvieron a juntar y ésta adquirió la
misma forma. Así, lentamente, se fue alejando hasta que desapareció.
Escribe J. G. González en El Día (Santa Cruz de Tenerife), el 12 de enero de 1997 que entrevistó personalmente a uno de
los testigos. Éste le precisó que la observación tuvo lugar la noche del día 5 o del 6 de noviembre del año anterior. El
testigo, no identificado, relata que: … sobre las 10 y mientras efectuábamos el ejercicio de tiro nocturno, un objeto
luminoso de color blanquecino apareció por detrás de las montañas. Se movía lentamente, pero en todas direcciones.
Cambiaba de rumbo haciendo maniobras “imposibles”, mientras se desplazaba delante de nosotros en un arco de 180
grados. El objeto, al menos tres veces mayor que Venus, tras efectuar el desplazamiento se quedó estático en el aire y
disminuyó su intensidad hasta alcanzar el tamaño de una estrella más. Para entonces los oficiales y suboficiales ya se
habían percatado de su presencia y ordenaron a la tropa a través de un megáfono que miraran hacia donde se
encontraba el objeto, mientras se repetía la observación. Cuando la primera luz se detuvo apareció una segunda por el
mismo lugar, detrás de las montañas, comportándose de la misma forma, con movimiento en todas las direcciones y
describiendo la misma trayectoria. Cuando estaba a punto de llegar a la otra luz, retrocedió un poco para después
avanzar lentamente. Realmente no sé si se fundió con la otra o desapareció, ya que en ese momento nos llamaron al
orden y no pude percatarme de más. Lo extraño es que nadie después hablara del tema. En los días posteriores los
comentarios fueron escasos y solo entre los soldados.
Imágenes del campo de
maniobras del Ejército en Pájara
(Fuerteventura).
Fotos extraídas de:
https://www.google.es/search?
q=campo+maniobras+pájara+fu
erteventura&biw=1024&bih=67
7&source=lnms&tbm=isch&sa=X
&ei=00aCVP7tG8n3UsuwhPgP&
ved=0CAcQ_AUoAg

Este testimonio, al tratarse de una fuente directa, parece más fiable que el aparecido en Diario de Las Palmas. Hay, sin
embargo, algunos detalles que los separan: aquí las luces son dos y de color blanco y no una de color rojo; además, no
hubo división de las luces y posterior unión, sino las evoluciones de esas dos luces blancas.
¿Se trataba de hechos auténticos? Por nuestra parte, pasamos a consultar a la Capitanía General de Canarias, en Santa
Cruz de Tenerife, concretamente a su 5ª Sección, donde no se tenía conocimiento oficial de los mismos. Desde allí nos
remitieron al Acuartelamiento de El Cristo, Regimiento Mixto de Artillería nº 93, en La Laguna, Tenerife, donde podían
estar destinados algunos de los supuestos testigos. Allí, el teniente coronel Lorenzo Hernández Abad nos informó que
durante las maniobras de tiro nocturno se usan unos proyectiles iluminantes que llevan incorporada una bengala con
paracaídas. Se hacen estallar a unos 400 o 500 metros de altura y su luz es blanca brillante. Dependiendo de la
disponibilidad y características de la prueba, suelen lanzarse de una a cuatro bengalas, formando un triángulo
equilátero, rombos o cuadrados, y su objeto, obviamente, es iluminar el blanco sobre el que van a hacer fuego las piezas
de artillería. Finalmente, el teniente coronel Hernández Abad nos indicó que estos ejercicios de tiro nocturno con ayuda
de bengalas se realizan siempre que salen de maniobras a Fuerteventura, a Las Cañadas del Teide (Tenerife), etc.

54

En vista de la coincidencia de lugar y descripción de las luces, creemos que es razonable deducir que estas pruebas
nocturnas fueron la verdadera causa de la observación del testigo ocular entrevistado por González. Lo publicado en
Diario de Las Palmas serían variaciones del mismo tema al pasar por manos fantasiosas.
EPÍLOGO
Esto es sólo un pequeño muestrario de lo que ha terminado siendo en España cierto tipo de ufología: una suerte de
chorroborro. Evidentemente, inventar –unos– y publicar –otros– historias de ovnis acaecidos en el entorno militar tiene
morbo. Y aunque sean falsas, sale gratis. Porque así como la naturaleza aborrece el vacío, el mando militar aborrece la
polémica y la desmedida voracidad pública, y solo comenta hechos cuando son objetivos. ¿Cuál ha sido la actuación del
Ejército del Aire español en lo tocante a los informes de observaciones ovni? Bien podemos

establecer un paralelismo con respecto a otros ministerios de Defensa de países occidentales: 1968-1990 La información
es Confidencial o Reservada (se ignora la naturaleza del fenómeno). 1990-1999 La información se desclasifica por entero
(se constata que ni afecta a la Seguridad Nacional ni su estudio es de competencia militar).
En suma, una actuación prudente, seria y profesional. El rumor malintencionado de que se oculta información ovni a
propósito es falso, pura mitología. Los informes ovni que el EA ha guardado desde 1962 fueron desclasificados
completamente. Cierto es que hay cosas que se han perdido porque nunca llegaron al lugar de custodia oficial, pero
cuanto había registrado ha visto la luz. Y en cuanto a la investigación civil, alejada de la vertiente comercial: cuando logra
dar una explicación a un misterio relacionado con los ovnis, se vierten acusaciones de estar a sueldo de la CIA, de ser un
agente desinformador o simplemente de ser un “negativista” (como el que niega los dogmas de la Iglesia es considerado
un hereje o ateo). O, terror de los terrores, lo que es peor, un escéptico, que, aunque parezca increíble, ha adquirido una
connotación peyorativa en la atmósfera de credulidad que se ha creado en algunos mentideros reaccionarios en torno a
las observaciones de objetos volantes no identificados. De forma que lo que podría haber llegado a ser materia para
estudio académico se ha reducido, por parte de muchos “ufólogos”, a un mero sostenimiento de creencias. De otro lado,
el enfoque racional hace de contrapeso, mediante el análisis y la explicación sistemática de los sucesos.
Valencia y Tenerife, diciembre de 2014.
NOTAS Y REFERENCIAS
(1), V.J, Ballester Olmos, *“Spanish Air Force UFO Files: The Secret´s End”, en MUFON 1993 International UFO
Symposium Proceedings, W.H. Andrus & I. Scott (editores), Mutual UFO Network, Inc. (Seguin, Texas), 1993, pp. 127168. 1993
(2) V.J. Ballester Olmos, “UFO Declassification in Spain”, en UFOs: Examining the Evidence, Mike Wooten (editor), British
UFO Research Association Ltd. (Bantley, West Yorkshire), 1995, pp. 51-56.
(3) V.J. Ballester Olmos, “¡Desclasificación! Archivos OVNI militares al descubierto”, 1997,
http://www.ikaros.org.es/desclasificacion.pdf
(4) V.J. Ballester Olmos, “Monitoring Air Force Intelligence”, en MUFON 1997 International UFO Symposium
Proceedings, W.H. Andrus & I. Scott (editores), Mutual UFO Network, Inc. (Seguin, Texas), 1997, pp. 139-178.
(5) V.J. Ballester Olmos, “UFO Secrecy and Disclosure in Spain”, en UFOs and Government, M. Swords & R. Powell
(editors), Anomalist Books (San Antonio, Texas), 2012, pp. 423-438 and 513-529.
http://www.anomalistbooks.com/book.cfm?id=64
(6) Joan Plana Crivillén, “Caso inexistente: divulgadores ineptos”, Papers d’OVNIS, septiembre-octubre de 1997, pp. 1214.

55

(7) V.J. Ballester Olmos, Expedientes insólitos, Temas de Hoy (Madrid), 1995.
(8) Reunión personal con el teniente coronel Enrique Rocamora Aniorte, Madrid, 6 de julio de 1994.
(9) En 2005 se seguía manteniendo la autenticidad del suceso, lo cual fue contestado por el investigador Juan Carlos
Victorio Uranga en su blog: http://misteriosdelaire.blogspot.com.es/2013/02/una-historia-increible-de-ovnigigante.html
(10) El enlace original ya no existe, al haber desaparecido el portal Geocities:
http://www.geocities.com/Area51/Rampart/9780/Relato-Joseba.html
(11) Joseba Orraca a V.J. Ballester Olmos, 5 de septiembre de 1998.
(12) Joseba Orraca a V.J. Ballester Olmos, 4 de diciembre de 2014.
(13) Al final del proceso de desclasificación, el número de expedientes ascendió a 84, con 122 casos distintos y un total
de 1.953 páginas.
AGRADECIMIENTOS
A Joan Plana Crivillén. A Nacho. A Rocky.
LOS AUTORES
Ricardo Campo Pérez (Santa Cruz de Tenerife, 1965), es doctor en Filosofía por la Universidad de La Laguna y autor de
los libros Luces en los cielos (Benchomo, 2003) y Los OVNIs ¡vaya timo! (Laetoli, 2006). Mantiene el blog
http://www.mihteriohdelasiensia.blogspot.com.es/ y colabora en la prensa local canaria con artículos sobre
pensamiento crítico y divulgación científica. Dirección electrónica: rcampo@ull.es
Vicente-Juan Ballester Olmos (Valencia, 1948), gerente emérito de Seguros y Pensiones de Ford España (1976-2005),
estudia el fenómeno ovni desde 1968, es autor de 8 libros y 460 trabajos sobre el tema
(http://www.ikaros.org.es/bibliog1.pdf), ha dictado conferencias en Europa y los Estados Unidos y en la actualidad
gestiona FOTOCAT, un proyecto de ámbito internacional
(http://fotocat.blogspot.com/). Dirección electrónica: ballesterolmos@yahoo.es

Durante una
reunión de trabajo,
los autores,
Ricardo Campo, a
la derecha, y V.J.
Ballester Olmos.

LAS “OTRAS” FOTOS DEL ALUNIZAJE
"Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad" La frase de Armstrong al pisar
suelo lunar el 20 de julio de 1969, simbolizan quizás uno de los mayores hitos en la historia humana, la
llegada del hombre a la Luna. Miles de espectadores alrededor del planeta seguían con atención el
desarrollo de la fantástica misión. Argentina no fue la excepción...o quizás si. De acuerdo a las
declaraciones y fotografías (supuestamente inéditas) que expuso en su momento Norberto Otero, un
técnico electrónico de Buenos Aires, quien aseguró haber captado imágenes distintas a las observadas en
televisión. La revista “Siete Días Ilustrados” de la época se hizo eco de su historia y dedicó varias páginas
a su relato. Las compartimos.

57

58

59

UNA SECTA ADORADORA DE PUTIN Y
LOS OVNIS QUIERE CONSTRUIR LA
‘EMBAJADA EXTRATERRESTRE’ DE
RUSIA

La convocatoria se celebró el sábado pasado
en el centro de Moscú, en el interior de un
hotel que se levanta frente al ministerio de
Asuntos Exteriores ruso. Los integrantes de
la secta son en su mayoría rusos y suizos y
se llaman a sí mismos Movimiento Raeliano.
Ellos mismos nos describen frugalmente sus
creencias: la vida en la Tierra fue creada por
genetistas de una raza alienígena conocida
como la raza de los “elohim”. Estos habrían
creado la vida en la Tierra con el objetivo de
regresar en 2035.

INVESTIGADORES OVNI ‘DESCUBREN’ UN
CRUCIFIJO EN MARTE

El "descubrimiento" fue dado a conocer por Jason Hunter y
Scott C. Waring, de sitios especializados como "UFO
Sightings Daily" y ha tenido eco en medios internacionales
como el portal "Times of India" y la cadena de noticias
"Russia Today".
Esta figura se suma a la lista de "objetos encontrados en
Marte",entre los que destacan la figura de un "Dios
marciano" y "una mujer mostrando su escote”.

60

MUJER DE CANADÁ AFIRMA
TENER TRES HIJOS EXTRATERRESTRES
Aimée, una mujer de 33 años, asegura tener
cinco hijos: dos niñas humanas y tres
híbridos. “ Hay gente que no está consciente
de que tiene hijos híbridos o de cuántos
tiene. Muchos de los recuerdos de las
experiencias con extraterrestres están
escondidos de alguna manera, bien sea por
nuestras propias mentes que están tratando
de protegerse, o por intervención
extraterrestre directamente. Esos recuerdos
sólo llegan a la superficie cuando estamos
listos para lidiar con ellos...”

UN HOMBRE DE LA PAMPA AFIRMA QUE ASESINÓ A UN
EXTRATERRESTRE
Alberto Tavernise de 59 años que jura que asesinó a un ser de
otro planeta. "Son chiquitos, de 1,20 de altura
aproximadamente, ojos ovalados, no emiten sonido pero tienen
olor, se mueven como autómatas y parece que usaran un traje
gris. “ Alberto disparó con todo el arsenal que había llevado
para ir a cazar. Luego del tiroteo "Bajaron los platos voladores
y se llevaron el bicho que yo había matado", relató.

UNA MUJER ASEGURA QUE
EXTRATERRESTRES LA LLEVARON A LA
LUNA PARA TENER SEXO

UN “HOMBRE PÁJARO” EN CÓRDOBA

Niara Teresla Isley estaba en su casa cuando un
grupo de hombres-reptil fue a buscarla y se la
llevó a la Luna. Una vez en suelo de nuestro
satélite natural, según cuenta Niara, la
obligaron a tener sexo durante ocho o diez
noches y también a mover cajas con contenido
desconocido. En conversación con el portal
británico Unilad dijo: “Estaba mal alimentada y
cansada por todo el trabajo que me obligaron a
hacer”.

El 10 de agosto de 2015 bomberos voluntarios del pueblo de Quilino,
en la provincia de Córdoba, aseguraron haber visto esa noche, una
figura humanoide a la que describen “Humano con alas”. Carlos
Sánchez, bombero del lugar y testigo, relató todo lo sucedido la
noche anterior y dio testimonio de lo acontecido

“Con linternas lo siguieron hasta un gran árbol, una planta de
moras, allí se sorprendieron al verlo bajar de la misma. Al
verse acorralado mostró sus alas y partió del lugar volando
aunque sin los ojos en color rojo”.

61

Estatua de 3,7 m del Hombre Polilla elaborada por Robert Roach y situada en el centro de Point Pleasant,
Virginia Occidental

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful