Está en la página 1de 1

natural aptitud a la crueldad.

Miraba al almogvar
victorioso con recelo y simpata.
Para Miguel, Constantino I, padrino de bautizo
de la ciudad de Constantinopla, haba sido siglos
atrs un hombre meritorio y digno de ejemplo. El
hecho de ser consagrado por la Iglesia Catlica
como su ms grande favorecedor a pesar de que
asesin a su esposa y a su hijo le pareca un
ejemplo de habilidad y de disimulada energa.
Cualquier forma de ocultacin de un vicio o un
crimen le pareca a Miguel admirable.
Desde el incidente del almogvar y los dos
caballeros griegos, los soldados de la infantera de
Roger merecieron el respeto de todo el mundo a
pesar de su apariencia incivil. Algunos griegos se
hacan lenguas del arrojo sereno del almogvar, a
quien el Emperador regal cincuenta escudos de
oro.
Aunque Roger viva en el palacio imperial, iba
cada da a los cuarteles donde estaba su tropa.
Todo el mundo pareca contento en Blanquerna y
los soldados se sentan ricos con sus cuatro pagas
y las promesas del botn cuando el caso llegara.