Está en la página 1de 103
Fs obia reformula el soncepte psicoanalticn elésice dat Superyé fentening a partir de fs incerperacin del concept Ge ashen en lt eonsitucion de Ia subjctividad, junto con. ‘ung sono de Tas erficas que dicho evneepto reaibis — n su inicioe— desde ol propio dinbivo pricoanalfico, ‘cwarea la isafiiencia de Insimimentos eireeptvales de {pocs —Viena Fin de sialo— para concebit uno especii {dag ferencal del desarrollo evolutiva y de la feminida ‘mason, [Las propustas actales sobre el prinipio de homogene!- dad quo i tigi Tatoos la sokuaida en el pricound list easien, manteaichdola aslads de It imprentaimersuh- jetiva tempean,comiaian el desaroll que hace fa autora fs plarteamiento del extads ce Ia cuesion, pata cancisir on Ja inroduscin del sistema sexo-genero, que aticula Senualidad humans on la compejidad ve determiaciones del sujet. “ats eonscenencias le ineerporar l papel de fa imesh {etivdad yet orden simblicn en la esitintemprans modrs- hija sigimende una de ls lines de interes ereiente en el pscvanlisis conteniporineo, conducen a fevisar una setie fe propuestas sobre La ormatividad del culdado como un sata pendent en i one actr a enis Nona Levisrow es psicoanalistay dectora en Psicologia por la Universidad Autaoma de Mada. Bs membro dove fede la Sociedad «Forum de Psicoterapia Psicoanalicica $ desde 1987 desarrolla sw actividad docente ex. Granada, eu seminars oriensados hacia el ahordaje psiendinami ‘co asisteneial en Salud Menta. 4 Ge QA we JINN NORA LEVINTON DOLMAN EL SUPERYO FEMENINO LA MORAL EN LAS MUJERES BIBLIOTECA NUEVA. _ ELSUPERYO FEMENINO a LA MORAL EN LAS MUJERES BIBLIOTECA NUEVA en i eins co gc oie ong nenrea e vents ee) 8 Pitt Bow td 000 rm 210 Mase Ct) eee = BESS N Apres em Riga S.A. HomeSite INDICE LA FEMINIDAD EN LA TEORIA FREUDIANA: LUGAR DE, DESENCUENTRO ... {EX MUJER PENSADA (1 DESCRITA) FOR FREUD. VIENA, HEIN DE SIGLO on (CONCEPTUALIZACION SOBRE EL SUPERYO EN FREUD... EL supery em I mij nnn REVISION CRITICA .... [veri al pene: ana tora cel infant que Se converte en ‘emis universal. . ‘Cavan en mujer De qué hablar? Masoquismo Helene Deutsch ue Reena fac pipes Fouls donde inden sion de ie ‘Masoquisno para Helene Dewsch aren Homey (1933); Nein deb ygi yee ce ‘mule INTENTO DE UNA REFORMULAGION DIFERENTE SO- 'BRE EL SUPERYO FEMENINO, QUE NO NORMATIVIZA LOMASCULINO = Invesubjedidad EL pte wen Wend de Gi = Elgin y at incidencia en cit wperyoia "Les jucios de valor a modaldal con que se expres, aca teny, prseripones mb tari on {fesonados por las inceripciones de géncr wget ne ‘Blaupery femanino ys vineulacién con fase prepa Ta custiin deb norma ‘deal dl yo femenino o wealiacion Sobre el deso maternal Hl matricdio ‘Conflicts entre dessa eimperativ Subjeivdadfemenina «Seren clans ‘Dependenca emocional Hi anzumafemenino acd a Ho gue er Hltabde le apesivided ipa yal lini ‘Viacom sore tern dela sexta La aga om epi ya 24 a 130 133, 161 165, 167 1m 14 178 183 185 195 A°Clars, ia madre sn- recuerdo, on ye Poroa, ebreeuerde de uns madre [Este itr esl futo de un encuenua: elque econ Emilee quien desde aqulla convenacin informal en el veranode 1984 favor un ellogo que continda eniqueciéndose en exfensin yprofundidad, a pion again pene con qu compare sss eta permanente desu infitigablecesény su entafiable amistad. ‘A Hugo, por su pasién por el eaniacimicneoy la capackdad para esperar inguiewudes y custionar dogmas. 'Yaambos, por transmitie uk madeo diferente enc cal el sigor ‘ntlectual se complementa con-stexcepcional sensibilidad. ‘También quiero agradecer especialmente 2 mi sequipor peo tal, A Eduardo, por su inmenso apoyo y coaboracién imprescindi bles para que yo pudiera dedicarme prvileiadameate a a Tesi. Ya Federico, Fabién y Herndn por ss reiteradas muestras de aleneo ¢ inenésen mi proyecto. — ‘A mi padre, porque la propuesta del Docrorado fe la dtima oportunidad que el doctor "yo tuvimos para encontat- nos, yambos dsfrutamos aprovechindola.— 'A Marea Lizaro, testigo de temotes y vacaciones, porque me compat hicida y respetuosamente hasta donde pe legae. ‘A José Gutiérrez Terrazas poe su-dedicacin y buena disposcion «en todo el eayeco inci asf como a mis companeros: Jorgelina Ro- drigier O'Connor; Manalo Esbrt, Guillermo Kezarneh y Maribel ‘Aragéut con quienes compart cl entusiasmo del «tetrno 3 las alse el que nos quedan algunos recuerdos memorables. Al Grupo de Majeres de Granada y al Taller de Madrid, germen ‘de muchas inttrogantesy espacio de reflxin para estas ideas. os) Bani ‘A Marta Gonedlez, por su enorme ayudar. pacienca en la 60- riécciém del texto y a Gloconda Espina por las sugerencias metodo =H decimate crecin feuds cron be- ee eel eens seni nee Senos ae Sreeenimocse tie aal oye eee eee oes Omar SEL cae eante Se See co ler een fears Eee ane aera ae Cornelis Cerin, Elcom prope econ Est libro refleja mi interés en revsu algunos temas que bisca- mente gran en torno al construcién de la subjtvidad femenina, ‘po muy especficamente a custiones come el problema de la nor: mma, el sentimiento de cups, y la complejas variacionesreferdas al tema de la motaly la diay sus implicaciones en la vida de ls mu jetes. Rroblematieas que atafen a lo que define en psicoanisi al fuperyé como instancia. La propuesta se basa en dos linens funda- entales de revisién: el concept de ferinidad y el de supery ferne- nino, Se rata de una ampliacién sobre los fundamentos psicoanall- ticos que darian origeny desarollo a emo se exablece elses insistiendo en el sso idolégico que queda in- visbilizado bajo el eitetio del objetividad, 0 sneutralidad cenel- PROLOGO _ ‘eect conprfanda desjpeladcs odorants conve ‘loca pire oper de aur en que exin ne. To ns de conch ninguna eee preeableid, io de tabla debates comune que clte wa compres, Nien qus furan ura unfigton einen — gen cuenta la calidad dea relacin entree aero y los oto a sua de as exigencias de nero vempo, requiere una profundare. = flexi reérica. La propuesta de un supery femenin no deja deen twafiar una tremenda pradojs, o6mo concebir un sistema horas ‘vo femenino cuando la feminidad en si misma ¢s una norma hetero ‘noma a la mujer en tanto sujeto? De modo que aguelo que en la subjerivdad femenina se idenfcan como lsat Imadas vied femeninas consiyen, en teldad los imperativos que la emini= dad impone alas mujeres. Si al superyé oa as normas morals les ‘eeonocemos una filacién fnenine nose porque en ells enc ttemos la marca en el orl que dice made bx fomala, sino todo lo ‘contrario, se trata de un exracto puro de constaccién historical. cial transmiida itergeneracionalmente con exquista pureze: (no tz eta exresin pars indica una procedencia extanje sno ors ng gl pte rcs oq perenne ‘pure ato oligo onal heb oer De modo que a excclente trabajo de tesis de Nora Levinton Dolman consituye una aporacién que se inscribe en el march de deconsruccién de las propacsas sobre la feminidad en tanto ‘puesta esencia y/o producto de las vicisieudes de su sexualidad, para slr cabida ala concepcin de la ferinidad en tanto geno y los ‘mandates o prescripciones que d géneroexablce paral identidad {La normatiizacién que el géncroimpone no es una interior — tarda en el desarollo, una prohibicidn externa de dif accptai es) x ae a sunenro FEMENINO “iio, como lo concibis Freud para a regulacin de la sexu EleS incon sino unaempranstna onpaniacion dela ib dad es constye por tdi de maples procedmientosin- Tenserioseintersubjtivosen [a ela humana. sid intents durance toda su obra evacuar dela doetina al pac feminidad/mascalnidd come conccpes anos ala subjetividad tal Baal € ls concebla en ebmarco de una teoria psicoldgea del aujeto individual sometido a sus pasiones, La ampliacién de los paradigmas dal prcoandlisis est permitendo St pfeowo de normath iain humana yreconocer el poder del in- tenubjeivdad para el extablecimienco de in repeemuacions ena conduct, e os ners de ins nis dea pocas muy tempranas ra vs del capital simb6lio yvalo- Gath dels igus de apegon = cando dl puicoundias se define de Lacs sobre os gos declan que impregan sis Propuestas ob a fninkad ade irre ue oe aca della reteradoshllzgos en as Fans realidad paiquica itera de las mujeres, ello no deja de ser cet, JGfo que se queda conto dcamprender hasta qué punto es exafia y Sites subjevidad menina tla propia experiencia de ls mujeres Fee Tr ataidad, mujeres ls que vida les soneldo en ma~ en de pegs o-de logrow inelcralsy profesionales pucden rae ce Einlos depresivos severos porque no han reid un hijo. La SHethacis video scans a wansfoomar el mando de génco ES echo equivalent femiidad con materidad o sexuldad Emenina con seualidad eproductiv. iar mandate de géero-nos reean una fatal paradja yaa specs humana tna dicovoizacin taney desigal en cris Br SSbsactny legcimacion enreel contenido de os valores del s- fey maseulnoyfemenino. La complementaiclad ecndia im- Pex ha conduc a que ef monumental efi de a cviira~ Fi humane sebas ir toglaciones progres en cl Ambito pabli- sey ical que perme que millones de sereshamanasviraos cn 22 tne fg unos priticipos de orden juicy social en cys sfoducidn ls mujeres no hemes particpado. El derecho organisa eetowa conrivenciaylemotal del derecho alcanca el actualidad a Ibe nifios ellos también cuentan con su decélogo. A su ved, la subje- ‘eSdicion de la ela humana y la formacion de fos valores afectivos pnd1000, 2 pence ner el pe cat ‘Riprocidadyrapeto por la vide dl sermejante han estado hasta eee oem se : HRI oasis nian sais ea cae Sipser eine ree aoe ee se es be nabs eee nr ee ees Rae en ees ee eee foie ena sda ews na ee ra gts eee oo Mee ean A ee ees meres oes a eee eee eee es ee ee nue peepee ere rs pie SN acne Ce ere ne (eee ere ee eae ee ~ Se cae w omens ce nr ue ea elatie poaiciereep erect parererd eee aetna ce eer ee re miner tr camara Sep ear eee eres adalat ae aa ores cock eee ee cea ee sean eee ie ea Se al lene teers reer er Peer es ete pee = esi a Sunanv6 FEMERINO 1a enfermedad mental. La dircién que propone Jesca Benjamio part ls complemenacidad hombre/majr sujet igual! Teamor encuentra propucra de Nora Levinton una autécica sada, ~ Fame Dio Busca | - LAFEMINIDAD EN LA TEORIA FREUDIANA: LUGAR DE DESENCUENTRO 1a worl de sea de es utp ocina conv un implicen de diel de — ‘orm: narra ef prea, dando ‘oo yada incomenelo qu eee {rcs tc scl die nese mais. ‘Coston (1992) La eorl psicoanalitca presenta en ba actualidad la paradoja que supone que siendo en sus odgenes una formulacién «subversva», «que ponia en cucstién todo el saber de a poca —mno solamente 0° bre fs_patologlas mentales sino una concepeién diferente sobre ‘mo podian ser pensados los sujetas(gobernados por su pulsiones) tuna tcoria expicaiva del desarrollo psicnsexual que rompla con el mio de la inocencia infantil, una confrontaciém directa, en sntsis, ‘on lo que el discurso oficial ofecia como respuesta, a pesar de estos antecedentes— lr revisién y cucstionamiento de ciertos desarllos —ha sido en el pasado y sigue sendo actualmente— problemitica. YY lo es porque requiere hacer un recorrido, tanto cronelégico como ransvera de a obra freudiana, para indagar mo se generan Y desplicgan sus concepts, que no siguen una trayecrria lineal. Y¥ también, porque fivorece [a emergencia de las cortespondientes resistencias a la hora de poder plantcardisrepancias con un pensa~ rmiento de repercusin universal en la historia dela cultura como es (0 sea dlaprovisa de pene) envidiando-alorvatoncitorsu passion, des tina por lato a paid y masoquisa en cee. Sein et ford que a nifiaseacaracteciada por aspects que representan cl negative de aquello-clogiosameite descrito en positive, podria tener Su origen en que fs atbutos femeninos evaloran —culura, social ycconémicamence—yebsienen su erdadera carta denature ” Vilaré el concede fines como fea incnciemte. Gaim de tue omsemni en ong catelana 2 ~ ax suse essai Jeza a partir de la funcién maternal, de modo que solamente alzca- Taren pba ead en que a overex coniones de cum plir con ese cometido, la nia adquiere etimacion spt se» (pig, 23). ‘Asi pues, una de las contradiciones mis evidentes es ie, a pe sar de que ens conferencia 33 «La feminidad» (1933), Freud plan- ‘ea: «A la peeulacidad del psicoandisscorresponde entonces no tr tar de describe lo que es la mujer (pig, 31685), ean a con) ‘que wes cosa que seria para nuesra cin. tna labor esi impracia ble (idem), y acari que lo que se propane esindagar cémo se desa- ‘roll pati del ni de disposicin bisexual los textos psicanall- ticos desesiman esta declaracién 4¢principics ton recurrentes des ‘cipeiones sobre cémo som las mujeres e incluso fijan exiles son las modalidades de desurollo dela feminidad que se consideran propias de un proceso normal frente als patlégias. "= Alpostularse I incuestionable importancia de la nvidia del pets nce ae la niyo eo desenpetian en vide animica de l mujer mayor pape queen la del hom- bre (1933, pig 3172. = Se dra que una mujer que ronde la weinena, «nos asst fiecuentemente por st inflsbiidad de iomutabiidad p= aqui (.) como sla ardua voli hacia la feminidad = Bieta agtado las posbidades de las personas. A dierencia ddeun hombte en es misma edad que es wn individ jo- ‘en inacabado atin, del que espramosaprovecard nrg camente as posbilidades de desrllo que el andi e ofeacs (1935, pg, 3178). ania shace sponsible ala madre du catenia de pene y no le pendona tal desrntaja (1935, pig. 3171) y mis ain el deseo de pene es delnide como spar me. nino» (1933, pg, 3174). — Para la mujer ves mds imperios neeesidad ser amada que amar» (1935, pg 3176) — Enka sanidad que a mujer inspira a fico patcipa ain In acc dela envidia del pene, purs a mujer ema tanto mis suaractivos cuanto que los consider como tna coms de su inferiocidad sexual originals ppensacidn poste (1933, pig. 3170). 1A PEMINIEAD EN LA TERE REUDUA LUGAR DE DESENCUINTRO 38 — Sect precso"arbuide a a mujer ain caso sentido de la justcias (una vez mds pr la incidenca de a envi) (1933, pag. 3177. = — Las mujeres ono han contibuido, sino muy poco, alos des- ‘ebrimiencos invents de a histori dela cliaciins pero quiz shan descubieto, porlo menos, una nica a de w- jere hilar (poe imiractén del arquetipa ques el vell pu- biano) (1933, pig, 3176). Oo preconeepto que aparece en Una torte sit ora nia 7 (19052) hace referencia 2 que en la Greia antigua an los hom thes de emaxima vitlidad se sendan ataidos por los jvenes elebos tanto por a preximidad fia a Ta mujer como. por sa clades Psquicsfemenis (pig. 1178). - “Ante lo que cabe entonces preguntaros: zc x Finidd desciea por Freud? ——— Creo que ls citasrevelan caracrerieacionessobss a mijer que cxceden en muchos casos ls limites de un supuestowevenies a par firdel dearollobisemal V aunque san fasesaiadas, representa Jn consantereteracia del ands compari quewoa il hombre como modelo, 2 Freud mismo, con -sabidutit puda_predecie que la concepralizacin a la que habia legado era nsufiiente, de hecho Ia defnié como sincompleta y agmentariy, incluso supo suger, para siber mis sobre la feminidad:..esperara que la cienca pr 4 procuraros informes mas profundos y ms coherentes (1933, pig. 3178) ce Hoy dia podemos incorporar nuevos aportes que colaboran para intentar una nucvaleecra que incluys, por ejemplo, que la due Fieud define como par feminidad/masculinidad se just alo aque el concepro de género designa, a pesar de que la denomina- cidn de género no sea un tennino clisien-patnaralitco (Dio Bleichmar, 1997) Géneto cs unrconcepeoinvsiliao, a pesarle que su aplca- Gin prove un insteumento dial encramad teic yclinio,y a tas dl sesgo que introduce xe slenciamiento.que se perpenin tun cierto anacronismo en fe reflesién tedcca sobre fa mujer y la consrucin de su sbjeividad. x SupERyE pEMENINO Nos permire reflesiona Sobre cSmo se on dad pemprana y de qué forma a intersubjetividad, nun sentido Simpliado, va a dererminat la oxganizacién dela sexualdad. In- aievendo la inetrogacién sobre la conveniencia de seguir ovor, {findole l complejo de Epo el valor de mile esructurante del Psiquismo. 1Un primer apunte nas leva a valorar como posible que la pro- pwesta freudiana sobre le semalidad fermenina consderase como rafiguracién «normal Io que scia propio de diferentes constel- oe patcopaelgicas, Esta pode se fa causa de cietos deste Imiencortsricos —y 4 también nina, qu se pueden feviaryrformular atalment: con oxos enfoqies Toco tanto, s hark necesariodiscriminar lo que conesponde al proceso da desuollo evolutivo de afi sue correspondents a Frome 0 devvincones, de las que podrfan devivar posterigamente ins etogorias define como neuross,perverione 0 pscos y hy ditcuracteriadas en la ampla gaa de tastoraos nariisas, de carter et : “Como cemplo de un ago pricopsolgco que va univers liao, earl en primer trmino el concepro de emvidia al pene ono fae normaly obigada del dsarolo del ia. Si retomamas {I planteo de Joncr (133), pra peste bien como: a) una for- fracign de compromiso neuritic, 6) en trig de sintoma y de- Ena frente al tenor por el dao al interior del cespo que conileva Infeminidad o panearabieamente, después de todos estos aos de ‘abso picosvaltio con nas, que puede afrmarse que es una fxapa de tinsitoevolriv ineabl, De modo quc en clacién con la esis del envi al pene ome compkjo de casmacién universal para fa nif, comendiia Gor amen en condiciones epecicasigutndo cl rerio dele Sie complementary) es dec sobre la base de wna deerminads ‘Gapodidn, al ser acivada por alguna experiencia desencadenance faldeaar que promovier ex fntasa expecta podria aparcer en Afpunas nits ef senimiento de mimuvalia por el seconociminco de in elu: o envidia dl pene rete al hermano y/o amiguito qu: lo po- ‘Se O, respect de ota Formulaciones propas dela eo algunas ‘Majere pueden fantascar eens de seducién por pate desu padre Tomo un asperto mis de ws conselacién epic, en otros casas se [TA FAMINIDAD EN LA TEORLA FREUDINA-LUGAR DE DESENCUUTRO 35 pusanreconoer rags de intensahosiid-hacia a madre. Pexo i univeralizando-estas conceprualzaiones y que mantengan el Sibel sfemeninamente normativos es algo muy distinc. “Oro ejemplo sera el de la equivalenca del ctor con un pene auwofiado, como fundamento dela explicacin terica sabe la bise- aiidad de la fa, y uno de lo argumencos que propiciardn el re ‘edo desde ex «no ser mis que un varontito» (Freud, 1933) que “Spe a como deine en la eoea porque en [a mada fase fica Ja sit a semejana deb-nifo esabe exacr desu pequcio pene sens- iets placents(.] Lo mismo hace fa nia con su clitoris mds pe peti snr 193. pg 3167) anges east ‘fasion basame menos eminidad. Referencia que se ha de- ‘tosuado en la actualdad, incoreera, ya que, paradjicamente, los _ Suis de Moncy (1982) demostaron que dl pene desde el panto dist embrolgico es un eltors ‘Ene mismo proceso de revisin y cucstionamiento necesrio respeto de ours curstionesplanteadas por Freud como el scarier Cuando cella se niega a admit [a ingrata realidad del reconocimien {to dea diferencia anatomic (1933, pig. 3175). En este sentido, propio eabajo dinico nos muestra hasta dénde estes concepros han fjedado desfaados y se rornan atmazones vacfs de contenido. ‘Gracias ala incorporacién del concepto de género como articu- Jador podemos cuestionar que l diferencia anatémica no se const ‘ya aecesariamente en ef referente obligado de la feminidad. Sabe- ner que con anteaci6n a este momento las nfs ynifios pequetios fea peribie a sus padres como seres separados y distin au Find contenido sexual no es configurado. Registro por el cual Tanita se reconoce como gual a su made y diferente a su padre. 'Enormemente signficativa cs la consideracin que poscen las ast Imadas teorlas sexuales infancles ya. que, supuestamente planteadas como el resultado de la ligicaaplicada por los nies al Sescifamiemo del enigma de la sexualidad, desembarcan en la teorta psiconnalitica peniendo su merea de origen y convirtiendose ‘craves aplcables al priguismo de lor adaltorque condicionas toda la formulacién, Alli se origina el fundamento del tema de 6 = Et SUPERYO FEMENINO Ia castracién en Ia mujer para abordar el cucstionamiento de lo «que se plantea como acscaso sentido de la justiciv, al como vere- ‘mos en el superyé en Ia mujer = Si aftadimos a dficulad que entra aribuie a dla constitu cién» 0 2 una sdisposiciéns orginica un determinado modo de forganizaciOn del psiquismo, todo se irs complicando ain més. Porque lasconradccions mencionada ol de ee capi- tulo se agiega otra més: come habiamos visto el que no solamen- te els mujerca e+ un hombrecto, sino que paradjlamente para la tcoria psicoamalitica se volveed femenina en el pase de ls madre al padre a la busqueda det pene que le ha sido negado Pm en an segundo vempo volver eresignad a ba made & care con ella ya recorrer el tinsito de Ia aetvidad sla sividad. Sin embargo, a pesar de aclararse de forma explicica ‘que noche equipararseFeminidad con pasividad, el camino ha- ia. una feminidad snormals conduce inevtablemente ala pasvi- dad. Si bien se pretende diferenciar entre fines pasivos de a pul- sin y pasvidad. ‘Aun en La Reminided (1933), que pucde consderase el kimo aiflculo donde Freud aborda el tema y que tein y sitet formu lncionesanterors, se mantienc a ambigtiead sobre el desarolose- xual femenino al mencionarie como una de las expectativas con las {que aborda esa indagacién qf vampocn en ete sectors adape sin resistencia [a conscitueia ala funcién» (pig, 3167), y cuando alude «.cSmo se infee la posterior nauraleza dela mujer po hs diferen- «as en la dsposicién pulsional. También al plantear que tas dex cubrimiento dela eastacién (que no posce pene), eabria esperar tes reacciones poses la segunda de las cuales es que su cobstinada re- ‘eld a levard a cargar ls tintas de la masculinided eon que se La stiqueta si manticne su mastubacién cliovidiana,y se refugia en la identifcacin con la mare fica padre (que en este palo a ‘ecen indiferenciados), desenlace que es cefnido a un factor cons tucional que explicaria una mayor actividad, «caricterstica del ma ‘ho» (pig, 3175), asf como en la homosexualidad femenina sla prepotencia del icrr constivionals (dem) ese elemento indie cible Estos pases requieren importantes esfuerzos de easposicién desde unas categoria de orden biolbgico hacia ota tipo de aticuls- Ls BRUINIDAD BA THORS RREUDLANATUCAR DE DESENCUENTRO cin que enlaza lo cognitive y loEmocional, docando al psiquismo de a complejdad del concepto de representciones — De hecho, lo que Freud sugire exvesearculo es que se podfa ‘anceerizar picoldpicamente la feminidad por la preferencis de fe ‘es pasivos aunque reconociendo que puede ser necesata una gran actividad para conseguir un fn pasivoy planteando que aca la.que suceda en la mujer, como consccueicia dé su papel. sal, se suna ciera preferencia por a aeceud pasivay (pig. 3166) ‘que se extenderia al resto de sa vi Esta_firmacién ha constituida-el germen de una prolongada freed rego de converte en To que los view lamamosflpuc {Go B inl que poses une buena informacin 4a 90 ce ‘Shve para eludir una amistad semejante. En vos actos de — imi se habla venido perilando siempre una gran fle de ‘ignided, al final se ha ead abertamente. Nome preocupa — — Sreaumpoe leprecipa a Eve el problena deface den i sino le yearend primp gue st acione impli- Ga Demos que sedge coriene dis de ls hombre yale Fémonos de qc haya encontrado uno. Peo no t ponga® 8 ‘sma altura mantenicndo esa amistad. No digas que soy Sem ‘Sudo duro. Lo que sacade es que area exximimene blend, Jee ago que br ue ere pues en el futuro Fo que haga Aino de nosoter reper sobre el otro. Meas hecho pasar un ‘onl dia Mary. Bime pronco que lo sens por lo menos un co, Yal qe todas estas cana son ent product dela compa ~ _EGnrpero losses hurmanosaparte de seni pia hacia los de fds, eben tenes consideracin cofsigo mismos (1963, pSgi- fas 177-178, a cursiva es ml) “LA MIJER PENSADA (Y DBSCHTTY FOR FREUD. VIENA FIN DE SKGLO 68 Tin apareciendo en estos documentos de su vida privadz indi- cos de algunas ideas que posteriormemte ocuparén un agar desraca- ‘docen la formulacién del superyé femenino, tanto & cuanto a a de- bilidad y carencia de principios, como a la sgnifcacin que el veo- ror tras los hombres» tenga de degradance o la contradiccién que fupone la invitacién a formarse un juicio propio acerca de las cos, msiempre y cuando coincidiera con el suyo. = También en Stra cata, dst del 15 de noviembre de 1883, eo- ‘menando la obrade Stuart Mill dice” se Me pee matey poco ei I decree ache ob see cnet font oes ede psa nh dy Lae nia como nt compete Tests de wo bk Sa ti wit al mo ce ie — frees amo ura odo bo que a pei para mane Tet dude aad pr cerca coe seg ime ‘pis acid de mgs oul uc ein sine ‘don opr bi dled aida forint Ms depraein ylmmo onpo tx peers —con ero. ‘beech hme as il each no it psf pe Klara por 1 daaprtln de ce er uc mands ped free mac ae foment rpc ula pol ‘om gue ating eccrine ec de se kc ante ed onc pion gene cn mass Tossa pofetn ls Nereida uk mage or ‘dec cham, ona parol de ompre. ‘Noscnste pesto pr er anarineey aor mis Indo de Martha cow 2 tor, cs que ella rs edie fee lela ye cenubre haben de eonerder a uso ‘San muchos pier de lon qu hoy el priado, ow kf “Sindee maer no pod comb y seg senna ova ado- ‘Blnen ajentad yuna pos tic smal en la ee ‘Sore ete tema epota extbirdrane horas pro toy segue src fe aes de ener 19, pup 88 casa Quedan refejados aqui como esbores, la expresin de Yo que mis ‘adelante se adcir formalmente en francascontraicciones de la ex ‘epcional obra feuiana. Esa apelacién inicial la nacuralera que ts “ _ 2 sum rng “mins por concrete i be fase a anatomiae denoe Cred, 1929), pera una cnfonaion iret ee cond ~ so meni ine ncn ay conn ane tra ene a exexpecatia deeds aqelo que ciao lo ibn, podtan con Fea plana Mattass cl Ste come props que concep aes mis nlc orm din del sper yg pace conimar eae amtrometecaa “ne que ela anion de ter no ped canines “An sin prociar dare cnegora diet ade un ans _ dent comspondenciacnte Fel you enon nova ode de tener valor testimonial de contre germen de guns es ides desrellais prterorment:¥ sob wl nos pei ef "ona sobre cimo certs obmracioner sb Ja mje esting ds por fora dee arpmento sobre meno» que deste ten caramente yl qu pene nen ead, ‘Alamaner del abo analice de consucel, exe mater nos permit seers lo qu desu propia tina enlace ‘osaces y qs cortspondeajsttamentcon eta soa trove en ue sb la end “También en los Balad ier (1895, xan comen- plain pny fee os del eo Ha von Ry dxre panics apes del pint con pace, homie de caicer seg, sere, dal all deci sue apes tr paral nd ben un ij yn amigo cone que oda sonnei imeeanbio de idea, Freed sin que esol mica ue el tao com el pace oc al timo vempo has toners Ge: hombre que samen sconsincion spill danas ‘ideal qo nos compacted ca tm muchacha Peo, nia comentando quel pode a eas de "ava y dice sh prevent contr se deca eguriaden sey co tras indinai6n 3 dee a ool mud las dade sn on deci alguna y pedo gue habia dc ee diflell enone maide GEG arecen evident los pesjicoe propos del ps: avo iin que supone que, oc vcupar faa de unicef ideaeadacon un ho anes ego datas de lone iin opinaresponténcamene ameter desu cis cece css no solamente a aljuan del modal deren shots pan 1A MER PENSADA CY RESCRIA) POR FREUD VIENA FN DE SICH _~és ~ po sno qe la bianca ua poscin cane sg de omer thse en no earn, porque quln podria seep ten por com- patra un joven as de er? Peo el palo en que queda gor feljado exe ero ex cano describe fn tied hala a tnchacha may poco conf con use abtgabe ambos proyectos qua cia a dip cet gaa dear Glare musa ys rebeba contr la ide de tener que aii ef 44 mutinonio sus incinaiones ya ber de jicioe (cud 1995, pig 11), ae tin de read ony pa de i zacones que ven lcgs last cl concepo dl compl de msn o valida conc hombre solo por suc scdet 2 gull que pitas pens como dees de speracin yocape, Gilad para presen un citerio anon. “Atmismo e& Andis iamentini dina hisere (Caso Don) (0905 (1901) al ree sf culo familar de Dora © expica gue la penona dominate eel padre, ano por sa intcligencia y ~ sus condiciones de caréter como por lis ctcunstancas exetnas de 5 vid, las cles marcato el cuts dele historia inal y pal ‘gica de la sujeto» (pd. 940). =" 4 peat de que ws plginas mis addant Feud sien: «yom habla prope dese el principio apart mi juice bre is ees hast haber ecuchado ota pare intereadas (pig 14989) al decir made uc ne haiaconoc) yea te pati dela comuniaciones dl padre dea muchacha, Feud o cxbechube de deduce que se tstaa de ua mujer poco asada ‘bre undo, poo ili (pp 94%) contin carci char pn oe on pone ¢ cama Gla? 1 leomsigiecsdixanianieno ene ellos, cuba concentra to dos ss ier en el obiemo del hogar quando dignostada como padesiendo la piconis del ama de cite, por cuanto su dedi Cacin en hace limpary mantener linpioe los nacblesy ution de avin hac cnl impouble serie de los, Exo la leraba 2c lad oda compreni pars os neces epcituales de sus * Convers records que a made de Do habe decane ‘qu su maid ef iflisy que efemsposesinrmcnt deuce (ke, Hs.1i997p. ee str say a tera adn ie i i Sn TS Pe epee ee he ie nae re ipudecida por el pave one dl soasimponio como un fctorconstivucio- sai di a ‘bre la incidencia de esa enfermedad de los progenitores ven la consticu- erase pers etd ne nn ist ith lame oP eee tice nec. to ee eee eee ee Se en eee ne ee teeimeerhmied set eng Fees see en ames sei tis Se pcs cee ca pen pl oe a een oe eaet need es ieee ye ner SI ci eee ee ers case nein rte tee ea sen ee ane le ape eT eet Deere eevee ae Ie seer Santelli se pert oe teen ih ee pecan anaes Soe cee eer Ce a Taji xan La comprensin de Freud de a pscologla de Dora era im- presonane, Pero su a veces bilan inuicin no se esd Efcuzmente en uma terapiaextesa, no sblo porque mo se pre- LEMUR PENSADA (Y DESCRITAY FOR RED. VIBHA. VDE. @ i cups por tranaeencs, sino también por as nociones meli- | caeestreacionaes sobre la mujer hisérica dems, en 1 |. = Tedrmino semedicos cas siempre siguifcba var, yet | $id complied cl ratamiento de Tas mujeres histricas. Ast t Como la Aciudes medics de Freud sobre istcria acruaban | Tain que se diera cuenta, también fo hack su punto devs rican de clase media, con sus ideas Bjas sobre el lugar “Geta mujer en la Viena de in de siglo (pig. 209)- Tango ante sus crticasa Martha en ls carts como en las descip- ones de angus en Tos caso cic, vos fa ifielad para encare SFingarapropade que Freud considerabasnonmals para una rue: spl que ded ou cteriocumplcran con sess, gone ‘Srfssu propa vivenci lear enmarcadas en se eteroupo! “Tamim en Lf muesar en cultura (1930 (1929). hay una rmencién a ls ifluencia disora y conservadora de las mujeres uncer repfesmta os interes del familia y dela vida sexual —— Si altaral en contraparida es tarea mascuina, filial subli- | actin mecoiomo pan ecu lsmagjers ei exaament dta- | _- Sipe cumple com sus fines culeurales debesé sustracr libido de "frac conesponderia asus deberes de esposoy padre ain debe UidMbaita ch el mancenimiento de a «constant convivencia con sero hombres st dependencia de las elaciones con ts. La ma-_ ride as eega a segundo término partes exigenci — en dpa fens ata nna actitud hostile (pi, 3041, a crsiva smi). eda una delaracin cago» sesgala de cet prejuci sobre ~ “papel weal que le coresponde a a mujer. Tanto por la desaifcs- Peet que implica. scr culpables de a influenca dilaoria, como por Tr ontain de la esponsibibidad de los hombres en ol relgartas tte segundo phun y censure (como queda de mans en ls cits SSE) sce de as mujeres al campo dela cura monopo- Tian por la sublimacién masculina. No puede plantearse exclusiva lente que las mujeres estin exasamente dotadas para la sublima- ‘Gon sin rconoeet las conscccncias (emocionales yl respuesta SED que, en las mistmar Greunsancias, supona para las sustasr Eades de libido de las elaciones con ls hombses en la vid familia y socal para utiliza en obras cultura. « 2 4 sumsard remenino De aha legtimacin que esta propuietacontene de cémo.un hombre puede Sustrarse de sus areas de exposo y padre, en conte® Posicién a lrdura reprobaciOn que merecera una mujer alejada de sx fancién de esposa y madre. Al mismo tiempo, cabia plantent paradoja de que no merezca considerate como capaci de subli- ‘macién ala funcinprivilegiada por antoniormaia: la de ser cuidado- risdelvide Es deca que Freud se hace co en algunos momentos de su obra de la representation imperance sobre la mujer, sin poder evtar caer n prcuicios hondsimente arragados sobre su inferioridad. ‘Otro dao a considerar como reflj de sus ambivalencias con el rofde la mujer, la sescaae partcipacgn de las madres en los ise toriales cinios teniendo ea cuenta la importanca tan sigifcaiva use es orci dear prcoreal de sist. par. lelament, la absolta prepondecancia del papel del padre come pro- ‘agonisea fundamental de los confictor auclares. El modelo fami liar de la época era, sin dud, el de una familia con un facete inte paired donde padre asim una aurcidad incuesionabte, Io ‘ual aparece aftdamentereflgjado en la concepeualizacion del com. pj de Edipo Gert posteriormente Melanie Klin quien exablece- sila complementariedad al hacer prevalecct los conflicos precoces on madre). “En eelacida Gon Se punto parece oportno considerar queen icopaslogte del vide coridiana (1901-04), Feud teconoce haber cometido un fapsus entre Gronasy Urano respecto a emascula. in del pate ysupiere que pudicr se a consccuencia desu inten £0 por sofocar wuna poco favorable titica de Ia persona de mi pa. dre» (pig. 893); comenta también ott lapsasrespecto dela histo- tia de Anibal, donde aparece el hermano como padre y calaca al padre como el abuelo. Lo expica haciendo referencia ®t vista, ‘poco tiempo antes, a su hetmanastro (hijo de un matrimonio ante tlor de su padre) en Inglarera, quien tenfa un hijo de le seems «edad del propio-Freud, lo que pudo hacerle sentir que pertenecla a un tesa nein sd, porn dad ps rah tieto que un hijo de su padre. Por lo tanto timbien podemos pen. s2F en emo su propia historia personal puede haber contribute a ocongarexazelvanca en Ia categorizacion de la Funcion simbslica ‘encarnada por la figura paterma | 1A MUJER PENSADA (Y DESCRTTN) FOR FRAUD. VENA NDE S130 _ A MUIR TENSADA CF DESCRTY) FOR FREUD, VBNA FINE SGLO_ op ‘Como formula Dio Bleichmac.(1995) habré que rstrear bt continidad ence el mio y el fantasma individ ev” ~ linteror mismo dela toes picoanaltic sve la Ferminida, como ira de las manifaciones del poder de permancocis de ‘cucmassimbicos dominantes que hacen soils y oscurcen 4a elucidacin de relidades a res de siglo de cvileacin hi ‘mana La consimeci que Feud hace en a eo eth gern 14 po ls mismas elas del inaginaro que las del mito y de fava individ see oe Asi como es también pertinent considers ot punto: la Zom- pea relacin que Freud mancuv con a judafs, que To mori 2 cambiar a nombre original de Sigismund, utizado como prot ipo ci nt par nig aud por de Sigmund lange), No-poemes ignorarainflureia en. educacin de fs valoces predominantes del entorno judo en el que creié como fcroresdterminantes desu pensmintn En el judafamo, el hombee comers sus plegaris cotdianas agradecendo a Dios dl no aber hecho mje ¥,stendo tan impor tante el valor que s le otonga al aprendizaje de la Tor (Antiguo “Testamemto), las mujeres estin ximidas de su extudio, con el jus ante de que ellos les couresponde reflexiona sobre Jos fundamen tos teéicos de a ey y als mujeres levarla la prctca como gut danas del ial, y uansmisoras de una religiosdad mis sewotts, scribe George Duby: En 1934 Bertha Pappenheim etic el pel histric dex jis al. que llamd opecado contrac alma del mujer jada oc ano, contra todo el udalsmos,yabogs por una mejor ek ‘acid pra ella. La educacin desigial para hocabesy mijees ‘ra reulado de oe temas asimetricasy be forbs, Le ‘mites lo esperar graualmence a larg del igo x, bajo dl impacto combinado dela secularzacin fen la sociedad go bab, de la emancipacin (dels comunidades jd) y de la Re- Forma (no eno del jdsma). Can tod, le relacione de sexo ‘annua dfrende sein los pais l actidane la eligi {ortodoxa, reformist) yl dase socal Angue, como se adverte, no hay un modal nico de la sformacién del mujer jude, podemer denen anes eons 2 supe pEMENIND ams n as ctindes judas de siglo xen o toca a as eb “Hones eauc os sexos yal ueacin de a mujeres. La primera fs gue dl aco de bs mujeres ala educacion penmanes limita doen todas partes dcbido s dos removes a conversa y la soe ff. Micntns quer padres demaneseman quel lucid seo Tarcondujra al aporasi, as madres y los padres russ basta ‘aban en f educacién superior el camino hacia cl oealismo. En todas as clases en toda las pls, la roca comin ente pa ‘res angusiado ea que ol exe de ecaion ea de gue as jee no padiern care mance (De Duby (19901992), isn ia de as Moje, lacie si, pg 248). Y¥ también H, Decker dirk: wAdemis de no prestar sliienre auencidn ala ira de Dora, el fllo de Freud fue no afronar el hecho dle que er una chica judiarodeada de antsemitsmo> (1997, péi- ths 247), lo cul debis suponee wn factor que se coavieié en. lo ‘aliientemente ausmiico como par llevar, cuatro aos despuds de dgjarel pricosndisis a converte al cixianiamo. ‘De manera que tanto por el epswlario como pose abordje de sus casos, sabemos de ls imitaciones de sus aportacones sobre la Paicologfafemenina, = Tncuso, l mismo anticipa en varios trabajos que su teorizacin, pueda desperarreceloeritacién y sin embargo sucle devalificar as posilesobjeciones, bajo eplprafe de feminists» como respuesta la preabn de Ia actividad desplegada por el movi- tment sulfagsta de la cpoce que alse autodenominaka. “Ask em Algunasconsecuenciaspotucas dea diferencia sexual ana timics (1925) dice, por Semple: «No nos dejemos apartar de esas ‘onelusiones pr las replica de los feminists de ambos sos, fano- Sonde imponeenos la cquiparacin yequivalenca absolura de lo dos sexo.» (pg, 2902, fr cursiva cs ns) "En conclusién, las formulaciones de Freud parten de su expe- siencia personal, y de la significacién que dada lo que las mu ‘ese aporten como mate clinic. Es esta significacisn particular, {gue sha univeraizado, la que puede se custionada hoy ‘lax (1990) propone que parte de a paradoja dela tora freu- dianaes que sus teorfas cava feseatan a mismo tempo aspectos epistermoldgcosypsicoicos dl pensumiento ilustrado como son: Cindividuslismo, el empirisno y al racionlismo, Serial: = ALM PRISADA (Y DESCRITA POR FREUD. VENA FIV DE SIGEO st Sa nbn rev lun de ater “ terms de lav elacones de dominio, en especial las rgiadas en td tromance familiar, semlad, gener y ls tensones ence homes y mujeres, deseo, convencones curls y las deman- des dal onden socal Al mismo dempo, eta revelacion opera en pate par ocular alguns fuente de ino con mayor pron- ida en particular las que spoyan ys arragan en rclacones de fn ssniaricas Sin Un rconocimienco pleuny a investga- Gdn de as antnomiasy ambivaenciasfieuians, nos aiesga- ner aenczaen —yrepede—la sere de desplcamincos, contr diccione y sepreiones que cracterizan su obra.cuando mucho Como una uprura rc con pasado (.) Macho del mate ‘eprimido en lpicoaii trata del poder dela madre en a vida realy fantstca de oe nifios (de los nifiosen ox adultos) y ch ‘miedo ala sextlidad fermen y la autonomia potencial de as uj (pig 72773). Freud fue un genio innovador, subversvo y osado en la medida de sus posibilidades reconozcimod habemnos legado un descubsi- tmiento fndamental que nos permite seguir su reflxi6n, con el ag _glemamiento que merece. = CONCEPTUALIZACION = SOBRE EL SUPERYO EN FREUD Er trex punts po ejemplo lo eds lorie pup del pep, cho so que arminece cur yn rpc Stow Faron (1924) Enel desarrollo tesitico del conceptualizacin sobre el superys hay sin duda, algunos textos fundamentales. Se pueden tastreat i- | dls, ura ideas, tecifencionesyoscacioncs que nos musts i ‘ia fie avanrando en a temsica defn fncion de a concincls f __ moral y dels calpainconscent £ ‘Freud partia de la interrogacién sobre ls paradojaso los enigm- : ticos «mandates incomprensibless, equiparados con una «rligiSn f privadar, para ir esbozando su diseio del superyé. He Pero sobre todo, es su preocupacién por dilucidar los origenes | ddl sentimiento de culpa y su incidencia en la neurosis obsesiva, lo 4quelo lleva al planteo de la cuestién de la conciencia moral, como la f percepcién de determinadas mociones de deseo existences en n0so- ‘ros frente alos cuales se alza un juicio adverso interior, que se expre- ‘s1claramente en conciencia de Se va desarrollando la idea de una modilidad de funciona- ‘miento psiquico que funciona como juez interno y que estable- (pig, 2714), ibn eth em as Nace cine intmoductrias al picoandss (1932), SG Stic sobre La dseeasin de a pesoalidad psigquicar, don- Ge Fred cla incluso obmo leg al concusgin dea existencia de i instanca obvervadora del reo del yo como un tago aegulary ‘nro de la seuctara del yy n0 slo como tn mecasismo dela ia La deseribe como: =e abogado de toda apiraién a un Perfeccionamientos (1933, pg. 3138), emer goals euocer defi come une aru dal que implies tes findones autoobservacin, concencia moral y fancién del ideal, “Originaramente el superyé del io se cimentala sobre l mo- deo de uperyé de sus progenitors eargado con el aro conteni- ‘ocsendo portador dels uadicin, y dé las valoraiones perdurables ‘alo lug de as gencraciones (1933, pg. 3138). “Alude a que sea intemalizado Ia autoridadrepresentada por fos pads y que despues comands el super recgiendo sla dureza yal rigor de los pads st funcién prohibicvay puntivar (1933, Pie. 3136) ‘Dierencia,asimismo, entre sentimientos de culpabiidad y de inferioddad, ambos dela tensign entree supers eo. Endl primer cao, la culpa sel ba consecuencia de a tensin enue dye y la concencia moral, que esablece lo moralmente acspable cr ebcign con la sexaldady el control dela apresvidad ( rfiere fndamentalmeate «ls desoe incestuosos y hostile). En cuanto al Senmeno de infriogdad, suits en react con elidel del yo, tea incumplimiento de las expectativas necsias pars lograr la ‘probacign dl superys. Pee ncepratiacén dl superyé ela obra feudina hace excess arculaci6n ala clinics, y mesa l spcicdad wien a adguiir en cada estructura psicopatldgics,profundiza SET Silisn de a neuro bsciva con la cp, equa inconsciente de eatgo la sgniicacin del autoreproche en la IMelancolia, Pero bdsomente al supers feudiano te funda en la ‘probibctn del ince 7 dee allen la normariizain del sea liad de ambos gers % = =o suenvo renee BL suremvo meta sayeR 2 peat que Fed pre hence santa Scio seater seas Gromwoncs ges can ma ‘tulad fom moe malo, gr = Passo ee ningin mats oo que ‘Sindy a ental ‘Tre, mistse qo cea mae nose ‘Sal mosh donde urd dea - ‘lid, prc mato ison ‘sno panic malin Dic ‘corns le a0 2 en» ot yon tid ie ag chun ‘in ona cele oc 90 ‘oooce sven aber. Germ (1990) La cucstién del superyé de la mujer, aun siendo un tema que Sigue suscitando grandes comtroyersasen el dicurso psicoanalti- co, noha sido objeto de modifcacionessgnifcaivas ens form lacin 7 Como ya anicipamos, d-superyé-fcudiano legs sobre la se- aualidad y; cxpecficamente, insituye la prohibiain, de inezto ‘como modalidad de regulaci6n de los descos sexuales que pudicrn merger dentro del crculo de la familia deorigen. Pare dl supues, to de que esta ey organiza la subjetvidad en ambos péneros pro, al dlerivane delo que sha formulade peeviamente como desarollose- ual enna y varones el acceso atin nivel ice queda severamentc comprometido. La penistncia de la orpnipresente envi al pene condiconaré su minusvala moral Enere las paradojas_y contradicciones, est la diserepancia ‘nur la aficmaciéin que Freud tice en Sobre la seeuaidad foment na (1931) cuando formula: «Después de todo, hace ya tiempo ‘que hemos renunciado a toda esperaizt de halla un paralelisino puro y simple entre el desarrollo sexual masculino y ef femer (pig. 3078), y lade la confereneia 33 «La feminidade (1933), en {que slasfases mis tempranas de la evolucién de a libido parecen ser comunes a ambos sexos» (pig, 3167). Cues (CONCERTALZACICW SORE BL SUPERYD EN ERED x levancia; ya que sobre ella se asentaré el fundamento del sistema notmative superyoico. ‘ Pero, sin lugar a dudas,e texo en que resulta particularmente punto de inflexi6n que supone, es la categorizacin ex- cen Algunascomecnencaspoluicas dela diferencia sexual cna mica come: . nivel de lo ico normal ex dingo en a mar que ene hombre. super-yo mune Hega ser en ls tan inexouble an impersonal, tan independiente de sus origenes afecivs come cexigimos que To sex en el hombre. Gero easgos caractrogicos que os critics cle todos os impos han echad en cara a a mu jee —que tiene menor sede de la jurtiia que el hombre, que ‘ss reaca a someteea las grandes necsidades dela vida, que «3 mis propens dase gular en as jcon por los sentimiea- tos de afc yhoslidad today clo porfan we iment oe plicados por a ditine formacéin del sper que acabamos de __infere (Feud, 1925, pig 2902), Cabra preguntarse eles fandamento de esa eta sin el ‘exomo al arbucdn del menor senimienta de jasc, de a ma- yor relvancia de n envi esencadcnada por haber sido rived del epresado Srgano) y dels clos como consecenca de lv ausen. dade pene Alo que se agegaré que por eta misma casa sus inte recs sociales sein’ mis endebles yestard menos capacitada para la sublimacién, Por qué lo éiameate normale o err? En Inbibibn sintoma y angutia (1926), al tefeies al esr tint inical dels sere humanos», sci qu entre los pligros e=pecifcns capaces de precipitar una suid traumica en dist t38época de a vida esaran: el nacimieno, la perdi dela made ‘amo objeto a perdida de pene, la périda del smoc del objet la peda dl amor del supery. Es dee que en dicho arculo seca ‘acer al super como una instancia que puede funciona como un objco externa en el sentido de generar angastia ane la specie desu amor “También en este ikimo texto Freud formula la diferencia ente Ja angustia automstica, que surge como resco a una siuacion de dealimiento del yo fiente a una situacién traumatic, y la sangus- tinsefiake como respuesta dl yo rete ala amenaza de una eer = BL SUPEBYO BEMBNINO cidn de a icin que dio lugar al srgimient de angst, Al r- fase al proceso de nacicno come fa primers suiton de pel {70 ajuepo dla reaclin de angus fla que lo que conser nen con con laser ex een lero fends a sparcn de la made en ae dents verene. Yall apun- Sa laumentegue ccs dela pucesrmane gu ‘uci de pelo mds ies como genedora deanna ela de in pnts de objet, inrovicendo una pqucia modiiai: sage deal cers pla aor por pare de eno. Ponerionment, em Sebre le sxuaided fomenine (1931), se define con mis precisa papel cl complejo de ctacin cn Is mujer con sus difeences eltcos. Hl econocee cartrada supo- tc en pincipio de hecho, acprar la superoridad del arn (o SsqueerTo mismo, su propia inferoridad) pero tambien ev ~ = tw na forma de veblion) conta esa sitacdn. De exe ctend bivalents se derivarin wes oenacions del desarall: a pe tera conduciia al univer extrafariento respect de l= alidad, yu que aterorizada por l comparacién con el arbn, ‘ct insvsecha con au cto, rennin am actividad fen Jeon ello asa sxualidad en general, al como a buena parte de 2s indnaiones masulias en otros sector (pi. 3080). La segunda line, en sporfada SneainnaciGur, cons la mascu- linda que seme amenazada y peste en la eperinna de ener alguna vez un pene (opdn queen algunos cue puede terme ‘ar en una decedn de ober homowexl manifest). Slo un tercer desarrollo, i bien a tavés de rocon,desemboca en la con figuraciénfemenina adecuada que roma a pare como objeto eps al complejo de Edipo, queen la mud setulae inal de un doarroll mds prlongados «diferencia dl var no es des. truido por el infaj de In estricin, sino creado por de incluso sera fecuentsime que mujer nunca lo super Sele 0% tovanto ala fase precdipia una sgnfcacin mucho mayor ue cnet hombre, yee complejo proceso sera Ia casa del menos bo ena formacian del pers. s (Como Fe afitma ot La Faminidad (1933) ol super ene foreoamente que pacer no pide senza a obate y inde- pesdencia quel confieren su valor cultura. Los enna nos oyen \CONCEPTUALIZACION SOME SL SUPERYO BN FREUD » gute cn ls lane volt de xe Bt pa Testeer emenino medion (lg, 3178) = Ta gues cueing a dio dea nck tbicndo panead prance d pap rdematede as vig de pli de amor per pare dl cso co a ond acing egnakee na ne Arcam df codecs breconscns pcs des deca aac para cx 2S Peale nlc confoensr9, aa eng y oe Gesnan123), ead sca qu a engurirene cays 90 ‘SFowralnens dials scp pss cones aor Fea inipel nln los cece concn a Sec comune mana Alfa i odeme acts ommend supey® an pusievnene de cece de da continuaciéa de nuestra conciencia moral en To Thconstiente> ee la sobrecarga de lacn presi socal Si pewot soonme pei cil et: da sbi mors pur, por tn pre cei eid de fice er yr fr Enponer norman gue pon Encl seminl dec anil Sues gus eo spe utes braamenes ue ne rapes nea ga po mushaa dete decasion Ince rape ae rlucn dlcompo de Ei, habia indo que ream os publ ders gue mcr (eed ners asl denoted de bce Sieber, - ha ips Ha en Peon ne (1818), cuando find gi de eos enamocaniens incom capa la tld de vpn, Scan len en oss oe fore flclmeme comprobuble, que pronsan una dexepién "eifreat ingore vac deus hermano, conde: ‘a come ame nate i on eros inplomente por hacene ep demasiado el cunpiniem de Foe da cg ku ent oa de buae en fads de eo enc de tponer gue lesions smorons se Hallands ssucub lg ve sin guc podamos dec (og 2470. 5 SUPERYO FaNENIND ogcicamente queda refljado en: «. no tar gat a epoca (pg, 1265), ¥agrega que estos supestos infant- des.no surgieron del albedrio psiquico ni de impresiones, sino de ls objeivas nevesdades dela consttucién psicosexual "Mis ain, Freud pone de manifesto la parialidad de a informacién “ex euanto a provenit silo de nfo, o sea varones, cuando exprest ‘que ea causa de desfavorblescrcunstancas que presen exe éne- aor cxtrich = @ ro de investigacones, nuestro presente tibajo se refiere cas eausi- ‘Yamente al desarollo sexual en los individuos masculinos» Freud, 1908, pig, 1263), que se confirma que la descrpcién comresponde & uno solo de los desarollos: . ‘De modo que podemos preguntarnas: :por qué una tori se- saul infantil egotescamente fai» que se equipara alos problemas del univers cuya dficultad supera al ineleco humano adquiere cstaruo indiscutible, por otra pare, de prtmisa universal de pene? Ea la hip6tcsisfreudianara patie de Teoria sesualrinfailer se encadenan na serie de formulaciones que se convierten en txiomas. Y, tl como queda planteada la cucstin de la diferencia Se os sexo, da se circunscribe ala posesiGn de un pene por pas- te del vardn, su fala en la nif los diverss efectos que esta cons- tatacién ofrece. “La secucnci, en st tcayeeto previsile de evolucién normal, lle- “Fi bisicamente a nifio a pene y de exe modo garantiza Gocco al univers sind ques wets con pce como representante, le oftece. Lo cual supone una Iigica intema Subyacente a esa renuncia als descosincestuosos, pues lo que etd cn jucgo eau wan preciado érganos al como queda planteado en 1B final del complejo de Edipo (Freud, 1924). Sim ombar,econcle queen ia obueraio dist destina a: «Lo ha visto e30, sabe que no lo tiene y quiere tenedow (Gig, 2899), Feaqu el coneroverdo concepto de envdia del pene, ‘como consecuencia de haber visto wel pene de un hermano o de un ompatero de juegos (pig, 2898). Es Gate uno de los puntos ms espinosos. Tanto por a eiterio ‘con el que es pensado (que un pene visible es algo enviable per sey {ques pucde valorar como superior en reacién cone citors) como las consecuencas que ve arbuyen al posicion de inferioridad Jabemtindececdnds. a cue del. upery en tania, al devivarl Freud diectamente a complejo de Edipa en tanto que su herder frmal.ycondcinan- cdo nu resoucén a la amenaza de casracbn, asente cna mide come ‘motivo deencadenante —ya que 1 etablece que etd previamente ca Peper mialdeyiminmie ends eer = como un intancia que bicamene normnaivza a # 2 SUPBRVO EMBNIVO ‘ee anole adem mia Bunt 10a seul como produc sbi de fade del uerpa, Podsamos plantar aqu por qué no pensar en un-equrelente {femenino de es cnterés narcistaen el propio cuerpo dela nia no fuera por la necesidad de mantener la condicién de casrada como rasgo detesminante para la orginiacin de su prguisma, Es lo que propone Doris Bernstein en su artical «Antiedades emeninas, conflicts y formas picas de dominios (1990) donde plantea tres ansicdadesespecifcas de ania, Una sera en re- lacién.con el accero: no puede ver sus genitales sino se lo propone al no poder roca y manipularlos Fcilmence,tendrdftculades a In hora de epresentirselosy de define las sensaciones asocadas. De ¢ste-modo én a falta de informacién, incluida la ausencia de de “nominacién adecuada y la vinculacién del conocimizngo que paca ‘tadquiriendo con la prohibici (bien del tocamientn.o de la fan _tusta), todo se complica mis. Sino se puede ver ni tocar, ni manip Tani nombrarjcémo se construye I tepresentacin sabre cl propio ‘erpoy sobre la apacidad de poder conta? La segunda apelara ala difsvidade en referencia ala dif de semsaciones tanto del clitoris a vagina, como dea pelvis zona ie tral y anal ¥ la tercera respeco ala penetraciéns hecho de sr ua ‘pert mbre la que no se iene conta yl desconocimiento de cer. tones como kx posibildad de lubvicact, easticidad, ylrfancign de bas comacciones durante el par podran generar ui infenso temot Sobre aquello que pudira introducne o salir de sus orice. Ba dec, «que ls ansicdaces de la niiaesin asociadas al dao potencal sobre st Brio co, cm fla ence que mex ln dos seferentes expeficos que gan alrededor da geniaiad emenina <=, El problera eden le rcurrencia con la que se consraye of pant lg el fil por atonoaia. on lf ieee eta dete. ‘ride ebligade para nifor y mits on la eval se ‘lr com ene poquets, ys esablece que la sovaldad de ambos e encalnen. ‘te mascuina. Oss, para ambos sex sl existe wn genta, meso to, las nites pequehias (ete ls das ote cinco ato, ein les ar ilo), se masturban el clitoris. La vagina queda velegada por dee nacimiento. Tembitn inciirla el hecho de ubicar en la fse fia 1 dscabriotento del waging, lo gue evaria a done que hasta ee mo- ‘mento (en lo precipice) la ita no serie mds que vin hornbreivo, evs cxtTica 6 al producinse el cambio de zona podria ubandona ela rascal: Sd Stan, oom con ef roi ds npn Surgen. deca formalin, saris sobreentendido que eperarian em bani como consecuencies lca de la concepulicactn: = ea dels envi se abandonard le ausnesicin del ltrs por desc ainferiridad de mpi drgane: Al descubrimiento de estar eastrada le produce a if un ‘etm reproche ast madre por shaberlaechado al mundo insuicientemente dotadar (Freud, 1925, pg, 2900) y por_ ‘sar ella misma tla made)ren tanto mujer, ambign cae ‘tad; — simulténcamente al descubrimiento del envidiado pene, su castracin producrd en el vardn shortor ante ex criatura = murilada, o bien ef tiunfante menosprecio de fa misma» (1925, pig. 2899); — A sentionienta de inferioridad derivand de oe pene atrefiad, su clitoris Freud, 1933) (tema sue ser retomado posteriormente ‘on su ariculacin con el etioiente de culpa): = py path eelapaupal nian borealis 1m complicado teyecto pane feminizare, pana Uegar a ser imigjer que ain noe (de acuerdo com eta popecsing),y a cono- cer vagina: — 1th pod meuraiar Ue carencia de pene, insarand 2 pos. veriori da simbdlica que le permita sustituir el de- seo de pene por el de um hijo (Freud, 1933). Tambidn on oa dseccién de la personalidad psiquicar (1953), Freud apunta que el tscadngena comiderado de hecho infor et ef ‘pene atria, el clitoris del nit. Y deplaza la inferioridad por la no (pesciin del pene (eel aspeco anatimics) a la asciacion tnmediana om el sentimiento de ineriridad por tensién entree. yal super, coma sel super puions encontrar reprobableel tener as clitoris ue ‘iolament pene atrefiada ‘Como nos aclara E. Dio Bleichmar (1997), la hipétesisfreu- diana dela sexualidad de lant como de searictermasclinos se ha ddemostrado ineracta. Sef a autora que las investigaciones acts lesen embriologia han probado que slo si el hipocslamo es activa- « x surenvo revexivo | “psy catrce @ cdo por andrdgenos, se desencadena el proceso-de «masculinizacion> {del cerebro, En caso contratio el estado inical para los mecanismos ‘centrales del sexo, los rudimencos de los érganos sexuales y sus apa- ‘tos anexos, «5 originariamente femenino. As como el cerebro =rfa cembrionariamente femenino, y slo si recbe hata fa ocrava semana cf aporte de andrdgenas provenients del cromosoma ey» pasaria a smasculinzare, también ol clcoris androgeeizado se desarrllars ‘como un pene (Jest, 1958; Goy y otros, 1962; Harris y otros, 1962; Barradough y ottos, 1962: Grady y otros, 1965; Phoenix y ores, 1968, ctados por Dio Bleichma). pe ‘Adems de ese error concepiual, se atifica ol desizamiento entre le dtincain amatimaice que penjudica ale nia por no toner weso ya t- suaciin plquica enlacada a ella, que fonda una arpa secwencia de ~ CasTRACiOR Ex LA MEIER. 2DE QUE HABLAMOS? fend la linea frcudiana, una de las consecuenciss impor antes lel reconocimiento de eu sastraciéne es que aroj al fla $a saci de samo y erode cnt su mad or ai Patacin,ylalea a core el izago de quedarinstalada en un tipo ecatter Inco asin de de as posible exp — — Hs a hacer viable un andisis que le permita el avance desde el ~ principio de placer hata el principio de realidad, o sea a renunciar a “Rha ganancia de placer fcc inmedita, como se describe en Varin tips de carder desert en Us labor analica (1916): lasimerias como ss tuciewen que ver on el pone. EL cena de laenviiaal pene ha sido, y i Psicoanalitica publicada sobre el tema, Dio Bleichmar (1997) ciaa- do entre otros a Kleeman (1975); Grossman y Stewart (1970); ‘Tyson (1986, 1991), resume ls cucstin ast Notes carer univer coms amici goer os ‘Signfcdos defend y sexual emenina cdi plan te del complejo de cari de ile un avatar pone, ‘ina caps obligads de a infcia. [Een al pene pe comenrar en la fe de deswonoi- mien de fancon genial tener ns importance an Pind convene guns de la ler de xia de sieges oe ad iat Jones ava con us igus de apg. seis a pene otal ses una cara Mena te ‘ina (pig. 300). [La misma autora aclara debidamente que wes necesatiosusticuie {a envi al pene por la envidia a alo en tanto sfmbolo no del pene ‘erect, sino de lo que el pene erect pasar a ser sibole: del apoders- riod icons dein (997, p19, cursiva es dela autora). siendo, objeto de profundas controversias. En tn exhaustive estudio de li literatura = Ta pitensin de as mujeres a pvilegis especiales y a Her Gin decaneasmecesiades dea vida ve funda en la isn rnén. {a bor picoanatica nos ha lvado, en cet, a descr que —— leg amjets se sietenpajuicadas por a Natures, prvada de tn eemencosomsico y regadas a segundo témino, y que la Enemiga de algunas hija conta madre ene como dima alt ‘Trepreche de haber pac mujeres no hombres (pg 2410) ~~ Llegado a este punto, parce imprescndible preguntarse frente a cena geraion como cs que ela prvi de se demento somdt ‘SSradquiet al valoracim ens misma, Y rele que “ -Ardicncia no depend des poss de un gan sino — Tipentionanionta dl aya en is elcnes mane, 7 Sere cnn y eenccin en iv structures pe == = Gadel yo, del supers, delos soporte dl sea nares, de todo lo que dstingne a género femenino del géneo mascalino (Pio Blichmar, 1997, pig, 139). eed geptinnn pen beh gegen emer reset renee mime tees ereeataneneican ie ees _ la nits no transee obligatora y univeralmence por a _Seaeee: @ FL SUPERYO reMENI constivcién como sicto fertine aseundo: 4) 0 ne que Seem Se ‘Settee le perenne Seca te eer Seeetas iene ie aetley an . Thermite - -secundariamente, de la eualidad de la celaciée incersubjedvarcon | = Eaemeegee tee gemmg lta Siar Seen Teter ero are Saas Sma ainn rah En sintesis, la castracién ne La walidacién dea teora sexual | inn cr eel foetal ne mbién I psicoanalita Lice Irigaray en su libro Spec (1974), hace un custionamieno ala formlacin picoraliica cl Sica cuando afcmat su Para la mujer, la “castraciéa” consistrfa en no tenet — sal gue a eer Eee ma pene, on ere (mo) iene et b mimo ten el omelet) sprue cto Signica que la nita ~zambin le made, da uj ao ard inento algun de simbolar lo eionado cow-ca “ads qu vee de defenders pest, de vicar su paeion (pigs. 51-52). De chi que cuando ns emiimor alana sil prepunmon hasta qué roe Siorge: Psicoanalitico nos lleva. scorn Fit un Senimiens de lida ic ocd al pene so Spare dean femano sala bisquedsy capris dee cept Slr de denon asmeta por agro amp Geo al que e pura ver sometides uc pean las octets interpre como mcs de rad y envi, convalidando e— on sbi iad come snarl yo con produc de tna hegemonta paca tod rel sofa fom cho — “nino culpabitzaor de cr haciendo igo mao, enable de Pretener ambics utero seincone nappa sesst0w corTica e sulado seré promover una ver més lradapracin a situaciones de r= ‘conocida injustcia. Con el afadido de los previsbles efectos sobre ‘su subjetividad, en términos de sentimientos de inadecuacién e im- “Desde qué presupuesto de una teorla pretendidamente newra cescuchamos a nueseras pacientes? ‘Lo que en medio profanos puede catalogarse de «marimacho», ‘encl émbito de presentacién de una ses clinica recibe la eciquets eter fliccastradorn Y yards abemos de aust he bblando-y hasta podemos imaginamos ala mujer asf caractet ‘La teora ns neuta,y por desconeado, mucho menos cada ino de los que nos valemee de dla para explicar wn fenémeno, interpret ‘in sintoma, interven sobre una problemdtica dereminada. = Sostiene Bleichmar (1997) aoetea de la neuraidad anal: El psicoanslisis surgié con la marca del intento del anafisex de= -— np ppl dev en lar el proce: newraliad anal {Sans que cre red yi sin embago pus on la dea {Socom toed cudeny del en el aparta soba ‘cana en Haque de ou (1938, qu consi ele expan nics de que dponcrnos se de obo la Trerensignanlca moka analeando. Todor spasms: Ieee ad ani bo die ‘enc ug ea ne pees que son ls des or ‘ie os que peruuran dl cnno dl ands (pg. 193-190 Sil premndissinvesiga apne ya funn dels nsanin rors es if, bn es pened opt dee tort “Tees oncondacS lenin a pene como reads dl nao init dela dle aaa, oul el undaren del dato Ylsfumlcnen incon sper era exif? Teen cl custionant qu planestos cq ele 10 poral dato a humic san orf doen an genero ry nui mera cna ey ita coo por Sid satu de lor hobs Tl conerpo dc envidia al poe a edo ccs eer. Ls nee, Ha spot un punt cog ener. Ura dep amine deta ment ea pan la comproan dee perc ‘ina probate partea on ga ia omen » sea reueio srl nivel come condi Aiea ss concn indy bre Tsuicado en i tor parlic el concpo de cia ver inde ri in cnet ee {he spooe gue los homes Senn alg que mares envi De tee stn A equ on i feewes dod ¥ peices on cig ean tiara jab oceas repaid ee eT Hoge one lien nano ene enced cxerpo masciin, el pence a epractaisa end : pete ls vepresetacin de loan en el Zoints osenaiones empanadas de is ban podido conor na spremia univer? Es misc tat deans cavidival pene sk de mus caper cs conf oat Ips Pode Pens que pr agin isl casa de mo tru pene pucderelepremesi gio sn depo qu 6 vd coma una inurl de ome orem, oo lagen ~ de or para sven aque no pee ep comand ‘Ou pobidad eno consideraro dete un «prin de to- sino ead come un comida naif dean soto oan te cacao eacbidon sea como an produto mena que mec et reside (Gromman, 1976 py 298). AO Rage, cee fora lel mia En tod ca “sexta pcan dada desde i intabjeiqc howale fa pene eon superoiddyEia ce pen com minus pn & Sadia poor quer amano tampon! forte, rman lagi socal yn ivr a deemeion ecs De lamina mane uo pst em eucignno els ncn de inconsceney de conto intro, sno qu ur comensos sa tes ques le ajc: gic lo estuctrl pata nite steep de proltbisin dal neato sue promoeve concn elfen ya Eis por lwo pesin dean pene “ama rls interac hace hincap cn me 6m #6 tables una noc invein del raion de poder val sve imac ye lj, ya queen a cocepin edna en fac d iced asleep com pensar a lade pene. Amparo que deus la dependence pce {ea dele madre in pone de nantes evened iapabocs vast cormica na dependence) del bebé y las ansicdades generadae por el temo a scr Gaftado 0 abaidonado por ella, cernas posteiormente por Melanie Klein. = ‘Yo quersfamos fnaizar est captalo sin consderar otro aspect inguierante cur. Silo que el padre favorece con sly sib que Jen como se interalza el fundamento dela cultura que luego epee ‘Entarn ls intnuciones de lo simbslico) es la prohibicin del incesso Grana desu formas: dela madre con el hijo vari, por qué nose san- ‘Gona y condena més severamente desde la propia tena la que cortes- onde ala situacién complementaria, o sea del pare con la ij? (y0- Thos tetigs dea frecuente trasgesin de eta ley implicit, que tam- ‘poco socainent parece tener a repercusina mice) Sila amenaza "E'Seacion nce ey derbi dl nx coo me decd sens de ncn un orden celexa as po- Wlcne vigpmesy hs consesicmts inieones derivado tis oom cs que aleancs no Geen Idea Rca repro s- tee ssemidal de un ake var on us is nis y ons {Taco que pr edad y go de uiarads pvt seo? ‘inn ve mi surge a pareja cod pina de que hesceon pena Race efereniexplca elusamentel papel {ists nla hing. As Fred (1933) ecb que emdstanle pul econoce en ea fanaa de saci por el pie a afin dl compl de Edo pc emenin» (pg. 5169) A Iedeeonomc sheen dale vms oe e tienen imstcncmente be Ia convene de i= (eoalzar ea Ents indwo de near an rounder cl papel Urselocer que eal redidad acm anos pales w homies od funn att os dorvaon (pars oexsonaes em ins hermanos) ques de Ls iso ao Senn cede ie deltas mena ey dab din (Re cpeilmentedoinada ala madre su no ularon por fog uchran heads ata quien menos eta or timo come cotelan dein etic ens uc ea la eorapcenaitea cls ssuperponen come eonedod To eradis de dene ela bido asa aga a a Sapa pee (ie) el eomplo de Epo, ls evita al peney la sae amenaa de can, coro septs decinanes ea a instauracién del supery6. 2 sme man 2 nares mina ‘ko i esha en, eine tees be ce itpilpcinen see's are gen rl he i dea Schnee itera sch cea ay Bui ie ke eee iene Wh edema, stage akine ely apa aye ord ita geet se Ei als cemeeiliceme ee initeeretganee Baye oe een opening tens created ee ee eae tome ih ps Scare ot 1 re ae ne anim aaa Ti ts i er ming rtm Selene ‘ardent aes ae insert. El contenido del superyé inurl tabs e ideale 1 segundo aspecto seria la fuera, refer a la eficacia con la {nal estos contenidos son regulados. En general, se mide a ovtaleen idelsuperyé de acuerdo con a naturaleza de aus contenidos, no por 1 everidad con que son cumplidas us prescrpciones en reves lugar s describe la estructura como la forma deorga- niacin o ls imterelaciones entre diferentes aspectos del comteniton seve etic 2 studio al fser rate de cada uno de els yl conan que~ puede su ne eos componere. Lo Semple una ue Frente a dis mandates sapien que ea sprog a ‘reams corde aurea yn 5 reper Leen ome dpe eer arimer es ue poe uxt: deun sper csc pc una _— Scrat gids cope cones a smtctace cabeeiepe—> eerie a en aon me ne foal un exams i qu pede saa con ms teal un contenido pc oro y ain sande eral cy tien, puis caper de asa det nmol oi sl ea vin mci pcan nd A irene aspetes yen que a ona pres ors ps etna spy de jen ined fda mar lino frmenfgider dex erucir ya consider como eer es _ fen fee a condiin mis bk el supers amc, contnis Bemscn, iilzando el gy equ lo qe cre también notes dren esla sence el apes asin de impentvo cep dea patra De modi fers dL ‘suc cetin cchtamente os contenides epoca ‘lon como scr preted mseina’ 7 Ta a hips one Qo ao uc as comes de per: ‘y6 femenino (los valores wadicionales) acriian determinando qué Hinulicaciones extn fonds y cues no qua feral ‘eucrapoclsinfluenca const geri beefs rea dence cnenios, Techs, menions Beran la paradoja que supe que ene —~ ~ pcaen que faeron exter es xo eu lee ea a fpandanas de la mond. Mints ta, fos hombres por una — fete, portaan ln alors, por x, eaban auras yore Momgtsone que las lea sls mje pone cage so storia. Delle ada ream que pe emaidonts tte ona acted con ais aggioaticalonsTanbitenbaya eel enarme pogo an cconsmicto ein dei ove bs Gretcai es A deere denise 'y varones, por abservaciGn direc- & en dicincs investigaiones (agony Schack 19760 Seley: — — 1968), no selina anon ov poe sungu ee proctcendl mabey dion xu 2 1 suverw0 rtexo = Bernstein propone también tener en cuenta los precarsores dl supery ose sur mafizaiones predipicax: las dentficaiones gq construyen durante 1 primerosafos dela vida, a través de Is fase de sepaci6n-indivilacign que ichtan la ase para lsc ties idenificaconesflico-edpicas. At se podsia considera que Siendo las nfs habivalmente mds obedienes, mas ficllmenteen- = toa ee yan ip, on pn poner en evidenca prohbiciones bastante tempranas ques inema- lizan inhibiendo y orientando-otras expresiones. we — "El cucstionamientol clncepto de angstia de casvacién en la nina nos conduce a buscar oto referents qu opete coro equivaen- teen su apart paguico Retornando Freud! enconamnos que en inl de comple de Edi (1928) cuando plates la ncidencia dela ausencia de ah igutia de castacin ex fa ex a formacién del supery6, aega fue «Lite formacionesparecen er Pubade de le eacacn. del ee- drentamiento com ta pérdida de ser-amados (pig. 2751, a cursiva ex mi). Junto con Inibici, isoma yen- ‘guris (1925), donde menciona l eonveniencia de no exapeat la iinportancia dela angastia decatacin dado que podria no se lo detisivo, Son los textos que aporean mayor darad ete punto cn- fauzando queen laamajepasceser dl peligro dela penlia dl ob- jer la situcion de mayor eficciar (pip 2860) Como conclsin de esta revisiin. critica sobre algunos puntos ecsvs para sbordar el vem centr def incdencia del géaer en liste normatne, psa que a mayor prepa a ane toss pueda esardeermiinada por os confiaos com el supery6.Y que lahipctesis de laimportania fundamental dea condién del ee ale périda de amor de parce del oberon a mujer merece la misma onsderacion, como ficordeun sper de péneo, an crucial y de- terminante como ls amendza de astacia en el varoncio. Masoguiso El cma del masoquismia femenino asocia en la teoria complejas formulaciones que artculsn el movimiento pulsional de la agesivi- dad yuclea hacia dentro con la posible bisqueda del placer en el au- | sys cata 1: —imiema ncluyen amps, y micas veces compas cones tre claaclcan su comprensign Ale propuest come una dnd a naucdens emenina (Fred, 1924), see preipor SET cape viaclacin con algo propio de oa naruraleza (Con ats araighead que eltcmin spies), que eonduce ala mujer ‘Sri sur con d dolor? 2 arcs neces deencrns en una breve apraimacin tic yrasecar cmos abontan eas cxcstoncs en es tabard Freud 12eainnopaumacacseea Dee punt devia puna [epoxide freudianos sabre el masoqusme reuidos onl arise He 1924 El probleme eeondmice de! mouiona, encionan we rms posible, 1) masoqulamo exégene,defnido como cl Sher de rete dolor (que elyace sors ds fomas): 2) mae emo famenino al ques deine como ea orme mas accesible» sit obercin, nos enc, yo pode abarca ca to- dos sus nexos» (pig, 2753); y 3) el masoquismo moral, explicado eee nent de culpa inconclente en la 0ayor pa te dolor cx (pig 2753). Samu erdgeno, primi, tnda su uname fso- Iigico cl devordament de cts lites cuanttaivos prove tere proces tro, incluso la sobrecsimulcin pot door | “7 poe podsfan tener como consecuencia Ia excitacién = | Jal come efecto colateral Sera dl concepto de cocactacién, que ex plica la eacitacn sextal como un proceso desencadenado a parti {euros fndmenos coexistent i ‘Paro noes fo mismo que planter que pueda haber tn estado de tig cexctacién asodado al dolor, que aseverar que el dolor el que exusa a ‘place. El punto de para dela complejdad en a conceptualiza- j ‘dn sere el masoquistno sera a liga entre sadismno como agre~ Sividad | ac fers, dnd ce git a enon ‘ibn de actividad: , por el contro, el masaquismo como 4 In agresividad sobre uno mismo, como correla de pasividad. i opin sefiaa Freud en Una tora secua y ores ensayr (1905), et ‘ndiamo (en la etapa anal-sidica) es el proceso por cl cual la ibido q trata de neutalat la pus de muerte, desviando una parte hacia ; los objesos del mundo exterior mediante la pubsién de destruccion, de apoderamiento 0 dominio, através de la musculature. Al poner oe _ 2 sunemy0 ree se al servicio de um fn seal se constinye ene sso propia-— ‘mente dicho, Oiginariamene ar merasera la deapropiasc le irl sinner I comeience de a ean de pun, Pao en ese ito que permanece ene nero del organi ‘mo, después de quel carga principal ha seo drvads hacia sea sobre ls abjersren ee reiduo rac a genuine mason ee £00. A, por ua pas habri devnido tn componente dl ibe 46 por otra, ee tenend como objero mans lsadismo-coneipondera entonces, 2 un componente agresivo dela pulsin seal qucseba volo auténomo, exper, Seople ado (escntramieno) l papel principal (1905, Sein ea formn- lac a semualidad dla maya de los varones conven un com nent de aes, unaindinacién a sometrcuyo malo lies cxignasio pier reside en cesta de veneet a esc al objeto seta no solamente trmée dels acon dl cong EL problema surge al hacer coincide par aiteco, activ dad-pavidad con Su corelato mascalino-fermenin. Y come se ‘convierte al pene en eT Srgano activo y, en contrapartida, la caper. clad ereceporas dela vagina condace a todo tipo de varacones ‘elas al paid coo condi emenine bie dar homologada Ia apacidad de penetar con a actividad yl de recepcién con a pasvidad,faciitapaseiormente llega homolog de eatin com actividad yt pas oh p= También ena Feminidad (1933), Freud sefiala el sojurga- siento de sages, cnsitaconalmente presta y socalonee impucso a la mujes faveree el desrollo de inteta de impuloos ‘masoquistas, ls cuales gran vinculrerdcament lis codencae destructorasorientadas hacia eV terion (pig. 3166), 15 decir coma lene no puede srry del menguion prima "i, tanta por su propia cotiscin Cited del pai eta {Sina como caridad)- come por las res scales quese be precrbens, no (Pode decarger hata afer mi clsbrar as poner ogo ‘ue except por invenion de actividad en paiva y por tripe tin del ot gen As expreado parcira que, en tanto la actividad agresvidad hacia el eteioe fees ersurada,necsariamente tend gue vice lahaca adeno, REO CRETCA = # ere: ;Pucde pensase caso en agin componente constitucion al que conduzca al ifia hacia el masoquismo primar y ambien aque le prescrba sofocar su agresién? Cu {Tendremos que volt nay ora vezsobpe a wsine deuce snatomir? ue a cuestién de la consttucién es un teina poco ape capes mucho msc mar bes Fred (1937) termina concediendo al factor cuantitativo de la intensidad pulsional el aspecto determinante para posible ineicacia de un anilisis, en comparacién con lo taumatico que se presenta:mis ac- cme ea ees sk ‘Una ver ms, vag la paradoja que supone que sala mujer aque tenga que cspocitcamentefemenina. Fs decir, plantea que ls ansedades pro- pias de ania tendrian que vr con el posible temor aun dao 3 ‘gna, com lo persecrono en la epresenacin de alg que penetra ‘endl cuerpo, que puede atentar cone su integridad ya que la tee ‘iin de le nia frenee al pene de un aul es de shock, de homo © frente algo que conmuevecorporelmente. S.enel so dante bs exe conepondienesasusimpal- sos semuales lo eonfiomtan com ansicdadesligadas 2 su autoestina (ni pene es demasiado pequcton), en la ifs habria una fuente de ansiedad concreta en los temore provenients dela diferencia det ‘mato ene os genitals del padi y ls suyos propias. ‘Tanto H, Deutsch como K. Horney repretentan lo que podea- ‘mos denominar precursoras dew fectura eftica de ln obra Fe diana sobre el conttoverido tema dela feminidad. Considerar sus aportaciones como antecedentes ex un metecdo recnnocimiento eos mismos. | La cei no pei el props de ace — srt a el de choi Pro de burs ane Cncrdo que wae condones de tan or arc ano ls xp dcbtan eer ‘Sines bas mis spiny que or oes Gone del doa de hums aso da cong ean que aga eos Goideedoedanene sRasoteo12) i YY. de los exe de 1933 y 1944 nos acrcamosaauesta pea. EL : objetivo de ee capita tomar en considera a es ators ac- fuses en ciesonamiento que ean aun aspect fundamental de ta eo ania, canoer su desrolopicosental como en falar cd de ss proce de maduraci copnita, ha si pena como ‘esac, como Bilt yo carenca de un referee « prio crigo en — representnt deo normadvo at axpecos anatdmice-biogicos «como el cso de pene como raps picodgicos prvi: fuer ‘2, atonorfa, menor impliacidn emoconal,autonomia, tc— son ‘aluados comparsivimente respect al modelo masculine, Porque el problema fundamental surge de lesiencirrcosi- derar el fandamento epistemoldgico como resultado de una forma ‘decategrincién sobre a consruccién dela subjedividad 7 intr~ juego com la sexuaidad, ya imbuida de las determinaciones de los Sistemas imbilicos que os ; mace! a tora pricoanalica ela expresin de una modalidad de es- sudio-einvetgacin que es necro revsar desde sus fundamen- wa 2 AL sunray reveening to: par poder atl ago seta qu ha queda nisi doko une sipescrneutaled cnr que are oee fensincxoablamente en tant pndcode sane ee ada eos desloge, Sabre eta cc, J Ha (199), en su eri slunon at- 1 prsmodernon, rope Jos pnaems no ition je ci smargenn, > sdlaen vied de estar sds dent de un dScurso y cule flocétrcay con aco deal Fate ects no es produc por —ai et una comecuencin den 's estrccua del nue (0s Igica sina) leaner chuible de sinerextalidds Es produc por lie y cine, ‘ic dl Hema de pts denies comtemperincs, tar Inclaye la repre ynegacén de ales aceon (p51), lan consti? con asides dal psoas eudiano, he de- i rs popuems que orci ue era ca oe iad, selecionando st algunos puntos dels teen gre cg una de ellas abordan. men % Emice Dio Buscaian Les capicin de us fnSmeno cual ‘ pu Ser hho biog, Cats Anson (985) Planes quel pcos —deimtando un ctcio sper fame sen td ua vinculacn uc epoca en dutido le misma concen de ter lerdal hehe, mmo tha formu dae el comico de cit, ree 4 mito ebico dels xtegzacones alsa: ps ka Pane ciones de lo simbélico. Re Ean rec con el smo del lcm o masculnidd incl de la nia reoma lang polemic ene lr seers ao nismo fis (ene de Groot, 1927; Deutsch, 1925, 1930; Mac Beunowick, 1940; Bonapane, 1952; Chase Sing, 196 <4 1960 "le que deen de oman wee ee | a, que muestra de qué manera s va construyendo en la prop to ores voces zo 2 tun posicién femenis en la nifia pequeia, anterior a a soste- nids voficialmente» (Miller, 1932; Homey, 1932°3%: Klein, 1932; Jones, 1927, 1935; Zilboorg, 1944s Langer, 1981; Jacobson, 1976; Seller, 1968; Fast, 1979; Cereido, 1983). ~ ‘Resume as los puntos hsicos dela diferencias tedeicas: — Conocimiento seme desconocimientae lagna. — Sonmennorsl deploy es gia — Deseos tempranos del pene del padre= = Gonocimienn congénto yfo pcos dela dena de lox — sexos y del intercambio seal ence las padres, ‘Dis Hci propone un recorrido através dea ba fein sf una poccularconcepralizacin sobre la eminidadl a ves de senunidad seal edmo no esl cuerpo, dye! fines ‘na sine lo sinbdlicolo que codes raxcpes Tork ano indos a cena aa de Tei de proponerlgualda dela fanasisy toca sexta infantile, dada Jn cesigaldad de fanasma en el plano de a relat ene deseo y te tot sy da y leon cdl ate disco problemvtica que supuestamente determina la diferencia mis ssa il entre varone y nfs ltemor aa eastacién), alec bisicamen teal vari Sefials a proceso por el que se Mega ascii Frida — al érgino sexi a su conocimient, grado de ertizicin, puesta cn acin, carter de zona exégenay de fuente del deseo unaturale Ind oer ncmplonent, Deactd co t c snizadas as vias somdtias,boligicas y anatomics del apa fenitalfemenino, quedara esablecida la feminidad: Subraya los cee confines en foro al fo de pen, aclarando que reer spobresrepresentaciones casings fants sta con sus geniales, no implica que la aia nas exit. Insite sobre el punto de tasacién dl procesamiente-fanasmitico del ‘arn sobre nia cuando se consider a vagina como ausencia de algo (Dio Blechmar, 1997), lo que nos Hears a gira una y ‘otra vez, inexorablement, sobre la wanatoma e ef dstinor (Freud, 1912, pig. 2730)» ge mesic J Many acer die tenccion ene sey per gud vanonen uc he ea 4a sexlidad relativos al genero son determines sceeclnets deade a clursen gue extn nseror Retina ate ‘© de imedgen puguis cominat can d soeies Thao pare dela earucracon de yo: enicnlos ale foc del modo de sgnifcaciones come pinged agen aueseapey pte el ple af e ycee tengo FL matirbikigco puede fora pecturbar idea de eae el: ae ora (a partir de Ia identi ain) anes de capa ln, Ls ean ogee Gites torr qu To cand rele era y “pele npc, ~— oor Fu (1990) [Bhrecorrido seguido hasta aqul persue sentar las bases para el planteamicieo fundamental de ee libro: poder revisat la episemo- Fogia desde la que es pensida la construccin de la subjtividad f- ‘Dado.el mantenimieao de prejuiciosy malentendides, x posi- bie poner en cueston ¢ indus intentarreformular (como lo sugie ree tule de capital) algunas cuestiones sobre el supe. Se rata de redfinr al superyé femenino,sefilando ua vez ms las dstor- Sines que conujeton asa plane desu conic an to respecto dela génesis como de sus contenidosy analiza las conse- ‘uencas provenicntes dels diferentes modalidades de respuesta rs- eto al Gumplimiento de sis funcones ls umbrales de tleranciay Srvetidad de la conccncia exit (que van dee a sutocomplacencis hasta el sacism del supery6)y l imporcién de unos ideaes que se taturlizan como props del ferinidad,fclitados através del s0- port en cltura. Tal como hemos ancipado cl género marca una Uivisidn asimétrin de la atbuein de rasgosycapacdades para mux jersey hombres "Yen este sentido, para el abajo de reformulacin nos intrest incluis wn modelo pana pensar el prguione desde el paradigm de ls i = sine8v0 resennv0 compljidad bade en lenfgue modalrafommacional dead por Hh Blatter En veces en pices pricoaalitia (1997 lator describe al psiquismo como una excturs mda acl, deternanada Pore inerjuego ene or mips sistemas modiaconles 0 ms dalos que movlizan cisintostipos de descos ee autehecroson sermcién, series, narcistas, pesives,y de apego que hinco. nar—oventando en una afta decom 0 fete actividad ralguics. 2 Como consecuencia deli intcnelacn de los divewos deseos bien se por coinidenca © por comtaposcién entre los mismos, surgi dfeenes pos de ngsi-inupalquicascincesubjetren senerando modaldades de ornizacion del parte piguico: ube prs de proceanieno inconsclomey sx cttespondenca on ls Frocesamientos preconsientesy consents, que etructuran lor. fanizacién del yo, del sper, y del wef tomsoenidades supra fades -—— Pore, einen de formula es una apliacdn del mo- do las mujeres como géneo, mando lementos comanes ue funcionan como epuntos de uments ara su aplicacén en el Ambit clinica indispensable ‘considerar cada frem de los temas mencionados y revisarlos en la sin- ‘arid de ada co pil. Ya que la complejidad dela artclacin de los sistemas moti cionalespomoverd tna cmbinazria de los diversas cements que dard lags diferentes cofigraciones psicopalogice HL autorremare instememente a neceidad de considera ea su epecifiided sngulat los fron que definen y conforman cada ‘strctrapscopstoligica coma un procso adel encndenamente de ‘ecuercas, de eneenito de componetes cada ano cm hr ge reais (1997, 30, cana de at. En la caracterizacién de las funciones del superyd, Bleichmar de- fine ea instancia como reneagata'dels saciid’ de wigan compararrepresentaciones del sujet con modelos ideale, jaar dcraminar qué desor son lctos cuties no rca impor Geet, tiivamente lees norma, castig et (1997 pig, 299). Para a cuestién del superyé. nos interesa expecialmente su For- malacin sobre los caminor dea picogénesis articuads cone on LBVTENTO DE UNA REFORMULACYON DirsRENTE. w de crencia mate pasonal operando como rdes de produc- Sede eo, Dean ent vai por om afeco, x dec un sentimiento dl orden des ideas, donde emo ‘onal organiza cogicion = EL siguene grficoilustaelplanteo prpuesto sobre la carace- rnacén dl sper Femenino. La hips la de un supers insiido en urrmomento de ste privikyiado: el period predic (desde el aimiento has ws = sre rena talos tes afogaproximahmens) ys recent ingleacén ex ELeabjaiad dela nina como mo cn pra el pio dea Fetes da pupryé en a mujesrefrado con Et apotacones prox Berd as dps ces en qe va ongniande I eid Je Boer feenina lv contends srin soma mands: specs cores pondinesa do ips spin su tence (Blas 1957) nd one ment fale mance sepa eprobble. Regent or deer sonar indo con gun son aps: ded, cleonol dl osha ja condiciones er qu so tbls acacia conor ou Su incre prods cps. a dame dt clea raacioes qos cnebopunal conan te ava peo, de pecan por pre de os ue yan misma Su incumplimicn gros eas de into dedemelorzacen spec als ie ealcin produce ssn por el alvo dla etn nrc rena de as norma cy obser feici tuna cn alr del peru, oo deb amc ea Bem cng Eoowcs ‘Ait en ambos nen el manda supyoio er prea temor por lumens de una sncn ion por la neces de p> rc cla la enogeson de ura norm, oj a forma de dor Eprotucn nase po pede de aor por pane dl poy Enon mo ker sani meas ci supers ena ra pica ica, Blichmar describe: ah : “Talat cm Gear bc lwp ini cms sain gs tir do apa pes ae met aca Be eae tert cherie cee nee Sie Sect cnn marr ued snsotone dele Sod sintes nacional ia c- Sees cea eee Seat Se en ol eye C997 pl 289. En slacién com la modalidad que opera como fuerza moxivacio- nal para el cumplimienco de lor idcales en la bisqueda de satisfac ‘i narcisist, se fran metideales que Runcionan como verdade- LIVIENTO DE Uh REFORMULACION DIRERENTE um ras rplas de-observancia de los propios ideals. En oro texto, ‘Blechas (1983) plantea lo siguiente: = Forotra pare ls expcsones arco wsdl 23 c%- secuentecon'ms ideas evilencian que exten ideale gue fin Sets debe eer on rect abs eke lobia Gomera, verdadero metas.) EL sapery ome prende tanto fs ideses confor metakdcals, tes limos Fimo ra de observa. .) Lastisficin marine del sje spol des eli do mates dei de ls las (pustular. relacin com acl) Lasevrida de pery se De eens las mga de erplamint de ida Po ppt que a xcs sn muy devas habrd més pbs de {ee ve ain inldoenent lo eil = genes sero quedaden fala. Peo cx eercondicin y no abner Ta determinant es ima instant 66a cursive emia — Porlo tam, los contends det Tapeny® tarin condiionados por Jaincdencia de las creencias mates pasonalstranstemiticas invest clas por a carga emacional dl placer 0 angustia. De modo que los “alos enocionsls no-deivarin exclusvamentc de las propiedades una wots idea parca sino de su asociacin con estas creencias tgendvica que as dotan de end La creencia se da en el nivel repre- ‘Staonal y dd alse fi una cones queno xia po thente Ax lequema previo del creencia pasa generar. etesent- Imieato pr ancepacién, Operan comunidades sentcasemocio~ tales con doble extencia simbolica: como fantasma individual y st focalzciin endl inconsientey como mio cl imaginaio coecvo. To cual nos ayuda en muestra propuesta part iuscrar obmo opera el géncro. La posbildad de atribuic al géaero el valor de renin min dae por gn ae inp Lami Calidad, torgindole el caniterpasiona. que sasiende al propio frame. Eden ue confgerando contenidespartculres del pruismas Su age aii zien implant article com tina ure tain area lima patel dcr ie ‘padres, qu deimitan lo que ereponde sex para ser una nia, or ee some valenrs ab Ux complemenridad deb ge Mtoe lo propo ie uno pero rk del oie géneo. | m= 5 SuPaRYO FaMENIND La genesis esata bdscamente en los dscursos de ls padkcs en ‘iitipls nivele tanto verbales como en ls actitudc y estos, comme plementados con la produccién de la propia fantasia. Respecto del tema que nos ocupa, alginas creencias matrices de _éneroserfans ‘ifas no pegans (no expresan apresividad) «si ees as (no complaciente), nadie teva a querer» ‘ser buena es esar disponible» (para los dems) «seF una buena mujer es saber cuidar (los vinculos, los objtos, ss aseo personal, etc) ‘i iad mis terse oe gay ‘ser mujeres saber perdonary — Es desi que cau verdders conssuecone sociale sina Yet por los contenidosimplantadas, como contraparida podria sr ‘los varones no Horan» (las nifas x, lo que supone que lorar es lo propio delasninas), o eos varones no juegan con maecas (es de. ‘i no se entrenan pars cuidar hijos ls nia i slo suyo), Se proyecta sobre ells, nifaslos, lo que seté pertinente a sa idemtidad. Ast, diferentes crencias matrices, preparan al piguismo para encontrar aquello que su expectativa antiapd, vincilando lo “ontingente con la ceencia matia pasion Como primera iustracién un texto que refleja mediante una «reencia matrizpasional cl sentimiento de inadecuacién dela prota, ‘ponista de la novela y de tantas otras mujeres: No eres capar de vivir como los otros, como las personas flices. ¥ cso er exactamente lo que me habla dicho siempre de mi misma, fn las tardes en la urbanizaci6n y hacia dos minutos» (Pudrtolan 1997, pag. 111). Ierensoyvaono “en Pi pan mi pio aay J Beanery (1988) Fabiamos defnido ya cl principio del imcrabeividad que fundamental consttucién de lo inerapsiquico como producto de ls interaccién reefproca con otros sujeton, |BUTENTO DE UNA REFORMMUTACION Daren Ta us Encl libro Conepnrelacianalsenpicouniisic Una integrin, Stephea A. Michell (1988), propane aida de una mente didica€ ineraciva,cuye omganizacién y.cstaxcturaspsiquicas, se construinin & partir de los modelos de imteracié con otras meates. El amor describe la diferencia entree! modelo pilsional, en que {as presionesinriniva originales son las que conforman alos Eto. stile mode eon qu popes db pecs ‘mutuanfluencia entre la biol. 8s process incxpersonales.B&- samen ct de pln enon de na meng opera con un conjunto de motivacianes par fa autorregulaion y pak onpninacin del cmmpoerdacnce Para el modelo rlacionl-no exisirin significados prcolyicos univers © inseparabes sino que todo se configura en cl contexto de las relaciones. La mente aprovecheorssumgnisrose dela anato. ila y la fisologs, pero los signficados ya exructurs fundamental de la cxperiencia se derivan de modelos racionales-cuyafuncion es esablecery conserva contactor color dems. De modo que crecemos nos dessrtollamos en un mundo de e- laciones con otto sujetos con los que establecemos formas de inter Cambio que motiin muss cofgacign eauca {Los antagonists transtarn ls inevitable pasionesconflctivas ghee tli rdacincon sus conepondients exignis Para Mitchell ser una persona con los dems implica una dilée- ticaconstante entre el apego y la autodefinicidn, un interjucgo entre clonal difcencias6n que conde 2 wna tanec ci tinua entre Tos propioscescosy la woluntad de los demas, ene la