Rinoplastia

Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Hospital Nuestra Señora del Rosario
Jefe de Servicio: Dr. Antonio de la Fuente
Dr. Israel Iglesias
Dr. Ignacio Capdevila
Fecha: 08/05/2016

¿En qué consiste?
La Rinoplastia es la intervención encaminada a
mejorar el aspecto de la nariz, ya sea para remodelar
la punta, quitar una giba o mejorar un ángulo
entre la nariz y el labio superior poco armónico.
También tiene como finalidad mejorar problemas
respiratorios y corregir desviaciones tanto del
esqueleto nasal como del septum o tabique.

Con respecto al componente óseo, el mismo está
conformado principalmente por los huesos propios
de la nariz, que constituyen la parte rígida de la
misma y los integrantes del tabique óseo: parte del
maxilar superior, y otros huesos pequeños como el
etmoides, hueso palatino y vómer (Figura 2).

¿Cómo es la anatomía de la nariz?
Para entender la nariz de manera sencilla podemos
decir que la misma presenta un marco o armazón de
cartílago y hueso, sobre el cual se apoya una cobertura
formada por piel y tejido celular subcutáneo.
En cuanto a los cartílagos, se encuentran el cartílago
septal o comúnmente llamado, tabique y los
cartílagos laterales superiores, o triangulares, que
constituyen el dorso cartilaginoso que es móvil
y podemos desplazarlo al tacto; y los cartílagos
laterales inferiores, o alares, que dan forma a la punta
de la nariz (Figura 1).

Figura 2.
Marco óseo
y cartilaginoso
de la nariz

La función de la nariz y su apariencia estética,
¿junto o separado?
La nariz tiene la función de acondicionar el aire
que entra por la vía aérea y participa en el sentido
del olfato. Debemos tener en cuenta que la nariz
representa el mayor filtro al flujo aéreo de toda la
vía y es la responsable de humidificar, purificar y
calentar el aire que respiramos.
Figura 1.
Anatomía
de la nariz

Debido a factores médicos (rinitis alérgicas,
vasomotoras, etc), así como también factores
mecánicos (crestas óseas, desviaciones del cartílago

septal, etc), muchos pacientes que consultan por
una Rinoplastia presentan trastornos funcionales
respiratorios asociados que hay que resolver. Para
algunos de ellos incluso, el aspecto funcional
constituye el motivo fundamental de su consulta, y
al mismo tiempo desean aprovechar la intervención
para mejorar su apariencia estética.

la columela (que es el puente entre las dos fosas
nasales), dependiendo de cada caso (Figura 3).

En estos casos añadimos a la Rinoplastia la
intervención de Septoplastia, cuyo conjunto se
denomina Rinoseptoplastia o Septorrinoplastia, y
que atiende tanto a la parte funcional como estética.
La Septoplastia mejora el paso del aire por la fosa
nasal mediante la resección de todas aquellas
prominencias cartilaginosas y óseas que dificultan
dicho paso. Muy frecuentemente requiere colocar
injertos de cartílago tomados del propio tabique
para aumentar zonas estrechas que pueden impedir
el paso del aire.
¿Se puede desdoblar la cirugía funcional de la
estética?
Si bien esta idea se encuentra muy arraigada, es
muy difícil (por no decir imposible) separar el
aspecto funcional del estético, ya que ambos son
importantes; y en la mayor parte de las situaciones,
las modificaciones que debemos realizar en la
nariz para una mejoría estética, llevan casi de
manera obligada una actuación sobre el septum.
Por ejemplo, un paciente con la nariz desviada es
muy probable que no respire de manera adecuada,
por lo que la actuación sobre el septum es obligada
no sólo para corregir el problema funcional, sino
asimismo, mejorar el aspecto estético al corregir
dicha desviación. Por otra parte, si se requiere una
Septoplastia para mejorar la función respiratoria, la
actuación sobre el tabique puede conllevar efectos
indeseado estéticos si no se tiene en cuenta la
necesidad de mantener la estructura y soporte nasal.
Tratamiento quirúrgico
La Rinoplastia puede ser realizada a través de
incisiones en los orificios nasales (endonasales)
o acompañándose de una mínima incisión en

Figura 3. Incisión en columela.

La incisión permite el acceso a los cartílagos y al
hueso que pueden ser remodelados y manipulados
para alterar la apariencia externa de la punta y del
dorso de la nariz.
Modificaciones funcionales o estéticas (Figura 4):
• La giba o caballete óseo o cartilaginoso, si existe,
es habitualmente extirpado.
• Los huesos nasales son aproximados para formar
un puente nasal más estrecho.
• Cartílagos de la punta: la extirpación o actuación
sobre ellos reduce el grosor o modifica aspectos
de una punta inestética.
• Base de la nariz: Si es desproporcionadamente
ancha, puede requerir soporte de la punta
o columela, mediante injertos de cartílago.
Ocasionalmente, es necesario extirpar unas
cuñas de piel con objeto de reducir la base nasal.
• Problemas respiratorios debido a nariz
desviada: debemos tratar el septum como hemos
dicho, enderezándolo mediante injertos que se
disponen a manera de férula (entablillado) a
ambos lados del tabique cartilaginoso o quitando
excrecencias óseas o cartilaginosas.

Hospital Nuestra Señora del Rosario

C/Príncipe de Vergara, 53. 28006 Madrid, España.
www.hospitalrosario.com

o de acuerdo a circunstancias individuales, lo que
en algún caso puede ocasionar pequeñas alteraciones
en el resultado definitivo que podrían requerir un
retoque adicional. En este caso no es conveniente
realizarlo al menos antes de 6 meses posteriores a la
cirugía.
En la mayoría de los casos, los pacientes desean
corregir aquellos aspectos inestéticos que no les
gusta, manteniendo su aspecto natural. Por tanto, la
intención de esta intervención no es crear una nueva
nariz, sino más bien corregir aquellas imperfecciones
nasales que alteraban las proporciones de la cara.

Figura 4. Maniobras
habituales en
Rinoseptoplastia

La Rinoplastia o Rinoseptoplastia tiene una duración
aproximada entre 1 y 3 horas en función de la
complejidad y se realiza preferentemente mediante
anestesia general evitando con ello posibles
complicaciones.
Al finalizar la cirugía se coloca una férula nasal
que se mantiene 1 semana aproximadamente
hasta que la fractura nasal haya consolidado. Suele
acompañarse de un taponamiento nasal que se
retira habitualmente a las 24 horas post-cirugía, al
tiempo que el paciente es dado de alta hospitalaria.
El postoperatorio y los resultados
La recuperación es un proceso gradual, cuyo
resultado final no tiene lugar hasta que ha
transcurrido un determinado período de tiempo.
El aspecto final de la nariz no es aparente hasta al
menos 6 meses posterior a la cirugía, y en el caso de
la punta nasal, hasta un año o más en pacientes con
piel gruesa.

No obstante, aunque estas correcciones puedan
parecer mínimas en determinados casos, lo habitual
es tener que actuar sobre todas las partes que
integran la nariz con objeto de conseguir un
resultado armónico.
Asimismo, hay que matizar que la intervención
se basa en modificar las estructuras existentes,
pero siempre actuando sobre las mismas sin poder
disponer de otro tipo de materiales inorgánicos (ya
que no suelen tolerarse adecuadamente), lo que
limita las posibilidades, fundamentalmente en casos
de narices previamente intervenidas, en que se ha
corregido en exceso algunos de los componentes
anatómicos.
Por último, añadir que si bien con la técnica adecuada
el grado de satisfacción de los pacientes es sumamente
alto, no hay que olvidar que las expectativas de ellos
han de ser realistas en cuanto a las posibilidades y
resultados, ya que la finalidad de la Rinoplastia o
Rinoseptoplastia es corregir o mejorar los aspectos
tanto funcionales como estéticos, pero sin pretender
(ya que no es posible o deseable) obtener una nariz
totalmente distinta de acuerdo a unos cánones o
ideas preconcebidas, y que nada tienen que ver con
las características propias de dicha nariz.

Es bueno recordar que las maniobras que efectuamos
sobre la nariz, las realizamos sobre tejidos vivos que
sufren un proceso activo de cicatrización. Éste, difiere
en función de las maniobras quirúrgicas empleadas

Hospital Nuestra Señora del Rosario

C/Príncipe de Vergara, 53. 28006 Madrid, España.
www.hospitalrosario.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful