Está en la página 1de 62

\

,

Á

Ú
~ -1.1'-fa

W

hr*SI/0 1

Peter L Berger

'›`*- ir-¢&Í›-%:ì=f.

Ú

.

Este esun libro imprescindible para los estudiosos del fe-

l

617”(Z Y/67261

nómeno religioso. Un libro escrito por uno de los sociólo-

gos más importantes del mo-

g
la

Swmo

W

mento. La religión es aqui
tratada como producto social,
dentro de laperspectiva de
una sociología del conocimiento --- disciplina que tiene

Foto
Mlrcnzu.

emm
Soczologzccz

PetBefga
erl,

sus raíces en la tradición in-

telectual que va de Marx a
Mannheim, pasando por We-

l

ber, Durkheim, Scheler, y a la
que' hoy podemos incorporar

6 Q

A
T
T
T
los nombres de Gurvitch,
Mead, Schutz, Luckmann y el propio Berger.

elzgzon

._-_«o4

En su primera parte, el -libro desarrolla una exposición teórica,
tomando materia de religiones antiguas y contemporáneas; en

su segunda parte, aplica estos puntos de vista a la comprensión

del proceso de set-:ularización de Occidente. En' todo momento,
se percibe implícita la cuestión fundamental: ¿cómopuede resultarplauslble, hoy,-una ,visión religiosa del mundo?

Peter L. Berger es profesor de sociología en la New School for
Social Research, -de' Nueva York, y director de la revista Social

de
la
Reli
gzca

_..
-». ¢-. _.

“sil
ërl

-¬_.-wann-

ff:

Research. Es autor del famoso libro Invitation to Sociology, y
también de: The Noise of Solemn Assemblies, The Precarious
Vision, Rumor of angels y, en colaboración con Thomas Luck-

mann, The Social Construction of Reality.

altos
--¬_. _.,_ .,-† - -rf-

ensayo
lr'

n

editorial

.

airós ba'rcëlon'a

'

l

Í
Balrüs il

____
H______ _______
____“H____

_n
__h__"
___N
___
_
__”
________
__:___
___
___n__v
-___
:____H
__
_____
________
______"
___
_____
H___
†“___
_ __q__, __†_____“
____
_____________________\_________
____¿____
____
___
_h_¡_'_____________“__
__
“_
“__
_Jh¿____
____
H_________”
_____
____
____*
___%m›H_
_“____
__”
_______
___¿___¬______
_“___
_v
š____________
______H_
_______`
____
__l
_________
_________
____
___
___
______
__|_V____`____
____
_____¿___
_H___
_______
“_H*_`_
_____“________
_______
_W¡____”___ _“ _Wfifl_W,_“"_ *_ _“` __h__(_____
_____
____
_____
__`
____
______
::___
¡__
_____`_
__`________
H____“___________
H*
~_“___“______“`______
_______
_________¡_"
_____
u_h¿J
__h___%_“_
____
_ __ P
ç5
__¿nn
_à¶_________________
___'__h\
_____
___
_v___I___
_š“_____*
)¡r"“_f¬\Í______"W2h___1hW_`
HL:¡_I__,“_wr _“*¡›__R¿____
_“%__
__¿________
___`
J
“mw
_______
_b___”
¿___
¿___
_______
________
____m“
__{_________”
___“_' “____¬“
__%___________;____"
_M¡__hU_H__
_hv_____I
~_________
____
___¡___
___
¿__
___
_____
____
_________
_______
____”
J__L__W__
_____"_
__
_¬__
__”_N_______;________
_“___
r_ ______ _' _r_ J_ww
_~_ _ _ __________ __J__ _ ¿N
_____'
:__
_____________H__
_______~
_______________
_____`___
____
______
______
¿___
___________H
_________
I____¿___
______
“_
____1
_______7_“
__
__________
¡_______
_________
_________

_¡§_____
p__¿H__
1-Feb
___
_______
_________h_
__
_______
__
I____i
___
____"__“__d
___"_____
_r__
-___
____H_
_______`
__¡_______
__
______
_¡___
________
______"
¡___
___¿_
_______
“__fl.Ä_
_____!___
_______
__`______
____
_____"
__
____________
___
_____“___
J___
______
______
h_____
___
________
__<_____
___
¿__
___WH
______“
______
_____q__¡__
H____U
`“_
__›U_,_“___
,H_h____`L__q__
___
_"______“
______
____“
___“h__`_q_\_“' __`____
“J___
_____
h________
_____\h________”___\
__“___
______H _h_ “___
__“__`_
____?____
_____
_____“
______
_____'__
___
_____”
__¡___
_“_____
q________
__.________“
___"L:
___________
_I
___
____r
___?
_____
_________
___
____
________
____
__
,____ _______
____
Il
u_______
__¿___”
___V__”_
__v__1N____m'
__%__________
_V__1'ú__
________
_________
'_____†__v___”
Jc________
___
”__“_“__
_ __“_?n_ J_
___v_
V
_____(_______“______'___________
____
_____
____________
________
___________________
“___
____
____
,Q__:___¬____Q__
___
“__
¿___d_¡_____
__________n____
_____"
_II1¡__\P___
____:
It________ _____
___.
__
W
“____“____
_____
_›`___
_9u____w_
'h_________
__ __^ __f_ _ _________
_ _ _ _ _ _ _n_ _ ____
________
____
__h¡¿______
________________JP
_”\___\___________
__
____H__
_*:M
______
____
____Í_____R___
____
____-____
¡_______________"
___`_L____________
______________
°____ _ _
:"________1w___A__¡N
_____
_________:__¡_____H
ü
q_____"
___________¿___
_____¿______H¿_
___“
___
____h`'_\ _ï _ü______
“______
______
_________;
___
___“______ _____
______,____r____________
lH_
_______
wm
wa
`_____
___
_"
_“__”
____I__
m___1__
__:H
JNE,__
“_”______
___
h__›______
__?
___P____
__
m____
__¿____
__ha_____
_______
_____
¿___
“_
_______
______
____h\____¢______
___U`
`_______
_____
_“`_v_I“_p_¬_`“"_H“_____”__ ___ _“_“____:
___________
_____”___ J_ _______ _
¡_
__
______________1 ___"
,_
____
_____
_¡__J,_
__¡_____ r
P_____P¡__________________r"_
¡___
____
___H
_"___¿
_______
____________
¿_
__________
__ _ _"_ _

______\_I___________
___ ___
____II__
I____

____
_____
¿_
_____(_
_¡_
_______
____
__H
¿__
_____ ______
_________w_ __________ _________________ _
_____
__
________
_10
_____________
_____'__
_I_ _ _ _ _____Il_____¿_¡__I
____F'___
________________
___
____¡_______
____
_____I_ __________I______ _________,_

__!__'
__!_______ _ _ __`H_
__“_”____M_______
____

___“_
__
“___
L________
_________
_fi__¡
“______fi___“__
___L___A__
É
“____¿______`
_*_____
__“_
______w__"
___
___
__
¿___
___'_______
¿___
¡_qu
_¿____
____:'__¡____''__J__z:__”W___3_
:_^-_.m_1____
__`___.«_J___-y______
, _›_w_W,' _'`_r_ _ ¿
___¿_
4
_h____
¡:I__
______
__{_____“
__
____fl____HHI
__¿_
¡unn_
I____h____U_
“_______
____“___
__“_
__“___
_'___'____
_____
_"_Í_____
____
____¡_I___
__*
_______P
I_____
_v_______
_6_¶h___
_d'W¡_ _______
_______
__________
Q____
____Íh_H_____
_________
_
___
^________
_WM__*
"Ym______________
___H_ ï__” †___:
___“_
_¿__
H_____
“__”_
__:________
_¡______
____
___“__
____“¬J__:
__~____H_` l_ _, "_Ñ- _“ _ _ _ _

*___
_____h__
__J
_H_________H¿__
__
_“¡"_J______:__¢%_____¿
_______,¡____
___h_`ï_UI___¡_ _`p_"¢_

_“___
*____
____H__F__
¿___
___”
__H__"_____`__
_______Í
¡____
__k_l ___b¿m__“#_v_ _0_ w_¿___
____¿___
_______L_
_W
___
____
_______
“H
__h_(¿_
_____
:____d__`
__
______
______________¿
________fik
_ _`.____________________
¡_____
vu!
___
____Ta
______'____?
____________H_
___/
_____
_______
_H____
"____*
_____'
________
_____
“___
___
H____v_____¿__
___
P_______“_____NI_u____
________
_____“_
______`__“______
I__”
____Y____
_“______
____
__D_____
_____________*
__ 4
__U__d_
______
Mi
___¡__
___
_“__
___
_____
____
_I_h
___"¿__
___
______
U__
__
_ __
__H_
¿_
_'
__
___
¡____
__'_`__r
_____,
__,__
___
"_____.`___
___J_____
_____
__
¡_____
__
_.
_ ___
“___I_______'___“_
`_I______
___N_
_____l____'________.
_________
J____
____'
__________'___
____
___
____
_____
_-____
¡_____
__
_i______*___
uW
____
*___
&____¬___H_
_rá
___¿__
:¬__"_4___
__*______
“___“________
nJU___3___
____
___”
^*_____
__ __w_______
____r
_¬_
9_____
___
_________l_____'___`.
_________
____¡U
________
I__I_____________
______
__
___
_____________ __________________ ¿_____ñ___
____
___
¿___
:1__
________________$____
H
_______
______
______
____ \
w_______J_____*
__"___¡
Ñ__¡___å ___,_______

______
____
_Ii
__J__
__
l__
_____________H____
____^__
_____
-______
_“______
______
______
__'
:___
_I__
__________
___ ___
I_U
_________`
___
___
__h'_¡______
__“_____
_”
_“:_____
____M
_____
____`
_'“__
____,\____
___
___¡`
___________
h______J__r___4_______J
r__
__
_____
___,W_
____
____
_'__________
______'
________
________
__Í__
_____
_
___`_______!_________\___ _ _ _'______
__“________:_______
_____
____
.___
____________
________

¡_____
__________I_W_________________________I_

___»
_¿___¿___
___
____
____
______
,______“_
,____
____
_U_
___”
____
______
__ _ ;¡____
:_
__J_
W
_____“
_____l
__
_“_
____
_____*
________
____L_`
_¬__¿_____
_____¬
__
_“__
______H_
U_______¡__U____u___
____
____
_d
_____J__N¿_ _ q_“_
_________
_
________
_______
___C___I
________
_______ __
,`_____¿___
__
(___
,_____¬___
___
A___C_
______
___
__:
__”__I____;____h___¿____¿_

___
____
_____Í
_____________
'_
___

___
D_________:_
¿_
_______
_`__
:__
____
__
_"_l
___F_
___
_____\
“___
____“_
__,__
________
I____
________
___
____
_____'__
______q_›
______¢
______
____
____

___
__
___
Iv
______-___.
'/_Í
_______
'
ht
_____
___.
__I.___
____
____I`_____
___,
__..____fi_____.
________
____
__”
Á_
_____
_____
____
_________
____I______¡_“__
__
_h _ ¡_ _

____
______________ _ _ _

________
_H_
üh_H__H_
______d“
___
_____
__
II
______J_'
______
___
____.»___”
_¬__M”
____
___
____
____
___
___ ___ ~___:1U
_________
I___
___
___`l
_____
__¡.g
“__
__
_________
_”_
___.___
_I____
_________'___
___

___
___
____
1______
__
__
____
_____
__I_
_____
_____
______”
___
__________
___I____
M
___¿__
__“_v_1_
_____
__A_¡___'_
_`_:__
_______
________'
__
__________
_____
_Y_____
__
_“ ___

____
“___
_
___
"¿__¡H
_______
T
_¿__
.______“
_¿_.
_dv_
“_
___
__.
___!_?__
____*
..____”¡__m__*
_¿_w______
MP¡__
_-_h_u____I _
¡_
~_
_l“___
q___”
_!__
_*
__
“____*___
___
___`_____-___
I__.__n__
H____4_:___._
_____'I__'J_M_h_”__' _h_` _u__
___
______'_
_“_Y
_Q
___
______I
__-____I
____
¡___
_____
___*
____
_.____h_
___l
____
_____
___h_
,___
_'
__

____
¿_K
_."
____
ö¡¡__
I___
__
.__
____
_u
_"______"___H____
_I_pi___
___________
_____¬_
_____
___h___
_

__J__
_Ív
__N_
_______-______.
_________I_______
___»___________
______
____
_____
__
_
___\__
______:_
________“_______

___“___
___"
_____:_______N_
¿____
_____
___
____
________I\___H___b____
___
_____`_I____h___
__,
___N
__
“_
___”__
¿___
Ú___
¡_
__'
Q
un________
_________”
__.__~_______
____
_______
___4_
___
__
_____
__“_
___
_I_
___b___I____
__
J
'w__"
____
___¿___“____
I_
_____
_________ __“_H___ _
.__I___
_______'
I__._
_i
____
_____._
_____q______
_____
__"
.__.__"
____.__
__`______
__
_\__'¿____
_____I
__I_
J.__I___"
________"
____
___
_H_____I_____)
_____
__W____
___
______l______________'
_¿__ha
______
_H______
__I
I____
___1_I
___I___
__F_
__h
_______
____`___
_____ _ _ __P_____
V__
_____
“_______
H
_____H
_i___________
_________
_____
____
_'_
__
._____
l_f_______
IHJ____
__
_____~^___
__v“__
____
______________
__:__

__
__I
____u:_H_¿___
¿__
___år______
_______
__J__
___
________
_____I
I_____________
¡_(_
_____
________
_A
__
`“_
___.
`¿___
__,
____
n___
F_V_w____'_¡__`u_J(__
_.
_____

____H¿___
_________________ü_ _“ __ _

_¿_
M
__
____
___*
___"________t
_ä___
_¿__
___*
_______
____$___
__________________"I__
___”__
____
_¢_________
___
_U_I_____
___"
h
________
_
___
_Jn
____
______
¿_
JI__I____“___A____H
H______
_______________"h_______
I_______
H____
“________I
_I

_______
____I__
_I
______
__I___I______
___ ¿___
_________
__,__I_!_____I____
¡_________
_____
___"__ ____
__w'Í__'_
__¿____
________1___”
_____
_____v___1__v_____
__,__ _ _ `_“_ _ ú_ _____
___w_2_*______
_______
______
___
__
___
__I_I¿__
___H_____
___
____
___IQ:
_____
_____I_
___P
_____
“_
______
I___.“_L:

"_____
I
____I_____
_¡_
I___
_H
_____`
___¡_________
I___
_____
I_,I_Í__
__¡_“____I
_ (_

“¬_____^_
_____
_M__
_~__
___"__1“_`_“qa
___g
__“_
_________
_"
__¡____.¡m___"
____
__¡____†-____1__G
zI“_u?_ _ _

_______
____?.
__
_4¡_
____
__I
_____
__________,
_______

_ì___
"___
_I____“____
___.
_______
______”
__________'
_______
___
m
_¡__________fi_m_
__I_
_?.
_`h___
_h_`________~__
_____¿
_______
¢_______
__W_
_~__
___________i
__`_H_`___“
&)_____4_¿_ _ _,__“`_____H_H__^§__
*___
__'mv_
_"__
_,&“____
._Q
__,_____
:__
____ü_
____
`___L___H__4____
_______
___
__
____
_
_______
_______
_“__
IL_I H
__I___
`__
__________
¬_
_'\_(_______
____
_¶__¿_nqI
'“
___A___
_____m___Í
__
__U
__:__ b___ .______________"

_____
__I______ _

_n_n
_____
__
___
___'
_____
_*
______
_____¬__
_____
___¿
_______
__
_____U_
________
_¡*__
___
__

*_
___¿____________;I____________ __
gy___
¿___

____
___
_J
“___
____¡J_å_m
_______
`__
_”
___"__
__
__
____
_____
_____H
¿__
________
__________________
___
¿___
_____
______ _E*
__I__
`__ Q
`_H_____
_____
_________;_
¿__
___
'_Wa”
__M
w______
___:Uk__
___¿mà
_"_
*_
_"__
'I
_'___J___l
¡_¡mv”__
__I_
“_______w!
__,___
_q__
.fiw__
___3
_________"_
____
__U
__¿__
_'_________I_I____-__
______
_›__
____
____
____
_I¿__
_1
_________
'_?
__*
________'___ _¿__"__,
*_
__¡
____'
___
__'
_______¢___
__________'
____
___
__
___
`___
___ __ ___
4_
.___1
«__
W
____¡_
__¿_“_
_____"
¿__¿______*
___
______
____/
__
____'
______
_______
*_
________
¡_
_J________;____________'__
_____
k
«__
_
(_
_1
,___________¿_
__
_
,_
_ ._

_________
____\_
___I_________

______¿J
ñU___
Y__I_"__
_____¿
_U_
_"___
______

ã
_____
mn
É_
____
_____@
___N_______H_

_____
Www
___H___
_ü___
____â__ä_I_a_%
m_
¿_____
__ W_ _
MM
¿__¿___M_ ______

_ ¿___
______
__ ___
_I_ ___H_D___
________H__
___”
H_ _¿_H_ _ _ ___“__¡_____¿_*___..__“____'______________________ ”____“_H________:______Ji”
P
__¿__
¿_u¡___¡W
___*
_____
___l
_;
¿___h._____
_____
_____
_______
_J___"
________”
_____¢__
m_'_“__
“____
~_______
__¿_*_`_ü_¿__u__
_q_3)_"__
__`___H_
____
¬,__W_____L___h_I_“h~¢__H@______
_*
h_“ "__U_
_“tea
H__________
_h___________
“¿________'_______%_____v
_d__w_______
H__¬
__HN______”
+_U_____"Q
_'_____
___¡`__
:__
W
_“__”
N______~__¿
_fi_'š:___Í
_r__
___
¿__*
__J____________
N
___
_H_______
__________
_____
¿___
vm_U__t_____
_n__
M__n_wn
flm___
__›I_____
"_h_______
_____
”________
“uN____
~_W_____
______M-__*
“_
uy
_____U'_u_____
______
_____
:__
_\____n
____“___~
___
__l___gp¶_
__
_____
__
____._
______
_d
____H__“
______
_¿___
¿____
____“_H_____
_U____ãx___
___\_________
________
____gp”
J_
___________
___"
_$_A-:
______
__¡_____
__"
U_,_
____
___
___”
_________
_H_"___
__________hU
____ _
¡_
____
_______
_3%
_“uh
_¿_______
____
__`_
__
“_
_______
_fi_.__
_“vh____
¿_____
____
¿”_"___m3
¡________
w_________
dwn
______

__
_'__________
___
___
__,_________H__
`h____
Cn__
Y__Á________
_____
_____“
I__”_H________
_____
_é_í¿TJU_ hï_h_\_"“_hMI_'___I_“__
____w“
___“_ h_¡

___
¿__
___V___
____
H_________
____
_`_¿___
____
______
___¡_____ ___

-__
____
__”
“¿____
______
______
_________H____
_____`
__

__*_
___”.
U_“____“___4
"____r_-__
________
___#____fi_________
__°____
JúR___
___Hh_____'
___
aq
ru
¡___"
___w_____m___w
_¿___
____“_
_1_`______w
_,
___
_?_______
____
_J____¿_
_ _v__x`
'___
`mM_
____
_¿__
W
“___
_
_¿__
[__
“_
¿_
_____"
_______
*__
__
~
__d¿
__.
__p_“___¢“_ _*
__
"_ _'1_ å_
_____
_______.
_____
______
____
_¿_
__H_________
____
_______“____________“h_
____

__:
___~__q_
___“_
¿____
____
¡____
¿I
_____
__ç
__q
¿¿___
__
__v
A
______
_____~_i_ _ “_ _
___ _”_______________¿__$__
_ WNFNHIH
___
_“__¡__
__
___
____
_H____
___I_____
______
Á__
___
`___
_______
_____Á_H___
_______
___'_`IWH_

mi
¿__
_~_h¶___
"LH
_“___
M
____
___
*_
_gh
_%_
“_
____
_____“__
_
___”
______
_____ ___V
_

_____
__
_Q__I____
_____0Í__ __'
_

_________
_______I___

______
_I___________
__h_

_______¡m____
_____V1 ¡ _________
_¿'__I_¿_
r _`y__n__ _
___,_______ÍW
___
__J
_____________

.__
_____¿
__
__M!___
_h
___
*______
¡__
_*___
___”________(__:
_______
__

__
_ ï__
.___`__
___
_______

u_`___:_____"
__
_____
___
Í___

_m_
¡___________“
r_____
_:______
_I_ _ __

nMN”
_“__
_ _ ___m_ _ %_

___um
_____
_ ____w_____H_ _M_H
_ _M
____`____
°1_,`_¿w_'_ü¡____`_______“
__!n__l____,
k._› _ ._` '_ _ _-_
`___
__II
___
U“__.'
___,
__
_`___
I_
__"
___.I____
__?,
_I__
______'
____;
_II_
_;_
__
__________“__
____
__
_

____“u__
______ _ h_ _ _ _ _
___V___________
_________

___““mw
“___
_ ___ ___

___ __
_l______
_______
__II_\_____
__

_____ W@___É
____ _ _ _ _ _ _

¿______

____
____¿________
__ÁI_____
______
___ _ _ _ h_A_ _ _

_-iÍ_
____

____M__ ___ »_ _

__I_ _ __DI_

__“__
_I___ _

__________
__

___
“É_¿_
M__w_ü_
_¿___
___"_ _ _ _mM_
L
______
______
_____
___
_______
_I__ J_ _ _ _ _

_______
_________
¿
_____'

______

__'____ _
_____
____ __ ___

_ __ _

_H

É_å__
_“_
___
______

____ _`__$
____:

I

_'__I_3"
-___
_`_
__
___¡___
___`___`
,___¡_
__
lJI__ ____
(__
f__`_I_
N
'__:_
___V'_____¿J
_`¡_"\__!'_

Í
¡IÍ\`-ì"_-¬`

_-_

*_Z
_N¿_
â_m
___*
_,¡____¡
_____
__ _ ¡Í_ _.:_____
_

I` I` \F`I:I_ ¡!`

“__
¿_`
___F
._
_____,______
n____
Í
_›'_`.___:_-__'__¡`____U_
_____
__.________
_`___

`'_`H1\"`\¡-_-¡In
"`

I PI

___R

AI

N
'_'

U
_'.I

?T
I _E

JW\_ .¡'_|_iIH›.WT"\”`H'I_t<Tì
iNJ_¡H¡_T"l+`\:`M4"
'
O...I

U

U
'

Í'
1ƒ¡___J
___
¡__
`¡_A
__`_¿__(`
__'_____
.¡É
____'
¡r___\
Í___\`__
.

` `¡FI`Ii

-A_

A

0 RÍA

S0
,IC I 0 L Ó GI C A

D E_ m_

M

I

W

"`\ ` `

111"`
¿"\
` `ïìI"_"-1`¡J_I`l_ `

.

`
I

U

U

_.

_J

¡_

1'__~.'-~ ..'_'r .|" -.'_.'çå-. 493 -. 1.'›' uy-_ ' 1 4:.r _.._. .F .. generalisimo._--¡__ ri -2 'J' .=§ “ff .'| 'flïã _^Í_:._.--_' »_ n.:-.¬_._\›.L1- ._ Íflïäïå A ff ' 1 1 §-T ¡'37«_ 2 =Í'f"Í¡¡" _ .“wi ~¡ 1 1 ..¢'åff _›.I-E-' w--_ --«_-.'¿ -. I J .:' É: .Í ['"` -:fi: 2-lr' -Íìnfg.:fì^. . . euros __.1_'_ f-4 Í-:_: FH -'.-._g_ _ _ 1 ›'°?Í/ \\_'~'*'*“'-A PARA UNA TEORIA ASOCIOLOGICA DE LA RELIGION f [_5 1 _: 1.=f. .-'.¡.¬ Ut'-'.^. .- ¦ï. BERGER O 3: *U \«@°vA X A. #27'-_ _J. .1-11:.›ä '. r:'n7__- -› ¡.-'.'..' Ã-J: <-. .›€`.:'¬.¬_ 525 .*-.f _ -¬.- ~-'1 '. ¿'f.-_- › _ šš" _ I* 'U :J _ . .¿==-_¢?--1 < .¡-'. SE \ 4' ' 7 _ 0 '_ †__. ._._ I __.i¢>{ xp. - _ --.._ _¿3 C*6O\-_ _®_.__ ._.) .¡..__ '(211 ._ . 1' t « -› Í " f^'ï_=-§'._ \__<?4' 'öêçì . -_ ¦'+'.¢ --4..›±_ ' _.- ¦.=H-' _g~_.__¡`_.-ita: › '__..:§'Í-Im -_ .' ~ 5-¢.-¿'--¿.f -.¦"._:_ø ¿.f=.-«_ 1 ai/da. _ "__- ' › -=-sr'. .-¡_!_ Í-ff 2' . :›'-= `-'rïiì “'43 .n--_.-_.¬ J 1 ' barcelona-15 ) Q !~ I'- ~ 1?.¡_-:_ _--1*' J.±-±-. _-› “f __. e.-ø.'.¡ _-_«“`. Aédltonal ..A_- ' '_ .r_. .__ '7 -.14 J'--."` .1-_ _'±_'=¶-'šã-` __: ~ -:'11 23.:¢'.AL PETER L.E _ _ _|¢ ¡_ .-.-= |*r:'›.

ffifii le. Religión y conservación del mundo . 4945 . _ 6. 83 . . ›:=-9.›m›- (W <*-\. _/ I Depósito legal: B.. Cai:-¬1c. _.. Generalísimo..' . .vH ' I u " I I'- ( `. El problema de la teodicea .L 1a. . - Titulo de la edición original: it.J Religión y alienación ._ . . sibilidad.1971 APÉNDICE II. - - - I' I.¬` 11 .. . 4 ' 'Í › 1' \ \ -en` . 0 A '. ' ' 1 ' ' " I' I ' 19 . ' ' ' ' ' ° ' ' ' H Primera edición.¿. Bastos I' 1 .4s DIAMANTE. Febrero 1971 APÉNDICE I' P. E . S. _ r 5. Í_ 'K ' 91'..' .. 493 . `\ . 5 Perspectivas teológicas y sociológicas . 5 rII. ._ ¡›. _ . 7. A.-' ._.Barcelona r' _ timacíón ' .. Montserrat y V. f' ¿_ I Í _ A _ ._ . La secularización y el problema de la legi -11' 1 \ © 1967 by Peter L Berger Y Editorial Kairós. I ' -4' Jak. f | Pnnmcìo . . Avda.'m¿ in Spain Definiciones sociológicas de la religión . ¬ _ _. La secularización y el problema de la plan 7. . Zamora. El proceso de secularización .Barcelona. \-`___ SUMARIO ' | I fi* Traducción de M.' ~\-'x 'i \ '2..-' (ff-H .-w' THE SACRED CANOPY Elements of a Sociological Théorj' oƒ Religion '«\_`±f. "' ' .an f ¡Í i" 4--_. -r l f L ƒvfi.` ali › "\<\`\. Religión y construcción del mundo . LEMENTOS HISTÓRICOS . .. .\ ___f_¿ \ 'Í . ". .E LEMENTOS SISTEMÁTICOS .

¿ vienen de un afecto personal por los teólogos y sus trabajos y no tienen porque preocupar.' *-_.. No hay teología explícita ni. no son necesarios a esta argumentación ni derivan de ella. busca aplicar al fenómeno de la religión una perspectiva teórica general derivada de la teo- ."`U `f I -'r- . Más concretamente.. En consecuencia hay que dejar completamente al margen toda's las cuestiones referentes a la verdad o ilusión última de las pro- / posiciones religiosas acerca del mundo. implícita en.(_'j 43-. ~_. 1e-_. Los breves co- mentarios acerca de las implicaciones que esta perspectiva pueda tener para el teólogo. gr .Este trabajo se propone ser un ejercicio de teoría sociológica. f.w 1 _ ._ .IP ría del conocimiento. *Pro- ~..'.esta argumentación. al lector de este libro que no _: » R f__~. expuestos en el Apéndice II.PREFACIO 4 . A pesar de que en ciertos momentos el tema se desarrolla a niveles bastante abstractos nunca se perderá de vista (por lo menos deliberadamente) el marco de referencia de la disciplina empírica de la sociología.

Iias notas a pie de página indicarán Cuáies. ' _ .cs¿1Ãit<ì. he utilizador la concepción convencional de dicho fenómeno. No me pareció necesario proponer una definición radicalmente sociológica de la religión. _ A1 Parecer.clásicos de Marx._ '-.IaSn3ib1Í)n entre sociólogos del conocimiento pue_ mbres de honor.' 1'mr Í _ . creo que no hay manera de. cada vez que siento la necesidad de consignar inis agradecimientos personales a propósito de los trabajos que he realizado en los últimos años. No sólo entre ladec1nï1. Respecto a todo lo que tenga que ver con la sociología de la religión debo la más profunda gratitud a mi profesor Carl Mayer. _ gunda parte. asi que me limitaré a esta requi consignada.'Ii. Este libro. tiene un propósito mucho más modesto. y asimismo niis diver- gencias respecto a ellos. dicho sea de paso. La que intenté ha. hay crímenes que se cometen juntos y otros por separado. _ El libro se divide en dos partes: una sistemática y una histórica.u _»-9 (-|. He expuesto brevemente las. Hubiera šlâiccšatlegëosot haìer en este libro ccnstantes referencias a The feìencia ans 'fm' 20? Of Reality. especialmenteen mi país. acabo siempre mencionando más o menos a las mismas personas.É1na relación especial con Tlie Social logía de la religión».la relación en. a traves de un análisis de la secularización moderna. dudo def que algunos sociólogos. que les parecerán ajenas ala sociología propiamente dicha.ventaja de una perspectiva teórica en cuanto a 'la comprensión de situaciones específi- Camente Socio-históricas. na aplicación directa de la perspectiva teórica de la sociologia del conocimiento al fenómeno religioso. 'Weber y Durkheim sobre religión.tre la religión y otras instituciones sociales. Mencionaré-donde corresÍ' Piuimcio . Este libro no es el lugar indicado para discutir a_fondo la relación entre teoría sociológica y filosofia. pueda-n' quedar extrañados antela evidente relación entre partes de mi argumentacióny ciertas consideraciones filosóficas. fue mostrar la . lo cual hubiera sido ing. En cambio no. Cabe asimismo destacar que este libro no es una «socio- 00nn1Etìtl¿Ífcï_ï100%cuɧ'¿ieì.' \ 11 âeraånejlìrcëcio teorico arriba mencionado. sienta interés por la teología. ' Lo que esencialmente traté de hacer aquí fue llevar hasta sus consecuencias sociológicas finales una concepción de la religión como producto histórico. por lo tanto.Espeçlflllnene los capítulos 1 y 2 del presente libro . He puesto el má_ximo'_ cuidado en «pagar todas mis deudas».razones de ello en el Apéndice I. lo único que puedo hacer aquí es pedirles a mis colegas sociológicos 1' que hagan gala de un ecuménico espíritu de: tolerancia (lo cual.evitarlo. S_°n mls fuentes teóricas y qué materiales empíricos e historicos fueron utilizados.. Por supuesto. es uno de los aspectos de la teología reciente de los que podrían tomar ejemplo). En cuanto a esto último. las formas de la institucionalización religiosa. los tipos de liderazgo r'eli_-' gioso. Mi deuda para con Thomas Luckmann va mucho más allá de los limites de las par- . pero es evidente que no he pretendido convertir dichas notas en una bibliografía geneial de la sociologia de la religión.aburrido pero a la vez sirve para eliminar el sentimiento de ausencia de normas. que es sólo un ejercicio de teorizacióti sociológica. Para que justificara semejante calificación esta obra tendría que haber tratado temas muy vastos Knowledge (1966) az escribi y -'4 juntamente 'Treame mcon theThomas Socwzogy of _ que Luck- que no fueron siquiera mencionados aquí . sólo la primera correspon- gäïìnïll. aceptada generalmente en la historia de la religión y en la Religionswissenschaƒt._ ponda lo que debo a los puntos de vista .I l ' I 1* -\ \ `I -ua'J fi" 10 PARA UNA 'ri-:onfA socioLócicA_ _:_ _ ›“\ fÍ` 1-¬ -. Estrictamente hablando. decuado dados los propósitos del libro. _ 1 . Es unpoco . . FIF'"-'ht if _ ø . Luckmann no es en åiiodo alguno responsable por lo que sigue. etc.

¡ 1. n r (1) La palabra «mundos es entendida aqui en sentido fenomenológico. Die Hfissensƒonnsn und die Gesellschaƒt (Bem. esto es. Francke. 1960). 1947). cƒ. 'riaionía socionóoica ticulares empresas que culminaron en letras de imprenta I.. antes que dicha exposición pueda hacerse de modo inteligible. Nuestro propósito principal será efectuar una exposición general de las relaciones entre la humana religión y la humana construcción del mundo. les he estado muy reconocido. Y para ello i' es importante entender la sociedad en términos dialécticos (1). . disminuida en los ultimos anos. Max Scheler. Die Stellung des Menchen im Kosmos (Munich.af 1 I .JW ._` _l . pero quiero mencionar a James Gustafson y a Siegfried von Kortzgleisch que son dos teólogos en los que siempre he podido encontrar una desacostumbrada amplitud de criterio frente al pensamiento sociológico y por lo cual. Mi comunicación con los habitantes del reino de la teología se ha visto a pesar mío. Alfred Schutz. RELIGIÓN Y CONSTRUCCIÓN DEL MUNDO -Toda sociedad humana es una empresa de construcción del -mundo. Sin embargo. Para la aplicación del término a la sociología del conocimiento. Para la aplicación antropológica del término.. dejando entre paréntesis la cuestión de su status ontológico último. Max Scheler. L. B- 1. en más de una' ocasión. Nymphenburger Verlagshandlung. cƒ. o 0 Í ' . otoño de 1966 l l ' I 1 P. . habría que explicar la anterior afirmación respecto a la eficacia de la sociedad en la construcción del mundo.- 'fl -:sì 1'.-1 | I 0 . ELEMENTOS SISTEMÁTICOS bajo nuestros nombres conyuntos.HF ¡.l'I 12 || PARA UN».. H Nueva York. Y en esta empresa la religión ocupa un lugar propio. Conversaciones con Brigitte Berger y Hansfried Kellner sobre los temas aqui tratados y otros afines han dejado su huella en mi niente. \ 1 1 o "E5 s-If .

Mas aun. KÍÉ fl . y nada más que un producto humano.. Vols. una desastrosa distorsión hacia la cual muchos delos sociólogos norteamericanos contemporáneos han tendido.-. 1960) y Collected I I .:. La objetivación es la consecución a través de esta ac* tividad (física y. y alli seguirá. (Esta pérdida si se da.. Sólo si admitimos este ca- i' rización es la reapropiación por los hombres de esta misma o es un producto de la -sociedad a través de la interiorización (3). 1956)._ E. sintesis asi. ahora desde su estado de 'estructura del mundo objetivo. un producto humano. El término cdialéctican es aqui aplicado a la sociedad tal como es entendido en el sentido marxista esencial. transformándola una vez más. do de procesos sociales. a nuestro entender.'_ 1_ . (Den Haag. distinta de ellos. ambas concepciones sólo son correctas juntas. I-II. Pero por lo mismo. La sociedad es un producto del hombre. bien de las men- tales.¡-.. Un énfasis cuaslweberiano en la subjetividad conduciría solamente a una distorsión idealistica del fenó- /' IY* | Í. un F. Pero también podemos afirmar que el hombre es un producto de la sociedad. «intentan una.. Abordan. 5 ). La comprensión por Weber de la realidad social pues. respectivamente. que a la vez / precede a aquélla y le sobrevive.. que la sociedad es un producto del hombre..los diversos' proyectos que constituyen su vida. › ' meno social. Éstas son: exteriorización. o tres etapas. -i-_ . La sociedad está allí. en ellas se refleja el carácter intrínsecamente dialéctico del fenómeno social. Cuando aconsejamos. La sociedad es un producto humano a través de la exteriorización.4~¢--.. no interpretando las intenciones históricas de dichos autores. No puede existir realidad social fuera del hombre. tal como empíricamente lo conocemos. y. derivados de Hegel (Entaeusserung y Versachlichung) son aplicados aqui esencialmente tal como como constituida por una significación humana y la concepción de Durkheim de la misma realidad como poseyendo un carácter de choseité contra el individuo. La exteriorización es el permanente volcarse del ser humano en el mundo. Selƒ and Society (Chicago. Y un énfasis cuasidurkheimiano sobre la objetividad nos llevaria sólo a una reificación sociológica. Sólo podremos “alcanzar una visión empíricamente adecuada de la sociedad si comprendemos estas tres etapas como un todo. La sociedad deviene una realidad sui generis a través de la objetivación y el hombre no puede existir fuera de la sociedad. 1962-64). University of Chicago Press. Springer.Nuestro interés es más sistemático que exegético. Las bases teóricas de este último pueden encontrarse en la obra de George Herbert Mead. y lleva a término . en su Rules oƒ Sociological Method (Glencoe. bien a través de las actividades humanas físicas. no son contradictorias. ` La exteriorización es una necesidad lantropológica. en Mind. en la sintesis de Parsons). \ ¡"I`. revierte continuamente sobre su propio causante. Y no tiene ningún otro ser que el que le confiere la actividad y la conciencia humana. El hombre. se encuentra es gurkheim.-f1"§ .11 f El proceso dialéctico fundamental de la sociedad. El término «realidad sui generiss. la fundación subjetiva y la factlcidad objetiva del fenómeno social. El término «interiorizacióm -es aplicado tal como comúnmente lo hace la psicologia social norteamericana. Der sinnhaƒte Auƒbau der sozíalen Welt (Viena. y este interés nos permite adoptar posiciones eclécticas ante construcciones teóricas previas. y que el hom- f i bre es un producto de la sociedad. y como «resulta . (3) -Los términos «exteriorizacións y cobjetivacióm. neutral)-de una realidad que se enfrenta un episodio dentro de la historia dela sociedad. sin que se perdiese la intención fundamental de cada uno de ambos. consta de tres momentos. Illinois. Cada biografia individual es *_ objetivacióii e -ìnteriorización.-. Nijhoff. (2) Debemos recalcar que nuestra intención no es pretender que dicha sintesis dialéctica hubiese sido agradable para ambos autores ni mucho menos. V Nosotros defenderiamos que esta comprensión dialéctica del hombre y la sociedad como productos mutuos permitirían una síntesis teórica de los estudios sociológicos de Weber y de Durkheim. Las dos afirmaciones. rz Al contrario. lo decimos dentro de una lógica teórica intrínseca. Papers. el individuo se transforma en persona que alcanza y asume una identidad.¢1. dentro de la sociedad. en estructuras de la conciencia subjetiva. antes a sus productores originales como si fuera una facticidad de que cada individuo nazca.. no puede rácter podremos comprender la sociedad en los términos adecuados a su realidad empírica (2). El hombre _que les es exterior y. son ambas correctas.lÑ.Is¡|. como aplicado a la sociedad._ . ›. La interioI realidad. a la vez. .después 'de su /-I~ \ muerte. Free Press.hi 'sr' 14 PARA UNA frsoifiía sociotócica . ' ' « ' - hacia la relación dialéctica entre la subjetividad y sus objetos.__ . apuntando simultáneamente Marx los aplicaba a los fenómenos colectivos.el . sin embargo. - stsivimvros sisri=iMÁ'ricos ¢ - 15 0 La sociedad es un fenómeno dialéctico en cuanto que es Í `''. particularmente tal como se encuentra desarrollado en los Manuscritos económicos y filosóficos de 1844.

17 sobreimpuesto al hombre como nuevas mutaciones de su evolución biológica. el hombre dispone de una doble relaciónicon el mundo que le rodea. Igual que los mamíferos. el hombre. (5). Este hecho de raíz antropológica está pro- bablemente basado en la misma constitución biológica del hombre. Así. El homo sapiens ocupa una posición peculiar en el reino animal. en contraste con los demás mamíferos. Der Memch (1940). Esta peculiaridad se manifiesta a la vez en las relaciones del hombre con su propio cuerpo y en sus relaciones con el mundo. Es por ello que cada animal vive en un medio ambiente específico de su raza »o especie. El ser humano no puede comprenderse como algo cerrado en si mismo. Para desarrollos más contemporáneos de esta concepción véase. La aplicación más importante de estas perspectivas biológicas a los problemas sociológicos puede encontrarse en la obra de. sino la consecuencia directa de la constitución biológica del hombre.está en un mundoque le ha antecedido. A diferencia de los demás mamí- feros superiores.Gehlen. en .. de la que en cierto momento emerge para expresarse en el mundo que le rodea. un fenómeno ajeno-a lo biológico. (La condición del organismo humano en el mundo está 2 › . El mundo del hombre está imperfectamente programado debido a su propia constitución. Un mundo cerrado en cuanto a nuevas posibilidades. I/entrée dans la vie (Paris. Es decir. E. La frase es: ¢L'homme nait inachevér. la estructura instintiva del hombre cuando nace. 17. en el sentido en que antes utilizábamos esta expresión. Adolf Porttmann Zooloaie und dos neue Büd des Menschen (Hamburg. No existe ningún «mundo de los hombres». el hombre resulta curiosamente «inacebado» en el momento de su nacimiento (6).P | . pág. un «mundo de los caballos». El ser humano se exterioriza por su propia esencia y desde el principio (4). podriamos decir. Los animales no humanos llegan al mundo con impulsos muy' especializados y firmemente delimitados.16 sLEivii~:Nros sisriaiviírricos PARA UNA 'rsoi-iia sociotócicli ser concebido prescindiendo de su modo continuo de volcarse en el mundo en el cual se encuentra. es un mundo abierto. Rowohlt. Helmut Plessner. un «mundo de los perros». Existe un «mundo de las ratas». en al- guna esfera intima de su interioridad. (1928) jr Arnold Gehlen. 1963).del_nacer está íntimamente relacionado con el carácter relatitïamente poco especializado de su estructura instintiva. Die Stuƒen des Oraanischen und der Mensch. se trata de un mundo que tendrá que ser modelado por la actividad humana. por la _propia constitución del animal. que incluye un desarrollo de la personalidad y una apropiación 'de cultura. pues. Editions de Minuit. El hombre debe hacérselo a su medida. este mundo »no le ha sido simplemente entregado.`Es decir. el cual abarca tanto el mundo físico como el humano del niño.. y el libro: Georges Lapassade.él ocurren durante el primer año de vida.. Buytendijk. 1958). sino que ya estarán arraigados en éste desde el primer momento. Pero a diferencia de ellos.estructura instintiva._ 'V *--si . J. no sólo está subespecializada. 1956). ade- más de la obra de Scheler. sino que además no se encuentra dirigida hacia ningún ambiente particular propio de su especie. _ (6) Esto ha sido expuesto sucintamente en la frase inicial de un libro reciente sobre antropologia escrito a partir de un punto de vista esencialmente marxista. (5) Para la base biológica de esta argumentación. que el proceso biológico de «llegar a ser un hombre» se produce en una época en que el recién nacido se halla en interacción con un ambiente extraorgánico. Los posteriores desarrollos no serán algo (4) La necesidad antropológica de exteriorización fue desarrollada por He- gel y Marx. J. Etapas esenciales en este proceso de «acabado» del hombre que en los mamíferos superiores se habían desarrollado durante el período fetal. cƒ. que nacen con su organismo ya completamente desarrollado. En consecuencia vivirán siempre en un mundo casi totalmente determinado por su . etc. Hensch und Tier (Hamburg. Rowohlt.l carácter «inacabado›› del organismo humano en el momento. Existe pues un fundamento biológico del proceso a que nos referimos. pues.` -W -el <. prefabricado para él. F. Por el contrario. programado. La actividad humana constructora del mundo no es.

La S°°1°dad' que mundo.fs§:. o nos so _ . La cultura tiene que ser continuamente producida y reproducida por el hombre. construye un edificio de simbolos que anlmarïïså. El imperativo cultural de estabilidad..es el aspecto de esta ultima que estructura la conduc t a._.`1-¬__ \ R4¿ BHELIOTEC \ _-"*\. Y este . el hombre no sólo produce un mundo sino que tam- también el lenguaje y.` ta inestabilidad de las relaciones del hombre con su propio cuerpo .¿Ã/' / (. sociólogos. Curiosamente. puede encontrar su lugar y realizar su vida.¡\¡f .` aunque se convierte para el hombre en una «segunda natu- 7 0 raleza». el hombre... La cultura. En el transcurso de este. .N ._§= / «s\1Í.su pro- { . sino que naturaleza. está «descompensado›› respecto a sí mismo. O aún más exactamente. En otras pala- no lo es. 'La actividad humana. El hombre produce útiles de todos los tipos .. Posteriormente nos ocuparemos COI! detencl H de algunas de sus implicaciones de lar80 a1Can_°e-“ Detmff' mento bastará con decir que aunque sea necesario cons rulr mundos. op. Pero ocurre que estas estructuras deproducción humana nunca pueden tener la estabilidad que a la totalidad los D!'0d\1°° (8) El uso del término «culturas para re ferirse táctica ccrflente de dentro de la ws dd h°mbre' se ha convertido ya en unaióïo os tienden a usar el térmilw am'r°p°l°gía cultural norteamericana' Los 8:1” ã una esfera por asi decirlo en un sentido más estricto como refirién ose “tema culmmh).¡. otrarparte mente automodíficarse a través de la expresión de. resulta bastante difícil conseguir que Se m§I1l€I18H11~ La cultura consiste en la totalidad de lo _r<->&11Zad0 P01' el hombre (8). Hay buenas razones para Pie de 'que la producción de cultura no materialha 1d0 SLGIÍIP d_ En el proceso. gracias a su propia actividad.))' de Marx (que n° solamente como una _ ¿ (7) Plessner ha acuñado el término eacentricidads para referirse a' la inna. intrínsecamente precarias Y P1`eC_1§Stmadas ad 98 ïanå' misma inestabilidad caracteriza sus relaciones con -su pro_'- pio cuerpo (7).Cƒ... pues.1mH_81nables. y la mano con la actividad humana de modificación de me 10 .'\W\lx¿. es cultura. M/_ 'ai' _. sino que debe continua-` rácter intrínsecamente inestable de la cultura. construye un «mundo humano». A ` dos los aspectos de su vida. La existencia humana es 'una continua busca del equilibrio justo entre el hombre -y su cuerpo.. vn 19 así caracterizada por una inestabilidad intrínseca' El hom- pio yo. por supuesto. Parte de este producto es material. 1a1tS0c1edadmïšrialpLa sociedad más esa cu ura no - logra su estabilidad. El hombre P1`0du_°e bras. de construcción del mundo. ' su uesto .équil_i- il' .fi J' F7. /=¬ entre 108 <1°> PsW2°*°~. suma o a c - brio..°“.` Y ' . I lasimbólibaò (asi lo hace Parsons en su concepto es qué momentos.' "1Ä¡\r . también le «acaba›› su propio ser.una Seaparte comodefuere. en este . trieto endesegún ms parece más apropiado el concepto es té lno en su sentido más amplio.p.'$\. __ '¡{lU l.. ' bios. Privado biológicamente de un «mundo para el hombre». cit. texto hemos creido más adecuado usar el rm md 1 fueron A 11° maser entendido 3 (9) Los lazos de unión entre la produceión material Y 18 debe desarrollados en el ccäiïiälågíáìfiëelcäålàiï-nbi3(?. precisamente por haber sido producida por la debe establecer sobre la marcha cierta relación con él. el hombre carece de. especializa sus impulsos. producido por él.. No puede quedárse encerrado en su interior. i __.:::°::z:::.:ii:*si'.10). Í 0'. 18 PARA UNA rEoRíA socioLóGicA ELEMENTOS sis'rEMÁ'ricos I bre no dispone de una relación dada con el mundo. Aunque caracteriza a las estructuras del reino animal.d9 1 hombre respecto a sus compañ€1'0S (.° sâi°2s»°?näã§~-A _ 7.:. se produce a sí mismo en un mundo.no es fislcoque (9). bién se realiza a sí mismo. proceso el hombre produce su mundo. plantea el problema básico de la actividad del hombre en la construccign del mundo. Pero este mismo proceso que construye su inundo. sigue siendo siempre algo distinto de la verdadera . =Su propósito fundamental -_ es proveer la vida humana de firmes estructuras de las que biológicamente carece.- ' __ ' |' ` Í ' /¡D 1 i . '"?'~ fl. Sus estructuras S011.. entre el hombre y el mundo. primero al crearlo Y 111980 a_1 Sefvår' se de él. f""` ¬. que es su actividad. Y sólo en un mundo como éste.z.. . Podríamos defínirlo diciendo que el hombre se halla constantemente en el proceso de darse cuenta de lo que es. por medio de los cuales modifica SU ambiente f¡S1°° y doma la naturaleza a su voluntad.

participa del carácter de _' Q . te._. -.ì-if' / d'el inundo. Por cierto que la antropología freudiana puede ser calificada también como esencialmente no dialéctica. lo hacen siempre juntos.±'.`_. Cuando los hombres manufacturan instrumentos o «naturaleza del hombre». No sólo la participación individual en una cultura es contingen- _ducir un mundo. _. Dentro del pensamiento sociológico. (12) La sociabilidad esencial del hombre fue vista claramente por Marx.1- i que nos viene dado en su misma inercia por la propia naturaleza. Ello . fuera de esta'actividád. En seguida. se adhieren a determinados valores. pero es algo por supuesto endémico también en toda la tradición sociológica. crean nuevas instituciones. "\ fe vn). Mucho más importante es comprobar que el sentido común acostumbra verla de modo muy dis- tinto. ' . Y sólo dentro de la sociedadrpueden los produc1 La comprensión de la sociedad como algo enraizado en la exteriorización del hombre. una realidad.constructora del mundo (11). El homo sapiens es un animal social. Las estructuras de la sociedad. algo que ha . distribuyen y coordinan las -mos como sociabilidad innata y esencial del hombre (12). lo que en algún particular . bástenos con decir ¿que una de las ventajas más importantes de la perspectiva sociológica es la continua reducción que realiza de las eritidades hipostáticas que disfrazan la sociedad en la imagi- sado por alto en los recientes intentos de síntesis freudiano-marxistas. dependiendo de un proceso social (el proceso denominado mi socialización). es particularmente importante dado algo de su humanidad cuando se ve compelido a aislarse de los otros hombres. Nos. traduciéndolas en actividad humana. es decir. al que defini- cultura'. (11) La comprensión de la naturaleza humana como siendo ella misma un producto humano deriva también de -Marx. como algo independiente de la actividad humana y I una discusión más sobre el tema. En cambio.11 '_¬2¿'. - 1' -I -4-. con propósitos heuristicos. hiimanosf No tiene un ser propio. no es solamente una creación de la Sin embargo. Esta comprensión es el tajo -que separa la antropologia dialéctica de la antropologia no dialéctica. basada en el concepto de cultura ya mencionado. inventan lenguas. ción del hombre con su mundo en términos puramente individuales. estas . ii' _ _ com@ la actividad.'_ - . sino a la vez.`.hemos limitado a utilizar una definición sencilla y apropiada. pierde | .. en efecto. de la cual 'estas entidades son productos Sin 121 Cual 110 La obra de Mead facilita una base sociopsicológlca indispensable para las intuiciones antropológicas de Marx. ' r f _»-_ _. ni pueden construcción humana del mundo es siempre una realidad ser reducidos de algún modo concreto y determinado de la social. .v.de objetivación.. nación de los hombres.I-as' 1 ¬. del hombre constructora Cïfiäìamlìïxlf-å0q§š producto humano que tiene ésta. aunque la sociedad se manifieste como sólo -uno de los aspectos de la cultura. siempre relativos en cuanto al tiempo y al espacio. La sociedad se constituye ' y se mantiene gracias a la actividad de los s'ére'¡¬. nos sea posible analizar la rela. comprenderemos cómo es posible que nos presente esta apariencia. cuando nos adentremos enel proceso . Esto significa algo más tos'de dichas actividades persistir a través de los tiempos. La sociedad. ocupa una posición pri_vil_egiada entre las formaciones culturales del hombre.¬uf 'mv _ L .~¬. 21 ELEMENTOS SISTEMATICOS t. no pueden encontrarse en la Naturaleza.'_ 20 PARA UNA TEORÍA socioLóGicA _ es sólo unelemento de la cultura.antipodas están respectivamente representadas por Marx y Pareto.momento histórico se nos aparece como «naturaleza humana» es en si mismo un producto de la actividad del hombre . como' un producto de la actividad huinana. sino que la continuidad de su existencia tural deperide de que se mantengan pactos sociales especifi- - cos.sido siempre pa- J' actividades de 1os. encontraremos que la realidad empirica de la _Sus moldes. Si deseamos usar estos términos para indicar algo más que ciertas constantes biológicas. una condición para que ésta se dé. pues._-¬.es debido a otro hecho básico antropológico. siempre e inevitablemente una empresa co ec . sólo -podremos decir que está en 1a naturaleza del hombre pro- útiles. De momento.hombres encaminadas a la construccion que la mera constatación superficial de que el hombre siempre ha vivido en colectividades y de que.

({ . el mundo producido por los hombres adquiere un carácter de realidad objetiva. ELEMENTOS . al fabricar herramientas. un arado. en tanto que lo aplicamos a la sociedad. Sin (13) La necesidadpara la sociología de deshipostatizar las objetlvaciones sociales fue repetidamente recalcada por la metodologia de Weber.Y. É . «el Estado». Subsiste fuera de la subjetividad de los-individuos. . Uno de los méritos evidentes del concepto de ex- » . El mal llega cuando el "u. ' - 2 I 1 1 I l ` 23 1' luntad por la conciencia.. -vez producido.'\ L I ' ' I ¡t. Podemos referirnos a ello de otro modo._f | actúa como preventivo de estos tipos de pensamiento estático.'7'> { ..'1 .if» I. Las grandes hipóstasis sociales (tales coino «la familia». es lo que tratamos de designar con el concepto de objetivación. es evidente que éste puede caer fácilmente en una distorsión de si mismo. ff" . ¬_ \. es el pensamiento humano exteriorizado a través de la actividad humana. \l¬ _ dependientes de la laboriosidad humana._-- sociólogo. pues. la 'herramienta tiene una existencia por sí misma que no puede ser fácil- mente cambiada por aquel que la emplea. Esta transformación de los productos del hombre en un mundo. un producto del hombre. ` 'rm fr'-`¬ I.. diciendo que la vía de comprensión sociológica debe siempre ser humanizante. etcétera) son reducidas por la perspectiva sociológica a aspectos de la actividad humana. Esta objetividad adquirida por los productos culturales del hombre puede predicarse tanto..- teriorización. que a su vez está arraigado en la misma constitución biológica del hombre. A» pesar de que toda cultura tenga su origen y se halle arraigada en la conciencia subjetiva de los seres humanos. que el hombre ha producido. No es que en sí mismo sea erróneo el lenguaje sociológico que emplea los conceptos de «institución››.. enriquece con esta acción la totalidad de los objetos fisicos presentes en el mundo. «estructura››. igual como lo haría un hombre de la calle. que son quienes las han creado (13). piensa en estas entidades como en algo que existe por si mismo y en sí mismo. tanto materiales como inniateriales. debe remitir todas las impresionantes configuraciones de la estructura social a los seres humanos. a veces incluso de un modo que no les sea agradable. El hombre. El «material» del cual la so- embargo. lo que ha quedado dçmdstrado con el desarrollo de la escuela estructural-funcionalista. Aún más. aunque obviamente se trata de un producto humano. El mundo. ff . hipostático. Es fácil de comprender si tomamos el caso de los primeros. una trate estos fenómenos sociales como si fueran hipóstasis in(_. Por causa de ello resulta poco interesante que el sociólogo.__¡ I _: . sisraivuiricos tendrían status en la realidad. este mundo no puede ser eliminado de un plumazo. no es sólo un objeto «exterior›› en el sentido de que quien lo . excepto por motivos heurísticos.' . Una vez producida. es que 6'" .1. que es la sustancia que en realidad subyace en todas ellas.__- __.. En otras palabras. (\ :'› ~. «tipo›› y otros parecidos. del mismo modo que podría caer sobre una piedra. Está formado por objetos.de los materiales como de los inmateriales. desligadode la producción y la actividad humanas. .. 1 1 1' I Ii' rw 4" 1" 22 ' PARA UNA 'rsonfa socionócica _ .fr i .utilice puede caer sobre él y hacerse daño. ï_. «la economía». una vez constituida no puede ser reabsorbida a vo- «función››. Aunque resulta injusto criticar (tal como lo han hecho varios comentaristas marxistas) el método de Durkheim como hipostático. la he- rramienta (pongamos. cuando en realidad es ésta quien las V produjo y quien las sigue produciendo. enraizado en un fenómeno de exteriorización. que no sólo deriva del hombre sino que le confronta como una iacticidad ya exterior a él. _ La sociedad es. Por ejemplo. Q. tan pronto como hablamos de productos exteriorizados estamos implicando que éstos han llegado a cierto ciedad y todas las formaciones que de ella derivan están hechas. se convierte en algo «exterior›› a él. un útil agrícola) puede hasta imponer la lógica de su ser a sus usuarios. tal como lo que es: un mundo. grado de diversidad con relación a su productor. un tocón o cualquier ot`ro ob- . que son capaces de resistir los deseos de quien los produjo.

sino que además sigue siendo real en virtud de 'un reconocimiento' colectivo. Tal como nos ' | `| I¡"| 1 f / cualquier cantidad de. La cultura está ahí para todos. y no sean conocidas por los demás y acep- poner de nuevo bajo su control las vastas fuerzas que desató sobre la realidad. como posibilidades "empíricas. . eli arado puede compelir a sus usuarios a reformar susactivi- y fuera de su propia conciencia. Esta constatación se nos aparecerá clarísima si comparamos| una herramienta perteneciente a la tecnología de una °cuÍtura particular con algún utensilio.-_¬. por ejemplo._¢¬›-Iuv__. las obras previamente citadas de Schutz.. seguirán siendo reales. que en segui- los materiales como a los inmateriales).pensamien1:o como su'_forma de hablar han quedado dominados por unas determinadas reglas gramaticales. Y ello es lo_que los distingue radicalmente de cualesquiera construcciones de la conciencia subjetiva del individuo solitario. La . por la historia del aprendiz de brujo. incluso más efecltiviis.-1»-y-un--. con todo. sino que. El hombre forja instituciones.--I. por más interesante que sea.hasta cierto punto controlarlos su propio creador. . Por el contrario.J il. por lo menos. . un ›-_.. _ :~_-_. aunque no se lo hubie- tos de cultura (debemos repetir que nos referimos tanto a ran propuesto y ni siquiera lo hubieran previsto sus prime- los contraviene..-.`I` & lpfi I __ _ _ 7 7 7. mágicamente surgidos de la nada gracias al fiat del hombre. da se le enfrentan como poderosas y aun amenazadoras constelaciones del mundo exterior. para descubrir luego que se siente culpable así que cultura puede muy bien ser representada. Los poderosos baldes.. El individuo puede soñar con tadas. pueden compartirse con los demás.. Pero la' cultura es ¿también objetiva en cuanto que puede ser experimentada y aprehendida por así decirlo en comunidad. por supuesto. el mundo cultural no sóloues una producción colectiva..-. las vimiento.J La objetividad de la cultura como facticidad compartida nos cuenta esta historia. existirán sólo como fantasmagorias en la sombra. La cultura está ahí. de un modo que se halle de acuerdo de alguna forma con la`propia «lógica interna» del arado. que las institucionse actualmente reconocidas e_n su cultura. no sería igual que aquel que primeramente puso las fuerzas en mo- desacuerdo que él se halle con ellas. Esta misma objetividad caracteriza a los elementos inmateriales de la cultura. Esto significa que los obje- dades agrícolas.J instituciones de la sociedad de dicho individuo. el . adquieren movimiento propio e independiente.. Y. ¿P "23 -nf f | ¦ n'. Pero este poder. ` (14) Para el desarrollo de la comprensión de la objetividad compartida cƒ.. Pertenecer a una cultura significa compartir con otros un mundo particular de objetividades (14). es también posible que el hombre encuentre al fin -un poder mágico adicional que le permita -hombre se ahogue en la' inundación que él mismo ha producido. El hombre crea unos va- lores. Y desde este momento siguen acarreando agua según la lógica inherente a su propio ser. por muy en En otras palabras. que formafiparte de un sueño. cultura es objetiva en tanto que confronta al hombre con 1) constitutivos inmateriales. Peroen tanto que dichas «imaginaciones sociológicas» ¡queden confinadas dentro de la propia concienc-ia del individuo. que muy bien podrian ser más interesantes. pues.4- 24 ELEMENTOS s1sTEMÁTicos ' PARA UNA TEoaíA socioLóoicA 25 un conjunto de objetos que existen en el mundo exterior jeto natural.. . e incluso afectar a otros aspectos de su vida.n-ru-nIIIfl1I-I-II¢f~9II\lI':n`¦ . El hombre inventa un lenguaje'. y ello es mucho más importante. pero luego descubre que tanto su. La relación entre hombre y interesa aún más abordarla con referencia a sus elementos ros constructores. disposiciones institucionales. puede también ocurrir que.. "hasta que al fin sólo muy dificilmente podrá . Á Existe un doble significado de la afirmación de que la cultura está garantizada por el status de objetividad.¢›-.

La objetividad coercitiva de la sociedad puede. A menos que viva en una locura.'. mucho más «resistentes››. solipsista. . la fundamental capacidad de coerción de la sociedad no radica tanto en los mecanismos del control social como una realidad externa a él mismo. que la liza para comprender cualquier otro objeto colocado fuera de su mente y. y castiga si es preciso la conducta sociedad es un producto de la actividad humana que ha al- fi" . \ . El ejemplo más claro de ello lo constituye el caso del lenguaje.. la sociedad.es aprehendida comúnmente por el hom- bre como algo que equivale virtualmente al universo físico en su presencia objetiva.. por lo tanto. La sociedad dirige. Pero sí significa que ninguna construcción humana puede ser adecuadamente considerada un fenómeno social a menos que haya logrado ese grado de objetividad que compele al individuo a aceptarla como algo real. controla.› I 'il guirá entre estas fantasías y la realidad de su verdadera vida en la.. ff. . 1:1. 1 no significa que todas las sociedades son variantes de la ti- ranía. Desde que el individuo topa con ¡la ¡sociedad ' fueron fundadas por el consenso. es decir..f1":¬ (15) como en el poder de autoconstituirse y de 'autoimponerse como tal realidad. No es suficiente.. \ canzado el grado de realidad objetiva. {_' ' gl. trolable por ella. ". y no con»-. Las formaciones socia- les se integran en la experiencia del hombre como elementos de un 'mundo objetivo. ¡-. puede subeder -y a menudo sucede-. que se atreva a negar que el lenguaje es un producto humano. extraño a la conciencia subjetiva.. f'-. en aquellos procedimien- efecto. la sociedad que se automanifiesta a través de su poder coercitivo.` I «colocar de nuevo en su sitio» a hombres O grupos recalcitrantes. En su mayor momento de apoteosis (palabra no escogida al azar.. .`. Para conseguirlo debe salir fuera de si mismo y comprometerse básicamente . puede llegar incluso a destruir al individuo. una «segunda naturaleza». Sin embargo es importante fijarse en que la instituciones sociales por separado. sobre todo. Las instituciones políticas o legales son ilustraciones obvias de ello. Difícilmente encontraremos a alguien.que sus actividades le aparezìaan' oscuras a su comprensión. es decir." \_. ser apreciada más claramente a través de sus procedimientos de control social.H -_._ /T” I. sanciona. La prueba final de esa su. por supuesto. a la voluntad individual. Cualquier En la discusión sobre la objetividad de la sociedad seguimos de cer- ca a Durkheim. Cƒ.»f†¬' Í I' La misma perspectiva podríamos aplicar..»-. como veremos más adelante) la sociedad como facticidad coercitiva y subjetivamente opaca (15)I En Í. Esta realidad le marca un determinado contextoy se lo impone prescindiendo desus afioranzas o de sus deseos. (fi 3 »-- . § I r. . Hay que decir además que la sociedad es actividad humana objetivada. decir que la sociedad es algo enraizado en la actividad humana. hay que subrayarlo. (10-. NO conseguirá descubrir por la introspección el significado de un fenómeno social. \ 1' 4. .f¢. Las de la sociedad son. incluso en aquellas que ' ft.. El individuo puede recrearse en la contemplación de diversos ti- ff" f:-fr 1. distin- 27 I ._. O. -L.. Esto. tos específicamente calculados para «volver a su cauce» o misma objetividad coercitiva está presente en la sociedad como un todo y a la vez está en todas y cada una de las pos de sociedades e imaginarse a si mismo en varios contextos.'. por más ajeno que sea al análisis sociológico. en cambio. La experiencia que de la sociedad tenemos es la de algo dado «allí afuera». sociedad. ._ ¿ . especialmente las previamente citadas Rules of Sociological Method. en otras palabras. . I . en el mismo tipo de encuesta empírica que normalmente rea- a ese segmento de la cultura que llamamos sociedad.. Las representaciones de fantasía solitaria i ' U ofrecen poca resistencia.'- I I | P i-r'. por supuesto. La sociedad confronta al hombre individual.realidad objetiva es su capacidad de imponerse por encima O a pesar de la reluctancia de los individuos.' b ^_ 3 -'«- (¡_ r f 26 PARA UNA TEORÍA sociotóoica ELEMENTOS sisTEiviÁTicos nï'.[fin <. f.?= ti- ¡_| 1 . esto es. \.

Tampoco existen. el individuo puede tener muchas interpre- raleza de ser que la de ser una creación humana.. «castigos›› por contravenir estas normas.dëtei-¡ minan qué es correcto y qué incorrecto. de que es un universo discursivo ya preparado y colectivamente reconocido a través del cual los individuos pueden comprender a los demás y a sí mismos (16). Ésta no tiene otra natu- dida dentro de las estructuras significantes del mundo social. y existirá sólo en cuanto los hombres siguna ley de la naturaleza para explicarnos el -desarrollo de lengua inglesa se presenta frente al individuo como una rea- 'sì ¡_ . también deriva de_ Durkheim. y que son válidas objetivamente. _ . _ La objetividad de la sociedad se extiende a todos sus elementos constitutivos. Por fcierto.23 I ' U LH* ' . Este mundo abarca la biografía del indi- imaginación y hasta de los caprichos. humanos.. Pero cualesquiera inglesa. . que tuvo su origen en acontecimientos humanos es-. y no pueda cambiarlas a voluntad. Linguisti- I .f sean est-as autointerpretaciones lo que de verdad quedará de la biografia de un individuo es la interpretación objetiva que la localizará' dentro de un marco de referencia colecti- actividad humana. no sólo por impe- rio de la ley. a menos que. no podemos invocar nin- sólo es objetivamente real en cuanto puede ser comprehen- guna leyfi de la naturaleza para explicarnos el desarrollo de una lengua. un mundo solipsista y se sustraiga de la realidad común. la propia biografia del individuo lógicas a-las fantasias del lenguaje. la ocupación. especialmente Les cadres sociaux de la mémoire (Parris. Meillet.'son algunas 1 1 de las interpretaciones «oficiales›› de la existencia de un in- I dividuo. Champion. de nuevo. sino por la Icapacidad fundamental de la so- ciedad de otorgar realidad. | '| l bien como una lengua extranjera. elestado civil. la vida de un indi- 1 l 0 -. Instituciones. el propio indi- cundarios.. Y además.. El nombre. La lengua taciones totalmente subjetivas. El tos personales pertinentes. por supuesto. habitar un mundo. En otras palabras. se desarrolló a través de la historia merced a la II . A.. la existencia de dichas normas es una condición viduo. individuo debe aprenderlas. las -obras de Maurice Halbwachs sobre la memoria. que a los demás parecerán extrañas 'o. se encierre en. \ ` Z_1f' frontar su autointerpretación. Más bien la lengua inglesa que pueda disponer.J' 28 PARA UNA TEORÍA soc1oLóoicA ELEMENTOS s1sTEMÁTicos 29 ø 0 a lenguaje es el resultado de una larga historia de inventiva. como realidad objetiva. la descendencia legal. l_a cual se desarrolla como una serie de-sucesos dentro que los órganos vocales imponen ciertas limitaciones fisio- de este -mundo. y aunq'ue puedan existir diferencias de opinión respecto a puntos se- ` |l||' la ciudadania. Sus reglas están establecidas objetivamente. Para una discusión sobre el lenguaje en términos estrictamente durkheimianos cƒ. tro de uii rn¡'undo social que tenga por si mismo ese carácter de rea_lidpd|objetiva (17). 1952). permite al hombre _. 1952). personajes e identidades (16) La comprensión del lenguaje como paradigmático para la objetividad del fenómeno social. |¦ que historique et linauistique générale (Paris. Los hechos objetivos de esta biografía podrán mínimamente averiguarse consultando los documen- lidad objetiva. . bien como su lengua materna. totalmente incomprensìbles. Y lo que es más.17 \ _ -11 vamente admitido. para darle mayor validez. etc. com- fracaso en el colegio._J _) ~..ÍJ f ' 1 1 -1- «. como el J/ -. Presses Universitaires de France. A pesar de viduo. pecíficos. o dificultades que sobrevienen en parándole con las coordenadas objetivas de su biografia de la vida adulta.(17] Para la localización de la realidad de las autointerpretaciones en un mundo social real objetivamente cf._/ viduo aparecerá como una realidad objetiva a los Ojos de los demás y a los suyos propios sólo si se halla localizada den- es objetivamente real en virtud del simple hecho de que está ahi. la inglesa por ejemplo. La sociedad. buscará con- previapara el buen uso de la lengua. Existen normas objetivas del inglés' que . que debe reconocer como tal O sufrir las con- secuencias. pues estos castigos no constituyen la realidad objetiva de la lengua inglesa.

puede nos como éste con las objetivaciones que de nosotros mismos hacemos. pero debe interpretarlo tanto si i le gusta como si no. que ahora la sociedad funciona como una entidad forma- tiva de la conciencia individual. 1 y s. externa y coercitiva. Esta aprehensión. l 1 /' marido. -al confrontarse de colocarse una vestimenta o un adorno. sino que sea de sí mismo dentro de su propia conciencia..representar las objetividades institucionales.¦¡. Cuando interpreta estos papeles el individuo se aviene a. resulta posible la socialización (19)._y pres/` A -. padre. producido por la exteriorización de la conciencia. Por ello. c ión in ternar procede de Mead. El mundo de las objetivaciones sociales. Puede asumir su papel aceptándolo' como si Í servar una conciencia de sí mismo como algo s parado de su papel.iii* ña. La sociedad asigna al in- 1 El concepto de «papeles a representar» como funciones objetiv sestå elaborado con una combinación de los-puntos de vista de Mead y de Duächeirn. los modelos de marido.de135«conversa Y S. al mismo tiempo que los aprehende como fenómenos de la realidad externa. sin embargo.. Por ejemplo._ J }' 1h' \. 1953) pgs. la familia como institucionalización de la sexualidad humana en una determinada sociedad es aprehendida y experimentada como 1' -1 K r /' Â' (lr _\ /_' -Í" _ /- 1 una realidad objetiva. Así. o que se comporte como tal según los mo- sostener una conversación interna consigo mismo 'en tanto que «arzobispo››. Y como tal lo aprehendemos. lo que' es más básico. imponiendo a los individuos unos modelos pre- I vios en esta área particular de su vida. Es decir. sin-o también un repertorio' de identidades dotado del mismo status de realidad objetiva. La interiorización es más bien la reabsorción por la conciencia del mundo objetivado. Por ejemplo. aunque tanto ellos como dicho mundo no son a la vez sino meras producciones del hombre. -porque le obliga a ello la descripción objetiva del mismo. padre -o tío. Más aún.If 1 l tio. ta-l (18) dividuo. En otras palabras.. en tanto que «yo intimo». H. la objetivación de la actividad humana sigiiifica que el hombre deviene capaz de objetivar una parte como son aceptadas por los demás y por sí mismo.-ì¬. Mina. Para los de este último al respecto cƒ.«. en últi- fuera un objeto cultural del mismo modo como si se trat_ara I ELEMENTOS s1sTEMiiT1cos ma instancia. págs.(London. el individuo. La misma objetividad hay que atribuir al papel que se supone que el individuo ha de desempeñar en el contexto de la citada institución. no puede aún ser considerada como interiorización. ^ ' I ' - concepto Se”(19) and El Society. pues se da como la aprehensión del mundo de la naturaleza. de manera que las estructuras de este mundo llegan a determinar las estructuras de la propia conciencia. el individuo aprehende var1os¡elementas del mundo» objetivado como fenómenos interiores de su conciencia.o . En la medida en que la interiorización se ha cumplido. queda' frente a esa conciencia como una facticidad exterior._. quedando entonces éste en relación a aquélla como á l la máscara del actor respecto a su «yo real». Por ejemplo. están _objetivamen_te definidos como modelos de conducta 1 l cindiendo de que sean meros accidentes de una existencia individual-(18).-3 E14 1 a sí mismo con las figuras de sí mismo que son generalmente utilizadas como elementos objetivos en el mundo social. La institución »está ahí. pues. padre o tío. Cƒ. Realmente sólo a través de diálogos inter- individual. Puede Ílcluso con- 1' 31 dos de pensar de la sociedad en cuestión. Cohen & West. se espera que sea un hombre. Sociolooy and Philosophy. Í _ i I I l l l l O -1 ._ 1 . ' 30 PARA UNA TEORÍA soc1oLóoicA 1' 7Í' existen como fenómenos reales y objetivos en el mundo so- f""` cial.. sino también una identidad concreta. no se espera sólo del individuo que actúe como marido. no sólo un juego de papeles. la sociedad no sólo contiene un conjunto de instituciones y ipapeles'utilizables objetivaniente. incluso aunque suceda que éste no disfrute especialmente de la ceremonia. . puede también decir que ese papel no le gusta o que no 'está de acuerdo con algún detalle._ 1 1 l . y.

La apropiación interna del mun- gún las reglas y programas institucionales de dicha sociedad. través deprocesos sociales. Se convierte no sólo en alguien que posee esos significados. 1 _ . La socialización puede. sin embargo.32 PARA UNA TEORÍA soc1oLócicA _ Cada sociedad que pervive en el tiempo afronta el problema de transmitir a las generaciones siguientes sus sig- ELEMENTOS s1sTEMÁTicos 33 las ideas básicas de una sociedad determinada. hay diferen- tidad diciendo que el individuo acaba por llegara ser exac- tamente tal como los demás lo ven y creen que es cuando se dirigen a él. '-c 'uu _ ' 19 G. tes grados de éxito en el proceso de socialización. una dimensión Esta afirmación se vuelve menos vana si se añade que la crucial que no podremos captar adecuadamente si nos refe- interiorización de un mundo depende igualmente de la sociedad. sino que además se identifica con ellos ly es modelado por ellos. mayor será ladificultad de mantener a ésta como una empresa viable. bajo forma alguna empíricamente reconocible que vaya más allá de las observaciones biológicas. socialf. El éxito del proceso de socialización depende del esta- riorizan las identidades socialmente asignadas. es decir. La nueva gene- ración es iniciada en los significados de la cultura.conciencia un significado equivalente subjetivamente dado. ¡ ' . Cabe agregar que el individuo se apropia del mundo a través de su diálogo con los demás.J y la realidad subjetiva son creadas por una misma dialéc- individuo totalmente socializado. . . ya-que se afirma entonces que el hombre es incapaz de concebir y compendiar su experiencia de un modo significativo. | _ . sino en quien ~ .. La socialización tiene. Los procesos que interiorizan al mundo socialmente objetivado son los mismos que inte- los representa y los expresa.identidades que configuren su estructura científico el decir que es imposible ser O llegar a ser humano fuera de la sociedad. Cuanto menos exito -tenga el proceso respecto a la interiorización de al menos (20) El término «individuos significativos» también procede de Mead. li 1 . por supuesto. Un éxito considerable establece un alto grado de simetría objetivasubjetiva. los procesos por los que cada nueva generación es ensenada a vivir se- una tradición' que asegurase su pervivencia en el tiempo. Los hace suyos. aunque sólo fuera por la variabilidad biológica de los individuos. y. cada uno de los significaï dos objetivamente dadosen el mundo social tendrá dentro tica (utilizamos aquí el término en sentido etimológico literal) entre cada individuo y los demás «individuos significativos» que se hallan a c r O de sociabilizarle (20). ser descrita psicológi- do por el hombre debe también ser efectuada dentro de una colectividad. \ s . Como es sabido ha alcanzado gran circulación en la psicología social norteamericana.ff . Resulta posible resumir el procesd ríe' formación dialéctica de la iden- de sú. aún más. Si imagino un I . aprende a particpar en las labores establecidas y a aceptar tanto los papeles como las ._a_ menos que tal concepción le sea transmitida a rimos'-solamente a un proceso de aprendizaje. los convierte en sus significados. Una sociedad así no se hallaría en situación de establecer nificaciones objetivadas. mientras deficiencias de socialización pueden generar diversos grados de «asimetria››. Esta socialización total es empíricamente inexistente y teóricamente imposible. Sin embargo. Se -ha convertido en un lugar común socio- camente como un proceso de aprendizaje. La actividad humana constructora del mundo es siempre una empresa colectiva. Este problema se resuelve por me- dio de los procesos de socialización.. La identidad subjetiva blecimiento de tma simetría entre el mundo objetivo de la -sociedad y el mundo subjetivo del individuo. El individuo no sólo aprende los significados objetivados. El individuo es socializado para que sea una persona determinada y ocupe un lugar en un mundo determinado. ` ' ¡_ 'E -4-¡P Si -'Md .

Pero este mundo objetivo es también aprehen- orden social. pues.- ... acepta el papel que en ellos le ha sido asignado y aprehende su propia identidad en los términos que le marca dicho papel. bien con otros igualconversación se interrumpe (la esposa muere. Tíos. pues. proyectos y motivaciones de la vida. Por ejemplo. Ipso facto. 'É ' La interiorización implica. -_. se le ocurre desear ser otra cosa. sobrinos. Este último punto 'es muy importante.s1s'rEMÁ'r1cos . En otras palabras. El individuo puede ahora mirar den- tro de sí mismo. La razón por la cual . dad es. La dificultad de mantener en marcha un mundonse expresa psicológicamente al través de la dificultad de que di- los particulares tipos de parentesco de sangre aceptados en la sociedad a que pertenece.. En este punto y asumiendo cierto éxito del proceso de sociabilización la ìntrospección K ¢ 1 ø O O -f' L. i . Si vive mantiene como realidad subjetiva a través de parecidas con. 0. ` \.- já.4. el mundo comienza a tambalearse. o se abandona el' medio social en que uno ha nacido). Sus actitudes hacia las demás personas y sus motivaciones para sus acciones específicas son endémicamente las propias de un tío. Y ni tan sólo -si el proceso de socialización ha sido un éxi- cho mundo se mantenga subjetivamente plausible' 'E1 mun- do se construye en la conciencia del individuo piar el diálogo con aquellas personas más significativas de ent e sus semejantes (tal como padres. amigos. pero traerá como compensación el 'pensamiento consolador! de que su vida se verá prolongada en la de ellos. el individuo se apropia como de una realidad de ser. conce- desaparecen. ya que implica Í › *I ¢ (i f. no sólo interpreta el papel de tío. Los programas instituciona- 1' 1' les establecidos por la sociedad son subjetivamente reales dido ahora como algo subjetivamente pleno de sentido. fjf en una sociedad que ha establecido la institución del tío versaciones. El individuo se apropia de la realidad de las instituciones simul- que la socialización nunca podrá completarse. camaradas).'|I1. sino algunas de tipo matrilineal).. que la facticidad objejetiva. asociados): Si esta birá todo el desarrollo de su vida y su biografía (pasado. Por lo cual. sino que realmente és un tío. comparables en cuanto a facticidad a las especies animales o a las rocas. . los amigos como una institución central de gran significado (no la nuestra. \ 1'. que deberá 1 ELE1vn'-:N'ros .'_ i' ` -L* . uno de los más importantes imperativos del Í i tiva del mundo social se vuelve además una facticidad sub- i I 1 un mundo objetivo exterior a él. es que nuestra conversación con las personas significativas no suele permanecer inte- I .la 'mayoria de nosotros ignoramos la mayoría del tiempo esta precariedad.I. El mantenimiento de su continui- I 35 como actitudes. a perder su ob- presenta y futuro) a través del prisma de su «carrera›› como mente significativos (cónyuge. tío. hermanos. son cosas que existen en una realidad objetiva. en las profundidades de su ser subjetivo. 'En éste'caso'. maestros.' F táneamente ala asunción de su papel y su identidad. Su opacidad inicial (imaginémonos el niño que ha de aprender el «qué›› y el «cómo›› de ser tío) ha sido convertida en unã transparencia interior. . entendámonos. M. bien con los mismos seres. El individuo afronta las instituciones comodatos de I ¡ I rrumpida muy a menudo. pero ahora son también datos de su propia conciencia. 34 PARA UNA TEORÍA soc1oLóc1cA .todavía del mundo cuelga del finísimo 'hilo del diálogo. Éste es el lado subjetivo de la precariedad que antes señalábamos de todos los mundos construidos por e1~hombre. 'H ¡-1. 1 ¦"'¬-1.un proceso permanente durante toda la vida del individuo.' el mundo socialmente objetivado es . que tanto su identidad como el mundo conservan para él su realidadsolamente en cuanto este diálogo prosigue.F”.. l aprehendido como una facticidad exterior. ` I II. y descubrirse a sí mismo como tío. Ciertamente ello le exigirá a veces sacrificarse por sus jetiva plausibilidad. la realidad subjetiva .I 'I ff" \ -_ f ¡'- sobrinos. ill mundo se to-.

Es decir. sin embargo. individuo se efectúa de modo dialéctico (22). Subjetivamente.J 0 . \ Í. Más aún. y. Un orden lleno de sentido. en la que el individuo 1 resultaría un producto de la sociedad. 1951) Cƒ.hace seguir siendo persona y mantener abierta su «biografía». darle la vuelta al concepto de anomia. que incluye asimismo las fases de exteriorización y objetivación. qúedaïimpuesto por encima de las diversas ideas y mundo social. como si dijéramos. de Weber sobre la posibilidad de Verstehen. ésta su continua participación en el lenguaje. una ordena- le . Y no es solamente la interio- rización lo que forma parte de la amplia dialéctica de este último. como psicólogo o sociólogo positivista). En este sentido la relación del ca base ontológica del lenguaje en cuestión. sino que éste se apropia activamente de él. una vez que el individuo está formado individuo con el lenguaje puede ser tomada una vez más cçmo 'un paradigna de la dialéctica de la socialización. Cƒ. šìs. y. con una identidad subjetiva y objetivamente reconocible debe seguir participando en la conversación que de este' modo. El proceso de interiorización debe interpretarse siempre como un mero momento del amplio proceso dialéctico. instituciones e identidades) no es absorbido pasivamente por el individuo. podría unir las proposiciones aparentemente 37 lo hallaremos. Más aún. continúa manteniéndolo como una realidad. con lo que describiríamos erróneamente el fenómeno social. 2†1|y| s. seguirá siendo un co-productor del mundo. y por tanto también de sí mismo. Antes bien. debe por lo menos continuar dando su asentimiento a aquellas que le autoconstituyen contradictorias de Durkheim sobre la aopaquedad» subjetiva de los f nómenos sociales y. El lenguaje se enfrenta al individuo como un elemento de facticidad objetiva. . inerte. en la consi (23) El vocablo «nomosn deriva indirectamente de Durkheim. No importa que su poder para cambiar las definiciones sociales de la experiencias de los invitados (23).'\ la -F1 X. Incluso si su opinón es contraria a esta co- 1 producción (digamos. su formación 1 I › i l i se efectúa en el curso de una conversación dilatada (en el sentido literal de la palabra).~¡ | I i ' . 173 y si del proceso dialéctico como un elemento formativo tanto de si mismo como del mundo. sino que la misma socialización del. Ahora resulta comprensible la afirmación de que el mundo socialmente 'construido es. cabe decir' que el indi- ticipante activo. En el curso de esta interacción. es una parte de la actividad humana. › Si no lo hiciéramos así nuestra tesis parecería una descrip- ción del determinismo mecanicista. su desacuerdo entrará a formar parte precisamente nificaciones institucionales (21). . op. H ' ' ¡F | ~ ' A (22) El carácter dialéctico de la sociabilización queda exp adpl en ifs conceptos de Mead sobre el ¢Yo» y el «mi mismo».porque él y otros como él continúan empleándolo. El individuo no es modelado como si fuese algo pasivo. Illinois. él se apropia del lenguaje al entrar en interacción ligüística con los otros. un nomos. cit._/ \ \ J) .ø . el mundo social (con sus respecti- (21) Nosotros defenderíamos que esta afirmación de laintrospección como un método viable para la comprensión de la realidad social después de una sociabilización realizada con éxito. por supuesto. Free Press. Decir que la sociedad es una empresade construcción del mundo es decir que es una actividad ordenadora. legisladora. el individuo inevitablemente modifica el lenguaje. El individuo continúa siendo el co-productor dei ción dela experiencia. I .li .". tanto respecto al lenguaje como al mundo socialmente objetivado como un todo. incluso si se trata de un gramático formalista que en su teoría negará la validez de estas modificaciones. En otras palabras. El presupuesto para ello realidad sea pequeño quizás. . El primer desarrollo I de este último podemos encontrarlo en Suicide (Glencoe. en la cual él figura como parvos papeles.36 A ELsMEN'ros s1s'rEMÁ'r1cos ' PARA UNA 'rEoRíA soc1oLóc1cA se vuelve un método viable para el descubrimiento de sig- como persona. que es la úni- viduo sigue «dándole la réplica» al mundo que lo formó. como ya indicamos anteriormente. a través de. como persona. especialmente págs. como la causa produce el efecto en la naturaleza. El lenguaje existe. principalmente.

es sin- ma común. COIHO 'Ca El hecho del lenguaje.` ¬. y como lo veremos algo más tarde.nteI"' (24) La definición de Ia acción social según el pensamiento procede de Weber. deba producir desde entidad así nombrada. Se 19' . además.ïQd0s 103 decir.. que propone un nomos totalizante. Vol. etc. Al igual que no puede . es nombrarla implica además un orden que abarca. Las implicaciones de esta definición para el «niundon social fueron desarrolladas principalmente por Schutz. El hombre.. lo que es igualmenåe válido. a cada concepción normativa del mundo a expandirse hacia . 25 El término atotalizacióm deriva de Jean-Paul Sartre.niviEN'i¬os sisrsiviãricos titución biológica del homo sapiens. al que le han sido negados los mecanismos biológicos con que los demás la sociedad no alcanza nunca la totalidad..tanto objetiva como subjetivamente. se ve compelido a imp her su pror`- f' El mundo social constituye un nomcs -un todo regido pio orden a la experiencia. un_ 0I`den fundamental de interrelaciones al añadir la sintaxis . ¿psc ƒacto.I 38 ¡ I!1. Si la actividad ordenadora-de sociedad se considera «conocimiento››. Cada sociedad.). que es la consecuencia histórica de la actividad e muchas generaciones de hombres en dar nombres a las co- se expande como interacción social tiende a abarcar áreas cada vez más amplias del pensamiento común. por supuesto. Realmente. incluso considerado en si'm1Sm0› Due' de fácilmente ser calificado como la imposicion delsorden a la experiencia. o.Y el mismo comienzo una norma que abarque todos los significados y experiencias de los indilviduos participantes. tampoco faltarán nunca las intenciones individuales que queden al margen de la nor- tica más precisa (el elemento es macho o es hembra. Puede decirse que cada lehgüale constituye un nomas en formación. cabe admitir que el alcance de la norma común que 1 ||¡› 'If I ' laigramátioa al vocabulario. retirado del fluir y adquiere estabilidad como una esta ordenación de la experiencia acompaña a odo tipo de interacción social. El lenguaje provee. Cƒ. I (Paris. no tenemos empíricamente a nuestra_disposición). Esabsurdo sas.Cfmflw del la 2301301» dialectique. Gallirnard. Si se puede imaginar una sociedad en sus comienzos (algo que. con : ' respecto a lo que «sabe››. Y el a°t° de portancia considerable para la comprensión de la existencia social.~ _ animales están dotados. Seria erróneo deducir de ello que ésta. consecuencia normativa de la interacción social. no es aquello. El acto primario en este sentido consiste_en decir que algo es esta y por lo tanto. Es imposible 118211' G1 1'. existe una lógica inherente que impele elementos que pueden ser lingüísticamente objetivados. y moroed 8 9113. Durante la creación del lenguaje. 1960)1 / I U \' ' O I | Í ' . es un nombre o un verbo..o08n0S°1t1V0 ° ' vanta el gran edificio Y 1101`matÍV° q_ue en una otras áreas de significación. Sin embargo.Y por leyes-. Esta incorporación primera del elemento en cuestión a un orden que iiiollfye ya otros elementos. las experiencias marginales de los individuos so`n de una im- gular o plural.existir el individuo completamente socializado. impone un orden comun de i. sí en cambio puede describirse como totalizante (25). /""f PARA UNA 'ri~:oRíA socioLóGicA i:i.€H8\1ale sin'pårtidipavr'en este orden. El nomols objetivo nos es dado en el proceso de objetivación. es seguido P°1` una desïånaclófl 11I'18`l1_ÍS' imaginar que esta norma llegue a incluir la totalidad de las I 39 0 intenciones individuales. La socialidad del ho bre presupone el carácter colectivo de esta actividad or ënatoria. Cada acción social implica que'una intención individual es dirigida hacia otros y la permanente interacción social implica que las diversas intenciones de los actores están integradas en un orden de intención común (24). El lenguaje lo hace al imponer una d{f€I'€_I1ciación y una estructura al flujo constantede la experienolaCuando un elemento de la experiencia recibe un nombre es.

40

t

PARA UNA 'rEoRfA socioLó<;icA

ELEMENTOS SISTEMÃTICGS

pretación de la experiencia, el cual se convierte en «conocimiento objetivo» gracias a los procesos de objetivación ante-

social, o anomia, constituye para el individuo una gran amenaza (26). No sólo porque en casos asi el individuo pierde

riormente tratados. Sólo una parte relativamente pequeña
de este edificio está constituida por teorías de cualquier tipo,

unos vínculos emocionales que le satisfacen, sino porque sus
experiencias carecerán de orientación. En los casos extre-

y ello a pesar de que el «conocimiento›› teórico es particularmente importante a causa de contener en si el cuerpo de
las- interpretaciones «oficiales» de la realidad. La mayor parte del «conocimiento socialmente objetivado» es preteórico
Consiste en esquemas interpretativos, máximas morales y
resumenes de sabiduria tradicional que el hombre de la calle
comparte frecuentemente con los teóricos. Las sociedades varian en el grado de diferenciación que alcanza el conjunto
de sus conocimientos. Pero participar en la sociedad es ser

mos puede llegar a perder su sentido de la realidad y de su
idãntidad. Se vuelve anómico en el sentido de que carece
de-un mundo. Al igual que un nomos individual se construye
y se sostiene en la conversación con personas significativas,
el individuo cae en la anomia cuando esta comunicación con

los demás, es radicalmente interrumpida. Las circunstancias
de esta ruptura nómica pueden, por supuesto, ser muy variadas. ,Pueden 'comportar además fuerzas colectivas muy
amplias, como por ejemplo la pérdida del status de todo el
grupo social al que el individuo pertenece. Pero también

también partícipe de sus «conocimientos››, es decir, convivir

en su nomas.

41

_

pueden tener una importancia menor, meramente biográfica,
cofmo la pérdida 'de contacto con la gente allegada a través
de la, muerte, el divorcio o la separación fisica. Podemos hablar, pues, de estados individuales y de estados colectivos de

El nomos objetivo es interiorizado en el curso de la socialización. El individuo se apropia de él y lo transforma en
su propia ordenacion subjetiva de la experiencia. Es en virtud de esta apropiacion que el individuo puede llegar a «dar

aiiomia. En ambos casos, aquel orden fundamental por el

un sentido» a su propia biografía. Los elementos que discrepan en su pasado son ordenados de acuerdo con lo que él
«objetivamente sabe» respecto a la condición de los demás y
al la suya propia. Su experiencia del momento se integra en

El individuo, entonces, no solamente comenzará a perder
sus convicciones morales con desastrosas consecuencias mo-

e mismo orden, aunque éste deberá quizá ser algo modifica_

rales, sino que también comenzará a dudar de sus conviccio-

do para permitir esta integración. El futuro alcanza una forma de pleno sentido, gracias a que ese mismo orden es proyectado en él. En otras- palabras, vivir en un mundo social
es vivir una vida ordenada y llena de sentido La sociedad

nes cognitivas.;El mundo comienza a temblar en el mismo

que el individuo da uii «sentido›› a su vida y reconoce su

propia identidad se halla en un proceso de desintegración.

momento en que empieza a faltarle el diálogo con los demás
que le sostenía.
' Así, pues, el nomos socialmente establecido puede entenderse, en su sentido quizás más importante, como una de-

es _1a_8Hardiana del orden y del sentido de la vida, ng S610

objetivamente a traves de sus estructuras institucionales
'
~ ›
.
.
sinottambien
subjetivamente,
en la estructuración de las7
conciencias individuales.
i

(26)

La adaptación del término anomie -en francés en Durkheim- al

inglés anomy en el original de este libro -y a anomia en la traducción
al castellano---se ha .adoptado solamente por razones estilísticas, pues si también lo han hecho sin reparos la mayoría de sociólogos norteamericanos, no
asi Robert Merton, que -quería integrar el concepto dentro de la teoria estructural-funclonalista. conservándole la grafía francesa.

Es por estarazón que la separación radical delnmundo

1

.V

J

vn"
.._

.W
.-.__\
o
u

."~.

'. ' '

O

`

.

.-,.

,
.IU

.

w

.ii

_ .uff

I.

'U

€l';¬-\.
I*

42

I

PARA UNA 'rEoRfA socioLócicA
ELEMENTOS sisTEMÁricos

F1!-\.
NJ'T.

fensa contra el terror. Dicho de otro modo, la función más
normas. El presupuesto antropológico de esto último es la

situaciones en las cuales es empujado hacia aquellas fronteras del orden que delimitan la rutina de su vida cotidiana, o

vehemente aspiración del hombre a dar un sentido a las cosas, que parece tener la fuerza de un_instinto. Los hombres

marginales suelen darse en los sueños o en la fantasía. Apa-

están congénitamente impelidss Í :imponer un orden signi-

recen en el horizonte de la conciencia como frecuentes sos-

ficativo a la realidad. Y este ord n, a su vez, presupone la

pechas de que el mundo puede presentar un aspecto'_distinto
del, nprmal, ,es, decir, que las definiciones previamente aceptadas de la realidad pueden ser frágiles e incluso fraudulentas (29). Estas sospechas se van extendiendo tanto a la iden-

importante. de 'la sociedad es la creación de un mundo con
I 1

empresa social de ordenar la construcción del mundo. Que-

dar separado de la sociedad expone el individuo a unamultiplicidad de peligros que es incapaz de afrontar por si solo,
y, en el caso extremo, le expone al peligro de laextinción
inminente. La separación de la sociedad provoca' también en

/'

4-

.I

E»:_'-¬.

/,._.
'\.

I.
I

(`

de ruinosas metamorfosis. Cuando estas sospechas invaden
las áreas centrales de la conciencia, configuran lo que la

moderna psiquiatría llamaría neurosis o psicosis. Cualquiera
sea la aceptación que merezcan estas configuraciones desde
el punto de vista epistemológico (aunque digamos de pasa-

cual el individuo queda sumergido en un mundo ,desorde-

da que los psiquiatras las adoptan de modo bastante teme-

nado, loco y absurdo. La realidad y la identidad son malig-

rario, quizás precisamente porque se hallan firmemente

namente transformadas en figuras faltas de sentido' y llenas
de horror. Estar dentro de la sociedad es -«estar sano», pre-

arraigadas las definiciones sociales habituales, «oficialesi›,

cisamente en el sentido de estar escudado contra la «insa-

duo proviene de la amenaza que constituyen para aquel no-

nia›› final de este terror anómico. La anomia es a veces tan

mas que hasta entonces les resultaba convincente. En este
sentido, la situación marginal por excelencia es la muii?te (30). Al asistir a la muerte de los otros (especialmente e

insoportable que el individuo llega a preferir la muerte. In-

versamente, la existencia en un mundo nómico puede ser
buscada a costa de todo tipo de sacrificios y sufrimientos,

de la realidad), el profundo terror que causan en el indivi-

incluso a costa de la misma vida, si el individuo cree que

los más significativos), al imaginar anticipadamente la propia,
el individuo se siente fuertemente impulsado a poner en

este sacrificio último tiene nómicamente un sentido (27).

duda los procedimientos cognitivos y normativos ad hoc de

La cualidad de «refugio›› del orden social resulta espe-

cialmente evidente si damos una ojeada a las situaciones atipicas o marginales de la vida de un individuo, esto es, a. las

!

i

tidad propia como a la de los otros, planteando la posibilidad

que están basadas en la raíz antropológica 'de la sociabilidad.
Y el peligro último de esta separación es la pérdida del sen-

f; «
J

es llevado más allá de las mismas (28). Estas SÍUJHCÍOHGS

el individuo insoportables tensiones psicológicas, tensiones

tido de todo. Este peligro es la pesadilla por excelencia, en la

(27) Con esto sugerimos que existen tanto suicidios nómicos como anómlcos, punto al que Durkheim aludfa pero no desarrollaba al tratar' del «suicidio altruista›. Cƒ. Suicide págs. 217 y s.

`(28)

El concepto de «situaciones marginales» (Grenzsituationen) 10 (12110

a Karl Jaspers. Cƒ. especialmente su Philosophie (1932).
(29) La noción del «aspecto distinto» del mundo real ha sido desarrollada
por Robert Musil en su gran novela inacabada El hombre sin atrâbutos, enbla
cual es el tema mayor. Para una discusión critica del concepto v ase a o ra

de Ernst Kaiser y Eithne Wilkins, Robert Must! (Stuttgart, Kohlhammer,
1962).

W921h%i.t2:°;tii:zi:,':t:ttz22:*t,ii,fi*“ii:id2i;“;xai-'Ii1me -› -6

Sein una? Zeit (1929).
,f

43

in l

ás importante

_,-~

s

44

I

I

I

PARA UNA 'rEoRíA socioLócicA

ELEMENTos sis'rEiviÁi¬icos

45
'I

su modo de actuar en su vida «normal›› en la sociedad. La
muerte desafía a la sociedad al plantearle un formidable problema, no solamente como amenaza obvia para la continuidad de las relaciones interhumanas, sino también como
amenaza a los presupuestos básicos del orden en que la sociedad descansa.
A
'
En otras palabras, las situaciones marginales de la exis-

o

El mundo social pretende, pues, tanto cuanto posible, ser
dado por supuesto (31). La socialización tiene éxito en la me-

dida en que esta condición de ser dado por supuesto se halla
interiorizada. No basta que el individuo considere como deseables, correctos o útiles, los conceptos clave del orden social. Es mucho mejor (mejor, por supuesto, en términos de
estabilidad social) que el individuo los considere inevitables,
partes de un todo que es la universal «naturaleza de las

tencia humana revelan la innata precariedad de todos los

mundos sociales. Cada realidad socialmente definida está

cosas». Si ello se consigue, el individuo que se aleja demasiado de los programas socialmente definidos puede ser
considerado no sólo un tonto o un pícaro sino un verdadero

constantemente amenazada por escondidas «irrea1idades››.
Cada nomas socialmente construido se enfrenta a la continua posibilidad de un colapso en la anomia. Considerado en
la perspectiva de la sociedad, cada nomas es un área dotada
de sentido desgajada de una vasta masa que carece de él,

transtornado. Así, pues, subjetivamente, una verdadera des-

viación- corre el riesgo de provocar no solamente un sentimiento de culpabilidod moral, sino también un profundo
terror a la cultura. Por ejemplo el programa sexual de una
sociedad no es admitido sencillamente como un arreglo uti-

una pequeña chispa de lucidez en la oscura' y siempre omi-nosa jungla. Y visto en la perspectiva del individuo, cada
nomas representa el «lado soleado» de la vida,, denodadamen-

litario o moralmente correcto, sino como una inevitable ex-

te defendido contra las siniestras tinieblas de la «noche››. En

ambas perspectivas, cada nomas es un edificio erigido' frente
a las poderosas y alienadoras fuerzas del caos. Un caos que
debe ser mantenido a distancia a toda costa. Para asegurarse
de ello, cada sociedad desarrolla procedimientos de ayuda a

sus miembros a fin de que permanezcan «orien'tados hacia
la realidad» (es decir, para que permanezcan dentro de la
realidad tal como es «oficialmente›› definida) o para que
puedan «volver a la realidad» (esto es, para que puedan volver desde las esferas marginales de la «irrealidad›› al nomas
socialmente establecido). Estos procedimientos los volveremos a estudiar algo más adelante. De momento basta con

decir que el individuo está asistido por la sociedad, que le
proporciona diversos métodos para que logre evitar. el mundo
de pesadilla de la anomia y permanezca» dentro de loslímites seguros del nomas establecido.

2.

presión de la «naturaleza humana». El llamado «pánico homosexual» sirvecomc- un excelente ejemplo del terror provocado por la negación del programa. No queremos con ello
negar que el terror puede ser también reforzado por apren-

l

/

/

siones de orden práctico y escrúpulos de conciencia, pero

su -'.moti'vación fundamental es el terror de ser lanzado a las
tinieblas exteriores que lo separan a uno del orden «normal››
delos hombres. En otras palabras, los programas institucionales están dotados de un status ontológico, hasta el punto
que negarles a,ellos es negar al mismo ser, al ser del orden
universal de las cosas y,. en consecuencia, el ser de uno mismo dentro de ese orden.
Dondequiera que el nomas socialmente establecido alcance la condición de' ser dado por supuesto, se da una fusión
.

u

¢

(31)

El-concepto, del mundo-tomado-como-garantia deriva de Schutz; es-

pecialmente .cƒ. Collected papers, Vol. I, págs. 207 y' s. ~

f

5

.~. J
.

_-H.

'i
..¡

Y' ;`_-B'
* .

'i
A " åy

Í-i

-1
- \
,1

`~-J
.¬`

-gi)
.-.

-J
'

1938). London. está. sin embargo. hombres más 'bien que acerca de la naturaleza. - í H ›“ . la' arcaica cosmización del mundo social suele adoptar la forma i -s....__. 47 Y finalmente puede ser incorporada a seres sagrados. págs. ' I -v (34) Esta definición deriva de Rudolf Otto y Mircea Eliade. o a objetivaciones de la cultura humana. referido a él. __=> \ _-'ff . Por sagrado ' r i l I r' l' F. herramientas sagradas. 0011101' BOOKS. cosi-nos sacralizado queda establecido (34). f /` I if U ' L micas.-` 'fi _ _". Rowohlt. .~' (35) Para una clarificación del problema de lo sagrado cƒ._ 'Í V-'1' -'\q 4 fenómenos no humanos (específicamente los fenómenos cuya 1957).ócicA ` de sus significados propios con aquello que se considera el significado fundamental inherente al universo. no ya pensados en términos personales.. Dicho de `otr`o 'modo.'-› . En todo caso. . Namos y casmos se nos presentan como coextensivos. /. 1959). La sagrado y lo profano (edic.- . pero todavía dotados del status sagrado. .- difusión cultural o de la lógica interna de la imaginación religiosa del hombre). Estas últimas a su vez pueden ser transformadas en de a estabilizar las débiles construcciones Inómicas. distinto del hombre y sin embargo relacionado con él. ` _Religión es la empresa humana por' la que un.Y es en este . _ 1 46 'nf-\ rr '. y fue la versión de este último la que más tarde habria de influir sobre Freud. New York. En la sociedad contemporánea. a hombres o a animales. Aunque lo sagrdao es aprehendido como algo distinto del hom- (32) El término «cosmizacióm procede de Mircea Eliade. como algo extraordinario y potencialmente peligroso. de un modo en que otros ev. la lr l' entendemos aquí un tipo de poder misterioso e imponente. desde espíritus altamente situados hasta grandes divinidades cós- (33)."religión es una cosmización de tipo sacralizante. 4. 1 - I quedar supeditada a las necesidades de la vida diaria._ En las`_sociedades arcaicas. 1 D 1'. . (33) El primero que desarrolló el concepto de proyección fue Ludwig Feuerbach. cuando es dado por supuesto que fuerzas últimas o principios mantenedores del cosmos. aunque este peligr'o puede ser en cierto modo controlado y esta potencialidad bre. inglesa. Lo sagrado es aprehendido como algo momento cuando la religión hace su entrada significativa en nuestra argumentación. Cƒ. aunque existen ciertas uniformidades que se pueden observar a través de distintas culturas (no im- estabilidad que fluye de fuentes más poderdsas que los me- I' porta aquí si cabe interpretarlas como un resultado de la ros esfuerzos históricos de los seres humanos. su Cosmos and History. . Gerardus van der Leeuw. queda dotado de una son muy variadas. Mircea Eliade. Puede apreciarse fácilmente cómo esta proyección tien- »- _- Dicha cualidad puede ser atribuida al espacio y al-tiempo. Dentro de esta definición el problema está en si la religión puede 'ser también algo más que lo que queda entre paréntesis. 1963). que es lo que por supuesto debe ser desde un punto de vista cientifico.I «que se sale» de la rutina cotidiana normal. 1961). Posteriormente le siguieron Marx y Nietzsche. Hamburg.ii ¡¿ ¡_. Para la discusión del problema de definir la religión dentro de un contexto sociológico véase el Apéndice primero de este libro. vacas sagradas. alemana.. Hay rocas sagradas. que se cree que reside en ciertos objetos de experiencia (35).- i" . Cualesquiera que sean las variaciones históricas.. Las manifestaciones históricas de lo sagrado el namas pertenece a la «naturaleza de las cosas». del universo (32). George Allen & Unwin.. Rudolf Otto. el namas se da como un reflejo microcósmico.. 10 y s. Religion in Es- sence and Mantƒestation (edic.¬'. Das Hetltoe (Munich. por los hombres para proyectarlo en el universo como tal I I ELEiviEN'i¬os sis'rEiviA'ricos como en el caso de localidades o estaciones del año sagradas. Esta cualidad puede ser atribuida tanto a objetos naturales como artificiales. . Beck. La religión es aqui deflnida como una empresa humana porque es asi como se nos manifiesta como fenómeno empírico.- PARA UNA 'rEoRfA socioi. La dicotomía entre lo sagrado y lo profano es usada por Durkheim en sus The Elementary Forms oƒ the Religious Life (New York.-¬. aunque la modalidad de esta estabilización tendrá que ser algo más analizada. comprendida cosmológica o antropológìcamente. El caudillo puede ser sagrado y lo mismo de proposiciones «científicas›› acerca de la naturaleza de los 1' U ' ' I ' . i tendencia es partir de la concepción del orden construido K ' ' puede serlo una costumbre o una institución particular.. el mundo de los hombres que expresan significaciones inherentes al universo como tal. Harper.

carácter típicamente rea- tragado por _el caos. la pérdida de conexión con lo sagrado. La cosmización implica la identificación de este mundo humanamente significativo con el mundo como tal. El cosmos sagra- do emerge del caos y continúa enfrentándose a éste como a su terrible contrario. Todas las construcciones nómicas. lo contrario a lo sagrado es lo profa- no. Las rutinas de la vida diaria son profanas mientras. J» ` . Especialmente en los tiempos modernos se han hecho intentos totalmenteseculares de cosmización. l de la realidad en esferas sagrada y profana. como última base y título de _ 4 validez de los namoi humanos no necesita ser sagrado. es algo intrínseco de la empresa religiosa.._ gi) 4 1 .J si . El cosmos postulado por la religión incluye y a la vez trasciende al hombre. Estar en «buenas relaciones» con este cosmos sacro es estar protegido contra las L/ La existencia humana es esencialmente e inevitablemen- firmado por medio de varios rituales y cuya pérdida equivale a la secularización. No considero irrelevante' observar aquí que el vocablo inglés «caos›› deriva de una palabra griega que significa_«b'ostezo›› y el vocablo «religión›› de una latina que significa «ir con cuidado». .. no demuestren lo contrario. lo sagrado -tiene. es evidentemente importante para cualquier análisis del fenómeno religioso. A un cierto nivel. sin embargo. por ejemplo). mucho más horrible. que podríamos definir sencillamente como la ausencia de un status sacro. siempre persiguiendo la consecución de una totalidad significativa. es decir. Caer fuera de esta buena relación es verse abandonado al borde del abismo de lo sin sentido. precisamente en el cosmos sagrado. Cada sociedad está comprometida en la empresa. en cambio. Un cosmos así.il fl ELEMEN'ros sisi¬EMAi¬icos AÉÍA 48 PARA UNA 'i¬EoRíA socioLóGicA naturaleza no no es sagrada) no lo están. por supuesto.. otra 49 | 1 fa I ì il te una actividad exteriorizante. Toda sociedad humana es un edificio de significados exteriorizados y objetivados.. El cosmos sacro que trasciende e incluye al hombre en su ordenación de la realidad.<. nunca acabada. que originaria- mente toda . El cosmos sacro es confrontado por el hombre como una realidad inmensamente poderosa y distinta de él. _. Esta dicotomización empero entre sí. Son profanos todos los fenómenos que pesadillas amenazantes del caos.. entre los cuales la ciencia moderna es con mucho el más importante. 4 1 '-|. principalmente.cosmización tuvo un carácter sagrado. su apoteosis-. yel ser 4 › i l no se salen de lo normal como sacros. en cuyo caso pasaremos a concebirlas como algo animado por un poder sagrado (como en un trabajo sagrado.. Cosmos e Historia. .peligroso poder inherente a las manifestaciones sagradas como tales. el -. Y ello es . ` ° ~ En nivel más profundo. Y como tal. Mircea Eliade. En el curso de esta exteriorización los hombres vierten significación dentro de la realidad.« . relacionadas categoría que se le opone. Esta oposición del cosmos y el caos se expresa con frecuencia en una gran variedad de mitos cosmogónicos. el primero con base en el segundo._ (36) Cƒ. la del caos (36). le provee así de un último escudo contra el terror anómico. bien reflejándolo.) a. Sin embargoesta realidad se dirige a-él y sitúa su vida dentro de un orden en última instancia significativo. E incluso en estos casos la cualidad sagrada' atribuida a ciertos sucesos de la vida cotidiana conserva ella misma su carácter extraordinario. Pero detrás de este peligro existe otro. Podemos decir. bien derivando de él en sus estructuras fundamentales. . tal como hemos visto. Pero estas construcciones encuentran su total culminación -literalmente. a concebir los acontecimientos en cuestión como meramente profanas. y sin temor a equivocarnos'. están en función de mantener este terror a raya. digámoslo así. Aquello respecto a lo cual el hombre religioso «va con cuidado» es. de construir un U- «_ -¢ mundo humanamente significativo. ya citada.

En la religión se encuentra la autoexteriorización del hombre de mayor alcance. 'RELIGIÓN Y CONSERVACIÓN DEL MUNDO 1' Todos los mundos socialmente construidos sin intrinsecamente precarios. pues. la religión es el intento audaz 'de concebir el universo entero como algo humanamente significativo. _ .-¬¬ . la mayoría de los mundos del hombre han sido sacralizados.¢-L-Oil 4. PARA UNA 'rEoRfA socioi. Hay aun otro proceso de importancia fundamental que sirve para sostener el . están continuamente amenazados por el egoísmo y la estupidez i I É | del hombre. dicho de otro modo.óG1cA Í Podemos. El control social persigue el mantener las resistencias individuales o de grupos dentro de límites aceptables. 1 Ji .'\. Lo sagrado y lo profano en la página 38: «Die Welt laesst sich als ¢Welt›.._ _'_ _ sino a la mayor parte de la historia humana. Q _ verdad no sólo referido a los pocos milenios precedentes de la historia de la humanidad a los que llamamos civilización. Mircea Eliada. Los procesos fundamen- f tales de la socialización y del control social. La religión implica . _La o 1 I . _ _. Frecuentemente lo que ocurre es que ciertos individuos no son capaces ni de aprenderlos.n (37) Cƒ. Sostenidos por la actividad humana.ri 1 ¡I R que el orden humano sea proyectado en la totalidad del ser.- . o bien los olvidan en seguida... als «Kosmos» insofern fassen."._. su empresa de infundir en la realidad sus propios significados.50 "°" ¡'ìIR'vN. sirven para mitigar estas amenazas.-'. 1 :fÉ..› socialización busca garantizar un consenso ininterrumpido acerca de los caracteres básicos del mundo social. Los programas institucionales son saboteados por individuos cuyos intereses particulares se hallan en con- R flicto con los de esos programas.'. 1_-_ Q.. allí donde se apliquen con éxito. Efectivamente. . \ f'Í. Desdeun punto 1'.' ITF. afirmar que la -religión ha desempeñado AU un papel estratégico en la empresa humana de construcción del mundo.--\. 0.__ É.' 1 2.-* . 1 \ '~ de vista histórico. als sis sich als heilige Welt offenbart. Í ` Y 1 10". parececomo si solamente a través de lo sagrado pudiera el hombre hasta _hace_poco concebir un cosmos (37). .

es de modo alguno idéntico' al cuerpo de «ideas›› de legitimación (1).-' §¿_-*-'n_ur¿. Dicho de otro modo.'..52 ELEMEN'ros sis'rEiviA'ricos PARA UNA 'rEoRíA socioi. Aunque las «ideas›› pueden de una sociedad ha de transmitirse de una generación a otra de manera que la nueva generación llegue también a «ha- bitar›› el mismo mundo social que la anterior. Siempre existen grupos de gente in- teresados' en las «ideas››. cualquier sociedad. sos- den social. En consecuencia. legitimaciones adicionales serán invariablemente' necesarias en en un sentido quizás aún más fundamental. las instituciones quedan ipso ƒacto legitimadas. u Í l “Í 1-.. el mundo socialmente construido' se legitima a si mismo en virtud de su facticidad objetiva. expresada en fórmulas como la que tuvieran en esos intereses teóricos --lo que.v I ¦_. Se trata del proceso en efecto ser.f kt. Pero aserciones nómicamente integrados. aunque aqui está empleado en un sentido más amplio. El nomas de una sociedad se legitima ante todo a sí mismo. Dicho más sencillamente. En otras palabras. las legitimaciones pueden ser de carácter i ° - cognitivo o normativo. todo el «conocimiento socialmente objetivado» es legitimación.-' . hasta el punto que las acciones institucionali- cognoscitivas sobre parentesco del tipo: «tú eres el hermano de X y ella es tu hermana»._¿_/ .. Y como los significados dedichas instituciones están siguiente: «no debes hacer el amor con X. Í-. A veces se limitan a proponer lo que es. las legitimaciones son las r respuestas a cualesquiera preguntas acerca del «porqué›› de cada distinta solución institucional. (2) La concentración de. Y solamente sobre esta base cognoscitiva nos es posible dar un sentido comprensible a las proposiciones normativas.la producción teórica de ideas ha sido una de las . sería un grave error confundir la legitimación con la ideación teórica" (2). En esta definición hay varios puntos a considerar. esto es. que sirve para justificar y explicar el or- existente en la misma. A su vez las instituciones estructuran la actividad humana._?. No solamente dicen a la gente lo que debe ser. ƒ-__ fé' '_ :3§. Ello implica que poseen un status de objetividad muy distinto de aquel que poseen las cogitaciones meramente individuales acerca 'de los «porquéii y los «para qué» de los acontecimientos so-. y ello sólo por su propia condición de existir como tal. ya que es tu hermana». [muy importantes para los procesos de legitima- J ción. Además. la mayor parte de la legitimación 'es más bien preteórica. a lo que pasa tendría el orden social sólo para la minoría de intelectuales por «conocimiento›› en determinada colectividad. Las legitimaciones pertenecen al campo de las objetivaciones sociales.V mayores debilidades de la sociología del conocimiento tal como ésta es comúnmente entendida. Mis propios trabajos en sociología del conocimiento han sido decir. han de existir 'l 1 (1) El término elegitimacióm lo tomo de Weber. evidentemente. no parece un programa muy práctico. Este mismo nivel de legitimación está implícito zadas aparecen como absolutamente inobjetables a los que cuando hablamos de la objetividad del orden social.. la «sabiduria comúm). lo que pasa por «conocimiento›› en una sociedad nio . Si el namas Finalmente./ intelectuales. De lo anterior se desprende con claridad que. la legitimación comienza en afirmaciones tales como «qué es qué».ócicA 53 1 tambaleante edificio del orden social. la moral del parentesco.:`. Por legitimación se entiende un «conocìmiento›› socialmente objetivado. pero nunca han constituido más que una lirhitada minoría. -Sin embargo. Necesidad que se basa en los problemas que plantea la socialización y el control social. más que las construcciones teóricas de los grandemente influidos por la insistencia de Schutz en considerar que los conocimientos sociológicamente más relevantes son los del hombre de la calle (es U -~. Por ejemplo. ' . Si la legitimación tuviera siempre que consistir en proposiciones teóricamente coherentes. en un cierto sentido. es evidentemente una legitimación.'sin embargo. son también legitimaciones las realizan. ciales.

y gracias a las cuales cualquier otra legitimación menor resulta integrada dentro de una Weltanschauung que 'lo abarca todo. en variosqniveles. Í ff»-_ I ¡r_. en el que la legiti- mación toma la forma de proverbios. Este tipo de legitimación puede ser luego desarrollado y transmitido en forma de leyendas. Podríamos. un nivel inclpientemente teórico' (que sin embargo. sirve como legitimación. Los niños quieren siempre saber el «porqué». refranes. La legitimación se da. la socialización no se completa nunca del todo. en ocasión de crisis colectiva o individual. surgirán en las mentes de la ge- neración posterior. Sin. de las disposiciones institucionales. que se hacen. decir que la facticidad del mundo social en su conjunto. En este segundo tipo de legìtìmafiïöfl P0dem°S asi' mismo distinguir varios niveles. En otras palabras. ffii. más importante será poseer legitimaciones adicionales. _.¢ 1 1". 5"" ¡\ ~ø.necesarias por los desafíos a la facticidad. existen las grandes construcciones teóricas por las que el nomos de una sociedad resulta legitimado en su conjunto. una legitimación efectiva implica el esta- . la facticidad ya no puede considerarse dada. Aquellos que actúen mal deben ser f I' { condenados. Sus maestros deberán aportarles respuestas convincentes. máximas morales o sabiduría tradicional. En un nivel preteórico pode`mos encontrar afirmaciones sencillas y tradicionales del tipo: «así es como se hacen las cosas». en las' que el peligro de «olvido›› es más acuciante.54 PARA UNA frsonía soc1oLóc. La validez del orden social debe entonces ser explicada tanto a los querellantes como a aquellos que deben enfrentarse al desafío. La seriedad del desafío ELEMI-:mos s1srEMÁ'r1cos 55 determinará el grado de elaboración necesaria de las respuestas legitimadoras. 1'. A pesar de ello. pues. que se legitima a sí misma. 'En otras palabras.. No sólo los niños sino también los adultos «olvidan›› a menudo las 'respuestas que 'legitiman.1cA: fórmulas de legitimación que permitan contestar a las preguntas que inevitablemente. -. Finalmente.-___ . Sólo entonces se pueden encontrar legitimaciones explícitamente teóricas. mitos o narraciones populares. o de al- guna de las partes del mismo. por las que sectores específicos del orden social son explicados y justi- ficados a través de cuerpos especializados de «conocimiento››. Este último nivel puede ser descrito como el punto donde el nomos de una sociedad adquiere autoconcienciación teórica. Son parte del «conocimiento›› objetivado de la sociedad. pero asimismo deben serlo sus profesores. mas sólo en cuanto no haya alguien que las ponga en duda. A veces hay que «recordárselas››. por así decirlo. Éstas servirán a la vez para explicar por qué dicha resistencia no puede ser tolerada y para justificar los medios que hay que utilizar para subyugarla. precisamente porque dicha facticidad es lo que es puesto en duda por aquellos que se resisten a que les sea aplicado el control social. repetición es especialmente importante. y el de las legitimaciones. Cuanto más dura sea dicha resistencia y más duros los medios utilizados para vencerla. Cuan1 do surge un desafío y cualquiera que sea la forma que ésta r' adopte. Las legitimaciones existen como definiciones de la realidad objetivamente válidas y disponibles. Se puede primero distinguir entre el nivel de la facticidad autolegitimadora. como ya hemos visto. como puede suponerse. secundarias.embargo. Cualquier medida / /. 17' ã": . 1 las fórmulas de legitimación tendrán que repetirse. Y esta -¡_. para que su apoyo al orden social sea eficaz deben ser inte- riorizadas y servir también para definir la realidad subjetiva. difícilmente se podria incluir en la categoría de «ideas››). kz] r'-1 \ í 1' de control social exige asimismo su legitimación más allá de la facticidad. Sigue. por lo tanto. Los niños deben ser convencidos. Existen en la legitimación un aspecto subjetivo y un aspecto objetivo. zf * ( ¿. pero esta condena tiene que ser hecha de modo que justifique a la vez a los jueces.

Podemos expresarla diciendo que la religión ha sido históricamente el instrumen- U Ú 4 . quedará todavía por solucionar el problema de legitimación. pues. todos los opositores destruidos. to más extendido y más efectivo. Pero de un modo u otro la receta básica ha sido empleada las contingencias de los significados y de la actividad de los hombres. consciente de ello. según su autodefinición.I Q I l ' ¡ . todos los medios que.›) . gina que todos los medios de poder han sido efectivamente empleados.› lidad. Que' la gente olvide que este nuevo orden ha sido establecido por unos hombres y que su continuación-' depende asimismo del consentimiento de los hombres. la religión legitima las instituciones sociales 'esto es. trasciende tanto al hombre l f / como a la historia misma.modo que oculte su carácter de algo constvñtido.. según el modo en que cada individuo aprehende el mundo dentro de su propia conciencia.J otorgándoles un status ontológico válido en última. en rea- religiosa planteando algunas preguntas sobre la construcción de los mundos. Si uno se imagina un fundador de -sociedades chas las mentes frías que han existido en la historia de las religiones. Y la efectividad legitimadora de la religión está en que les han sido impuestos. que resulta más urgente debido a la novedad y a la precariedad muy consciente del nuevo orden. Que aquello que ha surgido de la nada aparezca 'asimismo como algo que habia existido desde el principio de los tiempos. no harán sino realizar las más hondas aspiraciones de su propio ser y ponerse en armonía con el ésta relaciona las precarias construcciones de la realidad de ordenfundamental del universo. Pero si se ima- mico y sagrado. algo así como una combinación entre Moisés y Machiavelli. Son muI . El propósito esencial de todas las formas de legitimación puede entonces ser descrito como una «conservación de la realidad». Toda legi- al proceder de acuerdo con los programas institucionales que timación mantiene y conserva la realidad socialmente definida.seei interpretado de. La realidad del mundo. tal como éste se definido socialmente. instancia. al menos tal como aquí han sido definidos los dos términos. Que crean que.de legitimación. el cual por definición está más allá de formas distintas en que históricamente esto se ha hecho. Así es como blezcan legitimaciones religiosas. La mejor solución del problema sería la siguiente: que el orden institucional . colocándolas dentro de un marco de referencia cós- titucional ahora establecido ex nthilo? En términos de poder existe una respuesta obvia a esta cuestión. Y. J ¡- ì| 1 ff a «. el ejemplo del Moisés-Machiavelli imaginándolo todo con fría deliberación no es un ejemplo caprichoso. Las construcciones históricas de la actividad humana son consideradas desde un punto de vista elevado. tanto en el nivel objetivo como en el nivel subjetivo. Pero entre ambos existe una relación mutua muy importante. se podría plantear la pregunta siguiente: ¿Cómo se podría asegurar la conservación de este orden ins- Así. y han sido tomadas todas las medidas razonables para la transmisión de poder a los sucesores desig- nados. I ELEMENl'rc|)s s1sTEMÁT1cos 57 de coerción se halla'n 'en nuestras manos alcanzando un resultado positivo. En resumen: que se esta- las sociedades empíricas con la realidad última. enla conversación de los hombres entre sí. Se puede comprender mejor la eficacia de la legitimación a través de la mayor parte de la historia humana.. pero también internamente. debe ser mantenida externa- mente. Es fácil comprobar que el área de la legitimación es mucho más amplia que la de la religión. o al menos desde el comienzo de este grupo. 56 PARA UNA 'rEoRíA soc1oLóG1cA I l " I blecimiento de una simetría entre las definiciones subjetiva y objetiva de la realidad. Esto puede hacerse de diversos Í`. Existen por supuesto mil tenues realidades del mundo social tienen como base un reattsstmum sagrado.

También en la India. p 5) Referente a las transformaciones en el esquema microcosmos-macrocos mos. es decir. Elementary Forms oƒ the Religious Life (New York. el orden institucional. También cƒ. fue transformado en las grandes civilizaciones (5). Asi. I 9 ' I I 59 i Í .. Estas dos úl- and History ya citada. El legislador habla en nombre de los dioses. Collier Books. En China. la estructura política no es más que la extensión a la esfera humana. O bien. Presses Universitaires de France. ett. 1934). Asia oriental las legitimaciones mitológicas eran transforma- sino. 19_61). del poderïdel cosmos divino.a la mayor parte de las reinterpretaciones radica- no. no representándola. (7) Para un detallado análisis de cómo Israel y Grecia atravesaron el .._ _.Q.. tomando como ejemplo otro punto de gran importancia. Durkheim. y obedecerle es estar en relación correcta con el reino de los dioses. esto es. especialmente el capitulo de la introducción.Albin Michel. Las estructuras de parentesco. En las civilizacionesdel pues. la noción del dharma (deber social y particularmente deber socialde una casta) como relación del individuo con el orden del universo. aunque las características esenciales del esquema microcosmos/macrocosmos permanecieran intactas (6). En Israel el esquema quedó desliecho por la fe en un Dios histórico radicalmente tras- ci. La pensée sauvage (Paris.sisrmviáricos modos. 1962). La sexualidad humana refleja la creatividad divina. o hasta idealizada como una encarnación divina. y Eric Voegelin. . La pensée chtnoise (Paris. P El esquema microcosmos/macrocosmos de legitimación del orden social que es típico de las sociedades arcaicas y mos y una macrocosmos (3). los trabajos de Weber sobre la sociología de las religiones de China y de la India. puede haber no solamente una «sociología›› totémica. por postular el alma humana como base de una ordenación racional del mundo (7). de canales por los que las les del significado de éste último. Mircea Eliade.l l A i 58 PARA UNA 'rRoRfA socioLóGicA _ .del concepto del tao (el «orden correcto» o el «buen camino» de las cosas).¿-. _ (6) Sobre las' implicaciones sociológicas en el esquema microcosmos/macrocosmos. 1956). se extienden más allá del reino humano. l (3) Sobre el esquema microcrosmos-macrocosmos. la concepción de la relación entre la sociedad y el cosmos como unarelación entre un microcos- bres. La concepción de Voegelin sobre las «civilizaciones cosmológicasx y la ruptura de las mismas a través de lo que él llama «saltos vitales». de una visión del mundo en la cual fuerzas sagradas animan conti- clusive el ser de los dioses) es concebido según las estructuras de parentesco. El_poder huma- ejemplo. es decir. permitió continuar considerando a las estructuras institucionales como un reflejo del orden cósmico. incluso la muy racional desmitologización -virtualmente una secularización. el gobierno y el castigo adquieren así carácter de fenómenos sacramentales. una «cosmología›› totémica. cƒ. ver Voegelin. Claude Lévi-Strauss. por gran «familia›› de todos los seres en la que los dioses participan en un más alto nivel. nuamente la experiencia humana. y del nilsmo. por ejemplo. cƒ. op. Order and History. sLRiviEN'i¬os . Cosmos cendente. y todo ser (in- cierto desarrollo del pensamiento humano más allá de una visión del mundo estrictamente mitológica.Ploii_. I (Batan Rouge. 'Y cada familia humana refleja la estructura del cosmos. (4) Sobre las implicaciones tcósmicass de la estructura familiar. sobrevivió . -. cƒ. 1949). sino incorporándola. Louisiana State University Press. Les structures étémentatres de la parenté (Paris. Marcel Granet. Las instituciones sociales de parentesco son entonces apenas un reflejo de la das en categorías filosóficas y teológicas muy abstractas. Probablemente la fórmula más antigua de esta legi- fuerzas divinas inciden directamente en las vidas de los hom- timación es lla concepción del orden institucional como 'un reflejo o`una manifestación directa de la estructura divina del cosmos. La autoridad política concebida como una delegación de los dioses. 0 ' .-__. Vol. además. es de gran importancia para la argumentación que yo presento aqui. Con su participación en primitivas. el hombre automáticamente participa Estas transformaciones son probablemente inevitables dado en el cosmos divino. o es él mismo un dios. y en Grecia.-ií. Cada cosa «aquí abajo» tiene su correspondencia «allá en lo alto». tales como se dan en la sociedad (4)._.

deviene una parte de la realidad objeti- orden fundamental del universo. la institución de la realeza divina. o I l . Ambas transformaciones. Les institutions de L'Am:ien Testament (Paris. De este modo el status cósmico de la institución recibe un «refrendo por la experiencia» cada vez que el hombre entra en contacto en el curso de los acontecimientos (10). Por *eje plo. Toda legitimación sirve para mantener una realidad -es decir. sino que seda en el proceso de socialización del ciudadano como objetivamente presente cuando el hombre de la calle encuentra a la institución en el curso de su vida cotidiana. y en el caso griego a interpretaciones basadas en supuestos racionalmente 'concebidos actividad humana reciben entonces la apariencia de una seguridad y de una permanencia definitivas. Las construcciones intrínsecamente precarias y transitorias de la imperativos divinos revelados. I. 1961). es aprehendida como un . actualmente con traducción al inglés. por supuesto. Henri Frankfort. University of Chicago Press. y i 1 | sus instituciones subsidiarias. . Vols. 1 I Sobre la legitimación religiosa en Grecia y en Roma.sMRN'i¬os s1s'rEMÁ'i¬icos 61 timas transformaciones tuvieron profundas consecuencias en esdefinida en una comunidad humana particular. en realidad. The Ancient City. La legitimación religiosa del poder. no se refiere tan sólo al conjunto de las estructuras nómicas. Dicho de otro acerca d'e la naturaleza del hombre. King- shtp and the Gods (Chicago. esto es.60 PARA UNA TEORÍA socioLóc.vínculo decisivo entre el mundo de los hombres y el 'mundo_de los dioses. A ' Esta cosmización. continuaron legitimándose en términos religiosos. existencia como sociedad autónoma (8). (10) Referente a la divinización de la realeza cƒ. no se muestra como la justificación ex'post ƒactò de unos cuantos teorizantes-. tión. incluso donde el esquema microcosmos/macrocosmos fue roto. Lo que importa ahora poner de relieve es que. la misma suposición cabría hacerla con relación al propio rey. Libro importante. Voegelin. El status cósmico que les es atribuido es objetivado. visión secularizada del orden social. La legiti- cuanto a la legitimación religiosa. Editions du Cerf. tuvo sobre las concepciones religiosas de Durkheim. los nomos construidos por el hombre reciben un status cósmico. 1948). respectivamente. sino también a las instituciones específicas y a los papeles a desempeñar dentro de cada sociedad. una realidad tal como (9) 2 vamente corqårobable de las instituciones y papeles en cues- la religión continuó durante muchos siglos en su condición de primer agente legitimador. Israel legitimó sus instituciones según las leyes reveladas por la divinidad durante su esquema microcosmos/macrocosmos. No debemos preocupar- modo. la griega y la israelita. llevando en el caso israe- mación religiosa pretende relacionar la realidad humanamen- lita a la interpretación de las instituciones en términos de te definida con la realidad sacra. traían consigo la semilla de una. II y III. 1 _. En la medida religión en cuanto a la legitimación se explica por su capacidad única de localizar los fenómenos humanos dentro de en que ese hombre se halla adecuadamente socializado dentro de la realidad de su sociedad. de Vaux. op. (8) Acerca de la legitimación religioso en Israel cƒ.icA _ ` Ri. la obra clásica | para la sociología de la religión es todavia la de Fustel de Coulanges. Insistimos en que el papel históricamente crucial de la involucrada en esta institución. no podrá concebir al rey sino como el detentador de una función representativa del un marco de referencia cósmico. cƒ. cit. y de las diversas :funciones que la representan. La polis griega./ ~å . universal y última. R. y estas legitimaciones pudieron aún extenderse al Imperio Romano en época posterior (9). Esta obra es particularmente interesante por la influencia que. y. nos por el momento por los desarrollos históricos que de ello se siguieron ni tampoco por el hecho de que una gran parte de los hombres sigan concibiendo a la sociedad en términos esencialmente arcaicos y sin preocuparse de las transformaciones que ocurrieron en las definiciones «oficiales›› de la realidad.

la identificación de los individuos con ellas adquiere una dimensión aún mayor. firmeza y perennidad. de las exigencias de la actividad humana sobre las cuales están basadas. Sus identidades y sus funciones les vienen atribuidas por los demás.de estas contingencias humanas históricas. de todos modos. sino aquellos seres suprahumanos con los que las legitimaciones' cósmicas pueblan al universo. I\ e rr. . es decir. siguiendo la evolución /_' ('1": Í i '.Su escasez empírica se transforma en una estabilidad todopoderosa cuando se las asume como simples manifestaciones de la estructura subyacente del universo.t ¿aga GI. la cosmización de las institucio es permite al individuo tener un sentido último de lo justo. El es aquello con lo cual la ciones se hallan en continuo cambio.em-. \. Las instituciones adquieren con ello una apariencia de «inevitabilidad››. Dios bio.'.- (`¬'~. . . -ø 1 “~. -. lfl /1 Las instituciones transcenden la muerte delos invitados y la I /` I ruina de colectividades enteras.. entre otras cosas.. . fl. y las instituciones de que aquéllas forman parte. Las ventajas de este tipo de legitimación son evidentes si las observamos desde el punto de vista de la objetividad y normativamente. deben continuamente ceñirse a esta objetividad. las legitimaciones religiosas basan la realidad de las instituciones socialmente definidas en la realidad última del universo. Dios recuerda. pero éstos pueden cambiar de opinión o retirar la atribución. por supuesto. sus recíprocas identificaciones en el juego de la repre- sentación social. El individuo puede identificarse con su papel sólo si los demás le identifican también con él. las instituciones están mágicamente marginadas. El papel de cada ser humano depende siem- institucional y también desde el punto de vista de la conciencia subjetiva.. La autoidentificación del individuo con su papel resulta *entonces aún mucho más profunda y estable. 1 62 PARA UNA 'rEoRíA soc1oLóGicA _ ELaMsN'ros sisrnivtifricos . análogas a las que les son atribuidas a los mismos dioses. sus tenues autoidentificaciones adquieren un fundamento aparentemente seguro frentea las cambiantes reacciones de los otros hombres.I. Pero si puede asumir que.›› Lo que los hombres olvidan son."' ¡f . sino también por ia pre- sión de los conflictos y discrepancias entre los grupos cuyas actividades precisamente ellas 'deben controlar. entonces se vuelven inmortales. porque son . pueden amenazar sus propios recuerdos de identidad. En cierto¡sentido. cualquiera sea su contenido. -y su existencia social queda enraizada en la reahdad sagrada del universo. _ Mirándolo desde el punto de vista de la conìiencia I. Un proverbio árabe lo dice del modo más sucinto: «Los hombres olvidan. Una vez más. en términos de legitimaciones cósmicas. la trascendencia del tiempo no sai@ per ios embites del tiempo.¡_. Dios deviene entonces el otro mássignificativo en última instancia y más seguro (11). 1 por los dioses. las institu- pre del reconocimiento de los demás. a causa de la dialéctica intrínseca de reconocimiento y autorreconocimiento. Empiricamente.el cual la historia hur mana no es más que un corto episodio.¢_ ›<_ 'I' 63 I II . . Pero en cam- erosivo es aquí de capital importancia. son dotadas de una significa- ción cósmica. algunos importantes conceptos de Herbert Mead sobre la psicología social de la religión. cognoscitiva recuerda. (fl'. en los papeles que le -toca desempeñar l en la sociedad. sub- jetiva individual. pues ahora no son sólo otros seres humanos quienes lo reconocen de modo adecuado a su papel. Las instituciones se ven siempre amenazadas sociedad le ha identificado en virtud de una verdad cósmica. en la realidad «como tal». Todas las instituciones poseen un carácter de objetividad y todas sus legitimaciones. porque están asentadas en un «tiempo sagrado» comparado con. Sin embargo. Cuando estas funciones. e (11) En este punto aplicamos. Ellos «olvidan›› quién es deter- aceptadas como dadas no sólo por los hombres sino también f 1 i I I 1 minado individuo y. Y se vuelven inevitables.

donde la sexualidad.ócicA - 65 cretas asignadas a su función respectiva.|s f › 1 ls/ '-. -<. las instituciones particulares constituidas a partir del¦m terial polimorfo y flexible de la que «allí arriba» tendrían sus prototipos sacrosl-1 èiitonèes su carácter representativo se ve considerablemente reforzado. Las formaciones contingentes de una f particular sociedad históriãa. El individuo se ve enfrentado al papel fde la paternidad como a una facticidad de origen divino.` al realizar sus funciones. Pero incluso cuando la legitimación religiosa no alcanza esta cosmización y no permite transformar los actos humanos en representaciones miméticas. de que legitimaciones de la antítesis de todos los 'nomoi socialmente constituidos. social en' términos que todo lo abarcan. Pero ir' contra el orden de una sociedad religiosamente legiti- este tipo entrañan sanciones implícitas y muy poderosas contra los individuos que se desvíen-de las instrucciones con(12) El tema de las funciones o papeles como arepresentacionesn lo debo por una parte a Durkheim y p or la otra a Mead. que es sino asimismo por cualesquiera vicisitudes históricas. - 0 o 1 ¢ ¢ . en realidad. soberanià yt amor . legitimados en dad de significados referidos a la institución de la familia. sino que en su legitimación religiosa. Incluso en nuestra propia sociedad. que se supone rèpresentan. . . Las relaciones sexuales imitan la creación del universo. que fue quien dispuso en la \. ° . relaciona el desorden. «ley natural» y sacramento. ' i Puesto que la legitimación religiosainterpreta el orden dinariamente reforzada.'\ .v-FJ '. la función de padre representa una gran varie- mandatos y sanciones religiosas se beneficiarán de este modo. Aún hoy el papel imitación de los misterios divinos. Por ejemplo._ . | -. La representación de los significados humanos deviene . queda extraor- relación con.aun asi permite al individuo una mayor seguri- Allí donde se impone la concepción del microcosmos-ma- crocosmos respecto a la relación entre sociedad y cosmos. que son sus soportes «temporales».a 1 4 ---/ . reiterando «aqui abajo» las acciones de creación. Al 'igual que las instituciones los papeles se hallan entonces dotados de cierta inmortalidad. aquellos papeles que fueron particularmente señalados con de más amplios complejos de significaciones objetivadas (12). los papeles que pertenecen a estas es- Cl- Q í 1 13 l un feras institucionales son efectivamente apoyados por legitimaciones religiosas. más allá y por encima de las debilidades de los individuos. en términos de un orden sagrado del universo. La autoridad paterna imita I de la paternidad. no sólo tiene un cierto carácter de impersonalidad_ (esto es.D .J tierra el ordlen de cosas al cual la paternidad humana pertenece._¬ S \.. la familia y1_ el matrimonio no son.` Q l 64 _ PARA UNA 'i¬i':oRíA socioi.af _-(_.ri 4 A-.la anomia.› sexualidad humana son legitimadas en términos de manda- mento divino. la paternidad adquiere untcarácter de suprapersonalidad en virtud de su la autoridad de los dioses y la solicitud paterna la solicitud de los dioses.i i "~"' u \ .sLi:Mi:N'ros sis'rsM.intocable no sólo por sus propias posibles transgresiones.LJ Í' *¬ t . No es necesario insistir sobre el punto. Ir contra el orden de la sociedad . el paralelismo entre las dos esferas se extiende a los papeles específicos. Y su' ob- jetividad.es siempre correr el riesgo de deslizarse en.." el padre divino. y más generalmente a la institucionalización de la sexualidad y de las relaciones interpersonales. Éstos son aprehendidos entonces como reiteraciones miméticas de realidades cósmicas. Por lo menos. a base de colocar el término acuñado por el primero en el contexto de los estudios del segundo sobre psicologia social. está realizando algo más que _efí-meras producciones humanas.ÄTicos_ términos fmiméticos. con ese proceloso abismo del caos que es desde siempre el mayor antagonista de lo sagrado. Todas las funciones sociales son representaciones dad de qi_ie_. Cuando esta función re- sulta legitimada en términos miméticos -el padre. puede separarse de la persona que desempeña la función -lo cual ocurre con todos los papeles sociales).

. teología in- Í . Las celebraciones del ritual están estrechamente conectadas con lidad negativa. sólo lo que sigue doliendo permanecerá grabados: éste es uno de los más viejos e.terror (14) La concepción de relición como incrustada' en un ritual fue fuertemente recalcada por Durkheim. el sacrificio. ' i fifa '. Esto ocurrió.. más ideación religiosa habremos de encontrar típicamente bajo formas mitológicas incrustada en actividad ritual -. podría argüirse (13) «¿Cómo podemos «i-rearles una memoria al animal humano? ¿Cómo podemos imprimir cualquier cosa en esa inteligencia humana mitad frivola mitad obtusa -encarnación ideal de la capacidad de olvido. para que alli permanezca.. la cual se conecta con aquélla de un modo dialéctico. este proceso -hace presentes a quienes participan en él las fundamentales definiciones de la realidad y las legitimaciones que a ellas corresponden. que abarca tanto a los hombres como a los dioses.¡d-¶. sigue actuando. análogo a la dialéctica entre Pero la ¿confrontación fundamental entre luz y.u ria de algo. N. la tortura.-1 I _|. La «acción» de un ritual (los griegos la llamaban ergon.1`f. El ritual religioso ha sido-un instrumento crucial de este proceso «recordatorio››. Una y otra vez. de la mitol_ogía.-_ s I . Aquel que formulaseesta negativa correría el riesgo de entrar en lo que se podría llamar' una realidad negativa.-'\ f 66 l PARA UNA 'rEoRíA socioLóGicA ELEMENTOS sis'rEMA'i¬icos mada es además chocar con las fuerzas primordiales de la gico dada la «capacidad de olvido» que estaban destinadas oscuridad. Ello se halla perfectamente expresado en las mitologías arcaicas. a todos los seres. . el reino de monstruosidades demoníacas..i›' 1'" -n f: 67 ' 1 . págs. solo y sin apoyo social. más resistentes axiomas psicológicos. por supuesto. Puede afirmarse sin temor que las más viejas expresiones religiosas tenían carácter ri- tual (14). los medios con que se ha intentado resolver este problema viejo como el mundo no han sido de los más delicados. 192 y s. y. Y por ello' es necesario repetírselas una y otra vez. Cuanto más lejos nos remontemos en Y como es socialmente definida ha llegado a ser identificada con la realidad última del universo. . En consecuencia.Í 1 i crustada en culto de idolatría. y el. """'i r' .. quizás no hay nada más terrible en la historia del hombre que sus «sistemas mnemotécnicosn.. sino ta bién un ultraje contra el orden infinito.- /. que influyó a Robert Will en su último impoittante trabajo Le culta.f ' ¬¬. i I previos para el establecimiento de la cultura ha sido precisamente la institución de tales trêeordatorios». allí han aparecido la sangre. Mowinekel. Cuando la realidad tal a combatir ( 13).usando terminología moderna. scans.- F. . De hecho. Religion und Kuttus que inspiraron durante muchos i los es perfectamente ló- tiesa) y'it. caótica.'. ma'at en Egipto) con un submundo o antimundo que dispone también de una realidad propia -_-una rea- gía››).'\ _.\' . oscuridad. /I""'~ ¬ ff . «Una cosa es marcada en la memoria.: Vtde Friedrich Nietzsche. mejor dicho. que confrontan el orden divino del mundo (llámese-tae en China. destructiva de todo aquel o aquello que lo habite. o sea trabajo (de lo que deriva nuestra palabra «or- rta en India..J. la actividad humana y los productos creados por dicha acti- entre la seguridad nómica y el abandono anómiso. unas definiciones contrarias del mundo. The Geneaiogy oƒ Mo-rats (Garden City. verbigracia. Dondequiera que el hombre ha creido necesario mantener la memo- que uno de los más antiguos y más importantes requisitos fe Í Í de expresar lo mismo sería decir que la ideación religiosa lidades muy sofisticadas en que el pensamiento hindú posterior desarrolló la dicotomía original entre el rta y el an-rta. . Y. Los hombres se olvidan de las cosas. su negación sería el mal y la locura. Cuando unas determinadas tradiciones religiosas evolucionan ale- la reiteración de las fórmulas sagradas que «recuerdan›› una vez-más los nombres y los hechos de los dioses. 1956. También eƒ. Una realidad diabólica. la violación del dhafïa propiono es sólo una ofensa contra la sociedad.› S. DoubledayAnchor.hasta que se le quede grabadah Como bien podemos imaginamos._' . infortunadamente. En efecto. il el camino histórico. 1 se basa en una actividad religiosa. eni las inoda- /' K. Negar la realidad tal como es socialmente definida es correr el riesgo de caer en la irrealidad.. Otra forma jándose. consta típicamente de dos partes: las cosas que deben hacerse (dromena) y las que deben decirse (legoumena). -1 F7' " _› ¢. por supuesto. esta imaginería evolucionaráotambién. porquees casi imposible sostener a la larga. r fçl. eettesatents in imei (1954). I L'. -r. / .

pero sería una grave equivocación sólo' considerar a las legitimaciones más sofisticadas. . pues. para mantener la realidad de (Unterbau y Ueberbau). sirven de los actores antes de hallarse en la de los teóricos. de un hechicero tribal estarán mucho más directamente re- une mémoiren. ete). . no se puede realmente afirmar a priori que comprender las raíces sociales de una determinada ideología re- samiento no deja de estar relacionado con el hecho de que su formulación por Weber antecediese en más de una década a la reinterpretación de Marx estimulada por el descubrimiento en 1932 de los Manuscritos económicos y filosóficos de 1844. Presses Universitaires de France. Pero nosotros defenderíamos que este pen- ligiosa es i so ƒacto comprender su significación posterior 1 Í (Paris. f-mtv* _ _ 'uh 1 '_. í_ _ juntos para recordar los conceptos tradicionales incorporados a la cultura y sus principales instituciones. ' La reli'gión sirve. que la socie- curso de-la historia han sentido la necesidad de legitimacio- Dicho . los pensamientos ' de las legitimaciones surge en el mismo desarrolle de cada actividad. una variable dependiente) de inteE reses prácticos de la vida diaria de los cuales derive.-. -. teólogos. Restable- 69 son actores dentro de ella. identificada la primera no con una «bases económica de las «afinidades electivas» (Wahlverwandschaƒt) entre ciertas ideas religiosas y» sus :carriles: (Traeuer) sociales. Gallimard. muy pocos son teóricos (mistagogos. Véase Halbwachs._iï... cƒ. Si quiere verse una argumentación muy interesante sobre religión (especificamente sobre la religión en la Francia del siglo xvui) en términos de una sociología de la religión.PARA UNA 'i¬EoRíA socioLóGicA ELEMEN'ros sis'rEMÁricos vidad. 296. 1956). ›. 1952). y característicamente. Le Dieu caché o prever.v-H 'Í 1. Por ejemplo.-_ . mientras todos los miembros de una sociedad 68 . Al contrarip¡ la necesidad. Las legitimaciones religiosas nacen de la actividad humana.__ _. pág. tanto los rituales como las mitologías. La dialéctica entre la actividad y la ideación religiosa señala otro hecho importante: el enraizamiento de la reli- como unïreflejo (esto es. ficticia o no.- Ir. tendrían poco sentido si se las concibiera como creaciones de teóricos que luego son aplicadas ex post ƒacto a zonas particulares_'de la actividad del hombre. tal como ya vimos anteriormente. pero una vez cristalizadas en conceptos complejos que devienen parte de una tradición religiosa pueden actuar de vuelta sobre los actos de la vida diaria y transformarla radicalmente. -. y con razón. Se ha afirmado. los dromena como los legoumena.de este tipo. El término «dialé_ctica›› nos será útil precisamente para evitar con- T ti gión en los intereses prácticos de la vida cotidiana (16). Los intelectuales (religiosos o nd) hilan a veces muy extrañas ideas.I J 1. los trasciende. como -es evidente. suï consecuencias sociales. Es probable que esta autonomía respecto a los intereses práetlidos crezca cuanto mayor sea el grado de elaboración teórica. que donde existe una com- dad es esencialmente una memoria (15). i . sin embargo. Las legitimaciones religiosas. (16) Esta argumentación está fuertemente influida por la concepción marxista de las relaciones dialécticas entre la subestructura y la superestructura lacionados con los problemas concretos de su sociedad que los pensamientos de un profesor de teología sistemática. Tanto los actos religiosos como las legitimaciones religiosas. esta me- pl_eja ideología religiosa. fusiones .1 'any . 1 . Les eadres sociaux de la mémoire (Paris.conmás sencillez. ésta debe ser entendida solamente moria ha sido una memoria religiosa.marxista. Y. pero sólo pocos han demostrado interés en el 'I desarrollo de «ideas›› religiosas._.. _. se hallan en la conciencia (15) La formulación más penetrante de este punto en la literatura sociológica se debe a Maurice Halbwachs: «La pensée sociale est essentiellement \_. la mayoría de los hombres en el nes religiosas.. e ideas muy extrañas itiehen a veces importantes consecuencias históricas. El grado de elaboración teórica de las I legitimaciones religiosas variará de acuerdo a un gran nú- cen constantemente la continuidad entre el momento presente y_la tradición societaria colocando las experiencias de mero de -factores históricos.H I i ' . a través de la mayor parte de la historia humana. o al menos la mayoría de ellas.9 . Ello no significa. -_. Lucien Goldmann._ii-«. Cabe agregar que. cada individuo y de los distintos grupos que componen la sociedad dentro del contexto de una historia que. Es una cuestión interesante hasta qué punto esta argumentación está en contradicción con el pensamiento de Weber acerca todo caso. En sino con la praxis en general.

1 II 'C' (17) El término «situación marginal» procede de Karl Jaspers. tiene la religión que cubrir estas reaiieìeeshäeü-ìiggies? L(ìf:'es. ser algo totalmente distinto de la definición que de ellos da I I . si bien de tipo distinto. están segregadas en la conciencia como gozando de un lstdtus cognitivo especial (status menor en. (3. 207 y s. el mundo y el propio yo 'pueden. profecías. encuentros decisivos con lo sagrado'IIÉ'| u con consecuencias específicas en la conducta diaria en la sociedad. estas otras realidades del lado «nocturno›› de la conciencia han sido tomadas -¬wapa-&. '. tanto al dormirse comd al despertar.En_los momentos de transición. La realidad de cadadía está continuamente rodeada por la peiiumbrade realidades muy distintas. Por el contrario. de que por detrás asoma otra realidad. Otras conceptualizaciones legitimadoras. la sociedad en que se vive la existencia diurna. Dentro de un marco de referencia moderno («cien- tífico››). Vol. en la experiencia del sueño y. 1962). ¡ I muy seriamente como realidades. en los »- K f I 4 estados de transición entre el sueño y la vigilia. . más bo- rrosos que en el estado de despabilamiento total. I f realidades que se insinúan en la conciencia durante el sueño. otra importante dimensión.uâÍ1g son moneda ¢0rri¢nte. sus definiciones de la realidad deben de algún modo ser capaces de explicar el hecho de que hay diferentes esferas de la realidad en la constante experiencia de cada cual (18). 'pero su uso en mi argumentación está fuertemente influido por el uso de Schutz. en última instancia. - _ ' . A través de gran parte de la historia de la humanidad. pisar o permanecer ƒuera de la realidad aceptada cpmúnrnertte). págs.-u timo sólo puede mantener su carácter primordial si se encuentra el medio -de legitimar el éxtasis dentro de un marco de referencia que abarque ambas esferas de la realidad. es decir.!ett claro ejemplo. cada persona pasa por situaciones parecidas al menos una vez cada sE f .i'?ierïd§. Hay siempre «pesadillas›› que siguen. \ I veinte horas. El mundo de los sueños es un mundo dletéx. de este modo. 1 . es menos apta para realizar esta integración. Sería erróneo suponer que estas situaciones se dan raramente. Su poder legitimador tiene. Cƒ. Los sueños y las visiones nocturnas eran rela- cionados con la vida cotidiana de diversos modos -como advertencias.fjífl-X1 r ¬ r"-'_' . la › à W-nfiv -I-a 4 llø I 3. sin embargo. particularmente en los análisis de este último sobre la relación entre la «realidad eminente» de la vida cotidiana y lo que él llama las «provincias-finitas del pensamiento».tasisi cqmparado con el mundo decada día. Las situaciones marginales se caracterizan por la expe- riencia de un «éxtasis» (en su sentido literal de ek-stasis._¬. que estos esfuerzos pr D á 1 “ames que niciones de la realidad de los psicoanalistas han devenido m 8 D a las de la religión tradicional.l-ut-Iq¿¢H`. rondando durante el día --particularmente con la idea de «pesadilla›› de que la realidad diurna puede no ser lo que pretende.` integración en un nomos que comprenda precisamente todas i las situaciones marginales que pueden poner en tela de juicio la realidad cotidiana (17). tales como las de la psicología moderna. I (Den Haag. f I este mundo socialmente construido dentro del cual los hombres existen y su vida de cada día transcurre. con toda certeza. Por intfsrâr en la religión los challazgos» del «psicoanálisis profuišggaoälàãdâgefläš 1. que. la religión. allí donde la religión continúa siendo una interpretación significativa de la existencia. Otros t . Schutz. sobre todo. impedidas de amenazar masivamente 1' la realidad primaria de la existencia plenamente despierta. Éstas. los contornos de la realidad son por lo menos. por supuesto.70 PARA UNA TEoRíA soc1oLócicA ELEMENTOS sisTEMATicos u 71 v \`:_'_ gi? " *-4. Nijhooi'. en / efecto.- . los «diques›› de la realidad cotidiana no son siempre impermeables a la invasión de esas otras I. Aún así. sin embargo. En el mundo de los sueños la realidad «diurna›› es dejada atrás.. han ocupado el lugar de la religión a estos efectos.y éste. Podemos añadir. La religión sirve para integrar este tipo de realidades con la realidad cotidiana. Sin embargo. Collected Papers. tal vez no menos válida. en ocasiones (y en contraste con nuestro punto de vista moderno) para atribuirles un status cognoscitivo superior._*fl-` fifa 1 ff ¬.la conciencia del hombre mo- derno) y.

Más aún. como situación marginal. '. Ello permite al individuo que pasa por estas situaciones continuar «existiendo›› en el mundo de* su sociedad --no «como si nada hubiera ocurrido». Los hombres van a la guerra y son muertos en medio de rezos. que es «él mismo» (que tiene miedo c siente escrúpulos) de ' I r 1.J" 1 . todo lo que pertenece al mundo aparece como dudoso. quizá ni siquiera real. Así el ejer- ten en exigencias necesarias para cualquier-sociedad. las le- de la realidad delmundo social cara a la muerte se convier- gitimaciones religiosas se vuelven importantes.. bien a' matar. «vengador sin piedad» y cosas parecidas). pues..eri úp universo' que tiene sentido. cuando`una determinada sociedad debe «motivar›› a sus miembros. bien a poner en peligro su vida individual tumbraba pensar.. distinto a lo que se acos- sas son inevitablemente izadas como bandera.. colectivamente por semejantes situaciones. bien sea en la guerra o en la administración de penas capitales. cicio «oficial›› de la violencia. va casi invariablemente acompañado de simbolizaciones de tipo religioso. como de los demás. bendiciones y conjuros. de Heidegger._ F ¡›J ~ .N . es un fenó- jetivamente significativa para uno mismo y objetivamente pia) constituye lo que posiblemente sea la situación marginal meno de la' experiencia individual. pasar todas las definiciones de la realidad socialmente objetivadas. La importancia del lugar que la religión ocupa. guerras o levantamientos sociales.. Así hasta es posible tener una «buena muerte». verdugo y otras funciones en las que se puede sentir héroe. dentro de la realidad del mundo social. como ya hemos dicho. La confrontación con la muerte (sea asistiendo a la muerte de otros o imaginando la muerte pro- significativa en la mente de los otros. mantiene la realidad socialmente definida legitimando las situaciones marginales en términos de una abarcante realidad sacra. pero los análisis de Schutz sobre la «ansiedad fundamental» la desarrollan dentro de una teoría que abarca todos los aspectos de la vida cotidiana. En otras palabras. sino en el convencimiento que aun estos sucesos o experiencias ocupan un'liÍgaf . lo cual en las situaciones marginales extremas sería psicológicamente demasiado difícil. es decir. morir reteniendo hasta el final (19) La concepción de la muerte como la situación marginal más importante deriva. las sociedades o grupos más importante (19). La muerte pone radicalmente en duda la actitud general- hay hechos que afectan sociedades enteras o grupos sociales.J . . La muerte es el principal desafío a enteros de las mismas. / Los éxtasis del miedo y de la violencia son mantenidos por estos medios dentro de los límites de la «cordura››. esto es. Estas situaciones pueden ocurrir con ocasión de catástrofes naturales. ' 1-' . una actividad acompañada por el ritual y las insignias religiosas. pueden..72 PARA UNA TEoRfA soc1oLócicA _ ELEiviENTos sisTEiviÁTicos 73 estados físicos también producen éxtasis del mismo tipo. En estos casos las legitimaciones religio- mente aceptada de que «todo sigue igual». En este caso la legitimación religiosa juega con la ventaja a que antes aludíamos de permitir al individuo diferenciar entre lo timaciones es obvia. particularmente los que nacen de la enfermedad o de una aguda una relación significativa con el nomos de su sociedad -sub- perturbación emocional. en momentos de crisis. _-'Aunque el éxtasis. que crean amenazas masivas al sentido de la realidad hasta entonces dado como seguro.i lo que esf«él en cuanto al papel que desempeña» (guerrero.-actitud con la que se vive la vida cotidiana. Y en tanto que el conocimiento de la muerte no puede ser evitado en sociedad alguna. La religión. es decir. en este tipo de legi-. desde tiempos muy antiguos hasta hoy. las legitimaciones aceptando verse en situaciones marginales extremas. como de uno mismo. tanto del mundo. Por ello matar bajo el auspicio de las autoridades legítimas ha sido. Aquí cada cosa del mundo diurno de la existencia en la sociedadse ve amenazada por la «irrea- lidad».'/ - › 1 .

con la condición de que se en- . tractos. tal como 'nosotros lo defini- --. las legitimacíonse religiosas eran continuamente' . es decir. . por su- ! ELEiviENTos sisTEMATicos . la interrupción de dichos procesos amenaza la realidad (subjetiva y objetiva) del mundo en cuestión. . su validez no depende de que éstos sean .¬-. Y._. confirmadas por la actividad colectiva que tenía lugar dentro . Gran parte de la historia del Perú.ï›-.. .__.1-n. la sería equivocado reducirlas a comunes denominadores abs__--.._'Í4. ›»Ifú .-. ¬¬_-¿. _ 1 5 .._\ I Í 1 l 74 PARA UNA TEoRíA socioL. y o del marco de este mundo. verbigracia.-.. Lo que previamente había sido una existencia dentro del nomas del mundo incaico. cada mundo requiere una «base›› social para la continuación de su existencia como tal mundo.v- mos. _. podemos decir que todas las tradiciones religiosas.-K-.. ~ del peruano «desajustado››). o ausencia de ella. redefinió la realidad.U-”S. vr' .¡. .`D| Volviendo a la dialéctica entre actividad religiosa e ideación religiosa.religiosos . que es real para los seres humanos. como reales por los individuos cuya vida estaba inmersa en r (20) El concepto de «estructura plausible».' o no.. Es el aspecto de los requisitos ¡previos _._\ _ . pues. If": _ ¡ {._ f I i - . ¬. F !_/. Inversamente.¿-_ _ 1"""".-_. `~_. extrano y ampliamente poderoso.__. . En el contexto de la presente argumentación..ócicA .! É ..de un mundo. la sangha budista. ' i sea religioso o de otro tipo. <_il n -. ¿. el mundo religioso precolombino del Perú.---¡.-IT..-_ ^.ví _- f . Esta base podría llamarse su _ l -_.. este mundo distinto. ii _ . .-. Podemos formulario del modo ¿í ticidad que se impone a las conciencias indilviduales) está basada en unos procesos sociales especificos. Inversamente.4. ' Estas consideraciones tienen implicaciones de largo alcance tanto para la sociología como para la psicología de la religión. Objetivamente.-_.-¡._.blemas sociológicos y psicológicos especiales. f esa misma actividad colectiva (dejando de lado la cuestión 'umma musulmana. _f_L-__. y en general de. ¢--1_-._sv.-¢. Así. .-.la América Latina se ha hallado desde entonces implicada en -las qonseduencias de esta catástrofe destruidora. la keinonia cristiana. prescindiendo de su particular.(como_fac- estructura de plausibilidad (20). que se impuso como una facticidad definidora de la realidad a las perplejas conciencias de los conquistados. -`_.Iv _..--¢' _ -'$~*¢Ii-~-In \Nu. requieren en algún modo comunidades específicas para que su plausibilidad se mantenga. precisamente los procesos que continuamente reconstruyen y mantienen 1' a ese mundo. se mantuvo como objetiva y i subjetivamente real en cuanto su estructura de plausibilidad. ¿¡Íj` u. Subjetivamente. incorpora y reúne algunos conceptos clave de Marx. se convirtió primero en una muda anomia y posteriormente en una existencia más o menos nómica en los límites del mundo español. .._.-_. cuando los conquistadores españoles destruyeron aquella estructura de plausibilidad.. hay un aspecto ulterior que considero .. -r.. y consecuentemente redefinió la existen- cia de aquellos que habitaban dicho mundo. eran consideradas f Í | 75 cuando Pizarro mató a Atahualpa comenzó la desintegración siguiente: los mundos son socialmente construidos y socialmente mantenidos. Hubo tradiciones religiosas que han enfatizado la necesidad de la comunidad religiosa._._. la máxima extra eeclesiam nulla salus tiene una aplicabilidad empírica general. quedóintacta.. En este sentido. sin embargo. _. la sociedad inca precolombina.=44_. Su continua realidad objetiva' (como facticidad corriente asumida como tal) y subjetilva ..--› “-'-. .. eclesiologia._¬-.. | Este requisito previo es exigible tanto para las legitimaciones como para los nomoi que son legitimados. -.Wu' -1-T? `n Hs.-.i-_ .-. . Cualesquiera que fueran sus intenciones.b-¡vw :\- -'T. de un mundo del cual el inca no era sólo el representante sino el principal sostén.muy Í) ~ importante respecto a la tarea de la religión como mantene- i A dora de la realidad.-.x. Estas tradiciones plantean pro. No obstante.M-“-''. Mead y Schutz. la realidad de aquel mundo comenzó a desintegrarse a gran velocidad. _~› r' e 4' = _ I socioestructurales de todo proceso man'tenedor de la realidad. Así.__. . puesto.v. `A._ \J*-“.-J' 'ì-'-'-'..¿___'-Ñ¿-n__. Coneste acto estalló un mundo.. será mejor concretarse en ejemplos de mundos religiosamente legitimados. .

el cruzado. de plausibilidad más intensa será la necesidad de legitimaciones para mantener el mundo. y en base a las cuales sucesivas generaciones de individuos son socializados de modo que dicho mundo resulte siempre real para ellos. pero debemos hacer una distinción antes de pasar adelante. El requisito previo de una estructura de plausibilidad pertenece a los mundos religiosos en su integridad y. No está aquí implicado que algún sistema religioso particular sea sólo un «reflejó_›› de procesos sociales. University of Chicago Press. En un caso límite tamente al revés". y a pesar de las especiales características histórica de la comunidad cristiana. no es que la religión. Gustave von Grunebaum. la amenaza mutua entre el Islam y la Cristiandad durante la Edad Media exigió a los teóricos de ambos mundos socioreligiosos pro- se halla intacta o pierde su continuidad. Cuando esta estructura de plausibilidad ya no hallan de algún modo amenazadas.I li" I wo- I Í 0 1 6 .opuestos (21). tal como: cuando menos firme sea la estructura tienda salus en`un sentido meramente teológico --es decir. no requiere otra legitimación mejor que su propia presencia. a las legitimaciones destinadas a mantenerlos. si más no fuera porque la socialización de cada nueva generación en dicho mundo ha de exigir alguna .la.el proceso social un efecto de ideologías religiosas.:. Páginas 31 y s. A este respecto.-`l . cuando fue capturado y obligado 'a vivir en ambiente musulmán. el mundo cristiano comienza a tambalearse.›* 7. afirmar un corolario '-2'» .) / clase de legitimación. Se impone. el cristiano se Hay que destacar que lo que aquí se dice no pretende im- empleaban recursos intelectuales similares. i¡'_o'¡.la socie- ve sujeto a la misma dialéctica sociopsicológica que el musulmán. asimis- dad la que «produce» la religión. Este ejemplo resulta las colectividades. por así decirlo. pues.1 _ "`C-f'. Cuanto más firme sea. sino que deriva su realidad objetiva y subjetiva de los seres humanos. por supuesto.estructura de plausibilidad más bien asentado estará el mundo que en ella se apoya. Lo que se halla implícito en la afirmación de que la religión está arraigada en la actividad humana. como la historia entera de la cristiandad particularmente instructivo porque los teóricos antagonistas occidental desde la Edad Media demuestra con claridad meridiana. Característicamente. 1961). Así ocurre con el individuo. Por ejemplo. (que empíricamente no puede encontrarse) esto significaría que un mundo.76 ELEMENTOS s1sTEMATicos PARA UNA TEoRíA socioLócicA c 77 empírico.J Q I . aunque sólo sea porque los niños pre- (21) Para una excelente argumentación sobre este tema cƒ. Este sería un caso sumamente improbable. Así resulta posible que en undeterminado desarrollo histórico sea..1 4. c 1 .. ›. Es lo que ocurre también con teorizaciones incluían una expliccaión de este mundo con- tracio en términos del mundo propio). La realidad del mundo cristiano depende de la presencia de estructuras sociales en el interior de las cuales dicha realidad es dada por supuesta.~. el desarrollo de complejas legitimaciones se da en los momentos en que las estructuras de plausibilidad se como continua plausibilidad. sea siempre una variable dependiente de la historia' de una sociedad. y la relación entre los dos productos-es siempre dialéctica. que la producen y reproducencontinuamente en sus vidas. No comprenderlo es volverse ciego repecto a importantes desarrollos históricos de todas estas tradiciones. el budista o el indio peruano. mientras perseguían fines . por consiguiente. sin embargo. ¿Medieval Islam (Chicago. por ejemplo. sf J . y en otro la cosa suceda exac- mo. estas como una verdad evidente. Más bien se trata de que es la misma actividad humana que produce. e guntarán «por qué». plicar una teoría sociológica determìnista de la religión. y su realidad deja de autoafirmarse ducir legitimaciones que propagasen las excelencias del propio mundo frente al mundo contrario (y. Ello.

por supuesto. de cada una de las estructuras de plausibilidad (la frontera militar entre los dos mundos. y del que se deriva el sistema de millet usado luego mana en la Edad Media. En Otras palabras. estos «sistemas›› tos institucionales necesarios para una socialización y -una de solucionar las cosas disponen de un gran margen de éxito. O también por la segregación de individuos O grupos de modo que pierdan todo contacto con los habitantes nes. Basic Books.: (Indianapolis. su extensión si fuera factible (como del mundo «correcto›› (sistema preferido por los musulma- para un mundo religiosamente legitimado. el sentido de la . La situación. lación con esto cabe indicar que el análisis de Weber sobre las diferencias entre ciglesia» y asectar como tipos de asociación religiosa. como i l i U fl es claro. mqdos. individuales por la Inquisición y en la liquidación de subcomunidades heréticas según el estilo de la cruzada. los viejos métodos de exterminacion (como en las Guerras de Religión de la época posterior a la Reforma) y de segregación (como en la «fórmula territorial» 1 I li e l I «_. El problema de «ingeniería social» en situaciones como ésta. el más típico de los cuales es la destrucción física. como en la liquidación de herejes c sociedad entera la que sirve como estructura de. cƒ. Las dificultades prácticas que dicho deseo pueda entrañar varían. según los términos que aquí estamos usando. la erudición respectivos territorios.-¬_. 1960). Esto ocurre incluso cuando el mundo en cuestión se halla amenazado desde fuera. Mi1ton. Illinois. la creaciónde una estructura de "plausibilidad apropiada. No es difícil comprobar que el problema de conservación de _un mundo resulta menos arduo en el primer caso.4 de la Paz de Westfalia. mientras pueda continuar utilizando aquella sociedad entera como su estructura de plausibilidad.7comO sociología del conocimiento) del csectarismo». ELEMENTOS sis-rEMATicOs plantea un problema de «ingeniería social» a ciclálqfuiera que desee mantener la realidad de un sistema religioso determinado. En re- do diferentes sistemas y sus respectivos «soportes» institucionales se hallan en competición pluralística unos con Otecs. Bobbs-Merrill. cambia drásticamente cuan- (22) Una de las principales debilidades de la teoría sociológica de Durkheim sobre la religión es la dificultad de interpretación. 1965). es muy sugestivo. es decir. siendo a la vez una frontera de los conocimientos). y Hans Tech. Row. en los tanos. Cuando es una l. de los fenómenos religiosos que no abarcan todo lo ancho de la sociedad. plausibilidad /' resocialización bajo auspicios correctos (dados en ambos casos en los monopolios religiosos de la educación. yel derecho). incluye una defensa de los límites territoriales favorito de los cristianos. Peterson & Co. Una variación teórica muy impor- l tante se da entre las situaciones en que una entera sociedad sirve como estructura de plausilìilidad para un mundo religioso y situaciones en que sólo' como problema ofrece caracteres distintos para los grupos religiosos monopolistas y para aquellos que buscan sólb man- f tenerse en una situación pluralística competitiva.Rokeach. dentro del contexto de su obra. la dificultad de abordar en términos durkheimianos las estructuras subsociales plausibles. 1957). Mientras un sistema religioso particular pue- era el caso mencionado de la confrontación cristianO-musu1- da mantener su monopolio sobre una amplia base social. todos 'sus procesos sociales importantes están al servicio de la -confirmación y reconfirmación de ese mundo. The Open and the Closed Mind (New York. Para la psicologia social de la conservación de la realidad. de diidividuos O grupos desviacionistas (sistema na subsociedad sirve a ta- les efectos (22). tal como se predica en el Corán para los no mahomepor los cristianos en relación con los judíos que vivían en medio de ellos).' k›\ (Í' Kl PARA UNA TEORÍA sOcioLócicA ¡I | . A Theory oƒ Cognitive Dissenance (Evanston.. aparte de proveer los presupues- The Social Psychology oƒ Social Movement. la «ingeniería social» I' 79 Durante cierto tiempo.: - ' I ig t I F 78 ¡f-l_\v_ 1 I . históricamente. Leon Festinger.contra los albigenses). ya que para el mantenimiento de dicha religión habrá que proveer el 'mantenimiento --O en su caso. Esto último puede llevarse a cabo de diferentes. -. Pero cada vez deviene más . que acabó con la más violenta de dichas guerras) pueden probarse. aunque Weber no desarrolla las implicaciones cognitivas (en._›. Cruzadas y Guerras Santas) y el control efectivo de los desviacìonistas peligrosos O potencialmente peligrosos.

etc. Este 1 de la actividad humana. -sino una intrínseca ano- . el viajar por áreas donde no exisJ tieran comunidades judías no sólo planteaba una imposibili- dad ritual para un judío tradicional.-. inversamente el individuo que desea convertirse y. la amenaza de una desintegración anómica de la unica manera «correcta›› de vivir que podía concebir). Esta posibilidad crece con el grado de inestabilidad o discontinuidad de la estructura de plausibilidad en cuestión. Entre estas prácticas cabe señalar diversos procedimientos de ¿organizar la conservación». Sucintamente. sino.PARA UNA 'rEoRíA socioiióoicx ELEMENTOS sisTEMÁTicos difícil matar o poner en cuarentena a los mundos desviacio- la cuestión clave para todas las diásporas del judaísmo. Esta era la dramática pregunta que se planteaban los dad de su pasada realidad religiosa. El problema de la «ingeniería social» resulta enton\ ces -transformado en otro problema: construir y conservar subsociedades que puedan servir como estructuras de plausibilidad para los sistemas religiosos desmonopolizados. que es en si misma un producto 80 nistas. lo que es más impor- «mantenerse converso». la amenaza de anomia. Para cada individuo. restricciones voluntarias de los contactos sociales que podrían resultar peligrosos para el mantenimiento de la rea- lidad. Cuando el .li `~. Por ello. tales como el desarrollo de instituciones subsociales de «defensa››. con los «comedores de cerdos» o los «profanadores de vacas» fuese causa de impureza ritual. prácticas c'orrelativas 'se vuelven más complejas en estas' situaciones. es decir. la separación de éste implicará también 81 des)-. Estos viajes a la oscuridad debían de evitarse no sólo porque el contacto tciapologéticas» en todas sus formas) como las. tiene que organizar su vida social tante./ 1 .. Tanto las medidas teóricas de prevención de conversión Q 1 : Í . que por sí solo ya plantea dificultades prácticas y teóricas a los grupos religiosos minoritarios en cuestión. lo que es más importante. Basta decir por ahora que estas estructuras de plausibilidad de subsociedades tienen típicamente un carácter sectario. problema se tratará con más detalle en la última parte de este libro.de la çcemigración» de un judío tradicional hacia religioso implica existir en el contexto social particular den- uno de los varios «mundos›› disponibles en dichas socieda- tro del cual ese mundo conserva su plausibilidad. la «conversión›› (es decir. transferencia individual a otro mundo) es siempre posible en principio. Debe disociarse de los indi- Judio o hindu. sino. la migra- sión -cog'noscitiva'y que ciertamente desde entonces ha sido cion entre esferas religiosas implica la migración de sus res¬-u I l 6 .. Puesto que todo mundo religioso está «montado›› sobre una estructura de plausibilidad. su realidad o su plausibilidad subje- viduos 'o grupos que constituían la estructura de plausibili- tivas. Y lo mismo para el hindu fuera de la India. En otras palabras. endogamia voluntaria de grupo. existir en un determinado mundo nismo.É mia (es decir. los judíos cuyo ambiente social estaba limitado a los estrechos confines del ghetto eran mucho más reacios a la conversión que aquellos cuya vida transcurría en las «sociedades abiertas›› de los países occidentales modernos (no se trata aquí necesariamente de una conversión al cristia- especialmente para aquellos que aún conservan los hábitos intelectuales e institucionales derivados de aquellos lejanos lejanos días felices en los que aún eran monopolios. porque su compañía amenazaba la «pureza›› del mundo de acuerdo con dicho propósito.nomas de la vida personal es más o menos coextensivo con tal mundo religioso. Así. y asociarse intensamente exiliados en -Babilonia: ¿Cómo podremos adorar a Yahvé en tierra extranjera? y la pregunta tenía una decisiva dimen- y siposible exclusivamente con aquellos que sirven a la conservación 'de su nuevo orden. es intrínsecamente precario en su realidad. educación o socialización. i --J '-1 .

3. desnomizadoras) individuales y colectivas.¢ (WH. el orden sacro del que sueñan locuras negadoras de la misma. a través de los fenómenos de sufrimiento.¬-¡1-11. Toda sociedad humana es en última instancia una congregación dicho. Una explicación de di- el arregateoa cognitivo dentro de las «dinámicas de grupo» y la psicoterapia. aunque legitimada. 4i '||'¡'i¬ï¬ La sociología de la religión ha podido . debe mantener su solidaridad frente al caos. I I - chos fenómenos en términos de legitimaciones religiosas.mostrar en múlti- li ir ples casos la estrecha relación entre religión y s'olidari`dad social. La solidaridad legitimada por la religión destaca de modo particular este hecho sociológico fundamental. En otras palabras. de un cosmossagrado capaz _de mante- Í l nerse siemprefpresente frente al caos. sino también explicados -aclaremos.›. es decir. Todo nomos es repetidamente afirmado contra la amenaza de destrucción por las endémicas fuerzas anómicas de la dente que ello nos plantea un problema a nivel de la activi- de hombres frente a la muerte. inevitablemente. Los fenómenos anómicos no I (23) El cálculo psicológico clásico sobre la conversión sigue siendo el de William James en Varieties oƒ Religious Experience. mejor .± .. Es un buen momento para insistir en lo ¡que antes l' 9 l l l decíamos al definir la religión como el establecimiento. I _' . Ello es importante para aquellos que desean apoya¡r'tales migraciones y para aquellos que desean evitarlas. si se prefiere. hacia ella. ' I. El poder de-la religión de- / EL PROBLEMA DE LA TEODICEA cosmos es reafirmado -repetidamente frente al caos. Sin embargo otro problema se plantea también a nivel de la legitimación. '41. de un orden sacro que lo abarca todo. a través de la actividad humana. así como en la politica de adoctrinamiento coercitivo a base de «lavados de I cerebro». y el «cuidado de las almas».1 82 pectivas estructuras de plausibilidad (23).de la existencia humana. o ponen en f Í duda las afirmaciones definitorias de lairealidad. cada vez dad humana en la sociedad. o.-un-al. de la credibilidad de las consignas que ofre- te a la intrusión recurrente de las experiencias anómicas (o. É _¡ I i se enfrenta continuamente con las fuerzas desordenadas. El mun- P / \ i do del orden sacro. entonces. de muerte. Es evi- cada vez que topan conscientemente con la muerte. sobre ce a los hombres cuando están frente a la muerte. J. pero mucha luz sobre sus pre-requisitos sociales ha sido arrojada gracias a los recientes estudios sobre deben solamente ser vividos. cuando caminan. ¬-'. explicados en los términos oficiales del nomas establecido en la sociedad en cuestión. Cada sociedad hurna=- ¡I Q na..11 Í PARA UNA 'rEoRíA socionóeicii l mismo problema socio-psicológico que se da en el apostolado f~1 . se trata del '..-_ . y. puesto que esta actividad debe institucionalizarse para poder sostener una continuidad fren- pende. condición humana.' todo. La precariedad de todos estos mundos se ve clara cada vez que los hombres olvidan._. J -. En términos religiosos.. sobre todo. maldad y.4A-f4. . al ser una producción humana continua.

Hemos intentado aquí mostrar las implicaciones de esta intuición durkheimiana para el problema de la teodicea.¶°¢0ZS2|L 84 - l PARA UNA fi¬EoRíA socioiiócicii ELEMENTOS sisrEM_ÁTiscos 85 I l lll I al poder ordenador de la sociedad. de donde procede. 1961).~ y dolorosos. viviendo. del individuo en un lo mismo que el culto teólogo que escribe un tratado para demostrar que el sufrimiento del inocente no niega la con- cepción de un Dios a la vez bueno y todopoderoso. propia individualidad yd la singularidad de sus experiencias Wirtschaƒt und Gesellschcƒt (Tuebingen. !__ . Mohr. Cada nomos cea (1). Nuestra argumentación se basa en esta tipología aunque ._. 1963). Una teoría así.. esto es. Nosotros seguimos aqui a Weber.Q bargo. aun en sus aspecteos discrepantes demostrar. las distintas etapas de su biografía. un episodiode la historia de la sociedad. más amplia que la implicada en. es posible diferenciar las teodiceas según su grado - -. y coino antes hemos tratado ya de . y a la larga.. ". ' . Sin em. en la que la persona y sus experiencias están integradas. inclusive sus sufrimientos y susterrores «sin- págs. . comprenden experiencias agradables y desagradables. por supuesto. Cƒ. El campesino ignorante que comenta la muerte de un niño refiriéndola a la voluntad de Dios. puede llamarse una . por supuesto. El nomos sitúa la vida. A1 aceptar y apropiarse íntimamiente este punto de vista sobre el asunto. por supuesto. El ritual social trans- dar antes de considerar a los diferentes tipos de teodicea y sus grados de racionalización.el término comúnmente en uso en el pensamiento teológico cristiano. Esto se vuelve dramáticamente evidente en el caso de los «ritos de pasaje». la majestuosa teodicea i construida por el teólogo.introducimos algunas modificaciones.estos fenómenos en su experiencia.'¡ E. trascende su L i individuales. Su nacimiento. existe un punto básico que debemos aborl l subyace en todas ellas. Confiere sentido a su vida. por._. - nomos conlleva una trascendencia de las individualidades. Si se desea una traducción inglesa. l ~. una manera inarticulada. The Socioloay _oƒ Religion (Boston. '. pueden ahora ser interpretados por él de un modo que trasciende la importancia particular de . una vez que sea aceptada socialmente. K. implica una teodicea (3). Así el campesino. su 'misma naturaleza. sufriendo. la promesa de una compensación en el más allá. muriendo. tanto en las sociedades primitivas como en las más complejas. del grado en que conllevan una teoría que coherentemente y consistentemente explique los fe- nómenos de que se trate en términos de una visión total del universo (2). formula una teodicea tido'. i Liƒe (New York. Y el individuo que interioriza correctamente estos significdaos al mismo tiempo se trasciende a si mismo.. Esta actitud es la de abandonarse 1. págs. puede refractarse a diferentes ni- i veles de sofisticación a través de la sociedad. interpreta a su manera.. Ciertamente. Al individuo sólo se le concibe como naciendo. Se trata de que existe una actitud fundamental en si misma totalmente irracional. cuando habla de la voluntad de Dios. Beacon. (2) Weber distingue entre cuatro tipos racionales de teodicea: la promesa de una compensación en este mundo. y la doctrina del karma. 1947) especialmente la sección dedicada a «Das Problem der Theodizeeu. Con respecto a las últimas llevan implícita una teodicea. la trasciende. y por ello. 138 y s. Collier Books. el duaiismo. forma el acontecimiento individual en un caso típico. ir if i l (3) La noción 'del carácter autotrascendente de la religión fue -desarrollada por Durkheim. especialmente en sus Elementary Forms oƒ the Religious l l .J ii l . Los ritos de pasaje. ya que ciertamente todo este capitulo descansa en la argumentación de este último sobre la teodicea. _. . ésta es precisamente la razón principal de la creación del nomas. ' 'â . tal como hi- 1 H cieron antes sus antepasados y tal como sus sucesores se- ` gufirándespués haciéndolo.'I --I. en el Vol I. Es importante destacar (aunque ya hemos hablado de está enfrente de la persona como una realidad llena de sen- ello en general con relación a las legitimaciones religiosas) que semejante explicación no exige un complejo sistema teórico. de racionalidad.I ' (1) Esta definición es. ipso ƒacto. 296 y s.f l 1 ri -. tal como transforma una biografía en. No obstante. cada cualquiera sea su nivel teórico. Dicho de otro modo. y finalmente su muerte futura. que . abarcante contexto de significaciones que. .teodi-.

Hay también una caso. sus ansiedades y sus problemas. y aun destructora de si mismo-. «Yo no soy nada. i'-~ . negadora. ya que lasombrilla ¡ff protectora del namas se extiende hasta cubrir. Gabel. .1 u 1 s 86 Io ._ ._ 1 t Á J. es de- tal. Expresa asimismo real. sean religiosas o de otro tipo. y al otro en realidad absoluta. ' ' ' ' . El hecho de que la actitud masoquista esté siempre condenada al fra- sus necesidades. En esta actitud el mismo dolor. -r-. f i' \ 4 -v.na debe ser entendido en un sentido freudiano o psicoanalitico e / funciones clave de los namas es facilitar la «entradas de esta F f 4 i. y en ello reside toda mi felicidad». es la fórmula esencial de la actitud masoquista. Ésta es la actitud masoquis- ahora nos interesa para nuestras consideraciones es el de ta. incluso aquellas experiencias que pueden reducir al individuo a una aullante animalidad. la actitud por la que el individuo se reduce a ser' tal como éste lo desarrolló en I/être et le néant. En consecuencia. está enraizada en ciertas características cruciales de la socialización humana como tal.` En otras ciones sexuales hasta el discipulado politico. l › .EiviEN'ros sisfrniviáricos gulares». que suele hallarse en conexión con la actitud complementaria del sadismo. bien uno por uno.-. lo que es de particular interés desde el punto de vista de la religión. dentro de las coordenadas de la realidad definidas por punto de que llegue a volverse subjetivamente placentero. es un impørtâflte Glemelïw de la interacción humana. por supuesto. bien cara al nomas que ellos han establecido (4)._.. los sufrimientos se vuelven más terística está en el «intoxicarse›› de sentido de rendición ante otro -rendición completa..- fr*-« 1. sirve para ratificar la negación de uno mismo hasta el' cir. es decir. Así. como legitif f 37 mación religiosa de los fenómenos anómicos. bien como colectividad. por la sencilla razón de que el individuo no puede aniquilarse a sí mismo a este lado de la muerte --y también porque el otro sólo dentro de una ilusión puede parecernos r intensificación de entrega y negación de si mismo frente a la «absoluto»-. El masoquismo. `.- ft1 l \ un objeto inerte frente a sus compañeros. el terror menos_avasallador. y si todo va bien. _ (Ilh¢"I. las legitimaciones. Éd1ü0n8 . El PUNO que sociedad y a su orden. cƒ. El éxtasis del masoquista consiste precisamente en una constelación psicológica fundamental.-_. PARA UNA rmonia socionócica ¢ Ei. propiamente dicha. él lo es todo. sin' la cual sería difícil imaginar que las legitimaciones posteriores prospera- esta doble metamorfosis. otro tipo. Es transformarse a sí mismo en nada. 1' Sirve como el substrato indispensable sobre el cual el edificio legitimador podrá ser construido. autoafirmativo y auto-suficiente) es prueba de que la entrega tuvo efectivamente lugar y que su int0XìCaCiÓ11 BS supuesto. ' (5) Sartre desarrolló con considerable detalle la caida predestlnada de la empresa masoquista.' El concepto sartriano de masoquismo puede ser también ser entendido como una forma particular de auto-reificación (entendiendo este último vocablo en sentido marxista).'. Queremos que quede biân claro que . negación en las conciencias individuales. Entonces se ve a sí mismo «correctamente››. no debe detenernos aquí (5).Toda sociedad implica cierta negación del individuo de 'las ambigüedades y angustias de la subjetividad individual aislada frente a las subjetividades de los demás. Para las implicaciones Dfliqlliålrlfiflfl del ¢0H<i'-11:91:? marxista. la teodicea. por sádico del masoquista --es decir. ' ` Esta teodicea implícita de todo orden' social precede. físico o men- 1962). -. . Joseph. Una delas I... La ƒcw¬88¢. pues. i (4) El concepto que empleamos de masoquismo procede del de Sartre. postulado como el contrapunto tolerables. en áreas que abarcan desde las rela- su sociedad. quizá tendrá una «muerte c_orrec_tá›$' (o una «buena muerte» como se le acostumbra a llamar).¢0fl¢i¢fl¢¢ (P8118. absolutamente dominador. que se siente como profundamente liberadora en cuanto que parece que acaba de una vez con ran. Su nota carac- palabras puede perderse en ese namas social que da: sentido a las cosas.de M U . \. 'Resulta capaz de «sufrir correctamente». Y cualquier pena o sufrimiento que el Ótro inflija (un otro. .

quien. Sin embargo. al mismo tiempo. J 4' 1' Por lo que precede queda claro que. es decir. .l« |¡'. y puede mucho más pausiblemente ser aceptado como realidad última. infinito e inmortal por definición. Puede ser dulce sufrir penas «a manos» de un amante. pero también puede ser «agradable» ser castigado por la soberana autoridad del Estado. El masoquismo es un intento de escapar a la soledad fun¡ | en que ocurre la entrega. No es necesario añadir que la misma extensión de la actitud maso- J J quista puede asumir un carácter religioso. ia' Í 'I 4 -I ri I I. Lo que el hombre no puede aceptar es la soledad. El dios sádico no está nunca disminuido por estas imperfecciones empíricas.I «otro›› de la confrontación masoquista es proyectado a la infinidad del cosmos. ven. dulce muerte». dulce dolor. o el maestro. 1-. y en alguno de ellos aparece en las propias cons- tr_ucciones_t`eóricas. que uno tenga arraigadas sentimientos patrióticos. por supuesto.Q ~ ` ' 1 0 ' ) x Í I '\ `. 1 ' .~-¬9É7. La misma actitud. significación absoluta.L «morir›› por el propio país. hasta el punto de que el . . E incluso si logra comportarse como un creíble dominador por algún tiempo. y tampoco la falta de sentido. E igualmente puede sentirse como liberadora la sumisión autonegadora al poder del nomas colectivo. El masoquismo es a la vez una no soy nada. siendo' en el fondo limitado. sino que también puede ser dulce «ser muerto» por el propio país -siempre.`.` '*-_.so ƒacto preservado de las contingencias e inseguridades del mero masoquismo social y para siempre. \ _.I 33 I | I ' I PARA UNA 'i¬EoRíA socioLócicA que el masoquismo. El que se le entrega se ve ip. y. sin embargo. sigue. J/ 'J J humano.. Como no aguanta la soledad niega su singularidad.. puede pre- dicarse de ciertas colectividades. Por lo que no solamente puede ser dulce I individuo no solamente encuentra estas experiencias sopor- diéndose en un otro. que son las fórmulas de liberación masoquista (6). vulnerable y mortal.J . o sencillamente ser incapaz de llevar a cabo la escena. es postulado como poder total. se postula que ELEMEN'i¬os sisrsivnifricos riéncia social puede serimagnificado en las personificaciones den ser radicalmente trascendidos. y luego: «Ven. Después de todo. Aquí el otro concepto de la expe(6) La intuición de que «convertirse en la nada» podia tener un sisniilcado fue de Nietzsche.*`f'. finalmente de los nomas por ellas presentados. una de las dificultades inherentes al masoquismo en las relaciones humanos es la de que el otro puede no desempeñar a satisfacción el papel sádico que le corresponde. por su radical autonegación. un realissimum dentro del cual las tenues realidades de la propia subjetividad pueden resultar absorbidas. de hecho sigue siendo sólo -J fi J __. y como no aguanta la falta de sentido encuentra un paradójico sentido en su autoaniquilación: «Yo 89 del'orden'colectivo. Conviene recordar asimismo que la ac. Nosotros dejaríamos sin respuesta la cuestión de si ãtêríãnórååiåapliåede estar en algún modo relacionado con el ainstinm dg ia '.-”1“¬_1-”'. Él lo es todo» resulta engrandecida por la inaccesibi- . el masoquismo tiene un carácter preteórico. Toma dimensiones de omnipotencia y carácter absoluto. por lo menos en el mo. En este caso el es el unico y absoluto sentido./ _-.mento.:"°-”' tables sino que incluso espera su llegada. i . sea o no religioso el objeto a que tiende.¿› . y por lo tanto nada puede herirme››. Siempre permanece invulnerable. El compañero sádico puede negarse a actuar u olvidar que debe ser todopoderoso. curiosa manifestación de la sociabilidad humana y de su necesidad de significación. la actitud masoquista sigue siendo un elemento de importancia en numerosos intentos l de teodicea. o más drásticamente: «He muerto y.. nos muestra unos caminos por los que el sufrimiento y la muerte pue " F "-L.1.)'.-f' nada. La expresión «Yo no soy . i . por lo tanto. no moriré». l I. Las actitudes masoquistas se originan a través de las relaciones concretas con los otros individuos El amante por ' › eJemplo. lidad empírica del otro a quien el masoquista se rinde. y por lo tanto precede a la apariciónde cualquier teodicea específica.

.¬¬Í`. cualquiera sea el grado de racionalidad que se alcance en los varios intentos de resolver el problema teóricamente. en situaciones de intenso sufrimiento. sidad de comprender su significado es tan aguda o más que desgracias pueden ser también intensas y decisivas. . -f`\ ¿(11-: ¿.› -.I y en el correlato subjetivo en su propia conciencia.. pero con sentido a esta pregunta. por dolorosas que sean.N -ofi. A lo largo de esas líneas podrá también encontrarse una crítica sobre el «psicoanálisis fenome- (8) Es importante comprender que la teodicea también es posible sin nin- nológicor que se encuentra en las obras de Biswanger._._-.›-¬._-:.l. de cualquier manera. .. Una teodicea plausible (la cual.›..` .if guna promesa de redención.. ic._.*.-7-. claro está. requiere a su vez una adecuada estructura de plau- sibilidad)`permite al individuo integrar las experiencias 'anómicas de su biografía en'-el namas establecido socialmente Las ventajas de las teodicea para la sociedad. Dicho de forma gráfica.: . I es lógico. tanto singulares como É « crónicos en el nomas oficial de aquella sociedad. 1 ¡_.. Dichos sucesos pueden ser en su origen tanto naturales como sociales.'a.icA- _.-'LD if' I | . «¿Por qué Dios permite que los extranjeros nos tación de que otros le hacen objeto desea el alivio de esas f conquisten. siva con la religión..._-*. por si redentora de hallar un sentido de las cosas (8). ..-«.el dios que castiga y que destruye en su soberana majestad. K . deben ser consideradas de modo análogo a las 'ventajas de la teodicea para el individuo.-.-un .E V - ¿. sino también las desgracias que unos hombres inflijan a otros en el curso de su interacción social. No es felicidad lo que la teodicea esencialmente ofrece. _ l . No se trata solamente de explicar en dejando ahora de lado la vuelta constante del tema maso- f :fl términos nómicos los desastres naturales. t. Weber insiste sobre este punto en la sección de sociología de la religión en Wirtschaƒt und Gesetlschaƒt. la soteriología no es coexten- otros. las enfermedades -¡pu-qu.-. _-_-.J Jsssmåif 1.'---. _ | I* | u I ._ 1. E =-_:-v-. . o bien por la opresión o la explo- den formar parte de las rutinas institucionalizadas de aquella sociedad.-çJ". Estas '`. Pero desea asimismo saber por qué estas desgracias le han tenido que suceder a él y precisamente a él.l 5 1.°.adorador que se arrastra voluptuosamenteen el polvo ante.. `¡ › ¡T ._ -._¡_ pff {_{. excepto. . del .-. ¡ _~7Vn`-. '-\-.au A-_.menos un sentido en términos convincentes social y subjetivamente.›. Y ciertamente mu- chas teodiceas no incluyen de hecho ninguna promesa de «redención›› en absoluto.'-". . en las fórmulas más indicadas para explicar los sufrimientos de los hombres.. ELEMENTOS sisrEMÁ'ricos l f titud masoquista es uno de los factores permanentes de irracionalidad en la problemática de las teodiceas. Si una teodicea responde.`-1. ¡\. a veces con asombrosa frialdad.I' \ 91 . ¡I .. al que en consecuencia se protege contra laamenaza de desintegración caótica que tales acontecimientos llevan siem- -.{ .`¿-- 90 PARA UNA TEORÍA socioLóc.7"'.›› o «¿Por qué Dios permite que unos hombres vayan hartos y otros pasen hambre». experiencias. Y dichas -.-. o pue- la de recuperar la felicidad (7)._. al contemplar el espectáculo de los teóricos trabajando.. la. -':1'.^._¡I-. detrás de la inmutable máscara del teórico. .1n»._. -!i.If ¦' desgracias por supuesto.. . Y es probable (incluso pre consigo.. la garantía de ' '_' La teodicea afecta directamente al individuo en'ci_iantc{ a su vida en la sociedad. .l'"R-'I-ÉQ--Li¢I. Ella permite a colectividades enteras inte- 1 grar los acontecimietnos anómicos. El individuo que sufre por una enfermedad-dolorosa. -¬-. como D-It if-¿É.. pues.¦¢A.- tado de su sufrimiento sea la felicidad en este mundo of en el otro. 2 I ø' S quista) que...¦ í I consigo ninguna promesa implícita de que el posible resul- L-` -'ø-`u›g-. Estos acontecimientos encuentran así «un lugar» en el esquema general. !`4.v . _ . -.i.ph -1."` Ra. incluso si la respuesta no lleva . no hay que olvidar la posible presencia... Debemos resaltar que ello no significa necesariamente que el individuo se siente ahora feliz o siquiera contento de pasar por tales experiencias. .. . significa un alivio muy importante para el individuo que sufre. -. erróneo considerar las teodiceas sólo en función de su potencialidad «redentora››.. ±~. Minkowski.L. la nece- y la muerte. li.“›..`¡. dos cuestiones o pre- (7) Creemos que esta perspectiva proporciona un punto de partida útil para una crítica de la teoria freudiana de la libido.. m. if' tfoq' i`. Sería. En otras palabras. adquieren al..›-. _ ¡`-I-i' _ i-. .-3 . II- í . Frankl ._ 1'. sino sentido.

.. En otros casos. Pero para los primeros servirá como una justificación subjetiva para que puedan disfrutar de los po- ciedades occidentales. fenómeno que no es raro que acciones significativas de interacción entre ellos. y a la vez va más lejos que aquél.92 ELE»/iEN'ros sisrsiviiíricos PARA UNA TEORÍA socioLóGicA 93 1i guntas que pueden contestarse con teodiceas específicas. lt cias. tal como él entendía la *d°b1° ff¢°<ï1¢fi8I.de su colectividad. Otra cuestión será si siempre la misma teodicea servirá para ambos destinatarios a la vez. Se lleva en la sangre.lo tanto inevitable para el individuo. para los oprimidos. la nación. . Esto puede ser de carácter masoquista. del orden institucional particular de que se trate. se darán en la sociedad dos teodiceas distintas. Para los segundos serán naturalmente útiles como «opio›› para hacerles menos intolerable su situación. la teodicea da al pobre un significado para su pobreza. Y en estos casos. Aquí lo que es esencial es del mundo. Es posible analizar los tipos históricos de teodiceas según un cçntlnuo de racionalidad-irracionalidad (ll).En 28%@ Punto incorpora la noción de Marx sobre la reli8i61_1 . esencialmente sadomasoquista en cuanto a su significación.y'teóricamente poco elaborada trascendencia de si mismo que procede de una identificación completa con la colectividad (12).-¡mix › tip_o representa una posición específica en la teoría y en la to. Pero en todos los casos. (12) Aquí es aplicable el concepto de Lévy-Bruhl de la «participación mís- (9) Esta referencia fue también hecha por Weber. para los privilegiados y. lo que estudiaremos con mayor detalle más adelante. y no puede negarla sin negar ala vez su propio ser.como -copio». respecto de los fenómenos anómicos que hay que \ legitimaro nomizar. Por ello.. es decir con distintos grados de «simetría». o lo que sea. No hace falta decir que aquí no podremos elaborar una tipología exhaustiva. son debilitadas en parte en cuanto -A-el clan. por supues- sociales es potencialmente evolucionaria en sus consecuen- ¿ns-in†ï 1¬-fabømi-¬1 flItv t 1./ l I ' si . la tribu. Dicho más simplemente. tica». simple .curso de la historia. y por supuesto para evitar que se práctica. dicha teodicea significaría una colusión. que se da a través de las otro (10). la teodicea legitima directamente el particular orden ins- titucional en cuestión. está la deres y privilegios de su posición social. lleva a la ocurra en el . En caso afirmativo. una de las funciones sociales más importantes de las teodiceas es ciertamente la de explicar las desigualdades existentes de poder y privilegios. la desintegración de la plausibilidad de estas teodiceas legitimadoras de desigualdades (11) Modiflcamos aqui la tipología weberiana colocando sus tipos dentro de un cantinuum racional-irracional. una teodicea de sufrimiento para un grupo y otra teodicea de felicidad para el fusión de su ser con el de ellos. Pero es importante señalarque estas teodiceas pueden tanto servir como legitimaciones para los poderosos como para los que carecen de poder. (10) Nuestra versión del tema de nuevo procede de Weber. En ambos casos el resultado converge en una conservación pero no es necesario que lo sea. será i -*si I útil observar con alguna detención algunos de los tipos históricamente más importantes y principalmente aquellos que han tenido una influencia directa sobre la 'historia de las so- rebelen contra ella. Esta identificación suele considerarse como congénita y por . j _ En el polo irracional de este continuo tipológico. Cada A. La identificación de cada individuo con los demás. Estas dos teodiceas pueden relacionarse entre si de diversos modos. que no hay una concepción del individuo claramente distinta. incluyendo la desgracia última de tener que morir.. ¬. pero da también al rico un significado para su riqueza (9). tanto en la felicidad como enla desgracia. a la vez. Se considera que el ser más profundo del' individuo 'es el hecho de su pertenencia a una colectividad entre opresores y víctimas. No obstante. y muy concretamente. Esto lleva a la conclusión de que las desventuras de la propia biografía del individuo.

¡I ff . además. -_- Í ff .-¬'. . especialmente en Suicide. .-¬-ff ã-i"*.`-_=\*:. ¢ I ¢ :€šì<~ . también. 69 y s. el cual. L. Si los hombres.=\. los ritos funera- po social. Rowohlt.r-f'ï*---i. <›. atribuye' «un lugar» a los fenómenos es empíricamente comprobable. . La frecuencia de los ritos de ferticidad a través de las diversas culturas es la mejor ilustración de lo que decimos (15).. el hombre que muere en el campo de batalla a manos del invasor no puede esperar su resurrección i do a través de cuerpos y almas humanas y expresándose especialmente-en su sexualidad. y regeneración. ii . N.“-E:. En ella es caracterís- '|. É i le Her. igual que ésta está a su vez integrada en la totalidad del ser. págs.Íå. ya citada. hambres.. más débil será la amenaza . como puede suponerse.Í. El universo entero se halla penetrado por las mismas fuerzas sa- gradas. _. incluso aun.. por así decirlo. . reafirman continuamente estas legitimaciones y cada El prototipo de esta clase de teodicea implícita puede hallarse en la religión primitiva (14).g._'-". Es importante darse cuenta de que esta teodicea no necesita inlcuir. I . .". 9 ' de legitimación de algunas desgracias colectivas. pero éstas se- l rán interpretadas como meros momentos episódicos de su historia. I"- ii a › PARA UNA 'i¬EoRíA socioLóGicA _ ELEiviEN'ros sis'rEMA'ricos tico que se dé no sólo una continuidad entre el individuo y › › J 1. Yipor ello.4f_'1. sino también una continuidad entre la naturaleza y la sociedad.de l anomia proveniente de las desventuras de la biografia indi- ¿ | -_ J . fuerte sea esta identificación. ' i'-¬ li? 1 . Puede sufrir desgracias. cƒ. por definición. ninguna esperanza de una vida pos- (13) Este punto. se hallan en sintonía con los ritmos de dichas fuerzas dentro de su propio ser. 1954). comporta una teodicea implícita. en tanto que permanezcan dentro del l yor sea la identificación de los_individuos con su colectividad.Í.hasta las posteriores personificaciones animis- epidemias.-_-'†'Tu -. Doubleday-Anchor.. Y. En cambio. Esta identificación. 'e I I .E:1-_.›¡› J. y que por consiguiente algu- de dolor y de muerte. . y con ello legítima. pues. Los ritos de fertilidad y. y teodiceas específicas pueden ser formuladas a estos efectos. quedan a la vez sintonizados con el orden fun- l :- o su inmortalidad. Así es como la vida de los hombres no está nítidamente separada de la vida total que se extiende por el universo. (15) Cƒ. 1957). -i f'-11.-3. l I _'.: (_. _-.___ . (14) Además de Elementary Forms aƒ the Religious Life de Durkheim. mutatis mutandis.«›. '__ I \ 1 . incluye. Por supuesto.t \l å ' l _.. jr . ..-it* l J'. humano y no humano. --_ rarlo. sin necesidad de que vaya acompañada o precedida aiï@ -L por ninguna racionalización teórica.. (Hamburg. la decadencia o muerte de 'un individuo se ve legitimada por causa de su colocación dentro de un orden superior de ciclos cósmicos. tales como tas y mitológicas. rios. un orden que. la vida de la colectividad.ff I ¡--e I. Las mismas fuerzas sagradas que producen los ritmos de la naturaleza se conciben como pulsan- nas de sus desgracias no podrán ser alivíadas durante su vida.=_. al ser aprehendidas como meros episodios de la historia. la comunidad tiende a ser considerada como algo inmortal-. los ciclos de nacimiento. Das Heilige und Das Praƒane. Este trabajo.reafirmación postula. pero sí puede esperar la de su grupo. Así. 1 \ J' . o conquistas por el invasor extranjero. su muerte tendrá un sentido para él. En la medida en que él se identifica subjetivamente con su gru- i damental de todo ser. Bronislaw Malinowskl.. desde el mana en su forma original anterior a la --personalización._. Science and Religion (Garden Clty. Mircea Eliade. muerte. está fuertemente trabajado en la teoría de Durkheim sobre la anomia.¬. queda todavía una problemática 1. La vida del individuo está integrada en con la cualel-individuo se halla identificado.~A}te. Si pierde uno de sus miembros.'-'.'1¬-R ii ver lg. la de la colectividad no lo es.i-E. l El individuo sabe que morirá.* L:-4. ft. general de una colectividad .L-. decadencia. participan en un ser universal. 95 l a su impacto anómico sobre él._ › K que no vaya «embellecida›› con legitimaciones «individuali- zadas››. ya citada. por una razón muy sencilla: la mortalidad de cada uno J namas socialmente establecido.ÉÍ lil.. Magic.'--`-Tai rie. una teodicea ad hac.-'_r. Cuanto-más vidual ( 13). como ya dijimos.'^. sin embargo. pues. resulta más fácil cuanto ma- l la colectividad. ' ' ' Q ' . nunca podrá recupe.rr 94 if 3-. Consecuentemente.

nada_S--.y su muerte están debidamente sintonizadas. De hecho. La colectividad entera incluso.. de la l edición inglesa (New York.pre-I ELEMENTOS sisTEMÁTicos I ciano podía tener la misma seguridad-. que re- `ì I .I _...ï I tiempo la misma vida fundamental que es encarnada por cesivamente rara. dicho sea de paso. . resulta (en lo que su comprensión abarca) concretamente inmortal. es la fórmula típica de este tipo de teodicea. Harper. y del mismo modo él proyecta su propio ser en el de sus hijos y descendientes posteriores. vida .dondequiera -que el esquema microcosmos/macro' viendo en sus descendientes. La teodibeå resultante de una participación autotrascendente no es privativa de las religiones primitivas. puede poseer una docena de esposas mientras el hombre común solamente dispone de una. sin embargo. en general. Más especialmente es característico de estas teodiceas primitivas la postulación de una continuidad ontológica entre quista. ligados todos sus miembros por lazos un enemigo debería erradiar hasta la última alma viviente significativo del conjunto de las cosas. en el | l vc/ (17) cf.. el campesino. Para destruir esta inmortalidad ' i 97 ' 'de la colectividad. pags.. en cuanto el sufrimiento infligido por los represen- tantes humano delas fuerzas sagradas puede ser bienvenido como una pruçba empírica de participación en el esquema las generaciones (16). en virtud de su identificacióncon latotalidad de la colectividad. «Yo debo cada uno de sus miembros. puede desintegrarse y perecer. sino también su alma (si esta última 'es. Como resultado de ello. una teodicea ad hac similar se halla en juego dondequiera que los hombres se identifiquen totalmen- E 1 te 'con una colectividad y su namas. ya que ella lleva consigo a través del que perteneciese a dicha comunidad -una práctica que. pero mis hijos. Por ejemplo. En todos estoscasos puede haberse añadido un elemento maso- terior o. Branner og Korch.. camas e Historia ya citada. 253 y s. históricamente. No sólo el cuerpo del individuo._. pueden transferir sus -sufrimientos y sus muertes a un plano cósmico lleno de significado e intrínsecamente confortante. pero para este último sentirse resentido por ello le parecería tan poco cuerdo como que los m1€mbr0S inferiores del cuerpo se sintieran celosos de la cabeza. algo más legitimada por ulteriores referencias al taa fundamental con el cual su i i i . él quiere una inmortalidad que resulta (para él) bastante concreta. Hombres y animales._±. Mircea Eiiaae. H | - _ É`Í'Í JI"'§ ~1J“fl"' -'U . El individuo siente a sus antecesores continuando misteriosamente dentro . 7 -mí . pero el caballero confu.. no podemos considerar como ex- Í í morir.« xlmo.de una inmortalidad individual.___ 'iv- "mail "' \. El jefe.. 1959)._. págs. cosmos predomine (17). 93 Y S.1 . individualmente y en grupos participan de ella. par' ejemplo. Un fenómeno religioso históricamente importante. y los hijos de mis hijos vivirán siempre». y sometiéndose a ella. ±-| v. El poder y los privilegios detentados por unos cuantos parecen entonces como simplemente ejercidos por delegación. del mismo modo que sus antepasados continuaron viviendo en él. chino podía morir tranquilo en la seguridad de que continuaría vi- de sangre. Comúnmente se mantiene -aunque bajo formas teóricas más refi- l lativiza drásticamente su mortalidad a la vez que muchas de las desgracias menores de su biografía empírica.-. la misma participación activa de todos en la vida de todos legitima todas las desigualdades sociales que puedan existir dentro (16) Véase Johannes Pedersen. l l l . para un análisis de éste fenómeno en el antiguo Oriente Pró. pero lo que 'queda 4-. El prototipo primitivo continúa históricamente a través de varias modificaciones más o menos complejas. Cabe agre- gar que. sea cual fuere el nivel I de sofisticación teórica. 1926).- como hecho final que otorga significación es la eterna eurit- mia del cosmos.de sí mismo. Israel (Köbenhavn.. _ ' ¢ 1 96 ~ PARA UNA TEORÍA socioLóGicA 1\l supuesta).

-A ._ . Allí donde la perfecta unión se consuma. el misticismo incluye la afirmación por el individuo de que esta unión ha sido efectivamente consumada empíricamente -toda individualidad desaparece y es . Rumi-Poet and Mystic (London.'\ _lf› ' I'-i' ' \ o . naturalmente. del individuo deviene funda- mentalmente irreal e ilusorio. pero aun -F ¿i metimiento que_ lleva implícita su propia teodicea. El siguiente pasaje de la obra del escritor musulmán místico Jalalu'l-Din ¿A 1 Rumi puede ser una buena ilustración de ello. En esta forma el lación de uno mismo y su absorción por el realissimum di- misticismo se representa a la teodicea arriba mencionada l vino constituye la mayor beatitud imaginable. . como se evidencia por la repeticion a través de las varias culturas de la auto- finir el misticismo como la actitud religiosa por la que' el 1 -1 . el misticismo no se da siempre en forma perfecta.-_ . . \. y fui Hombre.~ _' ' nf. ' ' . Para nuestro propósito presente. Podemos dejar aquí sin responder el problema de . '-L"-W'-r:rI1-~¬¬ l pasaré: todo excepto Dios parece.. Los dolores y la muerte del individuo resultan insignificantemente triviales. Esta misma trivialización. Dicho con Cuando haya sacrificado mi alma de ángel. ' › §_. se extiende a la vida mundana de los dem_ás. ya por razones teóricas).. -George Allen & Unwin.› |_- . I . . para elevarme al lado de los bienaventurados ángeles.sisTE1vuíTicos 99 › f'~t`. (18) Ver Garardus van der Leeuw._-. de entre la literatura mística Mori como mineral y me convertí en planta._. 103. ffs . 1 proclama sonoramente: a Él retafrnaremos (19)._v- : con la divinidad no sea consumada. (Podríamos tambiéntomar otros. es el del misticismo (18). Uno de 'los análisis más penetrantes sobre la similitud del misticismo en todas las culturas puede encontrarse en Rudolf Otto. pues./Í: ›¬ K _ ' en Dios o son Dios. ya por razones prácticas. --t I. Í }.'-_"“- 98' PARA UNA TEoRíA socioLóGicA . podemos de- ¡ sión mística puede calificarse de masoquista varía en la práctica. más crudeza. pero podemos afirmar sin temor a equivocamos que un fuerte elemento masoquista está presente en casi la totalidad de las variedades de misticismo.$1 . págs. En su forma ideal. Mysticism East and West. lo que ciertamente puede ser considerado la principal ventaja teó- poner aquí analizar las numerosas variaciones a través de la rica y psicológica del misticismo. 1 ¡I i :I _. temer? ¿Cuándo fui menos al morir? . Religion in Essence and Maniƒestation (London. _ 1- ¿_ .f_"' in' u\I 1 ' ' hombre busca una unión con las fuerzas o los seres sagrados. (19) Reynold Nicholson editor. I. en efecto. puesto que para el místico todas las 'cosas están -n Todavía una vez más moriré como Hombre. la aniqui- absorbida en el océano de la divinidad.+. pues la no existencia A l l ' te al Corán 28:88 y 2:151. Ahora bien. ¡Oh! ¡que yo no existal. básicamente irreales comparados con la omnipotente realidad de la experiencia mística de la unión. cualquier l aspecto de la vida mundana. 1938). mori como planta y me levanté animal. por lo que. 1 . cuando aparece modificado lleva consigo una actitud de so- Í mundial).. al azar. mori como animal..tomado en serio porque la visión de uno se halla oscurecida por el «velo de maya». pero: también del estado de ángel dificaciones se entienden en el sentido de que la unión total Í ' ¿Qué 'puedo.-¢. No nos podemos pro- t blema de la teodicea es efectivamente auƒgehaben. `\. El grado en que la sumi- las cuales este fenómeno se ha repetido a lo largo de la historia religiosa. ii que la teodicea de la participación autotrascendente aparece por doquier. todo es bueno -en 'virtud de ello el pro- * 0 . una especie de espejismo que l | ci- U de la búsqueda mística en un éxtasis inefable. 1950) pág. . George Allen & Unwin. mortificación y la autotortura en relación con los fenómenos místicos. 493 y s. Los textos acotados pertenecen respectivamen- 1 i llegaré al estado que ninguna mente pudo concebir.ui.(Las moí . I. tanto en sentido individual como colectivo. la culminación de una manera casi perfecta. sólo es . i ø ELEMENTOS . o bien no sea buscada.

(20) Weber fue quien caracterizó a la doctrina del Icamm-samsara. en el universo) y del samsara (la rueda de las reencarnaciones). el más racional. pues.-.-› ciona.~ | contemplado la historia. que pertenece al Maitri Upanishad: (22) 0 Este punto está analizado detalladamente en Weber. Para argumentaciones generales cƒ.. ejercicios devotos y místicos. en pasajes como el siguiente. Lo que se quiere destacar es sencillamente que existe una f L 1 gitima simultáneamente las situaciones de todos los estratos sociales. nas veces racionalizadas en términos teóricos altamente ela- ' ' '_ ' - se) constituyen el sistema religioso más conservador que ha boradosfotras veces como un resurgimiento de impulsos . Se sigue de ello que el individuo no puede atribuir a nadie sus desgracias sino a si í si Rumi entendía este pasaje como referente a reencarnaciones verdaderas o como estaciones de una jomada _mistica. ~ . en las partes más teóricas de los Upanishads. Nada. especialmente dentro del contexto de las grandes religiones históricas. en Weber. The Fundamenzals oƒ Htnduism (Calcutta. I. pues. sólo puede atribuir su buena suerte `r ! a sus propios méritos. S. cionales-muy arcaicos.4` |'l' bles procesos del karma-samsara. Wirtschaƒt un Gesellschaƒt. la mayoría de estas manifestcaiones del hinduismo popular están lejos de la fría racionalidad con que el sistema se formula. . actuando en forma de «ingenie- (prácticamente el establedirhiento del sistema de castas por l l dú (20). Albin Michel.-4 No hace falta decir que el misticismo. Louis Renou. encontramos el complejo del karma-samsara. tal como la vemos expresada por ejempo. Chatterjee.obediencia al propio dhafrma mejoraria la propia suerte en futuras reencarnaciones. Vol. ha dado origen a complejos sistemas teóricos. I/hindouísme (Paris. humanas o no.¦l 101 a' . 300. Oxford University Press.100 ELEMENTOS s1s'rEMÁ'r1cos l . 1950). que desarrolla el pensamiento religioso hin- los inmigrantes brahrrian'es.. Das Gupta. inversamente. pág.q-. 1953). algunos de los cuales mismo e. verso. y toda -. Así. obligaciones particulares de una cla- prototípicas de autotrascendencia antes mencionadas. por asi decir. en el segundo volumen de su Gesammelte Auƒsaetze zur Reltgtpnssozioloa e.concepciones de un severo rigor fueron mitigadas en parte en 'el hinduismo popular de diversos modos -prác- situación humana es una consecuencia necesaria de pasadas acciones humanas. Toda acción humana tiene sus necesarias consecuencias. Pero la discusión clásica al respecto se encontrará. PARA UNA 'rnonía soctonóoica l. sobre todo.Estas . intercesiones a diversas 'divinidades para que interviniesen en los inexora- mente entre el pasado y el futuro. la vida del individuo es sólo un eslabón efímero en una cadena que se extingue infinita- ticas mágicas. toda anomia concebible es integrada en una interpretación abarcante y racional del uni- ros sociales››) hasta que se desarrolló por todo el subconti- nente indostánico (22). El código de Manú (aunque no se puede saber hoy hasta qué punto su legislación era eficaz y si no pasaba de una fantasía de sus autores brahamanes) da una buena idea de las ventajas que un sistema así proporcionaba a las clases altas. 1961). la fe sencilla enaquae.irra-. como es de suponer. Le- contienen teodiceas expícitas de gran consistencia racional. y.. la . ¡ . Se requiere realmente una cierta fortaleza de espíritu para aceptar una revulsión del propio ser. 7 (21) «Die Welt ist ein lueckenloser Kosmos ethischer Vergeltungna Weber. queda fuera de ella (21). . El complejo karma-samsara propor- . y sus conexiones con la concepción del dharfma continuación en varias tradiciones místicas de las teodiceas (obligasiones sociales. Evidentemente. No resulta sorprendente que cada dinastía principesca que se sucedía fomentase su adopción En el polo opuesto del continuo racional-irracional de teodiceas. algu. un ejemplo de una completa simetría entre las teodiceasidel sufrimiento y las teodiceas de la felicidad. y Religious of Ancient India (New York. En la ingeniosa combinación de las concepciones del karma (la ley inexorable de causa y efecto que gobierna todas l l l las acciones.

I"`'. orina. el disfrutar de los deseos. músculos. . Lo cual se da más radical de los fundamentos teóricos de complejo del sinfín y -lleno de horror de las reencarnaciones (que sería más apropiado llamar una rueda de muertes que unarueda Í Í i Í. cabe distinguir claramente el budismo de os dente. yo¡soy como la e inmensamente complicada de ideas esotéricas. perecen. la estrella' polar riódicas del karma.“_"':'_. que es quien conoce la naturaleza verdadera del Atman]. i .. deyecciones. ¡ _ y tiene su importancia en las dos grandes ramas histiãricãs de vida). W. [se refiere a Sakayaiiya. en el nivel de la soteriologia y en el de SU concomitante teodicea (27).¿_4“*-'"_4.. carne. nuestra vía de escape! (25). 1 (L 1' (1 f. se desborda a si mis- I se desvía de su posición fija. ` (24) Véase el análisis de Weber acerca de la soteriologia de los :intelectualesn en la India y su relación con el hinduismo de masas.A. 1 (27) Weber consideraba _ al budismo ciïmo la Iiàaecågålåìslãafiåïflvëlåìserrasfåïåïše del conjunto karma-samsam. La edición corre a cargo de Sarvepaiii Radhakrishnan u y Charles Moore. n 8 las teo-dice” c°ns_ en cuanto que indican las alternativas básicas a e Ds 1 h e mtestas truidas según los presupuestos del karma-samsara. -› \ “.. ¿de qué sirve disfrutar nuestros deseos?. Aqui. Sheldon. 93. flujos.. habiendo alcanzado sus últimos límites.9..anotaciones son en un c ierto sentido una «treda manda simplificacións de lo que.. sbinà. lo que no es sorpren- karma-samsara. el Theravada y el Mahayana. identidad última del alma in- propósito del hinduismo popular se encuentra asimismo en la religiosidad popular delos paises comunmente dichos bu- dividual con la unidad divina y subyacente a todos los fenómenos del universo. históricamentsá fãs 111118 ü'å%1:gg°ïgtå?å`åãas . que son las fuentes pe- que los tábanos y los mosquitos. Existían.. 1961). En el Maitri Upanishad. Por supuesto.racionalización Allí donde el rigor de esta concepción era llevado hasta sus últimas conclusiones. y sobre la concepción budistàauåiãlliišglfiìlílioçl (23) A Source Book in Indian Philosophy (Princeton. 'Una rrieãc 3 dención (24). lágrimas. sangre. tuétano.. aparecía en general. que existen muy diversas recetas en la S°t€r1olo81a hlfldl-1).4 I. eterna y sin individualidad. cabe decir que la perfecta racionalidad del karma-samsafra. En los mismos Upanishads se encuentra -la diversos elementos irracionales semejante a la sena a a a concepción del atman-brahman. ma y cae en el prototipo irracional de la participación auto- ¿De qué sirve en esta clase de ciclo existencial [samsara]. 1 I comillas -como.. ioc. Entre otras cosas. después de nacer. ¿" '“" `¦f3€_" "'. por otra parte. Todo deviene una sola cosa sin movimiento. cabria asimismo hacer res- r ' (26) Es evidente que estas .Dígnate liberarmei En un ciclo de existencia. la misma esperanza deliberación se expresa inmediatamente después del pasaje citado: * ' _ .'|' . Braziller. 1953).de escape.¬_ ` 1'/ i 3 f los movimientos sin reposo del ser. Pero esto no es todo. tú keres nuestra vía."4. _ Y vemos cómo nuestro mundo está todo él en decadencia puesto '-su--. los picos de las montañas se derrumban. aire.|. los escritos canónicos Pali) cƒ. semen. empresa a la que sólo los intelectuales se inclinan.|. se corta la cuerda de las estrellas. por supuesto. I 102 PARA UNA TEORÍA socioLóGicA A Ennivismos sis'rEMA'ricos En este cuerpo insustancial y maloliente. T. ' . 'i'|! 1 I' _@ doistas (denominación que siempre habríaque colocar entre rana en un pozo seco. si.. Pág.. I 103 U U 2 . bilis y flema. la idea de redención como liberación final del ciclo intelectuales monásticos representantes de las auténticas tradiciones. cit.. los grandes océanos se secan. varias versiones de esta re- del budismo. si vemos continuamente que después que un hombre se ha saciado de ellos vuelve a estar en la tierra? (23). 'II ' f ff Í 1932 >- ' ' _ : : ' | ' . piel. las hierbas. ú York. llegan a detenerse. Además de a argü G mmem Auƒ_ el budismo (tanto en Wirstschaƒt and Geselischaƒt como :ein Beïãdhüm (New saetze zur Religionsoziologie) puede verse Richard Ga . y que es un conglo- li En la inmersión mística en el atman-brahmani (para 'la merado de huesos. trascendente característica del misticismo (26). las tierras se sumergen.- Í”. eb era ac r D t de modestia similares respecto a las demás tipificaciones históricas de es e capitulo. mucosidades. ¡Señor. El budismo representa probablemente la . \ _ J' '-. y los árboles. Rhyfl Dflvìåfi- 1912) y A Man-aa: of Budamsm (London. y como en el caìso del hinduismo.-.. del budismo sincrético de las masas. y otros bichos parecidos. los habitantes del cielo se retiran. Princeton University Press._. (25) Radhakrishnan y Moore.|~.

primer lu- gar. susceptibles de . e tiempos de aflicciones graves. la mayoria delas doctrinas soteriológicas-de las dis- 105 dido en términos mundanos. ha sido reiteradamente el grito de unión.. la totalidad del cosmos mitoió'gico. sobre la base de una concepción correcta de las Estas manifestaciones. Sylvia Thrupp (edición a su cargo). desde la rebelión de los abásidas hasta-el`Mahdi eudanés. En este marco. . En el budismo original.. R. en la concepción de la anatta. ha sido particularmente frecuente. Lo que permanece es el hombre. 1961).28) De 'nuevo seguimos aqui estrechamente a Weber. y como resultado de una ten- cimiento racional. i mbbana No hay lugar aqui. suelen ir histó- ricamenteligados' a épocas de crisis o de desastres. se propone racionalmente pre-Ã' parar su propia salvación y ulteriormente alcånzarla. la órbita judeo-cristiana-musulmana). milenarismo y escatologia (29). el problema de la teodicea desaparece porque los fenómenos anómicos que la suscitan se consideran ilusiones fugitivas -como por otra parte. W. no obstante. «El Señor¡Ítá llegando». eliminando cualquier intermediario en- tre el hombre y el orden racional del universo. de referencia. En . es decir. para ninguna acti-_ tud religiosa. za o dentro de los límites del pensamiento ortodoxo hindú. particularmente tal como está contenido en los cánones Pali. Desde los profetas que precedieron al exilio en el antiguo Israel.Entre los polos opuestos del continuo racional-irracional. sión creciente.. Muehlmann (edición a su cargo) Chiliasmus und Nativismus (Berlin. sino porque se los considera irrelevantes. debidos a causas naturales o sociales. desaparecen. ¡ existe una variedad de tipos de teodiceas.___¿« \L 1 `. la anatta o la .no identidad). Por ejemplo.icA pecto a la denominación de cristiana aplicada a la Edad Media occidental). desde la inminente expectación de la parusía en las primeras comunidades cristianas. Evidentemente nes de mesianismo religioso. hastalrlos grandes movimientos milenaristas del protestantismo. el sufrimiento y la injusticia son expli- Eos dioses y los demonios. la racionalización del karmasaånsard llega a un grado que tal vez nunca se haya alcan- cuado (a menudo como resultado de una intervención divina). 1962). \ .:LEMi:Nros sis'i'P:MA'i¬icos varios grados deracionalización teórica (28). . V . que.teodicea se resuelve del modo más racio- nal posible. todos ellos habrá que clasificar en esta categoría todas las manifestacio- cados en -func-iónde su futura nomización. pero lo mismo ocurrió a raíz de los desplazamientos sociales que trajo consigo la revolución industrial.' los sufridores serán consolados y los injustos castigados. la dukkha o la tristeza. y de la racional actividad para alcanzar la meta de ese conocimiento. Milliennial Dreams in Action (Den Haag. cualesquiera sean las modificaciones desu contenido ideológico. lo es. como era de esperar. . una teodicea puede establecerse al proyectar una compensación de los fenómenos anómicos en un futuro compren- . a excepción de que ios tipos intermedios de teodiceas no existen en su análisis y los introducimos aquí para desarrollar el 'concepto de un continuum racional-irracional de teodiceas. oderno. sino simplemente para la serenidad del cono- Dentro de la órbita de la tradición bíblica (esto es. É 1 como en. Cuando llegue el tiempo ade- 1 1-. La tierra está seca el problema de la . i ._ (29) Cƒ. En otras palabras. los mundos de la imaginación religiosa india. _ i ' . Finalmente. hasta la fantástica figura del Shabbatai Zvi.- J '104 ' A li PARA UNA 'rsoRfA socioLóc. no a través de unaünegativa explícita. los sufrimientos leyes del ser (resumidas en las «tres verdades universales››: la anzchcha o la no permanencia. tintas escuelas intelectuales. el mismo individuo que plantea el problema. tanto -i=. en'el .É .(o nzroana). Podemos dejar aqui abierta la cuestión de si esto no implica la especie de 'excesiva racionalidad a que nos referimos antes al hablar de la soteriologia hindú. el grito se repite. y causados Ípor la peste negra suscitaron numerosos y violentos movimientos milenaristas.

. __. dentro de la misma tradición. Rohde. y el malo casti- que los reintegraráen un orden significativo general.las escatologías secularizadas de Occidente moderno. cit. Hay. Sin embargo.. pero pronto Cristo vendrá encima de las nubes. Van der Leeuw. (31) Cƒ. También cƒ. Y así podríamos seguir con más ejemplos y con . por qué la parusía se va retrasando.. op. este otro tipo de teodicea postula el cambio de los sufrimientos presentes en una vida '- nueva después de la muerte. al menos. queda en pie el problema teórico de explicar por qué Yahveh no trajo la lluvia. . etc. Pese a ello.. o el anunciado i Madhi se acaba convirtiendo en otro muy mundano gobernante. que probablemente tiene sus raices en el antiguo Israel del sigloviii a.` _ viduación. de J .óGicA Rnsivinuros sisriiiviíiricos y agrietada pero pronto vendrá Yahvé desde su monte sagrado y hará que las nubes dejen caer el agua. . acabando con la Bestia y estableciendo su Reino para siempre. En am- bos cas'os quedará inmune al desmentido de la experiencia. Este proceso puede observarse en varias tradiciones religiosas distintas (31).nomización mirar más allá de la tumba. En otras palabras. el complejo mesiánico-milenarista puede también encontrarse fuera de la órbita dela tradición bíblica -como por ejemplo en los movimientos de la rebelión Taiping. . La simiäitud del problema analizado en el caso que nos preocupa con lo que la scuela del Nuevo Testamento denominó Parousieverzoegerung es asombro- sa Y altamente instructiva. En otras palabras. en el antiguo ' | | Í Este tipo -de teodicea tiene que enfrentar una obvia difi- g' . en las cuales la compensación es prometida en térmi- nos de «un otro mundo». Los mártires niueren en las arenas. . el sufridor será confortado. 275 y s. 107 -. Esta transcende al yo' se debilita en cuanto a su plausibilidad teodicea será actual o potencialmente revolucionaria si su- --lo cual es un proceso relacionado con la progresiva indi- pone que. ' En su forma más simple. págs. hay que decirlo. Cargo. o los cultos. para que la acción divina intervenga en el curso de los acontecimientos. que suele ser generalmente cumplida en los casos de movimien- medida en que la prototípica teodicea por participación que tos mesiánico-milenaristas dentro de la órbita`bíblica). Esta transposición resulta más probable en la ría coherente de la historia (condición. Por ejemplo. Esta dificultad intrínseca se soluciona generalmente transponiendo esta teodicea a otro mundo o a una realidad oculta de algún modo dentro de la primera. ' ' (30) Pare. la de que es sumamente vulnerable a un desmentido de la experiencia.106 PARA UNA 'rsoRíA socioi. o de la de los descendientes. y establecerá el dominio mundial del Islam. los fenemenos anómicos son legitimados refiriéndolos a una futura. en términos de una reconversión de 'los' mismos en un futuro glorioso. Allí. la Danza macabra. la nomización queda localizada en la otra vida.C.' i i i gación de una evidencia empírica (30)._ . Al parecer. el hombre bueno recompensado. etc. E. Ya 'no basta esperar la compensación divina durante el tiempo de la propia vida. por supuesto. Esta teodicea será racional en la medida en que implica una teo- gado. Este «refinamiento›› del complejo mesiánico-milenarista apunta a un importante segundo tipo de teodiceas «intermedias». Véase tanto su Theory of cultad práctica.-Q. varies imeca- x i nismos cognoscitivos y psicológicos para racionalizar la ne- Cognttive Dtssonance como su estudio anterior When Prophecy Fails. es necesario:que la cooperación humana le eche una mano. est? bunto tiene gran relevancia el trabajo de Leon Feštinger sobre la psicolog a de la udisonancia cognitivas.`con-mayores modificaciones. 0 ¢ i . pero pronto llegará el Mahdi asistido por los santos de todos los tiempos que habrán resucitado. cabe suponer que El complejo mesiánico-milenarista plantea una_teodicea volviendo relativos los sufrimientos o las injusticias 'del tiem- la 'necesidad de una teodicea de este tipo fue muy importante en el origen de los conceptos concernientes a la inmortalidad. Hay que po presente.. Los infieles dominan nuestra tierra..

Schocken.. la teodicea del r dualismo fue 'muyimportante en la influencia. Este mundo.La reinterpretación de las esperanzas mesiánicas israelitas. empíricamente imposible de comprobar. La redención Sino que. las del Bien den. .. por supuesto. Y como la divinidad ponsabilizar por sus imperfecciones. Maarten Vermaseren. pero de un modo \ cósmica. En ambos casos. e . ya en este mundo.. II. positiva. Théologie de l'Ancien Testament (Neuchâtel.l . Éstas están personificadas en la religión zoroástrica por 'los dioses Ormuz (Ahura Mazda) y Ahrimán. característico de las concepciones religiosas del . el. por Isaías durante el período de la cautividad de Babilonia. el espíritu humano) quien es un intruso en él. todos los' fenómenos anómicos son.. rue enana: Religion (Boston.--jr. que se prolongó varios siglos.-›-_.¡¡¡$ ø I . al reino de la nas 240 y s.antiguo Irán (33). Sobše l s albigenses ver The Medieval Manichee (Cambridge. W. esquema se presenta en muy distintos niveles de-elaboración teórica. 1960). por el contrario. cƒ. Franz Altheim. esta teodicea de tipo extramundano ha de ser zarse contra los efectos de un desmentido empírico a través mitraísmo o el maniqueísmo. Por consiguiente los fenómenosnanómicos de este mundo no deben entenderse como Un tercer tipo «intermedio›› de teodiceas es. Gershom Schoiem. 1961).qlualista. (33) Cƒ.. Reitzenstein. para el problema de la teodicea en el pensamiento religioso griego. 1955). 1 4'0í gart. entre el espiritu y la materia. mejor dicho. R. \. como realidad material. contrariamente a la teodicea mundana del complejo mesiánico-milenario. particularmente el Vol.de «siervos sufrientes». en la cual puede quedar más fácilmente a salvo de las contingencias de la historia (32). Es evidente que este. aunque concepciones más abstractas de esta lucha surgieron pm-4.¬¡. Delachaux & Niestlé. seacon. cƒ. ' Pero el mismo tipo de teodiceas puede también inmuniplirse históricamente. Das iranische Erloesungsmysterium (Bonn. un extraño procedente de otro reino. del gnosticismo (34). Major Trends in Jewish Mysticlsm (New York. i J nos de'una idea .no fue la que creó este mundo. El hombre participa en esta lucha oculto. tales como el más conservadora que revolucionaria en. Theologie des Alten Testaments. después de la apostasía del mismo al Islam.) . Es evidente que. 0 . 1961). sus efectos. y Edmond Jacob. un . Molra (1944). este mundo es el reino del desor- (32) Sobre el desarrollo de la teodicea israelita. ' _ ELEMENTos sis'rP. la redención (sea en este mundo o en el otro) consiste en el comprometerse en la lucha del lado cierto. 1963). en el que se enfrentan dos fuerzas poderosas.Ai *Alcán.. Pági- consistirá en la vuelta a ese reino espiritual desde este exilio en este mundo la vuelta a la verdadera casa.MÁTicos 109 y las del Mal. La reinterpretación de la En la historia de la religión occidental. págs. 287 y s. y es precisamente el'hom- Ps-yche (1925) y William Greene. Hinz. es un clásico ejemplo de una teodicea de este tipo. atribuidos a las fuerzas malignas o negativas. era la creación de fuer- misión mesiánica de Shabbatai Zvi. empí- zasnegativas.108 PARA UNA 'i¬EoRíA socioLóGicA Egipto y en la' China primitiva existían nociones referentes a compensaciones en otra vida. En formaciones de este tipo. 1965). bre (o. de la negatividad y del caos. Mlthras (Stutt- (34) cƒ. en térmi- u en desarrollos posteriores del dualismo iraní. no se le puede res- la divinidad del Antiguo Testamento. es una curiosa muestra de un proceso similar en una época más moderna de la historia judía. Zarathustra und Alexander (Frankfurt. Así la redención puede cum- gonista bueno o positivo. El universo es en ellas concebido como un «ring›› molestas intromisiones del desorden en el ordenado cosmos. aunque no necesariamente . 1921). mientras toda nomización es comprendida como una victoria progresiva del anta- de medios más complicados. Aquí el dualismo era entendido como una lucha. 'Hans Jonas. La obra clásica sobreLMarcion es Das Evangelium vom ƒrenden Gâtt ge âdolšiãgg Harnack. pero transpuesta a una esfera misteriosa. identificadas por los cristianos gnósticos con ricamente inaccesible. Zarathustrar (Stuttgart. Gerhard von Rad. la esperanza concreta mesiánico-milenarista se conserva. Sobre el episodio altamente sugestivo del Shabbatai Zvi.-HI* a un juicio inspirado en principios éticos.

las teodiceas dualistas tienden a ser acósmicas. pues. Padre nuestro lleno de Graciai.ft" . ___. s.. el desarrollo de la escatologia bíblica. como puede observarse en las luchas del judaísmo. págs. Ciertamente. tras año ys generación tras generación Yo estaba alli. esplendorosa. Tu amo- ¿J . más que en cualquier otra constelación religiosa. o bien debe buscarse en reinos muy alejados de las realidades del universo empírico. perm`itaÍ. y nadie sabia que Yo estaba alli.fi - se está procesando (como en Zoijoestro) o es realmente concebido como el reino del caos (como en los distintos sistemas gnósticos).H u *.f “_ '. 1922). sino también todos los valores éticos.._ _ f. En otras palabras.-.. carecía totalmente de valor. por_consiguiente. asociada a una profunda nostalgia verdadero del hombre.'- rosa. 1914). son atribuidos a un Dios único que creó todas las cosas en este mundo o en algún otro. .. perfectamente adecuado a este reino inacabado o negativo. totalmente distinto de todo lo existente realidad del universo material. The Mystrlcs oƒ Islam (London. Sin embargo. 63 y s..-f/~_1-". El desarrollo de este tipo de dualismo llevó a considerar lógicamente que cualquier cosa '-asociada con este mundo. - ¿_ ñ. . ya igcoiitables iniríadas de años han pasado desde que nos separamos e Ti. es un aspecto importante del problema tal como se planteó en la órbita de las religiones bíblicas. ` _ 1"\ (ff . vivificadora contemplación deseamos.. Si todas las divinidades menores rivales son radicalmente eliminadas. (F QT. cit. La esperanza va. H: \ ' 1 A - ..volver a disfrutar (35). y ninguno me conocía a_ pesar de que Yo vivía en su mundo. I.: Adolf von Harnack. el cristianismo y el islamismo «oficiales'» contra los múltiples movimientos gnósticos surgidos en su seno (36). existe aún otro aspecto de particular importancia para la comprensión del desarrollo más allá del Q . ¡-1.el` hogar siguiente pai ' 0 Í 0 .. Mohr. '|. desde las expectaciones históricas concretas 'hasta las construcciones soteriológicas que no sean susceptibles de desmentido empírico.¿`_. . Á- - Ahora. Reynold° Nicholson. págs. ¢L_ Ir |. Lo que parece una anomia.Í 1 mos y se convierte en una «arena›› en la cual la cosmización (1. el nomas. además.- 110 PARA UNA 'i¬EoRíA soc1oLóGicA _ i-:Li:ivii:N'ros sis'rRMÁ'ricos (fea (Ñ Vu. ¡ _ i 0 111 _ _ _empírica._ -. ¡. p.. o bien no está aún elaborado.con su propia capacidad para resolver el plantea- mieiito' de 'lá teodicea: «¿Cómo es posible que Dios. 1. al igual que el cuerpo humano y todas sus obras.' u | tf ` En este mundo [de tinieblas] he vivido millones y millones de años. en especial la existenciafísica o Ihistórica de los hombres. es decir. Es evidente a primera vista que el problema de la teodicea es más agudo en los monoteísmos éticos y radicales.Como antes hemos indicado. y si no solamente todo el poder.. ¡0h. entonces el problema de la teodicea se convierte en una cuestión señalada planteada a dicha concepción. (36) Cƒ.`¦ ' . cit.representaban una amenaza tan grande para la visión del mundo de las diversas tradiciones derivadas de la Biblia. podemos decir aquí que este tipo de monoteísmo se enfrenta --y lo consigue o fracasa. como se expresa en el saje de un texto gnóstico: dentro de la de redención por . 1 _.. La materia acabó siendo considerada como una realidad' negativa. Bell.. Scholem op. No es difícil comprender por qué . los pertenecientes ala órbita de las religiones bíblicas.. . . ascéticas y ahistóricas. .-. Año. ' l K 'I Los esquemas dualistas de este tipo resuelven el problema de la teodicea a través de algo así como una transposición de términos.?»...f.. op. La historia i (35) Jonas.es. queda privada a priori de cualquier significación redentora. Dogmengeschichte (Tuebingen.f_ \. ø_\' ff'e. tomado de un texto maniqueo:| l . rx. ~¬ Í Luz. ø . lr i . 40 y s. _ O también.\ .. 54. ' - | __. El universo empírico cesa de ser un cos- f ." ' ' 1 __ 2 .

su gran danza de la creación sobre una montaña de cráneos se empieza por poner radicalmente en duda el derecho de quien hace la pregunta a formularla. tal como hemos tratado de mostrar. . y que. declara Job. Este aspecto es la relación entre Los -loci clásicos de esta sumisión. como essabido. por su misma esencia.implícita desde el comienzo una solución masoquista por excelencia al problema de la teodicea . después de la terrorífica manifestación de Dios en la tromba' de aire. o ante Shiva cuando realiza versos intentos que realizan los amigos de Job. No es convertirse en una acusación abierta contra Dios.-convirtiéndola en una explícita acusación contra el hombre. creador tanto del hombre como del Universo. es una de las di- Job confiesa su propia miseria frente al soberano poder que se le_ -ha manifestado: «Y por causa de ello. En éste versas posturas -básicas que el hombre puede tomar frente. 1 de antropodicea _(o de iustiƒicacio. En esta trascendentalización se halla.PARA UNA TEoRíA socioi. a ese otro.su- I 1 misión' al totahnente «otro›› que no puede ser ni puesto en duda ni' criticado. Con -este curioso trastocamiento desaparece el pro- Dios todopoderoso y totahnente justo.¦el histórico del calvlnismo.. ' - dicea cristiana se limitase más que n da a su versión cradicalizadan en la doctrina calvinista de la predestinacióni +-un hecho 'curioso aun a pesar de la relación obvia de Weber con el _pa¡.-_mismo y me arrepiento con polvo y cenizas». El Dios bíblico' es radicalmente trascendentalizado. ni posee nada 'parecido a la cualidad ética atribuida al Dios de la Biblia. En otras palabras. Es en este trastocamiento. la forma (37) Al tratar del desarrollo de la teodicea bíblica partimos totalmente de Weber. colocado como una alteridad total (totaliter aliter) frente al hombre. como. ción ad maíorem Dei gloriam. en la órbita -de la religión bíblica. La cuestión del pacado humano reemplaza que convierta este grito en una confesión de autohumilla- la. se hallan ya. La pregunta de la teodicea es repetida con pasión e insistentemente hasta el punto que parece secuencia de la inmensa tensión que conlleva la problemática de la teodicea bajo estas circunstancias particulares. está sobera-1 en la peculiar relación que establece entre la teodicea y el masoquismo. Al contrario.í. Sin embargo. me aborrezco a mí. Resulta ciertamente muy curioso que el interés de Weber por la teo- namente_ por encima de cualquier ética humana ylde 'duales_quiera principios nómicos generales.-_ a W “J . Y entonces. a _. por así decirlo. en el Libro de Job.cuestión de la justicia divina. El Libro de Job nos muestra. la clave del problema de la teodicea se soluciona por un argamentum ad hominem. Es la voz de este Dios terrible la que debe ahora resultar tan irresistible que corte de raiz el gri- i blema de la teodicea y queda substituido' por un problema to de protesta del hombre atormentado. Al fin y al cabo Shiva no es la única divinidad en el esquema hindú. La actitud masoquista. lo que es más. para usar un término cris- tiano posterior). Si el masoquismo religioso toma un cariz particular en la órbita bíblica es precisamente que se podría calificar incluso como argumentum contra ho- porque el problema de la teodicea se vuelve insoportable- minem. _ Toda religión postula un «otro›› que se enfrenta al hom- i 113 seguiré creyendo en Él». al humanos. dondeveríamos uno de los motivos fundamentales del desarrollo de las religiones bíblicas (37). es decir.. «Aunque El me quite la vida. la «porfcausa de ello» reside el pathos y la extraña lógica de actitud masoquista adquiere un carácter particular como con- la actitud masoquista. 112 la teodicea bíblica y la actitud masoquista. bre como una objetiva y poderosarealidad. en su sentido más drástico. Se le da la vuelta a la acusación implícita contra mente apremiante cuando «el otro» está definido como un Dios. Pero la res- lo mismo rendirse en un éxtasis masoquista ante Shiva en puesta que finalmente se nos da no es racional. y.óoicA ELEMENTOS sisTEiviÁTicos período del antiguo Israel. los di- su avatar de destructor cósmico.

. . y que sólo sería posible para ciertos «virtuosos›› de la religión (39). ¡. Esto se hace aún más evidente si se considera que en los comienzos del calvinismo se afir- . ¡-- 0 Í 115 sas doctrinas del sufrimiento redentor en otras tradiciones sible. judías heterodoxas (como por ejemplo en las teosofías caba- con todos los rigores de la ética calvinista (que. incluían el [gl clímax en una visión de los condenados que se adhieren a la giorificación del inismo Dios que los ha sentenciado. I 1.- A pesar de estas modificaciones.un terrible . fuese a través de supuestas bendiciones divinas de la actividad externa de cada uno. ' No es difícil imaginar que esta forma pura de la' actitud | r F __l vinismo. Pero era una sumisión menos «pura››. el Dios que castiga dejará un día de castigar.L Í I ._ Q 1 . que se convierte.iói1_ más dichosa. Ú | E | i i I E Q «Q 1. fa '. continuada por la «san- tificación del Nombre» (kiddush-hashem) a través de los sufrimientos en la rama principal del judaísmo y en las diver- hallarse en el cristianismo y el islamismo.I. La soberanía de 'i masoquista era difícil de aceptar por la mayor parte de la gente. en cuanto se incluía esta esperanza de su transformación en una futu- ra vida. . (40) La modificación de la ¢rigidez› original del calvinismo. ___ . seguían conservando lísticas del «exilio››). y su aceptación en medio de las penas dejará paso a un.. y que podemos decir que es lo que L J dio su nombre ia esta grandiosa simplificación de la_tradición ¡_--1..-r_› i 1 primero. /'f bíblica (del árabe. . laltotal conformidad con la voluntad de Alá. la rigidez de la sumisión a los inexorables decretos dela predestinación fue a menudo dulcificada porciertos intentos de conseguir la certeza de ser elegidos. › ff. y después en el calvinism_o (38). El desarrollo más radical de esta postura pero también el más coherente. es. . pura del masoquismo religioso en relación con el' Dios bíblico.|en_ la actitud fundamental del Islam. En la piedad popular fue a menudo mitigada por la esperanza de una compensacitón en el otro mundo.-_.¡J 'I-1*' r 114 PARA UNA fi~EoRíA socioLóG1cA - l sf' I i ii l -Fx _. En los círculos más sofišticados se rompe este rigor por medio de diversas interpretaciones teológicas del sufrimiento. Incluso en el cal- Dios y la negación del hombre alcanzan aquí . bajo las persecuciones católicas)-. . o bien a través de-A la íntima convicción de ser salvado (40). si U l 1 (fi ' 1' 1 I .. que desde toda la eternidad ha elegido unos pocos hombres para salvarse y ha relegado a otros muchos a un destino «infernal››. 'aslama. \ un lugar. _ 1 'HD . La exaltación calvinista respecto al inexorable designio de Dios. pero con particular ferocidad en el Islam. Y era por lo tanto siempre po- i 1.tipo de glorif. En el desarrollo dela religión bíblica después del Antiguo Testamento hallaremos continuaciones directasty derivaciones modificadas de lo mismo.I . Ya hemos mencionado la concepción del «siervo que sufre» en Isaías. Fórmulas menos duras de entrega tienen más posibilidades de arraigar en la religión de las masas. Otras interpretaciones paralelas pueden riesgo de muerte incluso. la sumisión masoquista. pu_'ede hallarse en las diversas concepciones de la predestinación que se desarrollaron en todas las principales ramas de la tradición bíblica. . Por ejemplo. por su-puesto.J -r. hubiese ya condenado a su adorador a las penas eternas desde el principio de los tiempos y no pudiera_ser cambiada su decisión por más esfuerzos que éste hiciera.ida_<.EMENTos sisTEi»iATicos (39) El término «virtuosos de la religión» lo he tomado también de Weber. ïd' U'. E .f"-. ' (38) Weber enfoca explícitamente la comparación entre el Islam y el calvinismo en términos de predestinación._ _ maba rotundamente que nadie podia saber si pertenecía o no al grupo de los elegidos. uno de los temas mayores de la argumentación de Weber en The Protestant Ethlc and the Spirit oƒ the Capitaltsm. es probablemente la culminación de la actitud masoquista r i en la historia de la religión. . que el Dios que era fervientemente' adoradoï y servido s | v Ei. e incluso el disfrute de los sufrimientos. En el desarrollo del monoteísmo bíblico el rigor de la solución de Job al problema de la teodicea nunca se mantuvo durante mucho tiempo. -. someterse).

de las mana. if después de todo. y sufrió por su propia voluntad. Sin este sufrimiento. la teodicea apoya- damental. siendo a la vez un dolor genuinamente humano.-»F . que es la postulada en la cristología (41). o › '(43) «Ist das Goettliche. entonces era posible una extraña forma de felicidad (42). Cristo no sufrió por la inocencia del hom- i i ¢ * (41) Parece que Weber pasó por alto en demasia el lugar esencial que ocupa la Cristologia en el desarrollo de la teodicea cristiana -lo que. Si todas las cosas en el cielo y la J herejías gnósticas). sin ninguna excepción. 34. al menos dentro de las tradiciones ortodoxas En-_cuanto que Cristo sufrió. Las fórmulas cristológicas ortodoxas. podían ser mantenidas simultáneamente.I` -.es otra faceta curiosa de lo que antes haciamos notar. sin la agonía de la Cruz. Y. la la -plena seguridad de que el sufrimiento de Cristo podía Encarnación por sí sola no aportaría una solución al problema de la teodicea.fue la fuerza que dioimpulso a las grandes controversias cristológicas en la primitiva Iglesia cristiana y que tuvieron su culminación en el Concilio de Nicea con la condenación del arrianis- ción del hombre pueden haber sido formuladas en el curso / mo (43).» Harnack. que la relación exacta entre el Dios que castiga y el Dios que sufre debía ser formulada en la 1 l la esencial solución cristiana del problema. el sufrimiento ya no pudo ser considerado como injusto y todas las penas devinieron necesarias.definidas por el Concilio de Nicea y posteriores. están condenadas al dolor y al su- 1' previo absolutamente indispensable para que el hombre par- T frimiento. afirmamos. permanece como crucial el hecho de que el Dios encarnado es también el Dios que sufre. das Himmel und Ei-de regiert. Se sigue de ello que un requisito I tierra._.i 116 PARA UNA TEORIA socioi. ¿J *UI . pág. daban del desarrollo de la teología cristiana. oder ist es ein I-Ialbgoettliches? Das war die entscheidende rage im arianischen Streit.sino: por su pecado. pág. The Rebel (New York. la amarga in- tuición del cristianismo y su pesimismo respecto a la conducta hu- \ J' centrales`_de la cristiandad (al contrario.1 -J' . Sólo el más abyecto sufrimiento infligido a Dios pudo suavizar la agonía del hombre. por ejemplo. a pesar de que la metafísica de esta Encarnación y su relación con la reden- -y no alguna oscura especulación metafísica. Creemos que ésta es la debilidad mayor de su tipología general de las teodiceas. la figura del Dios encarnado como res- da en la Encarnación podía ser totalmente plausible.nismo puede tomarse como representativa de sus críticos modernos más penetrantes: É i / efectivamente ser considerado como un sufrimiento del mismo' Dios. solución a la cual debe.. .fps _ . Esta condición es la afirmación de que. si se las compara con i Es precisamente a causa de esta «ventaja›› para el problema de la teodicea. Se trata precisamente de la vinculación del cristianismo con sus antecedentes masoquistas.i extraordinaria potencialidad religiosa. 210. bre. Sólo si ambas vertientes de Dios. ésta puede considerarse el tema cristiano fun- 117 L doctrina cristológica. identisch mit dem hoechsten Goettlichen. das auf Erden erschienen ist und die Menschen mit Gott wiedervereinigt hat. Sólo el sacrificio de un dios inocente podia justificar la universal y prolongada tortura de los inocentes. se basa en la presunción de que la injusticia general 'satisface tanto al hombre como la justicia total. Esto ha sido muy bien expuesto por Albert Camus.óoicA ELEMENTos sisTEiviATicos < l De todos modos.-1 ›A I 'i 6 I SÍ*. Además sostenemos que._' . (42) Albert Camus. y específicamente a la insoportable tensión de este problema provocado por el desarrollo religioso del Antiguo Testamento. tal' como los`que justamente plantean el problema de la teodicea. es decir. existe una condición esencial para que sea posible la «extraña forma de felicidad» que Camus mencioiiaba y que no se especifica en su texto. Y ' _ 4 i Sin embargo. cuya comprensión del cristia. tal como fueron. estas «mitigaciones›› de la teodicea masoquista pierde importancia histórica. su -.. Esta puesta al problema de la teodicea. Vintage. 1 . En un cierto sentido. a pesar de cualesquiera de sus variaciones posibles en la historia del cristianismo. 1956). Dogmenaeschtchte. la plena divinidad y la plena humanidad del Cristo encarnado. 0 0 .

I . Planteó con violencia el problema de la teodicea y la validez de las soluciones cristianas en algunas de las ¡ mejores cabezas de aquel tiempo.'S. sino como una confirmación del punto de vis- (44) Omltlmos aquí mencionar cualquiera de las diferentes respuestas feo'-_' lógicas a la preguntar sobre la precisa relación de Cristo sufrlente con el cum-. A través de Cristo se ' 0 (y particularmente los relacionados con las atrocidades nazis) plantearon problemas metafísicos. Entre ellas Pope.fl” ('I' 1' `\¿. ello daba origen a planteamientos más antropo- friente aumenta la convicción de la indignídad del hombre. ya ocurriera en la teodicea del Antiguo Testamento.-' eso?›› Incluso los portavoces de los cristianos parecían poco dispuestos a reiterar las fórmulas cristianas tradicionales sobre el sentido de tales acontecimientos. Y-al .' ¬ o politicos. Cƒ. ' . En este punto. una considerable cantidad de literatura. puesto que la contemplación del Cristo su-_ 'K *. Dicho de otro modo. En la medida en que estos sucesos endulza la terrible alteridad del Yahvé. Este acontecimiento. La solución depende tes. al friente entre los dos interlocutores del diálogo masoquista *Í . f -f I 'ff La solución llamada «agustiniana» al problema de la teodicea es algo más que la presentación. 119 lizar la declinación general de la plausibilidad del cristianismo. la antigua entrega masoquista puede repetirsede un modo lógicos que teológicos: «¿Cómo pudieron los hombres hacer estas cosas?». ' ` - parecer. fue un' acontecimiento importante para el pensamiento del siglo xvm. Ív 1 Í 118 Pana UNA TEORÍA soc1oLóc. por no decir sofisticado. Gustaf Aulén. 1 \ _.-a G . 1966). sirve para una tipología útil. romana abundaron en ideas parecidas. Dios del trueno. sostef . con preocupaciones semejantes. › pos de pensamiento ortodoxos y neoortodoxos. De nuevo vemos cómo el problema de la teodicea se convierte en un problema de antropodicea. sin embargo.P. fue un extraño silencio sobre las implicaciones de estos sucesos para la teodicea. plimiento de la Redención._. La respuesta general. Goethe y Kant. Harper & Row. | ' ' ta cristiano sobre el pecado del hombre. 1931). Pero el sufrimiento de Cristo no justifica a Dios.. también John Hick. Pero la dureza de_ estaftrasposición es mitigada por la interposicióndel Dios-hombre su- . la rígida polarización de soberaniay sumisión es suavizada por la figura del Cristo sufriente. especialmente en Inglaterra. Dentro de los cam- nemos que la motivación religiosa fundamental de la cris- tiandad no puede ser entendida si esto no se comprende. sino al hombre. En 1755.1ca i -11-qínl-dí ELEMENTOS s1s'rEMÁ'r1cos ticipe en el poder redentor del sacrificio de Cristo es el reconociminto del pecado (44). en lugar de «¿Cómo pudo Dios permitir todo más refinado.'. Chrístus Victor (London. . de la divinidad sufriente. tanto más cuanto que la plausibilidad del cristianismo (al menos en sus formas ortodoxas mayores) se afirma o cae con la plausibilidad de esta teodicea.'r'1. Dios sufre en Cristo.= 425* ¡__ (H (T. `. y una concentra- .. transferencia q_ue. Cƒ. y en esas repeticiones las pesadillas del nazismo no se Tendremos ocasión en consideraciones posteriores de ana-_ consideraron una terrible impugnación a la credibilidad del Dios cristiano. un terremoto destruyó la mayor parte de la ciudad de Lisboa y mató a un gran número de sus habitan- . más bien que éticos mismo tiempo. Sabemos que los últimos tiempos de la era greco- acompañada por una constante desvalorización de su teodicea. Voltaire. . Resulta muy instructivo advertir que los horrores incomensurable- mente mayores de la Segunda Guerra Mundial no provocaron reacciones parecidas. Bástenos por ahora decir queesta declinación ha sido más bien de la transferencia profundamente masoquista de la cuestión de la justicia divina a la de la condición pecadora del hombre.. F. . Fit I 'I r' u del libro de Job. como indicábamos.C.K. Evil an'd the God oƒ Love (New York. Guerra Mundial aún produjo. el clásicosalto de la teodicea a la antropodicea se ha repetido numerosas veces. que puede parecer poca cosa en com|parapión| con los horrores masivos de nuestro tiempo. La Primera.

se ha ido derrumbando simultáneamente con la pérdida de la plausibilidad de nidad frente a la muerte.{-i=. Si la explicación cristiana del mundo ya no es válida.' -- 120 PARA UNA. cit. podemos estar segu- que por ellos mismos (45). hoy en día. Las consecuencias históricas más importantes de esta desintegración de la teodicea cristiana' en la conciencia del 121 tro propósito se habrá cumplido si hemos conseguido hacer ver que todo esfuerzo religioso de conservación del mundo `$¡ l tiene en su centro el problema de la teodicea.la angustiafdel hombre. Obviamente. op. «lanza la n ¡ ' .u ll lš ll. entonces tampoco la legitimación cris- ros de que la necesidad de este intento. 56. en líneas generales cómo el hombre adopta distintas pos1c1ones existenciales y teóricas con relación a los aspectos (45) Los casos más impo rtant es d e e ll o son los análisis del cristianismo dg Mary y Nietzsche. un punto. este nomos será incapaz de perdurar a través de las exigencias de la historia colectiva y de la biografia individual (47). . ción. Cƒ.. A* menos que la anomia. por el hecho inevi- historia se han vuelto los principales medios de nomi-zación. y también la centralidad de éste para cualquier otro intento que parta de hombre” occidental fue por supuesto. 1965). N1 la sumisión a la voluntad de Dios. ni la expectación del table de la muerte. o o I a .silfl li. riendo. Erich Fromm (edición a su cargo) Socialist Humanism (Garden City.la-i le- na. el inicio de una erade revoluc1ón. La teodicea social de la cristiandad (esto es. Hemos utilizado las diferentes constelaciones históricas de teodiceas más arriba expuestas sólo paraindicar. que consiste en reemplazar el remo de la Grac1a por el reino de la justicia» (46). o de la religión como tal. respecto a las cuales los portavoces cristianos esperaban poder hablar dentro de un marco de referencia anómicos de su experiencia y cómo diferentes sistemas re- ligiosos se relacionan con esta empresa de nomización.rLa. Doubieday. pág. Cualquiera que sea el destino de una reli- cho mejor observado por los antagonistas de los cristianos gión histórica.h1stor1a y las acciones humanasdentro de la una Weltanschauung no religiosa.-en las cuestiones antropológicas de tipo éti- co y politico. y. todo orden humano es una comu- gitimación de las desigualdades sociales). La teodicea representa el intento la teodlcea cristiana. que ha sido mu- de pactar con ésta.-. N. sirven ya para apaciguar . y tengan que encontrarle una significación a este Volvemos a encontrar Camus como representante de esta postura cuando dice que el hombre.. persistirá a lo largo de la vida de las sociedades. hecho. _ _ ' empresa esencial de la rebelión. por cierto. en última instancia. el caos y la l 1 muerte puedan ser integrados en el nomos de la vida huma- eschaton d1v1no.(46) Camus. Los mundos que el hombre construye estarán siempre amenazados por las poderosas fuerzas del caos. Nues- `\ Wi compartido por sus contemporáneos seculares. en-cambio.. nuestro propóslto no nos permite desarrollar más el análisis de esta revolucionaria transformación de las conciencias. .. 'rEoníA soc1oLóG1cA ELEMEN'ros s1s'rE1v1ÁT1cos . Lo repetimos. mientras los hombres sigan mu- t1ana del orden social podrá mantenerse por mucho tiempo. ni la esperanza mediatizada a través de la figura de Cristo.1 I I f' \. Y.. Q l (47) Buena ilustración de ello son las recientes controversias entre los marxistas acerca de la'relación entre su total Weltansschauung y los problemas concretos del pensamiento en la vida individual.