Está en la página 1de 1

Caso de estudio Actividad 4

“La señora Rosa Flores y el señor Antonio Ramírez se encuentran
casados hace más de 30 años.
La señora Flores siempre ha visto por su hogar y se dedica de lleno al
oficio de ama de casa, motivo por el cual depende económicamente de
su esposo, quien aparte de proveer lo necesario para los gastos del
hogar es quien efectúa los pagos a la E.P.S de la señora Rosa en
calidad de afiliada beneficiaria.
El día 02 de Enero del año 2013 sucede el desafortunado fallecimiento
del señor Antonio Ramírez, situación que deja desamparada a la viuda
del señor, sin embargo el señor Antonio siempre fue precavido por lo
que cotizó a pensión pensando en garantizarle a su esposa un ingreso
que le permitiera vivir dignamente cuando el falleciera.
Es así como la señora Rosa se dirige al fondo de pensiones a reclamar
la prestación que le dejó causada su difunto esposo en donde le
señalan que debe esperar por lo menos 1 año para obtener una
respuesta de si le conceden o no la pensión de sobrevivientes.
Así mismo se acerca a la E.P.S por motivos que están afectando su
salud en donde obtiene como respuesta que al morir su esposo quedó
totalmente desamparada y sin cobertura de salud, y le señalan que la
única forma de atenderla es que pague por sí misma las cotizaciones, o
que el fondo de pensiones le reconozca la pensión de sobrevivientes
para de allí hacerle los descuentos a salud.
Al obtener dicha respuesta la señora Rosa se dirige nuevamente al
fondo de pensiones y pone en conocimiento lo dicho por la E.P.S así
como su precaria situación, a lo que el fondo de pensiones le contesta
que son los parámetros de ley y que inevitablemente deberá esperar de
10 a 12 meses para que la entidad se pronuncie. No dan ninguna
solución y en consecuencia la señora tendrá que esperar un año
aproximadamente sin servicio de salud, y sin una pensión que sufrague
los gastos mínimos que requiere para su subsistencia en condiciones
dignas.”