Está en la página 1de 10

Candido El Asador De Conejos

Cándido, el asador de conejos
Enredo de Humberto Orsini
Inspirado en El Rompimiento de Rafael Guinand
Escrito en 1985
Personajes:
Doña Eleuteria
Amparito
Doña Jacinta
Carmencita
Doña Josefina
Julieta
Ofelia
Ignacio
Cándido
Anastasio
Sala de una casa caraqueña de los años 30. Sillas, adornos
de sala. Entra doña Eleuteria con unos adornos y los
acomoda. Llama.
Eleuteria: ¡Amparo! ¡Amparito! Date prisa.
Amparo: (Desde adentro) Ya voy mamá, ya voy.
Eleuteria: Pronto van a llegar los invitados y no estás lista.
Amparo: (Apareciendo. Se muestra) ¿Qué te parece? ¿Te
gusta?
Eleuteria: Estás bellísima. Como tu madre a los 18 años.
Cuánta nostalgia me da verte cumplir esa edad. Recuerdo
aquel cumpleaños, los jóvenes me rodeaban, me
abrumaban a piropos. Pero nada en serio. Mis padres eran
recalcitrantes, celosos como ningunos. No me dejaban salir
sola a la calle y si me veían hablando sola con un
muchacho me formaban una sampablera.
Amparo: Los tiempos han cambiado, mamá.
Eleuteria: Claro, hija. Es por eso que te permitimos tener
novio a tu edad.
Amparo: Es que Cándido es tan bueno, mamá.
Eleuteria: Y le hace honor a su nombre. Ahora es difícil
encontrar hombres cándidos, por lo menos éste parece.
Amparo: Y lo es, mamá.
Eleuteria: Que la virgen te lo cuide y te lo guarde.
Amparo: Ya debe estar por llegar.
Eleuteria: Sí, hay que apurarse, pues los invitados llegan
de un momento aotro.
Amparo: Estoy nerviosa. ¡Claro! Los 18 se cumplen una
sola vez. Menos mal que tenemos bebidas y comida
suficiente.
Eleuteria: Menos mal. Ya Sinforosa preparó todo. El dulce
de lechoza y los higos pasados quedaron como para

siéntense. Amparo: ¿Y papá cuándo vendrá? Eleuteria: Ya debe haber salido del almacén. Amparito.chuparse los dedos. (Tocan la puerta) Eleuteria: Llegan más invitados. son las primeras en llegar. ¡Cómo se te ocurre eso! (Tocan a la puerta) Amparo: Son los invitados. Carmencita: Cómo me alegra que tengas novio. A lo mejor consigues novio en tu cumpleaños. Estamos a mano. Y bebida no hay mucha. Amparo: Gracias doña Jacinta. Eleuteria: ¿Quién será? (Van y abren. Yo también me conseguí uno. Amparo: ¡Ay! Para qué se molestaron. Jacinta: Es que es nuevecito. Entran doña Josefina y Julieta) (Se saludan todos entrecruzados) Bueno. también estás muy bonita. Carmencita: Gracias. no seas impaciente. (Van a la puerta. Eleuteria: Es un joven muy guapo y decente. Josefina: Mijita. Amparo: Te felicito Carmencita. Jacinta: Y tu Amparo. Carmencita: Favor que me hace. La leche de burra me quedó chipen chipen. Entran doña Jacinta y Carmencita) ¡Jacinta! ¡Carmencita! Qué bueno que llegan. Amparo: Me alegra verlas. Jacinta: ¿Cómo que somos los primeros chicharrones? Eleuteria: Sí. Eleuteria: ¡Ajá! Y lo tenías calladito. Estará por llegar. Jacinta ¿No lo sabías? Jacinta: Primeranoticia. estás muy bonita. No se te va a escapar. Perdona lo poco. (Se sientan todas) Jacinta: Estábamos hablando de novios. Amparo. Amparito. pero alcanza. ¿Saben que Carmencita y Amparo ya tienen novio? Josefina: ¿Cómo va a ser? Julieta: Felicitaciones. mijita. Carmencita: Felicidades. Pues te felicito. El otro día Anastasio me decía: “ese yerno nuestro me parece demasiado bueno. Julieta . doña Eleuteria. Aquí tienes un regalito. hija. A ver quién es. Eleuteria: Carmencita. Amparo: ¡¡Y Cándido no llega!! Eleuteria: Calma. las cosas están mejorando. Eleuteria: Pero si ya tiene. ¿no será que nos está haciendo teatro? Amparo: ¡Mamá! ¡Cómo se le ocurre eso a papá! Eleuteria: Eso le dije yo a Anastasio.

Yo no sé a dónde vamos a parar. Eso hay que celebrarlo. Carmencita: Muy buena idea. Entran las muchachas Amparo: Bueno. La ciudad crece tanto que ya los tranvías no alcanzan a cubrirlo todo. Por eso es que uno ya ni se ve. Carmencita: Entonces lo vamos a conocer. Podemos darnos con una piedra en los dientes. doña Jacinta. Eleuteria: La verdad es que esta ciudad ya se está poniendo imposible. Es un jovencándido y hermoso. Amparito. ¡Qué emoción! Julieta: Que suerte que lo vamos a conocer. (Suena música alborotadas) de pianola. mijita. Julieta: ¿Y tu novio viene para la fiesta? Amparo: Sí. y ya que no me sacan los hombres… (Bailan) (Eleuteria y Josefina critican el baile) . Así que cuando aparece uno hay que asegurarlo bien. Buenmozo. Esa cuidadera y esa vigiladera agotan. Carmencita. niña. Baila conmigo. La mayoría son unos maulas. Carmencita: Felicitaciones Julieta. (Salen a bailar. Jacinta: ¡Déjala! Me encanta bailar. Un novio que es una maravilla. Amparo: (A Carmencita y a Julieta) Vamos a poner música (Salen) Josefina: ¡Cómo descansa uno tranquilo cuando esas muchachas consiguen un buen partido! Jacinta: Es verdad. pon música. Eleuteria: ¡Niña! No seas falta de respeto. no me habías dicho nada. Eleuteria: Estamos contentísimos con él. Jacinta: Sí. Eleuteria: Así es. decente. Amparo: Ajá. mijita. embusteros y hasta sinvergüenzas. Jacinta: Pero ya ven. pan! Josefina: Ahora no se consiguen hombres buenos. Carmencita: Bueno. ¿No es para celebrarlo? Eleuteria: Verdaderamente. lo estoy esperando. Julieta baila sola y luego va a sacar a doña Jacinta) Julieta: Vamos a bailar. mijitas. entre tantos mentirosos han aparecido tres jóvenes buenos al mismo tiempo. A propósito. Amparo: ¡Mamá! Eleuteria: ¡Al pan. mientras llegan los demás invitados podemos ir bailando. No sabes cómo me alegra. Julieta: Es que como casi nunca nos vemos.también consiguió novio.

O mejor. Amparo: Además. Siente que viene alguien y se prepara. Josefina: Yo era así. pero los sufrimientos lo ponen a uno aguado. (Todos asienten y salen. claro… Carmencita: ¿Y conoces también a Amparito? Cándido: Sí. es que no estaba seguro de que iba a venir… y… bueno… ¿y tú por qué no me dijiste que venías? Carmencita: Pensé que no conocías a esta familia. Se oyen las voces afuera) (Entra Cándido a la sala. al patio. ambos se sorprenden al verse) Cándido: ¡Carmencita! Carmencita: ¡Cándido! ¿Qué haces aquí? Cándido: (Turbado) Bueno. (Sale. Eres un pícaro. Carmencita: Pero. Carmencita: Bueno. bueno. Otea y trata de escapar pero se topa con Julieta que viene buscando a Carmencita) Julieta: ¡Cándido! ¿Tú aquí? Cándido: ¡No! ¡Yo no soy! . Ven. observa y se prepara para dar una sorpresa. Ven. ¡Ve rápido! Carmencita: Pero ven y te lo bebes en el patio. La sala queda vacía. vamos adentro.Cándido se levanta. claro que la conozco. Aplauden) Jacinta: ¡Ay!¡Tenía tiempo que no bailaba! Eleuteria: ¿Por qué no pasamos al patio? Allá es más fresco. Cándido: Es que quiero estar solo contigo aquí… ¿entiendes? Carmencita: Entiendo. Allí está mi mamá y los demás. ¿por qué no me dijiste que venías para esta fiesta? Cándido: Bueno. Aparece Carmencita. ¿Por qué? Cándido: ¡Es que voy a tener que regresar a la casa! Carmencita: ¿Por qué? Cándido: Dejé la cocina prendida. ve a buscarme un vaso con algo de beber. alguien la apaga. vamos a entrar. yo… Carmencita: ¡Así que conoces esta familia! Cándido: Sí. Cándido: ¡No! ¡Mejor no! Carmencita: Pero. (Termina la música. Tengo una sed terrible. Cándido: Mejor nos sentamos aquí. No se le agua el ojo con nada. allá están las bebidas y los dulces.Eleuteria: Envidio la gente como Jacinta. sí.

Cándido: ¡Ah! ¡Ya! Acaban de salir. ¡Ah! ¿Sabes lo que me lo quita? Un vaso de guarapita. Cándido se levanta y trata de salir escondido pero se topa con Amparo) Amparo: ¡Mi amor! ¿Qué haces aquí? ¿Cuándo llegaste? Cándido: Vengo entrando. Amparo: ¿Y tú los conoces? Cándido: ¡Claro! Digo. Cándido: ¡No puedo! (Gritando) Amparo: No me grites (Llora) Nunca me habías gritado. Amparo: Pero ¿qué tepasa? Estás nervioso. lo sé.Julieta: ¿Cómo? Cándido: Sí. Cándido: ¡No! ¡No puedo! Julieta: Pero. dijeron que pronto volvían. ¿por qué no? Cándido: Porque lo tengo prohibido. Ellas están preparando la bebida y me dijeron que ellos están estaban aquí. no. mi amor. Amparo: Entonces. Cándido: Es que prefiero estar aquí a solas contigo. Amparo: ¿Cuáles llaves? Cándido: Las de la casa. Si eso es antes de casarnos. Voy a buscarlas (Va a salir pero Amparo lo detiene) Amparo: Pero olvida esas llaves ahora. no me pasa nada. Mi papá te quiere y mi madre te adora. Búscame uno. Julieta: Ajá pícaro. Claro… Julieta: ¿Y conoces a Amparo? Cándido: ¿A Amparo? Sí… sí… Julieta: Ven vamos para que la saludes. Sí soy. ¿qué te pasa? Cándido: No. Tienes razón. Julieta: Pero es que estás como… como… no sé… Cándido: ¡Es que me duele el estómago! Julieta: ¡Vamos para que tomes un calmante! Cándido: ¡No! Julieta: Pero. se me perdieron las llaves. Así aprovechamos. (Sale. Cándido: Sí… sí. Ya regreso. Julieta: ¿Y tú conoces está familia? Cándido: Sí… sí. Amparo: ¿Se fueron? Cándido: Sí. Amparo: ¿Y dónde están? Cándido: ¿Quiénes? Amparo: Los novios de Carmencita y de Julieta. Pero… Amparo: Pero ¿qué? ¿Se te perdió algo? Cándido: Sí. ¡¡cómo será después!! Cándido: ¡Perdona! Fue sin querer. no los conozco. ¿te quedas? . No tienes por qué estarlo. Julieta: Pero. vamos adentro para que te lo bebas.

está bien. Eleuteria: Razón tenía mi marido. mi amor (Entra Eleuteria) Julieta: ¿Cómo que mi amor? Este es mi novio. Búscame algo de beber. Amparo: ¿Cómo? Eleuteria: ¿Qué es lo que pasa aquí? (Entran Jacinta y Josefina) Cándido: (Aparte) ¡Ay! ¡Dios mío! Se hundió Paraguaná. Amparo: Cándido. Josefina: No lo juzgaré hasta que oiga una explicación suya. Julieta: Éste es mi novio. este es mi novio. Bueno. Aquí estamos solos. Allí estaremos mejor. Amparo: (Va a salir) Está bien. me está ofendiendo. ¡A un caballero no se le ofende de esa manera! Josefina: ¡Ah! ¡Es el colmo del descaro! Jacinta: ¡Señor! Las ofendidas somos nosotras. Me quedo. Cándido! Cándido: Bueno. sino un sinvergüenza! Cándido: Señora. (En ese momento entran por lados extremos Carmencita y Julieta) Carmencita: Aquí está. qué? Cándido: ¡Que yo nunca me imaginé que todas se conocían! Amparo: ¡Ay. . ¡Éste no es ningún cándido. Cándido: Sí. ¡Ah! Pero tengo una sed terrible.Cándido: Bueno. Amparo: ¡No comprendemos nada! Hable claro. Cándido: Eso hago. Carmencita: De ninguna manera. Amparo: ¡Todavía no te has explicado! Cándido: ¡Pero es que no me dejan! Julieta: Te escuchamos. Cándido: No. es decir. Nos debe unaexplicación. Eleuteria: ¡Hable. la cosa es que yo… que yo… Eleuteria: ¿Que yo. Bueno. Eleuteria: ¡Cándido! ¡Explíquese! Jacinta: Sí. Bueno… Carmencita: Bueno ¿qué? Cándido: ¡No me presionen caray! ¡Déjenme buscar las palabras adecuadas! Josefina: Dígalo con las palabras que quiera. Josefina: ¡Cándido! Qué bueno que has venido. ustedes comprenderán. pero dígalas. Aquí estamos mejor. yo… yo. explícate. Amparo: Pero pasa al patio. Jacinta: Lo que menos me imaginaba era encontrarte aquí. Dios mío! Me va a dar algo. Amparo: Pero si está comprometido conmigo. Carmencita: ¡Qué descaro! Julieta: Es el colmo. mi vida. Justamente a eso iba.

¡Prefiero quedarme para vestir santos! . ¡renuncie a dos de ellas y quédese con una! Amparo: ¡A mí que no me elija! ¡No quiero volver a verlo! Carmencita: Yo tampoco lo quiero. ¿no es así? Cándido: ¡Eso sería lo ideal! Jacinta: Yo no puedo más. Eleuteria: Y quiere casarse con todas. Yo las quiero a todas.Cándido: Bueno. Yo no he engañado a nadie. como dice. Cándido: ¡Ninguna de ustedes me preguntó si tenía novia! Jacinta: Ya que usted es tan recto. ¡Nunca le he mentido a nadie! Amparo: ¡Que no has mentido! Es el colmo. A nadie le he sido infiel. Cándido: ¡Yo soy un hombre honesto! Soy rectocomo un Paraguatán. ¡Esto no es un hombre! Cándido: ¡No soy un hombre y tengo tres novias! Eleuteria: ¡Ah! Si llegara Anastasio. Si llegara Anastasio para que le cobre este ultraje a este desalmado.

Julieta: ¡Igualmente yo! ¡Por mí que se pudra! Cándido: ¡Pero mi amor! Julieta. mi bella hija. ¡cállate y óyeme! Anastasio: Hoy ¡nada dereclamos! ¡Nada de disgustos! Todo tiene que ser alegría. son la luz que iluminan mi amor” Amparo: Pero si es el mismo poema que me escribió a mí. Y hasta me escribía poemas: “Tus ojos. dulce Julieta. ¡este hombre! Anastasio: ¡Este hombre es un tesoro! Eleuteria: ¡Qué tesoro ni qué ocho cuartos! Anastasio: ¡Algún malentendido! Eleuteria: ¡Escúchame! ¡Este hombre es un canalla! Anastasio: Eleuteria. Mira. hoy. lo que te he traído en tu día (La va a abrazar) Pero ¿qué pasa? ¿por qué esas caras? Amparo: Papá. Amparo y Carmencita: (A trío) ¡Yo no soy tu amor! Cándido: ¡Eso es lo malo! ¡La incomprensión tiene al mundo perdido! Josefina: ¡Lo que tiene este mundo perdido son canallas como usted! Carmencita: ¡Marrano! Julieta: ¡Degenerado! Tan cándido que parecía. Eleuteria: Anastasio. ¡te conozco! ¡Algún desliz del muchacho y ya tú lo conviertes en tragedia! Eleuteria: ¡Ningún desliz! Anastasio: Bueno. Carmencita: Y a mí también. No irás a empañar el cristal de este día festivo… Eleuteria: ¡Cállate! Cándido. lo que sea lo arreglamos otro día. ¡No tiene imaginación ni siquiera para escribirle un poema distinto a cada una! Cándido: ¡Señoras! ¡Ya basta! ¡Me marcho! ¡He venido a una fiesta y ustedes se han empeñado en ofenderme! Amparo: ¡Vete! ¡No vuelvas a pisar estas puertas! Cándido: ¡¡Me voy!! (Trata de salir y se topa con Anastasio) Anastasio: (Emocionadísimo) ¡Mi querido yerno! ¡Mi querido Cándido! Con su presencia se completa la felicidad de esta casa. el asador de dos conejos / 10 Anastasio: ¡No me grites! Amparo: (Que ya no puede más) ¡Papá este hombre me ha engañado! Anastasio: ¿Engañado? ¿con quién? Julieta y Carmencita: (Al mismo tiempo) ¡¡¡Conmigo!!! . Hoy hay que divertirse. en el cumpleaños de mi hija.

Carmencita: Y el mío. mamá! ¡Se terminó de hundir Paraguaná! Anastasio: ¿Qué es lo que ocurre aquí? ¡Ofelia. Eleuteria abre. ¡Merece que le den una paliza! Anastasio: ¡Cándido! ¿Qué tiene que decir? Cándido: ¡Lo que tengo que decir es que no es para tanto! Anastasio: ¡No es para tanto! ¡¡¡¡Eso es lo único que se le ocurre!!!! Cándido: Señor. Anastasio: ¿Qué se va? ¡Pues no señor! ¡Esta me la paga usted. ¡Este es el hombre de quien te hablé! Cándido: ¡Ay. Amparo: Ofelia. y ahora mismo! (Tocan la puerta. ¡así es! Ofelia: ¡Mejor! ¡¡¡Eso lo hace más interesante!!! ¡¡¡¡Un hombre que puede tener cuatro novias!!!! Eleuteria: ¡Esto es el colmo! Ofelia: Vamos. mi amor. el asador de dos conejos / 11 Ofelia: ¿Qué? Amparo: Este sinvergüenza era mi novio. explícate! Ignacio: Ya conozco la historia. Al fin te vuelvo a encontrar. Julieta: Y el mío. cuando usted llegó.Anastasio: ¿Cómo es la vaina? Julieta: Sí. escúchame. Anastasio: A la cura del hospital es que vas a ir desgraciado (Busca un palo) Ofelia: ¡No le diga desgraciado! Cándido: ¡A mí no me defiendas! ¡¡Todavía me queda un . ¡¡ven aquí!! Ofelia: No. ¡monada! Yo de aquí salgo solo y me meto a cura. Anastasio: ¡¡Y todas al mismo tiempo!! Ofelia: ¡¡No puede ser!! Josefina: Pues. Cándido: Nada de eso. mi amor. era mi novio. yo ya me iba. a menos que él me lo pida. EntranIgnacio y Ofelia) Ofelia: ¡Felicidades! ¡Felicidades! Ignacio: ¿Dónde está esa cumpleañera? Ofelia: ¡Cándido! ¡Estás aquí! ¡¡Qué sorpresa!! Cándido: ¿Qué? ¡Yo a usted no la conozco! Ofelia: ¿Qué no me conoces? Ignacio: Ofelia ¿quién es este hombre? Ofelia: Ay. Carmencita: ¡Y el mío! Anastasio: ¡¡¡¡Con que asando tres conejos a la vez!!!! Jacinta: ¡Es un cretino! Josefina: Se ha burlado de todos nosotros. ¡nos ha engañado a todas! Cándido. don Anastasio. ¡Este hombre es un canalla! ¡Engañó a Ofelia! Anastasio: ¿Nada más a Ofelia? Ofelia: Pero lo quiero. ¡¡¡A pesar de todo lo quiero!!! Ignacio: Ofelia.

¡Que suene la música! (Ponen música y bailan) TELÓN * Esta obra forma parte del libro “Sainetes de hoy con temas y estilos de ayer” de Humberto Orsini Cándido. así que me voy a otro pueblo! (Sale) Anastasio: Bueno. el asador de dos conejos / 13 .poco de honor!! ¡En guardia! (Se cuadra para pelear) (Cuando ve a Anastasio con unpalo. Anastasio. lo va a matar! ¡Es más fuerte! ¡Cuidado Anastasio! (Se meten todas y le caen a golpes a Cándido) Cándido: ¡Ay! ¡Mis costillas! ¡Auxilio! Anastasio: ¡Pida perdón. Me pongo de su lado. Cándido: ¡Dos contra uno es inmoral! Julieta: ¡Ah! ¡No lo soporto más! Ofelia: ¡Cándido! ¡Cándido! ¡No te vayan a romper la nariz. ¡Salí ileso de ésta. Anastasio. ¡Dios mío! ¡Se van a matar! Amparo: ¡Papá. no! Carmencita: ¡Vamos a desapartarlos! Julieta: ¡Agárralos! Ignacio: Vengaré mi honor. (Lo dejan tirado en el suelo) Ignacio: Y ahora. el asador de dos conejos / 12 Eleuteria: ¡Ay. no! ¡Con palos no! El duelo es con armas iguales (Se cuadra) (Alarma general) Eleuteria: ¡No. ¿ves qué clase de canalla tenías? Ofelia: ¡Es verdad! ¡Es un canalla! ¡Que se vaya! Anastasia: ¡Vayase! ¡Indeseable! Cándido: (Se levanta y se va a marchar. ¿qué hacemos con él? Anastasio: ¡Que se vaya y no vuelva más por aquí! Ignacio: Ofelia. y ahora a divertirnos. no pelees! Jacinta: Ay. Al público) Mejor me voy antes de que lleguen las otras. mi amor! Cándido: ¡Vete al diablo! ¡Yo no soy amor tuyo! Ofelia: ¡Ingrato! (Los hombres forcejean) Cándido. caray! Cándido: ¡Ay! Perdón. dice:) ¡Ah.

Intereses relacionados