Está en la página 1de 1

Nacimiento de Jesusp

Despus que Mara y Jos haban llegado a Beln, Mara di a luz a su beb en un humilde
pesebre
de
paja,
en
un
establo
junto
a
los
animales.
Este lugar era lo nico que ellos haban podido conseguir durante su estada en Beln. No
eran personas que posean riquezas materiales. Pero tenan la enorme responsabilidad y el
honor de criar y educar al hijo de Dios.
El calor de Mara, unas pobres mantas y su humilde cunita hecha de paja lo abrigaban.
En ese mismo instante, muy cerca de all, un grupo de pastores descanzaban con sus
rebaos de ovejas. Los pastores de ovejas en las noches estrelladas solan agruparse entre
ellos para conversar y protegerse entre s de los lobos y ladrones que acechaban por la zona.
Estando todos reunidos de pronto vieron una luz intensa los sorprendi, ellos tuvieron
muchsimo
miedo.
La luz que los encandil era un ngel que se
acerc a ellos y les dijo que no temieran y
les cont que el Mesas haba nacido. Tambin
les explic como llegar hasta el establo donde
Jess estaba y de qu manera encontraran al
niito.
Miles de ngeles celestiales cantaban en el
cielo "Gloria a Dios en las alturas y en la tierra
Paz, buena voluntad para con los hombres".
De esta manera los pastores llegaron establo y
se encontraron con Mara, Jos y un beb muy
especial envuelto en sencillas mantas en una
cunita hecha de paja, tal cual se lo haba descrito el ngel.
Los pastores se arrodillaron ante el nio y lo adoraron, le contaron a Mara y a Jos lo que
les
haba
ocurrido
aquella
noche,
y
el
anuncio
del
ngel.
Mara escuchaba estas palabras con atencin, mientras se fortaleca pensando que Dios
estaba dirigiendo todas las cosas. Ella saba perfectamente donde se encontraba su hijo y a
pesar de que estuviera en un humilde pesebre Dios los acompaaba.
De esta manera, Jess, el libertador que el pueblo de Israel haba esperado durante tanto
tiempo, naci en un establo, muy lejos del brillo de los grandes palacios y los festejos que
comnmente rodeaban el nacimiento de un rey.