Está en la página 1de 219

BIBLIOTECA ROIVÍÁNICA I-{ISPÁhiICA

FuNo¡rr¡ po¡r DÁMASO AI-ONSO

III. MANUALES, 25

RUDOLF BAE}IR

MANUAL DE

VE RSIF'ICACIO}\ ESPAN OLA

TRADUCCION Y Al)¡\Plr\( I()N l)t:

K. WACNER r- F. LÓPEZ ESTRAD.C

BIBLIOTECA ROMÁNICA HISPÁNICA

EDITORIAL CREDOS

MADRID

I,l)l-l (,)lll,.\i. C;RED()S, S A., Srinchc,: Prcltcc,r, II'

cs¡rltño lit.

N'l¡tlrid' 1970" pirtit l3 \'!'r sio"

'iir.¡lo.;rrgiriirl.ti'1,\/taJ/¿I'tttlSI'L'llRL'tL'f'tll'tT()Rl't(//¡i?(;/i[\D]'1(;!

\f rx r\:i't't¡r l n Vl,R!-.\c;. 1'Libiilgcrl' i962

i:l r,-'xtc tlc ia eCicii:n o¡lgtttai alclnan¡ lirc rcvisatltr ¡- collrplclados los rl¡t'lt-'s biblir'

3r'ilicos f

or

el iiuttlt-antcs dc

Pxl.rrt,tr Ll)tctóN. I 970

5." t<Lt.rtpni'sl,'rN.

De¡ró::ttt, Lcgai:

lVl 1 i7 I 8- l 997

ttt¿t'L'¡itir1'

'n

BIBLIOTEC.T

Nberto Paredes

ISBN 8+-l1e-ll?5-X.

l;rprcsr, cil Fi-'pañ4. Pr-lnt.-tJ ilr Sirattt'

(ii¡tlc,rs ¡"olrdcl-. S.,\'

!-,st!-birrr le r:¡'-lrts. I2 Pt-riigoni-' indLlsiriiri

PRÓLOGO A LA VERSIÓN ESPAÑOLA

La versión alemana de este manual de versificación española ha tenido un eco positivo en las revistas cientíñcas t. En 1963 re-

cibió el premio Dr. Ludwig Gebhard de la fundación Ober-

franken.

Los profesores de la Universidad de Sevilla, doctor Fran-

cisco López Estrada, titular de la Cátedra de Literatura Espa-

ñola, y doctor Klaus Wagner, lector de alemán, han reunido sus esfuerzos para verter esta obra al español; la traducción cuida-

dosa de la obra fue hecha por el profesor Wagner y el profesor

López Estrada la revisó y matizó en algunas partes para adap-

tarla a las necesidades pedagógicas de los estudiantes españoles.

Este trabajo de traducción y revisión se realizó dentro de los

planes de ayuda a Ia investigación de la Cátedra mencionada,

y el profesor don Pedro Manuel Piñero Ramírez cuidó de co'

rregir la edición y preparó los índices de esta versión española. Téngase en cuenta que la obra fue en su origen destinada a Ia enseñanza universitaria en Alemania, y puede que por esto

se encuentren formuladas en ella cuestiones que al lector espa- ñol parezcan obvias. Pero esto mismo favoreció la claridad de

I Véase Hans Rheinfelder,

Neueren Sprachen',

XII,

19ó-1, pá.gi

Sobejano,

nas 9496. Erika Lorenz,

RoJb, X'IIÍ, 1962, págs. 319-353. Gonzalo

"Die

RF, LXXV. l9ó3, págs. 432434; uGermanisch-Romanische

Monatsschrift,,

Neue Folge,

XIV, 19ó4, págs.431434. M. de Paiva Boleo, "Revista Portuguesa de Fiio.

XIII,1963, págs.338-340;

Contestación y palabra final: fdcin,

logian, vol. XII, II, 1962-1963, págs. 75>75ó. O. T. Myers, "Erasmus", XVII,

col. l.{7-148. Gáldi l-ászló, uHelikonr, 19óó, páSs.2C0.202.

Orro Jórder,

ASTNS, CCIV, 1967, págs. 151-153.

Manuaí rie versífícación españoIa

su planican'riento, y no ha parecido necesaria una modificaciÓn

raCi;¡l clc la obra, sino sólo rcvisar 1' matizar partes ¡* e-iem- plos que los tracittctores han estimadc conveniente para que

ei librc se ajuste en español a su condición de manual univer- sitario. Por oira parte, el autor ha aceptado con agradecimiento las sugerencias y propuestas aparecidas en reseñas críticas en lo que le fue posible, y cre-vó necesario. También procuró com'

pletar la bibiiografía. En una futura edición se tendrá más en

cuenta la poesía contemporánea, y ias investigaciones más re-

cientes de musicología. extremos deseados con raz6n en dos

reseñas.

PRÓLOGO

Esta obra fue concebida como un Ítanual destinado a Ia enseñanza unirrersitaria; un libro de esta clase se echaba de rnenos en Aleinania. Este fin pr:imorCial determina tarrto el ca.

rácter general de la exposición como la ordenación, método y

extensión temática.

En la parte general se trata primero de los fundamentos d.e

Ia métrica española, Ia medicla de las sílabas

tarlas. En especial ofrecemos un nuevo sistema de notación (fundamentado en Ias págs. 17 :' 18), que modifica de raiz la

terminología más en uso, para facilitar así una concepción y

comprensión más exacta y esencial del ritmo.

La segunda parte contiene una descripción sistemática de

las diferentes ciases de versos regulares y una selección de las

principales formas de versos irregulares. Una mavor importancia se ha dado a la tercera parte, que

contiene las combinaciones métricas. No han podido tenerse en

y manera de con.

.cuenta todas las formas, aunque en Ia selección se ha querido

abarcar el ma-vor número posible.

La exposición pormenorizada de versos y formas se inicia

describe y explica las variantes rítmicas y

con un párrafo que

su valor expresivo y

estilístico; y con relación a las formas, se

empieo temáiic<¡ preierente. Sigue un

dan noticias sobre su

apartado histórico acerca del

del verso y estrofa, su prirnera o

posterior destino. Abundan los problemas en Io

origen 1'procedencia de las formas

más temprana aparición y su

que respecta

al origen y procedencia. En ellos se evita el sezuir una ooinión

10

trlanual de "'ersi'fícacíón española

¡leierminada, y se indica, en l¿r forma más objetiva posible, el

estado actual de Ia int'estigación con uña crítica de las dir,ersas

cuestiones,

a veces muy embrt¡ilaclas. Por esto se intenta dar al

lector

teria.

Partiendo de que la versificación española debe considerarse como un sector dentro dei á¡ea de la métrica románica' aunque

uná orientacjón, basada en el estudio de la misma ma-

con evjdentes rasgos individuales, se han establecido paralelos

con las de

Francia, Italia y Portugai, siernpre que esto haya pa'

recido úti1 para un mejor conocimiento histórico. En relación con la erposición cle la materia, se aspiró a mantenqr ltn eclui-

librio enlre análisis

y

síntesis, para que, por una parte, el con'

junto no ¡esulte demasiado vago e inconcreto, y por otra' que

la investigación dei pormenor, en cierto modo microscópico, no

altere las proporciones del colijunto. No se han escatimado las

citas para poner así al lector en contacio con los mismos textos.

Se supone que la

"Nueva

de Autores Españoles", la

"Biblioteca

Bibliotece de Autores

Españoles,, y la Antología de Poetas

Lí'

ricos Castellanos de l\{arcelino l(enéndez Pelayo son obras de consulta accesible en los centros universitarios; por esta razón se han utilizado con preferencia para las citas. Un manual no

puede ni debe sustituir las investigaciones especializadas, y por esto se ha procurado citarlas en notas. Cuando son de carácter monográfico o cuando exponen de manera exhaustiva aspectos

muy concretos, se las consigna en la bibliografía at findt de cada

párrafo, a fin de facilitar en estos casos concretos un estudio más profundo. Me ha parecido más oportuno consignar la bibliografía especial en relación con cada tema tratado, en vez de establecer al fin del libro un excesivo indice alfabético de obras utilizadas.

I-a bibliografía general (págs. 409 y sigs.) se limita, pues, a la

mención de

trabajos bibliográficos y obras generales. El índice de

laMétrica Española de Alfredo Carballo Picazo, y los de autores y materias establecidos en mi libro (que no pretenden ni pueden ser completos') facilitan la consulta de investigaciones en cada

caso especial. Las obras citadas con más frecuencia aparecen en abreviaturas que se recogen en una tabla general (pági'

nas 12-16).

PróIogo

11

Por necesidades

pr'ácticas, se ha tomadc¡ comc

partir del

ma¡erial bá_

sico para ei estudio de la

de esta

importante;

un libro ya

Edad Media la poesía en verso, sin

Renacimiento, me refiero sola-

isosilábico, pues a parttr

verso irregular es menos

deciicado a este aspecro

en Ia poesía cas-

limitación de asunto; a

mente a la poesía artística en verso

época el estudjo especial d.el

Pedro Hcnriquez ureña ha

clásico, La versi"t'icación irregurar

indicacior,", i

e*igencia.

tellatta' sobre ios versos Iibres siguientes al Motle.nismc) se

dan tan sóio breves

embargo, rne ha pareciclc ,rna

notas bibliográficas. Sin

Ia poesÍa

indispenJar-.re incluir

"

española

trabajos

hispanoamericana en er m*arco ce ra *étri

en la medida de mi aicance.

y así lo he hecho

Por supuesto, el

presente manual se basa en los

científicos tel'ados_a

cabo hasta hoy. Sin la espléndicia síntesis

Navarro, Métriro espitlola, mi tratado en 1952, no hubiera poaiOo uf"r".".

todo en su parte documentai. En

et portugaise

á

y forma en la poesía

de pierre Le Gentil

la firt dtt mo1,en d"ge,

que es la obra de Tomás

de versificación,

empezado

en la forma presente, sobre

algunos aspectos cle los problemas de verso

de Cancionero, debemos mucho a la obra

La poésie lyrique espagnole

tomo II, dedicado al estud.io de lasJormas.

Quiero expresar el más

trabajo, Io

sincero agradecimiento a mi

querido

maestro, el profesor doctor

emprender este

Gerhará Rohlfs, que me uni*O .

siguió

con gran interés y publicó

que él dirige. Doy también

und

la edición alemana en- la Colección

Ias.gracias al

oBayrisches staatsministerium für unterricht

Kultusu, a Ia <Deutsche de sus becas de viaie,

Forschungsgemeinschaft, po. t.-u.r,,ra"

las bibliotecas de

l{adrid

ñacional, ReaI Acadernia

Bibrioteca universita-

y finaimenie á

y Munich, en especial a Ia Biblioteca

Española. Bayerische Staatsbibliothek y

ria de Munich, por Ia ayuda facilitada en mi labor.

Ruoorr Brr¡re

Ant.

ASTNS

AUCh

BAAL

BAE

Balaguer, Apuntes

BBMP

Bello, O. C.

BHi.

Bicc

BRAE

INDICE DE ABREVIATURAS

A) OBRAS Y REVISTAS

M. Menéndez Pelayo, Antotogla' ile poetas líricos castellanos, edición nacional, 10 vo lúmenes, Santander, 1941 15.

.Archiv fiir das Studium der Neueren Spra' chenr, Brau¡schweig' .Anales de la Universidad de Chiler, San-

tiago de Chile.

.BoletÍn de la Academia Argentina de Le

trasr, Buenos Aires.

Biblioteca de Autores Españoles (Rivad+

neira).

Joaquín Balaguer, Aryntes Para una hístoría

prosódíca de la rnétrica castellana. (Ane jo XIII de la RdL.) Madrid, i952.

<Boletín de la Biblioteca Menéndez Pelayo', Santander.

Andrés Bello, Obras completas, Ediciones

del Ministerio de Educación, Caracas, 1951 ss. [Los escritos de métrica están reunidos

en el tomo VI.l

.Bulletin Hispanique", Bordeaux. <Boletín del Instituto Caro y Qusn'qr, Bo'

gotá.

.Boletí:r de la Real Academia Española de

ia lengua', Mad¡id.

Abreviaturas

Burger, Recherches

Canc. de Baena

Canc. General

Canc. Herberay

Canc. musical

Canc. de Palacio

Canc. siglo XV

CC

Clarke, Sketch

Correas, Arte grandé

Dlez Echarri, Teorícs

ta

I,J

&{ichel Burger, Recherches sur Ia structure et l'orígíne des t,er.s ronlans (Société des

Publications Romanes et Frangaises, to-

mo LIX), Cenéve-paris, 1957.

EI cancionero tLe Juan Allonso d.e Baena

(siglo XV), ahora por vez prítnera dado a

htz, ed. E. de Ochoa y p. J. pidal,

Madrid,

l85l; facsímil por H. R. Lang, Nerv york.

1926.

Canciottero General de tillo según la e,jición de

llernantlo del Cas-

t5l|, con un Apén_

dice de Io añaclído en las de 1527. i5i0 y

,/557.

Sociedad de Bibliófilos Españolei

espagnoi d,Herberay des

XXI, 2 vols., Madrid, lgg2.

Le chansonníer

Essdrf.s ( XV, siécle ). ECición de Cha¡les

V. Aubrun, Bordeaux, 1951.

Cancionero musical rle los

transcrito y comentado

Asenjo

siglos Xl, y XVI, por Francisco

Barbieri, Madrid, 1g90.

El cancíonero de

p¿tlacío (manuscrito n. 591).

Francisca VenCrell de

Edición crítica de

i\{illás, Barcelona, 1945,

Cancionero castelíano del

siglo XIl. Ordena-

vols., Madrid.

do por R. Foulché_Delbosc, 2

1912 v

l9l5 (NBAE, XIX v XXit).

n CIás icos

D. C. Clarke,

Ca.stell an o-s,, l\f adrid-Barcel on a _

A chronological sketch of Cas-

tag¿ther

t,ith a tist of

Californi¡

tilian t.,er.sif icat¡on

its nt¿tric ¡e¡nrs. Unir.ersitv of

Publications in l{odern philology. vol.

XXXItr¡, n. -i, págs. 2iC_3g2, Berkele-v_Los

Angeles, 1952. Gonzalo Correas, Arte de la

castellana.

Alarcos García,

i'l¿d¡id, i9J.l. íL., ¡i¡r

procede de la edición

lengua españc.la-

Edición y prólogo de Emilic

Anejo LVi cle Ia RFE,

gr i.riula .Jrie grrtrt,ie.

Viñaza.)

det

Emiliano Díez Echarri. Tecrías métricas

SígIo de

0ro, A¡ejo XL\,,II de la RFE,

llfadid, l%9.

14

GG

Hisp.

HR

H.

Ureña, Estudios

H.

Ureña, V ersil icación

Jeanroy, Origínes

Jórder, Formen

KJB

Lang, Formas

[¿ Gentil, Formes

Manual de tersilicacíón espainle

Gróbers Grundriss der rontanischen Phiie

Iogie, 2.' ed., Estrasburgo, 1904 y sigs.

rHispania', Stanford Urúversity. California

y Baltimore, Maryland.

<Hispanic Review', Philadelphia.

Pedro Henriquez Ureña, Estudios de versi' ficación española, Buenos Aires, 19ó1.

versilicación

Pedro HenrÍquez Ureña, Ia

irregular en la poesía castellnrc, 2.' ed.,

Madrid, 1933 (reeditado con adiciones y co- rrecciones del autor en el libro anterior, H. Ureña, Estudios). A. Jeanroy, Les origines de la poésie lyrique

en France au moyen áge,3.' ed., Paris, 1925.

Otto Jórder, Die Formen des Sonetts bei Lope de Vega (Anejo 8ó Ce la ZRPh),

Halle, 1936. Kritischer Jalzresberícht ilbet díe Fort- schritte der romanischen Philologie, tl¡lle,

1885 ss.

Henry R. Lang, Ias lormas estrófícas y tér-

ntinos métricos de! Cancionero de Baena. En: qEstudios eniditos in memoriam de

Adolfo Bonilla y San Martln', tomo I,

Madrid, 1927, págs. 458 523.

Pierre Le Gentil, La poésie lyríque espagnole

et portugaise d la fin du rnoye.n áge. Deu-

xiéme Partie: I¿s Formes, Rennes, 1952.

M.

Pelayo, Estttdios

M. Menéndez Pelayo, Estudios y discursos

 

de crítica histórica y líteraría. Edición na- cional, ? vols., Santander, L94142.

M.

Pidal, Rontancero

R. Menéndez Pidal, Romancero Hispáníco

( Hispano-portugttés, americano y sefardí).

Teoría e hístoria, 2 vols., Madrid, 1952.

MLN

"The Modern Language Notcs>, Baltimore,

MLR

"The lvfodern language Review", Cambridge- London.

Morley, Strophes

S. Grisrvold Morley, Strophes in the Spanish

drama belore Lope de Vega

a Menéndez Pidal', Madrid, 1925, tomo

"Homenaje

I,

páginas 50t531.

Abreviaturas

Morley-Bruer ton, C hr onoio gy

t5

.S. G. Morley and Courtney Elruerton, T'lze chronology of Lope de Vega's Comedías

wíth a discussíon a'f dcubtful attribltt;,ons,

the whole based on a study of his strophíc

versification, Nerv York, 1940. Eriicion es. pañoia, revisada por S. G. tr{orlcy: Cr+

nología de las cornedias de Lupe de Vega,

T. Navarrr¡, Métrica

Gredos, Madrid, 19ó8. Tomás Navarro, Métrica española. Reseña

históríca y descriptiva, Nerv York, 1956;

2.' ed., Nerv Yo¡k, 190o.

NFAE

.Nucva Biblioteca de Autotes Españolcso.

l.ifuEH

PhQ

P¡úL4

RF

RFE

RdL

RF¡I

R.}Ii

Riquer, Resumen

RoJb

RR

Spanke, Beiíehungen

¡Nueva Revista de FilologÍa Hispánicao,

trléxico.

<Philoiogical Quarterly>, Iorva City. xPublications of the lfodern Language Asso- ciation of America,, Baltimore.

" Romanische Forschungen,', Frankfurt/Main.

"Revista de Filología Española,, Madrid.

"Revista

de Literat'.rra,, Madrid.

cRevista de Filologia Hispánicao, Buenos

Aires.

oRevue Hispanique", París.

Martín de Riquer, Resunten de versíf ícacíón

es pañola, Barcelona, 1950. <Romanistisches Jahrbucho, i{amburgo.

o'Ihe Romanic Reviervr, Nerv York. llans Spanke - Beiiehungett zt¡'ischtn rott;a-

ttischer und nt.ittellateinisclrcr L;,'rík ntit bcsondt:rer Beriicksiclttigung der IIe trik

t¿nd ,\lusik. Abhandlungen der Geseligchaf t

der Wissenschaften zu Góttingen, Phil.-hist.

Stengel, Versiehre

Suchier, Verslehre

Klasse, 3.' serie, n." 98, Berlin, 1936.

Edmund Stengel, Romanische VersleÍtre, GG

lT

1

-;dc

toA

Walter Suchier, Franzósísche Verslehre auf

historischer Grundlage, Tübingen, 1952i 2 ed. revisada por Rudoif Baehr, Tübingen,

1963.

1ó

Wolf , Studien

ZFSL

ZRPh

Manual de versificación española

Ferdinand Wolf, S¡¡¿dien zur Geschichte der

spanischen und portugiesischcn li ationalli'

teratur, Berlín, 1859. <Zeitschrift fiir franzósische Sprache und

Literatur>, Jena y Tübingen.

u Ze itschrif t

f ür

Halle y Tübingen.

romanische Philoiogieu,

B) SISTEIVIA DE NOTACIÓN

ooo

óoo óo óo

canto: llanto

ABAB

M bbba AA

abab

aab aab

DE VERSOS Y FORMAS ESTRÓFICAS

Reprcsentación de las sílabas iítttticas.

El signo dei acento agudo

ó indica Ia sílaba

portadora de una vocal tónica (o ictus)

necesaria para un tipo determinado de

verso. El signo del acento grave ó, menos usadc¡, señala la sílaba que, aunque tónica por su condición dentro de la palabra, no es inciispensable para la constitución del

verso, pero puede formar variantes del

mismo.

signiñca enlace (sinéresis, sinalefa, sina-

fÍa, encabalgamiento), /

significa separa-

ción (hiato, corte silábico, cesura intcnsa). Los dc.¡s puntos signilican que las palabras que están antes y después de este signo

riman entre sÍ.

Las letras mayúsculas se emplean general- mente para señalar versos largos. Las letras mayúsculas seiralan versos cortos

sólo cuando representan el estribiilo. En

caso de confusión se señala éste expresa-

mente.

Las letras minúsculas representan Ios versos

cortos (con excepción del estribillo).

Las letlas rninúsculas en cursiva señalan'los

versos quebrados en relación con versos cortos inmediatos (por ejemplo, tetrasíla-

bos en estrofas de octosílabos).

18

Manual de versi'ficación españoia

TA

El acento sobre una ietra que represente ia

rima seilala qrie el verso en cuestión acaba

en sil¡rba ap¡.rda en las estrofas cionde así lo exija su condición métrica (por ejemplo,

en la octavilla aguda: abbé accti).

PRIMERA PARTE

zuNDAMENTOS DE LA MÉTRICA ESPAÑOI-A

C¡Pfruro I

EL VERSO ESPAÑOL Y SUS ELEMENTOS

NOTAS PRELTMINARES

La lengua española pertenece al grupo de las románicas, y

la métrica que desarrolla ha de estudiarse en relación con el

conjunto. El punto de partida y el proceso de los elementos

históricos, fonéticos y rítmicos de Ia métrica española eviden- cian esta relación, aun contando con la originalidad que pueda

señalarse.

Pueden, por tanto, aplicarse al verso español las teorias e hipótesis, siempre en discus.ión, sobre el origen, procedencia, derivación y carácter rítmico del sistena del verso románico,

en particular en cuanto a la métrica provenzal y francesa. Hay que apartar, desde luego, la creencia de que la poesía española no existe hasta que aparece una transmisión continua de textos r.

_-=-

r Pierre Le Gentil, Le víreIaí et le .¿illancico. Le probléme des

origi-

nes arabes, París, 19-54, ofrece un resuinen informativo

estado actual de las cuestiones sobre el origen de las formas románícas,

con especial referencia a las tesis árabe

una valiosa

y crÍtico acerca del

y litúrgica; contiene, además,

págs. 83-90, que orienta

bibliografía. Sobre la poesía rítmica latina de la Antigüedad

Norberg, L'origine de la

tardía y de la

Edad Media, compárese con Dag

II;

L, 1952,

uersifícation latine rythmique, ,.Eranos,,

sobre el hexámetro corrompido en la España de la

poésie latíne rythmique du Haut Moyen Age, Stockholm, 1954, (studia

Introduction d. I'étude de Ia versi"ficatiofl lat¡ne

época visigoda; La

latina Holmiensia',

médiévale, Stockholm, 1958, nActa Univ. Stockholmiensis. Studia latina Stockholmiensia>. V. Burger, pecherches, estudia, con buena bibliografía,

l[anual de versificación españoía

El que así io crca, como en su tiempo Pliillpp Aug.rsi Beckerr. sc encucilti-a en trl caso cle er¡tender quc el verso español i:re

22

una

"ianpor"tacjcin cultural", y esto ciertamente no concuerda coir

la ¡-ealici¡11.

Dete¡rnina el carácter del verso cspañol el hecho de que per-

icncce al si.stcnra cic la nrétrica romlinic¿¡.; sUS ciemcntos consti-

1ulivc-¡s so¡!: a(rt:nto cie intensiclacl.

'

c1e hcnris'l ic¡r-ric,), cesul'a (en los

¡:ausa mertrica (fi.nal de verso

vcrsos cuva naturaleza así

lo rcquici-c), v finalmente, con cierta 1i¡nitación, número fijc

de sílarbas.

Los clernás medios fonéticos, sintácticos v estilisiicos qrie

1'ruccien hacer m/is patcnte Ia cstructura del rerso, tienen sólc

función secunci¿rria, y, por tanto, no son esenciales en su consti-

tución. Otro tanto puede decirse de la rima, aunque en la poesía

españoJa cs L¡n ariorno ciel verso que apenas faltal

IUODOS DE CONTAR Y DENOIlIINACIÓN DE LOS \ERSOS

En la métrica cle composición reguiar, las clases de versos

se denominan scgún ei número de sus sílabas rítmicas: tetra. sílabo, octosílabo, endecasílabo, etc. Tanrbiern hal' otras clenoninaciones para algunos versos,

como lueg

r

sc verá; ASí \,erso

"alejandrino)),

versó de <arte ma-

yor), \'crso nsáficor, etc.; estas denominaciones indican a veces

sólo una variante rítmica de un determinado verso. En la Ro- mania, el francés, provenzal -v catalán son lenguas oxítonas, y

en la medid:r de slls vcrsos se cuenta sc.ic hasta la última acen-

tuada,

)'por

tanto el final oxÍiono cs el normal; frente a este

criterio,

ei español (y también el italiirno) considera como nor-

la deri'.¡rción de los principales versos románicos partiendo de su funda-

mento

clásico. Hiram Peri, La rersification d accents fixes dans la pro-

sodie romane, uActes du X'Congr¿s international de Linguistique et Phi-

lologie romanesD, II,

París, 1965, págs. 771782, estudia las drficultades

teóricas que se oponen a la derivación del sistcma del verso románico del sistema grecolatino.

z Díe Anfiinse der rottanisclrcn Versk¿tttst, ZFSL; LVI, 1932, págs. 257-

323, en espccial págs. -12G321

Elementos del verso esqañol

23

mal el velso de terminación Daroxítona, conforme al ritmo acen- tual de su léxico, en gran parte (o al menos, en la más caracte-

rística de su evolución histórica) paroxítono. Por tanto, para

medir el verso español hay que contar desde la primera sílaba rlel mismo hasta la silaba siguiente a la tónica final ¡. En este

verso de terminación llana, el nírmero de sílabas fonéticas coin-

cide con el número de sílabas d.e la medida métrica que da

nombre al verso; así ocurre en:

NIa¡ dridi, cas/ til llol fa/ mó/ so

que tiene ociro.silablis fonétic.-ls y métricas {octosíiat'o). T os

versos que terminan cen palabras oxítonas :/

proparoxítonas

están fuera del orden normai que representa

la terminación

llana; para contar estos versos hay que acomodarlos al término

meclio de la normalidad métrica añadiendo una sílaba en el ca- so de los agudos, y restando una en el caso de los esdrújulos:

1) Cual/ fle/ cha/ sel dtsl pa/

2)

flol nl

{+ da/ del ).os/ al pósl to/ les

l)

(-1)1

ACENTOS. PIES DE \¡ERSO, PERÍODOS .RÍTMICOS

El examen de las discusiones teóricas sobre la rnétrica ro- mánica (y, por tanto, de la española) queda fuera de Ia finalidad

de este manual s. Como es sabido, sobre la teoría de ia métrica hay una gran discrepancia de opiniones, acaso como en ningún

otro campo de Ia fiiología románica; una postura intransigente,

3 F.sta diferencia hal' que tenerla

en cuenta en comparaciones

con el

cómpuro

de las lenguas oxÍtonas. Se Cuplica en versos compuestos con

aiejandrino francés + 6) Ie corresponde en español

cesura inlensa; al

un verso de ca¡orce silabas (7 + 7).

a Sobre el

alcance de las tres ter:ninaciones distintas en la pcesía

española, véase págs. ó3-67.

5

Para información general v bibliográfica, véanse Gerhard Rohlfs, Ra'

Studienfi.ihrer), Heidelberg, 1950, págs. 95

el libro de Ricardo Jaimes Freyre, Leyes

manische Phílologie 1 (Winters

y sigs.; Suchier, Verslehre,

de

y

,u,ersificación castellana, Buenos Aires, 1912.

24

Maru¿al de versifícación'españoía

en este discutido dominio, no resulta justifrcable desde un pun-

to de vista científico, y mucho menos, desde el pedagógico.

De entre las diferentes teorías, me parece que la más apro-

piada es la de T. Navarro; ampliando ideas y sugerencias cie

Andrés Bello, Maurice Grammont, Ricardo Jaimes Freyre

y cie

otros, y con la contribución de la fonética experimental, este

investigador desarrolló un sistema completo que ofrece un co. nocimiento esencial y matizaclo de la estructura rítmica de los versos españoles ó. La exposición contenida en este libro tiene

como base en sus puntos esenciales el sisterna métrico de Tomás

Navarro.

De acuerdo con las características fonéticas de la lengua, los acentos con su relieve acústico determinan clat'amente ei verso español 7, aún más de lo que ocurre, por ejemplo, con el

verso francés. Con el cultivo y aprovechamiento de las co*'bi naciones que ofrece la acentuación de la lengua, el rrerso espa-

ñol alcanzó una definida oriEinalidad frente a los de las otras

lenguas románicás.

El acento de palabra (oprosódico> y <etimológico,) es el que existe en la pronunciación común, tal como también lo tiene la

palabra en el uso habitual de la prosa. Salvo unas pocas licen- cias, muy raras además, este acento no cambia en la pronun-

ciación del i'erso en el español moderno. De otra parte, por

acento de verso se entienden los golpes tónicos que exige el

ritmo del verso, y que en determinados casos constituyen clases del mismo. En la declamación cada verso autónomo (esto es, que

posea un ritmo propio 8) tiene, por lo menos, dos acentos rítmi-

cos: uno de ellos va siempre en la parte final del vcrso, v el

otro es variable, y recae en una de las cuatro primeras sílabas

e Algunas limitaciones

7

que más adelante se hacen respecto al

de enlace

-v afectan a la

su utilidad práctica.

a si la duración de éste se igua)a con el perÍodo

cohesión del sistema teórico, pero nó pueden poner

de

Comp. Juan Cano, Ia ímportancía relatfua del actnto y

período

interior

en duda

Ia sílaba

en Ia versificación española, RR, XXII, 1931, págs. 223-233, y

EI acento castellano, Hisp., XVIII, 1935, págs. 375-380.

8 E,stos son todos los versos desde el tetrasílabo.

T. Navarro.

Elementos del verso esPañol

25

En todos los tiempos se ha reconocido y observado como

el final clel verso debe marcarse con

La necesidad de un acento rítmico al prin-

cipio del verso, que aún ho-v- r'arios investigadores ponen en

un acento fuerte.

precepto obligatorio

que

dud