P. 1
Tema 22 Entrenamiento y La Edad

Tema 22 Entrenamiento y La Edad

|Views: 157|Likes:
Publicado pormarmalami

More info:

Published by: marmalami on May 16, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/09/2011

pdf

text

original

Tema 22. ENTRENAMIENTO Y EDAD.

1. EVOLUCIÓN DE LAS C.F.B. CON LA EDAD. 2. FASE DE INICIACIÓN: DE LOS 8 A LOS 14 AÑOS. 3. FASE DE DESARROLLO: DE LOS 14 A LOS 19 AÑOS. 4. FASE DE PERFECCIONAMIENTO: MÁS DE 19 AÑOS.
El entrenamiento es un proceso organizado, elaborado y orientado hacia un trabajo constante, progresivo y con una dedicación ininterrumpida durante muchos años. La finalidad del entrenamiento físico es el desarrollo de las cualidades físicas básicas, pero debemos tener en cuenta, que cada una de éstas tiene una maduración cronológica específica. El conocimiento de su evolución nos va a permitir adaptar el entrenamiento a las distintas etapas del crecimiento.

1. EVOLUCIÓN DE LAS C.F.B. CON LA EDAD.
En los distintos periodos de la vida de un deportista se observa una evolución de la resistencia, la fuerza, la flexibilidad y la velocidad.En la siguiente gráfica se pueden apreciar estas modificaciones.
120

100

80

60

40

20

0 0 5 10 15 20 25 30 fuerza 35 40 45 50 55 60 65 70 75

reistencia

velocidad

flexibilidad

1.1. Evolución de la la resistencia.
Entre los 8 y los doce años el aparato cardiovascular está en evolución, pero se encuentra en condiciones de aguantar esfuerzos moderados y continuos. En esta etapa se pueden realizar trabajos de tipo aeróbico, pero teniendo mucho cuidado de no forzar el organismo y no realizar trabajos de alta intensidad, ya que esto podría ir en perjuicio del aumento de volumen del corazón. Posteriormente, entre 12 y 13 años, baja la capacidad de resistencia, al entrar en unos cambios fisiológicos propios de la pubertad.

La máxima capacidad aeróbica en sujetos no entrenados se alcanza entre los 15 y 18 años, pero en sujetos entrenados los máximos niveles de resistencia se logran a partir de los 25 años, pudiéndose mantener hasta los 30 años. El entrenamiento anaeróbico se puede iniciar a partir de los 14-15 años, aunque con mucha precaución, dado que se produce un engrosamiento del musculo cardíaco que es desaconsejable a edades tempranas; a partir de los 18 años se puede intensificar este tipo de entrenamiento. Tiempo de carrera (minutos) 7 10 15 20 30 Edad (años) 6-7 8-9 10-13 14-15 16-17

1.2. Evolución de la fuerza.
La fuerza es la cualidad motriz que tiene una evolución más tardía. En la primera etapa de la infancia, no se observan grandes incrementos de fuerza, siendo a partir de la pubertad cuando se empieza a apreciar un aumento considerable de la fuerza. A los 18 años aún no se ha alcanzado el 50% de la fuerza muscular, llegando a su máximo desarrollo aproximadamente a los 30 años (varía según las fuentes consultadas). No son aconsejables entrenamientos tendentes a la hipertrofia muscular, ni en la infancia ni en la adolescencia, ya que esto podría producir un acortamiento de los músculos e incluso impedir el desarrollo óseo.

edad 6-10 años 11-13 años 14-16 años 17-18 años más de 18 años

EL TRABAJO DE FUERZA SEGÚN LA EDAD fuerza máxima fuerzafuerza- resistencia velocidad nula mínima baja mínima baja discreta baja buena buena discreta elevada elevada buena-óptima óptima óptima

1.3. Evolución de la velocidad.
De los 8 a los 12 años hay un incremento continuo de la velocidad, motivado por la mejora de la coordinación dinámica general y la coordinación intramuscular, que se produce en estas edades. En la adolescencia, con el aumento de la fuerza muscular sumada al aumento de la amplitud de los segmentos, la velocidad sigue desarrollándose de una forma rápida para alcanzar su máximo nivel

hacia los 20 años. En sujetos bien entrenados, se pueden mantener niveles aceptables de velocidad hasta los 30 años.

1.4. Evolución de la flexibilidad.
Al contrario que el resto de las cualidades, podemos decir que la flexibilidad máxima la tenemos al nacer, aunque hasta aproximadamente los 10 años se mantiene en unos niveles muy altos. Con el desarrollo muscular propio de la pubertad, se produce un deterioro paulatino de la movilidad articular y la elongación muscular. A los 25 años, queda aproximadamente el 50% de la flexibilidad que teníamos al nacer.

2. FASE DE INICIACIÓN: DE LOS 8 A LOS 14 AÑOS.
La iniciación, por lo gereral, debería empezar hacia los 8 años, aunque lo que se recomienda en estas edades tempranas, es desarrollar una base motriz lo más amplia posible para preparar la futura especialización del deportista; en este sentido, el entrenamiento de iniciación es un complemento de la educación física escolar, que paulatinamente nos va a ir adentrando en actividades más competitivas. El objetivo del entrenamiento de iniciación debe ser mejorar la condición física general, gracias al trabajo de todas las cualidades físicas, pero siempre integradas en contextos jugados y lúdicos. El trabajo de capacitación aeróbica y resistencia general ofrece una buena base para potenciar el desarrollo posterior de las demás cualidades motrices y estimula la capacidad neuromuscular, cardiorespiratoria y orgánica en general. A la hora de efectuar este trabajo aeróbico, debemos tener en cuenta la tabla anteriormente expuesta de tiempos de trabajo en función de la edad. Asimismo, no es conveniente sobrepasar en ningún momento las 150 pulsaciones por minuto. El sistema de entrenamiento más adecuado es la carrera continua, aunque también se pueden desarrollar secuencias preparatorias con balón que respeten el ritmo y el tiempo de trabajo a la vez que se mejora el aspecto técnico-táctico. Otro sistema de entrenamiento que podemos utilizar es el entrenamiento por circuitos, alternando ejercicios técnicotácticos con otros de carácter muscular. Hasta los 13-14 años, está absolutamente desaconsejado el entrenamiento de tipo anaeróbico. A los 14 años se puede empezar a desarrollar la potencia anaeróbica aláctica, con esfuerzos inferiores a los 8 segundos y recuperaciones de 50 segundos aproximadamente. En esta etapa, el trabajo de fuerza se debe realizar de forma suave, utilizando medios naturales con autocarga, ejercicios por parejas y gimnasia, poniendo gran preocupación en no sobrecargar la columna vertebral. La tarea está orientada fundamentalmente al trabajo de fuerzaresistencia, incidiendo en la musculatura paravertebral y abdominal. La velocidad, la vamos a desarrollar mediante juegos donde los chicos realicen carreras cortas, pero rápidas. La coordinación, es un factor determinante de la velocidad, que podemos mejorar en esta fase mediante ejercicios de técnica de carrera y multisaltos.

La flexibilidad es muy importante mantenerla en los niveles más altos posibles, ya que cuando se inicie el desarrollo muscular propio de la pubertad va a sufrir una merma considerable.

3. FASE DE DESARROLLO: DE LOS 14 A LOS 19 AÑOS.
Los objetivos de esta fase son mejorar la condición física general y desarrollar las cualidades motrices específicas del deporte en cuestión. Se produce un aumento del volumen de entrenamiento en lo concerniente al número de sesiones y horas de dedicación, y en la intensidad y complejidad de los ejercicios. El trabajo de resistencia aeróbica continúa, y además de la capacidad se trabaja la potencia aeróbica. Se van introduciendo nuevos métodos de entrenamiento, como el fartlek o el entrenamiento interválico. También se pueden incluir las secuencias de esfuerzo ( 3-4 minutos de trabajo técnico-táctico con recuperaciones de 3-4 minutos) La resistencia anaeróbica se sigue trabajando en la vertiente aláctica y se comienza con esfuerzos lácticos (entre 15 y 30 segundos de duración). Continúa el mismo trabajo de fuerza-resistencia y se empieza con el trabajo de fuerza explosiva, siempre teniendo en cuenta las recomendaciones hechas en la etapa de iniciación. A los 1718 años se puede comenzar a hacer pesas, pero siempre con pesos livianos, sin buscar la hipertrofia muscular, ya que el crecimiento no ha terminado. La finalidad es pues mejorar la fuerza-resistencia (circuitos) y aprender la técnica correcta de ejecución de los distintos ejercicios. Esta edad es la más adecuada para incidir en la velocidad de reacción y en las salidas explosivas, con y sin balón. El trabajo de amplitud y frecuencia como factores de la velocidad de translación también debe ser trabajado en esta fase. La flexibilidad adquiere en esta época de transformación del cuerpo una transcendencia enorme, a medida que se consolida el desarrollo óseo y muscular las articulaciones pierden recorrido, y si no se pone remedio, esto deriva en falta de eficacia deportiva y aumento de lesiones.

4. FASE DE PERFECCIONAMIENTO: MÁS DE 19 AÑOS.
Siempre que las fases anteriores se hayan desarrollado de la manera adecuada, el acondicionamiento físico en esta etapa debe ser muy específico, pues se intenta conseguir el máximo rendimiento en aquellas cualidades físicas implicadas directamente en la competición. La fuerza se debe desarrollar con sistemas comunes hasta los 20-21 años. Se pueden usar los sistemas de cargas submáximas y de cargas máximas . Dependiendo de la estructura del sujeto, el deporte y el momento de la temporada, el objetivo del trabajo será la hipertrofia muscular, la fuerza resistencia o la fuerza explosiva. Con el paso de los años y el aumento de los volúmenes de entrenamiento, el trabajo de flexibilidad se vuelve mas importante de cara a alcanzar un rendimiento deportivo óptimo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->