Está en la página 1de 17
provisoria del comportamiento social ssc el hombre, existencialmente, se encuentra en Wve con cosas ¥ con hombres, y que un imperativo ice, psicolégico, social, etc.) 1o obliga a hacerse inexovablemente. La manera primaria como el ‘es tomando contaeto con el mundo; por lo “su” mundo es l mas préximo (U'mt-tvelt, i¢a, por un lado, un “hacer” algo con él. Alli se se depende de sus poten forma como va quedando afectada) y de “*radicién histénica” y la forma como va ara cada hombre lo social pende ‘que le da el cuerpo humano, en *'y un radieal “aqui” para cada 1s dicho que el comportamiento social, en la ia manera cémo el hombre se hace cargo de ibe lo socialmente relevante del comport: las hacen evidente, presente y actual un I hombre y un determinade acién. Esta perspectiva analitica de todas las ciencias del como suele semos que por el momento, y dado el fica en que se encuentran estas ciencias, ‘va es una empresa prematura o cargada de jue no estamos en condiciones de emprender. stento, bajo la forma de un esbozo o una idemos hacer ahora para la sociologia, 3. El estado de inmadurez del hombre 1 comportamiento social, tiene jen, para que esta perspectiva se je comportamiento social que sea mportamiento social que sea jole que sean objeto de otras as del comportamiento social; y ademas que sea sociolégica- mente relevante. Sélo en la medida en que haya un tipo de comportamiento social empiricamente distinto de otros, y de que el mismo sea sociolégicam stifica Ia existencia dela sociologia como cien« “tipo” sociolégicamente relevante, seré nuestra tarea préxima, a fin de que de alli podamos extraer los conceptos que perciben lo pertinente de ese comportamiento social. ‘Las ciencias del hombre han destacado, con bastante insistencia, que el hombre es el ser viviente que nace més inmaturo, y mas indefenso para subsistir por sf mismo; nace, en un estado casi fetal. Las ciencias del hombre han destacado tltimamente que, desde una perspectiva biolégica, psicolégica y quizd sociolégica, es el ser Viviente que necesita el mayor tiempo para completar su maduractén, Se calcula, al menos en el campo de la biologia y de la psicologia, que termina ese proceso, aproximadamente, a los 25 afos. De cualquier manera, lo que queremos destacar en la presente oportuni- dad es que, el hombre nace en ese estado extremo, hasta el punto de que no puede subsistir por sf mismo y, que necesita un largo perfodo para completar su maduracién, el cual se produce conviviendo con ‘otros hombres. Estos hechos, como se advierte claramente, tienden a afirmar cl principio de que el hombre es una naturaleza abierta y que ese estado de inmadurez permite que adquiera su “naturaleza social”, con las caracteristicas que fijamos con anterioridad. La simple ‘a fija al hombre ciertas limitaciones, pero, a la vez, abre una jue pueda ser social, sociologia es una ciencia cultural e histérico. Por eso, tiene “mores El proceso de maduracién, como vim parte de su tiempo vital y ese proceso se da hombres; por lo tanto, ad nativitate el hombre “depende” de otros, uterina), es “con-formado” y “‘trans-formado” por la convivencia, de tal suerte que se va potenciando de cierta manera —y, por cierto, des-poten- ciando de otras— en su proceso de desarrollo...La forma como va 5L quedando con-formado y trans-formado, a partir del momento det nacimiento, depende de Ia situacién social en que se encuentra. Como vemos, este estado de inmadurez extrema en el momento de nacer y este largo period de maduracién, hace que dependencia” sea originario y hasta necesario para el hombre, Conviene destacar que el ser humano, poco a poco, a medida que Tecorre su proceso de maduracién, se va liberando de esa dependen- cia, Tanto las ciencias biolégicas como la ecologia han demostrado , a medida que se asciende en la escala biol Pero esto lo va adquiriendo a medida que madura, al menos hasta una cierta edad que suele estar determinada cultural, social ¢ histéricamente. Mientras tanto, ha sido inexorablemente —y durante un buen lapso— “conformado” situaci6n social en que le ha tocado nacer o vivir sus primeros akos. Y esto cs includible y fundamental para las ciencias del comp ortamien. to social. 4. Consolidacién de la condueta del hombre El hombre al tener que afrontar su situacién en el momento de su nacimiento y como consecuencia de su inmadurez, comienza ‘acto con los otros hombres, de los cuales depende, en segura, balbuceante y siempre tentativa. El éxito 0 el fracaso de su tentativa (realizada por ensayo y error) le va a determinar préximas tentativas, las cuales, paulati haciendo més seguras. De esta manera se va “trans-formando” en su sit mando” y_ ““trans-formando freeuencia de los contactos (las interacciot conformanda y transformando a si mismo y va conformando y transformando situacién. En ese constante y progresivo “hacer-se-con” y “hacer-con” se va consolidando su conducta, es potencialidades sociales (la persona social), los contactos interacciones sociales) y las posibilidades sociales (la situacién ial): sjercicio frecuente de estas formas de comportamiento, lenta y paulatinamente, van conformando y_ tansformando las potenciall- dades sociales del hombre y las posibilidades sociales de la situacibn BR tamientos son sociales y, por lo tanto, objeto de ciencias de este tipo de comportamiento. tar la “forma” 0 “tipo” de ese comportamiento, relevante, es decir, que pueda ser objeto de la GCreemos que en el estado de dependencia s: basico que puede delimitar lo socioldgicamente rele’ comportamiento social, porque destaca, claramente, » lidad especifica, En efecto, en el momento del nacim se encuentra en una determinada situacién 5 , como formas de comportarn posibilidades sociales estereotipadas. Y estin otros hombres. Estas posibilidades de formas de e: nen del pasado y se heredan por la otra, Por eso, el hombre, en cada situas ya hechas, para hacerse cargo de su situ entrado sin saber cémo ni porque, Estas formas di social que sc encuentran ya son, para cada ct “pre-existentes”, y se le ofrecen como recursos para su situacién social Por otra parte, estas formas de comportam: medida en que su ¢jercicio no depende de la ejercer no le pertenecen, sino que son, social, Esto, por cierto, no impli ‘cambiadas o transformadas. Por iltimo, por hombre de asumirlas si quiere hacerse inremediablemente, jonen. Son formas De lo manifestado dedueimos que exis de comportamiento so% pre-existentes, supra-individuales y coa: no Jas agotan, sino que con: to. Y precisamente , a ex tradicién sociolégica lo ha relevante porque integra la situ: y Merton con su concepto de * ee concrete aloes relevante y que, segin nuestra opinion, se firs trcien del peosericato waco stacar que se trata de formas o tipos de jue te encuentran en cada situacin social y en cada come “pautas estereotipadas” de ese compor- ir para hacerse cargo de su ony como tales se le ofrecen como Igunas, y sobre todo en cierto momento, son, \égicamente relevantes, van a con-formar y sotencialidades del hombre y, a las mismas fen la medida en que se asuman 0 |, €5as formas de comportamiento ividuo se-van a presentar como “hébitos litan al hombre, y se van a n objeto de conocimiento de la sociologia. pensar en estas formas de comportamiento advertimos la cantidad de conductas que fas caracteristicas_y la importancia que las mismas imanos. Sélo mediante su ejercicio es posible Y precisamente por ello, el hombre puede vivir tradicién histérica. Estos un momento del tiempo; definen el Estas formas de comportamiento, por sus mismas caracteristicas, son lentas en su nacimiento y formacién, ya que no dependen de la voluntad de cada cual; es necesario un “consensus” para que tengan Vigencia, Por eso, normalmente, para cada cual, simplemente estén y hay que contar con ellas como un recurso para hacerse cargo cn ultima instancia, como un “recurso” para ‘estos comportamientos no ‘persona social; por es0, el hombre puede evadirse de las situaciones sociales y no asumir esas stercotipadas” que son pre-cxistentes, , y “crear” formas nuevas, Es freeuente fl fracaso de esta tentativa, ya que no depende de la creacion individual, sino y fundamentalmente, de la vigencia social de las mismas. De cualquier manera, ¢s posible la innovacién en csos comportamientos sociales y la historia es esta experiencia, Lo decisivo es el tiempo y la lentitud de su impos i las formas estereotipadas que simplemente estén ah{ en social, como dice Ortega, “nos envuelven y cifien por todos Iados; ‘oprimen, se nos inyectan ¢ inguflan; nos penetran y nos lenan ‘casi hasta los bordes". ¥ todo esto es una consecuencia del estado de dependencia del hombre frente a su situacién, La situa social es un conjunto de formas de compo: social que se articulan y basan entre ellas formando un arquitectura, es deci, la situacién, desde esta perspectiva s Se presenta al hombre como una serie de “pautas sociales” que constituyen posibilidades para hacerse cargo de ella, de tal suerte que Je permite prever el comportamiento de los demds. Desde esta perspectiva, la situacién social se presenta como wna seguridad, en la medida en que | iduos cuentan forzosamente con un reperto- de comportamientos que le permiten el trato con los otros hombres; pero al mismo tiempo se presenta como tradicién, en la medida en que son pauttas estereotipadas que estén ah{ como legado de las generaciones anteriores. Pero precisamente por esto, es posible que el hombre sea progreso c historia, La situacion social, de cierta manera, atesora el pasado, automatiza al hombre ya que lo conforma y transforma y le ofrece resuclto una serie de comportamientos Sociales que le permiten concentrarse en sf mismo (ensimismarse) ¥ ccon ello crear lo nuevo y mas perfecto. Por el otro lado, Ia persona social se presenta como un conjunto de formas de comportamientos que se articulan y basan también en tuna ingente arquitectura, es decir, sc presenta ‘como una serie de “habitos sociales” que constituyen potencialidades para que pueda hhacerse cargo de ella, de tal suerte que le permite orientar el 35 comportamiento de los demés. Desde esta perspectiva, Ia persona social también se presenta como una seguridad, en la medida en que cuenta con una cierta estabilidad que permite Ia vida en convivencia; pero al mismo tiempo, se presenta como enajenacién, ya que los habitos sociales consolidados lo obligan a aceptar su situacién social ¥ con ello con-formarse y trans-formarse, Precisamente por eso, también es posible que el hombre sea progreso ¢ historia. La persona social, de cierta manera, atesora también el pasado, consolida a la i social y le permite proyectarse en el futuro y posibilitar Ia introduecién de lo nuevo y mas perfecto, 5. Roles sociales, situacién social y relacién social Hiemos visto que hay un cierto tipo de comportamiento soci ue considerébamos “sociolégicamente relevante”, que se caract i suprarindividual y coactivo, ofreciéndose como, ara que cl hombre pueda hacerse cargo de la situacién social. También hemos visto que como consecuencia de ser un legado del pasado heredado generacionalmente, se presenta en una forma més 0 menos organizada; por eso, para hacerse cargo de detcrminadas situaciones sociales hay que asumir esas formas de comportamiento, sin que ello implique que exista imposibilidad de transformarlas y cambiarlas. Esas formas de comportamiento se ofrecen como posibilidades sociales, siendo algunas més imperativas que otras. El ser humano al asumi formas de comportamiento que no son. suyas sino de Ia situacién social, se conforma y se transforma ya que afecta a sus potencialidades sociales; con ello se constituye lo sociolégicamente relevante de la persona social y que, en titima instancia, se presenta Como una serie de “habitos sociales”; Peto también se constituye lo sociolégicamente relevante de la ituacién social y que se presenta como una serie de’ “pautas Cuando el hombre asume una de esas formas de compor. tamiento asume un rol social, es decir, una forma de comportamiento que es pre-existente al hombre, supra-individual y coactiva porque es de Ia situacién social. Por eso, los roles se cjercen y no se tienen. Ahora bien, estos roles sociales, por ser de la situacién social, son nden a conservarla y a mantenerla, pero, a la j6n del comportamiento de los otros hombres conducta s¢ presentan como una “funci6; ituacié -omo la que denotamos cuando decimos “funcionario”, es decir, un tipo de comportamiento que est 56. de conducta jonado funcionalmente a otr reagentde gms, Se ‘es0, son funciones equipolentes, es decir, formas de relacionadas funcionalmente a otras formas de com| lamamos roles sociales, si bien pertenec: rman y trans-forman 2 quien la ejerce cia cuando alguien las ejerce. Son pautas s z Slbiton son penbildedes sols ‘que generan_potencialidades sociales que dependen en cada caso de cémo se ejercen. Por lot no son “normas”, sino “pautas”. Por cs0, se pueden cjeveer distinta manera y por eso con-forman y transforman distinta manera, y también a la propia situacién soci: sociales potencian. al hombre, pero a la vez, lo con ‘transforman, pero no sélo al hombre sino también social. Por 20, esas formas cle comportamiento que llamamos sociales pueden ser muchas y variadas en Ia historia y en I siempre se da en funci " emergente de este ha denominado “rel Sélo ells tenen Ins carcterfsticas que hemos los comportamientos sociales sociolégicamen P Disicamente son de la situacién sodal. Todo lo demés Pero estas relaciones sociales, en la forma co: iplejo de ellas, bajo joldgicam: que esta estructura c tocal, Pero conviene destacar que eta tha realidad empires y concteta que se hace cid actual cuando se ejercen los roles sociales, cuando s: Felaciones sociale No. son formas de deber ser, Concretas que adguieren su forma sociales, ct dec toma eu i como dijeron Ex taclon sonal e presntn tn forma enructad ial (0 estructuras sociales) i sociales), por ello, la situacién Honibres; no solamente st, sin que eetaage A". Con ello vemos lividualidad y la coactividad; y estd wuaciSn social porque es un legado de almente. Por eso a estucturs sociale sera impel Objeto bisieo del con persona social, la con-forma y la ldgicamente relevante se presenta, como ‘al hombre para hacerse cargo de una ena social como una pauta de esta indole que ‘ructura para mantener y conservar los roles dlestacar que tanto los roles como las relaciones y las se hacen evidentes, presentes y actuales cuando se -nte en el comportamiento social, es deci ee al ce ncomportamiento social, es decir, cuando se ¥ a la situacién social, y con a los roles y al eau esl pete ow Nout © ofan low ror ef diy caste sociales concretos y empiricos. Por eso, la sociolo. 6. Estructuras e instituciones sociales Hemos dicho que las estructuras sociales pre-existen a los hombres y al ejercicio de los roles. Las estructuras sociales definen a To sociologico, pero ellas son un legado heredado del pasado, y por lo tanto se presentan siempre como consolidadas, estables, casi con una ‘Gerta dosis de permanencia, Por cierto que esto no es asf y la historia nos podrfa dar muchas pruebas, De cualquier manera, siempre muestra una cierta estabilidad y persistencia. Y esto se debe a que se Te ha reconocido a algunas estructuras sociales un valor social porque jenen a la sociedad 0 a la situacion de las estructuras se da por un acto de legitimidad. La situacién social reconoce un valor social a algunas festructuras y entonces las legitima, Cuando tal cosa ocurre, esas etructuras se transforman en “instituciones sociales”. Las institu- ciones, por eso, se caracterizan por la legitimidad que tienen, por el reconocimiento de su valor © importancia social. Y entonces se regulan y organizan esos comportamientos que se dan en las estructuras sociales. Suelen tener una gran estabilidad y, sobre todo, juna gran permanencia a lo largo de los aftos; por eso son lentas en su aparicién y en su transformacién. Se trata, en dltima instancia, de estructuras que, por el valor soci a, tienen gran estabilidad, Para lograr esto, existe los que se fuele denominar “controles sociales externos”, los cuales tienen Ia mn de asegurar el cjercicio de los comportami esperada, Estos controles sociales suelen ser segin ‘la importancia atti i comportamientos sociales. Las instituciones de esta ind estructuras sociales con un valor reconocido leg/timame: y son muy variadas. En cada caso particular hay que determinarlo. Por eso, la especificacién de las instituciones sociales depende del reconocimiento de la funcién que cumplen. Pero sucle ocurrir que muchas veces dejan de cumplir esas funciones sociales por las cuales se las ha reconocido y entonces suelen caer en desuso 0 se suele abusar de ellas, pero siempre estén presentes, hasta que un nuevo poder legitimo’ las cambia o transforma. Este hecho les da gran estabilidad y persistencia y por ello son siempre depositarias de la tradicién, ‘ Los roles sociales —que son formas de comportamicnto social reales y empfricos— se transforman en “status”, es decir, en comportamientos sociales que se “esperan”. Las instituciones socia- les, en consecuencia, son conjuntos 0 complejos de “status” que se “espera” que se cumplan. Por eso, los “status” se tienen, aunque no 59 vida soci i mn. ello, la propia ortamientos y con. ello, las relaciones entre los “status” son “expectativas” de Mies i medida en que tengan ‘ i, Pero sempre nla med en que tenga vg cal ge S010 hecho de tener un “Hanus ae gee Fed SunciouasS dietamciconl, bert neces press le suele lamar “proceso de diferenciacién social”. imiento dé 3” ‘también son expectativas ee compor- j6n social la que determina el reconocimicnt Jalidadey ee! S0Ciolégicamente relevant: 1°, “status” y Estes cenclidades dadas por las tnstitucienes sociales a los hombres ¥ éstas son posibilidades tatus” a la situacién, Y es la propia de esas dadas por los de arise eiealce tepee means Carreras pia aeaeet ee “persona jicamente relevante, es ‘4 He podefamoy Hamas "ocedad”s y To como los otros, “con-forman” y s laque permite ee eae ae ae ees oa GE sociol6gicamente relevante de la “trans-forman” a la persona y a relacién entre los Yas “instituciones sociales”. Los “stareet mio cistintas instituciones sociales, sen oheg ¥ otorgados por ellas Rimmas cuando se. reconoce la inipertse de un determinado comportamiento social, Un tema bisico de los “status” Gr cl de su vigencia, es decir, que estructuras sociales; en tltima ine reales, concretos Social propio control social complejo de “status ave surja la expectativa, es decit, Jo y de las sen cmporanisi EI planteo hecho nos Heva a Sonatdesr, a dee : te aah og imac mn tes es a gta jan marete. Cuando los “status” y- lee EH Proceso ee vicars coals otro, el de “educacién”, Vamos a ct ci gat Sa ¥Wiagaln femegs i ctsa dpe key Hate rs na de comportamiento social) otorgados p e embargo, sf es ‘socioliy inplica la existencia de funciones late roles sociales. necesita una mayor aclaracién que’ no ex roa fistencia real y empitica de los “status” ¥ de las “institu. retendemos en este momento determinat Ciones sociales” otorga gran estabilidad a tructuras F ee embargo, conviene destacar lo siguie1 sotiales, pero, sobre todo, permite. i “expectativas”” de ‘los | ie porque tes de las estructuras y de los 60 1280 de socializaciSn es bis soci sicamente un proceso de “con-fo de In prion social y de ‘licacién es bascamente ano de “{essaformacion” de a perona socials por lo tanto, primero es un 4y, Gh segundo ¢3 un proceso innovador. En ibn es un proceso de formacién de es de formacién, fe formacién de persona socal dado "por Somunieacién, por el cual se aprenden roles y se igar, que ambos procesos, por ser de el primero es un proceso ceambio impuesto 0 ind a la persona social, es un resultado d #0 lado, cl proceso de formacion de la situacion ar et oto 1p ie formacién de la situacién soci aon a, te inteuacion social” yl otro, al de "social". Vamos a entender por proceso de integracin dias estructaas sociales y de aparilén elas inadrectones ado por el mero desarrollo en las estructuras Yen la Ui xamos a entender por proceso de organi de use de icturas y de aparicién de it Producidas por Ia conduccién de una tende ios_gobernantes a los gobernados en nse definido (cstructuras sociales instituciones sociale sre tn de pecs ameaet vacién social, pero no-a la invents, Toda aie pace neeesitarfa tm desarrollo especial; ahora sélo determing » ¥ lo mismo que hicimos roceso de integracién social mn social es bésicame \amnrtomace? a ‘ecas por Io tanto el primers es conmeradorydaeende jador. Ademés, imtegrecion, ck dor. Alen" poet de inal al Soe esd Sitnelén social dado por el mero mecanismo de fonmacion de son procesos que Hevan al i mientras el primero es de “cambi ra Pr de “cambio funcional”, et 62 segundo es de “cambio impucsto o inducido”. Bl cambio social en saneuencia, cn lo referente a la situacin social, es un resultado de estos procesos. ‘La simetria existente entre los procesos que afectan (conforman y transforman) ala persona y a la situacin sociales no cs arbitrarias Yesponde, esencialmente, 2 In unidad funcional del propio comport sesente’ social, Siempre que se afecte un elemento analitico se esté tftetando al otro. Por eso, el proceso de socializacién corresponde al ge integracion y el proceso de educacién corresponde al de organizacion. La pedagogia y Ia politica tienen aqui un importante fabdl y, sobre todo; una unidad funcional, especialmente, cuando se cere de los procesos de educacién y de organizacién social. Pero éste fes un tema que no trataremos en este momento. 8, Recapitulacién mos que los conceptos presentados tienden a mostrar 1o docial, Légicamente, sociolégicamente relevante del comportamiento Todos extos conceptos bisicos necesitarfan una mayor aclaracién y, sCbre todo, un mayor desarrollo, Pero ésa no fue nuestra intencién. que definen lo jmos tratar ciertos conceptos bisicos no se trata de una sis Sélo pretendi Jégicamente relevant todos los conceptos 5 cestratégicos para percil tamiento social, a sociolog’a como ciencia del comport Shjeto propio para esta ciencia. Creemos que la presentacién hecha Saustace esos objetives y permite la ordenacién a de la ‘ea, Nuestro trabajo, por 50, fue basicamente un tematizacidn, porque sélo se queda en los conceptos bisieos y estratégicos. social y destacar un 68 4 EL PROCESO DE SOCIALIZACION COMO PROCESO SOCIAL 1. Acerca de las distintas teor‘as sobre la socializacién* Sostenidas por las ltimas conclusiones de las cienci hombre, hemos jo tes premise hndamentales, he gee nara serviz, en la presente oportunidad, como postulades nevesanios nun expla la fmacin dela "perrona socal cose teen et y, “trans-formaci6n”) y, para explicar y demostrar el cardcter soc de este proceio. Estos portlados son: 1) lo aoc wept hombre; b) lo social afecta a las estructuras del hombre, y ¢) le secial gs mn renltado de J humana convivencia (una “segunda natura- lemos tratado, también, de presentar estos jos de una perspectiva socioldgica, ee Cuando nos enfrentamos con Ja temitica de la socializacién, a través de las teorias elaboradas hasta la fecha, tenemos que destacas de partida, que las mismas han sido planteadas con un, i6gico preferentemente, y dan In sensacion de que la €5 un proceso exclusivamente psicoldy mente, por eso, tenemos que tomarlas en considerag las tinicas que se presentan en “nuestro horizonte 4 trataremos, en la medida de I rnuestr0s objetives. Por eso, s mis 0 menos exhaustivo, de enfoque sociol6gico, a través de una para elaborar una teorfa 0 el_ de las posibilidades que. ofrecen. para formacién de la pe social. Estos etsona social. Estos dos ei lun aprovechamiento del material empirica: comprobado y la adopcién de un critetio de sistemativadeg 64 de las conclusiones a que se ha legado. Trataremos de destacar estas ventajas en cada oportunidad, ya que cl material bibliografico es abundante. Conviene tener presente los postulados fundamentales que hemos fijado en el curso de este trabajo, porque ellos han dc constituir la base de nuestra posicién critica acerca de las teorias ‘mencionadas. culturales!. Las investigaciones cone innumerables y, algunas, de alto valor cient sobre el proceso de socializacién adolece de ci pronto, existe en la terminologia, ya que se desi cién a cualquier proceso formative, sea de no son iguales, tales como los de formaci jény educacién, Esta confusiin 1 introducir en,esta obra una parte dedicada excusiv de estos procesos y, como consecuencia de ello, a Tres autores se nos presentan como “clave” para comp bibliograffa contemporsnea y, ala vez, para enfrentarnos al probl de Ia formacién de la persona social: la senera figura de E Durkheim —autor tantas veces citado en esta obra— y figuras de Sigmund Freud y de George H. Mead La importancia de Durkheim, con formacién de Ia persona social, radica en dos en el uso de una perspectiva excl enfrentarse con el problema y en la distincién he adquieren més valor cuando se revisa la abundante norteamericana sobre el problema en la que esta completamente. La produccién norteameri cuando enfrenta el problema de ta formacién de la persor —destaquemos que esta expresién es nuestra— ha hecho uso de teorfas y mecanismos netamente psicoldgicos y de una iden’ entre los procesos citados. Sobre esto, volveremos después. El punto de partida de. Durkheim cuando se enfrenta problema de la formacién de la persona soci por la distincién entre el “ser individual” y refiere a los procesos Priquicos que afectan tin fcetos de nest vide penn jones naci de todo género™. Const cl fin de la educacin idual”, Durkheim lo deja de imente irrelevante y se enfrenta, 05). Al lado por considerarlo Yinicamente, con el “ser. s.un resultado de lode las “representa as de lo social: la Al proceso de formacién de sducacién”, es decir, como ‘ocializacién metédica””. Lo neo de Durkheim e¢ que oo ‘otro “especial” de formacién gun proceso socal "gene Ta persona social (ef aera EI proceso ciucativo, como scgilizacién : se tnt metédica con el fin de 10 Io han destacado — en una mera y simple Y ya en un plan de este autor— encuentra sostenida en su conocida y siempre vilida ley de “la divisién del trabajo social”? Si admitimos esta interpretacién, podemos afirmar —con ciertas restricciones— que In. socializ im corresponde a lo que nosotros entendemos por proceso de socializacién —es decir, un proceso social general— en Ta medida en que el hombre, por un lado, “'se” forma y, por el otro, se “‘con””-forma en la sociedad en que vive porque sus estructuras y la situacién funcionalmente lo coaccionan. Visto el problema desde esta perspectiva interpretativa, Ia contribucién de Durkheim es muy valiosa; pero s6lo desde esta perspectiva, ya que la forma metédica en que se orienta este proceso no alcanza a caracterizar al de educacién, como pretendié Durkhei No estaria de mas traer -olaci6n a Gabriel Tarde, el hombs Durkheim por sus teorfas 50 gicas "*. Tarde intenté explicar el proceso de formacién del “i duo” —no podemos decir de la persona social— a través de un mecanismo exclusivamente psicoldgico, como es el de la “imitacién”, Al ser el individuo lo tmico existente, la sociedad no tiene ninguna i ales," segin Tarde, son 's de ella y mediante Ios individuos que hace posible filtima instancia, Tarde llega a la misma conclusién que Durkheim: la formacién del individuo es s61o un proceso de adaptacién (psicolégica). La contribucién de Tarde, dado el mecanismo utilizado y Ia conclusién a que Hega, es de valor muy relativo; sin embargo, nunca esté de més traerla a colacién cuando se trata de Durkheim porque representa exactamente su polo ‘opuesto; pero también porque su planteamiento sobre la imitacién es muy semejante al de los modernos socidlogos y psicélogos sociales norteamericanos. El valioso trabajo de Miller y Dollard, sobre cl proceso de aprendizaje, tal vez le deba mucho al planteamiento de Tarde, ya que reduce todo el problema de la formacién de la persona individuo) a un problema de adaptacién del individuo a los ativo de la persona en el importante claborado por Sigmund Freud. La influencia de este autor en las teorfas sobre el proceso de socializacién, es muy notoria, no obstante las debilidades cientificas de algunos aspectos. Este pensamiento, a fuer de pasar a manos no esp transformado en una serie de lugares comunes y de las veces de escaso valor ciéntifico y discutible “ortodoxia” 67 iertas ideas ~y terminologias— estin en Ja base de todas las teor‘as claboradas'en los Estadee, Unider ~y, sobre el proceso de socializacién. Ei punto de partida de la tcorfa de Freud se encuentra en la Soncepcién del “super-yo”, cuya funeién ~y no como normalmenrs se cree, su contenido ”— consiste en consolidar clertas normas de fSrportamiento provenientes de la convivencia, sin tener en cuenta tas dificultades y los obsticulos que le presenta el “infrayo"" sot mundo exterior. El “super-yo” se forma, segin Freud, por cicstes {ctiuides dl sub-consciente, especialmente, y de los padres dadas por tana Conminacién patética, eras admoniciones eneegicas, tn Pree teatrales, como las que empleamos cuando se quiere dominay ony animal” '*. La “intemalizacién” de estas actitudes no de normen como se eree por desconocimiento del pensamiento freudama obedece a temores inconscientes a la frustration, sobre tode en el momento de la nifiez, la cual de manifesta: exteriores irtelevantes para el sociélogo (desconttol de los c Estos temores y, en especial, el temor de perder el de la madre, hacen que las actitudes de los padres tuna serie de controles intemos incons: orienta y orientardn sus comportami en consecuencia, se darfa en la uper-yo”, el que, en i ia y, en rimeros aftos de vida esta manera, queda redi Egmmado en los primeros afios de vida en ef medio familiar y, por la Sree ites. controles intemos que se han coneretado eh ese sub-consciente (sen No obstante la i €s un sub-producto de Ia familiar Freud en las utilizan en si teoria freudiana, as{ como la confusion de procesod teclos vee Ines & dudar de su aplicabilidad para explicar, desde uae erspectiva Seplolégica, el proceso de socializaci6r, formacién, educadon’ ete y sibrs todo para distinguirlos entre af. La admisién de Wy eon, Eialana, como so hacen algunos autores", transforma el price cdueativo en uno de “ajuste” de la personalidad, Pars eeorse 68 1 ee éeducacién o psicoterapia? Sin lugar a dudas, los pedagogos tendrian muchos motives p i No obstante, freudianas —manifiestas 8 6 , studios sobre Ia socializacién, eziusvanaatedclan. ips de. caesar nce pucks ER no tienen una stricta validez cientifica y, otras —que por cierto hacen a nuestro problema— han sido’ admitidas cien Creemos que la conclusién a que llegamos, es defin podrén negar los que “militan” en la escuela freudi esconocen el pensamiento de su fundador. : Como ya tuvimos ocasién de destacarlo, entre los entra George H Mead, sn ugar a dud, icidos en la materia. Su influencia en 7 sido y e# extmordinara, hasta el punto que se puede afirmar sin a exagerar, que sobre sus teorias y conclusiones, tant a sabido aprovechar el pensamiento freudiano. Al margen conviene destacar, desde un principio, que sc trata de la Na socaliacin que ofrece mayores posiblidades para un pants estrictamente sociolégico, IF que un psicdlogo y, tal ve and sociey, estas cardcter Glesico deta obra de Nosotros, en a presente oportunidad, quisiéramos ver las conclusiones de Mead, ¥: tanto, no hemos de valorar ni juzgar sobre psicologia o psicologta = El problema central con el que se enfrenta George H. libro ya mencionado* no es otro que el de ver y segue oes a etn Din hombre; pero todavia mas, el caracter adquirido s aa des, emery, toc ae gen a partida, vemos, con toda claridad, lo que puede dar de ente, 69 sma, como trataremos de demostratlo después, sea psicolégica o psicoldgicosocial, Sin embargo, la idee lead tiene un cardcter muy amplio, tanto en ef resultado ?) como en el mecanismo (el “igesto vocal”) de te que permite ver que se trata de un proceso social general de formacion"*. Desde nuestra, posicié "2 a posicién inicial esto tiene gran valor, Porauc ofvece muchas posiblidades de anlisis de procesos congéne- ‘es y de procesos simulténeos. Tampoco conviene dejar de lado la racién que hace Mead de las estructuras biolégicas del hombre y on la convivencia, hasta fo que se puede suelve esta formacion del ”y el “self” en ales #. Mead no alcanzé a ver cémo sus hipétesis, en se verian confirmadas por la biologfa y sostenidas sética®, Esto, por cierto, le da mayor ismo biolégico agotan al hombr 0 pareci ue jombre, como pareciera que afirma, stante esta duda —que puede responder a ieros promupueries eteemos que su pensamiento se puede aprovechar, y ‘oceso de formacién del “mind” y el “self”, segin Mead, es en primer lugar, porque ton. fesleedoy een Wane en segundo lagu porque cl ects ae indole social (el gesto vocal, el lenguaje, retado de ete pence oe eta Soe a home coo il cen cp motor eresdor dele mia sored eines social, En ult i ie es Ia formacién de la auto-concie iel ‘onal que ha transformado sus impulsos en fines consciente??, Ahora bien, tanto el “self” como el “ son productos manifiesta en ‘otros, organiza. » por medio de la intemnalizacion il en el individuo por via del gesto cl segundo, se manifiesta en el comportamiento dado por el alas actitudes de los demas desde el plano de la por eso es el principio de la acciém y del impulto desde una perspectiva creadora. Forzando una interpretacién fdcil de este planteamiento de Mead y de esta terminologia, podriamos asimilar cl “self” al ser social y el “mind” al ser individual de Durkheim, aunque George H. Mead va més alld, ya que el “mind” también e un resultado social, aunque tal vez, de cardcter indirecto, ind”, dltimo objetivo de la formacién, sin lugar a dudas, excede los limites de un mero proceso de izacién, Tal vez estemos, precisamente, ante un proceso “de educacién. El “mind” a través del “self”, le da'un cariz psicoldgico al resultado, Su validez no la discutimos en este plano, pero destacamos que puede ser aprovechable sociolégicamente. Por eso, y acentuando que la formacién del “mind” puede apuntar hacia la persona social como totalidad (se lame o no “mind” o espiritu), cl mayor aprovechamiento que se puede sacar, en este momento, del planteo de Mead, esta en la formacién del “self”, al que ya, sin ningtin temor, podemos denominar la “persona social” que surge de un proceso de ‘embargo, como lo insinuamos ya, la idea del “mind” como “ser individual”, capaz de creacién y auto-cor es de gran valor para plantear el problema del proceso edu lamente —no obstante haber escrito vatios trabaj ¢ Kicido autor??—, ha sido olvidada por los s de la educacién cuando se han enfrentado con el proceso de ella. Este aspecto de la persona social permite explicer la innovacién y el cambio social y, a la vez, evita que el proceso de educacién se identifique con uno de socializacién. Mead, asf, pudo afirmar sin ‘contradecirse tedricamente que el individuo no es un esclavo de la sociedad, ya que él tanto es constituide por ésta como constituye a ella. ‘Dejando de lado una evidente reduecién de la persona social a personalidad (psicol6gica) que hace Mead, vemos, a través de lo manifestado, que este autor ofrece muchas posibilidades para la claboracién de una teorfa sociolégica de la formacién de la persona Social, Si bien no llega a las tltimas consecuencias sociolégicas en su planteo, es comprensible que asf sea en razon de que él no es sociélogo ni pretende serlo. Por de pronto, y ya buscando aprovechar este material te6rico, la idea de Mead sobre el “self” corresponderfa a Jo que nosotros Mamamos “persona social” .ya que, en tia instancis trata de un conyunto de esquemas o pautas de ntos, organizados ¢ incorporados a la persona misma como propios} se trata de los roles y Ia funcién del sistema dado por el “otro generalizado”** y asumidos como propios, de tal suerte que regulan el comportamiento con los demas. El mecanismo por el que n Se Adquicren estos roles esté dado por la participacién en las 2. La formacién de la persona social actividades con los demés, el jucgo y el deporte. Aqui se da algo de , oe aunque no solamente gran importancia que ya hemos tenido oportunidad de destacer: el La biologfa y la Se re atte mecanismo de participacién, evidentemente, es un mecanismo ellas— sc han encargado de al a cia, La moder socioloy sociolégico ya que depende de las estructuras sociales, aunsjuc ren ct funcional del hombre y Ia conviven Smico del siglo XIX juego o-€l deporte. EY Presupuesto de todo el planteamiento de Mesa, reaccionando contra el viejo, planteo dicots oes oetally Ik es que la participacién social es el mecaniamo fndamental dct también ha afirmado la unidad fancio proceso de socializacién. Sobre esto volveremos despuiée Por otra parte, Ia idea del “mind” que también esta condicionado iologica (y ontoldgic socialmente —ya que se forma también “con” Ia sociedad ne Eee a a para explicar la form a consecuencia necesaria de la evolucisn del “self és Punt imperative existencial (y ontologico) de la convive lugar a dudas, influye grandemente. El idad de apoya, por un lad serfa de educacién, dado por la comuni ues estructuras humanas (la Kabra gc tama on oben cemene, Mihor obo sper sora sao ad's on tage exean ciertas dudas, por ejemplo, si Caspar Hauser, o los m hombre. La primera perspectiva ya a hemos tratado, I segunda Oe ennapers, interesa en este momento muy particularmente, Adolf Po biologia. ¥ esto seres human Lobos © Anne ¢ Isabelle, son tinica y exclusivamente ¥¢ muchos peros, ya que, por de pronto, no serfan &Se podria sostener esto? No es nuestra intencion entrar en este asunto, pero. dejamos planteada esta duda por el Brempuesto que implica que, por cierto, se asienta sobre otro plano del conocimiento, i especialmente res ‘ocupados en las ciencias del hombre, y muy esp: . ios dadidae g evolutiva, Ia psicologia evolu 7 ‘cren ampliado las conclusiones de Portman, Los Con todo, ereemos que Mead ha dado un paso decisive en la | Leece Ge pinlaga: conpends hae CemueOe Gi bisqueda de la comprensién del proceso de formacién de Ia persona de zool ee iuacide, cs el viviete quel wuiciten (Goa, mime social si se lo interpreta como aqui lo hemos hecho. Pero, y como et humano, 1 : Tegico —no hay que olvidar sus afios en Berlin— aunque no advierta, estas ideas tienen una serie de antecedentes: sus intelectuales no estén declaradas; por eso no es ni el unico ni esta caracteristiea de inmadures biolégicn, y que es mo también se nota en algunos animales superiores inmadurez biolégica es, casi, un “patrimonio” propi fo distingue de los demas seres viviente cl primero que ha hecho estos planteamientos, aunque es cxplicabl Famnsas qlee dirtinew ‘hombre un largo per 448 tomo el se To “comsidcte en oy Rerkane tes oe Ete inmadurer dura cn el hombre un largo Ps manifestado no se pretende poner en duda el valor y Gua dectecte ina cuarta parte de su periodo total de intelectuales de Mead; todo lo contrario, 1o consideramos como a wn freeain ce const patis don perfodo total ds ide Ba of uno de los pensadores més icidos de los tltimos tiempos en Jos autores més signi aduracién bioldgica del hombre termina, aproximada- Psicologia y que necesita aer estudiado en toda su rofeedtaod, a desarrollo maduracén betes del Kom cate algo sorprende de su pensamiento es su “arsenal” de ideas originales Date See yy cea con losaeteaaied superiore y,profondas que apn an sto bien cxzdindas, "Esta aren Rombee cr dl que reser el periods mis largo de madur gorresponde a sus discipulos, que fueron muchos en Is’ famosa orl in positiva entre el tamatio : cago”. arece, existe una correlaci6n positiva entre el ee | 5 48, El largo perfodo de maduracién o desarrol Luego de esta exposicién sucinéa de las principales teorias sobre Ja formacién de la persona social, nos corresponde extraer vs conclusién y fijar una posicién sociolégica. Este tema lo desarrol remos a continuacién, once clentificas, conviene destacar que sobre ellas se asienta la ¥ otros y un proceso de “formacién” del hombre “i Jos ottos hombres (convivencia), Con ello hemos dado