Está en la página 1de 95
Deeley y ! F oo me dT eT STU ce DOSSIER Las 8 grandes Cruzadas... y las mas insdlitas (1095-1270) APRESS 3 Jerusalén la Deseada @ Las Ae, mé Fcesans i sia La ae SSC MU CRC CURA CCR LOM CIC oe MRT CURR el Qe RRC CROC CLERC UC Rm CROW MELO Ce Coit] UMAR Terra ‘Santa = EN TIEMPO DE LAS CRUZADAS. Un mercsder de vinos slo rela fa vie dae ( LOS SANTOS LUGARES Tia de os crzados ‘eropeos ene ENTREVISTA: MATILDE ASENSI viaje qt es eve ‘sprees - 10 PERSONAJES FUNDAMENTALES wigeony “ UA ORDEN DEL TEMPLE. wera , a. 50 DE VIAJE A TIERRA SANTA i Lave Chaves casos aedaste s DOS BATALLAS DECISIVAS ee sommes 78 te ten LOS ALMOGAVARES eine FORTALEZAS¥CASTLOS Para tos mus ‘marisa "Sante Crezada” jue simplemente Pag. 78 Atrapado por la erecida ‘edeteo Barbar emperador gennano y to de x pncpales progont de ext poo Mdrca muri aga en el rio Self ewando paipaba on fe Trcera Cicada. Pai. 26 Ascenso y caida de los templarios B En clorign del Tempe (er la imagen castito rimeea Cruzada, 58 Ponferrada, uno de los més espeeacelares Sequnds Cruzads © de ta Onden), sux enballeros vivian fa lanasnas. Cecern Crizata e Suinmensa riqueza posterior precpts su fn ne SRR Cusrta Cruzada 64 Pig. 34 mea Quinta y Sexta Cruzadas 66 Sepia y Oetana Cruzadas 68 Ocho intentos para un funesto final Dest 1084 has 127 fox crucados Selancaron com sure desig a Conquista le Tera Santa. La Primera rita ue frucifia Jque os trian taro ta Chad Sa, oma efter de silo XIX El Sint en Lata de esl Pig. 57 muywastonia 3 QUERIDOS LECTORES Muy Interesante a hace Historia a es presento el primer niimero de una nueva revista que va a hacer Historia: MUY HISTORIA. — /Realizada por et mismo equipo de excelentes profesionales que durante aos ha sacado al aquiosco los especiales de MUY INTERESANTE. Nuestros iltimos monogrdficos irimestreles dedicados ale Mitolota, el Esiptofaradnico, le Reconquista, Roma antigua el Impero espatiol fa Guerra Muri han bad récords de difusion yaudlencia que confirma el gran interés el piblico porelconociiento del pasado, ¥ por nuestra forma de contaro:entetenida, rigurose, clara, prixima, expectactday, directa. Alger lo ha Uameado “el esilo muy", ¥ nos encanta, Los mejores perodtsta, editors, colaboradores especializados, lustradores, cartégrafos,dise- adores» documentalistas -asesorados por historadores experts procedentes del émbito acadé- ‘mico y universitario~ nos offecerén, ahora cada dos meses, el relato. histévico,lterario y visual, de os grandes acontecimients y evlzaciones del aver; las biografas de personajes releventes y tes vidas de la gente comrient; la tomas iendencias histoviogrécas y las inedignitas que todavia aquaria respuesta, Querdoslectores, nace MUY HISTORIA. Porque el conocimieto del pasado quda a desertranar y comprender nuestro tiempo, Porque otros hombres y mujeres; mucho antes que nosotros, afrontaron situaciones de las que podenas aprendery dsfatar Empecamos con tas Cricadas, la ernica de dos sglas que marcaron intersament la Edad Media eurspea hace mil atos pero que todavia hoy, cuando se vuelve a hablar de guerra sama y conflito do civilisaciones, manifiestan su sorprendente actuaided. Ojalé ta encuenten tan interesante como nosotros. Hasta el préximo noviembre. Faw ctiae anieaililat P. D. MUY ESPECIAL seguird apareciendo, sin periodicidad fija, cuando ta redaccién considere ‘que ur tema de interés para los letones merece ser aborado a fondo y con earcter monografio. Han colaborado en este numero: We Y RalPsb José Luis Teresa Jd.Storch Luis Otero Justo Jimeno Scar oper Corral Ricart de Gracia Uastradore Diretordel Febery Prjesar de Sada ‘ate Deparameno periodic, Amueoowa de ddocunenaa—madrefo, via deHlsona—anvinesa a Universidad JFondoantes de jero yamante Mediewaidela yciudadara —Compluense —supasopor—ponersea dit “del mundo Universidade del mundo, ka de Marin es telvisin, Las jar Hapubli-— muslin, Zamgors. Autor entreisadoa —colaborndor —esheraano ab “FIC” — as expecta degrmesto tawinadeta habia de delosedtoes—y "Caballeros sado-en temas ute especial novela bstivica, MUY ys imadievles politicos y de Iss pms. Mande Asensi. — manognificos.INTERESANTE. eurpeos'. ——actalidad, 4 muy vison, EI tiempo de las Cruzadas Durante casi dos siglos, en la Europa medieval y c1 el afin por liberar los Santos Lugares de manos “infieles” aliment6 los fundamentos del espiritu cruzado. Hoy, 900 aftos después, la ideologia “yihadista” de la guerra santa retorna al escenario politico internacional. ada época de la his- toria de la humani dad suele ser ident. ficada popularmente por determinados iconos y simbolos. La Edad Media se asocia con un casti Hlo, una dama, un caballero, y-con las Cruzadas, La mayor parte de les religiones aspira a ser catdlica, es decir, universal, verdadera, sana y, por tanto, nica y excluyente. Durante los primeros siglos de nuestra era el cristianismo monopolize la interpretacién de la revelacién divinaen los pases riberefios de Ja cuenca mediterrénea, con la cexcepcién de algunos nicleos de imeductiblesjudios dispersos por ella, Pevo, en los primeros dece- nlos del siglo VIL, un individu llamado Muhammad (Mahoma) convulsioné la creencia en Dios {yproveed ua profunda riptura ‘que todavia hoy permanece. El islam, la nueva religidn, o mejor, fa nueva forma de religion pre- dicada por Mahoma en Arabia entre los aftos 610 y 632, se Nuevos actores en el mapa religioso Biel silo Vt aparecien la histori la figure de Maton ede) predicand el dam, que se ‘xmas en mens den sel por Oty legs incluso hasta teritorc espaol Toque provocd. inueha inguruan eeritanisino entope. Todo el poder para el Papa El ponutice Grezrio Vi read por K. ‘Herman ipa on fore ue see a ‘supreacta dela rua rvrana sabe oes Ines cides orenaks, Tbe eri yal papado a ator poe design yes fiana, For Jost tals Coral extendié a una velocidad incre ble por Asia occidental y central + portodo el norte de Alvica. En laf 711 lego a atravesar el estrecho de Gibraltar para impo- nerseenla Peninsula Ivica yen cl sur de Francia. A mediades del sialo VIL, el terror a la expan- sin del islam era tal que Europa ‘occidental, acasada ademas por otras amenazasinvasoras desde el norte (los vikingos) y desde el oeste (las wibus n6madas de las estepas) pareeta abocada 4 sucumbir: Desde entonces, y salvo la corta etapa del impe- rio de Carlomagno (768-814), la Europa cristiana se mantuvo sumida en una profunda regre- sidn y su tinica posibilidad de sobrevivir consistia en resistir y esperar tiempos mejores. La economia europea se establiz6 en el siglo X), fomentando la solide politica Los nuevos tiempos Hegaron a el peligro de las invasiones isl micas, vikingas y magiares, la Hacia muchos siglos que esponiendo ala lama det Europa no vivia una situacién ‘pape Urbano Ul pare acudir a tan bonaneible y, por elo, los Tier Santeatacharcontrael _ditigentes politicos yreligiosos ‘sm, alanas eerie rss se creyeron en condiciones de ‘no duadaron en partir imediata- ir mas alla de lo que habjan ‘mente a combat tl yeomose hreredado. En la Peninsula 1bé recmecr esecsoanade FIRM) 0. rag varios siglos recl delos ele aa dos en las montanas del norte, los reinos y estados cristianos se lanzaron a la conquista del {erritorie musulman del sur Ta idea de reeuperar todos los tervitorios perdides a manos del islam se convitié en una obse- sién para la cristiandad. En 1064, la ciudad de Barbastro,en el reino musulmén de Zaragoza, fue ocupada du por una coal Cristianos. Era la primera vez que se predicaba la ocupacion de territorio del islam con el espiritu de cruzada, El papa Urbano i, mentor de la Primera Cruzada para recuperar los Santos Lugeres, La idea cuajé y unos aos mas tarde, en 1098 y en la ciudad francesa de Clermont-Ferrand, cl papa Urbano IT, en presen: Europa cristiana comenzé a social, e fueron asentando los tugal).. Entre tanto, la Iglesia se cia de nobles, caballeros y aio. recuperarse. La agriculiura y nuevos reinos: Inglaterra, Fran-regener6, merced a Ja reforma _clero reunidos en un coneilio, los rendimientes de los cultives cia, el Imperio romano-germé- impulsada por el papa Gregorio pronuncié un encendido dis: mejoraron notablemente gracias nico, los reinos hispanicos (los VII (1073-1085) gan prestigio curso. Entre otras cosas, dijo ala introduccién de innavacio- estados de la Corona de Aragén, —y espacios de influencia econé- Io siguiente: nes técnicas yala ampliaciénde Navarra, Castilla y Le6n y Por- mica, social y politica, “Guerreros cristianos, que la superficie cultivada con nue vas roturaciones y desecaciones de tieras pantanosas, El comer: cio yla industria artesanal flore- cieron merced a los excedentes agricolas ya la mayor seguridad cen los caminos, Las ciudades crecieron notablemente y los nuevos estados consolidaron sus estructuras e introdujeron for mas de gobierno més complejas y avanzadas, También se desa- Frollé el derecho y la cultura, y las dinastias reinantes se con- solidaron. Tras varios siglos de descomposicion politica y caos Baroy in amor Los cruzados acudian a la guerra en busca de un ascenso social que les otorgaba la gloria obtenida en batalla guerra santa” y, portanto, dacidn de la orden de los ten justficada, consagrada yconvor _plarios de este modo: cada por la Iglesia. *Ricos y pobres, La Primera Cruzada se puso doncellas, viejos y nitios act- cen marcha en 1097 y dos afios dian a Jerusalén de todas par- despues, ef 15 de julio tes del mundo para visitar los de 1099, los eruza- Santos Lugares. Bandidos y sal- dos conquistaron teadores infestaban los eaminos Jerusalén cau- puiblicos, tendfan emboscadas sando entre a los peregrinos que avanza- su poblacién ban sin desconfianza, despo- una masacre _jando a gran nimero de ellos, espantosa, incluso masaerando a algunos _ Allise esta: Ciertos caballeros, amados por E blecis un Dios y consagrados a su serv eino eris- cio, renuciaron al mundo y se tiano y, para consagraron a Cristo, Mediante su defensa ¥ _votos solemnes pronunciados —_ — la de los pere- ante el Patriarca de Jerusalén, Lealtad historica al cristianismo grinos, se fun- se comprometieron a defender 1482, los Reyes Carlos ec) ecupraron davon tres érde~ los peregrinos contr los grupos tepid ea tad Granade, Tn nes militares: a del de bandoleros, a proteger los Se recur ia rine 157 para char cntra Temple, la del Santo caminas y servir como caba- SA iin Tape rs Sepulero yla del Hospital. Alleria al soberano rey. Observa cesta Primera Cruzada seguirfan ron la pobreza la castidad y la en vano buscéis una y otra vex dos del infierno, sed los solda- otras sete grandes yalguna més _obediencia segin la rela de los pretextos para la guerra, regoci- dos del Dios verdadero,” dde menor magnitud, Jaeques de candnigos regulares. Sus jes jos, pues hoy habsisencontrado Una de las razones del éxito Vitry, un cronista que vivio en eran dos hombres venerables, un pretexto legitimo. Vosotres, de la expansin de islam habla el sigho XILJ, describié la fun- Hugo de Payns y Godofredo que tan a menudo habéis sido sido la yihad, es decir, a la- él terror de vuestro projimo, id mada a defender esta religion ET mismo escenario, distintos personaje Shichadcontalosbirbaros,id por todos los medios. Los fan aan des sie dndequecstanoo mdr aaron Yluchad porla redencién de fos musulmanes conquistaron Tie- eds Crass, pro as eis violets continian en Tera Sai Santos Lugates. Vosotros, que rra Santa entre los afios 635 ile cide, pestis (xo aru Ur fu Vase Arete por una vil soldada vendeis ely 640, y tomaron posesién de agen vale contin enfiemtddove darian \igorde wuestros brazosa la ira Jerusalén, la ciudad sagrada de otros, armaos con la espada para las tres grandes religiones de los macabeos eid y mereced monoteisias:eristianos, must la recompensa eterna. Si triun-manes y juios. La cristiandad fais sobre yuestros enemigos, _vivié aquello como una terrible los reinos del Este serdn vues. desgracia tturegelnonordemorrened éemamientocstano vo su respuesta en 1099 les mooted jasqur os as tuzadostomerenJerusalén eniJos santos batallones. Urbano If imit6 en cierto Esteesel momentode demos- modo al islam. Su Hamada a trar que os anima el verdadero —recuperar Jerusaén tuyo mucho valor, el momento de expiar la éxito, pues durante los dos siglos \iolencia cometida en plena paz: siguientes (el XII y el XII) los fas muchas victorias obtenidas _eruzados, aquellos caballeros a expensas dela justiciay dela que habian cosido sobre sus hhumanidad, Sies que necesitdis capas una cruz como sefial de sangre, mojad wuestras espadas seguir a Cristo y a su vieario en la sangre de los infieles. Os en la tierra, pugnaron con los, hablo con severidad porque asi_musulmanes por el dominio de ime obliga mi ministerio, Solda- Tierra Santa, Las Cruzadas eran Suuy Histon de Saint-Omer, Al principio, no habia mas que nueve que tomasen tan santa decisién, y durante nueve as sirvieron en habitos seculares y se vistieron ‘con las limosnas que les daban los fetes... Como desde en ces tuvieron su morada c del templo del Senor, enseguida fueron denominados eaballeros del Temple.” En las dos centurias siguie tes emperadores, reyes, nobles, avtesanos, comerciantes, ave tureros, mercenarios, monies € incluso ninos partieron hacia Oriente imbuidos de diferen- tes ideales e intereses. Unos lo hacian henchidos de un ideal oso, inflamado por predl cadores yvisionarios que asegu- raban que la muerte, luchando por Ia causa de Dios, era cl ‘camino més répido para alcan- var el Paraiso, Otros buseaban honor, fama y sloria y con ello el ascenso social que en sus tert torios de origen se les negaba por su nacimiento 0 por su condicién, y no pocos buseaban ‘enriquecerse mediante la obten- cid de un buen botin, ganando tieras yseiorios o comereiando ‘on las tics ylujasos productos que se importaban a través de oviente. Jerusalén pesé a serel objetivo anhelado por rmusuimanes y cristianos Durante doscientos aiios, Tierra Santa se convirtié en un inmenso campo de batalla enel que del lado cristiano participa- ron, entre otros, Raimundo de Tarento, Godofredo de Bouillon, 1 famosisimo Ricardo Corazén de Le6n, rey de Inglaterra, San Luis 1X, rey de Francia, o Fede- rico Barbarroja, empetador de Alemania, Enire los musulma- nes, los protagonistas principa- les fueron el gran Saladino o el caudillo Baybars Enesa vordgine de guerras y boatallas, Jerusalén se convitid, por el simbolismo que encar naba su posesién, en el abjetivo mds deseado. La Ciudad Santa para tes religiones fue crstiana ene 1099 y 1187; los eruzados volvieron a conquistarla en 1229, pero se perdi definitiva- mente en 124, Ciertas regiones de Oriente, Cconoaoo Fen De EDESA Fever a oe biter, ness tomando cindades y eaves: OM ea latinos es ssucsanaro De RUM efndertas. San ene dere ue teins ais en la res de Tierra Santa atin se Ms. senusattn mantuvieron bajo domi ro pla nio cristiano algunos Sinai “Seat decenios mas. En 1291 los tltimos caballeros templaris y hospitalarios abandonaron Ia ciudad portuaria de San Juan de Act, timo gran reducto cristiano en oriente, si bien un grupo de templa- im “En Espafia tuvimos nuestra propia cruzada contra los musulmanes. Los templarios pelearon en la Reconquista” > autor de ciencia fiecién Arthur imagenes de la gente que ha C.Clarke con la que empiezo "El estado alli, compréndome las oiigen perdido: “Toda tecnologia guias de viaje y los mas bonitos lo suficientemente avanzada es librosilustrados que exisen sobre indistinguible dela magia’. —__estoslugares. El hecho de ira los Qué es la fsica cudntica? Si sitios buscando inlormacién para lees sobreelloen MUY INTERE- luego escribir forma parte de los SANTE -uno de los aspectos en t6picas que se han creado en el losquecsta revista tiene un papel mundo de literatura fundamental esendivulgarcosas Una vez, un alumno fue a que los que “somos de letras” pedirle unos papeles a Alvaro ‘ho podriamos entender de otra Cungueiro para solicitar una manera fisica cunticateesté bea para Londres, porque que diciendo que existeninfinidad de ra escribir una novela sobre esta, tuniversosal mismo tiempo; que ciudad, “No te los firmo Heres se pucde estar vivoy muerto ala pondi6- porque si necesitas ira ‘ez. Qué tiene esto de diferentea Londres para escribirsobre Lon- |i magia? Yo creo que, conforme des nunca seri buen escrito” avanzamos,el pasado nos parece Yo estoy en esa linea, y desearia mds rico, aque se reconozea qu la fant -Es una eseitora que se mueve sia y la documentacion tambien en mundos muy amplios y, sin funcionan a la hora de crear los, embargo, no es tna eseritora scenarios de una novela vigjert. No necesita acercarse al -En este sentido debe sere de Templo de Salons o veel suelo gran ayuca haber sido perodisia, requeniado donde tuvo lugar ta El periodista tiene el espiritu del batalla de fos Cuernos de Hautin investigador, del “pesguisitore’ para escribir sobre cl. como ef Galcerén de Born de su -Melo puedo imaginarleyendo novela “tacobus nil libros, visitando mil paginas -Si, yo siempre deca: soy de internet donde aparecen las periodista porque soy curiosa Aventuras ligadas ala historia Su primer trabajo, ‘anbientado ela Segunda Guerra Murata, "El salon de drmbar (1998), lider as lisias de ventas de novela Iisa. & este libro le “tacos” (2000) 9 10 Can’ (2001), ‘euas pias nos trasladan sta la Edad Modia, Ex entra, “EL pe hasta peri Bit ye Amaconas. Y a la hora de escribir sucede cexactamente lo mismo, lo que te mueve s a curiosidad. No sabes To fantéstico que es dejarse levar por la curiosidad y que tearrastre hacia descuirimientos apasio nantes, Me considero afortunads al cien por eien, Otra cosa es necesite mucha diseiplina, por que todo me interesa y cuando me estoy documentando lego 4 perder semanas en temas que no voy a utilizar, Normalmente, necesito dos aiios para reunir la informacién necesara y uno para eseribirel libro, -Las nuevas tecnologias de la informacin pueden despertar en el publico el interés por conocer estos aspecios de fa historia que no nos han eontedo. £1 problema es que, si bien es dil obtener ‘mucha informacién de muchas casas a raves de internet, coloca nel mismo plano tanto la storia ‘mas ortodoxa como las ms acri= sola stpercherias Somos inmensamente afortu- ‘nadosal disponer de unas fuentes de informacin fanstcas, y atin ‘eres una sociedad mucho mis rica y lena en el futuro. Cuando estaba escribiendo “Iacobus 1996, intermet estaba emp zando a implantarse en Espafa, Recuerdo haber leido en un perisdico que éramos tres mil Personas conectadas ala red. Se tardaba una hora en cargar una ppigina con un navegador que se amaba *Mosaic’, y luego habia, que pagar la factura de elfono. Era muy poco prctico, Hace tres ios hice una bisqueda para dar ‘una conferencia sobre los templa- risen la Universidad de Verano de San Lorenzo del Escorial, ‘mesalieron trescentascincuenia til paginas. Fs cierto que hay tun cierto riesgo, pero gquiénes somos usted y yo para decir que hay un cierto riesgo? En internet, simplemente, hay mucha info macién en Ia que la paja esta mezclada con el grano, como en cualquier librerfao en cualquier supermercado, {Que te permite dllerenciar una eosa de otra? Ta critero, tu conocimiento: ti Umberto Boo dijo que la inca novela posible en fa acinaidad es le rovela con un “plot de misterio inclido, Yo pienso que cada época Carrera laureada ld ha ganado varios, rio Juan Ori del Bar, 1996), asi enn la XVI edicin del Previn de Novela Corte Fine Tigo (Badajoz, 1997) demanda su tipo de literatura La transicin espafiolaexigia un tipo de literatura social y pola, aque latuvo. En este momento, v0 reo que la literatura que quere- mas es la histérica, pero que al mismo tiempo remueva muestra intligencia, que nosapote ago, aque despierte nuestra curiosidad Lo que yo pido, como lectora, es aque nos hable de esa historia no oficial que siempre nos ban cen surado, ye hecho esribo lo que ‘me gustaria leer a mi, Laescoba del tempo ya dejar lo que tenga aque dejar 6 no dejar nada Finalmente, por qué aspecto de las Crucadas se decante2Por «el componente mitico que las rodea 0 porto que tiene que ver on los hechos computable de a historia? “Por ambas cosas. En primer lugar; obviamente, me fascina el aspeeto mitico, pero a eso hay aque darke un susicato realy ahi es cuando empieza Ia fase de documentacién. ¥, todo junio, no deja de deslumbrarme. Sigo pensando que es mizico, bello, atractvo, interesante, y que es digno de dedicarle tiempo de tu Vida para saber ma. . | Diez personajes fundamentales am Durante los casi dos siglos que duraron las Cruzadas, algunos hombres y mujeres destacaron especialmente por su valor, su esptritu guerrero o su personalidad carismdtica. Estos son algunos de los mds importantes en uno y otro bando de la contienda. irs oes RPV ELOIUICOM ctcuiensineann auldcnioumecomea testers ‘uno delos principales caudilosde gran lider islimico, aladino supo guerra santa y atacé al Estado de ara los musulmanes, Siri, Pantcip6en la expediciin a. maniobrarhabiimente para apartar los crurados en Palestina en 1187, Saladino es el gran Egipto comandada por su tio Sie sus sucesoresyafianzarse en el Hiro caer en la trampa al efcito héroe medieval, wn ku, traseuya muerte en 1169.41 posleren Siri Despusinici Ia del ey Guido de Lusignan atrayén- hombre de viritides mismoasumidel mando. La ccupa- remifcaciin de les dferenesesta- _doloa los Cuemasde Hatin, donde principescas al estilo cidn del pais del Nilo paso fin al dosiskimicos de Oriente yorganiz lo cers y aniquil. A partir de esa de lo que supuso para los eruza- _perfedo fatimi y elev el prestigio un poderoso,ydisciplinado ercito victoria, ls powsiones eruadasen dos la figurade Ricardo Corazon de Saladino en un slam traumati- _cuyo ncleo principal eran Tierra Santa incluida Jerusalén, de Lesin, con quien por cierto le ado por caida de Jerusalén en los competentes gue- fueron eayendo una tras ota. uni una rvalidad que ls obligs poder de los eruzados en 1092 rrerostureos ykurdos, La reacién dels eristianos no a batalary tambign a pactar en Ala muerte de Nur al-Din, Cuando two todas las se hizo esperar yseiniié a Tecra més de una ocasin. Cruzada, Saladino no pudo impe- Nacido en Tikrit, en el actual dir que el esito comandado por Irak, Salah al-Din Yusuf (1138- Ricardo Corarén de Lesn y Felipe 1193), sulin de Egiptoy de Sita, ‘Augusto de Francia tomara Acre ‘era de origen kuro, Con s6lo 14 en 1191, y dedics todas sus ener- aos inicio su carrera militar junio siasa detenerelavance cristiano asu padre Ayjub y su to Sitkub, en dinecion a Jerusalé, La miembros de a familia de los enconada resistencia de Jos musulmanes logr6 por ‘limo conteneros progre- so de los eruzados ySaladino firmé con Ricardo una paz.que dejaba el interior de Palestina, includ Jeruslén, en manos de les :musulmanes, bien se aseguraba el deco de paso deo pereg- nosa esta ciudad. E14 de marzo de 1193, Saladino sari en Damasco trauma breve enfermedad. Su figura foe reveren- cada por los musulmanes y admi- ‘ada por los propios eruzades por su valent y sentido del honor. a e Politico y guerrero De origen kr, Sulaino nace ‘ii, actual Ia gobo en Expo ira di gan ito. nus en da Tercera Cicada Ricardo Corazén de Leén I petsonaje mas fa- oso de las Cruza: det Tamesis. Ricardo Plantagenet cera tercerhij del rey Enrique TL de Inglaterra y de Leonor duquesa de Aquitania, un territorio por entonces independiente del reino de Francia All fe levado por su madre amu temprana edad, yall Todavia era un nif cuande fue prometido enm del rey de Francia Lis VI, unin que nunca leg6 a celebrarse. En 1172, con sélo 15 afos,recibi6 de su madre el ducado de Aqui- tania. Dedico sus primeros de responsabilidades politicas a ‘combat eontra su padre con el finde protege sus propos niere- ses y ayudado en todo momento por su madre. Desde el princi Pio se revel6 como un guerrero Naliente y un billante militar. En 1189, muerto su padre y sus dos hermanos mayores, se con- Vint en rey de Inglaterra como Ricardo I Por entonces, el papa Inocencio Il se hallabaoreanizanlo ln Tercera Cruzada,en la que pla- neaba juntara los monarcas mis Poderasos de aquel tiempo con @ -donde los reinos ‘rstianos estaban en lucha de siglos contra el poder ‘musulmsn- habia generado Un sentimiento de cruzada, ‘eciistiano, mostraron posturas heterodoxas y fueron califica: dos de heréticos. Ash ocurig en ‘elcaso delos citaros ealbigen: ses.en el Sur de Franca, yen el ‘delos husitas en Bohemia. lca de Monts (derecha), en Monipeir, fel iia base tid cttar, noviiento gue rear= sab la purse del crisis, Muy iasror 65 DeNiro tpats Per nian sx bea S€xtal Gruvzada (1229-11945), Adios a la Ciudad Santa Gracias a la campaiia en Egipto de Jean de Brienne y a la capacidad diplomdtica de Federico If, Jerusalén se conservé latina hasta 1244, afio en que se perdié definitivamente. aj la nueva ame. naza del creciente expandido poder de los mogoles sobre Oriente, en 1215 se celebréel IV Concilio de Letra, donde se tome la decision de predicar una nueva cruzada que, eneste casocon absolutaexchi- Sividad, se dedicase a recuperar los Santos Lugares y asegurar en ellos la presencia erstana, Se pretendia asi superar los inereses materiales que habian frustrado la anterior. El papa (66 wy wisToAIA Inocencio Il consiguié conven- cera destacados caballeros para 4que se uniesen a la empresa, contando con el patrocinio de Tos reyes Leopoldo VI de Aus- tria y Andrés IT de Hungrfa. Las primeras operaciones, comen- aron dos afios mas tarde, en Acre, con el desembatco de las fuerzas del hdingaro, Pero esta acci6n tuvo muy escasa inciden- cia hasta que, ya en 1218, Jean de Brienne, rey de Acre, intent6 Ia conquista de Egipto y puso sitio a la fundamental plaza J ntve 1219 y 1220, Francis- €0 de Asis visto Faipto, l= pero no esti. compro ada la tradicién que afirma que tambien estuvo en los Santos Lugares. Su interés por tllos se habia manifestado ya desde el momento de la ctea- ‘San Francisco de Astspredican- do delat del Sul de Eso, seer un grabado de Gusiavo, Doré (1832-83). de Damicta, contando con el soporte de las decenas de miles de cruzados que habfan desem- bateado alli. Los europeos no lograron hhacerse con El Cairo y perdieron pronto Damieta débil posicién, prefirié ceder Jerusalén a cambio de conservar Egipto, que era pieza basica de su poderio territorial. Pero, una vvez mis, volvieron a imponerse Tos viejos demonios y las perma nents isensiones entre las jefes cruzados acabaron por frustrar detinitivamente la empresa, En el verano de 1220, una flota siria desirua frente alas cosias de Chipre a la cristiana. Poco des- pus, fracasaba la prevista mar. cha sobre El Cairo e incluso la posicién de Damieta, que tantos esfuerzos habia exigido, hubo de serabandonada. En esta ocasin, incluso, ni habria pact ye ado el verano de 1221, poder ‘otomano volvia a imponerse de forma exclusiva. El epi en cidn de la Orden Franciscana de la vida de Crist: la Baslica ue, en 1217, habla creado la dela Natividad, el enclave dela Provincia de Tierra Santa. En Anunciacion el Monte Tabor, el 1342, dos bulasde Clemente Vi_santuario de Cand, el Huerto de lencomendaban alos francisca- Getsemani, el rineSn de la Fla- fos la “custodia de los Santos gelacin las ruinas de Cafarn- Lugares’, estatus que conser- aum, el Campo de os Pastore, van hasta hoy. A partir de su elMonte Nebo..De esta forma, pposicion inical en el Cendculo los falles del “poverello” han ¥-el Santo Sepulero, los fran- sido, durante sigles, los mejo- cscanos fueron adquifiendo, res y mds fieles protectores de recuperando yconservandolos estos espacics fundamentales demas espacios emblematicos parala fe dels crstanos.. ado naufragaba de nuevo de la forma mis indigna Con todo, estaba demostrado que nunca faltaba quien se mos- trase inasequible al desalient, recuperando més 0 menos des> interesadamente el viejo espiritu de los caballeras de Cristo, As dos afios mis tarde, en 1223, el ‘emperador Federica II Hohens taufen anunciaba una nueva cruzada, impulsada, en esta oca sién, por el papa Honorio I. En 1225, Federico reforzaba esta voluntad al easarse con Yolanda, hija de Jean de Brienne, lo que le cconvertfa en rey titular de Jeru- salén, Con todo, el monarca no acababa de decidirse a acometer Ta empresa, hasta el punto de que un irritado pontifice Gregorio IX llegé a excomulgarle. Cuando finalmente desembarcé en las ccostas palestinas, ya aleanzado cl ato 1228, Federico se mostré mucho ms partidario de utilizar Latinos a orillas del Nilo ina Quinta Creda (en emarill), André de Hier eg hasta Ave ‘epasterionnerite, Je de Brcrne lide la camp de Epip. La ‘Sete Crise verde es Fein I hasta Jus, antgue tno Mb Balla contra es cs E El diplomtico alemiin irl inca “Ta cone de Federico U1 Palenno’, de A Rambo, (1819-1865) se muesraalempera- do nepaciando una tegna con Ts mnustdmares, en 1230. Jas vias diplomaticas que las bel cas, Persona de gran toleranca y cultura y porello absolutamente distinto de los demas monarcas del momento-,valoraba y respe taba a sus futuros adversarios Parecia como si la paz hubiese Tlegado finalmente hasta aque: Federico Il era mucho mas partidario de utilizar las vias diplomaticas llos tan disputados lugares. Un acuerdo, firmado en febrero de 1229, aseguraba tregua por diez afos, al que el emperador obtenta sultén Ia eesién de una Jerusa Ign libre de presencia armada y el acceso. las embleméticas lal dades de Belén y Nazaret En agosto de 1244, los efinitivamente Jerusalén Sin embargo, una década mas tarde, las eruzados eran nueva mente expulsados de Ia Ciudad ta, Esto hizo que, a fines de 1240, ls fuerzas mandadas por el rey de Navarra, Ricardo de Cor nualles y el duique de Borgofta desembarcaran en Acre y cons guieran de sus enemigos firma de Ia Paz de Ascalén (1241), por Ta que recuperaban los perdidos territoris. Pero las permanentes intrigasy traiciones en el interior ddeambos bandos iban a debilitar de forma permanente la situa- cin, £123 de agosto de 1244, los turcos volvian a ocupar Jertsa Hen, queya munca regs Hungria Se (tes Cran — Sent red fae tales A pesar de todo, este retro ceso eruzado no fortalecia det- nitivamente a sus oponentes, que ya desde Oriente estaban situados bajo a directa ame raza que, & partir del eorazén de Asia, ei mongol Gengis Khan lanzaba, tas haber sojureado v aniguilado el poder de China y de Rusia Aventura egipcia Tass Data isrado ead del sig XY) Jean de Brienne se dirigio a El Cairo, r Negril Seltanato Timperio kin muy Historia 67 EI fin del cruzado ederico UL, fiel a su politica diplomtica, se adecuaba a la tea~ lidad dominante y, en 1247, firms un euerd con el sulin de Egipto, hhombee fuerte de la situacidn. En 1245, el Concilio de Lyon habia acordado proceder al !lama- riento de una nueva eruzads. El papa Inocencio IV estaba enfren tado a Federico ¢ instruments ahora al fanatic rey Luis IX de Francia -que aeabaria elevado a los altares- eigigndose en lier maximo de las nuevas operaci- nes. El monarea frances convirtio ta idea de eruzada en uno de los jes de su reinado. En esta oca- sin, las operaciones militares nose plantearon sobre el estricto «espacio de Tierra Santa sino que se situaron en Egipto Los consejos que el experimen- tado Federico le dio no fueron cidos por la cerrazon del fran- 6s, firmemente convencido de hallarse en posesion de a verdad. En 1248, tras fracasar en Chipreen su ntento de pactarcon los mog0- les para presionar al adversario comin, e desastroso politico que cra Luis deci entrar porla via de Taferza deta, que tan nal habia funcionado con anteriridad, El buen resultado de las pri- rmeras operaciones, realizadas 8 La vietoriainicial en Damieta desembocd en un ddesastre final en El Cairo partir dl desembarco efectuado en Damieta, en 1249, destumbré a sisejecutoes y parecié ofrecer las mejores prspectivas. Con este cept, la marcha de los envalen- espiritu Luis IX de Francia fue el auténtico impulsor de los dos tiltimos asaltos de la cristiandad a tierras “infieles”, resueltos en dos rotundos fracasos. Si en 1250 Egipto se convirtié en una frontera inexpugnable, 41 aftos después los cruzados partieron definitivamente de Acre, tiltimo bastién latino. tonados eruzads franceses hacia El Cairo se nicé al ano siguiente, ‘como un verdadero paseo mil que fue, sin embargo, deter muy pronto de a forma més deci dda, Ala cruenta derrota qu sofreron en Mansura, siuié una vergonzosaretirada que ineluyé la captura de Luis, que fue recuido, Solamente la devolucidn de la plaza de Damietay el pagode una fuerte camtidad de dinero le devel ‘erfanla libertad. A pesrde todo, continué en Palestina durante los siguientes cuatro aos, Por una ver, el fanatismo espiritual se habia impuest sobre los intereses materiales, pero, evideniemente, El poema de Tasso fue ampliae ‘mente divulgado porta Ielesia, temerosa de a fern gue estaba cobrando ef protestanismo. lerusalén ibertada'.En as Idealizadas figuras de Godo- fredo de Boullony sus bravos ompaferos, empeniados en Idealista pugna por rescatar a J Gudad Santa de las impuras ‘manos del infie akanzaban niveles literarios de gran ent- dad, Eran momentos aque los en que el Papado diigia con vigor sobre el corazon de Europ la lucha de la Contra- treforma en contra dela ree (én protestante. Dominaba Tasso atécnicaliteranayotre- eologi. 6unafortunado ensamblaje de realidad bistovica y ele- Imentos novelescos. La obra canoclo inmediatamente une ‘gran difusin y fue traducida 2 diversas lenguas, viniendo seer como itl instrument ppropagandistico. del Pont ‘ado romano, La vieja pugns de cruzados y musulmanes servia ahora come idealizado modelo para la lucha plantea- da entre catdicosy protestan tes. Era, una vermas, como lo iba a seguir siendo hasta et dla de hoy lalteratura puesta abiertamente al servicio de la Ideologia. 68 muy wsTOAIA tampoeo habia sido capaz de res ponder al desafio planteado. Lasuerieyaesiabuechadaconlos feroces ydecididos mogolesense- fioredndose en el Medio Oriente La complicacién de la confusa situacién bara que las alianzas se 0 ow bed fh il bs inpeno Romane. Germnico Hizatino Atoatades ** Itimos escarceos a través del Mediterraneo ejetivo de la Sépima Chica on amarillo) fuck tome de plas fetes en Ep, porta capa de Lis IX ‘abli6 a devober Bamiia Ein facaso ocurié en la Octava Cncaa fen vr) ale derrorados en Ties sellasen ysltasen sin cesar, ‘ereando imposible aliados de uncia que, al sguienie, seenfrentarian enelcampo de batalla En Occident,fa pérdida de la posicién ‘lave de Antioquia, en el aft 1268 fue Ia impul- sora del lamamiento a tuna nueva eruzada, El cobstinado Luis de Francia nosessintié exarmentado con e! humillante fracaso que abi cosechado y quiso irigirde nero las operacio- nes, Para ello, habia incluso Iegado a construren la costa de Provenzacl puerto de Aimes Motes, ideado como base de partida de sus eruza- ‘dos, De alli marcharia en del que ibaa ser suiltimo Viaje. Su hermano Carlos de Anjou, rey de pokes y Sicilia le habia conven- ‘ido de la nevesidad de cefectuarunensayo previo cen Tiner, donde sin da podrfan obtener alguna San Lui Luis ede Gregorio X fraca- s6 en su intento de organizar una cruzada, en 1274 brillante victoria. Pero la suerte estaba dfinitvamenteen su eonira sven 1270, elrey morta vita de a peste, durante el asedio ala capital del tentorio, Las eras ranceas regresaban a su pats tras fitmar tuna paz que convertiaa Tinezen pais tbutaro de a reno, Mientras ‘anto,loscontingentes dings por el principe Eduardo de Inglaterra proseguian en Tierra Santa la tarea paralelaoriginalente programada sy.ttas su desembarco en las costas pales la via diploma volia ‘moras como a snica posible: en 1272 se firmabs la paz con el sulin A finales de! siglo XI hubo intentos frustrados de proclamar nuevas cruzades En el Concilio de Lyon (1274), se comprobabsa el racaso del papa Gregorio X en si intento de xg nizarotra operacién cruzada que, apesar de contarcon los decisives poyos del emperador bizantino, Miguel Paledlogo, y de Rodolfo, de Habsburgo, no Hees a pasar de ser-un proyecto fallido desde sus mismos planteamientos. Una cnizada pesrera, que tampoco ha sido integrada como tale la rela- cid tradicionalmente admitida por los historiadores, fue lx. que predic el papa Nicolés IV en 1289 Unos escasamente entusiasmados ‘monareas cristiano estableciron algunos acuerdos previos con los mogoles, pero ni siquiera se eas 1 preparar partida alguna. Las posesionesristanas ban eayendo tuna trasotay llegado verano de 1291, la presencia dels ocidents- lesen Palestina no era ya mais que tun recuerdo. Por lo que sereeria Tierra Santa, el espiritu eruzado estaba definitivamente mucto, el monarca que subié a los altares nical lad, iid iret dia fo sania, res hacer dels Oricades el lev dest read Fleas pers de Pc, er agosto de 127, tly como bre el pior lean Pogue (20-1550, ur nisrona 69 AEmpate entre | civilizaciones | iglos de guerra entre cruzados y musulmanes se podrian resumir en sus dos batallas principales: la vic- toria de Saladino en Hattin (1187), durante la Segunda Cruzada, y el posterior triunfo de Ricardo Corazén de Leon en Arsuf (Tercera Cruzada, 1191). Por ta uurante las ocho sucesivas lexpediciones que Ilamamos Cruzadas, se produjeron ‘numerosas batallas. Muchas ‘de ellas fueron simples ase dios 0 cercos en los que las fuerzas ata Cates, unas veces los eruzados y tras los musulmanes, rendian por aislamiento, hhambre, sed, enfermedades y otras priva ciones alas ciudades amuralladas o las for- talezas que defendian puntos estratégicos en el camino a Jerusalén, Detallar tantos tencuentros bélicos seria excesive, pero dos de estas batallas resultaron ser decisivas para sus propdsitos tcticos vestratégicos y,ademis, eunen casi todas las caracteris teas tpieas delos combates entre cruzados y musulmanes, El 4 de j Haitin, junto al go Tiberfades, el sultén sunt Saladino, que habia devuelto Egipio al califato ylo habfa convertido en la prin. cipal fuerza del islam, aplasté alos francos CCruzada y despej6 su camino se Ferusalén, cuya.ciu- La victoria del sultén egipcio conmo: cioné al Occidente cristiano y dio ori gen a la Tercera Cruzada, quizas la mis Conocida y glamurase de todas. Durante Ja misma yen Arsut, el mitico rey inglés Ricardo Corazon de Leon decrot6, por pi ‘mera ver, a los hasta entonces invenci bles soldados de Saladino, pero ni ésta ni posteriores batalla pudieron eliminar el poderio musulman, Un resultado que pre- sagiaba el ante final del enfrentamiento, clcolosal empate entre eivilizaciones que supusieron las muchas peregrinaciones, armadas 0 no, que hoy conocemos como Cruzadas. Ee, Hattin, 1187 a desunién entre tos musul- manes permitis la supervi- encia de los estados eruza- BI dos durante largos afos no BB) exentos de hosilidades, Pero Ia Segunda Cruzada result6 un rotundo fracaso y los dos reyes ~Luis de Francia y Conrado de Alemania que la encabera- ban, decidieron regresar'a Europa, donde la cristiandad, que no podia admitir la derrota, ereyé que Dios les castigaba por sus pecads. Una ola de movimientos pia- dosos pretendié puriticar Ia sociedad. ¥ se preparé una nueva eruzada. Esta vez se trataba de un verdadero esfuerzo de fuera al. que todos fueron llamados a con- tribuir, Pero también los musulmanes se habfan fortalecido, Por primera ver, un lider guerrero, Saladino, habia consewuido uunir todo el Oriente musulmén y predi- caba, ademas, la yihad 0 guerra santa. Mientras, en Jerusalén, una ongfa de Consprcionssintin entoizd como soberano al impetuoso Guido de Lusig- nan, casado cot fa hermara de Balduino Weel “rey eproso". El regente, Raimundo ‘de Tipoli,raté de oponerse, pero hubo de dsistir ante la deslealiad dela mayoria de Tosseftores feudales. Asi las cosas, a finales El rey Guido cay6 cautivo con muchos de sus nobles, asi como los maestre: templarios y hospitalarios de junio de 1187, Saladino cruz el Jrekin con un ejreto de casi 60.000 hombres, de Jos que mis de la mitad eran finetes,y puso sitio, el 2 de julio, a la fortaleza eristiana, de Tiberfades, unto al mar de Galea, Des- pleg6 sus efectivs en la llanura que domi- naba la ciudad por el oeste, protegiéndose asf de cualquier ofensiva de los francos. Estos habian reumido sus tropas en Sama- ria,a vein kildmetrosescasos de isianca, desde donde controlaban todas las rutas y dlisponfan de abundantes recursos para sus £6.00 caballers, 18.000 infants yun grueso contingente de cabalera lizera, Los cristianos tuvieron que atravesar una llanura desértica sin agua y pade- lendo el sofocante calor del estio Guido de Lusignan decidi6 olvidar la prudente recomendacién de Raimundo de ‘Tripoli, el ex regente, quien, siendo seiior de Tibesfades,ten{a.a su familia en la ahora sitiada fortaleza, Este le aconsejé esperar a ue los musulmanes se dispersaran, en vez destacarlesdirectamente para obligates a levantarel sitio, conio Guido pretendia, Las razones de Raimundo eran convincen- tes desde el punto de vista estratévico, dado que para alcanzar a las fueraas de Saladino sd /j } f y los cristianos tenfan que atravesar la desér- tic llanura, sin agua y en medio del sofo- cante ealor del esti, Ademas, insisti6, una batalla entre Jerusalén y Tberfades podria significar,en caso de derrota, la caida de la Ciudad Santa. Esa misma noche, sin «embargo, Guido de Lusignan convencioa su {to Gerardo de Ridefor, Gran Maesiretem- plario, de que las verdaderasintenciones del Conde Raimundo eran las de deshonrate, permitiendo que Saladino se apoderase de Tiberfades. Asi que Ridefort,lemiendo que le olvieran a acusar de cobarfa cua {to aiios antes se neg6 a enfrentarse con Saladino-, orden a su ejército inictar la marcha a fa manana siguiente. Entretanto, Saladino habia capturado a ciudad, aunque los defensoresy la esposa de Raimundo, la valerosa Exchiva, se habian refugiado en la ciudadela, que seputa sitiada, Alamanccer del dia 3, cio crit Jevant6 el eampo y marché hacia Tiberta- des. Raimundo de Tripoli encabezaba la vanguardia; el rey mandaba el centro, cus- todiando la mayor religuia de la eristian- dad, la Vera Cruz (ena gue, sean se crea, habia sido crucificado el propio Jess). ¥, ala retaguardia, marchaban los templa- ros, Cuando Saladino se enter6, envid de inmediato algunas fuerzas que atacaron ala vanguardia de Raimundo de Tripoli, mientras otras Ja rebasaban en busca del grueso de los cristianos. Alcalorasfixiante, se und el polvo de las galopadas, las provi- Sones se acabaron pronto y la sed comenz6s a atormentar a los latinos, La situacién se hizoerttica y Raimundo advirtié a Guide de que a menos que alcanzaran el Jordan y el Jago el elrcito estarfa perdido, Esta vez el rey le hizo caso y ordené que se avanzara con més rapide, pero pronto se supo que In retqguardia, eompuesta por templarios y hospitaarios, estaba inmovilizada bajo un Intenso ataque de los arqueros turcos. El ‘cuerpo principal cristiano vivaqued durante la noche en las laderas de una doble cum: bre Ilamada los Cuernos de Hatt, pero el descanso fue imposible, Saladino refora6 suis arqueros y siguié hostigando con ellos a los cristianos, Raimundo, entretanto, ‘continué el avance con la vanguardia, El rey, sin embargo, deshizo la formacién para permnitir ue la caballeria cargase contra los Aarqueros musulmanes, lo que provoeé que ‘cundiera el caos hasta que, por fin, fueron rodeados por los musuimanes, Raimundo -ysu valevosa condesa salvaron la vida, pero Saladino ejecuté a Reinaldo, Las condiciones del tere, una toma de dene equtvcada-medaad oy reneilas personales la esiraesia de Siang intiaron bla hace ado muslin ela aul de Hatin, Avsuf, 1192 ras la vietoria de Hattin, Saladino tomé todas las for- talezas y ciudades francas, incluidas Tripoli y Antio« Buia, ofreciendo condiciones favorables alos que se rindieran. Pero los francos resistieron en Jerusalén hasta que st poblacion cautivada fue ofrecia al res- cate: diez besantes por hombre y cinco por mujer y diez mil besantes por sus siete mil pobres, Ocho mil francos ser‘anliberados de este modo y otros diez mil lo fueron {gratuitamente por magnanimidad de sol Lan, Sin embargo, un contingente similar serfa vendido como esclayo, muchos de ellos enviados a Egipto para consteuir fortificaciones. Ocupada la ciudadela el 2 de octubre de 1187, se cerré el Santo Sepulero y las mezquitas volvieron al cto, Una terrible conmocién sactidi el mundo cristiano: los infelestenian ahora en st poder los Santos Lugares y la Vera Cru de reino de Jerusalén solo quedaba Tiro, Una Tercera Cruzada era imperativa ¥, esta ver, tras un primer contingente de daneses,sajones, normandes yflamencos, Tosreyes de Francia, Inglatera y Alemania se pusieron en marcha. El primero fue Federico Barbarroja, de ‘Alemania. Movigndoxe por iera hacia Ana- tolia,obtuvo una gran victoria contra el sulk tn de Tconinm pero, impedido porel peso de su coraza ysus escasas dotes natatoias, muri al intentaratravesarel i Sale Dos atios més tarde, los reyes de Francis eInga- tera, Felipe Augusto Ricardo, olvidando suis diferencias, partieron juntos. Felipe legs antes que Ricardo, que se detuvo para aapocerarse de Messina y Chipre. En julio de 1191, ambos monareas harian capitular ‘Acre en su camino hacia Jerusalén, Pero Felipe Augusto enfermé y hubo de regresar a Francia, asf que Corazén de Leén qued6 solo frente al invencible Saladin. Su poderosoejrcito era ntrido estaba armado y organizado -contaba con ‘médicos,sanitarios y hasta lavanderas para reduc asi el riesgo de epidemias-, Ricardo entablé negociaciones con el sulin para el rescate de Ace, pero, tan pronto como éstas se interumpieron, mands pasar a cuchilloa Jos cas tres mil prsioneros, F122 de agosto de 1191, Ricardo inici6 el vance, pero esta ver suejército no cometerialoserrores que causaron el desastre de Hattin, £1 cruzado que se retrasaba, enfermo, ‘agotado © herido, era abandonado remetado por las huestes musulmanas Corazén de Le6n era un guerrero experi- ‘mentado, asf que onganiz6 sus fuerzas-cast 14.000 hombres, in conta los auniiane-de manera muy atta, colocando las eolamas de carromatos con la impedimenta, os vive ng mar, por donde no poan temer ninginata- ‘que. Después venfan las doce formaciones de caballeria y, finalmente, dos columnas de infanteria que se extendan pore lanco derecho, el que soportara los ataques de hhostigamiento de los musulmanes, Estas columas se relevaban,invirtiendo sus pest- ciones: Ia que hoy marchaba en el exterior, lo hacia al dla siguiente en el interior. De esta forma, siempre se disponia de tropas {rescas ene flanco mas expuesto. El orden dde marcha lo abrian y cerraban templarios Y hospitalarios. Incluso asi, el eruzado que se retrasaba, enfermo, agotado o herido, era dejado atrds v las fuerzas irrezulares de Saladino, que seguian al contingente cristiano lo degollaban de inmediato El agotador calor comenz6 a hacer de Jas suyas sobre los hombres vestidos con sus pesadas cotas de mallay, hacia el 5 de Septiembre, Rieardo intent iniciar nego- ciaciones, Pero Saladino contaba con ello y esperaba abrir una brecha por donde sus 10,000 jinetes pudieran quebrarel cerrado orden de los cruzados, No hubo treeua, ¥ dos dias después, el sulin decid entablar batalla norte de Arsufen un llanode unes| tres mil metres deancho, bordeado porun bosque al este y par el maral oest. EL7 de septiembre, a media mafiana, Ricardo reagrupé sus tropas, cerrando al imximo las filas para que soportaran las {nminenteseargas de los arqueros.a caballo yydela caballera srracena, Inici el ataque {a caballera turea, apoyada por escuadro- nes de lanceros yarqueros,argando contra el ala izquierda cruzada, cuyos infantes y bullesteres soportaron el impacto. Enrique de Champagne, que mandaba esta division, fordené_que los balleseros eastigaran a kt caballriaenemiga al retirarse, momento en el que resullaba muy vulnerable, Saladin Los fanaticos musulmanes lanzaron, una semana después de esta derrota, un terrible ataque contra Jaffa, que fue saqueada ovddend cambiar el ataque y cargar contra Ta retaguardia, mandando a sus cuatro mil arqueros egipcios a deshacer las filas para poder atacar a las desordenadas tropas. Nubes de flechas cafan sobre los crstianos Y luego losarqueras se retiraban, ntentando atraetles en su persecucidn, Pero Ricardo ney6 el permiso alos jees hospitalarios de la castigada retapuardia para atacaralos arqueros, manteniendo la ‘aballerfa detrs de los infantesy balleste- ros, Al mediodia el ealorse habia convetido yaen otro moral enemigo, De repente, un ‘emalentonado jinete musulmén huy6 con uno de los standartescristanos, Su mov- miento fue interpretado por el resto como In esperada orden de cargar y se lanzaron ‘en masa sobre los arqueros. Los jnetes eis- tianos, con Ricardo ala eabera, penetraron profundamente entre los eitos saracenos Viendbo el éxito conseguido, Ricardo envi a los anes, bretoes templar contrat desplegue desu guardia personal, cuyos 4) tamibores esonaron al incorporarse ala bata- lla. Ricardo se puso entonces ala cabera de sus ingleses, mienras ls eraces normandos selesunion blandiendo sus temibleshachas de guerra, La batalla estaba ya perdi para os musulmanes Saladino sereting dejando tras de casi 7000 muertos y 2.000 hesido. Hostigamiento aie Star ht tots | arte de la querra en la Edad Media descansabs, fundamentalmente, en los asedios a los casills, fortalezas y iudades amuralladas Los ejécitos, en el ‘mundo feudal eran earas y poco numero 505, aunque estiatégicamente se concedia tuna gran Importancla a las tropas espe- ialzades, sobre todo las de asedio y sus complejas méquinas de guerra. El resto de las fuerzas podrian considerarse, incluidos los caballetos ya pesar de que la caballeria, europea gozaba de un enorme predica mento, soldadosa tiempo parcial. En la realidad del campo de batalla, las capacidades de la caballeria en los grandes tencuentros eran verdaderamente limitadas Y la vietoria descansabs casi siempre en la infanteria, que actuaba muy 2 menudo en calidad de apoyo y proteccion y, por lo tanto, seouia siendo lareina de as betalas, como en los tiempos del imperio Romano No es de extranar que los grandes com- bates fueran escasos y la mayorla de los encuentros se limitaran a escaramuzas, de las que las célebres “razias’ musulmanas son claro ejemplo, ya que en este tipo de En{os asedios se empleaban nume= osas méquinas arrojaizas(rtileria neurobalistica), entre las que destacé por su numero el lamado trabuco, ‘abuqueteo trebuchet, basado en la ppalanca de contrapeso.Lasmas.gran- des podian pesar cerca de seis tonela- das ylanzaban proyectilesmacizos de ‘unos 50.260 kg-con un maximo de 125kg-adistancias superiores alos 200my con gran precision, enfentamientos, las habilidades técticas ppodian ser mejor aprovechadas Es posible que los ejecitos francos 0 latinos -de las dos maneras se llamaba a los ristianos establecidos en Tierra Santa estuvieraninfluidos por esta “ciencia dela guerra’, pero en general, e suministro por el mar ya defensa abase de castillo fueron la base desu estrategia, Los cruzadosnunca llegaronaconquistarrealmente aquellastio- tas, sino tan solo porciones de as misma, yéstas eran casi slempre costeras oestaban, Situadas cerca de la costa y protegidas por otro lado por una cadena de posiciones estratégicasfortficadas y cudades amura lladas. 1 suministro por mar, asegurado en. tanto genoveses y venecianos gozaran de Ja supremacia naval no solo proporcionaba Iasreservas de hombres y permitiaelaporte de fuerzas de maniobva, sino que resultaba fundamental para la ‘renovacién de la san ‘gre’: a escasez de mujeres cristianas que braba la moral de los cistlanas y aumenta bala tendencia al mestizaje. La escasez de tropas quedaba compen sada por la superioidad de las armaduras, yer La catapult, una maquina tormentaria de tire horizontal, funcionaba a base dela ‘otsiin de cuerdas onerviosypodi aro- jartanto proyectiles como dardos 0 sae- 1s. Ere un arma muy antigua, ya utiizada por romanos y ottos pueblos antiques. Se dividian entre las que anzaban piedraso Iitoboles ys que arojaban dardos osae- 1a, lamadas doibolas. Las mas conoci- das, sin embargo, fueron las catepultas de ‘brazo vertical, también llamadas onagros, ‘que terminaban en un hueco.ocuchara donde se depostaba el proyecti. ste tipo de atileria era de tro parabolic, muy superiores alas de fos musulmanes, lo ‘que permité la pervivencia de la caballeria pesade, heredera de la bizantina, El efecto de ésta se basaba en el volumen de amasa colectiva de los jinetes durante la carga, una suma de multiples acciones individu Jes que redoblaba su eficacia al quebrantar Ie resistencia de! enemigo por el peso de tan gran ndmero de monturas. il ejérito musulman era capaz de maniobrar para ev: tala coliion, como en el caso delos arque- £08 tures, los caballerosfrancas quedaban ‘expuestos a un contraataque, dado que Ia formacion se deshacia durante el galope final, Asi que los jes dela cabalera franca se veian obligados a manejaria como si se tratara de un proyectilcisparado, imposible de ontilar despues de lancado La victoria. Se conseguia al romper las fs enemigas fen un impetu, una sole carga, que legaron ‘a perfecclonar por su destreza en el clculo del tempo, evitando asilastacticas esquivas delosjinetes musuimanes. La infonteria, por si parte, asumia el papel de proteccion dela caballeria duran: te las marchas y en campo. abiero, for Encontradelo quese cree las armas indvduales rabes tina se parecian mucho en suaspecto exterior ‘Ambas een, en general dehojerecta Sin embargo, por suralto contenido encarbonoelfamoso acero de ‘Damasco debaalasrmusuimanas, ademas ‘de una tenacidadinigualable yun lo ‘muy cortante, un aspectoazvlado mate ‘con espejcantes marcas supefiiles, ‘encontrastecon al bailo de las espadas delosfrencos. - Tropas especializadas, pesada maguinaria de querra..., los ejércitos enfrentados en las Cruzadas desarrollaron un complejo armamento que se utilizé tanto en el campo de batalla como en el asedio o defensa de una plaza, mando una caja, en el centro dela cual se situaban los caballeros. Soportaba as el ataque dela caballerialigea y los arqueros enemigos, impidiendo que sus fechas pr vasen a los caballers de su monturaslos ‘musulmanes atacaban con especial interés a los caballos, con lanzas y flechas, al con: trario que los fancos, que consideraban impropio, y hasta antieconémico, heritios 0 matarlos, dada a escasez que sufian siem- pre de buenas caballeria. En cuanto al arsenal musulmsn, la tipiea imagen de los soldados islamistas empu: fando sables curvosy cas sin mas protec ion que un ligero escudo y algunas placas de armadura lviana no se corresponde con la realidad. La mayora de las espadas musulmanas eran de hoja recta, come las cristianas, a pesar de que hacia un par de siglos que el sable curve, originari del Asia Central, ya era conocido y usado, especial: mente como atma personal. El arco com: puesto, cuya vara se fabrcaba con cuerno, madera yligamentos, cubierto con corteza de arbolo pie, era un aima fundamental y sus fechas, numerosisimas siempre, esta Una de as maquinas més apreciodas y simples de a tormentaria “arte dela ingenieria militar” seguia sido el arete, una simple vigateforzada con la que se batian muros y puertas dela fortalezas. Para fecitat a accién de golpeteo, soli estar suspendida de un ‘armazén.£En muchas ocasiones éste se hallaba protegido con paneles pielesy otros artiligis para preservar alos hombres que Jo haclan funclonar-de los proyectlesy fechas de los defensores. ban igualmente fabricadas con material compuesto, siendo sus extremos traseros de hueso con una muesca para la cuer- da, Durante las Cruzadas, sin embargo, se cambis del tip “huno” 0 angulado, al tipo *turcoto curvado, mas corto y sin ora lo {quelomejoraba adaptaba para su empleo desde Ia sila de montar. Se ha afirmado on insistencia en la ineficacia de les fle chas saracenas contra las cotas de mala, En realidad, esto es producto de una mala Interpretacion de las fuentes, ya que éstas suelen rferirse alos hostigamientos desde luna gran distancia, cuya finalidad no era ‘otra que la de herita los caballos, ya que ‘arecian de armaduras Para la proteccion se usaban escudos, cotasdemalla con acolchados,petos ami rados ycascos, queinclulan a veces laminas facialesy de nuca. Mazas, achas, jabalinas, ballestasylanzas completaban el arsenal Y luego estaba la ingenietia de asedio, Una confrontacin, basada en gran medida en la posesién y defensa de puntos esta tégicos, necesaiamente habia de incur el desarrollo tanto de tropas especializadas Lables, aparecida en Europa en toro al siglo IVa. se generalizd en el siglo Xly hasta la aparicion de las armas de fuego fuels preferida en situaciones defensivas, graciasa su ‘akcancey poder de penetracin.Elarco musulmsn era del tipo llamado compuesto, ‘realizado con cuerno, madera y tendones. Mas flexibley de mayor ‘potencia que e arco simple, podia secmés corto que este yyullzase, por tanto, con mas faclidad por los arqueros a caballo, paralaconstruccion defortfcacionescomo del material necesario para su asedio y cap tua. Las maquinas de asedio iban desde los simples atietes, mantas 0 manteetesy for tugas para la proteccién de los asaltantes, sambucas oescalas de alto y torres movi les ~y sus combinaciones, como las tores con ariete-, hasta a atllera mas pesado, ‘con numerosos tipos de miquinas balst 2s catapuitas, baisas, fundibalos, maga fas, rabucos © trabuquetes, ete. Eran capaces de arrojar sobre los defensores(y sobre los asaltantes) proyectiles muy v dos, desde simples piedras hasta grandes dardos oincluso resesycaballerias muertas 2 veces, hasta personas-, en un preludio de lo que seria después la guerra biclogica. El temido fuego griego, cuyo uso se gene taliz6 a pesar de los muchos esfuerzos por ‘mantener el secreto de su composicion os ‘aftos de arambre, por los que se derrama ban liquidosinlamables y que se utiizaron rnotablemente en la defensa de Jerusalén; flechas incenclarias y otros proyectls fla ‘migerosanticiparon, en mas de un siglo, los horrores dela polvor. eee Pe R Lg Reo ier noe ae Rens ren nn ea) eae aan een en Ca orn ta at er enor eee rae nen ag Coenen a Snares ubre; su poesia, primitiva; su técnica, a ysu filosofa, inexistente, La medicina q practicaban, pura supersticion, El edlcul parecian de la menor abstraccion que incluso necesitaban idolos para tener pr sentea su Dios y a su Profeta, al cual, por cierto, llamaban hijo de Dios, Mientras rnuestfa civilizacién vivia momentos de maximo esplendor, ellos se encontraban en la época ms ciegae itracional de su historia, hasta el punto de que sus principes se vanagloriaban de su propi ignorancia y menospreciaban como cosas de esclavos y mujeres todas aquellas acti A) vidades intelectuales que son, en realidad, Jas que enaltecen a los hombres. fueran capaces de mantener en jaque al islam durante tanto tiempo. Pero es que la fuerza de aquellos invasores residia, precisamente, en su cinica rudeza, su falta de escripulos y su inagotable sed de conquista. Hacian gala de un valor suicida mientras que amos cen peligro libertad, familia y hacienda, ellos no tenfan nada que perder, como no fuese la vida. Y lo mismo que a nosotros, también sus hombres santos les prome- tfan el Paraiso sillegaban a morir por el simbolo de su fe. No serfa justo olvidar, sin embargo, que cen las tierras iskamieas habfan ocurrido ve alentaron el odio de los cristianos. En Egipto, el fatimi Hakim radicaliz6 la ley cordiica brutal mente. Llegé a prohibir Ia presencia de Jas mujeres en la calle e, incluso, decrets ppena de muerte para quien se atte fabricar zapatos femeninos. Luego la ton con los juios yloseristianos, Les impidis practicar sus costumbres v castia6 a los musulmanes que tuvieran tra o siquie contacto can ellos. Los numerasos crit nos de Egipto se vieron obligados a levar Dee Raa Cee ard det a alcuello, El siguiente paso. campana contra sus bienes y templos, ‘campatia que llegé al exicemo de destruir cl Santo Sepulero de Jestis; deberiamos meditar sobre lo que hubigramos hecho nosotros i un principe infiel hubiera arr sado la Meca, Pues bien, paradéjicamente fue la legada de los invasores cristianos, itvitados por aquel desafuero, lo que per mitié a la dinastia de Hakim disfrutar de ana prérroga de setenta aftos antes de sucumbir definitivamente al embate de los turcos selticidas, Los turcos habian empezado a llegar desde Asia central varias generaciones ris. Su hogar nativo eran las estepas nilas, sembradas de rudos pueblos émadas, maestros en la equitacién y el uso del arco. La expansin de este pueblo hacia Oceidente hacia Oriente, de modo que ambas nacio- nes fueron a encontrarse en el borde orien tal de Inin, Después de algunos choques onterizos, os turcos hallaron la de proseguir su marcha: se con al islam y penetraron en el imperio t nente como un cuchillo caliente en ea. Restltaban magnifices como Ta mani mercenarios, de modo que los calilas de Bagdad se rodearon de pretorianos y igenerales Lurcos, que al poco tiempo los 5 ‘convirtieron en sus marionetas. Los tur ‘cos selyticidas ya se habian apoderado de igdad cuarenta afios antes de que los contzados pisasen tierras mahometanas Los primeros invasores cristianos que aleanzaron nuestras fronteras eran fran yvenfan al mando de un exaltado llamado Pedro el Ermitafto. Entre sus desordena- das filas habia miles de mujeres y ninos, y abundaban Jos mendigos, ganapanes, ban: didos y fandticos. Junto a ellos, ma ban unos euantos caballeros revestidos de armadura y rodeades por sus mesnadas, Alo largo de su trinsito por tierras cris tianas habfan dejado tal rastro de deso- lacion que, al aproximarse a los nticleos poblados, [os aldeanos abandonaban sus miseras perienencias y hufan aterrados a esconderse en bosques y montafas. Se ‘convirtievon en un rio de lava incontenible que lo arrasaba todo a su paso, sin respe- lar siquiera los templos y los minisiras de quella misma fe cuyo simbolo trafan a la espalda. Millares de ellos murieron de hambre, sed, enfermedad y consuncién a lok Tas fronteras de sus hermanos runes, que ellos lamaban bizantinos, éstos altimos hicieron todo lo posible para abre estancia de aguellas temibles hor sus tierras. Los concentraron en un ‘campamento hasta que las campifias circundanies quedaron esquilmadas por completo y no hallaran nada que llevarse a la boca. Entonces, el hambre los empuj6 hacia el sur, a tierras musulmanas, donde los esperaba el ejercito del joven sultsn turco Kili Arslan, que los exterminé 0 Tos hizo esclavos, S6lo un par de miles ‘en contacto con los musa yasinilaro ra, espevialmen ea smédicosangra ne) 9 da quinica ¢ Ta pdlvonn (dere, ataque con es le gew ane europe sentido la fscinacn oriental ereca, grabado de Gustavo Dor n Boudowaren las Cangas de Sania Maria de Alfonso X et Sabio. consiguieron refusiarse en una fortaleza costera de dande vino a sacarlos la ota ‘uri de Bizancio. Entre ls supervivientes estaba el exaltado que habia marchado a su frente, el al ermitao Pedro, Aquella habia so una gran victoria, pero Ja partida de ajedrez no habla hecho mas aque emperar. Aunque parezca absurd, en las fas y lejanas carts europeassintiecon como una provocacién el hecho de que nos hubiéramos defendido de su injustificado no tardavon en volver Pero esta cieron de otra forma. Ahora venian mogjr organizaios militarmentey drigidos por auténticos maestros dela giterr, cur Aids elas feroces btallas que constante- mente se empefiaban entre sts estades. En algo, sin embargo, no habian cambiado: st nivel de crueldad no se habia rebajado un pice, Cuando al in rompieron les per- arte de suet nina (arriba tas de Jerusalén, batieron todas las medi das de la inhumanidad. Literalmente, se banaron en la sangre de los ciudadanos sin distinguir cuellos de ancianos, mujeres ynitios, Sus propios cronisias se escanda lizaron de las monstrwosidades que se vie~ ron obligados a presencia, incluida entre ellas el canibalismo, Un peculiar mode de entrar en la ciudad de su Profeta, sobre todo cuando los valores que decfan haber recibido de él eran la caridad y el amoral préjimo. Aguel furor sin freno no era propio de seres humanos, sino de fieras. La cor sién y el miedo se instalaron entre n twos. En Siria, donde la desunién poll yreligiosa de ios muslimes era proverbial, Tomar apuntes del enemigo Elmundo del islam Inport de td cul como la brijula (equierda) ‘oct asirolabio (arriba, os introdujeron en Furopa algunos de sus fragmentados reinos apravecharon para establecer alianzas con los invasores, en detrimento de sus seculares enemigos. El escandalo reco: rrié todo el islam: jmusulmanes que se velan obligados por otros musulmanes a pagar tributoa los invasores cristianos en tierras islamicas! Se cuenta que un emir Fecibié, en pleno Ramadén, a una nume rosa embajada de varios reinos sitios, quienes le encontraron atracindose de Ante ese proceder embajadores manilestaron | repugna 0s escandalizdis por esta pequefiez y no fo haceis por las atrocidades que estan ‘cometiendo esos jramy con vuestros pro: pios hermanos?" & _ Durante muchos aios, los cruzados fueron apoderindose de nuestras eiuda- des y puertos. Sus métodos en la guerra hho éran muy sutiles, pero resultaban ef caces, Empleamos contra ellos nuestra superior tecnologia militar que incluia ‘complicadas méquinas de guerra, balles tas-ametralladoras capaces de lanzara la ver una mirfada de flechas, y hasta armas uimicas como el fuego griego 0 aquellas Las Crus ele “Libro de las Maravilla Rentabilizar los enfrentamientos as fomentaron ls intercambios ‘comerciales en Oriente, como quedo recogioen ide Marco Pola. El ejército musulman utiliz6 armas quimicas, como el fuego griego o las jeringas de Acido sulflirico, y emple6 la pdlvora, que impresioné a los cruzados grandes jeringas que lanzaban chorros de. cio sulfrico contra las masas de infan- terfa. Les hicimos, incluso, conocer pot primera vez los efectos de Ia pélvora que, segiin dicen, aterrorizaron de tal modo a cl rey frany llamado Luts (al que luego hicieron santo) que se tiré al suelo cre- yendo que las bombas queles arrojdbamos fran estrellas que cafan del cielo. Pero, a pesar de todo, no hubo manera de expul- sarlos. Se agarraban a cada pedazo de tie ra conquistada y construfan fortalezas 0 aprovechaban las que tomaban: eran sus tenebrosos kraks ~algunos de los cuales continiian en pie hoy dia- desde donde salian a hacer sus razias. No en todas partes nuestra relacion eta gual con ellos ya que la guerra es con- tacto, y del contacto surgen otras cosas, ademas de la violencia, Por ejemplo, el ccomercio, Los puertos que cayeron en su poder se convirtieron en ventanas comer Ciales hacia el lejano occidente. Las mer- ss que Hlegaban a través de la Ruta Seda desde Irin o China se enconira- ’ban con las genovesas o las francesas en los puertos que los cruzados nos habfan artebatado. Ext cre imereses comunes, ‘Yuna cotriente mas permisiva en el trato. Pero las diferencias de fondo persistian Y el odio al intruso, tambien, Tuvo que ser Salah-al-Din (a quien ellos llamaron Saladino) el que pusiera alos frany en su sitio. Este kurdo habla, sido enviado por el emir de Alepo, Nur Egipto, donde habian penetrado yonzadamente las hordas cristianas, tras derrocara la dinastfa ismailf(chifta) que mandaba en Exipto, lo que signifies luna gran conmocién ya que, con ello, el pals del Nilo volvfa al bando Sunnita. Adin fue mas lejos: derrocé también a los sitios, que le habfan enviado a la tierra faraé: nica y unified bajo su mando (y el de su familia, los ayyubies) las tieras de Sirf y Egipto. Lucgo, reunié un eereito colosal y ‘marché conta los frany, que ya andaban por su tercera Cruzada, Saladino demostré nobleza y caballerosidad con los frencos Salah-al-Din posefa una personalidad al margen de lo comiin. Contra lo que pueda parecer, no era ambicioso, sino aque su existencia estuvo sefalada por la baraka, Despreciaba las riquezas diciendo ue, para él, valfa tanto el oro como la arena. Existen innumerables anécdotas que demuestran la sensibilidad de su corazén. Pero también eran proverbiales su buen juicio y su prudencia. Sacé gran provecho de las discordias internas de los frany, utilizando a veces la astucia, a veces la amenaza y a veces la fuerza Pero, sobre todo, los deslumbr6 por su sentido dela caballerosidad, El islam tuvo sus fityan (caballeros) y su furtuva (orden de caballeria) muchos afios antes que los frany, y Salab-al-Din se lo demostré cum: plidamente a aquellos invasores. Sobre todo, cuando recuperé Jerusalén el aho 583 (1187 por el eémputo cristiano). Del mismo modo que las atrocidades de sus correligionarios habjan escandalizado a Jos eronistas cristianos que acompataban Tos eronistas drabes see la extremada generosidad de Salah-al-Din cuando la recuperé, Vidas y haciendas fueron respetadas, asf como los lugares santos de los cristianos. Miles de hombres quedaron libres sin rescate, entre ellos padres de familia prisioneros. Entregs donativos a las viudas y los huérfanos, y hasta permitié que el Patriarca cristiano se llevase sus tesoros en un carro enorme exsando to Damieta da siglo XV) con ia hmenctin de jerisalén El finale fer Eee ye ante la mirada atonita de los soldados. A partir de entonces, la arrogancia frany se vino al suelo, Una tras otra, continu ron armando expediciones contra noso- tos, aunque ya nunca fue lo mismo. Los cruzados conservaron algunas ciudades costeras donde tanto cristianos como muslimes hacian buenos negocios, hasta mameluco mado Jalil tome Acre, el iltimo redueto fan. Si hubiera que haver un balance de aquellos all dos siglossangenta sn dude wera 1AM rable para los invasores cristianos. No por || | To que hicieron en nuestras tierras, sino por lo que se lievaron de ellas, Ademas de incontables riquezas, embarcaron en sus navios cosas tan titles y desconoci das pata ellos como el papel, la brijul, el astrolabio o la palvora, que nosotros habiamos traido desde China, Gracias ‘a nuestras tradueviones, recuperaran la Vieja filosofia erieza y, levendo nuestros tratados de matematicas y astronomia, abrieron los ojos sus escasos sabios, La prueba es que atin siguen manejando, esas clencias con palabras érabes, como lgoritmo o cénit,v que gran niimero de estrellas sean conocidas por sus nombres en drabe. ‘También en nuestros textos aprendieron ‘medicina, 6ptica y quimica (otra palabra nuestra), hasta el punto de que no habia cn la cristiandad un hombre que presu: miera de culto que no leyese con fluidez el drabe, En parte, podria decirse que sus tuniversidades nacieron como centros en los que discutir los conocimientos que se habfan trafdo de Oriente. Ademds, les censefiamos a fabricar azticar de cafia, iejidos de seda y de algodén, perfumes, colorantes, relojes mecinicos yun sinnti- mero de otras cosas. El resumen de todo esto nos lleva a que a los frany les res ron rentables sus cruzadas. En cambio, nosotros, aunque nos esforcemos en recordar, no nos dejaron otra cosa que muerte y destrucciéa. cif, dlgebra, a primera vez que los euro: Se pusieron en contacto con los kurdos fue en el frente de batalla. Ya entonces les llamé la atencidn su aspecto: entes de tex clara, muchas de ellos rublos y con los ojos azules. finales del siglo XIX 10s primeros antropélogos que visitaron el Kurds, volvieron a renovar su asombro, Uno de ellos cescribid unaticulo en The Times afirmando que s pudier colo- ‘ara unnifo kurdovestido la inglesaen el centro del patio, den colegio briténico, nadie lo reconaceria como extra jero. Los guerreros kurdos ‘que conacieron los cru- zados eran magnificos ‘combatientes y duros ‘como la roca, Pero la cltcunstacia de ser ndmadasy estar fragmentados en incontablestribus hacia imposible su unidad como pueblo. Saladino, que era kurdo, intent unilosy darles un Estado, A pesar delos esfuerzos del sutén, los fenconos ylasviias encilasentrelas tubusio hicieron imposible. Muchos siglos despues, apenas terminada a primera guerra mundial, el hundi- miento delimperio otomano es dio la segunda oportunidad de defnirse como Estado independiente, Tam poco esta vez lo consiguieron, Hoy Continian viviendo en un teritrio dividido entre cinco naciones dife- rentesy, a juzgar por ls todos los inicios no parece queestasituacién vaya a tesolverse con fecidad. Lo serd alguna vez en el futuro? Allahu Aaolamr S6lo Dios lo sabe. Los kurdos ‘mis grande del mundo sin una atria econocide (arriba, rfugiados en Thalia) y estin asentados en seis paises, ALMOGAVARES, EL AZOTE DE BIZANCIO iDesperta, ferro! “) Con este grito de guerra, la Compariia Catalana se arrojaba con fiereza sobre sus 4) | enemigos. Estos mercenarios esparioles, que durante 80 arios se vendieron al mejor postor, han pasado a la historia por su valentia y brutalidad en el campo de batalla. Faia Th aire, Presencia espaiiola en Oriente tignes son esos pordioseros? @A qué gentuza hemos con- tratado?”. Frases parecidas poblarian los susurros de los aristécratas bizantinos que, desde las engalanadas gradas del hipédromo, observaban el desfile de los almogévares. A pesar de vivirel tiempo de definitiva decadencia,la capital del Impe- rio Bizantino segua fel a su ritual de luo y suntuosidad, acaso mis exacerbado ante Ta flagueza. A finales del aio 1302, una Constantinopla todavia entera y esplen- dorosa, aan vibrantey vital en torno a la majestuosa basflica de Santa Soffa -que aiim no tenfa los cuatro minaretes musol- manes- recibia jubilosa a la Compaiiia Catalan, contratada para frenarel avance turco que va se cernia sobre la ciudad ‘Ouignes eran es0s hombres desarrapados ue acudian a salvar al sagrado imperio de Oriente? Los grupos, ¢ incluso ejérctos mereenatios, eran tn fendmeno habitual Los catalanes luchaban mejor a ras de suelo: se deslizaban bajo los caballos, los destripaban y el enemigo caia aterrorizado en sus manos cen la Fad Media, En aquel tiempo, nacer plebeyo no era precisamente un don de la existencia: hambruna, tirania de los sefo- res y pesies haefan que muches hombres ‘optasen por ser guerreros a sueldo y asi, augue siempre eerca de la muerte, tenet dias y semanas de puroy desenfrenado dis- frute, Los almogavares eran un grupo més delos tantos que se habian forjado durante Ja reconquistaibérica; eran originarios de los Pirineosorientales yestaban al servicio de la corona de Aragon. Seguramente fue- ron los arabes quienes [os bautizaron, pes parece bastante probable que la palabra almogévar provenga del érabe al-mugawar, el que hace algaras o correrias” Y siseganaron nombre propio fue porque ellos fueron siempre muy suyos, Como mon- taiieses que eran, vesian zamarra de piel, ealzas de cuero, una redecilla de hierro 6 {euero por gorro vabarcas como calrado. El fiero look se alitaba con la parafernalia en Talucha,a costa degolpearlasarmas contra las piedras hasta ser envueliosen una mube de chispasya costa de gritarcomo posesos, sobre todo, su célebredesperta fero ("dese ta hiervo"). ¥ ahi que iban ellos, cual mnada enfurecida, retorciendo el gesto de ria incontenida, ya atacar Solamente alacar porque entre sus guereras sienes no cabia la idea de defenderse, asi sus armas eran lgeras yefectvas: una avcona (lanza corta arojatiza), varios dardos ye colirtrell (uerteeacillo de buen fil). Lo suyo era el cuerpo a cuerpo y no la frtificaiones Eren luchadores aguerrides, pero ho estabsn dotados para el mendo Arasde suelo se crecian, Por eso, s des lizaban debajo de los eaballos enemigos y’los destripaban, ¥ entonces el bien un: ormado enemigo, por lo general envuelio en pesadas armaduras, era presa fil, Su estrtegia bésiea era causar-el péinico en la fila enemigasy, una vez desatado, aguello se converifa en tna frenética carniceria,en la que ‘nose levantaba una mano para que no diese en care”, como dice Ramén Muntaner el cabellero que se tome la moles- tia de escribir la tremenda y desmesurada aventura que vivié con ellos. Como el sefior ‘Muntaner, habia otros muchos, caballeros de a cabailo y buen linaj, pues los almo- sgavares se sabian poco dotados para el ‘nando y se arrimaban al mejor postor y al que intuian de su mismo talante, Aunque jaban a su democracia slmacadenes, que eran algo asi como sar- os y que, segtin Muntaner, eran “la flor del mundo”, y los adalides o capitanes, en contacto directo con ls caballeros, Por muy Tejana que fuese la contienda, levaban con: sigoa sus mujeres, tan duras como ello, ya sus hijos, que dirfase que naefan ya siendo Terminada la reconquista aragon qué podian hacer todas estas gemtes que Solo sabfan vivir de la guerra? Pedro el Grande de Aragén enseguida les encontrés ocupacién: Sicilia estaba siendo hostigada por los franceses de Carios de Anjou, a en ese momento, marzo de 12 ciudad de Messina. Porla noche, se colaron Tos 2.000 almogavares dentro de las mura: lla v los habitantes quedaron espantades. Pero cual no seria st sorpresa al verlos, Ja manana siguiente, salir fuera con ese estruendo y esa potencia, yasestar tan duros golpesa los sitiadores que, al numereso y bien pertrechado ejércto galo, no le qued6 otra que hui. La brillant hazatia se remats poco despues con la destruccon contine mento franco de La Caton. Ta muerte de Pedro el Grande, a amenaza ded : Jaime Mf renuncia a Sicilia y o lanes y aragoneses que la aban sitiaba la Alas puertas de Constantinopla Un sgl despu Delecys, 1798-186 Mp der tan buenas ¢ Nunca, Otro rey? Pues sea: don Fadrique tercer hijo de Pedro, De nuevo las correrfas yy las baall as contra los franceses, siemp ‘como bestias poseidas, siempre trunfales, hastael afo 1302, en que un nuevo pacto les ino: a Aragén no pueden volve porgue han desobedecido al rey y don Fads ance de fonds pa vas huestes que, segrin Francisco de Mon cada noble valenciano del siglo XVI quien se debe uno de las més prestigios ensayos sobre los almogsvares-,“juzgaron por cosa imposible vivir con moderacién’,hallaron cen Roger de Flor la solucién, Est cabalero, sobre Interés por ta historia almogdvar WF 1838.1 ares 1 lsd "Es de denso pasado del que hu hhabian tenido muy b yon quien guiioa desde que nes con cl emperador de Bizancio, Andrénico 11 Paledlogo, que precisaba ayuda urgente contra los wrens. De Messina zarparcn las ‘ocho naves que transportarfan a Constant nopla a 4.000 almogavares, 1.500 hom de-a caballo, 1.000 marineros y las familias de todas aquellos que las quisieroa llevar co 20. Superado el primer estupor dela corte zantina ante Andrénico cumpli coat de las alts pa pompayel baato acostumbrads en la capital imperial, se cel nombramiento de eeadugue ysu boda con 105 ja del han de mana de And nico, Pronto Sabrian los bizantinos edmo se Roger de Flor se granjee la enemisted cel principe Miguel ‘Vivfan por entonces en la cludad muchos agenoveses, soldados y mercaderes, que le Sacaban buen partido a la debilidad del imperio. Dos de ellos, refinadamente ata Viados, como era su eastumbre, cometie ronel desliz de mofarse de las pintas de un se enredan, los orgullosos me enfadan y se lian a mata ;9s como 3.000, y pudieran haber sida m si Roger no los para a tiempo. Andrénic muy nistoria 87 casa vel Roget prover Deets indy su pre on hone slant a rio de Feonco es ofr fl mun enetidos ice faces Dee habihredadoe ei See geet one re flosnopitescalaixon cone fen delet yen sone rombre Meroando ator oc ator por Cipro dela cuad ala cons ca Yenpobreca mcr cated [taencon de harano temp Vas islotoné tos uaa i tia Tenptanoapreniaje del oo demroray pune uel ven Moet po are Li es cl in ego cnaca en pond cada elated Conor ate order de Terpl y poderse een tc arnt Wo anita of fg Send nomads Bemano sagen ‘mando de una gran nave llamada prec samente "Halcon’. Su carrera prometia ser loriosa, pero se torcd tras la pérdida de San Juan de Acre, cuando fue eeusado por los pro- pilos templarios de hacer s@ con los tes0r0s que, fen [a huida, se llevaban las mujeres cristianas de ‘buenas familias. Entonces two que refugiarse en Genova, donde, con dine- +0 prestado, compr6 una galera y se puso al serv: io delrey de Napoles. Al lentraria en contacto con Berenguer de Entenza y los almogavares, dando "Roger de Foren Conssatnopl” pintado pordosé Moreno Carhorero. Intensa vida la de Roger de Flor asi comienzo la historia que, de no haber ‘ido asesinadotan pronto, él hubiesesabl- do sequramente encauzar mejor. que habia presenciado los desmanes desde Tas ventanas de su palacio de Blanguernas, instal megaduque a que alejase cuanto antes a sus malhumorados muchachos, En noviembre de 1302 eruzaron el mar de Marmara y no tardaron en acabar con el mismo campamento tureo que, tiempo airs, el principe heredero Miguel no se habia atrevido a atacar a pesar de encabe- zar un numeroso ejcito, La buena neva ‘aus6 el resentimiento de Miguel ye abilo de la poblacién, aunque con reservas. En 1303, comenzé la campania almogévar para liberar Filadetfia Los vctoriososdefensores eran demasiado vajes,y lo sabfan bien los habitantes de Cirico, donde imvernaron, que se quejaron de sus constantes tropelias sin que Roger de Flor hieiera mucho caso. Tal lerapia de «apo tampoco fue bien vista por uno de es caballeros mis destacadas, Ferrin Jiménez de Arends, quien, con otros 80 de a caballo «que lo quisieron seguir, se diode bajaen la Compania y pasé a servicio del duque de ‘Atenas. Ahi no queda la cosa. Con ells iba tuna tropa de alanos, que también se con- trataban de mereenarios para el imperio.y swelta a fo mismo: incidente, enfado y 300 alanos que caen degollados. El jefe Georgios aparté a los suyos de esos feroces eompafe ros de batalla, aunque unos mil decidieron quedarse, Pero no pasaba nada, gajes del oficio, ven mayo de 1303 da comienro, sin mds pesares, la nueva campaia, Esta vez 88 muy HsToAIA tocaba liberal ciudad de Filadefia,actoal Alasehir, que estaba siendo sitiada por el emir tureo de Karamania, Ali Schr Eek cito otomano, de 8.000 caballo y 12.000 infantes, no daba erédito ante la furia que sles vino encima, portando lo estandartes del rey de Aragén y de don Fadrique y que acabaron con casi todos ellos. ¥ tan cam- panies les de la Compatia, con tan solo 180 bajas. La victoria ya matanza se repiten en Tria, ya descansar, que es invierno. Recue perados y con 1.200 hombres més, traidos por Bernat de Roeafort cuando se ini6 ala iropaen Efeso,seinternanel siguiente aio en Anatolia. Enel desliladero de Puertas de Hierro les esperaba el mayor ejécito con el. que jamas se habfan enfrentado: 8.000 lmoivares contra 20,000 infants y 10.000 caballos. Y nada de arredrarse. Antes del combate se les ve incluso felicitarse entre ellos por estar presents en tan gloriosa oca- sin, Muy animados, ademas, porque era el dia de la Virgen de Agosto, y antes de com- batiry masacrar no faltaba nunca un buen rato de oracin, todos muy serios vcircuns- pecios. “Qué os dire”, tal y como Muntaner furia catalana au ee eee lars hage er acueen je age iain cn veya a Enine Sone ter rai dl poe heal dn toons te Heo (lic rages Tele ocean repiteconstantemente en su relato: 18.000 {urcos muertos cubrian el campo de bata~ Taal dia siguiente, en una escena segura ‘mente apocalptica. Imposible no llevarse Jas manos ala cabeza ante la magnitud € inverosimilitud de tales cifras. Sin duda, duras debieron ser las derotas paras tur? 0s, pues a partir de este momento no vol- ‘erfana hostigar a os almogsvares Ebrios de éxito y de alcoho, jugueieando con los tesoros del inmenso botin, pueden llegar a todo, quieren llegar a todo. El Eufrates y cl Tigris no quedan tan lejos, y seguro q ellos arian mejor papel que los eruzados que habfan traiado de hacese con la zona durante los anteriores doscientos aios. i embargo, la mente pragmatica de Roger de Flor no lo vio claro y decidié volver a Ja costa europea y retirarse a Gallipoli en el otano de 1304, donde se les ume Beren- suer de Entenza, reign llegadode Sicilia y La virulencia de la Compafiia Catalana era tal que dejaron a 10.000 bizantinos muertos en el campo de batalla y de ellos sdlo cayeron tres hombres amigo muy querido del megaduque tanto aque le otorgaré este titulo, pasando éla ser ‘sar, el cargo més imporiante despues del ddeemperador. Estaban encantados nobles y plebeyos bizantinos con ls treos tan les, pero también horrorizados de tener a estas Irestias merodeando por su imperio. Y mis «que nadie el principe heredero Miguel, que no tardariaen urdiruna trampa a Roger de Flor cuando ése vaavisiarl a Adriandpo- lis. All tra un banquet, serin Georsis y susalanos los que se enearguen d al nuevo eésar ya la mayorta de les 1.300 hombres que habian acudido con é Los catalanes declararon la guerra 8 todo el Imperio Bizantino A partir de esta traicién, los hechos se dimensiones demenciales, incluso para el siglo XIV. “Que note alcance la venganza catalana”, se dijo por aquellos pagos durante siglos. Bajo el mando de Entenza los 3.500 almogévares que quedan en Gallipoli, mas chulos que nunca, declaran la guerraa todo el imperi incluidos genoveses y yenecianos en él p sentes, ¥ fo hacen saber ala corte formal- _mente, através de unos embajadores que, cuando regresaban junto a comerciantes catalanes que se habian visto obligados a abandonar Constantinopla, fueron lincha- dos y descuartizados por los habitantes de Rodosto. Yah que va,encantado de la vida, el principe Miguel con un ecto de 30.000 hombres a sitiarles en la estrecha peninsula de Gallipali. No leesperan sentados los dela Compania, pues aprovechan el tiempo para tomar la ciudad de Heraclea, donde son ful- minados tdoslas hombres, mujeres nifos. ‘Con mas saria atin se vengaron de Rodosto, donde ni los animales se salvaron,y de los alanos de Georgios, a los que persiguieron ‘yaniguilaron cuando se retiaban a su terr- torio. El mismo Muntaner se hace cargo de Ja fortfcacion mientras sus compatieros se entretienen en estas correrias,y en alguna ‘ocasiin se vio forzado a defenderia con las mujeres de los lmoxsvares, que fuerza no les faltaba para emulara sus marcos En un exceso de confianza, Berenguer de Enienza es apresado por los genoveses Pero no hay tiempo que perder: Le sustitaye Rocafort que, el7 de junio de 1305, decide sality plantar cara alos 3,000 sitiadores Ahora noera la furia de orgullo; compre fan que a sitaciin era extrema ysalieron a luchar con Ia fuerza dela desesperacién, éempuiando la muerte como arma iltima Bueno, pues la férmula también fue fee tiva: 10.000 bajas entre los bizantinos y de ellos slo tres. “Qué os dire, sefior Munta- net, en verdad cuesta creed. ‘Acllos se umen gentes diversas, incluso ture0s y asi todos juntos y en armonia, se dedican a siquear sin deseanso que, segin Muntaner,estaban “icos y sobvados” Tanto. «que esquilmaron toda la Tracia y se vieron forzados a dirigirse a Macedonia. All se encaminaron en dos grupos, uno mandado ‘por Rocaforty el otro por Entenza recién liberado por los genoveses- y por Ser6s, {que no tardarian en batalla entre si, pues, aunque estuvieran enfrentados a todo un imperio, les sobraban agallas para enfa- darse entre ellos. ¥ ls nimos esiaban muy encendidos debido a la rvalidad entre Roca forty Entenza, que intent detener la des cada batalla yall mismo cayé muerto, En Ja gran ciudad de Saldnicasufren fa primera derroia sera v tienen que pasar de largo, sin {que las intrigas de Rocafort, a quien se le Fabia metido en la cabevaprectamarse rey de Grecia, cesaran Teobaldo de Cepos,dele- ¢gado del francés Carlos de Vals se mete de por medio y, al fin, Roeaforty su hermano Gisbert son condenados a morir de hambre Elalmogdvar y las rapaces Roger de rans “Halas oe cen Napoles, A la deriva otra vez, pero atin hay mercado: el contrato con Gautier de Brienne, duque de Atenas, dura poco, pues al no pagarles, acaban con ély st corte sin ‘miramientoalguno. Por primera vez se wen los almogavares con tierra propia y con la diatriba de seguir el belicoso siomadismo fasentarse de una ver por todas. Un poco cansadbos, optan por esta titima, aiaden el dducado de Neopatria, se casan los princi pales de ellos con las viudas de los caba- eros franceses asesinados y, como todav seguian sin entender el arte de gobernar, ceden el mando a uno de los prisioneros, Roger Deslaur. Asi, asentados, incluso cul- tivando terras, pasan los aos, hasta que en 1379 juan de Uturbia, al mando de las Com: panias Navarras, le artebata los teritotios {de Neopatria, Seis aftos después, las tropas pagadas pore comereiant florentino Niero Acciajuoli atacan Atenas. Unos almogéva res de tercera generaci6n, muy diferentes de aquellos luchadores de los Pirineos, refugian en la Acrépolis al mando de Pe de Pau, donde resisten hasta mori Un lugar de honor para el final de la valerasa y des ‘medida aventura que, 83 aos antes, haba dado comienzo en Constantinopla. OT AUST LORY Mee CMa levantaron plazas fuertes en'Tierra Sant. FLL Ne LM O17 enriquecimiento de la arquitectura de OR eee Aa E CE eA Ne AY eer Cee eas fren er Los castillos cruzados se construian en dos tipos de emplazamientos: en el interior, para vigilar las rutas comerciales este-oeste, NAN Reo Me RiCaa mee agin ag aise) Castillo de Saladino Pe cet ao Re A Re and See ety eee ee ete eters ee ee fortticaciones. La estructura actual fue construida por ee emer oc eA ut i eu g hasta que, en 1188, Seladino la ocups, tras cuatro meses or et nt oy 4] tomé su nombre y cobijé a més de 10,000 soldados. > Cu es Cede ett eee eee Renn Re eats s¢ constr la actual estructura, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad. Ghazi creé un gran complejo ee CO i ce a eden uk a ue a metros de altura, se.construyé como elemento defensivo. La Biblioteca Los monjes de la guerra Una magnitica historia de Tas édenes nites, ‘entra en el periodo previo ‘la Cont rrelorma. Las tres gyandesGrdenes ugron las dels templarios os hospitalares (ealleros de Mata) lox cahalleros teuténicos pero {ambien tuvieron importaneis ks espaftolas de Santiago. Alcinara {yCalatava, Mitad monjs mitad Sokdados.desarrllaron un pape preponderants en as Cruzadas en ‘Tierra Sana, en ks del Balicoy cena uchacontealosirubes deta peninsula Thsrca.Algunas do esas Grenes perduran hoy en dia ys Median obras de benelioencin Eprélogoes del gran prior de Inglaterra de la Orden de Malta, Las cruzadas vistas por los rabes ibe parted una idea senc- Hazcontar la historia de las eruzadas tal ycomo is veronvvirony relataron ene otro campe’es wine ‘critorinanes Amin Maalout en las primeras paginas desu obra Paracllese ha servido de os test moniosde histriadoresycromstas Srabes de In pace, quienes na hi- blaban de eruzadis sino de gueeras ‘invasiones Con la amenidad por hander, Maslou nes descubre lasperipecias de Salona o| eltemor que provoxaba Ricardo Cora zeinde Losin, ‘Foc Ignacio Marina Gia Elogio de la nueva milicia templaria / Los Templarios corigenes de la Orden del femplesin aaliemardo de Claraval fundador de x Orden del (ster Ea su Eogio dela nueva mila templaria aparece elidel de {emplario como sinks de, hasta entonees desantinomias yaque erionator (“el que ren") ybellator (Cel que combate") os Zemplarios dela erudita medieval Régine Per ‘oui. estodo un csi Enir otros episodes narracsimo el viomes 3 de octubre de 1507 eranarestados todos es tempariosde Franca para sersometidos aun proves enel que selesacus dchersiay sete, (casa Todas las Cruzadas apstevutipediare ike En esta pigina de Wikipedia La Enciclopedia Libre se anaican fos antecedentes de as Crwza- das para, luego. referirse a {ualro camparas mas imprtan- {esyal reste, menos relevante v= OFT Para salir del paso sermneatcrdrt/ ‘Una breve inttedusei6n al mun- ode las Cruvadasy una susinin ‘explicacin dela conquista de Jetusalén, Por supuesto apare ‘enlos templar, Las Cruzadas. Realidad y mito ‘autor de este libeD- han reinven tado las Catadas para alimen posturas frente la guerra" Asi, Sadun Husszi aspirabaaser un revo Salaina,y George W. Bush Osama Bin Laden soncobere- erosdelexido de unaentelequia La fantastica epopeya de las Cruzadas Exielibroaborda todas Cruz das.es decir desde lallamada de Urbano ten 1096 paraconquisar “Tierra Santahasta ln eaidaante losmusulmanes de lafortaleza de San Juan de Acre el28de mayo de 1291 ,unsiglo después de haber sido conguistada por Risardo Coraén de Lesin. Laobrainclaye lista de lospapas monaeasy emperadores rejnantes durante las Cruzadas 98 wy esroRIA arope”. La cemparacin anterior ‘quiz sea un poonarreseda, per pone encyidencia a trascendensia elas Crum das Tyerman “ame sesmonts sits deste artical “fendmeno de la violencia jus- tifeada pol fereliion! Guerreros de Dios He agui la historia de Ricardo Cora: onde Lesn y del sul Saladino durante la Tereera Crurada, Este sigue siendo hoy el ¢ héroe del mundo is: ‘que reconquists J Por su parte, Ricardo Co de Ledn enearna al ea medieval, aunque el autor le presenta como lider de erura dos sanguinarios. Breve historia de las Cruzadas sins piginas defenden una tosis novedovs lis Crivadss fueron, cen realidad visas desde el lado inf, movimientes migratores {quceonizaron temporal el Oriente mas cersamo, Por otra parte,elautor segura que cnllas Perdierom la vida méscristanos Las Cruzadas nani detox maiives-nosdho cespiriuales-que Hevaronamilesule hhombresaucha por laconguists deltenitorio musulmin, Elisioria dor Gootrey Hindley ssumergeen cldssarollo debs Cruzadas tanto aquellascuyo escenario ue Oriente Proxima somolesquctuvton refi esperar, almacimiento de lostemplarisy alos aboresdcles caballeroshospitalarios dndosenre os quelos que ‘iminoronsisenemigns Sendo omsu afin desiifeador firma queRando ogee Corwainde [CRUZADAS sino era + poten paper situxo yque Stiadingere tin hombre toyreinado, Codex Templi Todas as claves a compren el nacimient. apogee v fin de los "Pobres Caballeros de Cristo del Templo de Salomén’ Los autores. Sociedad de Estudios Temple ros y Medievales Templespaa, ‘mentos simbolos.cosiumbees, tambign su arquitectura, su capacidad financiera y sus haza Aasmilitares.