Está en la página 1de 345
gt CULTURA UNO. Una Agricultura Permanente para Asentamientos Humanos Volos ed De ari BILL NOLLISON Bill Nollison nacié en e2 pequefio pueblo de pescadores de Stanley, Tasmania, Australia, Dejé 1a escuela a los 15 afos para ayudar en Ja panaderfa de su fantlia. Luego y hasta 1954 desempe- id varios reba toe 5 incluyendo e de marinero, pescador de tiburo— nee, obrero Sa fdorica de barinas, trampero, tractorista y sopla— @or de vidrio, Pasdé nueve afios en la "Wildlife Survey Section" de 1s organizacién de investigacién gubernamental, seguidos de trabajo de campo en la “Inland Fisheries Commission". En 1968 entré como tutor en la Universidad de Tasmania y posteriormente se le nombrdé lector decano en peicologfa ambiental. Bill Mollison ha publicado libros sobre 1a historia y genenlogfa de los abor{genes de Tasma- nia y sobre los vertebradon inferiores de Tasmania. En 1978 aban- dond su puesto en la Universidad, y con wm grupo de adultos y ni- fios fundé 1a Comunidad Tagari en Stanley, Después do poner en prdeticn los principios de la permacultura, la comunidad logré ser autosuficiente en elimentor en sus 28 hectdreas de tierras margi- nales. Bill Mollison recibié en 198 61 “Premio Nobel Alternativo" por su trabajo. 2 DAVID HOIMGREN David Holmgren pandé su juventud en Freemantle, Australia del Oeste, donde nacié, Despude do graduarse del "High School" en 1972, pass un afio viajando por Australia en "auto-stop". En 1974 se tras— indé a Tasmania para entudinr disefio del medio ambiente en el “Tasmanian College of Advanced Education". Dado que sus intereses eravitaban hacia e] disefio del paisaje, 1a ecologfa y la agricul- tura, formd una astrecha relacién con Bill Molliron y trabajé en el desarrollp de lon concepton de 1a permacultura como parte de ous estudios, PERMACULTURA "Permnculturn” (permanent agriculture) es una marca registra- otitute, P.O. Dox 96, Stanley, Tasmania da por el Permaculture 7331, Australia ILUSTRACIONES La portada es de Glen Chandler y las ilustraciones 421 texto de Moonyean McNeilage, Glen Chandler y Janet Mollieon. ADVERTENCIAS SOBRE LA VERSION ESPANOLA En el texto y las ilustraciones originales de Permeacultua I las exposiciones soleadas estdn orientadas al norte; esto re de- be & que Tasmania y Australia estdn en el hemisferio sur. Pera no confundir a los lectores espafioles, nosotros hemos invertido en 1a versién espefiola las direcciones norte y sur. Sin embargo, cuando los autores no se refieren a casos generales, sino que Proporcionan un ejemplo preciso localizado en Australia o Tasma- nia, : hemos dejado los puntos cardinales originales. La situacién del este y e1 oeste permanece igual en los dos hemisfoe- rios. Es necesario recordar también que el verano austral corres= ponde a nuestro invierno, y el invierno austral a nuestro verano. Nosotros hemos realizado en la versidn espafiole un desfase de 6 meses,aplicande el mimo criterio que para los puntos cardinales, en las fechas de las operaciones agrfcolas (siembra, fructifica- cién, cosecha) pera que se ajusten a lao fechas del hemisferio norte. Otro cambio ha eido 1a transformacién de as unidadon ingle- | sas (acre, pie, pulgnda, libra, otc.) al sistema métrico decimal (hectdrea, metro, centimetro, kilogramo, etc.) para una mejor com Prensidn de las tablas y ejemplos del texto. qi Con respecto a lon "drboles de nucces" (nut trees), entidne dase, cuando se empler el término en sentido general, el conjun= to formado por drboles tales como el nogal, almendro, avellano, encina, castafio, etc. En el Apéndice C figuran los equivalentes latinos de los nombree comunes cartellanos que ee citan on el texto, arf como su * nombre sn inglée en ln vernién original. Este libro estd dedicado a los hijos y nietos de la humanidad, ouya suerte y tuturo depende de nosotros 1° =INTRODUCCION .. 3 1.0 Definicién de permacultura ...... 1,1 Puentes de datos sesessssrseeee vente eeeeteeen scene 1.2 wisponibilidad y seleccidn de especies .. 1.3 Orientacién y objetivos . ORIGENES, DIRECCIONES Y PRINCIPIOS ..cccscecececcceevuse 2.1 Los orfgenes de le agricultura .... 2.2 La agriculture moderna .. 2.3 El futuro de le agriculture .... 2.4 Ie permacultura, un sistoma para el futuro ...... o 2.5 Caracterfsticas bdsicas de la permacultura .. 2.6 Estabilidad y diversidad del ecosistema . 267 Rendimientos cececeessvevceevevercvervsess 2.8 Costes energéticos seceecsccrsecccrecererceveucrecs 2.9 Necesidad (o input) de trabajo .....- 2.10 Establecimiento y mantenimiento ... 2.11 Material vegetal. Difusidn de los cultivos... 2.12 Formas perennes de plantas anuales .. 2.13 Agricultura aborfigen ...... AUTOSUFICIENCIA .,...ceeececcevesceerecenveeerteeecssees 3-0 Le autosuficiencia cecesseeresssvcccesesvevecsevece PRODUCTOS DE LA PERNACULTURA we veeeseee teeta we erereeees 41 ALAMENTOD coseccccercees 4.2 Substancias medicinales 4o3 FADTAD woccccssscccesvese 4.4 Productos animales cesereecsesecuveceveusecseccness 405 Hadere .....cecreee 4.6 Taninos y tintes 4,7 VOTL0® seveseseecevereees 4.8 Combustibles obtenidos de la permacultura y su utilizacidén eficaz sesseccerecscccesseseconseseeees ww AY 23 4.9 Tecnologfa en permacultura . 4.10 Algunse propiedades intrinsicas de los sistemas DLCISELCOS 2.2... recrcccersecccccccvccccrcccceceeees PERMACULTURA: EL ECOSISTEMA CULTIVADO 5.1 Modelos de écosisteman naturales 5-2 Permaculture y paiBaje ceecceecccccccscsocs 5.3 Estructuras y limites en permacultura ....ecccecees 5.4 Evolucidn permacultural ..seccceree 5.5 Control de plagas en permacultura . PLANIFICACION DEL ESPACIO .eeeee 6.0 Planificacién del espacio . 6.1 Configuracién del relieve . 6.2 CLAMA eoseeevececvecccaccee 6.3 Microclima wsescrcccccecccccercssecccccccccces 6.3.1 Topograffa 6.3.2 Suelos .. 6.3.3 Vegetacidn 6.344 MARAE de AEUA ooecsercccccrecccencveccevevecs 6.3.5 Estructuras edificadas por el hombre 6.3.6 Planificacidn del microclima s.. 6.4 Relaciones espaciales en permacultura .. G.4e1 Divisidn on ZONAG secesecccccccccccccrccccess 6.4.2 Planificacidén de los sectores esse. 6.4.3 ACCOBOB sereececcccerencrccsceee Retencidn y abastecimiento de agua . 6.5-1 AovdcultUrA seosereserere Suelos seee-- tenn eee eeeereanennreeeeeerereee 5 6.7 Proteccidn contra lop incondion «esseeeceers EL ESTABIZCIMIENTO DEL SISTEMA oeee-coeccereceeres 7.1 Seleccidn de las especios .. 7.2 Propagacidn de las plantas . 7.3 Plantacidn y mantenimiento . 7.4 Estructurae y COrcadoh eeeseserseeseeesese . 7.5 Lon nuelon: acondicionamiento y mejora ..+. 58 59 67 67 69 70 81 87 87 88 89 91 92 98 0 13 123 126 129 131 133 145 145 158 161 8 OS ANIMALES EN LA PERMACULTURA evccceccoves 113 8.1 Alimentacién . sevceecceeee 173 8.2 Interacciones y asociaciones animales «eerereser++* 162 8.3 Notas sobre especies animales ...- 184 8.4 Pastos y vegetacién para ramoneo .- 188 8.5 Disefio de un corral para gallinae y patos 189 ee cccccccaccccocesccccccceessccrcrses 193 8.6 Abejas o. 9 LAS SETAS EN LA PERMACULTURA -++ee+s seee 200 9.0 Las setas en la permacultura .. 10 EVOLUCION URBANA Y REGRESO AL CAMPO ..0- 10.0 Evolucién urbana y regreso al campo - 10.1 Permacultura en las ciudades «-+++-0e 10.2 Estrategiasd urbanasd secscccoocccerseccreecereeseres 216 10.3 El acolchado en las zonas urbanas -eees 10.4 La permacultura y la neurosis urbana .- 10.5 Une breve recapitulacién de los conceptos, - posibilidades y principion coscssererererccecseeres 226 10.6 A modo de conclusidn sesecesececerecreccccesecccses 228 11 EL ARBOL DE LA PERMACULTURA . 11.0 E1 drbol de la permacultura .... eee eereceseees 230 eeeceree 230 APENDICE A FUENTES PARA OBTENER PLANTAS E INFORUACION «+++ 233 APERDICE B CATALOGO DE PLANTAS .. eeesse 239 APENDICE C CLASIFICACION FORMAL DE IAS ESPSCIES ’ WENCIONADAS® +-000sccccscccccscvsnenstessestacss 336 APENDICE D LISTA DS LAS PRINCIPALES REFERENCIAS .+eee+-0. 3.44 1.0 INTRODUCTION, DEFINICION DC PERMACULTURA Permacultura es una palabra que hemos acufMado pare definir un sistema integredo y evolutivo de especies vegeteles y animales sutoperpetuantes Gtiles al hombre. Es, en esencia, un ecosisteme agricola completo basado en otros ejemplos ya existentes, pero més nta en esta sencillos, Hemos disefado el sistema, tel como se pr obra, pare climes templedos. Si se utilizen otr pecies, o es- pecies suplementarias, puede edaptarse a cualquier regidn climé- tics, e incluso e las condiciones urbanas. Nosotros desarrollemos conjuntamente el sisteme principalmen- te como una tentative pare mejorar las précticas egricolas exis- tentes, tanto les de la agriculture comercial occidental como les de la cultura cerealiste de los campesinos del Tercer Mundo. El primer sistema es un gran consumidor de energie, esté basado en ls mecenizacién‘y origina la destruccién de le estructura y le cali- dad del suelo. £1 segundo sistema convierte a los hombres en os- clavos, y combinedo con un psstoreo itinerante, convierte en de- siertos lo que entes eran bosques. Quizés busquemos el Jardin del Edén zY por qué no? Nosotros creemos que una agriculture altamen- te productive y que requiera poce onergfa es un objetivo posible de elcanzer en el mundo entero, y que pare ello sélo son necesa- ries le energfa y la inteligencia humanas £1 concepto de permacultura ha seducido le imaginscién de cientos de personas en Australia, donde nosotros hemos dedo des- cripciones verbales y breves restimenes del sisteme. Podria perfec- tamente tener un impacto mayor, pues los tiempos parecen maduros pare una s{ntesis de este tipo en un mundo de hambre, venenos, erosi6n y energfa en vias de rapido agotamiento. Es posible en le ectualidad diseMar sistemss agr{colss que eprovechen slgunos de los recursos del mundo entero, y de tener en cuente les especies propias de cade pafs, para asf poder enriquecer grandemente oe] potencial de diversidad de incluso les regiones templadas, haste cesi elcenzer le divereidad y estabilided de las regiones tropi- coles. [ete estudio, por lo tanto, quiere ser un esfuerzo piol en le recogide y snélieis de los elementos y principios de le agriculture perenne; le clase de sistems que pueds cubrir les ne- cesidedes esencieles de une ciuded, une pequetis comunidad o uns gran femilis, Puede muy bien ser inadecusdo pars une gren empress comercial o insplicable a le agriculture convencionel, pero ez de gran utilidad pare aquellos que dessen deserroller todo o per- te de su entorno pare acercarse s le sutosuficiencis. Nuestra orientecién iniciel ibe dirigids a grupos pequefios que viven en tierras marginales féciles de conseguir con poco di- nero, donde la étice de le agricultura ve encaminads hacie un os- tilo de vida distinto, y donde la autosuficiencia es més importe: te que la agriculture destinade o le exportacién o 61 monocul comercial. Los principios, sino los elementos de nuestro estudio, son aplicables a cualquier zona clinético. Reconocemos que los cultivos anuales son parte integrente ce cuslquier sistema eutosuficiente, pero éstos no son considersdos aqui (excepto algunas referencias hechas de paseda) come compone tes del sistema total. Sin embargo, se sobresntiende que le norti- culture normal de plentas anuales forme parte de un sisteme de permacultura. 1.1 Fuentes de 2. De shore en adelante les referencias numersdas pare cece sec cién se dan el comienzo de la misma; le liste de estes refere se da en el Apéndice 0. Las referenciss secundaries serin dudes en el texto. Le principal fuente de datos sobre especies y sistomss pro~ viene de trebajos publicados, pero también se hace uso de 1a ex- periencie préctice de los agricultores recogide en entrevistes + discusiones. Nuestras propies observeciones y experiencias con- tribuyen también » este estudio y pedimos que los lectores noe comuniquen sus experiencies después de la publicacién de este Agi libro, en viste e futures ediciones revisadas. Como el estudio es exploratorio e@ innovador, un istema de per- meculture desarrollado es todavfa solamente une posiblidad tedri- ca. Pero se ha comenzedo 8 aplicear sobre uns base experimental a medida que el] estudio progresaba, con resultados prometedores. Se Tecolectaron plantas y se colocaron en campos experimentales de i hactérea, obteniéndose resultados alentadores después de dos temporadas de crecimiento, Pueden conseguirse para su estudio per- maculturas dessrrolledas (de un muy pequeto nimero de especies) en numerosas regiones del Tercer Mundo. 1.2 Oisponibilidad y_seleccién de especies. Las plantas y los animales han sido seleccionados en razén de su utilided para 6] hombre. Se incluyen muchas especies que ye son cultivadas en Australia, pero también se han tomado en considera eidn elgunes especies raras o no cultivodes localmente. Las cases de semillas pueden, en la mayorf{a de los casos, proporcionar semi- lms de especies raras o exéticas. La seleccién también se ha he- cho segdn le adaptabilidad de las especies a las condiciones de Tasmania. Le Seccién 7.1 considarn en detalle 1m seleccién de especies en sistemas particulares. £1 Apéndice A recooe lms direcciones de algunos proveedores de plantas. £1 Apéndice ® proporeiona los nombres de lms especies de plan- tes consideradas, junto con sus caracteristices y utilizaciones. 1.3 Orfentncién y, jetivos Un ndmero bestonte numeroso de personas, pero que todavfa no ha sido objoto de estudio detallado, ha compredo tierra en Taama- nia y Australia con 1a intencién de desarroller une agriculture de sudsistencia, » menudo realizendo un trabajo exterior # tiempo parcial mientras oe deserrolla este sistema. Algunos viven en asociaciones locales poco precises, tales como familias, comunas y cooperativas. Muchos de ellos no estan familiarizados con mingu- ne clese de agricultura, ni incluso les habilidades rurales ordi- narias, pero se esfuerzen en desarrollar un sisteme de informaciéy que les ayude a conseguir o acercerse | su objetivo de la autosu- ficiencia. Es estas persones e les cue principalmente ve dirigi- do este estudio. Para algunos anélisis demogrdéficos de este poble- cién, ver le Seccién 10.0. Le tierra que compran estas personas normalmente es barate y ~ he sido pastoreada en exceso, quemada, agoteda o talede en los afios precedentes ea su instalacién. Esto comporte, muy 8 menudo, une situacién aislada en la cabecera de un valle o en altiplani- ~ cies, suelos pobres y rebrotes o vestigios de bosques cegradados; esto significa, en general, tierras de poco valor pare una utili- zacién comercial inmedista. La mayor parte de les propiededes sor Requefias (5-10 hectéreas) y por lo tanto poco rentables en el sen- tido habitual del término. Le disponibilidad de recursos teles co mo tierra roturada, maquinarie, edificaciones, presas y cercas es a menudo limiteda. Es a estas éreas a las ove se refier este estu- dio. : | Este estudio también reconoce el potencial de las éreas urbe-/ nas para la permacultura, tanto alrededor como dentro de los edi- ficdos, No se necesite demesiada imaginacién para adapter el sis- tema a les condiciones urbanas, los bordes de las Carreteras, y. otras dreas generalmente no utilizadas cerca de las poblaciones y~ de las Principales vias de comunicacién. Lo que hemos intentado hacer en este trabajo es Proporcionar una herramients, una idea Sirectriz para los deserrollos futuros de este sisteme en reas rurales y urbanas. Nosotros no hemos querido establecer un esque-~ ma fijJo y dogmético, sino un modelo que integra varios principios que pertenecen ® verias disciplinas: ecolog{a, conservacién de lt energfa, gestién del Paisaje, renovacién urbana erquitecture (en todos sus aspectos) y las teorf de la ubicacién en gecor: f{a. Nosotros hemos tenido en cuenta, ademés, los problemas del a cesampleo y del retiro snticipado, de le neurosis urbana, y el eentimiento de impotencie y falta de objetivos experimentado por muchos de nosotros en el mundo contemporaneo. Esta no es una sintesis perfects. Cente de todas las ededes y Que de. pefian las ocupaciones més diversas sabrén como adaptar este id a su vida y a su entorno, y haciéndolo s allé de sus usos y fines inmediatos. Li Gn capeces du ver sociedades nece- sitan idesles compartidos y metas a largo plazo; en este sentido nuestro estudio podrfa ser une contribucién al logro de estos fi- nes, y 8 la creacién de una verdadere ciencia ambiental que psse a formar parte de la educacién y de la vide del hombre. 2.0 ORIGENES, DIRECCIONES Y PRINCIPIOS 2.1 Los orfoenes de le soriculture fief. 3, 42,. 44 En los lugares donde primero aparecié le agriculture, en el sureste de Asia y el norte de Sudemérica, se cultivaben plantes de reproduccién vegetative. Eran, en su mayor parte, plantas enuc les (o tretadas como tales) que eran vueltas a plentar después dé la cosecha, A partir de elles se obten{an slimentos ricos en hi~ dratos de carbono, pues éstos no podisen conseguirse en grandes cantidades en la naturalezs silvestre. La escesez de carbohidre- tos neturales, combinada con el aumento de la poblecién, fué pro bablemente el incantivo bésico para le sgricultura. En el medic natural eran abundantes la caza, le pesce, les frutes y las nue~ ces que satisfacién la mayor parte de las necesidades nutritive del hombre, Habfa pocos incentivos para domesticar gsnedo, o per cultivar alimentos que no fueran aquellos ricos en carbohidratas A medida que le agriculture se estendié o otras regiones, propagacién vegetative de les plantas ricas en hidretos de carbo no tenfe frecuentemente menos éxito, Tembién los recursos alimen ticios eran, en generel, menos abundantes. Como respuesta @ le falte de alimentos abundantes se deserrollé une egriculture de siembre « partir de le selaccién de les ospeciss locales y las c los huertos y los montones de basure, pere as{ satisfecer les ne cesidades nutritivas y energéticas. En algunas regiones se dese~ rrollé el cultivo de plantas perennes, que 2 menudo se convirtic ron en le base de los recursos locales. Algunos ejemplos son el cultivo del olivo, le vifa, le higuera, el cestaho y la pelmere detilera. Se domesticaron animeles sobre todo para le obtencién de leche. Sin embargo, los alimentos silvestres representaban to davia una proporcién considerable de le diote. A modide que sumenté la poblacién on las regiones més favors bles pare el hombr e redujo la posibilidad de conseguir sli: nté el incentivo pera el cultivo y la domesi tos silvestres. Au cacién, y se plantaron y seleccioneron numeroses veriedsdes de -W- plantas, incluyando las perennes. En algunas éreas se desarrolla- ron aoriculturas complejas que satisfacfan todas las necesidades de alimentos y de otros productos tales como fibras textiles y fo- rrajes pera los animales domésticos. En las agricultures hort{co- les del sureste de Asin y América Central ere el uso miltiple lo regia més que le excepcién (se obten{a fibra, veneno y almidén de ln misma especie). Estos sistemas tradicionales ofrecen el mejor modelo agricola pera el desarrollo de uns permaculture moderna, 2.2 La eoricultura moderna Ref. 1, 6, 27, 29, 30 Con le llegade de la fra Moderna (los tres Gltimos siglos) y la disponibiiidsad de nuevas fuentes de energfe (carbén y luego pe- tréleo), la egricultura sufrid grandes cambios. Ahora ya ere posi- ble producir grandes cantidades de alimentos y otros productos sgricolas en uns rogidn, parm luego consumirlos en otra. Aperte de las ventajes propies de este sistema, de les cuales se he ha blado » menudo, tal tendencie condujo a la destruccién de ecolo- gfas agr{colas locales, pues los productores se especializeron en el cultivo de unns pocas aspecies comercialmente interesantes. Una sconomfs dea mercado a escale mundial y una agriculture regio~ nal estable eran, y todavfa lo son, bésicamente incompatibles. Los intereses lejanos, sin ninguna preocupacién por el manteni- miento de la productividad de la tierra, colonizaron nuevas regio- nes para le agricultura, y los factores sociales y econdmicos im- pusieron ceambics en las regiones egrfcolas ya establecidas; asf nmacié le agroindustria. £1 sistema industrial basado en fuentes de energfa de bajo coste trajo nuevos métodos agrf{colas, haciendo posible realizer 8 gran escola une compleje gama de actividades especializades y de préeticas que nunca hubferan sido posibles en la époce pre- industrial. No se tomd an consideracién el impacto de un aporte olevado de energfs sobre lo tierrs misma. Ln noricultura moderna continus concentréndose en la siembra de especies anueles, suministrando aquellos alimentos e los ove iljerizeda, o més bien aquellos que se ada 1a gente estaba f. ban a les técnicas de produccién gfes colossles fueron también dedicades e los cultivos industris- les tales como el yute, el algodén, el caucho y la crfe ce ovejses Sin embargo, estes ener. para lena, y los productos tales como el té y el café se volvie- ‘ Ton accesibles al hombre industrial a expenses de las ecoloofes locales de los pafses del Tercer Mundo. Se cultivaron grandes can- tidades de alimentos para la crfa del ganado, déndose poce inpor- tancia a su ineficiencia calérica y prote{nica en uns socieded be- sada en la superabundancia energética. Cada vez més, alimentos ri- cos en prote{nas, como el pescado, fueron relegados si rango de alimentos para animales domésticos. Estas tendencias contindan todavia hoy dfe en pefses suddesarre llados. En las naciones desarrolladas, le agricultura de cade re- gién se ha simplificado cada vez més, pero la escale de produceién, ha crecido gracias o la mayor mecanizacién y a la concentracidn de le tierra, Le produccién de alimentos vegetales pare le cria de Bnima. siendo le media mundiel del SO% de la produccién total (43). Les” ha llegado a niveles muy elevados de la produccién total » industries que tienen por objeto la transformacién de alimentos, su almacenamiento, su transporte y su comercializecién han sunen] ya tado enormemente. £1 uso de pesticidas, sbonos quimicos, hormonas. entibiéticos y otros productos quimicos, ha aumentado paralelamen- te a le produccién. La energfs necesaria en la actualidad para Producit estas cosechas supere bastante el aporte en calorfes que nos reporten, ” Mientras que lo productividad de le agriculture moderne es elevade (obligando los constantes excedentes » una restriccién de Je produccién), no ocurre 1o mismo con su eficiencia. Encontranos” que la energfe neceseria para sostener el sistema no proviene del - sol via le fotos{ntesis como on le era pre-industrial, sino prin-_ cipalmente de combustibles fdsiles vis los sistemas industrieles- c ome demuestra Odum (1), las grandes producciones actualas no 2° ~15:— deben a métodos eficientes ni incluso sostenibles, sino @ un alto subsidio snergético externo. Le reduccién o el colapso de oste subsidio energético provoce~ ris una catestréfica cafdad de la produccién. Incluso quedaria por debajo de los niveles de las poblaciones pre-industriales con un bajo nivel de vide. £1 dafio real que ha sido ceusado s le tierre productive y al entorno en generel por la agriculture de alto consumo energético, en términos de agotamiento del suelo, contaminacién y seleccién de rezas de plagas resistentes, no se conoce con exactitud, pero hay indicaciones de que es consideroble, esté muy extendido, y ac- tuaré s largo plazo. La extensién de este dafio no seré realmente conceida por 1 humanidad haste que nuestro sistema de consumo energético siempre en crecimiento llegue a su fin; como sin dude ocurriré en un futuro nomuy distente 2.3 El futuro de le agriculture Ref. 25, 29 Le reestructuracidn de le egricultura es une parte esenciel de cualquier intento de resolver la crisis ambiental con le que se encuentra enfrentado el hombre. (Ver “Blueprint for Survivel", Ref. 29). Es necesario un cembio hacis une agriculture intensive en mano de obra, con la mejora de le productividad y le reduccién del consumo de enargfe como objetivos a largo plazo. Sin embargo, los recursos y le energfe disponibles en le ectualided podrian también ser dedicados al deserrollo de veriedades vegetsles de una mayor diversidad genética, como elementos de sistemas simbidticos de bajo coste energético que crearian une ecologfe cultiveds. S6lo una accién de este tipo escaparfa al destino final de le agricul- ture moderna’ de lente degenerscién, del colapso total a medids que se egotasen los recursos no renovables. Los chinos (besdndose en antiguas trediciones), con sus obje- tivos de méximo aprovechamiento de los recursos reciclables (p. oj. desperdicios de animales), sutosuficiencie regional, y 1s nésime participacién y conocimiento de la tierra y de 1s produc- -16 cién de slimentos por parte del hombre, son los Gnicos que pere= cen heber tenido éxito en escapar de cellején sin salide de le agriculture industrial de Occidente. Algunas neciones del Tercer Mundo estén intentando le misma transformacién, Estos cambios co: portan une revolucién en el estilo de vida y en la sociedad en ¢ neral. (Ver "Fields, Factories and Vorkshops" de Kropotkin (25) pare comprender la légica socisl que hsy detrés de le participe- cién generel de le poblecién en le produccién de slimentos y en la comprensién de sus mocanismos). 2.4 Le permacultura, un sistema pare el futuro Este estudio considere la posibilicsd de reducir el subsidic de energfs para la agriculture on un futuro inmedisto. Sin emba: go, tal como es dessrrollede aquf le perwacultura, es probable « atraiga a aquellos que buscan le indspendencis del soporte indus trial que es la bese de le agriculture convencions!, y @ las civ dedes que se enfrentan a un sumentoc de los costes de los transpe tes y los alimentos. Pera estas persone, ye Gs reel en le actue lided le reduccién de} eubsidio energético, y el pequeho campesi se ve obligado e abendonar le tierra » modide que sumenta el coe de le enerofe. La permacultura es la evolucién amplis y perfeccionada de ur base total pars el sustento dol hombre mas e114 de equellas sol. clones que han sido desarrolladus por las sociedades pre-tndus: les, €1 hecho de que esté baseda en le permanencic sirve pare finirle. Aparte de la practica convencional de cultivo ce frute les y otros monocultivos del mismo tipc, los sistemas de produs cién de plantas permanentes han sido poco deserrollados., Sin em- bargo, algunos escritores han reconocidc el potencisl sin explo ter que hay en les plentas peronnes. Mumford™, en su vieién ud ca del nuevo orden social, menciond ls sustitucién parcial ve le soriculture besada en ceresles por covechas producides por érbo “ mumford, L. "Techniques and Civilizetion", 1934 ag tes. Smith (18), en su bien documentado munque bastente optimiste libre sobre lms coscchas de los érboles, argumente en fevor del cultivo de drboles en tierres no productivas de los Estados Uni- Sos, citando numeronos ejemplos de agriculturas basades en Srboles. Algunos de éstos, como las dehesas de elcornoques para le elimenta- eidn de los cerdes en Portugal, son muy instructivos. Smith desa- lia la ides de una agricultura basada en los Arboles y da el plano (Fig. 2.4.1) de una fince para el cultivo de drboles. Este tipo de finca desarrolle algunas de las posibilidades de la perma- culture, pero todavia es un sistema de cultivo relativamente sim- ple. Douglas (13) expone en su trabajo 1 uso de cosechas de los Srboles pera la slimentacién del ganado, y considera este sistema como une silviculture revolucionaria, Los egricultores del Valle dol Po on Italia, con su agriculture de 4rboles en varios estre- tos, sus cultivos intermedios y cus franjas de cereales, ilustran dp nuevo el principio de una produccién integrada. Blunder (45) se refirre el Reverendo M, Hunter quién, en 1811, describid los modelos de utilizacssn de la tierra en los elrededores de Londres. Las huertas de 1ns parroquias de Isleworth y Brentford son inte- reseante "....huertns de manzanos, peral y cerezos que produ- den unn coseche en ci estrato més plevado, con una produceién en ol estrato inferior de las fresas y frambuesos plantados bajo los Srboler. Las huerter ostaban rodeadas de altos muros sobre los cunles a8 formaban on pcoaldora melocotoneros, ciruelos y nectari- nos". Anderson (44) considera le complejidad de les huertes en las regiones tropicales, dando e] plano de una que estudié. £1 le des- cribe como un sintema que requiere poco trabejo por parte de los pietorios 2 lo co del nfo y que siempre ests proporcionando alguna comecha. La productividnd por superficie de tierra, o uni- tT, era oxtremadaments alte (ver la Fig. 2.4.2). (Ver i6n 7.6 para mas informacidn sobre otros sistenns interés pare le permaculture). A pesar de todo ello, s6lo ne pueden encontrar unes pocas re- forencian acerca del tipo de sistema desarrollado en este estudio, FIGURA 2.4.1 FINCA DEOICADA AL CULTIVO C cs eour Ref. 18 Finca Hershey (Dowington, Fa., £E.UU.) ea V- Verge) C-Cesa G-Granero A= Almacén de enve-| sado J- Jerdin T- Casa del arrenda- a SEREAS | sane BUNT OC Pern ricsoKs a Ae 1- Vivero. 2-Plantacién experimental de 40 drear de avellancs. 3- Terreno pantanoso secado por medio de aréndanos. 4-40 dreae-para espdrragos y otras tantns pars frambuescs. 5~ Acebos, 6- Dos hectérens para cultivos. ‘ 7~ Vivero, @-Cercado de muchas especies, refugio para la vida silvestre. — { 9- Dos hectéreas de Nogales, en su mayorie Nogal Inglés, algqunes 12 13 14 1s 16 17 18 ig 20 21 22 23 25 26 27 28 29 30 31 -19- de le variedad Bleck de céscara blanda, a 16x 16m. Castafos Plantados s 10m en hileras. Heno. : 1,6na para cultivo. Pasto para los toros, se plenteré de érboles cuando los érbo- les de los ndmeros 12 y 13 sean lo suficientemente grandes Pare permitir el pastoreo debajo suyo. Melocotoneros, cerezos y perales mezclados. Tres variedsdes de jojobas, 52 drboles. Arce de azGcar (Acer saccharum) para la obtencién de jarabe. Castanea pumila (un castafo) y Quercus macrocarpa (un roble) pare alimentar a los cerdos. Moreras para la alimentacién de cerdos y pollos. Ciruelos silvestres para alimentar e los cerdos y animales silvestres, ornamentales. Caquis. Robles injertados (5 variedades), colocados junto e la casa (C) para la viste. Acacie de tres espinas. Pasto. Tierras pantanosas. Prado. Matorrales pare errancar. Bosque. Dos hectérees de castafios a 12x 12m, Cuatro hileras de ave- llanos entre ellos. 24 robles en un terreno demasiedo bajo pare castafos. 2,8he plantadas - igual que (9), con trébol blanco ladino para forreje bajo los drboles. Mont{iculo rocoso. Acecies.de tres espinas bajo las que se he sembrado trébol blenco ladino, corona de rey y elpiste. 15 hileras, una de cada de distintes variedades de pecanos y cerias. Serén cultivadas hasta que los drboles sean suficien- temente grandes para permitir el pastoreo debajo suyo. Terreno muy rocoso destinado » retohos. re FIGURA 2.4,2 HUERTA GUATELMATECA (Segin Anderson, Ref. 44) Diagrama de una huerta en &) pueblo indio de Senta Lucia, Cus temalea. Los dibujos del listado superior no sélo sirven para ide tificar las plantas que eapsrecen en ©) diegreme del ledo derecho, sino que también indican por su forme a que categor{a de plantes pertenecen. Los trazos circulares indican érboles frutales (teles como c: ruelos y melocotoneros) de origen europeo. Loe trazos redondeados e irregulares indicen arboles frutale: (como la manzenille) de origen americeno, aoe) tm £l trazado irregular y grueso de le dereche representa un se- to de chichicaste, un arbusto utilizado por los Mayes. £1 pensar sobre el paisaje productivo en términos de une ecologies que considere leas relaciones, las interrelaciones, y las funciones es algo relative- energéticas més que los elementos individual mente reciente. (Ver Odum (1), Capitulo 4). Cuando estas "ecologfe: existen, elles acostumbren 2 ser simples, comprencien- cultivad: do los pocos elementos (plentes y animales) que satisfecen las ne-. cesidedes tradicionales de la cultura,y no son necesariamente : transferibles a otros ambientes. Las posibilidades de complejidad no hen sido exploradas todavia. Le naturaleze revolucionaria de lea permeculture en reclamer éreas estériles, puede ilustrerse con el cuento del soliterio E1- zeard Bouffier, en Francia, que llevaba un cubo lleno de bellotas f mientres vageba por una.comarca despoblada de érboles, sembrendo las bellotas en los agujeros que hacfa con un bastén cde punta me- _ télice. De esta forma logrd la creacién de un bosque de 40kn" Los péjaros ocuparon de nuevo la regién y trajeron consigo semi- llas de otras especies. Los rfos empezaron a correr a medida que el humus retenfa la humedad, y los pueblos, abandonados durante afios, fueron de nuevo ocupados por cerca de 10.000 persones (66). Pensemos en el potencial de nuestro pafs para una revolucionaria cura del pa. je de este tipo. Muchas grandes esplotaciones dedi- cedas a lecria de ovejas y vacas, que ahora sdlo producen unas. poces balas dd lane o algo de carne contaminade por los productos quimicos, podr{en ser convertidas en fincas tremendemente produc- tives con este método de bajo coste energético, utilizando seni- llas gratuites de los érboles para establecer una permacultura Productive, 2.5 cas bésicas de le macultura a Hay varies caracter{sticas en une permacultura ademés de le definitive: 1. Son posibles modelos de utilizecién de la tierre a peque fia esce ‘ 2. Son modelos de utilizacién intensive més que extensive de” paion le tierra. : 3. Existe una gran diversidad de especies de plantas, varicds- des, cosechas, microclimas y hébitats. 4. Es un proceso evolutivo a largo plazo que abarce genere- ciones. 5. Las especies silvestres o poco seleccionadas (plantas y ani- males) son elementos integrantes del sistem: 6. Es posible una integracién con la agricultura, la ganaderfa y la gestiédn de bosques ya existentes. La ingenierfa del paisaje también tiene su lugar. 7. Es eplicable a terrenos abruptos, rocosos, pantanosos o marginales que no son adecuados para otros sistem 2.6 Estabilidad y diversidad del ecosistema Ref. 1, 39, Le permacultura, a diferencia de la agriculture moderne de cul- tivos anuales, posee el potencies! para le evolucién continua hacia un estado de climax deseable. Los cultivos anuales se destruyen cuando se cosechan y hay que volver e sembrarlos de nuevo, mien- tras que en la permaculture les plentes y los animales, a menudo . Leas especies se de larga vida, crecen y cambian con el sist suceden unas a otras 6 medide que el ecosistema avanze hacia su climax. La gran variedad de tipos de plantas que van desde los ér- poles més elevados hasta las hierbas, crea uns diversided de hé- bitats y de alimontos que permite una complesa coleccién de fauna. Cada elemento sirve a varias funciones en el ecosist y cade te modo desarro- funcién es comin e numerosos elementos. De lla un sistems de controles y equilibrios que ayuda e ls preven- » y reduce le severidad, ni- cién de les enfermedades y las plag' mero y frecuencia de las fluctuacionos de poblacién (p. ej. se estabiliza la capacidad de supervivencis de una especie particular de animal doméstico). £1 suelo se vuelve més complejo al no destruir: cena nutrientes (pro- » con el le- coreo, la capa de humus que absorbe y & venientes de les hojas y dol estiércol) y egue para ser utilize- ~ 240 dos posteriormente por les plantas. Le cape de humus © acolchs natural acts como un elemento de control de les plantas pionerse (hierbes) y reduce le lixiviacién, las sguas de arroyede y le ero sién, pero lo que es més importante, también hospeda ung Flore y feune muy variadas (ver le Seccién 7.5 pera més informacion sobre ecolog{s del suelo). Le diversided estructurel de le permaculture incrementé le va | riacién del micloclima, lo que permite una meyor varisdad de plan tas Utiles, £1 cambio del estedo del microclims para el hombre y | otras especies originado por slgunas plentas es otro ejemplo de las relaciones simbiéticas que pusden tener lugar en las permacul turas. Las relaciones simbiéticas de este tipo son caracter{eti- cas de los ecosistemes complejos. Muchos de los aspoctos que hemos mencionado ayuden sl hombre 8 aumenter le produccién neta, mientras que otros, como puede se le existencie de una complaja coleceién de herb{voros, pusden re _ducirla, Sin embargo, deben ser aceptados los "costes" de le di- versided cuando es primordial 6] logro de le estabilidad del ste tema, lo que ocurre si le independencis y le sutosuficiencia re~ gionales se convierten en los objetivos de futures comunidsdes. En el caso de une tendencis climética determinads, }s8 espe~ cies de le permaculture permiten amortiguer e] cambio, actuando como moderadoras del clima local, y & la vez proporcionan espect pare la formacién del conjunto més conveniente pere el increment de las condiciones de frescor, sequedad o humedad, En e1 momento actual, muchas de las especies que serfan necesarias para roompl zer ® otres pars cualquiera de tales cambios, generalmente no se cultivan ni estén establecidas en las éréas templadas. Como en otros fectores, los principios de le permaculture permiten que © gunas plantes de baje productividad ocupen también un espacio, © erificando cierte produccién en el presente pare conseguir la os tabilidad en un futuro incierto. Finalmente, al disefiar pare le obtencién de complejided, se obtiene una salvaguardia contre los cambios catastréficos en el OB icc medio, tales como incendios, inundaciones, cambios climéticos y Plages de todo tipo. Cualouier cambio climético sfectaré a algunes especies y desviaré lm sucesidn del sistema, pero permanecerdn las bases pera una permacultura productiva. Ye no es sen- Sato ignorar la posibilided de cambios repentinos y prolongados ®n le biosfere debidos a los efectos desconocidos de las activide- des modernas. ©) diseto de sistemas de sustento con un méximo de flexibilidsad y diversidad es le mejor respuesta 8 un medio poten- cialmente inestable, 2.7 Rendimientos ef, 1, 39 Le productivided de le agricultura se expresa normalmente co- mo el rendimiento por unided do superficie. £1 rendimiento por unidad de superficie para cunlcuier especie perticuler tiende a sermenor en un ecosistema de permacultura que en un monocultivo. Sin embargo, le suna de rendimientos de una permaculture seré me- yor, simplemente porque un sistema de monocultivo nunca puede uti- lizar toda ln energfs y los nutrientes disponibles. Por ejemplo un sistema de plantacién en varios estratos utilize toda le luz disponible para 1n fotos{ntesis. Las diferentes especies de érbo~ les, tal como seMsia Kern (39), tienen sistemas de rafces de dis- tintas formas que les permiten extreer ol agua y los nutrientes do diferentes niveles del suelo. Por lo tanto, en los bosques mix~ tos hay une utilizacién més complete de los recursos que en las plantactones de una sole especie. Un pez que se slimentea de planc- ton no compite de ninguna forma en un estanque con otro que come ploas, puss no pucde utilizar lms algas. Las gellinas comunes y 1ns gallines de Guinea (o pintades) pueden vivir en le misma éreo ye que lns primerns son principslmente conedores de grenos y les segundas preficren el pasto. Por lo tento, uno permeculture com plejo puede maximizer el uso de todos los recursos disponibles y asf mejorer la productividad total. La intoraccsén simbiotica en una permacultura bien disefiads y controlada puede sumenter todavia més la produccién. Las plantes - 2 - y animales pueden no solamente coexistir sin competir, sino que ademés la presencia de uno de ellos puede mejorar el medio para los otros. Por ejemplo, los arboles del estrato més alto mejoren el medio debajo suyo para muchas especies de arbustos de bayas. Algunas especies fijan nitrégeno, el cual beneficie » las plantes cercanas. Una colmena de abejes mejore le productivicad de muchos - érboles frutales el mejorar la polinizecién. Las moreres syuden el crecimiento de la vid (14). Le produccién neta es solamente uno de los factores e tener en cuenta. En le agriculture comerciel todo valor se convierte en di- nero, mientres que le diversidad de la produccidén es menos inpor- tante. En le agricultura de subsistencia, lag necesidades humanas determinan el valor de las producciones y, dado que nuestras nece- sidades son diversas, también lo deben ser las producciones, L tisfecer a partir de un nimero pequefio de alimentos. Aunque los necesidades nutricionales del hombre son dificiles de sa- carbohidratos son féciles de obtener a partir de sistemas simples, los alimentos que satisfacen las necesidades nutricionales més complejas (prote{nas, vitaminas, grasss y minerales) no ce puaden obtener todos a partir de agriculturas simples. Esto es especial~ mente cierto para los vegetarianos. En los sistemas modernos de aprovisionamiento de alimentos, la nutricién complete y le dieta variads son posibles oraciasa | une red de transporte, almacenamiento y venta a escale munciel. Esta reticulecién de los alimentos es, sin dude alguns, més costo- | Sa en energie que lo diversidad agricola local, y sélo es posible.’ gracias a] subsidio del petréleo. Los costes de le reticulacién de los alimentos ya estén fuera de control y repercuten en e} lu- ger de produccién -la Finca. Se han impuesto al productor métodos "eficientes" incluso aunque vayan en detrimento, » largo plezo de la conservacién de le tierra y la calidad de los productos: tos pleguicides, el abuso de los fertilizantes, les males rotacie- nes y las técnicas de cultivo imprudentes se han convertido on Ney cho ® comunes (Ref. 6, 16, 29), en un esfuerzo pare reducir 108 | Sete cestes monetarios y sumentar las producciones, en le desesperads cerrera pare seguir siendo econdmicamente viables. Una comunidad mantenida por una permacultura diversa es inde- pendiente de le distribucién comercial y tiene asegurada una die-~ te veriada que permite satisfacer todes sus necesidades nutricio- nales, sin por ello sacrificar le calidad ni destruir le tierra qus les alimente. En una ciudad, por lo menos.une parte de los desperdicies son aplicados de forma Util a los sistemas de acol- chado y fabricecién de compost en permacultura, y la integracién de le produccién de alimentos y el alojemiento permite minimizar los costes de carburante para el transporte. 2.8 Costes energéticos Ref. 1, 29 La energfa atrapada por las plantes en le fotosintesis es el “motor primario" de todos los ecosistemas, incluyendo la produc- ¢ién de alimentos. En el mundo moderno, le utilizecién de los com- bustibles fdésites ha revolucionado le agriculturs. La mayor parte de la energfe fésil que sostiene a la agricultura es consumide via ls sociedad industrial en forma de plaguicid investigacién, veriedades de cultivos de alto rendimiento y ebo- » mequineria, nos quimicos. Sin embargo, 61 gasto energético de la explotacién agricole es pequefio cuando se compare con los costes totales del transporte, envesado, transformacién, almacenaje y distribucién. Los datos de los ecélogos sobre el balance energético de le produccién moderna de alimentos son escasos, pero las cifras ecerce del consumo directo de carburantes no renovables en la pro~ duccién de elimentos son suficientemente alarmantes. En Australia, la energfa (en calorias alimonticias) proporcionads por los ali- mentos s6lo represente un 15-20% de la energfa en combustible utilizade para hecerlos lleger sl plato del consumidor, £1 90% de esta energie fdésil no renovable se consume en el transporte, al- macenamiento, lea venta y le coccién de los alimentos (27). El - 2 input {x) energético por unided de proteine formade en les egr. culturas modernas es todavfe més escalofriante. La Figure 2.8.1 indica le eficiencia de la produccién de prote{nas con los méto- dos modernos. FIGURA 2,868.1 COSTES COMPARADOS DE LA PRODUCCION MODERNA DE PRO- TEINAS (segén Slesser, M. “How Many Can Ue Feed?* Ecologist, 3 (6) ) Acrot, Indonesia , 1964... Arroz, birmonia , ME4 .... > 456 Arroa, Tahilandio, 1964... . Ms mee a Cocohuetes, Florida. 2... tes 2 Potatas, Inglakerra.. - . . 9 : gs Thige, Tllincls. 2... Promos as prelevoiit StI? eS Arcot, Jopda. 4964... PIO eek, os iG Horind da gojos USA =.=... of CUinmeanenes ensavele 4 Leche - forraje da poste ._, ater proletnay da Huevos, USA. -.--.--. Pe da emaste en oer aA Sever elites e+ « pCpntantrody ae, prolelnas 4 Ener Theos da vaciro aba ys EA, a oes RL SIS iss q +i av § (a) Neologismo anglosajén cémodo pers designer lo que entra, o lo que es empleado, en un sistema o un proceso dedo. Lo con~ trario, lo que sale, o lo que es producido, se denomins “out put". (N del T) . 99> No hay datos disponibles sobre e) balance energético de una Permecultura totalmente desarrolleda. Los mayores shorros se con- siguen al eliminar los elevados costes del transporte, el almace- memiento y la comercializecién. Los costes de energ{s pueden ser Telativamente elevados durante el perfodo de establecimiento, es- pecialmente si se persigue une répides evolucién. La multiplicacién de las plentas, el acolchado, el riego y le proteccién contra las plegas serfan caros durante los primeros sfios; pero la mayor parte de estos gastos producen beneficios a largo plazo o son eliminados Sompletamente despuds del establecimiento. Por ejemplo, el coste de propagacién dp los olivos, repartido n lo largo de toda sy vi- da, serfa insignificante, £1 riego no es muy importante después de los primeros aNos, especislmente si el acolchado es adecuado. Le eliminacién de le siembra snuel, el laboreo, los fertilizantes y la aplicacién de plaguicides deberfs disminuir el consumo total de energfa. La ausencia de las necesidades de investigacién en nuevas variedadas de alto rendimiento y en compleja maquinarie os- pecializade también minimizar{a el consumo de energf{s. Una selec- cién cuidadosa de productos de buena conservacién tales como nue- ces, raices, tubérculos y granos reducir{a todavfa més las nece- sidades energéticas. Entonces ya no serfe necesario un almacena- miento sofisticado. 2.9 Necesidad (o input) de trabajo Lo permaculturs requiere mucha mano de obra para su estableci- miento y las cosechns, pero es importante tener en cuente le natu- releza del trabajo. En lugar del trabejo mondtono y repetitivo de ln siembra, ol leboreo y.1s cosecha del sistema tradicional de cultivo enual también consumidor de mano de obra, el trabajo en el sistema de permaculturs generalmente implice le observacién y el control més que funciones que requieren fuerza f{sica. Este es un proceso m4s o menos cont{nuo -con pocas ocasiones en las que la carga es pesade, o el tiempo de la coseche er{tico. La huerta de Guatemala de Anderson (44) ilustra este aspecto. £1 uso de anima- pere le coseche (el libre pastoreo como parte del sisteme) idad de trabajo humano. Le utilizacién de animeles reduce la n en libertad en el campo, elimentarlos, es un claro ejemplo de una funcién de control aque en lugar de cosechar los forrajes pare reemplaza a una funcién de fuerza de trabajo. Si el trabejo es principalmente una funcién de control, les personas involucrades tienen le posibilidad de observer continua- mente el sistema, aprendiendo de 61 en modo de realimentacién para ajuster y mejorar los métodos y técnicas. Esto incluye le jer un conjunto complejo de carac- seleccién de plantas pare obt terfeticas tiles que interesa propagar. En un sistema de cultivo anual con grandes necesidades ce ma- no de obra, donde el trabajo repetitivo y poco interesante ocupe la mayor parte del tiempo, la habilided para evanzer en #1 conoci+ miento del eistema y asegurar su control efectivo es limitada. En la moderna agriculture comercial, el contacto del agricultor con el sistema ha sido reducido hasta el extremo de que 61 ya s6- lo es el gerente comercial. eryarticseniivands funciones de con- trol, pero en un sistema mecanicista fabricado por el hombre de camiones, tractores, fertilizantes, plaguicidas, dinero y canti- dades producidas. En esta situacién, el agricultor es totalmente Sependiente del trabajo de investigacion de los cientificos agri{-" coles para obtener conocimientos y poder controlar eficientemente ectos orgénicos del sistema. Del mismo modo, e] campesino oa los Cerealista esté » merced de las estaciones y de las plsgess y en- fermedades. Es interesante hacer un examen del tipo de eoricultura que ~ Proponemos en el contexto de una sociedad més amplia. A menudo sé he afirmado que en las sociedades industriales modernes el 10% de 1a poblacién o aGn menos proves los alimentos pare el resto, per” mitiendo asf a lo Sociedad diversificar sus actividades y sus in- : te Le tesis es que le Posibilidad de no tenerse que preocu- Par de le produceién nos Permite, como sociedad, progresar hecis un nivel més elevado de Civilizacién., Si nosotros estudiamos més 5 -ji- atentamente le produccién de alimentos en la Sociedad, vemos que el agricultor es sdélo un miembro de un Complejo sistema que in- cluye e los conductores de camiones, vendedores, egrdmomos, .en- vesadores, trabajadores de las industries de transformacién de alimentos, inspectores de alimentos y muchos otros -todos esencia- ies si se quiere que continde ls Provisién reticulada de alimen- tos. £1 decir que nosotros tenemos ocupaciones diverses como re- sultedo de este Sistema no tiene sentido si cada uno esté de ests manere fijedo e su funcién. La divisién del abastecimiento de alimentos ‘en muchas ocupaciones especializadas no nos libera dol trabajo pesado personal, ni tampoco nos permite hacer una contri- bucién significativa o creativa a una evolucién Progresiva. Esto no es une defensa de las economfas campesinas, sino simplemente un intento de mostrar que no todos los sistemas agrf{colas moder- nos son lo que-ellos pretenden ser, y que ellos no alivian la pe- nesidad de los trabajos pesados en el campo y le ciudad. En linea con las opiniones perspicaces que Kropotkin (25) hi- zo el siglo possdo, nosotros creemos que es deseable social y eco iogicemente que todas las regiones seen sutosuficientes en alimen. tos, y que todas les personas tengan algin contacto con el proce- so de produccidén de los slimentns. £1 que ésto es posible con una agricultura intensive en mano de obre y con un nivel modersdo de tecnologia esté fuera de toda duda. Este estudio esté diriqido, 6 lergo plazo, hacia el objetivo del logro de una autosuficiencia regional. 2.10 Establecimiento y_mantenimiento £1 desarrollo de sistemas de permaculturea establecidos puede ser un largo proceso (el desarrollo de un bosque maduro puede ne- cesiter més de cincuente afos). Le amortizacién completa de los costes del establecimiento requiere mucho tiempo, pero las pro- ducciones y les funciones Gtiles de la capa de hierbea y los es- tratos inferiores tienon lugar dentro del mismo alo. El principio de sucesién ecoldgica segin e! cual los el Utiles pero relativamente ef{meros de un sistema de estratos be jc Produce pronto rendimientos, pero son sucedidos por otros elementc | haste llegar e un estedo "climax" de madurez, también puede oper: bajo el control del hombre. Los procesos de sucesién y clSmax per i un sisteme particular se discutirén en detslle en une seccién po | terior (5.5). | En general, el establecimiento de un sistema maduro en el me- nor tiempo posible requiere una cantided reletivamente grande de ~ recursos, Cl scolchado, le propsgecién de los Srboles, 1s plente- cidén y el riego pueden requerir un esfuerzo inicis! considerable pero que no 6s tan grande como el que requieren anualmente las Operaciones de cultivo comerciel., A diferencia de estas Gltima:, el trabajo de mantenimiento en permaculture es bajo, y el alcanz la madurez llega a ser nulo para algunos elementos del sistema. Esto se debe en parte a la utilizacién de plantas silvestros y v riedades poco seleccionadas. Ceneralmente, les plentes con rendi mientos muy elevados necesitan niveles altos de nutrientas, pro~ teccién contra las plegss, pods y otros trabsejos reelizados por hombre pere esegurar niveles altos de produccién e incluso Je su pervivencia de le variedad. i; Si es posible deserrollar un sistems que, cuando alcence le madurez, proporcione diversos productos e uns comunidad con un gasto m{nimo de trabejo, éste dejaré a le comunided libre pare , Ocuparse en actividades més complejas y Utiles que el esfuerzo cont{nuo de le produccién de alimentos. Aunque hoy dia ye we Sti , bajo las condiciones actuales de recursos abundentes, la permecr ture podrf{s asegurar un nivel de vide més elevado de lo normal } te posible en un contexto de escasez de recursos, 2.11 Material vegetal, Difusicn de los cultivos Ref. 7, 42, a Le movilidad del hombre, materiales e informacién a través < planets es hoy dfa cont{nue y de gran emplitud (gracias al uso . petréleo). Esta movilided he hecho posible que se pueden encont: wo? -3-, en cualquier 14m una gyan varieded de plentas cultivadas de to- das las A) 3 del mehdo. Una gran proporcién de nuestras horta- Lizas ews egeron de América después de su "descubrimien- tom. EW ax gn ‘de plantas cultivedas dtiles disponibles en los 3 Ba {pgp sigios nos proporciona una tronende ventaja sobre los a pAe subsistencia primitivos, Con anterioridad » le época Secoderné, le gente cultivabe principalmente plantas que crecfan lo- calmente. As{ las comunidades mediterrénens comenzaron el cultivo del olivo, el castafo y el algarrobo hace miles de afos. El culti- vo durente largos periodos sumenté la variedad y la utilided de las plantas locales, pero la capscidad para desarrollar ecosiste- mas cultivados complejos de plantas utiles ers limitada. A medida que le movilidad aumentaba, se fué haciendo posible exploter le inmensa veriedad de especies Utiles, asf como el tra- bajo de seleccionadores de plantas de otras regiones. Por ejemplo, nosotros no s61o hemos recibido nuevas especies do China, sino » menudo cientos de variedades que representan el trabajo de miles de afios -como en el] caso del caqui y la jojoba. En las Américas, el cultivo de mafz, patatas, pimientos y toma estaba a un ni- vel muy alejado de las variededes silvestres originales, El inter- cambio de plantas Gtiles ha continusdo e lo largo de este siglo. Sin embargo, el cultivo actual local de una smplia variedad de es- pecies sa ha hecho més lento, o incluso he dedo marche etrés, o medida que éreas especificas se especializaban en cultivos parti- culares para un solo producto de consumo masivo, como los guisan- tes congelados. La estructura compleja de le permacultura requiere el uso de une gran variedad de plantas, por lo que la disponibilided de tentas especies y varisdadas utiles como fuera posible deberfe convertirse en una orioridad, C1 Apéndice B contiene muches espe- cies que no se cultivan normalmente en Australia, Le mayor parte no son cultivadas comercialmenta en un grado significetivo, miesn- tras que unes pocas puede que ni se encuentren en el pats. Aumen- tando la disponibilidad de un ndmero creciente de especies y veri dai iré e) material necesario para una mayor conple jin dad y diversidad en le permacultura. se consegu. 2.12 Formas perennes de plentss enusles Algunes hortalizes corrientes se pueden reemplazer, a1 menos en gran parte, por formas perennes: @S el caso del brocoli, le lechuga, le espinaca, el apioy le cebolla y otras hortalizos. Lrs cebollas que son perennes son le cebolla bulb{fers, le cebolls subterrénea, los cebollinos (2 especies), e1 chalote, 1a cebolirte y las "ramps", ests Gltima un Allium de fuerte seabor que crece an los bosques. Del apio podemos coger slgunos tellos a la vez, sin blanquear segtin se vayan necesitando. £1 perejil puede ser convertide en pe- renne si se siembra durante uno o dos afios en un cuadro libre ce hierbas, permitiendo que se resiembre en afios alternos, y manteniéndolo bien abonado. Aquellos que vivan en zonas rurales y posean una fose séptice, pueden elegir un érea debajo del desagiie, vaciar el tanque por me- dio de un tubo vertical, cubrir el sedimento de las aguas residus- les con una espese capa de serrfin (7,5 # 15cm) y dejarlo estar. Si esto ee realize en primavera, obtendremos un lecho de tomates las semillas estaban en el sedimento. También pueden crecer melo- .. nes y otras cucurbitéceas. £1 maf{z diseminado por el drea también creceré bien bajo el acolchado de serr{n, De este modo se shorra mucha energ{a en la siembra, 2.13 Agriculture eborfgen Nosotros estamos convencidos de que los excrementos humanos, enterrados cerca de las cuevas y las chozas, contenfan las prime- res semillas agr{coles -y que la seleccién subsiguiante de los frutoe e@ llevé @ cabo del mismo modo. G.A. Robinson (ver “Friend= ly Mission" de Plomley, 1971) encontré "ciruelos dulces nativos" formando “arboledas" alrededor de los Poblados aborfgenes de -3- Tasmania, y ls tomatera arbérea nativa o el manzano kanguro sélo son frondosos en lugares alterados o habitados, Tales Plantes de- sarrollan con el tiempo una depsndencia del hombre y por ello son “domesticadas". Por lo tanto, probablemente el hombre desarrollé ia sgricultura como un resultado inconsciente de una tendencia ha- cie la vida sedentaria. No tiene ningin sentido afirmar que las podlaciones aborigenes no son agriculturalistas, dado que sus cul- turas regulen la cosecha y la gestidn de la tierra y de sus pro- ductos utilizando e] fuego controlado y ls roturacién como herra- mienta, y la seleccién como estrategia (consciente o inconsciente) de propagacién, Cualquier grupo que no regule le recoleccién o ls caza esté eligiendo su propia extincién. En algunas éreas tribales, los exploradores sdélo encontraban canguros de color crema o blanco, lo que sugiere una vez més que (por tabé o seleccién) incluso las especies animales fueron elte- radas por el nombre. £1 fuego, su herramienta principal, era rigu- rosamente controlado y dirigido, sin duda pare mantener un "limite" deseable y renovar el crecimiento de la vegetacion arbustiva enve- jecida que producfa poco ramoneo para los animales. La “mansedumbre" de todas las especies animales, aves y mami- feros que se constata durante las primeres exploraciones, sugiere también que los aborigsnes se movien entre les especies que les servian de alimento més como un pastor entre su tTebafio que como un cazador temido por todas las otras especies. Los Becrrenes de Tasmania vivian en pequefos territorios tri- beles cuya extensién correspondia a la distancia recorrida en une jornede de marche a pie, y residieron all{f durante unos 20.000 ehos antes de la llegada del hombre blenco. Como resultado de es- te perfodo tan largo de control y seleccién, cada regién ere (si lo hubiésemos podido entender y lo hubiésemos preguntado) una re-~ gidn permacultural altamonte evolucionada y suficiente para mante- ner le vida tribal de forma indefinids. £s un reto para el hombre moderno el desarroller un sisteme igualmente sofisticado con especies del mundo entero, integrado - 36 en un sélo conjunto de recursos, y es{ esegurer una sociedad vi ble s largo plezo segtn los criterios modernos, Este es en su me- yor parte un ecercemiento filosdfico » la tierre pidiéndole lo que puede dar bajo una sobrie gestidn, en lugar de forzer a les plentes mal adeptadas a producir un rendimiento méximo, y ssf pro- vocar los males de la erosién y los ataques de plages. -37- 3.0 LA AUTOSUFICIENCIA La sutosuficiencia es un término muy utilizado para describir un modo de vida mucho mds independiente del sistema de reticulacién qu sl modo de vide habitual de nuestros dias, Ser completamente autosuficiente consiste en tener la capacidad de producir todo lo gue nos es necesario pare vivir: alimentos, herremientas, ropas y vivienda, 5 Nosotros no estamos de acuerdo con la mentalided aislacionista que propugna un sistema totalmente sutérquico, sino que creemos en un disefo que abarque ls sociedad entera. Le eutosuficiencie en la alimentecidn no es tan facil de obte- ner como puede parecer. Si los materiales, productos quimicos, se- millsas y herramientas necesarios para el mentenimiento de la pro- duccién de alimentos del sistema son importados en su mayor parte, le eutosuficiencia nlimentaria es s6lo una ilusidn. Por ejemplo un gran nimero de animales mantenidos con alimentos comprados, o un campo de trigo labrado con un complejo tractor propulsado por gasoil representan muy poco en términos de autosuficiencia; y este es el estado actual de la sociedad moderns. La independencie en otras éreas fuera de la alimentacién es ex- temadamente dificil de obtener pare grupos pequefos. Incluso si la sutarqufa completa os un objetivo sin sentido, pusde avanzarse mu- cho en la reduccién de le dependencia del sistema industrial en sentido amplio, reduciendo las necesidades de las personas. de tra- bajar on la sociedad industrial y de consumir sus productos. As{ le energ{a disponible del petréleo podré ser reservada para usos esen- ciales, en lugar de ser despilfarrada en futilidades Como dice Peter Sunyard “: "La avterau{n tiende » ser de mires estrechas y testructive™. Més relevante y realista es la coope cién comunitaria. Cuando grupos humanos 58 establecen en uns re- gign, dober{e deserrollarse una red compleja de recursos, habili- « Bunyord, #., “Ecological Living - Oream or Reality?", The Ecolo- gist, Enero 1975. dades y necesided' con cierts especializacion. Este interdepen- dencia dentro de une zona limitada y la independencie con respecto a éreas externas se estableceré por si misma, con el tiempo, den- tro del marco de le permacultura. En las ciudades les herremientes, las ropas_y la vivienda se encuentran en grandes cantidades, pero es en ellas donde principal- mente hemos de considerar la supervivencie del grupo sn términos de alimentacién, yidesacrollar la permacultura para el uso directo del hombre. De este modo la agricultura 8 gren escala podré ade~ cuarse a ls provisién de carburante pare mantener las redes de transportes local que utilizarén el alcohol en lugar de le ga- solina como un carburante renovable. Cierte especializacién de especies ocurriré inevitablemente 8 medids que las plantas demuestren su adaptabilidad e un suelo un.nicho ecolégico, o un régimen climético particular, y asf se estableceré la base de un comercio local besado en Factores ecoldé- gicos en lugar de econdémicos. A menor escala, una persona con sole- mente espacio suficiente para cultiver una parra productiva o un frbol frutal, podré hacer intercambios con sus vecinos para obte- ner mayor variedad de frutas. En una permacultura en desarrollo se verén multiplicar los centros locales de fabricacién de aceite, herins, productos medi- cinales, jabon, etc., y las regiones podrén de esta forma especie- lizarse en algunos productos, involucrando cada vez a mas persones. en trabajos tiles a jornada completa o tiempo parcial a medida que evolucione el sistema de produccidn secundaria. £1 campo pare la produccién de especialidades locales es tan varisdo como le ai pe: cultura, - 39 - 4.0 PRODUCTOS DC LA PERMACULTURA Las mismas referencias que las del Apéndice 8 tos recursos que pueden obtenerse de las plantas variarén con- siderablemente segin la habilidad que tengan les pequeMas comuni- Sades agrarias para utilizarlos. Aquellos de importancie critice 88 considersraén primero y los de importancia menos vital después. Los productos vegetales que requieren una transformacién complica- Ga no se mencionarén en este trabajo, pero necesita ser consi- deredos en el futuro a medida que la permacultura se desarrolle. Nosotros estamos actualmente recopilando datos sobre las técnicas necesarias para la utilizacidn de los productos de la permacultu- re. 4.1 Alimentos Las necesidades alimenticias humanas entran en dos categorias: zlimentos energéticos y alimentos nutritivos. La energfa es pro- porcionada principalmente por los alimentos ricos en carbohidratos, pero también por los aceites, las grasas e incluso las prote{nas, Los alimentos ricos en carbohidratos son escasos en ecosiste- mas basados en la caze y le recoleccidn, pero son abundantes en los modernos sistemas egricolas. En la permacultura, los carbohi- dratos se obtienen facilmente a partir de muchas plantas tuberosas (ver Table 4.1.1) y algunos frutos como le casteha dulce (78% de carbohidratos). Sin embargo, ta permacultura no proporcionaré un Eerbahidrato de harina panificable del tipo de la harina de trigo. Los szicares, por otra parte, son abundantes en casi todss las frutas. $8 pueden obtener azdcares concentredos de los higos se~ cos y de’les vaines de las algarrobas (50% en ambos casos). Una elevada produccién de miel seré une fuente evidente de energfa en uns permeculturs. Los aceites y las greases son disponibles en abundancia 6 partir de las nueces (ver Tablas 4.1.9 y Getell) asi como de los animales mantenidos por cl sistema. Le nutricién humans es un tema complejo, y 8@ discute mucho ~ AO sobre lo que es necesario para una buena salud. Una cose es cler- ta: el cuerpo humano necesita una amplia gama de sustancias quimi- cas orgaénicas e inorgénicas pars funcionar correctamente, muches de las cuales realizan funciones esenciales a dosis m{nimas. Pare~ ce ser que pequefias cantidades de aceites esencisles e incluso de alcaloides peligrosos, ayudan e1 funcionamiento de varios orgenos y gléndules (46). La investigacién sobre las gresas poliinsaturadas de cadens larga (abundantes en le carne) indica que éstas pueden ser esen— ciales en e) desarrollo del cerebro, La liste de viteminas que lle ven a cabo funciones Utiles pers el] mantenimiento de la salud, continue creciendo. La Unica forma segura de cubrir todes las nec sidades nutritives es mediante una diete diversificada, con un mi- nimo de adulteraciones durante el proceso de transformecion, Wo hay duda de que una permaculture desarrollada podria mantener une nutricién corrects mejor que cualquier egricultura tradicional 1i- miteda o sistema moderno de produccidn, sin tener que recurrir é le importacién de algunos alimentos para mantener ls variedad. Uni permacultura bien desarrollads se eproximaré a lo mejor de los sistemas de los cazadores-recoloctores en cuanto a le diversidad. Tebla 4.1.1 Plantes con productos alimenticios en forma de rafces, tubérculos o brotes tiernos _ Achicorie Chute Achira Espadafa Espérrego Acoro verdadero Gamén Aguaturma Helechos (rizomeas y brotes Alcachofa del Japén tiernos) Apio Kudzu Bambis Sogiteria Cepuchina Oca Carrizo comin (rizomas y brotes tiernos) Chayote Rébano rusticeno Table 4.1.2 Plantas que producen alimentos almecenables A. Nueces y legumbres: » Almendro Araucaria bidwilli * Avellano * CastaMo dulce y otros castafos Ginkgo Judfa pinta Macedamin « Nogal . Nogal ceniciento Nogal japonés Nogal negro Pecano Pino pifionero y otros pinos Pistacho Quercus prinus pumile Roble blanco * De mayor importancia que les otras. B. Frutas: (eptas pare secer y almacenar) eC. o. Marinas: Albaricoquero Azufaifo Ciruslo Higuera Manzano Melocotonero Nectarino Vid (algunas veriedades) Acacin de tres ospinas Algarrobo Carrizo comin Castano -4- Cestato de Indios (es necesoria le extreccién de taninos) Helechos Kudzu Nezquites Morere blence Quercus macrocerpe y otros Suercus (es necesarie le extraccién de taninos) Aceites para cocinar: Almendro Avell Haye Nogal Olivo ano (americana y europea) Quercus yiroiniane Albaricoquero Alquequen je Aréndanos Asimina Acerolo Azufaifo Camemoro Caqui Cerezo Cirvelo Feijoa Frambueso Frese silvestre Fresén Fruto de le pasién Geulteria F Aréndanos Agrace jo Alquequenje Ciruelo Cornejo macho Geylussacia spp. Limonero Manzano Tabla 4.1.3 Frutes frescas Grosellero negro Grosellero rojo Guayabe-freso Guindo Higuera Kiud Manzano Melocotonero Mirobolano Morera Nectarino Nispero suropeo N{spero del Japén Peral Pomelo Sorvo silvestre Tomatere erbérea Vid Zarze de Logen Table 4.1.4 rutas utilizadas en cocina Melocotonsro Nembrillero Membrillero japonés Peral Sadco Tomatera arbérea Uva-espina Tabla 4.1.5 Aceites extrafdos a presién Aloe © Olive Alec ree Pacano aval Pino pinonerc y otros pinos nays Alcino wage! Table 4.1.6 Acaites volétiles Acore vercadero Melisa ‘Laur Mentas Levange Nogal Lisonere Romero : Tabla 4.1.7 (Segdn Smith, 18) Composicién media ds diversos frutos Frutos Residuo| Agua Prote{ns Grass Hidratos de carbono (%) Ceniza Kilo ‘ * * * % Ardcar Fibre s lorfas Alaidén brute, etc. por kg Almenora 47,00 4,9 21,4 13,8 3,0 . 6.375 ‘Avellans os $2,8 16,5 11.7 . 6.830 Sellcta 17,80 4,4 50,4 7 2.785 Castens 15,70 4 6,4 41,3 . 2.510 Castata (seca) 23,40 1 10,7 70,1 . 4,050 Castans oe agus 6 10,9 73,6 . 3.390 “Ginkgo 3 5,9 43,1 2,0 2,070 Hayuco * 36,90 6 21,6 16,0 3,7 6.035 wusz (Juglens cineree) 5 27,9 3,4 3,0 7.422 Wus2 (Jyslens oiore) 5 27,6 11,7 1,9 uaz (Juolane regia) 4 18,2 13,7 a7 Nuez ce ceris 7 15,4 11,4 2,1 7,370 Nusz ds peceno 4 12,2 6,5 2,6 7.270 Pinu: poulis 1 14,8 18,7 2 Pious gererdians 7 ks 6 ae Einus pines 2 37,0 5,5 {Pinén _ 40,6 4 14,6 17,3 7,060 Pinén (ain chscare) * 2 33,9 6,5 5.700 Pistacno 2 22,6 15,6 7.160 (Tooes les tebles que can 1s cantidad de proteine producids deben sinterpreterse tomendo como referencis el libro de Frances Moore Lappé: “Oiet for » smell ple 1974. Cote libro ws uns excelente guia sobre 6] papel de les proteines en le autricién y en le agriculture moderne), Table 4.1.6 (Segdn Smith, 16) Valor alimenticio de diverses frutes Frutas Total Conize Proteina AzGcares Fibre sélidos brute * * % & a Caquis (secos) 35,17 0,78 0,68 2,77. Le Cerezas 22,30 0,65 0,61 1I,72.° “Sjae Cirueles 15,14 0,61 0,40 3,567 4,34 Détiles (secos) 66,86 1,20 1,48 56,597 3,80 Frambueses 13,79 0,48 0,53 3,95 5,90 Fresones 9,46 0,60 0,97 5,362.5 NySE Grosellas 15,23 0,72: Open 6,36 4,57 Higos 20515, .0,57 eee 15,51 Manzanas 13,65 0,28 0,69 10,26, 0,96 Melocotones (secos) 10,60 0,40 0,70 5,90' 3,60 Narenjos - Navel 13,87 0,43 0,48 15,91 Poses 21,63 0,53 0,59 17,1142. Seo Peras 16,97 0,31 0,36 8,26 4,30 Zarzamoras 13,59 0,48 0,52 4,44 5,21 1, Grass y carbohidretos. 2. Extracto libre de nitrégeno. Tabla 4.1.9 (Segin Douglas, 13) Valor nutritivo de diversos frutos de drboles para le dicte humans y pare la ganaderfe Especies Composicién nutritiva por 100g Prot. Carb. Crass Calcio Hier: : (9) (9) (9) (mg) (mg) Acecie de tres Gleditsie 16,0°: 30,5 =7,5 200,0.- 3,8 espines " triacanthos Algarrobo Ceratonia siliqus 21,0 66,0 1,5 130,0 3,8 Almendro Prunus amygdelus 19,0 20,0 4,5 235,0 4,& Avellano Corylus spp. 12,6 17,0 62,0 210,0 3,5 Caries y Cerys spp. 9,4 15,0 71,0 74,0 2,5 pecanos Mee Castefos Castanea spp. 6,5 78,0 4,0 53,0 3,44 Mezquites . Prosopis spp. 17,0 35,0 2,0 260,0 4,0 Noge Juglans spp. 16,0 15,5 64,0 99,0 3,2 Pigodias Pinus spp. 31,0 13,0 47,5 ii,o 4,5 Pinos pifoneros Pinus spp. 14,0 20,5 60,0 12,0 S52 Table 4.1.10 (Seodn Smith, 18) Valor alimenticio de algunos frutos comperados con e) de la leche Frutos Litros de kilocalorfas leche que proporciona- contienen la das por la misma canti- cantidad de dad ds pro- leche indi-~ te{na que cada en la 1 kg de los primera co- frutos cite- lumna, dos Almendras 6, Avellanag 5, Bellotas 2, Caries 4, Castafhas ay Chinquapin 3, Hayucos 6, Nueces (3. cinerea) 8, Nueces (3. niore) 8 Nueces (J. zegis) 5, Pecanos 3, Piffones 4, 4.590 3.580 1.720 3.300 2.290 2.360 4.730 6.090 6.090 3.870 2.580 3.150 Tabla 4,1.11 - 45 = kilocalorfas Gramos de en lkg de los frutos citados 6.680 7.250 5.780 7.370 4.140 3.970 6.780 6.980 6.840 7.270 7.620 7.070 * Forraje y alimentos para los animales A. Nueces, vainas_y_semilias Acacia de tres espinas Algarrobo Almendro Arroz silvestre Avellano; Bambi (A. macrosperma) Coragena Cerias Costafo Castato de Indias Cenizo blenco 8. Frute Coprosma Hayuco Kudzu Mezquit Mijo silvestre Nogal Nogal negro Robinia Tages BPP. te frutos que se necesi- tan pare reemplazar 1 litro de leche 150 190 400 210 300 290 140 110 110 180 270 220 Acerolo Caqui Cerezo Ciruelo de Damasco Ciruelo de Natal Cornejo macho Endrino Espino albar Guindo Laurel-cerezo C. Folleje Achicoria Agueturma Alfalfa Altramuces (perennes) Arroz silvestre Bambi (A. racemosa) Rafces, tubérculos, rizomas Achicoria Achire Aguaturma Bambis (18 mayor{a de las spp.) Manzano Melocotonero Mirobolano Morere Nectarino N{spero del Japén N{spero europeo Olivo Peral Consuelda Esparto Hierba de les pampas Kudzu Lespedeza Tagesaste Carrizo comin Consuelda Espadante Kudzu Oca Alieentos Cebada* 9,6 Ratz? 12,9 Trigo* 10,6 Salvedo de trigo’ 9,6 Marina ge 6 Bea ge tres espina Campos dal U.S.0.A.. 4,1 Nev. Mex. Agri, Col? 5,20 A :_veina_ente: Italiano 11,3 Portugués 8,3 Algarobs o ksave “? Musstra no 1 oe Pusstra n& 2 . Vajnes de mez a Hauaii, 5 muestras 12,3 6,3 1,4 Nau, Mex., 4,6 Taxes, 7 svestras 6,9 KR. vainas tornillo 5,1 ‘ no 13a8' 7,25 we 1365 +10 6,21 we 1313 °° E Vainas 70% ~ 5,48 Semilles 30% 7,69 Algerrobas ° Veinas y semilles’ 1706 11,91 A{nimo 9,12 Méximo +. 19,82 Promedio 13,28 Veinas sin somilles 12,27 18,08 5,70 2493 8,21 Minimo 3,70 Méxino 24,70 promedio 11,50 Tabla 4.1.12 (Segin Smitn, 18) Andlisie de alimentos para animales de grenja 7,96 3,26 15,22 6,75 3,77 3,33 3,40 7,18 2,02 7,18 4,50 Fibra brute 26,46 31,29 23,4 24,5 22,6 32,0 25,7 19,3 25,67 22,17 30,70 5,75 5,60 4,98 17,42 9,29 9,96 6,24 13,62 4,73 3,14 15,32 6,78 Extracto MMbre de nitrége- 66,9 70,3 71,1 55,6 30,0 37,1 11,0 16,3 5,9 61,3 69,94 14,4 76,1 56,40 53,13 51,4 49,5 51,3 45,1 47,9 61,8 55,51 54,60 55,46 46,89 en éter AT = Equivalente en cerbohi- dretos di- geribles 13,96 6,39 41,56 19,44 21,70 7,02 8,93 43,62 7,02 43,62 23,17 2. 3. s 7. 8. 9. 10. ll. ~ a United States Departement of Agriculture, Buresu of Animal bendry. £1 equivelente en carbonidratos que figura en la Gltim columna en la Table es le suma de la fibre brute digerible y el extracto libre de nitrdégeno, més 2,25 veces la orese dige- rible. United States Departement of Agriculture, Boletin n@ 1194, Anélisis n®@ 12053 Misc. Div. United States Departement of Agri- culture, Buresu of Plant Industry, Uashington, 0.C., de una ve- anche: tiededpoco comin de scecia de tres espinas de vainas obtenidas cerce de los terrenos del New Mexico Agricultural Co- liege, Mesilla, New Mexico. Hauveid Agriculture] Experiment Station, Bolet{n n¥ 13, Edmund C, Shorey, Quimico. Composicién de la vaine de mezquite entere. Anélisis tomado ue "The Mesquite Tree" de Robert H. Forbes, Boletin n@ 13, Arizor Experiment Station. Bolet{n n® 309, University of California, “The Nutritive Value of the Carob Been". Prosopis juliflore: vaines enteras. Recogide el 1 de agosto en Rillito River. Nuestrario suministrado por N.R. Pouel] ce la Pettus Bee Com- pany, enviadas por W.J. Spillman, Recogida el 7 de octubre en Sante Cruz River. Oebe advertirse que estas cifras maxinss y m{nimas de le list. se refieren » un sélo elemento de un ndmerc de muestres difc~ rentes. Ellas no son el andlisis completo de une muestra come los némeros 1704, 2200, 2201, 2371 y 2493. ~ 49 - 4.2 Substancies medicinales En une dieta veriade hey muchas substancias (viteminas, acei- tes esenciales, alcaloides y antibidticos) que actuan para mejorar 1s salud y prevenir 1s enfermedad, por esta raz6n es importante el uso de una amplia gama de hierbas condimenterias en le cocina, Mu- thas de las plantes medicinales mencionadas en ls Tabla 4.2.1 son utilizadas de este forma preventiva. Las preparaciones especffices do estas plantas para usos cure- tivos cubren una gran variedad de enfermedades y lesiones. £1 co- nocimiento de ls forma de preparecién y uso en medicina de substan- ciss boténicas no es slgo que pueda conseguirse fécil o répidamen~ te. Dedo que este campo es muy amplio y complejo, aqui no esté tra tado con detelle. En les Referencias 40, 41, 48 y 67 puede encon- trerse alguna informacién bésica sobre plantas medicinal En términos do salud general, la horticultura y le recoleccién proporcionan a la vez 01 ejercicio natural y la ocupacién intere- sante que necesita e] hombre, teniendo siempre algo que esperar a medida que cambisn las estacione Tabla 4.2.1 Plentas con propiedades medicinales Acedera Frambuoso Nogal Acoro verdadero Gordolobo Pere jil Achicorie Grosellero negro Primavera Almendra (amarge) HinoJjo Rébano rusticeano Angélices Hipérico Regaliz Anserina Hisopo Ricino Apio de montane Laurel Romero Aréndeno Lavenda Rude Bergamote Lima Ruibargo Berro Limonero Salvia Borrajo Lupulo Satco Cebolla alberrans Liantén Tomillo (venenoss) halva Toronjil Consuelda Malvavisco Trébol de agus Diente de len Me jorana Tusflago Enubes Montas Valerians Espino albar Nilenrama Violera 4.3 Fibpas Les fibres pere fabricar cuerde, bremente, tele y peoel pueden obtenerse a partir de le permaculturs en climes templados (ver Table 4.9.1). £1 procesado es 8 menudo muy simple, por lc que tas plentas deberfan tomarse seriamente en consiceracién en cuel. quier sistema autosuficiente. 4.4 Productos animales Una gran variedad de animales tanto domésticos como salvejes, mantenidos por la permacultura, producen una amplis lists de pro- ductos féciles de obtener a partir de un procesaco muy simple. Por ejemplo: pieles (cuero, cuerdas, pieles), piumas (plumones y -plumas), cola, jabén, cuerdas de tripas, lana y pelos, sangre y huesos. 4.5 Maders Aunque en los bosques naturales se puede obtener facilmente madera de calidad, una permaculture puede proporcionar maderas es- peciales como la de carias para mangos de herramientas, bambis Pere cefias, estacas, flechas y vigas, y el seuce pere cesteria. 4.6 Teninos y_tintes Con la permacultura se pueden conseguir une gren veriedad de - ellos (ver Table 4.6.1). Table 4.6.1 Tintes Agrec@te-.;....:...-. CastaMo de Indias . Ciruelo ........ Hojas Oiente de leén . «ee Flores Espinaca de Nueva Zelande . Follaje Corteza y hojes Grosellero negro een Fruto Helecho ......... Frondes nuevos Hinojo .......... Follaje Lino de Nueva Zelands . Ldpulo ...... Melocotonero Mentas ...... : Nispero europeo . Noged ee ce cca. Nogal del Japén . Pinus spp. .. Ruibarbo . Pecfolos de las hojas Satco .. ee eececeeeeee Fruto Tamarillo .............2.2. Fruto Flores y brot e inflorescencias Follaje Corteza Corteza y céscaras Corteza y fruto Piftas 4.7 Varios A partir de algunas plantas que pueden ser incluidas en una Permaculture pueden obtenerse jabones, ceras, aceites para la iluminacién (oliva), caucho y latex, lubricantes, coles, resinas y otros productos (ver Tabla 4.9.1). Oalton (35) presente una an- plie gama de productos quimicos que pueden obtenerse e partir de plantas. Algunos de los procesos de obtencién son complejos, pero otros ~como le destilacidén y la fermentacién de le madera- son posibles con medios locales. Para los “Productos seleccionados a partir del Catélogo de de plantas (apéndice 8)" ver Table 4.7.1, y para el “Valor nu- tritivo GET ctos vegetales y animales por hectéree" ver Tabla 4.7.2. = - 52 Tabla 4.7.1 Productos seleccionados del Catélogo de plantas (Apéndice 6) uogec xeqer & oyonea sesaqty sequty sewog eeuysoy esuogel A seizes sequedzsqny eyis.enie5 x Aguaturme x Algarrebo x Araucerie biduilli X Arbol del sebo x Arbol de le laca X Carnaubs x Carrizo comin x Castafio de Indiss x x Chille Chingma Ensete ventricosum Esparto Fibre de Cheguer x Gemén X Helecho Colligua ado Juncos Kudzu Lino de Nueva Zelande x Ldpulo X fiyrica cerifers x Nogal x Quercus spp x - Ricino x x > Ey > -53- bla 4.7.2 (segun Smith, 18) Valor nutritivo de diversos productos getales y enimales por hectér Rendimiento en Calorfas Kg de Calorfas alimentarios kg/ha Por kg Prote{na por he por he Cultivos Matz © 2.197 3.515 164,68 7.717.000 Patntasé 6.726 701 74,0 4.713.006 Trigo® 1.345 3.285 123,7 4,416,000 Procuctes lacteos he & 2.485 717 81,0 1,758,000 248 4,300 63,6 1,055,000 (en vivo) (canal) Cerdo® 392 306 5.435 25,4 1,662,000 Buay & 262 140 2,293 20,7 321.000 Aue de corral® Carne y huevos 74 kg 274 nuevos 30,8 862.000 Nusces Cantenas (frescas) 1.793 2.513 4,505,000 Nunces de negal comin 1,121 6.780 3.129.000 nogal negro 1.1212 6.647 1.693.000 ceria 1.1215 7.376 oo 131,000 pecano 1izit 7.276 4,075,000 1.569% 2.789 3.596.000 ezoquite) --- ooo que se puede carger con lefos largo& o haces de remas para une combustién ininterrumpida durante las 24 horas del dfa. WE (eseq0d) eztueg serey -egnqcs eT) h, voce ep evrewes pf-——7 |Z iples Tanto el metsnol como e1 metano, ambos oroductos de le desti- lecién seca de la madere, proporcionan une enercir que puede ser pare veh{culos de transporte. Pere un esquema de una "estufa de funciones multinics", ver la Figure 4.6.1. 4.9 Tecnoloofe en permaculture El ineterés del uso por el hombre de las plentes cultivadas o silvestres puede clasificarse de acuerdo con el coste del trate- miento nece: ario pare obtener de ellas productos tiles. Los costes pueden ser medidos en tiempo, esfuerzo, habilidades técnicas, conc- cimientos y tecnologfas necesarias para el procesndo. En macroeco- nomfa, a esto se le denomina “actividedes del sector secundaric". Para une pequeNacomunidad que busca le sutosuficiencie, hay 1{mites 8 le rentabilidad de un trabajo de transformacién complejo. Estos l{mites varfan segtin sea el tamafio de la comunidad y sus re- cursos, el estado de la econom{a industriel globel, y los valores de la comunidad. Por lo tanto, les especies que proporcionan pro- ductos cuando son procesadas, pueden considerarse como un recurso velioso aunque no sean utilizadas inmediatamente. Por ejemplo, une Plantacién de alcornoques adultos puede proporcionsr corche en el futuro, en el caso de que el esfuerzo especial dedicado 1 su reco- leccién valge la pens. Con el lino de Nueva Zclanda se pueden fa- bricar cuerdes excelentes, si ello se hace necesario. Obviamente, el uso del lino para fabricar cuerdes est4 2 un nivel distinto al del uso de lo frute fresca. Los niveles més altos de utilizecién, que requieren habilidades y tecnologia: més conle- Jas, pueden estar més nl1é de 1ns capocidades de une comunidad pe- quefia. Sin embargo, cade comunidad puede comparar el valor del oro- ducto con el coste de produccidn. Una table comparative de los ni- veles de uso de especies del catélogo es Gtil » le hore de decidir sobre elwlor de cada especie (ver Seccidn 7.1) y también como une indicacién de le gama de productos que la comunidad podria esperar Producir por ef misma. —s0 — Pueden utilizar: « prensas, ealambiques y molinos de disefo sim- ple para diversificar les producciones de la permaculture, y es en ésta érea de la extracci6n, fermentacidén y destilacién de productos especiales en la que nosotros necesitamos més datos y disefos. Para los “niveles de uso de algunes especies mencionadas en el Apéndice B" ver la table 4.9.1. 4.10 Algunas propiedades intrinsices de los sistemes biolégicos Se he prestado demasiada poce atencidén e los frboles como fuen- tes suténomas de energfa. Los érboles son grandes velas que, cuando sople el viento, pueden balancearse poderosamente hasta dos o mas metros, Este movimiento puede ser convertido, por medio de cables y poleas, en energfe pare serrar, moler, bombear y de hecho, para cualquier tarea que no requiera una entreda constante de trabs jo. Un bosque absorbe grandes cantidades de energfa edlica, energfa que podria ser utilizeda por el hombre. Més adelante se habla de los drboles como captadores de ague (Seccién 6.5.1); 01 ague proveniente de los grandes érboles puede ser conducida es cisternas pare ser utilizeda para la vivienda o el ganado, incluso en lugares llanos. Los &rboles también sirven de soporte para las plantas trepadoras y proporcionan sélidas plate~ formas pare la colocacién de generadores edlicos (del tipo Savonius de rotores). No hay duda de que podrfan encontrarse muchos otros usos para las propiedades intrinsicas de los érboles aparte de sus productos directos. ; Mussolini utilizé los eucaliptus para desecar les palddicas marismas Pontinas en Italia, ganéndose por ello el apodo de “rane mugidora de las Pontinas". Mientras que algunas especies ectuan co- mo bombas de sgua, otres parece que sirven pera aumentar le humeded superficial. Murrey, IS. y¥ Mitchell, A., “Red gum end the nutrient balance", Soil Conservation Authority, Victoria, sin feche (ver Tablas 4.10.1 a 4,10.3). Tabla 4.9.1 Niveles de uso de algunas especies mencionadas en el Apéndice B Nivel 1 Funciones y usos suto-regulados, por ej: setos cortevien- tos, setos pare los animales, plentes miel{feras, plentss que sirven para abrigar @ los animales. Nivel 2 Uso esuto-operativo con algtn trebajo de control, p. eJ.: productos cosechados por los animales. Nivel 3 Uso mediante cosecha simple, p. ej.: frute fresce. Nivel 4 Uso por medio de manufacturaciones y transformeciones que generelmente requieren maquinaria y/o habilidades sis ples, p. ej.: molido de algarrobas, estaces de bambd parc el huerto, secado de hierbas. Nivel 5 Uso por medio de manufecturaciones y traneformeciones Gut requieren habilidades, conocimientos y equipos particul- res, p. ej.: extraccién del aceite de oliva, produceién 3 Jarabe de arce, algunas preparaciones medicinsles, cuerce de lino, maders curada de nogales. Nivel 6 Uso que implice manufecturaciones que reramente se inten~ ten sélo pare cubrir les necesidades de una pequeha com- nidad, p. ej.: destilecién de esencie de levenda, fabrics cién de papel a partir de bambi, le eleboracién de meten metano, acetona y otros productos quimicos obtenidos p+ tir de la destilecién sece de le madore. Ver Ref, 35 para le variedad de productos industriales que se pucc obtener de les plantas. Uso o funcién Uso o funcion P. 2 le o Setos de abrigo Setos de barrero Forraje para animales Vainas molidas para usos culinerios Vaines molidas para aliments del sna hadere Acacia de tres espines Alimento pars las abejas Mejore del suelo Forraje Alfalfa NER UP ENE Aloarrobo Almandro Arroz silvestre Bambdd Borreja Cagud Carrizo comin Consvelda Oiente de ledn Espino #ibar MUN PUY APUnH SUN WUE BoeuY BUUNnY BU eel Heno Hoje como verdure y semillas para ger- miner Forraje Suced&neo del chocolate, otros usos culinarios Alimento pera el ganado a pertir de las semilles (Pueden obtenerse més de 200 productos de las algarrobas) Alimento pare las ebejas Almendras pare uso culinario Aceite de almendra Forraje Heno Verture Harina Seto cortavientos; abrigo pare animales Forraje Verdura (brotes jévenes) Estecas, cafes, vigas Papel Alimento para les abejas Hierba culinarie Cosmética, hierbe medicinel Alimento pera los animales Fruta Jugo astringente para cole (usedo con rizomas de helecho) Verdure Material pera cubrir los tejedos Alimentos: herina, szdcar, goma. Alimento pars les abej Forraje pere los animales Segada, forraje Hierba culinarie Hierbe medicina Alimento para las abejas Verdura Usos medicinales Rafces tostadas como café Flores como tints Setos Abrigo pare péjeros, otc. Alimento pare leas abejas Haya Quy wana Laurel-cerezo Lino de Nueva Zelanda Mentas Mimbrero Mirobglano Nogal Quercus spp. WP PEENN OHHEUUN UNH WHEE Deve WU Ue ee on eo Bayas pera uso culinario Flores y frutos pera usos medicineles Heyucos para uso culinario Aceite de heya Madere pare poleas, etc. Alimento para las abejas Seto pere barrere Seto de abrigo Frutos pare péjeros Uso culinario (ho jes) Flores como tinte Fibre Alimento pera les sbejas Hierbes culinaries Hierbes medicinales Tintes Metanol Alimento pera las abejas Control del fuego Control de la erosién Cesterfe Alimento para las abejas Forraje pera los enimeles Frute fresca Nueces pera alimento del ganedo Nueces para usos culinarios Nueces comestibles Tinte Madera Aceite de nueces Aceite esencial (hojas) Acolchado de hojas contra insectos Forraje Pienso molido Harina Corcho Corteza, etc. para curtido Madera = Seyi Los érboles son también Gesalinizedores del suelo, permitiendo ela lluvie llevar las sales al subsuelo y Previniendo, mediante Su sombra y e] humus que Producen, la evanotranspiracién superfi- cial que provoca la concentracién de sales en la superficie del te- Treno. Este fenémeno puede volverse més critico a medida que el abuso del riego provoce la salinizacién de les tierras del interior. €n otras partes de este estudio se dan ejemplos de érboles uti- ifzados como setos, como barreras Contre las corrientes de aire frio y como cortavientos, pero los arquitectos y planificadores hen infrautilizado los efectos refrescantes potenciales de la sombra de los érboles sobre los edificios y sus efectos moderadores sobre el microclime y el ruido. Es mecesario hacer un estudio completo de je mecrof{isics de los bosques y del uso de arboles y animales pare el calentamiento y refrigeracién de edificios, Los estudios realize- Gos sobre los termiteros dan algunas pistas de como puede mantener- se en un edificio complejo una temperatura y una humedad constantes sin le utilizacién de bombes de agua, rediedores ni evaporadores. Dondequiers que las soluciones bioldgices reemplazan los dispo- sitivos tecnolégicos, no sélo se ahorra energfa, sino que le mayor parte de los sistemas bioldgicos operan con energfe gratuite (luz soler). Stephen Lesuik, del Departamento de Ciencias Arquitecténi- cas de le Universidad de Sidney (Australie), esté investigando el uso de plantas para reducir el consumo de energfa en los edificios; y es en la evolucién de tales sistemas donde le biotecnologfa pro- baré en el futuro ser une disciplina pare la conserveci6n de la energia (ver también la Seccién 8.4 para el calentamiento de inver- naderos). Ourante el verano puede conseguirse el sombreadu de los invernaderos mediante la plantacién de judfas de enrame y otras es- pecies trepadoras de hoja caduca. "Los resultados muestran que la lluvie lixivia grandes canti- dades de potasio y cantidades menores de nitrégeno, fésforo, calcio y magnesio de las copas de los &rboles hacie ls superficie del sue- lo. La broza cafda de los érboles afade materia orgénica, y consti- ye una rice fuente de calcio y nitrégeno y une fuente moderadamente rica de magnesio y potasio" (Murray y Mitchell). -~ 64= *seTogsy Sot ep sudoo ser ofeq seats sey ue 7S, ‘das 1 SS, ‘dag 7 09, ‘NON Zz 09, 09, Opsufuzazep ON “O"N (9561) 9FT#eq A uo3z4nH UNbIg (Zz) S97U9;139NU ap ugzaTpe eT OTgs (1) (y's Tpuanes (24 F849T03 sapepyuyxord BFANTy tTez04 sedoo set ep 03309 2z02q ap ede (18303 e217 Tap ¥G6) T9703 UgTa Opoysieg -e8z7;dyoOBIg ua sequayz3z0N *euobTebebutig va [o1nzeu UpToescuebes ap S39847P wTAnTT BT |p A saqoqry sot op 09306 ap enbe Top ‘ezorq T°OT’y eTqe, sedoo set ep oa309 ®zorq ap edea (18303 eazy Tep xs) 4 SOC3IA S3210GNY SN3d}T#INe ep endsoq un ap 8p edeo e] ep sequazzqnu ue opyuequo -65- Table 4.10.2 Estado quimico de le superficie del suelo (1 em) bajo los eucaliptus y sl descubierto en Coleraine Bejo los eu- caliptos 4,0 secado al aire (%) oH Conductividad (ymho/em) C1 soluble (m) C orgénico (a) (Walkley & Block) N total (%) Relacién C/N WoL Cationes intercambie- bles (m-equiv. %) Cepocidad de intercam- blo - 66 - Le Table 4.10.3 presenta un andlisis del crecimiento de las hierbas bajo los érboles y en terrenos descubiertos en Coleraine durante le primavere en el dfa 29/x/1959. Tabla 4.10.3 Herbaje de primavera en el dfe 29/X/1969 en Coleraine Peso neto de herbaje fresco en g/m? pspbes Bajo eu- [Al des caliptos |cubierto Hierbas introducidas Hierbes autéctones Romules yoses Hierbas de tipo splastado Trébol: Otreas especies Partes no identificables de plantas Peso fresco total les hierbes introducides son principalmente: Lolium spp. Holeus lenatus, Bromus sterilis y Bromus mollis. Las au- téctonas son principalmente Danthonia spp., Poa australis y Micpolsene stipoides. Las hierbas de tipo aplastedo son las compuestas Hypochoeris radicata, H. glabra y Taraxacum officinale. £1 trébol en su mayor parte es Trifolium sub- terraneum, - 67 - 5.0 PERMACULTURA: EL ECOSISTEMA CULTIVADO Antes de hablar de los sistemas de cultivo mixtos parece opor~ tuno considerar los ecosistemas naturales, ys que es neceserio ",..reconocer que el éxito de una agricultura ea largo plazo exige el logro de un "climax" ertificiel que sea une imitacién del eco~ sistema preexistente” (29). 5.1 Modelos de ecosistemas naturales Ref. 1,19 Los bosques templados de hoja caduce del hemisferio norte tie- nen aspectos estructuréles y funcionsles de gran importancia. La cefda anual de las hojas de estos bosques, en respueste del cambio estecional cel paso del verano al invierno, es su caracteristice dominante. En estos bosques, le mayor parte de le fotos{ntesis tiene lu- ger durante el verano en las hojas de los érboles. Estas, el ester extendidas por toda la parte alts del sistema, sbsorben ls mayor parte de la luz disponible. Le biomasa del sistema esté concentra- da en las partes perennes de los érboles, Estos actUan como une bomba en el reciclado de nutrientes, bombeando haste las hojes los nutrientes de les capas profundes del suelo, ssf como los de ls cape superior del suelo y la cape de broze, pare ssegurar el creci- miento o el mantenimiento de le estructure de le planta. Le caida anual de las hojes en otoho devuelve une oren parte de estos nu- trientes a le capa de broze que cubre el suelo del bosque. Uns me- nor proporcién de las hojas y también de los frutos, como les be- llotas, son consumidos principalmente en otofo por los herviboros, _ @ indirectamente por los carn{voros. £1 sistema entero elmacena me- teria orgénice y cnergfa en forma de le capa de broza del sucio bellotas y or animal, para el perfodo de letargo del invierno cuando le respiracién excede @ le fotosintesis. Dado que los &rbo- elto absorben le mayor parte de le enercia dis- les del estrato ponible, la fotosintesis y por lo tanto la biomasa de las plantas de los estratos inferiores es be Sin embargo, las plentas tales - 68 - Semo los arbustos de bayas que ocupan estos estratos bajos estén a menudo adepte al crecimiento y a la multiplicacién en condiciones de débil iluminacién, Algunas de elles, en particuler les poces es- Pecies anuales del bosque, crecen répidamente al inicio de le pri- Mavera, utilizando la luz para el crecimiento y la fructificacién Antes de que las hojas de las capas de los érboles bloqueen el paso del sol. £1 microclima de los estratos més bajos es modificado con- sidereblemente por el follaje de los drboles, Aparte de la penetra- cién de ls luz, los efectos de le lluvia, el viento y le temperatu- re tembién son suevizados en verano, creéndose un microclima mas estable. Estas influencias moderadoras se reducen en el invierno debido s le cafdsa de lms hojas en otoMo (ver Seccién 6.3). Los "consumidores" del bosque viven en gran variedad de hébi- tats -cesde las copes cde los érboles hasta las madrigueras bajo el suelo. Al {gunl que on otros sistemas, los excrementos, y eventual- mente los cuerpos de los snimales, proporcionan nutrientes ricos en NPK 2 1m capa de broze. Esta capa de broza es en s{ misma un siste- ma complejo, siendo basicamente un almacén de nutrientes que gre~ dualmente son puestos a disposicidén de las plantas por medio de le accidn de la flora y faune de descomponedores. La cepa de broze tam bién proporedona un hAébiteat 9 muchos consumidores, incluyendo los hongos, que © su vez non una fuente de alimento pare otros consumi-~ dores. Los ecosistomas amplinamente esclerdfilos de los climes medite- tréneos dol mundo también son pertinentes. Tales sistemes son tom- bién estncionales, aunque esto se debe més a le sequ{s del vereno que ol frfo del invierno. Los érboles son de hojas perennes, pero genernimente no forman une cudterte dense como sucede en los bos~ ques de frboles de hojm caduce. Los arbustos de hoje perenne y las plantas enunles tienen uno importancia relative mayor por disponer de més lut. Ln resistencias a le sequia, por medio de adaptaciones veriedas, es une caracter{stica de este tipo de vegetacién. A veces los incendios son une carte integral de este tipo de sistema, ini- cinmndo nuevos ciclos de crecimiento. - 69 - [1 efecto de le vegetacién mediterrénes sobre 0} microclime es menor que en los bosques -aunque sdlo sea por su menor masa y censi- dad. Sin embargo, ademée de lugares resguardados calurosos y soles- dos, también existen en los bosques lugares frescos y hinedos. Los hébitets eon diversos, siendo més importantes en los erbustos bajos y densos que en las copas de los érboles. Muchos otros ecosistemas pueden ser tomados como modelo. Por ejemplo, les praderas y los brezales -o los sistemas de metorrales t{picos de les llanuras srenosas eustralianas. Sin embargo, son de mayor importancia ciertos microsistemas, especialmente aquellos en los que el agua juega un papel principal -como los pantenos elinen- tados por rfos, las llanures eluviales inundadas anualmente, los es- tenques y les merismas. A menudo los acantilados y los promontorios rocosos tienen sus propias especies particuleres, como en el caso de los promontorios gran{ticos de le zona triguere del oeste de Australia. A un nivel de sofisticaci6n més elevado, el estudio de les sis- temas ecoldégicos naturales podrfa ser utilizado directamente en el disefo y perfeccionamiento de los ecosistemas cultivados, per ésto sobrepese el Smbito de este estudio preliminar. 5.2 Permaculture y paiseje Es posible desarrollar una permacultura compleje en cuslouier tipo de regién: llanos aluviales, colinas rocosas, pantsnos, desier- tos, regiones alpines. No es necesario tratar de cambiar el paisaje estable original para trater de conseguir condiciones particulares consideradas como favorables, como se hace con los sistemas agrico- les simples. Cade paisaje y ecosistema netural nos dictaré el tipo d © Permaculture que es posible llevar n cabo, y es deseable que sea asf si se de @ Crear un sistema que sea viable a largo plazo. Aunque podrfe establecerse la permacultura en dSreas fértiles, neces de regadf{o junto s los rfos, estas zones son les ae ee See Pere el cultivo intensivo de cerea- Ortalizas, Smith (18) defendié el uso de 18 peer ee sgricultura basade en drboles en tierras altas y laderas, dando co- mo contraste el ejemplo de ls inestabilidad y el carécter destruc- tivo del cultivo de ceresles en las zonas montanosas, debido prin- Cipelmente @ la erosién del velo. Los bosques de castafos en Cér- sega, y las dehesas de alcornoques en Portugal, son testimonio de Je estabilided y productividad de le agriculture basade on los ér- boles en tierras aparentemente sin valor. Oouglas sugiere paisajes Tureles compuestos por cinturones y grupos de drboles, con franjes de pastos pertiendo desde las cabeceras de los rios y les cumbres hasta las llenuras de reged{o (ver Figura 5.2.1). Sin embergo, dado que la tierra no esté bajo un control racio- ntl integrado, la plenificacién y gestién s largo pldzo del paisa- Je productivo -de una forma intensive ecolégicamente viable- sigue confinada o las visiones de Kropotkin y Gandhi, En China se han puesto en practica estes ideas a gran escela, Los sistemas clave de P.A. Yeomans constituyen el ejemplo eustraliano. 5.3 Estructuras y lfmites en permaculture La estructura de los sistemss vegetales viene determinada por las caracteristices de las especies vegstales en sus asociaciones rec{procas bajo les condiciones locales espec{ficas de situacién y clims. Los espectmenas de una misma especie pueden. tener formas y tamafos diferentes cuando crecen en sistemas y lugares distintos. Por ejemplo, en las terrazes secas y rocosas de los climas cfélidos, e] algarrobo crece como un pequefo érbol de la sabana, mientras que en un suelo profundo, rico y bien regado puede convertirse en un gran érbol con un denso follaje. Los avellanos, cuendo crecen bajo las copas de los Srboles en bosques densos, son plentas sltas y delgadas de-10 o més metros, mientras que en el espacio abierto y sin ser cuidsdos forman bosquecillos erbustivos de unos 3 m de uelos himedos, los 45m de altura. Los pecanos alcanzan los 12m de altura en 6 pero en las ricas llanures eluvisles pueden alcanzar alture y extenderse en anchure casi le misma longitud. Con tales diferencias entre las especies no es facil de erminer le estructu- Bosque cultivedo Ss EOS [77] Pest tie- EY] natorral Z ~ oso tie Pe pacorrel Figure 5.2.1 Disposicién del bosque (segin Dougles) Le introduccién de le silviculture tridimensional en droes margineles transforms completamente el paisaje, En lugar de puque- Mas exploteciones que realizan cultivos en parcelas de suelos mo- diocres cerca de les orillas de los rfos (izq.), le zone en conjun~ to es exploteda de forma efectiva (der.) Los cinturones y grupos oe &rboles que producen coseches sustitutivas de los cereales reemple- zan les tierres incultas o los matorreles de poco valor para el pastoreo. Entre las nuevas plantaciones se disponen franjas de pas~ tos pers la alimentacidn del genado. Ses ra del sistema, Sin embargo, sin los objetivos rf{gidos de produccién Que limitean e le agriculture comerciel, es posible hasta cierto gre- o permitir que se desarrolle de forma natural un sistema y obser- var los resultados. Le estructura de un sistema permacultural esté dominada por los @rboles. A pesar de que los érboles no son més importantes en el Sistema que los elementos més pequefos, su tamafo, longevidad y le extensién de su cultivo (ndmero de plantas/unidad de superficie), hace que ellos determinen los l{mites del sistema. Con la plentacién de relativamente unos pocos Srboles se cubre, con el tiempo, consi- derebles extensiones de tierra. Por ejemplo, una plantacién de pe- canos plentados a 15m se convierte en un bosque con sélo 45 &rbo- les por hectérea, mientras que una plantacién de frutales plantados 8 3m requiere 1.110 4rboles por hectér Las éreas libres de drboles grandes también doberfen formar parte de estos sistemas, para permitir el cultivo de plentas més pe- queMias que requieren el m&ximo de insolacién, pero le proporcién de tierra sin érbolas grandes ni praderas neturales podr{a considerer- se com> pequeta, Incluso en las ces laderas orientadas al norte de 1s Costa Este, en gran parte ocupadas por bosques claros de algs- trobes, higueras, morcras y olivas (pocos érboles grandes), la es- tru ra y la forma en general del terrmno seouiré estando dominade por los elemen man altos. £1 uso de estos grandes &rboles pare crest formes estructursales desoables en la comunidad vegetel puede ser un instrumento para ln modificacién del microclima (ver Seccién 6.3). Le Figura 5.3.1 muestra como le densidad en un bosque efecta » verins caracter{sticas. £1 bosque claro es la estructura més Gtil en permaculture. £1 “efecto de 1fmite o frontera" es un factor importante en permaculture. Est reconocido por los ecélogos que el espacio de transicién (ecetono) entre dos ecosistemas constituye un tercer ecosistens més complejo, que conbina los dos anteriores. En estos espectos de transicidn pueden coexistir especies de ambos sistemas = oS ' Figura 5.2.1 Control ce le densidad foresta! c. (Formas de los bosques) Bosque denso Méximo nGmero de érboles por unided de superficie. - Troncos rectos. Madere de primere clase, - Dosel de copes de Srboles cerrado y homagéneo; poces posibilidades pere el cre- cimiento de los estreatos bajos. - fifnims produccién superfi- cie/ érbol. Bosque abierto de baja den- sidad - Minimo némero de érboles por unided de superficie. ~ Dosel denso, pero con el- gunes posibilidades pare el crecimiento de los es- tratos bejos. ~ Gran produccién superfi- cie/ érbol. - Madere de baje calidad, Bosque entresacedo del ti- po a) - Produce postes cuando se entresaca, - Los 4rboles que quedan Producen buena madera. - El dosel ebierto permite el crecimiento de los es- tratos bajos. - Méxima produccién superfi- cie/ érbol. Es la forma de bosque més Otil, -14- y scemés el l{mite, en muchos cesos, tembién posee sus propies es- pecies. Le produccién fotosintética bruta es més elevade en estas zonas de transicién. Por ejemplo, los complejos sistemas de le zone de transicidn tierre / océano -como los estuarios y los errecifes de corel- muestran la mayor produccién por unidad de superficie de entre les principales ecosistemas (Ref. 19). La zona de trensicién bosque/pradera muestre una mayor complejided que cuel- quiera de los dos sistemas por separado, tento en “productores” (plentas) como en“consumidores’ (animales). Parece ser que los abo~ rf{oenes de Tasmenia quemabsn los bosques para mantener una gran zo-~ na de transicién bosque/llenura, dado que estas zonas proporcio- nan una gran veriedad y cantidad de alimento. Es en estos limites donce se encuentran, por ejemplo, animales en mayores cantidades Los l{mites de un ecosistema ofrecen condiciones particularmen- te valioses para un sistema permacultural. Por ejemplo, los limites meridionales de los bosques son soleados y abrigados (Seccién 6.3)3 los muros orientedos el sur de las presas (zona de transicién tie- rre/ gua), tienen filtreciones que son muy velioses para les espe- cies exigentes en calor y humedad -como ciertes especies de bambis-; les merismas (zona de transicién tierre/ egua) permiten el deserro- Lo de sistemas completos de plantas Utiles; los setos y las barre- res densas de vegetacién (zona de transicién campo despejado / vege- tacién dense) proporcionen un hébitet pera muchas especies animales. A le viste de este efecto de 1{mite, perece veler le pens el sumentar 8) méximo el especio de tranaicién entre hébitats particu- lares. Un paisaje con un limite complejo es interesante y hermoso, y puede considerarse como el fundamento del arte de le ordenacién del peisaje. Y, muy ciertamente, el incremento de los {mites con- tribuye e@ incrementer le productividad de un territorio. Pare los tipos de plantes ver la Figura 5.3.2. Para el desarrollo de {mites ver le Figure 5.3.3 - 15. = Figure 5.3.2 Tipos de plentes an esociacién \ Las raf{ces se repe h \ ten 61 suelo de le f t . 7 [\ misma forme y Af ( que los follasep, \ Zh de reparten le luz - 16 = Figura §.3,3 Oeserrollo de un lf{mite orientado el mediodfe en permaculture Enredadera Fruto de la Pasion Pino pifionero Vierbe de las pampasy Plantes herbéceas Consueldca i a hee 5.4 Evolucién permacultural Como hemos mencionado enteriormente, los sistemas permacul tu- rales se desarrollan sobre largos perfodos (une vide humans o més). Algunos nocales necesitan treinte o més afos antes de elcanzar su produccién méxima y tienen una esperanza de vida de cientos de eos. Por lo tanto, el planificar un sistema de acuerdo con le imegen de "producto répidamente disponible” no sélo es una teres sin sentido, sino también contraproducente. Aunque se ha introducido le estabilidad como une cerecter{sti- ca de le permacultura, ésto es sdlo en relacidn con las ecoloc{as agr{coles més tradicionales. £1 cambio evolutivo es la esencie mis- ma del eistema que preconizamos. Un bosque permacuiturel puede al- cenzar su madurez # los doscientos afos, pero si el objetivo aque se persigue es una productividad en aumento, una explotecién forestal selective puede proporcionar medera de calidad y dejaré que la luz alcance e] suelo del bosque, permitiendo de este modo que se inicien nuevos ciclos en los cleros protegidos del bosque. Asf aunque una Permaculture pueda evolucionar de forme netural hacie un estedo de "climax", esto no deberfs considerarse como el producto fotel ni el propésito de su deserrollo. Las plantas pioneras colonizan nuevos hébitets, facilitando el establecimiento de otras especies mediante la modificacién del me- dio hacie un estado més favorable. Ellas pueden fijar nitrégeno, mullir suelos pesados, reducir le selinidad del suelo, estabilizar pendientes escarpedas, absorber el exceso de humedad, proporcionor abrigo, etc. A menudo las especies pioneras tienen una vide relati- Vamente corte: las acacias eon un ejemplo de lo anterior en el de- Sarrollo de un bosque pluvial (bosque dense, tropicel, himedo) = pertir de zones quemades. £1 concepto de especies pioneres puede F utilizado con provecho en el establecimiento de un sistema, pues Proporcionan productos répidamente y modifican el medio. Los pastos de alfalfe mejoren el suelo en varias formas, proporcionan alimento e las abej y forreje e los animales de pastoreo. Lea hierbe de les pampes puede proporcionar abrigo » las plantas y forraje a los eni- = 78 - males. Los pinos productores de piftiones podrfan servir de pioneros @ lergo plazo para proteger a las sraucarias que son muy frégiles al viento en terrenos expuestos. La consuelda creceré por encima de tas malas hierbas, ayudando e controlarlas si se planta suficiente- mente espesa, y proporcionaré forreje en el primer afc. El concep- to de plantas pioneras implica la sucesidn. A medida que el medio combie, o les plantas envejocen, tiene lugar le sucesién aparecien- do otras especies que a su vez se convierten en dominantes. Un stus berente pasto de consuelds podr{a ser reducido a unas poces plantas ocesionales por el desarrollo de un denso estrato superior. Los ar- bustos de beyss, cultivados intesivamente durante aos, podrian ser Teducidos a un estrato bajo de poce productividad en un boscue de Srboles de nueces, a medida que le edad y le falte de luz disminuye- sen gradualmente su vigor. Estas sucesiones no deberfan considerar- se como indeseables, y le previsién de twles cambios no deberfe de- salentar ls plantacién de pequefos arbustos y grandes érboles a densidades elevadas. Cuendo un pecano recubra sombreéndolo a un gro- sellero, ya se hebrén *pcogido muchas cosechas de groselles, y lus producciones de nueces estardén sumentando progresivemente. La suce- sidn natural se herd de acuerdo con los objetivos del cultivador. Los diagramas que siguen e continuacién son ejemplos de una simple évolucién y sucesion permacultural. En le Figura 5.4.1 los elementos se siembran o plantan de une vez, siendo los més pequefos (elfelfe) los primeros en establecerse, La hierba de las pempas y e] tegesests, de mayor tamafo, empiezan o eliminar parte del pasto aunque se incremonte le cantidad total do forraje. Finalmente, los elementos més grandes y de crecimiento més lento (robles), comi zen © dominer © los otros elementos y proporcionen el forreje més importante (bellotes). En la Figure 5.4.2 le escela de tiempo pare le trensformacién de un estanque en pantano es arbitrarie, ya que depende de multiples factores. Las nuevas especies se van afadiendo a medids que cambien les condiciones. £tepa 1: Pasto de alfalfe de 1 afo Animales: gallinas de Robles jévenes de 2 sos, con guiness rodrigonss Hierba de las pempas de 2 afos Tagasaste de 2 afos Po GTR Etapa 2: Alfalfa de 5 afos Robles de 6 eos en produccidn, aun con rodrigones Hierbs de las pampas de 6 hos Tegeseste de 6 afos Animales: ahadir ovejas, uslebis o gan- Etapea 3: Alfa. pesto reetente Robles de 15 afMos con alte produc- o cerdos tivided Hierbs de las pampas de 15 efos -atrofieds Tegasaste de 15 ehos -limstado y viejo Figure 5.4.1 Une sucesion permacultural simple de 2 atos -aloune produccién vestre de 2 sos -en produccién 2 amos nodes reelos, anguiles, crustéceos de egua dulce, yabbies , Bambi Arroz silvestre Hy 4 AY ae = Espadata de § mice -an produceién e 6 amos -en oroduccién Arroz silvestre de 6 Nos -en regresién frfndenos de l ofc 6° amo: Band Animales: anedes reales, snguilas, crustéceos de agua dulce, gallinas de marisma f Depésitos orgénicos e incrognicos 209 emo: Espadata de 20 nfos -recolectada on su mayorfa Bmbus de 20 sfos -muy productivos Arroz silvestre de 20 afos ~sucedido Aréndanos de 15 afos més nuevas plantaciones Nogal negro de 2 ahos anil Animales: anguilas, crustéceos de egue dulce, ay t yabbies, gallinas de marisma fa nie Se puede oxtraer algo del lodo utilizarlo como fertilizente Figura S.4.2 idn de un estanque @ pantano 5.5 Control de plagas en permaculture Ref, 26, 39 Cualquier forma de vida que reduce las cosechas para el hombre, tanto en sistemas cultivados como silvestres, puede ser considerada una "plage". Auncue esta definicién requiere algunas precisiones. Une especie particular, por sus acciones, puede causer defos menores en un sistema sin por ello ser una verdadera plaga. Esto ocurre asf especialmente con muchas formas de vide inferiores, tales como los insectos, que tienen muy poco efecto cuando se hallan en Pequefios numeros. Sin embargo, cuando las condiciones son fevore- bles, les pobleciones de especies con perfodos de reproduccién cor- tos pueden aunentar en numero dreméticamente y convertirse en un problema grave. Tal como dice Ryder (26), "es més instructivo pensar en términos de “situaciones” perjudiciales, en lugar de considerar a ciertas especies como inmutables enemigos del hombre”. As{, por lo tanto, una especie sélo se convierte en "plaga" en ciertas densi- dades y en situaciones perticulares. Nosotros podemos encontrar que aunque una especie particular Sea una plaga, su funcidn en el ecosistema es importante e indir tamente de beneficio pare le humanidad. En otras palabres, los efec- tos de cualquier especie particular deben exeaminarse cuidedosamente antes de que nosotros la eticuetemos como plega. Cos de las formas en que los seres vivos acttan como plagas en los sistemas cultivados son: 8) Competicién con las plentes cultivadas por le luz, el espa- cio, los nutrientes y el agua, como ocurre con les males hierbas, b) Competicién con el hombre por los mismos Productos, por ejemplo los mirlos comiéndose las bayas. En un sistema sutosuficionte donde es deseable la diversidad de la produccién, le competicién tanto de animales como de plantas puede convertirse en algo venta joso para el hombre. Por ejemplo, muchas malas hierbas son dtiles (especialmente como hierbas medici- males) y alounas especies ¢el Apéndice B son consideradas como ~ 62- hierpas nocivas en los cultivos snuales, Los mirlos pueden servir de alimento. Las plantas son daMadas por numeroses formas de vida; los dafos F{sicos causados por los animales de mayor tamano, tales como las Cabras descortezando los troncos de los érboles, los conejos comién- dose plantas jdvenes y las zarigiieyas rompiendo los brotes y les ramas, son tipos comunes de dafos. Los perésitos tales como los &fidos y los hongos causan considerables dafios, mientras que los vi- rus pueden dar luger 8 enfermedades fatales pare les plantas. Le prevencién puede jugar un papel fundamental en el control de las plagas. Tal como hemos sefialado anteriormente (Seccién 2.6), los ecosistemas complejos tienden ea ser més estables que los simples y menos propensos al crecimiento desequilibrado de determinadas po- blaciones perticuleres. Se acepta de forma generel que el monocul- tivo conduce a draméticos aumentos de las poblaciones de los insec- tos dafiinos, les cueles se bensfician de le presencia del cultivo mientras quel medio del monocultivo puede ser desfavorable pare sus depredadores, apareciendo le plaga como resultado. Si tenemos un sistema con especies verisdas de animales y plantas, con diver- sided de hébitets y microclimas, se reduciré la probsbilided de aparicién de plagas dafinas. Esto es especialmiente cierto pare las plegas de artrdpodos. Las plentss sanas son menos vulnerables @ los ataques de les enfermedades y los insectos, y més capaces de competir con éxito con las malas hierbas y ve superar los ataques de los pardsitos. Le salud de las plantas es en parte el resultado de un suelo adecuado, de un clime conveniente, de una iluminacién suficiente y de facto- res ambientales. La provisién de buenas condiciones de emplazamien- to incremente.la salud de las plantas. Hay indicadores que sugieren que un crecimiento répido, debido a le Utilizecién de grandes can- tidades de fertilizantes solubles, suments le susceptibilidad do les plentas # las enfermedades, y que éstes son mayores entre Jos cultivos con leboreo que entre los cultivos sin laboreo (39). La eliminacién de les costoses préctices del leboreo en permaculture = oF = tembién deberfa tener como resultado uns mejore en le selud de les plentes. La asociacién de plantes puede ser significative en el control de algunas plagss particulares. En California, les zarzamoras si~ tuadas cerca de los vihedos han proporcionado abrigo durente el invierno a un parésito de los huevos de le cicadele de le vid. En la literature sobre las ssociaciones de plantas se recogen obser- veciones précticas sobre asociaciaciones simbidticas y antagonis- tas entre plantes (ver Ref. 14). £1 control de las plantas mediente lo presencia de animeles més grandes es un aspecto del hecho citado anteriormente de que los ecosistemas complejos (con muchas especies vegetales y animales) son més resistentes a les plegas que los sistemas simples (cul- tivos sin’ animales). Los montones de roces pueden fomenter le pre- sencie de legartijas -como le pequena legartije de lengue azul- que comen baboses y otras plagas. Las renes son consumidoras de in~ sectos y vivirdn en la vegetacién, e& incluso en les copas de los Srboles, si en las proximidades existen pequefos estanques o char- ces de sgua donde elles pueden reproducirse. La eliminacién del gato, un hiperdepredador, heré que aumente répidamente e] nimero de ranes y lagartijas. Le susencia de gatos tembién favoreceré une variedad y un numero mayor de péjeros que controlerén muchos ple- ges de insectos. Los patos, las gallines y otras aves domésticas comen de todo, dejando el grees en le que elles buscan alimento libre de muches plegas, particulermente baboses y curacolec. Hay un interesente caso de contro) de plages utilizando ani- males que vale le pena reletar. Le carpocepsa (Lespeysesin pomone~ lle) es une de les peores pleges que sfecten a los manzanos, pere- les y mombrilleros, y es la causa de la cafde premature ce los frutos y su infestacién con gusenos. Antes de) euge de le indus~ tris de los plaguicidas quimicos, en el distrito de Huon en Tasme~ nie se usaben cerdos pera el contro] de la cerpocapse. Unos cuan~ tos cerdos en libertad ourante la estacién de le maduracién ce le