Está en la página 1de 1

Y le ped un abrazo.

Ella me respondi que aquello no se pide simplemente se


da espontneamente! Baj la mirada y en ese momento sent que tiro de mi
cuello fuertemente acercndome rpidamente a su pecho con una ternura
inmensa, sent su corazn sus latidos y entend que aunque ped un abrazo
fui yo quien termino por entregar parte de mi corazn en ese abrazo