Está en la página 1de 113
stig PRGLOGD Este libro es el primero de varios tomos escritos y dirigidos a estudiantes, maestros, arquitectos e ingenieros en el ejercicio de su profesi6n; en él se resumen los principales conceptos de la mecénica de suelos y cimentaciones, y se expone la mejor manera de ejecutar los detalles constructivos que se emplean con més frecuencia. El texto se basa en cursos que he impartido a estudiantes de arquitectura en la Universidad Nacional Auténoma de México y, al escribirlo, aprovecho la experiencia de 32 afios de ensefianza en colaboracién estrecha con profesores del departamento de edificacién en la Facultad de Arquitectura. La obra es de utilidad en universidades y politécnicos, asimismo, es provechosa para consulta en despachos de profesionistas dedicados a la construccién. El libro contiene ilustraciones que yo elaboré y ejemplos relacionados con casos précticos, cuya presencia es parte esencial del texto ya que se re~ suelven aplicando lo estudiado en cada capitulo. De igual modo, pretende facilitar ‘medios para el proyectista y el constructor a fin de que puedan resolver una excavacién, © bien, calcular una cimentaci6n profunda. ‘Aprovecho la oportunidad para agradecerle a don Francisco Trillas, que tanto contribuye con sus ediciones a la difusién de la cultura, por el estimulo, ta ayuda y las facilidades otorgadas, sin lo cual hubiera sido imposible sacar a la luz este trabajo. Expreso mi agradecimiento a todas las personas que directa o indirectamente intervinieron en esta publicacién y mi deseo por que resulte una obra de utilidad. V. PEREZ ALAMA MOE DE CONTENIOO Prélogo 5 Cap. 1. Suelos 9 1.1, Suelos, 11. 1.2, Naturaleza y reconocimiento del suelo, 12. 1.3. Explo- racién del suelo, 13. 1.4. Sondeos para la exploracién del subsuelo, 14. 1.5. Excavaciones, 17. 1.6. Drenaje de los suelos y saneamiento de las exca- vaciones, 21. 1.7. Electrodsmosis, 22. 1.8. Atagufas y tablestacas, 24. 1.9. Congelacién del suelo como muro de contencién de una excavaci6n, 28. 1.10. Acciones producidas por las heladas, 29. Cap. 2. Limpieza y preparacién del terreno 3 2.1. Limpieza y preparacién del terreno, 33. 2.2. Trazo y nivelacién, 33. 2.3 Plantilla y compactacién, 36. Cap. 3. Cimentaciones 41 3.1, Generalidades, 43, 3.2. Cimentaciones superficiales, 45. 3.3. Cimientos de piedra, 46. 3.4. Cimiento ciclépeo, 54. 3.5. Cimientos de concreto armado, 56. Cap. 4. Losa o placa de cimentacién 93 Generalidades, 95 Cap. 5. Cimentaciones profundas 103 Pilotes, 105. Pilas 0 cilindros, 114. Cajones, 116 Bibliografia 19 Indice analitico 121 Le — SUELO 1.1. SUELOS Para un constructor de edificios, el suelo se define como un material no con- solidado formado por particulas minerales con gases 0 Iiquidos incluidos. Los suelos se clasifican en suelos orgénicos (su origen es principalmente orgénico), y suelos inorgdnicos (producto de la descomposici6n fisica 0 quimica de las rocas). La mayor parte de los materiales que forman la fuente original del suelo son las rocas. Durante millones de afios, el hielo, la nieve, el viento y la lluvia han desgastado gradualmente las montafias; el agua ha arrastrado las partes de la roca que se disuelven fécilmente. Es comin que sobre las rocas se desarrollen plantas que, poco a poco, contribuyen a desintegrarlas, dando asi comienzo al proceso de formacién de los suelos (véase fig. 1.1 4, b, c, dye). ek enifnden ep profundi od ‘{Desgoste a de lo toca a 4 4 dl a Cuando los productos de la descomposicién de las rocas se encuentran en el Figura 1.1 mismo lugar de origen, se dice entonces que forman un suelo residual; cuando los productos de la descomposicién de las rocas se encuentran fuera de su lugar de origen, se dice que forman un suelo transportado, sin importar el medio de transporte. a) Suelos residuales. Son los més antiguos de todos y estan compuestos por el residuo resultante de la intemperizacién de la roca, producida por fuerzas fisicas, quimicas y biolégicas que dan como consecuencia la formacién del suelo, Estos suelos son generalmente confiables, fires y estables en climas templados 0 semidridos y presentan poca profundidad. En cambio, en climas huimedos y calientes se encuentran a una profundidad mayor y suelen ser igualmente firmes y seguros, pero también pueden estar formados por materiales altamente compresibles y presentar, en estos casos, grandes complicaciones y trabajos para cimentar sobre ellos. +b) Suelos transportados. Son suelos de origen orgdnico, producto de la des- composiciGn de las rocas con contenido de materia orgénica vegetal descom- puesta. Son suelos blandos y sueltos que generalmente presentan grandes dificultades técnicas cuando se requiere edificar sobre ellos. Dentro de la geologia moderna se cree que hace millones de afios el clima era tan frio que en el Canadé se acumularon grandes masas de hielo, las cuales, al entrar en movimiento, alcanzaron una fuerza capaz de triturar las rocas. En su rapido avance, estas masas heladas arrastraban, toda particula suelta de las colinas y montafias, las mezclaban con otras y las extendian sobre el terreno, dando origen a lo que se conoce como suelo glacial. Estos suelos, formados por una mezcla de particulas finas, piedras 4 12 y grandes pedazos de roca, se fueron acumulando durante muchos afios debido a los deshielos en los afios calurosos_y a la congelacién en los afios frios. Ademés, cuando el clima en la Tierra se hizo més templado y tolerante, el hielo de los glaciares empez6 a derretirse ocasionando que su fusién diera origen a la formacién de rios mucho més caudalosos que los actuales, los cuales arrastraban a su paso gravas, limo, arcillas y arenas, que se fueron depositando en las planicies y valles actuales o Ilevados a lo largo de las corrientes. El viento también juega un papel muy importante en la formacién de los suelos. En su arrastre da origen a dos tipos de suelo: el loess y los médanos. El loess son depésitos acumulados por el viento (sedimentos edlicos cohesivos), no contienen piedras y se encuentran formados principalmente por limos y arenas finas. Los médanos son acumulaciones de arenas sueltas cuarzosas arrastradas por el viento; estin formados con arenas uniformes con un pequefio contenido de mica. Como hemos visto, los suelos se encuentran conformados por una variedad muy amplia de materiales tales como la grava, la arena y las mezclas arcillosas depositadas por glaciares y vientos; limos inorgénicos y limos organicos, las turbas, las arcillas marinas blandas o margas, las arenas de las playas de la costa, las mo- renas, las tierras diatomdceas, las tufas, el caliche, las bentonitas, las rocas y las es- ‘camas y cenizas. Su origen se debe a una variedad de causas que exceden toda descripcién detallada. Toda esta gama de materiales distintos que pueden formar un suelo dificultan seriamente el evaluar, de manera exacta, su capacidad y su comportamiento, es por esto que para edificar sobre ellos resulta necesario realizar ensayos fisicos que ofrezcan resultados representativos de las propiedades del suelo, ya que al pretender clasificar un suelo en el terreno, su clasificacién puede resultar incierta e incorrecta. Es por esta razén que, al incrementarse en la época moderna la altura de las edificaciones, muchos investigadores e ingenieros se vieron obligados a desarrollar métodos nuevos para conocer el comportamiento de los suelos y las teorfas de la mecénica e ingenierfa del suelo. 1.2, NATURALEZA Y RECONOCIMIENTO DEL SUELO Siempre es conveniente realizar un estudio geol6gico simple o a mayor profun- didad, dependiendo de la importancia de la edificacién, para determinar la naturaleza de los depésitos formados en el lugar de la investigaciGn. Resulta adecuado conocer el espesor de las capas geolégicas que lo forman, su resistencia y cantidad de agua; ademés, hay que recordar que el comportamiento del suelo no sélo depende de las propiedades significativas de los granos de su masa, sino también de aquellas que tienen su origen en el acomodamiento de las particulas dentro de ellas, de tal manera que el constructor pueda prever en relacién con el grado de compresibilidad del terre- no, la reparticién de las cargas del edificio a construir. Para edificar sobre ellos, los terrenos pueden clasificarse en dos grandes grupos: + Terrenos compresibles ( Deleznables + Terrenos incompresibles No deleznables Dentro de los compresibles 0 blandos, encontramos los siguientes: 4) Fango hiimedo (se forma en las aguas estancadas).. b) Turba (estiércol mezclado con carbén vegetal). ©) Tierra vegetal (capa superficial que constituye el suelo natural). 4) Tierra arcillosa (tierra con cierto contenido de arcilla). e) Arenas revueltas no compactas y depositadas en lechos no naturales (particu- las sueltas de roca). Dentro de este grupo, las presiones maximas que los terrenos pueden resistir varfan desde 0 hasta 3500 kg/m?." En los incompresibles 0 duros (deleznables y no deleznables), tenemos 4a) Calizas en lechos compactos (roca compuesta de carbonato de calcio). +b) Esquistos 0 roca blanda (roca de estructura hojosa o pizarrosa). ©) Piedra arenisca en lechos compactos (roca arenifera).. d) Gravas secas y encerradas (piedra machacada). e) Roca granitica (masa mineral cristalina formada por feldespato, cuarzo y mica). En este grupo, las presiones méximas que los terrenos pueden resistir son del orden de 50 000 hasta 300 000 kg/m2, y en el caso de la roca granitica la carga que puede llegar a soportar es pricticamente ilimitada. Los suelos encierran tantos misterios que determinar cual es la cimentacién adecuada resultaré siempre complicado. Sin embargo, cuando cimentamos sobre un terreno incompresible y compacto, y se conoce, ademés, su espesor y resistencia, generalmente no habré problemas en lo que se refiere a la estabilidad de la construccién. Por el contrario, cuando se trate de un terreno compresible y con espesores variables en sus capas, la cimentacién se en- contraré expuesta a riesgos nada ficiles de predecir. En efecto, la consolidacién pro- gresiva del suelo por el peso del edificio que comprime los estratos confinados de arcilla blanda ubicados en otras capas més profundas, puede causar asentamientos excesivos, ademas, desuniformes. Sin duda, el conocimiento y magnitud de los asen- tamientos nos llevard a la realizaci6n de un adecuado proyecto de cimentacién antes de iniciar cualquier construcci6n. En resumen, podemos afirmar que un terreno es bueno cuando es duro y sélido y sus capas m4s profundas presentan formaciones horizontales impermeables a las filtraciones y al arrastre por flujo de aguas superficiales o subterréneas. 1.3. EXPLORACION DEL SUELO Los depésitos naturales que forman todo tipo de suelo son tan variados que ningtin método de exploracién es ideal para todos los casos; esto significa que cada suelo requerird, probablemente, de un procedimiento para investigarlo muy diferente del que necesitara otro subsuelo. Antes de proceder a explorarlo, es conveniente un andlisis y observacién preliminar de la zona para tener una informacién que, en mu- cchos casos, evitard investigaciones costosas e innecesarias La observancia detallada de las construcciones de la zona y la comparacién con la que se piensa levar a cabo indicaré el tipo de excavacién y dificultades, nivel fredtico, cohesién del suelo, humedad, agrietamientos y asentamientos, tipo de cimentaci6n y su profundidad, asi como los tipos de estructura mas utilizados en la zona. En otros casos bastard con una sencilla prueba de penetracién directa para conocer la densidad de! material més débil del subsuelo sin necesidad de sondeos para Ja obtencién de muestras. Sin embargo, habré casos en los que ser necesario recurrir, ademis, a la investigacién geofisica por la importancia de la cimentacién. 'Vease "Norms tcnicascomplementaris para Disco y Constrccin de Cimentacones, Tabla | Requisitosaimos paral invesigacin del suelo, Replamento de Contraccines para et Dstt Federal, Tals, 1991 13 Figura 1.2 14 1.4, SONDEOS PARA LA EXPLORACION DEL SUBSUELO Para sondeos sencillos se utiliza la barrena como herramienta de ataque pero ésta puede ser de varios tipos, dependiendo de las caracteristicas del suelo y del pro- cedimiento de perforacién elegido (véase fig. 1.2). Estas herramientas, de forma sencilla y manejo manual, se usan para hacer perforaciones de prueba con profundidades que van desde los 2.00, hasta los 10.00 m, con diémetros comunes de 4, 6 y 8°. En ocasiones se han hecho perforaciones mas profundas pero al aumentar la profundidad, también se incrementa el didmetro de la barrena (20°), lo que trae como consecuencia que si el terreno no es cohesivo, las paredes de la perforacién pueden desprenderse haciendo necesaria la colocacién de ademes,? operacién que dificulta los trabajos puesto que la barrena deberd estar fuera de la perforacién mientras se hinca el ademe. En la actualidad, existen barrenas que perforan con su propio ademe. Cuando la obra requiere de perforaciones més profundas y estudios del suelo mas elaborados, se recomienda utilizar las barrenas impulsadas mecénicamente o las ‘méquinas perforadoras; en el mercado hay una variedad enorme de equipos y pro- cedimientos adecuados para cada tipo de subsuelo. ‘A continuacién se indican los mas usados en el campo de la construccién de edificios. Rosca de acoplamiento pare el Borena de hélice. Se uilizo Borena en espiral. Se Barrena en espa. Es Barna cilickica. Se fen ferrenos orcllosos, arenas ‘emplea en ferrenos uithzado tombién para vitiza con ccompactas y arena con grave, considerados como tertenos compactos. En con svslas de ccompactos, También os se cox0, la espial esde tera arcilosa cconacida como barren diémero més pequeto y También de cola de pescodo uniform, recomendoble pore suelos de crenila seco. "Ademe es un pl obo gue te cloca hea ene tren par evita derumbes en as pres de Ia excavacin Sondeo con barrena giratoria Consiste simplemente en hacer sondeos mas o menos profundos para cortar los estratos del subsuelo e inyectar agua, la cual se bombea al exterior junto con fra- gmentos del suelo para ser lavados y pasados por un tamiz. Con el fin de evitar desplomes en las paredes de la perforacién se utiliza ben- tonita hiimeda que tapa y recubre los poros permeables del suelo. El proceso es muy répido y puede hacerse en roca, arcilla y arena. Este sistema no se recomienda en terrenos esponjosos. Sondeo con barrena de lavado con agua El procedimiento consiste en inyectar agua por medio de un tubo de lavado, el cual tiene en su extremo inferior una broca que perfora el suelo e inyecta el Ifquido por un pequefio orificio. La cantidad de agua que requiere este sistema es mucha, lo cual, la mayorfa de las veces (sobre todo en los suelos no cohesivos) ocasiona que las paredes de la per- foracién sufran desprendimientos, haciéndose en estos casos necesaria la colocacién de ademes en los paramentos del barreno. El agua inyectada sale por el orificio que se encuentra en la parte inferior del tubo de lavado, empujando hacia arriba particulas del suelo junto con agua y lodo, las cuales después se pasan por un tamiz para separar los fragmentos de tierra. Sin embargo, la informacién que se deriva de este estudio es poco confiable. El sistema no se recomienda en perforaciones muy profundas. Sondeo por percusion El procedimiento es muy simple. Consiste en golpear el suelo con una barrena bastante pesada que se deja caer desde una altura de 5.00 m con la finalidad de romper y ‘machacar el suelo y las rocas hasta lograr una cohesi6n con las caracteristicas del lodo. El procedimiento tiene limitaciones, sobre todo cuando se quiere analizar las muestras, pues los golpes convierten el material en una lechada lodosa muy dificil de clasificar. No obstante, se recomienda para terrenos rocosos o de gran dureza. Sondeo por penetraci6n estandar La perforacién se basa principalmente en atravesar las diferentes capas del subsuelo con barrena, inyeccién de agua o sondeo giratorio; las capas oponen mayor 0 menor resistencia a la penetraci6n, indicando asi la compacidad de los suelos cohe- sivos y los no cohesivos, asf como también la resistencia al esfuerzo cortante. Este procedimiento indica con bastante aproximacién la resistencia del suelo, el espesor y las caracterfsticas de los estratos, ademas de su profundidad. Su empleo proporciona rapidez y economfa; una ventaja adicional es que puede aplicarse en casi todos los suelos, incluyendo los terrenos formados por roca blanda. A continuacién se procede a la investigacién del suelo por extraccién de muestras que, aunque es dtil, no siempre es indispensable, pues para el constructor no es tan importante conocer a fondo la geologia del terreno sino la resistencia y el espesor de las capas que lo forman. Hay gran diversidad de procedimientos para la exploracin y obtencién de muestras, pero précticamente todos son parecidos entre sf y tienen la misma finalidad: obtener y conservar las muestras contra toda alteracién en sus propiedades fisicas. Ya que todos son similares, se analizard uno de los procedimientos elegido al azar, el sondeo con barrena y extraccién de muestras. 15 * Figura 1.3 16 Sondeo con barrena y extraccién de muestras Primero se perfora con la barrena mecénica hasta un estrato que, por su mayor © menor cohesién, demuestre que hay un cambio en la capa del suelo; después se extrae Ia perforadora y se introduce el muestreador tubular de media cafia (toma-muestras), que se hinca a golpes de martinete de tal manera que, conociendo el niimero de golpes, su peso, altura de caida, drea transversal y penetracién del muestreador, pueda obtenerse la resistencia a la penetraci6n esténdar (véase fig. 1.3). Baro de sondeo C7 ailable Resorte Espacio de ‘omoniguocion Oficio de solide ~ Rosca Cabezol de fa vlwula de ciere Paredes del muesteador {de acero} Muesteador de media catia que une la ccorone de corte con lo batra de sondeo (deameto de 2 y 3°) Corona de core de ocero © de corburo de wungsteno CORTE LONGITUDINAL (4A) PLANTA, Después de ser clasificada, la muestra se cubre con mantas de cielo y se sella con parafina para enviarla lo més pronto posible al laboratorio. Si la muestra se maneja cuidadosamente, conservaré su humedad propia, composici6n y estructura, aunque en este tiltimo punto el suelo puede sufrir una deformacién notoria. ‘Sin embargo, cuando la muestra es especialmente extraida y esmeradamente protegida, el laboratorio esté en condiciones de dictaminar con seguridad la con- solidacién del suelo asi como los probables asentamientos que sufriré la cimentacién en un tiempo determinado. De la misma manera, se podré medir la permeabilidad o impermeabilidad del suelo, pruebas muy importantes que indican la rapidez o lentitud que tiene el agua para atravesar una capa del suelo. La muestra se someterd también a la prueba de com- presiGn axial y compresién triaxial, aunque esta iltima no arroja resultados del todo confiables. Como ya se mencioné, habré casos en los que no bastard la perforacién y exploracién del suelo cuando se empleen cimentaciones profundas. Entonces, éste deberé investigarse también por métodos geofisicos (refraccién sismica, exploracién geoeléctrica, magnética y diferencias gravimétricas), para analizar la tendencia de los movimientos del subsuelo ocasionados por consolidacién y presién del agua y del estrato rocoso. La exploracién consiste en detectar y encerrar en Ifmites determinados las rocas del subsuelo, el nivel fretico y los estratos de tierra firme 0 estratos no cohesivos; igualmente, en obtener Ia densidad, las diferencias gravimétricas, eléctricas, radiac~ tivas, la resistencia y elasticidad, entre otras cosas. construccién son aplicables dos métodos geofisicos basicos: el método estatico y el método dindmico. a) Método estatico. Consiste en determinar las deformaciones de un campo fisico en estado de equilibrio, evaluando por qué se producen o si son oca- sionadas por gravedad o por geomagnetismo (magnetismo terrestre). b) Método dindmico. Se basa en mandar al interior del subsuelo cierto tipo de energia que pueda ser medida por medio de las seftales que regresan. ‘Aunque las exploraciones geofisicas no dejan de ser falibles, sin duda, han aportado grandes avances en la exploracién de suelos que, aunados a las exploraciones y sondeos convencionales, hardin que el constructor emplee cada dia métodos mas refinados y seguros para conocer el subsuelo. En fin, una adecuada y meticulosa exploracién del subsuelo nos Hevars, por lo general, a que toda cimentacién satisfaga, por un lado, la necesidad de impedir que la construccién deforme el terreno por sobrecarga y por el otro, permitir que el edificio pueda asentarse a la misma velocidad que lo hace el suelo, pero conservando siempre la verticalidad ante la carga estitica y, eventualmente, ante la carga sismica. 1.5. EXCAVACIONES Las excavaciones son cortes que se hacen en el terreno natural con el fin de ex- traer material para alojar en él una cimentacién o cualquiera otra obra de construccién. Cuando son poco profundas, pueden Hevarse a cabo sin necesidad de apuntalar sus paredes, recurriendo simplemente a los taludes naturales del terreno, si es que éstos son capaces de soportar el empuje del material a excavar. En la figura 1.4 se presenta una relacién de los taludes mas comunes. 417 Suelo de crcl blonde Prok mix. dl toad ok. max. del ted Prof me. del lad H= 200m H=3.00m H> 3.0m Suelo de crcl firme Suelo de fi rena comentoda: i rt S| (=0.50 me (20.75 Prof. mx. vertical Prof. max. del told Pro. méx. del old Prof, mx. del tlue H=3.00™m H=600m H=9.00m H>9.00m Suelo de rena y arcilla Prof. méx. del tolod H=6.00m Suelo de grova y arena Suelo compocto, fepetatoso 0 rocoso. Figura 1.4 Figura 1.5 Cimento de piedra Ponilo —E ‘Al comenzar una excavacién el terreno puede verse seco en su superficie, pero estar lleno de huecos con agua en otras capas mas profundas. Esto puede ocasionar que cuando el agua penetre en donde se asienta la cimentacién, se forme una masa de barro esponjoso que hundird el cimiento dependiendo de la cantidad de agua filtrada en su base (véase fig. 1.5 a y 6) lo cual produciré, con el tiempo, cuarteaduras en los muros. Bato al 4 En muchas excavaciones se hace necesario el abatimiento del nivel fredtico para evitar que se inunde el terreno excavado, sin embargo, esto traeré consigo una serie de resultados —a veces negativos-, que por su importancia y gravedad se estudiarén més adelante cuando se trate el tema “El agua fredtica y sus consecuencias”. Para su estudio las excavaciones se clasifican en: Excavaciones superficiales y Excavaciones profundas. a) Excavaciones superficiales. Se considera que una excavaci6n es superficial cuando su profundidad no sobrepasa los 2.00 m. En raras ocasiones, estas excava- ciones requieren de apuntalamientos en sus paredes; se logra cierta seguridad cuando a Jos paramentos se les da un talud més 0 menos pronunciado que depende de lo delez- nable del terreno excavado. b) Excavaciones profundas. Su profundidad rebasa los 2.00 m, lo cual hace necesario el empleo de tablestacas, atagufas 0 muros de contencién que retengan el empuje de la tierra o del agua fredtica. En ocasiones se tiene la necesidad de excavar a una profundidad mayor que la del edificio contiguo, siendo preciso actuar con extrema prudencia y recurrir, en la mayoria de los casos, a la construcci6n por tramos alternados de muros de contencién que eviten desplazamientos del edificio colindante. Por su dureza, los terrenos se clasifican en: + Blandos (compresibles). + Duros (incompresibles). De acuerdo con el tipo de terreno y su volumen, una excavacién puede realizarse con diferentes métodos. En forma manual ‘Terrenos blandos (compresibles) En forma mecénica 19 20 Incompresibles y deleznables. | Manualmente ‘Terrenos duros Gncompresibles) Manualmente Incompresibles y no deleznables 1 COM martillo de aire comprimido Con explosivos ‘Terrenos blandos (compresibles) En forma manual. Para atacarlos se utiliza el pico y la pala (en ocasiones el aza- d6n). Para transportar el material excavado se emplea el “chunde o chiquihuite™ y la carretilla. En forma mecénica. En excavaciones de regular volumen de material excavado se recomienda, siempre que la excavaci6n permita el acceso a estos vehiculos, el volquete* 0 vagoneta, el camién de volteo y el dumper de poca capacidad. Cuando se trate de una excavacién de grandes dimensiones y gran profundidad, la excavadora tipo pala mecénica, la zanjadora, la traflla-tractor y la moto-trailla son recomendables y econémicas especialmente esta tiltima, que goza de mayor aleance y rapidez en su transportacién. El dumper de gran capacidad y el camién de volteo para trabajo pesado también son muy usados en la transportacién de material excavado. ‘Terrenos duros (incompresibles y deleznables) Manualmente. Estos terrenos generalmente se encuentran formados por arena y gravilla compacta, roca blanda, gravas secas y arcillas con poca compacidad, de tal manera que pueden atacarse ademds del pico y la pala, con el azadén, las cufias y el marro. Los medios de transporte ideales pueden ser la carretilla, el dumper y el camin de volteo; no obstante, puede utilizarse cualquier otro medio que resulte més rapido y eficaz. Terrenos duros (incompresibles y no deleznables) Manualmente. Cuando el terreno esté formado de tepetate semicompacto, para su excavacién se recomienda la barreta, el barretén, las cufias y el marro. En tepetates muy duros y en zonas todavia no urbanizadas, es més recomendable el empleo de 1a barrena y la pélvora negra como explosivo, la cual disgrega y facilita su excavacion. En ocasiones, para el barrenado se utiliza el martillo o pistola de aire compri- mido, pero tiene como inconveniente que la profundidad del barreno es relativamente corta, Con martillo de aire comprimido. Cuando es de roca granitica 0 en bancos de roca fija, se recomienda el martillo rompedor de roca, movido por aire comprimido y un pistén que produce el golpe o la dinamita, Esta méquina, de gran potencia y facil movilidad, es un procedimiento de excavacién muy recomendable para atacar terrenos de roca considerados muy duros; la barrena penetra por percusién en la roca de tal forma que la rompe en pequeiias partes, “£1 “chunde “0 ehiguiite” os una canst hechs de vara crzoo mime, en forma de cono gue operaio clues ens ‘splay en su ete, donde jer Ia mayor parte de a fer, SEI "volquee” es un yehicuoutlzado para transport meri y se descarga haciendo grr sobre ee lca gue sostene sider. facilitando as{ su manejo. Terminada la excavacién se le quita la barrena y se le engancha un cuchar6n con dientes frontales que sirven para recoger la roca hecha ya pequefios trozos. Con explosivos. La dinamita es el explosivo mas recomendable para excavar terrenos de roca fija, pero éstos deberiin encontrarse localizados en zonas no urba- nizadas ni habitadas. Si se desea emplear este explosivo, se requiere de un permiso especial que otorga tinicamente la Secretaria de la Defensa Nacional bajo condiciones y reglamentos muy severos para su almacenamiento y manejo. Su uso puede resultar extremadamente peligroso. Por ello, que la excavacién con dinamita se recomienda siempre que se contrate a una compafiia especializada en el manejo de este delicado explosivo. 1.6. DRENAJE DE LOS SUELOS Y SANEAMIENTO DE LAS EXCAVACIONES Un drenaje mal planeado 0 con un filtrado deficiente puede producir un sifona- miento® y, més adelante, oquedades y derrumbes en el suelo que traerén como con- secuencia hundimientos en cimentaciones y pisos, ocasionando graves problemas en la construcciGn que, a veces, pueden resultar catastr6ficos. En una excavaci6n profunda es comtin encontrarse con una estratigrafia donde aparecen gran cantidad de intersticios o huecos que en muchas ocasiones estén llenos de agua, de tal manera que en estos casos se hace necesario disefiar un sistema de enposicion \ de descarga Plato girctorio {movimiento 180°) _ Tereno yo Desplazaminto nivelado x de la méquina Se 4 JL La motoconformadora es muy recomendable para nivelar terrenos muy extensos grandes terraplenes, gracias a su poderosa cuchilla que permite extender el material y nivelarlo en tramos anchos con un solo movimiento (fig. 2.4). Cuenta con excelente facilidad en sus movimientos. Figura 2.4, Motoconformadora Es ideal para realizar trabajos pesados de nivelacion de {errenos, movimiento y acomodo de tierra; se desplaza con gran rapidea y eficiencia. Terreno sin river, PRR ABR P Cuchilla en posicién perpendicular > 7 dleje de la motocontormadora. ta” Nil ply epate ntl ONO 35 2.3, PLANTILLA Y COMPACTACION La compactacién es un medio artificial vil para aumentar la densidad de un suelo, Puede llevarse a cabo por medios manuales o mecénicos. EI procedimiento més elemental es la compactacién con el pisén de mano (fig. 2.5). Barra de acer $3/4° Placa de acer Pisén metélico Parte de tonco Pisén de madera (peso aproximado: 15 kg) Es recomendable en sels cohesivos y tombién pore rogmenir ls rocos bandos ylogror mejor coherencia ene al elo ylo squene copa del opisonado, Figura 2.5. Diferentes tipos de pisones manaales para la ‘compactacion del suelo, 36 El bote no debe lense Tolgimente de concrete Vorllo conugada $3/4", oncloda ‘al concteto Bole alcoholero que sive de cimbra ol concreto Pisén do conereto {peso opreximado: 25 kg) YX Empvie manual Se uson genaraimente en la compoctacisn de svelos no Sie! opisonado se election capos delgodas, se cobtenen buenos restados Pisén de rodillo iso* [peso oproximado: 200 kg) Empuje manual Pisén de rodilo “patos de cobra"** {peso oproximado: de 200 « 400 kgl “Hay roils de anor vbrador de avoproplsin que pueden proporcionr presiones desde 10 hast SO kg/on? *Elredilo mecdnico “pais de cobra" puede proporionarprslenes bois |S kg/on", 0 presiones muy as [80 ka/er, todo opener del ate que se clonue on a coje que leva ls Fropia méquina. El odo mecdrico de las neundsices propercona tna campaciaisn muy aepiatle en suce no casi y a pesones de 10 ka/en? Sv functonamiento consiste en impulsor el Pisén conta el svelo por medio de un motor de gosclina que produce el rebote. Lo aura del ebote es de 36 em con un desplazomiento horizontal de 15 em Terreno cplsonado Figura 2.6. a) Pisin vibrador rneumatico. (peso aproximado 100 kg: ) Pis6n vibrador rneumatico, (peso aproximado 500 1000 ke). Hay otros pisones semejantes pero con 1600 kg de peso. Con los pisones manuales la operacién de apisonado resulta lenta y la com- pactacién poco éfectiva, pues el esfuerzo proporcionado por este medio tnicamente lega hasta las capas més superficiales del suelo. Una mejor compactacién se logra con los pisones neumaticos y vibradores (véase fig. 2.6ay 6). Sv funcionamiento es similt, pero también tiene mayor polencia y mayor desplazamiento horizontal {70 0 90 em de digmero) Manubio Monivelo de mondo Hoy pisones que rabajon por medio de una compresora que les inyect aire comprimid a los —<— 4 pisones, pero es necesario contor on electicidad y en muchas cobras, sobre todo al principio, no se cuenta con elle Bielo Terreno sia Terreno copisonar Subsvelo capisonado EI apisonado es una operacién importante y delicada en la que deberd selec- cionarse cuidadosamente el equipo para compactar, pues una maquina muy pesada puede destruir la estructura interior del suelo y cambiar su resistencia. La plantilla 0 cama, es una capa de material que se coloca en el fondo de la excavaci6n, entre el suelo y el cimiento, proporcionandole a éste una superficie de asiento plano que permite trasmitir mejor las cargas, actiia como aislante contra la humedad del suelo y ofrece, ademds, un espacio limpio en el que puede trabajarse en forma fécil y eficaz. La plantilla no proporciona ningin incremento en la capacidad de carga del suelo; si se hace muy gruesa, lo que se logra es sobrecargar el suelo restndole parte de su resistencia. Por lo anterior, el espesor de la plantilla deberé estar entre 8 y 12 cm, pues dar un espesor mayor la perjudica finalmente. La plantilla puede hacerse con: a) Tierra b) Pedaceria de tabique c) Concreto d) Tezontle Plantilla de tierra La plantilla o relleno de tierra deberd hacerse con capas de 15 cm como maximo, apisondndolas entre capas de tierra y riegos de agua, para lograr una adecuada ‘compactacién. ‘Cuando el relleno es de buena calidad y éste se apisona correctamente, el suelo compactado puede resultar tan bueno o quiz4 mejor que un suelo natural. Hay que deshechar esas viejas creencias de que en suelos rellenados no debe construirse. "Hla constrctres que descaran el empleo de Ia plata por considera qu los beneficos que sports son en realidad, my imide, 37 Figura 2.7 Figura 2.8 38 Plantilla de pedaceria de tabique Esta plantilla se logra con un espesor aproximado de 10 cm (fig. 2.7). considera ene Pedacoria de tobique N cuatopeade El vaciado de! morteo se haré estondo lo mezco fide para que penete y tope las juntos ene los tobiques PLANTA Morte cal: cemento: arena {I : 0.5 : 5) cal: 0.5 c5mento; 5 arena Plantilla de concreto La plantilla con proporci6n pobre de cemento (1 : 4 : 8) es recomendable ya que Ja revoltura en estado plistico cubre muy bien los poros y oquedades del suelo formando, al fraguar, una base excelente para trasmitir uniformemente las cargas al suelo. Cuando el concreto se mezcla bien, se vibra y se hidrata (se cura) adecuada- mente, la plantilla de concreto resultard ideal (fig. 2.8). Terteno sin excovar Excavacién Plontila de concrete con baja proporcién de cemento (1:4: X Teamen; 4 a0; 8 gona, KX Fondo de la excavacion ‘ye consclidado Prontila de conereto PLANTA Plantilla de tezontle Se recomienda utilizar el tezontle en aquellos lugares en que se requiera con- servar un espacio seco, basicamente en lugares abiertos (caminos, terraplenes, estacionamientos), donde el agua de Iluvia se deberé filtrar répidamente. En ocasiones, también se utiliza en estos casos la plantilla de grava limpia, pero el tezontle es més ligero y da mejores resultados (fig. 2.9). ‘Se puede dar pendent para evtr chorcos ~_—— a Figura 29 * tos pales de arena 0 de pied trade von iguolnentevecomandables. le arena bien conned propociona ve plone extooenara, 39 De ~ sz CIMENIACIONES 3.1. GENERALIDADES Un cimiento es aquella parte de la estructura que recibe la carga de la construc- ci6n y la trasmite al terreno por medio de un ensanchamiento de su base. ‘De acuerdo con la forma en que trasmite la carga, las cimentaciones se clasifican en: a) Superficiales 5) Profundas Son superficiales cuando trasmiten la carga al suelo por presiGn bajo su base sin rozamientos laterales de ningtin tipo. Terzaghi y Peck dicet Un cimiento es superficial cuando su anchura es igual o mayor que su profundidad. Son profundas aquellas que trasmiten la carga al suelo por presi6n bajo su base, pero pueden contar, ademés, con rozamiento en el fuste. Zapatas aisladas Zapatas continuas en uno o en ambos Cimentaciones superficiales | _ sentidos Zapatas en colindancia Placa de cimentaci6n Cimentaciones profundas { Pilotes, pilas 0 cajones Generalmente, toda construccién sufre un asentamiento en mayor o menor grado, el cual dependiendo de lo adecuado que haya sido el estudio de la mecénica del suelo y de la cimentacién escogida. No obstante, un asentamiento no causaré mayores problemas cuando el hundimiento sea uniforme y se hayan tomado las debidas precauciones para ello. Sin embargo, en las cimentaciones aisladas y en las corridas (aunque en las dltimas en menor proporcién), con frecuencia aparecen hundimientos diferenciales més pronunciados en el centro de la construccién. Esto se debe principalmente a la presencia de los bulbos de presién y a la costumbre generalizada de mandar mayores cargas en la parte central de la edificacién. Por lo anterior, resulta més conveniente cargar el edificio en los extremos que en el centro y disefiar la cimentaci6n de tal manera que ésta permanezca muy bien ligada entre sf (véanse figs. 3.1 y 3.2), procurando siempre que los ejes de cimentacién se encuentren suficientemente alejados, con lo cual se evitard que los bulbos de presién se encimen unos con otros y provoquen sobrefatigas en el suelo (fig. 3.3). Si el peso de la consiruccién hace que las zapatas empiecen a juntarse, es mejor optar por la cimentacién corrida o losa de cimentaci6n (véase el capitulo 4). Cuando el peso de un edificio es muy grande -al grado que el terreno es ya incapaz de soportarlo-, ser entonces necesario recurrir a los pilotes, pilas 0 cajones, para trasmitir la carga a otros estratos més profundos y resistentes del suelo, lo cual se logra con la friccién a lo largo del pilote (pilotes de fricci6n), o bien con pilotes que trasmitan la carga a un estrato 0 manto con mayor capacidad soportante (pilotes de punta apoyados en capa resistente) (véase el capitulo 5). 43 Figura 3.1. En una zapata aislada los bulbos de presidn aparecen en todo su perimetro. Conrchobe \ Figura 3.2. En la zapata corrida los bulbos de presion aparecen en dos lados. CColumna © contrarabe rereno no 2 Fosmite en forma vera Sno que lstibvye con una pendente porablica hacio mr de la 2apata “— Terreno sobeeftigodo fexmondo un angio de onte 26 y 27” ‘Abajo de lo nea de inesxecén des bulbos de presi, ol sualo 1 sebreloiga ye Gre de apoyo para los Figura 3.3. Al encimarse los bulbos e! suelo zpos se radice, fndmane qe Se debe tomer en cents a ‘se sobrefatiga provocando hundimientos ddzefarle cimeniocién diferenciales en la construccion, 44 Column de madere Vigas de madera 3.2. CIMENTACIONES SUPERFICIALES Los cimientos superficiales son aquellos que descansan en las capas superficiales del suelo, las cuales son capaces de soportar la carga que recibe de la construccién por medio de una ampliacién de base. EI material mas empleado en 1a construccién de cimientos superficiales es la piedra (bdsicamente cuando se trata de construcciones ligeras), en cualquiera de sus variedades siempre y cuando ésta sea resistente, maciza y sin poros. Sin embargo el concreto armado es un extraordinario material de construccién y siempre resulta més recomendable. En ocasiones se construyen cimientos de madera, y también de tabique' pero ambos materiales deben considerarse Gnicamente para obras de tipo provisional (véanse figs. 3.4 y 3.5). Los pilotes se pueden construir con muchos materiales, pero el concreto armado y los prefabricados quiz4 son los més utilizados. No obstante, los de madera y los metilicos también son muy empleados aunque se encuentran limitados a ciertas restricciones. CColurne cuodrada de robique [28 x 28 cm) minimo, cvatropeando hilado con hilada t T ih THE Escuadre de ocero ‘ALZADO ALZADO SOE a ‘Columne de madera PLANTA PLANTA Escuadre de acero Vigas de madere Figura 8.4. Cimiento aistado de madera, Figura 3.5. Cimiento aistado de tabique. "EI oso de los cimientos de maders se limita dicamente a consucionesprovisonsles y en muchos catos come eimbra. El clmiemto de tabiquerecocdo es mds resistente ventajoro que el de Madera y, aunque puede wane en constrccines lige, también ‘se recomienda limitar su empleo «obras de ipo temporal 45 h 3.3. CIMIENTOS DE PIEDRA Zapata aislada Siempre que la piedra escogida para cimentar sea dura y compacta resultaré adecuada para construir un cimiento. Pero las piedras deberdn colocarse de tal forma que se logre entre ellas un perfecto cuatrapeo y una adecuada superficie de apoyo entre sus caras. Un buen cimiento de piedra es aquel que presenta un minimo espesor de mortero entre sus juntas, pocos o ningdin hueco entre piedra y piedra y un ngulo ideal de 60° con respecto a la horizontal para trasmitir la carga. Son recomendables en construcciones ligeras y en aquellos casos donde el ancho del cimiento no sea mayor a 1.30 m, pues de lo contrario, resultan exageradamente Figura 3.6 pesados (fig. 3.6). le excavacién puede hacerse con Morero de _ certo talud 0 con paramenios Trobe deliga = cakarena (1 : = veticales, todo dependeré de concieto armado —} ode comento | de la cohesion del svelo 8) (minimo 30 cm) Teas 2 Bln | Piedra limpo sin poros | Fondo de la excavacién yo ! compactodo ~~ Plantila de pedaceria de tabique, de concreto, de arena conte corfnada, detezonle,ettira Cohn 3 Cimiento de piedka limpia sin poros Trabe de liga de concrete ace carmado +—- + Piedsalimpia sin poros PLANTA “los ormodosy expectcaciones on las robes de liga se estudiorén con todo detale en el capitulo corespondiane. 46 Si el cimiento es para una columna, es més recomendable el cimiento de concreto armado. No obstante, cuando la carga es ligera el cimiento de piedra pue- de funcionar adecuadamente, pero en estos casos, es conve- niente darle a la corona del cimiento un minimo de 40 cm y anclarla como se indica en la figura 3.6. En terrenos poco firmes es recomendable el empleo de las trabes de liga para ayudar a evitar hundimientos diferen- ciales. [1 :6lode ‘comentorrena (1: 8} Problema: cdlculo de un cimiento aislado de piedra (zapata) {Qué ancho y qué peralte tendré un cimiento aislado de piedra que recibe una carga de 3800 kg? Se supone que el terreno (R) es capaz. de soportar 3200 kg/m: (fig. 3.7). P= s800kg seb diss Como no se sabe la seccién y altura del oce on ondsis de come por —_cimiento, es comin asignarle un porcentaje de ‘choral pase que recite 30% como peso propio y después se comprue- que cago 3800 tg ba dicho peso. Veamos: 3800 + 30 % de 3800 3200 3800+ 1140 _ 4940 kg = 3200 kg/m? Se analiza la capacidad = a E55 TO" de cogo de en. En 3200 3200 kg/m? ex coso se puso que = fae} spot 3200 kg/m? a= y155~125m 30 _ 125-030 _ 9 4g 4 est 2 a = m stg 60° = 4 tg 60° x 0.475 e eee 0475 a : By h = 0,823 ~ 0.85 m : 404754 r Comprobacién del peso propio considerado: oe (1.25¥ + (0.30) = 085 X 2000 kg/m’ = 1394 kg Figura 3.7 Se consideré 1140 kg. Hay una diferencia en menos de 254 kg (22.3 %) Reclculo del cimiento: 3800 + 1140 + 254 5194kg 3200 3200 1.62 ~ 1.28 m, en lugar de 1.25 m. =~ 1.62 m*en lugar de 1.55 m* Puede verse que cuando el peso propio excede en pocos kilogramos el consi- derado, no seré necesario recalcular el cimiento. EI ancho del cimiento se encuentra prdcticamente dentro de lo recomendable, pero en caso de excederse un poco, puede ser aceptado. El Reglamento de Construcciones no indica ninguna limitacién respecto al ancho del cimiento, sin embargo, es recomendable no sobrepasar el ancho de 1.30 m para evitar que el cimiento pese més que la carga que recibe. Debe evitarse en lo posible el acuftamiento o rajueleo entre las piedras, procuran- do que éstas queden s6lidamente unidas con una junta de mortero de poco espesor. 47 Figura 3.8. Cimiento defectuoso, 48 Zapata continua en uno o en ambos sentidos Cuando se trata de una cimentacién para un muro de carga, el cimiento corrido de piedra da buenos resultados siempre que la carga no sea muy grande y se cuente ademds, con una buena resistencia en el terreno. ‘Como ya se ha mencionado, siempre debe haber cuatrapeo entre las piedras y debe evitarse a toda costa que se construyan cimientos como el que aparece en la figura 3.8. En dicha figura se muestra un cimiento de piedra totalmente defectuoso que no cumple con ninguno de los requisitos estipulados en el Reglamento de Construcciones. 1. No hay cuatrapeo en la colocacién de las piedras, por lo que el cimiento se puede partir. 2. Las caras de las piedras estén paralelas con la horizontal del cimiento, lo que puede ocasionar que se desprendan por resbalamiento. 3, La cantidad de mortero en las juntas es exagerada, y genera puntos débiles, pues el mortero es el material més débil. 4, Las cufias o rajuelas ocasionan un acomodo defectuoso de la piedra. 5. En la figura aparecen piedras puntiagudas en contacto directo con el suelo (piedras A y B)? Si no se emplea plantilla, las piedras A y B se incrustardn en el terreno ocasio- nando concentraciones en la trasmisidn de las cargas al suelo. Hay que tener presente que no todas las piedras son adecuadas para la construccién de cimientos. Deberdn desecharse las que son porosas, las de tipo pizarroso que se rompen al golpe en forma de laja y todas aquellas que absorben fécilmente el agua y la humedad. Una piedra recomendable para la construccién de cimientos ser aquella que no presenta grietas ni huecos, resista bien al intemperismo y presente una superficie 4spera que ofrezca una adecuada adherencia al mortero de sus juntas. Finalmente, se puede reconocer si una piedra es dura cuando al golpearla con el martillo ésta emite un sonido vivo como si se golpearan dos metales entre sf; en cambio, la piedra es blanda cuando el golpe se escucha fofo y deberd ser desechada para cimentar. Ne hay cuatopeo en los juntas SBA as piecas se desrenden PS por mal colocoton LW En esto cast justia I plant, qe con ela se evra la trams de a carga en puntos concentrados Problema: cdlculo de una zapata continua Diga qué ancho y qué peralte tendré el cimiento continuo de piedra sometido a las cargas que aparecen en la figura 3.9. Se supone que se hizo un estudio de la capacidad de a0 carga del terreno (R;) y result6 capaz de soportar 5000 kg/m? (véase fig 3.9). Peso que mandan ls losas 3480 kg/m coobien, w; = 17400 kg ‘ET peso de fo robe se sncusnta'ya chido en Tos Tosas FSGS ST Tabe 1620 kg/m Cantera y morero de cementorrena (4m de espescr] ‘Muro de tabique Codena o dala de recocide de 14 com de espasor concrete atmado (se supone de 20 x 20 cm) S Peso de tera que carga sobre el cimiento Cimienio de pied limpia y maciza eT us ‘ CORTE LONGITUDINAL Carga sobre el cimiento en kg/ml Peso del muro: 0.14 X 2.40 x 1600 ~ 538 kg/ml Peso aplanado de yeso: 0.02 X 2.40 x 1200 ~ 58 kg/m! Peso de lacantera:> 0.04 X 2.40 x 2300 ~ 221 kg/ml CORTE TRANSVERSAL Pesodelacadena: 0.20 X 0.20 X 2400 ~_96 ke/m! 913 kg/ml Calculo del cimiento por ml w = 1860 + 1620 + 913 = 4393 ke/ml Ancho de nein = + Pr _ 4393 + 30% 464393 _ S711 ket _ 5, R, 5000 ‘5000 kg/m? ir Sn el peo de la canter ae encuentr incuido el peo del montero de cemento-arena 49 CAlculo det cimiento por carga total en kg 9300 + 8100 + 4565 21 965 + 30 % de 21 965 5000 5000 _ 28555 kg = 5000 kgm? = 71 ™ 5.71 ‘Ancho de la zapata = <> = 1.15m Queda comprobado que el ancho del cimiento es exactamente el mismo en ambos procedimientos. . h tg 60° = —— ig 00 0.425 hh = 0.736 ~ 074m Revisi6n al peso propio del cimiento: tg 60° X 0.425 h=O74m 1.15 + 0.30 0.425 0.425 0.30, 0.425 0 + En este caso se consideré 1318 kg/ml. 2 Hay una diferencia en més de 245 kg/ml. Por una diferencia tan pequefia no es necesario recalcular el ++ cimiento, dejando finalmente el ancho de 1.15 m. En Ja figura 3.10 se ve en detalle el eje C-5, 6. 0.74 x 2000 kg/m? = 1073 kg/ml ff Wrobe 0 cadena Zopoto contin Cantera unida con montero de piedta limpic cemento arena {1 : 4) Mortero de colarena Impermeabilizacion dol muro (doble hilod} {véase copiulo correspondiente "APUNTE EN PERSPECTIVA RAY ‘Suelo onéolidado Figura 3.10 SEL 50 | En la figura 3.11 se hace referencia a los dos tridngulos de relleno (tierra) que aparecen a los lados del cimiento del eje C. El autor recomienda considerar dicha carga cuando se trate de excavaciones con profundidad considerable; en caso contrario, se puede despreciar. 0425 0.30, 0.425 PSHE Et + a=1.15m i Figura 3.11 En nuestro ejemplo no se consideré, pero en caso de tomarlo en cuenta ten- dremos: 0.425 x 0.74 . (2#28x074) 2X 1200 kg/ni? ~ 378 kg/ml Nuevo ancho de cimiento: w = 1860 + 1620 + 913 + 378 + 4771 kg/ml Ancho de iazapaa = A771 + 30%de4771 _ 6202 _ 1 94 5000 5000 El ancho de la zapata aumenta de 1.15 a 1.24 m (9 cm de diferencia). 0.425 © ‘ & Cafe de leno de fer (un lodo)| 074 541 El reglomento| indica unc separocién minima entre colindancias de Sem Junta de separacién en colindancia Limite del —" ~ terreno Figura 3.12 Figura 3.13 52 Plan Re [resutonte de cargos) Zapata en colindancia Las zapatas en colindancia se caracterizan por tener un paramento vertical para no invadir la propiedad vecina. Su célculo es similar a los ya presentados, s6lo que en estos cimientos ee se produce una excentricidad que seré imiento perpendicuor a See aeete necesario calcular para evitar que el cimiento falle por volteo (fig. 3.12). Cuando un cimiento colindante es muy largo, éste puede fallar por volteo. Esta falla se evita colocando a cierta distancia cimientos perpendiculares al colindante. Problema: cdlculo de una zapata continua de piedra, en colindancia Calcular el ancho y el peralte del cimiento que aparece en la figura 3.13, some- tido a una carga de 1200 kg/ml. Después de un estudio previo de la capacidad de carga del suelo, se supone que es capaz de soportar 3100 kg/m®. lea tobe recibe de la losa 1200 kg/m (supuesto} Trobe o cadena de corcrto ormado Trobe o codene de concreio armado_ + SS i i ; 2.90 m PR Mesaico y mortero de comentoorena Muro de tabique recocido ora en de pe ic de ig ecco Dalo da oncwto 0m cmado se sypone de 20 x 20 em) Cimento de piedra limpio y Peper Ss ot Dale de concrais armas Cimento de piedta timpia yin poros Carga sobre el cimiento en kg/m Peso del tabique recocido = 0.14 X 2.30 X 1600 ~ 515 kg/m Peso del mosaico y mortero de cemento-arena 0.04 x 2.30 x 1500 ~ 138 kg/ml ‘Cadena de concreto armado- 0.20 x 0.20 x 2400 = 96 kg/ml 749 kg/mi El peso de la trabe se encuentra ya incluido en el peso de 1200 kg/ml CAlculo del cimiento por ml 0.30 + aa 1200 + 749 = 1949 kg/ml | | Ancho del 1949 + 30% de 1949 _ 1949 + 585 eimnibaio aaa awe a h=?=073m R; 3500 - 254 oa * "3500 m + tg60° = k= 1g 60° x 0.42 | . B 042 2 “ 030, 042 h= 1.73 X 0.42 = 0.73 m pt 2=072m Revisi6n del peso propio del cimiento: .7: .31 ae 0.73 X 2000 ~ 745 kg/ml Figura 3.14 En el ejemplo se consideré 585 ke/ml. Hay una diferencia de 160 kg/ml, pero la diferencia es pequefia y no amerita w= 2534 kg/mi _ Fecalcular el cimiento. Obsérvese que en los cimientos con doble talud el ancho generalmente es mayor que la altura. En cambio, en los cimientos de lindero 0 colin- Tension dante, 1a profundidad sobrepasa a la anchura. Esta particularidad se debe a que el cimiento cuenta con un solo talud, resultando el cateto vertical del trién- gulo con una mayor dimensi6n, Este fenémeno nos ayuda a proporcionar, ademés, mayor protecci6n con la cimentaci6n colindante. ‘Veamos en la figura 3.14 el momento de volteo (My) que se produce en el cimiento: =0.70 m My = 2534 X 29 = 73 486 kg/em El momento resistente tendré que ser igual para anular dicho volteo: a El cimieno so rae encoyé en =ce ~ eee r= c= BS ~ soso [supuesto) 53 Cada ml, el tensor tendré una seccién de: = 1050 | 9.50 em, Para Ja longitud de 6.20 m tendre > = [— = 0.50 cm. ns .20 m ten 7 many la longit m mos: A, = 0.50 X 6.20 = 3.10 cm* Con varillas de 1/2" resulta 3.10 310 3g 1p" 127 734 Ahora revisaremos la compresiGn para ver si el terreno es capaz de resistirla. En un metro = 0.40 X 3500 = 1400 kg* > 1050 kg (e! terreno resiste bien la compresién). Armados en la cadena o tensor, (fig. 3.15): Como el céleulo resut6 con 3 $ 1/2", e16 corweniente ogregarle + 020 Gg + J 1 § de 3/8" paro que los anos Figura 3.15 to20+ aqueden bien amarrados 3.4, CIMIENTO CICLOPEO En terrenos cohesivos donde la zanja pueda hacerse con paramentos verticales y sin desprendimientos de tierra, el cimiento de concreto cicl6peo es sencillo y econémico. EI procedimiento para su construccién consiste en ir vaciando dentro de la zanja piedras de diferentes tamafios (entre 5 y 20 cm) al tiempo que se vierte la mezcla de concreto en proporci6n 1 : 3: 5, procurando mezclar perfectamente el concreto con las piedras, de tal forma que se evite, como ya hemos mencionado, la continuidad en sus juntas (figs. 3.16 y 3.17). Cadene de concreto Junta continua [no hay cuatapeo) Cimiento defectvoso, Cimiento correcto, las piedras no estén cuoirapeadas los piedras tienen un cuctrapeo adecuado Figura 3.16 Figura 8.17 “En caso de qu el teren0 no resist Ia compresicn, srk ncesario encaar mds el cimiento para qué el brazo de palance aumente y el par de foeras Ty Cdisminayan de valor. 54 Problema: cdlculo de una zapata continua de concreto cicl6peo Calcular el ancho y la profundidad del cimiento ciclépeo que se muestra en la figura 3.18, La resistencia del terreno se supone de 4600 kg/m*. Recibe de fa los Py Recibo do la lo w= 870 kg/m! we 640 kg/al NO Aplanado de yeso {oparente) i yen (em espesol ‘Muro de labique Yr Muro de tobique recocido de 21 om ce) recocido de 21 cm Coxe de cone ‘ ore de 90 30m (7A — Cote de conse coda de 30% 30cm x XK = 082m ‘CORTE TRANSVERSAL CORTE LONGMTUDINAL Figura 3.18 Cargas sobre el cimiento en ke/ml Peso del muro de tabique: 0.21 x 2.40 x 1600 ~ 807 kg/ml Peso del aplanado de yeso: 0.02 X 2.40 x 1200 ~ 58 kg/ml Peso de la cadena de concreto: 0.30 X 0.30 x 2400 ~ 216 kg/ml 1081 kg/mi ‘Clculo del cimiento por ml w = 870 + 640 + 1081 = 2591 kg/m ee. 2591 + 30% de 2591 _ 3369 _ ya 4600 4600 Se le puede dar de profundidad la misma medida que la obtenida para el ancho, es decir, 0.74 m. El autor recomienda una profundidad m{nima de 60 cm, con excepcién de los terrenos rocosos, donde la zapata se podré desplantar directamente sobre una ligera ranura hecha en la roca. Verificacién del peso propio del cimiento: 0.74 x 0.74 X 2000 kg/m? ~ 1095 kg/ml > 778 kg/ml, considerados. 55 Hay una diferencia en més de 317 kg/ml, y es conveniente recalcular el cimiento, Aumentaremos el porcentaje en el peso propio del cimiento a 45 %. Veamos: w = 2591 kg/ml .. P, = 2591 X 0.45 % ~ 1166 kg/ml 2591 +1166 _ 3757 la zapata = ——————— = —— = 0.82 Nuevo ancho de la zapata Aeon ee mn Hay todavia una diferencia en el peso propio de 179 kg/ml, pero es una diferencia pequefia y no se requiere calcular nuevamente el cimiento. EI cimiento de concreto ciclépeo se construye facil y rapido; es el més recomendable en las construcciones ligeras y donde el suelo, dependiendo de su cohesién, lo permita. 3.5, CIMIENTOS DE CONCRETO ARMADO Zapata aislada cuadrada Los cimientos de concreto armado se utilizan en todos los terrenos pues aunque el concreto es un material pesado, presenta la ventaja de que en su célculo se obtienen, proporcionalmente, secciones relativamente pequefias si se les compara con las obtenidas en los cimientos de piedra. La zapata aislada comtinmente se utiliza para soportar la carga concentrada de una columna cuya funcién principal consiste en aumentar el érea de apoyo en ambas direcciones. En general, su construccién se aconseja cuando la carga de la columna es aproximadamente 75 % mds baja que la capacidad de carga admisible del suelo. La préctica recomienda que la zapata aislada deber4 emplearse cuando el suelo tenga una capacidad de carga admisible no menor de 10 000 kg/m’, con el fin de que sus lados no resulten exageradamente grandes. EI célculo de estas zapatas se basa en los esfuerzos criticos a que se encuentran sometidas, pero su disefio lo determinan el esfuerzo cortante de penetracién, la com- presién de la columna sobre la zapata, el esfuerzo de flexién producido por la presién ascendente del suelo contra la propia zapata, los esfuerzos del concreto en el interior de la zapata, asi como el deslizamiento o falta de adherencia del acero con el concreto. Dentro de las disposiciones generales, el Reglamento de Construcciones para el Distrito Federal di 1. Para dimensionar por flexién se tomarén las siguientes secciones criticas: En zapatas que soporten elementos de concreto, serd el plano vertical tangente a la cara del elemento (véanse figs. 3.19 y 3.20). En zapatas que soporten columnas de acero con placa también de acero, la secci6n critica seré en el perimetro de la columna, salvo que la rigidez y resistencia de la placa permitan considerar una seccién més alejada (véase fig. 3.21). lo columna se intersect directamente ‘con la zapata Plano veticaltangente la cara del Compresiones V,3 Correcto. La zapata resiste perfectamente el esfuerzo de corte con el peralte de 20 cm. El peralte por cortante puede obtenerse también tomando el trapecio que aparece en a figura. 3.30. El resultado en ambos casos deberd ser el mismo. Veamos: Area del trapecio (41) = (1354050) 0.425 ~ 0.394 m? Vv, _ 5319 bd 50X20 V,= R,- Ay= 13 500 X 0.394 = 5319 kg,y_v, ~ 5.32 kg/om? como se ve, ambos resultados son practicamente iguales. Recuérdese que se tomé d = 20 cm, por tanto, c, + d= 30 + 20 = 50cm. b, = Perimetro que trasmite la carga, Calculo del peralte por penetracién b, = 4(30 + d) = 4d +120; multiplicando todos los términos de la ecuacién por d, se tiene: b,d = 4 d? + 120 d; y si limitamos b, d al méximo cortante admisible, 63 P+pp _ 21258 Ya ed 8.85 4 d+ 120d — 3080 = 0, y si dividimos todo entre 4, obtenemos: — 30 + V(30F— 4(—770) _— 30 + ¥900+ 3080 2 dy i tendremos: b,d 3080 cm*, Por tanto, 3080 = 4 d? + 120d @+30d-770= _ —30+¥3980 _ - 30 +63 7 FF = 16.50cm Como se supuso un peralte efectivo de 20 cm, éste cubre perfectamente todos los esfuerzos requeridos y se deja por ahora para calcular el rea de acero. Con anterioridad se supuso un porcentaje de acero de ? = 1 %, por tanto: A, = fb d = 0.01 x 135 x 20 = 27 cm’; con varillas del ntimero 5, tendremos: 27 Niimero de varillas = —"O5- ~ 14 varillas #5; separacién = Anclaje y longitud de desarrollo El acero de refuerzo en toda seccién deberd desarrollarse por medio de adherencia cen una longitud suficiente de barra o de algin dispositivo mecénico que le dé anclaje. De acuerdo con las varillas obtenidas, la longitud de desarrollo valdré: 19% 4200 200 0.006 x 1.59 x 4200 = 40.07 cm (la longitud de desarrollo falla con Ia varilla del #5 y es necesario aumentar el diémetro = 0.006 d, fy -. 0.06 = 35.46 cm, y de la varilla) Con varillas del # 6: 2.87 4200 0.06 === = 51.15 cm, y 0.006 x 1.91 x 4200 ~ 48.15 ¥ 200 a 51.15 cm > 48.15 cm y se cumple lo impuesto por el Reglamento. Al cambiar el didmetro de la varilla, también se requiere modificar el némero de varillas y su separacién. Veamos: F 27 P 135 Niimero de varillas = —— ~ 10 varillas # 6. Separacién = 13. 2.87 ig, 0™ L, = Longitud de desarrollo, en cm ,, = Area transversal de la varilla, en cm* d, = Didmetro de la barra o varilla EI Reglamento indica que el factor Fy se tomaré igual a 0.7 (en lugar de 0.8) al considerar la combinacién de acciones permanentes, variables y sismo, en lo referente a esfuerzo cortante. En la figura 3.31 se presentan el armado y el procedimiento para construir la zapata aislada correspondiente al ejemplo recién estudiado. Vorilas de la columne concladas la zopota El digmeto y la seporacion de los cnilos en la columna, se estudiarén ‘en sv capiulo comtespondiente opoto aisloda cuadrada de concrete d= 20cm tn cone + tr | | mado 100 kg/em®; Fy = 4200 kg/em* "| RA - Figura 3.31 Varillas #6 @13.50.men ambos sentidos- Anclas de las vars elo colina Vorlos #6 ++ @ 13.50em [enzo en ombos he 26 4 i ies + Recibrimiento i 4 NA» Tenen consldedo "Lax volo de lo zapatonecedtan una longind de desorclo de 51.15 om y se cuenta tncamense con 47-5 em (ele quioron 5 cm para date «las vail: Un ecubrimiano en el bode dela zapc0. Por aro, se necosri hacer ut (goncho « las varias por loge ls login requeride de 51.15 em Por reglomento, Ly en ningin cao seré mener de 30 cm, Problema: calcular una zapata aislada cuadrada de concreto reforzado (con pedestal) Las condiciones de carga y resistencia del terreno son las mismas que para la zapata aislada cuadrada, pero ahora la zapata cuenta con pedestal también de concreto. Este problema se resolveré haciendo caso omiso de algunos pasos, debido a que ambas soluciones son practicamente idénticas (fig. 3.32). 65 Carga total = 24 780 kg El ancho de la zapata serd el mismo, es decir: = 1.83 mya = 1.35 m La reacci6n neta (R,) es igual a R, = 13 500 kg/m? CAlculo del momento de flexién (fig. 3.32). R,a:# _ 13500 x 1.35 (0.4757 Sexé conveniente tomar en cuenta el 2 2 eso propio del pedesiol cuando su = 2056 km considerable. En caso ‘M, = 205 600 kem coniori, dicho peso quedaré incuido en el porceniaje del peso propio dado a la Zapata. En el ejemplo no 30 considers ol peso del pedestal Para este ejemplo suponemos un porcentaje de acero de 1.2 % que, como ya vimos en el ejem- plo anterior, se encuentra comprendido entre el minimo (fq, = 0.0033), y el maximo requerido por el reglamento, que resultd de Pay. = 0.019. Célculo del peralte efectivo Al modificar el porcentaje de acero, cambiar también el peralte efectivo. Veamos: My = Fab a fey (1 — 059%) y 4 gah iz: = 0.012 4222 = 0.252, por tanto: fe 200 _ 205 600 ~ 0.9 X 135 X 200 X 0.252 (1 — 0.59 x 0.252) _ 205 600 6123.6 (0.851) d = V39.46 ~ 630m El peralte por flexin resulté muy pequefio y lo aumenta- ‘mos al minimo por reglamentaci6n: 39.46 cm? d= 15cm Figura 3.32 66 Figura 3.33, Célculo del peralte por cortante (fig. 3.33) Al darle mayor secci6n al elemento que trasmite la carga (pedestal), se reduce el cantilever y, en consecuencia, disminuye el peralte. Veamos: Yogg SF VFE= 0.7 VOB X 200 ~ 8.85 ke/em* Vu ea viz Rle-t,+all 2 V, = 13.500 [1.35 — (0.55 + 0.15)] = 18.090 kg Vy, 18.090 18.090 bd (4X 55)15 3300 por tanto, v,, ~ 5.48 kg/em* EI peralte supuesto de 15 cm resiste ampliamente el esfuerzo cortante, ya que v,._, > v, Fequerido PERALTE POR PENETRACION b, = 4(40 + d) = 4d + 160, y haciendo operaciones se tendr = 40+ Vi400_ __— 40 + 66.40 2 2 = 13.20 cm < 15 cm supuestos. CAlculo del drea de acero (fig. 3.34). A, = f bd = 0.012 X 135 X 15 = 24,30 cm’. Utilizando varillas del # 6, ten- 135 ' Fi 24.30 Niimero de varillas del #6 = ———- ~ 9 6#6 @ —— = 15cm 2.87 9 Anclaje y longitud de desarrollo Con las varillas del # 6, se comprobs en el ejemplo anterior que no hay falla, \inicamente falta por comprobar si la longitud de desarrollo queda adecuadamente colocada dentro de la zapata (fig. 3.35). 67 Figura 3.34 Column Pedestal 0 dodo os vailles que oparecen en el cose no cortesponden en planta; se hizo asi pare dor mayor cladad ¢ las varilas de la column, / pedestal y zopoia CORTE Vorllos #6 @ 15 men ambos. sentidos Vorilas de lo columna conclodas a las varilas de la zopata DETAIE Figura 3.35 Pedestal o dodo ~ . Pedestal o dado —— her | + Varios # 6 fey 5— Sie ok | o50-s-ns00 _| Recubsimiento (7) —“ 5.6 “os vailos de lo zapotaneceston una langitd de desorilo do $1.15 om ys ener 42.50 om; por tonto, set nacetaro hacer un gancho o los vais de 8.65 em pare logra le longi de desarolo reaueida En elemenios da cance armodo colados conta al sul, el ecabriniont be miner 116 de 5 om ss uso pant, y de 7 cm sno se uz plot, 68 Figura 3.36. Grafica de momentos Mlextonantes, Zapata aislada rectangular Las zapatas aisladas rectangulares son précticamente iguales a las cuadradas; ambas trabajan y se calculan en forma similar y se recomiendan en aquellos casos donde los ejes entre columnas se encuentran limitados 0 demasiado juntos. En el caso de las zapatas aisladas rectangulares, el Reglamento de Construc- ciones para el Distrito Federal, nos dice: 1, Por su forma rectangular presenta dos secciones criticas distintas para caleular por flexi6n. En zapatas que soporten elementos de concreto, serd el plomo vertical tangente a la cara de la columna o pedestal en ambos lados de la zapata (fig. 3.36 y 337). En zapatas que soporten columnas de acero, se seguirén las mismas especifica- ciones que las indicadas para zapatas aisladas cuadradas (véanse figs. 3.19 a 3.21). CColumna © pedestal {igual que en las zopatas cuadradas) 5 Lamia Aono vera ongene oo cata del | Boe comprsion elemento felunna 0 pedesol si + a +4 sf ae Estas Rein dl us gis. ieee ETT, u fewteno 83 eeie t To Epey | | fy j B 2325 = + ess te meee 28 toy} , By | 7 | | F : | | E 3 i [ibe é g Be te asaseeae 3 3 gee8 g 3 eae ry _lo 2 é a358 te _ “ £555 | o Bges mt | |e i 2853 *teocion la siglo , Ambos momentos reoccién del terreno menos el peso ‘Figura 3.37. Grafica de fo es propo speed ces moments fexionantes 69 En zapatas aisladas rectangulares en flexi6n en dos direcciones, el refuerzo paralelo al lado mayor se distribuiré uniformemente (fig. 3.38). El acero paralelo al lado menor se distribuird en tres franjas en la siguiente forma: en la franja central, de ancho a,, una cantidad de acero igual a la totalidad que debe colocarse en esa direccién, multiplicada por 2a,/(a, + a,), siendo a, y ay, los lados corto y largo de la zapata, respectivamente (fig, 3.39). En las dos franjas restantes de la zapata el refuerzo se distribuird uniformemente. El acero se colocaté en est fronjo uniformemente ‘Acero colocado uniformemente ‘Acero en posicién — perpendicular al ‘20220 colocade uniformemente 2. Para el disefio de cortante y tensién diagonal, la secci6n critica dependeré de: a) Cuando el érea donde acta la carga concentrada no tiene entrantes, la seccién critica seré el plano vertical que pasa a una distancia del érea cargada igual a d/2 (véanse figs. 3.40 y 3.41). b) Cuando el rea cargada presenta entrantes, la seccién critica se hard de modo que su perimetro sea minimo y en ningin punto su distancia a la periferia del érea cargada sera menor que d/2 (véase fig. 3.24). Se resuelve en la misma forma que en las zapatas cuadradas, El espesor mfnimo en los bordes seré el mismo que el indicado para las zapatas aisladas cuadradas. 3, Para disefiar por adherencia y anclaje, se seguirdn las mismas indicaciones dadas por el Reglamento para las zapatas cuadradas (véanse figs. 3.19 a 3.21). 70 Ara maxima 3 veces e lado menor del pedesil Altura thxima 3 veces el lado menor del pedestal Tendencia de fala Prono vertical Tendencia de fala Figura 3.40. Disefo por covante y tensién Figura 3.41. Disefo por cortantey tension diogonal. Zapata reciangular con pedestal ciogonal. Zapota rectangular con pedestal evodrado, rectongulr Problema: zapata aislada rectangular de concreto reforzado con pedestal La zapata mostrada en la figura 3.42 soporta una carga cuyo pedestal trasmite 1107. Las fatigas son de f = 250 kg/em* para el concreto y fy = 4200 kg/om’ para el acero. Para el terreno se supone una resistencia de R; = 207/m*. Disefiar la zapata para todos los esfuerzos requeridos. Estas zapatas se solucionan précticamente en la misma forma que las zapatas aisladas cuadradas. Veamos: 74 P= 110" Ancho de la zapata ee: ol pedestal 110 000 + Peso del pedestal 110 385 kg ee Peso del pedesto!: “eso det pedestal eg iam 0.40 x 0.50 x 0.80 R, = Ry — 10 % de Ry 20000-2000” enpresones [fH] 2400-= 385 kg ‘Al ser rectangular, le damos a un lado una dimensién que convenga, nuestro proyecto; por ejemplo a, = 2.00 m, a, = She = 3.10 m 110385 _ 110.385 La 2 R, = OS = OS 87 2 nueva R, val: Ry = 2) = Zoo x 3.107 17 804 kel GRAFICA DE MOMENTO. FLEXIONANTE (SENTIDO LARGO) |e, =0.80 040 o, = 0.80 CAlculo de los momentos de flexién (fig. 3.42). a= 2.00m 4) En direccién a,: 17804 (1.30) 2. os v° rapa oT 2.00 2.00 59 100 km = 3 010 000 kgem bx Mom. méx. = SP GRAFICA DE MOMENTO 10 FLEXIONANTE (SENTIDO CORTO) EE ~ 17662 km = 1 766 200 kgm Figura 3.42 Obtencién del porcentaje de acero La cuantia de acero deberd quedar siempre entre el minimo y la condicién balanceada. Veamos: a 414 porcentaje minimo de acero... Pag = 5 re .0033, y 08sf. 4800 _ 0.85 x 250 4800 bal a a Se Sr anceada...f, fy 4200+ 6000 4200.” 10200 = 0.05 x 0.47 = 0.0235 ‘Suponemos para el ejemplo / = 0.8 % = 0.008 ~. 0.0033 < 0.008 < 0.0235 72 Cilculo del peralte efectivo por flexién 4 Mp=hbdf.y(1-059,y y= Y= 9,008 12% ~ o.135 fe 250 ae 3 184.000 _ 3.184.000 0.90 X 200 X 250 x 0.135 (1 — 0.59 X 0.135) 6075 (1 — 0.08) 3.184.000 = 5599 ~ 57cm a =V570 ~ 24cm Como en estas zapatas dominan los esfuerzos cortantes y de penetracién, el peralte se aumentard ad = 30cm. Caleulo de peralte por cortante (fig. 3.43) y= Py Vea Raley) ~ [le + dle + dy por tanto, V, = 17 804 {(2.00 x 3.10) — (0.40 + 0.30}(0.50 + 0.30)}, V, = 17 804 [(6.20) — (0.56)] 2.V, = 100415 kg € rm —-S + ElReglamento especifica que vy S FaVfF* = 0.7V0.8 X 250 9.90 kg/em* El peralte por cortante valdré: 100415 + (2 x 70} + (2 x 80)9.90 44 AO td = 100 415 etd 2970 +— e200 =~ 33.80 cm > 30 cm (supuesto) El peralte supuesto de 30 cm resulté insuficiente para absorber el esfuerzo Figura 3.43 cortante que requiere de 33.80 cm, pero falta calcular el esfuerzo de penetracién. Veamos: 73 74 Peralte por penetracién b, = 40 + d) + 2(50 + d) = 2d + 80 + 2d + 100 = 4d + 180 110 385 9: carga "adm. *. 11150 = 4d? + 180d; y dividiendo todos Jos términos de la ecuacién entre 4, bod = 4d? + 180d;y bd = = 11 150m? 45 + Vlas} - 4/ 7) nos queda: d? + 45d — 2787 = 0. a45 + Vlas) = 4(= 2787) Sst Vi3i7s - 4541148 SE = SR = 900m Finalmente, el peralte en la zapata deberd aumentarse a 34.90 cm, ya que fue el peralte por penetracién el que dominé el disefio de la pieza. Area de acero En el sentido largo: A, = f.a,d = 0.006 X 200 x 34.90 = 41.88 cm’; con varillas de 3/4” _ 41.88 = 3a7 7 15834". Separacién = = = 13.40 cm Enel sentido corto: A,, = f a,d* = 0.006 x 310 x 32.99 = 1.36 cm? d* =d-1§ = 34.90 — 1.91 = 32.99cm EI Reglamento especifica: El acero paralelo al lado menor se distribuiré en tres franjas (véase fig. 3.44). En la franja central, de ancho a,, una cantidad de acero igual a la totalidad que 2a, a, +a, debe colocarse en esa direccién, multiplicada por . veamos: 61.36 X2% 200 24544 200 + 310 510 ~ 48.13 cm’; con varillas de 3/4 48.13, 2.87 ~ 17$3/4". Separacién = ~ ~ 11.80 em El resto del acero, es decir 61.36 — 48.13 = 13.23 cm’, se distribuird uniforme- mente en las dos franjas extremas: 13,23 310 ~ 200 day 7483/4". Separacién en cada franja = ——5—— ~ 55m 55 + Sy = 27-5 em (esta distancia se reduciré para dar un buen recubrimiento en los bordes). Figura 3.44 Varilas de 1" colocados uniformemente @ 22 em Sereno compoctado = MLL OIF GO ‘Anclaje y longitud de desarrollo wt Ly = 0.06 a = 0.006 dy fy “0.06 = y 0.006 X 1.91 x 4200 = 48.13 cm. No se cumple con la especificacién y serd nece- sario aumentar el didmetro de Ia varilla a 1". 5.07 X 4200 _ v250 Al cambiar el didmetro (sentido paraleto al lado largo), ser necesario modificar también el némero de varillas y su separacién: Ly = 0.06 81 cm > 0.006 X 2.54 x 4200 = 64 cm (correcto) 41.88 ‘Numero de varillas de 1" = —-—— = 9 § 1". separacién = —~ ~ 22cm 5.07 9 En la figura 3.44 se presentan armados y la forma de construir la zapata corres- pondiente al ejemplo que acabamos de analizar. ‘CORTE Vorilos de 1° colocadas @22m Vorilas dento de la fronja ceniral @11.80 cm R= 250 kg/em*? Zopata de concrete Vailas de 3/4° dent de lo fnjo centr, colocadas @11.80em ccental @ 11,80 em Column PLANTA En cade hanjo extema se colocarén varios de 3/4" @ 27.50.cm Detalles de la zapata (fig. 3. 45) Aillos en fa colamaa © en el pedestal, Se conse colecar un enillo oriba otto abajo DETALE 1 _ tongitad disponible de lo intorseccién de la para el anclaje, 130 cm columna o pedestal con [70 zopa16 11,80 cm, dento de Norilos del # 8 @ 22 cm. Estos to zpote pod descosor varios necesitan 81 cm y se cuenta sobre una planiiloo colarse con {1305}, que cubre Figura 3.45, direciomente sobre el slo aadecuadamente la longitud de previomente consclidado desollo requerida. as vaillas no necesitan de ringin gancho o doblez Problema: zapata corrida de concreto armado para un muro de carga Disefiar una zapata corrida para un muro de tabique recocido de 28 cm de espesor que trasmite una carga por metro lineal de 4800 kg/m. Calcular la zapata para todos los esfuerzos requeridos por reglamentacién. Se supone una capacidad de carga para el terreno de R, = 4200 kg/m’; f, = 200 kg/em’; fy = 4200 kg/em* y un factor de carga de F, = 1.4 (véase fig. 3.46). Aplicando el factor de carga, se obtiene: P, = 4800 X 1.4 = 6720 kg/m R, = Ry ~ 10 % = 4200 — 420 ~ 3780 kg/m’ 6720 ‘Ancho de la zapata = 575 ~ 1.80.m 6720 Nueva reaccién neta = => = 3734 ke/m? ‘Obtencién del momento por flexién El Reglamento de Construcciones especifica: Para zapatas que soportan muros de piedra o tabique, seré la seccién media entre el pafio y el eje del muro (fig. 3.47). En zapatas corridas es recomendable tomar una franja de ry Te = 76 en 1.00 m, de ancho para calcularlas. Veamos: Prono dela — 5 seccién ction R,+#100 _ 3734(0.83) 1.00 an gx Be A100. a139(083) 1.00 + 2 2 = 1286 km = 128 600 kem Porcentaje minimo de acero: rewaat | : f = 4 = 14 ~ 0,003; tomamos f = 0.005 aay = 0088: sf = 0. Peralte efectivo por flexién (fig. 3.47) fy 4200 = f > = 0.005 = = 0.105 rhe rT ee M, 2 128 600 Frbf.y — 0.59) 0.90 X 100 X 200 X 0.105 (1 — 0.59 X 0.105) _ 128.600 a el = ay 7 72.60em? d= V726 ~ 8.60.em EI Reglamento especifica que el peralte efectivo mfnimo seré de 15 cm. Por tanto, tomamos d = 15 cm Peralte efectivo por cortante (fig. 3.48) Plono de lo J Area rayada = 0.685 X 1.00 = 0.685 m* secci cca Icononte), 2. V, = Ry A = 3734 X 0.685 ~ 2558 kg, vy S Fy VF% = 0.10 VOB X 200 ~ 8.85 kg/em* a = 150m 2558 peczsceesfea- 972-75 dy = E00, 0.7 X 100 X B85 \ Area rayade = 0.685 mi Figura 3.48 77 E See 2e3) Céileulo del rea de acero + A, = fod = 0.005 X 100 x 15 = 7.5 cm* d= 15cm Vorilas # 4@ 16. Con varillas del nimero 4 = cm [por edlevo} a= 1.80m Ee Separacién = —— ~ 16.70. cm Vearlos # 4 @16.7 cm Longitud de desarrollo (por céleto) An fy Varios # 3 0.06 => = 0.006 OiSen oa aly (por tempera} 0.06 1.27 x 4200 = = 24.64 em v200 0.006 x 1.27 x 4200 ~ 32cm Se usara la longitud de 32 cm. Vorilas #4 Acero por temperatura 2167 em {por call} En zapatas corridas el Reglamento recomienda para , refuerzo por temperatura un porcentaje minimo de 0.2 % en Voit, # 4 elementos estructurales protegidos de la intemperie, y 0.3 % (porcéeu) Para aquellos que se encuentran expuestos a ella, 0 en contacto con el terreno. Varios # 3 aaeen A,, = fad = 0.002 x 180 x 15 = 5.40 cm* by Acero colocado altemadamente CT {dos diferentes longitudes de vorillas) . 4 Con varillas #3 = ap ~8#3 en, 32cm, 4444-4 180 Vortlas # 4 Separaci6n = —— = 22.5cm @167 em 8 {por céled a En Ia figura 3.49 se muestran armados y cémo cons- Vorllos #4 tru a zapata del ejemplo analizado {por célculo} Muro de tabique recocido (714-28) Varios # 3 Longin disponible @ 22.5 em k-—— 76cm (por temperatura} Varillas del tefverz0 vertical Acero colocado atternadamente {igual longitud en las vorillas) ae (costillo), Estos refverzos se Norilas #3 @22.5em | _colocarén a i saree *E| autor recomienda el armade que aparece en el dal5 (por temperaturct i ‘mayor, normalmente, de 3.m lo 4 amt i'n oan pes foorls—h= 22 on be copie relerente 0 ‘tribe tren o mano longi compe con x mnuros de congo) Tauchcoley socom sienan abandon $79 \, Vorilos del # 4 @ 16.7 em. Figura 3.49 . Las varilas requieren de 32 cm de longitud ge 50, bets sela A Te ea ‘zapala. cubre odecuodomente el anclaje 78 CORTE LONGITUDINAL Figura 3.51 Zapata corrida de concreto armado para apoyos aislados Cuando 1a cimentacién esté disefiada para una estructura formada por apoyos aislados (columnas) y la resistencia del terreno no tiene gran capacidad de soporte, ser més adecuada la zapata corrida para unir dos o més columnas. Dichas columnas podrén mandar a la zapata cargas simétricas, lo que daré como resultado una zapata de ancho uniforme (fig. 3.51). 1 R ‘CORTE TRANSVERSAL | | i | ° jl | ‘Columaa h ee PLANTA Ml 4B v los principales Bie — yo He i Vie Pe cerca mien cere fA Cuando las cargas son asimétricas, la zapata tendré anchos distintos para trasmitir al terreno una fatiga uniforme (fig. 3.52). La zapata se soluciona déndole una forma trapezoidal, pero presenta dificultad en sus armados lo que hace que no resulte préctica desde el punto de vista constructivo (fig. 3.53). El cimiento se puede construir més fécilmente calculando la zapata como aislada, con su area correspondiente para cada apoyo, uniendo ambas zapatas con la contratrabe (fig. 3.54). Esta solucién presenta la ventaja de tener tinicamente dos medidas en su armado principal (fig. 3.54). La contratrabe juega un papel importante en las zapatas corridas, pues de no emplearla seria necesario recurrir-a un espesor muy grande en la placa o losa de la zapata para evitar la falla por flexién o por cortante producida por la reaccién del terreno. Estas contratrabes le dan rigidez a la zapata y soportan, ademas, los esfuerzos. de flexién producidos por la reaccién del terreno (véanse figs. 3.55 y 3.56). 79 Varios principales (por céeulo) Verilas por temperatura Primero se calcula como _zopato cislado y después se ligon ambos zapatos con lo controtiabe Figura 3.54 Vorilas de columna Figura 3.56, Auillos 0 estibos Vans principales [por fn) Todas las varillas enon medidas diferentes, Varillas por temperona Figura 3.53 Column Cd Anclas de los Axillos 0 estribos vorillas de lo cola ‘Compresiones Vorilos por _ 4 temperciva : Tensones y ° Varillas por — ebleulo ‘Figura 3.55 Tensién eno i ' [ ccontratabe : Perale de la *En a parte centol de la contatob, los onl © estibos se podién celecar 2 ura ditoncia (4/2), pao sin que sea mayor de 30m, 80 Problema: zapata corrida con contratrabe Disefiar una zapata con contratabe que recibe dos columnas con cargas iguales como aparece en la figura 3.57. Se considera un factor de carga de F, = 1.4. Figura 357 | a=70 we au | pesshonte | | de cargos 37 i Vets por ‘emperor Contre x! Dots i d= 18.3) em f= 250 h/t fy» A200 kg/cm? : y= 19500 kg/m? Resstonte do lo Veriles por cleo Colonna de Sd xe | 4+ | [eee d=? 5.60 _m pe P= 70x14 = 98! Reaccién neta de terreno (en este ejemplo suponemos 6 % como peso propio del cimiento). R, = R, ~ 6 % R, = 19 500 — 1170 = 18 330 kg/m? Ancho de Ia zapata (70 x 1.40)2 _ 196000 _ ROTO Fronjo de 18 330 18 330 1.40 m 10.70 se 7200 Nueva reacci6n neta: 196 000 (5.60 x 2.00 = 11.20m’).. R, = = 17500 kg/m? 0.80 11.20 Calculo del momento flexionante (fig. 3.58) R,+ 100 _ 17500(0.80) 100 _ 1 120.000 | a, = Be 2100. «17500 0.807 100 _ 1120000 _ 569,999 2 2 2 Figura 3.58 M, = 560 000 kem_ 84 Porcentaje de acero én la zapata, 14 14 > = —*_ ~ 0.0033 = 0.33 % at fy 4200 Suponemos f = 1.2 % Peralte efectivo por flexién (fig. 3.58) fy 4200 7 = 0012 Se = 0.20 My, 560 000 Frbfi yl — 0.594 0.90 x 100 x 250 x 0.20(1 — 0.59 x 0.20) 560 000 = pgp 7 Mlom 2. d= Vidi ~ 12em El Reglamento especifica que el peralte efectivo minimo seré de 15 cm. Por tanto, tomamos: Phono de la OGD secon otca (cononte Peralte efectivo por cortante (fig. 3.59) Area rayada = 0.725 X 1.00 = 0.725 m? 2: Vy = Ry A = 17500 X 0.725 ~ 12 688 kg 0:80 0.40 w2-15/2 0725 vy Fe VF = 0.70 VOB X 250 ~ 9.90 kg/em* 2 = 2.00 m 12.688 0.70 X 100 x 9.90 _ 12.688 693 d, = 18.31 >dy, = 15cm = 18.31em { CAlculo del area de acero (fig. 3.60) Ag = f bd = 0.012 X 100 X 18.31 = 21.98 cm* ; _ 21.98 _ 1004. Con varillas #5 = Sy Mb #S -. T-~ 9em Columna Figura 3.50 82 Contotobe = fe | Varilos #3@18.2 ‘Longitud de desarrollo Jem {po tempera} - gh 1, = 0.06 22 = 0,006 dy x [are 31 em ty = 0.08 Trae = ON Aly ~_— Vorilos #589 1.99 x 4200 cm (pr bles) £0.06 == = 31.72. cm; 2= 200m ; pe v250 +0. ol hy 0.006 x 1.59 x 4200 = 40 cm 4 £ ‘em (por célewlo} Se tomaré la longitud de 40 cm. ] ‘A cada lado de la contratrabe se cuenta con (80 ~ 5 = 75cm) de longitud, que cubre ampliamente la medida requerida. ‘Acero por temperatura (fig. 3.60) Varilas # 3 @ 182m Aapip, = 0-2 % bd = 0.002 X 200 X 18.31 = 7.33 em* (por temperatura} 3 Con varillas del #3 = 5; ~ 11 6 #3; separaciéon 200 = = 18.20m in CAlculo de la contratrabe En la figura 3.61 se muestran los diagramas de esfuerzos cortantes y momentos flexionantes en los puntos principales de la contratrabe. Carga por metro lineal 98 000 x 2 S67 35 000 ke/mt Cortante en los pafios interiores de columnas: 35 000 X 0.40 = 14.000 +. 14.000 — 98 000 = — 84 000 kg Cortante a una distancia (d/2) de los pafios interiores de columnas. ‘Se supone para la contratrabe un peralte de 1.20 m. Veamos: — 84000 + (35 000 x 0.60) = — 63 000 kg Momento méximo entre paiios interiores de columnas: Mg, = 9 800 000 kem Porcentaje de acero (contratrabe) f = 4 4 1.0033 = 033% ae y 3 0.85 x 254 4800 y fox SEK 250 , __B0 __ o024 = 214% 4200 4200 + 6000 83 Supondremos para el ejemplo f = 0.5 % = | Medd ptes inetiors de colunnos aa i laf rae remodel sec citica leortnte) i {Ned one cert ema = 520m Medida @ patios eefors de cobumnas = 5.60m _| 84.000 ‘CORTANTES. 14.000 x 0.40 2 .005 9800 000 0.9 X 40 X 250 X 0.084(1 — 0.59 x 0.084) d=V13 46 ~ 17cm El peralte supuesto (1.20 m) cubre adecuada- mente la flexién. Revisi6n del peralte por cortante: 63. 000 ———————_ = 18.75 kiem? 0.7 x 40 x 120 el esfuerzo cortante maximo que absorbe el concreto esdev, = Fx VfF=0.7 V0.8 X 250 = 9.90 k/cm? La contratrabe falla a cortante. El Reglamento de Construcciones especifica que en ningdn caso se aceptaré que v, sea mayor que 1.3 Fe VFR veamos: 1.3 X 0.7V0.8 X 2! La seccién de la contratrabe debe ser modi- ficada. Por tanto, la limitamos a su maximo permitido: 12.87 Kem? < 18.75 k/em? 63.000 * O7x40xize7 ~ 70m Para el ejemplo tomamos la seccién de (40 x 175), de tal manera que la diferencia: 12.87 — 9.90 = 2.97 k/em? a absorbemos con estribos de 5/16" a 90°. Veamos: Veg = (0.7) v, bd = 0.7 X 9.90 X 40 x 175 = 48 510 kg “En cao de no qure una contarabe tan pra, se puede aumentar su cspesor, logando con est reduce fs cantilever a Is lados de a ontatrabe y Tos ‘momentos Nexionantes en placa de la zpa FrAyfylsen @ + cos 0) FaAvf; Vi Ver “356 » por tanto: 0.7 x 2. 0.49 x 4200 X 175 (sen 90° + cos 90") _ 55 = Se en OS = 35 cm 63.000 — 48 510 0.7 X 2 X 0.49 X 4200 =21 35 x40 2tem Los estribos de 5/16” se colocarén cada 21 cm. CAlculo del érea de acero (contratrabe) (fig. 3.62) A, = f bd = 0.005 X 40 x 175 = 35 cm? Con varillas #9 = GE = 5049 +2644 (armado} Detalle de armados (fig. 3.63) 6689 | __ 26 #4 por erode} ! - Fe 18.1 Cale + | | fp | Vorilas # 3 @ 18,2 cm Figura 3.63 #25@10,21,21 4 Vorilos #5.@ 9 em DETAUE 1 Figura 3.62 Ads de rhea Varilas # 3 @ 18.2 em (por temperatures \ es ooo ‘Cuando el perae de fa convatrabe es grande se recomienda colocora la mitad — Conerelo de dicho peraite 2 varilas de 1/2" Fe = 250 kg/em? Varilas # 5 @ 9 em fpr elev) 85 Problema: columna en colindancia y columna interior unidas por una zapata corrida con contratrabe Este problema es comin y se presenta en muchas construcciones. Hemos visto ya que cuando las cargas en las columnas son iguales, el problema se simplifica al coincidir ambas resultantes. Sin embargo, cuando las cargas en las columnas no son iguales, el problema se dificulta, y para solucionarlo es necesario hacer coincidir la resultante de cargas con la resultante del terreno. Para su explicacién, veamos la figura 3.64. Ry = 12%m? R, = Rr — 6 % Ry = 12 — (0.06 x 12) Seporocién de colindancia ~, Limite consvecién oR, = 11.28 Ym? A, = Reams. 1107 ewes Ryeta 11.28 = 9.76 Haciendo momentos en el punto A, ten- dremos: 10 - x = 70 x 5.60 70x 5.60, “392 —— 4 56 110 110 m Una vez obtenido el punto de aplicacién de la resultante de cargas, seré necesario hacer coincidir ambas resultantes. Veamos la figura 3.65. 9.76 m* Figura 3.64 | v.(2X 3.81)a = 9.76 | . = 128m i 1.28 m " t —- Largo de la zapata = 7.62 m f= 70" & 401 Cuando ambas fuerzas resultantes son colineales, su célculo es idéntico al analizado ya en el ejemplo que acabamos de ver. Cargas exeéntricas sobre las zapatas Cuando se trata de construcciones de poca altura, la carga que generaimente domina es la carga vertical; por el contrario, en construcciones de altura considerable 86 serd necesario tomar en cuenta también las cargas excéntricas o empujes laterales que pueden ocasionar graves problemas en determinadas zonas de la construccién. En efecto, si la columna o pedestal no trasmite a la zapata ninguna carga excén- trica, ésta tinicamente se encontrar sometida a esfuerzos de compresién (fig. 3.66). motte at Presion |P, = 2) Compresiones £ Hits TH af titilt Figura. 8.66 Figura. 3.67 Cuando la columna o pedestal trasmite a la zapata tuna carga excéntrica o su equivalente (carga axial con un momento), la zapata seguiré sometida a esfuerzos de compresin siempre que la excentricidad sea pequefia y caiga dentro del nicleo central, o bien, en el limite del ‘mismo, que se encuentra a 1/6 de cada lado de la seccién de la zapata (véanse figs. 3.66 a 3.68). EI niicleo central nos muestra cémo una excen- tricidad produce esfuerzos 0 coeficientes de trabajo en Jas fibras extremas, dando un valor para la compresi6n y la tensiGn, respectivamente, de: Coeficiente de compresién = 4 Carga aplicada en su eje centroidal Area de la seccién (a, * a) M- Coeficiente de tensién + —“ 7 Momento por distancia a la fibra més distante Momento de inercia Juntando ambos coeficientes, da como resultado: P.M Zt 77 Esfuerzos en las fibras extremas) y Figura. 3.68 1a, 1/60, 87 | En una estructura es diffcil que no exista excentricidad en las cargas, y aunque no la haya, el Reglamento de Construcciones dice para estos casos: La excentricidad de disefio no seré menor que 0.05 h = 2 cm, siendo h la dimensién de la secci6n en el sentido que se considera la flexién. ‘Cuando Ia carga se desplaza del centroide de figura, la compresién aumentaré del lado de la carga y disminuird de su lado opuesto (fig. 3.69). Al aumentar la excentricidad y aplicar la carga en cualquier punto de la periferia del nticleo central, del lado de la carga la compresi6n se duplica, mientras que del lado ‘puesto no hay esfuerzo (fig. 3.70). Cuando la carga se sale del micleo central, aparecen tensiones del lado opuesto de la carga (fig. 3.71). Cuando esto sucede, la parte del cimiento donde aparecen las tensiones tiende a levantarse de! suelo, fenémeno que habré que cuidar para que el concreto no Iegue a agrietarse. Column Excenticided (e) er I - / al | ' ‘ Colona z | Excenticidad{e} Leah i | | i | Ute nie ec} —_AA i bewmiaiy ASPEN t ta Tensiones = 1/6a,+2p, +. e>rl/oa-p> pe Si aplicamos la carga en el extremo de la secci6n (cimiento), la compresién abajo de la carga alcanzaré un valor igual que el doble de la tensién que se produce en el lado opuesto de la carga (fig. 3.72). Cuando la carga se aleja mas y més del centroide de la zapata, las tensiones aumentardn también del lado opuesto de la carga, y el eje neutro se iré acercando al centro del cimiento (fig. 3.73). ~~ Econ SH — ite nocleo central + erscnes 4) P2 4 Migura 3.72 nl al, yo ad Chewe toa tt | T | Figura 3.73 89 P=CM+C¥.= 75° Viento Como recibe una ATER carga fete y octio ‘ademas un momento Columna suponemos un 80 x 60cm pate efecivo de Figura 8.74 | Figura 3.75 y Fatiga en el plano tengente olacoimna — Figura 3.76 90 Problema: zapata aislada rectangular sometida a una accién accidental Una columna de 60 X 80 cm manda a la zapata una combinacién de acciones permanentes, variables y accidentales (viento), tal como se muestra en la figura 3.74. Todas las cargas son supuestas. La zapata la suponemos de 2.10 X 3.00 (6.30 m’). J, = 250 kglem; fy = 4200 ke/em*; Rr = 17 000 kg/m? El Reglamento de Construcciones determina para estas acciones un factor de carga (F. = 1.1). Sin embargo, aconseja tomar F, = 1.4 para el disefio de miembros sujetos a fuerza cortante, tensién y pandeo por com- presi6n axial. En nuestro ejemplo tomaremos F, = 1.4. Cargas afectadas por el factor 15 x 14* = 1057; 25 x 1.4* = 35™ ‘Veamos donde cae la resultante: (Sentido largo) Excentricidad (¢) = ~0.34m 1057 La resultante cae dentro del tercio medio. Obtencién de las fatigas maximas y minimas (fig. 3.75) Se). 105, Méxima =~ R (is a, / ~ 300 X 2.10 X 034) _ 105 (0 + $x034) (1 + 0.68) ~ 28.00 /m* 3.00 630 Pe ( S:.) 105 00 X 2.10 6X 034) _ 105 (.- ) ay (1 = 0.68) ~ 5.34 Mm? 3.00 6.30 EL Reglamento permite una reducin de 20 % en estas cargas, debido aque es poco factible que sucedan Todas eras accones al mismo tempo, Et el ejemplo nose pio exaredocie, 0.85 215 226 Figura 3.77 | — toa A continuacién obtenemos las fatigas en las seccio- nes criticas por comparaci6n de tridngulos (figs. 3.76 y3.77). 22.66 3.00 255 SRR = 19.26 + 5.34 3.00 f= 24.60 7m? 22.66 ft 300 2.15 2. . 22.66% 215 _ 16 94 4 5.34 3.00 Sf, = 21.58 Vm? En el plano tangente a la columna obtenemos, (fig. 3.78). 22.66 _ fi 3.00 1.90 2266 190 1435 45.34 3.00 SF, = 19.69 Thm? Calculo del esfuerzo cortante (fig. 3.79) EI Reglamento dice: Al considerar la combinacién de acciones permanentes, variables y accidentales, el esfuerzo cortante no excederd de F,vf *. Ademés, el factor Fp para cortante se tomaré igual a 0.7. Por tanto, v, = Fy VEFS 0.7 V0.8 X 250 ~ 9.90 kg/em? 28.00 + 24.60 = = 26.30 1m; Area = 0.45 X 2.10 = 0.95 m* ©. 26.30 X 0.95 ~ 24,991 91 92 .60 + 21.! 10 + 1.10 WO*258 a5 op rim%, bra = 20+ HO 0.40 = 0.64 m?* 1.23.09 X 0.64 = 14.78T Cortante maximo = 24.99 + 14.78 = 39.777 ee ee 10.33 kg/em*> v, F,(110)d (0.7 x 110 x 50 La pieza falla ligeramente a cortante, Cortante en el plano tangencial( f,), a una distancia d/2 del pafto de la columna: Area = 0.85 X 2.10 ~ 1.79 m? 2:24.79 X 1.79 = 44.387 44380" 443807 OT x20 x50 7350 ~ 6.04 kg/em®< v, En este plano no falla a cortante. Para que la zapata no falle a cortante necesitamos aumentar el peralte efectivo a: vy, 39 770° 39 770" 'p (110)v, 0.7 X 110 X 9.90 762.3 = 52.20cm d, Para la obtencién de momentos, areas de acero y longitud de desarrollo, se seguiran los mismos pasos que en la zapata rectangular sin carga excéntrica, NN VA foe ! ja. 05H 0 A OE COMENIACL GENERALIDADES Los edificios altos traen consigo problemas més complejos que los ocasionados por construcciones de poca altura. La magnitud de la superficie construida, genera problemas que repercuten en la cimentacién ya que, por lo general, requieren por su altura cimentaciones semiprofundas 0 profundas. En efecto, los edificios altos se encuentran expuestos no sélo a las fuertes cargas estéticas, sino también a la acci6n de empujes horizontales como son fuerzas de viento y sismo, las cuales producen sobre la masa de la edificaci6n una fuerza directamente proporcional a la masa del edificio. Esto explica por qué un temblor produciré efectos ms fuertes en un edificio pesado que en uno ligero. El autor recomienda la cimentacién de placa o losa de cimentacién cuando un edi- ficio es de tal magnitud que el peso unitario medio de su estructura se encuentra entre 50 y 75 % de la capacidad resistente del suelo. Por abajo de los porcentajes mencionados seré més probable y econdmico el empleo de cimientos aistados 0 corridos. Sin duda, cuando se trata de una construccin pesada y se tiene un suelo de alta compresibilidad (generalmente son suelos en baja resistencia), las zapatas requieren de grandes dimensiones y en muchos casos Ilegan précticamente a juntarse. Entonces, resulta més recomendable la losa de cimentacién no s6lo por ser mas econémica, sino también porque trabaja mejor (véase fig. 4.1). Pree, \ iyi ‘A oumertr Ja carga los anchos de as | 2apoies aumedion fambién, unndose | Véase dole _tt Y provecando sobreaigas en el suelo | sop | A reel ‘i a i fo 4 + era co 7 CANIS Lyeco pora reeupenor la elmbta toa de depart -~ dala oy dob conrnche sade pee é — he Ls fn cso reese ontorose CORTE pota hacer coincidit combos resutonies loso 0 ploca de cimentacién ‘Armado principal igura 4.1 Anelaje de las varllas de la colirana sobre el emparrilado de la loso de cimentacién *— Ponila de cones de podoceria de tobique afin Contatrabe PLANTA En estos casos, resulta mas conveniente utilizar la placa o losa de cimentaci6n, la cual puede estar formada por una losa o placa de cimentacién de fuerte espesor (1.20 m 0 mis) capaz de soportar todo el edificio, o bien, por una losa delgada (se recomienda no sea menor de 25 cm de espesor) reforzada con contratrabes (figs. 4.2 y 4.3). ] Edificio Ediicio + a OO! | | mmol | | MO by | i | 4 OO H Oy . } Oe sr en cso riratrobe Cp lose de cientacion Figura 4.2. Losa o placa de © Figura 4.3. Losa o placa de ‘cimentacion sin contratrabes. ‘lmentacion con contratrabes. ‘Cuando coinciden ambas resultantes (la de cargas del edificio con el centroide del 4rea de la cimentaci6n), la distribuci6n de presi6n bajo la placa o losa de cimentacién serd igual a (véase fig. 4.4). Wilko de car Peso total del edificio Wr nie Area de losa de inventacién A, CContoide de corgas y de fa teocelen de tereno Figura 44, Hay coincidencia en ambas resulantes, 96 PLANTA | Cuando sobre el edificio actéa una fuerza lateral (P, 0 P,), se produciré un momento cuyo efecto ser el mismo que el de una excentricidad del peso del edificio (fig. 4.5). Momento Momento =P,-h ma My Momento W; Peso total del edificio Si comparamos la excentricidad obtenida con el an- cho de la losa de cimentaci6n en el sentido del empuje late- ral, podremos obtener la distribucién de la presién a través de la losa de cimentacién. Dicha presi6n se cargaré més a un lado u otro de la ci- mentacin dependiendo de la excentricidad, véase “Cargas excéntricas sobre las zapatas”, capitulo tres. En las figuras que a continuaci6n se presentan se re- comiendan algunos recursos constructivos para lograr que ke ambos centroides coincidan. Colocando materiales ligeros de construccién en cier- Fgura 4.5 tas partes de la estructura con el fin de mover el centroide de cargas (fig. 4.6). Lastrando ciertas partes de la cimentaciGn para desplazar el centraide de cargas buscando que coincida con la resultante de la reaccién del terreno, (véase fig. 4.7). Material igero FACHADA FACHADA Cc PB. PB. Desplazomiento de lo | resultante de cargos R yy taste eno Contorabe. cimentcién 7 losa de cimentacio S PLANTA corre ‘Material ligero - Figura 4.6. Utilizando materiales Figura 4.7. Utilizando lastre ligero 0 ligeros en la estructura. pesado en la cimentacién. Desplazamiento de reese de Saas Con la combinacién de los recursos propuestos pueden lograrse otras soluciones para que ambas resultantes sean colineales. ‘A continuacién suponemos un edificio formado por P. B. y ocho niveles, como se muestra en la figura 4.8. 97 Azole Figura. 48 98 P+ PoP. = Wy= 23708 8 7 W,=29707 f= 12m |_1200m 2 Sup. = 360 m? Después de analizar todas las cargas correspondientes al edifi- cio, suponemos un peso total de: CM + CV = W, = 23707 (supuesto e incluido el factor de carga F,). Si consideramos una resistencia del terreno de: Rereeno = 12 Tm*; se tendré: W, _ 23707 Sup. 360m? Peso unitario de la estructura ~ 6.58 im? EI resultado indica que el peso unitario de la estructura se encuentra entre 50 y 75 % de la capacidad resistente del terreno, por lo que sera més recomendable utilizar la losa de cimentacién. En el andlisis que aparece en la figura 4.8 no se han consi- derado las fuerzas de viento y sismo que, al ser fuerzas laterales 0 excéntricas, pueden producir efectos de volteo en la estructura e, incluso, modificar el tipo de cimentacién (véase “Cargas excén- tricas sobre las zapatas”). Una losa de cimentacién puede resultar de un espesor muy grande al distribuir toda la carga directamente sobre la losa (véase fig. 4.2). Es posible dividir la losa por medio de nervaduras (contratra- bes), para evitar un peso exagerado en la cimentacién. De esta manera, estas losas trabajan como losas perimentales, como en las trabes de estructura (figs. 4.3, 4.9, 4.10 y 4.11). ‘Caso 1: Claros iguales (fig. 4.9) Ejemplo: Carga supuesta = 800 kg/m* (incluido el F,) Carga total por losa = 4.00 4.00 X 800 = 12 800 kg 12800 Cs dura = —— = 800 kg/ml Carga por nervadura = = kgh 12.800 (Carga en cada triéngulo = —7— = 3200 kg Caso 2: Claros desiguales (L > 1.5 1) (fig. 4.10). Carga total por losa = 3.55 X 6.00 X 800 = 17040 kg 17040 _ 8520 (Carga por nervadura = > = 8520kg °. = “<> = 1420 kg/ml 6m Carga en cada recténgulo = 8520 kg Nanodas de go Figura 4.10 i dais Trobes Figura 4.11 Caso 3: Claros desiguales (LS 15D (fig. 4.11) Carga total por losa = 4.60 X 6.00 x 800 = 22 080 kg, 6808 —— = 1134. i 6.00 ‘Tke/m Carga por nervadura (trapeci 4232 Carga por nervadura (tridngulo) = ep 7 920 ke/ml Carga en trapecio = 8.51 X 800 = 6808 kg Carga en tridngulo = 5.29 x 800 = 4232 kg Para analizar las cargas y distribuirlas a las nervaduras o trabes debe considerarse que en el caso uno las nervaduras centrales (horizontales y verticales) cargan dos tridngulos: en el caso dos las centrales cargan dos recténgulos y los verticales tinicamente son de liga. En el caso tres las nervaduras interiores horizontales cargardn dos trapecios y las verticales dos tridngulos (véanse figs. 4.9 a 4.11, respectivamente). En Ia misma forma que en las losas de estructura (figs. 49, 4.10 y 4.11), se hard la distribucién de cargas en las contratrabes y losas de cimentacién (fig. 4.12). Ejemplo: Losa o placa de cimentacién Tomando como ejemplo el edificio que aparece en la figura 4.8, diga cudl es la presién util sobre la cimentacién si ésta se encuentra a diferentes profundidades en el suelo. Reaccién de terreno (R;) = 12.00 T/m*; Peso de la tierra htimeda = 6 Um’. a) Losa a profundidad superficial del terreno Cuando las capas superficiales del suelo son capaces de soportar Ia carga o reaccién producida por una presién hidrostatica (subpresién) estimada en 127/m’, la carga util para el analisis se obtiene restando a la reaccién total el peso propio de la cimentacién (figura 4.12). ‘Si suponemos que Ja losa tiene un espesor total de 25 cm, tendremos: 0.25 X 2.40 tm’ = 0.60 /m* (peso de la losa o placa). La presién stil para calcular las losas perimetrales de Ja cimentaci6n y las contratrabes sera de: _ 23707 1230 = 6.58 Tim? — 0.60 t/m? = 5.98 */m? 99 Figura 4.12 100 Hay que restarle también a la presién titil (5.98 "/m?) el peso propio de las contra- trabes; en el ejemplo no se hizo, para dar mayor claridad a la explicaci6n. Carga sobre cada tablero 3.60 X 3.60 = 12.96 m? . 12.96 x 5.98 = 77.507, y 77.50 = 19.387 por chridngulo 4 En losa = 5.987/m’; en contratrabe Bje (1 — F — G) = => = 5.38%/ml 19.38 En contratrabe Bje (F — 2 — 3) = 5.38 X 2 = 10.76%/ml 4) Losa a profundidad de 1.50 m (compensacién parcial) (véase fig. 4.13) Peso del edificio = 2370 Peso de la tierra = 1.50 X 360 = 540 m* <: 540m? X 1.67/m? = 8647 23707 — 8647 = 15067 Figura 4.13, 15067 i = = 4.191/m? Presign sil = o> ~ 4.19% Carga en cada tablero 3.60 X 3.60 = 12.96 m? x 4.19 = 54.307 30 En cada triéngulo = = 13.587 13.58 En contratrabe Eje (4 ~ F ~ Gy: Eo = 3.78%/ml En contratrabe Eje (G — 2 — 3): 3.78 X 2 = 7.56%/ml 101 ‘Figura 4.14 102 ©) Qué profundidad de desplante tendré la cimentacién para la compensacién total? (Véase fig. 4.14) 23707 360 m? Presign titi = 6.58%/m* Profundidad de desplante: 6.58 — 0.60 = ci6n total) 3.74 m (compensa- Para una compensacién total generalmente se requieren excavaciones profundas y se necesita el empleo de ataguias. En muchas ocasiones, también ademes y atroque- lamientos, lo cual da como resultado excavaciones y cimentaciones muy complicadas y costosas. En estos casos es més recomendable la cimentaciGn a base de pilotes 0 ‘cajones. En el capftulo 5 se estudia su disefio y su construccién. WI CIMENTACIONES PROFUNBRS Las cimentaciones profundas se encargan de trasmitir las cargas que reciben de una construcciGn a mantos resistentes més profundos; las clasificamos e1 * Pilotes. * Pilas 0 cilindros. + Cajones. PILOTES Los pilotes son necesarios cuando la capa superficial o suelo portante no es capaz de resistir el peso del edificio 0, bien, cuando ésta se encuentra a gran profundidad; también cuando el terreno esté leno de agua y ello dificulta los trabajos de excavacién. Con la construccién de pilotes se evitan edificaciones costosas y grandes volimenes de cimen- taci6n. Los pilotes son columnas esbeltas con capacidad para soportar y trasmitir cargas aestratos, mAs resistentes 0 de roca (resistencia en la punta, fig. 5.1), por rozamiento enel fuste (friccién de éste con el suelo, fig. 5.2). Por lo general, su diémetro o lado no es mayor de 60 cm. Los pilotes deben recibir fuerzas longitudinales de compresi6n, ya que las cargas por flexién producen deformaciones mayores con alto grado de peligrosidad; sin embar- 0, en ocasiones deberdn tomarse en cuenta otras solicitaciones de cargas horizontales como viento y sismo. No debe olvidarse que una excentricidad, por pequefia que sea, provoca cambios importantes en los esfuerzos de los pilotes. La capacidad de éstos para soportar las cargas dependerd de la resistencia desarrollada entre ellos y el subsuelo. digmetio mayor} * ol dol pote | | Longitud Profundided de la dol pilote copa resistenie 1 Dilerentes estates de Geico ae <= cmortiquacién ene cl manio resistonte y nl suelo at Figura 5.1. Pilote apoyado en manto resistente, Figura 5.2. Friccion del pilote con el suelo. Se recomienda su uso cuando la capa resistente se encuentra a gran profundidad, debido a que resulta economic. 105 P De acuerdo con su funcién de trabajo, ~~. Jos tipos de pilotes son: — Colvne 4) Pilotes apoyados en manto resistente. b) Pilotes trabajando por friccién del fuste con el suelo. ¢) Una combinacién de ambos, es decir, Zopota por apoyo directo en la capa resis- tente y rozamiento sobre una parte de su longitud empotrada (véase fig. 5.3). Los pilotes (que pueden ser dos o més) Plow por deberdn agruparse abajo y alrededor de cada + ficciny elemento de carga, procurando obtener siem- mmanio pre un apoyo que sea lo mds rigido posible. No se aconseja apoyar el elemento de carga s6lo sobre uno de los pilotes, ya que durante su hincado podré quedar desplazado de su posicién original y ocasionar una flexi6n por excentricidad de la carga (véase fig. 5.4). Asimismo, los pilotes se pueden dis- tribuir en una zapata cuadrada, rectangular, circular, hexagonal, etc. (véase fig. 5.5; a, b, a ¢, d, e y f), de tal manera que coincida la Copa omonto Tesultante de cargas con la de los pilotes, per- resistente mitiendo que entre ellos se encuentre una se- Figura 5.3. Combinacion de paracién no menor de 1.25 m o tres diémetros ambos. Figura 5.4. La excentricdad provoca tensiones de flexién ebido al momento P’ -e Excenticidad ene _ el plte la carga ‘igura 5.5 T cohen Column, : oh d a A 106 entre sus centros. En la figura 5.6 puede apreciarse la colo- caci6n adecuada de tres pilotes debajo de una zapata triangular ‘ALZADO donde se logra la concurrencia de ambas resultantes. La capacidad de carga de un pilote se reduce cuando éste trabaja en un conjunto de pilo- tes; ademas, estd sujeto a cargas excéntricas y, quiz4, a fuerzas de levantamiento que producen deformaciones indeseables. Este es un detalle que siempre debe tenerse presente, asi como la separacién entre los pilotes para evitar la influencia de ten- siones entre ellos (véanse figs. 5.7y 5.8). Figura 5.6. La distribucion ‘mostrada en la figura permite que ambas resultantes coincidan, Cc) Dado o pedestal Zopota Columna, } cotuna Zopota Piotes con buena seporacién de lo prot elo copa 3 3 Se dejar un calhén #= 20% Bulbos de presién ressente “| 1.25 125 ali, Copa resstonte Figura 5.7. Pilotes apoyados en mantoresistente Figura 58, Pilotes trabajando por free. La Reciben y trasmiten a carga. tricion tomara los esfuerzos en la longitud empotrada del pilot.* “Los plots pleden 9 apoyo ovond otavesan monies de agbe 0 lode 107 at Columns Los bulbos de presién se sobreponen cuando los pilotes se colocan muy juntos, causando fatigas excesivas y hundimientos en el terreno (véanse figs. 5.9 y 5.10). Zopato Pilots muy juntos G2 Bulbos 22 sobreponen varias veces. Areas con carga excedente Sobreposci de los Cope rsistente balbor do preson Fgura 5.8. Los bulos se sobrepanen, sparecen Fgura 5.10, Hay sobreposicon en ls bulbos, eas areas sobrecargadas y se produce el hundimiento, ‘arias veces cargadas yhundimientos desiguaesy 108 cexagerados, Los procedimientos que se emplean para el hincado de pilotes, por lo general, son cinco: Accién sencilla + Con martinete 0 mattillo de vapor Accién reciproca + Por chorro de agua + Hidréulico + Barrenando el terreno + Excavando a mano Con martinete o martillo de vapor. En el método de accién sencilla se utiliza la presién que produce el vapor para levantar e! martillo que mds tarde cae por la fuerza de gravedad (cafda libre). El de accién recfproca aprovecha la presi de vapor tanto para levantar el martillo como para presionar sobre la cabeza del pilote. Por chorro de agua. Es como un complemento de los otros ya que se emplea para aflojamientos de grava o arena que dificultan el paso del pilote. Hidréulico. La prensa hidréulica se coloca sobre la cabeza del pilote al mismo tiempo que se ejerce presién para su hincado. Barrenando el terreno. Se emplea una barrena espiral plana que avanza y hace la perforacién (véase fig. 5.11 ay b). Excavando a mano. La excavacién a mano se recomienda en aquellos lugares donde el hincado de pilotes se dificulta 0 casi es imposible. El operario excava con herramienta manual hasta llegar a la profundidad requerida que depende de la carga y del suelo por excavar. Al profundizar en la excavacién se bajard la cimbra como ademe para evitar derrumbes y después se uti- lizard para el colado del caj6n o pila. El producto excavado se retira con un malacate 0 torno vertical. La cimbra utilizada es, de preferencia, deslizante para a recuperarla después del colado. Los pilotes pueden tener gran diversidad de formas, longi- Figura 5.11. Las barrenas de tud, unién en sus tramos y procedimientos de hincado; asimismo, espiral plana se utlizan para Jos hallamos de seccién circular, cuadrada, hexagonal, octagonal, atacat terrenos formados por arcillas, arenas compactas 0 etcétera (véase fig. 5.12 a, b, c y d, respectivamente). raves ! | a ») 4 @ di | | Perforacién en el pilote para comprobar Ly 5.12. Seccién de los su verticalidad. Diémetro de 10 cm La perforacién que tienen los pilotes a lo largo de sus tramos sirve para saber, con seguridad, si este se conservard 0 no vertical a la hora del hincado (véase fig. 5.13); ademés, el orificio central sirve para colocar un refuerzo de acero capaz de absorber esfuerzos de flexién, tensién y cortante. Plomade con foco la luz del foco se pierde si al pilote no esis vertical Tromo del plote Figura 6.13. Verticalidad y no verticalidad de un pilot. Criicio pora comprobar la vericolidad del pilote. Diémero del ogujeo: 10.em 109 Los pilotes que més se usan son los prefabricados de concreto, los de concreto armado, los de concreto comprimido, los de acero, los presforzados y, en menor pro- porcién, los de madera. Todos ellos pueden hincarse desde una profundidad de 3.00 a 40.00 m; en caso de requerirse una profundidad mayor, se pueden formar con tramos de 1.00 mo de mayor longitud que al soldarse quedan como pilotes de una sola pieza (véase fig. 5.14 a, byc). Fuse del pilotle —| Soldedura Casquilo de Cordéa de soldadura 6.60 m (requeridos) PILAS O CILINDROS El Reglamento de Construcciones dice: Se llaman pilas a los elementos que tienen mas de 80 centimetros de didmetro y son colocados en perforacién previa, es decir, que no se considera en ningiin caso efectos de friecién con el suelo. Las pilas se recomiendan para aquellos subsuelos que contienen gran cantidad de boleo (cantos rodados) que impiden el hincado de pilotes. El empleo de pilas y cilin- dros requiere del estudio de mecénica de suelos para saber si son necesarios el uso de ademe y la aplicacién de lodo bentonitico, para evitar derrumbes en la perforacié Antes del colado debe conocerse la resistencia de la capa donde se apoyard el pilote, asf como la verticalidad y la extracci6n del material excavado que pueda encon- trarse en el fondo de la perforacién E] mismo reglamento especifica que la desviacién vertical maxima permitida para cada pilote no debe exceder de 3 % de su longitud Para explicar el procedimiento supongamos que se desea construir una cimentacién a base de pilas o cilindros de concreto reforzado en un subsuelo donde aparece el agua fredtica en diferentes estratos y profundidades (véase fig. 5.21 a, b, ¢, d,e,fy 8), Inyeccién de bentonita 0} Lo maquina perforadora en proceso de excavacién y expulsion del material excavade 114 Expulsion de gue festica > bj Aporece el agua fretica «) €s necesario expulsar e! d) Una vez que se extrajo la en los diferentes estrotos ‘aque frestica que inunda mayor contided de agua del subsvelo 3 frestico, se comienza a inyectr la bentonite (lode) Varillas de relverzo longitudinal Zuncho heleoidal ‘acuerdo con la resistencia osignada o cada uno Varios del pitote para conclose con la zopate Piao cindso de cimenlocion Si minade Vaciado del concreto i agua fesica oscende ol ‘exirior de lo peorecion, debido a su ligerezo Tubo temie* £) El conereto es mucho més pesado que lo bentonite (2.41/m? conta 1.51/m), por tanto, {21a e desploza hacia arribe para impregnor © impermeabilizar las poredes de le excovacin y ‘evitar desprendimientos en l subsuelo *El bo were cuera con una velala chack que eve entada eave fedtica en oir det hubo y, permite asa vez, vcir ol concrete en la ple de cimertacion ‘Manto resstonte Presin para hincor 3