Está en la página 1de 33
summarios ~ 05433 Didlogo entre el hombre y su entorno indice Editorii 2 El deber para hoy: hacer formas més hospitatarias 3 Compleja residencial De Orie Hoven, Slotervaart, Amsterdam B Edificio de oficinas Centraal Beheer, Apeldoorn, Amsterdam x» Datos biograticos 2 Editorial La arquitectura de Herman Hertzberger no responde a nin- fin "ismo" de los que se atribuyen a las mis recientes Nanguardias arquitecténicas, No es “ealista’” ni “racionar lites", ni "posmodemista". Esto no quiere decir, de. nin gin modo, que n0 sea auténticamente modema, que no Te. presente tna direccidn valida para al presente Y para 81 futuro de la arquitectura. Por el contraria, ereemos que fa de H. H. es una arquitectura que tiene real vigeneia, que trasciende el alcance de corrientes mas o mengs brillantes © novedosas, de alaboraciones ineelectuales més © ments apoyadas en ideologias politica. Sus fundamentos no son recientes. Por una parte los en- Ccontramos en los planteas del Team 10 hacia fines de lo ‘década del $0 y comienzos de Ia siguiente: la recuperacién de la relacién entre ciudad y vivienda, el concepto de. um- bral, Ia recuperacién de la Tuncién social de Ia calle, Ia arquitectura, incorporada ala trama urbana, Ta integracion de las funciones de la ciudad por oposicién a la compsr- Lumentacién propuesta en la Carta de Atenas. Por ota pat- te, confluyen también en el pensemiento de H. H. ideas desarrolladas en la década del 60, como la de la arquitec: tura formada por la repeticion de células, que de ese mo. do adquiere calidades’ de. crecimiento; las corrientes del patticipacionisma y de Ia consideracién del usuario como protagonista de la arquitectura; la acentuacién de la idea ‘de proceso frente'a la de abra concluida, Todas estas ideas fueron conformando un enfoque de la arquitectura que ‘se contraponia, en gran. parte, a la. vi $6 de oe macros dol Movimiento Moaemo, pero en contadas ocasiones, y solo parcialmante, lograbs cancro- tarse arménicamente en la realidad construlds, Quizis. Al do van Eyck, en su Ortanato de 1960, haya mostrado mas Elaremente las posibilidades. de esta actitud. Van Eyck, ‘con su actitud de proteta solitario, con su profunda hums: Ridad, con su interisa comprensién de la natursleza social el hombre, parece haber ‘nfluido seriamente en la oriel= tacién de nuestro arquitecto, Pero también debe recordarse a este respecto la tradicién arquitectonica holendesa en

También podría gustarte