Está en la página 1de 2

PROCESO CONTÍNUO:

Es aquel en el que la operación no se detiene. Las diversas partes de la estructura de un proceso en general siempre está recibiendo una alimentación contínua y de igual manera están lanzando un producto en forma contínua. En la mayoría de los procesos de plantas de procesos químicos o no químicos el proceso contínuo se utiliza porque de esta forma se logra mantener un ritmo de producción constante, se consigue más facilmente el estado estacionario en los equipos de producción y económicamente es más conveniente, ya que los arranques o los paros pueden ser más costosos que en una operación contínua.

LOS PROCESOS DISCONTÍNUOS (TAMBIÉN CONOCIDOS COMO BATCH O LOTES)

Son en los que sí existen paros. Son menos comunes y en general existen en algunos tipos de empresas de operación pequeña o en dentro de esquemas de operaciones que son contínuas en forma global. A estos tipos de procesos híbridos se les llama semibatch o semicontínuos. Algunos procesos dada su naturaleza son necesariamente discontínuos, como la filtración, ya que después de determinados periodo de operación es necesario limpiar los filtros.

Cabe señalar que diversos procesos de producción utilizan más de dos o más equipos de proceso para un mismo objetivo con la finalidad de por lo menos uno se mantenga en operación si algunos de los otros, sino es que todos, llegan a fallar o a requerir mantenimiento.

SIMBOLOGÍA PARA PROCESOS BATCH.

SIMBOLOGÍA PARA PROCESOS BATCH.