Está en la página 1de 1

Monlogo tetas y culo

VAL.- El da que cumpl dieciocho aos, me desped de mis padres, cog un autocar y
sal hacia la Gran Manzana del Pecado.
(a un lado de los otros candidatos, despus pesimista)
June Allison no? (Contina como antes)
Estaba decidida a convertirme en una Rockette. Yo nunca haba visto Las zapatillas
rojas, ni saba nada de Las zapatillas rojas y esa pelcula importaba un pimiento.
Estaba decidida a convertirme en una Rockette porque una chica de mi pueblo, Luella
Heiner, haba conseguido marcharse y llegar a Nueva York. Se convirti en una
Rockette y una navidad volvi al pueblo de visita, y organizaron un desfile en su
honor Un maldito desfile por la calle principal! Yo haca de majorette en la ltima
fila Dos horas bajo la lluvia!... Por desgracia, la pobre se qued embarazada durante
aquellas navidades Feliz Navidad!... y ya no pudo regresar al Radio City. Ese era mi
plan: Nueva York! La Gran Manzana!... y de ah, al Radio City a triunfar! Solo que
haba un problemilla: yo era ms fea que pegarle a un padre. Fea! Era fea, delgada y
ms plana que una tabla de planchar. Os hacis una idea?
De todas formas, baj del autocar con mis medias blancas, mi vestidito blanco, mi cara
fea y mis largos cabellos rubios. En aquella poca era mi color natural Pareca una
jodida enfermera! Tena ochenta y siete dlares en el bolsillo y siete aos de estudios de
claqu y acrobacia. Poda hacer un spagat de ciento ochenta grados y levantarme
zapateando el cdigo Morse. Con tanto talento, crea que hasta el alcalde vendra a
recibirme a la estacin No fue as. Tuve que esperar seis meses antes de conseguir
mi primer casting!
Finalmente, lleg al gran da. Llegu al Radio City con mis zapatos rojos, e hice mi
nmero de claqu. El coregrafo me pregunta: Sabes hacer patadas en
abanico?Claro que poda dar fantsticas patadas en abanico! Pero result que no
fueron tan fantsticas. En realidad, lo que fallaba era mi aspecto, y no mis patadas.
Entonces me dije: Al diablo con el Radio City y las Rockettes! Voy a bailar en
Broadway!... Solo que en Broadway fue la misma historia. Yo bailaba mucho mejor que
las dems bailarinas, sin embargo siempre terminaba en el pasillo con las rechazadas.
Despus de un tiempo, me espabil Para algo tengo ojos, no? Me di cuento de lo que
en realidad buscaban. En una de las pruebas, mir de reojo la ficha con mis datos y,
sobre una escala de diez, me daban: En baile: 10 en aspecto: 3!... Joder!
(Cancin. Despus de la cancin vuelve a su sitio en la fila-The Line)