Está en la página 1de 288

CIUDADES EN LA FRONTERA:

Aproximaciones críticas a los
complejos urbanos transfronterizos
Haroldo Dilla Alfonso • Héctor Jaquet • Ricardo Nogueiras.
Tito Alegría Olázabal • Sergio Peña • Marion Traub-Werner
Mario Valero Martínez • Lorenzo López Trigal

CIUDADES EN LA FRONTERA
Ha sido posible gracias al apoyo de diversas instituciones:
Fundación FORD
Centro de Investigación Económica para el Caribe (CIECA)
Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF)
Universidad Iberoamericana (UNIBE)
Autores:
Haroldo Dilla Alfonso (coordinador).
Héctor Jaquet
Ricardo Nogueiras.
Tito Alegría Olazábal
Sergio Peña
Marion Traub-Werner
Mario Valero Martínez
Lorenzo López Trigal
Diagramación:
Yissel Casado / Editora Manatí
Diseño de portada:
Roddy Pérez
Edición al cuidado de:
Alfredo Prieto y Clarissa Carmona.
Fotos:
Solidaridad Fronteriza Dajabón, Mario Valero, Tito Alegría, Lorenzo López
Ricardo Nogueira, Haroldo Dilla, Héctor Jaquet, Archivo COLEF.
Impresión: Editora Manatí
Calle 37 No. 40, Cristo Rey, Santo Domingo, D. N.
Tel./Fax: 809-565-3280 • info@editoramanati.com • www.editoramanati.com
ISBN: 978-9945-8604-2-9
Derechos reservados:
Grupo de Estudios Multidisciplinarios Ciudades y Fronteras.
Santo Domingo, 2008.

Índice
Presentación ...................................................................................7

01 Las ciudades en las fronteras: introducción a un debate
HAROLDO DILLA ALFONSO........................................15

02 Más allá de la frontera, las fronteras: una aproximación
socioespacial a las situaciones fronterizas de Misiones,
Argentina
HÉCTOR JAQUET ..........................................................31

03 Ciudades trasnfronterizas e interdependencia comercial
en la frontera Venezuela / Colombia
MARIO VALERO ..............................................................67

04 Tabatinga: una ciudad en la frontera de la Amazonia
RICARDO NOGUEIRA ...................................................97

05 ¿Existen las metrópolis transfronterizas?:
el caso de Tijuana / San Diego
TITO ALEGRÍA OLAZÁBAL .........................................127
5

.......................................CIUDADES Y FRONTERAS 06 Los complejos urbanos transfronterizos en la frontera dominico-haitiana HAROLDO DILLA ALFONSO.......................................................205 08 La situación europea: las relaciones transfronterizas en España LORENZO LÓPEZ TRIGAL ........................167 07 La globalización........263 AUTORES ..................................................231 09 Ciudades y fronteras: Los retos de la planificación transfronteriza SERGIO PEÑA ...................................................283 6 .............................. el libre comercio y la frontera haitiano-dominicana MARION TRAUB-WERNER ..........

Venezuela. Argentina. Además del libro y del enriquecimiento que todos experimentamos con este intercambio. Consistió en un taller teórico internacional cuyas ponencias constituyen los artículos de este libro. la participación de los autores en el curso sobre fronteras internacionales que a la sazón desarrollaba Ciudades y Fronteras. finalmente.Presentación E ste es el resultado de una intensa jornada de trabajo e intercambios de una decena de reconocidos especialistas sobre temas urbanos fronterizos. quienes a su vez provenían de especialidades diferentes. un fenómeno cada vez más frecuente en el mundo contemporáneo. El taller teórico tuvo como objetivo central discutir el carácter de las aglomeraciones urbanas transfronterizas. una visita al siempre subyugante binomio Dajabón/Ouanaminthe en la frontera dominicano-haitiana. un resultado clave de este proceso ha 7 . Brasil. Se convocaron expertos y expertas de México. República Dominicana y Haití. que tuvo lugar en Santo Domingo del 4 al 10 de mayo del 2007. Cada uno fue proveído de un documento que resumía algunas de las conclusiones de las investigaciones desarrolladas por el Grupo Ciudades y Fronteras en lo que hemos denominado los complejos urbanos transfronterizos ubicados en la franja fronteriza dominicano-haitiana. la celebración de un foro público sobre desarrollo fronterizo y. España. Estados Unidos.

lo que constituye una razonable aspiración del autor en los procesos de integración. De acuerdo con Jaquet. en la medida en que se ha tratado de una integración “de primera” contra las prácticas tradicionales consideradas “de segunda”. como un lugar donde coexisten mezclas y separaciones. las desigualdades que implican y sus posibles derroteros. La estructura del libro. profesor de la Universidad Nacional de Misiones. Han sido elaborados por sociólogos. Su objetivo central persigue revalidar la “dimensión sociocultural” en los análisis de fronteras.CIUDADES Y FRONTERAS sido el inicio de una red de personas interesadas en pensar críticamente el tema de las fronteras. Dejando fuera de este recuento a la introducción. el grupo mostró desde sus inicios una excelente “química” que le permitió hacer transcurrir el programa en un marco de camaradería y disfrute colectivo. la polémica triple frontera (Foz de Iguazú/Puerto Iguazú/Ciudad del Este) y el desolado paso de Paraíso/Puerto Rosales. por lo que a la pluralidad de situaciones se suma la de perfiles profesionales y estilos narrativos. es recreada en el estudio concreto de tres espacios de fronteras. Cada uno constituye un estudio independiente y siete se dedican a ciudades y situaciones fronterizas. estas crónicas ofrecen importantes pistas para nuevas hipótesis y análisis comparados. como es el caso muy marcado de la evaluación de 8 . politólogos e historiadores. Su propuesta de evaluar el espacio fronterizo desde la complejidad – es decir. Al margen de su diversidad. una en Europa y el resto en América Latina. la carencia de esta perspectiva ha implicado el paradójico resultado de que los procesos de integración al calor del MERCOSUR han entorpecido los procesos de relaciones transfronterizas. geógrafos. dos de ellos altamente urbanizados: Posadas/Encarnación. Este libro contiene nueve capítulos. el primer artículo lo firma el antropólogo argentino Héctor Jaquet. economistas. Narradas en un estilo grácil. antropólogos. alianzas y conflictos–.

– se organizan en torno a una red territorial dominada por diferentes centros urbanos y que constituye lo que denomina un “subsistema urbano transfronterizo”. los flujos de contactos transfronterizos –económicos. Para Valero. Valero centra su interés en el papel del comercio transfronterizo como articulador territorial y condicionador de una serie de comportamientos del tejido social urbano. El segundo artículo está a cargo de un reconocido especialista venezolano. y se dedica en particular a analizar el eje transfronterizo de Cúcuta/San Cristóbal en el borde colombianovenezolano. Mario Valero. políticos. etc. Desde este ángulo. culturales. al mismo tiempo en que presta una pormenorizada atención al rol de los diferenciales de precios en este comercio.PRESENTACIÓN las actitudes y percepciones de los habitantes de las ciudades sobre sus vecinos. 9 .

lo cual ha condicionado sus desarrollos. Debe anotarse. que aunque referidas a este binomio. han llevado a estas ciudades a funcionar como un solo mercado y. y se refiere al caso muy peculiar del complejo Tabatinga/Puerto Leticia. pudieran ser extendidas. revisa la situa10 . de hecho. Alegría produce una argumentación rica y detallada acerca de las relaciones (o divorcios) entre ambas ciudades. como una sola sociedad local. del Colegio de la Frontera Norte de Tijuana. El tipo de relación entre dos ciudades paradigmáticas de la frontera México/Estados Unidos –Tijuana y San Diego– se analiza en un capítulo elaborado por Tito Alegría. Sus habitantes han sido capaces de aprovechar las oportunidades de cada lado en función de reproducir sus propias vidas. Haroldo Dilla. en la misma medida en que “las condiciones que permiten la reproducción del sistema no operan indistintamente en ambos lados”. aun asumiendo múltiples relaciones de interdependencia. El artículo constituye una reacción teórica a las propuestas “integracionistas” que han percibido el surgimiento de metrópolis transfronterizas. de Ciudades y Fronteras. en contextos de aislamientos relativos de sus espacios nacionales. estas ciudades no constituyen un sistema y deben verse como partes separadas por la desigualdad.CIUDADES Y FRONTERAS El tercer artículo lo escribió el profesor de la Universidad de Manaus Ricardo Nogueira. a otras urbes de esta frontera. usualmente designadas con el candoroso epíteto de “ciudades gemelas”. y en particular hacia los aeropuertos. según la lógica del autor. En su artículo sobre los denominados complejos urbanos transfronterizos. con el doble estatus de fronterizas y ribereñas. sin embargo. que la ingenua complicidad de estas dos urbes implica que las fronteras nacionales se han trasladado hacia los puntos de contactos de las ciudades con los espacios nacionales. dos ciudades amazónicas pertenecientes a Brasil y Colombia. Lo novedoso de este texto radica en la explicación sobre la manera como las prácticas sociales. Para él. respectivamente.

Gibraltar y el Mar de Alborán). 11 . al mismo tiempo que difumina los bordes internos mediante vigorosas políticas de provisión de recursos y de “buenas prácticas de cooperación transfronteriza”. solo que se basan en una relación jerárquica conflictiva articulada a corredores y regiones económicas transfronterizas. profesor de la Universidad de León y reconocido experto en temas fronterizos de la península ibérica. Estas últimas se estudian en el caso específico de España/Maruecos (plataforma de las Canarias. De acuerdo con el autor. Aun cuando no es su objetivo analizar el proceso urbano (Dajabón apenas se menciona). mientras que las fronteras internas se abordan en dos variantes: la frontera pirenaica y la poco desarrollada frontera hispano-portuguesa. la discusión que nos ofrece ayuda significativamente a esclarecer la forma como se construyen estos espacios transfronterizos. La contribución de Marion Traub Werner se apoya en los estudios doctorales que ha realizado durante meses en la zona franca industrial de Codeví. El artículo de López Trigal. constituye un análisis de diversas situaciones fronterizas que enfrenta Europa en su proceso de integración y creación del espacio Schengen. realiza penetrantes análisis sobre el significado transnacional de estos procesos. y que. endurece los bordes externos. en la ciudad fronteriza haitiana de Ouanaminthe. encabezada por el mercado en medio de un fuerte vacío de políticas públicas y de acción comunitaria.PRESENTACIÓN ción de cuatro pares de urbes fuertemente interdependientes en la frontera dominicano-haitiana. Sugiere que estas aglomeraciones sí constituyen sistemas. y que generan una percepción mutua utilitaria. Además de ofrecer una interesante descripción de toda la gama de conflictos que precedieron y han acompañado a la instalación de esta zona franca. uno de los aspectos que han influido más fuertemente en este comportamiento es el carácter fragmentado y relativamente reciente de la apertura fronteriza. siguiendo al autor. y en particular los relacionamientos urbanos.

sirven para destacar que se está en presencia de un fenómeno social creciente que induce a pensar en la necesidad de una “planificación transfronteriza”. Se inicia mostrando algunas aproximaciones empíricas realizadas por el autor sobre las ciudades ubicadas en zonas fronterizas. la Agencia de Cooperación Técnica Alemana (GTZ) y Aide et Action. Si bien los resultados son aún muy preliminares e incompletos. De igual manera. También colaboraron. Agradecimientos. Ante todo. y en ella a Cristina Eguizábal. como el propio Peña señala. directa o indirectamente. el apoyo decisivo para la ejecución de la totalidad de este programa académico y haberlo hecho con una alta profesionalidad. Tanto el taller como el resto del programa fue posible gracias al apoyo de varias organizaciones. fue importante el apoyo de la Fundación Panamericana para el Desarrollo (PADF) y de su director Daniel O’Neil. y en particular lo que denomina “conurbaciones transfronterizas”. todas las cuales (junto a PADF) fueron apoyos principales para la realización del curso sobre fronteras internacionales. al brindar sus 12 . comprensión y respeto. Dos organizaciones académicas prestaron su apoyo: el Centro para la Investigación Económica para el Caribe (CIECA) y la Universidad Iberoamericana (UNIBE). tal y como sugiere Peña. Por su parte. organizaciones como la Oficina del Ordenador Nacional para los Fondos Europeos para el Desarrollo (ONFED). La primera ha sido un firme acompañante en nuestras actividades y una “incubadora” solidaria para una organización joven como Ciudades y Fronteras. habría que agradecer a la Fundación Ford. la segunda fue una auspiciadora inestimable.CIUDADES Y FRONTERAS El último artículo es una valiosa contribución del profesor Sergio Peña. de la Universidad de Texas en el Paso. Plan Internacional. quienes nos acompañaron en varias actividades y auxiliaron en las coordinaciones.

Finalmente. animado por el bienestar de las mayorías. no se sienta obligada a detenerse a mitad del puente desolado para recordar a todos y a ella misma la existencia de una frontera separando a dos mundos. así como de la Universidad de McGill y del International Development Research Centre (IDRC). y en particular sobre Ouanaminthe. La segunda. va dirigido este modesto esfuerzo intelectual. de Canadá. quien hizo importantes aportes acerca de la naturaleza de las ciudades haitianas fronterizas. Grupo de Estudios Multidisciplinarios Ciudades y Fronteras 13 . Gracias a su experiencia y profesionalidad. la cooperación y la solidaridad. aunque no pudieron enviar sus textos a tiempo. el taller rebasó el perfil estrictamente académico y quedó como un momento en el desarrollo de los estudios fronterizos en el país.PRESENTACIÓN acogedoras instalaciones para las actividades y facilitar la atención de sus profesores especialistas. fue vital en la siempre tempestuosa carrera final que un libro implica. La primera fue la geógrafa haitiana Dominique Mathon. quien hizo una presentación sobre las percepciones mutuas en la frontera dominicano-haitiana. A ella. la abogada dominicana Sobeida de Jesús. También merece mencionarse la participación inicial en este esfuerzo investigativo en la frontera del National Center for Competence on Research (NCCR) y de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) ambos de Suiza. nuestro particular agradecimiento. asistente de Ciudades y Fronteras. Al mismo tiempo. A ese futuro sin fronteras. El apoyo de Clarisa Carmona. Dos personas participaron como ponentes en el taller. la joven funcionaria brasileña de aduanas que nos describe Jaquet. Sobeida constituyó una pieza clave en la organización del taller y del programa de trabajo. queremos dedicar este libro a un futuro en que Roze.

.

01 Las ciudades en las fronteras: introducción a un debate HAROLDO DILLA ALFONSO .

.

Sergio Peña alerta sobre un hecho empíricamente verificable: la creciente importancia de las aglomeraciones urbanas que sobrepasan límites nacionales. Según el autor –en un conteo preliminar siempre inexacto. a una refuncionalización de las fronteras. consistente. en la propia incorporación de las franjas fronterizas a los procesos de acumulación a escalas bi/multinacional a partir de varias oportunidades de gran valor para el capital. 17 . por un lado. resultado del agotamiento parcial de la escala nacional. en una redefinición de sus roles en los procesos de reproducción capitalista y. y por lo regular en contextos legales muy precarios. razones más que suficientes para creer que el problema seguirá adquiriendo importancia y exigirá una mayor atención de funcionarios. lo cual él llama “conurbaciones transfronterizas”. en consecuencia.E n su motivador artículo en este mismo libro. técnicos y académicos. estamos hablando de unos nueve centenares de ciudades con alguna connotación fronteriza. Y. pero muy sugerente–. y unos 37 pares de ciudades que constituirían aglomeraciones urbanas de carácter binacional. La extensión de este fenómeno urbano está ligada en lo fundamental (aunque no únicamente) a lo que Jessop (2003) ha denominado un proceso de “reescalamiento económico”. Si tenemos en cuenta que los límites internacionales han sido usualmente trazados a lo largo de grandes corrientes o depósitos acuíferos (lo que se acostumbraba a llamar “límites naturales”). en sus diferentes niveles. habría que reconocer que esta urbanización ocurre sobre recursos naturales valiosos y escasos. por otro.

Ehelers. “ciudades binacionales” (Ehelers y Buursink. Su incorporación a la dinámica de la acumulación a ambos lados de los bordes ha constituido un “arreglo espacial” muy particular y actuado como un proceso de revalorización de nuevos territorios y regiones tradicionales. de las diferencias fiscales. Las observaciones del fenómeno urbano transfronterizo han dado lugar a una extensa tipología que habla –entre otros términos– de “ciudades gemelas” (Arreola. Es en este sentido que percibimos a las aglomeraciones urbanas transfronterizas como piezas de corredores y regiones de igual signos. un contexto en que estas. son una declaración de intenciones. más que dar cuenta de una realidad. regulativas y de precios que articulan una gama muy amplia de ganancias diferenciales. Ha de tomarse nota de que las franjas fronterizas incorporadas tienen la singular cualidad de ofrecer al capital ventajas comparativas diferentes en cada lado del borde. Y de manera aún más destacada. 1996). cuyos usos combinados pueden generar escenarios particularmente provechosos para la acumulación mediante la generación de cuotas de plusvalía extraordinaria. marginadas y afectadas por sus desventajas en términos de economía de escala. que funcionan como ejes de producción y circulación de mercancías y cuyas reproducciones son. fundamentalmente. 18 . Buursink y Boekema. Siguiendo a Harvey (1990).CIUDADES Y FRONTERAS Esta última consideración resulta de vital importancia para entender el sentido del debate que tiene lugar en este libro. Este sería el caso. dependientes de la relación transfronteriza/binacional. como anotaba Bauman (2004). ello ocurre mediante la ampliación de la frontera económica y exportando capital/dinero. el uso que el capital puede otorgar a las institucionalidades difuminadas propias de toda frontera. Hasta hace pocas décadas las franjas fronterizas habían resultado “confines” de los espacios nacionales. por ejemplo. mercancías y capacidades productivas a las regiones recién incorporadas. 2000.

2007). Holanda. implica un nivel de complejidad sustancialmente mayor que el antes mencionado. 1) y es el resultado de una secuencia de fases integrativas –física. prefiero detenerme en los tres que han intentado un margen conceptual mayor. Como el lector podrá asumir. la existencia de una ciudad binacional implica “además de la adyacencia. Para estos autores. Sin embargo. Y sus fusiones han sido motivadas más por los programas financieros destinados a estos fines. 2004) y “complejos urbanos transfronterizos” (Dilla. están severamente limitados a la experiencia europea. organizacional y político-administrativa– que conduce al reconocimiento por las autoridades locales de una agenda común. consideradas el caso paradigmático– se refieren a enclaves urbanos adyacentes con niveles de bienestar muy similares. El primero de ellos es el de “ciudades binacionales”. fuertemente anclado en la experiencia europea. la definición previa. de 19 . “sistemas metropolitanos binacionales” (Urdaneta. p. que por sentimientos de pertenencia. Buursink y Boekema. compartición de recursos naturales y de un medio ambiente.LAS CIUDADES EN LAS FRONTERAS: INTRODUCCIÓN A UN DEBATE 2001). Los procesos que estudian la fusión de ciudades europeas –sobre todo de Herzogenrath (Alemania) y Kerkrade (Holanda). “metrópolis transfronterizas” (Herzog. en el marco de la Unión Europea. elaborado en el Centro de Estudios Fronterizos (Centre for Border Research) de la Universidad de Nijmegen. en la mayoría de los casos estos términos –y otros que omito– han sido solo denominaciones sin implicaciones conceptuales. 2002). 1992). aun cuando pueda tener perfiles conflictivos. El concepto de “metrópolis transfronterizas” de Herzog (1992). 140). empleado in extenso por los estudios fronterizos norteamericanos. así como el proceso de evolución que anuncia. de comportamiento. Alude a “un dominio espacial funcional” cohesionado por “actividades cotidianas. 2001. En consecuencia. un sentimiento de pertenencia mutua” (Ehelers. “ciudades transfronterizas” (Valero. y la existencia de un mercado laboral y de bienes que sobrepasa el límite político” (p.

De aquí. no es posible reconocer la existencia de sistemas transfronterizos hasta tanto no cambien las condiciones de inequidad características de esa frontera. etc. Justamente frente a esta corriente de análisis “integracionista” se produce una vigorosa reacción de Tito Alegría. sus contradicciones y las diferencias estructurales de las partes.– que marcan las relaciones entre las dos ciudades estudiadas. concluye. Esta formulación. independientemente de si los gobiernos nacionales pueden establecer procedimientos formales para incidir en los problemas fronterizos” (p. “las ciudades fronterizas han resultado tan conectadas funcionalmente. al mismo tiempo. mercantiles. culturales. contiene sin embargo una limitante teórica común a buena parte de estos estudios. omite el contenido de dominación/subordinación intrínseco en este contacto transfronterizo. enumera una serie de fracturas –idiomáticas. Se trata de un reconocimiento muy superficial de los reales vínculos entre ambos lados de la frontera. la reticencia de Alegría para aceptar la idea de sistemas urbanos transfronterizos –no importa ahora la denominación– se sustenta en tres supuestos que merecen ser comentados solo para aportar otros perfiles a la polémica: 20 . Por consiguiente.CIUDADES Y FRONTERAS manera que. porque no existen mecanismos comunes de regulación. simplemente. Al margen de análisis específicos sobre la relación Tijuana/ San Diego (en realidad dos de las ciudades “pares” que guardan una mayor distancia estructural en la frontera México/Estados Unidos). que en varios sentidos ha tenido una fuerte y positiva influencia en los estudios fronterizos urbanos en la frontera norteamericano-mexicana. según Herzog. lo que Herzog refiere. que sus futuros están ineludiblemente ligados. 61). como diferencias emanadas de la relación entre un norte postindustrial y un sur en proceso de industrialización. En su documentado y riguroso estudio. niega la existencia de una metrópoli. sociales.

En este sentido. ninguna aglomeración urbana. como los casos de Ottawa (y su contraparte Hull) y el propio Washington DC en su relación con los condados colindantes de Virginia. sin lugar a dudas. Nogueira– 21 . Alejandro Grimson (2000). de alguna manera similar a la narrada por López Trigal en su artículo. e incluso en las notablemente desarrolladas. Desde aquí. pero absolutamente peculiar de la experiencia europea. Factores como la diversidad de prácticas sociales. fundamentalmente alineado con el cuerpo teórico que critica: la formulación biológica y armónica que subyace en la noción funcionalista de sistema. asume como una desviación lo que constituye una práctica común: las interdependencias transfronterizas marcadas por la asimetría de vulnerabilidades. Alegría contrapone la realidad que describe a un escenario imaginado donde prima una fusión equitativa. el intercambio desigual y las aperturas fragmentadas. la coexistencia de códigos de comunicación diferentes. pero forjadas como capitales de federaciones y ubicadas en puntos de fronteras internas. como un sistema relacional basado en el conflicto. recordando una expresión de otro crítico del “integracionismo”. la fragmentación de los mercados e incluso la inexistencia de un mecanismo único de gobierno son visibles en muchas ciudades latinoamericanas. algunas de las principales objeciones de Alegría a considerar esta aglomeración como un sistema resultan perfectamente identificables en cualquier ciudad dentro de un mismo espacio nacional. podría constituir un sistema. Valero. • Por último. al margen de su interdependencia. • En segundo lugar.LAS CIUDADES EN LAS FRONTERAS: INTRODUCCIÓN A UN DEBATE • El primero es el propio concepto de sistema que el autor maneja. Aunque la idea de la existencia de sistemas transfronterizos parece ser aceptada por otros autores –Peña. Y desde esta perspectiva. los sistemas pueden ser aprehendidos.

• Reproducción económica interdependiente.– del otro. lo suficiente como para compartir un mismo espacio ambiental y una serie de recursos naturales vitales para las ciudades. es el de complejos urbanos transfronterizos (CUT). etc. religiosos. entendidos como parte de las regiones y corredores –y por consiguiente como subsistemas insertos en sistemas de redes urbanas más amplias– que cumplen roles específicos de acuerdo con el tipo de región y asumen la desigualdad de la relación transfronteriza. sociales. el concepto que aquí presento y que sirvió de dato de convocatoria para el taller teórico. Los CUT. Ello no implica. de modo que las actividades primarias de cada ciudad se derivan de la relación con la otra. lo cual no excluye la existencia de representaciones negativas –racistas. • Relaciones institucionales formales. chovinistas. por consiguiente. adyacencia en sentido estricto. La interdependencia revela diferentes intensidades de sensibilidad y vulnerabilidad. Pero la propuesta de los CUT es aún un intento incipiente de conceptualización que debe revisarse al calor de las ideas vertidas en los debates. etc. lúdicos. de servicios comerciales. En particular. así como transferencias netas de plusvalor de una parte a la otra. • Existencia de relaciones sociales primarias intensas entre los pobladores de ambas ciudades.CIUDADES Y FRONTERAS solo mi artículo se detiene en el tema y trata de ofrecer una serie de indicadores para medir el fenómeno. culturales. • Percepción compartida de necesidad mutua. desde el Estado y la sociedad civil. necesariamente. se definen como sistemas complejos y contradictorios a partir de seis indicadores: • Cercanía geográfica de ambos centros urbanos. formal o informal. • Compartición. Probablemente sería necesario hurgar un poco entre los viejos sentidos de la sociedad (gesellschaft) y de la co22 .

De cualquier manera.LAS CIUDADES EN LAS FRONTERAS: INTRODUCCIÓN A UN DEBATE munidad (gemeinschaft) para captar la diversidad de situaciones. porque si aceptáramos niveles suficientes de interdependencia como para hablar de un sistema (y por consiguiente de un solo proceso de intermediación urbana). como es el caso muy marcado de la experiencia de Tabatinga /Leticia. Un caso sobremanera interesante 23 . las referencias a estos procesos son muy tangenciales. y en todos los casos se dirigen a analizar los procesos “locales” (públicos o privados) de concertación. estaríamos admitiendo que la gobernabilidad de estas aglomeraciones urbanas requiere crecientemente formas conjuntas de planificación y gestión. Peña. argumenta que si bien una buena parte de los arreglos que producen gestión pública en las fronteras se apoyan en concertaciones informales (primarias) y dictadas por usos y costumbres. explicada por Nogueira. complementariedades y oposiciones que surgen en estos sistemas complejos. este es un mecanismo eficiente cuando se refiere a fragmentos locales de fronteras sin grandes movimientos comerciales o de capitales y escasas poblaciones. Sin embargo. o de actividades subordinadas de fuerte impacto local (pero de menor relevancia “internacional”) como los flujos comerciales informales en la frontera venezolano-colombiana (Valero) o la dominicano-haitiana. Otros autores reflejan en sus artículos la relevancia de estas coordinaciones institucionales. por ejemplo. De aquí que la planificación se plantee como un proceso de creación y maduración institucional. la discusión aquí planteada tiene una relevancia práctica crucial. un sesgo que –desde mi punto de vista– resulta excesivamente “institucionalista”. más cimentados en exigencias económicas y técnicas que en mitologías compartidas. La gobernabilidad de las aglomeraciones. pero sin dudas un buen punto de partida para discernir sobre el tema. La totalidad de los textos aquí reunidos argumentan la precariedad de los mecanismos de coordinación y planificación binacionales de cara a los retos de la zonas fronterizas.

De cualquier manera. y en particular a aquel piso que Brunet-Jailly (2005) ha descrito como la “gobernabilidad vertical”. Sin lugar a dudas. etc. la inexistencia de un mecanismo de regulación 24 . Nogueira. sea para describir logros o déficits. el empleo de los recursos según requisitos ambientales. Werner y Valero. un dato para nada secundario si se considera que en diversos contextos. hay un punto donde la mayoría de los autores parecen converger: la necesidad de la planificación transfronteriza va íntimamente de la mano con un rol más decidido del Estado. las campañas contra el terrorismo. por ejemplo. así como de las aglomeraciones transfronterizas. incluso las comerciales. tendrá que prestar especial atención a los acuerdos y normas internacionales en temas como las migraciones y los derechos humanos.CIUDADES Y FRONTERAS es el de López Trigal y su narración sobre las concertaciones transfronterizas que han tenido lugar en la raya hispano-portuguesa (un lugar pobre y deficitario en términos infraestructurales) como es el caso la Asociación de Municipios Ribereños del Duero (Programa Terra). la represión al narcotráfico. en la medida en que ha sido una típica integración vertical que no ha tomado en cuenta eso que el autor llama la dimensión sociocultural de la relación transfronteriza. el estudio de las fronteras regionales. Pero se trata de un argumento que también encontramos en Jaquet. y de manera muy marcada en la frontera dominicano-haitiana. Uno de los aportes más significativos de Jaquet. Sin embargo es interesante también anotar –y esto pudiera reflejar el estadio actual de las investigaciones al respecto– la parquedad de referencias al sentido multinivel de la gobernabilidad transfronteriza. es la ya mencionada explicación de cómo el acuerdo de integración MERCOSUR ha restringido las prácticas sociales transfronterizas. De hecho. se aboga con vehemencia por un acuerdo de esta naturaleza como una forma de eliminar las arbitrariedades y las incertidumbres de los actuales mercados.

como sugiere Nogueira. Estos cambios. En determinados contextos. fuertemente violentadas por los trazados geopolíticos posteriores e incluso –como apunta Jaquet– por los acuerdos integracionistas “desde arriba”. es un ejemplo extremo de los costos humanos y sociales de la negación de estas configuraciones socioculturales específicas. en República Dominicana. para resaltar la desigualdad en la relación urbana transfronteriza. la gestión urbana transfronteriza no puede desentenderse de un fenómeno histórico previo a los Estados coloniales/nacionales y al surgimiento de las fronteras. en consecuencia. determinados por las políticas económicas de los centros. Y seguramente pudiéramos extender este juicio a la formación de comunidades transfronterizas en etapas iniciales de fronteras porosas. 25 . con la consiguiente destrucción de fuerzas productivas y la emergencia de un clima de inestabilidad lesivo para la programación del desarrollo. Un hecho trágico como la masacre de haitianos por las hordas trujillistas en 1937.LAS CIUDADES EN LAS FRONTERAS: INTRODUCCIÓN A UN DEBATE transfronteriza es uno de los argumentos principales de Alegría para discutir la inexistencia de un sistema transfronterizo y. Se trata de la existencia de comunidades fraccionadas por esas fronteras. cuyas identidades particulares solo podrán revalorizarse por encima de aquellas. No es difícil percatarse de que muchas de las inequidades y consecuencias negativas que Warner advierte en la relación entre la zona franca dominicana y la población haitiana de Ouanaminthe. constituyen el resultado de la debilidad del Estado haitiano y de la casi total ausencia de acuerdos bilaterales en esa frontera. han implicado sucesivos desarraigos y reimplantaciones de los mercados. Describe un tipo de actividad comercial vital para las comunidades fronterizas en el complejo San Cristóbal/Cúcuta. Uno de los artículos más sugerentes al respecto es el de Mario Valero. pero perturbado por las continuas fluctuaciones de los tipos de cambios monetarios.

no son tan particulares y únicos. Y. Una nota final: las fronteras en el Caribe. el Estado (políticas públicas) y las comunidades (prácticas sociales). en realidad siempre lo han hecho. concertaciones. como han sido históricamente presentados. sea por desconocimiento de otras experiencias o por simple manipulación ideológica desde los atrincheramientos nacionalistas. bien por aquellas razones imperiales que en algún momento nos explicó Juan Bosch (1990) o por constituir un parteaguas en los nuevos conceptos de la seguridad norteamericana (García Muñiz y Rodríguez Beruff. 2000). Aunque los caribeños insulares –con la especial excepción de los dominicanos y los haitianos. Pero en otros. los análisis que aquí se producen abordan situaciones similares a las afrontadas en sus dilemas fronterizos. acciones. que han eliminado –o al menos hecho manejables– muchos obstáculos. aun cuando estén empedrados de buenas voluntades. sin que la acción de las comunidades pueda contrarrestarlos de manera efectiva. Para República Dominicana y Haití. la ausencia de una regulación estatal pone al descubierto los aspectos más depredatorios de la acción mercantil en estos complejos urbanos transfronterizos. la acción combinada del mercado y el Estado en grandes proyectos integracionistas puede echar por tierra construcciones sociohistóricas vitales para la sobrevivencia de estas aglomeraciones binacionales. Por ello. Por consiguiente. como es notable en el texto de Marion Warner. por supuesto. con su isla compartida– jurarían de todo corazón que nunca han vivido en una frontera. De estos estudios es posible conocer intentos de soluciones de problemas. etc. también sugieren cómo evitar caminos muy costosos. 26 . este debate debe resultar altamente ilustrativo para estas sociedades.CIUDADES Y FRONTERAS Los procesos urbanos transfronterizos aquí analizados son el resultado de la confluencia de actores diversos en el mercado (estrategias de acumulación). El Caribe ha sido y sigue siendo un lugar cruzado de fronteras y situaciones fronterizas. En algunos casos.

es probable que se abran relaciones migratorias y comerciales más estrechas entre ambas partes. Santiago de Cuba y Bayamo). Cabo Haitiano. Se trataría de una triple frontera en una región insular. de manera que el primero aparece como un lugar de paso muy importante de bienes y personas que se dirigen a la vecina isla con el mismo propósito de realizarse como mercancías. como bordes distantes que pueden poner en contacto. y a la vez separar. Gonaives) y el suroeste cubano (Guantánamo. donde viven numerosos descendientes de la inmigración haitiana a la isla. 2007). Con el objetivo de colocar algunos ejemplos para la discusión. en República Dominicana (Dilla y De Jesús. pero no es difícil prever que es vital para el este dominicano. estas reflexiones nos invitan a pensar las fronteras internacionales del Caribe en otra dimensión. pudiera mencionar la relación existente entre el este dominicano y Puerto Rico. Otro caso pudiera ser la relación entre el oriente cubano y Haití. etc. No existen estudios sobre la incidencia local de esta relación transfronteriza. En la misma medida en que el nordeste haitiano experimenta un proceso de inclusión en una zona económica binacional hegemonizada por Santiago de los Caballeros. que de hecho constituye un corredor ambiental perfectamente delimitado (Sánchez. y en no menor medida para determinados circuitos de acumulación en Puerto Rico. socio-espacios no contiguos y. 2007). 27 . a distinguir flujos intensos de intercambio de significados netamente transfronterizos. se pudiera imaginar el enlazamiento de partes de los tres países. y en particular entre el nordeste haitiano (Port de Paix.–. más espacio para iniciativas individuales y locales en la esfera económica. Si se produjera algún tipo de liberalización económica en Cuba –un rol mayor del mercado. con ello.LAS CIUDADES EN LAS FRONTERAS: INTRODUCCIÓN A UN DEBATE Al mismo tiempo. y en particular de algunas ciudades cubanas como Guantánamo. con la consiguiente conformación de situaciones y comportamientos fronterizos como los analizados en este libro.

633-649. en buena medida. he Geographical Review. lo cual cambiaría muchas coordenadas para interpretar la dinámica económica del Caribe en relación con los Estados Unidos. no. pp. Bosch. he University of Arizona Press. 356-369. frontera imperial. siempre convencidos. servicios. Desarrollo urbano en la frontera México-Estados Unidos. Zygmunt (2004). 86. julio. “Border-City: Idée Fixe”. México. 28 . Curtis (1993). Tito (1992). Daniel (1996). “heorizing Borders: An Interdisciplinary Perspective”. El Caribe. en una suerte de relación desigual favorable a Miami en términos netos. Arreola. Casa de las Américas. México. he Mexican Border Cities. De hecho. habría que pensar en el futuro el énfasis de la condición fronteriza que hoy ostentan La Habana y Miami. a pesar de las fuertes rivalidades políticas dadas por sus contextos nacionales. Geopolitics. mercancías y dinero. Bauman. _________ y J. La globalización: consecuencias humanas. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. de las políticas que hoy seamos capaces de diseñar y aplicar. Fondo de Cultura Económica. Enmanuel (2005). Brunet-Jailly. ambas han sido ciudades eminentemente fronterizas que han intercambiado recursos humanos. Cualquier normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos produciría una refuncionalización de esta frontera y un mayor acercamiento –siempre contradictorio– de ambas urbes. pp.CIUDADES Y FRONTERAS Finalmente. Juan (1990). Tucson. como todos los autores de este libro. La Habana. Los resultados futuros de estos desarrollos dependerán. no. y aún más significativo por las dimensiones en juego. 10. de que tratamos de sociedades muy complejas cuyos problemas no resisten soluciones simples. Referencias Bibliográficas Alegría.

Ciudades y Fronteras.. eds. Valero. Atlantea.LAS CIUDADES EN LAS FRONTERAS: INTRODUCCIÓN A UN DEBATE Dilla.. Pion Limited. Ehelers. 29 . 17. México. Austin. Jessop. San Juan.. De Jesús (2007). “República Dominicana. Regionalization and Cross Border Regions. H. 54. García Muñiz. Alberto (2002). Ehelers N. coords.. J. Harvey. en revista Aldea Mundo. Boekema (2001). De Jesús. Santo Domingo. pp. Santo Domingo. Londres. Globalization. Néstor (2007). Dilla y S. pp. Perkmann y Lin Sum. Where North Meets South. _________ y S. Bob (2003) “he Political Economy of Scale”. Buenos Aires. N y Buursink. Sánchez. Van der Velde y H. Londres. Geojournal. Herzog. Grimson. Fondo de Cultura Económica. Fronteras Culturales?”. Frontera en transición. “Ciudad y fronteras”. 1-5. Borders. no. Van Houtum. Los límites del capitalismo y la teoría marxista. David (1990). Santo Domingo. Plagrave. en H. Rodríguez Beruff (2000). Buursink y F. Lawrence (1990). en R. pp. en M.. Urdaneta. Grimson. CEFI-ULA. “Binacional Cities and their Regions: From Diverging Cases to a Common Research Agenda”. Haití y Cuba: ¿hay fronteras ambientales?”. Regions and People. Institutions and Structures”. “Binational Cities: People. Hacia una nueva visión de las fronteras. Fronteras en conflicto. Mario (2004). Lausanne. “Vecindad en la frontera colombo/venezolana: situaciones de cooperación y conflicto y su incidencia en las relaciones bilaterales”. no. (2000).. en A. Alejandro (2000). en M. 120-144. Editora Búho. Segura. 185-201. 105126. Ciudades y Fronteras. comp. University of Texas. J. eds. Editorial Ciccus. “¿Fronteras políticas vs. Silié y C. pp. Border Urban Intermediation in Dominican Republic: hree Case Studies. Frontera en transición. Fronteras nacionales e identidades. Haroldo (2007). y J. EPFL. eds.

.

Argentina HÉCTOR JAQUET .02 Más allá de la frontera. las fronteras: Una aproximación socioespacial a las situaciones fronterizas de Misiones.

.

un nutrido número de científicos sociales advirtieron la necesidad de considerar la dimensión sociocultural de la integración y señalaron los riesgos de reducir la comprensión de los fenómenos integracionistas al plano exclusivamente económico. con ellas. Lo cierto es que la integración económica conducida por las políticas de los gobiernos neoliberales reforzó las asimetrías y desigualdades entre los países. los estudios sobre las fronteras se revelaron potencialmente fructíferos para pensar las realidades del continente. la 33 . en tanto que la “unión” de los pueblos resultó contradicha por las fricciones suscitadas en el ámbito de las culturas nacionales.D esde hace poco más de veinte años. En parte motivados por los procesos de eliminación de las fronteras aduaneras en Europa (Unión Europea. Este debate no resultó ajeno al que se libraba respecto a la transformación del capitalismo. UE) y en parte por la réplica integracionista iniciada en América Latina a fines del siglo XX. las fronteras internacionales de América Latina han cobrado mayor nitidez epistemológica para las ciencias sociales. Por ello. y se ha consolidado un campo de estudio en torno a las problemáticas relacionadas con ellas. fue acompañado de retóricas que postulaban eliminar las fronteras aduaneras y. Sus resultados siguen despertando el interés y el debate entre los especialistas. auspiciar la “unión natural” y automática de los pueblos a partir de la reivindicación de una cultura en común. Un nuevo giro hacia a las fronteras. El proceso de integración económica –que en Sudamérica tiene en el MERCOSUR su máxima cristalización–.

Los estudios de este carácter sobre las fronteras en América Latina pueden sintetizarse –con el riesgo de generalidad que implica todo intento de esquematización– en dos enfoques antagónicos: • Aquellos que intentan mostrar los efectos materiales y simbólicos que implicó la fijación del límite concreto de los Estados-naciones: las fronteras siguen siendo así barreras arancelarias. 2006). 2000). argumentan la imposibilidad de que se conformen sistemas culturales transfronterizos comunes (Grimson.CIUDADES Y FRONTERAS cultura. Se les conceptualizó como lugares privilegiados para observar las tensiones provocadas por estos cambios y evaluar en qué medida la integración era posible. de alguna manera. 34 . 2003. las agencias humanitarias internacionales. la globalización y el papel de los Estados-naciones en el mundo contemporáneo. Lo que hoy sucede en algunas fronteras de América Latina empieza a ser relevante para los Estados. un giro inédito en la reflexión sobre la realidad latinoamericana: el tratamiento de la periferia como centro. Las zonas de fronteras internacionales de América Latina se convirtieron en foco de atención de las disciplinas sociales. Las fronteras desde la perspectiva sociocultural. Levy. Estos enfoques priorizan los conflictos y las asimetrías entre sistemas diversos que interactúan en la frontera y. migratorias e identitarias infranqueables. La variedad de situaciones fronterizas en América Latina no impide reconocer que algunas zonas de frontera tienen hoy mayor relevancia estratégica para la acción de los poderes y para el pensamiento científico (Lugo. Esta atención a los espacios fronterizos implicó. los poderes hegemónicos mundiales y los intelectuales nativos y foráneos. llevados al extremo. Las fronteras habían sido espacios marginales para los Estados y secundarios para el conocimiento hegemónico.

donde es posible encontrar articulaciones y contradicciones: fenómenos de mezcla cultural (hibridación). la frontera ha devenido ella misma un concepto clave en los relatos y explicaciones de los procesos culturales contemporáneos (Michaelsen y Johnson. códigos e historias compartidos entre las poblaciones de ambos lados de las fronteras. Esta es. 1987). a pesar que los Estados-naciones tratan de imponer a la frontera política como criterio de división cultural. simultáneamente. Se trata de los que plantean el espacio fronterizo desde la complejidad. superadora de las anteriores. llegan a postular como una esencia la “hermandad” de los pueblos (Clementi. confían en la desaparición de las fronteras políticas y de las naciones. un objeto/concepto (en tanto realidad anclada en lo físico/en lo territorial) y un concepto/metáfora (en tanto realidad construida cultural y simbólicamente). Desde el punto de vista socioantropológico. Situados en este punto. Por esta razón. los espacios de fronteras internacionales merecen aún un mayor tratamiento como estudios de casos. Muchos de los autores incluidos en esta perspectiva. alianzas. 2001). La posición articuladora de la frontera como objeto fisico y como metáfora no constituye el resultado de una visión complaciente 35 . pero también conflicto social y político (García Canclini. existe una serie de trabajos que implicarían una tercera perspectiva. en algunos casos.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA • Aquellos que tratan de mostrar cómo. se revela la complejidad de los fenómenos fronterizos y la imposibilidad de ser aprehendidos desde una sola perspectiva. no puede escindirse la doble naturaleza de la frontera. existen muchos circuitos de intercambios. en una comunicación “sin fronteras” y en la globalización como proceso de uniformización. 2003). priorizan la armonía y las constancias. Finalmente. a pesar de las asimetrías y las desigualdades existentes. Llevados al extremo. como lo han señalado otros autores. Desde este mismo punto de vista.

Durante la época estival. Misiones: una zona de frontera. y en invierno los 16º C. En esta dirección. sino más bien un enfoque que ya no puede eludir la observancia de los fenómenos de complementación. como tampoco el modo como ambos tipos de fenómenos se tensionan en la diversidad de fronteras internacionales existentes. Estas descripciones abonarán los estudios comparativos sobre los que la producción teórica aún debe discurrir: reconocer qué aspectos resultan específicos de una frontera y cuáles generalizables a cualquiera de los otros universos fronterizos (Cardoso de Oliveira. ni los de contradicción y conflicto que hacen a las fronteras. y al oeste con Paraguay. esta provincia experimenta veranos muy calurosos y húmedos e inviernos templados y abundantes precipitaciones. La Provincia de Misiones está situada en el extremo oriental de la República Argentina. Durante todo el año las lluvias constantes y regulares alcanzan un promedio de 2 000 milímetros anuales. la temperatura sobrepasa los 30º C al mediodía. pretendemos describir algunos aspectos de la frontera noreste de Argentina con Brasil y Paraguay. Los estudios empíricos siguen siendo recursos fundamentales para conocer lo que sucede en las fronteras y su descripción socioespacial. que tiene a la provincia argentina de Misiones como núcleo central. 2000) es una de sus tareas. principalmente provocadas por vientos procedentes del Atlántico. Cabe destacar que el 90% de sus límites son naturales y fronteras internacionales.1 Limita al norte y al este-sudeste con Brasil. 1 36 .CIUDADES Y FRONTERAS con el mero reconocimiento de la complejidad de los fenómenos fronterizos. razón por la que Por estar ubicada cerca del trópico de Capricornio. nos lleva a entender la frontera como un espacio semejante: como loci (localizaciones) de procesos socioculturales específicos (los propios de las fronteras). Los valores elevados y permanentes de temperatura y humedad relativa convierten esta área en un inmenso invernadero que reúne las condiciones esenciales para la exuberante manifestación de vida vegetal: luz. temperatura y agua. al sur-sudoeste con Corrientes. Una visión antropológica que entienda los procesos socioculturales como procesos espacializados y arraigados en la materialidad de las localizaciones.

en toda la extensión de su superficie.–entre los que se destacan la yerba mate. Eldorado.3%). la Provincia de Misiones arroja una densidad de población igual a 32. Este sistema productivo. con dificultades para implementar un proyecto de desarrollo sostenido. con una capacidad relativamente baja de acumulación y en condiciones precarias 37 . que se han disputado la propiedad del territorio y de los recursos económicos abundantes en la zona: ganado. con el combate al terrorismo islámico y el control de los recursos naturales (agua) como temas relevantes de la agenda fronteriza. Alem. una zona de frontera.4 habitantes por kilómetro cuadrado. yerba mate y maderas. Se caracteriza por un índice de urbanización relativamente bajo (69. que alcanzan el rango de centros urbanos regionales para las colonias rurales que se hallan en el radio de su hinterland. efectúan el aporte principal al producto bruto geográfico. la ciudad capital. Unos pocos productos. comparativamente con el promedio nacional (89. Posadas sigue siendo la ciudad que centraliza el movimiento económico. La economía de Misiones descansa sobre la producción agropecuaria y agroindustrial. la doble atención de los gobiernos nacionales. el té. el tabaco y las maderas para la fabricación de pasta celulósica–. históricamente. el tung. Actualmente se suma la problemática de la geopolítica internacional. Está dividida administrativamente en 17 departamentos y 75 municipios. 2001). Concentra el 29% de la población provincial y el 42% de la población urbana total. Con sus 30 719 kilómetros cuadrados de superficie y sus 965 522 habitantes (Censo Nacional de Población y Vivienda. Puerto Iguazú y Leandro N. exportador de materias primas con escaso valor agregado.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA es ella misma. De todas maneras. cuenta con otras ciudades de importancia como Oberá. Además de Posadas. Apóstoles. social. Por esta posición ha recibido. Es como un pequeño brazo que se introduce entre los territorios de los países vecinos con los que limita.8%). político y cultural de la provincia.

por tratarse de una zona de frontera. la escasez de nuevas tierras con aptitud agrícola. las dimensiones estructurales que delimitan los espacios de juego de las familias en la región de Misiones actúan como factores que acentúan la vulnerabilidad o la disminuyen. y en menor medida el de otros centros urbanos.CIUDADES Y FRONTERAS para retener el excedente productivo. etc. variables como la relación cambiaria pueden operar favorablemente en una coyuntura y de manera desfavorable en otra. El crecimiento de la ciudad capital. lo cual propició una desequilibrada distribución de la población en torno a los centros urbanos de mayor tamaño. para los habitantes de la frontera de Misiones constituyó un paliativo transitorio para incrementar el poder adquisitivo de los ingresos. ha crecido lentamente y se ha visto sujeto a varias crisis coyunturales. de los años 90. paupérrimas. Dos grandes ríos vertebran el diseño de las zonas fronterizas en Misiones. la ley de convertibilidad. Además. por razones vinculadas con la pobreza. y el eje oriental en torno al río Uruguay. De todas formas.. con el río Paraná. La crisis agraria provoca el abandono de las chacras y el traslado de las familias rurales que. El eje del Paraná presenta las poblaciones y núcleos urbanos con mayor desa38 . han sumido a la economía provincial en una prolongada crisis cuyo resultado social se expresó en la expulsión de la población rural empobrecida. comprando y vendiendo del otro lado. recalan en las localidades más cercanas a la capital. el crecimiento demográfico. el deterioro de los suelos. al tiempo que estructuran los ejes de desarrollo de la provincia: el eje occidental. Durante los últimos veinticinco a treinta años. Por ejemplo. que en lo estructural provocó la desintegración del aparato productivo primario e industrial en la Argentina. se puede explicar por la conformación de un amplio cordón periurbano como resultado de los desplazamientos poblacionales dentro de la misma provincia. la baja rentabilidad de los principales productos. El primero separa a Misiones de la República del Paraguay y el segundo de la República de Brasil.

el territorio misionero fue poblado por inmigrantes de diversas nacionalidades europeas: ucranianos.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA rrollo socioeconómico. concentrada en diversas comunidades extendidas en la zona centro-oeste. junto con los grupos étnicos europeos. tanto desde el punto de vista fenotípico como en el habla y otras manifestaciones culturales. alemanes. con pequeñas explotaciones agrícolas y hogares con altos índices de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI). La zona colindante con Brasil es la más pobre. etc. En el cordón fronterizo del Uruguay. además. completa el cuadro étnico. y especialmente en la parte del Alto Uruguay se concentran los peores indicadores socioeconómicos. rusos. La composición de la población local es multiétnica. En el cordón fronterizo del Paraná. que limita con Brasil. alcanzando en la zona norte (Alto Paraná) la mayor densidad de población y la concentración de industrias (forestal. la influencia mayoritaria es teutobrasileña. españoles. suecos. italianos. a los que se sumaron japoneses en la década de los 50 y laosianos en la del 70. nuclea una mayor proporción de población rural. colindante con Paraguay.. polacos. un territorio físico y un espacio sociohistórico constituido intrínsecamente como una frontera que separa y vincula a tres países: Argentina (al que pertenece en lo jurídico y político. Los procesos de mestizaje entre los grupos han dado lugar a una población nativocriolla que expresa la naturaleza de esta diversidad. aquí la práctica de mixturas culturales coloca al portuñol en el estatus de lengua hegemónica en la frontera. 39 . pero con el que. menos línea de frontera posee). papeleras y turismo). paradójicamente. La población guaraní. Hemos dicho que Misiones es prácticamente una frontera internacional. finlandeses. se advierte en mayor medida la influencia del sustrato guaraní. noruegos. Se trata de la zona más vulnerable desde el punto de vista social y económico de la provincia. daneses. Desde fines del siglo XIX hasta mediados del XX.

e) El Soberbio/El Soberbo. 2004). la denominación sería un espacio más allá de los límites jurídicos de las fronteras de los tres países. como conceptualizamos a Misiones. g) la Triple Frontera de Iguazú-Foz do Iguaçu y Ciudad del Este en la zona norte de confluencia internacional de los tres Estados-nacionales. Desde el punto de vista político. la triple frontera es el lugar exacto donde el río Iguazú desemboca en el río Paraná. f ) Paraíso-Puerto Rosales y. d) San Javier/Porto Xavier.CIUDADES Y FRONTERAS Paraguay y Brasil. Desde el punto de vista estrictamente geográfico. del colindante con Brasil: c) Dionisio Cerqueira/Bernardo de Irigoyen. finalmente. que la abrazan de un lado y del otro casi en su totalidad. a esos tres países: Ciudad del Este. Argentina y Brasil. respectivamente. la designación triple frontera remite al encuentro espacial de soberanías políticas diferentes (Abínzano. Del lado colindante con Paraguay: a) Posadas/ Encarnación y b) Eldorado/Otaño. Pero desde el punto de vista imaginario. La triple frontera: la frontera de fuego. En el cruce de sus cauces. En este trabajo nos referiremos solamente a tres de estos puntos o pasos fronterizos: Posadas/Encarnación. Pretendemos potenciar así la dimensión comparativa y comprender la naturaleza variable y específica de cada uno de estos pasos como modalidades fronterizas o situaciones de frontera dentro de una misma gran zona de frontera internacional. Paraíso-Puerto Rosales y la Triple Frontera de Iguazú-Foz do Iguaçu y Ciudad del Este. Nuestras investigaciones se han focalizado en los puntos fronterizos más significativos de los cordones este y oeste mencionados. Puerto Iguazú y Foz do Iguaçu y a los tránsitos y flujos que permiten los puentes y pasos fronterizos existentes entre ellas. una zona de intersección en la que cada uno de ellos participarían de forma diferencial creando 40 . tres países coinciden: Paraguay. Su existencia se circunscribe a tres ciudades pertenecientes. que incluyen siete puntos o pasos fronterizos (o situaciones de frontera).

Unos 155 70 kilómetros cuadrados pertenecen al lago de Itaipú. algunos autores sostienen que el área de las tres fronteras puede presentarse mejor siguiendo el recorte nacional. 165 50 a la zona urbana y 106 50 al Parque o Reserva Natural Nacional. específicamente en San Leopoldo. y hacia 1910 ingresaron los primeros agricultores de origen europeo –italianos y alemanes–. Sin embargo. congregan un total de 284 barrios con una población –según el Censo del 2000– de 270 000 habitantes. Foz do Iguaçu es una ciudad en permanente expansión. hotelería.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA una entidad que sobrepasa las representaciones jurisdiccionales nacionales (Montenegro y Giménez Béliveau. entre las tres ciudades llama la atención por su infraestructura turística. 2006). en su conjunto. Existen 23 favelas que reúnen a 20 000 habitantes en unas 4 600 casas. el municipio de Foz está dividido en 12 regiones que. bajo cuyo control quedó luego Foz hasta su emancipación municipal. shopping centers y complejos recreativos. que venían avanzando hacia el norte desde las antiguas colonias nacidas en la zona costera. Casi todo el caudal colonizador de esta zona provino tradicionalmente de Rio Grande Do Sul. producido artificialmente por la represa del mismo nombre. que creció notablemente como consecuencia de tres factores: el turis41 . Años más tarde. la zona se fue poblando de comitivas yerbateras y madereras. La ciudad brasileña de Foz do Iguaçu es un núcleo urbano de crecimiento sostenido. Conservando ese criterio. 2000) en unas 301 409 personas. Los primeros pobladores de Foz fueron pioneros aislados que se aventuraban en tierras incógnitas. La superficie del municipio de Foz es de 589 00 kilómetros cuadrados. Actualmente. aunque estimada para 2005 (IBGE. caracterizaremos brevemente a cada una de las ciudades. en 1826. de los cuales 161 20 pertenecen a la zona rural. En 1881 se fundó una colonia militar que era una avanzada de la expansión de la ciudad de Guarapuava.

atraídos por las posibilidades que supuestamente se abrirían. administrativo. atrajeron ese tipo de turismo. restaurantes. su principal ingreso. Hay también una gran cantidad de hosterías. Dependiendo de las asimetrías de la relación cambiaria. pensiones. Artículos electrónicos y todo tipo de productos importados que se ofrecen en el puerto libre de Ciudad del Este. cultural y político de toda la región oeste del estado de Paraná (en población es la quinta ciudad del estado). campings. a partir de la década de los 80 se produce el auge de las transacciones comerciales entre Foz do Iguaçu y Ciudad del Este: el llamado “turismo de compra” y el comercio mayorista de exportación fueron las fuerzas que dinamizaron esa relación. estos Los problemas de crecimiento demográfico han sido muy graves desde el comienzo de la construcción de la represa. Esta ciudad posee uno de los parques hoteleros más grandes e importantes de todo el país. Existen 116 establecimientos de enseñanza entre municipales. infraestructura. que se integra en una red de transacciones legales e ilegales a través de las fronteras. hoteles. comercios. 2 42 . Minas Gerais y Rio Grande do Sul se asentaron en los barrios ad hoc montados por la empresa. cuatro de los cuales son centros de enseñanza superior. pero muchos más llegaron de forma caótica. También hay estructuras hospitalarias estatales (SUS) y privadas. La capacidad hotelera es de 10 134 camas en 34 hoteles. etc. Más de 40 000 trabajadores procedentes de los estados de Paraná. Precisamente. la construcción de la represa de Itaipú2 y su función regional de centro de servicios. Foz posee una enorme cantidad de comercios muy bien equipados y provistos. albergues. estatales y privados. Las consecuencias de este movimiento fueron un notable crecimiento en la construcción de edificios. moteles. Una vez terminada la obra. y mantiene una relación comercial más estrecha y dinámica con la ciudad paraguaya de Ciudad del Este que con la argentina de Puerto Iguazú. posadas. etc. muchos de los cuales son de las más altas calificaciones.CIUDADES Y FRONTERAS mo. caminos. muchos pobladores se quedaron cuadruplicando la población en un lapso de diez años (de 33 000 en 1970 a 140 000 en 1980).

En las transacciones comerciales es posible escuchar árabe.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA flujos comerciales se vieron intensificados o disminuidos. La paraguaya de Ciudad del Este (hasta 1989 llamada Ciudad Presidente Stroessner) es un gran emporio comercial. el acceso y cruce del puente. ómnibus de corta y larga distancia. chino. pero el tránsito de bienes y personas es siempre intenso entre ambas ciudades. guaraní. y viceversa. que une las dos ciudades. que recorren de un lado a otro las calles de la zona comercial. motos. aparatos electrónicos e informáticos de todo tipo de capacidad y complejidad tecnológica. a bajísimos precios. Ciudad del Este es prácticamente su desembocadura: la ciudad continúa y se extiende sin interrupción desde el puente. en automóviles. Al ser una zona franca. Mientras Foz se encuentra un tanto alejada del puente de la Amistad. El medio material y el símbolo del cruce es el puente de la Amistad. portugués. Por él circulan caóticamente miles de personas a pie. el turismo de compra es básicamente un tipo de comercio de provisión para la reventa de artículos en otros puntos –a veces muy alejados de esta frontera– de cada uno de los tres países. libre de impuestos. máquinas y bestias en un hormigueo constante e inagotable por calles y veredas de la ciudad. construido en 1965. Impresiona a cualquier visitante la circulación de personas a pie o sobre todo tipo de transporte. carros tirados por caballos o bueyes. taxis. donde se agolpan personas. Este tráfico explota del lado paraguayo. Posee alrededor de 170 000 habitantes y es la capital del Departamento Alto Paraná. La misma está integrada por los puestos de venta callejera (mesiteros que exponen sus productos en la vereda) y por los grandes shopping centers que atraen gran cantidad de turistas y compradores por la posibilidad de obtener. español y todo tipo de combinaciones prácticas entre estos idiomas. como evidencia de 43 . por ende. un flujo sólo interrumpido por el congestionamiento que a cada rato se produce y puede demorar por horas la circulación y. etc. bicicletas.

y por donde fluyen personas de diversos orígenes y mercancías de las más variadas procedencias” (Rabossi en Montenegro y Béliveau. discurre a modo de una enorme marea humana que se desplaza mediante apretujones. es posible hallar. sobre todo en Foz. bocinazos. Fue fundada en 1901 y actualmente tiene 32 000 habitantes. Actualmente esta ciudad es reconocida como “tercer centro internacional de importancia comercial”. con cuya actividad comercial dinamizan la vida urbana interna y transfronteriza. motivadas por la ley de la oferta y la demanda. tanto en el puente como en la zona comercial de la ciudad.CIUDADES Y FRONTERAS la yuxtaposición de grupos nacionales y étnicos que conviven en esta ciudad fronteriza. La ciudad argentina de Puerto Iguazú es la más pequeña de las tres de la triple frontera y la menos dinámica de todas. Puerto Iguazú padece de la representación de ser un lugar pobre y atrasado. Está unida a Foz do Iguaçu por el puente Tancredo Neves –que atraviesa el río Iguazú–. choques y fricciones. vendedores ambulantes y vehículos. hacen que el tour de compras sea una odisea para quienes desconocen las reglas de circulación locales. su particularidad. El tránsito de la gente. en una constante lucha cuerpo a cuerpo para avanzar de un lado a otro o perecer en el intento arrastrados por la masa de personas. persecuciones. luego de Miami y Hong Kong. Un aquelarre de gritos. es que está incorporada “a circuitos comerciales transnacionales que articulan dicho espacio con distantes lugares de producción y centros comerciales localizados en otras partes del mundo. construido a mediados de 1980. De todas formas. por el volumen de dinero que mueve (alrededor de 12 000 0000 de dólares anuales). en contraste con 44 . demuestran la naturaleza y el volumen de este tipo de tráfico transnacional de productos. a los efectos que nos interesan. 2006). corridas. áreas residenciales y algunos countries cerrados. donde residen profesionales y empresarios de los grandes comercios. Grandes containers ubicados en los laterales del puente. no obstante. Alejándose un poco del centro neurálgico del dinamismo comercial. puestos de ventas. ofertas.

provincia a la que pertenece el Municipio de Iguazú) es también el núcleo urbano más alejado de la triple frontera. durante los últimos cuarenta años. significados y personas. o al menos de la parte más activa de esta. que concentra un mayor desarrollo de la infraestructura. es posible caracterizarla como un espacio transnacional singular. así como las sedes de las instituciones político-administrativas y financieras locales. Puerto Iguazú (a 300 kilómetros de la ciudad argentina de Posadas. se encuentran calles de tierra. Concentra actividades legales e ilegales que se irradian a las capitales de los tres países. cuando la relación cambiaria favorecía a los argentinos y estos cruzaban al lado brasileño y paraguayo para comprar o recrearse.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA los tremendos emporios urbanos vecinos. la ciudad era vista como un desierto o una ciudad fantasma por la poca actividad comercial registrada. capital de Misiones. chinos. hoteles y restaurantes. Algunas de las características generales de la zona: • Se trata de núcleos urbanos relativamente recientes con un crecimiento acelerado. Su principal recurso es el turismo: cuenta con las Cataratas del Iguazú y el Parque o Reserva Natural Nacional como principales atractivos para los visitantes del mundo. • Las tres ciudades conforman un ámbito geopolítico central en el MERCOSUR: el polo comercial con Ciudad del Este es el motor principal de la región. coreanos– se 45 . Muy cerca de este centro. barrios carenciados y el espacio rural. En épocas pasadas. Si nos atenemos a la idea que la triple frontera es un espacio o ámbito fluido de las dinámicas de circulación transnacional de bienes. • Hay una gran diversidad cultural: a la presencia de inmigrantes de orígenes diversos –árabes. La ciudad se conforma en torno a un pequeño centro urbano que se extiende a lo largo de una avenida central donde se hallan comercios. una con recursos naturales hídricos y energéticos abundantes. pero desigual.

CIUDADES Y FRONTERAS

suman paraguayos, argentinos y brasileños, así como grupos indígenas y ciertas colectividades étnicas de origen europeo que históricamente han habitado el territorio. De
esta población, sin dudas las comunidades árabe y china
son las que mayoritariamente dinamizan la economía regional. La primera está integrada por alrededor de 18 000
personas, en su mayoría libaneses, pero también sirios,
egipcios, palestinos, jordanos, los principales propietarios
de las galerías comerciales y negocios mayoristas y minoristas de Ciudad del Este y Foz do Iguaçu. La segunda está
conformada por una comunidad de alrededor de 5 000
personas con una participación –aunque mucha– algo
menor que la árabe en la actividad económica.
A partir de 1994, luego de los atentados contra la embajada
de Israel y la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en
Buenos Aires, la zona comenzó a recibir la doble atención de los
gobiernos de los tres países y de los Estados Unidos. Se estableció
un organismo de inteligencia conjunta para investigar y controlar
las actividades de la zona. Precisamente desde esa fecha comienza
a denominarse a este lugar como “triple frontera”– antes no había
aparecido esa denominación. Cuando lo hace, es para reforzar la
necesidad de extremar la seguridad nacional como –según las autoridades– “debe hacerse en toda frontera” pero esta vez mucho
más, agravado por el carácter de confluencia de un triple espacio
fronterizo. Los medios de comunicación comenzaron a presentarla como un lugar de caos y peligro donde operan la mafia china y
árabe, circula el contrabando y el tráfico de drogas y de armas, y
donde se hallan células ocultas o “dormidas” del terrorismo fundamentalista árabe internacional. En ocasiones, se argumentó que
los fondos para el financiamiento de los atentados a las torres gemelas de Nueva York salieron de la triple frontera. Algunas especulaciones, más osadas, no dudaron en alarmar sobre la posibilidad
que el Hezbollah actuara en la región y afirmaran que hasta el
mismísimo Osama Bin Laden estuviera oculto en algún punto de
46

MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA

Ciudad del Este. La satanización de la región abarca una serie de
actividades que colocan a esta ciudad en el centro de la tormenta:
“Ciudad del Este es la ciudad boom de la frontera con Paraguay y
Argentina, aunque sus acciones pueden ser localizadas también del
lado brasileño. Allí se trafica con la cocaína boliviana, transportada
mediante pequeños aviones que operan en pistas clandestinas de la
selva. Este comercio alcanza miles y miles de millones de dólares
anuales. Según dicha información, los traficantes de Ciudad del
Este se habrían asociado a los poderosos traficantes de Río de
Janeiro (entre quienes se habrían requisado armas de origen argentino). La ciudad es un escenario de asesinatos, mutilaciones (sic) y
guerrillas fundamentalistas, que programaron y ejecutaron ataques
a la colectividad israelita de Argentina. Se registran unos doscientos asesinatos por año en una población de 100 000 habitantes
(sic). Sobornar a un funcionario cuesta 500 dólares y un pasaporte
5 000. Se estima que más de la mitad de los autos que circulan por
Paraguay proceden de robos en Brasil y Argentina. También se
señala la importancia que tiene el contrabando de bienes de consumo y el lavado de dinero, la circulación de dólares falsos” (Pelton
y Asociados, 2003).
La presencia de los marines norteamericanos, a partir de 2001,
con autorización para operar libremente en la zona por parte del
gobierno paraguayo, ha dado lugar a múltiples reacciones de oposición de varios sectores. Los procedimientos militares los constatan y denuncian varias agencias periodísticas alternativas y sectores
de la sociedad civil. Precisamente, la región es foco de una serie
de movimientos de resistencia social que se oponen a su satanización y militarización. Grupos ecologistas, campesinos sin tierras,
intelectuales universitarios, gremios y sindicatos obreros, ONGs
y asociaciones rurales constituyen fuerzas de resistencia contra la
penetración imperialista y contra la estigmatización internacional.
Denuncian la estrategia imperialista por el control de los recursos
naturales y la biodiversidad (acuífero guaraní) y expresan el peligro latente que para esa apropiación implica la organización de la
47

CIUDADES Y FRONTERAS

sociedad civil en una lucha transnacional (grupos que pertenecen
a los tres países) en la triple frontera. Efectivamente, una versión
diferente a la hegemónica proviene de algunos de los habitantes de
la zona, participantes de los foros sociales que se vienen realizando
desde hace unos años alternativamente en cada una de las ciudades: “La forma en que los medios internacionales han manejado el
tema de Ciudad del Este y sus posibles vínculos con el terrorismo
es sensacionalista. Sabemos muy bien que no es real. Nos toca
el alma saber que están diciendo mentiras sobre las personas que
vivimos aquí. Aquí nos conocemos todos. Lamentablemente, no
tuvimos el apoyo, el acompañamiento –en un momento de desarrollo muy importante– de los políticos, de las autoridades, que
no estaban preparados para recibir a esas personas que venían con
otras idiosincrasias, con otras lenguas y otras culturas [se refiere a
la presencia de la inmigración árabe y china, que en los últimos
años arribó a la zona sumándose a la que reside desde más antigua
data]”. (Laura Mezquin, coordinadora de “Paz Sin Fronteras” de
Ciudad del Este).
Mientras la triple frontera se percibe como una “frontera de
fuego” en la contraposición de estas posturas (o como parte del “eje
del mal” o como foco de resistencia al dominio imperial), y mientras los grandes emporios se benefician de los flujos comerciales
que nutren sus pingües negocios transnacionales, se despliega otra
frontera: la que cotidianamente hacen los habitantes fronterizos.
Como María, una pasera paraguaya que corre apresuradamente los
quinientos metros del puente de la Amistad para ir de Ciudad del
Este a Foz do Iguaçu. De un lado, toma fuertemente el brazo de
su nieta de diez años, que la acompaña siempre en el cruce porque está convencida de que con la niña no será lastimada por los
que llama “pillos ladrones” quienes, en medio del puente, esperan
a sus víctimas para robarles los productos o el dinero. Del otro
lado, sujeta fuertemente el bolso con los cartones de cigarrillos
que revende en la ciudad argentina de Puerto Iguazú, una vez que
sortee la aduana brasileña. O como Dirceu, un albañil brasileño de
48

MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA

Foz que espera a sus amigos en la cabecera del puente para cruzar
juntos a comprar mercaderías comestibles a Ciudad del Este y si
“pinta” probablemente pueda –después de comprar con el dinero
de la quincena recién cobrada– pasar de contrabando un pequeño
dispositivo electrónico de mp3 para su hijo adolescente. O como
Alcides, un muchacho paraguayo que, ya en Ciudad del Este, persigue afanosamente a turistas y posibles compradores de objetos
electrónicos. Su insistencia en guiar a los virtuales compradores
hacia los centros comerciales donde posiblemente obtengan mejores precios por los productos, les causa molestias y desconfianza
porque son empujados compulsivamente por el persistente empeño que pone en brindar su colaboración. Si al final se produjera
una venta, Alcides podrá obtener una comisión por parte de los
dueños del centro comercial donde esta se produjo, amén de alguna propina de los compradores si resultaran oportunamente satisfechos de la negociación. Varias veces, en esta travesía cotidiana,
Alcides pasó por la mesita de la vereda comercial donde Cleo y
Deidamia (jóvenes mesiteras paraguayas) disfrutan del regateo con
que una compradora argentina intenta “sacarles” a menor precio
una caja de baterías de radio, un estuche de peines de plástico y
dos tabletas de dulce de maní.
Para los fronterizos, se avecinan nuevos horizontes de conflictos y dificultades con el proyecto de construcción de un muro que
regule y controle “el contrabando” del puente de la Amistad por
parte de la Prefeitura de Foz do Iguazú. Maria, Dirceu, Alcides,
Cleo y Deidamia deberán, una vez más, reconstituir sus estrategias de subsistencia para vivir en la frontera. Como lo demuestran
otras experiencias fronterizas de América Latina, una frontera con
muro parece más difícil de cruzar y manipular, pero ellos son creativos y persistentes.
Posadas/Encarnación: la frontera de agua. A más de trescientos kilómetros de distancia, al sur de la triple frontera, se halla
el punto fronterizo internacional que une la ciudad de Posadas,
49

CIUDADES Y FRONTERAS

capital de la provincia de Misiones, Argentina, con la ciudad de
Encarnación, capital del Departamento de Itapúa, Paraguay. De
todos los puntos fronterizos, quizás sea este el de mayor antigüedad como espacio urbano transfronterizo, en la medida en que las
ciudades se vinculan, fundamentalmente, a través de las relaciones
comerciales y de sociabilidad –y lo vienen haciendo desde hace
más de ciento treinta años. Ambas ciudades reivindican un pasado
común a través del origen jesuítico,3 aunque Posadas se conforma como núcleo urbano recién después de la Guerra de la Triple
Alianza (1870). Desde esta fecha, las relaciones entre las poblaciones de uno y del otro lado han sido constantes y crecientes.
El majestuoso río Paraná constituye el límite político entre
Argentina y Paraguay; sin embargo, esto no ha impedido que encarnacenos y posadeños mantengan estrechos vínculos. Históricamente, han cruzado el río para comprar o vender, desposarse o
hacer negocios, participar de fiestas o pasear, conspirar políticamente o realizar actividades culturales y deportivas conjuntas. Es
un lugar común recordar, como prueba de la unión entre ambos
pueblos fronterizos, la ayuda solidaria que los posadeños habían
brindado a los encarnacenos cuando, en 1926, un ciclón destruyó
la ciudad paraguaya. En esa oportunidad, los vecinos del lado argentino habían arriesgado sus vidas para socorrer a sus “hermanos”
paraguayos en plena tormenta. También se recuerdan las redes de
solidaridades cuando los exiliados paraguayos, por razones políticas, buscaron refugio en Posadas y cuando organizaron, desde
Argentina, distintos intentos para derrocar al dictador Alfredo
Stroessner. Esto no significa, claro está, que no se susciten conflictos nacionales y prejuicios racistas de uno y otro lado de la frontera
cuando la variable nacionalista forma parte de la interacción o neSe atribuye al sacerdote jesuita Roque González de Santa Cruz la fundación de la reducción
en lo que hoy es Posadas, en marzo de 1615. Las adversas condiciones topográficas hicieron
que cruzara el Paraná y fundara, en el mismo año, la reducción jesuítica en lo que hoy es
Encarnación. Esta doble fundación del mismo pueblo, en ambas márgenes del Paraná, se
reivindica como un origen común de ambas ciudades.
3

50

Este puente. Estos prejuicios marcan muchas de las relaciones entre los vecinos. pero también se manifiestan en el campo de la actividad económica y comercial. ha dinamizado fuertemente el tráfico fronterizo. Este paso ha sido realizado históricamente mediante lanchas. sobre todo desde que. pero también ha sido fuente de conflictos entre los diferentes sectores involucrados en los cruces. y estos no agotan las oportunidades de designar como “curepas”5 a los argentinos. 4 5 51 . se inauguró el portentoso Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz. “ignorantes”. Posadas es la ciudad que se constituye en polo regional y en el núcleo urbano más importante. según la tradición historiográfica. no es el más utilizado en la actualidad. Si bien es muy probable que muchos argentinos tengan parientes paraguayos y viceversa. Es muy fuerte en esta frontera (quizás por unir capitales departamentales y ser frentes de avanzadas estatales) la presencia de las autoridades administrativas y militares nacionales que marcan las soberanías de cada uno de los Estados vecinos. Si bien este medio de transporte sigue funcionando. y si bien hay algunas industrias instaladas –báLleva implícita la adjudicación de los rótulos de “brutos”. donde se libraban los combates. habría fundado ambas ciudades en 1615. Tiene una población de casi 400 000 habitantes. Es una calificación racial: “blancos rojizos” como el color del cuero del chancho (“curepí”). que lleva el nombre del sacerdote jesuita que. las principales que estructuran el paso periódico de la frontera. Tiene un origen histórico: los soldados argentinos en la guerra de la Triple Alianza combatían contra los paraguayos llevando en sus piernas polainas de cuero de cerdo como una forma de protección contra alimañas que pudieran asediar en el suelo paraguayo.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA gociación. “atrasados”. en 1989. no siempre esto constituye un hecho relevante para morigerar los estereotipos que mutuamente se propinan unos y otros: los posadeños no dudan en designar “paraguas”4 a los encarnacenos. embarcaciones que atraviesan el río Paraná en aproximadamente quince o veinte minutos llevando a las personas para comprar o vender a uno y otro lado de la frontera.

Aquí el contraste entre pobres y ricos es mucho más pronunciado. Se le ve claramente. la ciudad posee un sector medio y otro adinerado que mantienen un alto nivel de consumo contando con las ofertas para satisfacerlo. que prácticamente desemboca en él. y se diferencian por el tipo de productos. esta última tan cercana al río. bordeado de cuatro enormes bulevares. los precios más bajos o más altos y las características de los negocios. formales o informales. Encarnación tiene una población notablemente inferior a la de Posadas. Contrariamente al lado paraguayo. vertebradas por una calle principal. Por su parte. Los vendedores consumen la bebida denominada mate en sus variantes caliente o fría (tereré). que despojó de sus chacras a la población rural. Ambas zonas son comerciales. En los últimos años esta distancia se ha estrechado a raíz del intenso proceso de urbanización que han motivado el mismo puente y el tráfico comercial. informáticos y de otro tipo a 52 . resultado de la crisis económica. La “zona baja” se parece a muchos de los mercados persas de cualquier parte del mundo. El casco céntrico. de transporte y de esparcimiento mucho más desarrollada que la ciudad vecina. administrativo y de servicios por excelencia. hasta acceder al casco céntrico. más o menos. reúne una infraestructura edilicia. grasa y harina de maíz. en el diseño urbano. En la “zona baja” se intensifica el comercio y se agolpa la población de compradores. cultural. de unos 100 000 habitantes según el Censo del 2002. es posible hallar productos electrónicos. Al igual que en Ciudad del Este.CIUDADES Y FRONTERAS sicamente de comestibles y bebidas– se define como un centro político. con la impronta de las prácticas culturales del lugar. venden artesanías en hilo o cuero. De todas formas. donde desde la cabecera del puente hay dos kilómetros y medio. etc. Su trazado se extiende sobre el río Paraná y de hecho el puente internacional es una prolongación del núcleo urbano. la legalidad o no de su origen. así como diversos bocadillos regionales a partir de almidón de mandioca. en la conformación de dos zonas: la “zona alta” y la “zona baja”. Ha crecido en los últimos años por la conformación de un cordón de villas miserias.

por la fricción corporal en el tránsito de personas en los momentos de mayor asiduidad de visitantes. Sin dudas. etc. por la práctica del vendedor insistente. Quizás estos juicios –más allá de su veracidad objetiva o no– hablan de la percepción de la mutua interdependencia entre las dos ciudades. portacedes. cinturones.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA muy bajo costo (a la mitad de precio que en Posadas y. son los argentinos quienes compran más en Encarnación –y no a la inversa. según el éxito del regateo). por el regateo. Si bien la situación cambiaria ha variado históricamente y beneficiado de manera alternativa a los vecinos de uno u otro lado de la frontera. tijeras. ya que a veces se invierte y son los encarnacenos quienes van a comprar al lado argentino productos de buena calidad difíciles de hallar en Paraguay: vinos. calzoncillos. Tanto es así. harina. esa ciudad desaparecería”. profilácticos. a veces más. los argentinos de la frontera encuentran en comprar del lado paraguayo un modo de paliar la crisis económica: “gracias a Paraguay podemos hacer estirar nuestros sueldos” –comentó un lugareño como un modo de expresar que comprar en Encarnación forma parte indisoluble e indispensable de su estrategia familiar de subsistencia. La imagen no difiere mucho –aunque quizás sea un poco menos caótica– de la que describimos para el caso de Ciudad del Este: por el tipo de productos. mientras que la población nativo-criolla se dedica al comercio informal (o como mesiteros en las veredas de los comercios más estructurados o como vendedores ambulantes. azúcar. atadas por las relaciones comerciales. 53 . Aquí también el comercio está dinamizado por el contrabando de productos legales e ilegales. que es un lugar común sostener que “Encarnación es el mercado persa de los argentinos” o que “si los argentinos no fuéramos a comprar a Encarnación. medias. afeitadoras.). Esta relación es mutua. recorriendo la ciudad y acosando a los turistas o virtuales compradores para hacer una venta de artículos o baratijas-encendedores. También aquí los comerciantes árabes o sirios libaneses controlan los negocios de mayor porte.

podrán gozar de una franquicia mayor de hasta 300 dólares. son históricos. A pesar de esta interdependencia. combustibles. sentimientos que. También se puede cruzar en automóviles particulares y/o motocicletas. envolviéndolas en un manto de desconfianza. para muchos. etc. sospecha y violencia simbólica entre argentinos y paraguayos. se sigue comprando y vendiendo como una necesidad vital de esta frontera. presiones entre los Estados. Muchos paraguayos tienen la convicción que gran parte de sus desgracias se debe a las acciones siempre malintencionadas de los argentinos. predomina el prejuicio y la desvalorización. Gen54 . A pesar de esto.CIUDADES Y FRONTERAS remedios y. una consecuencia de las experiencias conflictivas que paraguayos y argentinos han protagonizado en el pasado –guerras. Del lado argentino. Ahora el tráfico vehicular es muy intenso. El paso tradicional de la frontera a través de las embarcaciones y/o el tren mediante balsas de amplio porte. despojos territoriales. El control del tráfico en este puesto fronterizo es mucho más intenso que en otros lugares de la frontera. Los turistas o residentes a más de 300 kilómetros de la frontera. los prejuicios nacionalistas permean las relaciones entre los fronterizos y muchas veces interfieren en las actividades comerciales. Las autoridades nacionales controlan y ordenan el tránsito. aquí no es posible efectuar el cruce a pie. según el valor del cambio monetario. Si atendemos las representaciones que tienen entre sí ambos pueblos. cuando no el odio y el resentimiento. Los habitantes de Encarnación y de Posadas pueden solicitar un carnet que acredite su condición de residentes (carnet vecinal) con el cual podrán “pasar” hasta 150 dólares de mercaderías libres de impuestos por año. se ha modificado con la existencia del puente internacional. Contrariamente al puente de la Amistad que une a Foz do Iguaçu con Ciudad del Este. Los pobladores de ambas orillas pueden acceder a un medio de transporte público (colectivo de servicio internacional) que recorre ambas ciudades casi en un viaje de circunvalación atravesando el puente durante 24 horas al día.

En esta frontera existe siempre el riesgo de perder lo comprado si el valor del producto excede el monto del cupo vecinal admitido o si se intenta pasar un producto de contrabando. secuestrarlo y obligar al “traficante” a pagar la multa correspondiente. SENASA. cuando la ciudad de Encarnación es prácticamente invadida por la población argentina en un flujo incesante que busca obsequios para regalar a sus parientes: pinturas. el paso es muy asiduo e intenso. hay un flujo constante y diario que. según los registros de aduanas. cuando fluyen oleadas de turistas (genuinos y los denominados de “tour de compras”). Del paraguayo. No se ha podido avanzar en un sistema de control único fronterizo. los períodos de comienzos de clases. Si un vecino posadeño quiere evitarse este riesgo y el trastorno concomitante si fuera descubierto. obligando a quedar varados a muchos automovilistas durante varias horas sobre la plataforma del puente. Dirección de Bromatología. en que los padres posadeños cruzan a proveerse de uniformes y útiles escolares.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA darmería Nacional. empleados de Aduanas. bajar y subir del vehículo y de los transportes públicos más de una vez para someterse a los controles exigidos. es posible 55 . por lo cual quienes pretenden cruzar la frontera deberán registrarse al salir y al entrar. las autoridades aduaneras suelen ser muy incisivas hasta hallar el producto. Las épocas de mayor tráfico son las temporadas de vacaciones. muebles. También en las temporadas de Semana Santa y los feriados “largos” pueden cruzar en el día hasta 22 000 personas. solamente se encuentran personal de Aduanas y del Ejército Nacional. las épocas de fiestas navideñas. aparatos electrónicos para renovar la casa. Prefectura. siguiendo los dobles controles en cada país: presentar documentos. registrar coches. suele ser muy numeroso y ocasiona demoras permanentes en el tránsito vehicular. En la requisa. si bien menos estrepitoso. Además de estos momentos de mayor intensidad en los cruces. No obstante los fastidios que experimentan las personas por estas acciones.

esto es. la erradicación compulsiva de población hacia zonas alejadas de la ciudad. Recorren a pie toda la ciudad de Posadas llevando los pedidos de puerta a puerta y se instalan en puntos clave del centro de la ciudad para ofrecer sus a los transeúntes sus productos –porotos. Personajes característicos de esta frontera son las paseras o villenas. y aún lo siguen haciendo. en perfecto estado. golosinas. la Empresa Binacional Yacyretá (EBY) realizó las denominadas obras complementarias: la modernización de las ciudades mediante la construcción de barrios de concreto. frutas. el producto comprado. plazas. en su mayoría mujeres paraguayas que han cruzado históricamente el río. tendrá en su domicilio. en los términos locales– o ir con un amigo que conozca a un empleado de Aduanas o de la Gendarmería para no ser requisados. que reemplazaron a los precarios ranchos costeros. ya que dos o tres horas después de la transacción. la desaparición de barrios. y la construcción de la Costanera –una es56 . porque el llenado del embalse fue inundando progresivamente las costas de las ciudades y provocando el rediseño del espacio urbano. pero es efectivo. La represa provocó la modificación de ambos centros urbanos. verduras.CIUDADES Y FRONTERAS apelar a la red de paso dispuesta en la frontera. Otra opción consiste en sobornar a las autoridades –“coimear”. para vender sus productos a los clientes posadeños. etc. dulces. sigue siendo un misterio cómo funciona este mecanismo o red de intercambio clandestino. ungüentos varios. puede ir a Encarnación y comprar cualquier producto electrónico o informático. En los últimos años dos fenómenos han impactado fuertemente en las ciudades de Posadas y Encarnación y modificado también las relaciones transfronterizas: la construcción de la represa hidroeléctrica de Yacyretá y el proceso de integración denominado MERCOSUR. pagar al comerciante y volver a Posadas sin preocuparse demasiado. Aunque los lugareños tejen todo tipo de hipótesis. hierbas medicinales. Como compensación. edificios y lugares tradicionales.

estas obras reforzaron las asimetrías existentes entre las dos ciudades. También las políticas cambiarias perjudicaron a muchos sectores de ambos lados. pero para el río–. Han sido muchos los episodios de violencia padecidos por los habitantes fronterizos a manos de los funcionarios que controlaron el puente hasta 1990. Posadas aparece como una moderna ciudad con edificios de alto porte que le dan un perfil. De todas formas. Las políticas integracionistas pronto marcaron la existencia de un MERCOSUR “desde arriba” y “para los de arriba” y otro que padecen “los de abajo”. y “un MERCOSUR de segunda”. Se potenció la presencia de los funcionarios de aduanas y militares y se aplicaron violentos controles sobre la población que tradicional y cotidianamente cruzaba la frontera. mirado desde el puente. tanto de personas como de mercaderías. Ante los ojos del visitante. de mucho mayor desarrollo urbano que la ciudad paraguaya vecina. que afectó notablemente a las poblaciones locales fronterizas periféricas. En términos de algunos agentes fronterizos. ya que solo fueron completadas para el lado argentino. “un MERCOSUR de primera” que habría beneficiado a los grandes empresarios y a los circuitos transnacionales.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA pecie de enorme malecón. lo cual provocó la protesta de estos mediante los “cortes” del puente (bloqueo para evitar el tránsito) en más de 28 oportunidades por parte 57 . En relación con el MERCOSUR. su implementación desde 1991-94 no trajo la integración de los pueblos tan declamada en los tratados. habilitando un paseo público que dio lugar a nuevos comercios y zonas de esparcimiento. contrariamente a lo esperado. sino más bien vino a interrumpir y a añadir más nivel de conflicto a un marco histórico de relaciones entre los habitantes de las dos orillas. en tanto los pobladores de Encarnación aún esperan que se concreten en su territorio. Los acuerdos tomados por los gobiernos en las capitales de los estados no contemplaron la realidad de las zonas fronterizas y las políticas económicas reforzaron los controles en la frontera una vez que hubo que regular el tráfico internacional y transnacional.

El motivo es aprovisionarse de mercaderías de todo tipo para surtir un pequeño almacén de un barrio pobre y periférico de la capital provincial donde viven. San Pablo). no se instrumentó una política especial o de compensación para las fronteras. Mientras se lamenta por lo que entiende es una injusticia. exigiendo a sus pobladores el cumplimiento de las normativas nacionales e internacionales que estaban lejos de poder adaptarse al tipo de comercio “hormiga” de los vecinos fronterizos. Pensó que el MERCOSUR habilitaría los títulos para ejercer de uno y otro lado de la frontera. docentes. Asunción. Apenas cruzan el puente. Los fronterizos construyen sus vidas en la marco de líneas de fuerza que no eligieron. más allá que ese paso. se pregunta: ¿para quién es entonces la integración? Gladys y Antonio son un matrimonio de mediana edad de la ciudad argentina de Posadas. Periódicamente pasan el puente San Roque González de Santa Cruz. por ejemplo. y ya de lado argentino. etc. se lamenta de que en su país natal el Colegio de Arquitectos no le reconocerá el título sin reválida. campesinos. al que consideran siempre “peligroso” y “riesgoso” para su integridad física. Durante seis años. pequeños comerciantes. Alicia. Esto dio lugar. al absurdo de exigir que las paseras o villenas y los taxistas fronterizos debieran cumplir los mismos requisitos para el cruce que los empresarios dueños de las flotas de camiones que atraviesan el puente rumbo a las grandes urbes centrales de los países miembros del MERCOSUR (Buenos Aires.CIUDADES Y FRONTERAS de paseras. posibilitado por las ven58 . ha cruzado todos los días el puente para estudiar. Montevideo. taxistas. mesiteros. Mientras la integración se diseñaba desde las altas esferas políticas y económicas para regular el comercio internacional entre los países miembros. una estudiante argentina de Arquitectura en la Universidad Católica de Asunción. no dejan de persignarse agradeciendo a la voluntad divina el haber llegado “sanos” y “salvos” ante el alivio de salir del territorio paraguayo. con sede en Encarnación.

Como paseras. por lo cual consideran que no tienen de qué quejarse. no mediante el puente. muchos de los pobladores locales se integran a través del río: en las lanchas tradicionales. paradójicamente. quienes protestan por la presencia de paraguayos ocupando camas u obteniendo remedios que consideran “deben ser solo para los argentinos”. También Perla y Anastacia cruzan el río en la lancha tradicional. quienes les han solicitado cigarrillos. lo vienen haciendo desde hace ya bastante tiempo. un puente de agua. frutas y/o remedios “yuyos”. sino en las embarcaciones tradicionales dispuestas para el paso con el fin de recibir asistencia médica en el hospital público de la ciudad argentina de Posadas. pero para satisfacer el pedido de sus clientes posadeños. en las canoas de los pescadores. en las balsas o jan59 . obstáculos para evitar el libre tránsito de personas y mercaderías en el puente internacional. Ruegan y agradecen también a la voluntad divina por salir airosos de los controles aduaneros. el río Paraná sigue siendo. Mientras el puente internacional. Sobre todo Perla recuerda los numerosos episodios donde fueron violentadas y humilladas por las modalidades de control implementadas sobre sus cuerpos por ciertas autoridades de la aduana. es el símbolo de la no-integración. controles. Han recibido siempre buena atención médica. Lucrecia y su hijo adolescente Benjamín son paraguayos y han cruzado más de una vez el río Paraná. a condición de soportar estoicamente largas horas de espera y los comentarios prejuiciosos de ciertos pacientes argentinos. para los fronterizos.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA tajas económicas que obtienen comprando del lado paraguayo. que en el puente suelen ser más estrictos en secuestrar las mercaderías que consideran ilegales. intentan sortear por este medio el control de la gendarmería y de los funcionarios de la aduana argentina. en tiempo no muy lejano. Mientras el MERCOSUR “de primera” sigue marcando la naturaleza de los flujos económicos que circulan por esta frontera y las autoridades nacionales construyen un muro de trámites.

Si la suerte es esquiva y la puntería imprecisa. cómplice y soporte de las mercaderías que se arrojan desde el puente cuando el paso aduanero es imposible: abajo alguien espera en canoas los productos legales e ilegales arrojados. Habita una humilde vivienda junto a su marido –treinta años mayor que ella– y su pequeño hijo de seis meses... Los cruces legales y clandestinos hilvanan las relaciones en la frontera. o simplemente nadando. El Pepiri-guazú no es un río demasiado grande ni caudaloso y el puente internacional. Vive a pocos metros del puesto fronterizo donde trabaja. Mientras explica la tarea que realiza cotidianamente en la aduana. Misiones) y Paraíso (San Miguel Oeste. que conecta Comandante Rosales (San Pedro. funcionaria de aduanas del gobierno brasileño. La visualización de este paso donde trabaja Roze. el río se llevará en su lecho el producto que se esperaba pasar evadiendo los controles. construido en 1994. El río también es testigo. hoy absolutamente desolada y desierta. Su cuerpo se pone rígido en la mitad del puente. se produjo a fines de 60 . Roze es una joven mujer. recorre cada rincón del puesto con entusiasmo. en veleros. está entre Argentina y Brasil. evitando así avanzar más allá de un límite que ella sola conoce: el punto exacto donde termina Brasil y comienza la jurisdicción argentina. pero con nostalgia por una época –aparentemente no muy lejana– de activación económica en que cruzaban de trescientos a cuatrocientos automóviles diarios de un lado a otro de la frontera. Un último punto fronterizo que interesaría destacar. Santa Catarina) como una frontera.CIUDADES Y FRONTERAS gadas de troncos. Paraíso/Puerto Rosales: la frontera desierta. no alcanza más de 110 metros de extensión. Las aguas que estructuran esta frontera entre Posadas y Encarnación a veces bajan turbias. sin embargo. un límite imperceptible para los foráneos. en el límite entre la localidad brasileña de Paraíso y el puesto de gendarmería argentina de Puerto o Comandante Rosales. obliga a Roze a detenerse bruscamente. como un tipo posible de frontera material y simbólica. sobre el río Pepiríguazú. Algo.

e intransitables hoy día del argentino. buscarían expandir su frontera agrícola.S. Del lado argentino. Para muchos. muchos derivados de las esferas de competencia entre los poderes municipales. Mientras algunos medios periodísticos denunciaban la complicidad de los gobernantes misioneros para beneficiar “los negocios de sus amigos” y se les acusaba de “traición a la patria”.H. el puente Rosales fue inaugurado en 1994. a 9 kilómetros del pequeño pueblo de Paraíso y a 20 de la ciudad de San Miguel Oeste. cultural y en todos los ordenes entre los pueblos de la frontera” (R. Finalmente. otros argumentaban sobre la bondad de los puentes para “hacer efectiva la integración a través del intercambio económico. La iniciativa tuvo varios inconvenientes para su concreción. provinciales y nacionales. El acceso a este lugar opera por medio de picadas de tierra transitables aún del lado brasileño. quienes ambicionarían los recursos naturales (maderas nativas) de la selva misionera y. aparentemente el tráfico fronterizo era bastante frecuente e intenso: los argentinos de San Pedro no dudaban en llegar hasta Rosales y de allí a San Miguel Oeste para comprar materiales de construc61 . 1989). el proyecto se inscribió en la doctrina nacionalista. al mismo tiempo. Concejal. Los medios de comunicación y ciertos políticos reactualizaron las ideas de los brasileños como invasores y colocaron al puente de Comandante Rosales como un eslabón más de una estrategia de penetración de Brasil en suelo argentino. la localidad de San Pedro –municipio a cuya jurisdicción pertenece– y del lado brasileño. cuando los gobernadores de la Provincia de Misiones y del estado de Santa Catarina acordaron construir un puente sobre el río Pepirí-guazú. los únicos beneficiados con la obra serían los brasileños. a pesar de los juicios agoreros. del lado argentino a 30 kilómetros del principal núcleo urbano de la zona.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA la década de los 80. Desde la inauguración del puente hasta el año 2002.

trae nuevos contingentes de gendarmes para renovar el puesto fronterizo y provisiones para que quienes permanecen no mueran de inanición.CIUDADES Y FRONTERAS ción. en no más de tres horas. con tres empleados (dos de ellos. una vez por semana. un puesto de aduanas. ambos comparten la espera: los gendarmes argentinos están pendientes del ruido del motor del camión que en la espesa selva avisa su llegada trayen62 . a muy bajos precios. los gobiernos locales han perdido interés en este paso fronterizo que tanto habían fomentado. era posible amoblarse o construirse toda una casa. La selva ha ganado las picadas. Del otro lado. Ya nadie lo cruza. Mientras las fuerzas económicas han seguido otros rumbos y las autoridades estatales que se habían empeñado en desarrollar esta frontera al compás de los flujos económicos presagiando la integración la han quitado definitivamente de la agenda gubernativa. casi víctimas del olvido y la desolación: la gendarmería argentina y los empleados de la aduana brasileña. Según el relato de los gendarmes del puesto fronterizo. salvo para el camión de la gendarmería que. pero las instituciones argentinas y brasileñas permanecen a través de sus funcionarios. Los brasileños se proveían en San Pedro de comestibles y medicamentos. La crisis económica ha paralizado la actividad. llegue esporádicamente a intentar el cruce. como también podían acceder de forma rápida hasta la ruta que los conduciría. Son ellos mismos el límite en la frontera. repuestos de autos y máquinas de labranza de todo tipo. La relación cambiaria se ha modificado. por error o curiosidad. hasta Posadas y de allí hasta Buenos Aires. Roze y su marido) sigue incólume a la espera de algún automóvil que. por mil pesos –mil dólares en la equiparación del uno a uno–. Sin embargo. Las máquinas que arreglaban los caminos dejaron de hacerlo y este se volvió intransitable del lado argentino. el puente permanece hierático como prueba de un error de cálculo de las autoridades binacionales. Los ciudadanos han dejado de aventurarse hasta el lugar.

estudiada por ambos autores y otros que figuran en la compilación. que impiden estructurar lazos de solidaridad con los vecinos en la zona de frontera. más allá de toda manifestación de control material: en la ausencia de interés económico en este paso y en el corazón de los guardianes estériles de esta frontera desierta. de Haroldo Dilla Alfonso y Sobeida de Jesús (2007). Una frontera puede ser tipológicamente definible como urbana-urbana. para evitar avanzar más allá del lado de la frontera que cree le corresponde. En la desolación más absoluta de esta frontera olvidada. desérticas. de “agua” y “desierta” buscando sustantivar 6 La diferencia entre estas nociones radica en que el tipo es más estático y la situación más dinámica y cambiante. Una tipología de las fronteras nos llevaría necesariamente a realizar. y al mismo tiempo atravesar diferentes etapas de cambio.6 Las hemos metaforizado aquí como de “fuego”. en el cual depositan la clave de una futura reactivación económica. Lo ideal sería establecer tipos con fines heurísticos que combinaran todas estas categorías. La frontera tiene aquí –en ambos casos–. Se trata de la imagen de un “Estado-promesa” (Labale. urbanas. quien seguirá poniendo rígido el cuerpo en el medio del puente. superpobladas. permeables o impermeables. La frontera está preservada. en primer término. Son categorías clasificatorias de rangos distintos. Apreciación final. 1996). una distinción entre fronteras rurales. los Estados nacionales deben igualmente estar tranquilos: el límite jurisdiccional nacional está en los cuerpos y en las mentes. mixtas. se encuentra una cantidad infinita de realidades fronterizas diferentes que pueden agruparse en tipos de frontera o de situaciones de frontera. por ejemplo. etc. 63 . Un aporte en esta dirección lo constituye el libro Fronteras en transición.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA do la dotación de recambio y las provisiones. siempre por llegar. Los empleados de aduanas brasileños tienen la esperanza de que se construya el camino asfaltado. Nadie invadirá el territorio del vecino. Como Roze. infranqueables. El primero en particular repasa conceptualmente “tipos” y “situaciones” de fronteras y se replantea los términos en la problematización de una excepcionalidad o no de la frontera dominicano-haitiana. prometido hace seis años. la forma de una espera vertical del beneficio de cada uno de los Estados centrales. Podemos afirmar que por debajo de la definición abstracta de frontera. pero nunca efectivo.

porque están determinadas por su posición territorial (la frontera como objeto físico).CIUDADES Y FRONTERAS la designación de la diversa naturaleza de la compleja trama de dinámicas fronterizas que se dan (en el juego de factores locales. Se trata de procesos espacializados y arraigados en la materialidad de esas localizaciones. implícitas en una misma zona de frontera. constituidas por las relaciones e interacciones entre las personas en una vasta región misionera que denominamos “de frontera”. también son producto de las negociacio64 . donde las percepciones y sentidos que adquiere el límite político nacional estatal– físico o no–. un sistema de relaciones transfronterizas con características sui generis. Atendiendo a nuestro marco teórico. Es. es posible diferenciar la línea de frontera convencional entre Estados-naciones de las fronteras humanas concretas. determinada por las cambiantes actividades humanas. nacionales y transnacionales). La frontera sociocultural constituye un entramado abierto de límites siempre imprecisos. en cierto sentido.

Universidad Nacional de Misiones. La Periferia como Centro. Clementi. Los Movimientos Sociales Regionales (Argentina. Misiones. pp. inédito. Buenos Aires.. Fronteras. Universidad Nacional de Misiones. Naciones e Identidades. Alejandro (2000). La Frontera en América. Roberto (2000). Diagnóstico multidisciplinario de la frontera dominico/haitiana. García Canclini. Referencias Bibliográficas Abínzano. Dilla. especificadas en situaciones socioculturales concretas. Ediciones Ciccus-La Crujía. Secretaria de Investigación y Postgrado. Comentarios”. Buenos Aires. Frontera en Transición. Fronteras. en Alejandro Grimson. grupos bajo sospecha. Santo Domingo. Haroldo y S. 9-40. Secretaría de Investigación y Postgrado. control y políticas públicas.MÁS ALLÁ DE LA FRONTERA nes fronterizas (la frontera como concepto-metáfora). 321-332. De Jesús (2007). Ediciones Ciccus-La Crujía. Procesos Transfonterizos Complejos: El caso de la tripe frontera. Optamos por reconstruir la particularidad de los flujos fronterizos en cada paso de esta frontera. “Interacciones transfronterizas procesos socioculturales emergentes en el contexto del MERCOSUR”. La Periferia como Centro. Buenos Aires. Ubicados en este punto. Héctor Eduardo (2006). Naciones e Identidades. Misiones. Grupo de Estudios Ciudades y Fronteras. 65 . pp. “Epílogo I: Fronteras naciones e identidades. comp. Buenos Aires. 13-26. compilador. _________ (2004). Culturas Híbridas. Leviatán. Brasil y Paraguay) 2001-2004. Inédito. “¿Fronteras Políticas Versus Fronteras Culturales?” Alejandro Grimson. pp. Paidós. Movimientos sociales. Posadas. Hebe (1987). entendidos como construcciones humanas dinámicas y no siempre previsibles. Posadas. Néstor (2001). Roberto Carlos y Jaquet. Grimson. Cardoso de Oliveira. Una clave interpretativa de la historia. rehuimos de cualquier formulación abstracta o casi axiomática sobre la frontera que nos ocupa.

Barcelona. Gedisa Editorial. Miño y Dávila Editores. la cultura y la nación” Scout Michaelsen y David Johnson. Buenos Aires. Barcelona. Los límites de la política cultural. pp. “Reflexiones sobre la teoría de la frontera. Teoría de la frontera. Levy. Prólogo: “Crítica y teoría en el pensamiento latinoamericano”. Bettina (2006). Silvia y Verónica Gimenez Béliveau (2006). “La Naturaleza de las Fronteras” Historia y Fuente Oral. Alejandro (1996). Buenos Aires. España. Kavanagh. Ijuí. Universidad de Barcelona. Scott y David Johnson (2003). pp. Regionalismo y Frontera: Un estudio de caso”. La triple frontera: globalización y construcción social del espacio. pp.CIUDADES Y FRONTERAS Labale. en Regionalizaçao e Globalizaçao. 243-260. CLACSO Libros. Crítica y teoría en el pensamiento social latinoamericano. William (1994). Lugo. Los límites de la política cultural. Santa Rosa. Alejandro (2003). Anais Do IV Encontro de Cientistas Socias sobre à Problemática Regional. Montenegro. 9-10. Teoría de la frontera. 66-86. Brasil. 66 . Michaelsen. Gedisa Editorial. “Integración.

03 Ciudades trasnfronterizas e interdependencia comercial en la frontera Venezuela / Colombia MARIO VALERO .

.

Aun cuando en esta dinámica intervienen múltiples flujos espaciales. de decisiones de políticas públicas y de las acciones de los agentes privados. se ha considerado examinar la movilidad interfronteriza en torno a las actividades comerciales y los movimientos migratorios laborales. titulado Sistemas en las fronteras de Venezuela. ciudades o territorios. informaciones. a su vez. mercancías. El estudio de la red San Cristóbal-Cúcuta se sustenta en algunos criterios conceptuales sobre componentes tan polémicos y 1 Este trabajo forma parte del informe de avance del Proyecto de Investigación. Venezuela 69 . financiado por el Consejo de Desarrollo Científico. la red se concibe como el conjunto articulado de lugares. en los sistemas de transportes y comunicaciones. sustentados. Se tomará como hilo conductor el impacto de las políticas económicas venezolanas relacionadas con el mercado cambiario y sus efectos en el precio o tipo de cambio de la moneda nacional –el bolívar– frente al peso colombiano. utilizadas en las transacciones económicas cotidianas. Desde la perspectiva geográfica. Humanístico y Tecnológico (CDCHT) de la Universidad de Los Andes.1 El propósito es valorar en qué medida y cómo estas ciudades pudieran ser parte de una red urbana que actúa como un subsistema urbano transfronterizo. capitales. San Cristóbal y Cúcuta. resultante de la combinación de los flujos de personas.E n las siguientes páginas discutiremos la dinámica establecida entre las dos principales ciudades radicadas en la frontera que comparten Venezuela y Colombia.

ámbitos de destacada atención en las transformaciones territoriales. hallazgos de objetos específicos. mitos. antropológicos y geográficos han reconstruido civilizaciones. nuevos límites y otras fronteras. El amurallamiento 70 . varios estudios arqueológicos. Territorio. El levantamiento material de límites/fronteras también ha formado parte de la historia de las organizaciones sociopolíticas. en consecuencia. Pero ¿han existido siempre las demarcaciones territoriales. Las explicaciones sobre la ocupación del territorio arrojan luces que ayudan a despejar algunas de las incógnitas planteadas. tienen alguna utilidad? Estas interrogantes carecen de un patrón de respuesta. a los que se les daba diversas interpretaciones funcionales: desde lo sagrado hasta lo defensivo. sus acequias y los terrenos que sus aguas alcanzarán a regar. por consiguiente. partiendo de relatos. los límites. lo cual se ha reflejado en la construcción de murallas y muros en torno a las ciudades. Gentile (1996) señala que en los Andes la existencia de hitos fronterizos está relacionada con la distribución de los recursos naturales: la caza. los territorios y las ciudades.CIUDADES Y FRONTERAS polisémicos de las organizaciones humanas como las fronteras. comunidades y. pues al ser aquellas construcciones humanas. aportes lingüísticos y otros elementos. sus historias configurativas y funcionalidades son diversas. Por ejemplo. se aprecian serias modificaciones. Otras investigaciones han procurado restablecer los diversos trazados imaginarios y materiales que utilizaban algunas comunidades para definir los términos de sus ámbitos de acción/movilidad y apropiación territorial. unen. Al comparar el mapa del mundo actual con uno de veinte años atrás. pero especialmente la tierra de cultivo y el agua que las riega. de ahí que las llamadas “provincias incaicas” muchas veces adquirieran la forma de un río principal más sus usos. fronteras y ciudades. la pesca. las fronteras? ¿Seguirán existiendo? ¿Separan. Las integraciones y desintegraciones han arrojado nuevos Estados y. la definición de su territorialidad en denominadas áreas culturales.

La historia y la geografía humana han estado vinculadas a las demarcaciones en sus diferentes modalidades y simbologías. los muros de las ciudades se consagraban ritualmente como una defensa contra el demonio.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA para la defensa tuvo una destacada importancia en varias épocas de la historia humana. al menos. Los escenarios de las fronteras. la enfermedad y la muerte. tres escenarios en relación con sus modalidades y funciones. a la soberanía estatal. Las transformaciones del “mundo globalizado” han generado alterabilidad en una parte de su tradicional utilidad asociada a la casi exclusiva seguridad y defensa territorial y. la muerte”. el resultado de sus ataques –demoníacos o militares– es siempre el mismo: la ruina. La duda negativa es razonable. Eliade (1998). el pensamiento simbólico no halla dificultad alguna para asumir al enemigo humano como el demonio y a la muerte. porque se considera que algún mecanismo ha de organizar nuestras acciones espaciales y territoriales. ha señalado que “en el occidente medieval. la desintegración. tampoco sus funciones. Por otra parte. Sin embargo los límites/ fronteras que observamos como algo definitivamente establecidos no son inmutables. Un escenario confirma la eliminación de las fronteras para los intercambios comerciales. las 71 . La tipología contemporánea –abiertamente contrastante en algunos casos– nos lleva a identificar. por su parte. Y aunque hoy rechacemos con vehemencia los muros y las vallas del siglo XXI. A fin de cuentas. haciendo claras distinciones entre los espacios intramuros y extramuros tal y como lo han analizado Munizaga (1999) y Mumford (1979). Aunque los límites y las fronteras ampliaron sus significados con la consolidación y expansión de los Estados nacionales. aun cuando se oculte la crueldad en su entorno. Podríamos imaginar un mundo sin fronteras. los restos que se preservan de aquellas tienden a causar admiración –turística– como íconos del pasado. en las prácticas sociales han estado presentes las delimitaciones. en consecuencia.

los desplazamientos laborales–. información. cuando vivimos una dialéctica del mundo concreto. se advierten situaciones antagónicas a los flujos y la libre circulación en el espacio global. Múltiples barreras y obstáculos se han implementado con estos y otros propósitos. de Estado territorial a la noción posmoderna de transnacionalización del territorio”. En esencia. de sus territorios 72 . trastocando el modelo territorial y progresivamente las soberanías nacionales. Las que son afectadas de manera adicional con la expansión de las instancias supranacionales. Sin embargo. para las cuales los límites y las fronteras políticas mantienen su plena y tradicional vigencia. 1999). la cultura y los valores (ONU. Santos (1996) advierte que “hoy. Autores como Ohmae (2005) han sugerido que en el escenario global sin fronteras se debe desechar la cómoda y obsoleta idea geográfica del Estado-nación. Y desde posturas críticas a la globalización. las normas. En otro escenario. evolucionamos de la noción. A ello se deben sumar los muros imaginario-represivos que cierran las fronteras para impedir que las personan emigren. gustos– atraviesan las fronteras físicas y políticas a través de los espacios de flujos y redes. confirmados en la falta de reciprocidad de los intercambios económicos y en las crecientes medidas restrictivas que se imponen a la movilidad de las personas –básicamente. la movilidad del capital y la información. que abarcan desde el comercio hasta la justicia e incluyen un gran abanico de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs). pero también se advierte su extensión a las ideas. apologistas y críticos convergen en la idea de aceptar los cambios territoriales e implícitamente se extiende al papel dado a los espacios de fronteras.CIUDADES Y FRONTERAS transacciones financieras. por voluntad propia. las que generan mayor impacto –tal vez por su evidente visualización material– son las vallas y muros edificados en el entorno al límite. ideas. ya anticuada. cultura. Es evidente que las transacciones –financieras.

sin embargo. conformada por las fronteras permeables y abiertas a la circulación de personas. Gran parte de la vecindad entre estos dos países presenta una intensa y creciente movilidad interfronteriza. Los flujos y las redes de intercambios cotidianos han derivado en una recomposición socio-espacial que se desplaza entre lo fronterizo y lo transfronterizo. obviando las leyes y normas establecidas en cada territorio. que vinculan a través de la frontera política a personas o grupos ubicados a ambos lados de la misma. disocian las culturas. Esta configuración surge de las constantes travesías y el permanente tránsito pendular de los habitantes de las fronteras. y sus intercambios derivados. Se trata de límites/barreras que fracturan las relaciones socio-espaciales vecinales. Para el caso venezolano-colombiano. estas travesías bidireccionales o pendulares. mutilan los flujos materiales de intercambios y las redes locales. Estos son límites/fronteras que contrastan con el imaginado mundo globalizado. nos permiten definirlas como espacios abiertos. “aquellas que implican que una persona o grupo traspasen la frontera política. de fluidas relaciones bilaterales 73 .CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA de origen. Venezuela y Colombia: entre lo fronterizo y lo transfronterizo. Hay una diversidad de prácticas locales en las cuales las fronteras no parece tener ningún papel”. En varios trabajos hemos intentado caracterizar estas fronteras (Valero 2002. Otro escenario es la contrapartida de los impenetrables muros y vallas. 2004). Reflejan la crueldad de una exclusión abiertamente oficializada y alimentan la xenofobia en toda su dimensión. haciendo siempre la correspondiente aclaración de que responden a la interpretación de las particulares situaciones expresadas en la contigüidad vecinal entre Venezuela y Colombia. Se trata de prácticas transfronterizas en el sentido que le asigna Grimson (2003). Se podrá argumentar que los muros y las vallas electrificadas no predominan en la territorialidad mundial. bienes e información a escala local. los existentes no se justifican bajo ninguna circunstancia.

las constantes exploraciones y la profundización en los estudios de los flujos de intercambios y redes nos ha llevado a vislumbrar una particular identidad transfronteriza urbana. que han decantado en la configuración de espacios de encuentros transfronterizos. La división en dos territorios. no calificamos a estas fronteras como porosas. y que consolidan flujos y redes fortalecedores de la dinámica de relaciones y. Se trata de identidades. Las ciudades localizadas en los espacios contiguos han sido un factor fundamental. caracterizado por la derivación de identidades interfronterizas específicas. derivados de exigencias y necesidades –algunas locales. a pesar de la separación nacional y de su sentido y significado de pertenencia a uno u otro lado. otras regionales y nacionales e incluso del impacto global del mundo contemporáneo– manifiestos mediante múltiples canales de comunicación. A los habitantes de estas fronteras. configuraciones e interrelaciones en fronteras abiertas. de la interdependencia binacional. lo cual crea campos de encuentro y convergencia solapados en similares manifestaciones culturales. en consecuencia. En varios trabajos hemos indicado que la dinámica de relaciones ha conducido a un proceso de integración local (Valero 2002. Sin embargo. no ha sido obstáculo para la permanente movilidad y conectividad entre las ciudades y los centros poblados de los entornos. Esto nos permite indicar. paradójicamente. 2004). dos culturas. en la articulación transfronteriza. otra reconstrucción socio-espacial que se organiza desde lo transfronterizo a lo transterritorial. dos identidades nacionales. aunque no el único. los separan y unen al mismo tiempo hechos históricos –nacionales/locales– y paralelamente desarrollan prácticas socio-espaciales que los aproximan. Por estas razones. como premisa. Constituyen el origen/destino de los intereses intersocietales. resultado de la movilidad pendular de los habitantes. no son poros por donde se escapan los intercambios. No es la porosidad las que las define.CIUDADES Y FRONTERAS a escala local. que 74 .

conciben y gestionan las relaciones con otros. Esta visión de lo cultural con frecuencia hace hincapié en los acontecimientos históricos que dieron origen a dos repúblicas –Venezuela y Colombia–.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA establecen sus propios códigos comunicacionales y unos rasgos identitarios solapados con los sentidos específicos de pertenencias nacionales. que se expresan en el uso de los territorios compartidos donde lo cultural se aproxima y crea espacios de encuentros cotidianos entretejidos con sus propias identidades. o sea. unos hechos históricos. y proclamamos nuestro sentido de pertenencia a ella. observan como una amenaza a la integridad territorial. a dos nacionalidades –colombiana y venezolana– y a dos patrias soberanas. de un lugar. Sin duda. Pero aunque parezca contradictorio. donde todo lo compartido 75 . se confrontan con unos clásicos principios nacionales surgidos. en suma. Una identidad que las voces nacionalistas recalcitrantes. palabras que tanto gustan a los nacionalistas. nos identificamos originarios de un territorio. Son prácticas socio-espaciales que van generando otros parámetros territoriales en lo cultural. ordenan su dispersión y su inconmensurabilidad mediante la delimitación que fluctúa entre el orden que hace posible el funcionamiento de la sociedad. una distorsión de valores patrios y una violación de las soberanías. en estas fronteras se reivindican los otros eventos históricos de vinculación local. las zonas de disputa (local y global) y los actores que la hacen posible”. Son vínculos y redes que. En lo formal nos distinguen. una identidad espacialmente delimitada. cuando “se estableció que tener una entidad equivalía a ser parte de una nación. una iconografía patria y el límite que demarca el ámbito de acción territorial con sus deberes y derechos. como señala Canclini (1995). de una parte de la superficie terrestre. en ambos lados. en cierto modo. somos nacionales de un Estado. en el sentido propuesto por Canclini (2004) al señalar que esta categoría –lo cultural– abarca “el conjunto de procesos a través de los cuales dos o más grupos representan e intuyen imaginariamente lo social. las diferencias.

fueron embalsamados por el folclor en su estadio tradicional de su desarrollo y se declaró esencia de la cultura nacional”. tal como ocurre en el eje que conforman las ciudades San Cristóbal (Venezuela) y Cúcuta (Colombia). no solo como actividad local. costumbres– lo diferenciaría en forma nítida de los demás. sino de identidades urbanas. lo cual es observable en las figuras 1 y 2. Esos referentes identitarios. históricamente cambiantes. La red San Cristóbal-Cúcuta.CIUDADES Y FRONTERAS por quienes habitaban –lengua. El resultado no es la configuración de nuevos territorios. La más intensa dinámica de relaciones se establece en el occidente venezolano. nacionales o bilaterales. acrecentando su más alta fluidez en la red binacional que lideran en sus respectivos espacios regionales las ciudades de San Cristóbal y Cúcuta. específicamente entre el estado Táchira y el departamento norte de Santander-Colombia. sino también como resultado desencadenante de externalidades asociadas a políticas regionales. 76 . en cierto modo específicas de las fronteras. A lo largo de estas fronteras se establecen ámbitos espaciales que se interconectan a través de diversos sistemas viales y de transportes varios. respectivamente. objetos. Compuesta por paisajes diversos y contrastantes. notables atributos económicos. excepcionales condiciones ambientales. la geografía fronteriza de Venezuela colinda con la República de Colombia en una extensión de 2 150 kilómetros de longitud desde Castilletes hasta el punto o hito tripartito frente a la Piedra del Cocuy en los límites con Brasil. vinculadas mediante flujos y redes que van construyendo y reconstruyendo espacios geográficos de convivencia. El comercio en sus transacciones locales y la movilidad laboral se han convertido en factor clave en torno a los cuales se han acentuado estas relaciones transfronterizas. heterogeneidad en su estructuras poblacional y composición socio-cultural.

y desde el punto de vista económico predominan las activi77 . ejerce una predominante influencia en toda esta entidad. capital del estado Táchira. Es asiento de diversos poderes públicos en sus distintas instancias gubernamentales.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA La ciudad de San Cristóbal.

además. La ciudad de Cúcuta. Ureña y otros centros poblados de sus entornos.CIUDADES Y FRONTERAS dades comerciales y de servicios. localizados en las cercanías de limite internacional con Colombia (Figura 3). Se define como un centro regional con una conurbación con los municipios de Los Patios. El Zulia y San Cayetano. al eje fronterizo conformado por las ciudades de San Antonio. 78 .3% del ingreso bruto en su ámbito municipal. lo cual indica que concentra el 69. configurando un Área Metropolitana vinculada. Su conectividad se extiende a las ciudades y centros poblados en la proximidad limítrofe del territorio colombiano. repartiéndose el 61% en 29 centros urbanos. Desde San Antonio y en la travesía por el Puente Internacional Simón Bolívar. concentra las principales actividades comerciales e industriales. También desde la pequeña ciudad de Ureña. articuladas por un anillo vial para el flujo y la movilidad socio-espacial. tiene 785 951 habitantes. Villa del Rosario. En este espacio adyacente al límite internacional se establece un triángulo configurado por estas tres principales localidades del sector. Esta interconexión permite apreciar la conformación de un subsistema urbano fronterizo donde habita el 70% de la población del estado Táchira. capital del departamento norte de Santander. construido sobre el río Táchira –que sirve de hito para la definición territorial– se vincula con la localidad de Villa de Rosario hasta llegar en un recorrido de 12 kilómetros a la ciudad de Cúcuta. enlazando su vía principal con el Puente Santander. a través de importantes vías de comunicación. Esta ciudad –que tiene 250 307 habitantes. se arriba a la ciudad de Cúcuta.5% de un total de 1 129 509 ocupantes del departamento. correspondientes al 25% del casi millón de habitantes de todo el estado Táchira– ocupa el décimo lugar en el rango clasificatorio de las ciudades de acuerdo con el tamaño demográfico en la escala nacional. que aportan el 73. Se caracteriza por ejercer una gran influencia en ciudades pequeñas y centros poblados de su entorno inmediato.

localizada en el oriente colombiano debido a sus frágiles vías de comunicación. el transporte. Es. 2003). Ello ha requerido un mayor uso de las vías terrestres y de servicios aduaneros locales para movilizar mercancías en ambos sentidos. así como a los problemas de seguridad interna generados por la fuerte presencia de grupos armados irregulares –las guerrillas y los paramilitares– que ponen en alto riesgo el tránsito 79 . lo cual se relaciona directamente con el crecimiento del comercio con la comunidad de países andinos y en especial el tráfico binacional que en el año 2006 superó los 3 800 millones de dólares (SIEX. el principal centro de intercambios regional y su economía se sustenta en actividades terciarias.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA que comprenden su Área Metropolitana. La vialidad del lado venezolano se usa también para el paso de mercancía colombiana para abastecer a la población de Arauca. además. básicamente el comercio. Este espacio binacional se encuentra en expansión. 2007). las finanzas y el turismo (Aponte y González.

el espacio binacional descrito constituye el escenario de una intensa movilidad interfronteriza que realizan los pobladores en sus desplazamientos diarios de uno a otro territorio. 80 . el mercado de trabajo y la transitoria escala de migrantes que tienen como etapa final otros destinos nacionales. al desencadenamiento de situaciones coyunturales de ámbito nacional que inciden en la vida cotidiana de la gente e inducen la direccionalidad. que se extrae en el departamento norte de Santander y tiene como destino los puertos de la Ceiba y Maracaibo (Venezuela) para ser exportado a terceros países. generalmente. Las motivaciones son diversas. ha presentado marcados momentos de apreciación y depreciación del bolívar. A escala local. De igual manera. lo constituye el valor de cambio que adquieren las monedas nacionales. Su variación desde principios de la década de los 80 del pasado siglo XX ha tenido efectos inmediatos en la tasa cambiaria bolívar/peso. el bolívar/peso. Analizado desde la perspectiva venezolana. Ello no excluye los factores propios de las localidades. nos referimos al precio cotizado por el bolívar frente al peso colombiano como resultado del desenvolvimiento del mercado de divisas de la moneda venezolana en relación con el dólar –patrón por el cual se rige la economía internacional– y del sistema de tipos de cambio. en momentos determinados. ofrece “una servidumbre de paso” para el transporte del carbón. pero se destacan la compra/venta de bienes y servicios.CIUDADES Y FRONTERAS por las carreteras del pie de monte oriental de ese país. como es el caso de las estructuras y relaciones familiares de carácter binacional. lo cual ha repercutido significativamente sobre las relaciones comerciales bilaterales y afecta de manera profunda los intercambios locales. Un factor recurrente en la configuración de este escenario y en la trayectoria predominante de los flujos de personas a las ciudades y centros poblados de una u otra frontera. que también impulsan los desplazamientos. Su dirección responde. empleadas en las transacciones cotidianas de los mercados locales.

después de unas extraordinarias décadas de expansión a finales del siglo XIX. donde ofrecían una impresionantes variedad de artículos”. las principales firmas alemanas mantenían grandes almacenes de venta al detalle en San Cristóbal. por ejemplo. el señor Luis Baclini se estableció en 1905 como “agente directo de las acreditadas marcas 81 . En la historiografía fronteriza se destaca la participación de los alemanes que. Así. a su vez. La interdependencia comercial. el comercio y el empleo del espacio bilateral para la movilidad han generado altos grados de interdependencia. que trascendió los ámbitos locales. básicamente de los Estados Unidos y Europa. San Cristóbal y Cúcuta lograron dominar el comercio en el Táchira y del oriente colombiano y desempeñaron un papel fundamental en el desarrollo económico del Táchira”. Me interesa mostrar con este dato el enlace estructurado en torno a unas actividades comerciales entre San Cristóbal y Cúcuta. regionales y nacionales para conectarse con el mercado exterior. facilitada por una conectividad infraestructural que. apunta que además de exportar café e importar productos manufacturados. ha fortalecido la importancia funcional de la red San Cristóbal-Cúcuta. Fue una época de un significativo movimiento migratorio europeo y colombiano hacia el estado Táchira. lo que permitió un importante crecimiento de ciudades como San Cristóbal y Rubio en Venezuela y Cúcuta en Colombia. que se extendieron bajo otras modalidades durante las primeras décadas del siglo XX. “…al establecer sus casas comerciales en Maracaibo. en sus inicios. La historia del siglo XX en estas fronteras da cuenta. Rubio y Cúcuta. del progresivo declive de las actividades económicas en torno a la producción de café. De igual manera. además de localizar los almacenes de café.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA Aunque no están exentos de dificultades y conflictos propios de las dinámicas interfronterizas –derivadas en muchos casos de este entramado de relaciones–. como señala Muñoz (1985). factor fundamental en este desarrollo productivo y en la comercialización de este rubro.

se reseña el servicio diario de autobuses. que en su Artículo 15 señala que “por convenios especiales provisionales que se han celebrado al efecto. reseñado por Díaz (1930). Rubio y Ureña. En las memorias. una cantidad de negocios que tenían sus sedes en San Cristóbal y Cúcuta. su incidencia en la consolidación de las relaciones socio-espaciales transfronterizas. Guerrero & Niño. en consecuencia. Rangel (1960) narraba el congestionamiento generado en el Puente Internacional Simón Bolívar como consecuencia de la afluencia masiva de consumidores venezolanos a la ciudad de 82 . productos y la actividad cotidiana comercial binacional y. constituyó un gran avance para esta conectividad la construcción de carreteras durante las primeras dos décadas del siglo XX. que cubría la ruta San Cristóbal. entre las que se deben mencionar las oficinas subalternas de San Antonio.CIUDADES Y FRONTERAS de automóviles Studebaker y Ford para el estado Táchira y norte de Santander” y. algunos se quedaban a vivir en tierras venezolanas. Se destaca en este punto el acuerdo gubernamental colombiano-venezolano para construir el Puente Internacional Simón Bolívar. Un hito importante en la descripción de esta histórica interconexión fronteriza es la red telefónica del estado Táchira. En ese mismo sentido. relatos y datos aportados por cronistas e historiadores de las primeras décadas del siglo XX. por enlace con la Oficina del Estado en San Antonio…” De igual manera. en 1958. Según Amado (1960) en 1948 las ferias y fiestas realizadas en San Cristóbal en honor a su patrono. como este. se encuentran referencias que describen rutas. Resulta interesante el Reglamento de Teléfonos del estado. con su Oficina Central de San Cristóbal y oficinas y estaciones en diversas localidades. San Sebastián generaban el arribo de comerciantes procedentes de regiones interiores de Colombia. en la vecina República de Colombia. Rubio y Cúcuta y llegaba hasta Pamplona. inaugurado el 24 de julio de 1927. los teléfonos del Táchira prestarán servicio de conexiones con las oficinas de la señora Trina de Polanco en el departamento norte de Santander. Diez años más tarde. también una ciudad colombiana.

Y que históricamente ha intervenido decisivamente en la configuración de la red transfronteriza San Cristóbal-Cúcuta.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA Cúcuta. pero utilizado en el comercio minorista de las ciudades colombianas. Unos eran atraídos por la obtención de salarios en bolívares. Y criticaba las desventajas en que se encontraba San Cristóbal respecto a la ciudad vecina debido a los altos precios de los productos que podían ser adquiridos más baratos en Colombia. una vez consolidada la economía petrolera en Venezuela. la movilidad transfronteriza se realizó fundamentalmente en dos corrientes paralelas con objetivos claramente definidos: los movimientos migratorios colombianos y los desplazamientos diarios de los habitantes de las fronteras venezolanas a las ciudades colombianas.54 bolívares por cada dólar. del sistema de tipo cambio implementado en Venezuela en relación con el dólar. un factor determinante durante el siglo XX y principios del XXI en la movilidad interfronteriza.30 bolívares por cada dólar norteamericano. para la moneda colombiana se estableció un cambio flexible. Como contrapartida. que en su reconversión a pesos resultaban superiores a los de su lugar de origen. con constantes fluctuaciones. En 1960. la conversión cambiaria se estableció en 4. Desde inicios de la década de los 60 del siglo XX. en gran medida. las situaciones respondían en gran medida al efecto estructural asociado al valor de cambio de la moneda nacional venezolana respecto al peso colombiano. A partir de la segunda mitad del siglo XX. La movilidad transfronteriza. El factor clave en esta movilidad transfronteriza estuvo asociado al ventajoso diferencial que representó para los intereses económicos de ambos sectores el cambio monetario del bolívar frente al peso. Detrás de estas descripciones. en Venezuela se adoptó un sistema de cambio fijo de 4. y desde 1973 hasta los primeros meses de 1983. La diferencia del cambio monetario a favor del bolívar era resultado. Los otros se beneficiaban del mismo cambio. y durante las tres décadas siguientes. un dólar se cotizaba a 83 .

un bolívar se cambiaba a 1. era consecuencia de dos acontecimientos: uno de carácter internacional –la crisis que desató la guerra entre Iraq e Irán y su impacto en el mercado petrolero– y otro nacional: la nacionalización de la industria petrolera venezolana. Hacia 1960. la tasa fija y la fluctuación del cambio de la moneda de un país en relación con el dólar afecta las tasas de cambio entre las monedas de otras naciones. a lo cual se debe agregar la aguda crisis política y económica colombiana. En 1980. resultado del aumento de los precios del petróleo.6 pesos y a principios de 1983 el valor del dólar era de 79. Ello. que en su conversión era 2.CIUDADES Y FRONTERAS 6. en el incremento de la pobreza. Como bien se indica en el mercado de las divisas. unos en dirección a las zonas rurales en busca de empleo en las actividades agrícolas. el desempleo urbano y la profundización de la violencia. llegando a cotizarse en los primeros años de la década de los 80 a un promedio de 15 pesos. Venezuela se convirtió en el destino de importantes flujos migratorios laborales provenientes de diversas regiones de Colombia. equivalente aproximadamente a 71 dólares. La ventaja cambiaria bolívar/peso. como ocurría con frecuencia– se convirtió en una poderosa razón para cruzar la frontera e instalarse en el otro lado. a su vez. fijado para entonces en 5 700 pesos. 2005). con un destacado auge en la década de los 70. el salario mínimo urbano en Venezuela era de 900 bolívares –209 dólares–. Esta sustancial diferencia –aun recibiendo un salario menor al decretado. así como la sensación de un país próspero y rico.5 pesos y durante los años siguientes su apreciación se incrementó progresivamente. entre otros aspectos. que generó cuantiosos ingresos al Estado. otros preferían las ciudades de inci84 . reflejada. Esta situación se produjo en un contexto favorable para la economía venezolana. estimularon la inmigración colombiana a Venezuela.4 veces más que el obtenido en las ciudades del vecino país. como ocurre entre Venezuela y Colombia.5 pesos (Banco República.

con una alta concentración en San Cristóbal. restaurantes y cafeterías. así como por otras regiones del país. servicios. 85 . lo cual significó un aumento del 57%. así como de otras regiones del interior de Colombia. Estos datos oficiales. favorecidos por la cercanía geográfica. sirven para inferir su importancia y magnitud. De igual manera. 1987). alcanzando en el Táchira un aumento de más de 70 000 residentes del vecino país. el estado Táchira fue receptor de desplazamientos laborales fronterizos definidos por el movimiento pendular diario de residentes de Cúcuta y su entorno. Paralelamente. Se destacó en este sentido la procedencia de la Costa Atlántica (DANE. 1987). sobre todo en almacenes de comercio minorista. Además. transporte. hacia la ciudad de Cúcuta. como ocurrió en San Cristóbal y su entorno inmediato. otra corriente se desplazaba en sentido contrario. como ocurre en San Antonio. comunicaciones. una parte menor establecía sus nuevos hogares en las ciudades de fronteras. respectivamente. que trabajan en diferentes sectores en las ciudades y centros poblados venezolanos. se dispararon las ganancias en los sectores del comercio. Esta movilidad urbana se reflejó en un considerable incremento de establecimientos comerciales entre 1976 y 1983. no reflejaron las cifras reales de colombianos residentes en Venezuela. financieros y electricidad (DANE. para adquirir los bienes y servicios ofertados en su expansivo y sólido mercado local bajo el estímulo del beneficio del cambio monetario. Sin embargo. Ureña. al pasar de 2 296 a 3 600. San Cristóbal y sus alrededores. la ciudad de Cúcuta fue receptora de inmigrantes provenientes de otros municipios del departamento norte de Santander. arrojados por los censos de población y vivienda. al no poder registrar la población en condiciones de ilegalidad. Compuesta por los residentes de San Cristóbal y su entorno metropolitano. Los datos censales indican que la población colombiana en Venezuela se incrementó en poco más de medio millón de habitantes entre 1950 y 1981. Rubio.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA piente desarrollo industrial o las zonas de producción petrolera.

De igual modo. alrededor de su tradicional casco central. subsidios. dirigidos por la Guardia y el Ejército Nacional en una especie de semi-militarización de vigilancia fronteriza a los flujos de mercancías y personas. 2002). a raíz de las políticas económicas decretadas por el gobierno venezolano en un intento por contener la aguda crisis socioeconómica que se venía gestando desde los últimos años de la década anterior. generalmente. en condiciones de ilegalidad (Valero 2002). en lo fundamental. de una próspera actividad comercial de productos no perecederos –electrodomésticos. los inmigrantes colombianos eran blanco de abusos policiales y de algunos de sus empleadores. pues su travesía a Venezuela se hacía. Por su parte. Esta dinámica espacial interfronteriza se trastocó abruptamente a partir de los primeros meses de 1983. conformado por San Antonio-Ureña.CIUDADES Y FRONTERAS La interdependencia comercial se complementó con el desarrollo de un espacio comercial en el eje venezolano. Aunque este desplazamiento rutinario desbordaba todos los controles impuestos y en la práctica se aceptaba el intercambio comercial. de Japón y los Estados Unidos para abastecer la demandas de los habitantes de ambas fronteras (Valero. juguetes y otros artículos– provenientes. Para tales propósitos servían los controles en las carreteras del eje San Antonio-Ureña-San Cristóbal. La intensidad de este intercambio comercial local y en general la movilidad interfronteriza lograron mantenerse a pesar de las trabas impuestas al mercadeo a nivel de consumidor. la ciudad de San Cristóbal mantuvo una moderada actividad comercial concentrada. igualmente se cometían atropellos y abusos cuya intensidad dependía del estado de ánimo de los militares de turno o de las mafias asociadas a su entorno. básicamente. asociada en el ámbito 86 . que obedecía entre otras razones a un esquema económico venezolano de protección. quienes justificaban sus actuaciones decomisando las mercancías que. regulaciones y normativas aduaneras restrictivas para la actividad comercial. en gran medida. se destinaban al consumo familiar.

en el abrupto incremento de los artículos de consumo 87 . es decir. a tal punto. en la relación cambiaria de las monedas de los países vecinos. al adoptarse un sistema de cambio diferencial en tres esquemas: 6 bolívares/dólar para exportaciones petroleras. La nueva política modificó el esquema de control cambiario. A partir de este momento. que se había mantenido durante más de veinte años en torno a 4. se produjo en la ciudad de Cúcuta y se reflejó en la drástica reducción de los compradores venezolanos. acompañado del elevado endeudamiento externo.30 bolívares/dólar para exportaciones no petroleras y 7.50 bolívares/dólar para las importaciones.30 bolívares por dólar. para quienes la nueva relación bolívar/peso no tenía las ventajas anteriores. Ello se tradujo. se mantenía el 4. La crisis conllevó a implementar una serie de medidas económicas. como la reducción del ingreso fiscal. que el bolívar se depreció en 41% respecto al peso. Se trata de un recurso del que ha dependido la economía venezolana. entre las que interesa subrayar la devaluación de la moneda y el establecimiento de un nuevo sistema cambiario por sus efectos inmediatos en las relaciones comerciales transfronterizas. La reorientación de los flujos y la reorganización del espacio comercial transfronterizo. Este último tipo de cambio causó gran impacto en los flujos comerciales y en la movilidad fronteriza. en consecuencia.50 y 4. inmediatamente visible. durante los años siguientes se fue realizando un ajuste progresivo y.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA internacional al debilitamiento del mercado y los precios del petróleo. A partir de estas medidas. El impacto. 1 bolívar pasó a cambiarse en 10 pesos. además. porque al aplicarse a las importaciones. el hecho incidiría en el comercio bilateral y. por lo que el hecho tuvo sus efectos internos. Esta situación afectó no solo la movilidad. por lo tanto. sino también los espacios comerciales de estas ciudades transfronterizas. tuvo lugar una depreciación de la moneda venezolana. se inició un proceso de devaluación que se fue agudizando durante las décadas siguientes.

el desempleo se había incrementado en 40%. en los principales rubros de la ciudad (DANE. Un año después. la nueva situación conllevó al surgimiento de otra estructura comercial. la contracción económica se evidenció en los sectores industriales. en las ciudades venezolanas también se apreciaron los efectos de la nueva situación fronteriza. transportes y servicios. porque el mercado laboral fue perdiendo progresivamente el atractivo. comerciales. diseñado para afrontar la particular situación de esas zonas. Hacia 1985. al generar una especie de cambio equitativo en los salarios. sino también se hizo extensivo a toda la frontera. Este factor salarial concuerda con la disminución de población colombiana registrada entre 1981 y 1990. El problema no solo afectó sobremanera a la ciudad de Cúcuta. a tal extremo que en diciembre de ese mismo año.CIUDADES Y FRONTERAS masivo. el salario mínimo urbano en las fronteras de Venezuela era de 1 500 bolívares-103 dólares. una consecuencia de la recesión económica. el gobierno colombiano decretó la aprobación del Estatuto de Fronteras. Pero al mismo tiempo. En San Antonio y Ureña se desmanteló el comercio especializado de bienes no perecederos importados –artefactos eléctricos. aproximadamente. el 35% de los establecimientos comerciales habían cerrado. Paralelamente.5% en el estado Táchira. juguetes y otros bienes suntuarios– como resultado del nuevo control de cambio impuesto a las importaciones no petroleras. 1987). A pesar del interés gubernamental. la debacle económica en la ciudad de Cúcuta mantuvo su ritmo acelerado. sustentada en la oferta de bienes perecederos y servicios de consumo diario. cuatro años más tarde. es decir. línea blanca. Otro efecto de la devaluación monetaria parece haber alcanzado a las migraciones colombianas a Venezuela. demandados también por los habitantes 88 . A mediados de 1983. que en su conversión directa representaba unos pocos pesos más que los 13 557 –unos 94 dólares– decretados en el vecino país. período en que solo creció 5% a nivel nacional y 0.

El tradicional casco comercial de la ciudad –el centro de la ciudad. un hecho que se profundizó durante las últimas décadas del siglo XX con la construcción de “centros comerciales”. que descubrieron las ventajas de localización en cuanto a costos de servicios. Esta nueva situación condujo a percibir transformaciones significativas en su espacio interior. entre otros aspectos. en su mayoría asiduos visitantes de Cúcuta durante su esplendor comercial. como popularmente se le conoce– experimentó un acelerado deterioro de sus estructuras físicas hasta alcanzar la saturación zonal. Este proceso contribuyó a la transformación significativa de la ciudad.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA de las vecinas ciudades y centros poblados de Colombia. mano de obra y valor del suelo. San Cristóbal fue adquiriendo progresivamente otro protagonismo en la dinámica de relaciones fronterizas.8 veces. impulsando el cambio de uso en tradicionales barrios residenciales con la proliferación espontánea de uso mixto: residencial y comercial. aproximadamente. se observó un crecimiento casi abrupto del comercio de bienes y servicios ante la demanda inesperada de gran parte de sus habitantes. cuero y en general marroquinería. en sus escalas. Por una parte. los centros de abastecimiento en el eje San Antonio Ureña se incrementaron en 3. lo cual generó un cambio radical en el comportamiento de los flujos y en la movilidad cotidiana Se estima que entre 1983 y 1989. De igual manera. en tanto en Ureña se desplegó una importante cadena de pequeñas y medianas fábricas textiles localizadas a lo largo de su vía principal. lo cual generó la expansión del urbanismo comercial en su entorno inmediato. al pasar en cifras absolutas de 400 a 1 500. los modelos y la funcionalidad de los grandes centros 89 . edificaciones en pequeñas superficies que intentan reproducir. Surgió una subespecialización en San Antonio en torno al comercio de calzado. así como del entorno metropolitano. empezaron a crecer las pequeñas y medianas empresas de capital colombiano. Por su parte.

Durante el primer quinquenio del siglo XXI se perciben constantes variaciones en los flujos y movilidad que ahondan la interdependencia comercial en la red San Cristóbal-Cúcuta con la intervención no solo el valor de cambio de las monedas nacionales en los mercados locales. A esto se ha sumado la consolidación de la actividad bancaria local de expansivo alcance nacional. de telefonía móvil. han proliferado supermercados. los cibercafés y una gran cantidad de tiendas asociadas a la prestación de servicios de las tecnologías de computación y. Los resultados exploratorios de campo arrojan que desde mediados de la década de los 90 hasta el año 2000. Este proceso ha ido consolidando la terciarización económica de la ciudad. Luego las modificaciones se expandieron a edificios y viejas viviendas para convertirlos en “mini-centros comerciales” que concentran la oferta de variados bienes.7% de los ingresos brutos del municipio y la concentración del 57% del empleo. La movilidad pendular transfronteriza. más recientemente. Esta. tanto de comida rápida como representantes de empresas de mayoristas en las que figura una parte importante de procedencia colombiana. lo cual se ha reflejado no solo en el crecimiento de su infraestructura comercial. sino también en el aporte del 36. 2001). En suma. y sobre todo su inci90 . También se abren espacios a nuevos nichos comerciales como el acelerado crecimiento de los servicios de Internet. franquicias de grandes tiendas nacionales e internacionales. hipermercados. se reacondicionaron o construyeron cincuenta edificaciones con estas características. De igual manera. en el que predomina un alto aporte de la intermediación financiera (SENIAT. sino también de otros factores como la inflación. seguido del 36.CIUDADES Y FRONTERAS comerciales.6% del sector servicios. el efecto derivado de la política cambiaria venezolana ha influido en el cambio sustancial de la dinámica de relaciones interfronterizas y establecido otros parámetros en la dependencia recíproca en la red San Cristóbal-Cúcuta. a su vez. ha contribuido a modificar sus dinámicas comerciales internas.

La inestabilidad económico-comercial retornó a la Ciudad de Cúcuta: en 2003 las ventas disminuyeron cerca del 70% respecto al año anterior. Ello ahuyentó. al parecer. En una encuesta realizada por la Cámara de Comercio de Cúcuta en los principales establecimientos comerciales de la ciudad.85 pesos. de paso. Asimismo. incluso de localidades más distantes que aprovechan el cambio monetario para adquirir bienes. 2003).CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA dencia en los precios de los productos de la canasta básica que debe adquirir una familia para satisfacer sus necesidades básicas. Cúcuta había recuperado de manera sostenida la clientela venezolana en torno a la actividad comercial.150 bolívares/dólar. a la ciudad de San Cristóbal retornan los consumidores de Cúcuta y su entorno.69 centavos de bolívar. cifra superior a los 1 711 registrados en el 2002 (Banco República. se mantuvo constante hasta el 2006 debido a la creciente crisis del sector comercial. estimulada por la leve apreciación del bolívar. servicios y. precedido por la depreciación del bolívar en relación con el dólar y el establecimiento de un tipo de cambio fijo en torno a los 2. signada por el descenso indetenible de la tasa de cambio monetario. una tendencia que. en el transcurso del 2003 se cerraron 1 758 establecimientos. cuando el peso se empezó a cotizar a 0. En el otro extremo de la red. con la finalidad de analizar y comparar el movimiento de ventas entre 2001 y 2003. a los consumidores venezolanos hasta hacerse un fenómeno irreversible. los resultados arrojaron que para la mitad de los empresarios las ventas del 2003 representaron el 50% de las del 2002 y en este año alcanzaron el 70% de las del 2001. en el 2000. Sin embargo. que se cotizaba en 2. paliar las consecuencias de un proceso inflacionario en sus lugares de origen –en el caso de 91 . como promedio. de nuevo. dos años después esa recuperación se detiene y la preocupación vuelve a las casas comerciales de la ciudad. Desde los dos últimos años del siglo XX hasta los dos primeros del siglo en curso.

A esto se suma. lo cual se ha reflejado en los más de 11 000 establecimientos registrados (INE. fijado en 408 000 pesos (175. motivación que no resulta convincente: el salario mínimo en Venezuela para el año 2005 era de 405 000 bolívares (188 dólares) y su conversión en pesos se reducía un poco más de la mitad del salario colombiano. el comercio y los servicios localizados en el eje San Antonio.CIUDADES Y FRONTERAS la ciudad de Cúcuta. En este sentido. Todo ello ha contribuido al crecimiento comercial de San Cristóbal durante este primer quinquenio del siglo XXI. Desde entonces. el incremento de la economía informal. Ureña y San Cristóbal. lo anterior no ha desmantelado la fuerte movilidad laboral en las cercanías fronterizas. Breve conclusión. reportó índices superiores al resto de Colombia (Banco República. por otra. contribuyen al fortalecimiento de las relaciones fronterizas más allá de la actividad comercial. es decir. por una parte. Sin embargo. la construcción y proyección de grandes centros comerciales que transforman la estructura espacial de la ciudad y. cuando los nacionales de ese país cruzaban las fronteras en busca de un puesto de trabajo y mejores ingresos.8 dólares). se debe destacar el papel 92 . Queda evidenciada la interdependencia comercial en la red San Cristóbal-Cúcuta y su importancia en los intercambios fronterizos. evidentemente. Pero a pesar de de esta circunstancia. y de los factores que inciden en su dinámica de relaciones. Cifras suministradas por la Cámara de Comercio de Ureña calculan entre 15 y 20 000 las personas que cruzan todos los días las fronteras para trabajar en las fábricas y las empresas de producción. de vendedores ambulantes (buhoneros) que se disputan el control de los espacios públicos –un reflejo del crecimiento de la pobreza urbana en estos países y. 2005). en estas fronteras. a través de diferentes sistemas de comunicación. estas ciudades se han convertido en receptoras y productoras de información que. 2004). San Cristóbal se ha convertido en receptora de población colombiana. pero no por las mismas motivaciones del pasado.

antes interconectadas por radio. Allí los discursos nacionalistas. resulta interesante el interés en el desarrollo de las telecomunicaciones que se viene manifestando desde los años 90. Estas y otras especificaciones técnicas se anuncian en el contexto de un proyecto comercial de gran envergadura que se desarrollará en diez años. Más recientemente. De igual manera. la evocación de purezas raciales o 93 . desde otra perspectiva.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA que desempeñan los medios de comunicación actuantes en estos espacios regionales. Señala la información de prensa colocada en las páginas web de estas empresas. sino con el sencillo objetivo de acercar. empresas e instituciones públicas y privadas. quizás no con los propósitos de las denominadas “ciudades globales”. junto al incipiente despliegue de los sistemas informatizados de comunicación entre ciudadanos. observamos que en medio de los flujos comerciales interfronterizos. Cúcuta-San Antonio-San Cristóbal. ciudades como San Cristóbal y Cúcuta conforman un subsistema urbano transfronterizo. se debe valorar la iniciativa que en el 2006 adelantaron CANTV de Venezuela y Empresa Telecomunicaciones de Colombia (ETB) con la firma de un contrato de interconexión que permitiría las comunicaciones de voz y datos de alta velocidad entre las poblaciones localizadas entre la ciudad de San Cristóbal y Cúcuta. De momento. a los ciudadanos de estas fronteras y establecer una mejor conexión con el mundo globalizado. predicen una futura conexión de ciudades en red. Se van creando nichos y espacios de convivencia que influyen progresivamente en su transformación. con identidades en cierto modo específicas. que el convenio permitirá más de cien kilómetros de fibra óptica que unirán a las poblaciones fronterizas. cuando se empezaron a observar avances bilaterales como los acuerdos de empresas telefónicas (CANTV de Venezuela y TELECOM de Colombia) para ampliar los circuitos de enlace telefónico directos entre Cúcuta-Caracas. No caben dudas de que esta iniciativa.

Mercado cambiario en el ciudad de Cúcuta”. Bogotá. www. Caracas. sino también porque contribuyen a fortalecer las relaciones históricas entre sus habitantes. Editorial Banco República. Notas económicas regionales. Comunidad Andina de Naciones (2003).org/ Departamento Administrativo Nacional de Estadística (1987). Departamento Norte de Santander. Referencias Bibliográficas Amado. Panamericana Editorial. semestre. al extremo de generar procesos locales de integración por encima de los intereses nacionales.comunidadandina.gov. Boletín de Estadística. Bogotá. Fustel de (2005). www.Co Banco República (2004).banrep.banreop. de las disputas bilaterales a escala nacional y del enfrentamiento de dos modelos gubernamentales con orientaciones distintas en el impredecible tablero geopolítico latinoamericano. no solo porque de alguna manera ambas partes se benefician con los intercambios. Región centro oriente. Norte de Santander. La ciudad Antigua. Anselmo (1960). Esta cambiante y compleja dinámica muestra los flancos altamente positivos de las ciudades fronterizas. 1er. “El escenario de la investigación regional. Mery y Vilma González (2003). Informe de coyuntura económica regional. en Banco República-Dane. 94 .co _________ (2005). www. Biblioteca Temas y Autores Tachirenses. Bogotá.gov. Informe de coyuntura económica regional. Aponte. Coulanges. tan de moda durante estos primeros años del siglo XXI venezolano. Especial: población y planificación del desarrollo fronterizo.CIUDADES Y FRONTERAS indígenas y la defensa de la patria como territorio único en indivisible. Bogotá. Así era la vida en San Cristóbal. 2004. no recogen lo que se dibuja en esta cartografía fronteriza. Comercio intra y extra comunitario por modo de transporte 1998-2001 SG/de062.

1957. Universidad de Los Andes. Margarita (1996). Biblioteca Autores y Temas Tachirenses.CIUDADES TRASNFRONTERIZAS EN LA FRONTERA VENEZUELA / COLOMBIA Díaz Brantes. Caracas. El próximo escenario global. Valero M. Barcelona. Lo sagrado y lo profano. Gentile. Gedisa Editorial.. Lewis (1979). García Canclini. culturas. Gustavo (1999). Humberto (1930). CEFI-ULA. ponencia presentada al simposio Fronteras: Territorios y Culturas de Encuentro. Editorial Grijalbo. Santiago de Chile. en Fronteras etnias. Valery Rísquez. Álbum Gráfico. Oficina Central de Estadística e Informática (1993). Censo de Población y Vivienda de Venezuela. La ciudad en la historia. Editorial Paidós. Biblioteca de Temas y Autores Tachirenses. Grupo Editorial Norma. Milton (1996). Instituto Nacional de Estadísticas (2001). en Revista Aldea Mundo. Consumidores y ciudadanos. El estado Táchira. Mircea (1998). Ediciones Abya-Yala. siglos XVI-XVII. 17. De la totalidad al lugar. Rancel L. Una aproximación. Arturo (1985). _________ (2004). Oikos-Tau Editores. Buenos Aires. identidades y territorio. Ohmae. Elíade. Editorial Tropykos.. Alfaomega Grupo Editor. Temas agrícolas y agrarios.F. Mérida. Bogotá.ed. Caracas: XII Censo General de Población y Vivienda de Venezuela. Diferentes. Las fronteras como espacios de integración. Munizaga. 1ª. San Cristóbal. Santos. Fronteras. _____________(2004). Barcelona.. “Ciudad y fronteras”. Caracas. América Latina. Kenichi (2005). Impreso en los Talleres de la Tipografía Americana de P. Néstor (1995). México D. Munford. 95 . Caracas. desiguales y desconectados.. Caracas. Amenodoro (1960). Quito. La ciudad y su historia. Caracas. Caracas. “Sobre las fronteras andinas prehispánicas”. Barcelona. _________ (2007). Mario (2002). 2 t. Muñoz. El Táchira fronterizo (1881-1899). no. Ediciones Infinito.

.

04 Tabatinga: Una ciudad en la frontera de la Amazonia RICARDO NOGUEIRA .

.

considerando básicamente sus dimensiones demográficas y las capacidades de atracción sobre sus entornos. porque la ciudad no es solo forma. pero que tiene sus particularidades resultantes de sus procesos genéticos. la estructura interna. producto o estructura. crea procesos y da vida. etc. Este es el camino que seguiremos en el intento de escribir sobre Tabatinga. además. entre otras. la función. a partir de aquí. Es justamente su contenido diverso lo que la anima. su estado de ciudad fronteriza y todo aquello que dimana de esta condición. no es fácil escapar a estos temas generales. la disponibilidad y la oferta de bienes y servicios. Sin embargo es posible elaborar. la primacía y la economía urbana. determinadas formas espaciales que forman parte de la vida cotidiana de 99 . Se destaca. la organización jerárquica de la red en que se insertan. La tradición indica. evidentemente. terminan por caracterizar la función de cada núcleo urbano. una clasificación de las ciudades a partir de sus jerarquías (metrópolis nacional.). de su inserción en las diversas redes en las que participa y de la exclusión de otras tantas redes. regional. mueve. una ciudad con características semejantes a tantas otras en el mundo. además. que terminan constituyéndose en modelos para los estudios urbanos.L a tradición de los estudios sobre las ciudades remite a una reflexión sobre sus características. en las que se consideran la forma. una reflexión que aproxime al máximo los habitantes de la ciudad a las cuestiones más generales sobre esta. el lugar. Presentaremos. Las actividades principales. Ciertamente.

las articulaciones y las interacciones con otros lugares. por último. El conjunto de formas espaciales dispone la organización del territorio de las sociedades. lo que significa que el transporte fluvial es una de las marcas fundamentales de la circulación de personas y mercancías. También una ciudad localizada en una región selvática. Por formas espaciales se debe entender el aspecto visible de una cosa. por lo menos hasta el siglo XVIII.1997) en las que Tabatinga está involucrada a partir de su condición local. ante todo. responsable de la ejecución de una determinada función (Santos. cuantifica el número de ciudades a partir de la pobla100 . expresadas en los vínculos. tomamos el concepto de territorio como punto de partida para analizar la ciudad de Tabatinga y las relaciones que tiene con su vecina Leticia. otras como misión religiosa. Por esta razón. Este autor presenta una evolución en el crecimiento poblacional de los núcleos urbanos –sobre todo en el período que va desde 1940 hasta 1970–. que constituyen ramificaciones en diversas escalas. Esto implica. esto le confiere un “haz de parentesco” con otras ciudades en esta condición en la Amazonia. una ciudad ribereña. Tabatinga: una ciudad al final del río Solimões. aun cuando su motivación no haya sido siempre la misma: una veces fue como fortificación. se considera una ciudad de nivel medio para los patrones regionales. comprender las redes e interacciones locales (Correa. lo que implica múltiples afluencias y constantes relaciones políticas bilaterales. 1985). pues cumplen una función y participan de los procesos sociales. pues justamente en los márgenes de los ríos surgieron los primeros núcleos urbanos de la región. objeto o estructura técnica. y en particular una ciudad gemela. Dias (1977) demuestra la importancia de la hidrografía en la formación de las ciudades. En un estudio clásico sobre el sistema urbano en la Amazonia. Se trata de una ciudad en la frontera política. donde el acceso a determinados recursos naturales aún es relativamente libre.CIUDADES Y FRONTERAS sus habitantes.

tomando como base la teoría de Walter Christaller sobre los lugares centrales. porque los ríos y la navegación fluvial todavía influyen en las interacciones existentes. sobre todo en la Amazonia Occidental (Nogueira. 1987) es imprescindible considerar la hidrografía regional como red. su 101 . significa indicar determinadas particularidades de las ciudades de esta región –por ejemplo. Para comprender la organización de la red urbana en la Amazonia (Correa. lo cual originaba un “abultamiento”. Por último. utilizaba la cuantificación para establecer las características y el tamaño funcional de las ciudades. y concluye que existía una tendencia a la concentración en las dos mayores ciudades –Belén y Manaus–.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA ción. Afirmar la necesidad de partir del territorio para comprender las ciudades del Amazonas. más que una urbanización. 1999). Este procedimiento metodológico se ha empleado en muchas ocasiones para explicar la organización de las redes urbanas.

Generalmente. pero debe hacerse mayor énfasis en las formas de articulación.CIUDADES Y FRONTERAS forma de inserción en el conjunto regional–. Justamente estos flujos. Con esto queda claro que al tomar el territorio como referencia para comprender la ciudad en el Amazonas. como apuntaremos más adelante. la intensidad. la ciudadanía. Para concretar esta propuesta. con toda su diversidad. Esta característica define la dirección de los flujos. que llegan. porque otros aspectos –la forma urbana. etc. aceptaron proyectos de colonización culminantes en la constitución de flujos que unieron a la región con los lugares de origen de estas poblaciones. que no es solo consecuencia de su localización en una región selvática o de bosque –aunque esto tenga su importancia. la montaña. parten y atraviesan las ciudades allí ubicadas. la diversidad en las formas espaciales. evidentemente se debe considerar la naturaleza y sus recursos. se pueden identificar en la región amazónica cuatro categorías de ciudades: • Ciudades dependientes de su condición ribereña. pueden indicar la propia relación de la ciudad con su medio inmediato y distante. Si bien tenían una percepción diferente sobre la naturaleza. con el río como el único medio de articulación regional. ritmos. tiempos y cambios. Un análisis más minucioso sobre una ciudad no puede tomar por presupuesto inicial que se encuentre en determinada región natural –el desierto. sin vínculo alguno con la tradicional red hidrográfica regional. que se consideran lentos.–. • Ciudades surgidas a lo largo de las carreteras construidas durante el período de la integración nacional (1970). la política y la gestión urbanas– no dependen de ello. 102 . la posición en la jerarquía urbana. la organización interna. Hasta la década de los 60. prácticamente todas las ciudades existentes tenían esta condición. frecuencia y velocidad de los flujos materiales –que pueden ser regionales o no– y los inmateriales.

lo cual instituyó otra temporalidad. porque el flujo hasta entonces existente pasó a ser compartido con el transporte por carretera. y afectan también el Amazonas. se les denominó company towns y permanecen completamente ajenas al espacio-tiempo regional. • Ciudades surgidas a partir de los grandes proyectos de extracción mineral y las hidroeléctricas. Quizás esta tipología escapa al análisis tradicional que sugiere Becker (1987). una capital departamental colombiana. En la actualidad Tabatinga tiene un rol muy importante como punto comercial y cabecera municipal. Construidas por las corporaciones instaladas en la región para explotar los recursos naturales. pero enlazadas por carreteras de carácter interregional. más veloz y frecuente. Sufrieron cambios en su estructura urbana. principalmente debido a su relación con la vecina Leticia. Cada una de estas ciudades posee unos 25 mil habitantes e infraestructuras urbanas mínimas y en conjunto constituyen un binomio inseparable. Más allá. el significado actual de los flujos de información y comunicación y la expansión de los transportes aéreos por la facilidad de implantación. Ello puede observarse en la siguiente foto aérea de los servicios de Google: 103 . colocan en otro escalón la organización de las redes urbanas.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA su principal actitud frente a ella fue eliminarla para imponer otro paisaje. • Ciudades esencialmente ribereñas.

y luego entre los países surgidos después del dominio colonial español –Colombia. de poblado. Perú. Localizado en el margen izquierdo del río Solimões. en primer lugar. 104 . donde hoy se ubica la ciudad de Tefé. para servir como límite entre las posesiones portuguesas y españolas. destacaron la precariedad de sus estructuras y guarniciones. de fuerte y. que corría el límite hasta la boca más oriental del río Japurá. Sin embargo. Ecuador– y Brasil. pues en el otro margen. estaba la población de San José de Javari. Los límites entre portugueses y españoles. la fortaleza y el poblado de Tabatinga se consolidaron. Los relatos de algunos viajeros que pasaron por el poblado en el siglo XIX expresan su condición. a fines del siglo XVIII. En la primera división político-administrativa del estado del Amazonas. pero en todos los casos y hasta bien avanzado el siglo XIX. proporcionaba a los portugueses el control de todo el río. en segundo.CIUDADES Y FRONTERAS Tabatinga surgió a partir de una fortificación portuguesa. fueron discutidos según hubiera o no urgencia por cumplir el Tratado de Madrid. que confluía en el río Javari.

en la década de los 60. etc. Tabatinga no consiguió su autonomía municipal hasta la década de los 80. La década de los 80 llegó con la fundación de un puerto. hospital para los militares. Tabatinga no aparece como sede municipal. que gradualmente fueron alterando su relación frente a Benjamín Constant. Ambas son imposibles de aislar en cualquier análisis. se consolida junto a Leticia. donde las compañías de aviación de Iquitos. hasta entonces monopolio natural de la región. como el conglomerado urbano de mayor dinamismo en la frontera de la Amazonia. sino como un poblado de Benjamín Constant. Al constituir un punto de carga y descarga de mercancías y embarque de trabajadores. la antigua San José do Javari. escuelas para los hijos de los militares. Después entraron una radio y otros equipamientos urbanos –energía. Durante el período del caucho esta frontera. en el distrito de Tabatinga se estableció. las sedes funcionaron como la base de toda una cadena montada sobre la extracción de este recurso natural. Como límite del territorio nacional. Leticia contaba con un puesto de comercio. A partir de ahí. 105 . conectado a la ciudad de Leticia –antes peruana y ahora colombiana. compraban este producto. explotados por los caucheros colombianos y peruanos. Pero no por ello dejó de tener importancia. Resulta necesario mencionar el uso intensivo del trabajo indígena tikuna. nación todavía hoy mayoritaria en la región. Aquí tenemos otra condición local que parte de las características naturales del territorio y puede resultar fundamental para comprender las ciudades en la Amazonia. ubicarse al final del río Solimões y constituir el primer puerto para el viajero que llega a Brasil.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA en el siglo XX. y de los uitotos. La existencia de un recurso natural con alta demanda en el mercado mundial movilizó los brazos e hizo constituir una red para viabilizar el suministro de mercancías. un aeropuerto.–. en Perú. una colonia militar para vigilar la frontera. una agencia bancaria y. por ser una ciudad fronteriza.

que demoró en apreciar las tradicionales ciudades amazónicas (Rocha y Trinidad. Se trata de una visión claramente organicista. 106 . divulgada por el Estado brasileño. como en cualquier otra ciudad de la frontera política de la Amazonia brasileña. aisladas de lo local e integradas al mundo global –los ya referidos company-towns. el espacio proclive a la colonización y la sumisión. en su concepción estrictamente política Tabatinga tiene características que la diferencian de las ciudades que tuvieron la influencia de la “onda pionera”. los “frentes de expansión” de Brasil. otras que sirvieron de apoyo para estas acciones. la creación del municipio. como en un pase de varita mágica. Si por una parte el Estado llegó a estas últimas con un aparato institucional volcado a la incorporación económica del territorio –que comprendía desde el montaje de la infraestructura hasta la visualización de proyectos corporativos– e incitó la llegada de peregrinos y aventureros. aparecieron estudios sobre este fenómeno en el mundo académico. vieron cómo su población crecía a ritmo más intenso que las ciudades de otras regiones brasileñas. A partir de su novedad. controladas. la nueva frontera agrícola de Brasil. en Tabatinga. algunas surgieron ya planificadas. La expresión “tierras sin hombres para hombres sin tierras”. representado por la implantación de las fuerzas armadas –ejército. 2000). En este proceso algunas ciudades surgieron de la noche al día.CIUDADES Y FRONTERAS finalmente. jerarquizadas. lo cual consolidó su nueva posición en la red de ciudades en la Amazonia. lo cual reforzó el concepto de frontera como el “órgano” más sensible del cuerpo del Estado. parece ser su mejor síntesis. Se hizo popular una imagen de la Amazonia como una región de frontera económica. el aparato institucional era diferente. Se escribió mucho para avalar este “avance” sobre la Amazonia. La expresión “frontera urbanizada” obtuvo entonces un estatuto explicativo del proceso de urbanización en el Amazonas. aeronáutica y marina–-. Tabatinga: una ciudad en la frontera norte de Brasil. Como ciudad de frontera.

Desde el agua. no podemos olvidarnos del militar en sí. que no serían instalados en una ciudad no fronteriza. así como de 107 . Tabatinga siempre fue punto fundamental de control del territorio brasileño. cobertizos. la Reserva Federal. las representaciones de distintos ministerios y otros. el aeropuerto es el principal punto de apoyo para las acciones de vigilancia y control de la larga faja de la frontera. cuarteles. del ciudadano que llega para servir en este lugar –en general por un tiempo determinado–. un punto doloroso. en último caso. De aquí salen aviones hacia dos pelotones en el sur –Estirón de Ecuador y Palmeras de Javari. junto al aparato institucional militar en Tabatinga. expresada en los órganos del Estado nacional. las acciones se ampliaron. clubes. vuelos y auxilio a los habitantes de las proximidades. en la frontera con Colombia. En segundo lugar. se encuentra la estructura institucional civil. Con la implantación del Sistema de Vigilancia y Protección de la Amazonia. que controla desde Tabatinga el flujo de militares. Alberga una de las principales bases militares de la frontera norte: el Comando de Frontera de Solimões del ejército brasileño. complementan la acción del ejército. aseguran el control legal y fiscal de la frontera. suministros. y el propio aeropuerto. Por lo menos cuatro pelotones de frontera se subordinan a esta estructura. morir. La Policía Federal. hoteles de tránsito para militares. ambos en la frontera con Perú– y hacia dos pelotones al norte del municipio –Ipiranga y Villa Bittencourt.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA Desde la creación de la fortaleza. porque está ahí para vivir y. la Justicia Federal. por estar ubicada en una triple frontera. la marina atiende a las comunidades rurales más distantes y les proporciona asistencia social. hospitales. La aeronáutica y la marina. que necesariamente establece una relación con la ciudad y sus habitantes. Con capacidad para grandes aviones. Este aparato institucional se materializa en la ciudad como conjuntos residenciales o villas militares. Además. lo cual le otorga una característica particular de ciudad fronteriza.

Es lo que ocurre entre las ciudades de Tabatinga y Leticia. Desde los primeros períodos en que el área fue poblada. la población brasileña. por consiguiente. Tabatinga y Leticia se encuentran en el mismo margen del río Solimões y tienen el igarapé de San Antonio como parte de la línea divisoria. similares en lo tocante a la fuerte presencia indígena. puede caracterizar una relación fronteriza específica de las ciudades gemelas. un conflicto–. la importancia de la extracción de recursos naturales para la supervivencia de una parte de la población (34%) y el aislamiento relativo respecto a otros centros urbanos mayores. una negociación. línea definidora de la soberanía nacional naciente y. La frontera aún tiene la marca del momento de su creación. una línea geodésica. La propia forma en que cada frontera está definida –un río. de la creación de nacionalidades que constituyen verdaderos parteaguas históricos.CIUDADES Y FRONTERAS diversos movimientos transfronterizos. colombiana y peruana ocupa no solo ambas márgenes del igarapé. Esta convivencia centenaria –estremecida en los años 30. Esto trae como resultado el mínimo dominio necesario de las lenguas para la búsqueda de empleos. 108 . Podemos apuntar una característica adicional de la ciudad fronteriza. El contingente civil y militar ocupa aproximadamente el 15 % de los empleos principales en el municipio. un resultado de las condiciones locales de las ciudades. El movimiento mutuo de los “fronterizos” consolidó lazos que hoy se revelan en hechos como la constitución de familias de diferentes nacionalidades. sino también el lecho del mismo. sobre todo cuando comparte la región con otra urbe de un país vecino: el movimiento mutuo de habitantes. en medio de los marcos de concreto que enmarcan la frontera. fácilmente transitable en épocas de sequía. cuando estalló la guerra entre Colombia y Perú por la posesión del territorio– no podía dejar de crear una cultura y una identidad fronteriza marcadas por la solidaridad.

En consecuencia no veremos aquí al propietario agrícola pudiente y acomodado como clase social. con la venta de artesanía y la prestación de pequeños servicios. Tiene en el conjunto de su población principalmente un conglomerado de peruanos. que en otras regiones del país consigue interferir en los rumbos de la política 109 . Tabatinga se unió a la tierra indígena denominada umariaçu. la fuerte presencia indígena es anterior a la constitución de los Estados nacionales. Compuesta en su mayoría por indios tikunas y sus descendientes. puertos. Sin embargo. Realmente. Como ocurre con tantas otras ciudades amazónicas. esta población está presente en todos los rincones de las ciudades –ferias. Por su condición de punto de encuentro de nacionalidades.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA recreación. amistades y para las conexiones con otros puntos de la red urbana. servicios. No obstante. su incorporación a los Estados modernos terminó creando tikunas nacionalizados. pucalpas. etc. se permite el acceso relativamente libre a los productos extraídos directamente de este o de los ríos. continúan siendo percibidos con extrañeza y desconfianza. etc– ven en Tabatinga una posibilidad de mejorar sus condiciones de vida. Están en las escuelas. Los tikunas aseguran el abastecimiento urbano con productos del bosque. por lo que hoy tiene la apariencia de un barrio indígena. Participan también de la economía fronteriza. los ríos y el trabajo agrícola. Oriundos de todas las partes de la Amazonia peruana –iquitos. pues los mitos fundacionales de sus respectivas naciones no se parecen a otros. la separación fronteriza creada por aquellos no tiene gran significado. y solicitan diversos servicios públicos. Tabatinga no es inmune a la migración. mercados. Para esta población. el comercio formal e informal. En su proceso de expansión urbana. la relación de dependencia a la extracción de recursos naturales tiene un sentido específico. cámara de concejales. Como en la Amazonia el territorio rural es un bosque y constituye una propiedad pública.

testigo de un declive de esta actividad económica después de una fuerte afectación al medio ambiente (la extracción de 110 . pues los valores del flete bajan en la medida en que las empresas aéreas no regresan sin carga para Bogotá. que emigra según la época de zafra. esta red deja escapar a otros puntos los ingresos obtenidos. el cambio de monedas (real/peso) en la frontera y a ampliar la oferta de vuelos. cumple la función de agilizar la distribución en los mercados aludidos. capturando peces para venderlos en la ciudad colombiana de Leticia. Por otro lado. la actividad pesquera y maderera moviliza extensas redes formadas por diversos agentes sociales que se encargan de tareas específicas. La actividad pesquera hoy es responsable del desarrollo de barcos de pesca brasileños que operan desde el Medio Solimões. dependiente del propietario de tierras. la necesaria relación con el mercado de productos urbano-industriales los coloca en el mundo del trueque. que cuenta con vuelos de carga. En esta región del Alto Solimões. El comercio de pescado tiene tal significación. Como no posee ahí su núcleo central. en el que el comercio termina capturando el excedente de su trabajo. permitió que sus habitantes pudieran vivir libres de una relación de trabajo típicamente capitalista. donde se ubica Tabatinga. Ser propietario de tierras en la Amazonia nunca ha significado tener poder. El aeropuerto. la actividad maderera había sido más intensa con la participación de empresarios de la ciudad vecina Benjamín Constant. en el período de zafra. Ni existe tampoco el trabajador rural típico de las regiones agrícolas. La gran cantidad de tierras libres de propiedad en la Amazonia. que llega a alterar. Sin embargo. es más importante ser comerciante que propietario. asociada a una tradición de extracción de los recursos del bosque y de la pesca. donde están instalados los frigoríficos para la exportación hacia los mercados de Bogotá y Miami. En una región donde predomina la movilidad sobre el sedentarismo.CIUDADES Y FRONTERAS local.

Además de productos. descendiendo en navíos por el río Solimões. esencialmente. la extracción pasó a ser más fuerte al otro lado del río. 111 . es importante resaltar la búsqueda de innumerables servicios ofrecidos y demandados de ambos lados. y al mercado europeo y norteamericano. De esta característica surgió inevitablemente una fuerte interdependencia y libre movimiento para las personas de una y otra localidad. tanto con destino a Iquitos. que los brasileños de cualquier punto de la frontera nacional persiguen hasta el delirio. es también una mercancía que sale de la frontera y sirve de fuente de ganancias para centenares de brasileños. hasta la extracción que realizan los pequeños y grandes madereros a través de los proyectos de manejo forestal. subiendo el río Solimões. Involucra desde pequeños extractores autónomos. cortar y vender las maderas. Leticia dista de Bogotá aproximadamente 800 kilómetros. que entran en la selva para seleccionar. los tiempos. o como exportación hacia el centro del territorio colombiano a través del río Iça/Putumayo. Esto caracteriza a la Amazonia. La gasolina.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA madera transcurría en el área indígena). donde la expansión de carreteras que salen del centro del país y llegan hasta las ciudades portuarias alteró su configuración espacial y la red de relaciones extrarregionales. El abastecimiento de productos alimenticios industrializados. y es solo accesible por vía aérea y fluvial. la dinámica territorial en una región cuyo tiempo está regido. en su búsqueda de precios más bajos. que venden este producto en puestos improvisados en las calzadas. Tabatinga dista de Manaus 1 200 kilómetros. La estructuración de esta red exige el transporte fluvial. sale de la frontera sin muchas restricciones. El aislamiento relativo está dado por la ausencia de una buena infraestructura de carreteras. donde hay un mayor control. Con ello. oriundos de las regiones más desarrolladas de los respectivos países. alteran los ritmos. en Perú –absorbió trabajadores brasileños– y en Colombia. por las vías fluviales. con acceso aéreo y fluvial. Cuando estas se implantan.

1999). a la vez. más recientemente. en una ciudad como Tabatinga. la seguridad pública. La causa. definen el orden de las prioridades para la resolución de los mismos. muy difícil de revertir. y que algunos traspasan la frontera. a pesar de las grandes inversiones que hace el gobierno brasileño para convertir a Tabatinga y Benjamín Constant en los epicentros regionales. empleo. la oferta de servicios de la ciudad colombiana absorbe. Se puede incluso afirmar que todo el repertorio de problemas urbanos citados pueden estar presentes. Con un ingreso medio superior al de los brasileños. estimulando a la sociedad civil para que lidere el desarrollo del municipio mediante iniciativas particulares. suple y drena ingresos al lado brasileño.CIUDADES Y FRONTERAS algunos con exclusividad en una de las ciudades: Leticia. transporte y. laboratorios). Los grupos que controlan el poder público responsable de las acciones estatales. agua. Está claro que el proceso de urbanización de la sociedad colocó en las ciudades innumerables cuestiones que convencionalmente se denominan “problemas urbanos”. Vivienda. La envergadura de la ciudad y su participación en la red urbana definen el orden y el grado de los principales problemas. Es evidente que la aglomeración de personas exige una ordenación espacial particular para asegurar la continuidad de las actividades esencialmente urbanas. y en trabajo conjunto con las autoridades religiosas y militares (Domínguez. Un autor colombiano explica así el predominio de Leticia: Leticia siempre ha ejercido un liderazgo económico y cultural sobre la triple frontera y sus áreas aledañas. perceptible en relación con los servicios de salud más especializados (médicos. energía. le otorga a Leticia un carácter hegemónico en esta triple frontera. emergen como necesidades apremiantes en un conglomerado urbano. es la preponderancia que siempre le ha otorgado el gobierno colombiano a la creación de una frontera viva. Este movimiento. servicios comunales. A pesar de que no nos trazamos el objetivo de analizar la ciudad a partir de 112 .

Es. no obstante. Este transporte urbano es la afirmación de la frontera. y. presente en todas las pequeñas ciudades del Estado. lo que establece relaciones horizontales bien particulares marcadas por el territorialismo y el tiempo local. que por la perspectiva de las acciones de los Estados nacionales involucrados no se superará en el corto plazo.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA los problemas urbanos. por lo tanto. un transporte internacional. dadas la cotidianidad del movimiento y la libre circulación internacional. Con sus 23 mil habitantes. que definen rutas. porque la localización de Tabatinga le otorga una característica singular a esta actividad. El servicio de transporte que realizan los moto-taxistas. acepta como pago de tarifa el real o el peso y atiende a los pasajeros en español o portugués. los flujos inmateriales y de comunicación colocan a esta(s) ciudad(es) y su región en contacto simultáneo con los respectivos centros de poder. es la negación de la frontera. Su localización contigua a Leticia. que sirven a ambas ciudades. representadas básicamente por la red de telecomunicaciones. La ausencia de una red de carreteras impone determinadas condiciones a la frecuencia e intensidad de los flujos mercantiles. operarios y flota. resultó en la organización del transporte mencionado mediante vehículos con capacidad para quince pasajeros. la semejanza de sus pobladores y la búsqueda de servicios para los habitantes de esa región fronteriza. haremos hincapié en el transporte urbano. al mismo tiempo. permite la articulación y el cumplimiento de 113 . la expansión de las verticalidades. Cuando cruza la frontera. regulado por las respectivas prefecturas o alcaldías. solo está permitido en la parte brasileña y cuenta con una flotilla de unas quinientas motos. al cobrar tarifa internacional si el pasajero va de una ciudad a la otra. tarifas. Cada ciudad participa con la mitad del total de cuarenta vehículos. Si bien las relaciones horizontales representan una “fricción”. Tabatinga es posiblemente una de las únicas ciudades del interior del Amazonas que cuenta con transporte urbano colectivo.

Habría que recordar. 1996). En las ciudades fronterizas se identificó la presencia de redes de radio y televisión cuyo origen no es local. su difusión no necesita una materialización.CIUDADES Y FRONTERAS órdenes. medio de comunicación esencial en la difusión de información. Más allá de esa característica. La frontera para las redes de telecomunicación es tan invisible como las ondas de radio. Quizás esto explique la presencia del mundo en cualquier lugar. como ocurre con las redes de vías de ómnibus. acuerdos y negocios con otros puntos distantes (Santos. Podemos notar que en una región de frontera el significado de las redes de telecomunicación se relaciona con el intento de afirmar la presencia nacional de ambas partes. es decir. 114 . Brasil. automóviles y ferrocarriles. institución del Estado brasileño inaugurada en el período del régimen militar con trasmisores de alta potencia. servía como medio de información y trasmisión de noticias desde el centro del país. Esto nos motiva a preguntarnos por qué el Estado nacional –en este caso. de nuevo. imágenes. por su capacidad de alcanzar los lugares más lejanos de la Amazonia. O sea. que Tabatinga tuvo su origen en una fortaleza portuguesa del siglo XVIII y que en el siglo XX el Estado brasileño implantó en este lugar una colonia militar. Necesitan puntos de apoyo para la trasmitir y recepcionar las informaciones que serán diseminadas sobre un territorio. la difusión de información. y ello está relacionado con la capacidad técnica. moda y comportamientos fluye de una manera en que es más fácil absorberlas que rechazarlas. las redes de telecomunicación poseen una innegable influencia sobre las áreas alcanzadas. La característica principal de este tipo de red es su invisibilidad. incluso en Tabatinga. La emisora que se escucha en la ciudad de Tabatinga es la Radio Nacional. Colombia y Perú– intenta asegurar su presencia en áreas tan distantes de los centros de poder. al margen de su característica natural.

TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA Esta radio no tiene hoy la misma potencia que en otros tiempos. Al contrario del sistema aislado de radio. el lenguaje y los 115 . sus trasmisores fueron interceptados. y se escuchan en muchas zonas del territorio brasileño. Manaus. Las radioemisoras poseen gran capacidad de trasmisión. Las redes de televisión también trasmiten su programación desde Bogotá y Medellín. y llega apenas a algunas comunidades rurales de la ciudad vecina de Leticia. Este sistema anula cualquier posible mediación con la capital del estado. la TV forma parte de una red nacional y cuenta con una antena retransmisora que divulga la vida cotidiana de las ciudades del sudeste del país y en especial de São Paulo). Pero por no tener autorización del Ministerio de Comunicaciones. esta también entra en red nacional para la trasmisión del popular programa “Voz de Brasil”. y deja a esta población fronteriza “huérfana” de noticias sobre las ciudades y los municipios que componen la región del Alto Solimões. Otras radios llegaron a operar en esta ciudad en frecuencia modulada (FM). amplían las opciones de canales. están los periódicos. Su actual radio de alcance no sobrepasa los diez kilómetros. aunque no resuelven la ausencia de conexión con lo local y lo regional. en Leticia. existen por lo menos tres radios privadas y una estatal cuyo papel es divulgar informaciones antiguerrilleras. Estas también actúan en red nacional. Bogotá. toda vez que no existe una programación local. Una alternativa que se está aplicando por los pobladores es la adquisición de antenas parabólicas que. Al otro lado de la frontera. Como sucede con todas las radios en Brasil. un medio de comunicación más resistente al cruce de una frontera. La lectura. vinculadas a la capital del país. al menos. Por último. donde cuenta con un buen número de anunciadores. porque dejó de operar en onda corta debido al proceso de destrucción que algunas empresas estatales sufrieron a lo largo de la década de los 90. momento en que la población brasileña de la frontera tiene noticias del país.

la capital del país. Como decíamos antes. la iglesia. En Tabatinga no existe distribución regular de periódicos oriundos de Manaus. de la escala local a la regional. el mercado. algunos modernizaron 116 . donde se concentra el grueso de la actividad portuaria fluvial. En términos de presencia en la región. Algunos lugares de Tabatinga. lo cual resulta en la distribución de aproximadamente 2 mil ejemplares de periódicos de Bogotá en Leticia. Tabatinga es una típica ciudad ribereña de la Amazonia y en consecuencia el puerto es una principal forma espacial de primer orden.CIUDADES Y FRONTERAS hechos no se experimentan a igual escala por los habitantes de otro país. Crea actividades que terminan constituyéndose en el “centro” de la ciudad. intentamos ahora a Tabatinga a partir de la existencia de formas espaciales propias. Ello es común en este tipo de ciudades y en particular en aquellas ubicadas en los cauces del Solimaes y del Amazonas. y los puntos de venta de droga. u otro gran centro como Río de Janeiro o São Paulo. por lo cual no fluyen como los otros medios. la proximidad con el centro del país hace que los vínculos entre Leticia y Bogotá sean aún más intensos. Es un lugar de cambio del ambiente rural al urbano. El puerto funciona como referencia fundamental. En el intento de ser fieles a la idea de tomar el territorio como referencia para analizar y comprender las ciudades de la Amazonia. de un idioma a otro. Esa resistencia provocó cambios significativos en los puertos a lo largo del mundo. la Avenida de la Amistad. que implica la coexistencia de lugares que marcan la vida de la ciudad: el puerto. por su capacidad de generar servicios y comercios diversificados de los productos que recibe y expide. con un poder de permanencia en el tiempo. visibles en un pequeño atracadero que sirve de apoyo para la carga y descarga de productos agrícolas y para el embarque y desembarque de pasajeros y habitantes de la zona rural. Dada esa centralidad. El puerto es aquí el lugar donde se concentran barcos y canoas. tanto para las ciudades litorales como para las ribereñas.

La localización de la ciudad de Tabatinga como frontera y su inserción como punto en la extensa red fluvial amazónica. pólvora. se dirigen al puerto para llevar su producción y adquirir mercancías fundamentales: caña de pescar. colombianos y brasileños. El legado colonial español y portugués se entrecruza con la resistencia del idioma de los tikunas. dueño de un solo barco que regularmente sigue una trayectoria. comandantes. Una flotilla bien diversificada de diferentes tipos de embarcaciones asegura la circulación fluvial. el primer lugar de entrada de los flujos externos provenientes de Perú y Colombia. importancia a su puerto. transportadores. Al contrario de otras modalidades de transporte público en que el Estado impone las regulaciones. las tiendas venden artículos diversos. agricultores y comerciantes que sirven de intermediarios. plomo. le confiere. Podemos encontrar estibadores. que adquieren en almacenes pertenecientes a peruanos. necesariamente. como resultado de las actividades allí desempeñadas. Los agricultores peruanos que habitan en el otro margen del río. Colombia y Brasil. y también la puerta de salida del territorio brasileño. incluso tarjetas telefónicas de las compañías peruanas de telecomunicación. fósforo. En los bares se toca vallenato. tripulantes. con productos procedentes de Perú. Se trata de un lugar predominantemente masculino. Su organización se caracteriza por la preponderancia del pequeño propietario. etc. gasolina. custodios. otros volcaron su modernización en la tecnología para agilizar el movimiento de cargas.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA su área para dar lugar a un centro de actividades culturales y artísticas. pescadores. así como agricultores brasileños y comunidades indígenas. así como alimentos y bebidas. a fin de prescindir de la necesidad de pagar a muchos trabajadores. la diversidad cultural que encontramos en el puerto de Tabatinga se origina en la convivencia histórica de idiomas diferentes. azúcar y sal. brega y salsa para agradar a los clientes. en este segmento solo la Capitanía de los Puertos 117 . Como resultado de esta movilidad.

salen barcos que tienen como destino la propia frontera. a una distancia de unos 400 kilómetros. A escala nacional están presentes operarios de Brasil. argumentan los dueños de lanchas cuando explican el funcionamiento de este segmento. en el espacio fronterizo. Desde Colombia. toma siete días. En cuanto a la travesía hacia la parte peruana. en Perú. “En la tierra la prefectura (alcaldía) manda. desde la ciudad de Benjamin Constant hasta el poblado de Islandia. de aproximadamente 1 300 kilómetros. al llegar a otra ciudad. los conflictos fueron “regulados” por los mismos operadores cuando definieron que los brasileños solo pueden llevar pasajeros a Perú. pero sin capacidad legal para facilitar o impedir el ingreso de nuevos operarios. Por esta vía se transportan pasajeros y cargas con escalas en las ciudades a lo largo del canal. y el trasbordo para pasajeros y cargas es menor. Sus operarios. oriundos de ambas ciudades. única alternativa para muchos. La modalidad principal es la travesía entre las ciudades brasileñas de Tabatinga y Benjamin Constant. que realizan alrededor de 40 lanchas cuya capacidad media es de 8 pasajeros. pero en el agua ella no puede intervenir”. entra en la cola de operarios de esta ciudad. con barcos que salen de Manaus hacia Tabatinga y Benjamin Constant. pero en el sentido contrario solo los peruanos pueden encargarse de la transportación.CIUDADES Y FRONTERAS actúa para garantizar la seguridad de los pasajeros. En su condición de región fronteriza. el transporte fluvial funciona solo a escala regional. A escala local. De esa misma forma se divide el trabajo entre los barcos 118 . Desde la ciudad de Iquitos. asimismo ocurre con el operario de Benjamin Constant. consiguieron organizar este sistema de transporte de la siguiente manera: una lancha de un operario de Tabatinga. la red de transporte fluvial se expresa en una mayor cantidad de embarcaciones y es más diversificada. quedó marcada la condición de “final de línea” o “punto de encuentro”. El recorrido. En el puerto de Tabatinga y en la región fronteriza se identifican los principales operarios del transporte fluvial y sus flujos.

los puestos y mamparas se mezclan con vendedores ambulantes e indios tikunas que cargan sus mercancías mientras las ofrecen a los consumidores. El poder público también puede regular este mercado de tierras mediante mecanismos legales como la distribución de la infraestructura y los equipamientos públicos –servicios comunales. 119 . productos y cultura– todavía ejerce una fuerte atracción en la vida de los habitantes de Tabatinga. agua. energía. Este mercado se hace cargo de una porción del abastecimiento de la ciudad. el mercado público –por los precios. peces y carnes. Quizás este lugar de la ciudad sea la mejor síntesis y expresión de lo que podemos denominar identidad fronteriza. sus actividades comerciales. En Tabatinga. traslucen un modelo común de esta organización. El binomio puerto/mercado.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA que hacen la travesía entre Tabatinga y el poblado de Santa Rosa. Asociado al puerto. o de la dimensión del lote. su densidad. tucupi –un caldo de color amarillo extraído de la yuca–. se repite en innumerables ciudades dentro y fuera de la Amazonia. escuelas. no estatal. Están disponibles frutas y vegetales. está el mercado municipal. etc. de un compartir cultural y territorial. en Perú. su historia encerrada en los monumentos. bien a partir de la localización en el tejido urbano. en el sentido de reconocimiento mutuo y no de desconfianza. Una de las principales características de la organización interna de una ciudad está determinada por la distinción del uso del suelo y por las actividades que se ajustan a cada parcela de la ciudad. y como resultado de una acción del poder público para organizar la comercialización. como forma espacial. Podemos decir que el surgimiento de un mercado de tierras tiende a definir usos y valores. El centro. con productos oriundos del entorno agroforestal. Estos elementos más generales se relacionan con la propia historia de cada sociedad. A pesar de la existencia de varios supermercados en Tabatinga y Leticia. su entorno inmediato y su periferia. harina y algunos productos industriales.

Como ya se dijo. pero dependiente de Leticia que le proveía de servicios y bienes. Esta calle define los diferentes usos en sus laterales. la prefectura. al privado. donde comienza Leticia. por consiguiente. la principal avenida de esta pequeña ciudad. las segundas presentan una cuadriculación perfecta. después del surgimiento de innumerables pues120 . Los militares construyeron una gran avenida que se origina en el Comando de Frontera do Solimões y termina en la frontera con Colombia.CIUDADES Y FRONTERAS El contraste entre la organización de las ciudades de Tabatinga y Leticia nos hace recordar el trabajo de Holanda (1995). y terminó compartiendo con el puerto y sus alrededores el movimiento comercial. En la década de los 80. la cámara municipal y la línea de transporte colectivo internacional. El poblado militar implantado en los años 60. El lado derecho está destinado al uso de las instituciones públicas. la alcaldía. Con esta avenida y sus diversos órganos públicos. Para algunos. Fue bautizada con el nombre de Avenida de la Amistad. con una relativa autonomía frente a éste. la colonia militar. se convirtió en el centro. El ambiente del puerto y el margen izquierdo del igarapé de San Antonio fueron las primeras tierras ocupadas sobre la propia línea de la frontera. cuando explicaba las diferencias en la formación de las ciudades coloniales portuguesas y españolas. custodiando la extracción de caucho. estaba ubicado a unos tres kilómetros de distancia del poblado civil. alcanzó la autonomía y comenzó a sufrir transformaciones en su tejido urbano. Mientras las primeras se expandieron según el modelo del terreno. el origen de Tabatinga está asociado a la antigua fortaleza de San Francisco Javier de Tabatinga. del siglo XX. Es un lugar de flujos locales y de circulación a escala local. el izquierdo. por encontrarse ahí las agencias bancarias. el distrito de Tabatinga. con un fuerte movimiento nocturno. Devino. el comercio se trasladó paulatinamente hacia esa área. perteneciente al municipio de Benjamin Constant.

un significado de referencia espacial interna de la ciudad. 121 . con una plaza central alrededor de la que se encuentra toda la representación del Estado –Fuerzas Armadas. la iglesia no tiene más que el significado simbólico de lugar de fe. El sector comercial está bien definido y no se mezcla con el público. junto con la plaza. Esta ciudad –beneficiada por políticas específicas en el marco de los conflictos internos colombianos. constituye. Aun cuando su torre ya no sea el punto más alto del paisaje urbano. Incluso puede estar localizada en el centro. Asamblea. que cualquier acción del poder municipal de Tabatinga y Leticia no se puede llevar a cabo de manera aislada. Uno de los paisajes característicos en las pequeñas ciudades es la presencia de una iglesia. banco y la principal iglesia católica. En la organización interna de las ciudades construidas en los márgenes de las carreteras de la Amazonia y en las company-towns. un binomio de igual naturaleza que el de puerto/mercado. la diferencia es notable. Generalmente en el centro. además de su sentido simbólico. pero nunca en la entrada de la ciudad. Por su condición de tejido urbano contiguo. El movimiento diario de la población hacia ambos lados implica. En ellas. El templo siempre tiene. la iglesia. Se está en presencia de un sello de las ciudades de la Amazonia. Leticia tiene una estructura interna diferente. un plan rector que se limite a la línea fronteriza.recibe fuertes apoyos gubernamentales para la importación de mercancías. Por otro lado. representan el lugar de llegada. si son partes inseparables del escenario ribereño. Esta es una forma espacial fundamental para la reproducción social y la purificación del ser. un reflejo del trabajo informal en la ciudad.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA tos y tiendas para vender alimentos y bebidas a quienes buscaban divertirse. lo que la hace atractiva para sus habitantes. Las iglesias. Prefectura. es imposible concebir una política urbana. construidas hacia el río. necesariamente. este monumento imponente que se destaca en el espacio construido.

punto de encuentro. sino para congregar a los creyentes en los días de ceremonia. al estar deslocalizada. tampoco irradia la estructura de la ciudad. el cuartel. órdenes. sede de la diócesis del Alto Solimões. de cambio de soberanía. junto con la plaza.CIUDADES Y FRONTERAS En Tabatinga. como a tantas otras ciudades fronterizas de Brasil y el mundo. nadie la ve. desvió el eje del río y colocó la iglesia y su plaza en una cuadra paralela a la avenida. solo irradia fe. es necesario resaltar algunas cuestiones generales sobre el asunto. el puerto de la marina y el banco de la república. Su condición de frontera la convierte. la iglesia. en un lugar de paso. al igual que como sede de una importante organización militar que fue responsable de las primeras intervenciones urbanas y que construyó la Avenida de la Amistad. no funciona como punto de convergencia. que es su función. Por esta razón. normas. digamos que descolocada respecto al espacio urbano. representan la organización del espacio por el Estado y ejerce una centralidad. Tabatinga tiene sus orígenes en el siglo XVIII. Tiene. la principal iglesia católica de la ciudad. Actúa como referencia. para evitar una relación sobrevaluada entre la imagen de la ciudad y sus habitantes con el consumo de drogas. además. Como ya dijimos. pero su constitución como municipio es reciente. se encuentra fuera del lugar. Pasar una frontera siempre exigió control. Estos sitios siempre estuvieron bajo la vigilancia del Estado. leyes y reglas. lugar de manifestaciones cívicas y desfiles militares. puesto que el Estado casi siempre tiene la percep122 . otra forma espacial de tanta importancia para la reproducción social como la iglesia. Del otro lado de la frontera. en Leticia. La iglesia. la plaza de la iglesia no es punto de encuentro rutinario de la población. Asimismo. por constituir focos de acciones transgresoras de la legalidad. un área de deporte. que no está en la entrada de la ciudad ni en la avenida principal. Para describir y analizar el último dato que caracteriza a Tabatinga –la droga–. en las márgenes del río Solimões.

regida por el uso de la tierra. La primera marca de esta forma es su invisibilidad. causada al menos por dos factores: el primero es resultado de la acción de los órganos de represión. el otro es la propia relación con otros grupos. no se encuentra bajo la misma lógica de localización en el espacio urbano. las drogas o las sustancias alucinógenas están sometidas a la legislación de cada Estado nacional. como punto de una red de narcotráfico. quizás.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA ción de que el otro lado de la frontera puede constituir una amenaza: enfermedades. Disimulada entre otras tantas actividades. un estimado de la Policía Federal tiene identificados cerca de una centena de puestos en la ciudad. Por su condición de actividad ilegal. que regula su uso o prohibición al establecer diferentes niveles de penalidades. genera flujos alrededor de sí mismo. Con gran diversidad. tener un lugar central. sino también de la transportación de la droga hacia otros lugares. no puede aparecer como otras. Esta es. su condición de frontera con Colombia exige aten123 . Queremos. desarticulan la red y los fuerzan a cambiar de lugar. En Tabatinga hay una significativa población joven que puede ser blanco fácil no solo del el consumo. Aun cuando no hay un número oficial para la cantidad de puntos de droga. Aunque inexacta. colocar estos lugares al mismo nivel de otras formas espaciales y presentar sus particularidades. se encuentre o no en una frontera. es una cifra preocupante. por consiguiente. la venta de drogas. El punto de venta de drogas. la principal lógica de localización de los puntos de droga. drogas y bandidos. armas. que desmontan los puntos. contrabando. entonces. El uso de las drogas se ha ampliado de modo sustancial. que hace definir claramente los territorios para la venta y distribución. En este caso. Hoy resulta rara una ciudad exenta de puntos de venta. No necesita. Otra marca del punto de droga es su movilidad. al recibir consumidores o servir de base para la distribución ambulante. al contrario de las demás actividades comerciales.

Becker. Como ciudad de frontera. significa concebirlo más que como un simple albergue de características naturales o como área. con la difusión de los medios de telecomunicación y transporte –que causaron una verdadera compresión espacio-temporal–. 49. como tantas otras. Correa. marcas comunes a las diferentes ciudades de la región amazónica. “La periodización de la red urbana de la Amazonia”. quizás su condición más importante. Implica. el tiempo lento del barco convive con la velocidad impuesta por la tecnología. no. expresada en las formas espaciales. Muestra. Ello transforma la ciudad y su relación con su vecina secular. Su densidad técnica. Sin embargo. Aquí. Tomar el territorio como referencia principal para comprender una ciudad. Leticia. Conclusiones. intentamos analizar una ciudad de la Amazonia que. Tabatinga tiene como paisaje urbano las formas espaciales propias de esta localización. Roberto (1987). 124 . constituye un factor importante en la definición del papel que desempeña cada ciudad en la configuración territorial. asimismo. Geopolítica del tercer milenio. Frente a esto. lo cual la identifica como una ciudad ribereña. Bertha (2004). la frontera aparece con su más fuerte significado de barrera y vigilancia. Revista Brasileña de Geografía. además. Bertrand. vol. 3.CIUDADES Y FRONTERAS ción constante del Estado brasileño. presenta condiciones locales y formas espaciales que le otorgan su singularidad. Referencias Bibliográficas. Río de Janeiro. traspasar la antigua concepción de región como espacio contiguo y subordinarla al imperio de las redes y flujos que se constituyen a diversas escalas e intensidades. jurisdicción de una entidad territorial.

La naturaleza del espacio. El hombre y su medio. São Paulo. Domínguez. Nobel. Milton (1985). Raíces de Brasil. Por amor a las ciudades. _________ (1997). Región Norte. UNAL. Contexto. La red urbana. São Paulo. Ciudades y empresas en la Amazonia. Ricardo(1999). y Gilberto Rocha (2000). Pacatatu. Holanda. IBGE. Tesis. Ciudad y empresa en la Amazonia. USP. Jacques (1988). Trindade. Sergraf. Difel. Trinidades (2000).Manaus. _________ (1996). Sergio (1995). Santos. 26 ed. Haesbaert. “Interacciones espaciales”. 125 . Geografía de Brasil. C. Ática.1. São Paulo. Espacio y método. Nogueira. Hucitec. Amazonas: un estado ribereño. Por una geografía del poder. _________ (2002). Raffestin. G. São Paulo. Cia. (1988). Ática. Bertrand. São Paulo. São Paulo. Río de Janeiro. “Sistema urbano”. Concepciones de territorio para entender la desterritorialización. UNESP. Belém.. en Exploraciones geográficas. Sposito. Le Goff. Belém. vol. Otávio G. Niterói. CEJUP. Territorio.TABATINGA: UNA CIUDAD EN LA FRONTERA DE LA AMAZONIA _________ (1989). Leticia. Maria E. São Paulo. S. y S. Rogério (2002). C. Camilo (1999). La división de la monstruosidad geográfica. Diaz. Catharina (1977). São Paulo. en FIBGE. Capitalismo autoritario e campesinado. Edua. Territorios/Programa de Postgrado en Geografía. Claude (1996). (1979). Velho. Capitalismo y urbanización.UFF. Rocha. Río de Janeiro. de las Letras. São Paulo.

.

05 ¿Existen las metrópolis transfronterizas?: El caso de Tijuana / San Diego TITO ALEGRÍA OLAZÁBAL .

.

a esas ciudades adyacentes se les llama frecuentemente ciudades gemelas. resaltando las características estructurales que estimulan el crecimiento urbano –características que son diferentes entre ambos lados de la frontera– es posible explicar la unicidad de cada lado. y en los medios políticos de ambos países. y metrópolis transfronterizas. En este escrito primero se presenta las visiones de sociedad. en los medios masivos de comunicación. Por el contrario.La población asentada en la frontera México-Estados Uni- dos está concentrada en pares binacionales de ciudades adyacentes. En esta investigación se propone que la visión de la “metrópoli transfronteriza” tiene una débil sustentación teórica y empírica. y se presenta evidencia que sugiere que estamos ante dos unidades urbanas adyacentes pero diferentes. ó metrópoli transfronteriza. En la literatura sobre la urbanización fronteriza. Esta visión enfatiza la vecindad y las interacciones entre ambos lados de la frontera como argumentos para sustentar el concepto de la unicidad de ambos lados. 129 . La visión de que existe una metrópolis transfronteriza –de que cada par binacional de ciudades vecinas conforma una única ciudad o región– implica que ambas ciudades tienen similares futuros e intereses. región. región fronteriza. luego se presentan críticas a esas visiones y evidencia empírica que sustenta las críticas. El par de ciudades Tijuana y San Diego constituye el caso más conspicuo por ser las ciudades que más población concentran en cada lado de la frontera y por haber recibido más atención en la literatura.

Las diferencias entre ambos lados de la frontera no aparecen como una ruptura sino como una continuidad estratificada de la estructura social binacional en la región fronteriza (pág. Hasta finales de la década de los 70. La binacionalidad de la región fronteriza es aquí una definición geográfico-social y no político-administrativa. El análisis del desarrollo urbano fronterizo. Usando una concepción weberiana de clases sociales. y el modo binacional del despliegue de la región 130 .CIUDADES Y FRONTERAS Las sociedades transfronterizas. ii) tal región tiene la misma estructura social a través de la frontera. y las políticas derivadas. no estuvieron exentos de dicho enfoque: las actividades urbano-fronterizas eran consideradas procesos local-nacionales como en cualquier otra ciudad del interior del país. Esta conceptualización está basada en tres ideas principales: i) la “región fronteriza” es binacional. La unicidad de la estructura social del área delimitada por la interacción es definida con algunos indicadores de desarrollo social. la definición geográfico-social supone una contradicción entre el modo nacional de elaborar y llevar a la práctica la política pública sobre la frontera. en el aspecto teórico. En 1981 se propuso lo que quizá haya sido la primera visión transfronteriza de la conceptualización de la frontera (Bustamante 1981). en la literatura mexicana los problemas fronterizos eran examinados como procesos nacionales. En esta propuesta se define como área fronteriza “a una región binacional geográficamente delimitada por la extensión empírica de los procesos de interacción entre las personas que viven a ambos lados de la frontera” (pág. • Primero. la región binacional fue conceptualizada como una estructura social transfronteriza cuya estratificación se despliega atravesando la frontera. 39). Esta precisión permite dos tipos de implicaciones. iii) ambos lados de la frontera tienen similares procesos económicos y sociales. 41). sin tomar en cuenta la praxis binacional de dichos proceso.

concepto generalizable para todos los pares binacional de ciudades fronterizas vecinas. Gildersleeve 1978) o twin cities (Kearney and Knopp 1995. 1999. 1991 y 1990a) ha propuesto el concepto de “metrópolis transfronteriza” para entender al área urbanizada Tijuana-San Diego. La frontera es un impedimento político-administrativo para resolver los problemas que atañen a la sociedad de toda la región fronteriza binacional. Considerando la existencia de la frontera como una invariante. según el autor. el par urbano Tijuana-San Diego ha sido considerado como una unidad urbana binacional debido a la existencia de una urbanización continua y de una relación intensa entre las dos unidades urbanas. he Economist 1992). Además Herzog ha usado ese concepto para interpretar diversos fenómenos urbanos fronterizos (2003a. La idea de región definida como territorio delimitado por la interacción se mantiene.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO fronteriza. consiste en que si se usara de modo equivocado el concepto de región binacional (político-administrativo) en la elaboración de políticas públicas sobre la frontera. la solución de los problemas de esta región requiere una coordinación transfronteriza en la política pública de cada lado de la frontera. En el mismo sentido que la “región binacional”. 2000. Lawrence Herzog (1997. podrían generarse situaciones lesivas a la soberanía nacional de cualquiera de los dos países. En su visión. el área urbanizada que atraviesa la frontera es 131 . 1990b). Varios autores y medios han nombrado a éste como espacio binacional (Ganster and Valenciano 1992. toma en cuenta esta segunda implicación. • La segunda implicación. En un trabajo posterior Bustamante (1989). aunque el término “región binacional” se anula por sus consecuencias “riesgosas” de ser utilizado en las relaciones fronterizas con USA. El concepto de metrópolis transfronteriza. de orden práctico. 2003b.

el espacio urbano. mercado transfronterizo consumo. Desde el punto de vista de la geografía urbana. este autor clasifica a las relaciones entre ambos lados de la frontera en: manufactura global transfronteriza. En la construcción del concepto de metrópolis transfronteriza Herzog explora dos aspectos fundamentales para el entendimiento de las ciudades de la frontera: el primero es el proceso de convergencia/integración o divergencia/independencia de la dos sociedades que se juntan en la frontera. La consideración de estos aspectos conduce al autor a la pregunta de si existe un “sistema social transfronterizo” que crea una comunidad de intereses alrededor de la frontera. este autor clasifica a las relaciones entre ambos lados de la frontera como contenidas en siete ecologías globales: zonas de factoría global. y conexiones inventadas (Herzog 2003b).CIUDADES Y FRONTERAS considerada como una región urbana cuya integración está basada en las interacciones existentes entre los dos miembros del par binacional de ciudades adyacentes. Desde el punto de vista de la geografía económica. mercado transfronterizo de trabajo. y el segundo es la posibilidad y necesidad de políticas elaboradas de manera binacional para las ciudades fronterizas. distritos de turismo global. De esta manera el límite internacional se debilita como separador de las ciudades de ambos lados de la frontera. espacios de consumo transnacional. la arquitectura. y los patrones culturales. barrios post-NAFTA. lugares de comunidad transnacional. homogenizando (haciendo similar con San Diego) el consumo. espacios de conflicto. En su propuesta hay una respuesta explícita afirmativa al construir la definición de “metrópolis transfronteriza”. 1997).son producto de las 132 . Lo que Herzog no explora es si las relaciones existentes entre ambos lados de la frontera -que en su propuesta sustentan la integración. El autor considera que las empresas transnacionales lideran el proceso de integración de Tijuana al comercio e inversión global. mercado transfronterizo turístico y mercado transfronterizo de vivienda y tierra (Herzog 2003a.

que son antagónicas e intrínsecas. patrones nacionales. 133 . En este sentido. La proximidad es el principal catalizador de la integración dentro del sistema ecológico transfronterizo. Para Herzog. reproduciéndose en la frontera los respectivos. y es relativamente independiente de los cambios de la porosidad de la frontera para las relaciones existentes entre ambos lados de ella. La primera función –rol divisor/diferenciador– constata las diferencias de los patrones espaciales y políticos entre ciudades de ambos lados de la frontera. Esta permeabilidad fronteriza es materializada por los flujos de personas. y diferentes. Estas diferencias las define como elementos de “fricción” o confrontación entre el norte posindustrial y el sur en proceso de industrialización. La segunda función es de unificar de manera ecológica y social ambos lados de la frontera. su discurso está imbuido del supuesto de que al final. capital y elementos ambientales entre los pares binacionales de ciudades vecinas. bienes. dividir dos culturas y dos estructuras urbanas. no ahora. Esta integración la define ese autor como “fusión” entre el par binacional de ciudades vecinas. ambos lados serán similares e integrados. La segunda función de la frontera –rol unificador– que se manifiesta en su porosidad. Estos elementos de unificación sustentan el fenómeno que califica como “metrópoli transfronteriza”. esta frontera tiene dos tipos de funciones. que ocurren principalmente por la proximidad transfronteriza. Paradójicamente. y se ha acentuado recientemente con la extensión mundial del sistema capitalista o globalización. según el autor es propia más bien de la segunda mitad de este siglo. Para el autor. tanto en su estructura espacial como en su proceso de cambio.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO diferencias ó de las similitudes entre ambos lados de la frontera. La primera. cada localidad fronteriza se parece más al resto de las ciudades de su país que a su vecina del otro lado del límite internacional. este rol divisor/diferenciador de la frontera ha sido relativamente estable en el tiempo.

Una variante de esa visión es la de Dear y Lecrec (2003. 134 . La visión de la metrópolis transfronteriza sustenta también intenciones en los planes de desarrollo y de usos del suelo de varias ciudades fronterizas de ambos países. La inclusión de diversos lugares en uno sólo la derivan de la percepción subjetiva de la geografía de ese espacio que sus habitantes tienen. Al intensificarse esos impulsos. Como estos impulsos se intensifican en el tiempo. Su posición es que la planeación de ambas ciudades debe ser conjunta porque ellas comparten tres problemas: crecimiento urbano extensivo. que los autores denominan “Bajalta California” y definen como “postborder megalópolis”. Desde el punto de vista de la geografía cultural. Para los autores está en proceso de consolidación la construcción de la percepción (soft border en su definición) de un nosotros transfronterizo. el espacio formado por las interacciones transfronterizas deviene en lugar: el contenedor de la sociedad transfronteriza. 1998). infraestructuras fragmentadas. Aunque a esta megalópolis la consideran como un lugar. una comunidad imaginaria. Los autores se adhieren al concepto de que San Diego y Tijuana son una ciudad-región transfronteriza. y desarrollo desigual. Otra variante de la visión transfronteriza la presentan Pezzoli y colaboradores (2001) desde el punto de vista de la planeación ambiental urbana. como en San Diego y Tijuana por ejemplo. hibridización. y con ello una metrópolis que atraviesa la frontera. aunque no lo desarrollan.CIUDADES Y FRONTERAS La visión de que la interacción genera integración. su tamaño (sur de California y norte de Baja California) en realidad incluye varios lugares distintos y distantes entre sí. sociedad red. es compartida por otros académicos. La influencia de la visión sobre el sector público. minimizando el obstáculo del borde internacional. estos autores consideran como impulsores de la integración a los procesos de globalización. y privatización (procesos clasificados como “hard border”) de ambos lados de la frontera. así también la integración.

Los aspectos considerados transfronterizos por SANDAG y que tienen una propuesta de intervención en su Plan del 2003 son: el acceso transfronterizo entre vivienda y lugar de trabajo. el cual sirve como grupo de trabajo del Comité Fronterizo de SANDAG. energía. p. Aunque el IMPLAN re135 .¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO La Asociación de Gobiernos de San Diego (condado) considera a San Diego y Tijuana como una región fronteriza binacional (SANDAG 2003). y hace recomendaciones para llevar a cabo proyectos de planeación transfronteriza. desarrollo económico. calidad del aire. considera en su “Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de Tijuana. y seguridad antiterrorista. 2002-2025” que Tijuana y San Diego como una sólo región debido a que comparten problemas que requieren soluciones comunes (IMPLAN 2002.100). transporte. agua. En Tijuana el Instituto de Planeación Municipal. desagüe. En 2002 fue fundado el Comité Binacional para Oportunidades Regionales (COBRO).

y la estructura metropolitana. Los únicos planes transfronterizos en marcha (agua y drenaje) son manejados por el gobierno federal de México y la agencia de agua de San Diego. Sobre la “sociedad transfronteriza”. ii) 136 . los cuales no fueron explícitos en la formulación de la visión de región transfronteriza (de Bustamante) revisado más arriba. que alimenta la retórica de los planes. forman una unidad metropolitana binacional. la estructura económica y la divergencia regional. Para que el concepto de continuidad transfronteriza de la estructura social se sostenga teóricamente son necesarios tres supuesto. El concepto de continuidad transfronteriza de la estructura social supone que los grupos sociales de ambos lados de la frontera presentan prácticas sociales similares. que las condiciones que permiten la reproducción del sistema social operan indistintamente sobre ambos lados de la frontera. Veamos con más detalles estos supuestos. que los individuos de ambos lados de la frontera tienen un conocimiento similar de los roles de los grupos sociales y los simbolismos resultantes. se enfrentan a la realidad de una falta de marco legal binacional adecuado y a las diferentes prioridades de planeación de ambas ciudades. como San Diego y Tijuana. Segundo. La visión antes discutida que postula que ciudades fronterizas vecinas. i) Los actores sociales de las colectividades en ambos lados de la frontera conocen procedimientos de acción similares. es criticable en varios aspectos. que los grupos sociales de ambos lados de la frontera presentan prácticas sociales similares.CIUDADES Y FRONTERAS conoce como aspectos transfronterizos relevantes los mismos que SANDAG. los planes específicos para enfrentar los problemas que consideran comunes son en realidad planes locales en cada ciudad. Primero. Las intenciones de hacer planeación transfronteriza local. Y tercero. Esta similaridad implica tres características de la relación de los agentes sociales con su estructura (Cohen 1991). En lo adelante discutiremos sobre ello desde los puntos de vista de la estructura social.

El límite internacional es en los hechos una poderoso limitante institucional para que practicas de agentes de ambas colectividades se desarrollen en el mismo espacio y entren en relación. iii) Los actores sociales de ambos lados de la frontera tienen acceso al mismo tipo de recursos. Este factor espacial por si mismo hace imposible para la población de Tijuana tener un conocimiento similar al de la población de San Diego sobre los procedimientos de acción social. por ello están acotadas en el tiempo y el espacio. Para la gente que puede salvar esta barrera institucional al cruzar la frontera. como lo indica la evidencia. los procedimientos de acción no son similares de ambos lados de la frontera. tenga una praxis de acción similar a la gente de Tijuana. La reproducción de las prácticas sociales suponen un conocimiento de los modos de hacer. el uso de dos lenguajes (español e inglés) es otro obstáculo para la constitución de un conocimiento compartido en tanto base y estímulo para la realización de prácticas sociales similares. Las prácticas sociales de ambos lados de la frontera son separadas y aparecen relacionadas sólo en algunos aspectos.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO Los actores sociales de ambos lados de la frontera interpretan y aplican del mismo modo los aspectos semánticos y normativos de esos procedimientos de acción. estas condiciones de estructuración social no se reúnen en la frontera. También es difícil afirmar que la mayor parte de la población de San Diego. En primer lugar. se acumulan “pretensiones de validez” las cuales son invariantes dentro de una cultura (Honneth 1991). Pero. En los actos comunicativos. Estas pretensiones implican afirmaciones . a través de los cuales las acciones individuales son coordinadas. que cruzó una o ninguna vez a Tijuana.las cuales son generalmente 137 . La interacción entre ambas colectividades es débil y el conocimiento mutuo de sus praxis sociales también (es frecuente encontrar en los manifiestos de los pocos proyectos binacionales fronterizos la queja del mutuo desconocimiento e incomprensión entre las colectividades de ambos lados de la frontera. La mitad de la población de Tijuana no tiene posibilidad legal de cruzar la frontera y seguramente no la cruza.).

esas interpretaciones son específicas al lado de la frontera que se considere y diferentes respecto de las interpretaciones desarrolladas en el otro lado debido a las limitantes espaciales a la reproducción de prácticas sociales que relacionan agentes de ambas colectividades. la eficiencia de esa interacción es usualmente mínima. aún entre los que pueden remontar legalmente la barrera del cruce internacional. y c) afirmaciones relacionadas a la rectitud de las acciones desde el punto de vista de las normas relevantes (Turner 1991). La existencia de más de un lenguaje en el espacio transfronterizo no sólo impide compartir el conocimiento de estas normas. acompañadas de interpretaciones particulares de la semántica y de las normas sociales envueltas en dichas prácticas. El resultado de ello es que hay poca comunicación entre los grupos de ambos lados de la frontera. Y como corolario. en el cual cada parte afirma su sinceridad. un gran esfuerzo debe ser hecho para llevar a cabo la interacción transfronteriza. Para que las prácticas se puedan re138 . b) afirmaciones relacionadas a la eficiencia y efectividad de los gestos como indicadores de los medios a través de los cuales se persigue un fin.CIUDADES Y FRONTERAS implícitas . Las “pretensiones de validez” existen como tales en la interacción sólo si una persona acude al conocimiento compartido de normas que establecen: 1) cual comportamiento es sincero. eficiencia y rectitud. a) la autenticidad y sinceridad de los gestos como manifestaciones de las experiencias subjetivas. generalmente implícito. materializada en actos de comunicación. sino que también limita la existencia de las pretensiones de validez en las interacciones.relativas a. Una estructura social es a la vez el instrumento y el resultado de la reproducción de las prácticas. en cada caso. Sin embargo. y cuando ocurre. De esta forma. en la interacción social. y 2) cual es la relación entre medios y fines que son culturalmente aceptables. el conocimiento compartido sobre las prácticas sociales es también mínimo. un proceso sutil toma lugar. Debido a la falta de estas pretensiones. La segunda característica de la relación de los agentes sociales con su estructura dice que las prácticas sociales son.

La relativa homogeneidad semántica en una colectividad no es producto sólo de compartir prácticas acotadas en el tiempo y el espacio. No existe producción administrativa (institucional) del sentido del orden social (Habermas 1989). De esta manera. La necesidad de negociar el significado entre los agentes surge del cálculo adelantado de las consecuencias e implicaciones de una particular interpretación de las prácticas. La negociación del significado entre las colectividades de ambos lados de la frontera no es frecuente sino esporádica y centrada en particulares aspectos de intercambio o externalidades. lo cual depende de un conocimiento y una interpretación compartida. Entre ambas colectividades. los individuos actúan con el supuesto de que la orquestación de gestos comunica a los otros una línea específica de comportamiento. La negociación que surge del imperativo de una interpretación compartida de las prácticas sociales produce un sentido compartido del orden social que se materializa en significados. Para cada individuo. estos roles son reproducidos. La construcción compartida de roles sólo es posible dentro de una sociedad particular. sin depender de un ente externo. compartidos y reconocidos por los otros. Para reducir tensión y pérdida de tiempo. del mantenimiento o la mejora de la posición relativa de cada agente en relación a los demás. de un sentido similar del orden social. es decir.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO producir es necesario que los agentes compartan la misma interpretación semántica de los modos de hacer y de los signos resultantes. La construcción de estos roles sólo es posible si la gente comparte un repertorio común de autopercepciones y definiciones. la construcción del sentido es intrínseca a las interpretaciones compartidas. Al interactuar. sino principalmente el resultado de una negociación del significado entre los agentes. en Tijuana y San Diego. La negociación del significado ocurre alrededor de la disputa por los recursos del lugar. es decir. los individuos generan concepciones compartidas sobre los diversos tipos de roles. los intercambios transfronterizos pueden tener interpretaciones diferentes para los 139 .

En ese intercambio. y son cada vez más producidos por la propia sociedad.CIUDADES Y FRONTERAS residentes de cada localidad. Al acceder a los recursos del otro lado de la frontera el agente no modifica su posición relativa en esa otra colectividad por que no tiene una posición relativa definida por su praxis. La posibilidad de acceder a los recursos producidos por la colectividad del otro lado de la frontera es diferente para cada agente social. Cuando el agente de un lado de la frontera aparece en alguna posición relativa en el otro lado. La tercera características de la relación de los agentes sociales con su estructura dice que los recursos de un lugar son los medios o bases de poder a los que puede acceder un agente y que manipula para influir en el curso de la interacción con otros (Cohen. una junto a la otra. están delimitados en el tiempo y el espacio. Los recursos a los que un agente puede acceder son el resultado de sus prácticas anteriores. y sus roles en cada sociedad. 1991). sino la ganancia económica. y por ello. los recursos son cada vez menos de origen natural. La mayor o menor posibilidad de acceder a recursos establece la posición relativa de cada agente en relación a los demás dentro de una estructura social. La práctica del agente de conseguir el recurso externo opera en el aspecto económico de la circulación en un momento en el tiempo. La posibilidad de algunos agentes de acceder a recursos producidos en otros espacios se materializa como una práctica propia de su estructura social y no de la estructura del espacio de donde se produjo ese recurso. Esta interpretación dual es posible porque en ese intercambio no se pone en disputa la legitimidad de la posición relativa local de los agentes. lo que el agente obtiene es un mantenimiento o cambio de su posición relativa en la estructura local y no en aquella de donde obtiene el recurso. La posibilidad de no negociar significados a través de la frontera durante las interacciones transfronterizas hace posible el mantenimiento de estructuras sociales diferentes en ambos lados de la frontera. su posición es determinada por los mecanismos de estructuración social de ese lado y no del suyo. En las sociedades modernas. donde su posibilidad de acceder a recursos es 140 .

en el territorio contenido por las fronteras del país. la posición relativa de un agente sería la misma de ambos lados. recientemente. Aunque el Estado de Estados Unidos ha garantizado varias veces la reproducción de un sistema social fuera de sus fronteras (los casos más recientes son Irak y Haití) no lo ha hecho así. La legitimidad de sus acciones se basa en que esas acciones operan sobre su propio territorio nacional. Las regiones contiguas y separadas por la frontera tienen estructuras sociales con diferentes condiciones 141 . aunque ello conlleve perjuicios para los intereses de la comunidad del otro país. El concepto de continuidad transfronteriza de la misma estructura social supone. y se ejerce a través de instituciones políticas cuyas prácticas objetivas se materializan como procesos de integración y de represión. El Estado es el depositario legítimo del ejercicio de la integración y la represión. El Estado nacional sólo puede garantizar la reproducción de un sistema social fuera de sus fronteras nacionales en condiciones de dominación imperial. pero eso no ocurre en esta frontera. también. La frontera es el límite del ejercicio territorializado del poder de un Estado-nación.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO diferente. En esta frontera se han dado numerosas acciones unilaterales de uno de los dos Estados nacionales que han generado la protesta de la comunidad y/o del Estado del otro país. de su cohesión interna y del sentido de sus intereses. Sólo si hubiera una misma estructura social de ambos lados de la frontera. La reproducción de un sistema social. y no puede haber una reproducción binacional de dicha estructura. el límite del ejercicio de sus prácticas de reproducción social. en el caso de México. incluye aspectos políticos de dominación. que las condiciones que permiten la reproducción del sistema operan indistintamente sobre ambos lados de la frontera. El control social sistémico es necesario para garantizar las condiciones de reproducción social. La reproducción de una estructura social se materializa como una reproducción nacional. El Estado mexicano tampoco ha garantizado la reproducción del sistema social de Estados Unidos.

CIUDADES Y FRONTERAS 142 .

Puesto en términos del crecimiento. y en la propia ciudad. Las actividades más importantes (más grandes y que más crecen) afectan toda la ciudad. la industria de la aviación creció rápidamente debido principalmente al clima propicio de la región. estas últimas no están relacionadas de manera sistémica con las actividades principales. la economía de la ciudad floreció durante la segunda guerra mundial. y la guerra de Corea le dio otro 143 . En esa época tuvo un gran impulso a su crecimiento con las inversiones del gobierno federal en irrigación en el sur de California. cambio originado de manera interna o externa. ello significa que los impulsos que hacen crecer a una ciudad también son los impulsos que hacen crecer a la otra y que los ritmos de crecimiento de ambas ciudades son similares. En los años 20. inversiones militares relacionadas con la primera guerra mundial que convirtió a San Diego en base naval principal (Hansen 1981). no hay evidencias de que haya crecido debido a la influencia de factores fronterizos. Una unidad urbana sistémica distribuye de manera diferenciada entre sus actividades los efectos del cambio en alguna actividad. Para que las ciudades de Tijuana y San Diego puedan estar conformando una metrópolis deben estar integradas de manera sistémica. es decir. que los cambios que ocurren en las actividades principales de una ciudad afectan a la otra. San Diego ha crecido como consecuencia de impulsos regionales y nacionales. La hipótesis de la metrópolis transfronteriza tiene el supuesto implícito de que Tijuana y San Diego conforman una unidad sistémica. estructura económica y divergencia regional transfronteriza. Teniendo esas dos actividades de operaciones de defensa. Crecimiento urbano. Sin embargo las evidencias contradicen ese supuesto. San Diego era una pequeña ciudad a principios del siglo XX.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO políticas de reproducción y por ello tienen diferentes procesos de reproducción. Si los cambios de las actividades más importantes de la ciudad no afectan a un conjunto de actividades (o una porción del territorio) de manera continua.

De manera similar. culminando con la casi desaparición de las industrias de aviones. juntos también sufrieron una crisis económica. Por ejemplo. Esta reestructuración ha permitido reorientar el crecimiento del empleo . que culminó en la crisis económica de los primeros años de la década de los 90. cortes que serán mayores en las décadas siguientes. esas tres entidades territoriales sufrieron una disminución del ingreso real al final de esa década. sin embargo. el Estado y el país experimentaron de manera conjunta un gran crecimiento del ingreso real y una gran disminución del desempleo en la segunda parte de la década de los 70. aunque no se sabe cuantas de ellas lo hicieron en Tijuana (Gerber 1993). junto con algunos grupos de promoción económica. Como un intento de recobrarse de la crisis. En este periodo que culminó en crisis. con la continua disminución del gasto militar. En la década de los años 60. San Diego. y Servicios de Software y Computa144 . A partir de los años 70. los clusters de actividades de San Diego que añadieron más empleo fueron Biotecnología y Farmacéuticos. se ha hecho más clara la relación del crecimiento económico local con el del estado de California y con el nacional (Gerber 1993). 1990) en actividades que tienen mayores salarios.que había estado liderado por actividades de servicios de bajos salarios – hacia un tipo de altos salarios. se inician los cortes al gasto militar en la ciudad. el cual ha sido definido como proceso de crecimiento endógeno (Mercado 2004). Comunicaciones. SANDAG. empezaron la aplicación de una estrategia de desarrollo de clusters (en el sentido de Porter. y universidades locales. entre 1990 y 1998.CIUDADES Y FRONTERAS gran impulso a su crecimiento. después de recobrarse económicamente al principio de los años 80. el 60% de las firmas de San Diego que cerraron o se expandieron fuera del condado abrieron sus plantas en México. Por ejemplo. la agencia de planeación local. Como resultado de esta estrategia se ha producido una reestructuración de la economía de San Diego reorientándola hacia una de alta tecnología. misiles y satélites al principio de los años 90. al final de esa década.

concomitante a la consolidación del estado-nación tanto en México como en Estados Unidos. Esta reorientación económica. el crecimiento económico de San Diego no ha tenido una influencia notoria de su localización fronteriza. La línea de frontera separa dos formaciones económico-sociales nacionales y cada una tiene su propia dinámica y estructura. también ha permitido un incremento del salario real del condado durante los años 90 (SANDAG 2002). a diferencia de San Diego. Las diferencias estructurales se manifiestan también en los espacios fronterizos. el crecimiento urbano está determinado por la adyacencia geográfica de las diferencias estructurales entre ambos países. la interacción transfronteriza. y más bien ha seguido los ritmos de su economía regional y nacional. como apuntaron Hansen (1981) y Gerber (1993). diferencias 145 . el crecimiento económico de San Diego ha sido casi siempre mayor que el de su Estado y del país. a diferencia de la mayoría de las ciudades fronterizas. en general. ellos consiguieron 21% del nuevo empleo total del Condado y crecieron respectivamente 104%. 57% y 101% en ese periodo (SANDAG 2001). ni sustentada en. esta reorientación no ha sido inducida por. Las diferencias estructurales se pueden sintetizar en la diferente capacidad de acumulación de capital entre ambos países. a una línea de frontera que separa drásticamente sociedades. Además. En síntesis. Para la frontera mexicana. como muchas otras ciudades no fronterizas de ese país.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO ción. A lo largo del siglo XX. sus impulsos al crecimiento son diferentes a los de su vecina urbe (Alegría 1992). Tijuana. Además. mercados. donde se sobreponían las dos sociedades. es decir. ha tenido un crecimiento económico permanentemente determinado por su localización fronteriza. aunque ambas están relacionadas. al haber incrementado los empleos en las industrias con altos salarios. la frontera pasó de ser una zona de transición entre ambas naciones. regulaciones y soberanías.

Como consecuencia del incremento de las diferencias estructurales. al recibir impulsos nacionales. Desde hace varias décadas México tiene a Estados Unidos de principal socio comercial. por su parte. especialmente en la manufactura que llegó a tener el 35% de la PEA en el año 2000. como podemos ver en la Tabla 1. y con ello aumenta su influencia sobre el crecimiento urbano de la frontera mexicana. no fronterizos. la productividad. PIBP.CIUDADES Y FRONTERAS que se expresan en diferencias en el producto bruto per cápita. son los impulsos principales al crecimiento económico de Tijuana y de todas las ciudades de la frontera mexicana. Esos cruces. y en el año 2000 aumentó a 3. En 1950 el PIBP de USA fue 3. aunque también es creciente. San Diego. para su cre146 . no ha detenido la divergencia de las economías. El cruce a través de la frontera de capital. los precios relativos y los salarios. Las diferencias estructurales se han ido acentuando con el tiempo. los precios de un bien o servicio.5 veces mayor que el de México.8 veces. en las tres últimas décadas Tijuana se ha estado especializando en las actividades transfronterizas. personas y bienes es impulsado por esas diferencias.S. especialmente después de la firma del NAFTA. El incremento del comercio exterior entre México y Estados Unidos a lo largo de las últimas décadas. Census Bureau). USA envió a México en 1985 sólo el 5% de sus exportaciones. la divergencia de sus economías es notable en el tiempo. Para Estados Unidos la relación con México tiene menos importancia. Las diferencias entre ambos países constituyen un potencial de interacción y la adyacencia facilita esa interacción. o interacciones. creciendo a 89% en el 2004 (BIE-INEGI). y en 2004 el 10% (U. En 1990 el 69% de las exportaciones mexicanas fueron a Estados Unidos. A pesar de la creciente interacción entre ambos países. Esta divergencia se hace evidente al representar las economías de ambos países en términos del producto bruto interno per cápita. relación que se ahondó en los últimos años.

incrementó la productividad (ventas por trabajador) conjunta del comercio minorista y mayorista en 67% entre 1992 y 1997 (estimaciones con datos de censos económicos y dólares constantes al 2004). Esta reestructuración. y su productividad se incrementó sólo 6% entre 1993 y 1998 (estimaciones con datos de censos económicos y dólares constantes al 2004). en la Tabla 1. lo forman los servicios de información. 147 . la actividad comercial prácticamente no experimentó esa reestructuración. que ocurrió sobre todo en el comercio minorista. Sus trabajadores dedicados al comercio en 2000 fueron sólo uno por ciento menos que en 1990. en cambio. bienes raíces. se ha estado especializando en servicios profesionales de alta tecnología. Este incremento de la productividad significó que la cantidad promedio de personas atendidas por cada trabajador se incrementó de 12 a 16 entre esos años censales (esta cifras son producto de dividir la población del condado entre el número de trabajadores del sector comercio. En 10 años esa actividad (comercio minorista y mayorista) tuvo una gran pérdida neta de empleo (34%). En Tijuana. La reestructuración económica de San Diego. desarrollada en la década de los 90. que en el año 2000 alcanzaron el 30% de la PEA local. personales. educación y médicos. que en conjunto tienen una tendencia decreciente en la proporción del empleo local. Los 20 puntos porcentuales restante de “Otros servicios” de esta ciudad. y hoteles y restaurantes. arribando al año 2000 con el 13% del empleo del condado. entretenimiento. también ocurrió en las actividades comerciales. la cantidad promedio de personas atendidas por cada trabajador se mantuvo en 20 entre esos años censales. además.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO cimiento económico. en cada año del censo económico).

minas 10 2 1 3 2 1 Manufactura 24 30 35 16 13 10 Construcción 7 9 8 6 7 6 Comercio 19 19 18 22 20 13 Transporte. Coubes 2003). silvicultura. Las diferencias estructurales generan dos grandes tipos de impulsos al crecimiento urbano fronterizo mexicano. es decir más manufactura y más crecimiento económico en el lado mexicano y más servicios y menos crecimiento económico en la mayoría de las ciudades fronterizas estadounidenses (Peach y Adkisson 2000. Las actividades transfronterizas y transnacionales son impulsos económicos y demográficos al crecimiento urbano fronterizo. Gruben 2001. almacenamiento. El efecto del TLCAN parece será mínimo y sólo ahondará las tendencias precedentes.CIUDADES Y FRONTERAS Tabla 1 Estructura económica (% de empleo) 1970-2000 en Tijuana (municipio) y San Diego (condado) Sector Tijuana San Diego 1970 1990 2000 1970 1990 2000 Agricultura. uno de naturaleza transnacional y otra transfronteriza. Económicos al inyectar inver148 . electricidad 4 6 5 5 5 4 Finanzas y seguros (*) 2 1 5 5 4 Administración pública y Fuerzas Armadas 4 3 3 23 14 12 Otros servicios 33 30 30 21 35 50 Total 100 100 100 100 100 100 (*) Finanzas y seguros incluidos en Otros servicios en 1970 Fuente: Censos de población. agua.

¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO

sión y dinero a las ciudades, y demográficos al generar empleos
que retienen a los residentes.
Los impulsos de naturaleza transnacional incluyen actividades
cuyos orígenes y destinos no son fronterizos. Las dos actividades
más importantes de este tipo son la migración y el comercio internacionales. Las ciudades fronterizas son el puente internacional
para estas actividades, recibiendo de ellas efectos multiplicadores
en empleo y consumo. Este tipo de actividades fue muy importante para las ciudades fronterizas en las primeras décadas del siglo
XX, decayendo su importancia relativa en las últimas décadas de
ese siglo.
El segundo tipo de impulsos al crecimiento del lado mexicano
es de naturaleza transfronteriza e incluye actividades cuyos orígenes o destinos son fronterizos. Este tipo de actividades fue importante desde el inicio de la urbanización fronteriza, pero han sido
cada vez más importantes a medida que la frontera se hacía menos
permeable a la interacción y que las economías de ambos países se
hacían más diferentes. Las actividades transfronterizas más importantes para el crecimiento urbano son tres.
i) La inversión manufacturera, que es atraída debido a los menores costos del lado mexicano. Esta inversión, conocida como
maquiladora, proviene de USA y algunos países asiáticos, ensambla productos con insumos provenientes de varios países, y vende
esos productos principalmente en USA. La frontera mexicana les
provee una localización con bajos costos y cercana al mercado de
ventas. Los costos son menores en casi todos los insumos, desde el
suelo hasta los salarios. Esa diferencia de costos entre ambos lados
de la frontera, por ejemplo en salarios, ha crecido en el tiempo. En
1987 el salario hora hombre promedio en la manufactura era 9 dólares mayor en USA que en México; esa diferencia aumentó a 11.8
dólares en 1998 (BIE-INEGI para datos de México, y Bureau of
Labor Statistics para USA). Mientras las diferencias salariales impulsan la tendencia de largo plazo de la maquila, el ciclo económi149

CIUDADES Y FRONTERAS

co de USA (lugar de ventas) impulsa sus variaciones de corto plazo
(Gruben 2001). Este tipo de inversión provee empleos que atraen
personas de todo México y permiten su arraigo en las ciudades
fronterizas, empleos que han crecido casi constantemente desde la
década de los 60 cuando empezó esta inversión. En el año 2004
hubo 156,100 empleos directos en las maquiladoras de Tijuana
(BIE-INEGI). Además, esta inversión genera efectos multiplicadores en el empleo del resto de sectores económicos de la ciudad.
Por ejemplo, se ha estimado que en Tijuana por cada empleo maquilador se genera uno más en otros sectores (Alegría 1995).
ii) El empleo transfronterizo, que es estimulado por las diferencias de salarios. En 1988 el salario hora hombre promedio en la
manufactura en San Diego era 9.3 dólares mayor que en Tijuana;
esa diferencia aumentó a 10.4 dólares en 1998 (ENEU-INEGI
para datos de México, y CPS - Bureau of Labor Statistics - para
USA). Los impulsos que experimentan los tijuanenses para buscar
empleo cruzando la frontera surgen cuando una persona verifica
que los salarios locales mexicanos han perdido su poder de compra en ambos lados de la frontera. Un cambio macroeconómico
negativo crea una situación (aún tan rápido como el día siguiente
al cambio negativo) bajo la cual en la frontera el mismo monto de
salario mexicano tiene menor poder de compra localmente (producto de la inflación) y en la ciudad vecina en Estados Unidos
(producto de la devaluación del peso): por el mismo tiempo de
trabajo se recibe menor salario real.
Por cada 1% de incremento de la diferencia de salarios entre
Tijuana y San Diego, los transmigrantes se incrementan en 3 %,
en no más de 3 meses desde el cambio salarial (Alegría 2002).
En 1998 la proporción de la población trabajadora de Tijuana
que laboraba en San Diego fue 8% (ENEU-INEGI) los cuales,
sin embargo, acumulaban alrededor del 20% de la masa salarial
de los residentes de Tijuana (Alegría 2000b). La transmigración
significa empleo directo para los residentes de Tijuana y crea un
150

¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO

efecto multiplicador en el sector terciario de la economía de la
ciudad.
iii) Las ventas de bienes y servicios de consumo final, cuyo
alcance espacial de mercado a través de la frontera es mayor para
el lado mexicano. Esto último se debe a los menores precios mexicanos en la mayoría de los servicios, y algunos bienes, y a que los
residentes de Tijuana tienen menor capacidad de consumo y sólo
el 55% de la población tiene un modo legal de entrar a USA (Alegría 2000a). Los visitantes a Tijuana, cuya gran mayoría viene de
USA y no necesitan visa de entrada a México, son de tres tipos.
Los turistas ordinarios que están generalmente menos de 24 horas en la ciudad; los que visitan a familiares y amigos, y realizan
consumos en la localidad; y los que vienen a consumir bienes y
servicios específicos debido al menor precio, escasez, o al modo en
que se consume. Tijuana es la ciudad más visitada de la frontera;
en 2003 recibió 25.8 millones de visitas, entre las cuales el 84%
duraron menos de 24 horas (Bringas 2004). Como consecuencia
de estas visitas Tijuana tiene en algunos sectores una oferta algo
mayor que otras ciudades mexicanas norteñas y grandes. Por ejemplo, trabajando en el sector de bares y restaurantes en Tijuana hay
25 personas por cada mil residentes, mientras que en Monterrey
hay 16, y Tijuana tiene 4 doctores (médicos y dentistas) cada mil
residentes mientras que Monterrey tiene 3 (estimaciones basadas
en datos metropolitanos del Censo de Población 2000).
Las diferencias estructurales entre ambos países también han
impulsado el crecimiento demográfico de Tijuana, pero no el de
San Diego. Los ritmos de crecimiento en las últimas décadas han
sido diferentes entre Tijuana y San Diego. En sentido contrario
de lo propuesto por Herzog (1990a), ambas ciudades estaban más
integradas al inicio del crecimiento de Tijuana (que en 1900 tenía
242 habitantes) que ahora. Con excepción de la década de los 70,
la tasa de crecimiento de Tijuana ha estado constantemente por
arriba de la tasa de San Diego. Desde la década de los 30 hasta la
151

CIUDADES Y FRONTERAS

década de los 60 los cambios de las tasas de ambas ciudades fueron
paralelos, pero en los últimos 40 años el sentido del crecimiento
(incremento de la tasa) ha sido opuesto entre ambas ciudades: i.e.
la tasa de crecimiento en los años 70 disminuyó respecto a los 60
en Tijuana y la de San Diego aumentó, en los años 80 esa tasa aumentó respecto a los 70 en Tijuana pero disminuyó en San Diego,
tendencias contrarias que se mantuvieron en la década de los 90.
Aunque no son claras las razones que puedan explicar esas
variaciones opuestas de las tasas de crecimiento, los cambios en
las tasas se deben a razones diferentes en cada ciudad, aunque la
fuente principal del crecimiento en ambas ciudades es la inmigración. El crecimiento demográfico de Tijuana está asociado a las
condiciones económicas nacionales y binacionales. En cambio San
Diego recibe impulsos regionales y nacionales: su cambio demográfico esta asociado al ciclo económico de su estado California y
al de Estados Unidos.
La hipótesis más convincente para Tijuana es que la ciudad
crece -recibe migrantes internos- cuando a la economía nacional le
va mal (i.e. desempleo, bajos salarios) y cuando se hace más diferente de la estadounidense (diferencias entre los dos países en sus
PIB per cápita) (Alegría 1992).
Con respecto al factor nacional, la hipótesis se puede proponer de la siguiente manera: los cambios demográficos en Tijuana
dependen inversamente del nivel del salario y empleo en México
y dependen directamente del nivel de empleo en la ciudad. Esta
hipótesis, además de estar conforme con las teorías de la migración, tiene algunas evidencias al respecto. México tuvo un proceso
de crecimiento económico rápido por varias décadas que culminó
en los años 70 con el salario real promedio más alto de su historia
(Pérez y Schwartz 1999, Gráfica 6; INEGI 1999, Cuadro 5.12).
Durante ese periodo de crecimiento económico nacional, Tijuana
experimentó una caída constante de su tasa de crecimiento poblacional, y en la década de los 70 esa tasa disminuyó al nivel más
152

¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO

bajo del siglo. En la década de los 80, la tasa de crecimiento de
población de Tijuana volvió a subir, y se debió a que el país sufrió
el nivel de salario real más bajo de los últimos 60 años (y entre
décadas recientes, el nivel más alto de desempleo), y además, esa
ciudad empezó a tener uno de los niveles más bajos de desempleo
urbano del país, nivel que ha mantenido hasta hoy (BIE-INEGI).
El factor binacional se sintetiza en el incremento casi permanente de las diferencias estructurales entre México y Estados
Unidos, y en las políticas de cada país sobre los flujos binacionales. El factor binacional se puede descomponer en dos hipótesis.
Primero, debido a diversos factores la política inmigratoria de Estados Unidos se ha hecho cada vez más restrictiva en las últimas
décadas, haciendo que una parte de la emigración internacional
mexicana cambiara a destinos alternativos dentro del territorio
nacional especialmente en la frontera norte del país. Segundo, el
incremento, casi permanente, de las diferencias de las economías
de ambos países ha generado en la frontera mexicana más ventajas
locacionales salariales para la inversión industrial estadounidense,
incrementando así el potencial de atracción migratoria de la frontera. Bajo la segunda hipótesis, los migrantes mexicanos pueden
ser retenidos en Tijuana, y bajo la primera hipótesis los migrantes
son conducidos hacia esta ciudad. Como consecuencia de estos
dos factores, los residentes del municipio de Tijuana que nacieron
fuera de Baja California (estado en que se localiza) fueron 58% del
total en el año 1990 y 56% en el 2000.
San Diego también es una ciudad de migrantes. Del total de
residentes del condado de San Diego, nacieron fuera de California
(estado en que se localiza) 61% en el año 1990 y 56% en el 2000.
La ciudad San Diego ha sido siempre la más grande de la frontera
norteamericana. En 1900 tenía sólo 17,700 habitantes, y en el año
2000 alcanzó a tener 2’674,436 habitantes. Hasta la década de los
60 su crecimiento demográfico es explicado principalmente por
la atracción de la inversión relacionada con la industria y las bases
153

80s. Entre 1998 y 2002 San Diego creció a una tasa promedio de 5. 2. ¿Por que no hay una Metrópolis transfronteriza?. En cambio la población de Tijuana crece cuando le va mal a la economía mexicana y debido a los positivos impulsos transfronterizos que desata esa mala situación económica del país.CIUDADES Y FRONTERAS militares. Este decaimiento demográfico es concomitante con la disminución de la diferencia de su crecimiento económico respecto del nacional.9. se propone como hipótesis que su crecimiento depende principalmente de dos factores. la reestructuración económica de San Diego que empezó a mediados de los años 90 le ha permitido recuperar su mayor crecimiento respecto al nacional y con ello seguramente recuperará su crecimiento demográfico al final de la primera década del siglo XXI. y 90s fue mayor que el nacional en 3. Este mayor nivel de su crecimiento ha sido un factor para atraer migrantes desde hace algunas décadas. el factor binacional tiene pocos efectos sobre su economía y población. el ciclo económico de USA y de la atracción de industrias de nueva tecnología. La tasa de crecimiento económico promedio de San Diego en la década de los 70s. Sin embargo esta atracción ha estado decayendo en el tiempo. pero casi siempre con un nivel mayor que las otras agregaciones geográficas. tasa mayor en 2. En la visión de la “metrópolis transfronteriza” implícitamente se hace equivalente a la interacción transfronteriza con integración y al espacio 154 .3 puntos respecto de la tasa nacional del mismo periodo. En síntesis. el crecimiento demográfico de San Diego se ha debido a factores nacionales y a como ha atraído industrias de alta tecnología. cuando la inversión militar empieza a decaer.2. y 1. Como vimos en la Gráfica 1.1%. A partir de los 70.2 puntos respectivamente (estimaciones del autor basadas en los datos de la Gráfica 1). de manera que su tasa de crecimiento inter-censal de población durante los años 90 se ubicó en su nivel más bajo de los últimos 70 años. San Diego ha tenido un crecimiento económico similar al de su Estado y al de la nación. Sin embargo.

En consecuencia. Primero. los mercados no conforman un “lugar” transfronterizo. cada lado tiene su propio mercado para ese bien. Si la interacción integrara en una sola región a los lugares de origen y destino de un bien. ambos lados de la frontera no están integrados en una sola región urbana binacional. Desde la independencia de 155 . i) No hay una ecología urbana transfronteriza. porque una parte de su oferta o su demanda proviene del otro lado de la frontera. En particular se argumentará. pero no convierte a esos mercados en transfronterizos. Esa visión no toma en cuenta que las ciudades de América Latina han sido por definición espacios de amalgama de rasgos locales y extranjeros desde el siglo XVI. se debiera incluir en la misma región a Chiapas (México) y Las Vegas (USA) que comparten el mismo espacio económico del café. bajo esa visión los agentes del sur son pasivos adoptadores de los patrones culturales embebidos en los flujos de comercio e inversión venidos del norte. sobre ambos lados de la frontera no opera el mismo mercado para un bien. En la visión de la “metrópolis transfronteriza” hay una tendencia a la homogenización (e integración) de ambos lados de la frontera en la organización de los usos del suelo y su urbanismo. es decir.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO económico con región. Esta visión tiene al menos tres supuestos implícitos criticables. Sin embargo. Los argumentos presentados son de tres tipos: ecología urbana transfronteriza. lo cual sería erróneo conceptualmente porque se podría demostrar que ambas ciudades tienen determinantes diferentes para su estructura y crecimiento. mercados transfronterizos. Esta afirmación se entiende mejor viendo un ejemplo extremo. porqué cada ciudad de la frontera norte mexicana (como Tijuana) no forma un solo sistema metropolitano con su vecina de Estados Unidos (San Diego). Esa interacción vincula mercados locales de ambas ciudades. y planeación local. a continuación. El espacio económico de ciertos bienes y servicios de Tijuana y San Diego es transfronterizo.

re-significando localmente los instrumentos y estilos adoptados. Estos tres tipos de características son intrínsecos al lugar donde ocurre la transacción y son diferentes entre países. etc. El tercer supuesto implícito en esta visión es que los recursos para producir el espacio urbano homogenizado son similares de ambos lados de la frontera. Segundo. etc. Cuando un agente del norte (supongamos que tiene un comportamiento como uno del sur) participa en un 156 . No es la globalización que trajo recientemente estas influencias a la ciudad. Las personas en estas ciudades cuando adoptan rasgos extranjeros usualmente lo hacen con una actitud pragmática.). Un mercado no se define por la acción de algunos compradores sino por el conjunto de reglas que lo gobiernan (leyes. y diferente al de San Diego.CIUDADES Y FRONTERAS España en el siglo XIX. algunas ya maduras en ese tiempo. Español. por lo que no puede haber mercados transfronterizos. esas ciudades. y por el comportamiento de los agentes (elasticidades de oferta y demanda). que posibilita que el paisaje urbano sea un pastiche de pobreza y riqueza urbanística. Griffin y Ford (1976) notaban como Tijuana era un mosaico arquitectural y urbanístico hace ya tres décadas. los niveles de funcionamiento (costos unitarios. por ejemplo. zonificación. etc. A pesar de ello las ciudades latinoamericanas han conformado sistemas culturales mestizos propios. Paradójicamente los autores de esa visión reconocen la carencia de recursos de muchos sectores de Tijuana. coexistiendo estilos Tudor. Cottage. han estado expuestas a la influencia de Europa primero y de USA después. Sin embargo esta visión es errónea. Cuando un residente de San Diego compra una casa en Tijuana. Al respecto se puede hacer una primera observación sobre la consideración que en esa visión se tiene sobre lo que es un mercado. se considera que por el sólo hecho de que el comprador reside al norte de la frontera el mercado de vivienda de Tijuana es binacional. nivel de salarios. Azteca Moderno. En la visión de la “metrópolis transfronteriza” los mercados urbanos atraviesan la frontera y por ello los consideran integrados.). ii) No hay mercados transfronterizos integrados.

Debido a la cercanía entre ofertantes o entre demandantes. 157 . uno vecino del otro. Cada mercado de un bien participa de un particular sistema de precios relativos en el que al intercambiar una cantidad de un bien x (expresado en pesos o dólares según el lado de la frontera que se analice) se recibe a cambio similar cantidad del bien y en cualquier lugar de la metrópolis.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO mercado del sur sólo lo puede hacer bajo las reglas y niveles del sur de la frontera (donde ocurre la transacción) y ahí estas dos características son diferentes a las del norte. y tecnología sobre producción y comercialización de muchos bienes y servicios. es posible que agentes económicos localizados en extremos opuestos de ese espacio puedan competir por el mismo tipo de bien concurriendo como ofertantes o demandantes. un bien (o servicio) tiene un sólo mercado en toda su extensión. De manera que todos los consumidores de la metrópolis. En el caso de que haya dos mercados para un bien. es decir en un territorio integrado sistemicamente. Su precio depende de sus costos de producción y la capacidad monopolizadora de la oferta en la localidad (Krugman 1997). Si el espacio metropolitano es abarcable en un rango tolerable de tiempo. y los que eventualmente vengan de otros lados. Tanto la oferta como la demanda. participan de la demanda del mismo tipo de bien. y con un costo de transporte menor al de ir a la ciudad vecina. Cuando un tipo de bien es comercializado en dos diferentes sistemas de precios relativos (se recibe diferentes cantidades de y a cambio del mismo monto de x). provenientes en su mayoría del territorio metropolitano. precios. determinan la cantidad de un bien en un mercado. hay pocos obstáculos para la difusión dentro de la metrópolis de la información sobre calidad. En cualquier metrópolis. este tipo de bien tiene un mercado particular dentro de cada sistema de precios: habrá tantos mercados para un bien como sistemas de precios relativos en que participe. entonces estaremos en presencia de dos regiones urbanas.

Los mercados de cada lado de la frontera de un mismo bien o servicio actúan de manera separada. tiene un solo precio. Por ejemplo el precio de la fuerza de trabajo.S. México. un bien participa de un sólo mercado cuando. Por ejemplo en el mercado laboral. aún en aquellos mercados donde hay la mayor interacción relativa. y ninguna característica sociodemográfica de los tijuanenses influye en la oferta de transmigrantes. primero. y por ello el bien (o servicio) tiene dos precios. y la influencia de oferta y demanda de un lado de la frontera es mínima sobre el nivel de actividad del otro lado de la frontera. capacidad de acumulación de capital.CIUDADES Y FRONTERAS En términos generales.A. y segundo. un mismo tipo de bien o servicio participa de dos sistemas de precios relativos. ambas cercanas a la frontera). Otro ejemplo ilustrativo es el precio de los servicios profesionales privados. uno en Tijuana y otro en San Diego. como la consulta en el dentista (curación de un diente) que cuesta en San Diego 140 dólares y 40 en Tijuana (consulta telefónica a clínicas dentales. INEGI. y del Bureau of Labor Statistics Web Page. distribución del ingreso y regulaciones. a cada lado de la frontera usualmente hay precios diferentes para un bien o servicio. Primero. Además. la influencia de oferta y demanda transfronterizas sobre el nivel de actividad transfronteriza es mínima. oferta y demanda modifican el nivel de actividad. las diferen158 . Segundo. la demanda de trabajo sandieguina prácticamente no modifica el nivel de la transmigración tijuanense. y su nivel de mutua dependencia es mínimo.9 en Tijuana (estimaciones del autor hechas con datos de Estadísticas de la Industria Maquiladora de Exportación.2 dólares y 1. El número de transmigrantes depende de las diferencias salariales entre ambas ciudades (y de ambos países) y levemente del nivel del desempleo en San Diego (Alegría 2003). debido a diferencias entre México y Estados Unidos en tecnología. en que se llama transmigrante a la persona que reside en Tijuana y labora en San Diego. en 1998 en el sector de manufacturas era en San Diego 12.). Sin embargo. capacidad monopolizadora. el salario por hora. U.

También es diferente el modo de ejercer la planeación y el control urbano. principalmente el nivel alto de elementos contaminantes en aire y aguas negras. Además. La planeación en el lado mexicano está concentrada en resolver la urbanización incompleta y está más orientada al lugar. En el lado mexicano. también es diferente entre ambos lados de la frontera. Ejemplo 159 . son los únicos compartidos de manera binacional entre ciudades vecinas de esta frontera (Alegría 2000).¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO cias salariales entre ambas ciudades no dependen de condiciones locales sino nacionales. Debido a las asimetrías presentes entre México y Estados Unidos. con la única excepción de aquellos ambientales que involucran cuencas de aire y de agua. los problemas urbanos son diferentes entre sus ciudades aún entre las fronterizas. en cambio todas las ciudades fronterizas mexicanas tienen déficit en casi cualquier servicio público y en casi todos los tipos de infraestructura. iii) Diferentes problemas y práctica de planeación. La planeación urbana en el lado estadounidense está concentrada en resolver conflictos de usos del suelo y está más orientada a las personas. los gobiernos locales tienen pocos recursos y es usual que la zonificación de usos del suelo no se respete y no haya medios para impedirlo. en varias administraciones se ha preferido no darles recursos a la planeación y al control urbano para concentrarlos en obras públicas que muchas veces no están ni mencionadas en un plan maestro. Estos problemas. El modo de enfrentar los problemas y las necesidades urbanas a través de la planeación. los planes se ejercen y se hacen cumplir incluso acudiendo a las cortes. Los problemas urbanos a resolver son disímiles y separados. Las localidades de la frontera estadounidense experimentan en su gran mayoría una urbanización completa. En tanto los gobiernos locales tienen muchos más recursos en el lado norte del frontera que en el sur. Al no existir mercados transfronterizos integrados no hay una región urbana transfronteriza.

priorizándose las relaciones político-clientelares en el gasto público. aún cuando son realistas. Tampoco existe la legislación que lo permitiría. No hay ninguna institución binacional de apoyo a los gobiernos locales.CIUDADES Y FRONTERAS de esto último es la inversión en la llamada Ruta Troncal (ruta de autobuses con carril vial exclusivo de aproximadamente 20 km de largo) que empezó en el 2003 y cuyo plan no existe en el “Programa de Desarrollo urbano del Centro de Población de Tijuana 2002-2025”. Dos son los inconvenientes al respecto. como el aeropuerto internacional de Tijuana-San Diego. se refiere a las incompatibilidades de las prácticas de planeación. En el lado estadounidense. excepto las creadas en los acuerdos del NAFTA y que están orientadas al financiamiento de obras en ambos lados de la frontera. El segundo. El primero se refiere a que las prioridades de planeación (problemas a resolver) son muy diferentes entre ambos lados de la frontera. excepto en los problemas ambientales que son manejados en la esfera federal. La planeación transfronteriza no existe. los agentes involucrados no supieron como involucrar a los agentes locales en México y federales en USA. la planeación ha divorciado la esfera técnica para elaboración del plan de la económica que es la que impone el rumbo urbano (Herzog 1990). Pero lo más importante es que no hay voluntad de hacer planeación binacional. fracasaron debido a las siguientes razones estructurales: • La relación binacional fue liderada por agencias federales en México y del condado en Estados Unidos. • La falta de confianza entre los agentes involucrados en la negociación sobre las intenciones y los medios para lograr acuerdos (Gordon and Rowland 1995). 160 . En el lado mexicano los planes no se siguen generalmente. Los pocos intentos transfronterizos de enfrentar problemas con impactos binacionales.

Si los nexos sistémicos se establecen entre los sectores neurálgicos de ambas estructuras urbanas (que en San Diego son los servicios de alta tecnología. y en Tijuana la maquiladora y parte del sector terciario tradicional).¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO • La falta de acuerdo entre las partes involucradas sobre la derivación a cada lado de la frontera de los costos y beneficios de un plan binacional. como sustento de la “metrópolis transfronteriza”. Más aún. Sin embargo. ellos no pueden sustentar la convergencia a escala interurbana porque cada ciudad (de cada lado de la frontera) está atada a los mercados y regulaciones económicas de su propio país más que a aquellos del país vecino. La intensa interacción inter-urbana entre Tijuana y San Diego no permite la convergencia urbana porque las diferencias entre esas ciudades dependen de condiciones nacionales y no de condiciones locales. que ambas estructuras urbanas tienen respuestas con sentido similar ante impulsos externos. en el tiempo. En el contexto fronterizo integración. primero. convergencia de las estructuras en términos de la teoría del crecimiento regional. en tanto mayor exposición a efectos externos. Ello implica. A modo de conclusiones. En tanto los flujos interurbanos transfrontrerizos son producto de las diferencias entre ambos países. Sólo habrá metrópolis transfronteriza cuando las economías de ambos países sean menos 161 . y segundo. y la globalización. los mismos impulsos externos. que ambas estructuras experimentan. la estructura urbana de Tijuana cambia debido a razones diferentes a la de San Diego. supondría dos estructuras urbanas coludidas en una unidad sistémica caracterizada por nexos transitivos y recíprocos (mutua determinación). los sectores neurálgicos de ambas ciudades no tienen una relación estructurada. de manera directa o indirecta. integración supone. en el tiempo esta interacción sustenta la divergencia en el crecimiento. una divergencia que a su vez mantiene y aumenta las relaciones transfronterizas. tienen consecuencias diferentes sobre ambas ciudades.

Tijuana. En Giddens et. University of California.gob. Primer reporte. 16 Ayuntamiento de Tijuana. México.html Bringas. Comercio Exterior Vol. Tito (2002).Mexico Border Environment. Jorge (1989). “Transmigrants. Frontera Norte Vol.Mexican Studies. CONACULTA. “La interacción social en la frontera México-Estados Unidos: un marco conceptual para la investigación”. # 10. Hoy. C. Frontera Norte.) Shared Space: Rethinking the U. “Frontera México-Estados Unidos: Reflexiones para un Marco Teórico”.CIUDADES Y FRONTERAS diferentes y las regulaciones nacionales sean menos restrictivas a la interacción transfronteriza. 162 . Referencias Bibliográficas Alegría.inegi. jsp?survey=en Bustamante. San Diego. # 30.) (2004). Estudio De Geografía Social. Volumen 17. and a Proposal to Protect Air Quality on the Border” in L. México. El Colegio de México. Herzog (edit. XV.S. “Demand and Supply of Mexican Cross-Border Workers”. the NAFTA. La Teoría Social. COLEF-CESTUR-SECTUR. # 1.S.bls. Desarrollo Urbano en la Frontera México-Estados Unidos. La frontera Norte: Integración y Desarrollo. Una Interpretación y Algunos Resultados. # 1. U. Cohen. _________ 2000 b). Bureau of Labor Statistics (2005) http://data. _________ (1995).. Nora (Coord. _________ (2000 a).gov/PDQ/outside.al. CONACULTA y Alianza Edit. B.. Center for U. Coubès Marie-Laure (2003) “Evolución del empleo fronterizo en los noventas: Efectos del TLCAN y de la devaluación sobre la estructura ocupacional”. 45. Research Report. Journal of Borderlands Studies. Colección Regiones.”Teoría de la estructuración y praxis social”. _________ (1981). Vol I.S. BIE (2005) http://dgcnesyp.mx/bdiesi/bdi. Turismo Fronterizo: Caracterización y Posibilidades de Desarrollo.A. _________ (1992). “Efectos de la Industria Maquiladora en el Empleo Urbano”. Ira (1991). en Roque GONZALEZ.

Valenciano. M.D. Geographical Review. Lincoln. Jurgen (1989). # 3. Charles (1978). he International Border City: Urban Spatial Organization in a Context of Two Cultures Along he United StatesMexico Boundary. 163 . Niles (1981). Sharpe.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO Dear.). Vol. Judd (Edit) he Infrastructure of Play: Building the Tourist City. _________ (2003b). he seven Ecologies of the Border”. San Diego. Univ. Gildersleeve. Paul and E. San Diego-Tijuana in Transition: A Regional Analysis. San Diego State University. of Nebraska. (1992). # 4. Ganster. University of Southern California. Leclerc (Editors). Habermas. Federal Reserve Bank of Dallas. he Mexican-U. Ph. USA. W. Gruben. “Tijuana: Landscape of a Cultural Hybrid”. Research report. edit. James (1993). Publish by M. 20. Amorrortu Editores. J. Inc. En Norris Clement and Eduardo Zepeda (edits. Department of Geography. USA. USC. Wide Angle.E. En M. Postborder City: Cultural Spaces of Bajalta California. Binational Airport Case Study: An Autopsy of the San Diego Binational Airport Proposal. (2001) “Was NAFTA Behind Mexico’s High Maquiladora Growth?” Economic and Financial Review. University of Texas Press. SDSU Press. USA. Gordon. Ernst and Larry Ford (1976). University of Southern California. “Introduction: he Postborder Condition. Gerber. Dear and G.S. _________ 2000). hird Quarter. 66. “Tijuana Desenmascarada”. Institute for Regional Studies of the Californias. Institute for Regional Studies of the Californias. SURP. Herzog. “Trends in San Diego and California”. “Cross-Border Planning and Cooperation”. Hansen. USA. Art and Urbanism in Bajalta California”. Peter and A. Rowland (1995). he U. “Global Tijuana. En M. Griffin. In Paul Ganster (editor). Problemas De Legitimación en el Capitalismo Tardío. Lawrence (2003a) “he Political Economy of Tourism Development in the San Diego-Tijuana Transfrontier Metropolis”. Postborder City: Cultural Spaces of Bajalta California. Vol. Leclerc (Editors). Dissertation. SDSU. and G.-Mexican Border Environment. Border Region and the Free Trade Agreement. J. Lusk Center.S. Los Angeles. _________ (1998). Dear and G. En Dennis R. Argentina. he Border Economy. Leclerc (2003).

S. Honneth. Summers and B.1. “Transborder City-Regions and the Quest for Integrated Regional Planning: Challenges 164 . USA. Journal of Economic Issues. Alejandro and Moisés J. Paul (1997). En A. Border Cuates: a History of the U. CISEN. Space and Politics on the U. Winter/Spring. Banco de México. V. # 2. En Giddens et. Development. K. MIT Press. Peach. University of Texas at Austin. INEGI (1999).. Ayuntamiento de Tijuana. Texas. “Cross-National Urban Structure in the Era of Global Cities: he U.S. # 2. Documento de Investigación No. Schwartz (1999). XXXIV.. Center for Mexican American Studies. “Dinámica de la integración y diferenciación económica regional. Mercado and E. R. Johns Hopkins University Press. Alejandro (2004). Vol.. USA. Zaslavsky (2001). Marciano and I.CIUDADES Y FRONTERAS _________ (1999). and Economic heory. Harvard Design Magazine. Instituto Nacional de Estadística. _________ (1997). Journal of Borderlands Studies. Dirección General de Investigación Económica. Mercado. México. # 4. Hoy. (2000) “NAFTA and Economic Activity along the US-Mexico Border”. _________ (1990b).S.-Mexico Transfrontier Metropolis”. Pezzoli. Baltimore. UNAM.). Pérez. J.al. Alan. Cities. 28. Axel (1991). James and Richard Adkisson. June. Aten (2002) Penn World Table Version 6. Vol. R. Vol. _________ (1991). USA. Geografía e Informática. Where North Meets South. 2002-2025 (PDUCPT). El caso de San Diego y Tijuana”. _________ (1990a). Eakin Press. México. 9904. Austin. Inflación y Ciclos Económicos. From Aztec to High Tech: Architecture and Landscape across the Mexico-United States Border. Gutiérrez (edits. “he Transfrontier Metropolis”.”Teoría crítica”. # 1. Krugman. USA. Tomo I. La Teoría Social. México. Urban Studies. Kearney. Center for International Comparisons at the University of Pennsylvania. Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de Tijuana. Fronteras en América del Norte. CONACULTA y Alianza Edit.-Mexican Twin Cities.Mexico Border. Estadísticas Históricas de México. Heston. “Border Commuter Workers and Transfrontier Metropolitan Structure along the United States-Mexico Border”. Geography. October. IMPLAN (2002). Milo and Anthony Knopp (1995).

USA. Turner.”Teorizar analítico”. Porter.al. USA.pdf SANDAG (2003). “he Mexican-American Border: Hi. _________ (2002). Shanghai.¿EXISTEN LAS METRÓPOLIS TRANSFRONTERIZAS?: EL CASO DE TIJUANA/SAN DIEGO posed by disarticulated infrastructures. Jonathan (1991). USA. Dec. (2005) Consumer Price Index (CPI) Conversion Factors to Convert to 2004 Dollars Oregon State University. CONACULTA y Alianza Edit.edu/Dept/pol_sci/fac/sahr/cv2004x. USA. Vol.. INFO No. Draft. San Diego Region. Chapter 5: Borders. Sahr. 12. he Economist (1992). Corvallis http:// oregonstate. and uneven development”. _________ (2001). 325. China July 11-15. New York. Michael (1990). 1. fragmented ecologies of knowing. he Competitive Advantage of Nations. En Giddens et. Regional Comprehensive Plan for the San Diego Region. December. August. Indicators of Sustainable Competitiveness. Robert C. Autor anónimo. # 7789. Final report. San Diego Regional Employment Clusters. 165 . Hoy. Basic Books. La Teoría Social. Paper presented at the: World Planning Schools Congress. London. México. Amigo”.

.

06 Los complejos urbanos transfronterizos en la frontera dominico-haitiana HAROLDO DILLA ALFONSO .

L
a formación de manchas urbanas que sobrepasan los límites nacionales es un fenómeno cada vez más usual en las zonas

fronterizas, y en consecuencia un dato crecientemente relevante
para los estudios urbanos. Pero aun aceptando la existencia empírica del fenómeno, hay poco acuerdo entre expertos y expertas
acerca de su significado sociológico. De aquí la circulación en el
mercado académico de numerosas denominaciones como “ciudades gemelas”, “ciudades binacionales”, “sistemas metropolitanos
binacionales”, “metrópolis transfronterizas”, “complejos urbanos
transfronterizos” y “espacios urbanos transfronterizos”, entre otras.
Cada una apunta a una definición conceptual, implícita o explícita, de estos fenómenos urbanos, y en particular cada una declara
una visión específica acerca de hasta qué punto estas aglomeraciones
urbanas pueden ser consideradas como sistemas.
El concepto que aquí empleo –complejos urbanos transfronterizos (CUT)– es también parte de esta discusión. De hecho,
se afilia a la idea de que esas aglomeraciones constituyen sistemas, pero a diferencia de otras elaboraciones, los entiende como
construcciones sociales basadas en escenarios muy contradictorios
e incluso conflictivos. Estos complejos funcionan en medio de
contradicciones debido a la prevalencia de asimetrías y diferentes
modalidades de intercambio desigual,1 lo cual puede generar fuer1

El concepto de intercambio desigual que aquí empleamos, se inspira en el estudio clásico
de Emmanuel (1972), pero de una manera laxa. Lo definimos como una relación entre dos
partes ubicadas en el mercado, en la que una de ellas recibe transferencias netas de plusvalor
de la otra y de manera regular.

169

CIUDADES Y FRONTERAS

tes tensiones políticas y culturales. De igual manera, como toda
sociedad fronteriza, estas ciudades aprovechan las ganancias diferenciales que genera la relación binacional, y por consiguiente
tienden a funcionar como subsistemas diferenciados. Pero nada de
ello omite que finalmente constituyan un sistema.
En Dilla (2007) propongo seis condiciones para definir a los
CUT:
• Cercanía geográfica de ambos centros urbanos, lo suficiente como para compartir un mismo espacio ambiental y una
serie de recursos naturales vitales para la vida de las ciudades. En consecuencia, la adyacencia no es una condición
para la formación de un CUT, aunque sí la compartición
de un entorno.
• Reproducción económica interdependiente, de manera
que las actividades económicas primarias de cada ciudad
se derivan de la relación con la otra. Como se dijo, esta
interdependencia es usualmente asimétrica y marcada por
el intercambio desigual.
• Existencia de relaciones sociales primarias –amistosas, familiares, vecinales– entre los pobladores de ambas ciudades, inevitablemente signadas por la condición de asimetría
ya mencionada.
• Servicios compartidos (comerciales, sociales, religiosos, lúdicos, culturales, etc.) compartidos, bien de manera formal
o informal.
• Relacionamientos institucionales formales, desde el Estado
y desde la sociedad civil.
• Percepción compartida de necesidad mutua, lo que no excluye la existencia de representaciones negativas (racistas,
chovinistas, etc) del otro.
El objetivo de este artículo es discutir la formación de estos
sistemas urbanos en la frontera dominicano-haitiana, a partir del
170

LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA

proceso de apertura parcial y fragmentada que ha tenido lugar desde los años 90, y que ha venido remodelando una nueva cartografía de la totalidad insular.
Como veremos, la frontera dominicano-haitiana es el escenario de la formación de corredores transfronterizos y de aglomeraciones urbanas de igual signo, algunas de las cuales pudieran estar
transformándose en el tipo de complejos urbanos antes definidos.
En todos los casos, las aglomeraciones urbanas condensan las relaciones de poder contenidas en los corredores (y en la totalidad de
las relaciones binacionales), pero se constituyen ellas mismas como
relaciones espaciales específicas.
Sin embargo, esta rearticulación socioespacial debe analizarse
a la luz de ciertas particularidades de esta frontera y de la relación
binacional que ella condensa:

Ante todo, se trata de una frontera que separa y pone en
contacto a dos partes notablemente desiguales en términos
socioeconómicos e institucionales, y diferentes en el plano
cultural. Esto habla de una interdependencia asimétrica
en la que la parte haitiana es más sensible y vulnerable y
está sometida a una relación de intercambio desigual. Tales
condiciones han devenido ingredientes de una construcción ideológica en que la dominicanidad y la haitianidad se
relacionan de manera antitética.

Es una frontera en transición, siguiendo la tipología de
Martínez (1994), que se mueve desde un estadío de coexistencia a otro de interdependencia. Esa apertura, sin
embargo es notablemente reciente y transcurre de manera fragmentada, con un fuerte retraimiento de los cambos
jurídico-institucionales respecto a los incrementos de los
intercambios económicos.

Existe un trasfondo social negativo en la medida en que
no hay una franja cultural mestiza representativa de la sim171

CIUDADES Y FRONTERAS

biosis que implica toda frontera. Esto refleja la inmadurez
de la frontera como sociedad local, debido a los fuertes
procesos de desarticulación por la que esta sociedad en formación ha atravesado a lo largo de su historia.
Corredores y regiones transfronterizas. La existencia de corredores transfronterizos, y eventualmente la formación de regiones
económicas de igual signo, constituye un dato inseparable de los
procesos de apertura fronteriza, lo cual ha sido estudiado intensamente por Jessop (2003). Siguiendo de cerca a Félix (1997), definimos los corredores como pasillos mercantiles que atraviesan
demarcaciones limítrofes y canalizan flujos de bienes, personas,
dinero e informaciones en los dos sentidos. Todos los corredores
se apoyan en un soporte físico-geográfico (por ejemplo, pasillos
intramontanos pertrechados de redes viales), pero más allá de esta
primera percepción empírica, los corredores son redes jerárquicas
de regiones y ciudades que se reproducen a cada lado del borde.
Son, en resumen, estructuras de poder.
En todos los casos, es posible distinguir tres tipos de ciudades
ubicadas a lo largo de los corredores:

Las ciudades dominantes, que actúan como centros principales de provisión de servicios y mercancías y destino final
o intermedio de la mayor parte de las mercancías importadas. En ellas se realizan los principales procesos de acumulación capitalista.

Las ciudades secundarias, ubicadas en los ejes del corredor
y que pueden beneficiarse de este aportando algunos servicios y mercancías, aunque también pueden asumir costos
notables en los ámbitos demográfico y ambiental.

Las ciudades limítrofes que actúan como puertos terrestres
y asientos de ferias comerciales, que funcionan como nichos de transacciones comerciales pero que se ubican marginalmente respecto a los procesos de acumulación.
172

y que se articula sobre el borde mediante dos ciudades: Jimaní en República Dominicana y Fond Parisien en Haití.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA En el caso específico de la isla. A pesar de sus dimensiones. • Le sigue en importancia el que conecta a las dos segundas ciudades de cada país (Santiago y Cabo Haitiano) y que tiene a Dajabón y Ouanaminthe como ciudades limítrofes. maquilas) que deberán producir cambios dramáticos en un futuro cercano. el que conecta ambas ciudades capitales. Otras ciudades importantes que se alinean en este corredor y de alguna manera participan en su actividad son Azua. Barahona. que funcionan como lugares de paso. pero al mismo tiempo el corredor contiene la feria transfronteriza urbana más grande (Dajabón) y el punto de cruce de productos agrícolas haitianos más activo (Tirolí). • El tercer corredor en cuanto a volúmenes de tráfico registrado. los corredores transfronterizos son ejes que corren de este a oeste. Existen cuatro corredores transfronterizos: • En primer lugar. viales. Neiba y Duvergé del lado dominicano. pero en la actualidad ha devenido un barrio periférico de la capital haitiana. el tránsito de mercancías que ocurre en este corredor tiene un impacto muy reducido sobre las sociedades urbanas fronterizas dominicanas. Por aquí transita entre un 30% y un 40% del total de mercancías formales. También existen algunos puntos informales de cruce de mercancías. conecta a la ciudad de San Juan de la Maguana con 173 . es decir. como “no lugar”. mientras que del lado haitiano Croix de Bouquets ha tenido siempre una función de centro de acopio y almacenamiento de mercancías dirigidas a Puerto Príncipe. Es una región económica binacional en formación donde concurren factores inversionistas fuertes (almacenes. Por este corredor transita entre un 40% y un 60% de las mercancías registradas en el comercio internacional.

Los Cacaos). por lo que ha sufrido una fuerte devaluación económica. lo cual favorece el nivel de porosidad de la frontera en este punto. y a Belladere del lado haitiano. está el que enlaza a Barahona con el sur haitiano y tiene como ciudades bisagras a Pedernales y Anse a Pitre. Pero en los últimos tiempos ha aumentado su participación en el comercio formal. 174 . Contiene varias ferias (Bánica. este era el corredor más importante. En otros lugares (Dilla. una pieza clave de los corredores son los pares de ciudades fronterizas. aun cuando constituyen los lugares por excelencia de las transacciones. De cualquier manera. 2007) hemos denominado a estos poblados “ciudades factorías”. es un corredor muy local y solo registra el 3% del total traficado. todo lo cual lo convierte en el corredor más disperso. Hondo Valle) y varios puntos de cruce de productos agrícolas haitianos (Cañada Miguel. sus capacidades de consumo y/o apropiación. • Finalmente. sus entornos y el problema de la intermediación. Como antes se dijo. son solo marginalmente lugares de acumulación. que actuaban como grandes almacenes que conectaban al capitalismo metropolitano con los interiores del inmenso continente en proceso de colonización. los cuales reciben inmensas cantidades de valores que desbordan. lo que alude a los enclaves coloniales europeos en Asia durante los siglos XVII y XVIII. Debido a que esta última está casi incomunicada con el resto de su país. Como antes decíamos. Hasta el siglo XIX. Puerto Príncipe. hasta cerca de un 16%. que sirven de bisagras para la articulación binacional de los corredores y constituyen los CUT. En cada una de las aglomeraciones las dos ciudades funcionan como pontones y almacenes. Tiene como ciudades limítrofes a Comendador. es el más activo en cuanto a contrabando.CIUDADES Y FRONTERAS la zona del Artibonite en Haití y desde allí con la capital. con mucho. del lado dominicano. Las ciudades fronterizas.

LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA

Vistas desde esta dimensión, las ciudades factorías –y en particular las dominicanas–, siempre afrontan una diversidad de entornos y por consiguiente se relacionan con ellos de maneras muy
diferentes. Pudiéramos identificar tres tipos entornos con los que
estas ciudades se relacionan de manera específica:

El primero, y sin lugar a dudas dominante, es el entorno
difuso definido desde el propio corredor en que se ubican
las ciudades como piezas subordinadas de una relación urbana jerarquizada.

El segundo es el ámbito “natural” de estas ciudades; es decir, el área rural o de pequeños poblados que les circunda y
respecto a los cuales ejercen un cierto grado de “centralidad”
(administrativa, social, económica, lúdico-cultural, etc.).

Finalmente, el dado por las ciudades haitianas fronterizas
y sus ámbitos en el marco de los corredores. Para estas ciudades, este entorno resulta una peculiar relación de dimensión local, aunque desde el punto de vista formal constituye una relación internacional.

No se trata de que las ciudades fronterizas dominicanas experimenten una superposición mecánica de estos entornos, sino
que articulan todos ellos en una compleja trama de pérdidas y
ganancias, lo cual resulta clave para entender la complejidad de los
procesos de intermediación urbana (Bolay y Rabinovich, 2004); es
decir, de la manera como estas ciudades asimilan los flujos provenientes de sus entornos y les generan respuestas.
Como anotaba antes, la relación socioespacial determinante
del funcionamiento de las ciudades factorías es el corredor transfronterizo en que se insertan en calidad de plazas comerciales. Esta
inserción les ofrece empleos, ingresos, formas diversas de sobrevivencia, e incluso de movilidad social; y no es casual que todas estas
ciudades hayan experimentado tasas altas de crecimiento demográfico gracias a los atractivos del comercio. Pero se trata de una
175

CIUDADES Y FRONTERAS

inserción subordinada que les somete a severos procesos de descapitalización (dinero, recursos humanos) e impide sus maduraciones como centros de provisión de servicios y mercancías respecto a
sus entornos regionales.
Esta situación, muy contradictoria en términos formales,
constituye el principal escollo para el desarrollo local y regional de
las zonas fronterizas dominicanas.
Todas las ciudades dominicanas aquí analizadas son cabeceras
administrativas de sus respectivas provincias.2 Y, como tales, siempre ejercen algún grado de atracción sobre esta demarcación territorial, sea proveyendo empleos públicos (regularmente los más
calificados), servicios sociales (concentran las mejores instalaciones
de servicios de salud y educación) o como lugares obligados de una
serie de trámites burocráticos imprescindibles.
Pero se trata de una centralidad limitada y precaria que por
su propia naturaleza no constituye una premisa para el desarrollo
local. Y es un hecho que ninguna de estas ciudades –posiblemente
con la excepción relativa de Dajabón–, ha logrado constituirse en
un mercado dominante y en un centro de provisión de servicios
económicos y técnicos respecto a sus entornos, al menos más allá
del ámbito más “íntimo”, identificables con la dimensión municipal. Y, en consecuencia, no tienen oportunidades reales de articular
cadenas productivas y de servicios relacionadas con las actividades
económicas dominantes en los corredores y principalmente con el
comercio.
2

En República Dominicana, las provincias constituyen una instancia administrativa al frente de la cual se halla un gobernador nombrado por el presidente. Poseen recursos y presupuestos destinados a garantizar los planes presidenciales. No tienen jurisdicción sobre los
municipios, cuyos gobiernos son elegidos y formalmente autónomos, aunque en la práctica
severamente limitados en sus funciones. Al mismo tiempo, son el asiento de numerosos
organismos administrativos y de servicios (públicos y privados), frecuentemente usados por
la población, como las oficinas a cargo de la titulación de tierras, provisión de agua, electricidad, telefonía, etc. En la frontera existen cinco provincias que contienen 27 municipios,
de los 14 limítrofes.

176

LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA

El divorcio de estas ciudades respecto a sus entornos provinciales es empíricamente verificable:

Comendador, por ejemplo, solo contenía el 18% de la población de la provincia, y su comunicación con los municipios que la componían era muy irregular. El sistema vial
comunicaba a cada uno de los municipios provinciales con
otras ciudades ubicadas en la vecina provincia de San Juan
–Las Matas de Farfán y San Juan de la Maguana– que sí
tenían un rol destacado en la provisión de servicios y bienes. Los habitantes de la provincia raras veces visitaban su
“capital”, pequeña, mal comunicada y con servicios deficientes.

En el caso de Pedernales, la ciudad contenía el 44% de
la población provincial, pero en verdad se trataba de una
provincia casi despoblada. Como la ciudad está ubicada al
final de la carretera que recorre la provincia, la población
casi nunca visita su capital, sino prefiere trasladarse hacia
el este, donde radica la metrópoli regional, la ciudad de
Barahona. En las zonas montañosas ubicadas al norte se
desarrollaban varios proyectos agrícolas privados que tampoco tenían relación significativa con el modesto centro
urbano.

La situación de Jimaní era aún más grave. La ciudad –que
no tenía más del 10% de la población provincial–, solo
guardaba alguna relación con el resto de los municipios
cuando sus habitantes visitaban el activo mercado transfronterizo, cuyo segmento más dinámico se ubicaba en las
afueras del emplazamiento urbano. De manera que operaba como un lugar de tránsito hacia la plaza comercial,
ubicada en la frontera.

La única ciudad que podía ejercer algún grado de atracción
sobre un entorno mayor que lo estrictamente adyacente,
era Dajabón. Diversas razones favorecían este comporta177

CIUDADES Y FRONTERAS

miento –el tamaño de la ciudad, su ubicación en una zona
de mayor desarrollo relativo que los poblados antes reseñados, etc.–, pero sin lugar a dudas el factor decisivo ha sido
la magnitud del comercio estrictamente transfronterizo y
el tamaño de la feria urbana binacional, todo lo cual implicaba un mayor grado de involucramiento de la población
local. Pero aun en este caso, se trata de una centralidad
parcial y precaria.
Como las factorías asiáticas, la dinámica económica de estas
ciudades depende más de sus relaciones en el corredor comercial
que de las relaciones con sus entornos. Y, en consecuencia, pagan
un alto precio por esta omisión, sobre todo en relación con el empobrecimiento de su fondo de recursos humanos.
El divorcio relativo de estas ciudades comerciales respecto a
sus entornos implica, ante todo, que las miles de familias campesinas pobres que habitan en ellos no pueden acceder a los dinámicos
mercados transfronterizos, y que en consecuencia son abastecidos
por productores de otras regiones. Las razones de esta inaccesibilidad son muchas –la exigüidad de los excedentes agrícolas, la
carencia de medios de transporte, el pésimo estado vial, la oligopolización de los mercados, etc.–, pero todas conducen a un mismo resultado: la captación de migrantes campesinos arruinados,
que prefieren abandonar sus escuálidas parcelas para insertarse de
manera informal y precaria en los mercados. Ellos constituyen los
habitantes de las grandes manchas de barrios marginales que han
crecido mucho desde los años 90, y que en ciudades como Comendador constituyen la mayor parte de las áreas habitadas de la
ciudad.
Pero al mismo tiempo, las ciudades pierden su mejor fuerza
de trabajo. En la medida en que constituyen plazas subordinadas
y descapitalizadas, ofrecen a sus habitantes un horizonte muy limitado de realización profesional y en general de vida, por lo que
sufren la salida de sus recursos humanos mas calificados. Ello es vi178

LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA

sible en la encuesta realizada por De Jesús en Dajabón (2007), en
la que cerca de la mitad de los emigrantes tenían un nivel escolar
superior al bachillerato, mientras solo una quinta parte de la población de la ciudad ostentaba esa condición: un drenaje absoluto
de población calificada.
Es en este contexto de intermediaciones diversas en que cobra sentido la formación de complejos urbanos transfronterizos,
una condensación espacial concentrada de la relación binacional desigual. De cierta manera, aun reconociendo los costos que
estas asociaciones transfronterizas implican para las ciudades
dominicanas, estos complejos representan una compensación
para estas últimas en sus múltiples incapacidades e inserciones
desfavorables. Pudiéramos afirmar que las ciudades fronterizas
dominicanas se relacionan más estrechamente con las ciudades
haitianas de igual condición –e incluso con los entornos de esas
ciudades– que con los ámbitos regionales que formalmente debieran serles más próximos, sea por sus condiciones jerárquicas
legal/administrativas, como por la propia adscripción a una misma condición nacional.
Una aproximación a los complejos urbanos transfronterizos
dominicano-haitianos. Es posible encontrar en esta franja fronteriza al menos cuatro pares de ciudades que constituyen aglomeraciones urbanas y pudieran constituir CUT o llegar a constituirlos
en el futuro. Todas comparten un entorno y en dos casos son verdaderas conurbaciones transfronterizas.

Sin lugar a dudas, el caso más conocido es el complejo
Dajabón/Ouanaminthe, situado en el norte. Esta es la
aglomeración urbana que tiene un perfil sistémico más definido. La primera de estas ciudades, un poblado en rápida
modernización con unos 20 000 habitantes, toca el borde constituido por el Río Masacre. La ciudad haitiana de
Ouanaminthe, posiblemente con unos 30-40 000 habitantes, se ubica a algo menos de un kilómetro del río, pero una
179

Estos corredores son perceptibles en el siguiente mapa: 180 . Se trata de dos ciudades (Jimaní y Fond Parisien) que actúan como puertos comerciales que conectan ambas capitales nacionales. • El otro caso es aún más distante (unos 20 kilómetros). marcado aquí por el regularmente seco río Pedernales. La pequeña ciudad dominicana de Pedernales. mientras Belladere se desplaza hasta unos cuatro kilómetros al interior del territorio haitiano. ambas en el centro de la franja.CIUDADES Y FRONTERAS de las direcciones de su expansión es precisamente hacia el borde. • El tercero es la pareja constituida por la ciudad de Belladere en Haití y de Comendador en República Dominicana. constituido por Anse a Pitre/Pedernales. de unos 10 000 habitantes. está situada a un kilómetro de distancia del borde. El primero es un poblado con unos 20 000 habitantes en total contacto con el borde. • En el extremo sur se encuentra el segundo caso de poblados contiguos. Comendador se ubica un kilómetro aproximadamente del arroyo Carrizal que funge como límite. por lo que la exigua distancia entre ambas ciudades se acorta rápidamente. y por sus características también más dudoso. pero también aquí esta distancia se acorta debido a la expansión de la ciudad sobre la antiguamente denominada “zona de contención”.

En el orden fiscal. estas ciudades sostienen fuertes relaciones económicas y es evidente a simple vista que constituyen mercados de consumo directo y de intermediación (bienes y servicios) muy interpenetrados. cons181 .LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA Además de la condición de cercanía geográfica y de la compartición de un entorno. cambio de monedas. En estas ferias los haitianos adquieren principalmente alimentos (agrícolas e industriales) y venden tejidos usados y reexportaciones (cosméticos. bebidas. las ferias urbanas transfronterizas. • La primera. Las actividades comerciales tienen lugar de tres maneras. Son la principal fuente de empleos e ingresos de estas ciudades y también de bienes de consumo. Los naturales de ambas partes venden servicios a las ferias de transporte y carga. regularmente radicadas en las ciudades dominicanas. perfumes). y otros. lo cual se refuerza por el asentamiento de población haitiana en algunas de las ciudades dominicanas analizadas.

Ello. No obstante. • El comercio formal internacional. también tiene lugar la importación de productos agrícolas haitianos. limitado a la generación de algunos puestos de trabajo en el sector formal. sobre todo por puntos rurales.) Pero en todas.CIUDADES Y FRONTERAS tituyen el principal ítem de ingresos propios de los municipios. En consecuencia. La feria mayor tiene lugar en Dajabón. minería. pues generan empleos formales e informales. Se trata de una tendencia que hemos denominado la transfronterización de la economía de la franja y de sus ciudades (Dilla. la actividad comercial es crecientemente la primaria. aunque se observa un crecimiento en Comendador. que organiza al resto y provee la mayor cantidad de los empleos y los ingresos. Sin embargo. lo cual está ligado. seguida por la de Comendador. 182 . industrias y servicios dirigidos al mercado interno. no significa la inexistencia en estas ciudades de sectores económicos que fundamentalmente no se vinculan con la condición fronteriza (agricultura de subsistencia. estos puntos benefician a las ciudades. esta fuerte relación económica no se compadece de los discretos resultados observables en las relaciones primarias e institucionales. 2007ª). a tres factores: • La apertura fronteriza es muy reciente. al menos. este comercio tiene un impacto menor a nivel local. que ocurre principalmente en los puertos terrestres de Jimaní y Dajabón. empleos gubernamentales. por supuesto. es perceptible el incremento de una serie de almacenes que deberán aumentar el impacto positivo de esta modalidad comercial. etc. Hasta el momento. Sin embargo. Hasta hace solo tres lustros los haitianos y los dominicanos en la frontera ni siquiera tenían contacto visual. no existe una franja demográfica mestiza en términos culturales –como ocurre en otras fronteras latinoamericanas. • Finalmente.

Nada de lo antes afirmado significa que no existan relaciones más allá de la economía y del ámbito del mercado. un total desinterés por esta zona. hábilmente atizada por la propaganda racista y antihaitiana. También han existido concertaciones locales. sea de autoridades gubernamentales o de organizaciones de la sociedad civil. con vistas a aunar acciones en pos de metas compartidas. históricamente. el mercado ha sido el principal ariete que ha derribado las murallas simbólicas que separaban a estas comunidades. • Desde 1986 Haití ha vivido en una incesante crisis política y una bancarrota económica total.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA • No ha existido una construcción deliberada de la frontera desde las políticas públicas. Ello ha dificultado la creación de un escenario de negociaciones y concertaciones binacionales (vital para el desarrollo fronterizo) y en cambio ha incrementado la percepción de riesgo del lado dominicano. las únicas políticas estatales dominicanas dirigidas a la zona han estado encaminadas a negar la condición fronteriza –un ejemplo de lo cual fue la dominicanización fronteriza bajo la dictadura de Trujillo–. Pero estos hechos son aún minoritarios respecto a la totalidad de la relación transfronteriza. En consecuencia. Numerosos haitianos consumen servicios sociales dominicanos –principalmente de salud pública y en educación– y no es raro encontrar dominicanos que consumen servicios lúdico-religiosos haitianos. Desde que la frontera dejó de ser una barrera infranqueable. mientas que del lado haitiano ha habido. y la formación de los CUT transcurre fuertemente atada a esta variable con una casi total ausencia de políticas públicas y de prácticas sociales comunitarias. Al contrario. ha habido numerosos actos de solidaridad entre las comunidades de ambas partes. Como un resultado. el tipo de 183 . En ambos lados el punto de partida ha sido un fondo ideológico-cultural marcado por las percepciones antitéticas.

En sus estudios de las percepciones de los dominicanos sobre los haitianos en estas cuatro ciudades. y en ocasiones pueden adoptar posiciones muy hostiles y distantes –por ejemplo. y algo menos de un tercio de los pedernalenses. Comendador y Dajabón. habría que reconocer que se trata de una situación que provoca situaciones culturales francamente esquizofrénicas e impone un límite severo a la generación de confianza mutua. cerca de la mitad de los habitantes de Jimaní. y no es extraño encontrar muestras de fuertes resentimientos antidominicanos. dos composiciones raciales. por una “distancia mental” que distingue dos culturas. 184 . denominados como ellos. cuando se trata de permitir el ingreso de haitianos a sus círculos familiares íntimos. y más de un tercio de los de Comendador y Pedernales. Pero al mismo tiempo. En el primer sentido. De Jesús (2006. la mayoría de los habitantes de las tres ciudades destacaban la imprescindibilidad de los intercambios comerciales con sus vecinos.CIUDADES Y FRONTERAS relación social predominante en estos sistemas está signado por la percepción utilitaria que cada parte tiene de la otra. tanto estas encuestas como otras evidencias empíricas recopiladas en el lado dominicano sugieren que los pobladores se afanan por marcar diferencias con los haitianos. Aunque no hay estudios disponibles. consideraban que el desarrollo de sus ciudades tenía que hacerse a la par con el desarrollo de la ciudad haitiana contigua. en particular cuando ocurren crisis en las relaciones bilaterales. al mismo tiempo. el 70% de los dajaboneros y más del 80% de los habitantes de Jimaní consideraban que en general los haitianos eran necesarios para la vida de sus ciudades. De igual manera. del lado haitiano la situación no parece ser diferente. dos historias y dos condiciones socioeconómicas diferentes y con frecuencia percibidas como antitéticas. Y en todo caso. 2007) demuestra que están marcadas por el reconocimiento de imprescindibilidad sobre bases utilitarias y.

Son aglomeraciones de personas en torno a callejones irregulares cruzados por canales de aguas negras. sin servicios de agua. algunos cálculos basados en observaciones indican que estas ciudades pueden contener entre dos y tres veces la población de la ciudad dominicana. Lo distintivo de esta frontera es que la aglomeración de población del lado haitiano –y en particular en sus ciudades–. la iglesia católica 3 Comuna es la denominación de los gobiernos locales de base en Haití. lo cual establece un fuerte desbalance demográfico. y regularmente con gobiernos locales simbólicos que no reciben recursos de ningún tipo. simplemente. significa la aglomeración de población pobre e indigente en territorios carentes de los servicios mínimos y un incremento sobre el borde y sus recursos naturales. 185 . Aunque no existen datos estadísticos accesibles de ese lado. salud pública o recogida de basura. Pero. atraída por incentivos como la posibilidad de emigrar o. mayores oportunidades de trabajar y sobrevivir al contacto con ciudades menos pobres. Las ciudades fronterizas haitianas distan mucho de satisfacer los requisitos mínimos de viabilidad de la vida urbana. y tanto su morfología como sus niveles de bienestar recuerdan más a inmensas aldeas que a ciudades propiamente dichas. lo que en República Dominicana sería un municipio. por lo general. energía.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA Una característica muy relevante y común a los cuatro binomios es la aglomeración de la población en la ciudad haitiana y en las comunas3 circundantes. las comunas haitianas son más grandes y pobladas que los municipios dominicanos. las haitianas lo hacen a un ritmo muy superior. compartidos y escasos. En total existen 16 comunas fronterizas. Aunque las ciudades dominicanas estudiadas crecen aceleradamente (con tasas superiores al 4% anual en Comendador y en Jimaní). donde las partes más pobres tienden a concentrar más población. Ello es un comportamiento usual en las zonas de fronteras. Todas poseen una plaza central donde se agolpan los edificios públicos. y las densidades demográficas pueden ser hasta siete veces mayor.

Y que en todos los casos (aunque con intensidades diferentes) están condicionadas por la desventaja haitiana y las configuraciones ideológicoculturales nacionalistas de ambos lados. las texturas socioculturales. Valga anotar que. 2002) similar a como un habitante de una favela lo hace frente a los distritos centrales y de clase media de su propia ciudad: hurgan en ellos para encontrar medios de sobrevivencia (mendicidad. aun cuando en esta madeja de relaciones comunitarias es posible encontrar todo tipo de vínculos y prácticas sociales. las economías de estas últimas utilizan a sus contrapartes haitianas en los procesos de producción e intercambio de la misma manera como un downtown lo hace respecto a sus barrios pobres: como mano de obra devaluada y desprotegida. como barrios marginales sui generis de las segundas. y que resultan una explanada casi siempre sin asfaltar e invadida de basura. la intensidad de sus relaciones internas y las propias actitudes de sus actores. las relaciones originadas en el mercado resultan predominantes. las naturalezas urbanas de las ciudades haitianas limítrofes solo pueden ser aprehendidas en relación con las ciudades dominicanas. Desde los puntos de vista morfológico y espacial.CIUDADES Y FRONTERAS y algunos comercios mayores. consumen sus servicios públicos disponibles (principalmente de salud pública) y eventualmente disfrutan sus discretas elegancias en momentos de esparcimientos lúdicos. debe destacarse que cada uno de estos complejos urbanos transfronterizos está marcado por condiciones particulares –cualidades de los corredores donde se ubican.– que determinarán sus peculiaridades como sistemas sociales y políticos. Pudiera afirmarse que las primeras –o al menos partes significativas de ellas– operan. empleos no calificados). 186 . en varios sentidos. Por otro. Por un lado. las dimensiones económicas y demográficas. etc. los haitianos tienden a comportarse frente a la ciudad dominicana siguiendo un “sistema cotidiano de desplazamiento urbano” (Taylor y Flint. De cualquier manera.

con una infraestructura urbana más adecuada y casas más elegantes.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA Dajabón-Ouanaminthe: un estudio de caso. no obstante el hecho de que aquí tuvieron lugar importantes batallas por la independencia dominicana contra los ejércitos invasores haitianos. Este comercio se mantuvo tras la independencia y a lo largo de todo el siglo XIX y parte del XX. Es probable que por entonces fuese tan pequeña como su “ciudad gemela” pero.4 Es también el binomio que se desarrolla más vigorosamente en el contexto de la formación de una región económica transfronteriza. Esta fuerte interrelación fue cortada de manera brusca por la colonización trujillista. Como se expresó. Dajabón fue catalogada como una ciudad con algo más de un millar de habitantes. conocida como “dominicanización”. Rodríguez y María (2001). pero en realidad como dos enclaves de un activo comercio de contrabando. se produjo un cierto relajamiento que favoreció algunos intercambios menores. cuando funcionaban oficialmente como dos pontones militares de mutua contención. 187 . a juzgar por las fotos de la época. el binomio Ouanaminthe-Dajabón constituye el ejemplo de CUT más maduro en la frontera dominicano-haitiana. con la caída de la dictadura duvalierista en Haití. La vecindad de estas dos ciudades tiene una historia de varios siglos. no pasaba de ser una aldea con casas de pajas alineadas en torno a dos calles polvorientas. INESA (2003). cuando se realizó el primer censo de población dominicano. ambas ciudades vivieron una al lado de la otra. hasta que en 1986. Poschet (2006) y Dilla (2007). 4 Entre otros estudios específicos tenemos Abiven (2000). Dilla y De Jesús (2005). No hay datos precisos de Ouanaminthe. aunque según los cronistas de la época. y fue justamente en esta zona donde comenzaron las masacres de los haitianos en 1937. pero sin contactos de ningún tipo. e inobjetablemente el más estudiado. Desde entonces. Hacia 1920. Los orígenes de ambas están remitidos al siglo XVIII.

De igual manera. En las dos fotos aéreas que presentamos. agricultura. Desde entonces quedó establecida la actual feria comercial que funciona viernes y lunes. cerca de 2 000 habitantes de la comuna de Ouanaminthe trabajan en la zona franca industrial establecida en el borde por un consorcio dominicano. Sin lugar a dudas. servicios diversos– y muchos hacen el cruce diariamente.CIUDADES Y FRONTERAS Pero fue sobre todo desde principios de los años 90 –cuando los Estados Unidos impusieron un bloqueo económico a un gobierno golpista haitiano– que los contactos adquirieron un alto nivel. Sin embargo. podemos observar la evolución espacial de cada poblado. y una manera de abaratamiento de la canasta básica. compradores y vendedores de ambas nacionalidades. Algunos dominicanos poseen inversiones menores en Ouanaminthe (las más destacadas son almacenes comerciales) y de manera aislada hay también haitianos con inversiones en la ciudad dominicana. lo que supuso el tráfico de muchos millones de dólares en ambas direcciones en unos pocos meses. la ciudad es visitada por decenas de camiones que cargan con los productos alimenticios para el abastecimiento de la región nordeste haitiano. El paso Dajabón-Ouanaminthe devino uno de los principales puertos comerciales para el suministro a Haití de alimentos y combustibles. Varios centenares de haitianos trabajan en Dajabón o en sus campos aledaños –trabajos domésticos. construcción. Mientras del lado de Ouanaminthe. esta feria es la principal fuente de empleo e ingresos para ambas ciudades. no es el único espacio de contactos económicos entre ambas ciudades. 188 . e implica la aglomeración en las calles de Dajabón de unas diez mil personas. La apertura transformó el espacio de cada ciudad y dio un nuevo sentido a la vecindad pasiva hasta entonces existente. y que es analizada extensamente por Marion Warner en el capítulo siguiente.

Entre 1988 y 1999 surgieron 17 barrios. y definitivamente el área de la ciudad es mucho mayor que la de Dajabón. El núcleo original –el discretamente elegante barrio Planto– aparece sumergido en una mancha de casas dispuestas anárquicamente y que le sobrepasa en todas direcciones. y la explosión demográfica de Ouanaminthe. No existen estadísticas sobre la población de la ciudad. Ouanaminthe luce como un pequeño poblado urbano. una ciudad que ha crecido pero de manera discreta y con un mínimo de control urbanístico. calculada en unos 30 000 habitantes. se descentralizara la emigración y se autorizara el comercio.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA La primera data de 1984. La segunda fue tomada quince años después y muestra un agudo contraste entre Dajabón. es aún más pequeña que su vecina Dajabón. con una trama husiforme bien definida y una distancia del borde de algo más de un kilómetro. 2003). sobrepoblados y sin habilitación urbana alguna (INESA. antes de que se relajaran los controles fronterizos. La distancia del borde se ha acortado hasta no más de 500 metros. pero 189 . Aunque aparecen algunas manchas difusas laterales que denuncian el crecimiento de la ciudad.

una expansión de la man190 . El crecimiento de Ouanaminthe es el resultado de su activo pape en la intermediación económica fronteriza y de las oportunidades de sobrevivencia que esta dinámica genera. se ha unido el establecimiento de las primeras zonas francas industriales dominicanas.CIUDADES Y FRONTERAS las estimaciones de IHSI (2000) indican una comuna con una densidad demográfica de 249 habitantes por kilómetro cuadrado. 4.5 veces superior a la de la provincia de Dajabón. Algunos cálculos indican que solo un tercio de la población de la ciudad nació en ella. la desregulación y el acceso preferencial al mercado norteamericano. de un crecimiento anárquico que simultáneamente implica. que aprovechan el bajo precio de la fuerza de trabajo. sin embargo. ante todo. Se trata. Al papel comercial tradicional –una plaza para el abastecimiento de todo el nordeste haitiano y de la ciudad de Cabo Haitiano–.

Ninguno de los dos gobiernos ha intentado una regulación más justa. lo que determinaba que el 65% de los hogares arrojaba las aguas negras a la calle. varios drenajes de Dajabón vierten sus aguas contaminadas en la corriente. INESA (2002). 2002). por lo que el río que los habitantes de Ouanaminthe pueden usar es en realidad una corriente menguada y contaminada. un hecho visible en el establecimiento de bancos. el río es aprovechado por varios canales de riego. No había servicios de acueducto –excepto un tanque en mal estado que daba agua a la parte más vieja de la ciudad y de manera muy ineficiente– y una parte significativa de los hogares se abastecían de agua directamente del río Masacre. centros de expendios de combustibles. Debido a que el río cruza frente a ambas ciudades. Como el depauperado ayuntamiento no proporcionaba un servicio mínimo de recogida de desechos sólidos. El 91% de sus hogares estaba bajo la línea oficial de pobreza. mientras que el 68% subsistía en condiciones de indigencia (BID/Habitat. Muy pocas calles estaban asfaltadas. compañías telefónicas móviles. la mayoría de los vecinos quemaban directamente la basura. y en particular los sucesivos gobiernos haitianos han mostrado un desinterés irresponsable en el asunto (Bernardote. 2001). informa de un analfabetismo superior al 70% de la población adulta. como consecuencia de la expansión comercial. lo cual determina una reducción sustancial del caudal de agua al nivel en que esta agua puede ser aprovechada por los vecinos de Ouanaminthe. por su parte. la situación del equipamiento de la ciudad ha mejorado. y de un 25% de los niños en edad escolar que no asistían a la escuela.5 Tampoco existían alcantarillas cloacales. sin control sanitario alguno. Dajabón posee varios acueductos que abastecen a cerca del 90% de la población urbana.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA cha de pobreza extrema en que viven sus habitantes. de la presencia de solo tres médicos y 60 camas hospitalarias. Pero 5 La situación del agua refleja dramáticamente la asimetría implícita en la relación transfronteriza. En los últimos años. 191 . antes de que se convierta en la línea divisoria de ambos países y ciudades. etc. El mayor toma el agua del curso superior del río Masacre. A esa misma altura. mientras que el 10% arrojaba los desechos a la vía pública.

el nivel de habilitación de la ciudad es incomparablemente superior: posee un hospital público. previendo que la acumulación de basura pudiera generar un cuadro epidémico en la zona. durante algún tiempo el ayuntamiento de Dajabón contribuyó con sus equipos a la recogida de desechos sólidos en Ouanaminthe. Por su parte. la mayoría de los hogares tenía agua por tubería y luz eléctrica y una parte considerable de sus calles estaban pavimentadas.CIUDADES Y FRONTERAS la ciudad sigue viviendo aún la penuria de una inversión pública severamente limitada con casi total ausencia de políticas sociales. En este último caso. Aunque del lado oriental. Existen contactos oficiales entre agencias estatales de ambas partes en torno a temas específicos. comenzaban a surgir urbanizaciones de clase media como reflejo de la estratificación socioespacial de la ciudad. las autoridades de migración y los ayuntamientos. La ciudad había crecido a un 3. los dominicanos acostumbran a usar subrepticiamente los servicios religiosos haitianos.3% anual en la última década intercensal. El 39% de sus algo más de 16 000 habitantes vivía en la pobreza en el año 2002. Este desbalance de las partes determinaba otra forma usual de relación: el consumo de servicios sociales. y en particular entre organizaciones 192 . al mismo tiempo. en particular cuando ocurren crisis. Los haitianos acuden frecuentemente a los servicios médicos dominicanos y en menor medida también a algunos servicios educacionales. sobre todo cursos técnicos. principalmente debido a la fuerte inmigración de campesinos pobres que se aglomeraban en los barrios marginales del sur. Pero es más frecuente encontrar estos contactos en el plano de la sociedad civil organizada. Y. Dajabón es también una ciudad pobre y con una inversión pública insuficiente (lo cual ha motivado protestas comunitarias). Estos contactos han envuelto usualmente a los militares. un sistema de enseñanza hasta el nivel preuniversitario. lo que había significado una reducción de cerca del 20% desde 1993. Las relaciones formales de las organizaciones son más inestables.

y una misma proporción creía que iban a ser más pobres si dejaban de entrar a la ciudad. Esto explica que en la encuesta de De Jesús (2007) esta ciudad mostrara resultados notablemente favorables a la interacción económica con los haitianos. Es usual dar con instituciones homólogas transfronterizas. así como la magnitud de los intercambios económicos –que deberán incrementarse en el futuro inmediato según madure la región económica binacional–. determinan el predominio de una relación complementaria más que competitiva. Esto genera una situación paradójica. tampoco ninguna otra es tan cuidadosa en garantizar la salida de todos cuando concluye la jornada comercial. así como el consumo de otros servicios. y aunque estos concurren al hospital de la ciudad (con el beneplácito mayoritario de los dajaboneros. Esta última condición. 2007) esta concurrencia. sin olvidar que fue aquí donde comenzaron las matanzas de haitianos en 1937 y que entonces. según de Jesús. Para los habitantes de Dajabón la pobreza de Ouanaminthe. Mientras que por un lado ninguna ciudad fronteriza dominicana recibe tal cantidad de visitantes haitianos los días de ferias. es percibida como una amenaza que la propaganda antihaitiana se ha encargado de enraizar en la psicología social de la comunidad local. mientras que el 88% afirmaba que sin feria binacional habría repercusiones muy negativas. la propia ciudad fue proclamada como la principal avanzada de la dominicanización. es relativamente menor que en otras ciudades limítrofes. A diferencia de Comendador y Pedernales. Cerca del 70% los consideraba necesarios. en la ciudad no habita ningún haitiano.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA que trabajan en el área de los derechos humanos o los intercambios culturales. físicamente visible desde su misma ciudad. con costos claramente menores que los beneficios. y durante décadas. El 46% opinaba que 193 . aunque regularmente la parte dominicana actúa como cabeza de la relación. Es lo que llamaríamos una vecindad administrada y coactada.

En cambio. 194 . con viviendas aisladas. La ciudad posee unos 20 000 habitantes y ha crecido aceleradamente durante los últimos diez años. y hasta bien avanzada la década de los 80. es decir. en los complejos ubicados en el sur. estas no son dos ciudades contiguas. mientras que del lado haitiano existe un modesto edificio de aduanas algo más alejado de la línea divisoria. recorrido por una carretera que ha sido paulatinamente rodeada de casas (algunas habitadas por haitianos). unas 3. para una densidad de 165 personas por kilómetro cuadrado. paradójicamente. aunque en el plano de la interacción personal o familiar predominaba el rechazo hacia los haitianos. Belladere ha experimentado un empobrecimiento cualitativo como resultado de la relación transfronteriza. Otros casos de complejos urbanos transfronterizos. que tiene una extensión de 316 kilómetros cuadrados y una población 52 270 habitantes. y en particular en el hecho de que este complejo muestra un trato más desigual en detrimento de la ciudad haitiana. Otra diferencia sustancial estriba en las maneras como se han relacionado históricamente y sus consecuencias. A diferencia de las anteriores. Del lado dominicano. el mercado binacional funcionaba en Belladere. 2000). Durante muchos años. más contradictorias. mientras que entre el borde y Belladere hay algo menos de ocho kilómetros de un camino sin asfaltar. Esta última está ubicada en la común del mismo nombre. Este es el caso del binomio Comendador-Belladere. casi sobre el mismo borde. Entre Comendador y el borde –marcado por un pequeño río llamado Carrizal– existe cerca de un kilómetro de distancia.7 veces superior a la que presenta la provincia de Elías Piña (IHSI. Los dominicanos. A diferencia de Ouanaminthe. legal o ilegalmente.CIUDADES Y FRONTERAS el desarrollo de Dajabón no podía separarse del de Ouanaminthe. donde la frontera es más porosa. las relaciones interurbanas tienden a ser más intensas y. hay un edificio que alberga a las instituciones civiles y militares de regulación.

lo que produjo un traspaso de la actividad mercantil y de los negocios hacia la ciudad dominicana. De los mejores tiempos pasados la ciudad haitiana solo muestra los edificios arruinados y un mercado local extremadamente pobre. zapatos. perfumes. La ciudad contaba con un solo hospital en muy mal estado de solo 44 camas. y de hecho barrios completos de la ciudad están mayoritariamente habitados por personas de esta nacionalidad.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA cruzaban a la ciudad haitiana a aprovisionarse de mercancías no existentes en el mercado local –ni siquiera en la cercana metrópoli regional San Juan de la Maguana–. al mismo tiempo que esta fue creciendo como resultado de la migración interna. el acelerado crecimiento demográfico expandió los barrios marginales y agudizó la situación de los servicios. etc. La pobreza creciente de Belladere ha incidido en el asentamiento de parte de su población en Comendador y en el consumo de los magros servicios sociales que ofrece la ciudad. Muchos habitantes de Comendador recuerdan estas visitas a una ciudad que aún mostraba cierta vitalidad. cosméticos. edificios públicos inusualmente grandes (construidos por el gobierno haitiano con fondos de la indemnización pagada por Trujillo tras la matanza de 1937) casi monumentales para las dimensiones del poblado. Para los gobernantes haitianos. En cambio. tales como textiles. Belladere figuraba como un símbolo de orgullo ante la fiebre constructiva de la “dominicanización”. Cuando se abrió legalmente el comercio transfronterizo a principios de los años 90. un servicio irregular y de baja cobertura de agua y un sistema de electricidad totalmente arruinado del que solamente quedan los tendidos de cables y algunos postes erosionados. sobre todo en la pe195 . que daba servicio a toda la comuna. Se calcula que entre el 10 y 15% de la población de Comendador es haitiana. Las actividades de intermediación fueron copadas por comerciantes externos o por corporaciones locales. que solo dejaron a los habitantes de la ciudad los servicios menores. la feria se trasladó a Comendador.

Al mismo tiempo los haitianos. Aunque al196 . Pero su porosidad no implica que el complejo urbano esté animado por una mutua percepción de aceptación. Pero al mismo tiempo. los habitantes de Comendador expresan respecto a los haitianos la esquizofrenia de la mutua imprescindibilidad y. usan los servicios sociales de la ciudad. entre el 40 y 50% de las consultas médicas eran en beneficio de personas de ciudadanía haitiana. Siendo una ciudad muy pobre. según sus funcionarios. Una explicación es que esta zona fronteriza ha sido históricamente muy porosa y lo sigue siendo probablemente debido a que resulta funcional para el rol de la provincia como un lugar privilegiado para los tránsitos ilegales de todos tipos. marca una diferencia radical con Dajabón. sus habitantes dependen abrumadoramente del comercio transfronterizo: el 18% de los encuestados trabajaban en la feria y un 71% consideraba que la situación sería muy negativa si se suspendiera este comercio. el uso del espacio y el consumo de los servicios sociales. que también se percibe en Pedernales –aunque a menor escala–. ellos podrían mejorar sus condiciones de vida y solo un 35% creía que eran necesarios. El tercer binomio es Pedernales-Anse a Pitre. residentes o no en Comendador. donde las casas ubicadas en cada parte se comunican directamente. Son colindantes. los haitianos competían con ellos por las escasas oportunidades de trabajo. por lo que el 61% consideraba que si los haitianos fueran sacados de la ciudad. y en particular del hospital provincial.CIUDADES Y FRONTERAS riferia sur y noroeste. Según De Jesús (2006). del rechazo. en particular hacia el norte del puerto fronterizo oficial. al mismo tiempo. donde. Ciertamente una cifra baja para un contexto fronterizo. pero significativa si tenemos en cuenta que se trata de una modalidad migratoria con menos de un decenio de práctica. Se trata de dos pequeños poblados. Esta situación. el primero con unos 10 000 habitantes y el segundo probablemente con el doble.

esta situación ayuda a explicar que. puede observarse la disposición de ambas ciudades. convulsionado e inestable. En la siguiente foto área. Y su aislamiento ha ayudado a forjar una identidad local muy fuerte. tomada de los servicios de Google. Pedernales al este y Anse a Pitre al oeste y separadas por una zona de contención en reducción y el cauce seco del río Pedernales. aun siendo un poblado pobre. pero al mismo tiempo le libra de la presencia de los intermediarios y permite un involucramiento más directo y provechoso de sus habitantes en el comercio transfronterizo. sino a la propia Peder197 . lo que condena a este poblado a una dimensión mercantil modesta.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA gunos dominicanos tienen viviendas y familias en Anse a Pitre. Como antes anotábamos. Anse a Pitre dista de mostrar los niveles de miseria concentrada de otras ciudades haitianas. el fenómeno más generalizado es inverso y cientos de haitianos han fijado su residencia en los barrios marginales de Pedernales. De alguna manera. dado el aislamiento de Anse a Pitre. que se expresa orgullosamente no solo respecto al resto de Haití. es un binomio que cierra en sí mismo el corredor.

aunque en la actualidad. Esta madeja de comunicaciones y contactos se condensan en la llamada Feria de la Fraternidad. La única posta médica disponible no tiene regularmente personal médico. así como un espacio para la realización de una serie de actividades productivas (pequeñas maquilas. la ciudad no posee ni acueducto ni energía eléctrica. cuyos servicios consumen en un alto porcentaje los haitianos. entre otras cosas. para organizar fiestas y actividades lúdicas frecuentadas por algunos vecinos de la soñolienta Pedernales. apenas perturbado por incidentes menores que ambas partes saben resolver mediante la negociación. pesca. También es usual que los niños y adolescentes haitianos estudien en Pedernales. mercado para sus producciones agrícolas de menor calidad. etc. de manera que esta última le provee bienes y fuerza de trabajo baratos. aunque algunos establecimientos comerciales tienen plantas eléctricas propias que sirven. una plaza del mercado construida sobre el mismo borde con apoyo de la cooperación española y que recientemente ha sido escoltada por un puente peatonal sobre el escuálido río Pedernales.CIUDADES Y FRONTERAS nales.) cuyas rentabilidades 198 . y de presentar las relaciones entre ambas ciudades como un modelo de coexistencia. con el apoyo de la cooperación internacional. Los habitantes de ambas partes gustan de proclamar que constituyen un mundo aparte en las relaciones transfronterizas. Y aunque es así en muchos sentidos. se construye una escuela secundaria que deberá reducir este flujo. una ciudad fundada pocas décadas atrás en contraste con la existencia centenaria de Anse a Pitre. por lo que los vecinos deben visitar el hospital de Pedernales. Constituida principalmente por casas de madera con techos de zinc. ello no puede conducir a pensar que se trata de una situación cualitativamente diferente a los dos casos antes analizados. En realidad la vida de Pedernales depende en buena medida (aunque como veremos en una medida más discreta que otros casos) en la relación desigual que establece con Anse a Pitre.

los pedernalenses dependen menos del comercio que sus compatriotas de Comendador y Dajabón y que esta actividad tiene aquí un límite muy preciso.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA dependen de la puesta en contacto con el poblado haitiano y sus habitantes. muy particular por diversas razones derivadas del ya mencionado enlazamiento 199 . dado que –como antes decía. tenemos el binomio de Jimaní del lado dominicano y Fond Parisien en la parte occidental. Sin embargo. Solo el 36% pensaba que eran necesarios. solo el 12% de los habitantes de Pedernales realizaban algún trabajo en la feria y solo el 56% consideraba que habría una afectación negativa si se interrumpiera el comercio. y menos de un 30% que el desarrollo de la ciudad de Pedernales debería ir de la mano del desarrollo de Anse a Pitre. Finalmente. Según De Jesús (2006ª). En cambio. el 68% creía que a la ciudad le iría mejor sin los haitianos. sus habitantes se expresan respecto a los haitianos de manera más excluyente que en otros lugares.

de manera que aun siendo el puerto terrestre más activo de la frontera. No obstante. Por consiguiente. y donde los núcleos duros de rechazo antihaitiano eran menores. la asimetría y eventualmente el conflicto. es también la ciudad más pobre y más pequeña. Probablemente por esta razón. parcialmente discutidas aquí. Sin embargo. El caso que más ha avanzado en la dirección mencionada y que hoy constituye un CUT. indican que en la frontera dominicano-haitiana se está produciendo un fenómeno típico de otras fronteras en el mundo: la formación de aglomeraciones urbanas transfronterizas que.CIUDADES Y FRONTERAS que hace de ambas ciudades capitales: Puerto Príncipe y Santo Domingo. Fond Parisien es una ciudad muy cercana a Puerto Príncipe que ha logrado beneficiarse notablemente de su condición de intermediaria en el lado oeste del corredor. en la encuesta desarrollada por de Jesús (2006) en Jimaní. y por ese motivo es difícil plantear explicaciones más sólidas. Las evidencias empíricas recopiladas. funcionan como complejos sistémicos marcados por la desigualdad. lo cual aparece también confirmado en Dilla y Villalona (2006). esto significa la acentuación de todos los rasgos negativos implícitos en la condición de ciudad factoría y muy pocas de sus ventajas. no hay evidencias que indiquen que todas estas aglomeraciones ya constituyan sistemas (CUT). Para Jimaní. En cambio. en algunos casos. y en ella es visible el surgimiento de una clase media de transportistas y comerciantes inexistente en Jimaní. este es el punto de la frontera donde menos aguda es la desigualdad y donde también es menor el grado de vulnerabilidad de la parte haitiana. este es el corredor que menos atención ha recibido en las investigaciones desarrolladas en la frontera. Conclusiones. es el binomio Dajabón-Ouana200 . ni que necesariamente van a continuar una evolución lineal hacia su maduración como tales. esta ciudad aparecía como la ciudad fronteriza con una actitud de mayor aceptación a los haitianos.

este binomio seguirá existiendo como un enlazamiento básicamente local. como es el caso de la minería. Como anotaba en la introducción. Aunque es previsible que este corredor continúe ganando importancia por sus volúmenes comerciales. el tipo de relación que ha sido usual en la construcción de los CUT. Y es de esperar que implique una mayor subordinación de Ouanaminthe a la ciudad dominicana. es poco probable que el binomio PedernalesAnse a Pitre siga esta misma evolución debido a la exigüidad de los mercados puestos en contacto y a que. Sin embargo.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA minthe. lo cual indudablemente afecta la capacidad de la parte dominicana para producir una subordinación de la parte haitiana. la manera como estas ciudades se relacionan (y el contexto poco transparente de la relación) determinan un binomio muy movedizo y competitivo. Este sistema urbano binacional debe continuar desarrollándose al calor de la formación de una región económica binacional.– en el contexto de la franja fronteriza. la ciudad de Pedernales basa su reproducción económica en actividades “nofronterizas”. Esto otorgará a este CUT una dinámica mayor. no solo por la complejidad de sus respectivos contextos. de hecho. sino también por la menor disponibilidad de investigaciones. que posee condiciones particularmente favorables –viales. que implica la subordinación de nordeste haitiano y del noroeste dominicano a la economía del Cibao Central y de la ciudad de Santiago de los Caballeros. lo que no omite su maduración como un CUT. la generación de espacios mayores de acumulación está limitada por la pobreza de la región y de las 201 . habilitación urbana. etc. En el caso de Comendador y Belladere. es probable que esta región binacional llegue a constituirse en una “triple frontera” con la atracción del sureste cubano. Las situaciones de los otros dos binomios son más dudosas. En consecuencia. recursos humanos. dada su conexión con el mercado internacional y la creciente sofisticación de la economía regional.

Este tema es de vital importancia para el futuro de la frontera. por lo que hipotéticamente pudiéramos decir que estas dos ciudades no constituyen CUT ni lo podrán ser en un futuro previsible. Pero la distancia entre ambas ciudades (más de una decena de kilómetros) y la cercanía de Fond Parisién a Puerto Príncipe desdibujan la relación del binomio. como es el caso muy marcado de Las Matas de Farfán. se pudiera adelantar la hipótesis que otras ciudades cobrarán mayor importancia dentro del corredor. Finalmente. También nuevas maneras de manifestarse la migración de población desde la franja haitiana hacia el lado 202 . en la misma medida en que el comercio binacional formal se incremente (y lo seguirá haciendo) también será más intensa la actividad económica de Jimaní y de Fond Parisien. La formación de los CUT constituye una nueva manera de relacionamiento y de presión sobre los recursos naturales compartidos y los servicios en general. Por consiguiente.CIUDADES Y FRONTERAS propias ciudades factorías. en la vecina provincia de San Juan.

Informe. Universidad Autónoma de Baja California. vol. Se trata. Université de Paris I. Dilla y S. Dilla. comp. Santo Domingo. 5. Lausanne. Carolina (2000). Informe de investi203 . Haroldo (2004). 9. de un nuevo escenario de cooperación y de conflictos. _________ (2007). y A. no hay alternativas. Dilla. Intermediación urbana y prácticas sociales en una ciudad fronteriza: Dajabón. México. Globalización e intermediación urbana en América Latina. Etudes urbaines en études de faisabilité de la réhabilitation/extension du réseau d`eau potable de Ouanaminthe. Bolay.LOS COMPLEJOS URBANOS EN LA FRONTERA DOMINICO-HAITIANA este. Fondo de Cultura Económica. y los énfasis sobre una u otra opción dependerán de la capacidad de las políticas para entender que es imposible pensar soluciones perdurables de un solo lado del borde. Haroldo y S. Encuesta sobre la representación social de los haitianos en Comendador. Frontera en transición. en Haroldo Dilla. “La economía fronteriza: la s nuevas oportunidades del comercio” en H. Ciudades y Fronteras. no. en pocas palabras. De Jesús (2005). Simplemente. Zygmunt (2004). _________ (2007a). BID/Hábitat (2001). Bauman. Revista Estudios Fronterizos.. Sobeida (2006). De Jesús. No es un asunto de preferencias. “Ciudades intermedias: ¿una nueva oportunidad para un desarrollo regional coherente en América Latina”. Santo Domingo. Border Urban Intermediation in Dominican Republic. C. L`essor de échanges transfrontaliers: une nouvelle dynamique de développement pour la province de Dajabon. “Intercambio desigual y complejos urbanos binacionales en la frontera dominicana con Haití”. FLACSO. Ecole Polytechnique Federale de Lausanne. Rabinovich (2004). de Jesús. febrero. Referencias Bibliográficas Abiven. Memoire de Maitrise. Jimaní y Pedernales. J. Ciudades y Fronteras. La sociedad sitiada. Commune de Ouanaminthe. enerojunio. Santo Domingo.

Villalona (2006). México. Bob (2003). “Desarrollo regional y servicios al productor en los corredores fronterizos del norte de México”. David (1990). Santiago de los Caballeros. Lin Sum. PUCMM. Perkmann y N. Taylor. Estudio y evaluación de impacto del programa de crédito en los beneficiarios y las entidades financieras que intermedian el fondo de crédito de PROPESUR. en M..ciudadesyfronteras. Lausanne. México. Geografía política. Emmanuel. P. Los límites del capitalismo y la teoría marxista. Santo Domingo. ANUEIS. Villes a la Frontiere et transformation de l´space. La Région des Lacs Azuei et Enriquillo: Zonage et Ebauche du Plan d’Aménagement. El intercambio desigual. Programme Environnement Transfrontalier (PET). Félix. Regionalization and Cross Border Regions. García de León y A. Mungaray. Santo Domingo. Port au Prince. Gustavo. Desarrollo fronterizo y globalización. Puerto Príncipe. eds. NCCR/EPFL (www.com). Trama Editorial. Poschet. y M. (1997). Flint (2002). Jimaní.CIUDADES Y FRONTERAS gación. _________ y M. México. EPFL. octubre. Harvey. en G. Document de travail. Document de Travail. _________ (2003). INESA (2002). Arighi (1972). Rosa (2001). Madrid 204 . Les pratiques sociales de transformation de l’espace urbain : le cas de l’intermédiation frontalière Ouanaminthe-Dajabon. Palgrave. Rodríguez. Fondo de Cultura Económica. Eliacin. R. “he Political Economy of Scale”. Joe (2003). Londres. Globalization. Estudio de fomento de los intercambios comerciales en la región norte de Haití y República Dominicana. Siglo XXI Editores. y C. Jessop. Frontière et système urbaine. et al. República Dominicana. Lena (2006).

07 La globalización. el libre comercio y la frontera haitiano-dominicana MARION TRAUB-WERNER .

.

Como consecuencia de la ocupación norteamericana durante las primeras décadas del siglo XX. un margen entre dos países cuyas diferencias caen dentro de la clara bifurcación del Norte y el Sur. o “desarrollados” y “en desarrollo”. bienes y trabajo. Durante décadas. La frontera haitiano-dominicana es uno de esos espacios económicos trasnacionales emergentes. 207 . pero económicamente dispares existentes entre Estados-naciones de desiguales niveles de ingreso. se caracteriza por la creciente fragmentación socioeconómica entre y dentro de los Estados-naciones y por la emergencia de las fronteras nacionales como lugares de intensos flujos de capital. Se estudian ampliamente en la frontera entre los Estados Unidos y México. esos proyectos han perseguido capitalizar en márgenes espacialmente cercanos. empleada en la producción de azúcar –una actividad en manos norteamericanas– en vastas plantaciones en República Dominicana. este artículo considera cómo esa interdependencia interrumpe y a la vez se ve interrumpida por los proyectos regionales y trasnacionales de acumulación de capital. La globalización del capital. Durante mucho tiempo.M ientras la proximidad espacial de las ciudades fronterizas sugiere una línea de investigación que examina su inter- dependencia. Haití fue insertado en los circuitos globales de acumulación de capital como un país exportador de fuerza de trabajo devaluada. la frontera fue solo un espacio para el paso de cientos de miles de emigrantes haitianos. y de los divergentes patrones de tenencia de la tierra. ocurrida a finales del siglo XX.

la construyó en el año 2003 la mayor compañía exportadora de textiles de República Dominicana. Estas cifras se sustentan en estimados de distintos informantes. regional y global. 208 . determinada tanto por las crecientes desigualdades socioeconómicas entre ambos países como por las presiones que encaran en un marco regional y global neoliberal. y la única hasta hoy. los dos pueblos se vieron abrumados por miles de comerciantes y transportistas con una frecuencia de dos veces a la semana. La reciente evolución de la economía haitiana ha conducido al crecimiento rápido y dependiente de Ouanaminthe. Haití se ha convertido en un importante consumidor de exportaciones dominicanas. más el pueblo. con 43 774 en el pueblo. En la estrategia de acumulación dominicana. así como en una fuente de fuerza de trabajo barata para el sector exportador de ropa dominicano. Haití queda como un mercado de consumo de bienes dominicanos y como un proveedor de trabajadores de bajos salarios. en Ouanaminthe la población se incrementa de manera significativa durante los días de apogeo del mercado. La primera. lo cual se manifiesta en la relación entre las dos ciudades fronterizas más importantes: Ouanaminthe (Haití) y Dajabón (República Dominicana). un pueblo que antes del embargo norteamericano a Haití (1991-1994) tenía entre 15 000 y 18 000 habitantes. en 2002 (publicado en el 2005) registró 82 549 habitantes en la commune. cuando República Dominicana comenzó a abrir regularmente su frontera.CIUDADES Y FRONTERAS En este trabajo discuto algunas facetas de esta relación cambiante. En la medida en que ambos pueblos crecían. considerando la queja generalizada de que el Censo no era exacto y la percepción de una población en aumento que conduciría a los informantes a sobrestimarla. y que hoy tiene entre 50 000 y 80 000. en el contexto de las dinámicas de comercio binacional. que se está trasladando a ese país. Ouanaminthe cautivó la imaginación de otra forma de interacción fronteriza: las zonas francas fronterizas. El Censo de 1982 registró 36 495 habitantes. El siguiente Censo. incluyendo dos que participaron en el Censo. En un período relativamente corto. Estos cambios reflejan una intensificada interdependencia.1 A partir del embargo. Como en el vecino Dajabón. 1 La commune de Ouanaminthe tiene cinco sections comunales rurales.

LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA Contextualizo la emergencia de Ouanaminthe como un lugar de acumulación transnacional de capital a partir de los cambios contemporáneos en las reglas de comercio regional y global. así como las identidades en disputa de las personas allí residentes. abordo con más detalles el comercio global de vestuario a fin de explicar las dinámicas regionales y globales que informan la construcción de la primera zona franca fronteriza de un tamaño significativo en la isla. Las exportaciones textiles dominicanas y Haití. Utilizo estas dos ópticas para entender la oposición a la zona franca como uno de los múltiples conflictos que definen las formas contemporáneas de integración entre dos países. es decir. 1999. Para entender esta segunda noción de localidad. como consecuencia de su acceso al mercado norteameri209 . 2002). Por una parte. relacionados con los cambios en la organización de la producción de ropas. El sector textil exportador dominicano creció rápidamente durante la década de los 80. 2004). Por otra parte. La zona comercial es una forma muy rigurosa de “ajuste espacial” (Harvey. al concentrarme más en la firma y en la industria como objetos de análisis. 1982) que busca resolver la crisis de rentabilidad de la producción textil trasladando la producción a una región de bajos salarios. acudí a entrevistas y a la observación participante en Ouanaminthe a fin de poder comprender las narrativas que rodean a las dinámicas comerciales que conforman el espacio del pueblo. con la reciente transformación económica del pueblo y con los intensificados intercambios binacionales. Las localidades conformadas por esas relaciones son producidas de manera dinámica por interacciones de múltiples escalas y por la posición relativa de unos lugares respecto a otros (Sheppard. Combino dos formas distintas de análisis. 1994. fundamento la necesidad de desarrollar un acercamiento a la localidad entendiéndola como un espacio conformado por sus relaciones. como una negociación de flujos múltiples e identidades en disputa (Massey.GLOBALIZACIÓN.

José Tomás Pérez. las consideraciones regionales no constituyeron los 2 Como explicó un director de la Corporación del Fomento Industrial. Además de funcionar como una estrategia territorial para descentralizar la producción y flexibilizar el trabajo. 2000). en el Valle de Cibao. pero pronto comenzó a mostrar tasas descendentes de crecimiento debido a la creciente competencia de los productores centroamericanos y mexicanos – en este último caso. Santo Domingo (Shrank. “el esfuerzo del gobierno para construir y desarrollar parques industriales se hace para resolver el problema del desempleo. el sector exportador de ropa alcanzó su clímax en términos de empleo y exportaciones. especialmente haitianos. con su acceso al mercado norteamericano. garantizado por el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. el empleo de operadores de máquina extranjeros. 15-21 de octubre de 1997. 53. La producción de textiles se concentró en dos regiones principales: Santiago y sus alrededores. partiendo del hecho de que los haitianos vienen a este país y trabajan por cualquier cosa”. tanto dominicana como haitiana. Las zonas francas deben ser para los trabajadores dominicanos.2 Esta división se estableció tanto en la retórica gubernamental como en la ley para incentivar estas zonas (8-90). Por esta razón. que proveyeron una alternativa para los pueblos y ciudades secundarias ubicados fuera de los esquemas de preferencia industrial monopolizados por la capital del país. 210 . p. debe prohibirse estrictamente porque esto provocaría una devaluación de los salarios. director de CFI. En los años 90. las zonas francas también se diseñaron expresamente para establecer líneas definitivas entre las fuerzas de trabajo baratas. que excluyeron de manera tácita a los trabajadores haitianos al limitar el número de empleados extranjeros al 20%. libre de aranceles para prendas ensambladas de telas norteamericanas. Estas llamadas exportaciones no tradicionales se promovieron mediante el establecimiento de zonas francas.CIUDADES Y FRONTERAS cano. y en las ciudades del sureste como La Romana y San Pedro de Macorís. Sin embargo. Citado en Rumbo. una cuota cubierta por personal de dirección y técnicos extranjeros. Las prendas se vendían a un mercado norteamericano aparentemente insaciable.

los participantes en la Ronda de Uruguay de negociaciones comerciales multilaterales acordaron descontinuar el sistema global de cuotas textiles. lavar. la tecnología y el costo de la electricidad. en el sureste los productores extranjeros se dedicaban casi exclusivamente a operaciones de ensamblaje. mientras el sureste permaneció dominado por empresas extranjeras. en firmas capaces de entregar el producto de manera directa a los compradores norteamericanos partiendo de cumplir las especificaciones de estos últimos. sobre todo norteamericanas. Mientras el establecimiento de las hilanderías estaba todavía limitado por el acceso al capital financiero. de enero del 2005. llamado el Acuerdo Multifibras. no solo para proteger a sus propios productores. empezaron a transformarse en los llamados “productores de paquete completo”. marcar y cortar tela. las firmas más importantes. sino para ofrecer una parte relativamente pequeña de sus mercados a sus periferias neocoloniales. hacer sus propias auditorías y terminar. La creciente competencia y el fin de las cuotas textiles condujeron a su éxodo. que habían organizado el ensamblaje de ropas pre-cortadas procedentes de los Estados Unidos. En Santiago. Primero. empacar y embarcar productos. Desde los años 60. estos factores regionales y globales provocaron varios importantes cambios en el sector textil dominicano. 211 . Como resultado. aplicar y refinar patrones. con su capital definitiva en Santiago.GLOBALIZACIÓN. el sector se consolidó geográficamente en el norte. Las cuotas fueron completamente desmanteladas el 1ro. A fines de los años 90 y a principios del nuevo siglo. es decir. Una cultura empresarial había facilitado la transición de los capitalistas locales de sus posiciones como administradores de firmas norteamericanas a inversionistas y dueños. media docena de firmas dominicanas desarrollaron las capacidades –tanto en términos de recursos humanos como de crédito– de comprar tela y accesorios. En 1994. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA únicos nubarrones en el horizonte para este sector. el sistema de cuotas textiles posibilitó que los mayores importadores de ropa –principalmente la Unión Europea y los Estados Unidos– limitaran las importaciones asiáticas.

2003). las fábricas de ensamblaje de ropa no es en modo alguno un fenómeno novedoso. las tres mayores firmas radicadas en Santiago comenzaron a 212 . sino también se reorganizan en un proceso conectado de manera muy estrecha con la construcción de valores diferenciales de trabajo. las firmas textiles no solo se expanden para cumplir funciones de un valor ampliamente variado. Desde fines de los años 90. es decir. Este tipo de producción constituyó una parte significativa de las importaciones de ropa norteamericanas procedentes de la Cuenca del Caribe durante los años 80. una actividad que. los suministros médicos y la manufactura de calzado. El declive de las exportaciones de ropas ha ocasionado una intensificación de los discursos gubernamentales y de las agencias de cooperación internacional sobre el agotamiento del modelo de zona franca y el imperativo de transición del país a “servicios de valor añadido” como las centrales telefónicas. ya no resulta viable para la economía dominicana. el ensamblaje de ropa se ha considerado parte del “viejo” modelo. coincidieron con diversas acciones dirigidas a establecer el ensamblaje de ropa en Haití. 2004). Transnacionales de los Estados Unidos y Canadá también habían invertido en una estrategia similar.CIUDADES Y FRONTERAS Como otros productores de la cadena global de suministros. pero más intensiva desde el punto de vista del capital: el establecimiento de hilanderías en República Dominicana para el ensamblaje en Haití. que liquidó virtualmente al sector (Heron. antes de los disturbios políticos y del embargo decretado por la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1991. si bien cumple la función social de proveer empleo. Los intentos de varias empresas dominicanas por dejar de suministrar mano de obra barata para convertirse en agentes de una parte expandida de la cadena de suministros. raza e identidades nacionales (Wright. la electrónica. En Haití. Desplegando una narrativa familiar de progreso lineal del trabajo intensivo a la producción intensiva de capital. a menudo relacionados con construcciones de género.

la frontera entre República Dominicana y Haití ha venido no solo a dividir a los dos estados. sino también a marcar las diferencias entre dos regímenes políticos. Estos sectores fueron auspiciados mediante 213 .GLOBALIZACIÓN. paralizó esos esfuerzos. pero la inestabilidad que sobrevino después del segundo golpe de Estado contra Aristide. Durante el último lustro. se corresponden tanto con el frío cálculo de las ventajas comparativas como con una aguda comprensión de las políticas de comercio y desarrollo. La actual crisis del modelo basado en las exportaciones de zonas francas y en el turismo de masas no ha sido encarado con políticas coherentes. Los intentos de las firmas dominicanas por mudar a Haití los procesos laborales intensivos de la cadena de suministro de ropas. Dos de las tres instalaciones adquiridas estaban en Puerto Príncipe. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA desarrollar operaciones de ensamblaje de ropa en Haití. en 2004. A diferencia de sus competidores. Textiles Dominicanos comenzó a desarrollar un proyecto de zona franca en Ouanaminthe.

los bienes deben ser embarcados de Haití. debe continuar empleando mayormente tela hecha en los Estados Unidos. 214 . el sector dominicano. carente de esta provisión. en realidad una compleja urdimbre de regímenes políticos. Sin embargo. se articula con discursos de crisis y progreso. socavando así la lógica de la zona fronteriza. En términos concretos. hasta la firma de los acuerdos comerciales entre República Dominicana. en cambio. En el escenario contemporáneo. Centroamérica y los Estados Unidos (DR-CAFTA). en inglés. La ley de denomina. así como con reajustes materiales en la producción. la Haitian Hemispheric Opportunity hrough Partneship (HOPE) de 2006. cuando República Dominicana ha ingresado al acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos. Haití está recibiendo algunas “preferencias” no disponibles en el caso de la vecina nación. establecido por la Iniciativa para la Cuenca del Caribe. la cual concluye algunos bienes y embarca todos los bienes de RD. en el momento en que escribo. 3 En esta sección.CIUDADES Y FRONTERAS subsidios bilaterales y nacionales. existe más tolerancia hacia esos subsidios industriales por parte de la Organización Mundial de Comercio. y mediante preferencias comerciales. Mientras originalmente las zonas de libre comercio dominicanas refuerzan el valor de la producción de ropa al excluir 3 En diciembre de 2006 el Congreso norteamericano aprobó una cuota especial para la producción textil haitiana. Centroamérica y los Estados Unidos. Sin embargo. lo cual es caro y de baja calidad. describo los diversos cambios en la política comercial –tanto multilaterales como regionales–. En Haití. para generar empleos a la luz de la inestabilidad política y la amenaza del comunismo en los años 80. El llamado libre comercio. las exportaciones haitianas y dominicanas a los Estados Unidos –su principal socio comercial– estaban regidas por el viejo y llamado marco “preferencial”. la cual permitiría el uso de tejidos asiáticos baratos que entrarían a los Estados Unidos exentos de tarifas. Ahora. a fin de ubicar a la frontera haitiano-dominicana en el contexto de una intensa liberalización comercial. los subsidios específicos del sector se perciben crecientemente como violaciones de la ortodoxia del libre comercio y como algo que desalienta la competitividad del sector privado. el Banco Mundial.

como describo en la siguiente sección. haitianos y extranjeros. Pero en el contexto descrito más arriba. 215 . La zona de comercio emerge más bien a partir de la estrategia de una única y gran firma para negociar las narrativas de devaluación y declive abriendo una nueva frontera de bajos salarios para producir ropa. limitada a un espacio para el tránsito de bienes y trabajadores emigrantes y carente de una presencia civil gubernamental en cada lado. Como resultado de esos cambios. en el área de ensamblaje de ropas. por su pobre infraestructura y re4 Esta sección contó con la ayuda invaluable de las habilidades de investigación y traducción de Delien Blaise. Sin embargo. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA a los trabajadores haitianos. Si bien los marcos para estimular la inversión en la frontera han sido un tema sumamente discutido y codificado en una ley de incentivos en República Dominicana.GLOBALIZACIÓN. un espacio de un intenso tránsito y comercio dentro de una cambiante dinámica binacional. Situando la frontera: ecos del embargo. disuadidos por su aislamiento relativo (sobre todo en el caso de los negocios ubicados en cada una de las ciudades-capitales). en particular. Textiles Dominicanos construyó la zona franca industrial en Ouanaminthe. la inversión de capital en la frontera.4 La frontera haitiano-dominicana ha sido históricamente desdeñada por el capital transnacional y los Estados vecinos. no constituye un esfuerzo nacional o binacional para implementar un nuevo modelo económico de acumulación sobre la base de la industrialización de la frontera. hoy la sobrevivencia de los exportadores dominicanos depende de la creación de distancias espaciales y sociales entre el ensamblaje de ropa y los servicios de alta tecnología que intentan caracterizar a la economía dominicana. durante mucho tiempo la región ha estado “fuera del mapa” para los inversionistas dominicanos. estos esfuerzos se cruzan con una compleja relación de interdependencia entre Haití y República Dominicana y. en Ouanaminthe.

situada a unos 345 kilómetros. cuando los Duvalier fueron finalmente expulsados del poder. los haitianos pasaban a Dajabón para comprar productos agrícolas. Ouanaminthe se ha visto profundamente transformado por las dinámicas comerciales binacionales –la zona franca es solo una de varias. el cruce de la frontera estaba estrictamente prohibido para todos –excepto para un pequeño y selecto grupo de residentes en Ouanaminthe– bajo la amenaza de prisión y castigo físico. Durante este período. que trabajaban ellos mismos o los 216 . El comercio de productos agrícolas –mango. Cabo Haitiano y la capital.CIUDADES Y FRONTERAS cursos humanos. una situación que duró hasta 1986. El pueblo siguió siendo fundamentalmente agrícola. por el colapso periódico del Estado haitiano y por el desinterés del dominicano. y había intermediarios que comerciaban con las ciudades vecinas de Fort Liberté. Ofrezco esta descripción para poder explorar un poco más allá los conflictos entre los imaginarios espaciales y las luchas territoriales relevantes para este margen espacial y económico que emerge con los procesos contemporáneos de globalización. de miles de haitianos en la región fronteriza dominicana como parte de los esfuerzos del presidente Rafael Leonidas Trujillo por territorializar un Estado-nación moderno. la frontera dominicano-haitiana permaneció cerrada después de la masacre. Los lunes y los viernes. Muchos residentes locales poseían parcelas de tierra en la circundante y fértil llanura de Maribahoux. la mayor de la provincia del noreste. y los sábados y los martes los dominicanos iban a Ouanaminthe para la compra de cosméticos. yuca. utilizo entrevistas y observaciones en Ouanaminthe para poder entender las intersecciones de los flujos materiales y las narrativas comunitarias que confieren sentido a los cambios experimentados en el pueblo. Las principales actividades comerciales y las conexiones económicas continuaron siendo locales y regionales. ropa usada y artículos electrónicos. en 1937. Por entonces comenzó a efectuarse algún intercambio entre los dos pueblos. aguacate– discurría entre el pueblo y sus alrededores. En esta sección. Puerto Príncipe. Durante cincuenta años. arroz.

Invadidas por pequeños comerciantes. similar a una “quimera de oro”. El comercio atrajo a grandes y bien financiados empresarios de las ciudades principales. prácticas religiosas. aunque fue suspendido durante dos meses (agosto-octubre de 2003).GLOBALIZACIÓN.5 Aunque este comercio no duró mucho. después del embargo de la OEA contra Haití. y modos de vestir foráneos. Jean-Bertrand Aristide. Los residentes describen un flujo de personas procedentes de todo Haití. con alrededor de seiscientos soldados. resulta relevante su variedad de efectos para nuestra comprensión del espacio comercial de la frontera. mientras hubo comercio de gasolina entre Dajabón y Quanaminthe. Estaba estructurado alrededor de cuatro calles con electricidad (entre 6 y 12 horas diarias) y tenía un acueducto que servía a quienes vivían en el centro. las parcelas de los campesinos cercanas al río se llenaron tanto de gasolina como de 5 Las Naciones Unidas se sumaron al embargo en 1993. que introdujo costumbres. Los militares tenían allí una fuerte presencia. así como nuevas maneras de hacer negocios. vivían en refugios temporales cerca del río Masacre. el crimen y la prostitución. y componían la mayor guarnición fuera de Puerto Príncipe. Los nuevos inmigrantes que llegaron a participar en el comercio minorista de gasolina. libre de vicios urbanos como los bares. Los residentes refieren un cambio dramático cuando Ouanaminthe se convirtió en un puerto terrestre para importaciones significativas de gasolina y otros derivados del petróleo. Hasta ese momento. tanques para almacenar combustible y camiones-cisterna. donde se ganaban la vida transportando galones y bidones del combustible para venderlos a los intermediarios. cuando un golpe militar expulsó del poder al presidente democráticamente electo. 217 . Las evocaciones de los residentes locales son bucólicas: era un pequeño pueblo donde todo el mundo se conocía. todavía había tanqueros que llegaban de países no miembros de la Organización de Estados Americanos. Ello ocurrió en 1991. El embargo de la ONU duró de junio de 1993 a octubre de 1994. quienes transportaban el combustible a las industrias y los negocios semiparalizados en los centros urbanos del país. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA arrendatarios.

fue estimulada por las políticas populistas del presidente Aristide. y aquellos llegaron a pensar que nunca más recuperarían la tierra. Mientras muchos de los grandes comerciantes provenientes de ciudades lejanas regresaron a sus hogares cuando se levantó el embargo. Muchos residentes participaron en el comercio. otros se reasentaron en Ouanaminthe y se convirtieron en actores claves del contrabando y el mercado de canje de divisas. lo cual les dio la posibilidad de construir y poseer sus casas. como describe un informante. según los residentes más viejos. “el embargo hizo estallar la estructura social del pueblo”. las que crearon nuevos vecindarios precarios. Fluyeron cantidades significativas de dinero a los sectores populares. En su mayoría. algu218 . las personas que se asentaron de manera permanente fueron las relativamente más pobres. una práctica que. En síntesis. Sin embargo. Previendo la posibilidad de que sus tierras fueran ocupadas. estos nuevos empresarios se ven como la excepción. bien directamente o proveyendo servicios relacionados.CIUDADES Y FRONTERAS desperdicios.

así como para comprar comida (Dilla y De Jesús. hielo. El carácter comercial del pueblo es inequívoco: un sinnúmero de cambistas está disponible los siete días de la semana. entre 2 000 y 3 000 haitianos cruzan a Dajabón para vender ropa usada. Alimentados con diesel. muchas residencias combinan las funciones de almacén u hotel con las de vivienda. un resultado devastador del embargo sobre la base productiva del país y de la continua inestabilidad política. 2007). Los lunes y viernes de cada semana. grandes cantidades de cemento. en la medida en que no era planificado. Los informantes dijeron repetidamente que este tipo de crecimiento era “anárquico”. y todavía continúa funcionando allí. sino desorganizado y de marcado contraste con el vecino Dajabón. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA nos residentes que poseían granjas en las afueras decidieron vender sus propiedades con la esperanza de obtener algún beneficio de la expansión del pueblo. la infraestructura existente sufrió las presiones de la migración interna. barras de refuerzo. cosméticos y arroz y frijoles norteamericanos. El mercado binacional no solo ha crecido inmensamente. tres bancos y cinco instituciones microcrediticias se concentran en el centro del pueblo. Distintas ONGs se han organizado a partir de la variedad de abusos –desde castigos físicos hasta confiscaciones arbitrarias de bienes y la recaudación de impuestos– que los comerciantes haitianos continúan sufriendo a manos de funcionarios dominicanos. rastras y trailers ensordecen durante todo el día las calles principales. los dos generadores de electricidad –que daban una cantidad limitada de esta– dejaron de funcionar por completo en 1998 y el servicio de agua potable quedó limitado a un día a la semana para una fracción de la población. donde hay ruidosas moto-taxis que transportan pasajeros y bienes.GLOBALIZACIÓN. Durante la siguiente década. más ordenado y con servicios relativamente más confiables. Diariamente. 219 . harina y otros productos son transportados de República Dominicana para suministrar a gran parte del norte haitiano. sino se trasladó completa y definitivamente a Dajabón durante el embargo.

el embargo condujo a un conjunto de cambios que hoy continúan caracterizando a Ouanaminthe y su posición dentro de los circuitos de subsistencia y acumulación de capital en Haití. A unos cientos de metros de la parte del borde ocupada por las ciudades. el recodo del río penetra en territorio haitiano. el proyecto enfrentó una significativa oposición que casi llegó a paralizarlo por completo.CIUDADES Y FRONTERAS Desde el año 2004. Desde el principio. en gran medida para participar en el comercio binacional y. es evidente otro símbolo de crecimiento y cambio: actuales y antiguos trabajadores de la zona franca llevan camisetas de Levi’s con inscripciones “AM Industries” y “MD Industries” mientras caminan o montan bicicletas alrededor del pueblo. Los trabajadores haitianos entran y salen del lado haitiano. a pesar de que se benefician ampliamente del boom económico. La frontera entre Ouanaminthe y Dajabón está delimitada por el zigzagueante río Masacre. y que continúa limitando su extensión. de un lado. Al mismo tiempo. más recientemente. creando lo que los gerentes de la empresa Textiles Dominicanos consideran el enclave territorial ideal: tierra llana ubicada entre el río. Es un pueblo de oportunidades económicas relativas. El proyecto representa la primera inversión extranjera directa y significativa en el noreste de Haití desde que la plantación Dauphin –de henequén. para trabajar en la zona franca. ha experimentado una significativa ruptura social. En esta sección. entran y salen del lado dominicano. de otro. Márgenes en disputa: zonas francas privadas en la frontera. mientras los administradores dominicanos y algunos haitianos (pero residentes en Repúiblica Dominicana). y la frontera haitiano-dominicana. narran el crecimiento del pueblo como un acontecimiento situado más allá de su conocimiento y control. a veinte kilómetros– fuera abandonada por sus dueños norteamericanos a mediados de los años 50. Los residentes más viejos. así como suministros y mercancías varias. Lejos de ser un momento económicamente anómalo. que atrae a inmigrantes de todo el país. discuto la zona fronteriza en la intersec220 .

Los dueños y los arrendatarios de las tierras afectadas fueron informados del proyecto por varios grupos de justicia social en Puerto Príncipe. el río y su llanura concentran las áreas más viables de producción de alimentos para la subsistencia local. Los intereses personales de los dueños se articularon con los de un grupo 221 . la “internacionalización” del proyecto. Los rumores acerca de una zona franca comenzaron a circular a fines de los años 90. en el 2002. Se formó una dinámica pero tenue coalición para oponerse a la construcción de la zona franca. La zona franca ocupa 400 000 metros cuadrados del territorio haitiano y 150 000 del dominicano. el nacionalismo y los discursos nacionales e internacionales sobre los derechos laborales. mientras los dueños de las tierras dirigen sus negocios en el pueblo o en otras ciudades. marca el límite este de la llanura de Maribahoux. sus hijos y otras personas que los apoyaban. pero que coincidieron momentáneamente con la implantación del proyecto. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA ción de disputas sobre el comercio y la agricultura.GLOBALIZACIÓN. Debido a que en la producción agrícola haitiana no se emplea la irrigación. • Primero se organizó un comité para defender la tierra. sobre todo las de los mayores terratenientes. fundamentales para la organización de un sindicato (2004-2005). El río que corre justamente al oeste de la zona. muchas pertenecientes a las familias fundadoras de Ouanaminthe. Estaba motivada por agendas divergentes. con la participación del Banco Mundial y de grupos de derechos laborales de Europa y los Estados Unidos. que colocó a actores locales y nacionales en una lucha sobre el significado y uso del territorio fronterizo (2000-2003). Muchas de las familias que trabajan en las granjas circundantes a Ouanaminthe son arrendatarios. y la sostenida inestabilidad y conflicto y un futuro incierto para la expansión de la zona (2006-hasta hoy). una de las pocas áreas agrícolas fértiles. Divido mi discusión en los tres períodos del proyecto: la disputa inicial sobre la ubicación de la zona.

2001) para convertir la deuda bilateral en un fondo para la integración de la isla. 222 . se organizaron en su lucha contra la zona. Los residentes se referían a un pasado nostálgico y al futuro potencial de la región como almacén para el pueblo. • Un segundo grupo de personas estuvo estrechamente motivado por su oposición al gobierno de Aristide. tubérculos y legumbres. con una población triplicada y con una intensificada dependencia a las importaciones de alimentos procedentes del otro lado de la frontera. alegando que esta constituía la piedra angular de un plan de integración más amplio dirigido a establecer una serie de zonas francas a lo largo de la frontera. el pago de indemnizaciones por las expropiaciones se ha convertido en una prioridad principal del Banco Mundial 6 En verdad ambos países firmaron un acuerdo con los Estados Unidos durante la Cumbre de las Américas (Miami. • Por último. Debido a sus denuncias. incluyendo la atención de los medios de difusión nacionales y fondos para las movilizaciones. este plan no ha tenido seguimiento. Hasta donde conozco. recordando que los campos adyacentes habían servido como una importante fuente de frutas de estación. Los opositores al gobierno –tampoco unidos en modo alguno– proveyeron importantes recursos. pero su efecto fue importante en otros sentidos.CIUDADES Y FRONTERAS más amplio de nativos de Ouanaminthe y con actores de los movimientos sociales –especialmente la Iglesia Católica– debido a la conexión material y sentimental del pueblo con su periferia agraria. la expropiación de las mejores tierras elevó el ya palpable sentimiento de inseguridad alimentaria. Ahora.6 La coalición no tuvo éxito en impedir la existencia de la zona franca. incluyendo la construcción de zonas de comercio en la frontera. grupos críticos de la globalización neoliberal. y hubiera estado en contra de cualquier proyecto originado en el gobierno. con sede en Puerto Príncipe y Cabo Haitiano.

Con el terreno más o menos preparado. parte de un plan de invertir 41. el grueso de los otros dineros sería generado durante los dos primeros años de operación de la zona. varios jóvenes integrantes del comité de defensa decidieron continuar su lucha como trabajadores.GLOBALIZACIÓN. y con la indiferencia de los estados dominicano y haitiano. En el 2003. La CFI justificó el préstamo como una contribución a la estabilidad del sector dominicano exportador de ropas. aunque se argumenta que su involucramiento resultó clave en el manejo de los riesgos sociales y ambientales que amenazaban al proyecto en ese momento. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA en su proyección en la zona. Por último. así como la posibilidad de catalizar la inversión para generar 20 000 empleos directos cuando se desarrollara el lugar. sino también a los arrendatarios. Los documentos de la CFI silencian las condiciones de ese proyecto en Haití. También se sugirió que las zonas fronterizas serían posibles paliativos para la emigración de trabajadores haitianos al país. refinanciar su deuda y proseguir la construcción de la zona franca. 223 .4 millones para continuar mejorando las instalaciones de la compañía en República Dominicana. la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial ofreció a la compañía un paquete de préstamos por 20 millones de dólares. Al subsidiar a Textiles Dominicanos con un crédito de bajos intereses. ayudando a organizar un sindicato a unos escasos meses de haberse iniciado las operaciones. Textiles Dominicanos todavía carecía de suficiente capital para cumplir las obligaciones contraídas durante su proceso de conversión al “paquete completo” y para empezar a construir la zona franca. Además del préstamo aludido. la agencia sugirió que el préstamo contribuiría a la estabilidad de la firma en el largo plazo. y de hecho la coalición obligó tanto al Banco como a la empresa a compensar no solo a los dueños. El préstamo proyectó la creación de 1 500 empleos durante la fase inicial. así como a la retención de empleos considerados con costos demasiado elevados en República Dominicana.

No hay dudas de que desde el inicio mismo de este proyecto. En este acuerdo sobre el préstamo. presionaron a la dirección de la CFI para que respondiera a los reclamos de los sindicatos dominicanos. Textiles Dominicanos acató la solución. 224 . en una declaración pública de la CFI en el sentido de que el préstamo estaría condicionado al cumplimiento de estándares laborales fundamentales para principios del 2004. incluyendo el entrenamiento a administradores y supervisores en materia de derechos laborales y la celebración de auditorías regulares. la oposición a la zona se había fraguado en términos nacionalistas por parte de algunos actores. ya estaban funcionando dos fábricas en la frontera: una de pantalones Levi´s y otra de camisetas Hanes. lejos de mitigar el riesgo. Los conflictos eran comunes y los trabajadores empezaron a organizar un sindicato.CIUDADES Y FRONTERAS Sin embargo. el Consorcio de los Derechos de los Trabajadores (Estados Unidos) y grupos de solidaridad con Haití en Europa. marcada por el interés y la atención de sindicatos y grupos de derechos laborales de Norteamérica y Europa. Para ese entonces. una vez verificadas. Durante el 2004 el proyecto continuó navegando sobre aguas turbulentas. la federación del trabajo norteamericana. Durante el verano del 2003. Los sindicatos dominicanos y sus aliados internacionales levantaron preocupaciones en la CFI sobre las violaciones de Textiles Dominicanos a la libertad de asociación en República Dominicana. La campaña produjo una investigación independiente sobre las acusaciones y. la Confederación Internacional de Sindicatos del Libre Comercio (CFITU). Las dos fábricas de la zona franca operaban bajo completa administración dominicana y con fuerza de trabajo haitiana. la AFL-CIO. apoyados por un movimiento denominado Batalla Obrera (Batay Ouvriye) y por los líderes opuestos a la construcción de la zona y que habían entrado a trabajar allí para organizar la fuerza de trabajo. lo anterior determinó mayores críticas al proyecto durante esta segunda fase.

Con el objetivo de obtener su reconocimiento. pero fueron amenazados con un un cierre patronal. 225 . Se acordó una solución provisional y los trabajadores estuvieron de acuerdo en reincorporarse a sus labores. en febrero el sindicato presentó su documentación ante el Ministerio de Asuntos Sociales y de Trabajo haitiano y ante la compañía. La situación pareció estabilizarse durante unas pocas semanas. y uno de ellos quemado. y tuvieron conversaciones semanales con Levi´s. El naciente sindicato expresó que los militares dominicanos fueron utilizados para expulsar por la fuerza a los dirigentes sindicales. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA pero esa lucha tomó un particular carácter nacionalista durante este período. pero el 4 de junio los trabajadores convocaron a una huelga de una hora para protestar porque la compañía había suspendido una reunión para empezar a negociar algunas de sus reclamos. precisamente en el mismo momento en que el Estado haitiano estaba colapsando. Poco después. Los militares dominicanos defendieron la zona franca y empezaron a tener una activa presencia dentro de la misma. la compañía.GLOBALIZACIÓN. condujeron al eventual regreso de los trabajadores despedidos y a la aparente desmilitarización de la zona fronteriza. ubicada técnicamente en suelo haitiano. Los locales de los dos principales oponentes a la zona fueron saqueados. la CFI y los grupos de derechos laborales norteamericanos. una milicia rebelde tomó Ouanaminthe y amenazó con atacar la zona. Un equipo de tres observadores independientes –dos dominicanos y una colombiana. El resultado inicial fue el despido de 33 líderes sindicales en un conflicto altamente militarizado y violento. junto con las de la CFI y Levi´s. En protesta. los líderes llamaron a una huelga para la semana siguiente. radicados en Ouanaminthe– mantuvieron una presencia permanente en la fábrica durante cinco semanas. lo cual transformó rápidamente la campaña del sindicato en una lucha por la soberanía nacional. Las presiones de diversos grupos de derechos laborales y de sindicatos de los Estados Unidos.

por el momento. El mi226 . el acuerdo es el único de su tipo en las catorce fábricas de Textiles Dominicanos que operaban en ese momento. La Levi´s se ha comprometido a invertir 150 000 dólares en la comunidad. los haitianos eligieron democráticamente a su presidente. Los conflictos entre la administración dominicana y los trabajadores haitianos continúan irrumpiendo regularmente. La compañía instaló una emisora de radio en el 2005 y una de televisión en el 2006 para expandir su influencia en la región noreste de Haití y mejorar el sistema de información dentro de la fábrica. mientras la corporación Sara Lee (ahora Hanes) anunció que descontinuaría las órdenes. Sus gerentes generales han sido sustituidos en dos ocasiones y también existe un alto índice de cambios entre los gerentes de menor rango. la CFI lo había condicionado públicamente al respeto de la libertad de asociación. la mitad de los trabajadores de la Levi´s fueron despedidos (254). condujeron a un proceso de negociación que continuó hasta el 2005 y concluyó con la firma de un contrato colectivo en diciembre de ese mismo año. Las numerosas reuniones entre los diferentes actores prolongaron lo que ya se había convertido en un conflicto internacional altamente publicitado.CIUDADES Y FRONTERAS El 8 de junio. al finalizar esta primera fase la zona franca está lejos de tener los 6 000 trabajadores previstos. En febrero del 2006. en el sentido de preservar los empleos en la zona franca. Numerosos artículos periodísticos informan de las visitas de docenas de personalidades extranjeros y de un puñado de inversionistas potenciales pero. Eventualmente los intereses de todas las partes. inicialmente en microcréditos y en un café Internet. Señaladamente. lo cual trajo alguna esperanza para la estabilidad del país. Tres días después. empleando alrededor de 1 400 obreros. más del 90% haitianos. Textiles Dominicanos dio a conocer una carta pública en la que anunciaba el cierre definitivo de la zona franca. Las dos fábricas continúan operando en la zona. Renuente a cancelar el préstamo.

de 6 a 10 cada año. La estrategia se articula con los esfuerzos por tratar de 227 . monopolizado por las marcas. asistidas por el libre comercio. Pero esta movilidad debe entenderse en términos relativos y como una estrategia específica de su contexto geográfico. los productores de ropa de Santiago están aislados de los circuitos primarios de acumulación de capital de ese modelo. la Levi´s se vio afectada por un paro general cuando la compañía trató de cambiar las metas de producción. aproximadamente el 12% de la fuerza de trabajo. Atrapados por el modelo exportador norteamericano. Incluyendo los 45 trabajadores despedidos por esa acción. los agentes multinacionales y las grandes hilanderías. una de las principales maneras en que el capital produce “ajustes espaciales” es expandiéndose o trasladándose hacia nuevas regiones con el objetivo de incrementar sus márgenes de ganancias. Los intentos de estas firmas por continuar la producción se relacionan con su posición respecto a esos otros actores. Siguiendo a Harvey (1982). Aunque Textiles Dominicanos sigue atribuyendo los problemas de esa fase temprana a un pequeño grupo de activistas. Es evidente que Textiles Dominicanos entró al proyecto desconociendo el sentimiento haitiano hacia la inversión extranjera y el conflicto cultural haitiano-dominicano. LIBRE COMERCIO Y FRONTERA HAITIANO-DOMINICANA nisterio haitiano responsable de mediar en los conflictos laborales informó paros periódicos en las líneas de producción. en ausencia de un legítimo poder estatal. En la primavera del 2007. en su aparentemente infinita búsqueda de mano de obra barata. sugieren condiciones estructurales que no solo frustraron las primera etapas del proyecto.GLOBALIZACIÓN. la compañía ha informado oficialmente al ministerio gubernamental de 170 despidos durante los primeros meses del 2007. Esta es una historia bien conocida acerca de las atribuciones de las corporaciones transnacionales. sino continúan dificultando su desarrollo. los esfuerzos de la compañía por controlar una pequeña parte del territorio binacional. los comerciantes minoristas. La frontera hoy: límites para un “ajuste espacial”.

que engendran varios conflictos –y la zona franca sigue siendo uno de ellos. dadas las complejas relaciones comerciales allí existentes. Emerge aquí una preocupación correlativa sobre la seguridad alimentaria. de por sí debilitada por el fracaso del Estado y por la crisis ecológica.CIUDADES Y FRONTERAS obtener mayores ganancias. lo cual se contrapone al bajo valor del ensamblaje. también he discutido que esta comprensión de la frontera y de Ouanaminthe resulta insuficiente. Por consiguiente. me he acercado al concepto de la localidad como una negociación de identidades. pero el enrolamiento de los haitianos como consumidores de bienes dominicanos es igualmente importante. cede una parte significativa de su mercado a los productores dominicanos. Como vimos con el rechazo a la zona franca en las tierras agrícolas. porque los habitantes ven el deterioro de la producción agrícola local. distanciado en términos de espacio y de raza-nación a través de la subcontratación de Haití. La zona franca constituye una faceta de esta interacción. así como de múltiples y dinámicos flujos materiales y culturales. Por consiguiente. Sugiero que uno de los resultados del embargo y del influjo de inmigrantes es un atrincheramiento ambivalente de la identidad del pueblo a la luz de cambios que se perciben fuera del control local. la dependencia de la economía haitiana a las exportaciones dominicanas de alimentos se viene a sumar a las tensiones entre los dos países. como un proceso violento y descontrolado. porque la producción agrícola haitiana. que originó una interdependencia movible y mutua condicionada por los cambiantes intereses económicos y comerciales de los Estados Unidos. junto al crecimiento de la población urbana. inaugurado por el embargo. la zona franca fronteriza es la última relación espacial y económica en el marco de las recientes relaciones entre Haití y República Dominicana. mientras la dinámica intrainsular ha formado parte durante mucho tiempo de los cambios regionales y globales de la acumulación de capital. Empero. Por esta razón. hoy la frontera haitiano-dominicana provee algunas evidencias de cómo las formas contemporáneas de acumulación 228 .

no. Wright. (2004). H. Space. University of Wisconsin at Madison.. Hinterland Response: Social Organization and Export Diversification in the Dominican Republic”. “he Spaces and Times of Globalization: Place. he Limits to Capital. Minneapolis y Londres. economía exportadora y sustitución de Importaciones en la República Dominicana: 1950-1980. Schrank. Harvey. Sheppard. 78.W. University of California Press. Banco Central de la República Dominicana. Sage. Hampshire. University of Minnesota Press. (2000). E. Berkeley. en P. Nueva York y Londres. (1982). D. he New Political Economy of United States-Caribbean Relations: he Apparel Industry and the Politics of NAFTA Parity. Ethnography at the Border. Salzinger. Massey. Networks and Positionality”. (2003). y S. pp. De Jesús (2007). ed. L. “Urban Bias. 307-330. Verso. Frontera en transición. (2006). Londres. en Department of Sociology. M. Nationality. D. “he Politics of Relocation: Gender. 229 . T. Londres. Polity Press. Lozano. Santo Domingo. Referencias Bibliográficas Dilla. Disposable Women and Other Myths of Global Capitalism.FRONTERAS INTERNACIONALES global se están resolviendo de una manera nueva en las altamente volátiles y potencialmente cambiantes interacciones entre los dos países. Genders in Production: Making Workers in Mexico’s Global Factories. M. (2003). W. (1994). Scale. _________ (2004). Reino Unido. (2002). Vila. Ashgate. Economic Geography. Santo Domingo. Routledge. Los trabajadores del capitalismo exportador: mercado de trabajo. Place and Gender. A. (2001). Heron. For Space. Cambridge. Wright. Grupo de Estudios Multidisciplinarios Ciudades y Fronteras. and Value in a Mexican Maquiladora”.

.

08 La situación europea: las relaciones transfronterizas en España LORENZO LÓPEZ TRIGAL .

.

de Francia/España desde 1659. que favorece los flujos de todo tipo que transcienden la misma esencia del fenómeno fronterizo. cada Estado se ha dotado históricamente de un confín que delimita un dominio y se identifica frente al resto de sus homólogos (en el ámbito español. sobre todo. A continuación. lo cual supone que cada ciudadano de esos Estados –a la vez ciudadano comunitario y nacional. de cooperación transfronteriza. Lorey. presentaremos las relaciones transfronterizas en el ámbito de la UE y particularmente de España. de España/Portugal desde 1297. 2005). cuestionada en los últimos tiempos y revisada por proyectos supranacionales como el de la Unión Europea (UE) y por la globalización actual (Ganster. al igual que las empresas nacionales– tiene la referencia territorial y el paraguas del Estado correspondiente. En este sentido. En el caso de la UE. diferenciando entre las fronteras internas hispano-portuguesa e hispano-francesa-andorrana y la frontera externa hispano-marroquí. dificultada a veces con vallas o verjas que salpican la delimitación de países en litigio u obstaculizan el paso de personas. Se constatarán así diferentes modelos de áreas fronterizas y. La frontera internacional es así algo material y preciso en el mapa europeo.L a frontera política es confín y demarcación territorial del Estado moderno. más Gibraltar desde 1713). la frontera de Andorra/España desde 1278. en los puntos de paso fronterizos vigilados por los aduaneros y puntos de entrada y salida de puertos y aeropuertos internacionales. durante los últimos tiempos en la UE se han construido dos situaciones 233 . Las fronteras europeas e ibéricas.

España y Francia. 2003. Varios autores. ha de superar las desigualdades y reforzar la cooperación en los espacios de borde de las fronteras. lo cual supone una crisis y recomposición. 2000. del discurso y la lógica territorial del Estado moderno. de las que el 60% son fronteras 234 . Odow.CIUDADES Y FRONTERAS diferentes en la comprensión del fenómeno frontera: la distinción entre fronteras externas o con los Estados vecinos de fuera de la UE. articulada y reforzada mediante relaciones de vecindad entre los Estados miembros y sus sociedades nacionales. 2003. Wilson. y las intracomunitarias entre Estados miembros o fronteras internas. en parte al menos. Por ello es un reto más difícil el desarrollo de estas últimas. pasa por la idea de “una Europa sin fronteras”. regiones y ciudades”. si bien podemos partir de la premisa de que “mientras haya Estados. Esto está produciendo una múltiple dinámica y reajustes en los flujos y controles de frontera en los últimos años (Anderson. Caramelo. Como áreas fronterizas se entienden aquellas unidades territoriales estadísticas (NUT-3) ubicadas en el borde de una frontera internacional. superadora de la división histórica continental y defensora de la unidad de un sistema geopolítico organizado y cohesionado. que a la altura del 2007 –año en que la UE alcanza 27 Estados miembros– se extienden a lo largo de unos 15 000 kilómetros de frontera terrestre. entre ellos Portugal. aunque igualmente necesario para soldar sistemas urbanos y territoriales de un lado y otro de la UE. definida en el Convenio-Marco Europeo de 1980 como “toda concertación que trata de reforzar y desarrollar las relaciones de vecindad. 2005) y el reforzamiento de las fronteras externas frente a la apertura de las fronteras internas. En este esquema básico entra en juego la idea de que la cooperación transfronteriza. que mantienen una total libertad de flujos de personas y bienes a través de sus fronteras). La idea supranacional de “una Europa de Estados. así como la conclusión de acuerdos”. así como el “espacio Schengen” (engloba a quince Estados europeos desde 1995. habrá confines geopolíticos o fronteras”.

ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA internas donde habita una parte importante de la población europea. Insistimos. en la diferencia cada vez más neta en el entorno de la Europa comunitaria entre fronteras externas –tensionadas en mayor o menor grado– y fronteras internas o intracomunitarias (con una mayor integración. caracterizadas por cierto grado de ruralización y la baja densidad en su mayor extensión. Bielorrusia. y el corto perímetro cercado de las dos ciudades españolas de Ceuta y Melilla. Las perspectivas son. Mientras. o sobre todo entre Bulgaria y Rumanía. mientras las de fronteras externas pasan por ubicarse. marcadas por la urbanización y la industrialización. cabe señalar situaciones intermedias entres estos dos modelos-tipo de fronteras europeas. el borde de los Estados balcánicos. Suiza o de los micro-Estados europeos. mientras que pueden persistir las dificultades con los otros Estados orientales europeos y. difiriendo entre áreas o regiones más densas y dinámicas. otras fronteras externas funcionan en realidad como de tipo interno. entre Bulgaria y Grecia. En todo caso. fruto de los últimos programas y acciones de cooperación). Esto contrasta con las de tipo periférico. 235 . la alta densidad demográfica y el intenso tránsito de “transfronterizos”. esencialmente. como las ubicadas en la península ibérica. con los del norte de África. asimismo. además de por un tipo de cooperación transfronteriza más local que regional donde los rasgos de periferialidad son aún notables. de nuevo. en las zonas de mayor presión demográfica y tensión política: todo el borde oriental con Rusia. como sucede a lo largo del valle del Rhin en la Europa central. las denominadas de tipo renano. previsiblemente. Ucrania y Moldavia. como las que corresponden a los bordes de Noruega. de afianzar la relación con los Estados balcánicos y Turquía. si bien es preciso indicar un período transitorio más o menos amplio para que en los nuevos territorios fronterizos de los Estados recién incorporados se observe una mayor integración con sus territorios vecinos comunitarios –por ejemplo. Las áreas de fronteras internas se encuentran en todo el territorio continental de la UE.

de un lado. tanto en fronteras marítimas como terrestres de tipo externo: el arco atlánticomediterráneo. en el espacio de Mauritania-Cabo Verde-Marruecos-España (regiones de Canarias y Andalucía. colindante con los Estados surgidos de la Unión Soviética. y los crecientes imperativos impuestos por la necesidad de protección y seguridad” (Caramelo. del 236 . que surge de una interpretación geográfica. Asimismo. el arco del mediterráneo central. 2005). desde Egipto hasta Turquía.CIUDADES Y FRONTERAS Podríamos afirmar. se observan dos enclaves desiguales. puede compararse. Según lo anterior. de la ampliación de la misma. el arco mediterráneo oriental. igualmente. lo cual ha de tener una especial incidencia en el escenario del futuro desarrollo de la UE. fenómeno clave de las nuevas dinámicas de fronteras que trata de reforzar y desarrollar las relaciones de vecindad. su núcleo neurálgico es el Estrecho de Gibraltar). y podría ajustarse. convirtiéndose en la UE en pieza esencial. ciudades de Ceuta y Melilla. tensionado tanto demográfica como políticamente. por otro. así como el de Kaliningrado. Túnez y Libia/Italia y Malta. garantizando la eficiencia del mercado interno. Este esquema. por un lado. de un complejo entramado de ámbitos nacionales cercanos a Grecia y Chipre. “nos encontramos en la Europa actual con dos profundos dualismos que de algún modo influenciarán la evolución del marco territorial y geopolítico de los próximos tiempos: en primer lugar. en segundo lugar. así como de las buenas prácticas de relaciones y de cooperación transfronterizas. enquistados en el territorio de la UE: el de los Estados balcánicos. al ámbito igualmente tensionado de la frontera México-Estados Unidos. variará la aplicación del objetivo de cooperación transfronteriza. el dualismo que opone una Europa sin fronteras al oeste y una Europa “en demanda de fronteras al este. el dualismo entre la necesidad de profundizar el proceso de integración europea. el arco continental oriental. al modelo de relaciones mundiales Norte-Sur. que a nuestro entender se abren cuatro amplios arcos de fronteras tensionadas. En efecto.

económico y social. tanto a nivel intracomunitario –para amortiguar los desequilibrios 237 .ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA fomento de la “idea supranacional de Europa”. a la vez que sean lugares de interrelación en el desarrollo de acciones cooperativas de mejoras en el desarrollo de las infraestructuras y la economía. en la promoción de la cooperación cultural y en medidas de carácter jurídico e institucional. que tiene como objetivo promover la cooperación transfronteriza en las fronteras internas y externas de la UE. de estructuras de cooperación empresarial. de las relaciones de cooperación tanto con países que tramitan su entrada en el espacio comunitario como con países con los que se mantiene una especial política de vecindad –es el caso de los países de Europa oriental y caucásica y los de la región mediterránea africana y asiática. se ponen a punto aquí políticas de regionalización y de escala local de carácter transnacional. en la solución de los problemas de los trabajadores fronterizos. de foros y asociaciones (comunidades de trabajo). apoyadas en el Fondo Europeo de Cohesión. de un lado. de estructuras de cooperación integradas (eurorregiones y eurodistritos locales). A tal efecto. programas específicos de interconexión. de otro. superadora de una división histórica y en la búsqueda de la unidad de un mismo sistema geopolítico pluriestatal y autónomo frente a la Europa de los Estados. Esto es. 1997). Este tipo de cooperación en los ámbitos intra y extracomunitarios ha estado orientada a servir de intercambio y puesta en común. y el Programa MEDA. para impulsar las relaciones entre los territorios ribereños del Mediterráneo. como son la Iniciativa INTERREG. Esa cooperación tiene como objetivos reducir los efectos de frontera y superar el carácter periférico y la marginalidad de muchas de estas áreas y regiones fronterizas (ARFE. los programas PHARE y TACIS para afianzar la cooperación y la integración de los países de Europa oriental y de Turquía. cultural o institucional. de otro. en la protección del medio. se destinan en los últimos años las políticas e instrumentos de cooperación. así como a llevar a cabo actuaciones y medidas de orden material en infraestructuras básicas y en dotaciones en apoyo del desarrollo territorial.

comenzando por la carencia o insuficiencia de infraestructuras de relación en algunas fronteras externas o por los fondos de saco en confines de ciertas fronteras internas –el caso de la raya de España y Portugal– y. Entre tanto. sobre una muy compleja trama de diadas fronterizas. y se implica en los objetivos de la integración y el mercado único europeo. internas y externas. la falta de iniciativas de una verdadera cooperación conjunta entre ambas bandas de una frontera. La presente evolución y dinámica de los cambios acaecidos en este último período. nunca del todo satisfechas. sobre todo. 2005): la región fronteriza Nord-Pas-de-Calais/Flandes Occidental/Hainaut entre Francia y Bélgica con el refuerzo de la conurbación transfronteriza. con dificultades de todo tipo como la presencia de inmigración ilegal. una frontera externa en transición a interna. La relevancia de este tipo de políticas es indudable. la movilidad laboral de los fronterizos. así como en otra frontera interna. sobre todo en el ámbito de las fronteras internas. más o menos abiertas o con filtros. la integración de los sistemas educativo y de salud o el mismo ordenamiento territorial. la región 238 . Alemania en cuanto a la densidad institucional transfronteriza. de más infraestructuras básicas. pero a la vez a un sinnúmero de dificultades a la cooperación. El balance de iniciativas y programas comunitarios actuantes en la línea de la cooperación transfronteriza abarca una serie de efectos espaciales. al margen de las inversiones. más o menos centrales o periféricas en sus particulares sistemas nacionales. apuntan a un relativo éxito de las medidas. la región fronteriza de Italia/Eslovenia. aunque con un desigual avance de la cooperación en ciertos casos de estudio observados (Caramelo.CIUDADES Y FRONTERAS territoriales– como para mitigar las diferencias de desarrollo y las carencias de conectividad en las fronteras externas. directos e indirectos. de mayor o menor nivel de desarrollo. 1997). la región Arco de Jura/Alto Rhin entre Francia. los casos de buenas prácticas de cooperación transfronteriza son numerosos (ARFE. Suiza. la movilidad cotidiana o la articulación en ciertos servicios públicos.

en este tramo fronterizo hispano-portugués podemos advertir avances destacados (López Trigal. El espacio del suroeste de Europa o ibérico se presenta como un caso específico a la hora de ser aplicados los objetivos de la 239 . 2005) en cuanto a la consolidación de la red de ciudades del “Eixo Atlántico”. de la Fundación Rei Afonso Henriques en Zamora. caracterizada por una débil permeabilidad y la ausencia de redes urbanas transfronterizas y donde se cuenta con manifestaciones de articulación e integración en el campo de la infraestructuras de relación. la operatividad de las diversas comunidades de trabajo. Así como en el área fronteriza de los Pirineos a partir de la Comunidad de Trabajo desde 1983. el Consorcio Bidasoa o el Consejo de Gestión Común de Port-Bou/Cerbère. que engloba a todas las regiones vecinas y Andorra. Sin embargo.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA española de Castilla y León/Portugal. del Centro de Estudos Ibéricos en Guarda o la Asociación de municipios ribereños del Duero. en la protección del medio y en las iniciativas institucionales en un desigual ritmo de cooperación.

pero totalmente integrado con sus Estados vecinos. obras públicas e infraestructuras. Si atendemos a la delimitación normalmente utilizada de NUT-3 de una escala intermedia. sin olvidar la frontera marítima con Francia. donde hay interrelaciones macro (energía eléctrica. en los casos 240 . un finisterre nacional. por ello. las montañas o los ríos (a menudo recintos de parques naturales y espacios rurales profundos). Portugal. Marruecos. se puede entender parte de estas fronteras como un fondo de saco. en ambos casos coincidiendo frecuentemente con bordes naturales. Ceuta y Melilla. Francia/ Andorra) y de la Raya hispano-lusa (España/Portugal). muestran un menor desarrollo económico en la mayor parte de estas unidades territoriales que el promedio de sus respectivos Estados y. al contar con unos Estados comunitarios –Francia. así como sus correspondientes rasgos de debilidad en cuanto a dinámicas y desarrollo de población. que comparten como hecho singular en el mundo su jefatura de Estado o coprincipado. y los recursos y flujos que la atraviesan. Argelia e Italia (Lacleta Muñoz. las fronteras internas correspondientes a las diadas de los Pirineos (España/Francia. Portugal. percibido como tal en amplias zonas fronterizas de la Raya y de los Pirineos. 2004). Gibraltar y Marruecos) a lo largo de unos dos mil kilómetros de línea fronteriza común. En este contexto. y del frente atlántico marroquí-canario (España/Marruecos). De otro. donde resaltan los perímetros de Gibraltar. disponiendo así de dos tipos de fronteras: de un lado. Este dato de la extensión relativa de los espacios de frontera. protegidos por verjas a modo de ciudades-presidio. España y Portugal– y un Estado al margen de la UE (Andorra). las fronteras externas del Estrecho. Andorra. Desde otro punto de vista. es decir.CIUDADES Y FRONTERAS cooperación transfronteriza. España/Andorra. aquí los confines son el mar. los ámbitos de frontera terrestre pivotan desde España (en relación con Francia. su extensión territorial equivale aproximadamente a una tercera parte de los seiscientos mil kilómetros cuadrados de la Península. relaciones comerciales) y micro (entre centros urbanos locales vecindad).

La raya hispano-portuguesa. Campesino Fernández y López Trigal. Nordman. casi sin ciudades más que en los dos puntos extremos y en alguno de los pasos fronterizos. 2004). Prosiguieron de forma desigual como línea de investigación. es preciso señalar que es reciente el estudio de los espacios de las fronteras ibéricas entre los geógrafos españoles y portugueses. donde en el pasado apenas ha habido más que interrelaciones locales de vecindad y de contrabando de ganados y de ciertos productos como café o de inmigrantes clandestinos en algún período. además de un ritmo de producción doctoral notable (Medina-Nicolas. Por otra parte. subsidiadas por su menor desarrollo relativo. 1998) como sobre el borde de los Pirineos (Sermet. iniciado a raíz del Tercer Coloquio Ibérico de Geografía (1983). Esta es la Raya. 1983. una faja amplia de frontera tangente y a menudo vacía de espacios rurales de aprovechamiento extensivo. con una mayor atención entre los españoles (Cabero Diéguez. forman parte de las Regiones-Objetivo no. 1947. economistas y sociólogos (Guichard y López Trigal. 1995-1996) y más en particular sobre la raya hispano-portuguesa (López Trigal.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA español y portugués. varios años) y se detuvo en analizar la articulación de los territorios de las fronteras de la raya hispano-portuguesa y del Pirineo. Mancebo. en la que los moradores de aldeas y villas rayanas han mantenido las 241 . el espacio de mayores despoblados. Los geógrafos franceses han seguido una trayectoria más dilatada. 2005).1 de la UE. un espacio de vecindad. es decir. tanto desde el estudio de las fronteras de Francia (Dion. con la publicación de simposios e itinerarios de reconocimiento que ofrecen visiones sobre las transformaciones en estos espacios en los últimos años. a lo largo de 1 214 kilómetros. Desde la desembocadura del río Miño hasta la del Guadiana se extiende. 1999). con aportes de historiadores. un proyecto de investigación anterior ha agrupado a geógrafos de los tres países. ruralidad y menor desarrollo de las fronteras del occidente de Europa y también la más antigua de todas ellas. Antes de proseguir.

han desempeñado un papel notable. si bien localizadas. primero en la etapa de éxodo rural y de desarrollo urbano de los años 1960 y 1970. con un escaso número de 242 . así como en la instalación de corredores de energía eléctrica y gasística. superando viejos recelos y desconfianzas mutuas e incrementando las transacciones comerciales y las inversiones a uno y otro lado. Estas carencias dificultan las relaciones mutuas. Fundaciones. tanto en las relaciones humanas como empresariales.CIUDADES Y FRONTERAS relaciones dentro del modelo de una sociedad tradicional que ha venido a periclitar durante la segunda mitad del siglo XX. Centro. seguido por el proceso de democratización política y. En este tránsito. El territorio de la Raya abarca en el sector de Portugal a diez distritos provinciales. las instituciones creadas para posibilitar nuevas interrelaciones (Asociaciones. Aun así. agrupados en cuatro regiones de coordinación (Norte. en mayor o menor medida. sobre todo. como la comunicación de Portugal “a través del territorio español” con el resto de Europa. partiendo de las situaciones que ligan los dos países de modo inexorable. después. la integración en la UE en 1986 y los programas sucesivos de ayudas y de cooperación transfronteriza. Alentejo. Comunidades de Trabajo) y algunas buenas prácticas de cooperación transfronteriza. los cambios en las dos últimas décadas han sido muy importantes en cuanto al desarrollo socioeconómico y al proceso de integración. Algarve). pero persisten la desarticulación y la fragmentación de los territorios rayanos y de sus regiones o una débil red de transporte público internacional. Unas nuevas relaciones de proximidad y de cooperación regional y nacional entre los dos lados de la Raya se apoyan en el reforzamiento de los ejes de autopistas y en un futuro en ferrocarriles de gran velocidad. en los dos tramos extremos de la Raya. hasta el punto de situarnos ante lo que hemos denominado “la recomposición del solar ibérico” a partir de un sistema de interrelaciones más intenso. pasando de una “vecindad inconstante y recelosa” a una “vecindad abierta y fiable”.

a once parques protegidos rayanos de sierras. sin olvidar otros frentes como las redes de cooperación. el refuerzo del “paternariado” con proyectos conjuntos transfronterizos. Por su menor desarrollo y mayor carencia de infraestructuras. el territorio es más amplio y está delimitado por siete provincias pertenecientes a cuatro regiones o Comunidades Autónomas (Galicia. valles y estuarios–. así como la generalización de pequeños municipios en España. Esto se podría resumir sobre todo en la ejecución de “obras de cemento”. Chaves. aunque subsidiados por las diputaciones provinciales. ciertos hechos limitan y condicionan la gestión y ordenación de la frontera: la debilidad de la talla urbana y la tasa de urbanización del lado portugués. Extremadura y Andalucía). Por ejemplo. Por otro lado. un 17. Salamanca. por no haber sido habitual. Mérida y Huelva. Ourense. trabajar solidariamente a un lado y otro desde los centros universitarios de 243 . la mayor autonomía política y financiera de las regiones españolas frente a la dependencia para casi todo de la administración de Lisboa en Portugal. frente a unas autarquías locales mejor gestionadas en el espacio rural portugués. la dotación de infraestructuras de acceso y articulación. Guarda. Cáceres. a infraestructuras un 36. esta área fronteriza ha tenido ayudas importantes de varios programas europeos. Por parte de España. Los grandes objetivos de la cooperación transfronteriza han sido aquí el desarrollo local para el mantenimiento poblacional y el fomento del empleo. Elvas. se han certificado 755 millones de euros destinados al desarrollo local en un 46%. Portalegre. hasta ahora. la formación y consolidación de la cooperación institucional. por ejemplo. Las ciudades de talla media más destacadas son Vigo.4% y a protección ambiental y del patrimonio cultural. Castilla y León. el patrimonio ambiental –mención especial. Badajoz. Bragança. Todo ello ha tenido muchas dificultades. período de INTERREG-II. entre 1995-1999.3%. Zamora. la diversificación de los sectores productivos. ciudades litorales del Algarve).ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA ciudades de frontera y en general de tamaño pequeño (villas ribereñas del Miño. Castelo Branco.

Desde entonces. Galicia/Región Norte de Portugal. Algunos de los proyectos ambiciosos en marcha durante estos años han sido la conexión de redes de investigación y desarrollo. Hay un acercamiento institucional de las dos regiones en 1983 y se adoptan importantes acuerdos de alguna obra hidráulica conjunta.CIUDADES Y FRONTERAS investigación. es el de más densas relaciones y dinámicas culturales y empresariales y el primero que inicia. así como acercar las instituciones políticas. Tecnología y Universidades. se destacan dos organismos especiales creados para animar la cooperación transfronteriza: la Comunidad de Trabajo (entre las dos regiones) y el Eixo Atlántico (entre las autoridades de las ciudades). desde la necesidad de pasar a la acción. Turismo. Sanidad y Asuntos Sociales y Ciencia. antes de la entrada de los dos países en la UE. Su objetivo es presentar proyectos en la línea de INTERREG en cada uno de esos campos. Cultura y Desarrollo Local. Administración Regional y Local. un plan de acciones conjuntas en municipios fronterizos. una nueva política de acercamiento y cooperación. que en ocasiones han dado buen ejemplo. el diseño de paquetes y circuitos de turismo conjunto. dejando atrás “buenas palabras y hermanamientos de políticos que no habían reportado beneficio ninguno a los dos lados”. Dinamización Económica. centros culturales. Agricultura y Pesca. El tramo norte de la Raya. Formación y Empleo. mejoras de accesibilidad a través del río Miño e intercambios universitarios. como en el desarrollo de una Asociación transfronteriza de Escuela de Música en un medio rural. empresas o instituciones y aun los mismos ciudadanos. la elaboración de una cartografía 244 . si bien ambos no tienen personalidad jurídica. las asociaciones empresariales y los sindicatos en un esfuerzo de integración. La Comunidad de Trabajo Galicia/Norte de Portugal está dividida en Comisiones Sectoriales de Medio Ambiente. animando sobre todo a los dos gobiernos nacionales a ultimar la autopista del Atlántico Porto-Vigo y el nuevo puente internacional.

en el marco de la suprarregión europea denominada Arco Atlántico. El Eixo Atlántico –también conocido como el eje litoral urbano entre La Coruña y Porto– es un grupo formado en 1991 por dieciocho ciudades. que acoge a regiones y ciudades ante los organismos de la Comisión Europea en Bruselas. del urbanismo y la protección de sus centros históricos. capitaneadas por Vigo y Porto y unidas en la defensa de sus intereses. las construcciones de feriales y la restauración del patrimonio cultural. Castilla y León/Región Norte y Región Centro de Portugal es el espacio interregional más extenso donde se ha desarrollado desde los años 20 del siglo pasado el más importante proyecto transfronterizo. la gran obra de aprovechamiento hidroeléctrico del Duero internacional. con el fin de constituir ciudades más atractivas y competitivas a escala ibérica y europea. Mantiene también una animada trayectoria de estudios técnicos desde las universidades de Vigo. La Junta de Castilla y León y las Comisiones de Coordinación de las Regiones portuguesas vecinas han liderado desde 1990 un 245 . el control fitosanitario de plagas. que de paso regula el caudal de un río que asolaba en sus avenidas tradicionalmente a la ciudad de Porto. Sus objetivos estratégicos son los característicos de una red de ciudades en el ámbito de la planificación de infraestructuras de relación. pero han servido para un acercamiento mayor de los políticos y técnicos locales y para una coparticipación en ciertos proyectos de escala. así como del marketing urbano.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA conjunta. como un ejemplo de permeabilidad de una frontera natural de un encajamiento que ha posibilitado hasta seis centrales o presas que se dividen en su gestión por igual en cada país. entre otros. los consorcios empresariales. la promoción de vinos verdes. el saneamiento ganadero en una franja de 50 kilómetros. Los resultados han sido desiguales y chocan con la multiplicidad de intereses dispares según las ciudades. y sobre todo se han apoyado en una voluntad de cooperación tanto pública como privada. Los resultados hasta ahora son positivos. Santiago y do Minho. con un potencial de más de 2 000 megawats.

en cambio. Durante este tiempo han surgido tres instituciones relevantes en ambos lados de la Raya: la Asociación de Municipios Ribereños del Duero. y si en un principio ha venido desarrollando áreas de cooperación ambiental –agua y patrimonio natural–. tales como encuentros empresariales. así como otros organismos provinciales y locales en sus ámbitos respectivos. empresarial y universitaria de forma positiva. con sede en Zamora desde 1994. se caracteriza por unas instalaciones óptimas. Dos comunidades de trabajo funcionan desde el año 2000 con objetivos similares de atención al medio ambiente y los recursos naturales. y no tanto a la promoción empresarial o cultural. para el apoyo y coordinación de proyectos de cooperación. Destacamos el Gabinete de Iniciativas Transfronterizas de Castilla y León. para paliar las carencias sanitarias a distancia de los centros de atención. restauración del patrimonio o protección ambiental. con sede en Guarda. La Fundación Rei Afonso Henriques. ha ralentizado mucho su actividad en los últimos años y hay un menor interés en desarrollar sus objetivos iniciales. volcada en el programa TERRA en un interesante proyecto de refuerzo de la cooperación transfronteriza. centros de interpretación de la frontera. o el de “Aulas de música y folklore”. ciencia y tecnología. la mayor parte del presupuesto se destina a carreteras. Sin embargo. y mantiene una actividad cultural al amparo de las universidades de Coimbra y Salamanca. Entre los proyectos financiados por INTERREG hay algunos peculiares de un medio rural: de “Telemedicina entre las provincias de Zamora y de Bragança”. parte de una fecha posterior en el año 2000. que tienen un rodaje de más de una década de amplia participación.CIUDADES Y FRONTERAS acercamiento por separado. El Centro de Estudos Ibéricos. Tiene grandes estrangulamientos (débil densidad poblacional. la 246 . Extremadura/Región Centro y Alentejo es el área menos desarrollada entre todas las de la Raya. desde 1998. apoyada en principios de sostenibilidad y de planeamiento regional integrado de la vía fluvial. agricultura y turismo. las infraestructuras de transporte. la industria es poco relevante.

aunque concentrados sobre todo en el litoral. construcción y turismo. Sin embargo. aunque con ciertos potenciales en agricultura de regadío y productos cárnicos de exportación. uno de los más dinámicos de la Península Ibérica. Pero. proyectos en desarrollo o próximos de grandes infraestructuras de transporte). presenta una clara apuesta desde el lado de Extremadura en avanzar a la integración transfronteriza desde la promoción de los recursos endógenos. el patrimonio ambiental y cultural. En su lugar. en proceso firme de cambio. Por último. con mejor balance en la de Extremadura/Alentejo con intervenciones cada vez más de carácter inmaterial y empresarial. Andalucía/Alentejo y Algarve es un área de contrastes muy radicales. en estos años ha habido aquí un menor esfuerzo en la cooperación institucional y se han aplazado acuerdos entre los dos lados para la puesta a punto de Comunidades de Trabajo.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA accesibilidad. La franja fronteriza entre los territorios de España y de Portugal se encuentra. y se ha convertido en “un nuevo espacio para la atracción y en laboratorio de prácticas de cooperación” (López Trigal 2005). aprovechando las nuevas infraestructuras y dotaciones del eje en proceso de articulación de Lisboa-Sevilla. de un lado. entre una amplia faja de tierras de sierras y llanuras en buena parte despobladas y ruralizadas. tales como un Gabinete de Iniciativas Transfronterizas que impulsa las dos Comunidades de Trabajo. nuevos equipamientos e infraestructuras de telecomunicación y desde la operatividad de instituciones de cooperación transfronteriza. con todo. deficiente) y algunas potencialidades (posición geográfica en el eje Madrid-Lisboa. ha habido una voluntad empresarial y municipal por llevar a cabo proyectos de cooperación que han beneficiado el desarrollo de la zona. aunque con grandes diferencias de intensidad según los tramos de la Raya. de otro. de este modo. un litoral muy denso y dinámico en actividad agraria-pesquera. como el resto de las fronteras internas comunitarias europeas a 247 .

además de la apertura a un proceso de cooperación transfronteriza que se va consolidando durante los dos últimos decenios. Pero si la demarcación inicial se retrasó hasta 1659. 2005) Los Pirineos. de amenaza y de diálogo. esto se debió a que en siglos anteriores los reinos españoles de Navarra y Aragón poseían amplios territorios de la vertiente norte. utilizado por la geoestrategia francesa en su etapa de grandeza bajo el lema “Europa termina en los Pirineos”. Por este marcado peso histórico la delimitación resultante de la frontera pirenaica. Este borde es un tipo de frontera diferente a la Raya en muchos de sus rasgos físicos. “tierras de refugio de penados”. el marco de una nueva vecindad en cuanto a flujos bilaterales y relaciones entre sociedades hasta hace poco distantes. no siempre coincide con la línea de cumbres o de reparto de aguas. En principio. a pesar de ser una “frontera natural”. se inventaron y descubrieron canales de intercambio que hacían convertir en ventaja lo que era una barrera” (López Trigal. Al mismo tiempo que se subrayaron las diferencias reforzando las expresiones culturales de cada comunidad. una frontera de montaña y cooperación. se desarrollaron estrategias de afirmación y de supervivencia. la amplia franja montañosa con alturas en su centro de más de tres mil metros. “tierras aisladas”. de uno y otro lado. Como consecuencia. lejos ya de los apelativos que se le sumaron en la historia: “tierras extremas”. construido a partir de una multitud de comunidades sólidas a lo largo de los siglos… En las tierras fronterizas. hoy francesa. ha sido un valladar defensivo para las invasiones en ambas direcciones. Mucho ha cambiado en el territorio de la Raya entre Portugal y España.CIUDADES Y FRONTERAS partir de que la integración de Europa ha supuesto. estamos ante una frontera con fuerte huella 248 . pero también socioeconómicos. “tierras difíciles de trabajar”. para ambos países. dejando territorios colgados o semienclaves de un Estado en otro. “tierras mixtas por su adscripción de soberanía”… Este tránsito de la etapa precedente histórica a la actual queda bien reflejado hoy: “La Raya hispano-portuguesa se consolida como un espacio autónomo.

pero mantiene un mayor número de pasos fronterizos y una densidad de tráfico más densa. 1983). Midi-Pyrénées. especialmente en sus dos extremos occidental vasco y oriental catalán. pastos comunes o facerías. Hasta mediados del siglo XIX no existirá en los Pirineos una frontera firme y precisa. A pesar de todo. 2004). occitano y catalán). a la vez que con irresueltos problemas de delimitación geográfica que han dejado secuelas como las de un Estado-enclave (Andorra) y un municipio-enclave (la localidad española de Llivia). una isla fluvial de soberanía compartida (isla de los Faisanes. en un fondo de saco de los dos Estados. la explotación de saltos hidroeléctricos o el comercio. por lo que resultaba hasta entonces más bien un espacio integrado con relaciones de vecindad muy densas entre los valles de una y otra vertiente. lleno de militares. sin discrepancias apenas y una comunidad de intereses. La creación del cordón fronterizo y aduanero produjo una adaptación en parte de estas economías y la frontera se convirtió “en un lugar hostil. carabineros y espías”(Perales Díaz. Langeudoc-Roussillon) 249 . ante lo cual la reacción de las comunidades locales será el contrabando o el comercio fronterizo. una comarca dividida entre los Estados francés y español (la Cerdaña). además de ciertos pequeños tramos de una demarcación tardía (Pays Quint en la Navarra francesa). sobre todo durante los años 1940 y 1950. ha llegado hasta nosotros una montaña común.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA histórica de relaciones tradicionales. alterando el espacio compartido de la etapa premoderna. ahora traducidos sobre todo en el turismo de montaña. basado en la explotación de recursos de bosques y ganado o en lo cultural (idiomas regionales vasco. modelo de “frontera-zona”. con dos centros internacionales tan atractivos de visitantes como Andorra o Lourdes. Los territorios fronterizos son en Francia cinco departamentos y tres regiones (Aquitania. cuando no la emigración. La frontera pirenaica tiene aproximadamente la mitad de longitud que la hispano-portuguesa. en el estuario del Bidasoa). como se refleja en un concienzudo trabajo de campo (Sermet.

Pamplona. Por otro lado. 1989). Navarra. Es más. donde la frontera es porosa al máximo. que “se dibuja un nuevo territorio donde la proximidad se convierte en alteridad y la frontera internacional se disuelve”. un micro-Estado de un rápido crecimiento y especialización funcional. es la única área urbana enclavada dentro de la cordillera. el aprendizaje del idioma vasco común y los flujos de días de fiesta de los fronterizos). Zaragoza o Barcelona. a partir de tres indicadores en la frontera en el País Vasco (la movilidad residencial. Perpignan. Costa Brava-Litoral rosellonés). En la parte de España son cinco provincias pertenecientes a cuatro regiones (País Vasco. Cataluña) y un número también reducido de ciudades medias como San Sebastián-Irún. La dinámica socioeconómica y demográfica de las últimas décadas constata unos profundos cambios en esta montaña de los Pirineos. 250 . Andorra. Girona y Figueras. En efecto. y aún lo podría ser más sin los controles policiales establecidos frente al terrorismo. apoyados en los tradicionales intercambios de proximidad y en una cierta movilidad pendular de algunos miles de trabajadores en ambas direcciones (conurbación vasca San Sebastián-Bayona. Tarbes-Lourdes. y está más cerca de la región de Cataluña. 2005). en el marco de la cooperación transfronteriza desde los años 80 se han producido importantes avances. así como en el apoyo institucional. se puede interpretar (Velasco-Graciet. AndorraLa Seo de Urgel.CIUDADES Y FRONTERAS ubicándose en el borde del macizo montañoso las ciudades medias de Bayonne. y asumen en buena medida su dominio jerárquico en el sistema territorial. pero también en densos flujos comerciales –una práctica casi cotidiana de hacer compras al otro lado de la frontera– y de los servicios médicos especializados. Pau. Aragón. a menudo impulsado por regionalismos o nacionalismos frente a las capitales París o Madrid. lo cual la convierte en un modelo de integración de economías y sociedades a pesar de los recelos de las soberanías de los Estados (Varios autores. Toulouse y más distantes Burdeos). Las grandes ciudades quedan a alguna distancia del Pirineo (Bilbao.

el Consorcio Transfronterizo Bidasoa-Txingudi. concerniente al proyecto de Plataforma Logística entre Aquitania-País Vasco. como acciones y estudios más relevantes. que agrupa a todas las regiones del área y Andorra para el desarrollo económico (productos agroalimentarios de la montaña) y turístico. como experiencia positiva de eurodistrito europeo que funciona dotado de una personalidad jurídica en materia de desarrollo local. en el Consejo de Gestión Común de los municipios de Port-Bou y Cerbère. Hoy se critica su efectividad. con sede en la pequeña ciudad aragonesa de Jaca. A una escala local y comarcal se destacan las experiencias de cooperación en la costa vasca. la Euroregión CataluñaMidi-Pyrénées-Languedoc-Roussillon. Asimismo. Este tipo de cooperación tiene su correspondencia en la costa mediterránea. a un nivel más básico. Sobresale una acción entre 251 . se manifiestan diversas agrupaciones. que opera con cierta eficacia desde 1993. mejoría de las comunicaciones. todas ellas desde principios de los años 90 y creadas para una cooperación institucional. en casos muy notables y positivos: el de la Conurbación Bayona-San Sebastián (eurociudad vasca).ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA La primera práctica de cooperación la ha impulsado la Comunidad de Trabajo de los Pirineos desde fecha temprana. En otras escalas. con el apoyo de la Diputación Foral de Guipúzcoa y el Distrito Bayona-Anglet-Biarritz. la de “comarca” o “pays” fronterizo. Otras experiencias en el plano regional son las de la Comisión Permanente Aquitania-País Vasco-Navarra. al igual que ocurre en otras comunidades de trabajo. la Comisión de Cooperación Aragón-Aquitania. en 1983. turismo y servicios colectivos conjuntos. en una política concertada de ordenación territorial común que ha montado un observatorio urbanístico. protección del medio ambiente (programa “Pirineos limpios”). firmado en 1998 entre las autoridades municipales de Irún-Fuenterrabía-Hendaya. con cerca de cien mil habitantes ubicados en el paso de frontera más concurrido. y a los espacios protegidos de los Parques Nacionales pirenaicos entre los dos Estados. se desarrolla una cooperación específica.

centro de La Cerdaña. y tratarse de fronteras terrestres y marítimas con el Estado de Marruecos y el enclave colonial británico de Gibraltar. que emerge durante los últimos tiempos. la presencia de España en la región norteña del Rif y de Francia en el resto del territorio marroquí hasta las fechas de su independencia nacional (1956) y de la ocupación del territorio saharaui (1975). Pero preocupa más ahora el creciente 252 . que a través de este nuevo sistema gerencial de salud pasará a ser un modelo de comarca compartida. separadas las islas más orientales por una escasa distancia de 80 millas del Cabo de Juby. Estamos en esta tercera sección de fronteras ibéricas ante el caso de una frontera externa de la UE y a la vez un espacio multifronterizo tensionado por distintos motivos políticos. en especial ante la explotación del banco de pesca y la prospección de hidrocarburos en la zona.CIUDADES Y FRONTERAS todas. 1999). un espacio tensionado. En este espacio marítimo común se plantean problemas derivados de la no delimitación entre los dos Estados (Martín Ruiz. después de haber estado cerrada a los flujos. prevista a partir del 2008: el funcionamiento de un hospital transfronterizo en la localidad española de Puigcerdá. económicos y sociales. así como las ciudades españolas de Ceuta (inicialmente portuguesa) y Melilla desde fechas cercanas a 1500. además. es preciso diferenciar varios ámbitos de frontera: • La frontera atlántica marroquí-española de la plataforma canaria. El arco de fronteras marítimas del sur ibérico. reivindicadas por el Reino de Marruecos (Remiro Brotons. En este marco territorial. Es preciso recordar. 2005). presente desde 1704 y regulado por el Tratado de Utrecht de 1713. cargadas de inmigrantes en espera de entrar ilegalmente en Europa vía Canarias. como un área de tensión por el tráfico de pequeñas embarcaciones (“pateras”) desde la costa marroquí y mayores o “cayucos” desde otros países africanos del sur.

Algeciras-Ceuta. En este contexto. y de otro. con cuatro ciudades portuarias ribereñas. más aislada a todos los efectos aunque bien conectada con la península ibérica mediante su puerto con Almería y Málaga y aeropuerto con Málaga. en el que se suceden diversas delimitaciones fronterizas terrestres e insulares (islotes varios españoles próximos a la costa marroquí que son despoblados o base guarniciones militares) situándose en territorio africano la ciudad española de Melilla.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA tránsito clandestino de marroquíes y subsaharianos hacia las islas españolas. dos de ellas españolas (Algeciras y Ceuta). con decenas de miles de personas que diariamente transitan a la ciudad española a trabajar. de un lado. Los flujos más intensos se verifican. ya se han entablado relaciones comerciales. una británica (Gibraltar) y otra marroquí (Tánger). 253 . las dos últimas también con aeropuerto. en el acceso terrestre a Gibraltar por parte de trabajadores transfronterizos y turistas españoles y de gibraltareños residentes en España y. Algeciras-Tánger y Gibraltar-Tánger) y secundariamente por helicóptero entre Ceuta y aeropuerto de Málaga. • El paso entre el Mediterráneo y el Atlántico a la altura del Estrecho de Gibraltar es de una distancia media de 24 millas. relaciones marítimas interurbanas yuxtapuestas (de un lado. de hecho. • Al oriente del Estrecho son territorios ribereños mediterráneos en el mar de Alborán. inmobiliarias y turísticas con las ciudades marroquíes de Casablanca y Agadir y se fomentan los vuelos desde el aeropuerto de Gran Canaria. impulsados por la institución regional canaria en el marco europeo de la cooperación para el desarrollo. Granada. Las empresas y las instituciones públicas canarias pueden servir de puente en el futuro en este tipo de proyectos y. Valencia. entre Ceuta y su entorno marroquí. de otro. se trata de desarrollar proyectos de cooperación transfronteriza. Madrid.

Ceuta y Melilla. predominantemente peatonal de trabajadores fronterizos y en menor medida de vehículos y autobuses de turistas. mar y aire. como “paseras” de mercancías de bajo precio y contrabando. estamos ante un prototipo de espacio multifronterizo. en lo que es una de las más importantes “autopistas del mar” que da actividad en especial al puerto de Algeciras. En el caso del Estrecho de Gibraltar. el transporte. La actividad esencial para todas las ciudades fronterizas de los sectores del Estrecho y Alborán es. junto al comercio. Reúne así todos los rasgos definitorios de un espacio fronterizo vigilado por tierra. de una especial intensidad en días de inicio y final de vacaciones de los marroquíes inmigrantes en Europa (“Operación Paso del Estrecho”). formando un área conurbada con la ciudad marroquí de Nador. de la que recibe un importante trasiego de trabajadores y portadores. el intenso tráfico de viajeros de las dos orillas del Estrecho. Un segundo tipo. de cortos tramos vallados y pasos fronterizos de tránsito denso: un primer tipo de paso de frontera son los puertos de Algeciras y Tánger (viajeros y sus vehículos. trabajadoras del hogar. en un tránsito en pequeñas embarcaciones que se cruzan con los buques mercantes de dirección Este-Oeste. y en un futuro inmediato en competencia con el nuevo puerto de Tánger-Med. transita por los pasos terrestres de Gibraltar. y en permanente tensión por ser discutida la soberanía de las ciudades de Gibraltar y Ceuta y Melilla. pues. el principal puerto español. ya la inversa. con varios miles de personas por día en cada punto. El trayecto Gibraltar-Tánger es secundario y los de Málaga-Melilla y Almería-Nador complementan. el contrabando y las fuerzas armadas. pero también a causa del contrabando intenso y el paso de emigrantes en dirección Sur-Norte.CIUDADES Y FRONTERAS Barcelona y Canarias. en parte. desde África Occidental y el Magreb camino de Europa. obreros de la construcción o dependientes de comercios en las ciudades 254 . camiones de mercancías) y Algeciras y Ceuta (solo viajeros y vehículos).

Del lado norte del Estrecho. pues. de cobertura de telecomunicaciones y de ciertos proyectos de infraestructuras integrados. tales como un Centro Intermodal Logístico o un Centro Cultural. 255 . Una frontera. considerada la más problemática de todos los bordes externos de Europa. de la que Algeciras ejerce de cabecera y puente principal en una cada vez más estrecha cooperación institucional local para ciertos servicios colectivos. las provincias españolas fronterizas de Cádiz y Málaga. 107. 2006). las acciones se centran en torno a la Bahía de Algeciras o el sur de Cádiz. se siente perteneciente a este ámbito y aun al de la vecina Costa del Sol de Marbella. en espera de una resolución. pero por ahora casi carente de estudios. viva entre el mundo desarrollado y el menos desarrollado. Europa-ARI. que al margen de su calidad de enclave histórico.org. realinstitutoelcano. todo ello relanzado a partir de los acuerdos firmados en septiembre de 2006 en Córdoba (Acuerdos del Foro de Diálogo de Gibraltar en www. En particular. participan de los programas INTERREG y de otros comunitarios con sus correspondientes marroquíes.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA africanas españolas. en la región de Andalucía. o el que se produce saltando las elevadas verjas o alambradas reforzadas recientemente en los perímetros de Ceuta y Melilla. sí al menos de un aeropuerto compartido (construido por los británicos en la zona neutral del istmo en 1938 en plena guerra civil española y abierto al tráfico con aeropuertos españoles desde inicio del 2007). Este tipo de asociación intermunicipal a duras penas va teniendo resultados parciales. a pesar de la dificultad del goteo de tráfico al pie de la verja de Gibraltar. no. además de traficantes de drogas o tabaco en “planeadoras” procedentes de Gibraltar o de la costa marroquí con destino a las playas o los puertos deportivos españoles vecinos. en especial geopolíticos o geográficos. si no de la soberanía compartida de Gibraltar en un futuro. donde se asienta una pequeña conurbación de más de 200 000 habitantes conocida como Campo de Gibraltar. Un tercer tipo de frontera es la derivada del tránsito clandestino de personas en “pateras”. enfrentando el control de la tecnología digital y la policía.

abastecimiento de agua. Portugal. portuarias. Aún restan otros dos factores a tener en cuenta: uno. Toda esa inversión realizada es sobre todo de puertas adentro de las dos ciudades. el del cierre en 256 . así como la región marroquí del Rif. España y Francia. en la que se ubican Tánger. que sirve de corredor marítimo (direcciones Este-Oeste) o de puente y valladar (direcciones Norte-Sur). inserto en el denominado Espacio Europeo de Vecindad de la Región Mediterránea. entre la región de Andalucía y la región norte de Marruecos se han establecido recientemente lazos de cooperación empresarial y cultural. la cooperación se ha centrado en proyectos de infraestructuras viarias. Asimismo. además de la consideración como factor clave del Estrecho de Gibraltar. Ceuta y Melilla (España). focalizado también en las mejorías urbanísticas y de servicios colectivos de Ceuta y de Melilla (el lavado de imagen y fachadismo de ambas ciudades en los últimos tiempos es notable). se suma la frontera atlántica entre las islas españolas de Canarias y Marruecos. Andorra. la formación y empleo en sectores como el turismo y la cultura. y un Estado africano. A esta escena de fronteras políticas y de dos mundos económicos frente a frente. un micro-Estado enclave europeo. Constatación de diferentes modelos de fronteras en la región. Nos situamos ante dos tipos de fronteras externas o internas respecto a los Estados comunitarios europeos – en este caso. Marruecos.CIUDADES Y FRONTERAS Del lado africano. en un entorno afectado por la “frontera” con el territorio del Sahara (República Saharaui). participan de los fondos europeos de cooperación transfronteriza las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Desde finales de los años 90. Tetuán y Nador. saneamiento y depuración de aguas de tipo urbano e interurbano. con el que la UE tiene establecidos acuerdos preferenciales. Completa este rompecabezas geopolítico la inclusión de tres ciudades de una especial significación geoestratégica: Gibraltar (Reino Unido). sin llegar a ningún tipo de cooperación con las poblaciones vecinas. así como en la reestructuración comercial. Sus fronteras en este ámbito afectan a otros dos Estados no comunitarios.

ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA 1992 de la frontera argelino-marroquí. no ya transfronteriza. empresarial. magrebíes y subsaharianos que intentan alcanzar la UE a través de España (Canarias. porosa para el contrabando y el tránsito clandestino. aunque aún de modo inicial. la de Gibraltar (Reino Unido/España) es otra frontera peculiar. Un modelo de frontera externa sui generis es el originado por la compleja situación heredada de siglos anteriores en torno a las ciudades de Ceuta y Melilla (España/Marruecos). los flujos intensos y crecientes de africanos. pero con expectativas de ir incrementándose. Andalucía) o Italia. Desde los años 90 (INTERREG II y III) se ha mantenido una vía abierta a la cooperación internacional e interregional. otro. Igualmente. Mediante un único paso fronterizo. Se constata así en el análisis efectuado de los diferentes tramos de fronteras del suroeste de Europa varios modelos de frontera en cuanto al diferente grado alcanzado de desarrollo y de cooperación transfronteriza por el momento: Un primer modelo de frontera externa de la UE es el establecido entre España y Marruecos. Simplificando se podría decir que de un lado se encuentran ciudades de servicios organizados y. se aplaza por ahora sin posibilidades de llevarse a cabo. En medio en el entorno de la frontera hay un “halo de corrupción” y de malestar e imagen de ciudades sitiadas. alternan tránsitos regulares e irregulares de personas y de bienes y de manera esporádica se vadea por mar o se salta la doble valla fronteriza. más concretamente en los dos tramos de frontera marítima de las regiones respectivas de Andalucía y Canarias. donde hasta ahora la única “cooperación transfronteriza” es la que se lleva a cabo en el mantenimiento y perfeccionamiento de los filtros aduaneros y el vallado perimetral de seguridad. Ceuta y Melilla. apoyada en estudios previos. surgida de una conquista 257 . la del túnel submarino bajo el Estrecho (Tánger-Tarifa). aunque la frontera interna. turística y de otro tipo. una oferta abundante de mano de obra y salarios bajos. en cada caso. sino en acciones de tipo cultural. Una vieja idea. de otro.

Frontera limitada también por una valla simple a lo largo de un kilómetro. sobre todo con su vecina comarca española. de no mediar algún enfrentamiento entre las dos partes en litigio. aprovechando su renta de situación y el hecho de ser un enclave de montaña de cara a las actividades muy desarrolladas del turismo de nieve. pero tiene buenas expectativas de incrementarse. Por todo ello. hay un trasiego continuado día y noche entre ciudadanos de Gibraltar y del Campo de Gibraltar. balneario. En todo caso. así como de un cierto contrabando que persiste aún por el diferencial de precios en ciertos productos. con un paso fronterizo cerrado intermitemente durante etapas anteriores y que ahora sirve de control y goteo de un denso tráfico de personas y vehículos. comercio y servicios financieros. la cooperación transfronteriza se encuentra en una etapa inicial. las relaciones de vecindad son muy importantes. aunque frontera externa. por una misma identidad cultural de raigambre catalana y por la dependencia económica andorrana de sus Estados vecinos. la del principado de Andorra con España y Francia se debe considerar un espacio abonado para la cooperación transfronteriza. Con esta condicionante. en su acceso 258 . con sendos pasos fronterizos controlados. con una pendularidad de trabajadores y con importantes lazos familiares y de propiedades e intereses. fuertemente condicionada por los recelos del poder político ante un proceso de mayor integración. Pero a pesar de todos estos obstáculos. La cooperación interregional se mantiene en todas sus esferas mediante la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. En cambio. y en el presente se trata de de salir de su enclavamiento a través del túnel del Pas de la Casa. debido a relaciones bidireccionales e identitarias.CIUDADES Y FRONTERAS militar que desplazó a los gibraltareños originarios a las poblaciones vecinas y los sustituyó por personas de procedencias dispares. las condicionantes están planteadas abiertamente y han sido denunciadas ante la UE las circunstancias negativas del contrabando o de la implantación en Gibraltar de empresas financieras no acordes con la legalidad. europeas en su mayoría.

en cada caso. a pesar de un predominio tradicional de las relaciones de mera vecindad local en las áreas ruralizadas predominantes a ambos lados de cada frontera. Pero se trata de un ámbito muy dinámico y abierto. que a menudo se puentea en la cooperación a los pueblos y villas de la frontera a los habitantes de la frontera. así como un mejor entendimiento entre unas y otras ciudades. dos mundos económicos y dos culturas e identidades. a proyectos de grandes infraestructuras y encaminadas a la competitividad interurbana. se pueden plantear diferentes cuestiones e incógnitas de futuro que atañen al marco de la política regional europea. En todo caso. aunque con problemas institucionales o de insuficiente iniciativa empresarial y ciudadana para determinados proyectos y retos. se van transformando a un ritmo rápido en fronteras abiertas y en espacios de cooperación interregional y transfronteriza. tanto a lo largo de la historia como del período más reciente. y se mira más a las inversiones en ciudades alejadas por lo general de la línea fronteriza. en las que. a pesar de vallas y verjas. En otro orden. a modo de un interface de confines que han seguido trayectorias distintas. y del proyecto de aeropuerto en el lado español en La Seo de Urgel. de los estrechos marinos y de los recelos históricos y las diferencias geopolíticas. En síntesis. Hacer una prospectiva y escenarios de futuro tiene aquí la dificultad de tratarse de un espacio multifronterizo entre dos continentes. con razón. cabe proyectar una tendencia hacia una cooperación más intensa. al margen de los litigios entre los Estados. como la aprobación del Tratado Constitucional y su articulado en materia de política territorial.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA norte francés. transfronteriza e interregional. un modelo de fronteras internas entre España/Portugal y España/Francia. aun con ciertos matices distintivos. Como remate. las actuales dificultades 259 . diferentes modelos y submodelos de fronteras externas e internas aparecen en el marco del suroeste de Europa y Marruecos. Los fronterizos de la Raya y los Pirineos objetan.

la integración de ciertos enclaves territoriales –como el de Gibraltar o los de Ceuta y Melilla–. R. “El conocimiento de las franjas fronterizas. estos y otros tipos de cuestiones –como la puesta a punto de los programas de cooperación–. V. Dion. frontera y territorio. el desarrollo del Espacio Schengen. 1997). New Borders for a Changing Europe. Universidad de Salamanca. Londres. Tecnos. ARFE (Asociación de Regiones Fronterizas Europeas. Les Frontières de la France. 260 . pp. J. Groninguen. 93-106. con avances y dificultades. Madrid. Frank Cass. A. la política europea de cooperación transfronteriza se ha convertido en un referente y un modelo en este campo. Cabero Diéguez. S. O’Dowdy y T. Referencias Bibliográficas Anderson. B. F. Unión Europea. y L. París. y confirman la necesidad de seguir la vía de la cooperación. junto al modelo de cooperación en la frontera Estados Unidos/Canadá. eds. Iberismo y cooperación. En fin. V. Cross-border Cooperation and Governance. M. nos enfrentan al objetivo de la Cohesión Territorial de la UE a través de sus regiones y espacios fronterizos. 21-22.. Dinámicas territoriales e impactos de las políticas e instrumentos financieros comunitarios. Hachette. (2005). J.CIUDADES Y FRONTERAS para la identidad europea y su espacio de delimitación y ampliación futura. Cooperación transfronteriza: Castilla y León y Portugal. (1947). Guía práctica de la cooperación transfronteriza.Wilson. comp. En esta posición en la que nos encontramos. la mayor o menor cooperación en el espacio de los que hemos denominado arcos de fronteras tensionadas que abrazan a la UE en sus lados flancos. López Trigal (19951996). Universidad de Salamanca (tesis doctoral inédita) Carrera Hernández. Comisión Europea. (2000). no. (2002). Aportación de los geógrafos españoles”. Caramelo. en especial para las interrelaciones de vecindad entre los Estados latinoamericanos. Campesino Fernández Cabero Diéguez. Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles. V. (2003).

P. López Trigal. “Las fronteras de España en el mar”. coords. y F. Linha de fronteira. La cooperación transfronteriza hispanoportuguesa. Presses Universitaires de Bordeaux. D. A. La frontera hispano-portuguesa: nuevo espacio de atracción y cooperación. Salamanca. “Systèmes urbains et espaces frontaliers. Differential Evolution of the French and Spanish Borderland. L. “As regiões portuguesas de fronteira: perspectivas de desenvolvimento e de cooperação transfronteiriça”. Herrero de la Fuente. no. Libres del Trabucaire. Madrid. Tecnos. Marrou. y A. (2000). Guichard. La articulación territorial de la Raya hispano-portuguesa. coords. Itinerarios transfronterizos en la Península Ibérica. F. Universidad de León. Lorey. L. (2005). Borders and Border Politics in a Globalizing World. Zamora. (1975). (2005). Lusotopie. 37-54. Martín Ruiz. J.. A. A. (2007). Guichard. (1990). J. F. Fundación Rei Afonso Henriques.14. pp. Guichard. Lacleta Muñoz.ESTADO DE RELACIONES TRANSFRONTERIZAS EN EL ÁMBITO DE ESPAÑA Ganster. Clarendon Press. R. Guichard. López Trigal. pp.org/documentos/121. L.realinstitutoelcano. Fundación Rei Afonso Henriques. Articulations des territories dans la Péninsule Ibérique. coords. López Trigal. Boletín no. (2004). Gaspar. Bordeaux. 1. E. Jacinto. L. Gorría Ipas. “La Raya ibérica como espacio de atracción y cooperación”.asp López Trigal. L. he Western Pyrenees. Economía de las Comunidades Autónomas. coords. (2001).. en www. eds. y R. pp. pp. SR Books. no. J. y D. Guichard.1-2. he European Geographer. F. Lanham. López Trigal. (1997). ed. Zaragoza. L. 35-50. (2002). (1993). López Trigal y L. Oxford. no. El Pirineo como espacio frontera. 21. (1999). Gómez-Ibáñez. Canet. “Portugal-Espagne: frontières. L. F. Zamora.. La Cerdagne et ses frontières. “Los espacios marítimos y el problema de su 261 . M. Gobierno de Aragón. (2000). Une perspective d’étude des frontières dans la Péninsule Ibérique”.47. Cadernos de Geografia. (1994). (2005).. 19-23. Cunha Martins (1997). González y F. F. Muratori. 3-13. Papeles de Economía Española. CCRC. Coimbra. R. Conflits et identités transfrontalières. (1995). identités nationales et stratégies européennes”. Fronteras europeas y latinoamericanas. Mancebo. M. J. Fundación Rei Afonso Henriques. no. ed.

Madrid. V. MOPU-DATAR. Medina-Nicolás. S. Presentación de una montaña fronteriza. “Ceuta. Universidad de Extremadura. (2000). _________ (1996). (2004). Morales Lezcano. Gobierno de Navarra. no. no. L. Velasco-Graciet. Varios autores (1989). _________ (2003). (2005). Nordman. no. « Les jeux de la frontière franco-espagnole au Pays basque dans le contexte européen ». Remiro Brotons. A. Université de Nice).CIUDADES Y FRONTERAS delimitación en la posición geopolítica del archipiélago canario”. no. D. «Les dynamiques des frontières en Europe». El Pirineo. 2. Éditions Gallimard. especial. 54-76. no. no. « Nouvelles frontières en Europe». Pyrénées. (1999). Actas VII Coloquio Ibérico de Geografía. Madrid. De l’espace au territoire. H. 192. 94. J. Frontières de France. (1999). 635. J. Melilla. Bulletin Association des Géographes Français. (1983). Sermet. Revue de l’Économie Meridionale. Sociètés. pp. A. Population. Fronteras y contrabando en el Pirineo occidental. Las fronteras de la península ibérica en los siglos XVIII y XIX. Portugal-España. 305-317. La frontière hispano-française des Pyrénées. Analyse spatiale des régions frontalières et des effets de frontière: applications aux espaces franco-espagnols du Pays basque et de la Catalogne (thèse doctorale. représentations espagnoles et marocaines”. pp. París. (1998). “L’étude des frontières: un état des lieux à travers la production doctorale française”. Perales Díaz. 2. Hérodote. 262 . (2004). Pérez. Scripta Nova. XVI-XIX siècles. Pau. Pamplona. 74-86. Annales de Géographie. pp. especial. _________ (2000). UNED. Espace. 185. Cáceres.

09 Ciudades y fronteras: Los retos de la planificación transfronteriza SERGIO PEÑA .

.

conceptuar y contextualizar la importancia de las conurbaciones binacionales en el estudio de las fronteras. pues algunas ciudades no se han incluido.L as fronteras han existido desde que emergió el Estadonación como el actor central de las relaciones internacionales. Se trata inevitablemente de una base incompleta. En este trabajo me planteo. Como formas de organización social. Pero la yuxtaposición de las ciudades y las fronteras ha sido un tema poco estudiado de manera sistemática. Se hizo un gran esfuerzo para tratar de mostrar una base de datos que incorporara el mayor número de ciudades fronterizas alrededor del mundo. El estudio opera a escala mundial y utiliza sistemas de información geográfica (SIG) como una herramienta de análisis. a mediados del siglo XVII (Sobel. El enfoque de la ciudad fronteriza como una unidad de análisis abre un abanico de posibilidades. las ciudades modernas constituyen un fenómeno típico de la sociedad industrial y postindustrial. toda vez que permite mover la discusión del terreno de las relaciones internacionales (alta política) al de la planificación y las políticas públicas (política cotidiana). du- rante la paz westfaliana. discutir el papel de la planificación urbana transfronteriza en tanto un mecanismo que facilite y haga más eficaz la toma de decisiones. • Segundo. precisamente. Y lo hago con dos objetivos primordiales: • Primero. abordar la intersección entre ciudad y frontera como objeto de análisis de la planificación urbana. 2006). es una 265 . Sin embargo.

proponemos una tipología que emplea dos variables o dimensiones –distancia y tamaño– que posibilitan entender mejor el fenómeno. Ciudades no adyacentes con la presencia de flujos. La presencia de dos ciudades adyacentes de tamaña distinto coexistiendo y separadas por una frontera. Finalmente. La presencia de dos ciudades pequeñas adyacentes coexistiendo y separadas por una frontera. La segunda muestra algunos resultados respecto al número. La primera presenta una propuesta de una tipología a fin de analizar y entender las conurbaciones binacionales. de las ciudades fronterizas. 266 . Este articulo lo he dividido en tres secciones. Múltiples centros urbanos interactuando. La tipología en el cuadro siguiente solo se utiliza con el propósito heurístico de acercarnos al tema para avanzar en su conocimiento.CIUDADES Y FRONTERAS información suficientemente amplia como para permitir algunas generalizaciones e hipótesis. Conurbación fronteriza III. etc. Tipo Ciudad fronteriza aislada. Con el propósito de comprender mejor este fenómeno urbano. La presencia de dos ciudades grandes adyacentes coexistiendo y separadas por una frontera. Ciudades y fronteras: un acercamiento conceptual. tamaño. Conurbación fronteriza I. Región transnacional. La presencia de ciudades a ambos lados de las fronteras internacionales se ha convertido en un hecho que ha llamado la atención recientemente. Corredor transnacional. sobre todo en Europa y en la frontera México/Estados Unidos. Descripción Ciudad fronteriza localizada aisladamente en una frontera.. discuto los retos que enfrenta la planificación transfronteriza e identifico algunos temas que considero relevantes para el futuro. localización. Conurbación fronteriza II.

1 Otros enfoques le confieren importancia a la dimensión funcional y no poblacional. El concepto de conurbación es más complejo de definir. Walter Christaller (1933) se concentra en la relación simbiótica y funcional entre el centro (la ciudad) y la periferia.. personas. como un conglomerado de personas que cohabitan en un mismo espacio. 1 En los Estados Unidos y México se usan 2 500 personas como el umbral para definir lo urbano. la segunda. ciudades gemelas (Kearney et al. pero desde mi punto de vista describe mejor el fenómeno de las ciudades en fronteras. Cuando entramos al campo específico de la frontera México/ Estados Unidos. El primero es el lugar donde el intercambio tiene lugar. al igual que la metrópoli: la legal-administrativa y la funcional.inegi. http://www. es decir. observamos que algunos estudiosos se refieren a sus ciudades de diferentes maneras: metrópolis binacionales (Herzog. es útil precisar que no existe acuerdo respecto a la masa crítica de población necesaria para que a un conglomerado se le otorgue la categoría de ciudad o urbano. 1992). La ciudad transfronteriza se diferencia de la binacional en la escala de los flujos (bienes. 1992). capital). al menos desde la perspectiva de la frontera México/Estados Unidos. en Japón.LOS RETOS DE LA PLANIFICACIÓN TRANSFRONTERIZA Antes de continuar. ciudades transfronterizas (Alegría. empleamos aquí el concepto de ciudad en su sentido más genérico.gob. es decir. un alto grado de integración social y económica (Harrigan y Voguel. 1990). 30 000. la productora de bienes primarios. Por consiguiente. Por ejemplo. Puede definirse desde dos dimensiones. 2000). El concepto de metrópoli se emplea para designar un complejo urbano que va más allá de los límites jurisdiccionales de un gobierno urbano y describe una integración funcional del área urbana.mx/inegi/contenidos/espanol/prensa/contenidos/articulos/sociodemograficas/urbano03. 1995). El concepto de ciudad gemela implica que ambas ciudades tienen una relación simbiótica de igualdad. los flujos transfronterizos tienen un origen y destino regionales (Alegría.pdf 267 .

Es lo que ocurre. el tamaño de las ciudades resulta una variable importante. cada jurisdicción o área urbana tiene su propia lógica social y económica para organizar el espacio. está el corredor transnacional. el 59% de las ciudades identificadas tienen menos 50 000 habi268 . como podría ser el corredor Monterrey-San Antonio en la frontera México/Estados Unidos o Seattle/Vancouver en la frontera Canadá/Estados Unidos. Ciudades y fronteras: un análisis empírico. donde si bien las ciudades no son contiguas.CIUDADES Y FRONTERAS La conurbación es un área urbana que se extiende más allá de una jurisdicción político-administrativa y carece de instituciones para llevar a cabo una gobernabilidad sistémica. y Tecate. Además. La población es la mejor aproximación que capta esta dimensión. por ejemplo. La siguiente gráfica muestra que la mayoría de las ciudades fronterizas son relativamente pequeñas. Las únicas fronteras no terrestres incluidas fueron el Estrecho de Gibraltar y España/Marruecos. existen 304 fronteras terrestres que comparten dos Estados-nación. Finalmente. En el estudio solamente incluí las ciudades localizadas a 50 kilómetros en ambas direcciones de la línea fronteriza internacional. que integran una región transnacional. existen múltiples centros urbanos con flujos entre ellos que. Mexicali. en el área del sur de California y en el norte de Baja California. en mi estudio se identificaron 307 líneas fronterizas. la presencia de flujos transfronterizos –mercancías. es decir. conformada por las ciudades de San Diego y Calexico. En la escala transnacional. El procedimiento metodológico identificó un total de 985 ciudades. Las ultimas dos categorías –región y corredor transnacional– son más claras. lo que significa una franja de 100 kilómetros. Según el estudio de Bennet y Stam (2000). en ocasiones.. lo que no omite la existencia de interacciones entre ellas.– es constante. por el otro. reflejan una subjerarquía urbana de ciudades. por un lado y Tijuana. Como se mencionó. etc. personas.

y finalmente Asia y el Medio Oriente. 269 . sin embargo. Centroamérica. lo cual resulta lógico si se considera que se trata de un continente con un grado de urbanización bastante alto. Los resultados también pueden analizarse en la Figura 2. Le siguen África y América . Población y ciudades fronterizas El gráfico siguiente muestra el tamaño de las ciudades fronterizas y su localización por continente. se localizaron tres ciudades con una población mayor a los cinco millones de habitantes. Argentina y Paraguay. con un gran número de Estados-nación y con distancias relativamente menores.LOS RETOS DE LA PLANIFICACIÓN TRANSFRONTERIZA tantes. en la cual aparecen los clusters de ciudades en diferentes áreas como la frontera México/Estados Unidos. El número de ciudades fronterizas disminuye conforme se incrementa el tamaño de la población. Europa es el continente con mayor número de ciudades fronterizas 399 (41%). la región de Brasil. un gran número en Europa y en el oeste de África.

Rusia y Ucrania también se encuentran en la lista. 270 Número de ciudades 16 16 16 16 15 15 14 14 13 12 . buena parte de estas localizadas en la frontera rumanobúlgara (11 ciudades) y rumano-húngara. así como algunos países de Europa occidental como son Alemania.CIUDADES Y FRONTERAS Ciudades fronterizas por continente Fuente: Elaboración propia Rumanía resultó ser el país con mayor número de ciudades fronterizas. Austria. Bélgica. Ciudades fronterizas por país País Rumanía Suiza Rusia México Ucrania Hungría Estados Unidos Polonia Bélgica España Número de ciudades 31 23 22 21 21 21 20 18 17 16 País Austria Alemania Francia Honduras Tailandia Vietnam Costa de Marfil Paraguay República Checa Burundi Fuente: Elaboración propia. Francia y Suiza.

En África. Otro elemento importante a subrayar es el hecho que 11 de los 37 pares (30%) de las conurbaciones binacionales se localizan en la frontera México/Estados Unidos. Este es un límite evidente del conteo. 271 . Esta adyacencia de “diferencias estructurales” ha sido analizada por diversos autores como son Alegría (1989) y Herzog (1990). Viet Nam/Camboya. y Viet Nam/China. la ubicación solo denota un punto en el espacio y no la mancha urbana. seguida por Europa (9). En Asia. por lo tanto. Van Buren/St. una distancia de 20 kilómetros entre dos puntos quizás contenga la mancha urbana contigua de dos ciudades. África (4) y Asia (1). ciudades ubicadas a una distancia de 20 kilómetros. quedan incluidas la mayor parte de las ciudades. se identificaron un número mayor en el continente americano (24) y más concretamente en Sudamérica. hasta casi siete millones de habitantes. Es necesario recordar que las ciudades se identificaron a partir de parámetros como latitud y longitud. Las fronteras internacionales con mayor número de ciudades fronterizas en Asia son Tailandia/Laos. Este conteo arrojó un total de 37 pares de conurbaciones binacionales. Desde el punto de vista continental. Viet Nam y Tailandia sobresalen como países con un considerable número de ciudades fronterizas. Leonard en la frontera Canadá/Estados Unidos. como es el caso de la aglomeración Brazzaville/Kinshasa. dos capitales nacionales separadas por el Río Congo. La siguiente tabla presenta una lista de ciudades pares que potencialmente podrían ser consideradas conurbaciones binacionales. Por consiguiente. El tamaño de la población en las ciudades varía desde poco menos de cinco mil habitantes. Burundi es el país con el mayor número de ciudades fronterizas. es decir.LOS RETOS DE LA PLANIFICACIÓN TRANSFRONTERIZA Tampoco podía faltar el caso de México y los Estados Unidos. Debe sin embargo destacarse que en el caso de países pequeños. como Burundi. La mediana es de 136 555 y la media aritmética es de 572 958.

600 549.187.753 1.178 376.Pedro Juan Caballero 1.939 Rumanía Bulgaria EUROPA 599.854 178.153 119.San Cristóbal Ruse – Giurgiu Hainburg – Bratislava Calexico – Mexicali Laredo .762 Colombia Ecuador AMÉRICA 55.403 47.080 297.171 República Dem.916 Brasil Paraguay AMÉRICA Brazzaville – Kinshasa San Diego – Tijuana El Paso .279 532.799 Estados Unidos Uruguay México AMÉRICA 14.Cd.402 307.Agua prieta Ipiales – Tulcán Ponta Pora .730 Paraguay Argentina AMÉRICA 153. COMBINADA 5.386 148.000 1. del Congo ÁFRICA Mexico AMÉRICA México AMÉRICA Canadá AMÉRICA Colombia Venezuela AMÉRICA 976.279 814.804 352.540.219.388 Estados Unidos 911.079 234.274.993 584. CIUDAD 1 POBLAC. Juárez Detroit-Windsor Cúcuta .359 122.877 1.280 156.769 308.961 349.437 Austria Eslovaquia EUROPA BrownsvilleMatamoros 32.275 1.113 1.730 72.873 582. CIUDAD 2 POBLAC.828 519.655 153.266.Posadas Nogales – Nogales Eagle Pass Piedras Negras Douglas .072 237.295 Holanda EUROPA Matadi – Noqui 172.413 126.763 64.000 6.515 36.000 272 Estados Unidos Estados Unidos Estados Unidos Estados Unidos Estados Unidos Argentina Estados Unidos Estados Unidos .640 307.457 México AMÉRICA Komarom – Komarno 210.CIUDADES Y FRONTERAS Conurbaciones binacionales CIUDADES PARES POBLAC.319 Hungría Eslovaquia EUROPA Enschede – Gronau 69. del Congo Alemania AMÉRICA 21.012 Angola Concordia – Salto ÁFRICA 138.000 124.079 679.771.702.048.769 279.473 México AMÉRICA 156.240 2.099 99.312 110.134 México AMÉRICA 22.312 México AMÉRICA 75.859 5.622 NACIONES Continente República Dem.Nuevo Laredo Encarnación .000 Congo 1.174.282 245.528.815 605.597 México AMÉRICA 315.

685 56.643 76. del Congo ÁFRICA Bulgaria Rumanía EUROPA Bulgaria Rumanía EUROPA México AMÉRICA Portugal EUROPA México AMÉRICA Estados Unidos Republica Central de África Estados Unidos República Democ. COMBINADA 12.Villa Acuna Vidin – Calafat Livramento – Rivera DajabonOanaminthe Svishtov – Zimnicea Monte Caseros .964 4.455 27.026 España 1.de/ La planificación transfronteriza.000 81.089 34.819 22. Esta sección enfatiza no solamen273 .036 86.Turnu Magurele Presidio – Ojinaga Ayamonte . CIUDAD 1 POBLAC.St.726 1.900 56.253 108.983 86.156 8.520 NACIONES Brasil Continente Bolivia AMÉRICA México AMÉRICA Bulgaria Rumanía EUROPA Brasil Uruguay AMÉRICA Haiti AMÉRICA Bulgaria Rumanía EUROPA 44.773 33. CIUDAD 2 POBLAC.506 6.239 4.938 9.235 42. Antes he discutido la importancia de los asentamientos urbanos fronterizos.591 15.Vila Real de Sto. del Congo Canadá ÁFRICA AMÉRICA Fuente: Elaboración propia Información sobre población ver: http://www.026 14.167 Estados Unidos 17.citypopulation.228 45.875 30.000 31.431 96.867 52. Leonard POBLAC.546 Argentina Uruguay AMÉRICA 24.191 25.167 30.560 64.885 27.213 36.994 2.685 30.Mobayi Mbongo Van Buren . conceptualizados como conurbaciones binacionales.668 4.614 18.921 4.Bella Unión Kyakhta – Suhbaatar Tabatinga-Leticia Mongoumba – Libenge Tutrakan – Oltenita Nikopol .936 Brasil Colombia AMÉRICA 10.220 2.850 57.765 7.LOS RETOS DE LA PLANIFICACIÓN TRANSFRONTERIZA CIUDADES PARES Corumba Puerto Suárez Del Rió .631 75. Antonio Columbus – Palomas Mobaye .666 Rusia Mongolia ASIA 30.000 34.257 10.233 Estados Unidos República Dominicana Republica Central de África República Democrá.053 37.273 18.273 22.

es decir. un Leviatán3 que impone cierto orden para resolver el problema de anarquía. Instituciones son las reglas y normas y las organizaciones los actores. las instituciones deben concentrarse en crear normas y reglas de acción colectiva que den como resultado una mejor calidad de vida de sus habitantes. La diferenciación entre la planificación transfronteriza y la planificación metropolitana permite entender mejor la idea antes expuesta. 2006). La planificación transfronteriza se subsume en tratados internacionales acordados por los Estados-nación. el marco institucional que enmarca la planificación transfronteriza se adhiere a la lógica westfaliana de las relaciones internacionales (Sobel. el equipamiento.2 un proceso creciente (Lindblom 1996) en el que las instituciones son adecuadas y reequipadas cuando el status quo (Bromley 2006) requiere de cambios para responder los nuevos retos que enfrenta la sociedad –por ejemplo. la planificación metropolitana urbana se ve favorecida por un marco institucional que crea un mecanismo de coordinación regional. 274 . etc. La planificación urbana metropolitana y transfronteriza enfrenta retos similares de coordinación para resolver problemas como la infraestructura. quien las define como reglas que norman el comportamiento humano. Finalmente. la globalización. el manejo de los recursos naturales. En términos generales. 3 El Leviatán desde la óptica hobesiana es un agente que impone orden ante la posible anarquía y caos del “estado natural” de la sociedad. Una forma de definir un objeto es mediante la diferenciación. La sociedad cede el poder de policía al Estado para imponer orden y prevenir el caos. hasta cierto grado. esto lo hace único comparado con otras formas o medios. Mi idea central es que el objeto/sujeto de la planificación transfronteriza debe ser la creación de instituciones.CIUDADES Y FRONTERAS te la importancia del tema urbano en la frontera. Sin embargo. que normalmente prestan más atención 2 En este trabajo las instituciones se conceptualizan desde la óptica de North (1990). así como el papel que desempeñan las instituciones. sino también los retos que enfrenta la planificación transfronteriza.

Las instituciones responsables de la planificación transfronteriza carecen de poderes legales como el de la policía5 y el de dominio eminente.LOS RETOS DE LA PLANIFICACIÓN TRANSFRONTERIZA a los temas de “alta política” –seguridad nacional. 2001). que algunos autores han definido como “comunidades epistemológicas” (Young. 2002). pero requieren un marco institucional-legal transnacional. de ese Leviatán trasnacional que imponen el orden y la cooperación para lograr la funcionalidad social y económica antes descrita. Las conurbaciones binacionales enfrentan problemas que normalmente serían de índole municipal-local. propios de una sociedad civil transnacional (Vázquez. entre otros. 5 El poder de policía se refiere a la capacidad que del gobierno para regular la propiedad. contaminación del aire. 6 El poder de dominio eminente se refiere a la capacidad del gobierno para expropiar propiedades o terrenos que el interés público justifique. manejo de residuos sólidos. Regulaciones tales como la zonificación. Al contrario. códigos de construcción. La planificación transfronteriza carece. 275 . etc. precisamente. calentamiento global. la sociedad le delega el poder al Estado para que imponga el orden y supere el “estado natural” de caos y anarquía que existiría sin la presencia de un Leviatán. La pregunta central sería esta: ¿de qué manera los actores locales crean las instituciones y mecanismos de cooperación necesarios? La carencia de un marco institucional formal que enmarque a la planificación transfronteriza. etc.– y se olvidan de la “política cotidiana” –agua potable. la planificación transfronteriza es una paradoja. En suma. no significa que los actores locales se conviertan en entes pasivos. desempeña un papel importante para erradicar la amenaza de una anarquía como resultado del “estado natural”4 de las sociedades transfronterizas. 1999. se generan toda una serie de mecanismos diplomáticos locales paralelos.6 que permitan implementar políticas transfronterizas del uso de suelo 4 Desde el punto de vista de Tomas Hobbes. Ese paralelismo diplomático local. son instrumentos de la planificación para proteger los derechos de terceros. usos de suelo. Faludi.

8 Un bien público perfecto se caracteriza por: 1) nadie puede ser excluido de su uso y 2) el bien puede ser usado de manera simultánea sin afectar el nivel de utilidad o beneficio de los otros usuarios. 7 Ambiente construido (built environment) es el concepto que Harvey (1985) utiliza para referirse a lo urbano que es producto de las relaciones sociales. La función de las instituciones transfronterizas se orienta. básicamente. Las leyes y códigos serían un ejemplo de los primeros. a pesar de que no exista un Estado común. Al inicio de esta sección se planteó la idea que la planificación transfronteriza de las conurbaciones binacionales es un proceso creciente de creación de instituciones. mercancías. capital–. como en el caso de la Unión Europea. Lara (2000) identifica cuatro formas de cooperación. Martínez (1992) argumenta que las relaciones fronterizas pasan por cuatro etapas: 1) conflicto. Ostrom (1990). los usos y costumbres ilustrarían los segundos. 276 . en la que se crean normas y reglas formales de gobernabilidad transnacional. Por otro lado. así como las externalidades. por su parte. También a gestionar de manera más racional los bienes públicos8 compartidos –como el aire y el agua– y a evitar su sobrexplotación. a manejar de manera más eficiente los flujos fronterizos –personas. sobre todo las negativas. residuos sólidos). argumenta la existencia de mecanismos –formales e informales– en los que se enmarcan las reglas. que van desde la interacción cotidiana de la sociedad civil o de las cámaras de comercio (convergencia) hasta la integración formal. La planificación transfronteriza se practica sin contar con los instrumentos jurídicos que la Constitución delega en todo gobierno local en un marco nacional. mientras las normas sociales. que crea la interacción (polución. Esto contrasta con el ambiente natural (biótico o abiótico) que no esta relacionado con la actividad humana. 3) cooperación y 4) integración. 2) coexistencia pacífica.7 El mayor reto de la planificación transfronteriza consiste en crear las reglas de decisión colectiva.CIUDADES Y FRONTERAS para mejorar la toma de decisiones respecto a cómo se gobierna el ambiente construido.

se trata de reglas que eviten que un socio explote la información de manera asimétrica –en términos coloquiales. y cuando es grande el número de participantes. se inicia una fase que quizás culmine en la integración total. Paralelamente. en la medida en que se hace más intenso el proceso de cooperación. Una vez superada la etapa de conflicto. este requerirá normas y reglas que minimicen el riesgo y otorguen mayor certidumbre al proceso de decisión. como en el caso de la Unión Europea (UE) o.LOS RETOS DE LA PLANIFICACIÓN TRANSFRONTERIZA Estos últimos resultan adecuados cuando el número de actores es reducido. “que haga trampa”– o que se produzca una situación en la 277 . simplemente. pero cuando se requiere certidumbre en las relaciones. la permanencia en un estadio de coexistencia pacífica y cooperación. resulta imperativa la necesidad de desarrollar mecanismos formales. El proceso de la planificación transfronteriza La Figura anterior representa el proceso de planificación.

la agenda nacional de cooperación binacional maneja temas controvertidos –inmigración. Los temas en la agenda de la cooperación y planificación transfronteriza operan a escala regional-local. bienes. La sociedad civil y el mercado desempeñan aquí un papel importante y no hay necesidad de depender de un Leviatán. es decir.–. donde la intensidad de los flujos –personas. La agenda política de la planificación transfronteriza difiere de manera regular de la nacional. el mercado laboral local o la transmigración. se ven en la necesidad de crear mecanismos institucionales que les permitan interactuar mejor y reducir el riesgo y la incertidumbre. A manera de hipótesis. en los que no resulta fácil llegar a acuerdos que satisfagan a los involucrados. pueden resolver sus problemas cooperando de manera informal. se puede afirmar que las conurbaciones binacionales pequeñas. las grandes conurbaciones nacionales como Ciudad Juárez/El Paso o San Diego/ Tijuana. tienen un origen y un destino regional. etc. La planificación transfronteriza es compleja y envuelve a un gran número de actores e instituciones que interactúan simultáneamente. Entre los temas de interés. como se muestra en la Figura 5. dando paso a la creación de instituciones de gobernabilidad regional. se destacan el comercio transfronterizo. debido a la intensidad de flujos y los problemas ambientales implicados. La diferencia más importante es que la transfronteriza se enfoca en temas que crean una sinergia de cooperación. es importante identificar las 278 .CIUDADES Y FRONTERAS cual un socio se aproveche (free rider) para obtener beneficios sin contribuir a la producción del bien público. Normalmente. el medio ambiente y la salud pública. Sin embargo. enmarcada en un juego donde todos los participantes tienen algo que ganar.local (Alegría. delimitación de límites. transnacional y binacional. Una vez diferenciados y determinados los temas importantes para la planificación transfronteriza. capitales– es menor y los problemas ambientales mínimos. 1989). por solo mencionar algunos.

279 . pagaría ¾ del costo de la operación y el mantenimiento. drenaje. Un principio sería el costo marginal: cada socio pagaría de acuerdo con la proporción que utilice del servicio o bien. los costos serían mayores que si se construye una sola. los gobiernos locales tienen el mandato de proveer a la ciudad con la infraestructura y el equipamiento urbano –plantas tratadoras de aguas residuales. en el caso de México/Estados Unidos hay instancias en que este último país absorbe costos mayores que México. si el socio A usa ¾ partes de la infraestructura.LOS RETOS DE LA PLANIFICACIÓN TRANSFRONTERIZA estrategias para lograr avanzar en la cooperación. La cooperación transfronteriza enfocada en la infraestructura urbana podría disminuir los costos de inversión que cada socio requeriría si decidiera hacerlo por cuenta propia. etc. Esto requiere una inversión ex ante bastante importante. Restaría por determinar cómo se distribuirían los costos y beneficios. dado que tiene una mayor capacidad financiera. De ordinario. Por ejemplo. sus acciones altruistas o unilaterales crean beneficios a ambas so9 En las economías de escala el precio promedio de un servicio disminuye cuando el número de usuarios se incrementa. si cada socio construye su propia planta tratadora. porque se estarían duplicando los esfuerzos. El costo marginal presupone una igualdad entre los socios y la misma capacidad. agua potable.9 La planificación transfronteriza y la cooperación ofrecen una oportunidad para que las conurbaciones binacionales urbanas se beneficien de las economías de escala. es decir. se emplean mecanismos que denoten más equidad. además. esos servicios urbanos se caracterizan por ser ejemplos de monopolios naturales que operan bajo el principio de economías de escala. Cuando esto no ocurre. rellenos sanitarios. además. Por ejemplo. el beneficio que se logra por medio de la planificación y cooperación transfronteriza es potencialmente mayor al que se obtendría con la suma de las partes. Por ejemplo.

reglas y normas en materia de distribución de costos y beneficios como resultado de la cooperación.CIUDADES Y FRONTERAS ciedades. En este trabajo he abordado la planificación transfronteriza partiendo de lo general a lo particular. cooperación y desarrollo de mecanismos de decisión colectiva. También Peña (2004). sobre todo. la creación de esquemas. para el caso específico de México-Estados Unidos. 280 . constituye otra importante área de estudio para la planificación de las conurbaciones urbanas transfronterizas. En suma. véase Young (1994). Mostré que existe un gran número de ciudades localizadas cerca de las fronteras internacionales y. Se argumenta que se trata de un proceso iniciado con la 10 Para una discusión más detallada sobre los esquemas de distribución de costos.10 Conclusiones. La teoría funcionalista sostiene que la integración internacional se verifica cuando los países cooperan en asuntos de interés común. estas enfrentan retos de coordinación. Como cualquier otra. una considerable cantidad de conurbaciones binacionales.

1966. Se trata de un proceso creciente de creación de instituciones. Referencias Bibliograficas Alegría. http://eugenesoftware. Desarrollo urbano en la frontera México-Estados Unidos. Volitional Pragmatism and the Meaning of Economic Institutions. así como el comercio transfronterizo. 281 . Nueva Jersey.95. _________ (1992). lo cual resulta válido e imprescindible en el futuro. Sufficient Reason. Stam (2000). Prentice Hall. A partir de ahí. etc. se crean instituciones. se avanza hacia nuevas áreas (McCormick 1996). Bennet. 53-90. Bromley. (1933). (1989). Frontera Norte.–. normas y reglas para monitorear la cooperación. Londres. 1. en los que la controversia es mínima. y A. T. Baskin. S. equipamiento urbano. Si la teoría funcionalista de integración internacional es correcta. La planificación transfronteriza debe verificarse mediante un proceso gradual. Este artículo enfatizó que la cooperación transfronteriza en materia de infraestructura.W. pp. Princeton University Press. agua. Jena (Alemania). Consejo Nacional Para la Cultura y las Artes. Software disponible en. se podría avanzar la hipótesis de que la planificación transfronteriza debe ser un punto inicial del proceso de integración. Princeton. la integración no opera mediante un megaplan. son temas en los que existe un acuerdo tácito en el sentido de la necesidad de cooperar. (2006). Es decir. Central Places in Southern Germany.org.LOS RETOS DE LA PLANIFICACIÓN TRANSFRONTERIZA cooperación en temas limitados y específicos. y no de manera integral. Cuando esta última arroja resultados positivos. México. EUGene 1. no. gestión y gobernabilidad del medio ambiente –aire. Christaller. traducción inglesa de C. Daniel W. Se debe tratar de buscar macrosoluciones a todos los problemas de la agenda política binacional. paso a paso. W. “La ciudad y los procesos trasfronterizos entre México y Estados Unidos” .

Harrigan.R. M. Nueva York. Cambridge University Press.México. Colorado.. Political Change in the Metropolis. El Colegio de la Frontera Norte.S. T.S.S. Planners and Communities”. 9. Malden. y R. Institutions... Westview Press. Readings in Planning heory. European Planning Studies. and Politics on the U. C. Princeton. Equity In heory and Practice. A. Harvey. ed. Herzog. “he Science of Muddling hrough”.J. A. NMSU. 5. O. Cambridge. Cornell University Press. Reflexión desde distintas perspectivas.-Mexico Border Environment. Sobel. Young. M. Herzog. Cambridge University Press. (1999).S. D. “Borderlands. Voguel (2000).-Mexican Studies.CIUDADES Y FRONTERAS Faludi. Lara. Entering a New Stage”. University of California. O. D. “Planificación transfronteriza: instituciones binacionales y bilaterales en la frontera México-Estados Unidos. (2001). (1990) Governing the Commons: he Evolution of Institutions for Collective Action. en S. J. Kearney. S.. no. European Spatial Planning. McCormick (1996). (2002). Boulder. “Bilateral Planning México-U. F. en Scott Campbell y Susan Fainstein. (1996). Knopp y P. Malden.Nueva Jersey. he European Union. Blackwell Publishers. (2006). Where North Meets South: Cities. (1992).. Mexico Policy News. 282 .-Mexican Twin Cities. en Scott Campbell y Susan Fainstein. E. K. Center for U. UACJ & NEON. (1996). “On Planning the Ideology of Planning”. E. Political Economy and Global Affairs.. Ithaca. vol. ed. Vázquez Castillo. Institutional Change and Economic Performance. eds. Gawenda (1995). (1990). University of Texas. North. C. Martinez. Gobernabilidad-ingobernabilidad en la región Paso del Norte. Peña. Eakin Press. Lincoln Institute of Land Policy. Austin. Politics and Policies. Princeton University Press. Space. julio. Massachussetts. (2000). (1994). MA. Washington DC. Lindblom. “Transboundatry Networks for Environmental Management in the San Diego-Tijuana Border Region”. eds. Payan. (1990). Tabuenca y T. CQ Press. Cambridge. Governance in World Affairs. Ostrom. Nueva York. Lawrence..S. San Diego. A.-Mexico Border. Reino Unido. en L. Blackwell Publishers. eds. Longman Inc. Planning heory. Border Cuates: A History of the U. Shared Space: Rethinking the U.: Institutions. (2004). Young Peyton H.

AUTORES .

.

en: Reconfiguración geopolítica e integración regional en el continente americano. Universidad Nacional de Misiones. Ha publicado los libros En otra Historia (2001). Editorial Venezolana C. Brasil) tanto en el ámbito nacional como internacional. Integró equipos de investigación interdisciplinarios sobre historiografía de la frontera internacional (Argentina. Docente e investigador de la Secretaría de Investigación y Postgrados de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales. Haciendo historia en la aldea (2002) y Los combates por la invención de Misiones (2005). RICARDO NOGUEIRA: Es doctor en geografía y profesor de la Universidad Federal del Amazonas. Es miembro de la Coordinación de Altos Estudios del Amazonas. editorial Tropykos. con sede en Manaos.HÉCTOR E. y “El otro lado de vecindad entre Venezuela y Colombia”.A. MARIO VALERO MARTÍNEZ: Doctor en Geografía y Máster en Ciencias Políticas. Mérida. (2007). CEFI-ULA. Ha publicado diversos artículos en revistas 285 . Es Investigador/Profesor Titular de la Universidad de Los Andes. como son Las fronteras como espacios de integración (2002). Tiene a su haber varias publicaciones sobre temas fronterizos y de integración. Paraguay. JAQUET: Es historiador y antropólogo. en Venezuela. Argentina. Revista Aldea Mundo. “Ciudad y fronteras” (2004).

Ha publicado varios libros más y numerosos artículos en revistas especializadas. Gran Bretaña. HAROLDO DILLA ALFONSO: Historiador con un doctorado en sociología urbana. los más recientes de los cuales son Frontera en Transición (Ciudades y Fronteras. y por el otro. Es miembro del sistema de investigaciones científicas de México. cubano y residente en República Dominicana donde coordina el grupo Ciudades y Fronteras. la construcción de discursos geográficos en relación a estos cambios económicos.CIUDADES Y FRONTERAS especializadas sobre los problemas fronterizos de Brasil y en particular sobre sus límites ribereños. Ha rea286 . 2007). 2007) y Ciudades Fragmentadas (Ciudades y Fronteras. Border Urban Intermediation in Dominican Republic: hree Case Studies. En su tesis investiga por un lado la relación entre las reglas comerciales internacionales y la organización territorial del sector exportador de vestido. Es máster en Geografía Humana de la Universidad de Bristol. 2007). Es autor o co-coordinador de varios libros y artículos especializados. Sus últimos trabajos han estado orientados al análisis de los servicios urbanos en Tijuana y actúa como asesor del consejo municipal de esta localidad. (EPFL. MARION TRAUB-WERNER: está realizando su doctorado en el Departamento de Geografía de la Universidad de Minnesota. TITO ALEGRÍA OLÁZABAL: Es doctor en planeamiento y desarrollo urbanos y profesor/investigador del Colegio de la Frontera Norte (COLEF) con sede en Tijuana. Su libro El desarrollo urbano en la frontera México/Estados Unidos (1992) es una pieza clásica de los estudios sobre el tema.

provincias y comarcas de León y Zamora). principalmente sobre el tema de la planificación urbana transfronteriza. y Migraciones extranjeras en España. organización territorial del Estado Autonómico). Ha desarrollado estudios en Geografía Urbana (planeamiento. Geografía Política y de la Administración (fronteras ibéricas.AUTORES lizado intensas investigaciones en el norte de la frontera dominico/haitiana. LORENZO LÓPEZ TRIGAL. Geografía Regional de Castilla y León (Comunidad Autónoma. Es doctor en geografía y profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León. Actualmente es profesor asociado de la Universidad de Texas en El Paso (UTEP) en el departamento de administración pública. Tiene varias publicaciones en revistas académicas mexicanas e internacionales. problemas de las ciudades). donde es Catedrático de Geografía Humana. 287 . Es autor o coordinador de dos decenas de libros y varias decenas de artículos especializados. sistemas urbanos. SERGIO PEÑA: Es un historiador mexicano con un doctorado en planificación urbana y regional.

Distrito Nacional. . Santo Domingo. República Dominicana. se terminó de imprimir en el mes de enero del 2008. en los talleres gráficos de Editora Manatí.Esta edición de Ciudades y fronteras consta de 500 ejemplares y.