Está en la página 1de 103

FASES DEL DISEÑO DEL PUESTO

DE TRABAJO

FASES DEL DISEÑO DE UN PUESTO DE

TRABAJO

• Postura y posición de trabajo.

• Planos de trabajo.

• Zona de alcance de los miembros superiores.

• Ajuste correcto de los medios de trabajo.

• Optimización de la disposición de los medios de

trabajo.

• Planificación correcta de los métodos de trabajo.

• Condiciones de seguridad del espacio de trabajo.

• Campos visuales.

Siempre debemos tener en cuenta que el trabajo se debe concebir de manera que tienda

a evitar todo esfuerzo inútil o excesivo de los músculos, las articulaciones, ligamentos y de los

aparatos circulatorio y respiratorio.

Postura y posición de trabajo

La postura se define como la disposición

espacial de todos los segmentos corporales cabeza, columna, brazos, piernas, etc.

Existen dos tipos de postura: la estática y la

dinámica.

La postura estática

Es aquella en la que se mantienen los ángulos

relativos entre distintos segmentos corporales.

La postura estática Es aquella en la que se mantienen los ángulos relativos entre distintos segmentos

La postura dinámica

Es la composición alternada y secuencial de

distintas posturas estáticas.

La postura dinámica Es la composición alternada y secuencial de distintas posturas estáticas.

Desde el punto de vista ergonómico, el estudio para

conseguir la conjunción entre una adecuada

postura, la distancia del trabajador y cualquier

punto de su campo de acción, esta en función de

tres elementos:

• El tamaño de los detalles a observar.

• Las zonas de alcance óptimas, altura del plano de trabajo, holgura para los miembros inferiores.

• Los esfuerzos a aportar en los puntos a alcanzar o

en los objetos a manipular (piezas a producir o

controlar útiles de mano o instrumentos de medida,

etc.).

El término "posición de trabajo" se utiliza para

definir posturas singulares, tales como de pie,

sentado, agachado, etc.

Las posiciones más estudiadas, por ser las más

habituales, son de pie, sentado y una composición de ambas, de pie-sentado, posición

muy utilizada, sobre todo en tipos de trabajo

con necesidad de que la persona esté erguida,

pero que debido a la gran permanencia del

trabajador en ella, es necesario que éste pueda descansar.

POSTURA DE PIE

Esta postura aunque tiene el inconveniente de un

mayor gasto energético, es la más adecuada cuando se deben realizar esfuerzos.

Además se diseñará el puesto de trabajo de pie cuando se requieran alcances de 15 cm. por encima

del plano de trabajo, alcances frontales demás de

40 cm. y alcances frecuentes por debajo del plano

del asiento.

POSTURA DE PIE

POSTURA DE PIE

POSTURA DE PIE

La postura en bipedestación, estática y rígida aumenta la

tensión de los elementos posteriores de la columna

vertebral. Para evitar que sean estas estructuras las que se

encuentren sometidas a carga continuamente y disminuir

la tensión se busca un apoyo para la espalda y/o se provoca cierta flexión de la cadera, con el fin de inclinar la pelvis y disminuir la lordosis lumbar.

Para conseguir esto colocamos un apoyo de 15 cm. de altura para, de forma alternante, colocar los pies y obtener

una flexión de 15º de la articulación de la cadera.

POSTURA DE PIE-SENTADO

Consideraremos indistintamente puesto de trabajo

de pie-sentado o sentado de pie y de pie con apoyo.

Siendo el puesto indicado cuando el trabajador, para el desempeño de sus funciones, pueda

permanecer sentado y tenga que levantarse con

una frecuencia superior a 10 veces por hora.

POSTURA DE SENTADO

La posición sentada se considera la menos

incomoda dentro de las posiciones normales. Pero aún así, esta posición llega a serlo si se

mantiene durante largo tiempo, agravándose si

se mantiene en postura (ángulo) y con

elementos adicionales (mesa, silla, etc.)

inadecuados.

POSTURA DE SENTADO

Es la postura más estable, requiere menor gasto de

energía y produce menor fatiga. La postura sentada proporciona estabilidad para

realizar tareas que requieran movimientos precisos

de las manos y operaciones de control con los pies.

Al estar sentados disminuye el centro de gravedad

del cuerpo respecto a la postura de pie y aumenta

la base de apoyo, incluyendo los pies, las nalgas, parte de los muslos y la proyección en el suelo de la

superficie del respaldo.

POSTURA DE SENTADO

Todo ello mejora la estabilidad global y, por tanto,

la capacidad para realizar tareas de precisión.

Sin embargo, en la postura sentada, la movilidad, el alcance y la capacidad de aplicar fuerza en

tareas de control manual es menor que estando

de pie.

Planos de trabajo

Dentro del espacio de trabajo o área

tridimensional que envuelve a un trabajador, la mayor parte de las actividades se realizan en la superficie o plano horizontal de trabajo. El plano horizontal de trabajo está determinado,

principalmente, por dos tipos de dimensiones: la

altura del plano y las zonas de alcance óptimo

PLANO HORIZONTAL DE TRABAJO EN

POSICIÓN DE PIE

Las tareas que requieran un grado moderado de fuerza y

precisión, se situarán entre 5 y 10 cm. por debajo del

codo;

las tareas de manipulación delicadas (incluida la escritura),

se situarán entre 5 y 10 cm. por encima del codo;

las tareas de manipulación pesadas (en particular en las que se realiza presión), se situarán entre 10 y 20 cm. por

debajo de la altura del codo;

PLANO HORIZONTAL DE TRABAJO EN

POSICIÓN DE PIE

las tareas que conllevan levantar y transportar

pesos, se colocarán entre la altura de los

nudillos y la altura del codo; y para las tareas

que requieran control manual, se situarán entre la altura del codo y la altura del hombro

PLANO HORIZONTAL DE TRABAJO EN

POSICIÓN SENTADO

La altura del plano o superficie de trabajo (mesa,

banco de trabajo, etc.) está relacionada con: el trabajo en posición sentada, con la naturaleza de la

tarea, con la altura del asiento, con el espesor de la

superficie de trabajo y con el grosor del muslo

En este tipo de trabajo, la distancia entre el plano

de trabajo y el asiento determina la postura a adoptar. Los pies se deben poder acomodar fácilmente con un apoyo adecuado.

La altura se dispondrá de tal forma que el brazo

esté vertical y el antebrazo horizontal, formando

ángulo recto en el codo.

Para evitar lesiones en espalda y hombros, un buen diseño contempla los ángulos de confort de Wisner y una separación de los brazos entre 5º y 25º, lo que es primordial si el trabajo se

realiza en posición fundamentalmente fija

(trabajo en cadena).

En relación a la naturaleza de la tarea, la altura

del plano de trabajo va a variar en función de los requerimientos de mayor o menor precisión, de

la fuerza o presión que se tenga que realizar y de la libertad de movimiento que permita dicha

tarea.

En general, para conseguir una situación

satisfactoria respecto a la superficie de trabajo, se tenderá a mantener el antebrazo en posición

horizontal o ligeramente inclinado hacia abajo, cualquiera que sea la posición de trabajo

Zona de alcance de los miembros

superiores

Uno de los aspectos biomecánicos-antropométricos

más importante, es el alcance óptimo de los miembros superiores, ya que una disposición de los

elementos dentro de la denominada área de

trabajo (zona delimitada por el arco horizontal y vertical del alcance del brazo), permitirá realizar,

con menos esfuerzo, los diferentes movimientos de

manipulación requeridos, evitando los movimientos forzados que impliquen a la larga patologías

corporales.

Cualquiera que sea el plano de trabajo, se debe

considerar, principalmente, tres parámetros:

• Alcance máximo de la mano (con una postura estirada del brazo).

• Alcance óptimo de la mano (con una postura

flexionada de brazo).

• Alcance con ambas manos (área adecuada de

ambas manos).

Su aplicación, permite determinar la idoneidad o

no, de la colocación de los medios físicos de trabajo (material manipulado, etc.). Su

determinación sirve para disminuir lo más

posible las patologías músculo-esqueléticas del trabajador.

Su determinación sirve para disminuir lo más

posible las patologías músculo-esqueléticas del

trabajador.

Las dimensiones de alcance en una actividad

normal que requiera operaciones sobre el plano horizontal o sobre el plano vertical, se determinarán en función de las personas de menor estatura, es decir, con los percentiles más

bajos (hombres y mujeres comprendidos en el

percentil 5).

El espacio de alcance conveniente es aquel en el

que un objeto puede ser alcanzado de forma

fácil, sin tener que efectuar movimientos

indebido.

El alcance de confort viene definido por aquella zona en la que, con los codos flexionados, se

realiza un arco de 90º enfrente de nosotros.

Esta zona es en la que se trabaja con mayor

fuerza y eficiencia. Debemos tener presente que

las áreas óptimas se reducen con las necesidades de precisión, fuerza y cadencia

PLANOS DE ALCANCE HORIZONTAL

PLANOS DE ALCANCE HORIZONTAL

Tichauer ha demostrado que, al trabajar sobre

un plano horizontal, el menor consumo

energético se consigue cuando el hombro está a

10º de separación

PLANOS DE ALCANCE VERTICAL

Las dimensiones en el plano vertical también

tendrán que ajustarse a las personas de menor estatura, es decir las comprendidas en el percentil 5, tanto en hombres como en mujeres. observamos los arcos, los alcances y las

dimensiones para una actividad normal que

requiera operaciones sobre el plano vertical.

En este plano, la postura de trabajo óptima es

aquella en la que el objeto se encuentra a la altura del codo.

En la práctica no solo debemos conocer el

alcance al que se va a situar el objeto en el

espacio sino también cómo, cuánto y dónde se

va a utilizar el mismo.

El espacio en el que se desenvuelven las tareas

de un trabajador, McCoormick lo denomina

"envoltura del espacio de trabajo”.

Esta envoltura deberá diseñarse teniendo en

cuenta las tareas a realizar, su precisión, su

pesadez y, naturalmente, las características antropométricas del trabajador.

El agarre manual es muy diferente según el

objeto a manipular y la orientación de la mano

tampoco es única.

Teniendo en cuenta estos dos aspectos, en el espacio tridimensional de manipulación, se describe una zona común a todos los movimientos de la mano que, probablemente,

es la zona óptima de manipulación, según

Dempster,

Ajuste correcto de los medios de

trabajo

Al ser la postura sentada la más frecuente y la

tendencia a que se siga incrementando, este ajuste se refiere al ajuste correcto de la

superficie horizontal de trabajo, del espacio libre

debajo del plano (mesa) de trabajo, y las características de la silla de trabajo.

SUPERFICIE HORIZONTAL DE TRABAJO:

ALTURA, ANCHURA Y PROFUNDIDAD

Debemos recordar que la altura de la superficie

de trabajo debe ser como mínimo aquella que permita establecer la posición óptima: muslos

horizontales, piernas verticales, hombros

relajados, brazo y antebrazo formando ángulo recto en el codo, o el antebrazo inclinado

ligeramente hacia abajo.

En lo que respecta a la anchura y profundidad de

la superficie, estas deberán presentar unas

dimensiones suficientes que permitan realizar cómodamente la tarea, y la flexibilidad en la

colocación de los medios de trabajo.

Cómo mínimo la anchura será la correspondiente

a la medida entre codos del hombre percentil 95

La profundidad será cómo mínimo aquella que

permita colocar a una distancia de visualización correcta los medios que se precisen (por

ejemplo: pantallas, medios visuales, etc.)

Los tableros que conformen el plano de trabajo

deben de carecer de aristas y esquinas agudas

con el fin de evitar lesiones o molestias al

trabajador

Espacio libre debajo de la mesa de trabajo: anchura,

profundidad y altura.

La profundidad por su parte será aproximadamente de 60 cm., y podemos determinarla por dos

distancias:

Al nivel de las rodillas: el mínimo es de 40 % de la medida del glúteo a las rodillas.

A nivel del suelo: el mínimo es el 75 % de la suma

de la medida del glúteo + la medida de la pierna + la

medida de la altura al hueco poplíteo por el seno

del ángulo que forma la pierna con la vertical + la

medida del pie.

Todas estas medidas óptimas son las que

corresponderían al percentil 95 de los hombres, pertenecientes a la población

CARACTERÍSTICAS DEL ASIENTO

La silla como elemento de trabajo, hoy fundamental,

tiene que cumplir las expectativas de confort y utilidad funcional en cuanto a su influencia sobre los

rendimientos de los trabajadores en el desarrollo de

sus actividades laborales.

El asiento, tiene como parte integrante de los medios de un puesto de trabajo, la función de asegurar un soporte estable y confortable a la postura sedente del

usuario del puesto.

El asiento además, responderá a las características

generales siguientes:

• La altura del asiento, será regulable, entre los

percentiles 5 y 95 de la población usuaria.

• La anchura de la base del asiento, permitirá la

adecuación de los usuarios con anchura de caderas

en el percentil 95, teniendo presente la posibilidad de

la presencia de apoyabrazos.

• La profundidad debe ser suficiente pero inferior a la longitud del muslo, para que el borde del asiento (redondeado) no presione la parte posterior de las piernas.

• La base de apoyo del asiento debe garantizar

estabilidad y por ello dispondrá de cinco patas

con ruedas para permitir el movimiento, y con

una longitud por lo menos igual al radio

aproximado del asiento.

• El respaldo debe tener una suave convexidad

para proporcionar apoyo a la zona lumbar(L3 y

L5).

• Por principio, el asiento debe permitir cierta

movilidad y cambios de postura.

• Debe presentar la posibilidad de regular los

grados de inclinación acorde con los requerimientos de la tarea. • Los ajustes de todas las regulaciones deben ser seguros y fáciles de accionar.

Optimización de la disposición de los

medios de trabajo

Los pasos a seguir para determinar la flexibilidad

en la organización de los elementos de un puesto, podrían ser los siguientes:

• Tener en cuenta la frecuencia de utilización de los elementos, su peso y su tamaño

• Distribución de manera que posibilite el

trabajar con ambas manos.

• Ubicar los elementos al alcance óptimo de la

mano, preferentemente los de mayor frecuencia de manipulación, los más pesados, o de tamaño

o forma incómodos.

• Mantener, en general, las distancias de toma y

utilización tan cortas como sea posible. Siendo

la distancia de toma y utilización, las distancias de alcance óptimo de la mano para agarre y

manipulación de objetos, respectivamente.

Además, no debemos olvidar que, desde el punto de vista funcional, el arco estará determinado por el brazo dominante como radio, teniendo como centro la articulación del

hombro y que, en la combinación de las tres

dimensiones, el volumen máximo se obtiene como una semiesfera

Existen diversos "componentes" (medios de

trabajo) que han de situarse dentro del sistema y/o ayuda. Cualquier componente tiene, por lo

general, una situación óptima desde la que

llevar a cabo su finalidad.

Lo ideal sería que estos componentes desde el diseño del puesto de trabajo ocupasen el lugar óptimo, pero en ocasiones no es posible y hay que establecer prioridades

A la hora de diseñar el lugar óptimo para los

componentes tendremos en cuenta los principios de la importancia operacional, la frecuencia de uso, la agrupación funcional y la secuencia de uso del componente,

estableciendo además lo concerniente a la

situación general del componente y a la distribución específica de los mismos.

el ergónomo diseñador, basándose en su experiencia, análisis y consulta (entrevistas o cuestionarios a

personal experimentado), tiene que establecer las

prioridades en la distribución de los principios anteriores, para decidir donde situar los componentes, buscando el confort y la producción del

trabajador, así como la calidad del producto.

Por otra parte, será necesario establecer las relaciones operacionales entre los trabajadores y entre estos y los componentes. Estas relaciones pueden ser comunicativas (visuales, auditivas o

táctiles), de control y de movimientos (de los ojos, de

manos o pies y del cuerpo).

Planificación correcta de los métodos

de trabajo

Para una correcta planificación, se deberá tener

en cuenta que debe evitarse las posturas de trabajo:

Las posturas de trabajo con extremidades

superiores por encima de la altura del corazón,

son una carga para la circulación, pues disminuyen el flujo de sangre y originan un bajo

rendimiento.

Las posturas estáticas son aquellas en la que el

esfuerzo muscular es mínimo y las contracciones musculares son escasas.

Estas posturas reducen el flujo de sangre en los

músculos, originando fatiga muscular y bajo

rendimiento.

Condiciones de seguridad del espacio

de trabajo

En este factor se incluyen aquellos aspectos, que

debiendo estar presentes en una actividad pueden causar daños a los trabajadores, al encontrarse, fuera de norma o inadecuada.

Entre otros, tenemos, a las máquinas, a los

equipos, a los útiles, a las instalaciones

eléctricas, los cuales deben cumplir las normas

legales y/o técnicamente reconocidas.

Condiciones de seguridad del espacio

de trabajo

• Disposición espacial idónea y segura de

elementos, como: accionamientos, mandos, señales, etc.

• Equipos, instalaciones, herramientas, etc.,

ergonómicamente seguros. • Garantía de zonas de paso tránsito (distancias

entre elementos del mobiliario, entre el mobiliario

y las paredes, etc.) que deben ser suficientes en número y dimensión, para eliminar lo más posible el riesgo de golpes, facilitando el acceso de los

usuarios a sus puestos, así como su evacuación si

fuese necesario.

• Adecuación del espacio para satisfacer por lo

menos los requerimientos legales establecidos.

• El mobiliario debe ser seguro y ergonómico, sin aristas y con cantos redondeados.

• Mantenimiento de un buen orden y limpieza.

• Otros factores específicos de cada diseño

(medios especiales, fases de estudio de cargas

psicofísicas, etc.).

Campos visuales

Al considerar los campos visuales, debe evitar en lo

posible los movimientos de cabeza y reducir al mínimo el movimiento de los ojos del trabajador,

procurando que los objetos se encuentren dentro

del campo visual óptimo y a la misma distancia.

Para ello, tendrá en cuenta el ángulo visual del trabajador considerado en el plano vertical horizontal (visión lateral) y la minuciosidad y

precisión del trabajo que realiza.

En el plano vertical, para un área de visión

confortable de trabajo, el ángulo de visión optimo es de 15º con respecto a la horizontal.

Las tareas en este valor angular pueden

mantenerse durante largos periodos de tiempo

sin ocasionar fatiga visual.

En el plano horizontal, la visión lateral del

trabajador (sin movimiento de la cabeza) tiene

unos valores de confortabilidad de 15º con respecto a la línea media vertical, es lo que se

conoce como campo visual primario

El campo visual máximo con movimiento de los

ojos pero sin movimiento de la cabeza, está definido por un ángulo visual de 60º o 70º, según el plano.

Cuando el objeto se sitúa por encima de la línea

horizontal o por debajo de bajo de 45º y se mantiene fija la mirada, se produce fatiga postural, fundamentalmente al nivel de nuca y hombros.

Distancia para colocación de distintos

tipos de información visual

16 pulgadas ( 40,6 cm) distancia mínima para la

lectura de impresos e instrucciones.

20 pulgadas (50,8 cm) distancia para lectura de

instrucciones generales

21 a 24 pulgadas (53,3 a 61 cm) distancia para la lectura de indicadores o diales. Estos deben ser los mas simples posibles con un mínimo de señales.

29 pulgadas (73,7 cm) es la mayor distancia a la que puede colocarse informacion.

La minuciosidad y precisión requieren un plano más

próximo a los ojos:

Para trabajos de gran minuciosidad, como el

montaje de pequeños elementos, oscila entre 15 y

25 cm.

En un trabajo Minucioso, como coser, oscila entre

25 y 35 cm.

En el trabajo normal, por ejemplo leer, oscila entre

35 y 50 cm. Y, para trabajos de poca demanda

visual, como empaquetar, 50 cm.

POSICION INCORRECTA DE LA PANTALLA

POSICION INCORRECTA DE LA PANTALLA

POSICION CORRECTA DE LA PANTALLA

POSICION CORRECTA DE LA PANTALLA