Está en la página 1de 2

¿Qué escribiré?

Un texto descriptivo donde se vea reflejado el sufrimiento por el cual paso una
mujer y las cosas que le motivaron a seguir adelante en los retos de la vida.

¿Para quién escribiré?
Escribo para todas las mujeres y madres peruanas que se encuentran y se
sienten identificadas con esta descripción de las adversidades muy
complicadas que puede tener una mujer para poder cumplir sus objetivos y
verse realizadas personalmente y profesionalmente.

¿Por qué?
Yo escribo esto porque hay obstáculos en la vida que a veces se vuelven parte
de nuestra vida cotidiana. Ver a una mujer luchando de manera aguerrida por su
bienestar no es muy común. Muchas personas juzgan sin conocer a un sujeto o
grupo de sujetos a la perfección. Y yo quiero que a partir de esta descripción se
identifiquen y no piensen que han sido las únicas. Hay personas que como tú, tú
y tú han pasado por lo mismo y sin embargo han seguido batallando por la
busca de una oportunidad.

Una mujer luchadora y aguerrida vale por
dos.
Ser humano que ha caminado por las sendas de la vida y que ha pasado por
situaciones muy duras, pero aun así sigue conservando el encanto y la sencillez
en el fondo de su ser. Persona que se ha convertido en padre y madre para sus
hijos. Y que siempre se le ve aguerrida y luchadora para buscar el bienestar de
su familia.
Ella sigue guardando su postura y ética que la diferencia de todas,
convirtiéndose en una persona inimitable. Siempre juguetona con un corazón
envuelto con algodón fino como el alma de una niña. Cuando pasa por el campo,
las plantas y animales florecen y cantan con ella. Quizá es por su hermosura o
por la generosidad que transmite cuando ve a un niño atado a las cadenas del
hambre y la pobreza.
Mujer que logro ser profesional a pesar de todas las adversidades y
humillaciones que las miles de bocas desataban. Gotas de lluvia que
acariciaban sus tiernas mejillas cuando la mirada bajaba.
Tiene un estilo al vestir extraordinario. Sus tacos siempre conjugan con su blusa
o cartera. No suele usar tacos 9 o 15, siempre usa zapatos cómodos para que
ella se sienta a gusto al caminar.
Tiene una estatura que refleja los buenos valores que se le inculcaron cuando
los años de moza posaron sobre su cabeza. Ella tiene un cuerpo envidiable. Una
cintura indiscutible y unas curvas como las de una guitarra fina y elegante.

Lunares que son puntos deslumbrantes y demuestran los miles de casos que han transcurrido hasta convertirse en la persona que es en la actualidad. Cada lágrima es un motivo para continuar con los retos que se le presentan muy a menudo. Sus cejas son como dos líneas echas a la perfección por la mano de Dios. Su par de transportes que la ayudan a recorrer por muchas avenidas se parecen a dos troncos de buena madera que siguen dispuestos a seguir avanzando por las duras vías de la vida. Tiene miles de metas por cumplir y miles de bocas por callar. . Sus labios son como dos trocitos de carne color borgoña y sabor a fresa. Se te encarna en el alma y se penetra en tu piel. Dos diamantes como la miel se esconden en láminas de cristal. El sufrimiento la hizo cada vez más fuerte. Pueden oír hasta el minucioso sonido. Su piel es como una manta lisa y tersa llena de lunares. Es un sueño profundo del cual quisieras despertar al instante. el color y la textura revelan a la paciente y tolerante mujer. Sus cabellos son prolongados hilos enrollados cubiertos con una capa atezada de aserrín. Es capaz de gritarle al mundo que miles de personas no pudieron contra ella. Su delineo es como el contorneo y coqueteo en un baile de Tango. No quiere que la vean llorar y que se rían cuando derrame chispas de agua que se difuminan en su rostro. Algo así cuando un arquitecto perfecciona. Su nariz es muy detallada. Génesis Estrellita Flores Arroyo 3°C -COAR PIURA. Es como un suave pañuelo que besa su sutil semblante. pule y le da pequeños detalles a su obra. Sus aurículas son como una luna donde puedes ver tu mismo reflejo. Son como dos aparatos iguales creados para el más diminuto susurro. Siempre corriendo con una aptitud de cambio y progreso. Mujer que tiene las manos desgastadas como un pañuelo el cual ha sido usado una y mil veces y que representa a las miles de mujeres peruanas que han sufrido por obtener una de las escasas oportunidades que se presentan a lo largo de la vida.La mirada es como el llanto que te pide que la entiendas y la protejas.

Intereses relacionados