P. 1
Ecología del Perú

Ecología del Perú

|Views: 16.070|Likes:
Publicado porJhonnnnnn

More info:

Published by: Jhonnnnnn on May 09, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF or read online from Scribd
See more
See less

09/08/2013

pdf

"ECOLOGÍA DEL PERÚ

"
Por: ANTONIO BRACK Y CECILIA MENDIOLA Capítulo 1

El ambiente y los factores ambientales
El ambiente Los niveles de integración de la materia Los factores ambientales Los factores ambientales abióticos La luz La fotosíntesis La temperatura y los seres vivos Las plantas y el agua Los animales y el agua Los Factores Ambientales Bióticos Las relaciones entre organismos de la misma especie Las Relaciones entre Organismos de Distintas Especies Mutua tolerancia y convivencia Asociación indispensable de beneficios mutuos Depredación y parasitismo La vegetación como factor ecológico La densidad poblacional como factor ecológico La especie humana como factor ambiental Efectos de la acción de los factores ecológicos Tema 11 Tema 12 Tema 13 Tema 14 Tema 15 Tema 16 Tema 17 Tema 10 Tema 1 Tema 2 Tema 3 Tema 4 Tema 5 Tema 6 Tema 7 Tema 8 Tema 9

El Ambiente
El ambiente es el mundo exterior que rodea a todo ser viviente y que determina su existencia. Todos los seres vivos, inclusive los humanos, son parte del ambiente y lo necesitan para vivir. El ambiente se suele denominar también como entorno, medio ambiente o naturaleza. En el ambiente encontramos seres muy distintos, que podemos agrupar en dos categorías: no vivos y vivos. 1. Los seres no vivos, inanimados o inertes: No tienen vida y pertenecen al mundo inorgánico, que quiere decir sin vida o no orgánico. También se los llama abióticos (del griego a = sin y bios = vida). A esta categoría pertenecen seres o elementos fuera de la Tierra, nuestro planeta, y de nuestro entorno terrestre. · Seres inertes extraterrestres: pertenecen a este grupo los planetas, el Sol, la luna, los asteroides, los cometas, las estrellas y las galaxias, entre otros. · Seres inertes terrestres: pertenecen a este grupo las rocas, los minerales, el aire, el agua, el suelo y la luz, entre otros. 2. Los seres vivos o animados u orgánicos: Son los que tienen vida y que se caracterizan esencialmente por la capacidad de reproducirse. Todo lo relacionado con los seres vivos se denomina biótico, o sea, con vida. A la categoría de los seres vivos pertenecen esencialmente cuatro grupos: las plantas, los animales, los microorganismos, y los seres humanos. · Las plantas son muy diversas y existen al menos unas 300 000 especies diferentes sobre la Tierra. Una gran parte son verdes, porque en sus células existen unos granos llamados clorofila, de color verde, y que tienen la tremenda cualidad de producir materia orgánica (glucosa y compuestos derivados de ella) usando la energía del Sol, o sea, la luz, y ciertos elementos del ambiente como el agua (H2O) y el gas dióxido de carbono (CO 2). · Los animales se alimentan de materia orgánica producida por las plantas (herbívoros) o de otros animales (carnívoros), y tienen la cualidad de desplazarse de un lugar a otro, al menos la mayoría de ellos. No se sabe cuántos animales existen sobre la Tierra, pero se estima que son de 5 a 30 millones de especies. Los más abundantes son los insectos (moscas, cucarachas, etc.). · Los microorganismos son seres vivos muy pequeños, visibles sólo con aparatos especiales llamados microscopios (del griego micro = pequeño, y scopéo = mirar). Pertenecen a este grupo las bacterias, los hongos microscópicos, los virus y las riketsias. · La especie humana ha ocupado casi toda la superficie de la Tierra. Su población aumenta continuamente y está creando serios problemas al medio ambiente, a los otros seres vivos y a sí mismo. Los humanos, con su inteligencia, han desarrollado una serie de conocimientos y tecnologías para transformar el medio y adecuarlo a sus necesidades. Han domesticado plantas y animales; han desarrollado conocimientos sobre el uso de rocas, minerales y recursos energéticos; han modificado inmensas extensiones de áreas naturales para dedicarlas a la agricultura, a la ganadería, a la forestería y al establecimiento de ciudades e infraestructura. Es la especie más exitosa de la Tierra y ha ocupado todos los espacios geográficos.

Los Niveles de Integración de la Materia
En el ambiente se pueden reconocer ocho niveles de integración de la materia: 1. Los materiales inertes o inorgánicos: Son la base de todos los seres vivos y están constituidos por los elementos naturales (nitrógeno, hidrógeno, oxígeno, fósforo, azufre, etc.) y sus compuestos inorgánicos, como minerales, rocas, sales y miles de otros compuestos. 2. Los materiales biológicos: Constituidos por proteínas, lípidos o grasas, carbohidratos, ácidos nucleicos, etc. Se integran en la naturaleza a partir de elementos inorgánicos y en niveles de organización cada vez más complejos: célula, individuo, población, comunidad y ecosistema. Estos materiales están formados por moléculas, que son grupos de átomos.

3. La célula: Es la unidad biológica funcional más pequeña. Contiene el material genético (ácido desoxirribonucleico - ADN, ácido ribonucleico - ARN) y la maquinaria biológica (mitocondrias, plastos, ribosomas, etc.). El material genético es la base para la transmisión de los caracteres hereditarios. La maquinaria biológica es la base del funcionamiento de los procesos vitales y de los flujos de energía en los seres vivos. 4. El individuo u organismo: Es un sistema biológico funcional, que en el caso de los seres más pequeños puede constar de una sola célula (seres unicelulares) o de varias células (seres pluricelulares). El individuo se caracteriza por su fisiología y su metabolismo. El metabolismo del individuo comprende el consumo (absorción o ingestión), la asimilación, la desasimilación o catabolismo y la separación. 5. La población: Es un sistema biológico formado por individuos de la misma especie, que viven en un ambiente determinado y en un momento determinado, como, por ejemplo, el número de lobos marinos finos en Paracas. Los individuos de una población no son todos iguales genotípicamente, porque cada uno posee características propias y mutaciones, a veces imperceptibles. 6. La comunidad: Es un sistema biológico funcional que agrupa un conjunto de poblaciones de plantas y animales, que viven en un ambiente determinado, en condiciones ambientales determinadas y en un momento determinado. Así decimos que el lago de Junín es una comunidad, donde viven en íntima relación plantas y animales de características determinadas. 7. El ecosistema: Es una biocenosis integrada a su medio ambiente, o sea, que además de los seres vivos o animados incluye los seres inanimados, en forma interdependiente y donde se produce un flujo de energía. Un ecosistema es la unidad ecológica funcional básica donde todos los componentes del ambiente (plantas, animales, microbios, suelo, agua, aire, energía solar, rocas, minerales, etc.) son interdependientes. 8. La biosfera: Es el conjunto de ecosistemas naturales del mar (hidrosfera) o de los continentes (geosfera), donde es posible la vida. Al resultado de la transformación de la biosfera por la inteligencia humana para actividades agropecuarias, forestales y de infraestructura (comunicaciones, comercio, etc.), se le conoce como noosfera o tecnosfera.

Los Factores Ambientales
El ambiente y los seres vivos están en una mutua relación: el ambiente influye sobre los seres vivos y éstos influyen sobre el ambiente y sobre otros seres vivos. La forma en que ambos se influencian o condicionan se ha llegado a denominar como factores o condicionantes ambientales o ecológicos. La influencia del ambiente sobre los seres vivos es la suma de todos y cada uno de los factores ambientales. Estos factores determinan las adaptaciones, la gran variedad de especies de plantas y animales, y la distribución de los seres vivos sobre la Tierra. Los factores ambientales se clasifican en inanimados o no vivos y animados o vivos. 1. Factores inanimados o no vivos o abióticos. Entre ellos se cuentan: · Los factores sidéricos son las características de la Tierra, del Sol, de la Luna, de los cometas, de los planetas y de las estrellas, que tienen importancia para los seres vivos. · Los factores ecogeográfícos son las características específicas de un paisaje natural, siendo posible que un factor determinado tenga un campo de acción aún más amplio en cuanto ejerce su influencia en paisajes colindantes. · Los factores físico-químicos son las características físicas y químicas del ambiente y determinan una parte importante de las relaciones ambientales. 2. Factores animados o vivos o bióticos: Son todos los seres vivos. Entre ellos tenemos: · Las relaciones entre los organismos, que tienen una influencia muy variada según provengan de individuos de la misma especie (relaciones intraespecíficas) o de especies distintas (relaciones

interespecíficas). · La vegetación (el conjunto de plantas), como proveedora de alimentos, cobertura y refugio, es de fundamental importancia para los animales. · La densidad poblacional, o sea la concentración de los individuos de una misma especie o de diferentes especies en un espacio o área determinada. · Los seres humanos, cuya influencia sobre el medio ambiente es cada vez mayor por el aumento de la población y el desarrollo de la tecnología. ¿QUÉ ES LA ECOLOGÍA? La ciencia que estudia las relaciones entre el ambiente y los seres vivos se conoce como Ecología (del griego oicos = casa y logos = estudio o conocimiento). La Tierra es nuestra "casa grande" y la Ecología estudia lo que sucede en nuestra "casa" y nuestra relación con el ambiente o la naturaleza. Es una ciencia moderna, que trata de descubrir los mecanismos que nos relacionan con el ambiente y de desarrollar formas para controlar los impactos negativos, que pueden conducir a un desastre a la humanidad, por la destrucción de la capacidad de la biosfera de mantener viva a una especie indefinidamente.

En la actualidad, la Ecología ha cobrado gran importancia por el incremento incesante de la población humana, a niveles no conocidos anteriormente, y cuyo impacto sobre el ambiente es cada vez mayor. Ya se están sintiendo los síntomas de problemas serios, como el calentamiento de la atmósfera; enfermedades originadas por la contaminación ambiental; destrucción de la capacidad de reciclaje de los desechos por los sistemas naturales, y escasez de recursos, especialmente del agua, a nivel local y regional, entre otros. Hoy la Ecología es una de las ciencias más importantes y de gran proyección.

Los Factores Ambientales Abióticos
Los factores ambientales abióticos son aquellos que no son vivos, o sea, inertes, y que pertenecen al mundo físico. Reconocemos entre ellos tres grupos distintos: los sidéricos, los ecogeográficos y los físico-químicos. 1. Los factores sidéricos: Son las características de la Tierra, del Sol, de la Luna, de los cometas, de los planetas y de las estrellas, que tienen importancia sobre el ambiente. El Sol es el proveedor de la energía para la vida sobre la Tierra y sin ella no podría existir ningún ser vivo, ni las plantas ni los animales ni los seres humanos. 2. Los factores ecogeográficos: Son las características específicas de un paisaje natural, siendo posible que un factor determinado tenga un campo de acción aún más amplio en cuanto ejerce su influencia en paisajes colindantes. Los principales son: · Los geográficos: la latitud o distancia desde la línea ecuatorial, la altitud sobre el nivel del mar, la presión atmosférica o peso de la atmósfera, las estaciones o la variación del clima durante el año, y la duración del día, con más o menos horas de luz, entre otros. · Los orográficos: las cadenas de montañas muy altas, con variaciones del clima con la altura, las laderas de las montañas y su orientación, las planicies, y las barreras naturales impuestas por océanos, grandes ríos o cadenas de montañas, entre otros. · Los geológicos: la composición de las rocas, las capas de sal y afloramientos de sal, terremotos, y deslizamientos. · Los edáficos: los suelos, donde se incluyen las características físicas y químicas, qué determinan la diferente composición de los suelos. · Las características de las aguas dulces: referido a los lagos y lagunas (factores limnológicos), y de los ríos y riachuelos (factores potamológicos). · Los oceanográficos: las corrientes marinas, la temperatura, la salinidad y los afloramientos de aguas, entre otros.

· Los climáticos: la energía solar, la temperatura, las precipitaciones (lluvia, nieve, granizo, garúa y rocío), la humedad atmosférica, la nubosidad, los vientos, y las heladas, entre otros. Desde el punto de vista ecológico, el clima es el factor de mayor importancia para la vida, porque determina la distribución de plantas y animales sobre los continentes y en los océanos. Para la investigación ecológica no sólo es de importancia el macroclima, expresado en regiones climáticas, sino en especial los microclimas, que ejercen su influencia en la capa atmosférica cerca del suelo o en. algunas partes de un ecosistema. 3. Los factores físico-químicos: Son aquellos que determinan una parte importante de las relaciones ambientales, relacionándose directamente con las formas de vida. Son químicos y físicos. · Los factores químicos se refieren a las características del medio (gaseoso o aire, líquido o agua, suelo), a la salinidad, a la acidez y la alcalinidad (conocido como factor pH), y a los nutrientes, entre otros. · Los factores físicos comprenden el viento, la nieve, las heladas, el hielo, la luz, la temperatura, la erosión y los movimientos del suelo, el fuego, las catástrofes (terremotos, inundaciones, erupciones volcánicas), las comentes marinas, las características del agua, la corriente de los ríos (tranquilos o violentos), las olas, etc.

La Luz
La luz, que influye sobre los organismos, proviene directa o indirectamente casi exclusivamente del Sol, aunque en las urbes modernas la iluminación artificial tiene una innegable influencia ecológica. Con excepción de algunas bacterias, todos los organismos existentes en la Tierra dependen de la luz. La luz provee de la energía necesaria a las plantas verdes, que poseen clorofila, para la fotosíntesis, a través de la cual se produce la materia orgánica. Los animales herbívoros y carnívoros dependen indirectamente de la luz a través de las cadenas tróficas o alimenticias, porque aprovechan los alimentos producidos por las plantas. ¿QUÉ ES LA FOTOSÍNTESIS? La fotosíntesis es el proceso mediante el cual las plantas verdes combinan el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera con el agua y producen materia vegetal, emitiendo al ambiente oxígeno (O2). Este proceso de las plantas depende de la intensidad y de la calidad de la luz. A mayor intensidad aumenta la fotosíntesis hasta un cierto nivel. La calidad de la luz, o sea, la amplitud espectral, es ecológicamente importante para las plantas, siendo particularmente sensibles las plantas acuáticas como las algas. La luz influye también en el crecimiento de las plantas y en la formación de órganos. La alta radiación ultravioleta destruye materias necesarias para el crecimiento. Por esta causa, las plantas de zonas frías, como la Puna, crecen más lentamente que las de zonas cálidas. Igualmente, la radiación ultravioleta frena la reproducción y mata las bacterias. Por otra parte, la influencia de la luz es importante para la germinación de las semillas y el movimiento de orientación de las plantas hacia la fuente de luz (fototropismo). La fotoperiodicidad, o sea, la duración del día, tiene influencia ecológica sobre las plantas, siendo posible distinguir plantas de día largo, que florecen con más de 12 horas de luz (trigo, espinaca, lechuga, arvejas, etc.); plantas de día corto, que florecen con menos de 12 horas de luz (maíz, algodón, crisantemos, dalias, etc.); y plantas neutrales, sobre las que no influye la longitud del día, como el girasol. En los animales la adaptación a la luz se manifiesta en los órganos de los sentidos, estructurados especialmente para captarla, como los ojos. Por ejemplo, los animales que viven en un ambiente con poca luz o son de actividad nocturna poseen ojos más grandes (lechuzas, chotacabras, felinos, etc.). En plena oscuridad se reducen o desaparecen los órganos captadores de luz, como en el caso de los peces de los fondos marinos, de los habitantes de cuevas (peces cavernícolas), y de los parásitos internos (lombrices, tenias). La luz influye también en la actividad fisiológica de los animales. Algunas especies son activas de día (muchas aves, hormigas y muchísimas otras), otras de noche (lechuzas, muchos murciélagos, felinos), y otras en el crepúsculo o al amanecer. En este caso, la cantidad de luz ejerce una influencia estimulante o frenadora de la actividad.

La luz de la Luna, que proviene indirectamente del Sol porque es sólo el reflejo de la luz solar, ejerce influencia también sobre los animales. En los bosques tropicales amazónicos, por ejemplo, se sabe que en las noches de luna llena existe mayor actividad que en las noches sin esa luz. Muchos felinos üaguar, tigrillos) tienen mayor actividad en esos días. De igual forma, muchos pescadores aprovechan esos días para capturar ciertas especies de peces, que salen a la superficie con la luz lunar. Otras especies se reproducen sólo en noches de luna llena.

La Fotosíntesis
El proceso biológico más importante de la Tierra es la fotosíntesis de las plantas verdes. A partir de ésta se produce prácticamente toda la materia orgánica de nuestro planeta y se garantiza toda la alimentación de los seres vivos. De este proceso químico y biológico dependen tres aspectos de suma importancia: · Por la fotosíntesis las plantas verdes producen alimentos y materia orgánica para si mismas y para alimentar a los animales herbívoros, y éstos, a su vez, a los animales carnívoros. · Se vuelve a utilizar el dióxido de carbono ICO,) producido por los animales y por los procesos de putrefacción o descomposición. De otra manera el CO, saturaría el planeta. · Se restituye el oxigeno al aire y se hace posible la respiración. Las plantas verdes poseen en su estructura celular orgánulos especiales denominados cloroplastos, que tienen la cualidad de llevar a cabo reacciones químicas conocidas como fotosíntesis, o sea, de realizar síntesis con ayuda de la luz solar. La fotosíntesis consiste en los siguientes procesos: · El dióxido de carbono (CO2 ) es absorbido por los estamos de las hojas, y junto con el agua (H2O), que es absorbida por las raíces, llegan a los cloroplastos, donde con ayuda de la energía de la luz se produce la glucosa (C6 H12 O6). · Durante esta reacción se produce oxígeno (O2), que es emitido al aire o al agua y es utilizado para la respiración de otros seres vivos. la fórmula sencilla de la reacción química es la siguiente: 6 CO2 + 12 H2O + energía de la luz = C6 H12 06 + 6 O2 + 6 H2O Esto significa que se usan 6 moléculas de dióxido de carbono (CO2) más 12 moléculas de agua (H2O) más energía de la luz para producir una molécula de glucosa (C6 H12 O6) más 6 de oxígeno (O2) y quedan6moléculos de agua (H2O). · A partir de la glucosa (C6 H12 O6) un azúcar muy común en las frutas, se producen la sacarosa, el almidón, la celulosa, la lignina o madera y otros compuestos, que son la base de los alimentos para las plantas mismas y para los herbívoros. Mediante el proceso de la fotosíntesis la energía solar es acumulada en forma de compuestos químicos, que al ser consumidos por los seres vivos liberan esa energía y sirven para mantener los procesos vitales en las células (calor, movimiento, etc.). De la fotosíntesis depende la alimentación de todos los seres vivos sobre la Tierra, incluido el hombre, en forma directa (herbívoros) o indirecta (carnívoros, carroñeros, detritívoros, etc.). Sin plantas verdes no sería posible la existencia ni de los animales ni de los seres humanos. Es más, las fuentes de energía orgánica (carbón, petróleo, gas natural y leña) no son otra cosa que energía solar acumulada y liberada en los procesos de combustión, mediante la cual se mueve en gran parte la sociedad moderna (vehículos, cocinas, fábricas, etc.). Es por esto que el proceso final de combustión de estas fuentes de energía orgánica produce agua y dióxido de carbono. Cuando la combustión es imperfecta o los combustibles orgánicos contienen impurezas la combustión, como la de los motores, produce elementos contaminantes, que pueden afectar al ambiente y a la salud de las personas.

La Temperatura y los Seres Vivos
Además del calor proveniente del exterior, por las radiaciones infrarrojas del Sol, los animales poseen calor propio, proveniente de los procesos de transformación u oxidación de los alimentos. En base a esta producción de calor y a la velocidad de intercambio entre el organismo y el medio, se distinguen animales de temperatura cambiante o "sangre fría", denominados poiquilotermos, y animales de temperatura constante o "sangre caliente", denominados homotermos. Los poiquilotermos producen relativamente poco calor y éste se desprende rápidamente al ambiente. Por esta razón necesitan, para entrar en actividad, el calor ambiental, como es el caso de los reptiles (lagartijas, caimanes, culebras), anfibios (sapos y ranas), e insectos, entre otros. Por ejemplo, las lagartijas de la Puna (Liolaemus spp.) son incapaces de moverse y huír de un depredador antes que el sol caliente el ambiente, y viven bajo las piedras, las matas de pasto, y en las grietas de las rocas, que son lugares más abrigados y donde se protegen. Los poiquilotermos resisten temperaturas desde pocos grados bajo cero hasta más de 500 C; los homotermos pueden vivir también a temperaturas más bajas. Las especies que soportan grandes diferencias de temperatura se denominan euritermas, y estenotermas las que soportan pocas diferencias. La temperatura ambiental es determinante también para la reproducción y el desarrollo. Generalmente a mayor temperatura el desarrollo es más rápido, es decir, el tiempo requerido para una determinada etapa del desarrollo se acorta. La razón está en que a mayor temperatura se aceleran los procesos fisiológicos del organismo. La influencia de la temperatura sobre el proceso de reproducción y el número de descendientes es determinante en muchos casos. Por ejemplo, la maduración de los huevos de la mosca doméstica (Musca domestica) demora 20 días a 20º C y sólo 4 días a 30º C. Asimismo, se ha comprobado que las aves de la Puna ponen menos huevos que sus congéneres de las partes más bajas o tienen un periodo de incubación más prolongado para compensar las bajas temperaturas. La pichisanka o gorrión americano (Zonotrichia capensis) pone un promedio de dos huevos en la Puna y hasta cinco en las partes más bajas, como en la costa. Todo ser vivo, planta o animal, es sensible a una temperatura mínima, óptima y máxima, en forma especial las plantas. Esto determina la distribución de los organismos por zonas cismáticas, debido a las adaptaciones a la temperatura ambiental. Existen animales y plantas propios de las zonas frías y de las zonas cálidas. Las especies de las zonas cálidas no pueden vivir en las zonas frías en forma natural. Por ejemplo, la palmera pijuayo de la selva amazónica no puede crecer en la Puna, por estar adaptada a las zonas cálidas. La trucha es un pez de aguas frías y no puede vivir en aguas cálidas, por eso prospera en las aguas frías de la Sierra. Los animales de sangre caliente u homotermos pueden adaptarse a diferentes ambientes tanto fríos como cálidos, porque regulan su temperatura corporal. Esta cualidad les da una mayor adaptabilidad a distintos ambientes cismáticos y les permite un mayor rango de distribución. Por ejemplo, los cerdos y los vacunos pueden vivir tanto en zonas cálidas como frías, porque logran mantener su temperatura y desarrollaron ciertas adaptaciones a esas condiciones.

Las Plantas y el Agua
Las plantas están fijadas a un lugar y sujetas a la disponibilidad de agua en el mismo. Aún variaciones muy pequeñas en la disponibilidad de agua pueden tener consecuencias importantes en la distribución de la cobertura vegetal. El agua que absorben las plantas proviene de las precipitaciones (lluvia, nieve, granizo, garúa). Sin embargo, existen plantas que sobreviven del rocío y de la neblina. La absorción, el transporte y la pérdida de¡ agua por evaporación y transpiración dan como resultado el balance hídrico, que puede ser negativo por corto tiempo (marchitez), pero debe ser restablecido en un determinado periodo, pues de otra manera la planta muere.

La captación de agua se realiza generalmente a través de¡ sistema radicular con gran superficie de absorción. Por ejemplo, todas las raíces de una planta de trigo llegan a unos 100 km de longitud. Las raíces también se ramifican más al llegar a zonas más húmedas del suelo. La absorción del agua, por lo demás, sólo es posible si existe una diferencia de nivel entre la planta y el suelo, siendo decisiva la presión osmótica. Las plantas aéreas, como las epífitas, son capaces de absorber agua a través de pelos absorbentes y células especiales en las hojas, como las achupallas o bromeliáceas (Tillandsia spp.) del desierto costero, que absorben agua atmosférica a través de pilosidades en las hojas. Otras achupallas o bromeliáceas almacenan el agua en "cisternas" formadas por la disposición de las hojas. Tal es el caso de las bromeliáceas epifitas de los árboles de la selva amazónica, algunas de las cuales son capaces de almacenar varios litros de agua entre las hojas. También los líquenes, musgos y ciertas algas absorben el vapor de agua del aire. La transpiración o pérdida del agua es regulada a través de muchas formas o adaptaciones: · Epidermis coriácea o muy dura, muy característica de las plantas del desierto. · Pilosidad, serosidad, estomas profundos, hojas enrolladas, y otras formas que mitigan el impacto del calor. · Reducción o desaparición de las hojas, como en los cactos, en los que las hojas se han transformado en espinas. · Pérdida temporal de las hojas (caducifolias), que es muy común en regiones de sequías prolongadas. En algunas plantas se presenta una eliminación activa del agua a través de ranuras especiales en el borde de las hojas. Según la adaptación de las plantas a zonas con determinadas condiciones de agua se distinguen: · Higrófitos: plantas de zonas siempre húmedas, como las de los bosques amazónicos. Un ejemplo muy claro es la palmera aguaje, que crece en las zonas pantanosas amazónicas. · Tropófitos: plantas de zonas con climas de humedad cambiante, o sea, alternancia entre épocas húmedas y épocas secas. Es el caso de los musgos, de los líquenes, y de las bromelias o achupallas, entre muchas otras. Estas plantas logran soportar largos periodos de sequía reduciendo su actividad al mínimo. Uno de los ejemplos es el alga de los desiertos costeros (Nostoc commune), que en verano parece un polvo negro sobre la arena y en invierno absorbe agua y tiene consistencia gelatinosa. · Xerófitos: plantas de zonas áridas y cálidas. Por ejemplo, los cactos, que han desarrollado defensas especiales para evitar la pérdida de agua (hojas en espinas, una cutícula gruesa). · Hidrófitos: plantas que necesitan estar en constante contacto con el agua, como las algas, y que mueren fuera de ella. Todas las plantas acuáticas pertenecen a este grupo.

Los Animales y el Agua
La captación del agua por los animales puede ser bebiéndola o ingiriendo alimentos húmedos o a través de la superficie del cuerpo. Algunos tienen la capacidad de retener en el cuerpo el agua metabólica, resultante de la oxidación de los alimentos, como el "pescadito de plata" o lepisma, que vive en las casas y que nunca bebe agua, porque la obtiene del proceso oxidativo de la celulosa que consume. La pérdida de agua se produce por excreción (sudor), defecación (orines) y evaporación. El balance hídrico depende también del medio ambiente, es decir, de la humedad, la temperatura, el viento y la humedad de los alimentos. La vitalidad de los animales está sujeta en gran parte a la capacidad de soportar cambios en el balance hídrico y a la facultad de evitar cambios perjudiciales mediante dispositivos de protección o procesos de regulación.

Según el rango de adaptación a zonas de mayor o menor humedad se distinguen grupos de animales de distinta tolerancia: · Acuáticos: que deben estar bañados continuamente por el agua y vivir en ambientes acuáticos. Pertenecen a este grupo los peces, algunos anfibios (ranas y sapos acuáticos y sus larvas o renacuajos), ciertos mamíferos (ballenas, delfines y cachalotes) y muchísimos invertebrados (estrellas de mar, erizos, malaguas, etc.). · Mesófilos: que tienen cierta defensa contra la evaporación, como los caracoles, las arañas y muchos insectos, pero siempre necesitan de un ambiente húmedo para mantener el agua en sus cuerpos. · Higrófilos: que necesitan alta humedad ambiental, como las babosas, los chanchitos de humedad, las lombrices, etc. Sin un ambiente muy húmedo no logran sobrevivir. · Xerófilos: con defensas especiales contra la evaporación, como son cutículas y caparazones, o que asimilan continuamente agua a través de los alimentos. Este es el caso de las aves, de los reptiles (tortugas) y de la mayoría de los animales terrestres. En esta categoría existen muchas variantes. Algunos animales están más adaptados a los ambientes secos que otros. Los animales del desierto costero pueden vivir con una mínima cantidad de agua, que obtienen sólo a través de los alimentos, sin beber agua durante mucho tiempo o nunca. La perdiz de las lomas costeras (Nothoprocta pentlandi) obtiene el agua indispensable comiendo bulbos jugosos de ciertas plantas. Los caracoles de las lomas costeras (con 9 meses de sequedad) se refugian debajo de las piedras, sellan la entrada y pasan el periodo seco sin actividad. Este proceso se llama estivación. El cuerpo de los animales y del hombre está constituido en un 75% o más de agua. Por ejemplo, del cuerpo humano no menos del 75% de su peso es agua, la cual tiene que ser renovada continuamente a través de la bebida y de los alimentos. El ser humano puede resistir pocos días sin beber agua, porque los procesos vitales de su organismo se paralizan y se produce la muerte. En el caso de las malaguas y las medusas, que viven en el agua marina, su cuerpo contiene hasta 99% de agua, por eso su carácter gelatinoso. IMPORTANTE En conclusión, sin agua ni los humanos ni los animales ni las plantas podrían existir, porque es parte constitutiva del protoplasma celular y sin ella no es posible la circulación de los nutrientes. Ya desde muy antiguo se estableció el dicho "sin agua no hay vida" y "toda vida viene del agua".

Los Factores Ambientales Bióticos Las Relaciones entre Organismos de la Misma Especie
Las relaciones entre organismos de la misma especie se refieren esencialmente a la reproducción y al mantenimiento de la especie. Entre ellas tenemos: 1. Las relaciones entre sexos opuestos: Pueden ser cortas, porque los productos sexuales son vertidos libremente al agua y las crías son independientes de los padres; o más intensas cuando los individuos se encuentran directamente para la cópula. 2. Las agrupaciones casuales o agregaciones: Se dan entre individuos de la misma especie, sin o con muy poca trascendencia ecológica. Tal es el caso de¡ transporte pasivo por el viento y el agua, frecuente en las orillas del mar y de grandes nos, o de reuniones casuales ocasionadas sólo por factores externos en una fuente de luz, en las aguadas o bebederos, en árboles con frutos o flores, etc.

3. La asociación o sociedad: Es la relación permanente o temporal de individuos de la misma especie. La vida en sociedad ofrece múltiples ventajas para el individuo, como la defensa común, la búsqueda en común del alimento y mayor rendimiento por división del trabajo. · Las asociaciones de relación hacia los descendientes se refieren a todas las medidas que toman los progenitores para asegurar el desarrollo de los descendientes (previsión para la cría o crianza). En muchos casos la relación con los descendientes continúa por un tiempo mayor e incluye el transporte de las crías (marsupiales, como las mucas o huarishaucas o calachupas); su alimentación y limpieza lamiendo o alejando los excrementos (perros, zorros, aves, etc.); el enseñar a las crías a cazar y comer (patos, gallinas, felinos), etc. · Las agrupaciones familiares, que tienen su origen en la relación de los progenitores o padres con sus descendientes o crías. · Las colmenas son una forma especial de la familia ' donde los individuos se caracterizan por diferenciaciones morfológicas y fisiológicas para diferentes tareas, como la reproducción (reinas y zánganos), la alimentación (obreras), la protección (soldados), la construcción, etc. Es muy común entre abejas, avispas, hormigas, y comejenes o termitas. La agrupación de individuos de la misma especie puede producir tres efectos: cooperación, competencia e interferencia. · La cooperación es una relación favorable al individuo y al conjunto para la alimentación, la defensa, el trabajo, etc. Es el típico caso de las colmenas (abejas, avispas) y de los grupos familiares o clanes (vicuña). · La competencia se da cuando los individuos compiten por el espacio o el alimento necesario para otros, con variadas consecuencias para el individuo (la migración, la desnutrición, la falta de protección, el decaimiento, el estrés y hasta la muerte). Es muy común entre especies territoriales, o sea, que defienden un territorio, como en el caso de la vicuña en que un macho adulto (jaiñachu) posee un promedio de 6 hembras y defiende su territorio contra otros grupos familiares, y los machos que no poseen un territorio con hembras. · La interferencia se da cuando los individuos se hacinan en un espacio estrecho, con consecuencias síquicas y fisiológicas (luchas, amenazas, heridas y muerte). Por lo general se produce por el aumento de la población en un espacio limitado y con escasa disponibilidad de alimentos.

Las Relaciones entre Organismos de Distintas Especies Mutua Tolerancia y Convivencia
En muchos casos los organismos viven juntos y se toleran mutuamente, sin hacerse daño. En este caso la relación se denomina sinequia. Por ejemplo, existen aves que anidan cerca de nidos de avispa, como el shipilico o papamoscas amarillo (Tyrannus melancholicus, Tyrannidae). Otros animales conviven en la misma madriguera con otras especies, tolerándose. Se dice que la serpiente shushupe y el majaz de la selva viven en la misma madriguera sin causarse daño. En otros casos varios tipos de plantas crecen sobre otras y las utilizan como soporte, favorecidas por la materia orgánica que se acumula sobre los troncos y ramas de la portadora. En este caso la relación se denomina epifitismo. Son muy conocidos los casos de epifitismo en las bromelias o achupallas, orquídeas, musgos y líquenes, que viven sobre árboles. La relación puede ser más estrecha como cuando una especie vive en los espacios corporales de otra. Ciertas hormigas tropicales viven en huecos de árboles (cetico, tangarana) y defienden a su árbol hospedero.

Algunos peces viven dentro de los pepinos de mar (Holoturoideos), sin parasitarios ni producirles daño alguno. Cuando una especie se deja transportar temporalmente por otra, la relación se denomina foresia. Son conocidos los casos de ácaros que se prenden de insectos para dejarse transportar; la larva del coleóptero Meloe se prende de abejas para llegar a la colmena y continuar allí su desarrollo. La relación mutua en que una especie participa de¡ alimento de otra se denomina comensalismo. Estos casos son muy frecuentes. Los pumas cazan la presa (vicuña, taruca) y los zorros y los cóndores consumen los restos; el pelícano pesca y la gaviota le arrebata la presa, hasta posándose sobre su cabeza; los humanos conviven con las moscas y las cucarachas, que se alimentan de los restos que ellos dejan. Existen hormigas "ganaderas", que cuidan a pulgones de plantas, los cuales a su vez producen un líquido dulce, que sirve de alimento a aquellas. Ciertos comensales acompañan al cazador para participar de su alimento. Una forma especial de relación entre dos especies es la formación de agallas, que son proliferaciones de tejidos en las plantas provocadas por organismos extraños, tanto plantas como animales. Muy comunes son las agallas provocadas por insectos (avispas, moscas, hormigas) en las ramas y hojas de plantas, que pueden transformarse en una plaga y afectar a la planta. Las avispas, moscas y hormigas se introducen en el tejido de la planta o ponen allí sus huevos, y la planta reacciona formando una especie de tumor o proliferación de tejidos, para defenderse de la agresión. Generalmente, las agallas indican una relación trófica entre la planta y el organismo, estando entre el parasitismo y la simbiosis. Las larvas se alimentan del tejido vegetal de la agalla, sin afectar a otras partes de la planta.

Asociación Indispensable de Beneficiosos
Cuando dos organismos viven permanentemente juntos y se favorecen mutuamente, con un grado de dependencia muy variable, y pertenecen a especies o grupos sistemáticos muy distintos la relación se denomina simbiosis (del griego sim = juntos y bios = vida). Esta forma de cooperación mutua está muy difundida en la naturaleza. Las simbiosis intracelulares con algas se presentan entre invertebrados acuáticos y algas. Los animales hospederos viven en parte de la absorción de las algas muertas y utilizan el oxígeno producido por éstas; las algas, en cambio, aprovechan el CO2 producido por los animales. Los líquenes son una simbiosis entre un hongo y un alga. En este caso el alga produce oxígeno y materia vegetal, porque tiene capacidad fotosintética, y el hongo aprovecha el oxígeno y la materia vegetal del alga, mientras el alga aprovecha la humedad captada por el hongo y vive de sus detritos. La asociación es tan fuerte que ninguno de los dos puede existir en forma separada del otro, y han formado un grupo taxonómico especial de plantas. En las plantas superiores es común la simbiosis con hongos y bacterias. Ciertos hongos (Mycorrhiza) rodean las raíces de árboles y penetran en las capas celulares externas, proveyendo al árbol de agua y sales, y aprovechando la savia, siendo imprescindibles para el crecimiento. En las leguminosas son característicos los nódulos en las raíces, que albergan bacterias (Rhizobium), capaces de captar nitrógeno de¡ aire y hacerlo aprovechable para las plantas, pudiendo estas crecer en suelos pobres en dicho elemento. Esta relación es tan importante que casi todas las proteínas vegetales provienen de este tipo de cooperación. Los helechos acuáticos del género Azolla, muy comunes en lagunas y pantanos de todo el país, están asociados a un alga (Anabaena) fijadora de nitrógeno, por lo que son utilizados como mejoradores del suelo y como forraje. Las simbiosis en el intestino con bacterias y protozoarios para digerir ciertas sustancias son muy comunes. Las bacterias cooperan en la digestión de los alimentos, siendo imprescindibles aquellas que, con ayuda de enzimas, logran descomponer las fibras vegetales y las hacen absorbibles, ubicándose en los intestinos y ciegos de vertebrados (equinos, roedores y muchas aves) y en la panza de los rumiantes (vacas, por ejemplo). La misma función cumplen ciertos protozoarios (flagelados y ciliados, como los Entodinium) en el intestino de termitos y comejenes para digerir la madera. Los casos de simbiosis entre animales y plantas superiores se producen generalmente para alimentar a aquellos y para la reproducción de éstas. La relación más clara es aquella entre animales polinizadores (abejas, mariposas, picadores, murciélagos, etc.) y las plantas con flores. Estas están estructuradas en tal forma que al extraerse el néctar y el polen, una parte de éste es transportado a otras flores para polinizarlas.

La atracción para los polinizadores se produce por colores y olores. Ciertas plantas no logran reproducirse si no cuentan con el polinizador específico: si este se extingue la planta también se extinguirá. La simbiosis entre animales también se presenta. Por ejemplo, hay cangrejos que conviven con anémonas de mar para protegerse y otros dejan crecer sobre su caparazón esponjas y ascidias para protegerse y camuflarse. El ser humano también tiene relaciones simbióticas con bacterias, que viven en el Intestino y ayudan a digerir los alimentos. Al tomar antibióticos se destruye esta "flora Intestinal" y se perturba el proceso digestivo.

Depredación y Parasitismo
1. Depredador y presa: La relación entre un animal, el depredador, que utiliza a otro, la presa, como alimento y lo mata se denomina episitismo. La relación depredador-presa puede ser muy variada e Implica una serie de adaptaciones morfológicas en el depredador (garras, colmillos, visión aguda, ventosas, velocidad, etc.). Entre los depredadores y las presas existe una relación numérica: las poblaciones de presas y depredadores varían periódicamente; si aumenta el número de presas, aumenta el número de depredadores y viceversa, pero nunca el número de los depredadores puede ser mayor que el de las presas. Por ejemplo, el depredador natural más importante de la vicuña es el puma andino, que caza vicuñas adultas. El zorro andino o atoj también caza vicuñas, pero mayormente crías, porque los adultos tienen la posibilidad de defenderse. En un área determinada nunca podrá haber más pumas y zorros que vicuñas, porque ésta, la presa, se extinguirla. 2. Parasitismo: Cuando la relación es entre un organismo (parásito), generalmente más pequeño, que utiliza a otro (hospedero) como fuente de alimento (sustancias orgánicas o alimentos ingeridos) sin matarlo, al menos en forma inmediata, se la conoce como parasitismo. Los parásitos, por lo general, pasan por una metamorfosis muy complicada y pueden reducir ciertos órganos (extremidades, visión, etc.), especialmente en los casos de parasitismo 'interno. El parasitismo puede ser de varias clases: · Ectoparasitismo: Cuando el parásito vive u obtiene su alimento en el exterior del hospedero. Son ejemplos muy característicos las pulgas, los piojos, el vampiro, el zancudo, los mosquitos, el pique o nihua, el isango o gapa, etc. · Endoporasitismo: Cuando el parásito vive en el interior del hospedero y se alimenta de alimentos ingeridos o de sustancias orgánicas de éste (sangre, tejidos). los endoparásitos debilitan al hospedero y le causan enfermedades. Existen muchos especies de endoparásitos: la triquina vive en los músculos de animales carnívoros, omnívoros y del hombre; las tenias, los nematelmintos y otros gusanos parásitos viven en el intestino de los seres humanos y de muchos animales; el plasmodio de la malaria vive en los glóbulos rojos de la sangre y es transmitido por los zancudos, etc. los endoparásitos pueden ser seres microscópicos (bacterias, virus, hongos, protozoarios, etc) o muy grandes, como la tenia solitaria, que puede llegar a tener varios metros de longitud y vive en el intestino de los animales y del hombre. · Parasitismo social: Cuando el parásito ocupa el nido de otra especie y deja criar su prole por el hospedero. Un caso típico en la costa peruana es el del tordo parásito o mirlo negro (Molothrus bonariensis), que pone sus huevos en los nidos de otras aves, especialmente la pichisanka (Zonotrichia cupensis), y deja criar sus pichones por éstas. Las colmenas de abejas tienen también parásitos (como insectos del género Meloe), que dejan criar sus larvas por aquellas. El parasitismo es causa de muchas enfermedades tanto del hombre como de los animales y las plantas domésticos.

La Vegetación como Factor Ecológico
Las plantas, como proveedoras de alimentos, cobertura y refugio, son de fundamental importancia para los animales. Sólo en zonas con cobertura vegetal (aunque sean sólo hongos, helechos, algas, bacterias, musgos

y líquenes), puede existir vida animal permanente. En las zonas áridas y frías, al disminuir la cobertura vegetal, disminuye también la vida animal. Generalmente la oferta de alimento vegetal es suficiente para los animales, existiendo un equilibrio mutuo entre plantas y animales herbívoros. Al disminuir la cantidad de plantas, por alteraciones de tipo climático (sequías) o por desmesurado aumento de las poblaciones de animales (sobrepastoreo) o por la actividad humana (tala y quema), las consecuencias generalmente son calamitosas para las poblaciones animales. Al disminuir o eliminarse la cobertura vegetal, disminuyen también las posibilidades de alimento, y ocurren fenómenos negativos para los animales por la falta del mismo, como el desarrollo de los individuos es más lento, por menor cantidad de alimentos; los individuos tienen menor tamaño, por la escasez de alimentos; y baja la tasa de reproducción. Por ejemplo, después de 5 años de sequía (1 974-1979) en Pampa Galeras (Ayacucho) en la población de vicuñas hubo 82% menos crías que en años de buenas lluvias. También proliferan enfermedades por el debilitamiento de los individuos, y aumenta la tasa de mortalidad. En otros casos las especies se extinguen totalmente por pérdida de su hábitat. Las plantas verdes, por su capacidad fotosintética, producen alimentos y oxigeno, que son aprovechados por los animales herbívoros. Sin las plantas los animales no podrían existir, porque éstos no son capaces de producir sus propios alimentos. La vegetación, tanto terrestre como acuática (algas, totorales, etc.), juega un rol importante, especialmente en proveer alimentos diversos; lugares de refugio, donde los animales se ocultan, y lugares de descanso, nidificación y cobertura. A mayor o menor densidad de vegetación y variedad de plantas presentes en un área existe mayor o menor densidad y variedad de animales. Los bosques tropicales amazónicos, que al tener una muy alta densidad y variedad vegetacional, también presentan una muy alta variedad de especies animales de todo tipo. En una hectárea de bosque amazónico existen hasta 600 especies de árboles distintos y, en relación a ello, también miles de especies de animales, que viven allí en varios estratos (raíces, troncos, coronas, etc.). Por el contrario, en el desierto costero existe muy poca vegetación (algas, tillandsias, etc.) y, en consecuencia, la variedad de animales es también muy baja. En condiciones normales no se produce un daño intenso a la vegetación por sobrepastoreo, porque las especies silvestres de animales controlan su población en forma natural. En el caso de las especies domésticas, manejadas por los humanos, el fenómeno del sobrepastoreo juega un rol importante y es, con frecuencia, causa de la destrucción de las pasturas naturales por excesivo pastoreo y falta de manejo. Un ejemplo muy típico es el caso de las pasturas altoandinas: existe sobrepastoreo y la cobertura vegetal disminuye, produciendo erosión de los suelos y baja en la producción.

La Densidad Poblacional como Factor Ecológico
Toda especie animal o vegetal puede desarrollarse en un determinado espacio en forma óptima sólo con una población en equilibrio con su ambiente. Este equilibrio es determinado principalmente por la cantidad de alimentos disponibles. Cuando existe un exceso poblacional, o sea mayor cantidad de individuos y menor disponibilidad de alimentos y de espacio, se producen diversos fenómenos de control natural para restablecer el equilibrio entre la oferta de alimento y la población. Los fenómenos más importantes de control natural de la población en un espacio determinado son los siguientes: · Desarrollo lento: Ante la falta de alimentos y espacio suficiente los individuos se desarrollan en forma más lento, lo que contribuye a balar o disminuir el aumento poblacional al retardarse los procesos reproductivos o tener menor número de crías. · Disminución del tamaño: En muchos casos el tamaño de los individuos disminuye y también el peso de los mismos. Esto es simplemente por la falta de alimentos que no permite un desarrollo normal. · Baja fertilidad: El número de crías disminuye por el debilitamiento de las madres o por la mayor mortandad

de las mismas al no disponer de alimentos suficientes. Es frecuente el caso de abortos y de reabsorción de fetos por el debilitamiento de las madres. En Pampa Galeras (Ayacucho), después de cinco años de sequía, el porcentaje de crías de la vicuña disminuyó en un 82%. · Aumento de la mortalidad: Por debilitamiento de los individuos de la población, al faltar alimento, la incidencia de enfermedades aumento y, también, el número de muertos. · Emigración: Si es posible y si las condiciones de¡ área lo permiten, una porte de la población se traslada o migra a otras partes en busca de mayor espacio y alimentos. Por ejemplo, el guanaco realiza migraciones entre las lomas costeras en invierno, cuando éstas están verdes, y las vertientes occidentales andinas, cuando éstas tienen pastos en el verano por los lluvias en la Sierra. · Colapso de la población: Cuando las condiciones ambientales son alteradas en forma muy significativa (destrucción de los pastos, de los bosques, catástrofes, epidemias, etc.) se puede producir el colapso de la población en un área determinada y su desaparición total. Cuando una especie sólo vive en un ambiente determinado y éste es alterado la especie se extingue. De esta manera, y en forma natural, disminuye la densidad poblacional hasta encontrar nuevamente el punto justo de equilibrio entre la disponibilidad de alimentos y el número de individuos, contribuyendo otros factores como los depredadores, los concurrentes o especies que compiten con otras, los parásitos, etc. En la densidad poblacional también pueden influir factores químicos, como la acumulación de sustancias de desecho (excrementos, cadáveres, etc.), especialmente en los animales acuáticos (peces, protozoarios) y en los terrestres de poco desplazamiento. Otros animales reaccionan en forma muy sensible ante perturbaciones de tipo mecánico y psíquico de otros individuos, entre ellos el desgaste energético para defender un territorio, como en el caso de la vicuña, que es una especie territorial donde un macho defiende un área con sus hembras. A mayor densidad de población en un espacio determinado, el desgaste físico y psíquico para defender el territorio aumentará.

La Especie Humana como Factor Ambiental
La especie humana, a pesar de su gran desarrollo técnico, forma parte de¡ medio ambiente, pues depende de él para vivir. Sin el medio ambiente o la naturaleza los seres humanos no sobrevivirían, pues su dependencia de los seres del ambiente, tanto animados como inanimados, es total para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación, vestido, vivienda, cultura y recreación. Los seres humanos necesitan del aire para respirar, pues sin el oxigeno morirían en pocos minutos; del agua para calmar su sed, lavar y cocinar sus alimentos; de las plantas para alimentarse, obtener madera y medicamentos; de los animales para obtener alimentos, lana, cuero y otros productos; del suelo para cultivar y cimentar sus viviendas; y del Sol como fuente de calor y de energía, porque el petróleo, el gas, la leña y otras fuentes energéticas no son más que energía solar acumulada. A pesar que el ser humano es parte del medio ambiente y depende de él, con su desarrollo industrial está causando un impacto cada vez mayor en la naturaleza y produce alteraciones funestas como: · La destrucción de los bosques; con la tala y quema de los bosques desaparecen miles de especies y el hábitat de muchas otras es reducido. En el Perú se han destruido casi la totalidad de los bosques de la costa y unas 6 millones de hectáreas en la selva alta y baja. El ritmo de destrucción de bosques es de unas 250 000 hectáreas por año en la selva. · El exterminio de plantas y animales por la extracción exagerada; la tala y quema de los bosques, y otras actividades. En la actualidad decenas de especies de plantas y animales están en peligro de extinción y algunas, como la chinchilla, se han extinguido para siempre en nuestro territorio. · La contaminación del agua, del aire y del suelo por los desechos tanto del hogar como industriales. La mayor parte de los ríos costeros están fuertemente contaminados por las actividades mineras, los pesticidas y los desechos de las ciudades. La fauna acuática, como el camarón de río, va desapareciendo paulatinamente. · La erosión de los suelos agrícolas y la pérdida de fertilidad de los mismos por prácticas no adecuadas, que

reducen la producción de alimentos y comprometen la seguridad alimentarla de las generaciones futuras. En la costa el 50% de las tierras agrícolas está afectado por procesos de salinización; en la Sierra el 60% de las tierras está siendo afectado por la erosión; y en la selva cerca de 4 millones de hectáreas han perdido su fertilidad. · La pérdida de recursos genéticos de plantas y animales domésticos y de sus variedades adaptadas a las diversas condiciones ambientales. El Perú es un país con gran diversidad de especies y variedades domésticas de plantas y animales: posee 128 especies de plantas nativas domesticadas y cuatro especies de animales nativos domésticos (alpaca, llama, cuy y pato criollo). De algunas especies se tienen decenas y hasta miles de variedades, como en el caso de las papas. La pérdida de variedades es muy intensa.

Efectos de la Acción de los Factores Ambientales
Tanto para plantas como para animales los factores ecológicos tienen tres tipos de efectos: de orientación (atracción o repulsión), de cambio (acción modificatoria) y de limitación. 1. Efecto de orientación: Este efecto es mucho más importante en los organismos de libre movimiento que en los sésiles. Los organismos sésiles o fijos, que son la mayoría de las plantas y muchos animales acuáticos, reaccionan a la atracción o repulsión de los factores ecológicos sólo con el movimiento de determinadas partes, como en el caso de los tropismos. ¿QUÉ ES EL FOTOTROPISMO? El fototropismo es la orientación hacia la luz, como en las plantas verdes. El geotropismo es la orientación hacia el suelo, como las raíces de las plantas. El hidrotropismo es la orientación hacia el agua, como las raíces de las plantas, que se orientan hacia el agua. En los organismos de libre movimiento se producen desplazamientos locomotoras dirigidos a buscar condiciones favorables o a evitar condiciones desfavorables. Los movimientos de estos organismos pueden ser: limitados, de pocos centímetros en animales pequeños; amplios, en espacios grandes, como el cóndor y los gallinazos que peinan extensas áreas y pueden ubicar la carroña desde vahos kilómetros de distancia; y periódicos, con migraciones estacionases o anuales. Muchas aves del Ártico llegan a nuestro país para pasar el verano y huir del invierno. 2. Efectos de cambio o modificación: La adaptación a los factores ecológicos produce cambios en los organismos, que pueden ser modificatorios o genéticos, dando como resultado las diferentes formas de vida. Los cambios modificatorios sólo se refieren a características externas o al fenotipo y pueden ser muy importantes desde el punto de vista ecológico. La reacción de los organismos ante los factores ambientales depende a menudo de¡ tiempo de permanencia en dichas condiciones, como en el caso de la aclimatización. Los cambios genéticos se originan en la sucesión de generaciones de una población por mutantes seleccionados naturalmente. En este caso los caminos son dos: (1) de adaptación, es decir, una mayor tolerancia ante los factores como, por ejemplo, adaptación a la temperatura, al aire seco o húmedo, a la altura, etc.; y (2) de emancipación, es decir, aislamiento ante la acción del factor, como la temperatura corporal constante en aves y mamíferos. Cuando una especie no logra adaptarse a los cambios ambientales, que pueden ser violentos, se extingue. 3. Efectos limitantes: Los factores ambientales adversos pueden limitar el desarrollo de los seres vivos en ciertas condiciones. Su influencia es determinante en la distribución y la vida de los organismos, porque son los responsables de la distribución espacial de los seres Vivos, tanto sobre la Tierra en general (distribución geográfica o biogeografía) como en espacios más limitados a nivel local (playas, desiertos, pantanos, etc.). En ciertas zonas los factores limitantes son tan fuertes que no es posible el desarrollo de la vida, como en los polos o en las altas cumbres nevadas de las cordilleras, donde el frío extremo impide la reproducción y la producción de alimentos.

Capítulo 2

Comunidades bióticas y ecosistemas
Hábitat y nicho ecológico La Población Elementos formales de una población Elementos funcionales de la población La dinámica poblacional Las comunidades bióticas El ecosistema El flujo de energía en el ecosistema Las interrelaciones en el ecosistema Los ciclos biogeoquímicos El ciclo del carbono El ciclo del nitrógeno El ciclo del fósforo El ciclo del potasio El ciclo del cobre Cadenas y redes alimentarias o tróficas La pirámide alimentaria o trófica La productividad en el ecosistema Alteraciones en los ecosistemas La biosfera Tema 2 Tema 3 Tema 4 Tema 5 Tema 6 Tema 7 Tema 8 Tema 9 Tema 10 Tema 11 Tema 12 Tema 13 Tema 14 Tema 15 Tema 16 Tema 17 Tema 18 Tema 19 Tema 1

La biosfera como fuente de bienestar y riquezas Tema 20 La biosfera como fuente de peligros Tema 21

Hábitat y Nicho Ecológico
Cada especie tiene un determinado lugar donde vive y al cual está adaptada, y que se denomina hábitat (del latín habitare = vivir). El hábitat es la "dirección de la especie", o sea, el lugar donde vive y se la puede encontrar. Por ejemplo, el hábitat de¡ jaguar son los bosques tropicales, pero el estrato de¡ sotobosque; el de la vizcacha son las requerías de la Sierra; el de¡ cangrejo carretero son las playas arenosas y no las rocosas; y el de la vicuña son los pajonales de la Puna. Sin embargo, un determinado hábitat es compartido por varias especies, pero que tienen una función distinta en el mismo, que se conoce como nicho ecológico, y que es la "ocupación u profesión de la especie en el hábitat". Por ejemplo, el hábitat de la vicuña es el pajonal de puna, igual que el de¡ puma andino, pero la primera es herbívora y el segundo es carnívoro, depredador de la primera. ¿QUÉ ES EL NICHO ECOLÓGICO? El nicho ecológico expresa la interrelación de¡ organismo con los factores ecológicos, es decir, la posición o función de una población o parte de ella en el ecosistema. La función que cumple cada especie en el ecosistema, o sea, su nicho ecológico, es determinada por una serie de factores, siendo el principal la competencia con otras especies.

Por ejemplo, el nicho ecológico que ocupa la mariposa monarca (Danaus) en el estado de oruga es ser herbívora, alimentándose de la planta flor de sesda (Asclepiass curassavica) en su estado adulto es nectarívora, visitando flores de diversas plantas. Por la competencia con otras especies la mariposa monarca se ha especializado, a través del tiempo, en dicha planta, que no es aprovechada por otras mariposas y, que a pesar de ser tóxica, la oruga soporta la toxicidad por una adaptación especial. Por otra parte, el nicho ecológico del jaguar u otorongo en el bosque tropical es el ser carnívoro o depredador de animales grandes (venados, sachavaca, sajinos, etc.). Comparte el mismo hábitat con los venados, pero éstos son herbívoras. IMPORTANTE El nicho ecológico permite que en un área determinada convivan muchas especies herbívoras o carnívoras u omnívoras, habiéndose especializado cada una en una determinada planta o presa, sin hacerse competencia unas a otras. Esto se ha logrado a través de un largo proceso de especialización y qué implica que en el tiempo han sobrevivido las especies que han logrado adaptarse a una determinada función y han desarrollado hasta ciertos órganos especializados.

Un ejemplo muy característico lo constituyen los picadores. En el bosque amazónico y en una misma área podemos encontrar varias especies de estas aves, pero cada una se ha especializado en determinadas flores y sus picos varían en forma o longitud, según las flores de las especies de plantas que visitan. Las distintas funciones de las especies permiten la convivencia de muchas especies en el mismo espacio, sin hacerse una competencia tal, que permite a todas vivir. El concepto de nicho ecológico es importante para comparar distintos ecosistemas, como es el caso de las convergencias (especies muy distintas pero de hábitos similares), y la comparación entre diversas poblaciones del mismo ecosistema, posibilitando la explicación de la competencia y la coexistencia.

La Población
Elementos Formales de una Población
Los elementos formales representan una situación momentánea de la población respecto a la densidad, dispersión, variabilidad, edad, sexualidad y morbidad. 1. La densidad: Es la distribución de la población en un espacio determinado (superficie o volumen). Se mide en número de individuos por km2 (habitantes o animales / km2) por volumen (bacterias/litro, bacterias/mm3, etc). 2. La dispersión: Es el espaciamiento de los individuos en el área y depende de la capacidad de desplazarse de los organismos. Se expresa en espacios o áreas geográficas ocupadas por una especie y puede traducirse en un mapa. Por ejemplo se pueden hacer mapas de la distribución de diversas especies a nivel nacional y mundial. 3. La variabilidad: Consiste en que, en igualdad de condiciones, los individuos no coinciden en uno o más caracteres (color, tamaño, etc.), lo que depende de factores hereditarios o genéticos y ambientales o ecológicos. Por ejemplo, en una misma población de osos de anteojos es posible encontrar una alta variabilidad de la mancha blanca alrededor de los ojos o individuos que no la poseen. 4. La edad: Indica qué partes de la población están en diversas etapas de desarrollo (larvas y adultos en Insectos) o pertenecen a diversos grupos por edades. Se suele distinguir entre: (1 )jóvenes o juveniles, que no han alcanzado la edad reproductiva; (2) adultos, que están en edad reproductiva; y (3) viejos o seniles, que han pasado la capacidad reproductiva. 5. El sexo: Indica la composición de la población por el sexo (machos y hembras). Raras veces y sólo temporalmente una población posee individuos no diferenciados sexualmente (reproducción vegetativa). Con mayor frecuencia se distinguen poblaciones bisexuales (machos y hembras) o unisexuales. 6. La morbidad: Indica el grado de enfermos en la población, porcentaje que puede variar grandemente. Es causada por factores abióticos o bióticos. · Los factores abióticos son los del ambiente físico y químico. Entre ellos tenemos las variaciones en el clima, que producen alteraciones en el ambiente y pueden ser causa de enfermedades y de muertes; la contaminación ambiental, que en los tiempos modernos se ha convertido en una causa importante, como el caso de los pesticidas y sustancias tóxicas vertidas en el agua; y las catástrofes (terremotos, inundaciones, incendios, vulcanismo, etc.), que pueden afectar a grandes áreas. · Los factores bióticos son los que se refieren a los seres vivos. Entre ellos se cuentan los organismos patógenos (patos = enfermedad, genéo = producir), la competencia trófica, los rivales, las luchas territoriales, los depredadores, etc. Estos factores son importantes en los animales domésticos, afectados intensamente por la proliferación de enfermedades y por la disponibilidad de alimentos.

Elementos Funcionales de la Población

Los elementos funcionales de una población son reconocibles después de haberse producido la acción, a diferencia de los formales, que son reconocibles directamente. Comprenden el comportamiento, la constitución, la fertilidad y la mortalidad. 1. Comportamiento: Es la conducta o forma de actuar de los individuos de una población como reacción a diversos factores ambientales y es tomada en consideración en cuanto ejerce su influencia sobre otras estructuras de la misma población. El comportamiento de los individuos aislados de una población influye sobre la actitud hacia los factores ambientales (temperatura, luz y agua, por ejemplo) y, en consecuencia, sobre la densidad y la dispersión. Es el caso de especies relacionadas con el agua, cuya dispersión está de acuerdo con la distribución de¡ agua, como los humedales o pantanos. El comportamiento colectivo sólo se produce en la agrupación de individuos, distinguiéndose el social (atracción y repulsión) y el territorial (dispersión y densidad). 2. Constitución: Es la eficiencia fisiológica heredada y/o adquirida, que se expresa en la condición física de los individuos, dependiendo de la carga, de la alimentación y de las costumbres adquiridas. influye sobre todos los rendimientos de la población: · número y mortalidad de la prole: individuos más fuertes tienen mayores posibilidades de sobrevivencia. · supervivencia en situaciones de crisis: los individuos más débiles mueren primero ante la falta de alimento. · inmunidad contra parásitos y venenos: algunos individuos han adquirido inmunidad y resisten mejor las enfermedades. · duración del desarrollo individual: en condiciones mejores el desarrollo es más rápido.

3. Fertilidad: Es el número de descendientes generado en un determinado periodo de tiempo. Está determinada por la madurez, la cópula, la oviposición o parto y el número de descendientes. Se expresa en crías por año o por hembra o por mil individuos. 4. Mortalidad: Es el número de individuos muertos de una población en un determinado periodo de tiempo, generalmente en un año, y tiene como finalidad equilibrar la sobrepoblación en una población constante. Las causas pueden estar en el individuo,, como los factores letales (defectos congénitos), la vejez, los defectos en la constitución, y la falta de fecundación, entre otros; en la población, como las luchas territoriales o por la posesión de las hembras, el canibalismo, y la competencia; y en el ambiente, como las condiciones de¡ tiempo y clima (rayos, lluvias, heladas, sequías, etc.), falta de alimento y de agua, presencia de depredadores, parásitos, enfermedades epidémicas, alteraciones del hábitat, etc. Cuando la mortalidad afecta a todos los individuos de una especie se produce la extinción, que siempre ha existido, pero en los tiempos actuales se ha acrecentado por la influencia humana sobre los ecosistemas (tala de bosques, quema de cobertura vegetal) y la caza y pesca excesivas.

La Dinámica Poblacional
La dinámica de una población es su desarrollo en el tiempo y en el espacio, y está determinada por factores que actúan en el organismo, en la población y en el medio ambiente. Se refiere a la dispersión, a la densidad y al crecimiento. 1. Dinámica de dispersión: Está caracterizada por los movimientos dentro de la población y la migración. · Los movimientos dentro de la población se realizan en el espacio ocupado por ella. Un típico movimiento de tal tipo es, por ejemplo, la expulsión de las crías de vicuña del grupo familiar a partir del octavo mes de edad, integrándose a las tropillas de machos jóvenes, si las crías son machos; o a otros grupos familiares, si son hembras. · La migración se produce cuando una población o parte de ella abandona o coloniza un espacio, distinguiéndose varias formas: (1) La emigración o el abandono definitivo del área para ocupar otra donde existen condiciones adecuadas; (2) La inmigración o la ocupación de otra parte del área, donde ya existe la especie, generalmente por el aumento de densidad; (3) La permigración cuando sólo pasan por el área sin

ocuparla; (4) La invasión o la ocupación de una nueva área donde antes no se encontraba; y (5) La traslocación o el abandono total de un área. 2. Dinámica de densidad: Es la oscilación en la concentración de los individuos de una población en el área. Los cambios de densidad en el espacio pueden ser graduales (mayor densidad en una zona y disminución gradual hacia la periferia) u ofrecer determinadas zonas de fluctuación causadas por el clima, la orografía (laderas, planicies), el suelo, la vegetación, el equilibrio trófico, etc. En el caso de la vicuña se nota una mayor concentración donde hay más pastos y agua. 3. Dinámica del crecimiento poblacional: Es el aumento de la población en el tiempo, descontando la mortalidad. La tasa de crecimiento es la diferencia entre la tasa de natalidad y la tasa de mortalidad. Por ejemplo, en la actualidad la humanidad tiene una tasa de natalidad de 3,4% y una tasa de mortalidad de 1,5%, lo que da un incremento anual de 1,9% en promedio mundial. En el Perú la tasa de crecimiento está cerca del 2% anual. Ciertas poblaciones tienden a una autolimitación de acuerdo a la densidad, en que la tasa de crecimiento decrece al mismo tiempo que la densidad aumenta. Estas poblaciones tienden a nivelar su población en dependencia inversa a la densidad en el área. Otras poblaciones no limitan su crecimiento y crecen en progresión geométrica (2, 4, 8, 16, 32, ...). Su crecimiento sólo puede ser detenido por fuerzas externas a la población (como factores ambientales, otras poblaciones, alimentos, enfermedades, etc.). Una población puede desarrollarse en cuatro direcciones diferentes: · Mantenerse en el mismo nivel por un largo periodo, porque ha logrado un equilibrio entre la oferta de alimentos y su crecimiento, Es típico de poblaciones no perturbados. · Aumentar lentamente como una adaptación progresivo al medio. · Declinar y hasta extinguirse por falla de alimentos, contaminación o destrucción del hábitat. · Fluctuar regular o irregularmente, o sea, aumentar y disminuir en periodos constantes o no, como cuando se producen lluvias intensas y la población de grillos crece en forma explosiva.

Las Comunidades Bióticas
Las plantas y los animales no viven aislados, sino que se asocian en comunidades, o sea, en determinados ambientes y en interdependencia. Por ejemplo, un bosque es una comunidad donde viven muchas plantas y animales diferentes. Se distingue entre comunidades de plantas, comunidades de animales y comunidades de plantas y animales o biocenosis. 1. Comunidades de plantas: Las comunidades de plantas están relacionadas con determinados ambientes con una composición de especies muy característica, donde influyen diversos factores ambientales: · Los del lugar o sitio: el clima (luz, temperatura), el suelo (estructura, aireación, nutrientes, índice de acidez y alcalinidad o pH, microorganismos, etc.), el agua y la vegetación, entre otros. · Los bióticos: genéticos, vitalidad, competencia, capacidad de dispersión, etc. · La historia del lugar: desarrollo del clima a través de los tiempos, aislamiento progresivo, cambios, etc. La adaptación a los diferentes factores conduce a comunidades vegetales muy características, que se conocen como formaciones vegetales, y que son variables en el espacio. Por ejemplo, en la Amazonía encontramos formaciones vegetales en zonas pantanosas con predominancia de la palmera aguaje y que se conocen como "aguajales"; formaciones de zonas inundables, que se conocen como várzeas, etc. Las cadenas de montañas altas, como la Cordillera de los Andes, producen cambios climáticos importantes con la altura, lo que da origen a formaciones y comunidades vegetales características: pajonales de la Puna, bosques de queuña o quinuales y formaciones de cactáceas.

2. Las comunidades de animales: Las comunidades de animales están íntimamente relacionadas y son dependientes de la disponibilidad de materia orgánica en forma directa o indirecta y que son las plantas terrestres o acuáticas. Es por esta razón que las comunidades de animales están integradas a formaciones o comunidades de plantas.

La base de una comunidad animal la constituyen los animales que comen plantas (herbívoros) y a partir de ellos se desarrollan las cadenas alimenticias o tróficas: herbívoros - carnívoros - carroñeros - detritívoros. 3. Comunidades bióticas: Las comunidades de plantas y animales se integran en comunidades bióticas o biocenosis, que son el conjunto de plantas y animales de un determinado espacio en interdependencia. Por ejemplo, el pajonal de puna es una formación vegetal con animales característicos (vicuña, zorro, etc.) que viven en él. El lago de Junín es también una comunidad biótica con especies de plantas y animales propios y en interdependencia. Las comunidades bióticas encajan en áreas cismáticas y vegetacionales de la Tierra, denominadas biomas. Un bioma está integrado por formaciones vegetales (bosques tropicales, bosques secos, sabanas, desiertos, etc.) y con los animales adaptados a las mismas. Cada bioma tiene características especiales que lo distinguen de otros (bosque tropical, desierto, puna, bosque seco, etc.). ¿QUÉ ES EL BIOMA? El bioma es una unidad que incluye varias comunidades bióticas. Por ejemplo, el bioma del Bosque Tropical Amazónico incluye diversas comunidades bióticas, como el río, la cocha, el bosque inundable, el bosque de colina o restinga y diversos otros.

El Ecosistema
La integración de los diversos grupos de organismos (plantas y animales) en interrelación con los factores bióticos y abióticos en un área determinada se denomina sistema ecológico o ecosistema. El ecosistema es cualquier unidad que incluye la totalidad de los organismos, o sea la comunidad de plantas y animales de un área determinada, que actúan en reciprocidad con el medio físico (factores abióticos), dando origen a una corriente de energía que conduce a: · Una estructura de dependencia alimenticia o trófica: cadenas y redes tróficas. · Una diversidad de seres vivos o biótica, caracterizado por la diversidad de especies y la variabilidad de las mismas. · Ciclos de intercambio de materiales entre las partes vivas (compartimiento biótico o vivo) e inertes (compartimiento físico). Un ecosistema es un sistema abierto donde hay una continua corriente de captación y pérdida de sustancias, energía y organismos. Sus componentes característicos se dejan agrupar en dos compartimientos: el abiótico y el biótico. 1. El compartimiento abiótico: Está conformado por las sustancias inorgánicas y se denomina biotopo (del griego bios = vida y topos = lugar). Incluye: · Materiales: que forman la base para la vida y donde se incluyen el oxígeno, el dióxido de carbono, el agua, el carbono, el nitrógeno, el fósforo, el azufre, el potasio, el calcio y las diversas sales minerales. · Energía: proveniente del Sol en forma casi exclusiva. · Estructura espacial: muy variable en los diversos ecosistemas (cuevas, lagos, playa arenosa, playa pedregosa, etc.).

2. El compartimiento biótico: Está conformado por los seres vivos de un ecosistema y que están ligados recíprocamente por las cadenas tróficas y se denomina biocenosis o comunidad biótica. Agrupa tres estratos: · Productores o productores primarios: son todos los seres vivos que a partir de sustancias inorgánicas producen sustancias orgánicas y se denominan autótrofos, porque producen sus propios alimentos. En los ecosistemas terrestres llenan esta función las plantas verdes; en el agua las algas microscópicas o fitoplancton. · Consumidores: son los organismos que viven directa o indirectamente de las sustancias generadas por los productores y por eso se denominan heterótrofos. Pertenecen a este grupo los animales, las bacterias y los hongos. · Descomponedores o desintegradores: son también organismos heterótrofos que consumen materia orgánica muerta y la descomponen hasta sus componentes inorgánicos. Pertenecen a este grupo los necrófagos, que se alimentan de cadáveres; los coprófagos, que se alimentan de excrementos; los saprófagos, que se alimentan de materia podrida; los detritívoros, que se alimentan de detritos; y los mineralizadores o reductores, que reducen los compuestos hasta las formas más sencillas, como las bacterias y los hongos.

El Flujo de Energía en el Ecosistema
La energía es la capacidad de realizar un trabajo y el comportamiento de la misma la describen las leyes de la termodinámica, que son dos: · La primera ley dice que la energía puede transformarse de una clase en otra, pero no puede destruirse. Por ejemplo, la energía de la luz se transforma en materia orgánica (leña), que a su vez se transforma en calor (fuego) y luz; el calor se puede transformar en energía de¡ movimiento (máquinas a vapor); ésta en luz (dinamo que produce electricidad), y así sucesivamente. · La segunda ley dice que al pasar de una forma de energía a otra (energía mecánica a química a calor y viceversa) hay pérdida de energía en forma de calor. Cualquier cambio de una forma de energía a otra produce pérdidas por calor. De esto se deduce que un ecosistema no puede ser autoabastecido de energía en el corto plazo y que todos los procesos naturales son irreversibles en cuanto al flujo de energía, es decir, el flujo de energía sigue una sola dirección. ¿SABÍAS QUÉ? El 99.98% de la energía disponible sobre la superficie de la Tierra proviene de¡ Sol, la restante de las mareas, de la nuclear o atómica, de la termal o sea del calor del interior de la Tierra, y de la gravitacional o sea la fuerza de la gravedad. La radiación solar, que llega a la superficie terrestre, varía según la latitud (a mayor distancia de la línea ecuatorial menor radiación), la altura sobre el nivel del mar (a más altura más radiación), la orografía (valles profundos tienen menos horas de sol) y la nubosidad (a mayor nubosidad menos radiación), influenciando fuertemente en el tiempo y el clima. De la energía solar que llega a la superficie de un ecosistema se aprovecha sólo un 1 % aproximadamente, porque las pérdidas son considerables hasta llegar a la producción primaria. En efecto, sólo el 45% de la luz disponible es absorbible por los orgánulos fotosintéticos; una parte de la radiación potencial es reflejada; otra parte es transmitida por los órganos vegetales, 0 sea, que pasa por ellos, y la energía absorbida es transformada en calor. En el mismo ecosistema hay pérdida de energía, porque cerca de la mitad de la producción primaria bruta es gastada por los productores en su metabolismo y se pierde como calor, y sólo la otra mitad está disponible para los consumidores como alimento (carbohidratos, celulosa, lignina, grasas, proteínas, etc.). En la cadena trófica, al pasar de un eslabón a otro, hay más pérdida de energía a través de la respiración y los procesos metabólicos de los individuos, porque el mantener vivo un organismo implica gastar, en forma de calor, parte de la energía captada; las sustancias no digeribles, que son excretadas o regurgitadas y

descompuestas por los detritívoros; y la muerte de individuos, que ocasiona pérdidas, pero la energía es devuelta, en parte, por los desintegradores. La fotosíntesis de las plantas verdes es el proceso fundamental mediante el cual la energía solar es transformada en materia orgánica, que mantiene todas las formas de vida sobre la Tierra. Sin la energía solar no seria posible la vida, y el día en que el Sol cese de producir energía, también se acabará la vida en nuestro planeta indefectiblemente, al menos en forma generalizada. Naturalmente esto sucederá dentro de unos 7000 millones de años.

Las Interrelaciones en el Ecosistema
Todos los seres que existen en la naturaleza, inanimados y animados, dependen unos de otros. Esta dependencia se expresa en que entre el mundo inanimado o abiótico y el animado o vivo hay un flujo continuo de elementos, es decir, que existe una circulación de ciertos elementos con uso de energía. El mundo inanimado está compuesto de 103 elementos, que se asocian en compuestos químicos sólidos, líquidos y gaseosos y que constituyen la Tierra y todo el universo. Los seres vivos están formados por algunos elementos que son comunes con los seres inanimados (rocas y minerales), y que están asociados en una forma peculiar. Estos elementos se clasifican de varias formas, según la necesidad que tienen de ellos los seres vivos, especialmente las plantas. Elementos no metálicos ELEMENTO Carbono Oxígeno Hidrógeno Nitrógeno Fósforo Azufre Silicio SÍMBOLO C O2 H N P S Si CARACTERÍSTICAS Presente en forma de gas CO2 en el aire y el agua, y de compuestos orgánicos Presente en el aire y como compuesto en el agua (H2O) Presente especialmente en el agua (H2O) Presente en el aire y diversos compuestos Presente en forma mineral y en compuestos orgánicos Presente como elemento y en compuestos orgánicos Muy abundante en forma de compuestos inorgánicos (silicatos especialmente)

Elementos metálicos ELEMENTO Potasio Calcio Magnesio Manganeso Cobre Molibdeno Zinc Fierro Boro SÍMBOLO K Ca Mg Mn Cu Mo Zn Fe B CARACTERÍSTICAS Se encuentra en el suelo como compuestos Elemento muy abundante en forma de carbonatos Presente en forma de compuestos en el suelo Presente en el suelo bajo diversas formas Presente en la materia orgánica y en forma de minerales Presente en forma de compuestos minerales Presente en forma de compuestos minerales Muy abundante en forma de compuestos minerales Presente en forma de compuestos minerales

Según la necesidad que tienen los seres vivos de estos elementos se los clasifica también como esenciales y menores o no esenciales. · Elementos nutritivos principales o esenciales: Son los imprescindibles para los seres vivos. Entre ellos se cuentan el nitrógeno, el fósforo y el potasio. · Elementos menores: Son los necesarios para la vida, pero no imprescindibles. Entre ellos se cuentan el

boro, el zinc, el manganeso, y varios otros. Estos elementos circulan entre el mundo inorgánico y los seres vivos en forma de ciclos o circuitos, con uso de energía. Esta circulación de elementos se denomina como ciclos biogeoquímicos.

Los Ciclos Biogeoquímicos
El organismo es un sistema de tránsito de las sustancias inorgánicas, mientras en el ecosistema esas sustancias circulan entre los organismos y el medio ambiente, por lo que se les denomina ciclos. Estos ciclos reciben la denominación de biogeoquímicos, por pasar por los seres vivos (bios = vida), el suelo (geo = tierra) y estar sujetos a reacciones químicas con uso y liberación de energía. En los ciclos biogeoquímicos se pueden reconocer dos partes o compartimientos: la biótica y la abiótica. · La parte biótica: Comprende la inclusión de sustancias inorgánicas en el organismo y la subsiguiente descomposición y remineralización. El intercambio de elementos es rápido, pero la cantidad de sustancias inorgánicas no es mayor. El organismo vivo toma elementos inorgánicos y al morir y descomponerse éstos son devueltos al ambiente para ser nuevamente aprovechados. · La parte abiótica: El medio contiene gran cantidad de sustancias inorgánicas, que se descomponen con lentitud y están a disposición del organismo en forma abundante y fácil (agua, dióxido de carbono, oxigeno) o escasa y difícil (fósforo y nitrógeno, por ejemplo). En el primer caso se trata de ciclos atmosféricos con grandes reservas de materiales; en el segundo se trata de materiales sedimentarlos (fósforo, hierro, azufre, magnesio, y elementos menores). La deficiencia de alguno de estos elementos y sustancias en un ecosistema puede producir serios problemas en el proceso de producción de las plantas (producción primaria) y entre los consumidores (animales y seres humanos). Por ejemplo, la deficiencia o falta de yodo en ciertas zonas produce problemas como el bocio o coto en los seres humanos y problemas en los animales, especialmente durante la época de gestación. La producción agrícola, ganadera y forestal moderna se basa en procesos de mejora de los ciclos biogeoquímicos de los nutrientes para aumentar la producción por área. Estos procesos modernos se basan en gran medida en la fertilización de los campos con fertilizantes químicos, que añaden cantidades adicionales de los elementos esenciales (nitrógeno, fósforo y potasio), además de elementos menores como magnesio, bórax, y otros compuestos químicos. En muchas partes los suelos son deficitarios en ciertos elementos. Los casos más notables son la deficiencia del fósforo en los suelos amazónicos, y la falta de nitrógeno en los suelos muy húmedos o pantanosos. Existen hoy técnicas de amplio uso para hacer el análisis de los suelos y determinar las necesidades de elementos para una fertilización adecuada y de acuerdo a los distintos tipos de cultivos, porque cada uno de ellos tiene exigencias especiales. A pesar de que todos los elementos constitutivos de los seres vivos tienen ciclos, por su importancia explicaremos los ciclos biogeoquímicos de¡ carbono, del nitrógeno, del fósforo, del potasio y del cobre. El ciclo del agua, que es uno de los más importantes para la naturaleza y los organismos, será expuesto en el capítulo correspondiente al agua como recurso natural, porque forma parte del proceso de renovación del recurso agua.

El Ciclo del Carbono
El ciclo del carbono (C) consiste en un proceso muy complicado, cuyos elementos principales son los siguientes: · El carbono está almacenado en el aire, en el agua y en el suelo en forma de un gas llamado dióxido de carbono (CO2). En el aire está presente como gas; en el agua en forma disuelta, y en el suelo, en el aire o agua del suelo. El C02 está disponible en cantidades abundantes en el medio. · Las plantas toman el carbono del C02 del agua (plantas acuáticas), del aire o del suelo (plantas terrestres) y con la energía de la luz del Sol producen alimentos (glucosa, sacarosa, almidón, celulosa, etc.), y liberan oxígeno (02 ) al aire, al agua o al suelo. Este proceso químico se denomina fotosíntesis. En el ciclo del carbono las plantas juegan el rol más importante y una gran parte de la masa de las plantas está conformada por compuestos de carbono: azúcares, almidones, celulosa, madera o lignina y compuestos diversos. Cada planta tiene miles de compuestos orgánicos elaborados en base a la fotosíntesis y procesos celulares posteriores. · Los animales herbívoros se alimentan de las plantas y usan los compuestos orgánicos para vivir y formar su propia materia. Los carbohidratos (azúcares, almidón, celulosa, lignina, etc.) son descompuestos por los herbívoros por procesos químicos en las células y forman el combustible de su cuerpo. Este proceso se inicia con la respiración, o sea la toma de oxígeno del aire o del agua. Con el oxígeno se descomponen los azúcares y se emite C02 al aire o al agua, con producción de diversas formas de energía, especialmente calor. En la naturaleza existen muchos tipos de animales herbívoros, según las partes o compuestos de las plantas de las cuales se alimentan. Los principales son los que comen hojas (foliófagos); frutos (frugívoros); y madera (xilófagos), entre otros tipos. Para digerir las partes de las plantas estos herbívoros tienen aparatos digestivos especialmente adaptados. Por el proceso de la respiración los herbívoros emiten al aire o al agua el CO2. · Los animales carnívoros toman la materia de otros animales por la alimentación. Absorben los componentes de los animales por el proceso digestivo y los descomponen en las células con ayuda del oxígeno que respiran (del aire o del agua) y emiten CO 2 al aire o al agua. Existen muchos tipos de carnívoros especializados: los que comen zooplancton o animales microscópicos del agua se denominan zooplanctívoros; los que comen insectos se denominan insectívoros; los que comen peces se denominan piscívoros, etc. · La descomposición de las plantas y de los animales al morir restituye el carbono al medio en forma de CO 2 y materia orgánica, que son aprovechados por otras plantas para reiniciar el ciclo. Los organismos vivos, que se encargan de la descomposición, proceso también denominado putrefacción, se denominan detritívoros y están conformados esencialmente por bacterias y hongos. El ciclo del carbono es fundamental, porque de él depende la producción de materia orgánica, que es el alimento básico de todos los seres vivos.

El Ciclo del Nitrógeno
El nitrógeno (N2) es sumamente importante para las plantas y para la producción de proteínas, esenciales para la vida de los animales y del ser humano. La carne (los músculos, por ejemplo) son proteínas. La leche y los huevos son ricos en proteína, como también el frijol, la lenteja, el paliar, el garbanzo y el arvejón, entre otros. El ciclo del nitrógeno consiste en los siguientes procesos: · El nitrógeno es un gas que forma el 78% del aire, siendo uno de los elementos más abundantes sobre la Tierra. El nitrógeno atmosférico no puede ser utilizado en forma normal por los seres vivos, sino que tiene que ser transformado en compuestos absorbibles por las plantas.

· Muy pocos organismos pueden aprovechar directamente el nitrógeno del aire, y la mayor parte lo hace a través de bacterias, que viven en el suelo o en las raíces de las leguminosas, formando nódulos. Estas bacterias (Rhizobium) fijan el nitrógeno del aire; lo transforman en compuestos aprovechabas (amoniaco y nitratos), y la planta los absorbe para formar proteínas. Estas bacterias se encuentran especialmente en las raíces de las leguminosas (frijoles, alfalfa, guaba o pacae, etc.). Artificialmente se puede inocular estas bacterias y aumentar la productividad de cualquier leguminosa (Rhizobiología). · Las plantas fabrican proteínas, en reacciones químicas muy complejas (aminoácidos y proteína), que son aprovechadas por los animales herbívoros para su crecimiento y formación de carne. Los carnívoros aprovechan las proteínas a través de la carne que consumen. · Los seres vivos al morir son descompuestos por procesos de putrefacción o descomposición, en el que intervienen bacterias y hongos, y se restituyen al medio los compuestos a base de nitrógeno que contienen, para un aprovechamiento posterior por las plantas. · Una parte de los compuestos nitrogenados de la descomposición son lavados por la lluvia y llega a las aguas de los ríos y lagos. El proceso de lavado, llamado también lixiviación, de los compuestos nitrogenados del suelo es más intenso en zonas muy lluviosas y esto empobrece los suelos, los cuales pierden su fertilidad. En un suelo fértil los compuestos nitrogenados están en la materia orgánica, o sea, la materia en descomposición. Por eso cuánto más materia orgánica tenga un suelo, más fértil será, porque contiene compuestos de nitrógeno, esenciales para el crecimiento de las plantas. · Los animales y los humanos eliminan una parte de los compuestos nitrogenados por los excrementos y los orines, que son descompuestos y restituyen al ambiente los compuestos nitrogenados para ser aprovechados nuevamente. El guano de las islas, producido por las aves guaneras, contiene abundantes compuestos nitrogenados, que se almacenan en las islas guaneras porque no son lavados por las lluvias a causa de la aridez. · Por procesos químicos, con intervención de bacterias, los compuestos nitrogenados pueden ser descompuestos hasta gas nitrógeno, proceso que se denomina denitrificación. De esta forma el N2 al final, retorna a la atmósfera, para reiniciar el ciclo.

El Ciclo del Fósforo
El fósforo (P4) es un elemento esencial para los seres vivos, y los procesos de la fotosíntesis de las plantas, como otros procesos químicos de los seres vivos, no se pueden realizar sin ciertos compuestos en base a fósforo. Sin la intervención de¡ fósforo no es posible que un ser vivo pueda sobrevivir. El ciclo del fósforo se reduce a los siguientes procesos: · El fósforo se encuentra en la naturaleza en forma de compuestos de calcio (apatita), fierro, manganeso y aluminio conocidos como fosfatos, que son poco solubles en el agua. En los buenos suelos agrícolas el fósforo está disponible en forma de iones de fosfato (P2 O5). · Las plantas absorben los iones de fosfato y los integran a su estructura en diversos compuestos. Sin fósforo las plantas no logran desarrollarse adecuadamente. · Los animales herbívoros toman los compuestos de fósforo de las plantas y los absorben mediante el proceso de la digestión, y los integran a su organismo, donde juegan un rol decisivo en el metabolismo. · Los carnívoros toman el fósforo de la materia viva que consumen y lo integran a su estructura orgánica. IMPORTANTE · Los seres vivos (plantas y animales) al morir restituyen los compuestos de fósforo al suelo y al agua por el proceso de descomposición. Los compuestos liberados son otra vez aprovechados por las plantas para reiniciar el ciclo.

· Los compuestos de fósforo pueden ser transportados por los sedimentos de los ríos y acumulados en los suelos aluviales, o sea, aquellos que se originan por la acumulación de los sedimentos del agua, generalmente a lo largo de los ríos y en el fondo de los lagos. · Los compuestos de fósforo pueden llegar a la atmósfera en forma de polvo, el cual al caer al suelo es depositado y reintegra esos compuestos al suelo. · En la naturaleza la disponibilidad de fósforo se produce por la descomposición de rocas, que contienen fosfatos, y mediante la erosión natural llegan a los suelos y a las aguas (ríos, lagos y mares). En las zonas de erupciones volcánicas, pasadas o presentes, los compuestos de fósforo son depositados por las cenizas. Por esta razón los suelos de origen volcánico son ricos en compuestos de fósforo. En ciertas zonas de la Tierra se han formado acumulaciones de compuestos fosforados y que son ampliamente explotados para fertilizar los suelos agrícolas y mejorar su contenido en fósforo. En el Perú existen dos depósitos muy importantes de compuestos fosforados: los yacimientos de roca fosfórica de Bayóvar (Piura) y el guano de las islas. Los yacimientos de roca fosfórica de Bayóvar son depósitos naturales y de carácter agotable, porque una vez explotados se acabarán. ¿SABÍAS QUÉ? El guano de las islas se forma en base del excremento de las aves guaneras (guanay, piqueros y alcatraz) y con el fósforo acumulado de los peces que consumen esas aves. Estos yacimientos son renovables, porque se acumulan continuamente mientras existan aves guaneras. En la actualidad se producen unas 20 000 t/año de guano de islas, mientras en el pasado se producía hasta 200 mil t por el mayor número de aves guaneras (unas 28 millones).

El Ciclo del Potasio
El potasio (K) es un elemento esencial para las plantas, los animales y los humanos porque interviene en procesos de la fotosíntesis, en procesos químicos dentro de las células, y contribuye en mantener el agua en las células. Es por esto que el potasio, junto con el nitrógeno y el fósforo, son elementos esenciales para los seres vivos. El ciclo del potasio consiste en los siguientes pasos: · El potasio se encuentra en forma natural en el suelo, especialmente en los suelos ricos en arcillas, que contienen hasta un 3%. En los suelos pantanosos y los pobres en arcilla el contenido de compuestos de potasio es menor y puede ser deficitario, originando problemas en los cultivos. · Los compuestos de potasio del suelo son lavados (lixiviados) con facilidad en las zonas de altas precipitaciones y, en consecuencia, deben ser restituidos a los campos por fertilización, añadiendo cloruro de potasio o sulfato de potasio. Ciertos cultivos (alfalfa, zanahorias, pepinos y coles) son muy exigentes en potasio y no prosperan en suelos pobres en dicho elemento. · La deficiencia de potasio en las plantas se detecta porque éstas tienen apariencia decaída o marchita, ya que la falta de potasio favorece la pérdida de agua en las células. ¿SABÍAS QUÉ? En la agricultura moderna se aplican compuestos de potasio a los suelos para aumentar la productividad. Los fertilizantes más utilizados siempre contienen potasio. Sin embargo, la cantidad aplicada debe determinarse previo análisis del potasio existente en el suelo, de lo contrario puede existir en exceso y producir efectos tóxicos en los suelos y en las aguas cuando llega a ellos por el lavado o las aguas subterráneas.

El Ciclo del Cobre
El cobre (Cu) es abundante en la naturaleza en forma de compuestos minerales y se integra al suelo por los procesos de descomposición de las rocas, que lo contienen. En el suelo se asocia con la arcilla y de esta forma está disponible para las plantas. Otra forma de disponibilidad del cobre está en la materia orgánica del

suelo. El ciclo del cobre consiste en los siguientes pasos: · Las plantas absorben el cobre y lo integran a su estructura en moléculas complejas de enzimas, especialmente oxidasas, que son muy importantes en los procesos vitales de las células. · Los animales herbívoros obtienen el cobre de las plantas, y los carnívoros de la carne de los herbívoros. En algunos grupos de animales, como las arañas, el cobre es un elemento muy importante porque forma parte de la sangre de los mismos, como elemento para transportar el O2 a las células. · Al morir las plantas y los animales los compuestos de cobre se reintegran al suelo y forman parte de la materia orgánica, desde donde son otra vez absorbidos por las plantas para reiniciar el ciclo. ¿SABÍAS QUÉ? Existen cultivos muy exigentes en compuestos de cobre como el trigo, la cebada y el maíz. Cuando falta este elemento las puntas de las hojas son angostas, se vuelven blancas y se enrollan. Cuando hay deficiencia extrema no cuajan los granos y no se forman bien las espigas y mazorcas. En estos casos se debe fertilizar con sulfato de cobre y harinas metálicas ricas en este elemento. Los animales y los seres humanos necesitan cobre, que obtienen de los alimentos que ingieren. Es un oligoelemento, porque se necesita en mínimas cantidades.

Cadenas y Redes Alimentarias o Tróficas
El flujo de energía en un ecosistema está expresado en la dependencia de productores (plantas) y consumidores (herbívoros, carnívoros, carroñeros y detritívoros). Esta dependencia es esencialmente alimentaria y se expresa en las cadenas tróficas (del griego trofé = comer) o alimentarlas. Por ejemplo: el productor (Ichu en la Puna) alimenta a los consumidores herbívoros (mariposas, ratones, vicuña); éstos a su vez alimentan a los consumidores carnívoros (lagartija, zorro, puma), que a su vez alimentan a los carroñeros (cóndor) y desintegradores (coleópteros, moscas, hongos, bacterias). Sin embargo, en un ecosistema, por más sencillo que éste sea, no existe sólo una cadena trófica, sino varias y que conforman una red trófica, que se entrecruza. Por ejemplo: el ichu de la Puna no sólo alimenta a una especie, sino a muchas especies de herbívoros (vicuña, taruca, ratones, vizcacha, mariposas), y éstas a varias especies de carnívoros (puma, zorro, lagartijas, culebras). La longitud de una cadena trófica depende de¡ número de eslabones que la 'integran. Por ejemplo:

I -------- eslabón -------- ichu II ------- eslabón -------- vicuña III ------ eslabón -------- puma IV ------ eslabón -------- cóndor V ------- eslabón -------- desintegradores IMPORTANTE Las pérdidas de energía en el paso de un eslabón tráfico a otro, que está entre 4% y (1 0% en promedio) constituyen el factor limitante para los componentes de la cadena trófica. En efecto, una gran parte de¡ alimento es aprovechado para el flujo de energía de¡ individuo (movimiento, calor, etc.) y otra parte es excretado como inservible. Por eso sólo se aprovecha un 10%, en promedio, de la energía captada por el alimento.

Por ejemplo: 1 000 kg de pasto producirán, en promedio, unos 100 kg de vicuña, y éstos sólo 10 kg de peso del puma. 1 000 kg de plancton marino producirán, en promedio, 100 kg de anchoveta, 100 kg de anchoveta unos 10 kg de pollo, y 10 kg de pollo un kg de peso de un ser humano. La longitud de una cadena trófica está limitada por la producción primaria neta y el tamaño del ecosistema. En los ecosistemas marinos se presentan hasta 6 eslabones y en ecosistemas pequeños son frecuentes 3 eslabones. Las cadenas cortas son favorables desde el punto de vista energético, porque se aprovecha mejor el alimento y hay menos desperdicios. Si la cadena es corta la pérdida de energía será menor: plancton (1 000 kg) anchoveta (100 kg) - hombre (10 kg). Si la cadena es larga la pérdida de energía será mayor: plancton (1 000 kg) - anchoveta (1 00 kg) - pollo (1 0 kg) - hombre (1 kg). En la cadena trófica el organismo que es comido es, por lo general, más pequeño que el que lo come. Los organismos gigantes (ballena, elefante) dependen de niveles tróficos cortos con pocos eslabones. Elefante = pasto - elefante. Ballena = plancton - krill - ballena. Para mayor eficiencia de aprovechamiento del alimento se deben preferir las cadenas cortas (plancton anchoveta - consumo humano).

La Pirámide Alimentaria o Trófica
La secuencia de la dependencia cuantitativa de la cadena trófica se expresa en pirámides tróficas, cuya base es ancha y la punta es angosta. En la pirámide trófica existen varios niveles: · La base es el mundo inorgánico: el suelo, el agua, el aire (021 C02, nitrógeno) y la energía solar. · El segundo nivel lo constituyen los productores: las plantas, que producen alimentos por la actividad fotosintética. Todos los alimentos producidos en la tierra provienen de la fotosíntesis de las plantas verdes. En el agua son las algas microscópicas (fitoplancton) y las algas macroscópicas, o sea, visibles a simple vista. En los ecosistemas terrestres son las plantas verdes. · En el tercer nivel están los herbívoros: o sea, los animales que se alimentan de plantas (vacas, vicuñas, llamas, ovejas, caballos, sachavacas, orugas, hormigas curuhuinse, etc). · El cuarto nivel está conformado por los omnívoros: los animales que se alimentan tanto de plantas como de otros animales. Tal es el caso de los monos, el sajino, la huangana, el oso de anteojos, muchas aves, el ser humano, etc. · El quinto nivel lo constituyen los carnívoros: los animales que se alimentan de otros animales (puma, jaguar, zorro, tigrillos, lagartijas, culebras, etc.). · El sexto nivel lo constituyen los carroñeros y los desintegradores, que se alimentan de cadáveres (cóndor, gallinazos, etc.). La pirámide trófica nos indica por su forma más angosta hacia la punta una característica más: la masa viva o biomasa disminuye de abajo hacia arriba. Vale decir, que el peso total de los productores (plantas verdes) es mayor que el de los herbívoros; que el peso total de éstos es mayor que el de los omnívoros y carnívoros; y que el peso de éstos es mayor que el de los carroñeros. Esto obedece a un equilibrio natural muy eficiente: nunca puede haber más herbívoros que plantas o más carnívoros que herbívoros, porque se extinguirían mutuamente. Si hubiese más herbívoros que plantas, aquellos destruirían la vegetación y se destruirían a sí mismos. Si hubiese más carnívoros que herbívoros, aquellos los comerían a todos y se destruirían a sí mismos. RECUERDA Sólo la especie humana parece seguir un camino distinto: el incremento de la población humana a niveles jamás conocidos (unos 6 mil millones en la actualidad) y su crecimiento continuo está mermando la disponibilidad de recursos y destruyendo los ecosistemas del planeta. Esta es una de las razones por las que

más de la mitad de la población humana vive en pobreza y en miseria, no disponiendo de alimentos suficientes y sin los servicios básicos de vivienda, salud y educación. Si la población humana sigue creciendo, como en la actualidad, se producirá una crisis en nuestro planeta, que llevará a conflictos por los recursos aún disponibles, y podría conducir a la especie humana a su autodestrucción o reducirla a niveles mínimos. Sólo el desarrollo futuro de la población humana nos indicará el derrotero final de nuestra especie. Todo indica que en el próximo siglo se determinará la supervivencia de la humanidad en nuestro planeta.

La Productividad en el Ecosistema
Es de interés conocer la producción de materia orgánica de los ecosistemas o de un área determinada para un manejo adecuado y poder regular las cosechas o el aprovechamiento de los recursos naturales disponibles. No se puede cosechar más de lo que se produce o cazar o pescar más de lo que produce un área determinada, de lo contrario se estaría causando problemas en la disponibilidad de los recursos, como la extinción o la merma de las poblaciones. Para determinar la producción se mide la productividad, que es la producción de materia orgánica o biomasa en un área determinada por unidad de tiempo. En otras palabras, es la cantidad de materia orgánica acumulada en un determinado tiempo en un área determinada. Se suele distinguir entre productividad primaria, secundarla y biológica. 1. La productividad primaria: Es la cantidad de materia orgánica producida por las plantas verdes, con capacidad de fotosíntesis u organismos autótrofos, a partir de sales minerales, dióxido de carbono y agua, utilizando la energía solar, en un área y tiempo determinados. Se expresa en términos de energía acumulada (calorías/ml/día o en calorías/ml/hora) o en términos de la materia orgánica sintetizada (gramos/m2/día o kg/hectárea/año), que es el método más fácil y asequible. Por ejemplo, podemos calcular la productividad de una hectárea de alfalfa en un año, con cuatro cortes, pesando la materia obtenida fresca o en seco. Podríamos en determinadas regiones llegara unos 100 000 kg/ha/año en peso húmedo. En este caso hablamos de productividad neta, donde ya se ha descontado el consumo de energía hecho por las mismas plantas para vivir o respirar. La productividad bruta o total engloba la totalidad de la biomasa acumulada y la energía gastada en el metabolismo de las plantas. 2. La productividad secundaria: Es la materia orgánica producida por los organismos consumidores o heterótrofos, que viven de las sustancias orgánicas ya sintetizadas por las plantas, como es el caso de los herbívoros. Por ejemplo: se puede deducir que una hectárea de pasto ha producido 1 000 kg de vacuno/año en ciertas condiciones, pesando la carne de los animales. 3. La productividad biológica: Es la velocidad de acrecentamiento de la biomasa en un periodo y una superficie determinados, que puede ser por año en una hectárea. Es la producción en pie de un área determinada. Por ejemplo: se puede decir que la productividad de vicuñas de una superficie de 70,000 hectáreas ha sido de 22 000 animales, con un peso de 25 kg por animal, lo que da en total 550,000 kg, o sea, 7,8 kg/ha/año. La productividad natural puede ser mejorada y superada con técnicas de cultivo Intensivo, pero con frecuencia pueden producirse daños irreparables al ecosistema. La agricultura y la ganadería modernas, con uso de altos insumos en forma de fertilizantes, energía (maquinaria), pesticidas (herbicidas, insecticidas, fungicidas, etc.), y variedades mejoradas han logrado incrementar la productividad natural a niveles muy altos. Sin embargo, cuando el manejo de las dosis de fertilizantes y pesticidas no es la adecuada, como la aplicación excesiva, los daños a los suelos, a las aguas y a la salud humana pueden ser también importantes. Por ejemplo, la aplicación del DDT ha causado y causa graves consecuencias a la flora, la fauna y la salud de los seres humanos. Lo mismo puede decirse de al menos una docena de otros pesticidas no degradables o difícilmente degradables en los ecosistemas.

Alteraciones en los Ecosistemas

Los ecosistemas pueden sufrir alteraciones naturales y por acción del hombre. 1 . Las alteraciones naturales: Forman parte del equilibrio natural y los ecosistemas se recuperan restableciendo el equilibrio original o dando origen a un nuevo equilibrio. Pertenecen a las alteraciones naturales las inundaciones, los deslizamientos de tierras (derrumbes), los huaycos, los hundimientos del terreno (especialmente en zonas calcáreas), los incendios por rayos, las erupciones volcánicas, las alteraciones cismáticas (sequías prolongadas) y el debilitamiento o cambio de corrientes marinas (Fenómeno de El Niño), entre otras causas. Estas alteraciones no son prolongadas, por lo general, y los ecosistemas se recuperan en una sucesión de etapas o establecen un nuevo equilibrio. 2. Las alteraciones por acción humana: Son más peligrosas y, si se prolongan por mucho tiempo y en grandes extensiones, generalmente son irreversibles por la extinción de especies que se ha producido y por la alteración del ambiente. ¿SABÍAS QUÉ? Las alteraciones humanas impactan en los suelos, al usarse productos químicos que alteran o destruyen los procesos vivos de regeneración (hongos, bacterias y microfauna), empobreciéndolos paulatinamente. La actividad forestal también puede ser causa de alteraciones ecológicas o por la forestación con especies exóticas en monocultivos o por la extracción selectiva de algunas especies de alto valor, como sucede en la Amazonía y en el bosque seco ecuatorial, empobreciendo los ecosistemas. La actividad pesquera, si no tiene como base el manejo racional del recurso, puede producir trastornos graves y hasta alterar el equilibrio ecológico y comprometer la productividad de los ecosistemas, como ha sucedido con la sobrepesca de la anchoveta en el mar peruano, causante de una catástrofe ecológica para las aves guaneras, que descendieron de 28 a 2 millones de individuos. Como consecuencia, también la producción de guano de isla descendió de más de 200 mil t anuales a apenas 20 mil. La contaminación ambiental, producida por industrias altamente contaminantes (fábricas de pulpa de papel, cervecerías, curtiembres, etc.), puede impactar fuertemente en los ecosistemas y destruirlos. Los humos y polvos, con contenidos tóxicos, pueden eliminar la vegetación de amplias zonas, como sucede en La Oroya e ¡lo. Los derrames de petróleo son catastróficos en los ecosistemas acuáticos. En el Perú la contaminación marina, de las aguas continentales y la destrucción de la vegetación por humos y polvos es bastante grave en muchas partes. IMPORTANTE Los centros urbanos producen alteraciones en los ecosistemas por el vertimiento de aguas servidas y basuras en los mares, ríos y lagunas. En nuestro país este problema es especialmente grave, donde el mar, los ríos y los lagos son considerados los grandes basureros. Si la especie humana no controla estos impactos pondrá en peligro a la humanidad misma, por el consumo de los recursos naturales y los impactos negativos sobre el ambiente. Si la población humana sigue aumentando como en la actualidad, debe esperarse un mundo repleto se seres humanos, que al final se devorarán unos a otros.

La Biosfera
La porción del globo terrestre donde es posible la vida y donde funcionan los ecosistemas se denomina biosfera (del griego bios = vida y sfaira = esfera) y es la parte de la superficie terrestre donde, gracias a la actividad de los ecosistemas, la energía de las radiaciones solares produce modificaciones fundamentales, químicas y físicas, de la materia minera¡, la transforma en materia orgánica viva , que se organiza en un tapiz vegetal, fuente de vida para los animales y los humanos. Se suelen distinguir 5 partes o componentes: · La biosfera propiamente dicha y que es el conjunto de todos los seres vivientes de la Tierra.

· La litosfera (del griego litos = roca) está conformada por la parte sólida de las rocas, sobre la cual descansa una delgada película donde se desarrolla la vida. · La hidrosfera (del griego hidros = agua y sfaira = esfera) es la parte oceánica de la biosfera y es más espaciosa, pero más diluida, porque, a partir de una zona con luz (zona eufótica) de algunas decenas de metros, la vida animal se puede mantener hasta las mayores profundidades. · La pedosfera (del griego pedós = suelo) es la parte de los suelos, donde se desarrolla la vida de organismos descomponedores. · La atmósfera es la envoltura gaseosa de la Tierra y la protege de las radiaciones letales. La productividad de la biosfera equivale a la suma de todos los ecosistemas de¡ globo terrestre. En consecuencia existen los ciclos biogeoquímicos globales. · El ciclo del carbono total, o sea el CO2 captado por las plantas a nivel global, equivale a 230 mil millones de t. · El ciclo del oxígeno ha sido profundamente modificado a través de la historia de la Tierra, y actualmente la atmósfera contiene 21 % de ese elemento, de vital Importancia para la respiración de los seres vivos. Además el oxígeno forma parte de muchos compuestos, especialmente del agua (H 20) y del dióxido de carbono (C02). En la actualidad el ciclo del 02 es profundamente afectado por las actividades humanas de respiración (cada vez mayor población), y la combustión de combustibles fósiles (gas, petróleo, carbón, etc.). La cantidad total de agua presente en el mundo es del orden de 1 350 millones de kffl3 y más del 97% está en los mares. Su distribución en los continentes es heterogéneo (zonas áridas y húmedas), y en muchos lugares ya se siente la escasez. Las actividades humanas cada día presionan más sobre la disponibilidad del recurso (bebida, industria, recreación, contaminación). Los ciclos del nitrógeno, fósforo, azufre y otros elementos también se realizan a nivel global. La biosfera a nivel global es como un gran ecosistema, el cual utiliza sólo un elemento proveniente desde afuera, la energía solar, que es la base de toda la vida en a Tierra. Todo lo necesario para la vida y para los seres humanos se encuentra en la Tierra, pero en forma limitada. Si la población humana sigue creciendo en forma desmesurada, como en la actualidad, la disponibilidad de ciertos recursos se verá comprometida y surgirán problemas de alimentación y de sobrecarga de la biosfera. En la actualidad ya se están dejando sentir los primeros indicios de efectos no favorables, como la acumulación excesiva de C02 en la atmósfera.

La Biosfera como Fuente de Bienestar y Riquezas
La humanidad utiliza ampliamente los recursos de la biosfera para satisfacer sus necesidades básicas (alimentación, vestido y vivienda) y para otros usos, basados en la inventiva de su inteligencia. Estos usos hoy en día son fuente de riqueza para las industrias y dan ocupación a millones de personas. La alimentación humana se basa en los productos obtenidos de la biosfera. Para satisfacer sus necesidades alimenticias la humanidad ha domesticado plantas y animales, y cosecha productos silvestres, como los peces y la fauna. Las principales plantas alimenticias son el trigo, el arroz, la papa y el maíz. Los animales domésticos principales son los vacunos, los ovinos, los caprinos y otros de menor importancia. El Perú es uno de los grandes centros de domesticación de plantas (1 28 especies) y animales (llama, alpaca, cuy y pato criollo) a nivel mundial. Entre las plantas domesticadas peruanas, la papa es la que ha dado el mayor aporte alimenticio al mundo. La humanidad utiliza numerosas plantas medicinales para prevenir y curar sus enfermedades. En el Perú, por ejemplo, se usan unas 1 200 especies para tal fin, algunas de las cuales son muy cotizadas, como la uña de gato y la sangre de grado, y se exportan en forma creciente. Se calcula que el 80% de la humanidad utiliza las plantas medicinales. Para satisfacer sus gustos la humanidad utiliza muchas plantas como bebidas, condimentos, estimulantes y perfumes. Estos usos son base de florecientes industrias y de usos locales. Entre las principales plantas usadas tenemos el té, el café, el cacao, el tabaco, la vid, las levaduras y muchas otras. Los condimentos forman parte indispensable de¡ arte culinario, y, en el pasado, su búsqueda ha fomentado grandes

exploraciones. Entre los condimentos principales de origen andino y amazónico se cuentan los ajíes y el pimentón, extendidos por todo el planeta. La biosfera abastece al hombre de una amplia gama de productos textiles, cueros y pieles. Entre estos tenemos el algodón (de origen peruano), las lanas (ovinos, cachemira, camélidos), los cueros (vacunos, ovinos, caprinos), y las pieles, tanto de animales domesticados (chinchilla) como de animales silvestres (tigrillos, nutrias, caimanes). La región andina es proveedora de fibras finas de alpaca y vicuña. Muchas plantas son proveedoras de productos industriales, como la palma de aceite africana, el caucho, el algodón, el girasol, la soya, el maní, el maíz, y algunas otros. Los bosques proveen a la humanidad de una infinidad de productos y que son la base de una enorme industria. La madera es uno de los productos más importantes de los bosques y es utilizada para una infinidad de fines, especialmente la construcción, la leña y el papel. Los bosques han dado origen a toda una rama de la química para obtener carbón vegetal; por destilación de la madera, para obtener metanol, acetona, alquitrán, ácido acético, trementina, resinas, gomas, etc; y la pulpa de papel. La biosfera es utilizada por sus paisajes y sus bellezas escénicas en forma de turismo y recreación, para ocupar el tiempo de ocio. Con el aumento de la población también van en aumento las actividades relacionadas con la caza y la pesca deportiva; el turismo y la recreación a nivel nacional y global dirigidos a la admiración de la naturaleza y las bellezas escénicas. El turismo es hoy una de las principales actividades económicas a nivel mundial. La investigación científica, dirigida al estudio de la naturaleza, adquiere cada día mayor importancia y ocupa a millones de personas especializadas. EN CONCLUSIÓN Finalmente, la biosfera es fuente de inspiración artística para pintores, poetas y escritores, y para la industria del entretenimiento por cine y video. Una actividad económica creciente es la industria de mostrar la naturaleza por lo medios modernos de comunicación.

La Biosfera como Fuente de Peligros
No debemos perder de vista que si la biosfera es fuente de bienestar y riquezas para los humanos, también puede producir daños muy diversos, como catástrofes naturales (erupciones volcánicas, terremotos, tsunamis, etc.) y enfermedades. 1. Enfermedades infecciosas y parasitarias: Muchos organismos presentes en la biosfera provocan enfermedades a los seres humanos, que a veces se transforman en epidemias. Los agentes son bacterias, virus, ricketsias, gusanos, etc. Actualmente la humanidad es afectada por enfermedades infecciosas como el SIDA, el cólera, la fiebre amarilla, el tifus, la viruela, la lepra y la tuberculosis, entre otras. Entre las enfermedades parasitarias se cuenta el paludismo o la malaria, el mal de chagas, y las producidas por gusanos parásitos (la teniasis, la ascariosis, etc.). 2. Venenos: La biosfera es también origen de venenos de animales y plantas, que pueden afectar y afectan a la humanidad. Existen animales venenosos como las serpientes (16 especies en el Perú), los alacranes, algunas arañas (la viuda negra y la araña casera), y algunos peces, entre otros. También hay plantas venenosas como muchos hongos y una variedad de otras plantas. Muchos de estos venenos son usados para la obtención de drogas medicinales, porque un veneno bien dosificado puede tener propiedades curativas. 3. Drogas y alucinógenos: A los seres humanos siempre les ha gustado usar cierto s productos, especialmente de las plantas, para producir estados anémicos especiales, que generalmente se conocen como alucinógenas. Estas drogas mal usadas en dosis excesivas pueden ser tremendamente dañinas para los individuos y la sociedad. En las drogas se suelen distinguir: · Excitantes, como el alcohol y el tabaco, que además de producir estados anímicos especiales, pueden producir accidentes o cáncer.

· Alucinógenos o estupefacientes (volver estúpido). Entre ellos se cuentan la marihuana (Cannabis sativa); el opio y sus derivados, como la morfina, de la amapola (Papaver somniferum); la cocaína de la coca (Erythroxylon coca); la mescalina de ciertos cactos. como el San Pedro (Cereus pachanoi), y algunos hongos. 4. Plagas de los cultivos y crianzas: En la biosfera también tienen su origen las pestes de los cultivos y las enfermedades de los animales domésticos. Hongos, bacterias e insectos afectan anualmente a los cultivos alimenticios e industriales, ocasionando grandes pérdidas y originan gastos por la aplicación de pesticidas. Muchas enfermedades infecciosas y parasitarias afectan a los animales domésticos y ocasionan gastos para la prevención y pérdidas por muerte. Diversas especies de animales (ratas, ratones, cucarachas, etc.) originan grandes pérdidas de alimentos, especialmente en los almacenes. 5. Enfermedades por anomalías ambientales: Ciertas anomalías de¡ ambiente (deficiencias de elementos, radiaciones naturales, etc.) pueden dar origen a enfermedades como el cáncer, el bocio (deficiencia de yodo), el enanismo, y varias otras. Hoy las anomalías provocadas por las actividades humanas son causa de enfermedades, especialmente por la contaminación ambiental y la aplicación indiscriminado de productos químicos para aumentar la productividad agropecuaria, que contaminan el aire, el agua y los alimentos, y son causa de problemas de salud.

PARTE II LAS REGIONES NATURALES DEL PERÚ

Capítulo III Características Generales del Perú
El marco geográfico del Perú se caracteriza por el mar frente a sus costas, la cordillera de los Andes, la selva amazónica, y su ubicación latitudinal. 1. El mar territorial: Del Perú es heterogéneo por la confluencia de dos corrientes marinas de características distintas. · La Corriente Peruana o de Humboldt, de aguas frías y que se desplaza de sur a norte, hasta los 5º L. S., hace que la costa sea de clima, templado y no tropical. · La Corriente de El Niño, de aguas cálidas y que ejerce su influencia permanentemente en la parte norte del mar, y temporalmente más hacia el sur, cuando se produce el Fenómeno de El Niño. IMPORTANTE La presencia de estas corrientes marinas determina hasta cuatro zonas marinas frente a nuestras costas: a. El mar frío o templado de la Corriente Peruana, desde los 5º L. S. y hasta el centro de Chile, con temperaturas relativamente bajas. b. El mar tropical, al norte de los 5º L. S., con temperaturas cálidas. c. La zona oceánica, al oeste de la Corriente Peruana, con temperaturas cálidas. d. La zona de transición entre el mar frío y el mar tropical, donde se mezclan las aguas frías y las cálidas, frente a las costas de Piura y Lambayeque.

2. La cordillera de los Andes: Determina la heterogeneidad geográfica, expresada en: a. Tres grandes masas continentales: la costa, entre el mar y la cordillera; la región andina o sierra, como masa montañosa; y la Amazonía, al este de los Andes. b. Tres cuencas hidrográficas: la del Pacífico, la del Atlántico y la del Titicaca. c. Distintas zonas en la sierra: la del páramo, al norte de la depresión de Porculla; la de la jalea, entre la depresión mencionada y la cordillera Blanca; la de la puna del centro y sur; y la del Altiplano, alrededor de la cuenca del lago Titicaca. d. El desplazamiento altitudinal de los Andes determina diferentes pisos verticales, desde el nivel del mar y de la selva amazónica hasta las altas cordilleras, en los flancos o vertientes occidentales andinas y en las vertientes orientales. e. Por el mayor ancho hacia el sur se origina una porción árida de la sierra hacia el oeste y una húmeda hacia el este. f. La compleja disección de la cordillera es responsable de una gran heterogeneidad local en la distribución de las precipitaciones, dando origen a bolsones de aridez en los valles interandinos paralelos a las cadenas de montañas, como es el caso de los valles del Marañón, de Huaylas, de Huánuco, del Mantaro, del Apurímac-Pampas y del Vilcanota, entre otros. 3. La ubicación latitudinal: Del territorio peruano, desde casi la línea ecuatorial hasta poco más de los 18º

L.S., es responsable de variaciones ecológicas como la duración del día y las horas de luz solar (menor al sur en el invierno). La conjunción de la latitud con la altitud de la cordillera y las corrientes marinas, determinan una variación importante de las condiciones climáticas y de la vegetación de sur a norte, en la costa y en las vertientes occidentales, y de norte a sur en la Amazonía.

Los Andes y la Distribución Vertical de Plantas y Animales
En las zonas de montañas la distribución de las plantas y de los animales es por pisos altitudinales, porque con la altura el clima cambia, disminuye la temperatura en forma paulatina, disminuye también la presión atmosférica y el aire se enrarece, pues contiene menor cantidad de oxígeno por unidad de volumen. Esto implica una adaptación de las plantas, de los animales y del hombre a esas condiciones ambientales, lo que origina una diferenciación altitudinal o vertical de las comunidades bióticas. Con el aumento de altitud varía la vegetación hasta llegar a las nieves perpetuas, si las montañas son altas. Esta distribución altitudinal sufre variaciones muy importantes, según la ubicación de las montañas y la latitud, o sea, la distancia desde la línea ecuatorial. La cordillera de los Andes, que atraviesa el Perú de sur a norte y en toda su extensión, tiene un desplazamiento altitudinal que llega en muchas partes hasta más de 5 000 msnm, y, en consecuencia, origina una alta variación de las formaciones vegetales y de las especies de fauna. Como ejemplo, se presentan tres cortes transversales de los Andes: · En el norte del Perú (5º 30' L. S.): en esta zona la altura de los Andes no es tan pronunciada y las precipitaciones son más elevadas. La vegetación es más boscosa y en las partes altas tenemos-lo¡ formación de los páramos o pajonales muy húmedos. En esta zona tenemos, de oeste a este, el mar tropical, los manglares, el bosque seco ecuatorial, la selva alta, el páramo, la selva alta, el bosque seco y el bosque tropical amazónico. · En el centro del Perú (9º 30'L. S.): los Andes llegan a su mayor altura en la cordillera Blanca, y la vegetación desaparece en el límite de las nieves perpetuas. En esta zona se suceden, de oeste a este, el mar frío, el desierto, las lomas, la serranía esteparia, la puna, el bosque de ceja, la selva alta y el bosque tropical amazónico o selva baja. · En el sur (cerca de los 16º L. S.): aquí los Andes llegan a su mayor anchura, por la separación de las cadenas de montañas, entre las cuales se forma el altiplano del Titicaca. Por la anchura de los Andes, disminuyen las precipitaciones en el lado occidental u oeste y la vegetación en las vertientes occidentales es muy escasa y semidesértica hasta considerables alturas. En esta zona se suceden, siempre de oeste a este, el mar frío, el desierto, las lomas, la serranía esteparia, la puna seca, el altiplano, la puna húmeda, la selva alta y el bosque tropical amazónico. A estos tipos de vegetación está relacionada la fauna, en una distribución altitudinal muy interesante, con especies características para cada piso, muchas de ellas endémicas. La mayor parte de ellas están adaptadas a las diferentes regiones y a sus características físicas. Sólo unas pocas especies viven en todos los pisos altitudinales, como la pichisanka o gorrión americano (Zonotrichia capensis) y el cernícalo o quillicho (Falco sparverius). Otras especies, como la vicuña y la taruca, sólo existen en la puna y en las altas cordilleras. La cordillera de los Andes ejerce, también, una tremenda influencia sobre los seres humanos, con una serie de adaptaciones tanto en lo fisiológico (mayor número de glóbulos rojos, piel más dura) y morfológico (mayor tamaño del tórax y de los pulmones). Igualmente, ha permitido el desarrollo de conocimientos y tecnologías propias para cada realidad geográfica, como es la domesticación de plantas y animales de cada región.

Las Regiones Naturales del Perú

En el Perú se han hecho varias regionalizaciones desde enfoques muy diversos como el clima (tipos de clima), las aguas (cuencas hidrográficas), los suelos (regiones edáficas), la flora (formaciones vegetales y fitogeografía), la fauna (provincias de fauna), y las tradiciones locales (chala, yunga, quechua, suni, puna, janca, rupa-rupa, omagua). ¿QUÉ ES UNA ECORREGIÓN? Tomando en consideración las clasificaciones parciales y analizando sus correlaciones, se han logrado establecer ecorregiones. Una ecorregión es un áreas geográfica que se caracteriza por condiciones bastante homogéneas en lo referente al clima, a los suelos, a la hidrología, a la flora y a la fauna, y donde los diferentes factores actúan en estrecha interdependencia. Además es delimitable geográficamente y distinguible de otras con bastante claridad.

En el Perú se han determinado 11 ecorregiones y son las siguientes: 1. El mar frío de la Corriente Peruana: Comprende la porción del Pacífico orienta¡, donde ejerce su influencia la Corriente Oceánica Peruana de aguas frías, con un ancho de unas 100 millas. 2. El mar tropical: Comprende la porción marina al norte de los 50 L. S. y se extiende hasta Baja California. Se caracteriza por aguas cálidas y por flora y fauna propias de los mares tropicales. 3. El desierto del Pacífico: Se extiende a lo largo de la costa, desde los 5' hasta los 270 L. S., con un ancho variable, siendo su límite altitudinal promedio los 1 000 msnm, en el centro del Perú. 4. El bosque seco ecuatorial: Comprende una faja costera de 100 a 150 km de ancho en los Dptos. de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad, hasta los 71 L. S. en las vertientes occidentales y la porción seca del valle del Marañón, hasta los 90 L. S. 5. El bosque tropical del Pacífico: Se extiende a lo largo de la costa del Pacífico desde el norte del Perú hasta América Central. En el Perú comprende un área poco extensa en el interior del departamento de Tumbes, en El Caucho. 6. La serranía esteparia: Se extiende a lo largo del flanco occidental andino, desde el departamento de La Libertad (70 L. S.) hasta el norte de Chile, entre los 1 000 y 3 800 msnm en promedio. 7. La puna y los altos andes: Se extiende encima de los 3 500-3 800 msnm desde Cajamarca, al sur del paso de Porculla, hasta Chile y Argentina. 8. El páramo: Se extiende desde Venezuela hasta el norte del Perú, al norte del paso de Porculla, en las alturas andinas encima de los 3 500 msnm. 9. La selva alta: Se extiende por todo el flanco oriental andino. En el norte del Perú penetra profundamente hacia ambos flancos del valle del Marañón y pasa a las vertientes del Pacífico en Piura, Lambayeque y Cajamarca. 10. El bosque tropical amazónico o selva baja: Comprende la Amazonía por debajo de los 800 msnm, y es la más extensa del país. 11. La sabana de palmeras: Se presenta en el Perú sólo en las pampas del río Heath, en el departamento de Madre de Dios. En los próximos capítulos describiremos cada una de las ecorregiones y tomaremos en consideración sus principales características físicas y ecológicas, a fin de dar una idea de la complejidad, heterogeneidad y variedad del territorio nacional.

Capítulo 4 El Mar Frío de la Corriente Peruana
El mar frente a las costas peruanas, al cual por ley se le ha puesto el nombre de Mar de Gran, comprende cuatro zonas bien definidas por sus características distintas: el mar frío de la Corriente Peruana; el mar tropical, en el extremo norte; el pelagial nerítico o agua libre, al oeste de la Corriente Peruana; y una zona de transición entre el mar frío y el mar tropical. El mar frío comprende la zona donde ejerce su influencia la Corriente Peruana y se extiende desde cerca de los 5º L. S. hasta el centro de Chile. Dentro de la clasificación geográfica de los mares a nivel mundial, forma parte del Reino de los Mares del Sur del Pacífico Oriental y de la Región Peruano-Chilena. Limita hacia el norte con el mar tropical y hacia el oeste con la región tropical del Pacífico de alta mar. Las aguas, influenciadas por la Corriente Peruana, son relativamente frías, con temperaturas promedio de 13 a 14º C en invierno (mayo-octubre) y de 15 a 17º C en verano (noviembre-abril). La Corriente Peruana, a veces llamada de Humboldt, que va con dirección sur a norte, trae hacia la costa masas de agua subantártica y subtropical, que determinan las bajas temperaturas. La presencia de aguas frías también es influenciada por el afloramiento de aguas subsuperficiales, causado por los vientos que soplan hacia la costa y producen el efecto de alejar aguas superficiales de la misma, que son sustituidas por aguas más profundas y frías. A los 5º L. S., en Punta Pariñas, la corriente se desvía hacia el oeste, llegando hasta las islas Galápagos (Ecuador). Debido al desplazamiento latitudinal, las aguas de la Corriente Peruana van aumentando en temperatura hacia el norte, de tal manera que frente a las costas de Lambayeque y Piura existe una zona de transición, con aguas ya más cálidas. La temperatura baja de las aguas, la ubicación tropical de nuestro mar y los afloramientos de aguas subsuperficiales le dan características muy especiales, que determinan una extraordinaria abundancia y variedad de especies. La baja temperatura determina que el agua tenga mayor contenido de oxígeno. Se sabe que las aguas cálidas tienen menor contenido de este elemento que las aguas frías. El afloramiento de aguas lleva a la superficie nutrientes minerales (nitratos, fosfatos y silicatos), que de otra manera se depositarían en el fondo marino. Estos nutrientes provienen de la descomposición de los organismos marinos y de los excrementos de las aves guaneras, que caen al mar. La baja temperatura y la alta salinidad determinan una mayor viscosidad o densidad del agua, que permite una mejor Notabilidad del plancton. La ubicación tropical, o sea, cerca de la línea ecuatorial, determina que la energía solar disponible sea alta en comparación con zonas no tropicales. IMPORTANTE Estos factores en conjunto determinan que en el mar frío exista una alta capacidad fotosintética del fitoplancton, productor de materia orgánica y, en consecuencia, alta disponibilidad de alimentos para las cadenas tróficas, con base en el plancton. Por esta razón se califica al mar frío como "una sopa de plancton", o sea, un concentrado de nutrientes y plancton de alta productividad, que se presenta en muy pocas regiones del planeta (Golfo de Benguela, África y los mares de Islandia y Groenlandia). Este mar es uno de los grandes recursos de nuestro país.

Zonificación Vertical y Horizontal del Ambiente Marino
El mar se puede dividir en pisos verticales y zonas horizontales. A. Pisos verticales Dividen el mar según la profundidad y se distinguen los siguientes: 1. El sistema litoral o fital: Desde la línea costera hasta el límite de la plataforma continental o hasta el límite inferior de la vegetación marina, unos 200 m de profundidad. Se distinguen en él cuatro zonas: · El supralitoral: existe humedad, pero inmersión en agua sólo en casos de grandes mareas u olas por tempestades. Aquí viven organismos adaptados a la emersión total (ciertas algas, aves). · El mesolitoral: es la zona entre las mareas (intercotidal), donde se producen inmersiones y emersiones continuas y viven organismos adaptados a estos movimientos (algas, caracoles, cangrejos). · El infralitoral: zona casi siempre sumergida y raras veces emergida. Señala el límite inferior de las algas fotófitas, o sea, que necesitan luz. Su profundidad llega hasta 80 y 100 metros en nuestro litoral. · El circalitoral: donde existen todavía algas adaptadas a escasa iluminación y es muy variable en profundidad según la latitud y el tipo de agua marina. 2. El sistema profundo: Comprende desde el talud de la plataforma continental hasta las profundidades mayores del mar (fosas o simas marinas). Se le denomina afital, por carecer de vida vegetal, y ocupa el 92% del fondo marino. Se distinguen tres zonas: · El batial: desde el talud continental hasta unos 3 000 m de profundidad, más o menos. · El abisal: desde los 3 000 m hasta los 6 000 - 7 000 m, aproximadamente. · El hadal: a más de 6 000 - 7 000 m de profundidad, incluyendo las fosas marinas. Los organismos son escasos y existen bacterias barófilas. B. La zonificación horizontal Comprende la superficie del mar, denominada pelagial o pelágica, y abarca el agua libre. Los organismos que la habitan flotan (plancton) o nadan (necton) en el medio acuático. Se distinguen dos zonas: 1. El nerítico: Comprende la masa de agua encima del zócalo continental, es decir, entre la playa y los 200 m de profundidad, aproximadamente. 2. El oceánico: Comprende las aguas oceánicas, fuera del zócalo continental. ZONAS SEGÚN LA PRESENCIA DE LA LUZ Lo más importante para la vida en el mar es la penetración de la luz en el agua. Según la presencia de la luz se distinguen dos zonas: la eufótica y la afótica. Se denomina zona eufótica (del griego eu = bueno y fotós = luz) a la parte que va desde la superficie del agua hasta dónde penetra la luz (80 a 200 metros, dependiendo de la turbidez del agua). Es la región más productora del mar y en ella es posible la fotosíntesis de las plantas, especialmente de las algas microscópicas que se conocen como fitoplancton. Este mismo sirve de alimento a animales pequeños, conocidos como zooplancton. El plancton es la base de la cadena trófica del mar. La zona afótica es aquella donde no logra penetrar la luz, y los seres vivos que habitan en ella dependen de

la producción de alimentos de la zona eufótica. Los animales abisales se alimentan de los detritos que caen hacia el fondo desde la zona eufótica y otros son carnívoros. Los animales de esta zona presentan especiales adaptaciones.

Factores Condicionantes en el Ambiente Marino
Los factores que condicionan la distribución de los organismos marinos son variados, siendo los principales: el sustrato, el movimiento de las aguas, los factores físicos y los factores químicos. 1. El sustrato: Se refiere a las condiciones del fondo, que puede ser duro e inmóvil (rocas y peñas) o móvil (canto rodado, grava, arena, fango y arcilla). El sustrato es importante pues sirve para la fijación de los organismos en la superficie o para que se entierren bajo él; sirve también de refugio, como en el caso de los fondos rocosos, que ofrecen una serie de huecos e irregularidades para este fin. Así mismo, el movimiento del sustrato, por acción de las aguas, puede favorecer o dificultar la vida de los organismos. La favorece por la mayor disponibilidad de alimentos (algas) y de oxígeno; y la puede dificultar por los movimientos de las piedras y la arena, especialmente cerca de las orillas. 2. Los movimientos de las aguas: Pueden ser de tres tipos: olas, mareas y corrientes marinas. IMPORTANTE · Las olas, de mayor o menor intensidad, producen erosión, remoción continua del sustrato y presión por la fuerza del impacto en la zona litoral. Los moluscos y crustáceos se mueven evitando el impacto de las olas; otros poseen conchas, caparazones (como el chanque) y dispositivos de adhesión (como el pejesapo) para evitar ser arrastrados y aplastados. · Las corrientes marinas cambian las condiciones de temperatura, salinidad y nutrientes, y, en consecuencia, influyen en la vida marina, Por la costa peruana discurren la Corriente Oceánica Peruana, que es fría, y la de El Niño, que es cálida; ambas ejercen una tremenda influencia en las condiciones marinas. · Las mareas actúan sobre la zonación de los organismos morales v sus movimientos, y son de importancia en las zonas costeras con mareas pronunciadas, como sucede en el norte del Perú, en los manglares. En el centro y sur las mareas son menos pronunciadas. 3. Los factores físicos: Los más importantes son la luz, la temperatura, la presión y la viscosidad del agua. IMPORTANTE · La luz es importante para la fotosíntesis y la visión, y de ella depende la productividad. · La temperatura del agua influye sobre los organismos, porque determina las regiones climáticas y la distribución de las especies en los mares, su reproducción y desarrollo. · La presión se relaciona con el incremento de la profundidad, pues por cada mil metros aumenta la presión en 100 atmósferas, y aumenta, también, la viscosidad del agua, o sea, la cohesión entre las moléculas.

4. Los factores químicos: Los principales son la salinidad, el contenido de oxígeno, de CO2 de sales inorgánicas y de compuestos orgánicos. · La salinidad juega un rol importante en las zonas litorales, donde puede sufrir grandes variaciones por la afluencia de aguas dulces de los ríos, la evaporación en charcos y la concentración de la sal. · El oxígeno disuelto en el agua varía con la temperatura y la salinidad, pudiendo fluctuar considerablemente en casos de polución en bahías cerradas y con abundancia de algas. Las aguas frías tienen mayor contenido de oxígeno que las aguas cálidas. · El contenido de CO2, de sales, de hidrógeno sulfurado y de compuestos orgánicos presenta variaciones con la profundidad. Su disponibilidad en mayor o menor cantidad tiene fuerte influencia sobre la productividad del mar y la variedad de especies.

El Sistema de Corrientes del Mar Peruano

Frente a la costa peruana se han detectado cinco corrientes marinas y por esto se habla de un sistema de corrientes. 1. La Corriente Peruana (o de Humboldt): Se desplaza paralela a la costa, de sur a norte. Se caracteriza por sus bajas temperaturas que, en promedio, están entre los 13 y 14º en invierno (mayo - octubre) y entre 15 y 17º C en verano (noviembre - abril). A la altura de Punta Pariñas (5º L. S.) se dirige hacia el oeste, perdiéndose en el océano Pacífico. Las consecuencias más importantes de esta corriente son dos: · Crea condiciones especiales para una alta productividad en la parte marina bajo su influencia, por su alta salinidad y alto contenido de oxígeno y CO2. · Ejerce influencia determinante sobre el clima de la costa peruana con cielos cubiertos de neblinas, ausencia de lluvias y temperaturas templadas durante el invierno. Por la latitud, el clima debería ser tropical; pero las aguas enfrían la atmósfera. 2. La Corriente Oceánica: Se desplaza al oeste de la anterior, y llega hasta unos 700 metros de profundidad. Sus aguas son más cálidas, por encima de los 21º C. Por alteraciones en la Corriente Peruana, sus aguas pueden llegar hasta la costa. 3. La Contracorriente del Perú: Se desplaza en sentido contrario (norte-sur) de las dos anteriores y por debajo de ellas. Es la responsable principal del afloramiento de aguas profundas y se manifiesta entre los 40 y los 400 m de profundidad. Separa la Corriente Peruana de la Oceánica, siendo superficial (verano) o subsuperficial. En el primer caso está íntimamente ligada al Fenómeno de El Niño. 4. La Corriente Submarina o Subsuperficial del Perú: Se manifiesta entre los 100 y los 200 metros de profundidad, y se desplaza en dirección norte-sur, muy pegada a la costa. 5. La Corriente de El Niño: Denominada así porque se manifiesta a partir de Navidad, es parte de la Contracorriente Ecuatorial, de aguas cálidas, que al llegar frente a las costas de América del Sur (0º a 10º L. N.) se divide en dos ramales, uno se dirige hacia el norte y el otro hacia el sur. ¿SABÍAS QUÉ? Las diversas corrientes transportan masas de agua de características distintas: · La masa de agua antártico intermedia se encuentra entre 600 y 1 000 metros de profundidad. Su origen es antártico, lo que determina su baja temperatura (4 a 7º C) y su salinidad (34,3 a 34,6 por mil). · La masa de agua subtropical superficial está situada al oeste y es de alta salinidad a causa de la evaporación producida por los vientos alisios, y de temperatura variable, pero cálida. · La masa de agua tropical superficial está situada al norte y es de temperatura cálida (superior a 25º C), por su cercanía la línea ecuatorial, y de baja salinidad (inferior a 34 por mil), debido a las precipitaciones abundantes en la zona. · La masa de aguas costeras frías es una mezcla de agua subtropical superficial y de aguas de afloramiento. Su salinidad está entre 34,8 y 35,1 por mil. Este intrincado sistema de corrientes y de masas de agua es responsables de las características tan especiales del mar peruano, y de los fenómenos que ocurren en él.

El Fenómeno de El Niño

El Fenómeno de El Niño, conocido también como Oscilación del Pacífico Sur (ENSO = El Niño Southern Oscilation) es un suceso que ocurre en ciertos años con manifestaciones patentes en el mar y la costa del Perú, y, como se ha demostrado recientemente, tiene conexiones con sucesos en otras partes del planeta. Consiste en una serie de alteraciones oceanográficas y climáticas con consecuencias importantes. · La presencia de temperaturas anormalmente altas en el mar, con invasión de aguas cálidas que avanzan en el sentido contrario a la Corriente Peruana, o sea, de norte a sur. · Alteraciones biológicas en el mar como el "aguaje". El mar se tiñe de rojo por la presencia de anomalías en el plancton, la anchoveta y la sardina se profundizan, y hay mortandad de aves guaneras, que no encuentran alimento cerca de la superficie. · Se produce un incremento de las lluvias en la costa peruana, principalmente al norte, pero que pueden llegar más al sur, según el avance de las aguas cálidas. Estas lluvias originan desastres naturales, como inundaciones, y afectan la infraestructura (vías de comunicación, ciudades, etc.). Aún no se conocen con exactitud las causas de este fenómeno, pero se han podido determinar algunas pistas: 1. Durante el Fenómeno de El Niño, el anticiclón y los vientos alisios se debilitan más de lo normal, y la fuerza de la Corriente Peruana cede también más de lo normal en los veranos, con lo cual la Corriente de El Niño tiene mayor fuerza y sus masas de aguas cálidas avanzan más hacia el sur. El motor principal de la Corriente Peruana es el anticiclón del Pacífico Sur, un sistema de baja presión de vientos que circulan en sentido contrario a las agujas del reloj. Los vientos alisios del anticiclón son más intensos en otoño e invierno y empujan las aguas hacia el norte. Durante todos los veranos, el anticiclón se debilita y cede la fuerza de la Corriente Peruana. 2. Al debilitarse la Corriente Peruana más de lo normal en el verano, las aguas cálidas situadas al oeste de la misma también penetran hacia la costa. Estas masas de agua, en condiciones normales de la corriente, se mantienen alejadas por el movimiento sur-norte de las aguas costeras. 3. Con el calentamiento del mar aumenta la temperatura de la atmósfera y se producen lluvias más intensas. En los años normales no se producen lluvias veraniegas en la costa peruana al sur de los 51 L. S., a causa de la inversión térmica originada por las aguas frías, que no permite la condensación y elevación de las nubes a más de 800 m. En los años 1891, 1925, 1942, 1957-58, 1965, 1972, 1982-83 y 1997-1998 se han registrado fenómenos de El Niño especialmente intensos, con graves consecuencias sobre el mar y la costa. La ciudad de Saña (Lambayeque), fundada en 1586 a orillas del río del mismo nombre, fue destruida en 1686 debido a torrenciales lluvias, que cayeron durante 15 días y la inundaron totalmente. Hasta hoy quedan las ruinas de importantes templos. ¿SABÍAS QUÉ? Sin embargo, este fenómeno también trae ventajas, como la regeneración de los bosques del norte por las intensas lluvias, Actualmente, con la ayuda de satélites meteorológicos es posible, hasta cierto punto, detectar a tiempo las anomalías y prevenir los desastres, alertando a la población y tomando las medidas preventivas necesarias. En los tiempos modernos los impactos producidos en la costa son mayores por el aumento de la población humana y los centros poblados.

El Afloramiento de Aguas

El afloramiento lleva a la superficie aguas subsuperficiales más ricas en sales minerales (nitratos, fosfatos y silicatos), esenciales para el fitoplancton y para la productividad en base a la fotosíntesis. Este fenómeno se produce en un área de 1,500 km de largo y un ancho de 60 km, con una superficie aproximada de 85,000 km2. Los factores que producen el afloramiento son varios y actúan en conjunto: · Los vientos locales (mar-tierra y tierra-mar), que empujan y alejan masas de agua, promoviendo la circulación vertical. · La acción tangencial del viento sobre la superficie del mar, que produce el mismo efecto anterior. · Los efectos entre temperatura y contenido de sal del agua (efectos termohalinos), que son origen de movimientos de tipo vertical en el agua. Las aguas más frías, que son más pesadas, van hacia el fondo, y las aguas más saladas se intercambian con las menos saladas. · La topografía costera, con penínsulas y cambios de dirección contra los cuales choca la Corriente Peruana, y el arremolinamiento del agua, producen movimientos verticales y afloramientos. · Las ondas internas de baja frecuencia del agua, o sea, remolinos en espiral, consecuencia de las causas anteriores. Para la actividad fotosintética y la productividad del mar, los nutrientes decisivos son las sales de fósforo (fosfatos), de nitrógeno (nitratos y nitratos), y de silicio (silicatos). Los compuestos de fósforo y nitrógeno son de extrema importancia para todos los seres vivos. Los de silicio son muy importantes para las diatomeas y radiolarios, y parte del plancton, quienes concentran los silicatos para formar sus estructuras sólidas (caparazones, conchas). Por la dinámica misma de la vida en el mar, las sales son integradas a la materia orgánica en la zona eufótica. Por la muerte de los organismos y su consecuente descomposición, la materia orgánica, con los nutrientes, es depositada en los sedimentos del fondo. El fenómeno del afloramiento vuelve a introducir al ciclo, en la zona eufótica, los nutrientes liberados por la descomposición de la materia orgánica y disueltos en el agua, que normalmente permanecerían en el fondo marino. Durante el invierno (mayo-octubre) y debido a la mayor intensidad de los vientos alisios y del afloramiento, la concentración de nutrientes aumenta con relación al verano. EN CONCLUSIÓN Los centros más importantes de afloramiento y concentración de nutrientes están frente a Paita (5º L. S.), en Piura; entre Pimentel y Salaverry (7º a 8º L. S.); entre Huarmey y Supe (10º a 11º L. S.); frente a Pisco (13º a 14º L. S.); y entre San Juan y Moliendo (15º a 17º L. S.). Estas zonas, en consecuencia, son las más productivas y ricas del mar, con alta concentración de biomasa, con especies como la anchoveta y la sardina. Frente a estas zonas se concentra, también la actividad pesquera y las industrias derivadas (Paita, Chimbote, Supe, Paracas, Ilo). Sin embargo, el manejo racional de las pesquerías y el mantenimiento de los sistemas productivos será la garantía única para la sustentabilidad de la industria pesquera, con base a una planificación muy detallada.

El Sistema de Nutrientes en el Mar: una Sopa de Plancton
Para que un mar tenga una alta producción de especies deben llenarse ciertas condiciones físicas y químicas. Las principales son las siguientes: · Luz suficiente para posibilitar una alta capacidad de fotosíntesis de las plantas con clorofila por disponibilidad de nutrientes, y suficiente energía solar para producir materia orgánica aprovechable por los herbívoros. · Temperatura adecuada para la vida y el desarrollo de los organismos. · Dinámica de las aguas, que permita la circulación de nutrientes. · Salinidad más o menos constante. · Densidad o viscosidad del agua para la flotabilidad del plancton. · Alta disponibilidad de nutrientes minerales (nitritos, fosfatos y silicatos) en las capas superiores del agua, y una alta disponibilidad de alimentos orgánicos para toda la cadena trófica. Precisamente en el mar de la costa peruana se dan esas condiciones de nutrientes, capacidad de fotosíntesis y disponibilidad de materia orgánica para las cadenas tróficas. Existe una alta disponibilidad de nutrientes por el fenómeno de afloramiento de las aguas desde zonas de profundidad moderada, que transportan los nutrientes de las capas profundas hacia la superficie. La temperatura es templada, por la Corriente Peruana, con alto contenido de oxígeno; la salinidad es alta, y la mayor viscosidad permite la flotación del plancton. Además, la luz es abundante, por estar en la zona tropical. La producción primaria y la consiguiente riqueza biológica son muy altas dentro de las 100 millas, y excepcionales dentro de las 50 millas, lo que permite mantener una gran biomasa. En el mar peruano se fijan, en promedio, entre 190 y 330 g de carbono/ml/año, lo cual indica una muy alta capacidad de fotosíntesis. El fitoplancton, constituido por plantas microscópicas con capacidad de fotosíntesis, alimenta al zooplancton (fitoplanctívoros). Como la producción de materia orgánica es altísima, el zooplancton es también muy abundante. Una parte del mismo está formado por los huevos y larvas de peces (anchoveta y sardina), celenterados (medusas) y crustáceos. La alta cantidad de plancton presente permite una abundante biomasa de especies planctívoras, que a su vez alimentan a toda la cadena trófica, hasta los animales superiores como los mamíferos y las aves marinas. La alta biomasa de algunas especies (anchoveta y sardina) permite mantener también una alta población de aves guaneras (que llegaron a más de 28 millones de individuos), de lobos marinos y otras especies. Las aves guaneras fertilizan el mar con sus excrementos, que sólo en parte son depositados en las islas y puntas guaneras. EN CONCLUSIÓN En resumen, las condiciones del mar peruano son privilegiadas por la disponibilidad de luz y de nutrientes, lo que le ha valido el apelativo de "sopa de plancton". Estas condiciones permiten una alta diversidad de especies y, al mismo tiempo, una alta densidad de biomasa de poblaciones de ciertas especies, como la anchoveta y la sardina. El aprovechamiento racional de los recursos hidrobiológicos marinos debe seguir dos orientaciones básicas, desde el punto de vista ecológico: no sobrepescar las especies de alta biomasa (anchoveta y sardina) y fomentar una extracción diversificada de especies para evitar impactos en las cadenas tróficas.

Las Comunidades Bióticas del Mar Frío

Las Comunidades Bióticas de las Aguas Libres
Las aguas libres o el pelagial nerítico, por sus condiciones oceanográficas y ecológicas favorables, es un ecosistema con una gran abundancia de plancton y de fauna; razón por la que es uno de los soportes de la economía peruana. Entre los mamíferos destacan los cetáceos (ballenas, delfines y cachalotes), los pinnípedos (lobos marinos) y un mustélido. Los principales cetáceos son los delfines, con cerca de 20 especies, destacando el tonino, la ballenita o bureo, la orca y el chancho de mar, entre otros. Las ballenas llegan a nuestras costas durante el invierno antártico para reproducirse. Las más frecuentes son la ballena boba (Balaenoptera borealis), la ballena de aleta (B. physalus), la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), la ballena franca del sur (Eubalaena australis) y la ballena azul (Balaenoptera musculus), ya casi extinta y muy rara. Los cachalotes más comunes son el cachalote común (Physeter catodon) y los cachalotes enanos (Kogia spp.). Las ballenas pasan el verano en el Antártico y migran hacia nuestras costas en invierno, llegando hasta el norte, donde se reproducen. En otros países la migración de las ballenas se ha convertido en un atractivo turístico. En el pasado, el Perú tenía estaciones de caza de ballenas en Paracas y en Paita; pero, al adherirse a la Convención Internacional de las Ballenas, ha prohibido su caza a fin de contribuir a su conservación, pues se encuentra en grave peligro de extinción a nivel mundial. La conservación de los cetáceos (ballenas, cachalotes y delfines) es una responsabilidad de toda la humanidad, porque éstos no reconocen fronteras y se desplazan en aguas internacionales, donde no ejerce control ningún país. ¿SABÍAS QUÉ? Sólo existen dos pinnípedos en la costa peruana: el lobo fino o de dos pelos (Arctocephalus australis) y el lobo chusco o de un pelo (Otaria flavescens). Estos, a partir de diciembre, se reúnen en las orillas rocosas para reproducirse. El único mustélido del mar peruano es el gato marino, llamado también chingungo o huallaque (Lutra felina), una nutria ya muy rara y que vive en las orillas rocosas.

Muchas aves frecuentan el pelagial nerítico en busca de alimento, como los albatros (6 especies), los petreles y las golondrinas de tempestad. Los albatros son los mejores planeadores marinos y pueden pasar vanos días volando continuamente. También diversas especies de las islas y orillas marinas frecuentan esta zona, como el alcatraz, el piquero, el guanay, la chuita y el cuervo de mar o cushuri, donde buscan su alimento. Cerca de 600 especies de peces son propias del mar frío y muchas de ellas endémicas. Algunas especies son de gran importancia económica para la industria y la alimentación humana. Las especies más características son la anchoveta (Engraulis ringens), el pejerrey (Odontesthes regia), la sardina (Sardinops sagax), el bonito (Sarda chiliensis), el jurel (Trachurus symmetricus), la cojinova (Seriolella spp.), el machete (Opisthonema spp.), la lorna (Sciaena deliciosa), la lisa (Mugil curema), la corvina (Sciaena gilberti), el róbalo (Sciaena spp.), el chamaco (Sebastodes spp.) y muchos otros. En esta zona también se encuentran tortugas marinas, que migran desde sus lugares de reproducción en las islas Galápagos y la costa del mar tropical hasta nuestras costas. Las más frecuentes son la tortuga blanca (Chelonia mydas), la tinglada (Dennochelys coriacea) y algunas otras (Eretmochelys imbricata, Lepidochelys olivacea). Su conservación es de extrema urgencia.

Las Comunidades de los Fondos Marinos
Los fondos marinos del mar frente a las costas del Perú han sido aún muy poco estudiados y se tiene una información muy parcial sobre ellos. La fauna de los fondos marinos varía según el tipo de sustrato. En la costa peruana son frecuentes los fondos rocosos, los de canto rodado, los de algas, los arenosos y los fangosos. 1. Los fondos rocosos: Constituyen un sustrato muy extendido, con condiciones favorables para la vida de los organismos marinos por la abundancia de algas y la posibilidad de lugares de refugio, debido a su carácter irregular. En este biotopo viven diversas especies de peces como el cherlo (Acanthistius pictus), la pintadillo (Cheilodactylus va,riegatus), la chita (Anisotremus scapularis), la jerguilla (Aplodactylus punctatus) y la castañuela (Chromis spp.), entre otros. En este tipo de fondo también son comunes los cangrejos, los equinodermos (erizos y estrellas de mar), los pulpos y los choros. 2. Los fondos de canto rodado: Son frecuentes en las desembocaduras de los ríos por el aporte de piedras de los mismos, y en otros lugares por la acumulación de piedras en épocas pasadas. Este biotopo posee una alta variabilidad de especies, entre las que destacan la chita (Anisotremus scapularis), el burro (Sciaenafasciata) y el pejerrey, que desova aquí. 3. Los fondos de algas: Son especialmente abundantes en el sur de la costa peruana. En ciertas zonas se puede afirmar que existen verdaderos "bosques de algas", en los cuales la oferta de alimento y de refugio es un factor importante que favorece la abundancia de especies. Estos fondos se presentan en ciertas zonas donde el sustrato es de rocas, lo que posibilita la adhesión de las algas marinas. El alga más importante parece ser la Macrocystis pyrifera, que se encuentra con frecuencia varada en las orillas. Las especies características son el caballito de mar (Hippocampus ingens), que se adhiere a las algas con su cola prensil; el pez zanahoria (Antennarius avalonis), las agujillas (Syngnathus spp.), el cangrejo peludo (Cancerpolyodon) y la concha de abanico (Chlamys purpurata). En la bahía de la Independencia (lea) se ha encontrado una especie endémica de pez aguja (Syngnathus independencias). 4. Los fondos arenosos: Son muy frecuentes a lo largo de la costa y constituyen biotopos muy importantes para el desove de muchas especies. Son frecuentes aquí varias conchas, como la macha (Mesodesma donacium); los lenguados, adaptados especialmente a los fondos arenosos; las corvinas, de apreciada carne; los tollos, muy utilizados para consumo; el pejeblanco y las rayas, que reposan sobre estos fondos. Enterrados en la arena del fondo viven y se reproducen varias especies de conchas, ampliamente explotadas. 5. Los fondos fangosos: Son frecuentes y se presentan en zonas de acumulación de sedimentos y materia orgánica, especialmente cerca de la desembocadura de los ríos, por el aporte de barro en la época de crecientes. La especie más frecuente es la anguila común (Ophichthus pacifici), que vive enterrada en el fango. 6. Los fondos de grava: Son frecuentes, pero poco extensos. En ellos viven, especialmente el cangrejo peludo (Hepatus chiliensis) y la concha de abanico (Pecten purpuratus). IMPORTANTE Los fondos marinos del zócalo continental son importantes zonas de reproducción de especies de importancia económica y se debe tener cuidado en no contaminarlos ni alterarlos.

Las Comunidades Bióticas de las Orillas Marinas
La fauna varía según el tipo de orilla marina y cada una de éstas tiene especies muy características, adaptadas a las condiciones imperantes del sustrato y de la intensidad del oleaje. 1. Las orillas rocosas: Son muy ricas en variedad de fauna, con especies adaptadas para vivir en las grietas y pegadas a las rocas, o con caparazones, como protección contra el fuerte impacto de las olas. Esta zona es rica en algas.

Los moluscos más importantes son el barquillo (Chiton cuming-siy Acanthopleura echinata), las lapas (Fissurella spp.) y el chanque (Concholepas concholepas). Los equinodermos más frecuentes son varias especies de erizos, la estrella sol, que tiene hasta 40 brazos, y la estrella común, de color rojizo y con 5 brazos. El crustáceo más común es el cangrejo de las peñas o araña de mar (Grapsus "sus), que vive en las grietas. Los peces que viven en esta zona son el pejesapo (Sicyastes sang-uineus), que se adhiere a las rocas con una ventosa, el borracho (Scartichthys digas) y el babunco (Doydixodon la--vifrons). Las aves que s6lo se encuentran en las orillas rocosas son la brujilla (Haematoupus ater), el marisquero o chirote (Cinclodes nig-rofumosus) y el pingüino (Spheniscus humboldti), que anida en las cuevas. Los mamíferos que frecuentan esta zona son el gato marino y los lobos marinos.

2. Las rocas cercanas al mar: Son frecuentadas por la rata, el zorro y el vampiro, entre los mamíferos. Las aves más frecuentes son los piqueros (Sula spp.), el zarcillo (Larosterna inca) y la chuita (Phalacrocorax gaimardi), que usan estos lugares para descanso y nidificación; el marisquero, que busca su alimento aquí y sólo se lo encuentra en este biotopo; el gallinazo camaronero, la golondrina negra, la santarrosita y el cóndor. Es común la lagartija de las playas ( Tropidurus peruvianus). 3. Las islas y puntas: Son conocidos como "campos de guano" y aquí se -concentran varias especies de aves marinas para anidar (alcatraz, guanay, piquero, potoyunco y pingüino). Frecuentan la zona, en busca de carroña, el cóndor, el gallinazo común y el gallinazo camaronero. También se encuentran aquí la lagartija de las playas, arañas, alacranes, etc. En estos lugares se acumula el excremento de las aves guaneras (guanay, alcatraz, piquero), que es utilizado como fertilizante por su alto contenido de nitrógeno, fósforo, potasio y otros elementos, y recibe el nombre de "guano de isla", un recurso muy importante para la agricultura. 4. Las playas pedregosas: Son muy frecuentes en las desembocaduras de los ríos y constituyen un biotopo difícil para los seres vivos, porque las piedras son continuamente removidas por las olas. De aquí es característico el cangrejo plomo o de cascajo, que vive entre las piedras y tiene un caparazón duro y achatado para resistir el impacto de éstas arrojadas por las olas. Frecuentan esta zona el playero manchado y los gallinazas. 5. Las playas arenosas: Son muy comunes y de ella son propias varias especies de muy-muy, la marucha, el cangrejo carretero, la macha, la concha mariposa, etc. También frecuentan esta zona varias gaviotas y playeros, además del zorro, la rata y otros. La especies más características son el cangrejo carretero, la gaviota gris, los vuelvepiedras y varias gaviotas y playeros, que se reúnen en grandes bandadas. 6. Las desembocaduras de los ríos: Son frecuentadas por la lisa y por el camarón de río, que se reproduce en ellas. En esta zona casi siempre los ríos tienen una laguna terminal de importancia ecológica para las especies indicadas y varias otras.

La Comunidad de las Playas Arenosas
La comunidad de las playas arenosas de las costas peruanas abarca cerca del 50% de todas las playas, siendo por lo general angostas y con marcas poco pronunciadas. Las zonas que se distinguen en estas playas son las siguientes: · Zona de rompientes (sublitoral): donde baten las olas. · Zona intercotidal (eulitoral): hasta donde lamen las olas; varía con las mareas. · Playa seca (supralitoral): la parte que no es mojada por las olas, a no ser en casos muy excepcionales. La vegetación es escasa, existiendo en algunos lugares gramadales (Distichlis spicata) y formaciones de pata de cabra (Sesuvium portulacastrum), y una aizoácea (Batis marítima). Las interrelaciones ecológicas en la playa arenosa son las siguientes:

1. La materia orgánica básica está compuesta por vida vegetal activa (plancton, diatomeas y algas), material fino arrojado por el mar (detritus y plancton), restos de algas, restos orgánicos de origen terrestre (arrojados por los ríos), y restos de animales marinos (cadáveres de aves, crustáceos, peces, lobos marinos, etc.). 2. Los consumidores de la materia orgánica son: · Consumidores de plantas: el cangrejo carretero (Ocypodegaudichaudii) y el muy-muy (Eme,tita analoga). · Consumidores de detritus y plancton: el muy-muy, el muy-muy chino (Bkphatipoda occidentalis), las conchas, como la concha mariposa (Donax peruvianus), la macha (Mesod,esma donacium) y peces que se acercan a la orilla (anchoveta, pejerrey). La marucha (Calliana,ssa spp.) es un cangrejo subterráneo consumidor de la fauna subterránea. · Consumidores de cadáveres: los buitres carroñeros (Coragyps atratus, Cathartes aura y Vultur gryphus), los zorros, las ratas y el cangrejo carretero. Entre los insectos necrófagos destacan varios coleópteros (Phaleria koepckei, Dermestes maculatus y estafilínidos) y una mosca (Calliphora sp.). 3. Los depredadores principales de los consumidores son: · Depredadores del muy-muy: desde el lado marino, los peces (raya águila, guitarra, los tollos, la corvina y otros); desde el lado terrestre el principal es la gaviota gris o garuma (Larus modestus) y otras gaviotas. · Depredadores del carretero son la rata, los zorros y las gaviotas. · Depredadores de los insectos son la lagartija (Tropidurus peruvianus), las aves (playeros y golondrinas), murciélagos y alacranes. · Depredadora de los peces son el águila pescadora (Pandion haliaetus), y de las lagartijas, el cernícalo (Falco sparverius). ¿SABÍAS QUÉ? En la playa arenosa, es interesante la sucesión de los diferentes cangrejos desde la zona de rompientes hasta la playa seca. El cangrejo más común es el carretero, que vive en huecos y se alimenta de detritos (filtrando la arena, que deja en bolitas junto a sus cuevas), y de cadáveres y plantas arrojadas por el mar. El carretero es más activo de noche, penetrando hasta la zona de rompientes y en las playas secas hasta 500 metros de la orilla, en busca de alimento. Cerca de los cadáveres se concentran masivamente para alimentarse de ellos especialmente durante la noche. En las playas muy frecuentada por los bañistas, el cangrejo está desapareciendo por la acción de la concentración de personas y vehículos.

La Comunidad de la Orilla Rocosa
Este biotopo ofrece gran diversidad de lugares de vida (rocas, ranuras, algas, agua estancada, cavernas, etc.), lo que favorece un amplio espectro de posibilidades para la fauna. IMPORTANTE Los factores más resaltantes son el fuerte impacto de las olas al romper contra las rocas, y la falta temporal de agua en el supralitoral por efecto de las mareas. Los seres vivos presentan adaptaciones características a los mismos, siendo las principales: · Adaptación a la vida anfibia (anfi = doble y bios = vida), o sea, a la alternancia entre agua y falta de ella. Los moluscos (choros y conchas) se encapsulan, y los erizos se refugian en los pozos temporales que quedan en las peñas. · Fuertes aparatos adhesivos, como ventosas (pejesapo y estrellas de mar), uñas (cangrejo de la peñas) y músculos (caracoles y conchas). · Cuerpos con caparazones para resistir el impacto de las olas. Muy típico de cangrejos, conchas y caracoles. · Vida en grietas y agujeros, como la araña de mar, las estrellas marinas y los pulpos. La fauna típica de las orillas rocosas la constituyen moluscos, equinodermos, crustáceos, peces, aves y mamíferos.

Los moluscos más importantes son los barquillos (Acanthopleura echinata, Enoplochition niger), las lapas (Fissurella spp.), los limpets (Collisella orbignyi y Scurria viridula), el pulpo (Octopus spp.) y el chanque (Concholepas concholepas). Los equinodermos más comunes son la estrella sol (Heliaster helianthus), de muchos brazos; la estrella de mar común (Stichaster aurantiacus), de cinco brazos y color anaranjado, y varios erizos de mar. El crustáceo más común es la araña de mar o cangrejo de las peñas (Grapsus grapsus), de hermosos colores y que vive entre las grietas. Los peces están representados por el pejesapo (Sicyases sanguineus), con ventosa para adherirse a las rocas; el borracho (Scartichtys digas) y el babunco (Dodydixodon laevifrons). Las aves que sólo se encuentran en las orillas rocosas son la brujilla (Haematopus ater), que busca mariscos entre las grietas, y el marisquero (Cinclodes nigrofumosus), pájaro adaptado a este ambiente y que se alimenta de mariscos e insectos. El pingüino (Spheniscus humboldtz) anida en las cuevas de estas orillas. Los mamíferos que frecuentan esta zona son los lobos marinos (chusco y fino), para descansar y reproducirse, y el gato marino o huallaque (Lutrafelina), que vive en las cuevas y sale al mar para pescar. Según la zonificación por pisos la distribución de la vida es la siguiente: · El supralitoral: inmerso en agua sólo en casos de grandes mareas u olas por tempestades. Aquí viven organismos adaptados a la emersión total. Se encuentra el caracol (Littorina peruviana) y el cangrejo de las peñas. · El mesolitoral: la zona entre las mareas (intercotidal), donde se producen inmersiones y emersiones continuas, y viven organismos adaptados a estos movimientos. Dominan el chorito (Perumytilus purpuratus), el choro playero (Semimytilus algosus) y varios poliquetos (Nainereis sp.). · El infralitoral: siempre sumergido y raras veces emergido. Dominan varios balánidos, el cangrejito (Liopetrolisthes mitra), el erizo negro (Tetrapygus niger), las estrellas de mar, y los pulpos.

La Comunidad de las Islas Guaneras
En las islas y penínsulas, donde hay grandes concentraciones de aves marinas, se acumula el excremento de las aves por la falta de lluvias. Este excremento acumulado se conoce con el nombre de guano (del quechua wanu = abono) o guano de isla. En el siglo pasado, antes de la explotación masiva, las islas guaneras estaban cubiertas de una capa fósil de guano de hasta 70 metros de espesor, como en el caso de las islas Chincha. Estos campos de guano constituyen una comunidad biótica muy peculiar, que es necesario conocer en sus interrelaciones. Las aves marinas se concentran para fines de descanso y reproducción, favorecidas por la alimentación cercana (bancos de anchoveta y sardina) y la falta de enemigos, especialmente los zorros. Las aves más abundantes e importantes para la producción del guano son el guanay (Phalacrocorax bougainvilliz), el piquero (Sula variegata), el camanay (Sula nebouxii) y el pelícano o alcatraz (Pelecanus occidentalis thagus). · El guanay es endémico de la Corriente Peruana (Chile y Perú) y forma grandes colonias. Se alimenta principalmente de anchoveta (Engraulis lingens), que captura buceando, y necesita un promedio de 430 g diarios. Anida en las partes planas, entre setiembre y abril, construyendo un nido con detritos en el suelo, y alimenta a sus polluelos con pescado regurgitado. · El piquero se alimenta de peces que captura lanzándose en picada al agua. Anida en colonias, sobretodo en plataformas y grietas de los acantilados de las islas guaneras. Es endémico de la Corriente Peruana. · El camanay es una especie tropical, que se distribuye desde California (USA) hasta el Perú. Anida en las islas de la costa norte (Lobos de Tierra).

· El alcatraz es común desde Cabo Blanco hasta el norte de Chile. Se alimenta de anchoveta y otros peces, lanzándose al agua. Anida en las islas formando pequeñas colonias. Otras aves frecuentan las islas, como el pingüino (Spheniscus humboldti), para anidar y descansar, y el potoyunco peruano (Pelecanoides gamoti), que anida en galerías y que fue sumamente abundante en el pasado. En la comunidad de los campos de guano, el nexo trófico funciona en la forma siguiente: · La base alimenticia la constituyen la anchoveta y la sardina, que alimentan a las aves guaneras. · Los depredadores de huevos y pichones son los salteadores grandes (Catharacta skua) y pequeños (Stercorarius spp.), y las gaviotas peruana (Larus belcheri) y dominicana (Larus dominicanus). En algunos casos son los zorros, cuando están presentes en las penínsulas. · Los insectos (coleópteros y moscas) se alimentan de cadáveres, y los parásitos (Stelgodipteryxsp.) de las aves. Los insectívoros son las arañas, los alacranes (Hadruroides lunatus) y la lagartija peruana (Tropidurus peruvianus). · Los carroñeros están representados por el gallinazo común (Coragyps atratus), el camaronero (Cathartes aura) y el cóndor (Vulturgryphus). ¿SABÍAS QUÉ? Las poblaciones de aves guaneras sufren fluctuaciones periódicas con las alteraciones del mar cuando se produce el Fenómeno de El Niño. La primera mortandad registrada fue la de 1618 y durante este siglo se han producido 13. La de 1972 - 1973 redujo la población de 28 millones de aves a apenas 2 millones, y que fue agravada por la sobrepesca de la anchoveta. El guano de las aves constituye un fertilizante excelente y es utilizado en la agricultura.

Trófica del Mar Frío de la Corriente
Las interrelaciones tróficas en el mar frío son muy complejas y su conocimiento es de fundamental importancia para el manejo de los recursos marinos. 1. El fitoplancton: la base productiva La base productiva del mar frío la constituye el fitoplancton, formado por muchas especies de algas microscópicas (diatomeas, dinoflagelados y cocolitofóridos) con capacidad fotosintética. El fitoplancton tiene el rol básico en la producción primaria de materia orgánica, con obtención (a base de la fotosíntesis), retención y transferencia de energía y materia. Como ya se explicó anteriormente, la producción primaria en el mar frío es extraordinaria en las 50 millas cercanas a la costa y la más alta conocida hasta el presente en los mares. 2. El zoopiancton: consumidor de primer orden El zooplancton se alimenta del fitoplancton, y siendo éste muy abundante, la abundancia de aquel es también alta. El zooplancton incluye animales desde organismos cuya vida transcurre totalmente como planctones (holoplancton) hasta los que viven sólo temporalmente en esta condición (meroplancton), como larvas de animales (peces, moluscos, malaguas, etc.), que luego pasan a formar parte del bentos o del necton. El zooplancton herbívoro (especialmente los copépodos) es importante por convertir el fitoplancton (carbohidratos, grasas y proteínas) en tejido animal, ubicándose así entre los autótrofos (con capacidad fotosintética) y los zoófagos en el nivel trófico inmediato al fitoplancton, como productor secundario. 3. La anchoveta: anillo fundamental

La anchoveta es el anillo fundamental del ciclo nutritivo del mar frío, por ser una especie planctívora, que se alimenta de diatomeas y copépodos, y sirve a su vez de alimento a otras especies de peces, aves, mamíferos y cefalópodos. La sardina (Sardinops sagax) también forma parte de las especies planctívoras. Los principales predadores de la anchoveta y de la sardina, y las especies que dependen de ella, son: · Peces: bonito (Sarda sarda), barrilete (Katsuwonus pelamis), atún de aleta amarilla (Thunnus albacares), sierra (Scomberomorus maculatus), jurel (Trachurus symmetricus), cojinova (Seriolella viotacea), lenguado (Paralichtys adspersus), corvina (Sciaena gilberti) y lorna (Sciaena deliciosa). Todas estas especies son de importancia económica. · Aves: guanay, piquero, alcatraz o pelícano, pingüino, gaviota (Larus pipixcan) y camanay. · Mamíferos: lobo de un pelo (Otaria byronia), lobo de dos pelos (Arctocephalus australis), y numerosos delfines y bufeos. · Cefalópodos: jibia o pota (Dosidiscus digas) y calamar (Loligo spp.). EN CONCLUSIÓN Como se puede observar, la fauna de mayor importancia económica del mar frío depende de la anchoveta y de la sardina. Esto significa que el manejo de estas dos especies es de gran trascendencia para todo el conjunto de especies de importancia económica del mar. La sobrepesca de la anchoveta, como sucedió en los años setenta, sin un criterio técnico, no sólo pone en peligro las poblaciones de las demás especies, sino que tiene resultados nefastos para toda la cadena trófica. Durante el "boom pesquero" de los años sesenta y setenta, la población de aves guaneras fue tremendamente afectada y la producción de guano descendió a niveles mínimos de producción: de más de 200 mil a apenas 15 mil t/año.

Capítulo 5

El Mar Tropical

El Mar Tropical
Como ya se ha explicado en el capítulo anterior, gran parte de la Corriente Peruana se dirige hacia el oeste, a los 60 L. S., dejando sentir su influencia hasta las islas Galápagos (Ecuador), y sólo parcialmente influencia hasta los 51 y 40 L. S., a lo largo de la costa. Hacia el norte de los 4' L. S., dicha corriente deja sentir su influencia sólo en determinadas ocasiones, cuando el anticiclón del Pacífico Sur es muy fuerte y los vientos alisios empujan aguas frías muy al norte. Esto determina que frente a las costas de Pinta y Tumbes predominen temperaturas del agua de tipo cálido, con características muy diferentes al mar frío. IMPORTANTE La Corriente de El Niño es aquí un factor importante, estableciendo condiciones oceánicas peculiares de carácter tropical, lo que se refleja también en la flora y la fauna del mar, y en el clima de las zonas adyacentes del continente. Como consecuencia, en el mar del norte del Perú predominan masas de agua ecuatorial superficial con temperaturas superiores a los 22º C en verano y a los 19º C en invierno. Ya desde las islas Lobos de Tierra se observan diferencias graduales, existiendo una amplia zona de transición entre el mar frío y el mar tropical.

El mar tropical se ubica al norte de los 5' L. S., hasta Baja California. Forma parte del Reino Tropical y de la Región del Pacífico Oriental, desde el norte del Perú hasta el sur de California. Cuando se produce un Fenómeno de El Niño, las masas de agua tropical avanzan más hacia el sur, creando condiciones tropicales similares a las del mar tropical en la zona de influencia normal de la Corriente Peruana. Las características del mar tropical son las siguientes: · Aguas cálidas durante todo el año, por encima de los 19º C. · Menor salinidad de las aguas por la influencia de las lluvias tropicales. · Menor viscosidad de las aguas, por la temperatura cálida y la menor salinidad. · Menor contenido de nutrientes (fosfatos, nitratos y silicatos) y oxígeno, por la temperatura cálida y la falta de afloramientos de aguas subsuperficiales. · Menor productividad del mar por el menor contenido de nutrientes, a pesar de que la radiación solar disponible es mayor que en el mar frío. · La concentración del fitoplancton es menor y, en consecuencia, la productividad también es menor. · Flora y fauna propias de los mares tropicales, con especies de amplia distribución desde América Central. · Desarrollo de manglares en las desembocaduras de los ríos Tumbes, Zarumilla, Piura y Chira. · Influye sobre las condiciones cismáticas de la costa norte. El clima es de tipo tropical seco, las neblinas invernales son muy escasas, y la temperatura es superior a los 25º C durante todo el año. Las precipitaciones son mayores. La vegetación es más abundante, siendo posible la existencia de bosques secos y húmedos. Estas características confieren un carácter único a la costa y al mar en el norte del Perú, y diferencian a este último del mar hacia el sur.

Las Comunidades del Mar Tropical
1. La zona del pelagial oceánico: Tiene una amplia variedad de fauna en el océano Pacífico. Entre los peces destacan el tiburón bonito (Isurus oxyrinchus), los peces voladores (10 especies), el dorado (Coryphaena hippurus), el atún de aleta amarilla (Thunnus albacares), el atún de ojo grande (Thunnus obesus), el barrilete (Katsuwonus pelamis) y otros. Las aves más frecuentes son el petrel gigante (Macronectes giganteus), la paloma del cabo (Daption capensis), el ave fragata o tijereta de mar (Fregata magnficens) y el ave del trópico (Phaethon aethereus).

2. La zona del pelagial nerítico: Tiene especies en parte comunes con el pelagial oceánico. Entre los peces, destacan el pez espada (Xiphias gladius), el merlín negro (Makaira indica), el merlín azul (Makaira mazara), los atunes, el barrilete y otros. Entre las aves son características la tijereta de mar o ave fragata y el piquero blanco (Sula dactylatra). Esta zona constituye un ambiente adecuado para la reproducción de ballenas y cachalotes, que migran desde el océano Antártico y se concentran aquí en la época de invierno. En el pasado era frecuente ver a varias especies, como la ballena azul; pero con la sobrecaza sus poblaciones han mermado considerablemente. Por la veda actual se están recuperando. 3. Los fondos rocosos: Son más bien raros en esta región. En ellos son frecuentes el pez jabón (Rypticus nigripinnis), el pez ofensivo (Conodon nobilis), el tiburón gato (Heterodontus quoyi)), el pez puñal o diablo (Scorpaena histrio), el pez cabeza de zorro (Cratinus agasizzii), y la langosta (Panulirus gracilis), ampliamente explotada y de cierta importancia económica. 4. Los fondos arenosos: Son muy extensos y en ellos son frecuentes la concha (Donax aspar), las rayas con púa o batanas (Urotrygon spp.), las rayas tapaderas y otras. La raya con púa o batana puede producir heridas muy dolorosas a los bañistas cuando la pisan -Pues vive enterrada en el fondo arenoso-, porque la púa posee una sustancia venenosa. 5. Las orillas rocosas: Son escasas en esta región y, generalmente, de poca extensión. En estas orillas son frecuentes el ostión, la ostra y varios cangrejos (pangora y cangrejo de las rocas). El pez castañeta (Abudefduf spp.) es común en las pozas que deja el mar al retirarse. 6. Las playas arenosas: Son muy extensas, llegando a tener decenas de kilómetros, como en Sechura. La fauna es muy variada. Se encuentran aquí varios caracoles, la concha, varios crustáceos (muy-muy grande, carretero), varios peces (polla y barbudo), reptiles (lagartija de las playas) y muchas aves (gallinazo, camaronero, cóndor, zarapito trinador, águila pescadora, etc.). Los mamíferos que frecuentan esta zona son el zorro de Sechura y el zorrino enano, propios de la costa norte. ¿SABÍAS QUÉ? Una especie muy característica de las playas arenosas del mar tropical es un caracol filtrador (Olivella columellaris), que se encuentra en concentraciones masivas en la zona de inundación de las olas (hasta 6 mil por m2) y vive semienterrado en la arena. Este caracol tiene órganos filtradores especiales en forma de abanico, que abre automáticamente al retroceder el agua y mediante los cuales filtra las partículas orgánicas que le sirven de alimento. El pez merlín negro (Makaira indica), que existe en nuestro mar tropical, es uno de los grandes atractivos para los pescadores deportivos. La zona de Cabo Blanco se ha hecho famosa por la novela de Ernest Hemingway titulada "El Viejo y el Mar", pues en esta zona se filmó la película basada en dicha obra.

El Ecosistema de los Manglares
Se denomina manglares a los bosques que crecen en las aguas salobres de los estuarios fluviales. La vegetación está conformada por el mangle (Rhizophora mangle) y otras especies (jelí, mangle rojo). En la zona de transición entre el manglar y la tierra firme se encuentran otras plantas como el algarrobo, los higuerones, diversos helechos y gramíneas. La vegetación tiene la capacidad de vivir en agua salobre y varias especies excretan sal por las hojas. El sustrato sobre el que crecen los árboles es fangoso y con alto contenido de ácido sulfhídrico venenoso, por lo que los árboles poseen raíces en forma de zancos y algunas especies tienen raíces aéreas, ubicándose ras raicillas en la parte superior del fango, donde hay oxígeno. La reproducción del mangle implica una adaptación para la rápida fijación en el fango: de la flor nace una plántula que al caer se clava en el fango.

IMPORTANTE En los manglares las mareas son muy pronunciadas y, cuando bajan el fango y las raíces quedan al descubierto, penetrando animales terrestres en busca de alimento. Al subir la marea penetran en el manglar especies marinas, produciéndose un continuo intercambio de la fauna marina y terrestre.

Los manglares son zonas marinas más productivas, especialmente para moluscos, peces, cocodrilos y langostinos. También son zonas de reproducción muy importantes para muchas especies. En el manglar se distinguen cuatro zonas: · El bosque de mangle, con densos bosques y raíces intrincadas. · La zona de transición entre el manglar y la tierra firme. · Los canales entre los manglares, por donde circula el agua. · Las playas sin vegetación, que son cubiertas con las mareas altas. La fauna es muy abundante y es de tres orígenes: marina, propia del manglar y terrestre. La fauna marina llega con las mareas altas y frecuenta los canales. Son comunes varias especies de peces (mariposa, anchoa del norte, ayanque, róbalo, cabrilla voladora, lisa, caballito de mar, etc.) y la serpiente de mar, muy venenosa. La fauna del manglar vive en el fango, entre las raíces y en los troncos, y está formada especialmente por peces, crustáceos, conchas y caracoles, entre otros. Hay especies que viven enterradas en el fango como la concha negra, la concha huequera, el pejediablo o chalacho y varios cangrejos. En la superficie del fango se encuentran diversos caracoles y el cocodrilo americano (Crocodylus acutus), casi extinto. En las raíces aéreas viven la ostra, varios caracoles, crustáceos, equinodermos y otras especies. Al bajar la marca, frecuenta esta zona el mapache u oso manglero. La fauna terrestre vive en las copas de los árboles y frecuenta las zonas que quedan al descubierto durante la marea baja. Son principalmente aves (loros, palomas, garzas, el negro manglero, el gavilán, el águila pescadora), mamíferos (oso manglero, roedores pequeños) e insectos. EN CONCLUSIÓN En el Perú, los manglares son de poca extensión y se encuentran en la desembocadura de los ríos Tumbes, Zarumilla, Chira y Piura. Son importantes para los pobladores locales por la extracción de conchas y larvas de langostinos. Su conservación es de prioridad, tanto por ser únicos en el país como por su importancia económica; por ello se ha establecido el Santuario Nacional de los Manglares.

Capítulo 6

El Bosque Tropical del Pacífico
Desde América Central y hasta el interior del Dpto. de Tumbes, en el Perú, se extiende una formación boscosa conocida como el bosque tropical del Pacífico, cuya fauna pertenece a la provincia pacífica del

dominio amazónico. En el Perú, esta ecorregión abarca una pequeña área en El Caucho, Dpto. de Tumbes, en la frontera con Ecuador. Limita con el bosque seco ecuatorial. El clima es de tipo tropical húmedo con altas temperaturas, encima de los 25 'C. La época de lluvias es entre diciembre y marzo, con una época seca de 8 meses, durante la cual no faltan neblinas matutinas. Hacia el norte (Ecuador y Colombia) las precipitaciones aumentan considerablemente. Los suelos son, por lo general, aluviales, con predominancia de latosoles, podsoles rojo-amarillentos y lateríticos castaños. La orografía es de colinas, que raras veces superan los 500 msnm, con numerosas quebradas. En algunos sectores es bastante abrupta, especialmente en las partes en que el río Tumbes corta los cerros de Amotape (bocana Murciélago y cañón de Ucumares). Los ríos principales son el Tumbes, que limita la región por el lado peruano, al este y sur, y el Zarumilla, cuya cuenca alta drena el área. Existen una serie de afluentes secundarios, que drenan hacia los ríos principales y que tienen agua permanente sólo en las partes altas. La vegetación está formada por un bosque tupido con árboles altos, que superan los 30 m, y un denso sotobosque. Las formaciones vegetales existentes se reducen a cuatro: · El bosque tropical denso, en las partes altas y más húmedas. El sotobosque es intrincado, con numerosas especies espinosas y bulbosas (begonias, aráceas, amarilidáceas, etc.). Los árboles más altos tienen una abundante flora epífita (orquídeas y bromelias). · El bosque de transición con el bosque seco ecuatorial, con especies caducifolias. · Los bordes de los bosques. · Las zonas intervenidas con predominancia de matorrales y gramíneas. IMPORTANTE Las especies más resaltantes son los higuerones (Ficus spp.), el palo de vaca (Alseis peruviana), el amarillo (Centrolobium acromon), el cedro (Cedrela sp.), el cetico (Cecropia sp.), el guayacán (Tabebuia sp.), el hualtaco (Loxopterigium huasango), el palo barrigón (Pachira trinitatis), el pretino (Cavanillesia platanifolia), el ajo-ajo (Cordia sp), el basayo (Guazuma ulmifolia), el palo balsa (Ochroma pyramidale) y varias palmeras. Los árboles más altos están cubiertos por epifitas (bromearas, orquídeas) y lianas. En el sotobosque son abundantes las plantas bulbosas, algunas de ellas con hermosas flores. La flora está relacionada con la del bosque tropical de la costa ecuatoriana; pero es más pobre en especies por la menor precipitación de lluvias. La fauna de esta ecorregión es de origen amazónico jaguar, ocelote, primates, venado colorado, armadillo, boa), con elementos propios y otros relacionados con el bosque seco ecuatorial, con el cual limita. Es el límite de la distribución meridional de muchas especies que se extienden por la costa del Pacífico, desde América Central, a través de Colombia y Ecuador.

¿SABÍAS QUÉ? Esta ecorregión es única en el Perú por sus características ecológicas y su biodiversidad, y ha sido casi ignorada hasta hace pocos años. Es uno de los mayores centros de especies endémicas de flora y fauna del país.

La Fauna del Bosque Tropical del Pacífico

La fauna del bosque tropical del Pacífico es de origen amazónico y rica en especies y subespecies propias, por el prolongado aislamiento. ¿SABÍAS QUÉ? Es la única área donde existen primates o monos en la costa peruana: el aullador o coto del Pacífico (Alouatta pallíata) y el mono blanco (Cebus albifrons). Ambas especies están en grave peligro de extinción en el Perú por la poca extensión del área que habitan y las actividades humanas (caza y tala). Entre los edentados destacan el shihui u oso hormiguero mediano (Tamandua mexicana), el armadillo de nueve bandas (Dasypus novemcinctus), el único conejo silvestre de América del Sur. Entre los carnívoros destacan el jaguar, el puma, el ocelote, el zorro de Sechura y el zorrino enano. En el río Tumbes viven las últimas poblaciones de la nutria del noroeste (Lutra longicaudis annectens), casi extinta en el Perú. Son comunes también el sajino, el venado colorado y el venado gris. El oso de anteojos (Tremarctos ornatus) existía en esa zona y hasta hoy subsiste la toponimia, como en el "cañón de Ucumares" ("ucumari" en quechua es el nombre del oso). Las investigaciones sobre aves señalan que existen 389 especies y subespecies, de las cuales 286 son distintas a las de la Amazonía, pero sólo cuatro son endémicas. Entre las cigüeñas se ha ubicado al manchaco (Mycteria americana). Entre los falconiformes hay muchas especies, siendo las más conspicuas el cóndor real o de la selva (Sarcorhamphus papa) y el gavilán comeserpientes o huancahuí (Herpetotheres cachinnans), que se alimenta de ofidios principalmente. Entre los trogones existen dos especies: el pilco (Trogon nzelanurus) y el trogón violáceo (T. violaceus), ambos de hermosos y brillantes colores. También está presente el relojero (Momotus momota), que en la cola tiene dos plumas muy largas. Entre los ofidios destacan la boa (Boa constrictor), la macanche (Bothrops barnetti), que es venenosa, y los coralillos (Micrurus spp.), también venenosos. Entre los saurios están la iguana, el pacaso y muchas lagartijas. En el río Tumbes, el cañón de Ucumares, y en los manglares viven las últimas poblaciones del cocodrilo americano (Crocodylus acutus), casi extinto en el Perú. Existen varias especies de anfibios, siendo el más conocido el sapo gigante (Bufo marinos), el sapo más grande del Perú, y también ranas (Rana spp.). El río Tumbes tiene una ictiofauna muy rica, con muchas especies relacionadas con la Amazonía y el río Guayas de Ecuador. Destacan varias especies de Characidae (Astianax, Brycon, Bryconamericus, IIyphesobrycon, Chilobrycon), Erythrinidae (Hoplias malabaricus), Lebiasinidae (Lebiasina), Pimelodidae (Pimelodella, Rhamdia), Loricariidae (Chaetostoma, Hemiancistrus, Plecostomus) y Cichlidae (Aequidens, Cichlaurus, Geophagus). En el río Tumbes existen cuatro especies de camarones y una de cangrejo de río. EN CONCLUSIÓN El bosque tropical del Pacífico está amenazado de desaparecer y necesita ser conservado urgentemente, porque allí existen primates, grandes felinos y muchas especies de la fauna nacional y mundial en p ¡¡aro de extinción. Si se permitiera la destrucción de esta área el patrimonio natural del país sufriría pérdidas irreparables. La conservación de esta zona puede producir ingresos importantes por el turismo para el Dpto. de Tumbes, pues se trata de una región única en el país. Hasta el presente se ha establecido el Área Reservada de Tumbes y la región forma parte de la Reserva de Biosfera del Noroeste, declarada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.

Capítulo 7

El Bosque Seco Ecuatorial
En el norte del Perú existe un área de bosques tropicales secos, que se extiende por la costa a través de los Dptos. de Tumbes, Piura, Lambayeque y el norte de La Libertad, y a lo largo del piso inferior del valle del Marañón. Las dos áreas están comunicadas a través del paso de Porculla (2,100 msnm), la depresión más baja de los Andes en el Perú. A esta ecorregión se la conoce con el nombre de bosque seco ecuatorial. Comprende una franja costera de 100 a 150 km de ancho, que llega desde los 0º 30' hasta los 5º L. S., desde la península de Santa Elena (Ecuador) hasta la cuenca media del río Chicama (Dpto. de La Libertad), y en el valle del Marañón hasta los 9º L. S. En el Dpto. de Tumbes llega hasta el nivel del mar y luego se va alejando

hacia las vertientes occidentales de la cuenca del Pacífico, hasta poco más de los 1 500 msnm; y en el valle del Marañón, ocupa el piso inferior hasta los 2 800 msnm. El clima es del tipo tropical, cálido y seco, con altas temperaturas, más fresco hacia el este por el aumento de la altitud. La temperatura media anual está entre 23º C y 24º C. Las precipitaciones son en verano (diciembre a marzo), muy variables, y excepcionalmente altas cuando se produce un Fenómeno de El Niño. Lo normal son lluvias cerca de los 500 mm/año en la parte norte y 100 mm/año en la parte sur, con nueve meses de sequía. Las neblinas matutinas y vespertinas son de gran importancia para la vegetación. Las lluvias hacen reverdecer el bosque y las estepas, cambiando totalmente la fisonomía de un bosque seco a un bosque intensamente verde e intrincado. El relieve es por lo general llano, con ondulaciones, más montañoso al este y al sur, comprendiendo los cerros de Amotape en Piura y Tumbes. Los suelos son de tipo árido, variables, con predominancia de los arenosos, salinos, francos y arcillosos. En las planicies predominan los suelos arenosos y salinos; en los valles, los aluviales; y en las vertientes y cadenas de cerros, los pedregosos. Los suelos de las planicies tienen, por lo general, un alto contenido de sales, que afloran a la superficie con la evaporación de las aguas. ¿SABÍAS QUÉ? Los principales ríos de la región son el Guayas (Ecuador), el Zarumilla, el Tumbes, el Chira y el Piura, en el Perú, cuyas cuencas colectoras están situadas fuera de la misma. Existen muchos cursos de agua de régimen temporal (cauces secos), con agua durante la época de lluvias y reducidos a charcos, llamados jagüeyes durante el estiaje. En el valle del Marañón el río principal es el del mismo nombre, con una serie de afluentes secundarios provenientes de las alturas de las cordilleras Occidental y Oriental. Las lagunas de agua dulce son escasas y temporales, siendo las principales de agua salobre como Lamederos, Salitral Grande y Salitrillo, en Tumbes; y Ramón y Ñapique, en Piura. Dos embalses artificiales juegan un rol importante en la región: el de Poechos, en el río Chira, y el de San Lorenzo, en el río Piura. Las formaciones vegetales más importantes son el bosque seco, con árboles caducifolios y muchas plantas epifitas; la sabana, conformada por árboles dispersos de sapote, faique y algarrobo; y el algarrobal, con predominancia del algarrobo. El bosque seco ecuatorial es un bioma único en el mundo, que se encuentra sólo en el sur de Ecuador y en el norte del Perú, con muchas especies endémicas.

Las Comunidades de los Bosques Secos del Pacífico
Las comunidades resaltantes del bosque seco tropical son: los bosques secos, las sabanas, los bosques de galería y el algarrobas. 1. Los bosques secos: Estos bosques crecen en zonas de colinas y dependen de las lluvias, mas no de las aguas subterráneas. Durante la época seca pierden las hojas (caducifolios) y durante la época de lluvias el bosque seco reverdece y se torna casi impenetrable. Se caracterizan por la presencia de árboles de ceibo o palo borracho (Eriotheca discolor) con otras especies como el angolo, el porotillo (Erythrina velutina), el guayacán, el hualtaco, el papelillo (Bougainvillea pemviana),

el overal y muchos otros. Estos bosques son uno de los lugares de origen del papelillo, planta ornamental usada en todas las zonas tropicales del mundo. Numerosas epifitas cubren los árboles, entre las cuales la más característica es la salvajina o barba de viejo (Tíllandsia usneoides), una bromeliácea que cuelga en forma de cabellera de las ramas y es tan abundante que los pobladores la utilizan para diversos fines. También son característicos del bosque varias orquídeas, diversos cactos trepadores y arborescentes, algunos de los cuales llegan a tener hasta 10 metros de altura. ¿SABÍAS QUÉ? El árbol más característico es el ceibo o palo borracho, de color verde y tronco abultado, cubierto de espinas en los ejemplares jóvenes. El color verde del tronco se debe a que la corteza contiene clorofila y es capaz de realizar la actividad fotosintética, y las hojas aparecen por poco tiempo. El tronco es globoso porque almacena agua para resistir la sequía, que dura entre 9 y 11 meses. Los ceibos producen hermosas flores blancas con cáliz rojo oscuro y aterciopelado. En el fruto maduro las semillas vienen envueltas en una lana fina, que es usada para rellenar monturas, colchones y almohadas. Es una hermosa planta ornamental para los parques y avenidas. 2. Sabanas verdes en época de lluvias: Se denomina sabanas a las formaciones vegetales en terrenos planos con vegetación herbácea y árboles dispersos. En el norte del Perú (Piura, Tumbes, Lambayeque) se encuentran extensas formaciones de este tipo. Las principales especies arbóreas son el ceibo, el hualtaco, el faique, el algarrobo y el sapote. Entre ellos crecen diferentes plantas herbáceas, especialmente gramíneas. Durante la época de lluvias la sabana reverdece y se forma una alfombra verde debajo de los árboles. En algunos lugares predominan los matorrales caducifolios, con pocos árboles y que reverdecen durante la época de lluvias. En los lugares más secos predominan las cactáceas de diversas especies, destacando el gigantón (Neoraimondia sp.), que puede llegar a más de 5 metros de altura. También son frecuentes la cabuya (Fourcraea sp.) y el palo santo (Bursera graveolens). Durante las lluvias crecen hierbas entre los cactos. 3. El bosque de galería: Crece junto a los ríos y cauces secos, dependiendo del agua subterránea. Está conformado por matorrales y árboles , con especies vegetales características como el algarrobo (Prosopis pallida), el huarango o faique (Acacia macracantha), el sauce (Salix humboldtiana), el pájaro bobo (Tessaria integrifolia), la cañabrava (Cynerium sagittatum) y el carrizo (Arundo donax). En la actualidad están muy intervenidos por las actividades agrícolas y pecuarias, quedando reducidos a pocas áreas. 4. El algarrobal: Presenta bosques de algarrobo y será tratado más adelante, con detenimiento, por su gran importancia económica.

El Algarrobal
En la costa norte (Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad) son muy características las formaciones de bosques de algarrobo a lo largo de los ríos y quebradas, que penetran en forma más rala hasta los semidesiertos de Sechura. La formación vegetal con predominancia de este árbol se conoce como algarrobal. El algarrobo (Prosopis spp.) crece en lugares donde puede llegar a aguas subterráneas con sus raíces, hasta decenas de metros de profundidad. Los densos bosques de algarrobo están hoy reducidos a pocas áreas porque han sido transformadas en zonas agrícolas o talados para carbón y leña. IMPORTANTE Durante las lluvias intensas, ocasionadas por el Fenómeno de El Niño, la regeneración del algarrobo es muy grande y los árboles jóvenes recubren amplias zonas deforestadas por la acción de las actividades humanas. Para germinar, la semilla del algarrobo debe pasar por el tracto digestivo de un animal (cabra, burro, vacuno, oveja) y puede permanecer varios años en el suelo hasta encontrar agua suficiente para crecer.

Entre los árboles de algarrobo se encuentran otras especies como el sapote (Capparis angulata), el palo verde (Parkinsonia aculeata) y el faique (Acacia macracantha). Durante la época de lluvias proliferan en el suelo varias gramíneas, papas silvestres (Solanum sp.) y plantas trepadoras (Luffa operculata y Sicyos spp.), que pueden cubrir totalmente los árboles y hasta ahogarlos. El algarrobo es un árbol muy útil y de múltiples usos, por lo que tiene una gran importancia económica. Los principales beneficios que brinda son: 1. Controla el avance de los desiertos y de las dunas, pues modera los vientos. 2. Produce sombra y modera el calor del clima tropical. En las zonas rurales se le suele tener junto a las casas. 3. Produce madera muy dura y resistente. En los sitios arqueológicos se han encontrado vigas de algarrobo que han resistido miles de años. En la actualidad se usa su madera para construcciones rurales de casas, cercos y establos. 4. Produce excelente leña y carbón de leña, muy utilizados en las zonas rurales. La famosa chicha de Catacaos, en Piura, se cocina con rajas de algarrobo. 5. Las vainas, conocidas como algarroba, son utilizadas para: · Forraje de los animales, tanto silvestres (venados, ardillas) como domésticos (caprinos, vacunos, ovinos, equinos) por su alto contenido de proteínas y carbohidratos. · Obtención de una bebida ampliamente comercializada, conocida como algarrobina, a partir del cocimiento de la algarroba con chancaca o azúcar de caña. · Alimento humano. Durante las épocas de escasez, en las zonas rurales se hace una sopa de algarroba. De las semillas tostadas se hace un sustituto del café. 6. Las hojas que caen al suelo se usan como abono orgánico y reciben el nombre de "puño". 7. Es una excelente especie melífera, o sea, para la cría de abejas y la obtención de miel. 8. Es muy apreciado como planta ornamental, tanto en las ciudades (parques y avenidas) como en las zonas rurales. 9. Su madera se usa en la confección de muebles, utensilios y artesanías.

El Porotillo en el Ecosistema del Bosque Seco
En el bosque seco es muy común un árbol conocido como porotillo (Erythrina velutina), que destaca no sólo por sus hermosas flores rojas sino también por el rol que juega en el ecosistema. Por eso lo ponemos como un ejemplo de una especie importante en el ecosistema. El porotillo crece disperso en los bosques secos, con mayores concentraciones en los suelos aluviales, cerca de las quebradas y cauces secos. Es una especie caducifolila, o sea que pierde sus hojas durante la época seca. El tronco es de color marrón y cubierto de espinas cortas y dispersas. La madera es fofa y suave, poco resistente, por lo que no tiene demanda como especie maderera y se ha salvado de la tala masiva. Pertenece a la familia de los frijoles (fabáceas) y su fruto es una vaina, con semillas duras de color rojo intenso, que en algunas zonas se conocen como huayruros. IMPORTANTE El porotillo juega un rol importante en el ecosistema del bosque seco por las siguientes razones: 1. Las flores, al caer al suelo, son un alimento importante para el venado gris o de cola blanca (Odocoilus virginianus). El porotillo florece durante la época seca y en forma muy intensa, tanto que el suelo al pie del árbol se tiñe de rojo. Los venados se concentran al pie de los árboles para consumir las jugosas flores. 2. Numerosas especies de la fauna visitan las flores del porotillo para alimentarse de ellas. Algunas especies se alimentan de pétalos y vainas tiernas, como la soña (Mimus longicauadatus), la chiroca (Icterus graceannae), el oriol (Icterus mesomelas), la ardilla de nuca blanca (Sciurus stramineus), y la iguana (Iguana iguana). Otras especies se alimentan del polen y del néctar, como los picaflores (especialmente Leucippus baeri, especie endémica del bosque seco), las abejas, las mariposas y varios murciélagos. Estas especies, a su vez, polinizan las flores (polinizadores). 3. Es un lugar preferido de nidificación de varias especies. La ardilla de nuca blanca hace nidos de fibras y hojas en sus ramas. El chilalo (Furnarius leucopus) construye su hermoso nido de barro en sus ramas. En huecos del tronco hacen sus nidos el lorito esemeralda (Forpus coelestis) y varios carpinteros. En estos huecos abandonados se refugian varias especies de murciélagos, entre ellos el vampiro (Desmodus rotundus)

4. El tronco del porotillo es visitado por varias especies de pájaros carpinteros (familia pícidos) y de trepadores (familia dendrocoláptidos), que buscan insectos que viven en o debajo de la corteza. 5. En sus troncos y ramas los comejenes construyen sus abultados nidos, que son visitados por el oso hormiguero (Tamandua mexicana). Este peculiar animal se alimenta de los comejenes, que captura con su larga y pegajosa lengua. 6. Las hojas caídas del porotillo forman una capa sobre el suelo, debajo de las cuales encuentran refugio los alacranes y las hormigas. 7. El sajino (Tayassu tajacu) come las semillas caídas, que tienen proteínas. Este animal las puede deshacer gracias a sus fuertes dientes. Como se puede apreciar, una planta que tiene muy escasa importancia para los humanos puede ser muy importante para la fauna.

La Fauna Terrestre del Bosque Seco
La fauna del bosque seco es de origen amazónico, pero con muchos elementos propios, debido al aislamiento prolongado. Hace millones de años existía una comunicación entre la Amazonía y la costa norte, a través de la depresión andina de Porculla, que permitió la migración de muchas especies hacia la costa norte. Entre los mamíferos destacan varias especies importantes. El oso hormiguero mediano o shihui (Tamandua mexicana) es muy común y se alimenta de termites y hormigas. Entre los roedores hay muchas especies de ratones, siendo uno de ellos endémico, el ratón de Sechura (Phyllotis gerbillus), excelentemente adaptado a las condiciones extremas de aridez. La vizcacha (Lagidium peruvianum) se presenta en las zonas rocosas. Una ardilla es endémica de este bosque, la ardilla de nuca blanca (Sciurus stramineus). Entre los carnívoros existe el zorro de Sechura (Pseudalopex sechurae), un cánido pequeño, omnívoro y muy común. También es frecuente el hurón o humairo (Eira barbara). El puma, el jaguar y el ocelote o tigrillo son los depredadores mayores. El jaguar es ya muy raro, y hasta el siglo pasado su distribución llegaba hasta el norte del Dpto. de Lima. ¿SABÍAS QUÉ? Dos especies de venado, el gris y el colorado, se presentan en el bosque seco. El colorado o amazónico (Mazama americana) es muy raro, mientras que el gris (Odocoileus virginianus) es muy frecuente. También se encuentra al sajino (Tayassu tajacu), que se alimenta especialmente de raíces y bulbos. Cerca de 57 especies de aves son endémicas del bosque seco. La especie más representativa es la pava de ala blanca (Penelope albipennis), que se creía extinta desde 1872 y que fue redescubierta en 1977 en los bosques secos de Lambayeque. Son comunes las dos especies de cóndor (el andino -Vultur gryphus- y el real - Sarcoramphus papa), que anidan en la zona; dos gallinazos (el negro o común y el camaronero), y el quebrantahuesos o caracara (Polyborus plancus). También son comunes seis especies de palomas, con una endémica (Leptotila ochraceiventris); cuatro especies de loros, con dos especies endémicas (el perico esmeralda y el loro sordo); y cuatro especies de pájaros carpinteros, dos de ellos endémicas. La chiroca (Icterus graceannae) es una de las aves características y endémica de la región. Es de un hermoso color negro con amarillo y es una de las aves de jaula preferidas por los pobladores locales. El chilalo u hornero (Furnarius Leucopus), muy común cerca del agua, construye un nido de barro en las ramas de los árboles, dividido en dos compartimientos. Es la primera ave que canta al amanecer. Entre los reptiles son muy comunes varias especies de lagartijas y salamanquejas, y muy resaltantes la iguana y el pacaso. La primera (Iguana iguana) es de color verde y herbívora y vive en los árboles, alimentándose de hojas, flores y frutos tiernos. El segundo (Calllopistes flavipunctatus) es carnívoro y vive en

huecos del suelo, estimando durante la época seca, resistiendo largos meses de la grasa acumulada, especialmente en la cola, y es de hermosos colores con manchas amarillas. Muchos ofidios habitan el bosque seco. La más característica es la boa (Boa constrictor), la misma especie de la Amazonía, que frecuenta las cercanías del agua. La macanche (Bothrops barnetti) es venenosa y muy peligrosa. También existen varias especies de serpientes de coral o coralillos (Micrurus spp.).

La Pava de Ala Blanca
Una de las especies más raras de la fauna del bosque seco ecuatorial del país y a nivel mundial es la pava de ala blanca o aliblanca (Penelope albipennis), un ave del orden de las galliformes y la familia de los crácidos. Fue descrita en el siglo pasado por el ornitólogo polaco Takzanowski en base a ejemplares colectados por los ornitólogos Stolzmann y M. Jelski en 1877, en los manglares de Tumbes, en la isla Condesa. Se la creyó extinta por un siglo y sólo era conocida por tres ejemplares existentes en los museos; hasta que, en 1977, se encontró una pequeña población en el Dpto. de Lambayeque, en la quebrada de San Isidro. Esta ave se ha convertido en todo un símbolo para salvar a una especie de la fauna mundial en grave peligro de extinción, en una conjunción de esfuerzos privados y públicos, nacionales e internacionales. La pava aliblanca es una ave del tamaño de una gallina grande, de color marrón oscuro, con el dorso, las alas y la cola de color negro brillante. Tiene una pequeña cresta, y las plumas blancas en las alas son su aspecto distintivo. La garganta es de color anaranjado rojizo. Es de vuelo pesado, como todas las pavas de monte, y hace un fuerte ruido al volar. Prefiere vuelos cortos de un árbol a otro. IMPORTANTE En el pasado era muy abundante en los manglares de Tumbes y se la veía hasta cerca de la ciudad, y su distribución llegaba hasta el río Saña. Sin embargo, la caza fue mermando lentamente la población, y cuando fue colectada en 19877 ya era difícil de encontrar. Ya en el siglo pasado Stolzman escribía lo siguiente: "la nunca localidad segura para esta Penélope en la cercanía de Tumbes es la isla Condesa, una de las numerosas islas pequeñas en el delta del río. Esta isla está enteramente rodeada por un impenetrable bosque de rizóforos, mientras en el centro está cubierto de matorrales altos. Esta Penélope pasa todo el día en los inaccesibles matorrales, abandonándolos sólo al amanecer y atardecer para buscar alimentos entre los árboles, algarrobos..." Hoy en día existe un población pequeña en estado silvestre en Laquipamapa y se ha tenido éxito en criarla y reproducirla en cautiverio. El Ing. Gustavo del solar, de chiclayo, ha puesto su tiempo y su entusiasmo a disposición, y, con apoyo internacional y de la Fundación Backus Pro Fauna, ha logrado reproducirla en cautiverio, incubando los huevos con gallinas. De esta manera ya se tienen más de 60 ejemplares. Una vez aumentada la población se iniciará la repoblación en áreas silvestre, liberando ejemplares. En los lugares donde sobrevive prefiere aquellas zonas donde hay higuerones (Ficus sp.), cerca de los jagüeyes. Se alimenta preferiblemente de frutos de higuerones y hojas de ciertas plantas, como el algarrobo. Construye un nido de palitos entre las ramas donde pone entre dos y tres huevos. Los polluelos se mueven entre las ramas y son alimentados al principio por la madre, que también los cubre con sus alas para protegerlos. Cuando Jelski colectó una hembra en Tumbes, esta protegía a dos pichones entre sus alas. EN CONCLUSIÓN Todos sabemos que en el Perú existen muchos problemas sociales y económicos, y muchos podrían pensar que invertir fondos para salvar a una pava no es de ninguna prioridad. Sin embargo, su extinción total sería una pérdida irreparable para el patrimonio natural del país y del mundo. Pensemos que la extinción es para siempre e irreversible. Desaparecida una especies de planta o animal de la Tierra, no es posible recrearla ni con la más sofisticada tecnología. La pérdida de una especie viviente empobrece no sólo a nuestro país sino también al mundo. Todos debemos colaborar en la tarea de conservar las especies en peligro.

Las Comunidades Acuáticas

Las principales comunidades acuáticas en el bosque seco son los ríos, las lagunas y los charcos. Los ríos más importantes de la región son el Zarumilla, el Tumbes, el Piura y el Chira, que tienen agua permanentemente, y durante la época de lluvias aumentan considerablemente de caudal; y que, cuando se produce el Fenómeno de El Niño, pueden inundar las áreas aledañas. Las lagunas son más bien escasas y cobran importancia en casos de lluvias extraordinarias durante el Fenómeno de El Niño. Las de Ramón y Ñapique, en el cauce inferior del río Piura, llegan a tener extensiones importantes. En toda la región existen quebradas o cursos de agua secundarios, que llevan agua durante la época de lluvias. En la época seca se reducen a charcos, que en la zona se conocen como jagüeyes. IMPORTANTE Los ambientes acuáticos son los últimos refugios de la nutria del noroeste (Lutra longicaudis annectens) y del cocodrilo americano (Crocodylus acutus), que al parecer ya solamente existen en el río Tumbes.

Los anfibios son bastante numerosos, destacando dos especies de sapos. El sapo gigante (Bufo marinos) llega a tener más de 15 cm de largo y segrega un líquido irritante por sus prominentes glándulas paroidales. Es un magnífico destructor de insectos y ha sido introducido a muchas zonas tropicales del mundo para controlar plagas en la agricultura. Los adultos viven en el sotobosque, donde cazan insectos, pequeños reptiles (lagartijas) y otras especies. Para la reproducción se dirigen a los charcos de agua donde ponen sus huevos en largos hilos gelatinosos. Cuando las lluvias son abundantes, se produce una verdadera explosión demográfica de estos sapos. Los peces son muy numerosos, tanto en los ríos como en los charcos de agua. En el río Tumbes, poseedor de la mayor variedad de peces de la costa peruana, se han hecho recolecciones de peces y se han encontrado muchas especies relacionadas con la Amazonía y otras que son endémicas de esta región. Durante la época de lluvias, cuando los cauces secos llevan agua, las especies se reproducen y las poblaciones aumentan. Las principales son: · Characidae: pez blanco (Astianax festae), sábalos (Brycon spp.), dama (Bryconamericus spp-) · Erythrinidae: chalaco (Hoplias microlepis). · Lebiasinidae: huaija (Lebiasina bimaculata). · Pimelodidae: barbudos (Pinwlodella, Rhamdia). · Loricariidae: raspas (Chaetostoma, Hemiacistrus, Plecostomus). · Cichlidac: vieja (Aequidensrivulatus), pez mariposa (Geophagus steindachneri). · Gobiidae: chame (Dormitator latifmns). Esta especie es muy adecuada para piscicultura. Los crustáceos son abundantes también en los ríos y en los charcos de agua. Nueve especies de crustáceos existen en el río Chira, dos de cangrejos (Pseudothelphusa plana y P. chilensis) y siete de camarones de agua dulce (Macrobrachium spp., Palaemon hancocki, Atya rivalis). Hacia el sur el número de especies se reduce. ¿SABÍAS QUÉ? El cangrejo de río (Pseudothelphusa) es el huésped de un gusano parásito (Paragonimus peruvianus), que se transmite a los carnívoros y humanos. Cuando los pobladores lo consumen en forma no cocida (ceviche y similares), este parásito se enquista en el pulmón y puede crear problemas respiratorios.

Los Jagüeyes

En el bosque seco existen muchos cauces secos, que llevan agua cuando se producen lluvias intensas. Durante la época seca, que puede durar entre nueve meses y varios años, en estos cauces secos o quebradas quedan ciertos sitios con charcos de agua, que en el lenguaje local se conocen como jagüeyes. Por lo general, un jagüey se forma donde estratos de rocas afloran a la superficie y el agua subterránea es obligada a salir en forma de un puquio o manantial. Alrededor de ellos el bosque es más verde, por la presencia del agua, y se los distingue muy bien desde el aire. En sus cercanías crecen los higuerones (Ficus sp.), que tienen hojas verdes en forma permanente. Estos jagüeyes juegan un rol muy importante en el bosque seco, porque son las únicas fuentes de agua durante la prolongada época seca. Las funciones ecológicas de los jagüeyes son las siguientes: 1. Constituyen las únicas fuentes de agua para la fauna de los bosques secos. A ellos acuden numerosas especies para beber y son los abrevaderos naturales de las especies más importantes del bosque. En ellos es posible observar durante el día y en la noche a venados, sajinos, gatos silvestres (puma, ocelote, gato silvestre) y a muchas aves (palomas, loros y granívoros pequeños) tomando agua. 2. Son lugares de concentración de depredadores para cazar, por el alto número de animales que los visitan para beber. A ellos acuden el puma para cazar venados, el gato silvestre para cazar aves, y varias aves de presa (halcones y otros) para cazar pequeñas aves y ratones. Durante el atardecer y la noche son lugares frecuentados por los murciélagos insectívoros. También son lugares de concentración de las garzas, que buscan aquí los peces y los anfibios de los que se alimentan. 3. Son lugares frecuentados por especies terrestres que prefieren la cercanía del agua. Aquí encontramos especialmente a la colambo (Boa constrictor); al chilalo (Fumarius leucoptus), que busca el barro para construir sus nidos; y a los martines pescadores (Ceryle torquata y Chloroceryle americana). 4. Son lugares de refugio de la fauna acuática, que sobrevive en ellos durante la prolongada época de sequía. En los jagüeyes existe una extraordinaria concentración de peces, crustáceos (cangrejos y camarones) e insectos acuáticos. Estas especies se concentran en los últimos restos de agua a la espera de la próxima estación de lluvias. Cuando el nivel del agua es muy escaso, varias especies de crustáceos y peces pequeños se refugian entre la materia orgánica y el barro húmedo, donde logran sobrevivir. Otras especies sobreviven en forma de huevos, que depositan entre la materia orgánica y el barro. Cuando llegan las lluvias, que pueden ser muy intensas durante un Fenómeno de El Niño, y las quebradas tienen agua, se produce una verdadera explosión demográfica de las especies acuáticas, que desde los jagüeyes inician la repoblación de las quebradas. EN CONCLUSIÓN La función de los jagüeyes en el ecosistema merece ser investigada por su importancia para el manejo de la fauna, la conservación de especies y la repoblación de los cauces secos durante los fenómenos de El Niño, porque en ellos sobreviven muchas especies acuáticas en espera de las lluvias.

Los Bosques Secos del Marañón
El valle medio y alto del río Marañón, que corre de sur a norte, entre las cadenas occidental y central de la cordillera de los Andes, presenta características muy especiales. Desde los 9º 30' L.S. hacia el norte; el piso inferior es seco debido a las bajas precipitaciones por el encajonamiento del valle, pues las cadenas de montañas no permiten el paso de las nubes y de precipitaciones abundantes. La cordillera Central, ubicada entre el Marañón y el Huallaga, se constituye en una barrera para los vientos cargados de humedad provenientes de la parte amazónica. El clima del valle es cálido y seco en las partes bajas, y templado y húmedo en las laderas. En esta porción del valle seco del Marañón se distinguen tres comunidades principales: · Los ríos: con el lecho y las orillas desnudas o con escasa vegetación.

· El bosque de galería: siempre verde y que acompaña a las orillas de los ríos. El verdor del bosque se debe a las aguas subterráneas superficiales por la cercanía de los ríos. · El bosque seco: con abundancia de cactáceas, arbustos espinosos y el ceibo o barrigón (Eriotheca discolor). Las laderas del valle, encima de los 1 500 msnm en el norte y de los 2 900 msnm en el sur, son formaciones vegetales que pasan del tipo seco al tipo húmedo y lluvioso, hasta llegar a la puna o jalca. La fauna del valle del Marañón tiene tres grupos de especies: · Relacionadas con el bosque seco del lado del Pacífico: al menos un 50% de las especies se encuentran también en el valle del Marañón. · Relacionadas con la Amazonía: oso hormiguero (Tamandua mexicana), jaguar, lobito de río (Lutra longicaudis), sajino, guacamayo rojo (Ara militaris), pato criollo (Cairina moschata). · Elementos propios o endémicos, debido al prolongado aislamiento. Es una de las regiones del país con el más alto índice de endemismos. Entre las aves endémicas destacan: paloma del Marañón (Columba oenops), perico del Marañón (Forpus xanthops), canastero del Marañón (Phacellodomus dorsalis), Melanopareia maranonica, Turdus maranonicus, Incaspiza ortizi, Incaspiza laeta, Incaspiza watkinsi. Los principales reptiles endémicos son: jergón shushupe (Bothrops hyoprora), Anomalepis spinosus, Dipsas latifasciata, Tropidophis taczanowskii, Phyllodactylus interandinus, Tropidurus stolzmanni. A pesar de su interesante fauna y los endemismos existentes, el valle del Marañón no cuenta con un área protegida. Es de urgente necesidad delimitar varias áreas protegidas, antes que la destrucción de los ecosistemas avance hasta situaciones irreversibles.

EN CONCLUSIÓN En esta región es urgente profundizar los estudios científicos sobre las especies endémicas, la flora y la fauna. La ocupación humana está avanzando en forma muy acelerada y se corre el riesgo de perder parte de nuestro patrimonio natural con la extinción de especies únicas a nivel nacional y mundial. La heterogeneidad del espacio y su desplazamiento latitudinal lo hacen muy interesante para estudios científicos y para el establecimiento de áreas de protección del patrimonio natural.

Capítulo 8

El Desierto y las Lomas Costeras
A lo largo de la costa del Pacífico, desde el norte del Perú (60 L. S.) hasta el norte de Chile (220 L. S.) se extiende uno de los desiertos más áridos del mundo, conocido como el desierto del Pacífico. A pesar de las extremas condiciones de aridez, el desierto ofrece una interesante variedad de ecosistemas y una diversidad biológica muy original. Forma una angosta franja a lo largo de la costa, de unos 30 a 60 km de ancho, y hasta los 600 a 1 000 msnm. , Limita con el bosque seco ecuatorial al norte, y al este con la serranía esteparia. 1. El clima es semi-cálido muy seco (desértico o árido subtropical), con precipitaciones promedio anuales inferiores a los 150 mm y temperaturas medias anuales de 18 a 19 OC. La causa de la falta de lluvias se debe a que los vientos alisios húmedos, al pasar sobre las aguas frías de la Corriente Peruana, se enfrían y producen un colchón de neblinas hasta los 800 a 1 000 msnm, con temperaturas bajas de cerca de 13 OC. Encima de dicho colchón la temperatura aumenta de 13 a 24 OC, y el aire cálido absorbe la humedad, impidiendo la formación de nubes de lluvia. IMPORTANTE La humedad relativa es alta, generalmente por encima del 60%, llegando en invierno hasta el 1 00%. Cuando sobrepasa el 1 00% se produce una fina llovizna conocida como garúa. Las precipitaciones son escasas. En Lima son de un promedio de 48 mm. En años excepcionales, cuando hay un Fenómeno de El Niño, pueden ser muy superiores. En 1925 llovieron en Lima 1254 mm y en 1926, 1245 mm. Durante el verano desaparece la capa de neblinas y es cuando llueve en la sierra, y los ríos llevan abundante agua. Los vientos soplan generalmente del sur y sudoeste, variando de dirección según las horas del día.

Entre la 21:00 horas y las 08:00 horas son débiles y soplan desde tierra (tierra-mar); entre las 08:00 horas y las 18:00 horas son más fuertes y soplan desde el mar (mar-tierra).

2. La geomorfología es de planicies sedimentarlas, cerros y colinas bajas, que se elevan cada vez más hacia el este. La región es cortada por más de 40 ríos pobres en agua, cuyas cuencas colectoras están situadas en los altos Andes, no recibiendo afluentes en la región costera, y secándose muchos de ellos antes de llegar hasta el mar. Existen, además, muchos cauces secos, que conducen agua sólo cuando en las partes altas caen lluvias excepcionalmente altas o cuando llueve en la costa, fenómeno muy raro. Son frecuentes las lagunas y pantanos, especialmente cerca de las orillas marinas, muchos de ellas salobres y con abundante vegetación acuática. 3. Los suelos predominantes son desérticos arenosos (yermosoles), con zonas pedregosas (litosoles) y salobres. En los valles de los ríos existen suelos aluviales, ampliamente aprovechados para la agricultura intensiva de riego. En el sur predominan los suelos derivados de cenizas volcánicas, mientras en el norte y centro predominan los dunosos desérticos. 4. Las formaciones vegetales se pueden reducir a cuatro tipos: los desiertos, sin vegetación o sin ella; los valles u oasis fluviales, con bosques de galería; las lomas cosieras, con vegetación muy variada y que se desarrolla gracias a las abundantes neblinas invernales o camanchacas; y los ambientes acuáticos, con abundancia de totorales, juncales y gramadales.

Las Comunidades del Desierto
En el desierto se distinguen tres tipos de comunidades: el desierto, el gramadal y el tillandsial. 1. El desierto: Tiene muy escasas precipitaciones y, en consecuencia, la vegetación es inexistente o muy esporádica. Esta formación cubre gran parte de la costa peruana y es interrumpida sólo por los valles fluviales y las lomas costeras. IMPORTANTE Según las características locales se pueden distinguir diferentes tipos de desiertos: · De escombros: resultado de la erosión del viento. · De piedras: en cauces secos y zonas de levantamientos marinos. · De arena: cubiertos de arena, con dunas o médanos. · De sal; con extensas costras de sal, en zonas de salares y de filtraciones de agua marina. · De ceniza: en zonas cercanas a los volcanes andinos en el sur.

La fauna del desierto es pobre en especies; pero muy característica. Entre los invertebrados destacan una mosca, cuyas larvas se alimentan de los cactos; el pescadito de plata o lepisma; varios escorpiones y seudoescorpiones. La araña más frecuente es la del nido chato de arena (Sicarius peruensis), que construye sus nidos debajo de las piedras y otros objetos. 2. El gramadal: En él predomina la gramínea conocida como grama salada (Distichlis spicata), que crece en suelos con alto contenido de sal y puede cubrir extensas áreas cerca de orillas marinas. Algunas partes del gramadal pueden estar inundadas con aguas salobres. La fauna del gramadal es variada, encontrándose aves (garza bueyera, garza blanca grande, golondrinas, cernícalo), varios ratones, reptiles (lagartijas y salamanquejas) y muchos insectos. 3. El tillandsial: Se caracteriza por formaciones vegetales de varios tipos de bromearas o achupallas (Tillandsia spp.), de la familia de la piña (Bromeliáceas). En diversas partes del desierto se encuentran extensiones importantes de estas achupallas, que pueden cubrir varias hectáreas y forman un ecosistema característico. Descansan sobre el suelo, pero se nutren de la escasa humedad ambiental y del polvo que se

deposita sobre ellas, es decir que son epifitas del suelo, pues no enraízan y sólo descansan sobre él. Para captar la escasa humedad ambiental, las hojas están cubiertas de numerosos pelos que absorben la humedad. En la base de cada pelo tienen células especiales que almacenan el agua. En estado de sequedad estas células están encogidas, y cuando han absorbido agua están hinchadas o turgentes. La fauna del tillandsial es bastante pobre. Varias especies de mariposas, el grillo y los chanchitos de humedad, y una especie de ratón, conforman el grupo de herbívoros. Los carnívoros principales son los alacranes, algunas arañas, las lagartijas, la salamanquesa, la golondrina, la lechuza de los arenales y el cernícalo. El cernícalo (Falco sparverius) frecuenta el tillandsial para cazar ratones y lagartijas. La lechuza de los arenales (Athene cunicularia) vive en huecos del suelo y se alimenta de alacranes, lagartijas, salamanquejas, insectos y ratones.

Las Lomas Costeras
Son ecosistemas de condiciones ecológicas especiales, con vegetación de diversos tipos y que reverdece durante el invierno (mayo-octubre). Están distribuidas desde Illescas (Dpto. de Piura, a 6º L. S.) hasta el norte de Chile (30º L. S.), presentándose en forma más intensa entre los 8º y 18º L. S. La vegetación de lomas se desarrolla en las laderas orientadas hacia el mar, que favorecen la condensación de las neblinas traídas por los vientos que soplan del sur y el sudoeste. Estas laderas pueden comenzar casi al nivel del mar y llegar hasta los 1 000 msnm, con variaciones a nivel local. Encima de los 1 000 msnm cesa la influencia de las neblinas, debido al fenómeno de inversión térmica, no existiendo vegetación invernal allí. Durante el invierno la humedad relativa está por encima del 80%, llegando al 100%, lo que produce la precipitación del agua en forma de fina lluvia, conocida como garúa o camanchaca. Las precipitaciones están entre 40 y 1 00 mm/año, cantidad significativamente superior a la del desierto que rodea las lomas. En las laderas ubicadas entre los 400 y 600 msnm las neblinas son más frecuentes y la precipitación puede llegar hasta los 400 mm. Cuando existen paredes rocosas y vegetación arbórea, las neblinas se condensan más, por el efecto de intercepción, y al pie de los árboles la precipitación puede llegar a los 500 mm. Esto permite el desarrollo de una vegetación más tupida y la formación de manantiales u ojos de agua, y hasta de pequeños riachuelos, como en las lomas de Atiquipa (Chala). IMPORTANTE El suelo de las lomas es muy variable, siendo por lo general arenoso, arcilloso o pedregoso. Existen paredes de rocas y rocas grandes, en cuyas grietas se acumula materia orgánica que permite el crecimiento de plantas típicas adaptadas a la humedad temporal. La vegetación es variada y conformada por algas, líquenes, musgos, helechos y plantas de flores de porte herbáceo, arbustivo y arbóreo.

Las características más importantes de las lomas costeras son las siguientes: · La fuerte variación estacional en la disponibilidad de humedad: en verano (diciembre - abril) están secas y en invierno (mayo - octubre) hay gran humedad. · La marcada diferencia de temperaturas: en verano es cálido (encima de 25º C) y en invierno templado (13º C). · La marcada sucesión en el desarrollo de la vegetación. Primero crecen las algas y los musgos, que necesitan menos agua. Luego germinan las fanerógamas, floreciendo primero ciertas amarilidáceas (como el amancae, Ismene amancaes), y siguen las plantas herbáceas, arbustivas y las gramíneas. Finalmente, ya en el verano y cuando todo está seco, florece la flor de trompeta (Stenomesson coccineum). · La adaptación de la flora a la variación estacional, especialmente para sobrevivir la época seca. Muchas plantas poseen bulbos, rizomas y cebollas; otras son caducifolias; y las anuales sobreviven en forma de semillas. · La adaptación de la fauna a la variación estacional. Muchas especies emigran durante la época seca; otras estivan debajo de piedras y huecos, y otras sobreviven en forma de larvas.

EN CONCLUSIÓN La flora y la fauna de las lomas costeras tiene un alto grado de endemismo. El 43% de la flora de las lomas está conformado especies endémicas, y similar es el caso de la fauna. Por desgracia, el sobrepastoreo y la tala de los árboles están destruyendo estos ecosistemas.

Las Formaciones Vegetales de las Lomas
Según la vegetación se distinguen diversos tipos de lomas: de árboles, de arbustos y hierbas, de suculentas, de plantas xerófitas y semixerófitas. 1. Lomas con árboles: Las lomas con árboles eran más abundantes en el pasado, pero debido a la deforestación han sido reducidas paulatinamente. Algunas tienen vegetación arbórea más densa y se presentan en el sur, siendo las de Atiquipa (Chala) las más desarrolladas, con bosques abundantes y un riachuelo de aguas permanentes. Las otras son las de Chápara, donde una mirtácea endémica (Eugenia ferreyrae) forma bosquetes. Este tipo de lomas tiene fauna más abundante. Otras se caracterizan por la presencia de árboles dispersos, que obtienen el agua de las rocas cercanas. Las especies arbóreas más importantes son la tara (Caesalpinia spinosa), el palillo (Capparis prisca) y el huarango o espino (Acacia macracantha). Las ramas de los árboles tienen abundancia de musgos y líquenes donde crecen helechos, piperáceas y begonias. Una cucurbitácea trepadora (Sicyos bederoa) puede formar en años húmedos grandes alfombras y hasta cubrir los árboles por completo. 2. Lomas de arbustos y hierbas: Las lomas de arbustos y hierbas son de características variables. Donde la humedad del suelo es suficiente y permanece durante todo el año se encuentran lomas de arbustos siempre verdes. Donde la humedad no es suficiente se forman lomas de arbustos que reverdecen en invierno y se secan o pierden las hojas en el verano. Aquí el mito (Carica candicans) es una planta suculenta muy frecuente. ¿SABÍAS QUÉ? En terrenos arenosos las plantas más frecuentes son una amarilidácea conocida como flor de trompeta (Stenomesson coccineum), que tiene hojas en invierno y flores en verano; la Nolana humifus, de flores azules, y la Stellaria, de flores blancas. En las partes pedregosas este tipo de loma se caracteriza por la presencia de la flor de amancae (Ismene amancae), muy bella y endémica de las lomas costeras. Es considerada la flor simbólica de la ciudad de Lima.

3. Lomas de suculentas: Se caracterizan por la presencia de especies de plantas suculentas, o sea, que almacenan agua en sus tallos para sobrevivir la sequía. En algunas zonas predominan un olluco silvestre (Oxalis sp.) y una portulacácea (Calandrinia sp.),:que forman comunidades extensas. En otras zonas predominan especies de cactos (Isalaya, Haageocereus y Cereus) con varias especies endémicas de las lomas. 4. Lomas de xerófitas y semixerófitas: Estas lomas se caracterizan por tener especies de plantas que resisten la sequía. En las paredes rocosas es característica una bromeliácea (Pitcairnia sp.), que crece sobre las rocas y entre las grietas. Los musgos pueden cubrir extensas áreas del desierto y de las rocas. En las zonas pedregosas, los helechos pueden cubrir importantes áreas. En los suelos arenosos o arcillosos, el alga Nostoc commune tiñe el desierto de color oscuro. En verano está totalmente seca y parece un polvo negro sobre el suelo. En invierno, cuando las neblinas humedecen el ambiente y el suelo, se vuelve gelatinosa y aumenta de tamaño, porque absorbe abundante agua. También son frecuentes las achupallas (Tillandsia spp.) y los líquenes de color blanco (Cladonia rangiformis), que pueden cubrir el suelo y las rocas en grandes extensiones.

La Fauna de las Lomas Costeras

Por la variación climática anual entre humedad (invierno: mayo a octubre) y sequía (verano: diciembre a abril) la fauna ha desarrollado una serie de adaptaciones para sobrevivir a la prolongada falta de agua. Durante la época seca muchas especies emigran, especialmente las aves; otras estivan, o sea, pasan el verano en inactividad, y otras sobreviven con los escasos alimentos disponibles. Las especies que no pueden emigrar (perdiz y zorrino) sobreviven a base de bulbos, semillas e invertebrados. Durante esta época las poblaciones bajan considerablemente y hay especies que no se encuentran. 1. Los mamíferos están representados por 24 especies. Existen dos especies de marsupiales: la muca común (Didelphis spp.) y la marmosa (7hylamys elegans). De los murciélagos se han clasificado 11 especies, entre ellos el vampiro (Desmodus rotundus). Los roedores están representados por 6 especies (3 ratones nativos; el ratón europeo, la rata y la vizcacha Lagidium peruanum). El ratón Phyllotis darwini aumenta su población considerablemente durante el invierno. Los carnívoros están representados por el zorro andino o atoj (Pseudalopex culpae), el zorro de Sechura (Pseudalopex sechurae), el puma (Felis concolor), el gato andino u osjo (Oncifelis colocolo), y el zorrino o añás (Conepatus chinga). Los rumiantes son hoy raros. En el pasado existían importantes poblaciones de guanacos, que migraban durante el invierno a las lomas y durante el verano a las vertientes occidentales. Otro rumiante presente en las lomas es el venado gris o lluichu (Odocoileus virginianus), pero es muy escaso. 2. Las aves están representadas por 71 especies, siendo pocas las residentes, tratándose en su mayoría de migrantes a las lomas durante el invierno. Son frecuentes las perdices, las palomas, la lechuza de los arenales, el cernícalo o quillicho, un lorito, cinco especies de picaflores, el turtupilín o putilla, y la pichisanca o gorrión europeo. La perdiz de las lomas (Nothoprocta pentlandi) tiene subespecies propias en las lomas. Se trata de una especie residente e incapaz de trasladarse a largas distancias, porque es muy mala voladora. El chorlito del campo (Oreopholus ruficollis) visita las lomas en invierno y anida en las partes arenosas cubiertas de hierbas. La lechuza de los arenales (Athene cunicularia) construye galerías en las partes arenosas, donde anida. Se alimenta de alacranes e insectos, especialmente; pero también de ratones y lagartijas. En la entrada de sus galerías se encuentran los regúrgitos, gracias a los cuales se puede determinar la dieta de estas aves por los restos que se encuentran en ellos (huesos, élitros, caparazones, etc.). En las cactáceas se encuentra al canastero de los cactos (Asthenes cactorum), que construye su nido entre las espinas. De esta ave se encuentran varias subespecies a lo largo de la costa. 3. Entre los reptiles se presentan dos especies venenosas de serpientes y varias culebras. Son frecuentes 5 especies de lagartijas y varias de saltojos o salamanquejas (Phyllodactylus spp.). ¿SABÍAS QUÉ? El único anfibio registrado de las lomas es el sapo común de la costa (Bufo spinulosus), y sólo se le halla en las lomas de Atiquipa. 4. Los invertebrados son muy numerosos y forman parte de la dicta de muchas especies carnívoras. En las lomas de Atocongo (Lima) se han registrado 256 especies de artrópodos (coleópteros, moscas, avispas, mariposas, arañas y escorpiones).

La Red Trófica en las Lomas de Lachay
La red trófica en las lomas costeras es bastante simple y pondremos como ejemplo la de las Lomas de Lachay, al norte de Lima, por ser una de las más estudiadas y visitadas. IMPORTANTE

La zonificación altitudinal de estas lomas, desde el nivel de¡ mar hasta las partes más altas es la siguiente: 1. Parte baja: entre el nivel del mar y los 300 - 400 msnm se presentan el desierto costero, sin vegetación y sólo arenales de color crema grisáceo; la loma de algas (Nostoc commune), de típico color negro, en forma de polvo en el verano y gelatinosa en el invierno; la loma de achupallas (Tíllandsia sp.), sobre el arenal y en partes rocosas secas a la sombra del viento; y la loma de flor de trompeta (Stenomesson coccineum), en el arenal, con hojas en invierno y flores en el verano. 2. Entre los 300 - 400 y los 600 - 700 msnm se presentan la loma de croton (Croton sp,), con arbustos bajos y hierbas, especialmente gramíneas; la loma tipo parque, con árboles dispersos (tara, huarango, mito) y con hierbas; y la loma de arbustos (Piqueria, Carica y Croton), en las partes al pie delas rocas y con neblinas persistentes. 3. Encima de los 600 - 700 msnm, y a la sombra del viento, son frecuentes la loma de musgos y líquenes; y la loma de cactos, en las partes más secas, altas y a la sombra de los vientos. La red trófica está conformada por los siguientes elementos: 1. Productores: Las plantas con capacidad de fotosíntesis: achupallas, algas, arbustos, hierbas, árboles (tara, palillo, mito), cactos, musgos y líquenes. 2. Herbívoros: · Mamíferos: venado gris (Odocoileus virginianus), ratones (Phyllotis spp.), vizcacha (Lagidium peruanum) y guanaco. · Aves: perdiz de las lomas (Nothoprocta pentlandi), palomas (Zenaida auriculata), tortolitas (Metriopelia ceciliae), loritos (Bolborhynchus aurifrons), aves granívoras (Sporophila spp.). · Invertebrados: insectos (mariposas y sus orugas, abejas, palitos vivientes), moluscos (caracoles y babosas), crustáceos (chanchito de humedad). 3. Carnívoros: · Mamíferos: zorro (Pseudalopex spp.), zorrino (Conepatus chinga), gato silvestre u osjo (Felis colocolo), puma (Felis concolor) y murciélago. · Aves: cernícalo (Falco sparverius), lechuza de los arenales (Athene cunicularia), aguilucho grande (Geranoaetus fuscescens), aguilucho común (Buteo polyosoma), turtupilín (Pyrocephalus rubinus). · Reptiles: jergón de costa (Bothropspictus), culebra de las lomas (Sibynomorphus williamsl), lagartija (Tropidurus spp.), lagartija verde (Ctenoblepharis adspersus), salamanquesa (Phyllodactylus lepidopygus). · Arácnidos: arañas, alacranes y ciempiés. 4. Carroñeros: gallinazo negro (Coragyps atratus), camaronero (Cathartes aura) y cóndor, este último muy raro.

Las Comunidades de los Ríos costeros
A lo largo del desierto costero existen unos 52 ríos que llegan al mar al menos en verano y cuyas aguas provienen de los andes. Las comunidades más importantes son las de los ríos y de los bosques de galería. 1. Los bosques de galería: En las orillas de los ríos existían en el pasado extensos bosques, conocidos como bosques de galería, hoy reducidos a su mínima expresión porque todos los valles han sido ocupados por la agricultura intensiva. Estos bosques están formados por el huarango o espino (Acacia macracantha), el sauce (Salix humboldtiana), la cañabrava (Gynerium sagittatum), el carrizo y diversos arbustos, como el pájaro bobo (Tessaria integrifolia). Los bosques de galería albergan una fauna muy abundante, que va desapareciendo por la tala y reducción del hábitat. Han desaparecido completamente el guanaco y el venado gris. Entre los mamíferos son comunes la muca-muca, un marsupial que lleva sus crías en una bolsa abdominal, y varios ratones. IMPORTANTE

En estas comunidades se han hallado 67 especies distintas de aves. Destacan las palomas (cuculí, tortolito); muchas especies pequeñas, como el turtupilín, de hermoso color negro y rojo; las garzas, que anidan allí, y las aves de rapiña, como el cernícalo. 2. Los ríos: Los ríos costeros son tormentosos y con flujo de agua muy variable: durante el verano (diciembre a mayo), cuando llueve en la sierra, tienen agua abundante; durante el invierno (junio a noviembre) el agua es escasa, y algunos de ellos no llegan al mar. El cauce de los ríos está cubierto de piedras. Todos ellos tienen una laguna terminal en su desembocadura. La fauna más notoria de los ríos está formada por los crustáceos, los peces, los anfibios, las aves y los mamíferos. Entre los crustáceos destacan el camarón de río (Cryphiops caementarius), la especie más apreciada; el cangrejo de río (Psudothelphusa chilensis) y varias especies más, la mayoría de ellas endémicas. Los peces van disminuyendo de norte a sur, y al sur, del río Mala ya sólo quedan dos especies. Los principales son la charcoca (Lebiasina bimaculata), el pámpano, la carachita (B-ryconamericus peruvianus), el bagre o life (Pygidium punctulatum), el pejerrey de río (Basilichthys archaeus) y las lisas (Mugil spp.). Estas últimas pasan la etapa adulta en el mar, mientras que los pequeños penetran varios kilómetros en los ríos costeros, pasando su etapa juvenil en las aguas dulces. Las aves más frecuentes son el martín pescador pequeño (Chloroceryle americana) y el grande o matraca (Megaceryle torquata), que se alimentan de peces que pescan en picada; el zambullidor pico grueso (Podilymbus podiceps); el pato gargantilla o alabanco (Anas bahamensis); cinco especies de garzas y, durante el invierno, la gaviota serrana (Larus serranos), que migra desde la puna a la costa. ¿SABÍAS QUÉ? El único mamífero detectado hasta ahora en los ríos del desierto costero es la nutria de mar o gato felino (Lutra felina), que en los ríos Majes y Ocoña, penetra en busca de camarones, cangrejos y peces. El único anfibio presente es el sapo común (Bufo spinulosus). También se encuentran numerosas especies de insectos (libélulas) y sus larvas, y caracoles acuáticos. La fauna de los ríos costeros desaparece aceleradamente por la contaminación por pesticidas y aguas servidas, y la extracción de agua para el riego.

El Camarón de Río
En los ríos de la costa peruana se encuentran hasta siete especies de crustáceos, entre camarones y cangrejos, con la peculiaridad de que las especies van disminuyendo de norte a sur. Desde el río Rímac hasta el norte de Chile existen solamente dos especies: el cangrejo de río (Pseudothelphusa chcihlensis) y el camarón de río o camarón rojo (Cryphiops caementarius). El camarón se encuentra en los ríos desde el norte del Perú (río Tayrni-Mochumí, 6º30' L.S.) hasta el norte de Chile, desde el nivel del mar hasta los 1 400 msnm. Es una especie de gran importancia económica por ser utilizada en la preparación de una serie de platos deliciosos (chupe de camarones) y muy característicos de la costa peruana. Vamos a explicar su forma de vida y sus características reproductivas, como un ejemplo de una especie representativa del ecosistema de los ríos. Los adultos viven en el lecho del río, escondiéndose debajo de las piedras ante el menor peligro. Prefieren el lecho del río con abundantes piedras y pozas, y siempre las aguas limpias y corrientes; por eso su presencia es una señal de que el río no está aún contaminado en exceso. El tamaño es variable y, en los lugares donde no se le pesca en exceso, se pueden encontrar algunos de más de 13 cm de largo. Posee un par de pinzas, siempre una más gran que la otra; éstas son esencialmente un instrumento para la defensa de sí mismo y de su territorio. Las pinzas son mucho más grandes en los machos. Sus antenas son largas y le sirven para percibir la corriente del agua y cualquier cambio brusco en el movimiento de las mismas.

Los ejemplares jóvenes cambian de caparazón o exoesqueleto cada cierto tiempo, pues, al crecer, el que poseen les va quedando estrecho. Esta caparazón o exoesqueleto no crece con el animal, por estar constituido de sales minerales. Se alimenta de algas, que son abundantes en el río;'de detritos o materia orgánica muerta (restos de plantas, hojas, etc.) e insectos, especialmente si están muertos. El alimento es cogido con un par de pinzas pequeñas y llevado a la boca. ¿SABÍAS QUÉ? Para la reproducción, que sucede durante los meses de verano (noviembre a abril), las hembras tienen los huevos debajo del abdomen. Las larvas se desarrollan especialmente en las desembocaduras de los ríos y en el mar cercano a ellas, donde se las encuentra en abundancia durante los meses de verano. Los juveniles migran río arriba hasta llegar a la edad adulta. Sus principales depredadores son: · Peces, que depredan especialmente a los juveniles. · Aves: garzas de varias especies; los martines pescadores (Chloroceryle americana y Megaceryle torquata); las gaviotas, tanto marinas como la andina; varios patos, que frecuentan los ríos; el zambullidor; el flamenco o parihuana (Phoenicopterus ruber). · Mamíferos: la nutria de mar (Lutra felina), que penetra en los ríos Majes y Ocoña en busca del camarón; el zorro (Pseudalopex culpaeus), que lo busca en aguas poco profundas. · Los humanos, que lo pescan intensamente para comercializarlo. La pesca se realiza a mano, hurgando bajo las piedras, o con trampas de caña que se colocan en la corriente del río y atrapan a los camarones durante la noche. A veces se llega hasta el extremo de envenenar el agua para capturar el mayor número posible. EN CONCLUSIÓN El camarón rojo ha desaparecido de varios ríos, como el Rímac, y está en peligro de desaparecer de otros por la extracción abusiva y la contaminación de las aguas. Para su protección se han establecido vedas de pesca.

Las Comunidades de las Lagunas Costeras
Las lagunas, estanques y pantanos son relativamente frecuentes a lo largo del desierto costero. Su origen está en el afloramiento de aguas subterráneas o filtraciones de un río cercano, encontrándose generalmente en las cercanías de la desembocadura. Se pueden distinguir dos tipos: (i) De aguas salobres (lagunas y pantanos originados por la filtración de aguas marinas) y (ii) De aguas dulces (lagunas y pantanos de origen fluvial). IMPORTANTE En las lagunas y estanques de agua dulce se pueden distinguir las siguientes zonas: · Las aguas libres: la parte no cubierta de plantas acuáticas. · La zona de plantas flotantes: formada por plantas flotantes, que cubren en parte o totalmente el espejo de agua. Las especies principales son el lirio de agua (Eichornia crassipes), la guama (Pistia stratiotes) y otras (Elodea). · Los totrales: alrededor del estanque y con formaciones cerradas de junco (Scirpus spp.) y totora (Typha angustifolia). · Las praderas húmedas: cerca de las lagunas y cubiertas de pastos, matorrales y árboles dispersos.

En las lagunas y estanques de agua salobre las zonas son similares, pero varían las plantas, predominando la grama salada (Distichlis spicata) y otras plantas de este tipo de ambientes (Sesuvium, Batis y Saliconia).

La fauna de las lagunas de agua dulce es muy variada. En las Lagunas de Villa (Lima) se han clasificado más de 100 especies de aves. Entre los mamíferos, la muca-muca (Didelphis spp.) es común y se refugia en los totorales. Las aves están representadas por numerosas especies. En las aguas libres y de plantas flotantes son frecuentes la polla de agua (Gallinula chloropus), la polla sultana (Porphyrula martinica), la gallareta (Fulica ammcana) y la gallineta común (Rallus sanguinolentus). Los zambullidores también prefieren estas zonas, por ejemplo el zambullidor pico grueso (Podilymbus podiceps). El cushuri (Phalacrocorax brasilianus) es otra especie que puede ser vista aquí. Existen también numerosas especies de patos. En los totorales son frecuentes el totorero (Phleocryptes melanops), que construye un nido uniendo varias hojas de totora; el sietecolores (Tachuris rubrigastra), que construye su nido en una hoja de totora; y la garza tamanquita (Butorides striatus), una garcita enana. En las praderas pantanosas son frecuentes la garza bueyera (Bubulcus ibis), la garza blanca pequeña (Leucophoyx chula), la garza cuca (Ardea cocoi), la garza blanca grande (Casmerodius albus) y el huaco (Nycticorax nycticorax). Aquí también son frecuentes aves pequeñas, como el lique-lique (Ptiloscelys resplendens), el huerequeque (Burhinus superciliaris), las dormilonas (Muscisaxicola spp.) y el chichirre (Anthus chii). En las lagunas salobres se desarrolla masivamente un crustáceo pequeño (Artemiajelskii), que es el alimento preferido de la parihuana o flamenco (Phoenicopterus rubor). EN CONCLUSIÓN Estos ambientes acuáticos son sumamente importantes para la fauna acuática (aves, peces, anfibios, crustáceos, insectos), las aves migratorias y la flora acuática. Su conservación debe estar bajo la responsabilidad de los municipios, que pueden transformarlas en áreas de recreación y educación para goce de la generación presente y de las venideras.

Los Pantanos de Villa
En el distrito de Chorrillos se ubica un área natural conocida como los Pantanos de Villa, enclavada dentro del casco urbano de Lima Metropolitana. El ambiente natural formado por un conjunto de lagunas, de poca profundidad, y comunidades de plantas acuáticas y gramadales. En esta zona se han registrado unas 100 especies de aves y unas 60 de plantas vasculares, además de especies de fauna acuáticas como peces, moluscos, crustáceos y otras. Por ser una de las últimas áreas naturales de Lima, y de gran interés para la recreación, está protegida. 1977: fue declarada como Parque Zonal Metropolitano No. 25 (Decreto Supremo 009-77-VC) y pasó a ser parte del Sistema de Áreas Recreacionales para Lima Metropolitana. 1989: el Ministerio de Agricultura declara 396 ha como zona reservada para la conservación de la flora y fauna silvestres (Resolución Ministerial 144-89-DGFF-AG). 1991: el Concejo Metropolitano de Lima declaró la zona como Área Ecológica Metropolitana (Acuerdo de Concejo No. 026-91), ya que 196 ha son propiedad del Concejo. 1993: la Municipalidad de Lima establece el proyecto especial Gran Parque Natural Metropolitano de Villa, para implementar acciones que permitan el resguardo, la protección, la tranquilidad social del entorno y la conservación de la flora y fauna locales. Se pretende establecer un desarrollo del área con miras a la protección del medio ambiente y la organización de servicios recreacionales y culturales de alcance metropolitano.

1994: se constituye la Coordinadora para el Desarrollo y Manejo de la Zona Reservada Pantanos de Villa, integrada por el Ministerio de Agricultura, la Municipalidad de Chorrillos, el Ministerio de Defensa y la Municipalidad de Lima. IMPORTANTE La importancia de los Pantanos de Villa radica en que es un área amplia para la recreación de la población limeña y para conservar algo del ambiente natural del valle del Rímac. Este concepto debería estar por encima de cualquier otro uso posible y ser la base para la conservación de ese ecosistema. Sin embargo, el área está afrontando graves problemas que, en síntesis, son: 1. Sostenibilidad del flujo de agua al área. El abastecimiento de agua proviene de aguas subterráneas de la quebrada de San Juan y del Óvalo de Villa, de la cuenca marginal del do Rímac. Por la extracción de agua subterránea en Lima varios manantiales se han secado, quedando activos sólo los que provienen de la zona de San Juan. 2. Ocupación ilegal de las tierras, por el alto valor de la tierra urbanizable. Con varios juicios, se trata de recuperar las partes invadidas. 3. Contaminación por arrojo de desmonte, basura y el estancamiento de las aguas. 4. Conflictos entre las autoridades responsables, como las Municipalidades de Chorrillos y de Lima Metropolitana, y el MAG. En lugar de ponerse de acuerdo para lograr un objetivo común a futuro, se entorpecen y pierden el tiempo en conflictos negativos. EN CONCLUSIÓN Si se sigue con esta tendencia, el área corre el riesgo de degradación total. Las consecuencias serían para los pobladores de la ciudad, quienes perderán un área de gran importancia recreacional y educativa. Los conflictos deberían ser puestos de lado en aras de los intereses de la comunidad.

Capítulo 9

La Serranía Esteparia
Desde el Dpto. de La Libertad hasta el norte de Chile, en las vertientes occidentales andinas, el desierto costero va pasando de la aridez casi total a formaciones de suculentas, estepas andinas, bosques andinos y formaciones de chocho (Lupinus) hasta limitar con la puna. En el centro del Perú el límite del desierto costero está hacia los 1 000 msnm, donde también termina la influencia de las neblinas invernales. El límite superior está hacia los 3 800 msnm. En el sur el desierto llega a más altura, como también el límite con la puna. Hacia el norte es más bajo a medida que se acerca a la línea ecuatorial. Ala región mencionada, que limita al oeste con el desierto costero, al norte con el bosque seco ecuatorial y al este con la puna, se le denomina serranía esteparia, tomando el nombre de la formación vegetal más sobresaliente. 1. El clima está condicionado por la elevación de las vertientes andinas, desde los 1 000 hasta los 3 800 msnm. Se distinguen dos tipos de clima: el clima templado subhúmedo, entre los 1 000 y los 3 000 msnm, con temperaturas superiores a los 20º C y precipitaciones que están por debajo de los 500 mm/año; y el clima ftío, encima de los 3 000 msnm, con precipitaciones alrededor de los 700 mm/año, temperatura media anual alrededor de los 12º C, y veranos lluviosos e inviernos secos, con heladas por encima de los 3 200 msnm. 2. La orografía es muy compleja, con valles estrechos y laderas muy empinadas, y disección en quebradas con muy pocas planicies. 3. Los suelos son predominantemente pedregosos, con afloramientos de roca en las laderas, o sea, litosoles. En las partes altas aparecen suelos castaños. Los suelos de aptitud agrícola son muy escasos. 4. Los ríos son de aguas rápidas y tormentosas, disminuyendo su temperatura con la altitud, con una interesante zonación de especies acuáticas. Los lagos y lagunas son muy raros y de poca extensión. 5. La vegetación va aumentando con la altura y puede ser agrupada en cuatro pisos:

· El semidesierto: entre los 1 000 y los 1 400 - 1 600 msnm. Por las escasas precipitaciones (debajo de los 500 mm), la vegetación es exigua y está conformada especialmente por plantas suculentas y xerófitas, como achupallas (Tillandsia), cactos, vegetación rala de gramíneas y algunos huarangos. · La serranía esteparia baja: entre los 1 400 - 1 600 y los 2 400 - 2 600 msnm. Con vegetación de estepa, donde el mito (Carica candicans), el huanarpo (Jatropha sp.) y varias cactáceas (Espostoa) alternan con pajonales y formaciones de bromeliáceas (Pitcairnia spp.). · La serranía esteparia media: entre los 2 400 - 2 600 y los 2 900 - 3 200 msnm. La vegetación se caracteriza por el bosque ralo y zonas peñascosas cubiertas de bromelias y cactos. · La serranía esteparia alta: de los 2 900 - 3 200 a los 3 800 - 4 000 msnm. Con estepa de gramíneas y arbustos diversos, especialmente de chocho.

EN CONCLUSIÓN Es una región con serias limitaciones para la agricultura y la ganadería, pero con muy hermosos paisajes y especiales atractivos como sus poblados, ruinas arqueológicas y restos de bosques. La depredación de los recursos ha traído graves consecuencias para el abastecimiento de agua, erosión violenta y extinción de especies.

Las Comunidades Vegetales
La serranía esteparia presenta una interesante sucesión de pisos a medida que asciende en altura. Las formaciones vegetales sucesivas en altitud son el semidesierto, la estepa de mito y huanarpo, los bosques, y las formaciones de chocho o lupino. 1. El semidesierto: Se encuentra entre los 1 000 y los 1 400 - 1 600 msnm, con vegetación xerófita y con hierbas verdes en verano, en las laderas bajas e intermedias. Durante el verano, con las lluvias esporádicas, crecen hierbas y gramíneas de diferentes tipos, que cubren el suelo con mayor o menor densidad dependiendo de la cantidad de lluvias. Las formaciones de cactáceas siguen inmediatamente al desierto y se caracterizan por la predominancia de cactos, algunos de ellos lanudos (Espostoa lanata). En total existen unas 13 especies de ellos. 2. Estepa de mito y huanarpo: Esta formación se encuentra entre los 1 400 - 1 600 y los 2 400 - 2 600 msnm. En ella predominan dos especies caducifolias: el mito (Carica candicans) y el huanarpo (Jatropha spp.). El mito es una papaya silvestre de frutos comestibles y agradable aroma. El huanarpo es suculento, con savia blanca y muy cáustica, y flores blancas o rojas, que se conocen como huanarpo macho y huanarpo hembra y se usan como medicinales. En las laderas rocosas se encuentran varias especies de achupallas, especialmente una espinosa del género Pitcairnia. También se encuentra aquí la cabuya o pita (Fourcroea occidentalis). 3. Formaciones de bosques: Entre los 2 600 y los 3 200 msnm, y en lugares inaccesibles, se encuentran restos de bosques que en el pasado fueron más abundantes y han desaparecido casi por completo por la acción del hombre. El más conocido es el bosque de Zárate, en la cuenca del río Rimac, cerca del poblado de San Bartolomé. En él las especies arbóreas principales son los higuerones (Ficus sp.) y especies del género Oreopanax. Una especie característica es el aliso (Alnus acuminata), de la que se obtienen madera, tintes, forraje, y tiene uso medicinal. La flora está relacionada con la selva alta, con muchos elementos propios. Estos bosques también son conocidos como "bosque de arroyada" por crecer en las quebradas. 4. Las formaciones de chocho: Entre los 2 900 - 3 200 y los 3 800 - 4 000 msnm, antes de la puna, comienza a predominar el lupino o chocho (Lupinus spp.), una leguminosa de flores azules, así como los pajonales. En algún lugar de esta zona, y a partir de un chocho silvestre, se domesticó hace miles de años el chocho o tarhui (Lupinus mutabilis), una especie doméstica ampliamente cultivada en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, y que contiene alta cantidad de proteínas. Aún hoy en día, en algunos lugares, se consumen las semillas del chocho silvestre. ¿SABÍAS QUÉ? La vegetación de la serranía esteparia está muy reducida en la actualidad y desaparece paulatinamente por la tala (leña y madera), por las quemas continuas (especialmente durante los meses de verano) y por el sobrepastoreo, principalmente de cabras. Como consecuencia de la reducción de la cobertura vegetal, durante la época de lluvias se producen intensos deslizamientos de tierras, conocidos como huaycos. Para contrarrestar esto se necesita iniciar programas de manejo de las cuencas, con reforestación, control de quemas y control del sobrepastoreo, con la participación activa de los pobladores locales.

La Fauna de la Serranía Esteparia

La fauna de la serranía esteparia está relacionada con la del desierto costero, de la puna, de la selva alta, y tiene elementos propios. 1. Fauna del semidesierto: Es muy similar a la del desierto y las lomas costeras; pero con elementos de las vertientes andinas. Entre los mamíferos destacan dos especies de muca o muca-muca o huarishauca (Didelphis spp.), una de orejas negras y otra de orejas blancas; los murciélagos, entre ellos el vampiro común; cuatro especies de ratones (Phyllotis spp.); la vizcacha (Lagidium peruanum); el zorro andino (Pseudalopex culpaeus); el zorrino o añás andino (Conepatus chinga); el puma (Felis concolor), y el gato andino u osjo (Felis colocolo). Las aves son bastante abundantes, siendo comunes el canastero de los cactos (Asthenes cactorum) y el cernícalo o quillicho (Falco sparverius). Entre los reptiles existe el jergón de costa o sancarranca (Bothrops pictus) y varias lagartijas (Tropidurus, Ctenoblepharis). 2. Fauna de la estepa de mito y huanarpo: En esta zona hay dos especies propias de mamíferos: el guanaco y el venado gris. El guanaco es la forma silvestre de la llama y habita las estepas de gramíneas de las vertientes occidentales, desde La libertad hacia el sur. Durante el verano, cuando llueve en las vertientes y los pastos rebrotan, el guanaco pasta en ellas. En invierno, cuando las lomas reverdecen, migra hacia la costa. Es una de las especies más amenazadas de la fauna peruana, pues no existen más de 2 000 ejemplares en todo el país. El venado gris o de cola blanca (Odocoleus virginianus) durante el día se esconde entre los matorrales y sale a pastar al atardecer y al amanecer. En esta zona también son abundantes las perdices, siendo la más común la perdiz serrana o llutu (Nothoprocta pentlandi). Las palomas más frecuentes son la rabiblanca (Zenaida auriculata), la tortolito peruana (Eupelia cruziana) y la cascabelita (Metriopelia cecilae). 3. Fauna del bosque ralo: La fauna del bosque ralo es muy variada. En el pasado existía en los bosques el oso de anteojos, hoy relegado a unas pocas áreas en la cuenca del río Pativilca. Las aves son abundantes, con especies endémicas como la cotinga de Zárate (Ampelion stresemanni) y varias otras. El carnívoro más importante es el puma (Felis concolor), que se alimenta de venados y guanacos; pero también son frecuentes el zorro andino y el zorrino. Una de las especies propias de estos bosques es la paloma torcaza (Columbina fasciata), de cuello blanco y la más grande del país. 4. Fauna de la serranía esteparia alta: La fauna de la serranía esteparia alta, en las formaciones de chocho, está altamente influenciada por la puna y encontramos en ella a la taruca (Hippocamelus antisensis), el cóndor (Vultur gryphus), la vizcacha (Lagidium peruanum), el zorrino (Conepatus chinga) y el zorro andino (Pseudalopex culpaeus). Hasta aquí llega el guanaco. ¿SABÍAS QUÉ? Por la desaparición de la cobertura vegetal (tala y quema) la fauna de la serranía esteparia también se reduce paulatinamente. El venado gris, el guanaco y la taruca son ya muy escasos y se encuentran en peligro de extinción. La misma suerte están corriendo muchas otras especies, que forman parte del patrimonio natural del país.

LaComunidades de las Aguas Continentales
En la serranía esteparia, por su compleja orografía, no existen casi lagunas y los ríos y riachuelos son muy turbulentos, debido a las altas pendientes. En contados lugares existen pequeños pantanos, pero de escasa

importancia. Dos especies de aves son características de los ríos: el pato de los torrentes (Merganetta armata) y el mirlo acuático (Cinclus leucocephalus). El pato de los torrentes es pequeño y un extraordinario nadador y zambullidor en las turbulentas aguas, donde nada contra la corriente y busca insectos y plantas acuáticos. Se le ve descansar sobre las piedras en las zonas más turbulentas. Anida en huecos en los taludes de los ríos y los pichones nadan en forma admirable apenas dejan el nido. El mirlo acuático es de color negro, con la cabeza blanca, y se zambulle en el agua en busca de insectos, especialmente larvas de moscas. Es la única ave del orden de los passeriformes adaptada al agua en tal forma y que siempre vive cerca de ella. Anida en huecos de los taludes de las orillas. Existen varias especies de anfibios. Las ranas del género Telmatobius son casi todas ellas endémicas de la región. En la cuenca alta del río Rímac existe una especie (Telmatobius rimac) endémica de la cuenca de este río. Una sola especie de sapo (Bufo spinulosus) está presente en estos ríos. Durante el invierno (junio a octubre) se pueden observar los renacuajos en las aguas tranquilas, poco profundas y donde llega el calor del sol. Los peces están casi ausentes por el ambiente adverso de las aguas tormentosas, y sólo algunas especies han logrado adaptarse a estas condiciones. Encima de los 3 200 msnm se encuentran algunas especies nativas como el Orestias spp., un género endémico de los altos Andes y cuyo centro de evolución es la cuenca del lago Titicaca. Se trata de peces pequeños y de escasa importancia económica. La trucha (Salmo sp.) ha sido introducida, proveniente de América del Norte, y es propia de aguas frías y tormentosas. Este tipo de agua es muy rico en oxígeno y, precisamente, la trucha necesita mucho de dicho elemento. Es una especie carnívora y voraz, que se alimenta de otros peces y de insectos acuáticos. Su introducción ha mermado las poblaciones de peces y anfibios nativos. La fauna de las aguas en esta región ha sido muy poco estudiada hasta el presente, y se tiene un conocimiento muy parcial de ella. EN CONCLUSIÓN La fauna de estos ríos está amenazada por la extinción debido a las intensas actividades humanas en la región: la contaminación intensa por los relaves mineros, que son vertidos en las aguas y producen alteraciones físicas (sedimentos) y químicas (tóxicos), que las especies acuáticas no logran soportar. Las vertientes occidentales, por su escasa cobertura vegetal, se cuentan entre las áreas con procesos erosivos muy intensos. Durante la época de lluvias las aguas cargan alta cantidad de sedimentos. Sumado a esto, la contaminación por las aguas servidas de los centros poblados, que son vertidas, sin tratamiento alguno. Es urgente establecer zonas protegidas para conservar los restos de bosques y la fauna de la región, y evitar su desaparición total. Se debe trabajar con los pobladores locales y lograr su participación en estas acciones.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->