Está en la página 1de 61

Olvidados por la Radio

Los niños en espera del futuro


Olvidados por la Radio

Los niños en espera del futuro

Adrián Eliécer Bautista Rangel


Andrés Rodríguez Flores
Ricardo Vergara Ramírez

Universidad Autónoma Metropolitana

XOCHIMILCO
IMAGEN: La Jornada 20 de octubre de 1991
Universidad Autónoma Metropolitana

Olvidados por la Radio


Los niños en espera del futuro

Adrián Eliécer Bautista Rangel


Andrés Rodríguez Flores
Ricardo Vergara Ramírez

Comunicación Social
Séptimo Trimestre

Profesor Romeo Pardo Pacheco

Julio 2001

Agradecimientos:
Yasmín Janella Peña Alfaro
María de la Luz Jaimes Miranda
Ángel Ceidric Flores Pimentel
María del Carmen Rangel Sánchez
Pedro Marcelino Bautista Valdemar

Las faltas de ortografía son una cortesía


del programa: “Zoy una bíctima mas de la educasión”
Índice
A manera de Introducción
Niños... Los marginados de la radio en México...............11

Capítulo Uno
La radio para niños en México... El contexto..................17

Capítulo Dos
XERIN Radio Infantil... “La única en el mundo”..............29

Capítulo Tres
Niños... SERES PENSANTES
¿grandes tontos? o ¿pequeños adultos?.........................45

Y para terminar...
Los niños: los mexicanos de hoy... Y mañana
los del futuro...............................................................55

Bibliografía ..............................................................61

Anexos .....................................................................63
-Monitoreo de programas para niños
en el radio del D.F.
-Encuestas aplicadas a niños de
4 a 14 años en el D.F.
“Amiguito ¿Cuántos añitos tienes?...
¡Ay Chingao! ¿qué hay años grandotes y años chiquitos?
Cruz Mejía, Productor del Programa
“Cachivaches” en Radio Educación
A manera de
introducción

Niños...
Los marginados de la radio en México
12 La Radio para niños en México

C uántas ocasiones hemos idealizado o imagina-


do de tal o cual manera a un locutor, o cuan-
tas veces nos identificamos con alguien sin conocerlo y to-
do porque escuchamos a diario su voz; así mismo, nos
hemos transportado a algún lugar sin estar presentes físi-
camente en él. Podemos imaginar situaciones completas o
personajes ficticios como a nosotros nos de la gana, sin la
necesidad de utilizar imágenes. En fin, si escuchamos la
radio, sabremos de que se trata esta experiencia.
La radio es un medio que con los años ha dejado de
ser, en parte, aquel aparato que maravilló a las primeras
generaciones de este siglo, a quienes entretenía desper-
tando su imaginación y el interés hacia sus programas. Las
familias completas se reunían alrededor de aquella caja de
sonido para escuchar sus transmisiones que esperaban
con ansiedad toda una semana para que llegara el día de
la emisión de su programa favorito. Tanto en sus inicios
como en su época dorada, la radio era un medio de expe-
rimentación que poco a poco se ha ido convirtiendo en un
objeto de mero entretenimiento, con pocas opciones que
sean realmente sustanciales o de alguna utilidad para la
sociedad.
Aunque parece que es uno de los medios con más
opciones para su público, y a pesar de que existen un gran
número de estaciones, se presenta una similitud en los for-
matos radiofónicos.
Universidad Autónoma Metropolitana 13

En la actualidad, quienes hacen radio sólo toman en


cuenta a los grupos sociales que pueden hacer más redi-
tuables las emisiones radiofónicas, por lo que existen algu-
nos sectores marginados, tal es el caso de los niños que
dentro del espectro radial pasan casi desapercibidos, aún
cuando muchos medios los catalogan como los ciudadanos
del futuro, pero ¿por qué no los de hoy?.
La mayoría de los patrocinadores, y por lo tanto las
radiodifusoras comerciales, prefieren no arriesgar invirtien-
do en este sector de la población por pensar que no es un
público redituable. Así pues, prefieren dirigirse a los sectores
con edad suficiente para calzar en el modelo consumista.
IMAGEN: Revista “El universo del Radio” Vol. 1 No. 2. Verano 1996 A.R.V.M.
14 La Radio para niños en México

Pero esto es sólo una parte del problema, la radio pa-


ra niños se enfrenta también al poco interés de la pobla-
ción en general, a la falta de formación radiofónica, ya que
si los padres no escuchan este medio de comunicación,
menos lo harán sus hijos. Mucha gente adulta no recuerda
haber escuchado alguna vez programas infantiles, ni cuan-
do fueron niños.
En México, la más grande experiencia en producción
radiofónica infantil se dio con XERIN Radio Infantil, que
estaba dedicada en su totalidad a los niños. Radio Rin se
caracterizó por romper con los esquemas que tradicional-
mente utilizaban los medios para llegar a este sector de la
población. Era una radio que buscaba educar e informar
jugando e imaginando, apoyaba la creatividad, la autoesti-
ma, el espíritu crítico; para esta emisora, un niño era una
persona, por lo tanto, un ser pensante.
Esta radiodifusora hecha para niños y en gran parte
por niños, no trataba a su público como seres inferiores,
les mostraba la realidad en la que vivían, haciéndolos más
concientes. La estación, a decir de los que la dirigían, re-
cibía en promedio 600 llamadas diarias, en donde los niños
expresaban sus opiniones sin prejuicios o limitaciones. Es-
ta situación, no era favorable para muchos intereses tanto
gubernamentales como empresariales, por lo que se tomó
la decisión de desmantelar poco a poco la estación, justi-
ficándose en que no tenía audiencia suficiente para recu-
perar la inversión económica que generaba.
Hoy las cosas han cambiado, el Instituto Mexicano de
Universidad Autónoma Metropolitana 15

la Radio (al que pertenecía Radio RIN), presenta cada fin


de semana una barra con cinco programas, a cargo de
Jesús Sánchez, quien dice que pretenden hacer una pro-
puesta inteligente para los niños, un espacio de reflexión,
orientación e información que sirva de balance entre la
oferta comercial y cultural, ya que se ha comprobado que
hay que gustar a los niños, pero también a los patrocina-
dores, si no esto no funciona.
En general, son pocos los espacios que han logrado
rescatar el objetivo de Radio RIN, –lo que no implica que
todos lo busquen–. En nuestros días, algunos programas
recurren al lenguaje que se utilizaba otros tiempos para
dirigirse al infante, conceptualizándolo como un ser que no
puede entender las cosas de los adultos.
En fin, la falta de interés y de especialización (por
parte del público y de quienes hacen radio) para hacer
programas que se dirijan a los niños es evidente, en las
mismas universidades, no se ofrece la formación profesio-
nal sobre radio o televisión para niños, o peor aun, ni si-
quiera se habla de cómo se han de dirigir a éste tipo de
público.
Capítulo
UNO

IMAGEN: Revista “El universo del Radio” Vol. 1 No. 2. Verano 1996 A.R.V.M.

La radio para niños en México


El contexto...
18 La Radio para niños en México

E n la actualidad al recorrer el dial es muy difícil


encontrar espacios radiofónicos dirigidos al
público infantil, las estaciones que transmiten programas
para niños son: Radio UNAM, Radio Educación, Grupo
IMER, Radio Politécnico, XEW y Radio Fórmula. Es impor-
tante señalar que la mayoría de las emisoras que dedican
espacios dentro de su carta de programación a alguna pro-
ducción para niños se ubican dentro del grupo de estacio-
nes conocidas como culturales. Mientras que la
radio comercial permanece ajena, renuente a
experimentar e invertir en terrenos poco cono-
cidos e inseguros.
Actualmente los niños en la Ciudad de
México, acostumbran escuchar la radio, pero
pocos saben de lo que se produce para ellos,
en cambio, la mayor parte conoce y recuerda Radio Educación

las estaciones que escuchan sus padres, o sus


hermanos mayores. Estos son los resultados de
una investigación de campo que se realizó apli-
cando 100 encuestas en la Ciudad de México a
niños y adolescentes de diferentes niveles so-
cioeconómicos en edad de 4 a 14 años), de
donde se pudo notar que el 83% de los entre-
vistados sí escuchan radio, pero sólo un 28%
dijo haber escuchado alguna vez algún progra-
ma para niños y de éstos, sólo el 4% recordó el
Universidad Autónoma Metropolitana 19

nombre del programa.


Pero ¿por qué hay pocos programas para niños y por
qué éstos no los escuchan?, es sin duda un panorama
complejo con muchas vertientes, que obedece a intereses
de todo tipo. Jesús Sánchez director de programación para
niños del Grupo IMER se refiere a este problema como un
círculo vicioso: “Es difícil, en primer lugar lo patrocinadores
no meten lana porque los niños no escuchan radio, pero a
su vez los niños no escuchan la radio porque no hay esta-
ciones o programas dirigidos a ellos”.
Efectivamente, los niños en su mayoría no escuchan
la programación infantil, un gran número de ellos visualiza
a la radio como una fuente de entretenimiento, como una
simple caja de música. El 33% de los niños escucha músi-
ca pop, mientras que un 23% escucha banda cumbia o
salsa, lo que nos remite a pensar que están expuestos a
una programación comercial que poco se preocupa por su
desarrollo intelectual, y que ni siquiera los concibe como
radioescuchas.
Para Maite Ibargüengoitia, conductora del programa
“Los Radionautas” en la desparecida XERIN, y del progra-
ma “Radio Sí” en Radio Educación los niños sí escuchan la
radio: “yo creo que es un medio al que recurren los niños,
el único problema que hay es que los adultos creemos que
los niños sólo tienen que escuchar la radio en determina-
dos horarios; no les permitimos la libertad de que ellos eli-
jan sus horarios para escuchar la radio. Creo que no tendr-
ía que haber cosas especiales para niños, toda la radio
20 La Radio para niños en México

tendría que estar hecha pensando en los niños. Tendría


que estarles mandando mensajes, aunque sea un progra-
ma para las mamás; tendrían que estar dirigiéndose a la
mamá y a ti chavito que estas con tu mamá. Yo creo que
el problema mas bien es, que la radio mexicana se concibe
fragmentaría y no con un público global al que tiene que
abarcar completamente.
Pero la radio comercial poco se ocupa del público in-
fantil, ya que no lo ve como consumidor potencial. Los
grandes intereses financieros de éste tipo de radiodifuso-
ras se dirigen a nosotros a partir de que somos adolescen-
tes, desde que podemos “decidir” y consumir, de ahí que
un gran número de estaciones programen las 24 horas del
día espacios musicales y comerciales, presentando artistas
creados para imponer modas a los que justo comienzan a
abandonar la niñez, a los que recién ingresan al mundo
del consumismo.
Opina el productor del programa “Cachivaches” de
Radio Educación, Cruz Mejía: “La Radio es comercio, es
para vender, entonces descuido al público que no tiene
lana; voy a crear necesidades y voy a dirigirme a gente
potencialmente consumidora, todo ope-
ra en función del público al que se van
a dirigir, y ellos tienen bien calculado
eso. Por otra parte, los primeros
años de la infancia es la etapa
formativa, y a nadie le interesa for-
mar niños, simplemente crean nece-
Universidad Autónoma Metropolitana 21

sidades y por lo tanto consumidores, pero no forman ni-


ños; para eso esta la escuela y la Secretaría de Educación
Pública. Los niños le interesan a la radio comercial para
que sus papás les compren el disco de Tatiana, pero no
más”.
Pero mientras la radio comercial absorbe al público
infantil sin dirigirse a él, la radio conocida como cultural y
en su caso la estatal se esfuerza por llevar productos crea-
dos para éste sector de la sociedad. Beatriz Escalante,
conductora del programa “Gramática inolvidable” en Radio
Educación comenta: “El IMER y Radio Educación, las insti-
tuciones gubernamentales tienen la obligación de fomentar
la educación, es una obligación, mientras que la radio co-
mercial busca con poca inversión alta rentabilidad, por
ejemplo “Gramática inolvidable”, es una producción costo-
sa por quienes participan en su realización: un musicaliza-
dor, el productor y su asistente, un actor, un locutor y la
conductora; esto no es atractivo para los medios comercia-
les, y esto realmente, no es más que una actitud egoísta;
el problema es cuando quieres ganar y no importa a quien
te lleves en medio”.
Otra gran limitante es que los niños escuchan poco
los programas infantiles, la mayor parte no los conoce; y
éste es un problema de educación, que no comienza con
los propios niños de hoy, sino con generaciones anteriores,
los padres no tienen esa formación radiofónica, ellos tam-
bién fueron ajenos para la radio cuando fueron niños.
Margarita González, jefa del departamento de pro-
22 La Radio para niños en México

ducción de Radio Educación dice que:


“Hace falta una cultura radiofónica,
quienes se dedican a escuchar radio
es para oír música pero no programas
culturales, muchos de estos no saben que
existe Radio Educación, y algunos que la co-
nocen piensan que su función es enseñar, y no
lo es, es un poco educar a los niños, ya que si los papás
casi no tienen la cultura de escuchar radio menos éstos, y
es que la mayoría de los niños que escuchan Radio Educa-
ción es porque sus papas la oyen.”
Cuando aparece la televisión empieza a ser educado-
ra, esos niños que rompieron con esa radio infantil crecen
con las imágenes de la TV y ahora son padres; de igual
manera éstos transmiten su educación televisiva, carecen
de una cultura de escuchar radio, es una situación critica,
porque no se ha enseñado tanto a los grandes como a los
chicos las ventajas de la radio.
Pero al platicar con los niños, una gran parte de éstos
comentan que para ellos es más divertida la televisión que
la radio, por que la primera presenta imágenes. Los video-
niños como los llama Giovanni Sartori, han crecido con la
televisión, que a su vez ha limitado enormemente el desa-
rrollo de su imaginación, y el gusto por la lectura. “La tele-
visión es la primera escuela del niño, (la escuela divertida
que precede a la escuela aburrida); y el niño es un animal
simbólico que recibe su imprint, su impronta educacional,
en imágenes de un mundo centrado en el hecho de ver...
Universidad Autónoma Metropolitana 23

El problema es que el niño es una esponja que registra y


absorbe indiscriminadamente todo lo que ve (ya que no
posee aún capacidad de discriminación)”1
Así mismo, en México existe una cultura televisiva
arraigada desde lo más intimo del núcleo familiar, resulta
más fácil para muchos padres abandonar a sus hijos ante
la niñera televisión, que preocuparse por orientarlos sobre
lo que ven y escuchan de los medios: “La formación que
los infantes reciben en su etapa de socialización ha sido
afectada por el hecho de tener ahora en el baño, en la co-
cina y hasta en el comedor a los medios de comunicación,
específicamente el radio y la televisión. Pero mientras que
la televisión agrede con sus múltiples anuncios de produc-
tos chatarra, series violentas y adultos actuando como ni-
ños idiotas –El Chavo del Ocho, por ejemplo–, el radio per-
mite otra posibilidad de convivencia, le da alas a la imagi-
nación y le proporciona material al niño para ir formando
un legajo cultural que la tele no le brinda”2.
Manuel Estrada encargado de la programación infantil
en Radio UNAM, comenta que como productor de progra-
mas para niños, “a lo primero que se dirigió no fue a con-
vencer a los niños de que el espacio era bueno, sino con-
vencer a los papás de que ése espacio era bueno para sus
hijos, para que los acostumbraran a escuchar con ellos la
radio, para que después, cuando los dejaran solos, ellos

1.- Sartori Giovanni Homo Videns “La sociedad teledirigida” Ed. Taurus México 1998 p. 37
2.- Trejo Villafuerte Arturo ¿RIP para Radio RIN? En: Uno más Uno 7/11/91 Sección de
Cultura. p.32.
24 La Radio para niños en México

pudieran sintonizarnos. A final de cuentas, quienes deter-


minan que se lee, que se oye, cómo se habla y que se co-
me, son los papás. La única vía posible es a través de la
transformación de la currícula de la educación primaria y
secundaria y que se incluya la materia de educación, no de
los medios, sino para los medios. Pero Falta sensibilidad
también por parte de los maestros, ¿Qué pasa si a los ma-
estros les abrimos una materia más? La van a desechar y
se van a oponer, porque lo van a tomar simplemente co-
mo una carga más de trabajo”.
También es cierto que no estamos acostumbrados a
escuchar hablar a los niños, éstos dicen la verdad, dicen
simplemente lo que piensan sin pasar sus ideas por filtros
prejuiciosos, y esto muchas veces choca con diferentes
intereses tanto políticos, como empresariales, es decir, de
cierta forma es más conveniente para algunos sectores
empresariales y gubernamentales, que los niños perma-
nezcan anonadados ante el televisor, por horas, a que
estén desarrollando sus habilidades de raciocinio, su senti-
do crítico y participativo de los problemas nacionales.
Marta Romo, quien estuvo al frente del proyec-
to radiofónico para niños más importante
que ha habido en la historia
de la radio mexicana
“Radio RIN”, comentó en
una entrevista con el pe-
riódico el Nacional “Los
Universidad Autónoma Metropolitana 25

niños constituyen la audiencia más difícil. La infancia es el


auditorio que más demanda; si no entiende algo, lo expre-
sa claramente y exige respuestas. Hace preguntas acerca
de todo: lo que existe, lo que no existe, lo que se puede
inventar. Los pequeños creen que un medio de comunica-
ción tienen la obligación de responder a sus cuestiones,
además de escucharlas. Probablemente los adultos ya es-
tamos acostumbrados a ser conformistas; los niños todavía
no lo son, ellos son seres humanos completos. La infancia
constituye la parte más importante del planeta Tierra: son
seres informados, cuestionantes, críticos. Realizar radio
para niños es un gran reto e implica responsabilidades
enormes, pero también es un trabajo sumamente placen-
tero”3.
Un último aspecto que mencionaremos, sobre los
principales motivos por los que la programación infantil en
radio es escasa, es la falta de una formación para los que
hacen programas de radio dirigidos a los niños. Hablarle a
este público no es cosa fácil, Cruz Mejía dice que algunos
estudios han comprobado que los infantes sólo mantienen
la atención por 7 minutos continuos, después de eso, hay
que utilizar algún elemento sonoro para llamar su atención
nuevamente. Es una responsabilidad de las universidades
formar a los próximos comunicadores sobre los medios y
los niños, ésta debiera ser una materia dentro del plan de
estudios de estas carreras. Para Manuel Estrada “en las

3.- Piña Jarillo Verónica La Voz de los niños por el cuadrante en: El Nacional 11/03/91 Sec-
ción de espectáculos.
26 La Radio para niños en México

escuelas de comunicación debe haber una profesionaliza-


ción, es decir, una especialización en el área infantil. Debe
haber por parte de éstos estudiantes, trabajos de investi-
gación serios para encontrar otras alternativas para dirigir-
se a los niños. Y por último se deben aplicar producción
casera en audio, es decir la producción de materiales en
audio casetes que bien se pueden probar en distintos sec-
tores infantiles de la sociedad para así abrir camino y pro-
yectos mucho más serios de mayor contenido”.
Capítulo
DOS
IMAGEN: Centro de Informaci ón I.M.E.R.

XERIN Radio Infantil


“La Única en el Mundo”
30 La Radio para niños en México

E l 1 de enero de 1984, surge la primera y única


estación de radio dedicada totalmente al públi-
co infantil en nuestro país, XERPM “Radio Infantil”, emiso-
ra integrante del Instituto Mexicano de la Radio. Este gru-
po de radiodifusoras estatales se forma “en 1983, con la
integración de las empresas: Compañía Nacional de Radio-
difusión, concesionaria de la emisora XEB; Vocero Mexica-
no S.A. concesionaria de XERPM; y Radio Visión Mexicana,
S.A., concesionaria de XEMP que formaban parte del Gru-
po Radio Fórmula, quedaron adscritos al Grupo RTC-
Radio”1.
En principio Radio Infantil estaba dirigida por
Leopoldo Flacón. Esta emisora cambia sus siglas de
identificación en 1986 de XERPM a XERIN “Radio Infantil”.
Tres años después llegan a la gerencia de la estación
Marta Romo, y sus colaboradoras Maite Ibargüengoitia,
Mónica Frías, Martha Alcocer e Ileana Gordillo.
XERIN, era una radio de calidad, que buscaba educar
e informar jugando e imaginando; apoyaba la creatividad,
la autoestima, el espíritu crítico y los derechos de los ni-
ños, reforzando los valores y tradiciones nacionales, que a
su vez les apoyaran en su superación individual, familiar y
social. Para esta emisora, un niño es una persona, por lo
tanto es un ser pensante.
Con 20 horas de transmisión diaria, de 6:00 a 2:00
de la mañana, Radio Infantil se dirigía a su auditorio como
Universidad Autónoma Metropolitana 31

un grupo heterogéneo con necesidades específicas y ma-


neras diferentes de percibir los contenidos radiofónicos,
tomando en cuenta: edad, sexo, contexto socioeconómico
y cultural al que pertenecían los distintos grupos de niños;
desde los que estaban por nacer, pasando por bebés, pre-
escolares, de 6 a 13 años, de necesidades especiales, has-
ta adolescentes y padres.
De las 20:00 a las 02:00 horas se presentaban pro-
gramas dirigidos principalmente a los padres y a los ado-
lescentes “Para Radio RIN, la etapa de los púberes que se
ubica entre los 9 y los 14 años, era muy importante, por-
que representa la continuidad natural entre el niño y el
adolescente... El adolescente está más cerca del joven por
su manera de pensar; ya está empapado de lo que va a
ser y empieza a definir sus valores”2. Esto es un ejemplo
de la capacidad que tiene un proyecto de trabajo como
éste, si se tiene la oportu-
nidad de contar con 20
horas al aire, ya que los
niños conforme crecen exi-
gen una programación dis-
tinta, no se les puede en-
globar dentro de un solo
Maite Ibargüengoitea conductora del programa “Los
concepto o grupo.
Radionautas” en Radio RIN. IMAGEN: El Nacional 11/3/91. El proyecto de esta radiodi-

1.- Barquera Mejía Fernando Historia mínima de la radio mexicana (1920-1996) Tomado de:
Sánchez de Armas, Miguel Ángel (Coord.) "Apuntes para una historia de la radio mexicana".
En proceso. P. 43
2.- Frías Mónica: Esto se escucha actualmente en la Radio (Se deben crear más espacios para
los adolescentes) en: El universal, 10/04/91 Sección: Universo Joven, p. 1
32 La Radio para niños en México

fusora se basaba en el censo llevado a cabo en el año de


1980 y el cual confirmaba que el 48% de la población en
México tenía de 0 a 14 años. Por lo anterior se creía que el
aprendizaje de los niños sería determinante para nuestra
sociedad; proceso en el que se generan, recuperan y pro-
yectan valores, tradiciones y raíces culturales. Entendiendo
así a la radio como un espacio lúdico, íntimo, coloquial,
cotidiano generador de imágenes, fantasías y acciones.
El hilo conductor de la programación estaba constitui-
do por mensajes musicales, no sólo considerando “géneros
infantiles” sino todo tipo de música y sonidos además de
jugar con los silencios. La música como elemento funda-
mental enmarcaba la programación cotidiana, de vacacio-
nes, días festivos y fines de semana.
Maite Ibargüengoitia comenta sobre la programación
musical de la estación: “empezamos a meter otro tipo de
música que !uh!, hubieras visto nos tacharon de que cómo
les estábamos poniendo a Los Doors, que eso no era para
niños. Poníamos todo, no nada mas la música clasificada
para niños”
Durante su existencia XERIN, que a decir de quienes
la hacían, era la única estación de radio para niños en el
mundo, ganó el primer lugar en la categoría de programas
radiofónicos infantiles en México en 1987; el trofeo “La lla-
ma andina del folklor” en 87 y 88 por su programación lati-
noamericana; en 1990 Radio RIN llega hasta Moscú y reci-
be el premio Azteca de Oro por un programa especial en el
que niños mexicanos platicaban con rusos mientras el
IMAGEN: Aviso publicitario publicado por el IMER / XERIN Radio Educación
34 La Radio para niños en México

público los escuchaba en ambos países. Desde 1984, la


estación participó con un taller de radio para niños en la
Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, que era or-
ganizada por la SEP; Realizó un festival en Ciudad Neza en
donde todo el equipo convivió con niños de la calle; en
septiembre de 1990, el presidente de la República Carlos
Salinas de Gortari, concede a Radio RIN una entrevista,
justo unos días antes de asistir a la Organización de las
Naciones Unidas en donde se realizó la Convención sobre
los Derechos de los Niños, convocada por él mismo, desta-
cando el que los infantes deben tener acceso a los medios
de difusión.
¿Pero cómo puede sobrevivir una emisora de radio
como ésta, si sus objetivos principales, se encontraban
alejados del lucro y la comercialización indiscriminada? El
factor económico fue uno de los principales obstáculos con
los que se topó Radio Infantil, ya que al formar parte del
Grupo IMER, dependía directamente de las partidas presu-
puestales que se asignaran al órgano estatal. Al respecto
Marta Romo, gerente de XERIN, comentó lo siguiente en
una entrevista publicada en el periódico El Nacional: “La
estación siempre ha tenido limitaciones económicas, hay
grandes carencias de espacio, pero los recursos técnicos
han mejorado últimamente. Radio RIN no tiene capacidad
económica propia, depende del subsidio del Instituto Mexi-
cano de la Radio. Sin embargo, desde esta emisora, se
transmite la temporada de béisbol y esta situación genera
recursos, con los que no solo se mantiene la radiodifusora,
Universidad Autónoma Metropolitana 35

sino que también los aporta


IMAGEN: El Nacional 26/10/91

para el desarrollo de otras


emisoras del IMER”3
Así mismo el 27 de abril de
1990, la señora Cecilia Occe-
lli de Salinas de Gortari im-
pulsa y encabeza la forma-
ción de un Patronato de
apoyo a Radio Infantil, de
esa forma, “doña Divina de
Gutiérrez Barrios otorgó cien
millones de pesos que per-
manecieron como fondo fijo,
y con los intereses que ese dinero generó se empezó la
producción de una serie de campañas que buscan benefi-
ciar a los niños que escuchan la estación”4.
Hubo también una propuesta de autofinanciamiento
que presentó la gerente de la estación Marta Romo, con
ella pretendía que la estación llegara a ser autónoma
económicamente, dicho plan consistía en la venta de espa-
cios publicitarios a empresas seleccionadas, patrocinios de
instituciones y empresas, comercialización de productos
propios de la emisora y búsqueda de donativos.
Pero las grandes limitantes para esta estación no pa-
raban ahí, el trabajo de Radio Infantil comenzó a afectar
otros intereses. En Mayo de 1991 llega a ocupar la direc-
3.- Piña Jarillo Verónica La voz de los niños por el cuadrante en: El Nacional 11/03/91 sección
de espectáculos p. 8
4.- Ibid. p.8
36 La Radio para niños en México

ción del IMER Alejandro Montaño, que junto con su equipo


venían de dirigir Radio Educación, emisora de la Secretaría
de Educación Pública. Este funcionario recibió grandes
críticas durante su gestión al frente de esta radiodifusora,
los diarios publicaban a menudo, textos como éste: “...los
comentarios de una de éstas personas, de que no entendía
porqué no se programaba Juan Gabriel en Radio Educación
si era tan popular han dejado se ser considerados inge-
nuos, y han pasado a ser desesperantes.”5
A pesar del aparente apoyo del presidente Salinas y
su esposa hacia XERIN, el primero de octubre de 1991, tan
solo cinco meses después de la llegada de Alejandro Mon-
taño a la dirección del IMER, Marta Romo gerente de Ra-
dio Infantil, seis productores y una programadora renun-
cian a sus cargos, argumentando que carecían de apoyo
para llevar a cabo sus proyectos, y que además se les hab-
ía planteado la desaparición de Radio RIN, a lo que ellos
se oponían. Con esto se confirmaban una serie de rumo-
res: “Hay la intención de desmantelar la radio difusora
hasta desaparecerla totalmente. Y esta fue una misión que
ya tenía el anterior director general del Instituto Mexicano
de la Radio, Arturo Estrada, y que no pudo llevar a cabo”6.
El 2 de octubre de 1991 en su columna de la Jorna-
da, Miguel Ángel Granados Chapa, hace pública la renuncia
de Marta Romo y con ello la posible desaparición de Radio

5.- Derbez Alain: Radio RIN en: La Jornada 13/11/1991


6.- Lara Klahr Marco Radio RIN, entre la incertidumbre y la información. En El Financiero
18/11/91 p. 93
Universidad Autónoma Metropolitana 37

Infantil, a partir de ese momento se desató una serie de


críticas y protestas contra las autoridades del IMER, co-
menzaron a llegar a la presidencia de la República una se-
rie de cartas, en su mayoría firmadas por niños, pidiendo
que no desapareciera Radio RIN.
El 18 de octubre, el investigador de Medios Enrique
Velasco Ugalde publicó en La Jornada un artículo titulado
“Radio Rin: funcionarios vs. niños” en donde decía entre
otras cosas: “En tanto que en el canal de las estrellas Cha-
belo sigue haciendo las delicias de sus anunciantes, con-

IMAGEN: La Jornada 18/10/91


38 La Radio para niños en México

duciendo a los niños la más frenética compulsión consu-


mista mediante su emisión dominical –que no es más que
un comercial grandote de tres horas de duración que evi-
dencia los intereses de la televisión privada respecto a los
menores–; la radio concesionada a particulares ni siquiera
se ocupa de ellos, pues esta dedicada a acumular grandes
utilidades económicas y políticas con el boom radiofónico
de hoy, y XERIN Radio Infantil, la única opción radiofónica
para los niños de todo el país esta a punto de cancelarse,
gracias a los empeños de los actuales administradores del
IMER”7
Las protestas aumentaban conforme el rumor se con-
firmaba, el sábado 19 del mismo mes, muy temprano, los
niños acompañados de sus padres, comenzaron a hacer
acto de presencia a unos metros de las instalaciones del
IMER (ubicado en aquél entonces en la esquina de Marga-
ritas y Barranca del Muerto al Sur de la Ciudad de México),
en este plantón los pequeños exigían que se respetara ése
espacio de expresión que poco a poco habían hecho parte
de sus vidas; algunas consignas sonaban así: “Montaño
por qué nos haces daño” y también “¡Al aire gorriones!,
¡vuelen a Los Pinos!, ¡llévense este abrazo, que es cosa de
niños! Señor Presidente, Radio Rin es vuelo que no se
arrebata como un caramelo. Quién sabe estos versos qué
final tendrán: yo se que hay semillas que siempre se
dan”8.
Los días de Radio infantil estaban contados, el lunes
21 de octubre Alejandro Montaño, ofreció una conferencia
Universidad Autónoma Metropolitana 39

de prensa en la cual anunció la sustitución de Radio RIN,


por una serie de barras infantiles en el resto de las esta-
ciones del IMER, justificándolo con diferentes estudios
hechos por el mismo grupo radiodifusor y otros apoyados
con datos de INRA (empresa dedicada a la medición de
audiencias en radio); los resultados mostraban, según
Montaño, que sólo un diez por ciento de la población in-
fantil escuchaba radio, y lo hacia solamente una hora por
semana en promedio, así mismo se decía que los niños es-
taban más vinculados con los medios audiovisuales, es de-
cir con la televisión. En esta conferencia de prensa Monta-
ño prometió una nueva estrategia gracias a la cual la radio
para niños se fortalecería y entraría en una dimensión real,
su programación estaría al aire en horarios de efectivo y
asegurado consumo
El encargado del nuevo proyecto sería Alberto Loza-
no, quien anunció que Radio Infantil saldría del aire el 15
de noviembre y que tres días después comenzarían a pre-
sentarse los distintos programas para niños en diferentes
estaciones como Radio 710, XEB, y en el 660, que hasta
ese momento hospedaba a Radio Rin y que se transfor-
maría en una estación con programación deportiva y tropi-
cal.
Hay muchos puntos de vista sobre la desaparición de
XERIN Radio Infantil, uno de ellos es el de Cruz Mejía, pro-
ductor del programa Cachivaches en Radio Educación: “A

7.- Velasco Ugalde Enrique Radio RIN: Funcionarios vs. Niños en : La Jornada 18/10/91
8.- Zamarripa Roberto: Decenas de niños pidieron a coro: “No quiten Radio Rin” en: La
Jornada 20/10/91
40 La Radio para niños en México

Radio RIN el gobierno la tronó, cuando vieron que los ni-


ños tomaron la palabra y exigían cosas, se las hicieron car-
diaca y les quitaron la estación; ¡la tronaron!”
Maite Ibargüengoitia opina sobre los motivos que lle-
varon a que Radio Rin desapareciera: “La verdad es un
misterio para nosotros y lo seguirá siendo. El problema vi-
no cuando empezamos a hacer una campaña contra la vio-
lencia y empezamos a decir en cortes de estación, cápsu-
las, y en nuestros programas: no a la violencia nadie pue-
de hacerle daño a tu cuerpo, nadie, ni tu papá, ni tu
mamá, ni tu maestro, nadie tiene derecho a maltratar tu
cuerpo. Empezó a haber quejas de papás, empezaron a
hablar con Alejandro Montaño, de que los niños se volvían
rezongones, de que no se dejaban golpear, que estábamos
quitando una tradición de México, —porque es tradición en
México que los papás le den de nalgadas, cachetadas, pe-
llizcos y les jalen las orejas—. También empezamos a
hablar de sexualidad, de violencia sexual y de ecología.
Les empezamos a mostrar un mundo mucho más ancho a
los chavitos y me parece que eso fue lo que empezó a
causar ruido desde el gobierno, que estuviéramos en-
señándoles a ser niños pensantes, a ser niños inteligentes,
con decisión, que no tuvieran miedo, que no se dejaran
maltratar, que no permitieran que les hicieran ningún tipo
de daño; niños que empezaban a cuestionar ¿porqué me
esta dando esto en la televisión?. Yo creo que por ahí vino
la censura”.
Es cuestionable la justificación que manejaron los di-
Universidad Autónoma Metropolitana 41

rectivos del IMER para desaparecer la estación para niños.


Se presentaron estudios de audiencia que buscaban de-
mostrar que la emisora no era escuchada, pero ésta parec-
ía ser una imagen falsa: “las mediciones de rating por par-
te de esa empresa (INRA) se basan en una muestra que
solo incluye a población mayor de 9 años, se trata de una
muestra que no considera al segmento al que propiamente
se dirige radio RIN, y en el que presumiblemente se en-
cuentra el grueso de su auditorio”9.
Otro aspecto que causó desconcierto entre los analis-
tas, era la propuesta de trabajar barras infantiles, mientras
la tendencia de la radio en México desde años antes, era la
contraria; los grandes grupos radiofónicos habían modifi-
cado sus estaciones, dirigiéndolas a un solo tipo de públi-
co, las barras de programación ya no eran funcionales. En-
tonces ¿porque marcaron como un adelanto, el desapare-
cer Radio RIN, para crear barras específicas?. Seguramen-
te estos aspectos, sólo fueron tácticas para crear confusión
y a la vez desinformación sobre los motivos reales por los
que la estación era sacada del aire.
Para los que hacían Radio RIN, las declaraciones de
Montaño, sólo buscaban desacreditar las 600 llamadas dia-
rias que recibían en la estación, y por otra parte defendían
su proyecto diciendo que con una estación propia y no con
barras, los niños podían encontrar programación para ellos
en el momento en que encendieran la radio.

9.- Gutiérrez Espíndola José Luis El Caso radio Rin: objeciones al IMER en: El Nacional
26/10/1991
42 La Radio para niños en México

Manuel Estrada, quien se encarga actualmente de la


programación infantil en Radio UNAM opina: “Antes lo que
se hacía es que si un niño se acercaba a la mesa con los
adultos, se le decía vete, ésta es plática de adultos; lo que
pasa es que les tenemos miedo porque ellos dicen lo que
piensan, son espontáneos. Lo que hizo Radio RIN lo con-
virtió en un verdadero peligro, ya que estaba destapando
varias cloacas al darles espacios de expresión a los niños.
XERIN rompe los esquemas del niño tonto, buscaba des-
pertarles la conciencia; cosas como: si alguien toca no le
abras, no dejes que nadie toque tu cuerpo; ¡imagínate un
niño formado así, en una sociedad mojigata!, los niños ya
no eran tan utilizados, ya sea para venderles ideas o como
medios para llegar a los padres; ahora se les permitía decir
las verdades, hablar sobre las fallas del gobierno. El estado
apoyó la creación de Radio Rin, no sabían en lo que se es-
taban metiendo. ¿Qué pasó?, pues que a Martha Romo
poco a poco la dejaron sin presupuesto hasta que tronó.
La estación salió del aire, pero no por falta de audiencia
sino porque no generaba recursos. Yo me pregunto ¿Por
qué un programa para niños, que debería ser una priori-
dad nacional y social, no esta subsidiada por el gobierno?”
IMAGEN: Publicidad del IMER que anunciaba las barras de programación en diferentes estaciones del grupo
estatal, que sustituirían a XERIN Radio Infantil.
Capítulo
TRES

NIÑOS:
SERES PENSANTES
¿Grandes tontos? o
¿Pequeños adultos?
46 La Radio para niños en México

N os encontramos en un momento histórico en


el que la realidad ha cambiado y con esto la
sociedad, la cultura, el lenguaje, la forma de expresarnos,
y por supuesto la manera de hacer radio. Los intereses de
las personas han cambiado, actualmente la mayor parte de
las personas prefieren sentarse frente al televisor, pero
anteriormente la radio era el medio mas popular, las fami-
lias no se volcaban frente a un monitor, sino alrededor de
la radio, los niños y hasta los adultos echaban a volar su
imaginación, pero la manera de hacer programas ha cam-
biado; Vicente Morales, musicalizador
en Radio Educación, menciona: “a
diferencia es que había gente
especializada en hacer progra-
mas para niños, hoy la hay
pero con otra visión, claro
evolucionó México, inclusive
los niños son diferentes por la
televisión que ha perjudicado mu-
cho por amarillismo, por presentar co-
sas espantosas, pues se han formado otro tipo de niños,
otro tipo de jóvenes... Parece que los programas infantiles,
como que son ya obsoletos; háblale a un niño de un pirata
y se ríe de ti porque el esta pensando en los robots que
asesinan con rayos láser"1, antes se les trataba de fomen-
tar la imaginación, pero esta forma de hacer radio esta ca-
Universidad Autónoma Metropolitana 47

si olvidada. "Antes se creaban atmósferas, que iba el pati-


to y se metía al agua, entonces uno hacia sus efectos...te
imaginabas como era el patito, claro algunos lo verían ne-
gro, el otro blanco, el otro morado si quieres, se les creaba
una fantasía, una atmósfera en donde tu participabas mas.
Hoy todo te lo hacen ya, ese que esta ahí es y ese debe
ser aunque tu tengas el concepto de otra cosa"2
Los contenidos y la manera de hacer radio han cam-
biado de una manera tan notoria debido a que las estacio-
nes se han inclinado por la publicidad y el negocio, ha
sustituido los contenidos por las ganancias. De esta mane-
ra no importa seguir los mismos esquemas siempre que las
transmisiones sean redituables "la cuestión es que tienen
miedo de experimentar, probar... la radio es comercio y es
para vender, entonces hay un descuido al publico que no
tiene lana" , esta radio entretenimiento, como la llama
Margarita Gonzáles Jefa de Producción de Radio Educa-
ción, solo busca captar la atención de los radioescuchas
para venderles algo.
En las estaciones culturales, no tanto en las denomi-
nadas comerciales, es donde más se hace radio infantil, en
estas se busca experimentar probar diferentes maneras de
acercarse a los niños, manejando temas que no solo bus-
quen entretenerlos sino que los hagan reflexionar, no
usando un lenguaje técnico y complicado sino uno sencillo.

1.- Cruz Mejía, productor del programa Cachivaches, que se transmite en radio educación los
sábados de 9:00 a 9:30
2.- Vicente Morales, musicalizador de Radio Educación
48 La Radio para niños en México

Se busca acercar a los niños a la radio haciéndolos partíci-


pes de un todo y no aislándolos ni haciéndoles creer que
son diferentes (tratándolos con frases como: niñitos,
¿cuantos añitos tienen?, etc. que solo los hacen sentir co-
mo seres inferiores) y ajenos a la realidad, sino todo lo
contrario, se busca que ellos se den cuenta de que forman
parte de la realidad y que puedan emitir opiniones y cues-
tionar. Martha Romo gerente de la extinguida Radio Rin,
mencionó en una entrevista "se busca que Radio Rin siga
siendo el canal, de comunicación de los niños, ofreciéndo-
les, programas atractivos que a la vez que los eduquen,
los diviertan y los acompañen en su soledad"3.
Los problemas económicos a los que actualmente se
enfrenta nuestro país, obligan a ambos padres a trabajar,
dejando a sus hijos solos durante una buena parte del día.
Ante esta situación, los medios de comunicación acompa-
ñan a los niños en su soledad, sin que la mayor parte de
su programación este pensada para ellos. Sobre este tema
comenta Maite Ibargüengoitia, productora de la desapare-
cida Radio Rin: “La radio se volvía, más que un medio que
hablara, era un medio que escuchaba. Habían niños que
hablaban y decían sabes qué, estoy solo, tengo miedo,
está lloviendo por aquí por mi casa.”
En la actualidad la forma de hacer radio para niños se
ha mantenido en dos esquemas, el primero encasilla el
lenguaje a un arquetipo de niño de antaño con diminutivos
como amiguitos, casita, mamita, se le habla como si no
tuviera la capacidad de entender el lenguaje de los adul-
Universidad Autónoma Metropolitana 49

tos; el otro esquema, intenta acercárseles de forma dire-


cta, hablando con ellos como personas pensantes, sin lle-
gar a tecnicismos ni palabras rebuscadas, esto ha desper-
tado una discusión en torno a cual es la manera correcta
de dirigirse a ellos, al respecto Cruz Mejía dice: "Amiguito
cuantos añitos tienes, ¡AY CHINGAO! ¿hay años grandes y
años chiquitos?, creo que todos los años miden igual, salvo
los bisiestos que tienen un día de más"4. Por su parte, Aidé
Unda, conductora de Circo maroma y libros en Radio Edu-
cación y A todo volumen en Radio 710 del IMER dice:
"cada quien, se puede expresar como ellos realmente
quieran... pero los que lo hacen (dirigirse a los niños con
diminutivos) es por una manifestación de cariño... enten-
derlo (al niño) creo que es los mas importante"5.
¿Que tan conveniente es dirigirse a los niños con di-
minutivos?, o por el contrario ¿será mejor tratar de hablar-
les con un lenguaje en el que se les trate como iguales de
una manera clara y entendible? Al niño se le debe hablar
"de las cosas como son, de la manera mas sencilla y no
porque sean tontos, sino sencilla para que tu no te enre-
des y no lo enredes a él" Esta es la opinión de Jorge
Méndez estudiante de Psicología en la UAM Xochimilco6. Al
respecto Beatriz Escalante menciona:
"Yo creo que a los niños se les
debe tener respeto son per-
sonas más igno-
rantes y más
inexpertas pero
50 La Radio para niños en México

no más estúpidas, esa es la diferencia, porque yo tenga 40


años y no 60 no soy más estúpida que una persona que
tenga 60; en todo caso he vivido menos y si no he estu-
diado lo suficiente sé menos... pero no soy inferior mental-
mente"7.
La relación niño-medios es muy estrecha, la radio o la
TV funcionan como compañía, como padres, amigos, de
distracción, un ejemplo claro es que la televisión sirve para
que un niño se distraiga mientras la mamá hace sus que-
haceres, así él no da lata y ella no tiene que estarlo cui-
dando, pero esta manera de educar a los niños a la vez
representa una manera de aislamiento. El niño crece con
los medios no sólo a niveles de entretenimiento y distrac-
ción, sino de un compañero, los medios sirven de lazo fa-
miliar, aquí la función del medio termina siendo la de niñe-
ra, compañera y hasta madre. Pero ¿qué pasa cuando el
niño se aburre?, entonces intentará buscar un espacio pa-
ra alejarse de ése aislamiento.
El acercarse a otros programas que no sean los dirigi-
dos a ellos es una forma de intentar socializar, el atender
lo que escuchan sus hermanos, padres y amigos es la for-
ma de integrarse, para lo que recurre a la apropiación de
productos mediáticos pensados para otro sector; así en-
contramos que los medios los tratan de tal manera que no
se sienten identificados, a esto se le agrega la lucha con
su entorno que tampoco los comprende. Entonces, ¿qué
tipo de realidad se crea un niño si le hace falta ese contac-
to real con lo que le rodea? ¿si lo que le interesa directa-
Universidad Autónoma Metropolitana 51

mente no se le explica de manera clara?


Tanto comunicadores como Psicólogos coinciden en
que la etapa infantil es donde se cuestiona todo de una
manera tan clara y precisa, al grado que a veces es difícil
para un adulto responder a esas cuestiones, Manuel Estra-
da, director de producción infantil en Radio UNAM comen-
ta: "los niños parten de ideas para crear conceptos y de
ahí a formarse una explicación de su realidad, a diferencia
con la de los adultos que parten de conceptos para hacer-
se una idea", pero si un "padre le da total confiabilidad al
televisor, que únicamente es ver y que no tiene otro con-
tacto con el exterior más que ese, pues obviamente los
niños se van a producir en conducto" , esto cae en los
contenidos que escuchan los niños, en una encuesta se
encontró que las estaciones preferidas eran las no catalo-
gadas infantiles sino como estaciones juveniles (EXA, 97.7,
o programas como la mano peluda). El problema no son
este tipo de programas ni los contenidos, el problema ra-
dica en la falta de bases para comprender las cosas, Jorge
Méndez plantea un ejemplo: "¿Cuándo le hablo al niño de
sexualidad?, Le hablo no de sexualidad sino de reproduc-

3.- El 20 de octubre de 1991, El periódico La Jornada publicó una nota en donde se mencionaba
que Radio RIN se dedicó a recibir llamada durante un programa, en donde pedían a los niños
opiniones sobre sus principales problemas en la vida. En ese estudio ganó la soledad.
4.- Cruz Mejía, productor del programa Cachivaches, que se transmite en radio educación los
sábados de 9:00 a 9:30
5.- Aidé Unde, conductora del programa Circo, Maroma y Libros
6.- Jorge Méndez es estudiante del décimo trimestre de la carrera de Psicología en la UAM
Xochimilco. En el último semestre del año 2000 se integra al equipo del Gobierno del
DF para la difusión y defensa de los Derechos de los Niños y las Niñas, consideran-
do las distintas etapas y procesos cognoscitivos de los mismos.
7.- Beatriz Escalante, escritora y conductora de Gramática Inolvidable
52 La Radio para niños en México

ción, le digo qué onda con la reproducción. En el momento


que el niño lo pregunta es porque tiene un referente y es
mejor formarle una idea un poco más clara a lo que él se
pueda inventar si le reprimes el conocimiento, si un niño te
pregunta de sexualidad o de reproducción será porque tie-
ne un referente de reproducción"
Lo cierto es que hay cosas que no se le pueden decir
a un niño, pero el único límite de hasta donde llegar, lo
pone él mismo, de acuerdo con sus dudas y con lo que le
causa curiosidad –cuando un niño cuestiona es porque ya
tiene referencia de lo que esta preguntado–, Así lo comen-
ta Jorge Méndez: "porque si tú llegas con un niño y le
muestras algo que no le interesa pues no te va a hacer ca-
so, entonces, ése es el límite, los intereses del niño porque
si en algún momento éste manifiesta un interés, por ejem-
plo, en un desnudo en la televisión y tú lo reprimes y le
dices vete de aquí, no me hables y no me preguntes el ni-
ño se va a formar muchos imaginarios que después pue-
den resultar contraproducentes para su formación hasta
como persona adulta. A los niños hay que hablarles con
claridad y nunca hacer las cosas complicadas, con la ver-
dad porque tarde o temprano se van a dar cuenta".
El principal problema no radica en la forma de dirigir-
se a los niños, sino en lo que se les quiere decir, la manera
de dirigirse a ellos, ya sea como amiguitos, chavos, ¡que
onda!, etcétera, realmente lo importante es que se cuente
con mensajes que dejen algo sustancial a este sector de
los radioescuchas.
Universidad Autónoma Metropolitana 53

El problema de la cultura radiofónica no sólo involu-


cra a los productores y patrocinadores, también recae en
los padres que no saben escuchar radio, los niños repiten
estos esquemas, Manuel Estrada, comenta que el no hacia
programas para niños con el fin de que los niños juzgaran
si era bueno o no, sino dirigidos a convencer a los padres,
"si logramos convencer a los padres éstos mismos acerca-
ran a sus hijos a estos programas". La educación debe em-
pezar por la casa, porque como se ve este es un problema
fomentado por la desatención tanto de los padres como de
las radiodifusoras.
Y para terminar...

Los niños:
los mexicanos del futuro
¿Y los de hoy?
56 La Radio para niños en México

L a radio para niños, enfrenta hoy más que nun-


ca el gran reto de la sobrevivencia. La mayor
parte de los intentos no han perdurado por no haberse
sustentado en investigaciones a fondo sobre el papel de la
radio y su relación con los niños en nuestra sociedad. Así
mismo es importante conocer la personalidad de los infan-
tes, dejar de lado la concepción que tenemos, sobre si son
o no, capaces de entender el mundo real, debemos con-
vencernos de que son seres pensantes, tanto como noso-
tros.
La radio infantil debe abrir sus puertas a los niños,
deben expresarse con libertad, y desarrollar su sentido
crítico y participativo de los problemas de nuestra socie-
dad. Los niños tienen derecho hablar para los otros niños,
son totalmente reprobables los intentos por aparentar que
en México hay apertura en este aspecto. Tal es el caso del
programa que hace algún tiempo producía TV Azteca lla-
mado “Chiquitos pero picosos” en donde los niños carecían
de libertad para expresar sus ideas, los diálogos estaban
planeados por los productores a diferencia de su versión
original en la televisora Antena 3 de España, que llevaba
por nombre “Esos locos bajitos” y en donde los niños sí
externaban sus comentarios con libertad, e incluso cuestio-
naban y criticaban frente a frente a algún personaje im-
portante de la política española.
Universidad Autónoma Metropolitana 57

Cada vez, a edad más tierna, los niños enfrentan


transiciones difíciles entre su hogar y ambientes educati-
vos que requieren una adaptación o por lo menos dos se-
ries distintas de reglas, valores, aspiraciones y conductas.
Lugares como la escuela y la casa requieren comporta-
miento, lenguajes y expresiones totalmente diferentes que
han sido impuestos a partir de un conjunto de normas que
son propias para cada ambiente, lo mismo sucede con la
radio, se ha llegado a crear en los programas que existen
en el cuadrante, un conjunto de ¿reglas? ¿instrucciones?,
la palabra para definirlo sería muy abstracta, sin embargo
baste con aclarar que en realidad se ha establecido un len-
guaje que a veces pasa a ser una complicidad entre el lo-
cutor y el radioescucha. Para el niño sólo existen dos mun-
dos; uno donde se encuentra él y el otro donde se encuen-
tra el locutor.
Los medios deberían tener la obligación de ofrecer
productos educativos, formativos y culturales en mayor
número del que ahora se maneja. Esto es parte de los de-
rechos culturales que principalmente contemplan: “en pri-
mer lugar, el derecho universal a
participar en la creación y el dis-
frute de la cultura y en segundo,
el derecho a desarrollar y preservar
una identidad cultural individual, so-
cial y nacional”1. Por lo tanto, todas

1.- El derecho cultural en México Una propuesta,


Editorial Miguel Ángel Porrua p. 50
58 La Radio para niños en México

las obras, bienes y expresiones culturales pueden ser crea-


dos o disfrutados por todos los individuos”
Por otro lado, las escasas opciones en la radio, y la
imponente presencia de caricaturas violentas en la televi-
sión, han hecho que los niños se apropien de otro tipo de
expresiones que no precisamente están dirigidas a ellos,
en cuanto a estaciones radiofónicas se refiere. Los ejem-
plos son claros, hoy en día es difícil que un niño escuche
realmente radio infantil, pero es común que prefiera la
música pop, grupera o algunos programas como “La mano
peluda”, que por sus conceptos y letras claramente pode-
mos darnos cuenta de que no están planeados para el
público infantil.
Así mismo, es común que cuando se les pregunta
acerca de programas infantiles a aquellos que tienen entre
11 y 14 años reaccionen extrañados o hasta sorprendidos
por hacerles esa clase de preguntas, pues ellos ya no se
sienten niños. Y efectivamente ya no son niños; han co-
menzado su etapa de desarrollo y se encuentran en su
adolescencia, una etapa muy conflictiva en la vida del ser
humano, y a la que desafortunadamente los medios pare-
cen limitarse a ver simplemente el nacimiento de un nuevo
consumidor, un potencial fan de los tantos artistas creados
para obtener grandes sumas de dinero. No hay en la radio
espacios de orientación que ayuden a los niños en su tran-
sición a jóvenes participativos en nuestra sociedad.
Esperemos que en algún momento la radio, en es-
pecial la comercial se interese nuevamente por la niñez
Universidad Autónoma Metropolitana 59

de nuestro país, aún cuando los patrocinadores no finan-


cien sus programas; en fin, la tarea es para el estado,
que debe dejar a un lado el miedo a que la gente se for-
me crítica y participativa, debe subsidiar una estación o
varias que estén dirigidas al sector del que en un futuro
dependeremos.
Debemos reconocer que todos los niños están vincu-
lados cognoscitiva, lingüística y emocionalmente al lengua-
je y a la cultura de su hogar, en una atmósfera de apoyo,
los elementos que la radio brinda pueden ser retenidos en
gran medida por los menores; transmitir y hablar sobre lo
que pasa en el hogar y en el ambiente que le rodea. De
nada le sirve a un niño argentino las costumbres de los
habitantes de Angola, dado que en su casa, en su escuela
o en su círculo de amigos nunca se hablará de ello.
Sin duda, el principal problema al que se enfrentan
los intentos por hacer radio para niños, es la mala forma-
ción –para los medios– que los mexicanos tenemos. Las
universidades deben formar comunicadores especializados
en el área infantil, y así mismo, quienes hagan programas
para niños, deberán dirigirse primeramente a los padres,
que son los principales influyentes en las actividades de su
hijos. Pero habrá que investigar y crear estrategias para
convencer a los adultos de las múltiples cualidades imagi-
nativas de la radio, para sólo así poder llegar a los niños
de hoy, y con ellos, a los adultos del futuro.
Universidad Autónoma Metropolitana 61

Bibliografía*

1.- Sartori Giovanni Homo Videns


“La sociedad teledirigida”
Ed. Taurus México 1998

2.- Trejo Villafuerte Arturo ¿RIP para Radio RIN?


En: Uno más Uno 7/11/91 Sección de
Cultura.

3.- Piña Jarillo Verónica La Voz de los niños por


el cuadrante en: El Nacional 11/03/91 Sección de
espectáculos.

4.- Barquera Mejía Fernando Historia mínima de la


radio mexicana (1920-1996) Tomado de:
Sánchez de Armas, Miguel Ángel (Coord.) "Apuntes
para una historia de la radio mexicana". En proceso.

5.- Frías Mónica: Esto se escucha actualmente en la


Radio (Se deben crear más espacios para los
adolescentes) en: El universal, 10/04/91 Sección:
Universo Joven

6.- Derbez Alain: Radio RIN en: La Jornada 13/11/1991


62 La Radio para niños en México

7.- Lara Klahr Marco Radio RIN, entre la


incertidumbre y la información.
En El Financiero 18/11/91

8.- Velasco Ugalde Enrique Radio RIN:


Funcionarios vs. Niños en : La Jornada 18/10/91

9.- Zamarripa Roberto: Decenas de niños pidieron


a coro: “No quiten Radio Rin”
en: La Jornada 20/10/91

10.- Gutiérrez Espíndola José Luis El Caso radio Rin:


objeciones al IMER en: El Nacional 26/10/1991

11.- El derecho cultural en México Una propuesta,


Editorial Miguel Ángel Porrúa

12.- Romo Cristina La otra Radio: Débiles voces de


esperanza Ed. Manuel Buendía e IMER. México
1990.

* Por orden NO alfabético.


Anexos
64 La Radio para niños en México

Monitoreo
Estaciones y programas para niños en el D.F.

Radio UNAM
SABADO

9:00 - 10:00 Sube y Baja


producción Radio UNAM
Revista infantil con música, entrevistas
y reportajes.
Realización General Julio Jaramillo
Conducen: equipo de productores
radiofónicos infantiles.
(salió del aire)

10:00 - 11:00 ¡Hola Luis!


Coproducción de UNAM y la UNICEF
Programa infantil con música y humor
dirigido a toda la familia
Realización General y conducción
Luis Pescetti

11:00 - 12:00 Trovando para niños


producción de Radio UNAM
programa infantil donde los conductores
abordan temas específicos o hacen
entrevistas personajes de interés para
los niños intercalando música y
comentarios
Universidad Autónoma Metropolitana 65

DOMINGO

10:00 - 11:00 ¡Hola Luis!


Coproducción de UNAM y la UNICEF
Programa infantil con música y humor
dirigido a toda la familia
Realización General y conducción
Luis Pescetti

RADIO POLITECNICO

DOMINGOS

8:00 a 10:00 Polikids

RADIO EDUCACIÓN

LUNES A VIERNES

4:00 a 4:30 RADIO NOVELA


Producida por Edmundo Zepeda
Enseñar lo que es la democracia a
los niños mediante su participación,
y así decidir que rumbo toma la historia

MARTES Y JUEVES

15:30 a 16:00 Gramática Inolvidable


Productor: Oscar Trinidad
Conducen: Beatriz Escalante y
José Gonzáles Márquez
Despertar el entusiasmo y la
66 La Radio para niños en México

curiosidad por la lengua castellana,


corregir los errores más comunes
en nuestro país.

VIERNES

16:30 17:00 Circo, maroma y libros


Coproducción Radio Educación,
CONACULTA
Conductores: Angélica Pineda y Gilberto
Bonilla
Productor: Laura Padron
Musicalizador: Vicente Morales
programa de fomento a la lectura infantil
que utiliza los recursos radiofónicos tales
como dramatización de cuentos

SABADOS

9:00 a 9:30 Cachivaches


Producción: Edmundo Zepeda
Conductor: varios
apoyo a la educación básica mediante
el auxilio al niños par desmitificar los
prejuicios que se le crean.

RADIO 710 (IMER)

SABADOS

7:30 a 8:00 A todo volumen

8:30 a 9:00 La casa


Universidad Autónoma Metropolitana 67

9:00 a 9:30 Que onda con los chavos

9:30 a 10:00 Pata larga

10:00 a 11:00 La pandilla Sabadando

XEW (Televisa Radio)

SABADOS

7:00 a 8:00 El mágico mundo de Cri-Cri


Produce: Carmen Cruz
Conduce: Karla Santillan

8:00 a 9:00 Mausimanía


Musical Hablado

DOMINGOS

7:00 a 8:00 El mágico mundo de Cri-Cri


Produce: Carmen Cruz
Conduce: Karla Santillan

104.1 Radio Uno (Radio Fórmula)

DOMINGOS

7:00 a 9:00 Jalando juntos


Conducen: Dona Byby y Tirantitos

9:00 a 11:00 Línea de Juego


Conduce: El Panda
68 La Radio para niños en México

Encuestas
Niños y adolescentes de 0 a 14 años en el D.F.

Cuestionario base:

EDAD: ___________
SEXO: ____________

1.- ¿Hola amigo, acostumbras escuchar la radio?


______________________________________________________________

2.- ¿Por qué te gusta escucharla o por qué no te gusta?


______________________________________________________

3.- ¿Qué programas escuchas? _________________________

4.- ¿escuchas los programas que tus papás


escuchan?_________________________________________________

5.- ¿haz escuchado algún programa para niños?


______________________________________________________________

¿cómo se llama?__________________________________________

6.- ¿Si tu hicieras un programa de radio, cómo lo harías?


______________________________________________________________
Universidad Autónoma Metropolitana 69

Encuestas
Niños y adolescentes de 0 a 14 años en el D.F.

Resultados:

EDAD ENCUESTADOS SEXO ENCUESTADOS

0 M 58

1 F 40

3 ¿ACOSTUMBRAS ENCUES-
ESCUCHAR RADIO? TADOS
4 2
SI (0 FRECUENTE- 83
5 4 MENTE)
NO (O POCO) 15
6 6

7 9 ¿HAZ ESCUCHADO ENCUESTA-


ALGÚN PROGRAMA DOS
8 13 DE RADIO PARA
NIÑOS?
9 12
SI 28
10 15
RECUERDAN 4
11 22 NOMBRE

12 10 PROGRAMA ¡HOLA LUIS!

13 1 NO RECUERDA 14
NOMBRE
14 4 NO 40
70 La Radio para niños en México

¿QUE ESCUCHAN EN EL RADIO? ENCUESTADOS

MUSICALES 83
HABLADOS 6
NOTICIAS 7
DE JUEGOS 1
NO SABE O NO CONTESTÓ 4

¿MÚSICA QUE ESCUCHAN? ENCUESTADOS

BANDA, CUMBIA O SALSA 23


ROCK 5
POP 33
DISCO 1
ELECTRÓNICO 2
BOLEROS 1
NO SABE O NO CONTESTÓ 17

¿TE GUSTA ESCUCHAR EL RADIO? ENCUESTADOS

SI 45

DIVERSIÓN Y ENTRETENIMIENTO 36

RELAJACIÓN 4

INFORMACIÓN 5

NO ME GUSTA PREFIERO JUGAR O VER TV 22

NO SABE O NO CONTESTÓ 16

¿ESCUCHAS LO QUE TUS ENCUESTADOS


PADRES O HERMANOS ESCUCHAN?

SI 36
NO 54
Universidad Autónoma Metropolitana 71

¿QUÉ ESCUCHAN TUS PADRES O ENCUESTADOS


HERMANOS?

CANCIONES 17
NOTICIAS 8
HABLADOS 3
FUTBOL 1
CULTURALES 1
NO ESCUCHAN VEN TV 1
DE CONCURSO 2
NO SABE O NO CONTESTÓ 42

¿SI TU HICIERAS UN PROGRAMA DE RADIO,


CÓMO LO HARÍAS?

1. Pondría canciones y diría la hora cada media hora


2. Yo hablaría y podría Salsa
3. Estudiando, y también invitaría a mis amigos
4. Un día Pop, otros Rock y también en inglés
5. Hablaría de comedias e invitaría a los artistas
6. Pondría a Kiko a conducir y llevaría unas ardillas
7. Para niños chiquitos, haría voces de Barney y pondría música de Cri Cri
8. Yo soy artista, y no hago radio, hago televisión, actúo en “Amigos y rivales”
9. Daría noticias con música instrumental
10. Pondría a hablar a mi hermano y podría canciones de la “Ke buena”
11. Utilizaría una cámara y habaría de Rock con otros niños
12. Yo conduzco con muchos niños
13. Contrataría unos “DJ” y los pondría a mezclar música
14. Acertijos y chistes, pondría a mi hermano a conducir y a mi Papá para que los haga reír.
15. Mi Papá y mi Mamá hablarían a los niños, con música de Vicente Fernández y juegos,
pero pondría esa canción de “Lástima que seas ajena”
16. Llevaría a Pedro Infante como artista
17. Pondría a Chabelo y Tatiana a dar regalos con música de niños como Tatiana.
18. Sobre los chavos y su música
19. Con recomendaciones de no contaminar
20. De caricaturas y canciones de niños
21. Con cuentos y música
22. Con ayuda escolar
23. Con noticias y adivinanzas
24. Que se expresen los niños
25. Que canten los niños
26. Hacer amigos por radio
27. Que la gente ponga lo que quiera y Títeres
28. Pondría a conducir a mis primos y a mis parientes
29. Adivinanzas y Pláticas entre niños