Está en la página 1de 3

Escuela El Palomar.

Octavo ao A
Prof Janett Monardes

GUA DE TRABAJO
Nombre:
Fecha:

Curso:

Escuela El Palomar.
Octavo ao A
Prof Janett Monardes

El Espritu Santo desciende en Pentecosts


Cuando lleg el da de Pentecosts, estaban todos juntos en el mismo lugar. De
repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta rfaga de viento y
llen toda la casa donde estaban reunidos. Se les aparecieron entonces unas
lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de
ellos. Todos fueron llenos del Espritu Santo y comenzaron a hablar en
diferentes *lenguas, segn el Espritu les conceda expresarse.
Estaban de visita en Jerusaln judos piadosos, procedentes de todas las
naciones de la tierra. Al or aquel bullicio, se agolparon y quedaron todos
pasmados porque cada uno los escuchaba hablar en su propio
idioma. Desconcertados y maravillados, decan: No son galileos todos estos
que estn hablando ?Cmo es que cada uno de nosotros los oye hablar en su
lengua materna? Partos, medos y elamitas; habitantes de Mesopotamia, de
Judea y de Capadocia, del Ponto y de *Asia, de Frigia y de Panfilia, de Egipto y
de las regiones de Libia cercanas a Cirene; visitantes llegados de Roma; judos
y *proslitos; cretenses y rabes: todos por igual los omos proclamar en
nuestra propia lengua las maravillas de Dios!
Desconcertados y perplejos, se preguntaban: Qu quiere decir esto? Otros
se burlaban y decan: Lo que pasa es que estn borrachos.
Pedro se dirige a la multitud
Entonces Pedro, con los once, se puso de pie y dijo a voz en cuello:
Compatriotas judos y todos ustedes que estn en Jerusaln, djenme
explicarles lo que sucede; presten atencin a lo que les voy a decir. stos no
estn borrachos, como suponen ustedes. Apenas son las nueve de la
maana! En realidad lo que pasa es lo que anunci el profeta Joel:
Suceder que en los ltimos das dice Dios,
derramar mi Espritu sobre todo el gnero *humano.
Los hijos y las hijas de ustedes profetizarn,
tendrn visiones los jvenes
y sueos los ancianos.
En esos das derramar mi Espritu
aun sobre mis *siervos y mis siervas,
y profetizarn.
Arriba en el cielo y abajo en la tierra mostrar prodigios:
sangre, fuego y nubes de humo.
El sol se convertir en tinieblas
y la luna en sangre

Escuela El Palomar.
Octavo ao A
Prof Janett Monardes
antes que llegue el da del Seor,
da grande y esplendoroso.
Y todo el que invoque el nombre del Seor
ser salvo.